Rojo y Negro

Derechos Humanos

A 34 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO ARGENTINO 34 años del último Golpe de Estado Militar en Argentina, producido el 24 de marzo de 1976, por las tres fuerzas conjuntas (Marina, Ejército y Fuerza Aérea) al mando del jefe aeronáutico Orlando Agosti, el general Jorge Videla y el Almirante Eduardo Massera. Perla Zunino (fotógrafa del periódico Rojo y Negro) ha hecho una muestra fotográfica sobre ex centros de detención, tortura y exterminio de la ciudad de Buenos Aires. La muestra se realizó en algunos puntos de la vecina orilla y en nuestro país en la Plaza Cagancha los días 24, 25 y 26 de marzo la cuál fue visitada por numeroso público. En mayo se expondrá en Casa de la Cultura de Piriápolis y en el Centro Social “El Galpón de Corrales” en Villa Española, y en junio-julio en la Escuela de Teatro de la ciudad de Maldonado.

MUESTRA FOTOGRÁFICA

A

El tema impunidad en Uruguay aún no está resuelto 25 años después del fin de la dictadura. La existencia de una ley que no permite que se haga justicia para con aquellos que fueron víctimas del terrorismo de estado, sigue siendo causa y consecuencia de una profunda fractura en nuestra sociedad. Esto se arrastra desde la salida institucional de la dictadura a fines de 1984, hasta la fecha de hoy. Muchos años han pasado y muchos son los reclamos, provenientes de distintos sectores de la sociedad en materia de derechos humanos: más de 1 millón de uruguayos se han pronunciado a favor de la anulación de la ley de caducidad, los organismos internacionales exigen al gobierno uruguayo que termine con esta ley, dado que por ella el estado uruguayo estaría incumpliendo tratados internacionales en materia de Derechos Humanos. Las razones que esgrimen los actuales gobernantes en cuanto a que hay que respectar la decisión del soberano, confirmado en dos plebiscitos no son aceptables bajo ningún concepto. Primero que nada porque esta ley es ilegítima y por lo tanto ni siquiera debería haber sido plebiscitada y segundo, porque los actuales gobernantes llegan al gobierno porque fueron depositarios de una enorme confianza por parte del pueblo, que esperó y espera se haga al fin justicia frente a los crímenes de lesa humanidad. Cada 20 de mayo tiene lugar la marcha del silencio por los desaparecidos; no hay tema más masivamente movilizador en nuestra sociedad. Pero hoy la tozudez de los políticos ya va dejando ver que no van a ceder en esta materia; entonces lo que acá se va confirmando es la existencia de un pacto con los militares; que hace que se pretenda por todos los medios laudar el tema. El 10 de febrero de este año 2010 fue finalmente procesado con prisión el ex dictador Juan María Bordaberry, por su

responsabilidad en el golpe de estado en Uruguay en 1973. El ex dictador uruguayo recibió la notificación de su condena a 30 años de prisión por atentado a la Constitución. Bordaberry también fue condenado por haber ordenado el asesinato de Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez, dos legisladores uruguayos exiliados en Buenos Aires, en 1976. La justicia también le responsabilizó por la desaparición forzada de nueve opositores. ¿Alguien puede responder porqué la justicia llega tan tarde? En Uruguay, la decena de militares procesados hasta ahora por delitos de lesa humanidad están recluidos en una cárcel especial construida en un cuartel ubicado en las afueras de Montevideo. Están muy, muy lejos de padecer las condiciones infrahumanas y el trato brutal que soporta la enorme mayoría de las personas detenidas en el país y acusadas de delitos de mucho menor entidad. Cuentan, por ejemplo, con frigobar, muebles propios, televisión por cable (pagada por el Comando del Ejército), etc, etc.. Conviene recordar que el hecho de ser procesados en Uruguay los salvó de ir a prisión en Argentina; lugar en donde sí hubieran cumplido prisión en otras condiciones menos privilegiadas que en nuestro país. Entre tanto, muy poco o casi nada se ha encontrado de los restos de los desaparecidos y más de 400 miembros de las fuerzas represivas, se mantienen impunes. Hoy el presidente José Mujica clama casi desesperadamente por la unión entre todos los ciudadanos uruguayos, en dejar el pasado y juntos estrechar fuerzas entorno a los militares. Recordemos que los militares llegaron al poder de la mano de los partidos blancos y colorados. Con “medidas prontas de seguridad” para combatir las luchas populares contra la aplicación de las recetas del Fondo Monetario Internacional. Por aquellos años 60-70, los Tupamaros combatieron con las armas en la mano contra un estado corrupto y represivo. Hoy un ex

Desde ya están todos invitados a participar de ésta muestra que nos vincula con nuestra historia más reciente y nos hace reflexionar sobre la memoria en cuánto hechos tan inhumanos como el Terrorismo de Estado

Página 8