You are on page 1of 2

TEMA 3.

DE LOS ANIMALES AL SER HUMANO: EVOLUCIÓN DEL
CEREBRO Y DE LA CONDUCTA.
1. EVOLUCIÓN Y COMPORTAMIENTO.
Los animales tienen conductas innatas y conductas adquiridas a través del
aprendizaje.
Las conductas innatas son las siguientes: Conductas innatas elementales (kinesias,
que son las conductas innatas donde el organismo reacciona a las condiciones
ambientales como el calor, la luz, a través de un movimiento; y las taxias donde el
organismo se dirige a un objetivo, o se aleja de él). Los reflejos incondicionados que
se producen cuando recibimos un estímulo en nuestros sentidos, que mandan un
impulso nervioso a través de los nervios, hasta la médula, que a su vez, mandará otro
impulso nervioso hasta el origen, que provocará un efecto (por ejemplo, el
movimiento de una pierna, etc). Los instintos son comportamientos innatos, con los
que ya nacemos, y por tanto, no es necesario que los aprendamos. Las características
de los instintos son: innatos, estereotipados (es decir, se siguen siempre las mismas
pautas de comportamiento, específico, o común a todos los miembros de la especie,
automáticos, y sirve para la supervivencia). La impronta o troquelado que es un
aprendizaje influido por nuestra genética. Por ejemplo, un ganso, genéticamente, está
programado para que el primer ser que vea, lo interprete como su madre, y lo siga.
Entonces, se mezcla, nuestra genética, con lo que aprende el ganso. Por tanto, la
impronta es un aprendizaje, que se va adquiriendo pero influenciado por nuestra
genética. Otro caso; un mono que piensa que su madre es un muñeco porque es muy
suave, y el tacto es semejante al de una mona.
2. CONDUCTAS INNATAS EN EL HOMBRE.
Según William McDougall los seres humanos nacemos con unos instintos básicos
que son: instinto de combate, instinto gregario, instinto de reproducción, instinto de
autoafirmación, instinto de autohumillación, instinto de búsqueda de alimentos, etc.
Según él, todas nuestras acciones están motivadas en última instancia por un instinto.
Sin embargo, esto se le criticó porque no tenía en cuenta la libertad del sujeto para
elegir. En este sentido, estaría situación Max Scheler.
Los conductistas pensaban que no tenemos instintos innatos, o que no pueden ser
conocidos científicamente. Según los conductistas, nuestra conducta se debe sólo a
hábitos que vamos adquiriendo, y luego los repetimos mecánicamente. Esta postura,
también elimina el pensamiento como factor para decidir y tener libertad.
Otra cosa es ver qué instinto es el primordial en nuestra vida: Según Freud, o el
etólogo Lorenz, el instinto que más influye en nuestro comportamiento es el instinto
de agresión. Para Adler o Fromm es el instinto de fraternidad o sociabilidad.
Más allá de estos autores, hoy en día se acepta en general, una postura intermedia,
donde tenemos instintos que se van modelando a través del aprendizaje de nuestra
vida.
Un autor interesante, por lo curioso de su postura, es Jung, que defendía que tenemos
Ideas innatas, comunes a toda la especie humana, cuando nacemos. Por tanto, según
Jung, además de tener instintos innatos, tenemos ideas innatas.