You are on page 1of 2

Comunicación e identidad: una aproximación al estudio del consumo

En el texto propuesto por la antropóloga Claudia Méndez publicado en la revista universitas
humanística en el año 2007 “Comunicación e identidad: una aproximación al estudio del
consumo”, la autora muestra al consumo como una forma de comunicación e identidad en la
vida cotidiana. De esta manera, la autora afirma que el consumo es un proceso de
comunicación social con la intención de representar las realidades e identidades por medio de
una cultura material.
Primeramente, Claudia Méndez enuncia que los seres humanos usan los objetos con fines
comunicativos puesto que los conocimientos y los ideales se concretan en estos para así
expresar o demostrar la realidad. Del mismo modo, los objetos sirven para comunicar
intenciones e identidades que destacan etapas de la vida de las personas y establecen modelos
de comportamiento frente a los demás. Esto permite a la autora sostener que se las personas se
comunican a través de los objetos que obtienen en relación a las ideas que consumen.
Además, Méndez manifiesta que la necesidad y el deseo constituyen los objetivos materiales
que el ser humano busca conseguir, para que de esta forma pueda obtener placer por medio
del logro de nuevas experiencias. Es así como la autora plantea al progreso como el imaginario
colombiano que se basa en las necesidades materiales, reales o simbólicas, instauradas por la
sociedad. Dado lo anterior, Claudia expone que las decisiones para complacer dichas
necesidades responden directamente a los ideales que los medios de comunicación y la
publicidad crean por medio de las marcas y productos. Todo esto se vincula al concepto de
comunicación y a la forma en la que se quiere transmitir el mensaje.
Asimismo, los medios cumplen un rol importante en el proceso del consumo como forma de
comunicación; crean los ideales culturales frente al consumo de ciertos objetos. Esto lo
muestra la autora por medio de la explicación del “Efecto Pinocho” que es la forma en que el
objeto cobra vida por medio de los imaginarios que se establecen de este en la vida cotidiana.
De esta forma es como la publicidad vende una idea que los individuos adquieren como una
necesidad simbólica.
Para finalizar, Claudia Méndez destaca el hecho de que los objetos son parte fundamental
dentro del proceso comunicativo puesto que representan y materializan las ideas e imágenes

edu. Universitas Humanística. Bibliografía Méndez.delgado12@uniandes. los medios de comunicación son la manera más directa para crear en el sujeto el ideal frente al consumo de cualquier objeto puesto que dichos medios establecen nuevas formas para que las personas puedan percibir la realidad. Asimismo. Además muestra a la necesidad y al deseo como los factores claves para entender el porqué del consumo y de esta manera como se satisfacen esas necesidades por medio de las marcas y productos. Comunicación e identidad: Una aproximación al estudio del consumo.del sujeto. 291-305 Soraya Delgado Montenegro 201619176 Sm.co .C (2007). C. Todo esto proyecta al consumo como el proceso cultural y comunicativo para entenderlo más allá del concepto económico y moral que se le ha atribuido a lo largo de la historia. 64 (1).