You are on page 1of 2

Los nitratos - como ya se ha indicado - forman también parte esencial de muchas

formulaciones de abonos. El nitrato natural, conocido también como Nitrato de Chile, se
explota desde hace mucho tiempo en los salares del norte de este país y constituía un
importante producto de exportación del mismo, como puede inferirse de la antigua
propaganda que reproduce la imagen reproducida aquí y que también aparece en el artículo
sobre Santa Cruz de La Palma, hasta que el desarrollo en Noruega y otros países del nitrato
artificial (obteniendo el nitrógeno directamente del aire a través de medios electroquímicos)
vino a competir y afectar ese comercio de exportación. Un compuesto especialmente útil en
este contexto es el nitrato de amonio. Desgraciadamente aparte de ser un buen abono se
descompone de forma explosiva a la hora de calentarlo y es responsable de una gran
número de accidentes. Mezclado con petróleo es utilizado como explosivo en minería. En
condiciones más controladas la descomposición del nitrato de amonio se utiliza para
generar el óxido de dinitrógeno. Este se aprovecha como anestésico y por ejemplo para
espumar la nata batida vendida en lata.
El nitrato de plata es un precursor importante para los haluros de plata utilizados como
sales fotosensibles en fotografía.
Como intermedio los nitratos están presentes en el proceso de nitrificación / desnitrificación
que se utiliza en las plantas depuradoras de aguas residuales. Se aprovecha el hecho que
algunos microorganismos pueden reducir en condiciones anaeróbicas el nitrato
directamente a nitrógeno elemental. Así se eliminan los compuestos de nitrógeno de las
aguas donde producirían problemas de eutrofización. Los problemas de H2S (ácido
sulfhídrico) que se generan en las depuradoras, fosas sépticas y redes de saneamiento,
también se pueden solucionar con la adición de nitratos.
Disoluciones de nitratos (cálcico, sódico y potásico) también se utilizan en baños de
pasivación de superficies de metales así como en el almacenamiento de energía térmica en
plantas solares de concentración. Este último desarrollo es la gran novedad de las plantas
solares térmicas, donde la energía sobrante se va acumulando en este tipo de sales, para
posteriormente producir electricidad cuando la luz del sol desaparece. El rango de
temperatura que pueden almacenar estas sales está entre 131 °C y 560 °C. La investigación
de nuevos nitratos (Nitrato cálcico potásico, Nitrato de litio,...) mejorarán las propiedades
de estas sales.
Histórico[editar]

Los nitratos se conocen al menos desde la Edad Media. Con el ácido sulfúrico (entonces a
menudo nombrado aceite de vitriolo) se generaba a partir de ellos el ácido nítrico necesario
en la formulación del agua regia.
Con la introducción de la pólvora los pequeños yacimientos naturales ya no eran suficientes
y se pasó a un proceso de fabricación a partir de los excrementos humanos y animales.
Estos se vertían sobre un lecho alto y bien aireado de material orgánico como rastrojos.

el nitrato de calcio.Además se añadían cantidades de cal. extraído de las cenizas de madera. Este es soluble en agua y pudo ser extraído y obtenido tras la evaporación del líquido. La adición de carbonato potásico. . a una disolución del nitrato cálcico precipitaba el calcio en forma de su carbonato (la cal) y el nitrato potásico se obtenía tras evaporación del disolvente. como ya descrito anteriormente. En estas condiciones se genera.