You are on page 1of 2

Autoestima y Autosabotaje

Nuestra cultura occidental ha inventado la necesidad de ser “especial”: ser “especial” para alguien, ser “especial” en algo... Y muchas personas han comprado el deseo de ser “especiales”. ¿Y que es lo que ha ocurrido? Que quien más quien menos ha construido una imagen de sí misma “especial en positivo” o “especial en negativo”. Es decir, hay personas que se sienten “especiales” por encima de los demás (mejores) y otras que se sienten “especiales” por debajo de los demás (peores). Ambas posturas son exactamente lo mismo: una fantasía que se diferencia únicamente en el signo positivo o negativo que luce delante de la fantasía. Hoy el termino autoestima da pie a ríos de tinta, libros, seminarios y consultas de terapia… Cuánto sufrimiento y qué fácil sería renunciar para siempre el hecho de auto evaluarse; y así no incurrir en “errores de cálculo” y problemas de estima asociados. Dejar de considerarse especial no es una pérdida sino una liberación de una fantasía dolorosa. Lo revolucionario en el tema de la autoestima es prescindir de evaluar. Es mucho más interesante salir ahí afuera, al mundo y establecer una relación de amor con el planeta; en lugar de mirar de puertas a dentro y perder el tiempo evaluando si somos dignos o no de amor. Lo que cambiaría todo es dejar de establecer “una relación con uno mismo” -auto evaluarse- y establecer “una relación con el resto del mundo”, mejor dejar de reclamar amor y pasar a ofrecer amor…

A rmaciones para recuperar el poder personal
• Me libero de mis creencias sobre cómo debería ser • No soy, ni deseo ser “especial” • No tiene sentido tratar de establecer mi valor • Bendigo a todos porque me bendigo a mi misma • Elijo dejar de juzgarme por cómo soy
36
| www.universoholistico.es

Cuando pienso en seres auto realizados como la Madre Teresa de Calcuta, me cuesta imaginarla usado ese término “autoestima”. Seguramente su foco de atención estaba siempre lejos de sí misma, en los demás, y su auto concepto creo que no tenía ni la más mínima importancia para ella. Y así debería ser. Cuando el Dalai Lama visito occidente por primera vez y le preguntaron qué diría a las personas con baja autoestima, él preguntó: “¿Pero es que no se quieren? ¿Por qué razón?”. En su mente no cabía semejante idea pues en su cultura y en su filosofía hablar de autoestima carece de significado. Creerse “especial”, en peor o en mejor -poco importa-, es un error de quien desconoce su valor esencial como un ser humano dotado de espíritu, cuyo valor infinito fue establecido –y no precisamente por él mismo- cuando nació; y hoy -y siempre- su valor sigue siendo el mismo: incalculable, ocurra lo que ocurra en su vida. Esta es la clase de conocimiento que cambia vidas y que derriba conceptos extravagantes como el de “autoestima”. Muchas veces pensamos que el “enemigo” está ahí afuera y vemos el mundo como un entorno hostil y amenazante del que podemos ser víctimas. Como life coach, sé que los mayores obstáculos no están en el mundo sino dentro de las personas. No es una frase ingeniosa, es una realidad que confirmo a diario. El enemigo está siempre “en casa” y adopta la forma de temor y duda. Del deporte surgió el concepto de “el juego interior del éxito” que consiste en ganar al más duro adversario que tiene un deportista y que es ni más ni menos que ¡él mismo! Una vez el deportista cree

en sí mismo y en sus opciones, deja de auto boicoterase con creencias temerosas y de duda, ganar al contrincante es mucho más fácil. Para ganar la partida exterior, antes hay que ganar la partida interior. Si cada persona se diera permiso para pedirse la clase de vida que desea y después no negociara a la baja el precio de ese éxito -además de no alimentar ningún genero de dudas en la consecución de sus metas- entonces todo el mundo alcanzaría sus sueños. La mente humana es demasiado poderosa para que no consiga lo que se desea, y si eso no ocurre es que algo anda mal. Y no precisamente ahí a fuera.

¿Cómo atraer lo que deseas?
• Identi ca lo que de verdad quieres y por qué lo quieres • Establece tu compromiso rme de hacer lo preciso para conseguirlo • Actúa, haz lo que esté en tu mano hacer
Como algunas personas están tan acostumbradas a boicotearse inconscientemente y no se dan cuenta de lo que están haciendo, les propongo una referencia para, primero, identificar su oposición interior y después vencerla. Tenemos un “avisador interior” infalible: el modo en como nos sentimos respecto a algo a cada momento. Si una persona se siente mal, está sin duda lejos de donde desea estar y además está atrayendo más de lo que no le gusta. Si se siente bien, está más cerca de lo que quiere y a cada momento que pasa lo atrae más. Raimon Samsó Coach y escritor www.raimonsamso.com
www.universoholistico.es |

37