You are on page 1of 5

Lunes

Viernes ¡Dios mío, ayúdame! Oyó una suave voz que le decía -¿Qué quieres que haga? Él contesto: -¡Sálvame, Dios mío! Esa voz le volvió a interrogar: -¿Crees que yo te puedo salvar? Él respondió enseguida: -Sí, Señor. Hubo unos instantes de ausencia y aquella voz le dijo: -Entonces corta la cuerda. El silencio inundó la montaña negra y la noche se fue agotando hasta que los primeros haces de sol alumbraron la montaña.

CANDIDA MARIA DE JESUS, MUJER DE FE.
“Yo sola para Dios”,”Al fin del mundo iría yo en busca de almas”… son frases que sólo pueden salir de una persona con una fe enorme. Una fe que bebe y se alimenta de la Virgen. Cándida Maria de Jesús vivió un encuentro continuo con Dios, una relación personal, y de ese encuentro siente que ÉL la llama por su nombre, la invita a ser de los suyos. Por eso, se arriesga…Su felicidad será ser para Dios… Joven religiosa dedicada a una dura tarea: la educación de los/las jóvenes. Encontró serias dificultades…pero se confía del todo a María, a la que tanto recurrió desde que siendo muy pequeñita la visitaba en la iglesia de Andoain,Guipuzcoa o en el Rosarillo,Valladolid. Si algo debemos aprender en un colegio de las Hijas de Jesús es saber AMAR de verdad a la VIRGEN. Las matemáticas, la lengua... Se olvidarán. El AMOR A MARIA dura por siempre. ORACION Contestamos todos: Señor, queremos seguirte Cada mañana al despertar….Señor, queremos seguirte. Cuando nos disponemos a trabajar…. Cuando nos sentamos a pensar y hablar de nuestras cosas…. Cuando compartimos nuestro afecto con los amigos…. Al superar los obstáculos que nos impiden ser nosotros mismos…. En la comida y la bebida que recibimos, fruto de tu generosidad y el amor de nuestros padres…. Cuando cada día nos reunimos para rezarte y nos manifestamos en libertad por Ti….

La Madre Cándida supo un día cortar esa cuerda…..fiarse dé….y tantas otras Hijas de JESÚS…. Y nosotros Qué tan confiados estamos de nuestra cuerda ¿Por qué no la soltamos?

Viernes.

CANDIDA MARIA DE JESUS, UNA MUJER QUE CONFIA EN JESUS, QUE SIGUE A JESUS.
La M. Cándida se fía de JESÚS, confía plenamente en ÉL por eso se arriesga…. ORACION: EL ESCALADOR Cuenta que había un escalador que fue a subir una montaña muy alta, iban un grupo de cinco y aquella tarde estaba nevando y hacía mucho frió. Pusieron el campamento en un llano y decidieron esperar al día siguiente para alcanzar la cima, pues el tiempo era muy desapacible. Sin embargo, uno de ellos, esa misma tarde se encaminó hacia la cumbre. Comenzó a subir, era una pared altísima, imponente…Superada esa dificultad, enseguida apareció otra escarpada roca, y luego otra y otra, cada vez más empinadas. La nieve caía densa y casi no le permitía ver por dónde pisar, dónde sujetarse. Ya no podía abandonar, pues descender entonces sería aún más peligroso, así que siguió subiendo hacia la cúspide contra el viento y la nieve. La noche apareció negra y misteriosa en la montaña. A unos metros del final se resbaló en una oquedad y se desplomó cayendo al vació. Mientras caía sólo podía divisar manchas oscuras que subían a gran velocidad y sentir la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Palpó la cercanía de la muerte y un enjambre de recuerdos le atravesaban su mente. Sin embargo, de repente, notó un fortísimo tirón de la cuerda que lo amarraba de la cintura a las clavijas engarzadas en la roca de la montaña. Suspendido en el vacío, todo estaba oscuro y tenso, y él angustiado gritó: Martes

CANDIDA MARIA DE JESUS, MUJER POBRE.
No es común que una una niña de nueve años deje de comerse su bocadillo de tortilla que le preparó su abuela para dárselos a un pobre al que esperaba todas las tardes en el portal de su casa. Cuando estuvo trabajando en Burgos o en Valladolid la mayor parte del sueldo lo destinaba a los más desfavorecidos, a los pobres y a los huérfanos. Únicamente guardaba unas pocas monedas para sus gastos personales que eran la mayoría unas velitas que utilizaba para su oración personal.

La Madre Cándida fundó una congregación para atender las necesidades de los pobres y hoy en día lo continúa haciendo en todas las partes del mundo, en Badalona, Elche, Murcia, en Almería, en Republica Dominicana etc... La Madre Cándida era sensible a las necesidades humanas, era pobre, no entendía de letras, pero su corazón rebosaba generosidad y gratuidad. ORACION ORACION PARA APRENDER A AMAR Señor, cuando tenga hambre dame alguien que necesite comida. Cuando tenga sed, dame alguien que precise agua. Cuando sienta frío, dame alguien que necesite calor. Cuando sufra, dame alguien que necesite consuelo. Cuando mi cruz parezca pesada, déjame compartir la cruz del otro. Cuando me vea pobre, pon a mi lado algún necesitado. Cuando sufra humillación, dame ocasión para elogiar a alguien. Cuando quiera que los otros me comprendan, dame alguien que necesite de mi comprensión. Cuando piense en mí mismo, vuelve mi atención hacia los demás. Miércoles.

CANDIDA MARIA DE JESUS, UNA MUJER QUE REZA.
La oración para la M. Cándida era una forma de relacionarse con Dios, con Jesús y con la Virgen. Hacía largos tiempos de oración, a veces, pasaba las noches sin acostarse. Tiene una oración práctica, sin muchas teorías. Pedía lo que necesitaba. Decía lo que sentía. Buscaba en ella fuerzas para poder llevar lo que la vida le iba preparando. Le pasaba lo mismo que a nosotros. Unos días sentía muchas ganas de orar. Y otras veces, no sentía nada. ORACION Un pobre campesino que regresaba del mercado a altas horas de la noche descubrió que no llevaba consigo su libro de oraciones. Se hallaba en medio del bosque y se le había salido una rueda de su carreta, y el pobre hombre estaba muy afligido pensando que aquel día no iba a poder recitar sus oraciones. Entonces se le ocurrió orar del siguiente modo:”he cometido una verdadera estupidez, Señor, he salido de casa esta mañana sin mi libro de oraciones y tengo tan poca memoria que no soy capaz de recitar sin él ni una sola oración. De manera que voy a hacer una cosa: voy a recitar cinco veces el alfabeto muy despacio, y Tú que conoces todas las oraciones, puedes juntar las letras y formar esas oraciones que yo soy incapaz de recordar. Y el Señor dijo a los Ángeles: “de todas las oraciones que he escuchado hoy, ésta ha sido, sin duda alguna la mejor, porque ha brotado de un corazón sencillo y humilde. JESUS ayúdanos a sentarnos ante DIOS, a hablarle de nuestras cosas, nuestras inquietudes, nuestros miedos, nuestros éxitos…tal como la MADRE CANDIDA lo hacía. Jueves

CANDIDA MARIA DE JESUS, UNA MUJER QUE ABRE CAMINOS.
Pensar en un/una joven, es siempre algo lleno de esperanzas, un/una joven es promesa, es futuro, es vida que empieza. La madre Cándida fue una joven que se preguntaba, como tú y como yo, no se detiene, busca, busca, y en esa búsqueda se encuentra con DIOS. Ella era la esperanza de sus padres porque sería la liberación de sus estrecheces económicas. Y se lo decían claramente. Pero ella, aunque le duele, rompe las ilusiones de sus padres, consciente de lo que significa y dice: “YO SOLO PARA DIOS”. Su vida se cierra a unos caminos y se abre a otros nuevos… Cada persona tiene un camino que debe seguir, encontrarlo, aunque sea difícil nos llevará a la felicidad. Es importante que cada uno de nosotros nos empeñemos en buscarlo.

ORACION Todos esperamos, señor, encontrar nuestro camino. La primera señal, la primera salida, exige decisión, valentía. Solo TÚ puedes darnos ese impulso. Los obstáculos surgen siempre a lo largo de la vida. Haz que ante ellos no nos detengamos. Pon en nuestro corazón la generosidad, la libertad y el amor que la M.Cándida tenía para poder ser hoy en el mundo JOVENES que viven ALEGRES y Confiados/as porque han encontrado su camino.

…No desfallezcamos en el trabajo que todo pasa... ….En bien de la Congregación daré mi vida… ….Sin cruz no se va a ninguna parte… ….Haré todas las cosas como quisiera haberlas hecho en la última hora de mi vida... ….YO…sólo para Dios. ….En todo debemos ver la mano de Dios... …Poned toda la confianza en Dios y dejad todo en sus manos... …El mundo es pequeño para mis deseos… …Tengamos un corazón grande, generoso, sólo para Dios... …Amémosle mucho, como ÉL nos ama y en ÉL encontraremos la verdadera felicidad…

HIJAS DE JESUS COLEGIO SANTA MARÍA ELCHE