You are on page 1of 3

El periodista universal, manual para reporteros

Claves y consejos para hacer buen periodismo


07-nov-2009 José Miguel Fernández-Layos Fernández
Salvando las diferencias entre periodismo impreso y digital, a veces conviene recordar los principios
universales del buen periodismo, sea cual sea su formato.

El británico David Randall es uno de los periodistas que mejor ha sabido divulgar estos principios. En su
libro “El periodista universal” desvela las claves de este oficio, siempre inmerso en un cambio continuo, y
siempre amenazado, tanto desde fuera, como desde dentro.

El periodista universal

Para Randall, la función de un periódico consiste “en descubrir información novedosa sobre asuntos de
interés general y transmitirla a los lectores con la mayor rapidez y precisión posibles, de una manera
veraz y ecuánime”.

El periodista universal, es decir, cualquier buen periodista, no pude dar nada por sentado. Esta actitud le
lleva a:

• Descubrir y publicar información que sustituya al rumor y a la especulación.


• Plantar resistencia a los controles gubernamentales y eludirlos.
• Investigar a fondo la actividad de los gobiernos y de las empresas.
• Confortar a los débiles y atacar a los poderosos, dando la oportunidad de expresarse en público a
quienes normalmente no la tienen.
• Garantizar el ejercicio de la justicia.
• Promover el libre intercambio de ideas, especialmente proporcionando una plataforma a quienes
poseen una filosofía alternativa a las dominantes.

El valor informativo

Para que no se cumpla el reproche de Bernard Shaw que reza “los periódicos no son capaces de
distinguir un accidente de bicicleta del hundimiento de una civilización”, los periodistas deberían saber
cuando un hecho es noticia, y cuando ésta tiene un verdadero valor informativo. Y para eso, se pueden
seguir algunas indicaciones:

• Las noticias de menor interés son las que tratan sobre algo que ha dicho alguien.
• Las noticias de mayor valor informativo son las que tratan sobre lo que ha ocurrido.
• Una consideración importante a la hora de valorar una noticia es el número de lectores a quienes
puede afectar.
• La noticia tendrá más valor y más fuerza cuanto más duraderos sean los efectos del hecho sobre el
que informa.

Cómo debe ser un buen reportero

El periodismo es uno de esos oficios que se aprenden cometiendo errores. Sin embargo, hay unas cuantas
actitudes, según Randall, que facilitan mucho las cosas:
• Un fino instinto informativo.
• La pasión por la precisión.
• Nunca basarse en conjeturas.
• No tener miedo a pasar por tonto.
• No confiar en ninguna fuente.
• Dejar los prejuicios en casa.
• La empatía con los lectores.
• Actuar con prontitud.

Cómo tratar a las fuentes

No todo el mundo dice la verdad, y muchos de los que no la dicen, lo hacen por algún interés. Por eso,
hay que estar siempre en guardia frente a las fuentes poco fidedignas. El periodista tiene que tener
especial cuidado con los que transmiten rumores, y con los que se ponen en contacto con el periodista, sin
que nadie se lo haya pedido:

• Preguntémonos cuáles son sus motivos.


• ¿Están en condiciones de saber lo que afirman saber?
• Exigir documentación siempre que sea posible.
• Cuando se tienen dudas, despejarlas consultando otra fuente.
• No caer en la trampa de conceder credibilidad a una información sólo porque nos convendría que
fuera cierta.
• Cuanta más apasionada sea una fuente, menos se debe confiar en ella.
• Ponerse como norma obtener la versión de los hechos de la parte contraria.

Cómo escribir

Randall sugiere que la buena escritura tiene una serie de rasgos que la hace reconocible: es clara, fácil de
leer, emplea un lenguaje fresco, estimula y entretiene.

Existen una serie de consejos que pueden ser muy útiles para escribir bien:

• Esforzarse en construir frases absolutamente claras. Evitar el estilo y el lenguaje intrincados.


• Considerar cada información como algo nuevo e individual, es decir, no aplicar fórmulas
preestablecidas.
• Escribir únicamente sobre lo que se sabe que es cierto.
• Prescindir de lo abstracto y utilizar lo concreto.
• Toda información y toda frase debe transmitir información desconocida, o bien contribuir al
desarrollo de la historia. Sino, suprimámosla.
• Tratar por separado cada aspecto de una información.
• No abusar de las citas. Aunque personalizan y dan inmediatez, el estilo más adecuado para
transmitir información suele ser el indirecto.
• Nunca tener miedo de explicar las cosas. El lector puede no estar familiarizado con las mismas
cosas que el periodista.

Ética periodística

Muchos estarán de acuerdo con Randall cuando dice que "no hay ningún otro aspecto del periodismo
sobre el que se digan y escriban tantas tonterías".

Para él, la nueva ética no debería ser una defensa de la virtud en sí misma, sino una serie de consejos
concretos basados en la idea de que la honestidad, el actuar sin dobleces y la evitación de conflictos son
los mejores métodos de realizar este trabajo, porque son los que ofrecen mayor seguridad. Éstos son
algunos de esos consejos:

• Las periodistas sólo deben estar al servicio de su periódico y sus lectores.


• Toda información debe ser una busca honesta de la verdad (aunque vaya en contra de nuestras
arraigadas convicciones).
• No inventar ni mejorar las informaciones.
• Corregir sistemáticamente los errores (el periodismo es el primer borrador de la historia).

Leer más en Suite101: El periodista universal, manual para reporteros: Claves y consejos para hacer buen
periodismo http://periodismo.suite101.net/article.cfm/el_periodista_universal#ixzz0m5KEOJp7