TEMA 9: EL MOVIMIENTO OBRERO: EL ANARQUISMO Y

SOCIALISMO
1. EL MOVIMIENTO OBRERO EN EL REINADO DE ISABEL II
El limitado proceso de industrialización español implicó que a mediados del siglo XX
el número de obreros español fuera menor al de Europa. La mayoría de este
proletariado industrial se hallaba en Cataluña, País Vasco, Asturias... Los 2 millones
de jornaleros y las fuertes desigualdades en Andalucía y Extremadura provocaron
importantes agitaciones campesinas.
Las primeras asociaciones con carácter sindical nacieron en Cataluña. Los fabricantes
textiles querían alargar el tamaño de las piezas sin aumentar el pago a los obreros, se
iniciaron por ello protestas obreras y nació el primer sindicato de España en
Barcelona en 1840 bajo la ley que permitía la fundación de asociaciones mutualistas
y cooperativas.
Durante el Bienio Progresista de 1854-1856 en Barcelona tuvo lugar la primera
huelga general. En julio de 1855 la introducción de las selfactinas desató una huelga
obrera, asaltaron fábricas y destruyeron la maquinaria. El Capitán General de
Cataluña prohibió el uso de las máquinas.
La experiencia obrera del Bienio sirvió para tomar conciencia del proletariado y
marcó el inicio del sindicalismo de clases.
En Andalucía la desigualdad, distribución de la propiedad y la gran proletarización
del campesinado llevó a la radicalización de los movimientos campesinos con
ocupaciones ilegales de tierras y reparto entre los jornaleros, incendio de los registros
notariales de la propiedad y enfrentamiento con las fuerzas del orden público.
En 1855 en Andalucía, Aragón y Castilla hubo un fuerte movimiento de ocupación de
tierras; en 1857 una revuelta en Utrera y el Arahal en Sevilla y entre 1861-1867 una
gran tensión en el campo andaluz. La falta de un verdadero respaldo político y el
miedo a la radicalidad lo hicieron fracasar, el hambre de tierras continuó y los
movimientos campesinos siguieron durante más de medio siglo.
2.LA PRIMERA EXPERIENCIA SOCIALISTA EN ESPAÑA: EL
SOCIALISMO UTÓPICO
“Socialismo” aparece en 1832 en un texto del propagandista francés Pierre Lerroux.
Se pueden distinguir varias corrientes como son el socialismo utópico llamado así por
Engels que defendía las sociedades alternativas nacidas a partir de pequeñas
comunidades de las que se esperaba una transformación social. Uno de los principaes
fue Charles Fourier que propone una organización social basada en pequeñas
unidades llamadas “Folansterios”.
En Francia no tuvo éxito pero si en España, Cádiz, de ahí el “Fourierismo gaditano”.
En 1841 Manuel Sagrario Veloy y Sebastián Abreu fundan el falansterio de Tampul
cerca de Jerez. Ésto fracasó por la oposición del gobierno de Espartero.

La nueva situación de tolerancia política permitió que las fuerzas obreras salieran de la clandestinidad y se expandiera el movimiento obrero organizado. El internacionalismo tuvo su apogeo durante la primera república cuando anarquistas con una posición insurreccional intentaron provocar una insurrección y derrumbe del Estado. Con los liberales al gobierno en 1881 hubo una mayor permisividad y las asociaciones obreras pudieron salir de nuevo a la legalidad y expandirse (1888 creación de la UGT). Giuseppe Fanelli enviado por el dirigente anarquista Bakunin en octubre de 1868 viajó a Madrid y Barcelona donde creó los primeros grupos afiliados a la AIT en los que tomaron parte como dirigentes sindicalistas Anselmo Lorenzo y Ramón Farga Pellizer. La AIT quedó en manos de un Congreso Federal con sede en Madrid.3. Tras el fracaso. Fanelli que era miembro de la anarquista Alianza Internacional de la Democracia Socialista difundió los ideales bakunistas como si fuesen los de la AIT. la Internacional acabó en 1874 cuando la Restauración la declaró ilegal y la obligó a organizarse en clandestinidad. Se acordó el carácter político del movimiento. Hubo una dura represión y las organizaciones obreras recurrieron a la clandestinidad. LOS INICIOS DEL ANARQUISMO Y EL SOCIALISMO EN ESPAÑA: LA AIT La revolución de Septiembre de 1868 dio paso al Sexenio Democrático (1868-1874). En 1870 se celebró el Congreso de Barcelona donde se fundó la Federación Regional Española de la AIT y aprobó el recurso a la huelga como medio de acción y necesidad para preparar al obrero para la revolución social. . Los primeros afiliados españoles a la AIT pensaron que el programa de la Alianza eran los principios generales de la Primera Internacional cosa que ayudó a la expansión de las ideas anarquistas entre el proletariado catalán y los campesinos andaluces. Llegaron a España las ideas socialistas y anarquistas a la vez que se formaron los primeros núcleos vinculados a al Primera Internacional creada por Karl Marx en Londres en 1864.