Joven mendigo 1650

Murillo

Bartolomé

El garrotillo 1812

Francisco de Goya

La desesperación que provocaba contemplar la lenta asfixia de

los niños por las membranas diftéricas en la garganta, llevó a muchos a retirar con los dedos dichas membranas de las vías respiratorias de los enfermos.

El Patizambo

Ribera
El joven mendigo con aspecto humilde sonríe directamente al espectador. Muestra en una mano un papel que dice : "Déme una limosna, por amor de Dios".

Niños jugando a los dados Murillo 1665-75

Dos niños comiendo melón y uvas

Murillo 1650-55

Las dos figuras aparecen ante un edificio en ruinas, presentándolos el artista como auténticos pícaros, destacando sus ropas raídas y sus gestos de glotonería. Los detalles están captados a la perfección -especialmente las frutas- creando una apreciable sensación de realidad.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful