You are on page 1of 27

Pero, más importante que lo anterior para el presente trabajo es recalcar que solo
gracias a una tradición n cultural descentrada, racional, crítica, comunicativamente
estructurada, generadora de los requerimientos para que se de la institucionalización de
saberes y de acciones; gracias a esa tradición cultural que tiene como punto de
referencia la racionalidad orientada al entendimiento, Occidente ha organizado su
realidad vital de manera clara y diferenciada, generando ciencia, derecho, arte
autónomo; ha brindado el piso para la separación del individuo de los determinismos
culturales y sociales, ha organizado la transmisión del saber garantizando su continuidad
y su renovación n, ha dado las bases para la complejización de los sistemas económicos
y de administración tendiente a una mayor eficacia en su desempeño, dando al mismo
tiempo los principios y valores para su legitimación n o deslegitimación n. Es en estos
términos en los que se debe entender la magnitud de la afirmación n que sirve de título a
este apartado: la tradición n cultural es el soporte de un modo de vida racional.
2.3. Tradición n Cultural Racional, Soporte de la Acción n Comunicativa.
Si el mundo de la vida es el sustrato significativo sobre el que los individuos se apoyan
para entenderse sobre algo en el mundo, estructurado de manera comunicativa, la única
manera que tienen ellos para llegar a ese entendimiento es de manera igualmente
comunicativa. Esto es, en un mundo consolidado comunicativamente, que sirve de
soporte a la acción n, la interacción comunicativa es la única vía para alcanzar el
entendimiento sobre algo en ese mundo.

108

116 En este marco. la pretensión de validez "verdad" con relación a una situación. Teoríacíe la Acción Comunicativa. así. a través del medio lenguaje. por ejemplo. 109 . aunque en la interacción concreta solo se haga énfasis en uno de ellos. En otras palabras. la acción comunicativa es el proceso en el que los participantes.p. Este mecanismo toma al lenguaje simplemente como medio. Cada emisión lingüísticamente articulada hace entonces referencia simultánea a los tres conceptos de mundo diferenciados. ese enunciado se ajusta a la rectitud señalada dentro de un marco normativo aceptado como válido por los participantes y que la emisión que se pretende verdadera corresponde a lo pensado verazmente por el actor. sea posible llegar a la coordinación de planes y/o a la consecución de fines.La acción comunicativa es entonces el único mecanismo válido para llegar a entendimientos.HABERMAS. llegar a un acuerdo sobre los tres mundos. sin aceptar simultáneamente que. para que. Y la única manera de que existan pretensiones de validez que puedan ser puestas en tela de juicio es gracias al piso solido del mundo de la vida que en cada caso permite que el acto de habla quede relacionado con cada uno de sus componentes. Esto se comprende más fácilmente si se considera que no es posible aceptar. con el mundo social y el mundo subjetivo. II. Op. es decir con el mundo objetivo. a través de él. Cit. llegar a un entendimiento sobre algo en el mundo es. en la acción comunicativa. al mismo tiempo. interactúan para llegar a un entendimiento sobre la base de que cada cual es poseedor de pretensiones de validez que pueden ser reconocidas o puestas en tela de juicio. Jürgen. el consenso viene a ser un 116 Cfr. sobre el trasfondo de ese mundo considerado como común. 172.

118 ídem.. Cit. la rectitud y la veracidad de un enunciado y la acción comunicativa el mecanismo cooperativo a través del cual es posible alcanzar ese consenso.HABERMAS. particulares a cada uno de los participantes y que al inicio de la interacción aparecían solidificadas. p. antes de alcanzar un acuerdo. De nuevo aparece aquí el mundo de la vida como garante de este proceso en el que las interpretaciones del mundo. es decir. Se logra de esta manera un definición conjunta de la situación como punto de llegada de un proceso que al principio presentaba. alcanzado lingüísticamente. a criterios de ajuste o desajuste entre los actos de habla.] Son los propios actores los que buscan un consenso y lo someten a criterios de verdad.p. 162. por un lado. I. Op. pues. permitiendo que la otra entre a ser parte de ella. por decirlo de alguna manera. 144. 117 [En la acción comunicativa] el hablante pretende. Jürgen. sobre la verdad. verdad para los enunciados o para las presuposiciones de existencia. 117 Cfr.acuerdo racionalmente motivado. 118 En la acción comunicativa. Teoría de la Acción Comunicativa.. por el otro. En un acuerdo. puntos de vista encontrados. los participantes ponen en juego sus interpretaciones frente a los otros hablantes competentes y solo es posible afirmar que se ha llegado a un acuerdo cuando cada una de las interpretaciones particulares "ablandan su cascara". [. seguramente. se relativizan solo gracias a la existencia de un mundo que es previo a la interacción misma y a los participantes y que ellos reconocen como común. y veracidad para la manifestación de sus vivencias subjetivas. y los tres mundos con los que el actor contrae relaciones con su manifestación. 110 . de rectitud y de veracidad. rectitud para las acciones legítimamente reguladas y para el contexto normativo de éstas. la interpretación de la situación hecha por un hablante pasa a ser parte de la interpretación de su oyente.

sus propias interpretaciones basadas en sus pretensiones de validez y que. Podemos tratar las palabras que el otro profiere simplemente como sonidos. para pasar a ser un actor válido. de suerte que en la versión revisada de "su" mundo externo y "mi" mundo externo. 111 . sino como algo que puede ser verdadero o falso. registrando como un hecho que el otro dice lo que dice. que en el fondo sea posible asumir al otro como actor que posee. aunque por vías distintas. construir interpretaciones comunes de la situación junto a él. p.p. podemos tratar lo que el otro dice como pretensión de conocimiento en cuyo caso no solo nos ocupamos de lo que el otro dice como un hecho de su biografía. un ser humano con quien. queden relativizados en función de "el mundo" y las definiciones de las situaciones antes dispares se puedan hacer coincidir suficientemente. 160-161. En los dos primeros casos el otro es un objeto para mí. al igual que yo. p. sea posible. a través de una interlocución crítica. sobre el trasfondo de "nuestro" mundo de la vida. o si entendemos sus significados. 120 ídem. 120 119 ídem. sobre un mundo de la vida que la tradición cultural ha legado y sobre el que es posible reconocer críticamente su legitimidad. precisamente por eso. Mediante la acción comunicativa el otro deja de ser un elemento más del mundo. sobre una base común significativa.Para ambas partes [de una interacción comunicativa] la tarea de interpretación consiste en incluir en la propia interpretación la interpretación que de la situación hace el otro. 145. ' . mientras que en el último el otro es un prón jimo que me concierne como alguien que está en píe de igualdad conmigo en tanto que ambos estamos implicados en nuestro mundo común. podemos todavía tratarlas como hechos. se comparte y se recrea un mundo.119 Es justamente ese "nuestro mundo" el que permite que las interpretaciones sean fluidificadas.

pero en especial para el científico. Al mundo de la vida y a la comprensión de sus formas de funcionamiento solamente se puede acceder haciendo parte de él. le estaría cerrado. Esto trae como consecuencia que dentro de la Teoría de la Acción Comunicativa. ídem.Comprender las interacciones que se presentan entre los actores es de alguna manera comprender cón mo es posible la coordinación para la acción n. desdibuja las fronteras tradicionalmente existentes entre el científico y eí lego. el momento inicial de búsqueda de comprensiones coincide con el momento de la comunicación orientado a la construcción de consensos. . De esta manera el científico social no tiene otro camino que la interacción misma con aquello que quiere interpretar. De otra forma el camino a la interpretación de los significados de los procesos sociales. 159-160. cón mo se dan los procesos de integración y de legitimación n. haciendo que tanto el uno como el otro tenga que adoptar una actitud crítica y de permanente construcción argumentativa de interpretaciones. en esencia. En esta medida. los saberes a 121 112 Cfr. pp. pues el entendimiento es básicamente un proceso comunicativo121. significados garantizados por la tradición cultural racional. No hay forma distinta a la comunicativa para entrar en su interior. Para cualquiera de los dos. la acción comunicativa. Pero esto solo es posible en la medida en que el observador ponga en juego las mismas competencias comunicativas y para la acción que requiere cualquier participante.

175. llegar por vías racionalmente comunicativas a la definición de situaciones sobre algo en el mundo. 122 113 ídem. el ejercicio para llegar a la definición de situaciones debe posibilitar la puesta en tela de juicio de las significaciones que están a la base de determinados contextos. de corregir malos entendidos. basado en la confrontación argumentada de las pretensiones de validez correspondientes a cada componente del mundo de la vida. Así esta caracterización viene a determinar de manera necesaria lo que se puede llamar la cultura científica. Pero como ya se ha visto. de "hacer estallar" desde dentro significaciones que conducen a interpretaciones inadecuadas. p. con el fin de llegar a acuerdos. Por la naturaleza de esta acción n. . nada de esto sería posible. 122 Si la tradición cultural tiene dentro de sí la característica de posibilitar un pensamiento crítico.los que se llega desde las ciencias sociales sean el resultado de un proceso que tiene a su raíz las mismas características que la construcción de consensos. en otras palabras. La acción comunicativa permite entonces. para el científico social es necesario partir de su mundo de la vida e interactuar con él a través de acciones que no pueden tener una naturaleza distinta a la acción comunicativa. sin las caracterizaciones propias a la tradición cultural. para un ejercicio científico esa posibilidad se convierte en exigencia. Esto viene a determinar para Habermas una característica necesaria del soporte simbón lico del quehacer científico. tanto a legos como a científicos.

HACIA LA RENOVACIÓN DEL PROYECTO DE LA MODERNIDAD.LA ACCIÓN COMUNICATIVA COMO PROYECTO CULTURAL. .

Crítica a la Modernidad desde ."Lo humanamente importante del hombre no es que entiende (y por tanto utiliza y domina) el mundo. A partir de este punto el presente trabajo intentará centrarse en las consecuencias que se desprenden de las conceptualizaciones ya reseñadas. Filosofía de la Posmodernidad. la modernidad. ubicando en este proceso los elementos necesarios para liberar a este concepto de los determinismos negativos que se desprenden de la lectura weberiana. sino que se entiende con los demás hombres (y por tanto. LA ACCIÓN COMUNICATIVA COMO PROYECTO CULTURAL. Para Habermas. HACIA LA RENOVACIÓN DEL PROYECTO DE LA MODERNIDAD. en cierta medida. ARRIARáN.1. viene a ser el punto central por responder si de alguna manera se quiere salir de los callejones sin salida a que conlleva la racionalidad instrumental y evitar los riesgos del decisionismo y del relativismo encerrados en la aceptación de la imposibilidad de acceder a un nuevo tipo de universales éticos que guíen y regulen la acción social. especialmente en aquellas que le sirven a Habermas para estructurar una nueva lectura de la modernidad. Samuel. Nuevo Diagnón stico de la Modernidad En el capítulo precedente se ha visto cón mo los conceptos estructuralmente relacionados de mundo de la vida y de acción comunicativa sirven para darle una nueva luz a las lecturas sobre el proceso de modernización y la complejización de la acción social.. la misma que marcón profundamente la visión de los pensadores de la llamada Escuela de Frankfurt. renuncia a utilizarlos y dominarlos" Fernando Savater. 123 123 115 Cfr. más que un problema entre otros. 3. La Humanidad en Cuestión n. 3.

México. UNAM.. centrándose especialmente en una reinterpretación de lo que en Weber era conocido como la "paradoja de la racionalización n" 125 . 87 ss. el concepto mismo de razón y. a partir de él. como ya se ha visto. la que fue llevada hasta sus últimas consecuencias en la Dialéctica del lluminísmo*26. p. integración social e integración sistémica)124Habermas le da un giro a la lectura de la modernidad. haciendo una necesaria pausa en Marx. Theodor. si quiere mantener vivos los ideales de la Ilustración y no caer en los riesgos ya señalados. 1997. 126 HORKHEIMER.6. reconstruir con una luz nueva el proceso de racionalización social que es la modernidad. acción comunicativa y acción teleolón gica. Ed. México. 116 . Partiendo de los análisis weberianos sobre la modernización y ahora con la ayuda de sus nuevas herramientas conceptuales (conceptos diferenciados entre razón orientada al entendimiento y razón orientada al éxito. Suramericana. el hecho de la existencia de un proceso de América Latina. La Dialéctica del lluminismo. Luego de las relecturas habermasianas de los análisis que de la modernidad hacen autores que van desde Weber hasta Lukács. los demás ya se han ido abordando a lo largo del presente trabajo. no le queda otro camino a Habermas. Max y ADORNO. Cfr. mundo de la vida y sistema. 124 A excepción de los conceptos de integración social y sistémica. Habermas no puede dejar la lado. a pesar de que pretenda mantener vivos los ideales de la Ilustración n.3.Quizá por este motivo a lo largo de la Teoría de la Acción n Comunicativa el tema de la modernidad está permanentemente presente y por lo mismo con este tema se abre y se cierra el cuerpo principal del presente trabajo. de este trabajo. 1997. ítem 1. Facultad de Filosofía y Letras. que reelaborar.

Teoría de la Acción Comunicativa. hasta el punto de que esta última queda desgajada de la primera.pérdida de sentido y de significación en la acción social. Pero este desacoplamiento no solo implica esta especie de "usurpación n" del sistema sobre el mundo de la vida. se separe de la integración sistémica. op. un deterioro de las condiciones necesarias para que se dé la transmisión de una cultura crítica y dialogal. Esta diferenciación produce que la integración social. luego de marginalizarlo. y de sus mecanismos de coordinación deslingüistizados. HABERMAS. cit. 451. generada ésta por la dinámica propia de los subsistemas encaminados a la consecución de fines. p. generada por el subsistema sociedad del mundo de la vida. sea reemplazado por interacciones regidas por medios de control y no por la acción orientada al entendimiento. que en Weber aparecía como resultado directo de la incompatibilidad de los componentes del mundo racionalizado (ciencia. II. por imponerle al mundo de la vida sus propios imperativos. y. 127 Este fenón meno que Habermas °lama "desacoplamiento entre sistema y mundo de la vida" conducirá a que el espacio ocupado por este último. y la creciente existencia de patologías a nivel de la personalidad. sino que los 127 117 Cfr. Jürgen. por su propia naturaleza se vuelve contra los contextos de acción comunicativa y termina. . comienza a ser leído en Habermas como producto de un proceso de racionalización del mundo de la vida en el que se da una necesaria diferenciación entre las formas de socialización y de coordinación de la acción en los distintos ámbitos. Todo esto. derecho y arte) y de sus diferenciados principios orientadores de la acción (orientaciones conforme a valores y orientaciones conforme a fines).

De esta manera el mundo de la vida. subsitemas objetivizados. esto es.1. independientes de los contextos normativos dados por el mundo de la vida. Es en estos términos en que aparece el nuevo diagnón stico de la modernidad. en el que se establecen las legislaciones que deben normar la acción n. El mundo de la vida pasa a ocupar un lugar secundario al momento de la interacción dentro de los subsitemas formalmente organizados. Colonización del Mundo de la Vida por Parte del Sistema El proceso de racionalización inherente a la modernización generón no solo la separación de las diferentes esferas del accionar humano. que al principio era "coextensivo" con un sistema social "poco diferenciado".1. los que a su vez comienzan a "adenzarse" y a objetivarse generando su propio marco jurídico. en la medida en que la complejización hace inoperante para toda la acción la coordinación con vista al entendimiento. sino que propición que esa misma diferenciación trajera consigo la autonomización y la gradual complejización de cada una de ellas. se ve cada vez más separado de ese mismo sistema.desequilibrios existentes en el campo de la reproducción material vienen a ser subsanados a costa de las estructuras mismas del mundo de la vida. En esta dinámica el mundo de la vida pierde su primacía sobre los sistemas y pasa a funcionar como uno más entre ellos. autonomizados y regidos por los medios de control dinero y poder (el primero mecanismo de coordinación del subsistema economía y 118 . 3. Así el contexto que posibilitaba los sentidos en la interacción pasa a ser reemplazado por subsistemas de acción con arreglo a fines. como una colonización del mundo de la vida por parte del sistema.

a la misma superación del Idem. 218. el contexto de la acción en el que se consolidaban las adscripciones a determinados grupos y las solidaridades pasa a ser un ámbito social regulado por pautas de acción que no permiten la construcción de consensos. la racionalización que propición los anteriores énón menos no solamente afecta a los subsitemas sociales. p. que la interacción dependa cada 'ez menos de las adscripciones normativas y que se consolide su autonomía.oordinación de la acción recayendo en la necesidad de no hacer depender toda oordinación de este mecanismo. Se ve cón mo la racionalización del mundo de la ida puede incluso llegar. observa Habermas. Al quedar desplazados los mecanismos de integración social por parte de los de integración sistémica. perdiendo su característica de componente del mundo de la vida y. con o que. De hecho este proceso genera también la "liberación del potencial racional de la acción comunicativa". 128 Pero. convirtiéndose en una especie de segunda naturaleza. por lo mismo.el segundo propio al subsistema administración estatal o Estado). a la vez. siendo ■ despojada de la movilidad propia de la acción orientada al entendimiento encarnada en la acción comunicativa. lo ^ue a su vez trae como consecuencias que el horizonte sobre el que es posible legar a acuerdos se amplíe casi indefinidamente. 119 . En esta medida la sociedad se ve "coagulada". se corre el riesgo de llegar a la saturación del medio lingüístico de . En esta trastocación el sistema aparece de un modo tan fuerte rigiendo la acción que termina. según Habermas. en un momento determinado.

Entendiendo de esta manera el proceso de racionalización del mundo de la vida. hasta que al final los imperativos sistemáticos comienzan a 131 instrumentalizar el mundo vital y amenazan con destruirlo 129 130 120 HABERMAS. cit. lo que a la postre conduce a su "hipertrofia". II. desbordan la capacidad de absorción del mundo de la vida. complejidad que se hipertrofia hasta el punto que los imperativos sistémicos. ya sin freno alguno. p. Si esta tendencia evolutiva hacia el desacoplamiento de sistema y mundo de la vida se la proyecta sobre el plano de una historia sistémica de las formas de entendimiento. ídem. queda de manifiesto la incontenible ironía del proceso histón rico universal de Ilustración n: la racionalización del mundo de la vida hace posible un aumento de la complejidad sistémica.ecanismo racional por excelencia que es la interacción lingüísticamente rticulada. el mecanismo del entendimiento. que después se ha hecho más y más autón nomo frente a las coacciones normativas incorporadas en el mundo vital. . Teoría de la Acción Comunicativa. Esta aparece ahora como resultado del aumento de la complejidad sistémica de los subsistemas sociales. Con ello la acción orientada al entendimiento adquiere una autonomía cada vez mayor frente a los contextos normativos. debido al desbordamiento que sus imperativos sistémicos propician sobre la capacidad de absorción del mundo de la vida y a su instrumentalización n. p. 130 La paradoja de racionalización consistiría en que la racionalización del mundo vital fue precondición y punto de partida de un proceso de racionalización y diferenciación sistemáticos. La racionalización del mundo de la vida puede ser concebida como una progresiva liberación del potencial de racionalidad que la acción comunicativa lleva en su seno. es sustituido por medios de comunicación deslingüistizados. 219. es posible comprender la interpretación que Habermas hace de la paradoja de la racionalidad. Jürgen. pero simultáneamente. el cual queda instrumentalizado por ellos. op. cada vez más sobrecargado y finalmente desbordado. 219.

lo cual solo es posible mediante la evasión intencional de la construcción conjunta de consensos. Los mecanismos de coordinación de la acción dejan de privilegiar al medio lingüístico para pasar a ser mecanismos de control. Op. p. sumadas a la exigencia de efectividad en las acciones. por decirlo de alguna manera. "valores" estos tomados de la empresa capitalista moderna y adoptados por todos los procesos econón micos y por las formas de funcionamiento de la administración pública. hace que el disenso aparezca como un riesgo permanente. obligan. 95. crítica y permanente de las pretensiones de validez. Cit. Al quedar excluido el mecanismo que permita la construcción conjunta de consensos de los procesos de coordinación de la acción dentro de los subsitemas economía y Estado. en los que la presión racional de la acción comunicativa hacia la confrontación argumentativa. es decir aquellos que colocan la consecución de fines determinados. . Igualmente los mecanismos de control encargados de vehiculizar el éxito de la acción obran ejerciendo una 131 121 WELLMER. calculables y verificables como objetivo de su acción n. queda marginalizada la acción comunicativa y el mundo de la vida se ve relegado a la periferia del sistema. a que dentro del modo de operar de esos subsistemas el riesgo del disenso deba quedar conjurado de antemano. los subsistemas formalmente organizados.A diferencia de lo que ocurre en los subsistemas que propician la integración social. Albrecht. pues son estos los más expeditos para garantizar el cumplimiento efectivo del éxito propuesto. La calculabilidad y la verificabilidad. no pueden correr los riesgos del disenso en la coordinación de sus actividades.

determinando este fenón meno el momento máximo de ruptura con el mundo de la vida y la consiguiente perdida de sentidos y de solidaridades en la acción social. es decir. 132 El concepto marxiano de "cosificación n" es asimilado por Habermas al concepto de colonización del mundo de la vida. por decir lo menos. El mundo de la vida enfrentado de esta manera a los imperativos sistémicos. En la práctica cotidiana esto se traduce en el hecho de que los individuos orientan su acción conforme a fines. Los mecanismos encargados de conducir a los subsistemas a la consecución de sus metas. convertido en "entorno de sistema". Cit. 475. terminan por convertirse en finalidad misma. HABERMAS. se complejizan y autonomizan de manera tal que llegan a ser capaces ellos mismos de determinar la naturaleza de los subsistemas de los que surgieron y de generar nuevos subsistemas ubicados por encima del mundo de la vida.Op. Las relaciones sociales y las intrapsíquicas son instrumentalizadas. Cfr. Teoría de la Acción Comunicativa II. 122 . El mercado es su propio fin al igual que el poder es medida de sí mismo. los mecanismos de coordinación dinero y poder. p. en el que los mecanismos de coordinación de un subsistema. relegado por condicionamientos de la acción no consensúales. apuntándole a valores que parecieran tomar la forma de "objetos naturales". Fenón meno éste sorprendente. Jürgen. ni pueden ser atribuidas a la responsabilidad de nadie 133 . se desarrollen produciendo redes cada vez más complejas que no pueden mantenerse presentes en su totalidad.coacción sobre la orientación de la acción y sobre las decisiones de los otros. De ahí que el paso de la fuerza trabajo concreta a la fuerza de trabajo abstracta sea un proceso de cosificación tanto de las relaciones con los otros como las de los individuos consigo mismos. La actitud aquí es objetivante frente a los demás y frente a sí mismo. En este sentido la cosificación viene a ser la "objetivización de ámbitos de acción n" producida por la coordinación a través del medio "valor de cambio" y no por normas y valores o por procesos de entendimiento. sufre lo que Habermas llama "una tecnificación n" 132 La fuerza desencadenada por los imperativos sistémicos hace que las formas de funcionamiento propias de la economía y del Estado.

. que procede de una mediatización del mundo de la vida por los imperativos sistémicos. op. Jürgen.. La colonización del mundo de la vida se puede expresar entonces como este desplazamiento. [. ídem. Esta restricción se explica en la medida en que los medios de control pasan a ocupar el lugar de los mecanismos lingüísticos de coordinación de la acción n. progresivamente racionalizado. Aquí el mundo de la vida no solo queda desacoplado de los ámbitos de acción formalmente organizados (economía y administración estatal). de la sociedad y de la personalidad. sino que además se ve mediatizado por los imperativos sistémicos y obligado a suplir los desequilibrios que se presentan en el plano de la reproducción material al precio de pérdidas de identidad o patologías sociales y. queda desacoplado de los ámbitos de acción formalmente organizados y cada vez más complejos que son la Economía y la administración estatal y cae bajo su dependencia.Otra expresión de esa violencia estructural que sobre el mundo de la vida ejercen los imperativos sistémicos es la "restricción sistemática de la comunicación n". 260-261. . cit.. de pérdida de sentidos y de "perturbaciones en la reproducción simbón lica". adopta la forma patolón gica de una colonización interna a medida que los desequilibrios críticos en la reproducción material [. este "autodeslinde" intencional del sistema frente a las estructuras simbón licas del mundo de la vida.] solo pueden evitarse ya al precio de perturbaciones en la reproducción simbón lica del mundo de la vida (al precio 133 134 123 HABERMAS. p. en últimas. pp. es decir. Esta dependencia.] el mundo de la vida. al tiempo que el mundo de la vida se ve obligado a dejar su lugar por un sistema que en apariencia lo deja intacto 134 . Teoría de la Acción Comunicativa. La comunicación se ve desplazada por la coacción n. de la cultura. II. autodeslinde en que las instrumentaliza para suplir sus falencias.. 264.

Jürgen. éstas se autonomizan al punto que sus medios de control terminan por colonizar al mundo de la vida. . a pesar de que es innegable que en el desarrollo de las fuerzas productivas. a pesar de que la misma racionalidad encierra y potencia dentro de sí estructuras que. Cit.p. Sin embargo esta reconstrucción no es suficiente para visualizar todas las implicaciones que el proceso de racionalización social encierra. Ella. a pesar de todo esto. el anterior diagnón stico viene a ser solo una de las caras de la moneda. pues. 432-433. 135 124 HABERMAS. A pesar de la fuerza apabullante con que se presentan los imperativos sistémicos y la violencia estructural que ejercen sobre los mecanismos lingüísticos de coordinación de la acción n. tanto como el mundo de la vida son ‚Äö√†√∂‚à ö√ònsitos a las condiciones de mantenimiento de la especie. es decir. una fuerza similar a la que lo violenta. Por decirlo de alguna manera.de crisis. para Habermas. el mundo de la vida opone. de tal forma que son estructuralmente necesarios para cualquier proceso de coordinación de la acción n. El mundo de la vida no puede desaparecer. terminan por colocarse en contra de sí mismas. Hasta aquí la reconstrucción que en sus propios términos hace Habermas del diagnón stico de la modernidad y de la paradoja de la racionalidad. de las fuerzas sistémicas. La neutralización que los mecanismos sistémicos hacen de la acción comunicativa no alcanza a ser suficiente para ocasionar su desaparición n. Op. al desbocarse. que "subjetivamente" se experimentan como amenazas a la identidad o de patologías) 135 . Teoría de la Acción Comunicativa II. p. las que aun mantienen vivos los ideales libertarios de la Ilustración n.

subyacen tanto los principios formales de la acción comunicativa. la base necesaria de cualquier interacción n. dada por sentada incluso con anterioridad a la acción misma. por más formalizada e institucionalizada que ésta sea. significación que es actualizada a través del lenguaje. no pueden evitar su dependencia de ámbitos informales. relativamente abiertos al menos 1 HABERMAS. Con todo.pues es el garante. Teoría de la Acción Comunicativa II.Op. 125 . Y puesto que éste queda éticamente neutralizado en virtud de su organización jurídica. la acción comunicativa pierde en el espacio interno de las organizaciones su base de >/136 validez" A pesar de todo. el modelo clásico de la burocracia tiene razón en la medida en que la acción organizada está sujeta a las premisas propias de un ámbito de acción formalmente regulado. quieran o no los subsitemas. De aquí que incluso a los mecanismos de control de la acción n. a pesar del sistema. 439-440. movibles. Incluso dentro de los ámbitos de acción organizados formalmente las interacciones se siguen entretejiendo a través del mecanismo del entendimiento. Si todos los procesos genuinos de entendimiento quedaran desterrados del interior de la organization no podrían mantenerse las relaciones sociales formalmente reguladas ni cumplirse los fines de la organización n. p. el sistema mismo se vería incapacitado para garantizar el éxito del funcionamiento de sus medios deslingüistizados para la coordinación de la acción n. como el mundo de la vida en su conjunto. Cit. que intencionalmente evaden la acción comunicativa y que desdeñan las formas de funcionamiento de los ámbitos del mundo de la vida. por más jurídicamente organizados que estén en términos de previsibilidad y eficacia. Jürgen. Si no se diera esta "sobrevivencia" del mundo de la vida.p. Ya se ha visto cón mo el subsistema cultura del mundo de la vida es el que permite que la acción en general posea una significación común reconocida por los miembros.

en otras palabras. es posible para Habermas abordar el proceso de diferenciación desde la perspectiva del mundo de la vida. 503. p. se requiere que. Igualmente. Este es pues el escenario en el que se produce la colonización del mundo de la vida por parte del sistema. 138 Ibidem. lo que desde las organizaciones se presenta como una autonomización frente al mundo de la vida. elude a las formas de coordinación sistémicas de la acción n. o. 138 Se puede observar entonces que la modernización trae consigo una especie de movimiento pendular en el que los subsistemas tratan de relegar de su ámbito de acción al mundo de la vida y en el que éste se resiste y a su vez. 139 ídem. 126 . queden eliminados los rezagos de las imágenes mitico-religiosas del 137 Idem.en principio. y así. en la dinámica de racionalización de las esferas de la realidad. Para Habermas existen varias condiciones para que se presente esta colonización interna 139 . generados por la sobrevivencia del mundo de la vida 137 . desde éste se presenta como una autonomización mediante la cual los mecanismos sistémicos asentados en los medios deslingüistizados de control quedan excluidos de la esfera de los ón rdenes institucionalizados del mundo de la vida. espacios de relaciones internas poseedoras de significación y de legitimación n. La primera hace referencia a la superación de las concepciones tradicionales que sustentan al mundo de la vida. 441. p. tales mecanismos quedan identificados y expulsados definitivamente del ámbito de la action comunicativa.

dependiendo si se relacionan con los ámbitos laboral. doméstico o estatal. Esto es. Para que se dé la colonización interna es necesario que previamente a cada uno de los subsistemas diferenciados le corresponda un rol sobre el cual determinar el tipo de relación con sus miembros. Cada uno de estos roles diferenciados está determinado por el mecanismo de coordinación de la acción y por los imperativos de cada uno de los subsistemas. La segunda condición hace referencia a la existencia de relaciones de intercambio entre el mundo de la vida y los subsistemas. reguladas a través del establecimiento de roles diferenciados. del trabajo en mercancía y la legitimación en simple adscripción a través del voto. consumidores o clientes. por parte de los afectados. agenciada por los imperativos sistémicos de la forma de producción capitalista. así como a la aceptación de estas circunstancias. a cambio de compensaciones en dinero o poder. y canalizadas a través de los roles de consumidor y de cliente. En estos roles lo que se observa es la "privatización de las esperanzas de autorealizatión y autodeterminación n". los individuos. Por último es necesario que estas compensaciones sean financiadas de acuerdo a las pautas del Estado social "con los incrementos del sistema capitalista". son considerados respectivamente como fuerza de trabajo disponible. pues quedan relegadas de los sistemas y 127 .mundo. La tercera condición se refiere a la transformación n. sociedad y personalidad). para dar paso de esta manera a la separación y diferenciación de sus componentes (cultura.

impulsados por la modernización n. Defensa de la Modernidad desde Habermas Es claro que el trabajo realizado por Habermas para lograr una reinterpretación del proceso de modernización social como un proceso de racionalización del mundo de la vida y de la paradoja de la racionalización como el resultado del desacoplamiento entre mundo de la vida y sistema.encerradas en el reducido ámbito de lo privado. alejadas de los espacios laborales y de los público-políticos. y de los negativos efectos laterales para las estructuras del mundo de la vida. junto a las funestas consecuencias que la modernización orientada exclusivamente por una racionalidad instrumental e impulsada por los imperativos y formas de coordinación propios de la empresa capitalista han traído para Occidente. Habermas considera que. es un gran esfuerzo encaminado a rescatar la validez y la viabilidad del proyecto ilustrado presente en la modernidad misma. representan un avance en las formas requeridas para la reproducción material del mundo de la vida. y circunscritas a los circuitos del mercado. comparados con las formas y mecanismos premodernos. . al 140 128 Ibidem. Así.1. las consecuencias que pueden ser consideradas como evoluciones. Al diferenciarse y complejizarse el tejido de las relaciones interpersonales posibles. Por esta razón puede ser comprensible que a lo largo de sus análisis intente visibilizar.2. a pesar de los violentos procesos de formación del capital y de los Estados nacionales. los mecanismos que los subsistemas economía y Estado han desarrollado para la coordinación de la acción y el consecuente logro de sus fines. 140 3.

140 3. Defensa de la Modernidad desde Habermas Es claro que el trabajo realizado por Habermas para lograr una reinterpretación del proceso de modernización social como un proceso de racionalización del mundo de la vida y de la paradoja de la racionalización como el resultado del desacoplamiento entre mundo de la vida y sistema. junto a las funestas consecuencias que la modernización orientada exclusivamente por una racionalidad instrumental e impulsada por los imperativos y formas de coordinación propios de la empresa capitalista han traído para Occidente. Habermas considera que. Así. y de los negativos efectos laterales para las estructuras del mundo de la vida. Por esta razón puede ser comprensible que a lo largo de sus análisis intente visibilizar. Al diferenciarse y complejizarse el tejido de las relaciones interpersonales posibles. al 140 128 Ibidem. comparados con las formas y mecanismos premodernos.encerradas en el reducido ámbito de lo privado. es un gran esfuerzo encaminado a rescatar la validez y la viabilidad del proyecto ilustrado presente en la modernidad misma. los mecanismos que los subsistemas economía y Estado han desarrollado para la coordinación de la acción y el consecuente logro de sus fines. y circunscritas a los circuitos del mercado. a pesar de los violentos procesos de formación del capital y de los Estados nacionales.1.2. las consecuencias que pueden ser consideradas como evoluciones. alejadas de los espacios laborales y de los público-políticos. . representan un avance en las formas requeridas para la reproducción material del mundo de la vida. impulsados por la modernización n.

p. 48 1. al perfeccionarse los mecanismos de coordinación de la acción orientada al éxito y al verse los resultados medidos con la vara de la efectividad y la productividad en la esfera de la producción n. es justamente una de las críticas que Habermas le hace a Marx. . Cualquiera que sea la estructura de clase de una sociedad. tiene 143 que ofrecer un alto grado de diferenciación estructural. 141 142 129 Ide m. fue considerado por Marx. 142Este hecho tampoco. es decir. Marx sucumbión a las tentaciones de la idea de totalidad de Hegel y construyón dialécticamente la unidad de sistema y mundo de la vida como un "todo falso". El desmonte del capital privado no significa necesariamente la desaparición de las estructuras de clases. los dispositivos diseñados por los mismos subsistemas vienen a optimizar no solo las propias condiciones para su crecimiento y conservación n. dentro de un sistema de producción capitalista o dentro de los sistemas burocratizados estructurados en torno a un partido. p 45 5y 48 0. No considerar este hecho. cualquiera que éstas sea.formalizarse e institucionalizarse las pautas normativas orientadoras de la acción n. requiere de una alto grado de diferenciación sistémica. si ésta es moderna. según Habermas. sino que también generan niveles más altos de "diferenciación sistémica". 141 Para Habermas es necesario distinguir el nivel de diferenciación sistémica resultado de la modernización de las "formas específicas de clase en que ese nivel se institucionaliza". cualquiera sea su estructura de clases. lo que equivale a no valorar el "intrínseco valor evolutivo de los subsistemas regidos por medios". De otro modo no hubiera podido engañarse sobre el hecho de que todasociedad moderna. íde m.

todos los ámbitos de acción n. en contextos de acción en los que el componente cultural del mundo de la vida permite asumir este momento como separación que propicia la construcción de la propia subjetividad. el proceso de racionalización del mundo de la vida trae consigo. El desarraigo solo se da entonces en individuos plenamente modernos y en sociedades igualmente modernizadas.La falta de claridad sobre el aspecto de la diferenciación sistémica llevón a Marx. en este sentido. el previo asentamiento de la comunicación encaminada al entendimiento como mecanismo necesario para. y. en el contexto del pleno desarrollo de la administración estatal formalmente organizada. como ya se ha visto ampliamente en este trabajo. Ya se ha visto más arriba también cón mo. Habermas ve el "dolor" producido por ese desarraigo como indicativo de un necesario proceso de individuación luego de que el sujeto vivencia su separación de la cultura y de la sociedad. Por otra parte. en principio. ni 143 130 Ibidem. a colocar este fenón meno junto al de la alienación y conectarlos de manera causal. Si bien es cierto que el proceso de modernización implicón una violencia hacía las formas de producción anteriores y hacia las formas de vida que se articulaban desde ellas. ese "desarraigo represivo" no conduce necesariamente a la enajenación de individuos tomados aquí como trabajadores. según Habermas. . además de la puesta en marcha de medios de control para la coordinación de la acción en los subsistemas formalmente organizados. no es suficiente la simple organización de marcos jurídicos para la aceptación por parte de los miembros de las normativas que conllevan un carácter de obligatoriedad.

Solo un sistema político sustentado en una tradición cultural que. Se requiere de procedimientos sociales que garanticen la posibilidad de participar críticamente en la definición o revisión de las legitimidades. Entre estas fuerzas encontradas están las de los principios de integración n. que busca la coordinación de la acción con miras al entendimiento. inmerso en un mundo de la vida racionalizado. uno. que persigue el logro de sus fines instrumentales a través de medios de control. que pugnando entre sí se requieren mutuamente. Sin el proceso de racionalización del mundo de la vida que implicón la modernidad. garantiza estas condiciones. esto es de procedimientos que permitan la formación de la voluntad colectiva. para la forma de producción capitalista. requiera de la acción orientada al entendimiento. Desde la perspectiva del mundo de la vida (y de la democracia habermasiana) la satisfacción de los requerimientos funcionales de la economía y 131 .tampoco lo es la llana aceptación de compensaciones en dinero o poder. propio del mundo de la vida. necesario para la democracia. fuerzas antagón nicas y a la vez complementarias. y otro. que evade el "peligro del disenso" violentando las estructuras del mundo de la vida. Para Habermas este sistema no es otro que el democrático. el sistémico. pero siendo necesario para la reproducción material del mundo de la vida mismo. además de privilegiar. el social. no sería posible la democracia. La democracia sustentada en una real acción comunicativa viene a ser el sistema político moderno por excelencia. Se puede entender la modernidad entonces como el proceso en que la racionalización del mundo de la vida desencadenón fuerzas que transformaron todos los ámbitos de acción n.

sino que a su vez. fruto de una 3. integración social caracterización de la tradición cultural que alimenta a lalamodernidad. el sentido sistémico específico del capitalismo puede La modernidad para Habermas entonces. 212. Esta dinámica evade intencionalmente vivir juntos en armonía y mutua dependencia. configuración del universo simbón lico moderno.. no permanente morir. Jürgen.laespermanente decir de modernización mostrar racionalización de la comunicación el mundo la vida. es. si fuera menester las proyecto necesidades funcionales de los pesar dede lo acción que él llama "efectos laterales la satisfechos racionalización mundo ámbitos de integración sistémicanocivos". 487-488. Cit. Esto es. disputa.p. que tanto parterayde las fuerzas en el Para Habermas. Op. como hija de la pugna y resultados que confirman el caráctersobre evolutivo de lasdedinámicas de institutionalization misma y en este sentido solo permite.. en continuo cambio. al. es también (integridad mundo la vida) debe determinar los límites para la integración el proyecto del político quede encierra. Evoluciónradical de la Racionalidad Social.lospuede potenciales de proceso pues de racionalización social. entre otras la de la individuos. Configuración que habla de una tradición cultural en permanente movilidad. de redescubrir formas de exclusivamenteconforme a valores de cambio. puede movimiento que confirma que el potencial de racionalidad desplegado aun conserva un componente emancipador con respecto 144 145 132 133 HABERMAS.144 trajo el único piso sobredeelintegración que se pueden asentar procesos sociales Esta también pugna entre los principios no solo determina una de las de construcción conjunta de legitimidades y mecanismos sociales la construcción principales características de la modernidad. pero sin sacrificar los avances de la tecnología moderna145 legitimación que sí es condición para el subsistema poder. aun un viable e inacabado. A reducirse a la fón rmula de que. las exigencias Esta no esdesolo los la ámbitos de acción que dependen de la integración social. tecnificación mundo de la vida".1.posibilidad de la administración de coexistencia estatal de ha posiciones de tener como antagón límitenicas. respetando la autonomía de las las limitaciones que tiende a imponerle el mundo de la vida. p. a pesar de lapara pugna entreessistema mundo de la vida. et. sino que también requiere de la verse como de complejización de los no subsistemas sociales.3.. cultural queFortalecimiento nace de la crítica Mundo de lade Vida. Teoría de la Acción Comunicativa II.tradición Juridización como dela desmitificación en su propio seno. han de ser aun del a costa de de la la vida que trajodel como resultado la modernización de todos los ámbitos de la existencia. y. en este sentido. p. todo lo que irreflexivo encerraba en sus pliegues y que requiere de la crítica misma para no anquilosarse. Pero desde la perspectiva del capital.para marca la democrática de consensos y para su validación n. R. es decir.Cit. WUTHNOW. sistémica. la dinámica del subsistema econón La fuerza motivante del trabajo de Habermas tiende a hallar algún modo de volver a mico solo puede mantenerse mientras el proceso de producción se oriente armar 'las partes deterioradas de la modernidad'. ella misma permite liberación den. Op. "Desde la perspectiva de una teoría de la sociedad. .