You are on page 1of 3

33

LA FALACIA DE EQUIVOCACIÓN
[1] ATENCIÓN ESPECIAL.
La falacia de la equivocación es tan común y tan peligrosa que
merece un capítulo propio.
[2] CUÁNDO LA EQUIVOCACIÓN ES PELIGROSA
Al igual que la herramienta de la diferencia se utiliza sobre todo
en lo que se refiere a cosas muy similares con el fin de ejercitar más
la razón, así la herramienta de distinguir el significado de las
palabras es especialmente importante para utilizarla con palabras
cuyo muchos significados son similares o conectados de alguna
manera. Es entonces cuando es difícil diferenciar los significados, y
se hace fácil ser engañados.
La palabra que es equívoca mediante la razón, que tiene un
orden entre sus diferentes significados, no es, sin embargo, una cosa
mala. Es una gran ayuda para la comprensión en la medida en que la
diferencia y el orden en los significados son vistas. Pero en la medida
en que no se ven las diferencias, la palabra equívoca se convierte en
la herramienta del sofista y un motivo de confusión y error.
[3] DOS CLASES DE EJEMPLOS.
Ejemplos que nunca engañarían a nadie ponen de manifiesto
por qué no somos capaces de silogizar cuando equivocamos sobre
uno de los términos: en realidad tenemos 4 términos, pero sólo
parecemos tener 3, que destruye la forma del silogismo categórico.
Tener 4 términos es la causa del fallo para ser un silogismo. Sin
embargo, esa no es la causa del engaño: la causa del engaño está
en parecer tener tener sólo 3 términos. Y la mera identidad de la
palabra que se usa para expresar dos de esos términos no es
suficiente para engañar a la gente si los dos significados son muy
distintos. El engaño ocurre sólo cuando los significados son muy
similares y difíciles de separar.
Una muñeca es un juguete con forma humana

José se rompió la muñeca en una pelea de artes marciales José rompió un juguete de forma humana en una pelea de artes marciales Todo banco es un depósito de dinero Todo banco es un asiento para más de una persona Algunos asientos para más de una persona son depósitos de dinero [4] EJEMPLOS DEL ENGAÑO DE LA EQUIVOCACIÓN. Los siguientes ejemplos pretenden ilustrar cuán engañosas pueden ser las falacias de la equivocación en filosofía y teología. Cualquiera que piense en algo es inseguro y por lo tanto imperfecto Pero Dios no es imperfecto Por lo tanto Dios no piensa 3. Lo que está en todas partes de un cuerpo y en ninguna otra parte es igual a ese cuerpo El alma está en todas las partes de un cuerpo y en ningún otro El alma es igual en tamaño al cuerpo en el que está 4. Lo que puede crecer está vivo Los cristales y los incendios pueden crecer Así cristales e incendios están vivos 5. Lo que existió antes que otras cosas existe en el tiempo Dios existió antes de todas las cosas Así que Dios existe en el tiempo 2. Lo que puede reproducirse a sí mismo está vivo Un virus informático puede reproducirse Un virus informático está vivo . Ve si puedes encontrar los términos equívocos y distinguir sus significados: 1.

entonces el argumento debe ser refutado diciendo que "nada" se dice equívocamente: en la primera premisa "nada" es lo mismo que "la nada" pero en la segunda premisa no lo es. un sándwich es mejor que Dios Es posible analizar esto como una equivocación falaz en "nada".[5] UNA FALACIA SIMILAR A LA EQUIVOCACIÓN. (1) "sándwich" (2) "mejor que nada" (3) "nada" (4) "mejor que Dios" los términos segundo y tercero se confunden fácilmente como lo mismo. Un ejemplo sencillo: Un sándwich es mejor que nada Pero nada es mejor que Dios Por lo tanto. Si analizamos de esta manera. lo cual es más como la forma de relacionar de la lógica moderna. por lo que la cópula no es "es" sino "es mejor que" y por lo tanto el segundo término sería "nada". pero también se podría decir que no hay un silogismo aquí porque hay cuatro términos. ya que "mejor que" en el segundo término se puede considerar como parte de la cópula. . sino en realidad 4 términos. podemos ver que no hay 3 términos. como se indica más arriba. sino porque un término es igual que otro a excepción de una adición que es fácilmente ignorada o descartada. A veces parece haber sólo tres términos. Pero si tratamos el argumento como un silogismo categórico ordinario de 3 términos. al igual que el tercer término. no porque la misma palabra se ha utilizado con más de un significado. a saber. cuando en realidad son cuatro.