You are on page 1of 113

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO

Facultad de Filosofía y Letras
Cátedra de Filosofía Social y Política

SELECCIÓN DE TEXTOS

Dr. Carlos Diego Martínez Cinca
Mendoza (Argentina)
Marzo de 2013

Filosofía Social y Política

2

ÍNDICE

Introducción.............................................................................................................................. 3
Hannah Arendt. Entre el pasado y el futuro (Prefacio) ………………………………………4
Platón. República..................................................................................................................... 13
Aristóteles. Política.................................................................................................................. 24
Nicolás Maquiavelo. El Príncipe ............................................................................................ 35
Thomas Hobbes. Leviatán........................................................................................................ 48
John Locke. Segundo Ensayo sobre el Gobierno Civil............................................................ 68
Jean-Jacques Rousseau. El Contrato Social............................................................................ 82
Karl Marx. Prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía Política......................... 95
Hannah Arendt. Tradición y Edad Moderna………………………………………….…………… 98
Fuentes................................................................................................................................... 113

Filosofía Social y Política

3

INTRODUCCIÓN
La presente selección de textos conforma el núcleo fundamental de la asignatura
“Filosofía Social y Política (Módulo I-II)” que enseño en la Facultad de Filosofía y Letras de
la Universidad Nacional de Cuyo.
Por núcleo fundamental entiendo las obras clásicas del pensamiento político (antiguo y
moderno), vale decir, aquellas obras y aquellos autores que constituyen las hebras esenciales
del hilo de la tradición política de Occidente: Platón, Aristóteles, Maquiavelo, Hobbes, Locke,
Rousseau y Marx.
Podría discutirse si tal o cual texto merecía incluirse o no en la presente selección.
Pero ciertamente no se podrá negar que están, al menos, los indispensables. La extensión del
programa de cátedra, que arranca en la Antigüedad clásica y culmina en la Modernidad tardía,
justifica una “selección” como la que presento aquí que, forzosamente, deja de lado otras
importantes páginas del pensamiento político occidental. La inclusión de un texto capital de
Hannah Arendt, al final de la selección, cumple la función de integrar de una sola mirada –la
mirada de la genial filósofa judeo-alemana– la totalidad de los textos clásicos (antiguos y
modernos).
Los textos han sido seleccionados en función de dos criterios básicos. Por un lado, he
seguido el programa vigente de la asignatura, procurando allanarle al alumno –único
destinatario de esta “selección”- una primera lectura esencial de las grandes obras del
pensamiento político. Esta primera lectura no suple en modo alguno la ulterior lectura y
análisis de la obra completa en cuestión. En efecto, por razones didácticas, la presente
“selección” no constituye más que el material que el alumno debe “leer” antes de concurrir a
clase. En la clase le será presentada la obra completa del autor en cuestión y se le explicarán
los conceptos y categorías fundamentales que le ayudarán a comprender la totalidad de su
obra, tomando como ejemplo y punto de partida los textos seleccionados.
En segundo lugar, cada párrafo seleccionado es, en sí mismo, un “ejercicio del
pensar”, vale decir, una ocasión que nos permitirá reflexionar en clase en torno a la doctrina
expresa y la doctrina tácita de un pensador. Esto último diferencia una Filosofía Política de
una mera Historia de las Ideas Políticas (entre otras cosas). No pretendo “recopilar”
información, compactarla, y proporcionarle al alumno un “archivo” para su memoria. Quiero
que el alumno piense. Cada clase pretenderá ser un ejercicio dialéctico, una discusión en torno
a qué es la justicia, la autoridad, el poder, la felicidad, el origen y el fin de la comunidad
política, entre otros tópicos. Para ello, cada texto seleccionado será el punto de partida de
semejante reflexión.
La restante bibliografía para el estudio de la materia (manuales, artículos
especializados, fuentes indirectas, etc.) estará a disposición del alumno en los archivos de
cátedra. Por consiguiente, la presente selección constituye sólo un material de clase.

Carlos Diego Martínez Cinca

y publicados en la Collection Espoir. parece haber consistido en algo hecho. a [su] paupérrima conducta”. sin la parafernalia del oficialismo y ocultos a los ojos de amigos y enemigos. en desnuda insatisfacción”. mientras la lucha real todavía continuaba –“Si sobrevivo. ¿En qué consistía dicho tesoro? Tal como ellos mismos lo entendieron. resumió el sentido de lo que cuatro años en la résistance habían llegado a significar para una generación entera de escritores y hombres de letras europeos. estos aforismos. (Traducción de Carlos Diego Martínez Cinca para uso de los alumnos) PREFACIO: El resquicio1 entre el pasado y el futuro Notre héritage n’est précédé d’aucun testament – “nuestra herencia nos fue entregada sin testamento alguno”. 1946. quiérase o no.Filosofía Social y Política 4 Hannah Arendt. véase René Char. y para involucrarlos en las interminables polémicas e intrigas de una guerra de papel.se acordaron en palabras y hechos todos los negocios relevantes en los asuntos del país. 1956. Luego de unos pocos años fueron liberados de lo que originalmente pensaron que era una “carga” y arrojados de nuevo a lo que entonces supieron que era la irrelevancia carente de peso de sus asuntos personales. La segunda es que Hannah Arendt emplea el término no solamente en su acepción negativa de “hendidura” sino también en el sentido positivo de espacio o apertura desde donde es posible que acontezca el evento del pensar [N. Penguin Books. En esta desnudez.]. que ya no sospechaba más de sí mismo por “insinceridad”. ciertamente no porque lucharan contra la tiranía o Traduzco el término inglés gap por “resquicio” y no por “grieta”. por decirlo de algún modo. sin advertencia y probablemente contra sus inclinaciones conscientes. como literalmente cabría traducir. claramente anticipado. la “triste espesura” de una vida privada girando nada más que en torno a sí misma. que podía tolerar el “ir desnudo”. había vaciado.éste es quizás el más extraño de todos los aforismos extrañamente abruptos por medio de los cuales René Char. un dominio público en el que. entregándola a los espasmódicos movimientos de bribones o idiotas cual marionetas.sucedió. New York. de dos partes conectadas entre sí: habían descubierto que quien “se unía a la Resistencia se encontraba a sí mismo”. junto a otras piezas posteriores. sé que tendré que romper con la fragancia de estos años esenciales. solamente habrían podido retornar a la lucha vacía de las ideologías en conflicto que luego de vencer al enemigo común ocuparon una vez más la arena política para dividir a los antiguos camaradas de armas en innumerables grupos que no eran ni siquiera facciones. 1943 a 1944. por dos razones. 2 Para esta cita y las siguientes. Between Past and Future. vinieron a constituir. del T. despojado de todas las máscaras –tanto aquellas de que la sociedad provee a sus miembros como las que el individuo se fabrica por sí mismo en sus reacciones psicológicas contra la sociedad. No duró mucho. aparecieron en inglés bajo el título Hypnos Waking. un evento absolutamente inesperado para ellos. y aquellos que de hecho jamás habían participado en los asuntos oficiales de la Tercera República fueron succionados hacia la política como con la fuerza de un vacío. Escritos durante el año final de la Resistencia. de un día para el otro.fueron visitados por primera vez en sus vidas por una aparición de la libertad. Lo que Char había entrevisto. la escena política de su país. 1 . escritor y poeta francés. rechazar en silencio (no reprimir) mi tesoro”. dejaba de estar en la “búsqueda de [sí mismo] sin guía alguna. editada por Albert Camus. por ser un “quejumbroso. Perdieron su tesoro. 1993. una vez más separados del “mundo de la realidad” por un épaisseur triste. sospechoso actor de la vida”. Feuillets d’Hypnos. La primera es que “resquicio” posee un campo semántico mucho más vasto y rico que su traducción rival.2 La caída de Francia. New York. Poems and Prose. Y en caso de haberse negado a “retornar a [sus] verdaderos comienzos. De ese modo. Paris.

y ello residía más allá de la victoria o la derrota: “La acción que tiene un sentido para el que vive tiene valor sólo para los muertos. De este modo los primeros que fallaron al recordar cómo era dicho tesoro fueron precisamente aquellos que lo poseyeron y lo descubrieron tan extraño que no supieron siquiera cómo llamarlo.Filosofía Social y Política 5 cosas peores que la tiranía –esto fue cierto respecto de cada soldado de los ejércitos aliadossino porque llegaron a ser “desafiantes”. por una falta de memoria. Así. Por el momento eso no les preocupó. solamente el cambio sempiterno del mundo y el ciclo biológico de las criaturas vivientes en él. por decirlo de algún modo. sin saberlo ni darse cuenta. aparece abrupta. no en el espacio exterior sino en el mundo y en los asuntos humanos sobre la tierra. Sin embargo. que entrega y preserva. inesperadamente. Sin testamento. a los testigos. cuando carece incluso de un nombre? Los unicornios y las hadas parecen tener más realidad que el tesoro perdido de las revoluciones. que señala dónde se encuentran los tesoros y cuál sea su valor. para sorpresa nuestra. carece de toda ayuda fuera de una estructura de referencia pre-establecida. Puesto que la rememoración. “En cada banquete en el que tomamos parte juntos. en suma. ¿Existe algo. y la más poderosa de estas razones es que el tesoro ha permanecido hasta aquí innombrado. apenas si entendemos mejor que su contrapartida francesa. en todo caso. con sus acentos en la “virtud” y la “gloria”.incluso anterior a la desaparición misma del tesoro. la dificultad para nosotros radica en que en ambos casos el énfasis estaba puesto en lo “público”. tomaron la iniciativa por sí mismos y por consiguiente.parece no haber continuidad alguna de la voluntad en el tiempo y de allí. si dirigimos nuestra mirada a los comienzos de esta era. podría contarse en forma de parábola como la saga de un tesoro inmemorial que. la libertad es invitada a tomar asiento. Un testamento. La pérdida. porque ningún testamento lo había asignado a un futuro. como si se tratara de un hechizo de Morgana. aunque quizás uno de los más importantes. bajo las más variadas condiciones. conocían sin embargo de modo suficiente el sentido de lo que hacían. La silla permanece vacía. un nombre de largo alcance a causa del olvido y la pérdida –uno se ve tentado a decir. se consumó por medio del olvido. y desaparece de nuevo en condiciones diferentes y misteriosas. que es sólo uno. es la innombrabilidad del tesoro perdido a lo que el poeta alude cuando dice que nuestra herencia nos fue entregada sin testamento alguno. hablando humanamente. La tragedia comenzó no cuando la liberación (independencia) del país como un todo arruinó. el siglo XVIII poseía a ambos lados del Atlántico un nombre para dicho tesoro. El nombre en América era “felicidad pública”. y especialmente a las décadas que la precedieron. a los vivientes mismos. modos del pensar. Existen por cierto razones para creer que el tesoro jamás fue una realidad sino un espejismo. que tratamos aquí no con algo sustancial sino con una aparición. a aquellos que por un breve instante habían sostenido el tesoro en la palma de sus manos. tampoco pasado ni futuro. podremos descubrir que. la “libertad pública”. y la mente humana es capaz solamente en muy raras ocasiones de retener lo que permanece por todos lados inconexo. casi de manera automática. o para aclarar la metáfora. que. Como quiera que sea.que desgrana políticamente el relato más íntimo de la edad moderna. pero el lugar está puesto”. los pequeños islotes ocultos de libertad que de todas maneras estaban . Los hombres de la Resistencia Europea no fueron ni los primeros ni los últimos en perder su tesoro. el tesoro se perdió no a causa de circunstancias históricas y la adversidad de la realidad sino porque ninguna tradición había entrevisto su aparición o su realidad. que acaeció no sólo a los herederos sino también. comenzaron a crear ese espacio público cabe ellos mismos en que la libertad es posible que aparezca. a los actores. asigna posesiones del pasado para un futuro. sin tradición –que selecciona y nombra. aun cuando no conocieran su tesoro. inevitable quizás en términos de realidad política. La historia de las revoluciones –desde el verano de 1776 en Filadelfia y el verano de 1789 en París hasta el otoño de 1956 en Budapest. refiriendo al heredero lo que será suyo de pleno derecho. consumación sólo para quienes la heredan y la cuestionan”.

las opiniones.aus der Kampflinie ausspringt und wegen seiner Kampfeserfahrung zum Richter über seine miteinander kämpfenden Gegner erhoben wird.] en The Great Wall of China. II. y los sentimientos de los hombres está todavía muy lejos de haber terminado. sin embargo sus resultados ya no admiten comparación alguna con nada que el mundo jamás antes haya presenciado. La parábola de Kafka dice lo siguiente:4 La cita es del capítulo final de Democracy in America. sino cuando resultó que ya no había espíritu alguno para heredar y cuestionar. El meollo del asunto es que la “consumación”. que ciertamente cada evento actuado debe poseer en el espíritu de aquellos que luego habrán de contar la historia y extraer su sentido. simplemente no hubo una historia pasada que pudiese ser contada. no iluminan la apariencia externa sino que poseen el poder de los rayos X de dejar al descubierto la estructura interna. curiosamente. no atado ya más al evento como el círculo que se circunscribe al foco. Incluso el reconocimiento anticipante de la paradoja ha llegado a ser ahora familiar. El original alemán –en el vol. So ist es aber nur theoretisch.Filosofía Social y Política 6 ya condenados. Der zweite verwehrt ihm den Weg nach vorn. los eludió. p. New York. 5 de los Gesammelte Schriften. y el “nuestra herencia nos fue entregada sin testamento alguno” de Char suena como una variación del “Desde que el pasado ha dejado de arrojar su luz sobre el futuro. el espíritu del hombre yerra en la oscuridad”. 1945. las leyes. arrojadas a lo largo y a lo ancho del evento cual rayos de luz. se lee como sigue: Er hat zwei Gegner: Der erste bedrängt ihn von hinten. Nada hay en esta situación que sea completamente nuevo. y sin este pensar consumante luego del acto. Retrocedo de edad en edad hasta la más remota antigüedad. son realmente parabolái. tampoco es fiable al convertirse en algo completamente sin sentido o al refritar viejas verdades que han perdido ya toda relevancia concreta. el espíritu del hombre yerra en la oscuridad” de Tocqueville3. denn er will ihn nach vorn drängen und ebenso unterstützt ihn der zweite im Kampf mit dem Ersten. desde que el pasado ha dejado de arrojar su luz sobre el futuro. probablemente únicas a este respecto en la literatura. so finster wie noch keine war. New York. también anticipan la intuición de Kafka (véase la siguiente nota) de que es el futuro quien envía al espíritu del hombre hacia el pasado “hasta la más remota antigüedad”. Estas líneas de Tocqueville anticipan no solamente los aforismos de René Char. denn er treibt ihn doch zurück. Traducidas del alemán por Willa y Edwin Muir. Estamos demasiado familiarizados con las explosiones recurrentes de la exasperación apasionada contra la razón. sin la articulación cumplida en la rememoración. que la realidad ha llegado a ser espesa (oscura) para la luz del pensamiento y que el pensamiento. 331. 4 El relato es el último de una serie de “Notas del año 1920”. al que supo describir y analizar de una manera tan soberbia que su obra ha permanecido como un clásico y ha sobrevivido a más de un siglo de cambios radicales. del T. vol. el pensamiento y el discurso racional que son reacciones naturales de hombres que saben por experiencia propia que el pensamiento y la realidad no se hacen compañía. 1946. Sin embargo. Allí se lee: “Aunque la revolución que está teniendo lugar en la condición social. 3 . bajo el título “ÉL”. dass er einmal in einem unbewachten Augenblick –dazu gehört allerdings eine Nacht. era plenamente consciente de que lo que Char llamó la “consumación” del hecho y el evento todavía lo eludía. si uno los lee textualmente. Denn es sind ja nicht nur die zwei Gegner da. hasta donde yo sé. vom Ursprung her. aparecieron en este país [Estados Unidos de América – N. en una de esas parábolas de Franz Kafka que. y que en nuestro caso está hecha de los ocultos procesos del espíritu. 1946. para pensar y recordar. que sin embargo. und wer kennt eigentlich seine Absichten? Immerhin ist es sein Traum. pero no encuentro paralelo alguno con lo que está ocurriendo ante mis ojos. sondern auch noch er selbst. He seguido la traducción inglesa salvo en algunas ocasiones en que necesitaba una traducción más literal para mis propósitos. la descripción exacta de esta paradoja debe buscarse. Cuando Tocqueville regresó del Nuevo Mundo. Er kämpft mit beiden. Eigentlich unterstützt ihn der erste im Kampf mit dem Zweiten. New York.

es que algún día. sino también él mismo. [N. pues quiere empujarlo hacia delante. su término real es estar en paz con el mundo. artistas. cuando comenzó a ser claro para el hombre moderno que había llegado a vivir en un mundo en el que su espíritu y su tradición de pensamiento no eran siquiera capaces de plantear preguntas adecuadas. De hecho comienza en el punto preciso en que nuestro aforismo inicial dejó la secuencia de eventos suspendidos. se encuentra él mismo inmediatamente involucrado en una suerte de estado de guerra propio. Esta acción paradojal. el primero lo apoya en su lucha contra el segundo. La tarea del espíritu es comprender lo que pasó. al menos en su versión francesa. con su “comprometido comprometerse” 5. más bien que uno. otra generación. por dos actos previos. empero. por decirlo de algún modo. tomando en cuenta su experiencia de combate. Antes de que la generación de René Char. hombres de letras. Él les ofrece combate a ambos. Fueron los hombres de esa generación anterior que luego llegaron a ser voceros y creadores de lo que ellos mismos denominaron existencialismo. y de la misma forma el segundo lo apoya en su lucha contra el primero. El combate de Kafka empieza cuando el curso de acción se ha desarrollado en su forma normal y cuando la historia que de él ha resultado espera ser completada “en los espíritus que la heredan y la cuestionan”. se había vuelto hacia la política a fin de solucionar las perplejidades de la filosofía y había tratado de escapar del pensamiento por medio de la acción. los así llamados intelectuales –escritores. y tampoco surgió siquiera cuando resultó que la filosofía era igualmente incapaz de llevar a cabo la tarea que Hegel y la filosofía de la historia le asignaran. a la posición de árbitro sobre sus antagonistas en su lucha recíproca. a saber. a los eventos cuyo sentido encontramos contenido en el aforismo de René Char. pareció mantener viva la esperanza no de solucionar los problemas. comprender y asir conceptualmente la realidad histórica y los eventos que hicieron del mundo moderno lo que es. en un momento inesperado –y ello requeriría de una noche más oscura aún que cualquiera otra noche que jamás haya sidoél saltará de la línea de combate y será promovido. la revolución vino a jugar. según Hegel. El existencialismo. Por cierto. es ante todo una huida de las perplejidades de la filosofía moderna hacia el compromiso no cuestionante de la acción. apenas un poco más vieja. este estadio en el desarrollo del espíritu moderno fue precedido. Y puesto que. pues lo conduce hacia atrás. y ni qué decir de dar respuestas a sus propias perplejidades. rebelión del filósofo contra la filosofía.pudieron encontrar un acceso al dominio de lo público solamente en tiempos de revolución. no surgió cuando la filosofía acabó por ser incapaz de aplicar sus propias reglas al dominio de los asuntos políticos. pensadores. pues el existencialismo. cuando se vio que las viejas preguntas metafísicas carecían de sentido. es decir. del T]. se encontrase a sí misma arrojada a los compromisos de la acción y apartada de los propósitos literarios. en el aire. pero al menos de tornar Traduzco involvement and commitment mediante este juego de palabras que intenta aproximarse al original inglés en su sentido de “ser deudor” (involvement) y “jugarse uno por algo” (commitment). este fracaso de la filosofía política tal como Platón lo habría entendido es casi tan antiguo como la historia de la filosofía occidental y la metafísica. Sin embargo. quien de verdad conoce sus intenciones? Su sueño. históricamente hablando. empero. Pero esto es así sólo teoréticamente.Filosofía Social y Política 7 Él tiene dos antagonistas: el primero lo empuja desde atrás. en las circunstancias del siglo veinte. sigue. Porque ¿no están solamente los dos antagonistas que hay allí. La cuestión llegó a ser desesperante. a quien hemos elegido aquí como su representante. desde el origen. con sentido. y este comprender. y demás. al menos en el siglo veinte. 5 . El segundo le obstruye el camino por delante. como Malraux alguna vez lo notó (en Destino del Hombre). en la lógica interna del asunto. es la forma humana de reconciliar la realidad consigo mismo. El problema es que si el espíritu no es capaz de llevar paz e inducir a la reconciliación. su ser engagée. “el papel que otrora jugó la vida eterna”: ella “salva a quienes la hacen”. El evento que esta parábola relata y penetra.

concluía sus reflexiones con un llamado a pensar dirigido a los futuros sobrevivientes no menos urgente ni apasionado que el llamado a la acción de aquellos que lo precedieron. René Char. Sin embargo. Lo primero a resaltar es que no solamente el futuro –“la ola del futuro”. en su más completa simplicidad y brevedad. registra un fenómeno mental. Kafka. por así decir.Filosofía Social y Política 8 posible el vivir con ellos sin llegar a ser. sin perder precisión. variedades y elementos dramáticos que caracterizan la vida “real”. o más bien el haber actuado. lo compeliesen de vuelta a pensar. en forma clara se mostraría que el espíritu de tal persona se habría visto forzado a realizar un giro completo no una sino dos veces: primero al escapar del pensamiento en dirección a la acción. un hipócrita. Podemos ahora volver a Kafka. en medio de ellas encontramos al hombre que Kafka llama “él”. En historia. desarrolló ese talento sobrenatural de la anticipación que incluso hoy. quien. llegan a ser conscientes de un intervalo en el tiempo que yace completamente determinado por las cosas que ya no son más y por las que todavía no son. De aquí que haya dos o incluso tres combates desarrollándose en forma simultánea: la lucha entre “sus” antagonistas y la del hombre en el medio contra cada una de ellas. ocupa la última y. los vivientes mismos. El relato. aunque no en su cronología. como Sartre alguna vez lo graficara. el hecho de que exista un combate al menos parece que se debe exclusivamente a la presencia del hombre. El descubrimiento de que el espíritu humano. forma. como una carga que el hombre debe portar y de cuyo peso muerto los vivientes pueden o incluso deben . De momento tendrá alguna importancia señalar que el llamado a pensar surgió en el singular período “inter-medio” que de tanto en tanto se introduce en un tiempo histórico en que no sólo los historiadores más recientes sino también los actores y testigos.sino también el pasado es visto como fuerza. algo que podríamos llamar un evento-del-pensar. en que el historiador debe ser literalmente fiel a la secuencia de teorías y actitudes. luego de casi cuarenta años llenos de sucesos sin precedentes e impredecibles. consiste primariamente en una suerte de contracara sobrecogedora de la relación estatuida entre la experiencia y el pensamiento. al escribir durante los últimos meses de la Resistencia. desnudo. una suerte de paisaje del pensamiento que. un salaud. y no. que en la lógica de estos asuntos. el primer acto de esta historia que aquí nos ocupa. quien en más de treinta y cinco años de creciente fama post-mortem se ha colocado a la cabeza como uno de los escritores de vanguardia. sino en la forma de la biografía de una sola persona.despuntaba en forma amplia. más avanzada posición. La escena es la de un campo de batalla en que chocan entre sí las fuerzas del pasado y del futuro. Mientras que nosotros encontramos natural el asociar la riqueza del detalle concreto y la acción dramática con la experiencia de una realidad dada y el adscribir a los procesos mentales una palidez abstracta como un precio adecuado a su orden y precisión. apuntando nada más que a una aproximación metafórica a lo que actualmente sucede en los espíritus de los hombres. abriga todas las riquezas. permanece aún sin solución. dejara de funcionar propiamente. por así decir. porque sin él la peculiar ironía de lo que habría de venir luego pasaría desapercibida para nosotros. sospecha uno. mediante la pura fuerza de la inteligencia y la imaginación del espíritu. Porque pensar era para él la parte más vital y más viva de la realidad. Si uno tuviese que escribir la historia intelectual de nuestro siglo. si desea mantener su posición a toda costa debe dar batalla a ambas fuerzas. por alguna razón misteriosa. creó a partir de un mínimo de experiencia “abstracto”. no deja de asombrarnos). sin el cual las fuerzas del pasado y del futuro. no en la forma de sucesivas generaciones. aunque sea de paso. y luego otra vez cuando la acción. cuando la liberación –que en nuestro contexto quiere decir liberación de la acción. estos intervalos han mostrado más de una vez que ellos pueden contener el momento de la verdad. (El enigma de Kafka. como casi en todas nuestras metáforas. Lo menciono aquí. se habrían neutralizado o destruido mutuamente largo tiempo atrás.

Filosofía Social y Política 9 liberarse en su marcha hacia el futuro. la acción de las dos fuerzas que forman el paralelogramo de fuerzas en que el “él” de Kafka ha encontrado su campo de batalla. “él” apenas si tiene espacio suficiente para permanecer de pie y en todo momento en que “él” piensa en seguir su propio camino. hacia delante y hacia atrás. Solamente porque el hombre está inserto en el tiempo y solamente en la medida en que mantiene su posición. Si el “él” de Kafka fuese capaz de ejercer sus fuerzas sobre esta diagonal. la diagonal resultante cuyo origen sería el punto en que las fuerzas chocan y sobre el cual actúan. de manera bastante extraña. no puede menos que causar la desviación. sino que se encontrarán en un ángulo. abarcando el camino entero de retorno al origen. simple intervalo. el futuro quien nos conduce hacia el pasado. Las dos fuerzas antagonistas son ambas ilimitadas en cuanto a sus orígenes. ordenados. Este pasado. pero aunque no poseen un origen conocido. La fuerza diagonal. Kafka describe cómo la inserción del hombre desintegra la corriente unidireccional del tiempo pero. que constituyen la moción adecuada al tren . “el pasado nunca muere. el tiempo no es un continuo. La inserción del hombre. y llegado el caso. en equidistancia perfecta respecto del pasado y el futuro. Sin distorsionar el sentido kafkiano. inespacial. incluso no es pasado”. está partido por el medio. la corriente indiferente del tiempo efectivamente se desintegra en “tiempos”. siendo su punto de partida el choque de las fuerzas antagonistas. pero sería infinita con respecto a su fin en virtud de haber resultado de la acción concertada de dos fuerzas cuyo origen es infinito. Esta fuerza diagonal. para decirlo en términos agustinianos. cuya dirección está determinada por el pasado y el futuro. sino que se asemeja a lo que los físicos llaman un paralelogramo de fuerzas. en el punto en que “él” se encuentra. comienzan a luchar entre sí y a actuar sobre el hombre de la manera en que Kafka describe. “su” mantener posición contra el pasado y el futuro. la otra desde un futuro infinito. en tanto región propia del pensar? Obviamente lo que está ausente en la descripción kafkiana de un evento del pensar es la dimensión espacial en la que el pensar pudiese ejercerse sin verse forzado a saltar enteramente fuera del tiempo humano. no cambia la imagen tradicional según la cual pensamos en el tiempo como moviéndose en una línea recta. y es. es la metáfora perfecta para la actividad del pensar. no tira hacia atrás sino que empuja hacia adelante. En plabras de Faulkner. por el contrario. no chocarán ya más de frente. la una procediendo desde un pasado infinito. por así decir. de las fuerzas respecto de su dirección original.la que disuelve el continuo del tiempo en las fuerzas que luego. el punto en que chocan. ligera por cierto. es esta inserción –el comienzo de un comienzo. con movimientos lentos. al menos potencialmente. Puesto que Kafka conserva la tradicional metáfora de un movimiento temporal rectilíneo. el resquicio en que “él” se yergue no es. además. Visto desde la perspectiva del hombre. que vive siempre en el intervalo entre el pasado y el futuro. debería resultar en una tercera fuerza. Idealmente. y “su” punto de encuentro no es el presente como normalmente lo entendemos. creo que uno puede ir un paso más allá. sería limitada en cuanto a su origen. en tanto que disuelve el continuo. Esta fuerza diagonal diferiría en un aspecto respecto de las dos fuerzas de las que resulta. suprasensible. conserva en el ser. En otras palabras. pero cuyo fin eventual yace en el infinito. caminando a lo largo de esta línea diagonal. “él” se sumerge en el sueño de una región sobre y por encima de la línea de combate -¿y qué otra cosa es este sueño y esta región sino el viejo sueño que la metafísica occidental ha soñado desde Parménides a Hegel en relación a un dominio intemporal. contrariamente a lo que uno podría esperar. sino más bien un resquicio en el tiempo que “su” lucha permanente. cuyo origen es conocido. una corriente de sucesión ininterrumpida. tienen un fin terminante. a causa de tener su centro en la la partícula o cuerpo que les imprime su dirección. El problema con el relato de Kafka en todo su esplendor es que resulta apenas posible conservar la noción de un movimiento temporal rectilíneo si su corriente unidireccional se disuelve en fuerzas antagonistas dirigidas hacia y actuantes sobre el hombre.

para establecernos en el resquicio entre el pasado y el futuro. la experiencia combatiente ganada por “el” que afirma su posición entre las olas batientes del pasado y el futuro. Que esta tradición se ha tornado cada vez más y más delgada a medida que progresaba la edad moderna no constituye un secreto para nadie. sin embargo. posiblemente ninguna de estas metáforas pueda tener sentido porque los resquicios en el tiempo allí no acontecen. toda la parábola concierne a un fenómeno espiritual. Llegó a ser una realidad palpable y una perplejidad para todos. pero habría descubierto –presionado como estaba por sus antagonistas en la única dirección desde la cual podía propiamente mirar e inspeccionar lo que le era lo más íntimo. dejan a salvo de la ruina del tiempo histórico y biográfico todo aquello que transitan. Kafka menciona la experiencia. incapaz de encontrar la diagonal que lo conduzca fuera de la línea de combate y dentro del espacio idealmente constituido por el paralelogramo de fuerzas. como toda experiencia en el hacer algo. uno se ve tentado a añadir. aunque apunte al infinito. Bien puede ser la región del espíritu o. cada nueva generación. como vimos. este resquicio fue superado por lo que desde los romanos hemos llamado tradición. y consciente solamente de la existencia de este resquicio en el tiempo que. lo que había venido al ser sólo con su propia y auto-insertante adveniencia. es decir. aunque parezca ser un campo de batalla y no un hogar. más bien. como en otros aspectos. el resquicio entre el pasado y el futuro dejó de ser una condición peculiar sólo para la actividad del pensar y restringida en tanto experiencia a aquellos pocos que hacían del pensar su primera ocupación. sospecho. habría descubierto el lugar en el tiempo lo suficientemente distante del pasado y del futuro como para ofrecer al “árbitro” una posición desde la cual juzgar las fuerzas en lucha mutua con un ojo imparcial. por medio de ejercicios. Para evitar malos entendidos: el imaginario del que me sirvo aquí para indicar metafórica y tentativamente las condiciones contemporáneas del pensar solamente pueden ser válidas en el dominio de los fenómenos espirituales. Cuando el hilo de la tradición finalmente se quebró. Lo que tiene muchas más probabilidades de ocurrir –y lo que Kafka en otros relatos y parábolas ha descripto con frecuencia. El resquicio. mientras vive. llegó a ser un hecho de relevancia política. sólo puede ser señalado. y no un “alguien”. olvidado de sus intenciones originarias. es que parecemos no estar equipados ni preparados para esta actividad del pensar. pero es coetáneo a la existencia del hombre sobre la tierra. debe descubrirlo y de nuevo apisonarlo con paciencia. quizás no sea ni siquiera un dato histórico. no tendría que saltar fuera de la línea de combate ni estar por encima de la batahola como exige la parábola. el sendero apisonado por el pensar.y puede ganarse. Sólo en la medida en que piensa. Este pequeño sin-espaciotiempo en el corazón mismo del tiempo. esa pequeña huella de lo sin tiempo que la actividad del pensar abre en el espacio-tiempo de los mortales y en la que los pasos del pensar. por cierto cada nuevo ser humano en tanto él mismo se inserta entre un pasado infinito y un futuro infinito. y esto en la medida en que no tiene edad -un “él” como Kafka tan certeramente lo llama. es el fundamento sobre el que permanece de pie. Por muy largo tiempo en nuestra historia.el enorme.Filosofía Social y Política 10 del pensar. no es un fenómeno moderno. de la rememoración y de la anticipación.el hombre en la entera actualidad de su ser concreto vive efectivamente en este resquicio del tiempo entre el pasado y el futuro. esta clase de pensamiento difiere de otros . a diferencia del mundo y la cultura en que nacemos. El problema. en realidad todo a lo largo de los cientos de años que siguieron a la fundación de Roma y que fueron determinados por conceptos romanos. (En éste. porque esa diagonal.es que “él”. desgastado por la presión de la constante lucha. pero no puede ser heredado ni entregado desde el pasado. sólo a través de la práctica. esto es “así sólo teoréticamente”. Aplicadas al tiempo histórico o biográfico. Pero. permanece atada a y enraizada en el presente. Esta experiencia es una experiencia en el pensar –puesto que. “morirá exhausto”. siempre cambiante espacio-tiempo que es creado y limitado por las fuerzas del pasado y del futuro.

el libro se divide en tres partes. autoridad y razón. sin atender a sus realidades fenoménicas subyacentes. este libro de ejercicios podría contener obviamente menos o más capítulos. del T. los primeros tres capítulos son más críticos que experimentales y los últimos cinco capítulos son más experimentales que críticos. del T. y espero que el lector estará de acuerdo. Me parece. Este cambio gradual del énfasis no es arbitrario. Además. el asunto únicamente tiene que ver con cómo moverse en este resquicio –la única región quizás donde la verdad eventualmente aparezca. la versión del texto pone en evidencia la implícita referencia a Heidegger [N. el espíritu originario que tan penosamente se ha evaporado de verdaderas palabras claves del lenguaje político –tales como libertad y justicia.Filosofía Social y Política 11 procesos mentales tales como deducir. las partes críticas y experimentales de los ensayos que siguen no están separadas con precisión. con los que estamos confrontando a diario. de los conceptos tradicionales. a partir de ellos. La secuencia misma está determinada por el contenido. sino la de una secuencia de movimientos que.] 7 Traduzco el inglés newfangled por este término italiano largamente usado ya en la lengua hispana a fin de no recargar el sentido del texto con una larga perífrasis [N. pero los experimentos no pretenden bosquejar alguna suerte de futuro utópico. no contienen reglas acerca de qué pensar o qué verdades sostener. del T. inducir. una interpretación cuyo principal objetivo es descubrir los orígenes auténticos de los conceptos tradicionales a fin de destilar nuevamente. Puesto que estos ejercicios se mueven entre el pasado y el futuro. y extraer conclusiones cuyas reglas lógicas de no contradicción y consistencia interna pueden ser aprendidas de una vez para siempre y luego necesitan solamente que se las aplique). hablando toscamente. que el ensayo en tanto forma literaria posee una afinidad natural con los ejercicios que tengo en mente. y la crítica del pasado. no pretende “deconstruir”8. Su unidad –que es para mí la única justificación de publicarlos en forma de libro. En lo más mínimo pretenden reconstruir el hilo roto de la tradición ni inventar sustitutos aggiornados7 con los cuales rellenar el resquicio entre el pasado y el futuro. Como toda colección de ensayos. limitados. contienen tanto la crítica como el experimento. y su único objetivo es ganar experiencia en cómo pensar. ya que existe un elemento experimental en la interpretación crítica del pasado. La primera parte trata acerca de la ruptura moderna con la tradición y del concepto de historia con el cual la edad moderna esperaba remplazar los conceptos de la metafísica tradicional. ello supone la discusión de la primera parte en el sentido de que preguntas tan elementales y directas como ¿Qué es la autoridad?. ellos son ejercicios del pensar político en cuanto surge a partir de la realidad de los eventos políticos (aunque tales eventos sólo sean mencionados ocasionalmente). y mi supuesto es que el pensamiento mismo surge a partir de los eventos de la experiencia vital y debe permanecer atado a ellos como a los únicos hitos por medio de los cuales orientarse. no. Los cuatro ensayos de la última parte. finalmente. poder y gloria. son francos intentos de aplicar la clase de pensamiento ensayado en las dos primeras partes del libro a problemas inmediatos.] 6 . de La autora hace referencia al contenido de la obra de la que solamente traducimos aquí su prefacio [N.] 8 “Debunk” (también entre comillas en el original) es un término coloquial que podría traducirse por “desbancar” o “desenmascarar”. ¿Qué es la libertad? solamente pueden plantearse si ya no se dispone por más tiempo de respuestas válidas transmitidas por la tradición. sin perder su carácter por esa razón. Los siguientes seis ensayos 6 constituyen tales ejercicios. como en una suite musical. aunque. En este sentido. son escritos en la misma clave o en claves afines. A lo largo de estos ejercicios el problema de la verdad es puesto en suspenso. De un modo más específico. La segunda parte discute dos conceptos políticos centrales e interrelacionados: autoridad y libertad.no es la unidad de un todo. responsabilidad y virtud.dejando en su lugar conchas vacías con las cuales saldar casi todas las cuentas.

sino en la esperanza de clarificar los temas y ganar alguna confianza en el cotejo de cuestiones específicas.Filosofía Social y Política 12 seguro. para encontrar soluciones definitivas. .

E igualmente en decirle la verdad al que se encuentra en tal situación. de las cuales se burlaba hasta entonces. si alguien en su sano juicio confiase a un amigo sus armas y pidiera su devolución después de haber enloquecido. hombre sabio e inspirado sin duda. bien puede ser que su aprensión provenga de la debilidad consiguiente a la vejez. -Entiendo –dije yo-. o de que las vea más claramente a causa de la proximidad de su fin. agitan su espíritu. Y. respecto de la justicia. ya que tomas el lugar de tu padre. si hemos de dar crédito a Simónides […] VI (331d . Polemarco y Trasímaco V (330d . el principal valor de las riquezas. la ventaja de salir de este mundo libre de todo temor de no haber hecho ciertos sacrificios a ningún dios. sino para el hombre virtuoso.que difícilmente aceptarían muchas gentes. que cuando un hombre cree próximo el fin de su vida. y en este punto me parece que tiene razón. todo el mundo convendría en que no sería conveniente devolvérselas y que habría injusticia en hacerlo.331d) […] -Pero respóndeme otra cuestión: ¿Cuál es. -Que es propio de la justicia –contestó. Pero ¿es propio definir la justicia haciéndola consistir simplemente y en devolver a cada cual lo que de él hemos recibido? ¿O no es ello justo o injusto según las circunstancias? Por ejemplo. -No consiste. y nunca el mal. a sus amigos. infórmame acerca de lo que dijo Simónides. -Es bien difícil –repliqué-. -Es cierto –dijo. Sócrates. a tu juicio.devolver a cada uno lo suyo.Filosofía Social y Política 13 La Tradición Clásica de la Filosofía Política PLATÓN REPÚBLICA Libro I Discusiones sobre la Justicia con Céfalo. lo que acabas de decir –repliqué-. -Consiste en eso. esas fábulas. siente temores e inquietudes ante lo divino que antes no le preocupaban. Polemarco. interrumpiendo-. ni de haber pagado algunas deudas a ningún hombre […] -Es admirable. lo que quiso decir con ello […] […] – pues cree que uno debe hacer siempre el bien.332b) […] -Y bien –continué yo-. acertadamente según afirmas. ¿No es ésta la interpretación que das a las palabras de Simónides? -Ciertamente. pues. las fábulas que se cuentan acerca del Hades de que allí debemos pagar las injusticias que aquí cometimos. El hombre es presa entonces de dudas y temores y repasa en la memoria todos los actos de su vida para averiguar si ha hecho o no mal a nadie […] En eso radica. y no para todos los hombres. Ella nos proporciona. a mi juicio. Bien sabes. Pero quizá tú sabes. además. porque no da lo debido el que devuelve un dinero si la devolución y aceptación resultan perjudiciales y son amigos el que lo devuelve y el que lo recibe. Céfalo. sin duda. -¿Y qué? ¿A los enemigos se les ha de devolver lo que pueda debérseles? . Sócrates –dijo Polemarco. Empiezan a temer que sean verdaderas. la justicia en decir la verdad y en devolver a cada uno lo suyo. La posesión de riquezas ayuda a no engañar involuntariamente ni a mentir. no estar de acuerdo con Simónides. la mayor ventaja que procura una gran fortuna? -Algo -replicó.

se rigen por la tiranía. Simónides envolvió poéticamente en un enigma lo que era la justicia. pues me parece que no la hemos determinado correctamente.e) […] –Escucha. […] -Entonces. ha de ser amigo el bueno y enemigo el malo. o los que realmente lo son aunque lo parezcan? Lo propio digno de los enemigos. VII (332c .d) -Por lo tanto –dije yo-. -Es rigurosamente exacto –dijo-. y juzga pícaros a muchos hombres de bien? […] Para esa gente.Filosofía Social y Política 14 -Sin duda –dijo-. al afirmar que lo justo era beneficiar al amigo y dañar al enemigo. ha de dar provecho a los amigos y mal a los enemigos […] VIII (334c . al menos. Y bien. opinaba que lo justo consiste en dar a cada uno lo que le conviene. Pero cambiemos en algo la definición de amigo y enemigo. de forma que tiene por hombres de bien a muchos que no lo son. Y así llegamos a una conclusión opuesta a la que habíamos atribuido a Simónides.a lo que dijimos antes. Sostengo yo que la justicia no es otra cosa que lo que conviene al más fuerte. lo que se les debe. ¿los buenos son los enemigos y los malos amigos? -Sin duda. ¿Qué entiendes por esto. en virtud de tu definición.que cada uno ame a los que cree buenos. será justo dañar a sus amigos. -¿Y por ventura no se equivoca la gente en ellos. -Sí. lo sé. en efecto. pues. -¿Cómo lo definiríamos. […] -Entonces. ¿por qué no aplaudes? Te guardarás de ello -Espera. para todos aquellos que se engañan en su apreciación de los hombres.335b) […] -¿Pero qué entiendes tú por amigos? ¿Aquellos que parecen ser gente de bien. a mi juicio. como se deduce de sus palabras. y odie a los que cree malos. Sócrates. -Para ellos. Polemarco? -Que es amigo el que nos parece un hombre de bien. -¿Quieres. .porque aún no lo entiendo. […] XII (338c . y mal al enemigo que es malo? -Me parece una excelente definición. Porque. pues –dijo Trasímaco-. otras por la democracia y otras por la aristocracia? -Naturalmente. y beneficiar a sus enemigos. pues. Y lo debido y conveniente. -No obstante. pues. ¿no consiste la justicia en hacer bien a los malos y mal a los buenos? -Así parece. . que también modifiquemos en algo lo que antes decíamos de la justicia. si los tienen. por hombres de bien. ¿no sabes tú que algunas ciudades –preguntó. de un enemigo a un enemigo es algún mal. Sostienes que la justicia es lo que conviene al más fuerte.Es natural –contestó. hasta que haya entendido tu pensamiento –repliqué. y a esto llamó lo debido […] ¿Y a quiénes y qué puede dar el arte que llamaríamos justicia? -Si hemos de atenernos –contestó. desde el momento en que pueden considerarlos malos. Polemarco. Trasímaco? […] -Pues bien. -¿Y no es el gobierno el que tiene la fuerza en cada ciudad? -Sin duda. agregando ahora que es justo hacer el bien al amigo que es bueno. ¿los buenos son justos e incapaces de hacer nada injusto? -Cierto es.

y al hacerlas malas. unas podrán ser buenas y las otras no.e) […] –Y respóndeme: ¿no dices también que la justicia consiste en obedecer a los que gobiernan? -Sí. ¿O piensas de otro modo? -Tal como dices. -Al hacerlas buenas.Filosofía Social y Política 15 -¿Y no dicta cada gobierno las leyes que le conviene? ¿El democrático. en tanto que se engaña? -Eso era –contesté.en que también estás de acuerdo en que justicia es hacer lo no conveniente para los gobernados y más fuertes. sutilísimo Trasímaco. Y éste. mi pensamiento: en todas las ciudades. lo que el más fuerte considera que le conviene. la justicia no es sino la conveniencia del gobierno establecido. Trasímaco. de una u otra manera. algo perjudicial en sus intereses. no lo ignoro. cuando dictan las leyes. y tergiversas mis palabras al argumentar –replicó-. puesto que tú . Pero examinemos mejor la cuestión. sin duda. democráticas. De modo que para todo hombre que razone sensatamente. Luego. […] XIII (339b . las leyes que dictan son obligatorias para los gobernados. ¿Crees tú que yo llamo el más fuerte al que se engaña. ¿son infalibles o pueden equivocarse? -Bien puede suceder que se equivoquen –dijo. -Por lo tanto. -Lo que tú mismo has dicho. lo no conveniente. pero creo yo que ninguno de ellos se equivoca mientras sean lo que nosotros designábamos con sus respectivos títulos. -Sin embargo. el tiránico. Sócrates. ¿Llamas tú. tiránicas. Y para los gobernados es justicia cumplir lo que aquellos dispongan. y que es justo que éstos últimos cumplan sin distinción cuanto se les ordena? -Esa es mi opinión –contestó. -¿Qué es lo que dices? –preguntó. lo justo es lo mismo en todas partes: lo que conviene al más fuerte. En eso consiste la justicia. precisamente en cuanto yerra en su diagnóstico? ¿O perito en cálculo al que se equivoca en ellos. y así los demás? Establecidas las leyes. -Y los que gobiernan en cada ciudad. -Eres un sicofante. pues. es el que tiene poder. se obliga a cumplir a los más débiles lo que no conviene para el más fuerte […] XIV (340c . según tu razonamiento. el perito en cálculos o el escriba pueden equivocarse. es decir. cuando ordena. -Entonces. involuntariamente. ya sea que se engañe o no? -De ninguna manera –respondió-. -Repara –dije yo. por ejemplo.lo que pensé que afirmabas cuando reconocías que los gobernantes no son infalibles y que también suelen equivocarse. -Así lo creo. dictan disposiciones convenientes para sí mismos. ¿No castigan a los que violan esas leyes como culpables de una acción injusta? Tal es. en tanto y cuanto puede hacerlos mal? Verdad es que el médico.341a) […] –Dime. ¿no estabas de acuerdo en que los que gobiernan se equivocan algunas veces sobre los verdaderos propósitos de las leyes que imponen al los gobernados. -En efecto. médico al que se equivoca con respecto a sus enfermos. querido amigo. la justicia es hacer lo más conveniente no sólo para el más fuerte. los gobernantes demuestran que para los gobernados es justo lo que a ellos les conviene. no convenientes. Y para hablar de manera rigurosa. me parece. ¿es así como entiendes la definición de justicia. ¿no sucede forzosamente en este caso que lo justo viene a consistir en hacer lo contrario de lo que dices? Porque. sino también lo contrario.

si tú me preguntaras si al cuerpo le basta ser cuerpo o si aún le falta alguna cosa. que por eso requieren un arte que lo examine y procure lo que les conviene? El arte mismo ¿tiene acaso sus imperfecciones y precisa de otro arte que examine lo conveniente para aquél. como gobierno. ningún profesional se equivoca. ¿Es o no así? -Así me parece –contestó. sino lo conveniente para el gobernado y sometido a su poder. que es lo que debe cumplir el gobernado. -¿Y acaso hay otra cosa conveniente para cada una de las artes que la de ser lo más perfecta posible? -¿Qué objeto tiene esa pregunta? -Por ejemplo –dije yo-. -La curación de sus enfermos –respondió […] -¿Y no hay propia conveniencia para cada uno de esos hombres? -Sin duda. Sócrates. para buscar remedio a su imperfección? ¿O bien no tiene defecto ni imperfecciones y solo busca por naturaleza lo conveniente para el sujeto al cual se aplica.Filosofía Social y Política 16 quieres que así se hable. yo te contestaría afirmativamente. por tanto. y que al no equivocarse establece como ley lo mejor para sus intereses. Es.Sí. por sí misma. en cuanto tal. ni de otro. y con este fin le procura cuanto le es conveniente y ventajoso. y entonces no es profesional […] ahora te digo. y cualquiera que sea el carácter de su autoridad. ¿es un hombre que busca el dinero o la curación de sus enfermos? Entiende que me refiero al médico de verdad. porque cuando incurre en un error lo hace abandonado por su arte. pero busca. como decía en un principio. de otro arte que lo examine. en el sentido riguroso de la palabra de que hace poco hablabas. para buscar y procurar lo conveniente a cada uno? . -¿Qué se deduce de ello? ¿Tiene acaso la medicina o cualquier otro arte. -¿Y el arte –dije yo.342e) […] –Bueno –dije-. no disputemos de semejante manera. en cambio. porque el cuerpo enferma algunas veces y el estado de enfermedad no le conviene. y respóndeme: el médico. XVI (343a . en vez de contestar. dice cuanto dice y obra cuanto obra. -En consecuencia –dije-. y así indefinidamente? ¿O podrá cada una de las artes. no se equivoca. y éste. que el gobernante. como los ojos de la vista y las orejas del oído. para procurar al cuerpo lo que es conveniente para lo que se ha inventado la medicina ¿Tengo o no razón? -La tienes –contestó. Por tanto. Trasímaco –dije yo-. no examina y ordena lo conveniente para sí mismo.344c) Habíamos llegado a este punto del debate y todos los presentes veían claramente que esta definición de justicia era todo lo contraria a la de Trasímaco. me hizo la siguiente pregunta: -Dime. la medicina no busca lo conveniente para sí. y agregaría que por esa razón se ha inventado la medicina. a su vez. examinar lo que constituye su conveniencia? ¿O no necesita de sí. -Efectivamente –dijo […] -Por consiguiente. afirmo que la justicia consiste en hacer lo conveniente para el más fuerte […] XV (341c . ¿tienes nodriza? . todo hombre que ejerce el gobierno. con toda la exactitud posible. cuando éste. y se conserva puro y sin mezcla mientras sea perfecta y rigurosamente lo que es? Examínalo con tu precisión acostumbrada. alguna imperfección y necesita de alguna otra virtud. lo conveniente para el cuerpo.no existe precisamente para eso.

en cambio. sino por temor a sufrirla.. que la injusticia es más poderosa y fuerte que la justicia. el injusto saca buen provecho y el justo nada. Con el hombre injusto ocurre todo lo contrario. Y todavía podrás comprenderlo mejor si consideras una injusticia llevada ya a su último grado. el hombre justo. y la injusticia maldad e ignorancia. demos este punto por resuelto.. ya sean sagrados o profanos.] XXII (350d – 351a) [. y ni siquiera sabes por ella lo que son las ovejas y el pastor. me parece. reduciéndolos a la esclavitud. candoroso Sócrates. que hace en extremo feliz al que la comete y del todo desdichados a los que la sufren y no quieren cometerla. es más fuerte. cuando hay repartos públicos y se trata de recibir y no de dar.. y de la misma manera imaginas que los que mandan en las ciudades. en qué consiste la injusticia comparada con la justicia. que ignoras que lo justo y la justicia es un bien ajeno conveniente para el más fuerte y el que gobierna. y lo injusto en lo más conveniente y provechoso para uno mismo [. sin aprovecharse en nada de los bienes públicos por ser justo. -Tú crees que los pastores y vaqueros procuran el bien de las ovejas y las vacas. paga más y el injusto menos.] Cuando nos pusimos de acuerdo en que la justicia era virtud y sabiduría. Me refiero a la tiranía que arrebata. puede tener grandes ventajas sobre los demás. Ése es el hombre que precisas considerar si quieres aprender hasta dónde es más conveniente la injusticia que la justicia. sufre al menos del obligado abandono en que deja sus asuntos privados.. si es que no sufre además otros prejuicios. como ya lo he dicho antes. que buena falta te hace. como acabamos de afirmarlo.] cuando un gobernante se ha apoderado de los bienes de los ciudadanos y hasta de sus personas. que al hombre justo le va peor en todo lugar y circunstancias que al hombre injusto [.. pero si la justicia es sabiduría y virtud. y además se hace odioso a sus parientes y amigos al no querer favorecerlos en contra de la justicia. en igualdad de fortuna con el injusto. el justo. los bienes ajenos. que mandados hacen lo conveniente para el más fuerte y sirviéndole aseguran su felicidad y no la propia.] En la vida ciudadana. y que día y noche andan buscando otra cosa que no sea su conveniencia personal. .. Cuando uno y otro ejercen una magistratura.] -Una vez más te pregunto. Trasímaco? -Me acuerdo de ello –contestó [.Filosofía Social y Política 17 -¿Qué dices? –repliqué-. Pero también dijimos que la injusticia tiene como aliada la fuerza. Se ha dicho. ¿No sería mejor que respondieses en vez de hacer semejante pregunta? -Lo digo –respondió. Porque los que reprochan la injusticia no lo hacen por miedo de cometerla.. consiste en lo más conveniente para el más fuerte. en vez de esos nombres injuriosos suele llamársele hombre feliz. mediante la fuerza y el fraude.. y lo justo como lo dije desde el principio. y un daño para el que obedece y está sometido. para emprender ordenadamente la discusión. Observa. y que la injusticia es lo contrario y ejerce su dominio sobre los verdaderamente sencillos y justos. más libre. más poderosa que la justicia.. ¿Te acuerdas de ello. De tal modo la injusticia. Sócrates. y no en pequeñas partes sino en su totalidad. privados o públicos [. -Explícate –dije. llevada hasta cierto punto. no solamente por los ciudadanos sino hasta por aquellos que saben que no ha habido injusticia que no haya consumado. y entiendo por injusto al hombre que. y las cuidan y engordan teniendo en cuenta muy otro fin que el interés de sus amos y el suyo propio. Te encuentras tan lejos de comprender la naturaleza de lo justo y la justicia y de lo injusto y la injusticia. cuando hay que abonar las contribuciones.porque no te limpia los mocos. dije yo: -Bien.. tienen otros sentimientos con respecto a sus gobernados que los que inspiran los rebaños a sus pastores. y me refiero a los gobernantes de verdad. hombre privilegiado.

en efecto.. -Así parece –dijo-.. y cuando decimos que éstos han emprendido de consuno alguna acción duradera.. mi buen amigo Trasímaco. por ejemplo.] Libro IV Idea de Sócrates sobre la Justicia I Condiciones de una ciudad justa (419b. en tanto que los injustos. se han lanzado a sus perversas empresas corrompidos sólo a medias por la injusticia. y ser feliz sí lo es. porque si fueran completamente injustos no se respetarían entre sí..] Es.. pudiera ser muy dichosa. inevitable que un alma mala gobierne y administre mal. mientras se lo hacen a todos aquellos contra quienes se dirigen. deliberar y todas las acciones de la misma índole? ¿Podríamos atribuir estas acciones a otra cosa que no sea el alma. Pero.. -¿Diremos. pues ésta última implica ignorancia [. gobernar. -¡Sea! –dijo. -¿Y de la vida? ¿No diremos que es una función propia del alma? -Sí.. y la principal.. mandar.c) [. no expresamos toda la verdad.] –Replicaremos. en realidad.. mejores y capaces de obrar. el alma justa y el hombre justo vivirán bien.. -¿Quién lo duda? -De donde tenemos que el justo es feliz y el injusto desgraciado. -¿Quién lo niega? -Por lo tanto. Es así como yo entiendo las cosas y no como tú decías al principio. pues. -Por consiguiente. y el que vive mal es desgraciado. Adimanto. sino con miras a que toda la ciudad sea lo más feliz posible.Filosofía Social y Política 18 fácil será demostrar que es más fuerte que la injusticia. y que esta justicia les ha servido para lograr sus propósitos.] –Adelante. -Pero el que vive bien es feliz..] XXIII (352b – d) [. -¿Y no quedamos de acuerdo en que la justicia es una virtud del alma y la injusticia un vicio? -Así convinimos. según tu razonamiento. . Ahora es preciso que examinemos si la suerte del justo es mejor y más venturosa que la del injusto [. y examina ahora lo siguiente: ¿no tiene el alma una función que le es propia y que no puede desempeñar sino por ella misma.] XXIV (353d – 354a) [. por otro lado. que el alma tiene una perfección propia? [..] –Pues bien –dije yo-. completa mi festín respondiendo a mis preguntas como lo has hecho hasta ahora. no se pueden atribuir a ninguna otra cosa. Acabamos de ver que los justos se nos revelan sabios. y que un alma buena lo haga bien. y no tenemos razón al decir que son propias de ella? -No. como... que no sería nada extraño que la condición de los guardianes. son incapaces de toda acción común. tal como la hemos establecido. en consecuencia. pues quienes son malos e injustos del todo son asimismo completamente impotentes para obrar. no hemos fundado la ciudad con el objetivo de que cierta clase de ciudadanos sea particularmente dichosa. -Pero no es en modo alguno ventajoso ser desgraciado. nunca la injusticia es más ventajosa que la justicia [. -Ello es inevitable. pues. es evidente que hay entre ellos cierta justicia que les impide hacerse mutuamente daño. y el hombre injusto vivirá mal.

-La educación de la niñez y de la juventud –contesté. en una ciudad mal organizada [. mientras observen la única recomendación importante del proverbio. -Aún menos importancia tenía la que señalamos antes –repliqué-. a las sepulturas y a los honores que debemos rendir a los muertos para que . amigo Adimanto –continué-. Con ello queríamos hacerles comprender que es preciso dar a cada ciudadano la ocupación a la cual lo han destinado sus dotes naturales.] Prescribiremos. pues. nada –contesté-. y era la de que regalaran a una clase inferior a los descendientes defectuosos de los guardianes y elevaran al rango de guardianes a los niños bien dotados nacidos en una clase inferior. por la persuasión o por la fuerza. si al instituir los guardianes queremos darles la mayor felicidad posible o si. y sobre todo porque no se introduzca innovación alguna en la gimnasia y en la música contra las normas establecidas [.] Veamos. -Es una prescripción –dijo. a fin de que cada cual.] -¿Qué nos correspondería. a los sacrificios y al culto de los dioses.. en materia de legislación? -A nosotros. más que importante.. la molicie y el afán de novedades. sin ellos darse cuenta. sino para que se bastase a sí misma y sea una sola. de las más hermosas. suficiente. teniendo en miras la felicidad de la ciudad entera.. además de este afán de novedades. y no múltiple y que de tal manera toda la ciudad resulte una sola ciudad unida. pues.. aplicándose al trabajo que mejor le conviene.] –De tal manera –proseguí-. y la injusticia. en cambio. cuando la ciudad entera se organiza en forma perfecta. y de las primeras entre todas. después de lo cual renunciarían a toda anexión. se introduzcan en la ciudad... esta prescripción es más sencilla que la otra. -Las que conciernen a la construcción de templos.. a cumplir lo mejor posible las funciones que les corresponden....422a) [..que quizá no tenga mucha importancia. sea único. -¿Cuáles? –preguntó. nos proponemos que ésta la consiga y comprometemos a los guardianes y auxiliares.Filosofía Social y Política 19 convencidos de que en una ciudad como ésta tendríamos las mayores posibilidades de hallar la justicia.. -¿Cuáles son? -La riqueza –contesté. pero a Apolo de Delfos le corresponde el cuidado de las leyes más importantes. démones y héroes. nuestros gobernantes podrían fijar el límite más justo para el crecimiento de la ciudad y la extensión de su territorio. todo esto que prescribimos a los gobernantes no es mucho ni muy importante.[. -¿Cuál es? –preguntó.] V (427b – c) [. y no muchas.. la vileza y el deseo de hacer el mal [.. -¿Qué límite es ese? -Que se agrande cuanto quiera mientras su desarrollo no comprometa la unidad de la ciudad.] III (423b.y la pobreza.] aquellos que estén al cuidado de la educación han de velar porque esta educación no se corrompa insensiblemente. -En efecto -dijo-.. y la segunda. y de tal modo. sino poco y muy sencillo. pero no más allá de ese punto [.424b) [.] –Hemos encontrado así dos cosas diferentes entre sí que los guardianes deben impedir a toda costa que.. dejaremos que cada clase participe de la felicidad que su naturaleza le procure [. puesto que la primera engendra la ociosidad. a los guardianes que velen con el mayor cuidado porque la ciudad no sea pequeña ni grande en apariencia.. como podría parecer.. pues. absolutamente único. -En verdad.] II (419e.

No sabemos qué leyes dictar al respecto y.que si fuera preciso decidir cuál de éstas cualidades es la que más contribuye a la perfección de la ciudad. temperante y justa [.. si somos prudentes. de mediana fortaleza o fuertes. o por su número. no me parece difícil descubrirlo [. eso decíamos -Y en verdad hemos oído decir a otros. si hemos de creer en la expresión.] La ciudad es.. consultar con otros hombres ni valernos de otro intérprete sagrado que no sea el que heredamos de nuestros antecesores. sean débiles. pues. extendida naturalmente por toda la ciudad...] VII Valor (429a – c) -En cuanto a la cualidad que se llama valor. no debemos.] -Pues bien. en esta armonía entre lo menos bueno y lo mejor por naturaleza que hay en una ciudad o en una persona y que decide cuál de ellos ha de gobernar tanto en la una como en la otra [. y a la parte de la ciudad en que reside. Y lo que determinamos y. ese dios.. o por cualquier otro aspecto semejante. sobre las cosas que hay que temer.. guía divino de todos los hombres.. la vuelven respectivamente valerosa y prudente. de alguna manera. Me parece que cuando echábamos las bases de la ciudad.. o si. o por su riqueza. crea un acorde perfecto entre los ciudadanos. era la justicia o una de sus formas.. de modo que puede decirse. al paso que la templanza.. lo que más contribuye a la perfección de la ciudad es que tanto . y que se debía observar en todo momento. repetimos a menudo era que cada cual no debe tener sino una sola ocupación en la ciudad. -En efecto.. espero hallar lo que buscamos procediendo de la siguiente manera: pienso que si nuestra ciudad está bien constituida.] VI Prudencia (427e – 428d) [. -Necesariamente –replicó Glaucón...] –La templanza es. -Ha de ser por fuerza prudente. ocupación para la cual su naturaleza lo haya dotado más convenientemente.] VIII . valerosa. será perfecta. según el recto criterio.. con razón. ante todo hay una que percibo a primera vista.. sentado en el ombligo y en el centro de la tierra [. “ser dueño de sí mismo” [. que no comprendo muy bien.. puesto que fundamos una ciudad..] no ocurre con esta lo que con el valor y la prudencia... o la sensatez y vigilancia de que han de dar prueba los gobernantes. oye si tengo o no razón. tanto si queremos considerarlos por su inteligencia como por su fuerza. y es la prudencia [.] X Justicia (433a – d) -Pues bien. es su intérprete natural. en fin. es decir.] –Pues bien -dije-. que si bien sólo residen en una parte de la ciudad. un orden que el hombre pone en ciertos placeres y pasiones y un dominio que ejerce sobre ellos. tal como el legislador las ha consignado en la educación [. porque posee en ella la virtud de preservar en todo momento.] Es la ciencia que se propone la salvaguardia de la ciudad y la encontramos en aquellos gobernantes a quienes llamábamos recientemente perfectos guardianes [.. si recuerdas. que la templanza consiste en este acuerdo.. difícil sería decir si es la conformidad de opinión entre gobernantes y gobernados.] Me parece –continué. la opinión de que éstas son y han sido siempre las mismas.Filosofía Social y Política 20 no sean propicios.IX Templanza (430e – 432b) [.. que la justicia consiste en hacer cada uno lo suyo y no ocuparse de muchas actividades [. o la preservación en los guerreros del criterio legítimo sobre las cosas que deben temerse o no temerse. valerosa porque le imprime ese carácter una de sus partes. y nosotros mismos lo hemos dicho. aquello que dejamos establecido desde un principio.

Glaucón. -No es difícil complacerte –dije-. -¿Y es que si el individuo es valeroso.] –La justicia. consiste en algo parecido. ha de tener siempre por buena y por justa la acción que mantenga y contribuya a realizar ese estado de su alma y por prudencia el conocimiento que presida esa acción. los esclavos como los hombres libres. la templanza y la armonía.] XVI (441c – e) -Hemos llegado. y los demás tonos intermedios si los hubiera. estableciendo. o se ocupe de política.. es menester recordarlo. y es que en el alma del individuo hay las mismas partes que en la ciudad e iguales en su número... creo.] Libro VIII I Sobre las formas de Gobierno (544b – d) [. en efecto. el mas alto. induciéndolo a gobernarse. es la llamada oligarquía. en cambio.. es la de Creta y Lacedemonia. -¿Y no corresponde a la parte racional mandar.Filosofía Social y Política 21 los niños como las mujeres.] Por mi parte –dijo Glaucón-.. -Sí –dijo-. no le corresponde obedecer y secundar aquella? [. un orden verdadero en su interior.] Pero no hemos olvidado. es menester recordar que cada uno de nosotros será justo y hará también lo suyo propio si cada una de las partes que hay en él hace también lo que es propio de ella. a disciplinarse y a ser amigo de sí mismo. después de vencer muchas dificultades. de forma que armonice las tres partes de su alma como los tres tonos extremos de la escala musical. el mas bajo y el medio.. pues sus denominaciones son bien conocidas. tendrá por injusta la acción que destruyas ese estado. y por ignorancia la opinión que la presida [. -Así es. estoy deseoso de saber cuáles son esas cuatro formas de gobierno a que te referías. los gobernantes como los gobernados. la segunda. tan alabada por el vulgo... y segunda también en el orden de alabanzas que de ella se hacen.. el individuo también lo sea de la misma manera y por la misma causa? -Sin duda. a ponernos de acuerdo sobre este punto –dije-. la ciudad lo sea de la misma manera y por la misma causa. y ponga en perfecto acuerdo estos variados elementos y pase de la multiplicidad a la unidad. y a la parte irascible. A partir de entonces. No se limita a las acciones externas del hombre sino que se aplica también a la acción interior del hombre sobre sí mismo y los principios que hay en él. por el hecho de ser prudente y tener la misión de vigilar el alma entera. o haga convenios privados. diremos que un hombre es justo de la misma manera en que es justa la ciudad [. se limiten a hacer cada uno lo suyo en vez de practicar diversas actividades [. sin permitir que ninguna de las tres partes de su alma haga cosa alguna que le sea extraña ni se inmiscuya en sus funciones recíprocas.. que la ciudad era justa en virtud de que cada una de sus clases hacía en ella lo que le era propio. -Y a mi juicio.. o sistema político harto . para adquirir riquezas. ya trabaje.. -¿Y no será forzoso que si la ciudad es prudente. -Por tanto. por el contrario.] XVII (443c – e) [. o se dedique al cuidado del cuerpo. por ejemplo. -No creo que lo hayamos olvidado –dijo. sea cual fuere la actividad que desarrolle. por lo contrario. y que igual cosa suceda con todo lo que en ambos se relaciona con la perfección? -Necesariamente. la primera.

a despecho de . por ignorarlo. constituida como la nuestra. como esos momentos habrán de escapárseles. es imposible que el régimen de la ciudad sea sacudido por innovación alguna? -Así es. disminuidos en dos unidades. pidamos a las Musas que nos expliquen “cómo sobrevino por primera vez” la disensión y que haciéndolas jugar y divertirse con nosotros. con los momentos de fecundidad y esterilidad. reine la armonía. No sólo para las plantas arraigadas en la tierra.. tantas formas de gobierno como hay caracteres diversos entre los hombres? ¿O crees tú que las formas de gobierno nacen de una encina o de una roca y no de las costumbres de los ciudadanos que la tomar una dirección determinada arrastran detrás de sí a los demás? -A mi juicio –dijo-. las generaciones humanas. en efecto. por otra parte. ¿cómo podrá una conmoción política producirse en nuestra ciudad y por dónde empezarán las disensiones entre la clase de los auxiliares y la de los gobernantes. habrá en los individuos cinco formas de almas que correspondan a aquellas [. no pueden tener otro origen. engendrarán hijos cuando no debieran. es cierto.. Ése es el número geométrico entero que tiene pleno dominio sobre las mejores y las peores generaciones. por hábiles que sean y por mucho que se valgan del razonamiento auxiliado por los sentidos. por pequeña que sea. por una parte determinada sobre cien números de las diagonales racionales de la péntada. igual un número de veces igual tantas veces cien. enteramente opuesta a la oligarquía. pero. nos figuremos que hablan con seriedad y les prestemos el lenguaje sublime de la tragedia? -¿Cómo? -Poco más o menos. de la siguiente manera: difícil es que en una ciudad. y después la noble tiranía. acoplen en momento inoportuno a las novias con los novios. que supera a todas las demás [. Veréis cómo. tienen otro número que es el primero en el cual las multiplicaciones de los cuadrados por las raíces. -Ahora bien..Filosofía Social y Política 22 vicioso. apenas hayan sido elevados a los cargos de sus padres empezarán a despreocuparse de nosotros.] Ahora bien.. que comprenden tres distancias y cuatro límites. y estas alternativas se producen cada vez que los retornos periódicos cierran las circunferencias de los ciclos [. y acrecientan y aminoran. la base epítrita de dichos elementos acoplada con la péntada y multiplicada tres veces proporciona dos armonías: la una. como no serán dignos de sucederles. -De suerte que si son cinco las formas de organización de las ciudades... de los elementos que igualan y desigualan. a continuación viene la democracia. necesariamente. y. sino para los animales que viven en su superficie hay alternativas de fecundidad y esterilidad que influyen sobre el alma y sobre el cuerpo. en cambio. y que mientras en esa parte. y la otra equilátera en un sentido. establecen todas las cosas concordantes y racionales entre sí. Y cuando nuestros guardianes. sino que habrá de disolverse.que hay.. como si fuéramos niños.] III Sobre el origen de la corrupción (545c – 547a) [.] -¿No es evidente que todo cambio en la organización política procede de la parte que gobierna. o de las diagonales irracionales. en lo que concierne a vuestra raza. sobre cien cubos de la tríada. cuando en ella se origina la disensión. Sus predecesores escogerán. los mejores de entre ellos para que ocupen su lugar. pero rectangular en otro. o en cada clase contra sí mismo? ¿Quieres que. Las generaciones divinas tienen un periodo determinado por un número perfecto. imitando a Homero. ese sistema de gobierno no durará siempre. aquellos a quienes educasteis para gobernantes no acertarán.. nacerán hijos que no serán favorecidos por la naturaleza ni por la fortuna. llegue a alterarse. cuarta y última enfermedad de la ciudad.] II (544d – e) -¿Y no sabes –pregunté. pero como todo lo que nace está sujeto a corrupción. disminuidos cada uno en una unidad. Glaucón -proseguí-.

y el bronce con el oro. considerando en menos la música y subordinándola a la gimnasia. forzoso es decirlo.. de la cual saldrán gobernantes poco aptos para desempeñarse como guardianes y discernir las razas de Hesíodo que se encuentran entre vosotros. de plata. y de armonía que siempre. es decir de oro. de regularidad. Tendréis así una nueva generación ajena a las Musas. de esta raza”. surge siempre la discordia. en todo lugar y en todos los tiempos [.. dondequiera que aparece.Filosofía Social y Política 23 su oficio de guardianes. de bronce y de hierro.] . engendra la guerra y el odio. “Sí. resultará de esta mezcla una falta de conveniencia. Y al mezclarse el hierro con la plata.

y que sólo por convención es uno esclavo y el otro libre. sostienen ser contrario a la naturaleza el señorear a otros hombres. es manifiesto que al bien mayor entre todos habrá de estar enderezada la comunidad suprema entre todas y que comprende a todas las demás. el padre y los hijos. ésta es la comunidad política a la que llamamos ciudad […] La primera comunidad a su vez que resulta de muchas familias. el señorío sobre el esclavo. es necesario hablar en primer lugar del régimen familiar. el marido y la mujer. según dijimos al principio. por estar basado en la fuerza […] . Es la comunidad que ha llegado al extremo de bastarse en todo virtualmente a si misma. El que sea incapaz de entrar en esta participación común. a fin de percibir las relaciones necesarias entre ambos. sostienen ser lo mismo el régimen familiar. pero que por naturaleza es injusto. ahora bien. sino que es una bestia o un dios […] II Relaciones familiares y esclavitud Siendo pues ahora manifiesto de qué elementos se compone la ciudad. deberá estar con el todo político en la misma relación que las otras partes lo están con su respectivo todo. y toda comunidad se constituye a su vez en vista de algún bien (ya que todos hacen cuanto hacen en vista de lo que estiman ser un bien). a causa de su propia suficiencia. y en tercer lugar la relación que resulta de la procreación (por más que tampoco haya sido designada con nombre especial) […] Hablemos pues en primer lugar del señor y del esclavo. y resulta también que quien por naturaleza y no por casos de fortuna carece de ciudad. la conyugal (aunque el vínculo mismo entre marido y mujer carece de nombre). el poder político y el poder real. y además. digo la heril. no necesite de ella. la naturaleza es fin […] Por otra parte. Debemos pues considerar qué es y cómo debe ser cada una de estas tres relaciones. Otros. y ver si podemos alcanzar de estas cosas una noción mejor de las que son hoy comúnmente aceptadas. es el municipio […] La asociación última de muchos municipios es la ciudad. no es más parte de la ciudad. y que el hombre es por naturaleza un animal político.Filosofía Social y Política 24 La Tradición Clásica de la Filosofía Política ARISTÓTELES POLÍTICA Libro Primero: Familia y Economía I Definición de la ciudad Toda ciudad se ofrece a nuestros ojos como una comunidad. está por debajo o por encima de lo que es el hombre […] Es pues manifiesto que la ciudad es por naturaleza anterior al individuo. la familia completa se compone de esclavos y libres […] Los primeros y más simples elementos de la familia son el señor y el esclavo. ya que toda ciudad consta de familias. o que. En concepto de algunos el señorío es una especie de ciencia. En el régimen familiar pueden distinguirse ciertas partes correspondientes a las partes de que consta la familia. Si pues todas las comunidades humanas apuntan a algún bien. aquello por lo que una cosa existe y su fin es para ella lo mejor […] De lo anterior resulta manifiesto que la ciudad es una de las cosas que existen por naturaleza. y que si ha nacido de la necesidad de vivir. pues si el individuo no puede de por sí bastarse a sí mismo. y cuyo fin es servir a la satisfacción de necesidades que no son meramente las de cada día. ahora bien. en cambio. subsiste porque puede proveer a una vida cumplida […] Ahora bien.

el despótico sobre los naturalmente esclavos y el régimen familiar es una monarquía (pues toda casa está bajo un solo señor). la que tiene que ver con los cambios. y como además la . otra doméstica. siendo hombre. De aquí que. es justamente censurada […] V Virtud en las relaciones En lo que se ve en las relaciones entre el marido y la mujer. puesto que se la tiene por un arte productivo de riquezas y de bienes económicos […] La crematística que es natural a todos es la que opera con los frutos de la tierra y con los animales. en cuanto que mediante dicha forma hemos de tener a nuestra disposición. Pues de la misma manera es necesario que así sea con la humanidad en general. aunque no de la misma manera le son inherentes. y como aquellas relaciones pertenecen a la familia. Por su afinidad con la forma de adquisición de que acabamos de hablar. siendo útil de suyo. son tópicos que necesariamente habrán de examinarse al discutir las varias formas de gobierno. dos formas. y con razón. como quiera que no eran fácilmente transportables en cada caso los artículos naturalmente necesarios. es parte de la ciudad. el primero debe por naturaleza mandar y la segunda obedecer. qué es lo que está bien y qué no está bien en el trato recíproco. al paso que la primera. Ésta última es necesaria y laudable. o procurar tenerlos. plata u otro metal semejante […] De aquí que se haya pensado que la crematística concierne especialmente a la moneda. los hombres convinieran en dar y recibir entre ellos algo que. sin embargo. piensan muchos ser idénticas una y otra. pero sin tenerla en propiedad […] De lo anterior resulta manifiesto que no es lo mismo el señorío despótico que el político […] El señorío político se ejerce sobre hombres libres por naturaleza. crematística. fuese de fácil manejo para los usos de la vida. puesto que así es en los demás casos que hemos dicho. y al exportar a su vez aquellos en que abundan. El que. no es por naturaleza de si mismo. aquellos bienes almacenados que son necesarios para la vida y útiles para la comunidad política o doméstica […] Hay con todo otro género de adquisición al que llamamos de modo especial. y a él se debe el que no se crea que no hay límite ninguno de la riqueza y la propiedad. el macho es por naturaleza superior y la hembra inferior. aunque tampoco muy distantes. como hierro. y para ellos es mejor ser mandados con este género de mando. sin embargo. necesariamente hubo de introducirse el uso de la moneda. Una de ellas. idénticas. De ella hay. y cómo hay que perseguir el bien y huir del mal. es natural. sino que uno es propio de la cosa y el otro no […] De esta forma de cambio. en efecto. como hemos dicho. la virtud propia de cada uno de ellos. nació aquella otra. una comercial. y con razón es llamado así. para efectuar sus cambios. sino de otro.Filosofía Social y Política 25 Resulta claro cuál es la naturaleza del esclavo y cuál es su capacidad. Aquellos hombres que difieren tanto de los demás como el cuerpo del alma o la bestia del hombre […] son por naturaleza esclavos. éste es esclavo por naturaleza. Toda familia. en efecto. en tanto la otra no es natural sino producto de cierta experiencia y del arte […] De todo objeto de posesión hay un uso doble. y como objeto de propiedad es un instrumento de acción y con existencia independiente […] Asimismo entre los sexos. y uno y otro son inherentes al objeto. Y es hombre de otro el que llega a ser su propiedad en tanto que hombre. pues al depender más y más del extranjero la importación de artículos de que estaban menesterosos. No son. entre los hijos y el padre. Es pues esclavo por naturaleza el que puede pertenecer a otro (y por esto es de otro) y que participa de la razón en cuanto puede percibirla. mientras que el señorío político es el gobierno de hombres libres e iguales […] III Economía y Crematística Una de las formas de adquisición es pues por naturaleza parte de la administración doméstica. y que su función consiste en poder indagar de dónde podrá haber abundancia de dinero.

lo que es común al mayor número es de hecho objeto de menor cuidado. ahora bien. para quienes pretenden instaurar una comunidad semejante. la ciudad asume su carácter de tal cuando llega a ser autosuficiente la comunidad de sus miembros. De las cosas que les son propias se preocupan más que nada los hombres. es más autosuficiente que el individuo. que sobre todo mueven a los hombres a cuidar de algo y amarlo. como conclusión de sus argumentos precedentes. homicidios. es por naturaleza una pluralidad de lo que resulta que al progresar hacia una extrema unidad. pues parte de otras consideraciones. pero imposible. en efecto. en efecto. individual […] En estas ciudades cada ciudadano. no se ve claro porqué motivo afirma Sócrates. más deseable será un grado menor de unidad antes que uno mayor […] En conclusión. comparte con sus amigos el usufructo y disfruta a su vez de otros bienes ajenos cuyo uso ha llegado a ser de este modo común […] . que haya de establecerse así en la legislación […] Me refiero al ideal de que el supremo bien de una ciudad es su unidad absoluta. precaverse contra otras contrariedades. en efecto. hablando en absoluto. La familia. el régimen que más puede acomodarse a estas exigencias es que los gobernantes. el que todos pudieran llamar ‘mío’ a lo mismo con atribución individual. o sólo en la medida en que a cada cual le concierne. si es que importa a la ciudad virtuosa que nuestros hijos sean virtuosos y el que sean virtuosas nuestras mujeres […] Libro Segundo: Crítica de las Constituciones I Crítica a la comunidad de bienes y familias de Platón Fuera de otras muchas dificultades que tiene la absoluta comunidad de mujeres. cada uno propende a ver con negligencia un deber si cree que otro puede atenderlo. A más de esto. del mismo modo que en los servicios domésticos sirven a veces muchos criados que unos pocos […] Por otra parte. no lleva en absoluto a la concordia. y del individuo más que de la familia […] A causa de ser todos los ciudadanos naturalmente iguales. las madres o los parientes más inmediatos. y son el sentirlo como propio y como único […] II Crítica a la propiedad común La propiedad. riñas e insultos. a quienes se trata como si fuesen extraños. La ciudad. además. Pero necesariamente estas ofensas habrán de ocurrir más frecuentemente cuando se ignoran las relaciones familiares que cuando se conocen […] Dos cosas hay. tiene otro inconveniente el sistema propuesto. Si por tanto. reconociéndose iguales a los gobernados.Filosofía Social y Política 26 virtud de la parte debe mirar a la del todo. porque de la familia podemos predicar la unidad más que de la ciudad. y menos de las comunes. y si lo dicen en otro sentido. sin dejar de tener su propiedad privada. lo más deseable está en razón directa de su autosuficiencia. delitos particularmente impíos cuando se cometen contra los padres. y la ciudad más que la familia. menester es que la educación de los hijos y de las mujeres se haga mirando a la constitución política. en efecto. se retiren por turno en el poder en el que han sido desiguales […] Desde otro punto de vista puede mostrarse también que no es un beneficio para la ciudad el procurar excesiva unificación. debe ser en cierto modo común. que es el supuesto asumido por Sócrates […] Pero es claro que si una ciudad avanza indefinidamente en este proceso de unificación. y tales como injurias. se convertirá de una ciudad en familia. o padres y madres […] No será fácil. así involuntarios como voluntarios. es imposible evitar que ciertos ciudadanos no hagan conjeturas sobre quienes puedan ser sus hermanos o hijos. y luego de familia en hombre. acabará por no haber ciudad. y porque asimismo es justo que todos tengan parte en las ventajas y sinsabores del poder. bella cosa sería. aunque.

en efecto. se imagine por otro lado enderezarla por medios como los que hemos dicho. la filosofía y las leyes […] III Crítica a Las Leyes El sistema platónico en su conjunto no aspira a ser ni una democracia ni una oligarquía. a la incorrecta noción de unidad de que parte. en efecto. y no por las costumbres. o que en todo caso son las peores de todas […] A más de esto. es una colección de ciudadanos. en efecto. las cuales no podría uno en absoluto clasificar como constituciones. hablando en general. son signo de que así ha ocurrido. ciudadano al que tiene el derecho de participar en el poder deliberativo o judicial de la ciudad. y será menester por ende considerar a quién hay que llamar ciudadano y cuál es la naturaleza del ciudadano […] Pues bien. por tanto. monarquía y democracia) […] En las Leyes. Los mismos hechos históricos. mientras que los actos humanos versan sobre cosas concretas […] En los casos. sino la forma intermedia entre una y otra. quienes ponen en duda si no será más bien nocivo que provechoso a las ciudades el alterar sus leyes tradicionales. en efecto. es cosa imposible consignar con todo rigor por escrito todo cuanto atañe al orden de la ciudad. y su tendencia es una marcada inclinación hacia la oligarquía […] V Sobre las leyes No faltan. pero no en todos los sentidos […] Es por la educación como hay que darle unidad y solidaridad. pues no de otro modo que en las demás artes. el ciudadano en sentido absoluto por ningún otro rasgo puede definirse mejor que por su participación en la judicatura y en el poder […] De aquí. y es extraño que el mismo filósofo que se propone introducir un sistema educativo gracias al cual piensa hacer a la ciudad virtuosa. la constitución de las Leyes no contiene evidentemente ningún elemento monárquico. pues. está hecha de oligarquía. puede sostenerse. que se llama república. sino sólo elementos oligárquicos y democráticos. es claro que más bien debemos tolerar tales o cuales errores tanto en los legisladores como en los magistrados. como a su causa. ni siquiera las leyes escritas deben dejarse inmutables. y por ello elogian la de los espartanos (que. ya que las leyes antiguas eran demasiado simples y bárbaras […] Por otra parte. se dice que la mejor constitución debe ser una amalgama de democracia y tiranía. por el contrario. dado que ciertamente ha sido de provecho en las demás disciplinas […] Si pues la política ha de ponerse entre estas disciplinas. aun suponiendo que otra ley pueda de suyo ser mejor […] Podría parecer que también en esto es mejor la mudanza. pues el pueblo no se aprovechará tanto con la mudanza de la ley como se dañará al acostumbrársele a desconfiar de sus gobernantes […] Libro Tercero: Teoría del Ciudadano y Clasificación de las Constituciones I El ciudadano La ciudad. al cuerpo de ciudadanos capaz de llevar una existencia autosuficiente […] . en que la reforma es de poca importancia.Filosofía Social y Política 27 La falacia de Sócrates hay que atribuirla. y llamaremos ciudad. que el concepto del ciudadano sea necesariamente diferente en cada forma de gobierno […] Llamaremos. según dicen. es claro que también con respecto a ella debe necesariamente ocurrir otro tanto. y siendo por otro lado un mal el acostumbrar a los hombres a derogar expeditamente las leyes. la mejor constitución debe ser una combinación de todas las formas de gobierno. ya que la ley ha de estar necesariamente redactada en términos generales. De algún modo debe ser una tanto la familia como la ciudad. cuya clase directora son los ciudadanos armados […] En opinión de algunos.

hay varias formas de constitución. llámase este régimen con el nombre común a todos los gobiernos constitucionales. Es evidente. mas.] V Formas de Gobierno Cuando. en cambio. del hombre bueno decimos que lo es por una sola y perfecta virtud.. tendremos necesariamente constituciones rectas.] Por otro lado.. por tanto. aristocracia (bien sea por ser el gobierno de los mejores. en efecto. que miran exclusivamente al bien particular de los gobernantes. o los más gobiernan para el bien público.. pero pocos. el gobierno [. Si.. Éste es el sistema natural que fue adoptado en los primeros tiempos. que el gobernante debe aprender como gobernado. . si bien es posible que uno o pocos sobresalgan en virtud.. a menos de suponer que necesariamente todos han de ser buenos en la ciudad perfecta [. necesariamente la virtud del ciudadano habrá de ser relativa a la comunidad. sin embargo. De aquí que con razón se diga que no se puede mandar bien sin haber antes obedecido [. o porque éste régimen persigue lo mejor para la ciudad y sus miembros).] Pues del mismo modo. como se aprende a mandar la caballería sirviendo en la caballería. cuando cada uno pensaba deber servir por turno a la ciudad. por tanto.] Hay un mando propio del señor.] Cuando la ciudad está constituida sobre la base de la igualdad y semejanza entre los ciudadanos. el gobierno es el titular de la soberanía y la constitución es. por consiguiente. república o gobierno constitucional. estos estiman que deben mandar por turno. pero será imposible que todos posean la virtud del hombre de bien. con todo.] Hay. es la multitud la que gobierna en vista del interés público.Filosofía Social y Política 28 II Virtud del buen hombre y del buen ciudadano En conexión con lo que hemos dicho está la cuestión de saber si es una y la misma la virtud o excelencia del hombre bueno y del buen ciudadano [. En todos debe estar por cierto la virtud del buen ciudadano (pues éste es el supuesto necesario de la ciudad perfecta)... por el contrario. En la actualidad.. mientras que los gobiernos en interés particular de uno. y no obstante lo desiguales que puedan ser. que quien es buen ciudadano puede no poseer las virtud por la que se dice hombre de bien [. y a mandar como general sirviendo bajo el general y siendo jefe de un regimiento o de un escuadrón. sería la que alcanzarían en grado máximo. así como él mismo. cuando gobernante.. ya que. a causa del provecho que se retira de los fondos públicos y del poder. había visto por el bien de aquel. y que aquellas. no pudiendo ser iguales todos los ciudadanos. Cuando. y que después debía otro ver por su bien. es decir. la constitución es el ordenamiento de la ciudad. y por él entendemos el que tiene que ver con las labores serviles [. los pocos. se elogia a quien sabe mandar y ser mandado. y al gobierno de más de uno.] Síguese que.. obra de todos los ciudadanos es la salvaguarda de la comunidad..] De las formas de gobierno unipersonales solemos llamar monarquía o realeza a la que tiene en vista el bien público.] IV Constituciones Ahora bien. son todas erradas [. cuando son más. otro mando por el que se opera sobre los iguales en nacimiento y sobre los hombres libres (y es a éste al que llamamos mando político). Dondequiera. claro está que no podrá ser una sola la virtud perfecta del buen ciudadano. (Y con razón se usa esta nomenclatura.. y como la comunidad es la constitución... en suma. es difícil. quieren estar continuamente en el poder [.. y es opinión común la de que la virtud del ciudadano consiste en poder hacer bien ambas cosas [. uno.... La virtud militar. que las constituciones que tienen en mira el interés público. en cambio. no podrá ser una y la misma la virtud del buen ciudadano y del hombre de bien.. de los pocos o de la multitud serán desviaciones [. por el contrario. por tanto. con respecto a sus diversas magistraturas y señaladamente a la suprema entre todas. resultan ser constituciones rectas de acuerdo con la justicia absoluta. por darse en la multitud.] Es claro. que todos ellos sean de consumada virtud bajo cualquier respecto..

cierta igualdad.] Todo esto.. y no sólo de nombre. parece tornar evidente que ninguno de los criterios con arreglo a los cuales unos hombres pretenden mandar.. Ahora bien. con el fin de prevenir agravios recíprocos y fomentar el comercio [. es la monarquía en interés del monarca. como tampoco tenerla en todo desigual quienes son desiguales en sólo un aspecto. en efecto. es un criterio recto. pero no será capaz de hacer a los ciudadanos buenos y justos [. o como decía el sofista Licofrón. la consecuencia forzosa es que todas las constituciones fundadas en semejante concepto de igualdad o desigualdad. por tanto. que la ciudad no es la comunidad de lugar. Sin esto igualmente la ciudad es una mera convención. y en cierta medida. en nuestro precepto. según dijimos al principio.. pues sin esto la comunidad se convierte en una alianza militar que apenas diferirá el lugar por otras alianzas cuyos miembros viven aparte. De otra parte.. podría decirse que en general es malo depositar el supremo poder no en la ley. lo cual no puede ser.. a causa de no ser fácil dilucidar todos los casos particulares en una norma general [. la democracia. la tiranía. Pero con respecto a qué cosas debe haber igualdad y con respecto a cuáles otras desigualdad...] Es evidente que hay un fundamento racional para que en política no se disputen las magistraturas sobre la base de cualquier desigualdad [. es algo que no debe ocultársenos.] Es por esto evidente que la ciudad que verdaderamente puede llamarse así.Filosofía Social y Política 29 y de aquí que en esta república la clase más poderosa sea la militar. o sea que.. deben serlo sólo en materias en que es imposible a las leyes expresarse con exactitud. una garantía de los derechos recíprocos. por no participar unos y otros de la vida de libre elección).. pero en lo que mira a la vida moralmente valiosa..... es decir. por ser punto difícil y que atañe a la filosofía política [. de la aristocracia. ni aún por causa del comercio y ayuda recíproca [. a dicho de ellos. la justicia es. La tiranía. mientras que los demás han de obedecerles. serán desviaciones [. esto es el bienestar público. en interés de los ricos.. De las formas de gobierno mencionadas sus respectivas desviaciones son: de la monarquía.] nada ha puesto tan en claro la necesidad de que las leyes rectamente establecidas sean soberanas. y la democracia en el de los pobres..] En orden pues a la existencia de la ciudad podrían exhibir justo título todos o algunos de esos factores. y ninguna de ellas mira a la utilidad común [.] es la comunidad de familias y municipios para una vida perfecta y autosuficiente. y toda vez que no deben tener en todo parte igual quienes son iguales en sólo un aspecto.. trátese de uno o de más. pues. y los ciudadanos armados son los que tienen parte en el gobierno). ni para protegerse contra toda injusticia.. la oligarquía.] la calificación para competir en los cargos públicos debe por fuerza fundarse en la posesión de elementos constitutivos de la ciudad. sino en el hombre que lleva en su alma las pasiones consiguientes a su condición [. Ni tampoco existe la ciudad por motivo de alianza militar. la oligarquía. Contra todos aquellos que aspiran a la soberanía en el gobierno en razón de su .. ha de tomar cuidado de la virtud. en la opinión común... además.. todos están de acuerdo con los principios filosóficos que hemos precisado en la Ética. son la educación y la virtud las que podrían hacer valer las pretensiones más justas.] VII Diversos y contrapuestos títulos de autoridad El bien de la ciudad es la justicia.] La ciudad existe no sólo por la simple vida.. de la república. De aquí pues que estén calificados para aspirar a los honores públicos los bien nacidos y los libres y los ricos [.] Es evidente. para una vida bella y feliz [. sino sobre todo por la vida mejor (pues de otro modo podría haber una ciudad de esclavos y aun de animales distintos del hombre. mientras que los gobernantes. la justicia es algo objetivo en relación con las personas y que debe haber igualdad entre los iguales.] VI Importancia de las leyes Por ventura.

recibirán injusticia al ser juzgados dignos de derechos apenas iguales.. así como es necesario que se legisle para los iguales en nacimiento y capacidad. sino que todo esto se haga por turno. pues. a quienes parecen sobresalir excesivamente en poder.Filosofía Social y Política 30 virtud. desde el momento que nada impide que la masa sea mejor y más rica que la minoría. y aun en el caso de que fuera mejor el gobierno de algunos. a causa de éstas últimas... en efecto. se ha establecido el ostracismo en las ciudades gobernadas democráticamente.. o aún uno sólo entre los demás que sobresalga en virtud al punto de exceder la suya a la de todos los demás. y que este individuo sea rey [.. que gobierne la ley antes que uno solo de los ciudadanos. los condenan al ostracismo y los destierran de la ciudad por un tiempo determinado [.. Mas esto es ya la ley. Es preferible pues. y así. parece recomendar el gobierno exclusivo de lo divino y lo racional.. es la concupiscencia.. la razón sin apetito [.] Ahora bien.. Siendo ellos. Gobierno de la clase media Veamos ahora cuál es la mejor constitución y la vida mejor para la mayoría de las ciudades y el común de los hombres. en efecto. y contra aquellos que también apelan a su riqueza. y por más que su tipo es diferente en cada constitución.] XI El gobierno de la Ley No es justo que nadie gobierne o sea gobernado más bien que otro.] Por esta causa. pues querer legislar sobre las cosas sujetas a deliberación es algo imposible [... pues ellos mismos son la ley [. no individualmente. ciudadano en general es el que participa activa y pasivamente en el gobierno. No otra cosa. la ley es lo imparcial.. viene la dificultad. con todo. Semejantes hombre sería verdaderamente un dios entre los hombres. que surja un linaje en su totalidad. Por otra parte. por lo que. La ley es. podrán las masas hacer valer un título justo. en razón de que en ellas se considera que se persigue la igualdad por encima de todas las cosas. por sus numerosas relaciones o por alguna otra influencia política. puesto que el orden es ley.. De aquí resulta claro que.] Libro Cuarto: La Mejor Constitución Posible IX La política como arte de lo posible. y el mismo apetito generoso extravía a los gobernantes y a los mejores entre los hombres. por tanto.] Así pues. por tanto. no juzgando de acuerdo con un patrón de virtud que esté por encima del hombre medio.] Es en razón de que ciertas cosas pueden ser abrazadas por la ley.. en la constitución mejor es el que puede y elige ser gobernado y gobernar con el ideal de una vida conforme a la virtud [.. en este caso será justo que este linaje sea investido de la realeza y la soberanía absoluta. las normas legales consuetudinarias tienen mayor autoridad y versan sobre materias de mayor importancia que las leyes escritas [. conforme al mismo razonamiento.] ya no habrá que considerar a estos hombres como parte de la ciudad. tan desiguales de los demás en virtud y capacidad política... o más de uno pero no en número suficiente para constituir la plenitud de la ciudad [. y otras no pueden serlo. mientras que quien recomienda el gobierno de un hombre añade un elemento de impulso animal. y se indaga entonces si será mejor que gobierne la mejor ley o el mejor hombre.. pero sí en conjunto [. quien recomienda el gobierno de la ley. pues. un hombre tan sobresaliente por su extremada virtud... o por una educación que requiere dotes naturales y recursos de .] Es claro. ahora bien.] VIII El Ostracismo del virtuoso Si hay. bien sea por su riqueza. así por el contrario no puede haber ley con respecto a tales hombres. habría que constituir a éstos en guardianes de la ley y subordinados a ellas [.] Cuando acontezca. que quienes buscan lo justo buscan lo imparcial.

cuando no obtienen en la república la parte que estiman corresponder a las ideas que sustentan. y por esta causa. De estos tres elementos.] Libro Quinto: Estudio de las Revoluciones I Causas de las mudanzas políticas En primer lugar. mientras que los otros. creyéndose desiguales. si es posible. supónese que son desiguales en absoluto). y que puedan gobernarse bien las ciudades en las cuales la clase media es más numerosa y más fuerte. tiene esta composición. y toda vez que. pero son deficientes con arreglo a un patrón absoluto. pretenden participar en todo igualmente. ni con vistas a una constitución a la medida de nuestro deseo.] Porque si en la Ética nos hemos expresado bien al decir que la vida feliz es la que se vive sin impedimento de acuerdo con la virtud. necesariamente lo estará también la república. Y estos mismos conceptos se aplican necesariamente a la virtud o vicio de la ciudad y de su constitución. lo cual es una forma de desigualdad. son iguales en absoluto (y así se piensa que por ser todos igualmente libres. han de ser en absoluto iguales). y que la virtud consiste en el término medio. por ser iguales los hombres en algún aspecto.. cuál es su esfera de competencia. que la comunidad política administrada por la clase media es la mejor. los muy pobres. creyéndose iguales.Filosofía Social y Política 31 fortuna.. Ahora bien. es claro que una moderada posesión de bienes de fortuna es la mejor de todas [. Es el único.] IX División de poderes En todas las constituciones hay tres elementos con referencia a los cuales ha de considerar el legislador diligente lo que conviene a cada régimen. La democracia. ha surgido de la noción de que. en el modo de alcanzarlas. más que otra alguna. y cómo debe procederse a su elección. por su parte. de acuerdo con el término medio al alcance de cada individuo.. lo moderado y lo que está en el medio es lo mejor. hay tres partes o clases de la ciudad: los muy ricos. ni lo suyo es codiciado por otros como los pobres codician los de los ricos [.] . en efecto.. la clase media. o sea cuáles deben ser. y a una constitución de que pueda participar la mayoría de las ciudades [.. diferirán consiguientemente las constituciones. que las otras dos clases juntas [. libre de facciones. promueven la revolución [. pues. viene de suponer que por ser iguales en un respecto. Y después los unos. por lo cual la ciudad fundada en dicha clase será la mejor organizada en lo que respecta a los elementos naturales que en nuestro concepto constituyen la ciudad. La oligarquía. unos y otros. hemos de adoptar el principio de que (como hemos dicho antes) la variedad de constituciones proviene de que aunque todos los hombres reconocen la justicia y la igualdad proporcional.] Ciertamente la ciudad aspira a componerse de elementos iguales y semejantes tanto como sea posible...] Es manifiesto. es ínfima la probabilidad de que se produzcan facciones y disensiones entre los ciudadanos [. tienen cierto elemento de justicia. en efecto. pues... es así evidente. ya que donde la clase media es numerosa.. Ahora bien.. procuran tener más que los otros. Todas las constituciones. pues ni codician como los pobres los bienes ajenos. porque la constitución es como la vida de la ciudad.. Si estos elementos están bien concentrados. y como los elementos difieren entre sí. En todas las ciudades. con todo.. según se reconoce.] Que el régimen intermedio es el mejor. esto es. el segundo es el relativo a las magistraturas. Y esta clase de ciudadanos es también la que tiene mayor estabilidad en las ciudades. y en tercer lugar los intermedios entre unos y otros. sino con arreglo a un estilo de vida que pueda compartir la mayoría de los hombres. uno es el que delibera sobre los asuntos comunes. por tanto.. yerran. por tanto. síguese necesariamente que la vida media será la mejor. y el tercer elemento es el poder judicial [. han de ser desiguales en absoluto (porque son desiguales en cuanto a la propiedad.

ni el pensamiento es práctico únicamente cuando se produce en vista de los resultados de sus ejercicio. en consecuencia. contra lo que piensan algunos. el afán de superioridad.] la mejor constitución será necesariamente aquella cuyo ordenamiento permita a cualquier individuo el hallarse mejor y llevar la vida más feliz. sino que lo son mucho más el pensamiento y la contemplación que tienen su fin en sí mismo y se ejercitan por sí mismos.] II [. En otro sentido aún.. su extensión y su cualidad. y por tanto cierta forma de acción [.] Libro Séptimo: La Constitución Ideal I La eudaimonía como el ideal político de la ciudad perfecta [. pero lo que se discute. que la ciudad feliz debe ser grande.. debe ser imposible [... Por la fuerza. y tal que pueda fácilmente ser objeto de una visión sintética [. pues. ninguna de las cuales. que el límite perfecto de la ciudad consiste en la mayor población que pueda ser para la autosuficiencia de la vida. del material político es la población.. La mayoría son de opinión..] El primer elemento.. o no más bien una vida desligada de las cosas exteriores. por su parte. es si deberá preferirse la vida política y práctica. no tiene necesariamente que ser con relación a otros. después de persuadir al principio a los ciudadanos.] IV Los elementos del estado en la constitución mejor: la población No es posible.] la vida mejor.. de la que algunos dicen ser la única digna del filósofo [. el desprecio...] III [..] Otras causas son la soberbia. la mediocridad y la disparidad [. que pueda legislarse bien la ciudad demasiado populosa [..] Es manifiesto.] Pues del mismo modo la ciudad menguada de población no será autosuficiente [. como lo sería la vida contemplativa..] Otras veces. El engaño. el incremento desproporcionado de poder..Filosofía Social y Política 32 Los motivos que impulsan a la revolución. a cuyo respecto hay que considerar cuál debe ser su número y cuál su calidad natural.... pero [. y tal vez imposible.. pues también ocurren disturbios en las ciudades por escapar los sublevados a la deshonra o al castigo [. Sólo que la vida activa.. así para la ciudad en general como para cada individuo. así la particular del individuo como la vida pública en las ciudades... en efecto... porque el fin es el obrar bien.] si la felicidad ha de consistir en el bien obrar.. incluso por los que están de acuerdo en que la vida virtuosa es la más deseable. pueden ser causas la rivalidad electoral. cuando los revolucionarios ejercen presión desde el principio mismo de la rebelión o posteriormente..] .. puede ser también doble: unas veces los ciudadanos son engañados al principio para que con su asentimiento se lleve a efecto el cambio de gobierno... por su parte. se recurre de nuevo a la persuasión para gobernarlos con su consentimiento [. son el lucro. la vida práctica será entonces la mejor. y posteriormente son sometidos por la fuerza contra su voluntad [. el miedo. y otro tanto en lo tocante al territorio. pero con una virtud dotada de suficientes recursos para participar en las acciones virtuosas [.. Por eso tenemos que presuponer un buen número de condiciones ideales. en efecto. sin embargo.] III Prodúcense las revoluciones políticas unas veces por fuerza y otras por engaño.] la experiencia misma pone de manifiesto que es difícil. la negligencia.. que pueda darse la mejor constitución sin los recursos adecuados. el honor y sus contrarios. es la vida virtuosa.

ya para el ejercicio del gobierno en casos de insubordinación. que es el ser afectuosos con los que conocen y fieros con los desconocidos. cierta abundancia de recursos de que pueda disponerse tanto para las necesidades domésticas como para los usos militares. después de esto. y que tiene por fin la vida mas perfecta posible. deben tener los guardianes.. la ciudad tiene que organizarse de acuerdo con estas funciones. y como no hay mejor gobierno que el que permite alcanzar la felicidad en mayor grado. y como por último.] En cuanto a la configuración del terreno... y sacerdotes. en tercer lugar. y como ella consiste en el ejercicio y uso continuo de la virtud. por tanto. pero de todo lo más necesario. lo que nosotros nos hemos propuesto es discernir la constitución mejor.. y jueces para decidir sobre los derechos y los intereses [.] En primer lugar tiene que haber alimento. ya que la autosuficiencia consiste en tenerlo todo y no carecer de nada) [..el servicio divino al que llamamos culto.. que para poder ser fácilmente guiado por el legislador hacia la virtud.] Ahora bien. oficios (ya que la vida ha menester muchos instrumentos).. o sea.] En cuanto al emplazamiento de la ciudad.] no es difícil ver que tanto para su seguridad como para aprovisionarse abundantemente de todo lo necesario. pues entre ellos estarán las que llamamos partes de la ciudad. no es difícil decir que debe ser de acceso penoso para el enemigo y de salida fácil para los ciudadanos [.] Ahora bien.] De necesidad.] VII Funciones de la ciudad [.. por .. y una clase militar.. armas (pues a los miembros de la comunidad les es necesario tener armas. es claro que cualquiera aprobaría de preferencia el que más pueda bastarse a sí mismo ( y que éste será necesariamente el que produzca de todo. si bien en ciertos puntos debe uno fiarse a los expertos en estrategia. y artesanos. En lo que concierne a su calidad. y otros poco o nada..] la ciudad es una comunidad peculiar entre semejantes. ya también para emplearlas contra quienes intenten agredirles del exterior)... y una propietaria. unos pueden participar de ella. y otra en encontrar los actos conducentes al fin [.. es decir.] XII La ciudad virtuosa Hemos de hablar ahora de la constitución en sí misma. por tanto. Debe haber una población agrícola que suministre el alimento.] Hemos de considerar cuántos son los elementos sin los cuales no podría existir la ciudad. la ciudad es virtuosa cuando lo son los ciudadanos que participan del gobierno y de acuerdo con nuestro plan todos los ciudadanos participan del gobierno. después.. la decisión judicial sobre los intereses y derechos recíprocos [. es mejor para la ciudad y el país el acceso al mar [. hay que decir que es el ánimo el que produce el afecto [.. que la felicidad consiste en el ejercicio y práctica consumada de la virtud [.. por tanto. de qué elementos y de qué carácter debe constar la ciudad que ha de se feliz y bien gobernada. por ser necesaria su presencia [. en quinto lugar –y es una función primaria. como la felicidad es el mayor bien. Con respecto a la condición que. Ahora bien. que debe sernos patente la noción de felicidad [. En dos cosas consiste el bienestar para todos los hombres: una en elegir acertadamente el blanco y fin de nuestros actos... resulta claro. El punto está.Filosofía Social y Política 33 V El territorio Lo mismo más o menos es aplicable al territorio.. y en sexto lugar en la enumeración. si pudiéramos hacerlo a nuestro deseo. aquella por la cual la ciudad estará mejor gobernada.] VI Los guardianes Es manifiesto. deben los ciudadanos ser a la vez de natural inteligente y animoso. convendría situarlo en una posición conveniente tanto hacia el mar como hacia la tierra [. resulta de todo esto con evidencia que ésta es la causa de que existan formas distintas de ciudad y regímenes políticos varios [.. según afirman algunos....] y lo repetimos ahora...

pero más aún de vivir en paz y guardar reposo. pero más aún los bellos y nobles.] La experiencia atestigua con la teoría que el legislador debe esforzarse principalmente porque la legislación que promulgue sobre la guerra y sobre todo lo demás tenga por fin el reposo y la paz.. pues. por lo que es preciso que en él guarden aquellas tres cosas una armonía recíproca [. no son de ningún provecho.. a las partes del alma y a sus actividades. es decir.] .] XIII El legislador El político ha de legislar atendiendo a todo esto.] Ciertas disposiciones naturales. Es evidente. y el culpable es el legislador. Estos son pues los fines que debe perseguir la educación [. por otra parte..] Tanto más. en efecto.. tiene uno que nacer con naturaleza humana [. más perecen una vez que han conquistado el imperio. y practicar los actos necesarios y útiles.. pues la mayoría de las ciudades de tipo militarista permanecen incólumes mientras hacen la guerra... ya que nuestros hábitos las hacen cambiar [.. cuanto mayor sea el ocio que tengan en la abundancia de aquellos bienes. debe ser capaz de llevar una vida laboriosa y hacer la guerra. por no haberlas educado para el empleo del ocio [. habrán menester estos hombres de filosofía.. que sólo él posee.. y teniendo sobre todo en mira los bienes mayores y los fines.. que debe participar de estas virtudes la ciudad que haya de ser feliz y virtuosa [. En la paz pierden su temple como el hierro.. En primer lugar.] los hombres llegan a ser buenos y virtuosos por tres cosas. de templanza y de justicia. considerar cómo se hace al hombre virtuoso [.] pero el hombre vive también por la razón. que son la naturaleza... por tanto. el hábito y la razón.Filosofía Social y Política 34 tanto. Y del mismo modo debe uno conducirse en la elección de vida y actividades consiguientes: el hombre.

..] Los dominios así adquiridos... por mi parte.] o son a modo de miembros añadidos al Estado hereditario del príncipe que los adquiere [. o son completamente nuevos [.] Quienes desean conquistar el favor de un príncipe suelen salirle al encuentro.a Vuestra Magnificencia. por tanto... por lo demás.] Digo. y se adquieren con las armas de otros o con las propias.] Acoja. o acostumbrados a ser libres. o bien nuevos. pues si hace de ella un estudio y lectura diligente. o están acostumbrados a vivir bajo un príncipe. gracias a la fortuna o por medio de la virtud [.] II. todos los dominios que han tenido y tienen soberanía sobre los hombres. pues.] De los Principados I... adquirido por mi mediante una larga experiencia de las cosas modernas y una continua lectura de las antiguas: tras haberlas estudiado y examinado durante largo tiempo con gran diligencia. recurso con los que muchos suelen describir y adornar sus obras. Yo.. han sido y son repúblicas o principados.. sin embargo. puesto que es suficiente con respetar el orden de sus antepasados y. Vuestra Magnificencia esta pequeña ofrenda con el mismo ánimo con que yo se la envío.. en aquellos casos en los que impera desde hace largo tiempo el linaje de su señor. las más de las veces..Filosofía Social y Política 35 La Tradición Moderna de la Filosofía Política NICOLÁS MAQUIAVELO EL PRÍNCIPE Dedicatoria Nicolás Maquiavelo al Magnífico Lorenzo de Medici [. no he encontrado entre mis pertenencias cosa alguna que considere más valiosa o estime tanto como el conocimiento de las acciones de los grandes hombres. pues.. he querido o que nada la distinga o que tan solo la haga grata la singularidad de la materia y la importancia del tema [. adaptarse a los . Los nuevos. o con cualquier otro rebuscamiento u ornamento superfluo... reconocerá en su interior un profundo anhelo mío: que alcancéis esa grandeza que la fortuna y las restantes cualidades vuestras os prometen [. ofrecerme a Vuestra Magnificencia con algún testimonio de mi afecto y obligación hacia Vos. Cuántos son los géneros de principados y por qué modos se adquieren [. Los principados son o hereditarios. las envío ahora –compendiadas en un pequeño volumen. Y aunque juzgo que esta obra no merece ser presentada ante Vos. teniendo en cuenta que no puedo hacerle mejor ofrenda que darle la facultad de poder en brevísimo plazo de tiempo aprender todo aquello que yo he conocido y aprendido a lo largo de tantos años y con tantas privaciones y peligros..] Deseando yo.. Esta obra no la he adornado ni hinchado con amplios periodos o con palabras ampulosas y solemnes. De los principados hereditarios [.] Todos los Estados. tengo plena confianza en que vuestra magnanimidad la aceptará.. que en los Estados hereditarios y acostumbrados al linaje de su príncipe la dificultad de conservarlos es bastante menor que en el caso de los nuevos. con aquellas cosas a las que confieren más valor o ante las cuales le ven deleitarse en mayor medida [.

mientras no puedes conservar como amigos a aquellos que te introdujeron en él. Así te encuentras con que son enemigos tuyos todos aquellos a quienes has lesionado al ocupar aquel principado.. el segundo en no alterar ni sus leyes ni sus tributos. además perjudican a aquellos a quienes arrebatan los campos y las casa para entregarlos a los nuevos habitantes. por tanto. Ahora bien. al quedar dispersos y empobrecidos. se encuentra en un país diferente. El resultado será que el nuevo territorio formará en brevísimo tiempo un solo cuerpo con su antiguo principado.] [. sin embargo... pues ocurrirá siempre que lo llamarán aquellos que están descontentos o por demasiada ambición o por miedo [. Incluso si es privado de él. una mínima parte de la población del Estado.. Uno de los remedios mayores y más eficaces sería que quien los adquiere pasara a residir allí.] El otro gran remedio consiste en establecer en uno o dos lugares colonias que unan férreamente a ti dicho territorio. de una dificultad natural presente en todos los principados nuevos y consiste en que los hombres cambian de buen grado de señor con la esperanza de mejorar: esta esperanza les hace tomar las armas contra su señor. tal que no haya ocasión de temer su venganza [. sino un miembro añadido a un Estado anterior.. además. por tanto. debe. en el principado nuevo. no le pueden nunca ocasionar daño alguno [.] Quien. De los principados mixtos [. o hacer esto. Con las colonias no se gasta mucho y sin gastos o con pocos se las envía y mantiene en el nuevo territorio. porque es necesario. primeramente. aquellos a quienes ha perjudicado.. sobre todo si no tienen la costumbre de vivir libres [. las dificultades aparecen cuando se adquieren Estados en un país de lenguas. lo recuperará a la mínima adversidad que sobrevenga al usurpador [. convertirse en jefe y defensor de los vecinos menos poderosos.Filosofía Social y Política 36 acontecimientos.] .. En el primer caso es muy fácil conservarlos. pues se vengan de las ofensas ligeras ya que de las graves no pueden: la afrenta que se hace a un hombre debe ser.] El que adquiere territorios nuevos de estas características debe respetar dos principios si quiere conservarlos: el primero consiste en extinguir la familia del antiguo príncipe.. pues después la experiencia les hace ver que han salido perdiendo. Los problemas que plantea emanan. por otro lado.. En este caso es necesario tener gran fortuna y habilidad para conservarlos.. esto hará más segura y más duradera su posición [.] Digo.. del favor de los habitantes [. de esta forma.. la cual obliga inevitablemente a agraviar a los nuevos súbditos tanto por medio de las tropas como por las otras muchas violaciones de derechos que trae consigo la nueva adquisición. ya que para entrar en un país siempre se tiene necesidad. como se ha dicho.] Las dificultades se encuentran. y porque las obligaciones que con ellos has contraído te impiden usar en su contra medicinas fuertes. ingeniárselas para debilitar a los poderosos y guardarse de que... cuando no es totalmente nuevo. entre en dicho país un extranjero tan poderoso como él. los cuales solamente constituyen.. pero se engañan.. por cualquier contingencia. todo esto viene determinado por otra necesidad. natural y ordinaria. Ahora bien. por no poderles dar satisfacción en la medida en que se habían imaginado. Y. por más fuerte que sean los ejércitos propios.] III. Además. a no ser que una fuerza extraordinaria y excesiva le prive de él. conservará siempre su Estado. o son del mismo país y de la misma lengua o no lo son.] Todo esto nos ha de hacer tener en cuenta que a los hombres se los ha de mimar o aplastar. costumbres e instituciones diferentes. que estos Estados que al adquirirlos se añaden a un Estado antiguo del que los adquiere. o mantenerlo ocupado militarmente con amplios contingentes de caballería e infantería.. en un principio.. si el príncipe en cuestión es de una habilidad normal. lo cual origina un principado que podríamos denominar mixto.

se les puede encontrar fácil remedio.] VI. la medicina nunca está a tiempo al haberse convertido la enfermedad en incurable [. de su aroma [.. como decimos. destruir dichas ciudades. ni más dudosa de conseguir.] un hombre prudente debe discurrir siempre por las vías trazadas por los grandes hombres e imitar a aquellos que han sobresalido extraordinariamente por encima de los demás. Teseo y semejantes [. de forma que siempre son más lentos a la hora de tomar las armas y con tanta más facilidad se los puede un príncipe ganar y guardarse de ellos.. lo que todos los príncipes sabios deben hacer. Y a este respecto se debe tener en cuenta hasta qué punto no hay cosa más difícil de tratar. que hacerse promotor de la implantación de nuevas instituciones. se adquieren Estados que están acostumbrados a vivir con sus propias leyes y en libertad. para elegir uno entre ellos no se ponen de acuerdo y vivir libres no saben. siempre serán alabados y nunca censurados.] .] Aquellos que.] Sostengo. en los que el príncipe es asimismo nuevo. a ir allí a residir personalmente.. afirmo que los más notables son Moisés. y encuentra unos defensores tímidos en todos los que se verían beneficiados por el nuevo [.. tratando de superarlos con todos los recursos de su habilidad. alcanzan el principado por vías que exigen virtud.. aunque no se alcance su virtud.. De qué modo se han de gobernar las ciudades o principados que antes de su adquisición se regían por sus propias leyes [. más deseo de venganza. el segundo.. ir a vivir allí personalmente. imponiéndoles un tributo o implantando en ellas un gobierno minoritario que te las conserve fieles [. que en los principados completamente nuevos. Y dado que el hecho de convertirse de particular en príncipe es fruto de la virtud o de la fortuna. con el fin de que. el tercero. y cuando lo hacen hombres que pueden. dado que por un lado están acostumbrados a obedecer y por otro ya no tienen a su viejo príncipe.. previstos con antelación.Filosofía Social y Política 37 [. sino también de los futuros. parece. dejarlas vivir con sus propias leyes. mayor odio.] Los romanos hicieron. Pasando ya a aquellos que llegaron a ser príncipes por su propia virtud y no por fortuna. pues. por no tener otros Estados. de forma que el procedimiento más seguro es destruirlas o vivir en ellas [. Ciro. De los principados nuevos adquiridos por las propias armas y por la virtud [. el que se ha abandonado menos a la fortuna se ha mantenido mejor.. ni más peligrosa de conducir.. si la familia de éste queda extinguida.. llegan a dicha situación con dificultad. aquí está el error y las justas razones de censura [. el que quiera conservarlos dispone de tres recursos: el primero. que la una o la otra de estas dos cosas mitigue en parte muchas de las dificultades. en estos casos. Las dificultades que encuentran en la adquisición del principado nacen en parte de las nuevas instituciones y modos que se ven forzados a introducir para fundamentar su Estado y su seguridad. La causa de tamaña dificultad reside en que el promotor tiene por enemigos a todos aquellos que sacaban provecho del viejo orden.] Cuando. por tanto. los cuales no solamente han de preocuparse de los problemas presentes. no les abandona ni muere jamás la memoria de la antigua libertad..] V.] En cambio. se encuentran más o menos dificultades para conservarlos según sea más o menos virtuoso el que los adquiere. Pero en las repúblicas hay mayor vida.. sin embargo.. pero cuando no pueden y quieren hacerlo de cualquier manera..] Verdaderamente es algo muy natural y ordinario el deseo de adquirir... pero si se espera a tenerlos encima. Rómulo... cuando las ciudades o países están acostumbrados a vivir bajo el dominio de un príncipe. en principio. pero se mantienen con facilidad. de manera semejante a ellos. sin embargo. algo nos quede.. Constituye también un motivo de felicidad el hecho de que el príncipe se vea obligado.

no pueden.. Y alcanzado su objetivo... por tanto..tanta virtud que sepan prepararse rápidamente a conservar lo que la fortuna ha puesto en sus manos y sean capaces de asentar después los cimientos que los otros pusieron antes de convertirse en príncipes [.] un simple particular puede alcanzar el principado por medio de otros dos procedimientos que no se pueden identificar completamente con la fortuna y la virtud [.. No es posible.] VIII.. Todas las dificultades aparecen cuando se encuentran allí. pero es difícil mantenerlos convencidos. pudieran vivir seguros en su patria durante tan largo tiempo y defenderse de los enemigos exteriores. de religión. De los que llegaron al principado por medio de crímenes [. pueden recurrir a la fuerza. pero cuando dependen de sí mismo y pueden recurrir a la fuerza. de respeto. otros muchos no ..] El siciliano Agatocles llegó a rey de Siracusa no sólo a partir de una condición privada. De los principados nuevos adquiridos con armas ajenas y por la fortuna [. dos cosas volubilísimas e inestables. entonces sólo corren peligro en escasas ocasiones. pues más bien volaban. Sin embargo.Filosofía Social y Política 38 Es necesario. atribuir a la fortuna o la virtud lo que fue conseguido por él sin la una y sin la otra [. Pues. sino a través de los grados militares. su feroz crueldad e inhumanidad.. porque.. traicionar a sus amigos. sino incluso ínfima y despreciable [. en conclusión. tampoco los Estados que surgen súbitamente pueden tener las raíces y sus ramificaciones firmes y asentadas. Y no saben ni pueden conservar su puesto: no saben. pero no gloria [. En su camino al principado no encontraron ninguna dificultad. sus infinitas maldades. es decir.. tras infinitas traiciones y crueldades.. no permiten que sea celebrado entre los hombres más nobles y eminentes.. se mantuvo gracias a sus muchas decisiones animosas y arriesgadas. porque no disponen de fuerzas que les puedan ser amigas y fieles. a no ser que quienes tan repentinamente han pasado a ser príncipes posean –como se ha dicho. Además. sin que jamás tuvieran que enfrentarse a una conspiración interna promovida por los mismos ciudadanos. si se quiere comprender bien esta parte.. En el primer caso siempre acaban mal y no llevan adelante cosa alguna. además de lo ya dicho..] no llegó al principado por los favores de nadie.] Estos individuos dependen sencillamente de la voluntad y de la fortuna de quienes les ha concedido el Estado. al igual que todas las cosas de la naturaleza que nacen y crecen rápidamente.. si para llevar adelante su obra necesitan predicar o. Ésta es la causa de que todos los profetas armados hallan vencido y todos los desarmados perecido.. Tales medios pueden hacer conseguir poder. En esta situación se hallan aquellos a quienes es otorgado un estado o por dinero o por la voluntad de otra persona [. pero deben realizar muchos para mantenerse.sepan mandar. carecer de palabra. examinar si estos innovadores se valen por sí mismos o si dependen de otros. no es razonable que – habiendo vivido siempre en una condición meramente privada.. Por eso conviene estar preparado. por el contrario. con lo cual la primera circunstancia adversa los destruye. de no ser un hombre de gran ingenio y virtud.. la naturaleza de los pueblos es inconstante: resulta fácil convencerles de una cosa.] VII.] Estas dos nuevas vías se presentan cuando se asciende al principado por medio de acciones criminales y contrarias a toda ley humana y divina.. ganados además con mil molestias y peligros. no es posible llamar virtud a exterminar a sus ciudadanos. a pesar de todo..] Quienes de simple particulares se convierten en príncipes con la sola ayuda de la fortuna alcanzan dicho Estado con pocos esfuerzos. o bien cuando un ciudadano particular se convierte en príncipe de su patria por el favor de sus conciudadanos [. por el contrario.] Sin embargo. de manera que cuando dejen de creer se les pueda hacer creer por la fuerza [.] Podría alguno preguntarse la razón de que Agatocles y algún otro de la misma especie.

. surge así un principado al que podríamos llamar civil (para llegar al cual no es necesario basarse exclusivamente en la virtud o exclusivamente en la fortuna. ni otra preocupación. Mal usadas son aquellas que.. digo que se asciende a dicho principado o con el favor del pueblo o con el favor de los grandes [.impedirán que se sientan seguros con él....] cuando un ciudadano privado se convierte en príncipe de su patria. para no tenerlos que renovar cada día y para poder –al no renovarlostranquilizar a los súbditos y ganárselos con favores. ya que éstos quieren oprimir y aquel no ser oprimido [. hagan menos daño. sino que muchas veces eleva a ese rango a hombres de condición privada. Porque las injusticias se deben hacer todas a la vez a fin de que. Además de esto.. comienzan a aumentar la reputación de uno de ellos y lo hacen príncipe para poder a su sombra desfogar su apetito. Quien procede de otra manera. sino por el favor de sus ciudadanos.. ya sea por debilidad o por perversidad de ánimo.dar satisfacción a los grandes. por la necesidad de asegurarse. no debe tener otro objeto. según sea una parte u otra la que encuentre la oportunidad. Y además comporta tanta virtud que no tan sólo mantiene en su lugar a quienes han nacido príncipes. por gustarlas menos. pocas en principio.. excepto la guerra y su organización y dirección. porque se encuentra –aún siendo príncipe.. porque el fin del pueblo es más honesto que el de los grandes. El pueblo.. Sin embargo.] Por todo ello. con el curso del tiempo en lugar de disminuir [. sin embargo.Filosofía Social y Política 39 han podido por la crueldad conservar el Estado ni siquiera en tiempos pacíficos. van aumentando. pues las injusticias –frescas y renovadas. En contrapartida. el que llega al principado por el favor popular se encuentra solo en su puesto y a su alrededor hay muy pocos o ninguno que no estén dispuestos a obedecer. viendo que no pueden resistir al pueblo. cuando los príncipes han pensado más en las exquisiteces que en las armas.] IX. Creo que esto es debido al mal uso o al buen uso de la crueldad. aumenta la reputación de alguien y lo hace príncipe a fin de que su autoridad lo mantenga defendido.] Un príncipe. la experiencia muestra que. porque éste es un arte que corresponde exclusivamente a quien manda. pero si al pueblo. jamás se podrá apoyar en sus propios súbditos. De lo que corresponde al príncipe en lo relativo al arte de la guerra [. no se puede –con honestidad y sin causar injusticias a otros.] . por su parte. mientras que los favores se deben hacer poco a poco con el objetivo de que se saboreen mejor [.. El que llega al principado con ayuda de los grandes se mantiene con más dificultad que el que lo hace con la ayuda del pueblo. sino que se convierten en los más útiles posibles para los súbditos. porque los grandes. no por medio de crímenes y otras violencias intolerables. se verá siempre obligado a tener el cuchillo en la mano.con muchas personas a su alrededor que se creen igual a él y a las cuales no puede ni mandar ni manejar a su manera.. viendo que no puede defenderse ante los grandes. por no hablar ya de los dudosos y arriesgados tiempos de guerra.] El principado es promovido o por el pueblo o por los grandes. sino más bien en una astucia afortunada). Bien usadas se pueden llamar a aquellas crueldades (si del mal es lícito decir bien) que se hacen de una sola vez y de un golpe. pues.. Del principado civil [. y luego ya no se insiste más en ellas.] XIV. ni considerar competencia suya cosa alguna. han perdido su Estado [.. el que ocupa un Estado debe tener en cuenta la necesidad de examinar todos los castigos que ha de llevar a cabo y realizarlos todos de una sola vez.

otro fiel. al final se verá obligado –si desea seguir conservando la fama de liberal.] . otro clemente. usada de manera que seas tenido por tal. el otro casto. el uno devoto..] XVI. Y todavía más: que no se preocupe de caer en la fama de aquellos vicios sin los cuales difícilmente podrían salvar su Estado.Filosofía Social y Política 40 Por tanto.] Empezando. lo cual puede llevar a cabo de dos maneras. si se pretende conservar entre los hombres el título de liberal. si le es posible.. pues... el otro astuto..no se deja ver y no te evitará ser tachado de la cualidad opuesta.. por otro mentalmente [. la liberalidad. No obstante. uno afeminado y pusilánime. pero si se la sigue traería consigo su ruina. pero si no lo es. y alguna otra que parecerá vicio y si se la sigue garantiza la seguridad y el bienestar suyo [. Por todo ello. jamás deberá apartar su pensamiento del adiestramiento militar. el uno íntegro. el otro soberbio. si es prudente. de manera que un príncipe de tal hechura consumirá siempre en actos de ese tipo toda su riqueza. es necesario no privarse de ninguno de los componentes de la suntuosidad. poniendo en práctica todos aquellos recursos que se pueden utilizar para sacar dinero [. puesto que no se pueden tener y observar enteramente. el uno ponderado. Muchos se han imaginado repúblicas y principados que nadie ha visto jamás ni se ha sabido que existieran realmente... el otro incrédulo.. ya que las condiciones humanas no lo permiten.. el otro frívolo. es necesario a un príncipe.] XV. otro por tacaño [... el uno lascivo.] debe. reconozco que sería bueno ser considerado liberal. se encontrará alguna cosa que parecerá virtud..] Nos queda ahora por ver cuál debe ser el comportamiento y el gobierno de un príncipe con respecto a súbditos y amigos [.. y en época de paz se habrá de emplear en ello con más intensidad que durante la guerra. el otro flexible. uno cruel. el uno rígido. De la liberalidad y la parsimonia [.] Siendo mi propósito escribir algo útil para quien lo lea. puede defenderse de quien le hace la guerra.a gravar a su pueblo más allá de toda medida y a hacerse enojoso..] uno es considerado generoso.. y así sucesivamente. me ha parecido más conveniente ir a la verdad real de la cosa que a la representación imaginaria de la misma. [. puede acometer empresas sin gravar a sus pueblos [. no preocuparse por ser tachado de tacaño. Además. porque hay tanta distancia de cómo se vive a cómo se debería vivir. el uno humano.] sostengo que todos los hombres cuando se habla de ellos –y especialmente los príncipes por estar puestos en un lugar más elevado. por el primero de los rasgos mencionados. De aquellas cosas por las que los hombres y sobre todo los príncipes son alabados o censurados [. que quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer aprende antes su ruina que su preservación: porque un hombre que quisiera hacer en todos los puntos profesión de bueno labrará necesariamente su ruina entre tantos que no lo son.. porque con el tiempo siempre será considerado más liberal al ver sus súbditos que gracias a su parsimonia sus rentas le bastan.. puede incurrir en ellos con menos miramientos. Pero. porque. Yo sé que todo el mundo reconocerá que sería algo digno de los mayores elogios el que un príncipe estuviera en posesión de entre los rasgos enumerados. le es necesario ser tan prudente que sepa evitar el ser tachado de aquellos vicios que le arrebatarían el Estado y mantenerse a salvo de los que no se lo quitarían. que aprenda a poder ser no bueno y a usar o no usar de esta capacidad en función de la necesidad. por un lado de obra. otro rapaz. te perjudica porque –si se la usa con moderación y como es debido. otro fiero y valeroso. si se quiere mantener. uno desleal.son designados con algunos de los rasgos siguientes que les acarrean o censura o alabanza: uno es tenido por liberal. de aquellos que son tenidos por buenos. si se considera como es debido.

Filosofía Social y Política

41

[...] Solamente el gastar lo tuyo te perjudica, y no hay cosa que gaste a uno más que la
liberalidad, pues mientras la usas pierdes la capacidad de usarla, y te haces o pobre y digno de
desprecio o, por huir de la pobreza, rapaz y odioso. Y entre todas las cosas de las que un
príncipe debe guardarse se encuentran el ser digno de desprecio y odioso. Ahora bien, la
liberalidad te lleva a lo uno y a lo otro. Por tanto, es más sabio ganarse la fama de tacaño, que
engendra un reproche sin odio, que por amor de la fama de liberal verse obligado a incurrir en
la fama de rapaz, que engendra un reproche al que va unido el odio [...]
XVII. De la crueldad y de la clemencia, y si es mejor ser amado que temido y viceversa
[...] Descendiendo a los otros rasgos mencionados, digo que todo príncipe debe desear ser
tenido por clemente y no por cruel, pero, no obstante, debe estar atento a no hacer mal uso de
esta clemencia [...] Debe, por tanto, un príncipe no preocuparse de la fama de cruel si a
cambio mantiene a sus súbditos unidos y leales. Porque, con poquísimos castigos ejemplares,
será más clemente que aquellos otros que, por excesiva clemencia, permiten que los
desórdenes continúen, de lo cual surgen siempre asesinatos y rapiñas [...]
Nace de aquí una cuestión ampliamente debatida: si es mejor ser amado que temido o
viceversa. Se responde que sería menester ser lo uno y lo otro; pero, puesto que resulta difícil
combinar ambas cosas, es mucho más seguro ser temido que amado cuando se haya de
renunciar a una de las dos. Porque, en general, se puede decir de los hombres lo siguiente: son
ingratos, volubles, simulan lo que no son y disimulan lo que son, huyen del peligro, están
ávidos de ganancia, y mientras les haces favores son todos tuyos, te ofrecen la sangre, los
bienes, la vida, los hijos -como anteriormente dije- cuando la necesidad está lejos; pero
cuando se te viene encima vuelve la cara. Además, los hombres vacilan menos en hacer daño
a quien se hace amar que a quien se hace temer, pues el amor emana de una vinculación
basada en la obligación, la cual (por la maldad humana) queda rota siempre que la misma
utilidad da motivo para ello, mientras que el temor emana del miedo al castigo, el cual jamás
te abandona. Debe, no obstante, el príncipe hacerse temer de manera que si le es imposible
ganarse el amor, consiga evitar el odio, porque puede combinarse perfectamente el ser temido
y el no ser odiado. Conseguirá esto siempre que se abstenga de tocar los bienes de sus
ciudadanos y de sus súbditos, y sus mujeres [...] Pero, por encima de todas las cosas, debe
abstenerse siempre de los bienes ajenos, porque los hombres olvidan con mayor rapidez la
muerte de su padre que la pérdida de su patrimonio [...]
Concluyo, por tanto, volviendo a lo relativo de ser amado y temido, que –como los
hombres aman según su voluntad y temen según la voluntad del príncipe- un príncipe
prudente debe apoyarse en aquello que es suyo y no aquello que es de otros. Debe tan sólo
ingeniárselas, como hemos dicho, para evitar ser odiado [...]
XVIII. De qué modo deben guardar los príncipes la palabra dada
[...] Cuán loable es en un príncipe mantener la palabra dada y comportarse con integridad
y no con astucia, todo el mundo lo sabe. Sin embargo, la experiencia muestra en nuestro
tiempo que quienes han hecho grandes cosas han sido los príncipes que han tenido pocos
miramientos hacia sus propias promesas y que han sabido burlar con astucia el ingenio de los
hombres. Al final han superado a quienes se han fundado en la lealtad.
Debéis, pues, saber, que existen dos formas de combatir: la una con las leyes, la otra con
la fuerza. La primera es propia del hombre; la segunda, de las bestias; pero como la primera
muchas veces no basta, conviene recurrir a la segunda. Por tanto, es necesario a un príncipe
saber utilizar correctamente la bestia y el hombre [...]

Filosofía Social y Política

42

Estando, por tanto, un príncipe obligado a saber utilizar correctamente la bestia, debe
elegir entre el zorro y el león. Porque el león no se protege de las trampas ni el zorro de los
lobos. Es necesario, por tanto, ser zorro para conocer las trampas y león para amedrentar a los
lobos. Los que solamente hacen de león no saben lo que se llevan entre manos. No puede, por
tanto, un señor prudente –ni debe- guardar fidelidad a su palabra cuando tal fidelidad se
vuelve en contra suya y han desaparecido los motivos que determinaron su promesa. Si los
hombres fueran todos buenos, este precepto no sería correcto, pero –puesto que son malos y
no te guardarían a ti su palabra- tú tampoco tienes por qué guardarles la tuya. Además, jamás
faltaron a un príncipe razones legítimas con las que disfrazar la violación de sus promesas [...]
quién ha sabido hacer mejor de zorro ha salido mejor librado. Pero es necesario saber colorear
bien esta naturaleza y ser un gran simulador y disimulador: y los hombres son tan simples y se
someten hasta tal punto a las necesidades presentes, que el que engaña encontrará siempre
quien se deje engañar [...]
No es, por tanto, necesario a un príncipe poseer todas las cualidades anteriormente
mencionadas, pero es muy necesario que parezca tenerlas. E incluso me atreveré a decir que si
se las tiene y se las observa, siempre son perjudiciales, pero si se aparenta tenerlas, son útiles;
por ejemplo, parecer clemente, leal, humano, íntegro, devoto, y serlo, pero tener el ánimo
predispuesto de tal manera que, si es necesario no serlo, puedas y sepas adoptar la cualidad
contraria. Y se ha de tener en cuentas que un príncipe –y especialmente un príncipe nuevo- no
puede observar todas aquellas cosas por las cuales los hombres son tenidos por buenos, pues a
menudo se ve obligado, para conservar su Estado, a actuar contra la fe, contra la caridad,
contra la humanidad, contra la religión. Por eso necesita tener un ánimo dispuesto a moverse
según le exigen los vientos y las variaciones de la fortuna, y, como ya dije anteriormente, no
alejarse del bien, si puede, pero a saber entrar en el mal si se ve obligado.
[...] Trate, pues, un príncipe de vencer y conservar su Estado, y los medios siempre serán
juzgados honrosos y ensalzados por todos, pues el vulgo se deja seducir por las apariencias y
por el resultado final de las cosas, y en el mundo no hay más que vulgo [...]
XIX. De qué modo se ha de evitar ser despreciado y odiado
[...] Como ya he hablado de las más importantes de aquellas cualidades mencionadas
anteriormente, voy a examinar las demás brevemente a partir del siguiente principio general:
el príncipe ha de pensar –como ya hemos dicho en parte más arriba- en evitar todo aquello
que lo pueda hacer odioso o despreciado. Si lo consigue, habrá cumplido con la parte que le
corresponde y no encontrará en los otros reproches o peligro alguno. Odioso lo hace, sobre
todo –como ya he dicho- el ser rapaz y usurpar los bienes y las mujeres de sus súbditos. De
todo ello debe abstenerse y siempre que al conjunto de los hombres no se les arrebata ni
bienes ni honor, viven contentos y sólo se ha de luchar contra los bienes y la ambición de
unos pocos, la cual puede ser refrenada de muchas maneras y con facilidad. Despreciable lo
hace el ser considerado voluble, frívolo, afeminado, pusilánime, irresoluto. Un príncipe debe
guardarse de estos reproches como un escollo e ingeniárselas para que en sus acciones se vea
grandeza de ánimo, valor, firmeza y fortaleza [...]
El príncipe que da de sí esta imagen adquiere una reputación suficiente, y si alguien tiene
buena reputación, difícilmente se conjura contra él, difícilmente se le asalta si se ve que es
excelente y temido por los suyos. Porque un príncipe debe tener dos temores: uno hacia
adentro, hacia sus súbditos; otro hacia fuera, ante los extranjeros poderosos. De los últimos se
defiende con las buenas armas y con los buenos aliados, y siempre que tenga buenas armas
tendrá buenos aliados [...] Uno de los más poderosos remedios de que dispone un príncipe
contra las conjuras es no ser odiado por el conjunto del pueblo [...]

Filosofía Social y Política

43

Concluyo, por tanto, diciendo que un príncipe debe tener poco temor a las conjuras
cuando goza del favor del pueblo; pero si éste es enemigo suyo y lo odia, debe temer de
cualquier cosa y a todos. Los Estados bien ordenados y los príncipes sabios han buscado con
toda su diligencia los medios para no reducir a la desesperación a los nobles y para dar
satisfacción al pueblo y tenerlo contento [...]
Y aquí se debe señalar que el odio se conquista tanto mediante las buenas obras como
mediante las malas; por eso, como ya he dicho con anterioridad, un príncipe que quiera
conservar el Estado se ve forzado a menudo a no ser bueno, porque cuando aquella
colectividad –sea el pueblo o los soldados, o los grandes- de la que estimas verte necesitado
para mantenerte, está corrompida, te conviene seguir su humor para satisfacerla y entonces las
buenas obras te son enemigas [...]
XX. Si las fortalezas y muchas otras cosas que los príncipes realizan cada día son útiles
o inútiles
[...] Algunos príncipes han desarmado a sus súbditos para conservar su Estado sin riesgos;
otros han mantenido divididas las ciudades conquistadas; otros han alimentado alguna
oposición contra sí mismos; otros se han dedicado a ganarse a quienes les resultaban
sospechosos al comienzo de su principado; unos han construido fortalezas, otros, en fin, las
han demolido y destruido. Y aunque de todas estas cosas no sea posible dar una regla fija, a
no ser que se descienda a los particulares de aquellos Estados en los que una decisión de ese
tipo se ha de adoptar, sin embargo, hablaré de todo ello con la generalidad que la materia por
si misma permite.
Jamás un príncipe nuevo desarmó a sus súbditos. Antes bien, si los halló desarmados, los
armó siempre, porque al armarlos aquellas armas se hacen tuyas, los que te son sospechosos
se vuelven fieles y los que ya te eran fieles lo siguen siendo. De esta manera de súbditos se
vuelven partidarios tuyos [...] Por el contrario, si los desarmas, empiezas a ofenderlos, pues
muestras que desconfías de ellos o por cobardía o por poca fe, y tanto la una como la otra de
estas opiniones hacia ti te acarrea su odio [...]
Sin duda alguna, los príncipes se hacen grandes cuando superan las dificultades y los
obstáculos que se les oponen. Por eso, la fortuna –especialmente cuando quiere ensalzar a un
príncipe nuevo, que tiene necesidad de conquistar mayor reputación que un príncipe
hereditario- hace que le nazcan enemigos, a quienes les lleva a realizar empresas en contra
suya con el fin de que él encuentre medios de superarlas y por la escala que sus enemigos le
han proporcionado ascienda todavía más alto. Por esta razón estiman muchos que un príncipe
sabio debe, cuando tenga la oportunidad, fomentarse con astucia alguna oposición a fin de que
una vez vencida brille a mayor altura su grandeza.
[...] Pero sobre este punto no es posible hablar de una manera general, porque varía según
la situación. Solamente diré lo siguiente: el príncipe se podrá ganar siempre con grandísima
facilidad a aquellos hombres que al comienzo de su principado le eran enemigos y que
necesitan de un apoyo para mantenerse. Estas personas están más obligadas a servirle por
cuanto que saben que les es más necesario borrar con sus actos la mala opinión que el príncipe
tenía de ellos [...]
Los príncipes han tenido la costumbre, para conservar con mayor seguridad su Estado, de
edificar fortalezas que actuarán como brida y freno para aquellos que planearan hacerles
frente y al mismo tiempo representaran un refugio seguro ante un ataque imprevisto. Elogio
este procedimiento porque está en uso desde los tiempos antiguos; sin embargo [...] las
fortalezas son, pues, útiles o no según el momento, y si te favorecen en algún caso, te
perjudican en otro. Se puede examinar este punto de la siguiente manera: el príncipe que tiene
más miedo a los ciudadanos que a los extranjeros debe construir fortalezas, pero el que tiene

sin que nadie tema incrementar sus posesiones por miedo a que le sean arrebatadas. a quien casi es posible llamar príncipe nuevo. Si examináis sus acciones. Ahora bien... cuando nada tienes que temer de los que se enfrentan..] Siempre ocurrirá que el que no es tu amigo buscará la neutralidad. la agricultura o cualquier otra actividad. Un príncipe debe mostrar también su aprecio por el talento y honrar a los que sobresalen en alguna disciplina... Esta forma de actuar es siempre más útil que permanecer neutral.. En el caso de que tu aliado venza. debe incluso tener dispuestas recompensas para el que quiera hacer estas cosa y para todo aquel que piense por el procedimiento que sea engrandecer su ciudad o su Estado. por el contrario.... ya que jamás faltan a los pueblos.. porque de rey débil que era se ha convertido por su fama y por su gloria en el príncipe de los cristianos.] XXI. porque esto no puede faltar nunca en cosa alguna [.] para estar en condiciones de acometer empresas mayores –sirviéndose siempre de la religiónrecurrió a una santa crueldad expulsando y vaciando su reino de marranos....Filosofía Social y Política 44 más miedo a los extranjeros que a los ciudadanos debe prescindir de ellas [. y el que es tu amigo te exhortará a que combatas a su lado. habrá contraído una obligación hacia ti y unos vínculos de amistad contigo. encontraréis que todas son nobilísimas y algunas de ellas extraordinarias [. extranjeros que les presten ayuda [... Además de todo esto.] Ayuda también bastante a un príncipe el dar de sí ejemplos sorprendentes en su administración de los asuntos interiores [. siguen las más de las veces la vía neutral y las más de las veces se hunden. si vence tu aliado –por muy poderoso que sea y aunque permanezcas en sus manos-..] Nada proporciona a un príncipe tanta consideración como las grandes empresas y el dar de sí ejemplos fuera de lo común. Antes bien. por evitar los peligros presentes. no te salvarán. o abrir un negocio por miedo a los impuestos. [.. y es imposible que no venza si tú le ayudas.] . debe entretener al pueblo en las épocas convenientes del año con fiestas y espectáculos [. la prudencia consiste en saber conocer la naturaleza de los inconvenientes y adoptar el menos malo por bueno. el actual rey de España. ya sea el comercio. y los hombres nunca son tan deshonestos como para actuar en contra tuya dando una muestra tan grande de ingratitud [.. En nuestros días tenemos a Fernando de Aragón. es decir.. Además. Qué debe hacer un príncipe para distinguirse [. queda en tus manos. debe procurar a sus ciudadanos la posibilidad de ejercer tranquilamente sus profesiones.. porque el orden de las cosas trae siempre consigo que apenas se trata de evitar un inconveniente cuando ya se ha presentado otro. ha de pensar. cuando el príncipe se alinea valientemente con una de las partes. porque cuando dos Estados vecinos entran en guerra. No es posible encontrar una acción más triste y sorprendente que ésta [.] Que nunca crea un Estado que va a poder tomar opciones seguras. En ambos casos siempre te será más útil alinearte con uno de ellos y hacer bien la guerra [.. todavía es más inteligente unirse a uno de ellos. Los príncipes indecisos. pues contribuyes a la ruina de uno con quien lo debería salvar si fuera sabio. que todas las que habrá de tomar serán dudosas..] Un príncipe adquiere también prestigio cuando es un verdadero amigo y un verdadero enemigo.] pero conservando siempre intacta la magnificencia de su dignidad. si el pueblo te odia. una vez que han tomado las armas. o son de tales características que si vence uno de ellos hayas de temer al vencedor.] En el segundo caso. Por el contrario.] la mejor fortaleza es no ser odiado por el pueblo. cuando se pone resueltamente a favor de alguien contra algún otro. porque por muchas fortalezas que tengas. o no ocurre así.

] Un príncipe. veremos que algunos de ellos o tenían al pueblo por enemigo o.] Por eso se ha de concluir que los buenos consejos. no han sabido guardarse de los grandes.. pero que han terminado por perderlos... si lo tenían de su parte. puesto que ha sabido reconocer su competencia y mantenérselos fieles. pensando que el pueblo –alzado contra las afrentas del vencedor. debe incluso desanimar a los demás a aconsejarle sobre cualquier cosa si no se les pide consejo. no deben echar la culpa de ello a la fortuna. de ahí que el primer juicio que nos formamos sobre la inteligencia de un señor sea a partir del examen de los hombres que tiene a su alrededor: cuando son competentes y fieles se le puede tener siempre por sabio. un príncipe que no sea prudente no recibirá jamás consejos coherentes. una debilidad común en lo que concierne a la organización militar por las causa que ya hemos examinado anteriormente... Por qué han perdido sus Estados los príncipes de Italia [. pero es . el duque de Milán y otros-. Sin embargo. vengan de quien vengan. Cómo se ha de huir de los aduladores [.. Pero. Pero cuando son de otra manera.] No es asunto de poca importancia para un príncipe la elección de sus ministros. pero cuando él quiere y no cuando quieren los demás.. pues sin estas limitaciones no se pierden Estado que tienen recursos suficientes para mantener un ejército en campaña [.. cuando después vinieron tiempos adversos sólo pensaron en huir y no en defenderse.] XXIII. ya que el que gobierna por él le arrebataría el Estado.] Si pasamos ahora a considerar a aquellos señores que en Italia han perdido sus Estados en nuestros días –el rey de Nápoles.. te falta el respeto.. en primer lugar. encontraremos en ellos. pero cuando todo el mundo puede decírtela.... porque no habiendo pensado nunca en tiempo de paz que podrían sobrevenir cambios (es un defecto común entre los hombres no tener en cuenta la tempestad cuando la mar está en calma). además.] Por tanto. hay siempre motivo para formar un mal juicio de él. estos príncipes nuestros que durante muchos años habían conservado sus principados. no puede recibir buenos consejos. pero duraría poco. Sin embargo. ni sabrá unificarlos [. y únicamente en aquellas cosas de las que les pregunta y no de ninguna otra. Pero si se aconseja con más de uno. Éstos son buenos o malos según la prudencia del príncipe mismo.. debe preguntarles de cualquier cosa y escuchar sus opiniones... puesto que su primer error ha sido precisamente elegirlos [. eligiendo en su Estado hombres sensatos y otorgando solamente a ellos la libertad de decirle la verdad... pero después decidir por sí mismo y a su manera [.] no hay otro medio de defenderse de las adulaciones que hacer comprender a los hombres que no te ofenden si te dicen la verdad. En este caso podría ocurrir. sino a su propia indolencia. debe aconsejarse siempre.] XXIV.. a no ser que se ponga enteramente en las manos de un hombre prudentísimo que lo gobierne en todo. por tanto.] porque hay una regla general que no falla nunca: un príncipe que por si mismo no sea sabio. Por tanto.terminaría por llamarles de nuevo. Este partido es bueno si fallan los otros. debe estar siempre preguntando y escuchar pacientemente la verdad sobre todo aquello que ha preguntado [. un príncipe prudente debe procurarse un tercer procedimiento. han de nacer de la prudencia del príncipe y no la prudencia del príncipe de los buenos consejos [.Filosofía Social y Política 45 XXII. De los secretarios de los príncipes [.] La observación prudente de las reglas expuestas hasta aquí hace aparecer a un príncipe nuevo antiguo y lo sitúa inmediatamente en su Estado en una posición más firme y segura que si estuviera asentado en él desde antiguo [..

porque nadie desea nunca caer por la esperanza de encontrar quien lo levante.. en el momento actual. o no sucede o. porque no puede desviarse de aquello a lo que le inclina su propia naturaleza. que los hombres. y. todos ceden a su ímpetu sin poder plantearle resistencia alguna.] XXV. en segundo lugar. decae aquel cuya conducta entra en contradicción con ellos [.. sino más bien para dejar que las gobierne el azar [.] XXVI. pensando en ello de vez en cuando. me he inclinado en parte hacia esta opinión.] De aquí nacen también los cambios de fortuna: si un hombre actúa con precaución y paciencia. En qué medida están sometidos a la fortuna los asuntos humanos y de qué forma se les ha de hacer frente [.. amiga de los jóvenes.. tiran abajo árboles y edificios. No obstante. te ves enfrentado a un gran peligro. que prospera aquel que armoniza su modo de proceder con la condición de los tiempos y que.prosperan mientras hay concordancia entre ambos y vienen a menos tan pronto como empiezan a separarse. Lo mismo ocurre con la fortuna: ella muestra su poder cuando no hay una virtud organizada y preparada para hacerle frente y por eso vuelve sus ímpetus allá donde sabe que no se han construido los espigones y los diques para contenerla. inundan los campos.. Y se ve que se deja someter antes por éstos que por quienes proceden fríamente. paralelamente. solamente son seguras.Filosofía Social y Política 46 absolutamente erróneo tomarlo a costa de abandonar los otros remedios. Yo la suelo comparar a uno de esos ríos torrenciales que. que -al cambiar la fortuna y al permanecer los hombres obstinadamente apegados a sus modos de actuar.. Por eso siempre es. a nuestro control. además.. para que nuestra libre voluntad no quede anulada. cuando los tiempos están tranquilos. por tratarse de una forma de defensa cobarde que. y pensando conmigo mismo si en Italia.] Tras reflexionar. No existe hombre tan prudente que sepa adaptarse hasta este punto: en primer lugar. Exhortación a ponerse al frente de Italia y liberarla de los bárbaros [. pienso que puede ser cierto que la fortuna sea árbitro de la mitad de las acciones nuestras. incluso por ella.. por tanto. corrían tiempos que permitieran a un nuevo príncipe obtener honor y si había aquí materia que diera a un hombre prudente y capaz la oportunidad de introducir en ella una forma que le reportara a él honor y bien a la totalidad . como mujer.. solamente son duraderas aquellas formas de defensa que dependen de ti mismo y de tu propia virtud [. sobre todas las cosas expuestas hasta aquí. pues. más fieros y la dominan con más audacia [. no pueden corregir su rumbo ni oponerles remedio alguno. porque éstos son menos precavidos y sin tantos miramientos. se viene abajo porque no cambia de manera de actuar. sin embargo.. yo sostengo firmemente lo siguiente: vale más ser impetuoso que precavido porque la fortuna es mujer y es necesario. los hombres huyen ante él... no puedan tomar precauciones mediante diques y espigones de forma que en crecidas posteriores. quitan terreno de esta parte y la ponen en aquella otra.. castigarla y golpearla. además. porque al haber prosperado siempre caminando por un único camino no se puede persuadir de la conveniencia de alejarse de él [. nos es dejada. pero si los tiempos y las cosas cambian. cuando se enfurecen..] Creo.. Sin embargo. si sucede. Solamente son buenas. o discurrirían por un canal. o su ímpetu ya no sería ni tan salvaje ni tan perjudicial.. eso no quita. a pesar de toda su prudencia.] Concluyo. no depende de ti.] Yo mismo. o casi. va progresando. [. Por esta razón podrían estimar que no hay motivo para esforzarse demasiado en las cosas.] No se me oculta que muchos han tenido y tienen la opinión de que las cosas del mundo están gobernadas por la fortuna y por Dios hasta tal punto que los hombres. y los tiempos y las cosas van de manera que su forma de proceder es buena. pero la otra mitad. Esto. Y aunque su naturaleza sea ésta. si se quiere tenerla sumisa.

. pues.] Y aunque hasta el presente se ha mostrado en alguno cierto destello que permitía juzgar que había sido destinado por Dios para su redención. ¿Qué puertas se le cerrarían? ¿Qué pueblos le negarían la obediencia? ¿Qué envidia se le opondría? ¿Qué italiano le negaría su homenaje? A todos apesta esta bárbara tiranía. era reprobado por la fortuna.] No se ve en el momento presente en quién pueda depositar mejor sus esperanzas que en vuestra ilustre casa. en consecuencia.. con qué lágrimas. con qué firme lealtad. después se ha visto cómo. .] No se debe.. No puedo expresar con qué amor sería recibido en todos aquellos territorios que han padecido estos aluviones extranjeros.Filosofía Social y Política 47 de los hombres de Italia. la ilustre casa vuestra esta tarea con el ánimo y con la esperanza con que se asumen las empresas justas. con qué sed de venganza.. en el momento más álgido de sus acciones.. Asuma. esperando quién podrá ser el que la cure de sus heridas [.. su redentor. Así que permanece sin vida. con su fortuna y virtud (favorecida por Dios y por la Iglesia. después de tanto tiempo. me parece que concurren tantas cosas a favor de un príncipe nuevo que yo no sé si ha habido otro tiempo más propicio que el actual [. la cual. a fin de que bajo su enseñanza se vea ennoblecida la patria y bajo sus auspicios se haga realidad aquel dicho de Petrarca: Virtud contra el furor tomarás las armas y harás corto el combate: que el antiguo valor en el corazón italiano aún no ha muerto. con que devoción. sin embargo. dejar pasar esta oportunidad para que Italia encuentre. de la que ahora es príncipe) pueda ponerse a la cabeza de esta redención [.

Filosofía Social y Política 48 La Tradición Moderna de la Filosofía Política THOMAS HOBBES LEVIATÁN O LA MATERIA. FORMA Y PODER DE UNA REPÚBLICA ECLESIÁSTICA Y CIVIL Frontispicio .

opina. porque no existe el finis ultimus (propósitos finales) ni el summun bonum (bien supremo). Me refiero a la similitud de aquellas pasiones que son las mismas en todos los hombres […] PRIMERA PARTE: DEL HOMBRE Capítulo XI: De la diferencia de MANERAS […] Bajo la denominación de MANERAS no significo. y en el cual la soberanía es un alma artificial que da vida y movimiento al cuerpo entero. los convenios mediante los cuales las partes de este cuerpo político se crean. por el arte del hombre. razona. quien se mire a sí mismo y considere lo que hace cuando piensa. imitando esta obra racional. un perpetuo e incesante afán de poder. sino asegurar para siempre la vía del deseo futuro. la recompensa y el castigo (mediante los cuales cada nexo y cada miembro vinculado a la sede de la soberanía es inducido a ejecutar su deber) son los nervios que han lo mismo en el cuerpo natural. La causa de ello es que el objeto de los deseos humanos no es gozar una vez solamente y por un instante. como en otras muchas cosas. la decencia de conducta […] sino más bien aquellas cualidades del género humano que permiten vivir en común una vida pacífica y armoniosa. la riqueza y la abundancia de todos los miembros particulares constituyen su potencia. las acciones voluntarias e inclinaciones de todos los hombres tienden no solamente a procurar. combinan y unen entre sí. también a asegurar una vida feliz […] El afán de poder en los hombres [. En efecto: gracias al arte se crea ese gran Leviatán que llamamos república o Estado (en latín civitas) que no es sino un hombre artificial. son la memoria. nexos artificiales. resulta la vida tan imposible como para otro cuyas sensaciones y fantasías estén paralizadas. Y la causa de esto no siempre es que un hombre espere un placer más intenso del que ha alcanzado.. es el nosce te ipsum..] De este modo señalo. como inclinación general de la humanidad entera. de un objeto a otro. Por consiguiente. la concordia. la equidad y las leyes. de que hablan los libros de los viejos filósofos moralistas. que éste puede crear un animal artificial […] El arte va aún más lejos. la salutis populi (la salvación del pueblo) son sus negocios. espera. en primer lugar. Por último. sino. o que .. aquí. A este fin recordemos que la felicidad en esta vida no consiste en la serenidad de una mente satisfecha. cuando su deseo ha alcanzado el fin. aunque de mayor estatura y robustez que el natural para cuya protección y defensa fue instituido. aseméjanse a aquél fiat. los consejeros. teme. la enfermedad. pronunciado por Dios en la Creación […] […] existe un dicho acreditado según el cual la sabiduría se adquiere no ya leyendo en los libros sino en los hombres […] Pero existe otro dicho más antiguo en virtud del cual los hombres pueden aprender a leerse fielmente uno al otro si se toman la pena de hacerlo. Para un hombre. la muerte.Filosofía Social y Política 49 Introducción […] La Naturaleza (el arte con que Dios ha hecho y gobierna el mundo) está imitada de tal modo. por consiguiente. que es la más excelsa de la Naturaleza: el hombre. la sedición. podrá leer y saber. una razón y una voluntad artificiales. o hagamos al hombre. es la salud. que informan sobre cuantas cosas precisa conocer. La felicidad es un continuo progreso de los deseos. cuáles son los pensamientos y pasiones de los demás hombres en ocasiones parecidas. y por qué razones. ya que la consecución del primero no es otra cosa sino un camino para realizar otro ulterior. léete a ti mismo […] nos enseña que por la semejanza de los pensamientos y de las pasiones de un hombre con los pensamientos y pasiones de otro. que cesa solamente con la muerte. etc. la guerra civil. los magistrados y otros funcionarios de la judicatura y del poder ejecutivo.

] La falta de ciencia. Porque el medio que un competidor utiliza para la consecución de sus deseos es matar y sojuzgar. sino adquiriendo otros nuevos [. mediante las cuales podían hacerse más capaces para gobernar a los otros. el máximo uso de su poder [.Filosofía Social y Política 50 no llegue a satisfacerse con un moderado poder. Esta es la causa de que la doctrina de lo justo y de lo injusto sea objeto de perpetua disputa.] este temor de las cosas invisibles es la semilla natural de que cada uno en sí mismo llama religión.. a pensar que hay alguna causa de la que no puede existir otra causa anterior si no es eterna: lo que los hombres llaman Dios. de una manera bárbara los juristas. [. es decir. y en quienes adoran o temen poderes diferentes de los propios.] La ignorancia de las causas y la constitución original del derecho. porque tales deseos les hacen renunciar a la protección que cabe esperar de su propio esfuerzo o afán. superstición... placeres. aun cuando en la mente humana no puede haber ninguna idea de Él.. apartándose de la costumbre cuando su interés lo exige. suplantar o repeler a otro. constriñe a un hombre. y justo aquello de cuya impunidad y aprobación se puede dar algún ejemplo. y por idéntica razón [. como dicen. sino que no pueda asegurar su poderío y los fundamentos de su voluntad actual. dispone o. y a su vez a la causa de la causa. revestirla y conformarla a leyes. apelan de la costumbre a la razón. a la enemistad y a la guerra.] El afán de tranquilidad y de placeres sensuales dispone a los hombres a obedecer a un poder común. hasta que necesariamente se llega. es imposible hacer una investigación profunda en las leyes naturales. alguna idea de las causas de los acontecimientos futuros. El temor a la muerte y a las heridas dispone a lo mismo..] La pugna de riquezas.. porque a medida que se hacen fuertes y tercos. y situándose contra la razón tantas veces como la razón está contra ellos... honores u otras formas de poder. y añadir a ello. o precedente. Y habiéndose observado por muchos esta simiente de religión.. deben apoyarse en la opinión de algún otro a quien juzgan más sabio que a sí mismos. algunos de quienes la observan propendieron a alimentarla. más bien. Así. de la ley.. la ignorancia de las causas. en definitiva. inclina a la lucha.] La curiosidad o afición al conocimiento de las causas nos lleva de la consideración del efecto a la investigación de la causa. a fiarse de la opinión y autoridad de otros.] De la religión natural [. que no tienen otra norma de las buenas y de las malas maneras... que usan solamente esta falsa medida de justicia... por parte de la pluma y de la espada [. y de la razón a la costumbre. con la diferencia de que los niños son fieles a su norma... sin propender a la creencia de que existe un Dios Eterno. En efecto. sino los correctivos que les imponen sus padres y maestros. entre los mismos.. de tal modo que se considera injusto lo que por costumbre se ha visto castigar. todos los hombres a quienes interesa la verdad. mientras que los hombres no lo son. según lo requiere su interés. y en quien no ven motivo alguno para ser defraudados [. Son como los niños pequeños. de la equidad. cuando no confían en sí propios.] . que responda a su naturaleza [. haciendo. de su propia invención. de la justicia..] De la ignorancia de las causas naturales y de la naturaleza de lo justo e injusto [. disponen al hombre a convertir la costumbre y el ejemplo en norma de sus acciones.

una causa primera y eterna de todas las cosas.] Si tenemos en cuenta que no existen signos ni frutos de religión sino en el hombre.] En segundo lugar. no es proceder dogmáticamente con la intención de hacer comprensible la naturaleza divina. súplicas respetuosas.] [.Filosofía Social y Política 51 Capítulo XII: De la RELIGIÓN Existencia de la religión en el hombre [. no tienen otro medio para inquirir dichas causas sino observar y recordar lo que han visto preceder al mismo efecto en otro tiempo o en tiempos anteriores. es decir. honrarle con atributos de unas significaciones que se hallan lo más alejadas que cabe suponer de la grandeza de los cuerpos visibles... es decir. a los poderes invisibles. gracias.] Así los hombres que por meditación propia llegan al conocimiento de un Dios Infinito.. no puede ser otra sino la que consiste en aquellas mismas expresiones de reverencia que suelen emplear con respecto a los hombres: donativos.. propenden más bien a reputarlo incomprensible y situado por encima de su comprensión. que consiste en cierta cualidad peculiar a él. que continuamente se propone asegurarse a sí mismo contra el mal que teme y procurarse el bien que desea. En efecto. peticiones.. En primer término es peculiar a la naturaleza del hombre inquirir las causas de los acontecimientos por él contemplados [. piensan también en la causa que determinó ese comienzo en un determinado instante [. y de ahí elevarse a la causa de esa causa. oblaciones... en absoluto [. por naturaleza. la mayoría de las veces).. no estar en perpetuo anhelo del tiempo por venir [. Porque quien del efecto advertido quiera inferir la causa próxima e inmediata del mismo. que no del temor de aquello que ha de ocurrirles en el tiempo venidero. Así. asegurarse uno a otro de sus promesas) al invocar dichos poderes [.. y advierte en él lo que es antecedente y consecuente. cuando se está seguro de que existen causas para todas las cosas que han sucedido o van a suceder.] . la veneración que los hombres manifiestan. por el procedimiento mediante el cual piensan que estos agentes invisibles producen sus efectos. no hay motivo para dudar de que sólo en el hombre existe la semilla de la religión. o confía en la autoridad de otros hombres que supone amigos suyos y más sabios que él mismo. qué causas inmediatas usaron para hacer que las cosas ocurran. que es lo que los hombres significan con el nombre de Dios [. Por consiguiente. la mayor parte de los hombres) qué es lo causante. es imposible para un hombre.. Omnipotente y Eterno. Infinito y Omnipotente puede derivarse más bien del deseo que los hombres experimentan de conocer las causas de los cuerpos naturales y de sus distintas virtudes y modos de operar. sin advertir entre el suceso antecedente y el consecuente ninguna dependencia o conexión.. llegará en último término a la idea de que debe existir (como los mismos filósofos paganos manifestaban) un motor inicial.. palabras meditadas.. y cuando no puede asegurarse por si mismo de las verdaderas causas de las cosas (porque las causas de la buena y de la mala fortuna son invisibles. imagina ciertas causas sugeridas por la fantasía.] En tercer término [....] observa el hombre cómo un acontecimiento ha sido producido por otro. definir su naturaleza como la de un espíritu incorpóreo y reputar luego su definición como ininteligible.] Las cuatro cosas que son semilla natural de la religión [. por lo menos en un grado eminente que no se halla en otras criaturas vivas. Los dos primeros motivos causan ansiedad..] Pero el conocimiento de un Dios Eterno... sumiéndose profundamente en la investigación de todas ellas. conducta sobria. considerando que cada cosa tuvo un comienzo.. o darle ese título. es decir. juramentos (es decir. los hombres que ignoran (es decir.] En tercer lugar. sino comportarse piadosamente.

sino dictados por algún dios u otro espíritu. rey de una nación particular y elegida [. sus leyes podían ser admitidas más fácilmente [...Filosofía Social y Política 52 Por último. pero de su pueblo escogido es rey en virtud de un pacto [. a veces. la caridad y la sociedad civil. sino a creer también pronósticos análogos de otros hombres. todos los hombres se hallan. y en modo alguno pueden disfrutarla ambos. En estas cuatro cosas.. por revelación sobrenatural... estas semillas han sido cultivadas por dos distintas especies de hombres. Por esta razón en el reino de Dios la política y las leyes civiles son una parte de la religión.] De esta igualdad en cuanto a la capacidad se deriva la igualdad de esperanza respecto a la consecución de nuestros fines. se estableció para sí mismo un reino privativo. salvo que acostumbrando a conjeturar del tiempo venidero por el tiempo pasado.] Dios es rey de toda la tierra por su poder. sino para lo de uno respecto a otro. y enseña parte de los deberes que los reyes terrenales requieren de sus súbditos. como pronósticos de otras semejantes que ocurrirán después. cuando se considera en conjunto. La otra lo ha hecho bajo el mando y dirección de Dios.] La Naturaleza ha hecho a los hombres tan iguales en las facultades del cuerpo y del espíritu que. se vuelven enemigos. y dio leyes no solamente para la conducta de los hombres respecto a Él. no sólo propenden a tomar cosas casuales. simplemente. a base de ella. las leyes. si bien un hombre es. instituyó una religión. se preocuparon en todos los lugares: primero de imprimir en sus mentes la convicción de que los preceptos promulgados concernían a la religión.] Capítulo XIII: De la CONDICIÓN NATURAL del género humano.] Por esa razón los primeros fundadores y legisladores de los Estados entre los gentiles. y no podían considerarse inspirados por su propia conveniencia. consiste la semilla natural de la religión [. Así que la religión de la primera especie es una parte de la política humana. cuya finalidad era. y admisión de cosas casuales como pronóstico. De la primera especie son todos los fundadores de Gobiernos y los legisladores de los paganos. o bien que siendo ellos mismos de una naturaleza superior a la de los meros mortales. La religión de la última especie es política divina. de los cuales tienen una buena opinión. la diferencia entre hombre y hombre no es tan importante que uno pueda reclamar. o al éxito feliz o desgraciado en una empresa particular.. devoción hacia lo que los hombres temen. De la última especie fueron Abraham.] En efecto. evidentemente. y en el camino que conduce . Una de esas clases está constituida por quienes han nutrido y ordenado la materia religiosa de acuerdo con su propia invención. Moisés y Nuestro Señor.. mantener al pueblo en obediencia y paz.... idea de los espíritus. Esta es la causa de que si dos hombres desean la misma cosa.. la paz. para sí mismo.] Política humana y política divina [. y por ello no tiene lugar alguno la distinción de dominio temporal y espiritual. en la misma perplejidad. pero aun así puede ser. y contiene preceptos para quienes se han erigido a sí mismos en súbditos del reino de Dios..] Pero allí donde Dios mismo. de quienes han derivado hasta nosotros las leyes del reino de Dios [. un beneficio cualquiera al que otro no pueda aspirar como él [. especialmente respecto a la buena o mala fortuna.. Ciertamente es Dios el rey de toda la Tierra. Pero ambos grupos se propusieron que quienes confiaban en ellas fuesen más aptos para la obediencia.. más fuerte de cuerpo o más sagaz de entendimiento que otro.. ignorancia de las causas segundas. en lo que concierne a cómo estos poderes invisibles declaran a los hombres las cosas que ocurrirán después. naturalmente. también.. en general. después de uno o dos acontecimientos. en lo que concierne a su felicidad y su miseria Igualdad del hombre por naturaleza [.

y la vida del hombre es solitaria. ni letras.. En la guerra.] En una situación semejante no existe oportunidad para la industria. una opinión distinta. la segunda. los hombres no experimentan placer ninguno (sino. segunda..] Dada esta situación de desconfianza mutua. ni uso de los artículos que pueden ser importados por mar. ni conocimiento de la faz de la tierra. sólo pertenece a cada uno lo que pueda tomar. justicia e injusticia están fuera de lugar. una guerra tal que es la de todos contra todos. un gran desagrado) reuniéndose. durante el tiempo preciso. por consiguiente no hay cultivo de la tierra. para defenderlos. en su nación.] Desconfianza y estado de guerra [.] [. sino en la disposición manifiesta a ella durante todo el tiempo en que no hay seguridad de lo contrario [. la tercera.. ni artes. Con todo ello es manifiesto que durante el tiempo en que los hombres viven sin un poder común que los atemorice a todos. como cualquier otro signo de subestimación. La primera causa impulsa a los hombres a atacarse para lograr un beneficio. en su profesión o en su apellido. y sólo en tanto que puede conservarlo. no hay justicia. para ganar reputación. para lograr seguridad. la ley no existe. la fuerza y el fraude son las dos virtudes cardinales. la gloria. cada hombre considera que su compañero debe valorarlo del mismo modo que él se valora a sí mismo [.] Además. ningún procedimiento tan razonable existe para que un hombre se proteja a sí mismo. se da una consecuencia: que nada puede ser injusto. recurre a la fuerza por motivos insignificantes. donde no hay ley. En efecto. existe continuo temor y peligro de muerte violenta..] Así hallamos en la naturaleza del hombre tres causas principales de discordia. y a veces su delectación tan sólo) tratan de aniquilarse o sojuzgarse uno a otro [. tercera. la segunda. Todo ello puede afirmarse de esa miserable condición en que el hombre se encuentra por obra de la simple naturaleza.. la desconfianza. ni sociedad. su propia conservación. en parte por su razón […] . Porque la GUERRA no consiste solamente en batallar. Justicia e injusticia no son facultades ni del cuerpo ni del espíritu […] Es natural también que en dicha condición no existan propiedad ni dominio. la competencia. ni instrumentos para mover y remover las cosas que requieren mucha fuerza.. el dominar por medio de la fuerza o por la astucia a todos los hombres que pueda. niños y ganados de otros hombres. ni construcciones confortables.] consiste no ya en la lucha actual.. es decir. por el contrario. La primera hace uso de la violencia para convertirse en dueña de las personas. ni distinción entre tuyo y mío. como una palabra.... y lo que es peor de todo. Las nociones de derecho e ilegalidad. embrutecida y breve […] Justicia e injusticia en el estado de guerra […] En esta guerra de todos contra todos. en parte por sus pasiones. principalmente... una sonrisa. la tercera.. Esto no es otra cosa sino lo que requiere su propia conservación. se hallan en la condición o estado que se denomina guerra.. como la anticipación. mujeres. cuando no existe un poder capaz de imponerse a todos ellos. en sus amigos. ya que su fruto es incierto. sino que se da durante el lapso de tiempo en que la voluntad de luchar se manifiesta de modo suficiente [. hasta que ningún otro poder sea capaz de amenazarle. y es generalmente permitido [. tosca. Primera. pobre. Donde no hay poder común. en el acto de luchar.Filosofía Social y Política 53 al fin (que es. si bien tiene una cierta posibilidad de superar ese estado. ni cómputo del tiempo. ya sea directamente en sus personas o de modo indirecto en su descendencia. ni navegación.

se llaman leyes de naturaleza […] Capítulo XIV: De la primera y de la segunda LEYES NATURALES. en virtud de la cual se prohíbe a un hombre hacer lo que puede destruir su vida o privarle de los medios de conservarla. alteri ne feceris […] . hacedlo vosotros a ellos. debe buscar y utilizar todas las ayudas y ventajas de la guerra […] Segunda ley de la naturaleza [. mientras que la LEY determina y obliga a una de esas dos cosas. y de los CONTRATOS Jus naturale y lex naturalis […] El DERECHO DE NATURALEZA . para hacer todo aquello que su propio juicio y razón considere como los medios más aptos para lograr ese fin.] De esta ley fundamental de naturaleza. mientras persiste ese derecho natural de cada uno con respecto a todas las cosas. la ausencia de impedimentos externos. frente a los demás hombres. Ley de naturaleza (lex naturalis) es un precepto o norma general.. por consiguiente. mediante la cual se ordena a los hombres que tiendan hacia la paz. omitir aquello mediante lo cual piensa que pueda quedar su vida mejor preservada. cada hombre tiene derecho a hacer cualquiera cosa. Por LIBERTAD se entiende. el deseo de las cosas que son necesarias para una vida confortable. Estas normas son las que. no existiendo nada. y la esperanza de obtenerlas por medio del trabajo. De aquí resulta un precepto o regla general de la razón. en virtud de la cual. a renunciar este derecho a todas las cosas y a satisfacerse con la misma libertad. Y.Filosofía Social y Política 54 Pasiones que inclinan a los hombres a la paz […] Las pasiones que inclinan a los hombres a la paz son el temor a la muerte. si los demás consienten también. y mientras se considere necesario para la paz y defensa de sí mismo. La razón sugiere adecuadas normas de paz. de su propia vida.. Y esta otra ley de la humanidad entera: Quod tibi fieri non vis. pero no pueden impedirle que use el poder que le resta. incluso en el cuerpo de los demás. por otra parte. es decir. y cuando no puede obtenerla. porque el DERECHO consiste en la libertad de hacer o de omitir. de acuerdo con lo que su juicio y razón le dicten. para la conservación de su propia naturaleza. mientras tiene la esperanza de lograrla. de acuerdo con el significado propio de la palabra. en la cual cada uno está gobernado por su propia razón. Aunque quienes se ocupan de estas cuestiones acostumbran confundir ius y lex. se deriva esta segunda ley: que uno acceda. Así. que son incompatibles cuando se refieren a una misma materia […] Primera ley o ley fundamental de la naturaleza […] La condición del hombre (tal como se ha manifestado en el capítulo precedente) es una condición de guerra de todos contra todos. en semejante condición. derecho y ley. lo que los escritores llaman comúnmente jus naturale. es la libertad que cada hombre tiene de usar su propio poder como quiera. que les sea concedida a los demás con respecto a él mismo […] Tal es la ley del Evangelio: Lo que pretendáis que los demás os hagan a vosotros. De aquí se sigue que. no puede haber seguridad para nadie (por fuerte o sabio que sea) de existir durante todo el tiempo que ordinariamente la Naturaleza permite vivir a los hombres. y por consiguiente. precisa distinguir esos términos. la ley y el derecho difieren tanto como la obligación y la libertad. de lo que pueda hacer uso. a las cuales pueden llegar los hombres por mutuo consenso. establecida por la razón. que no le sirva de instrumento para proteger su vida contra sus enemigos. o bien. impedimentos que con frecuencia reducen parte del poder que un hombre tiene de hacer lo que quiere. cada hombre debe esforzarse por la paz.

Entonces.Filosofía Social y Política 55 Renuncia y transferencia de un derecho […] Renunciar un derecho a cierta cosa es despojarse a sí mismo de la libertad de impedir a otro el beneficio del propio derecho a la cosa en cuestión […] Se abandona un derecho bien sea por simple renunciación o por transferencia a otra persona. En efecto. cuado ve que otros proceden contra él por medios violentos. así ciertos derechos. sino de DONACIÓN. el motivo y fin por el cual se establece esta renuncia y transferencia de derecho no es otro sino la seguridad de una persona humana. durante el cual confía en él. Pero cuando existe un poder común sobre ambos contratantes. quien cumple primero no tiene seguridad de que el otro cumplirá después. que a nadie puede atribuirse haberlos abandonado o transferido por medio de palabras u otros signos. un hombre no puede renunciar al derecho de resistir a quien le asalta por la fuerza para arrancarle la vida. con la esperanza de ganar con ello la amistad o el servicio de otra. o fe […] Cuando la transferencia de derecho no es mutua. […] uno de los contratantes. Unas y otras cosas son los amos por medio de los cuales los hombres se sujetan y obligan: lazos cuya fuerza no estriba en su propia naturaleza (porque nada se rompe tan fácilmente como la palabra de un ser humano). ya que nadie sufrirá con paciencia ser herido o aprisionado por otro. la cólera y otras pasiones de . la avaricia. En primer término. el pacto no es nulo. el contrato se llama PACTO o CONVENIO. ya que los lazos de las palabras son demasiado débiles para refrenar la ambición humana. o de sus amigos […] entonces no se trata de un contrato. pues no hay beneficio subsiguiente a esa tolerancia. en su vida […] El Contrato y el Pacto […] La mutua transferencia de derechos es lo que los hombres llaman CONTRATO. sino que confían una en otra. Cuando una persona ha abandonado o transferido su derecho por cualquiera de estos dos modos. Estos signos son o bien meras palabras o simples acciones. aun sin contar con que nadie puede decir. En definitiva. mediante signo voluntario y suficiente. puede entregar la cosa convenida y dejar que el otro realice su prestación después de transcurrido un tiempo determinado. O bien ambas partes pueden contratar ahora para cumplir después: en tales casos. por ejemplo. Por simple renunciación cuando el cedente no se preocupa de la persona beneficiada por su renuncia. Lo mismo puede decirse de las lesiones. acciones y palabras. respecto del primero. como a quien ha de cumplir una obligación en tiempo venidero se le otorga un crédito. o (como a menudo ocurre) las dos cosas. sino en el temor de alguna mala consecuencia resultante de la ruptura […] Derechos inalienables del hombre […] Existen. sino que una de las partes transfiere. ya que es incomprensible que de ello pueda derivarse bien alguno para el interesado. la esclavitud y el encarcelamiento. con derecho y fuerza suficiente para obligar al cumplimiento. dícese que está OBLIGADO o LIGADO a no impedir el beneficio resultante a aquel a quien se concede o abandona el derecho […] El procedimiento mediante el cual alguien renuncia o transfiere simplemente su derecho es una declaración o expresión. de que hace esa renuncia o transferencia. a su vez. o de que ha renunciado o transferido la cosa a quien la acepta. en la condición de mera naturaleza (que es una situación de guerra de todos contra todos) cualquiera sospecha razonable es motivo de nulidad. Por TRANSFERENCIA cuando desea que el beneficio recaiga en una o varias personas determinadas. si se proponen o no darle muerte. su cumplimiento se llama observancia de promesa. LIBERALIDAD o GRACIA […] Nulidad y liberación de un pacto […] Cuando se hace un pacto en que las partes no llegan a su cumplimiento en el momento presente.

contrariamente al derecho. se deduce una tercera ley. otro. ni es obligatoria en ningún pacto […] Finalidad del juramento […] Como la fuerza de las palabras. Los pactos estipulados por temor. el temor que inspira el último es. puesto que consiste en una retransferencia del derecho en que la obligación consiste. Por consiguiente. y lo que yo legalmente estipule. su propia religión. en particular en quienes codician riquezas. cuando uno ha transferido su derecho a una persona en el día de hoy. legalmente no puedo quebrantarlo. en cada ser humano. la remisión es la restitución de la libertad. De estos dos poderes. y ellos son la mayor parte del género humano. débiles —como antes advertí— para mantener a los hombres en el cumplimiento de sus pactos. de la ambición. El cumplimiento es el fin natural de la obligación. es nula. si éstos no sienten el temor de un poder coercitivo. de las pasiones o de otros poderosos deseos. por consiguiente. El anhelo de evitar esos males es la única finalidad de despojarse de un derecho. aunque el primero sea más grande. por consiguiente. es siempre nulo. . todo cuanto puede hacerse entre dos hombres que no están sujetos al poder civil. porque en la condición de mera naturaleza. puedo estipularlo también legalmente por miedo. las lesiones o el encarcelamiento. o sienten la gloria u orgullo de serles innecesario faltar a ella. nada puede robustecer un convenio de paz. por lo menos. En efecto. la última promesa no se efectúa conforme a derecho. mando o placeres sensuales. el poder de los hombres a quienes con ello se perjudica. ningún hombre puede transferir o despojarse de su derecho de protegerse a sí mismo de la muerte. perturban la paz de la humanidad. Unos temen las consecuencias de quebrantar su palabra.Filosofía Social y Política 56 los hombres. Sin ello. Un pacto anterior anula otro ulterior. Por ello quien cumple primero se confía a su amigo. la promesa de no resistir a la fuerza no transfiere derecho alguno. existen en la naturaleza humana dos elementos auxiliares que cabe imaginar para robustecerla. Injusticia […] De esta ley de naturaleza. sentido hacia dos objetos generales: uno. retenidos. o. Así. tal como he manifestado anteriormente. en el tiempo anterior a la sociedad civil. es muy pequeña. implantada en la naturaleza del hombre antes que la sociedad civil. y. que nunca debió abandonar. poder que no cabe suponer existente en la condición de mera naturaleza. El temor del primero es. la desigualdad del poder no se discierne sino en la eventualidad de la lucha. mayor. en que todos los hombres son iguales y jueces de la rectitud de sus propios temores. Este último caso implica una generosidad que raramente se encuentra. el poder de los espíritus invisibles. La pasión que mueve esos sentimientos es el miedo. es inducirse uno a otro a jurar por el Dios que temen […] Capítulo XV: De otras Leyes de Naturaleza Tercera ley de naturaleza: Justicia. en la condición de mera naturaleza. según la cual estamos obligados a transferir a otros aquellos derechos que. Con el último no ocurre así. mañana. a saber: Que los hombres cumplan los pactos que han celebrado. comúnmente. son obligatorios […] Porque todo cuanto yo puedo hacer legalmente sin obligación. no es motivo bastante para imponer a los hombres el cumplimiento de sus promesas. Un pacto de no defenderme a mi mismo con la fuerza contra la fuerza. sino el temor de este poder invisible al que todos veneran como a un Dios. o en la interrupción que ésta sufre por causa de guerra. estipulado contra las tentaciones de la avaricia. no puede transferirlo a otra. pues. y al que todos temen como vengador de su perfidia. de defender su vida y sus medios de subsistencia […] De dos maneras quedan los hombres liberados de sus pactos: por cumplimiento o por remisión de los mismos. es decir. los actos son vanos.

por lo tanto. Pero cuando se ha hecho un pacto. o de errores respecto a las cosas y personas. es decir. no se ha transferido ningún derecho. En consecuencia. no puede haber actualmente injusticia hasta que se elimine la causa de tal temor. En consecuencia. Un hombre justo no perderá ese título porque realice una o unas pocas acciones injustas que procedan de pasiones repentinas. un hombre justo es aquel que se preocupa cuanto puede de que todas sus acciones sean justas. si bien ello significa la misma cosa que justo e injusto. antes de que puedan tener un adecuado lugar las denominaciones de justo e injusto. en recompensa del derecho universal que abandonan: tal poder no existe antes de erigirse el Estado. En cambio. también. con respecto a la razón. ya que su voluntad no se sustenta en la justicia. un hombre injusto es el que no pone ese cuidado. por el temor de algún castigo más grande que el beneficio que esperan del quebrantamiento de su compromiso. son nulos. también. una ley de naturaleza […] Constitución del Estado […] Ahora bien. nada es injusto. igualmente. y donde no se ha erigido un poder coercitivo. Eso mismo puede deducirse. y todos los hombres tienen derecho a todas las cosas: por tanto. Por tanto. […] Los nombres de justo e injusto. cuando se atribuyen a las acciones. En efecto. lo que no es injusto es justo. y la injusticia vicio […] . debe existir un poder coercitivo que compela a los hombres. es decir. romperlo es injusto. es una regla de razón en virtud de la cual se nos prohíbe hacer cualquiera cosa susceptible de destruir nuestra vida: es. y de otra parte para robustecer esa propiedad que adquieren los hombres por mutuo contrato.Filosofía Social y Política 57 y no contienen sino palabras vacías. En esta ley de naturaleza consiste la fuente y origen de la JUSTICIA. cuando existe el temor de un incumplimiento por una cualquiera de las partes (como hemos dicho en el capítulo anterior). Por tanto. donde no hay propiedad. cuando se atribuyen a los hombres. no hay propiedad. […] Por consiguiente. y subsistiendo el derecho de todos los hombres a todas las cosas. Semejantes hombres suelen designarse en nuestro lenguaje como hombres rectos y hombres que no lo son. La definición de INJUSTICIA no es otra sino ésta: el incumplimiento de un pacto. es decir. de la definición que de la justicia hacen los escolásticos cuando dicen que la justicia es la voluntad constante de dar a cada uno lo suyo. cuando comienza la propiedad […] Justicia de los hombres y justicia de las acciones. como los pactos de mutua confianza. Es entonces. tampoco un hombre injusto perderá su condición de tal por las acciones que haga u omita por temor. Así. significan una cosa. la validez de los pactos no comienza sino con la constitución de un poder civil suficiente para compeler a los hombres a observarlos. Lo que presta a las acciones humanas el sabor de la justicia es una cierta nobleza o galanura (raras veces hallada) en virtud de la cual resulta despreciable atribuir el bienestar de la vida al fraude o al quebrantamiento de una promesa. donde no hay suyo. no hay injusticia. donde no existe un Estado. no ya de la conducta o género de vida. la observancia del pacto. aunque el origen de la justicia sea la estipulación de pactos. Todos los hombres tienen derecho a todas las cosas. cosa que no puede hacerse mientras los hombres se encuentran en la condición natural de guerra. la justicia. y otra distinta cuando se atribuyen a las acciones. significan la conformidad o disconformidad con respecto a la razón. Esta justicia de la conducta es lo que se significa cuando la justicia se llama virtud. al cumplimiento de sus pactos. sino en el beneficio aparente de lo que hace. sino de los actos particulares. donde no ha existido un pacto. Cuando se atribuyen a los hombres implican conformidad o disconformidad de conducta. que la naturaleza de la justicia consiste en la observancia de pactos válidos: ahora bien. ninguna acción puede ser injusta. seguimos hallándonos en situación de guerra. y por tanto donde no hay Estado.

y el objeto de todos los actos voluntarios es. deben ser perdonadas las ofensas pasadas de quienes. y quienes la infringen. sólo la guerra puede . por su aspereza natural. contra el Orgullo. Perdón. contra la Contumelia. Imparcialidad. sino la grandeza del bien venidero. es decir. una diversidad de la naturaleza que surge de su diversidad de afectos […] un hombre que. y tiene la misma relación con la gracia que la injusticia tiene con la obligación derivada del pacto […] […] Una quinta ley de naturaleza es la COMPLACENCIA. es decir. arrepintiéndose. su propio bien. es necesario también. el de disfrutar del aire. que puede expresarse en esta forma: Que quien reciba un beneficio de otro por mera gracia. esta igualdad debe ser reconocida. Mediadores. Sin esto. Venganza. continente o gesto manifieste odio o desprecio a otro. que ordena el perdón a base de la seguridad del tiempo futuro […] […] en octavo lugar podemos establecer como ley de naturaleza el precepto de que ningún hombre. de una liberalidad anterior. no tener libertad para hacer todo aquello que les plazca. En virtud de ella nos es prohibido infligir castigos con cualquier otro designio que el de corregir al ofensor o servir de guía a los demás. y que en la ceguera de sus pasiones no pudiera ser corregido. Si los hombres advierten que su propósito ha de quedar frustrado. Testigos […] Del mismo modo que la justicia depende de un pacto antecedente. Nadie es juez de sí mismo. nadie da sino con intención de hacerse bien a sí mismo.Filosofía Social y Política 58 Otras leyes de la naturaleza: Gratitud. pretendiera retener aquellas cosas que para sí mismo son superfluas y para otros necesarias. Equidad. dando garantía del tiempo futuro. Y en consecuencia como novena ley de naturaleza sitúo ésta: que cada uno reconozca a los demás como iguales suyos por naturaleza. no habrá comienzo de benevolencia o confianza ni. puesto que los hombres que se consideran a sí mismos iguales no entran en condiciones de paz sino cuando se les trata como tales. por medio de actos. los denominamos modestos. del movimiento. Esta es la cuarta ley de naturaleza. En efecto. y del mismo modo debe ser admitida dicha igualdad si la Naturaleza ha hecho a los hombres desiguales. retener alguno de esos derechos. Primogenitura o primer establecimiento. Uso igual de cosas comunes. en la devolución del mal por mal) los hombres no consideren la magnitud del mal pasado. Para comprender esta ley podemos considerar que existe en los hombres aptitud para la sociedad. depende la GRATITUD de una gracia antecedente. Del mismo modo que es necesario para todos los hombres que buscan la paz renunciar a ciertos derechos de naturaleza. En efecto. ni de reconciliación de un hombre con otro […] El quebrantamiento de esta ley se llama ingratitud. se esfuerce en lograr que quien lo hizo no tenga motivo razonable para arrepentirse voluntariamente de ello. que cada uno se esfuerzo por acomodarse a los demás. de mutua ayuda. debe ser abandonado o expulsado de la sociedad como hostil a ella […] […] Una sexta ley de naturaleza es la siguiente: Que. esta ley es consiguiente a la anterior a ella. nadie exija reservarse algún derecho que él mismo no se avendría a ver reservado por cualquier otro. El quebrantamiento de esta ley se denomina comúnmente contumelia […] […] Si la Naturaleza ha hecho iguales a los hombres. deseen ser perdonados. Así. para cualquier hombre. porque la donación es voluntaria. como el de gobernar sus propios cuerpos. es un precepto de la ley de naturaleza que proceda con equidad entre ellos. El quebrantamiento de este precepto es el orgullo […] […] De esta ley depende otra: que al iniciarse condiciones de paz. del agua. si a un hombre se le encomienda juzgar entre otros dos. contra la Arrogancia. para la vida del hombre. arrogantes […] […] Por otra parte. palabras. Suerte. por consiguiente. y todas aquellas otras cosas sin las cuales un hombre no puede vivir o por lo menos no puede vivir bien […] Quienes observan esta ley. Complacencia. el perdón no es otra cosa sino garantía de paz […] […] Una séptima ley es que en las venganzas (es decir. es decir. Arbitraje. de las vías para trasladarse de un lugar a otro. por otra parte.

aquellas cosas que no pueden ser disfrutadas en común ni divididas. el orgullo. de la victoria de una parte que de la otra. en una causa cualquiera nadie puede ser admitido como árbitro si para él resulta aparentemente un mayor provecho. porque la injusticia. acepción de personas […] […] De ello se sigue otra ley: que aquellas cosas que no pueden ser divididas se disfruten en común. proporcionalmente al número de quienes tienen derecho a ello […] […] Ahora bien. no podrá haber paz entre ellas. y en algunos casos al primogénito como adquiridas por suerte […] […] Es también una ley de naturaleza que a todos los hombres que sirven de mediadores en la paz se les otorgue salvoconducto. como solamente obligan a un deseo y esfuerzo. justicia distributiva: su violación. sin límite. contrariamente a la ley de naturaleza. en otro caso. Porque. Porque nunca podrá ocurrir que la guerra conserve la vida. deben adjudicarse al primer poseedor. lo cual puede expresarse diciendo: No hagas a otro lo que no querrías que te hicieran a ti […] Leyes de la naturaleza y Filosofía moral […] Las leyes de naturaleza. Y por ello es ley de naturaleza que quienes están en controversia. como medio. se denomina EQUIDAD y. Es arbitral la que se estipula entre los competidores: la natural es o bien primogenitura […] o primer establecimiento. Estas son las leyes de naturaleza que imponen la paz como medio de conservación de las multitudes humanas. requiere que el derecho absoluto. Entonces. ordena la intercesión. a cuya sentencia se someten. de lo que por razón le pertenece. la cuestión queda indecisa y abandonada a la fuerza. a cada hombre. la ingratitud. honor o placer. nadie es árbitro idóneo en su propia causa […] […] Por la misma razón. se llama ÁRBITRO. son inmutables y eternas. o a un tercero y a un cuarto. y quien realiza la ley es justo. sometan su derecho al juicio de su árbitro […] […] Considerando que se presume que cualquier hombre hará todas las cosas de acuerdo con su propio beneficio. En consecuencia. y la paz la destruya. y todo lo restante. existen ciertas cosas que no pueden dividirse ni disfrutarse en común. a juicio mío un esfuerzo genuino y constante. Las mismas leyes. o más. o bien (siendo el uso alterno) la primera posesión.Filosofía Social y Política 59 determinar las controversias de los hombres […] La observancia de esta ley que ordena una distribución igual. la arrogancia. quien se propone su cumplimiento. sea determinada por la suerte […] […] Existen dos clases de suerte: arbitral y natural. porque entonces recibe una liberalidad […] […] En una controversia de hecho. nunca pueden ser cosa legítima. como el juez no puede creer más a uno que a otro (si no hay otros argumentos) deberá conceder crédito a un tercero. y si la cantidad de la cosa lo permite. si pueden serlo. de lo contrario. . y que sólo conciernen a la doctrina de la sociedad civil […] Regla mediante la cual pueden ser fácilmente examinadas las leyes de naturaleza […] Acaso pueda parecer lo que sigue una deducción excesivamente sutil de las leyes de naturaleza. el medio es el salvoconducto […] […] mientras las partes en disputa no se avengan mutuamente a la sentencia de otro. las realiza. la ley de naturaleza que prescribe equidad. que son factores de una misma suma. y para la intercesión. y el resto son demasiado negligentes para comprender. la iniquidad y la desigualdad o acepción de personas. Este otro. Porque la ley que ordena la paz como fin. resultan fáciles de ser observadas. precisa hacer inexcusable e inteligible a todos los hombres. pero como la mayor parte de los hombres están demasiado ocupados en buscar el sustento. incluso a los menos capaces. para que todos se percaten de ella. como antes he dicho. No requieren sino esfuerzo.

fin o designio de los hombres (que naturalmente aman la libertad y el dominio sobre los demás) al introducir esta restricción sobre sí mismos (en la que los vemos vivir formando Estados) es el cuidado de su propia conservación y. equidad. que. el logro de una vida más armónica. tal como hemos manifestado. CIVITAS. sometan sus voluntades cada uno a la voluntad de aquél. a la venganza y a cosas semejantes. es consecuencia necesaria de las pasiones naturales de los hombres. Hecho esto. en las acciones de la vida corriente. en modo alguno. a pesar de las leyes de naturaleza (que cada uno observa cuando tiene la voluntad de observarlas. sin fuerza para proteger al hombre. sino también respecto a lo que. en forma tal como si cada uno dijera a todos: autorizo y transfiero a este hombre o asamblea de hombres mí derecho de gobernarme a mi mismo. es una unidad real de todo ello en una y la misma persona. el deseo de abandonar esa miserable condición de guerra que. por temor al castigo. que son diferentes según los distintos temperamentos. Definición. La ciencia que de ellas se ocupa es la verdadera y auténtica Filosofía moral. además. en latín. cuando no existe el temor a un determinado poder que motive su observancia. es decir. Esto es algo más que consentimiento o concordia. al oído. por sí mismas. Los pactos que no descansan en la espada no son más que palabras. Porque la Filosofía moral no es otra cosa sino la ciencia de lo que es bueno y malo en la conversación y en la sociedad humana. a la realización de sus pactos y a la observancia de las leyes de naturaleza establecidas […] […] Las leyes de naturaleza (tales como las de justicia. cuando no existe poder visible que los tenga a raya y los sujete. Diversos hombres difieren no solamente en su juicio respecto a la sensación de lo que es agradable y desagradable. la multitud así unida en una persona se denomina ESTADO. y sus juicios a su juicio. contrarias a nuestras pasiones naturales. puedan reducir sus voluntades a una voluntad. es conferir todo su poder y fortaleza a un hombre o a una asamblea de hombres. usos y doctrinas de los hombres. la de haz a otros lo que quieras que otros hagan por ti son. Generación y Definición de un ESTADO Seguridad como fin del Estado […] La causa final. en aquellas cosas que conciernen a la paz y a la seguridad comunes. y podrá hacerlo legalmente. cuando puede hacerlo de modo seguro) si no se ha instituido un poder o no es suficientemente grande para nuestra seguridad. y autorizaréis todos sus actos de la misma manera. asegurándoles de tal suerte que por su propia actividad y por los frutos de la tierra puedan nutrirse a sí mismos y vivir satisfechos. Esto equivale a decir: elegir un hombre o una asamblea de hombres que represente su personalidad. Soberano y Súbdito […] El único camino para erigir semejante poder común. con la condición de que vosotros transferiréis a él vuestro derecho. la Ciencia de la virtud y del vicio es la Filosofía moral. por pluralidad de votos. en suma.Filosofía Social y Política 60 La ciencia de estas leyes es la verdadera Filosofía moral. las cuales nos inducen a la parcialidad. Esta es la . y. capaz de defenderlos contra la invasión de los extranjeros y contra las injurias ajenas. por añadidura. cada uno fiará tan sólo. sobre su propia fuerza y maña. modestia. por tanto. al tacto y a la vista. Por consiguiente. todos los cuales. la verdadera doctrina de las leyes de naturaleza es la verdadera Filosofía moral […] SEGUNDA PARTE: DEL ESTADO Capítulo XVII: De las Causas. Bueno y malo son nombres que significan nuestros apetitos y aversiones. instituida por pacto de cada hombre con los demás. piedad y. al olfato. al orgullo. y que cada uno considere como propio y se reconozca a sí mismo como autor de cualquiera cosa que haga o promueva quien representa su persona. al gusto. está de acuerdo o en desacuerdo con la razón […] Ahora bien. para protegerse contra los demás hombres […] Generación de un Estado.

que a un cierto hombre o asamblea de hombres se le otorgará. como cuando un hombre hace que sus hijos y los hijos de sus hijos le estén sometidos. y como consecuencia de lo que acabamos de afirmar. Ocurre el otro procedimiento cuando los hombres se ponen de acuerdo entre sí. Se alcanza este poder soberano por dos conductos. Facultades y derechos […] Dícese que un Estado ha sido instituido cuando una multitud de hombres convienen y pactan. y para la mutua ayuda contra sus enemigos. o que por actos de guerra somete a sus enemigos a su voluntad. o Estado por institución. puede ser liberado de su sumisión […] En tercer lugar. si la mayoría ha proclamado un soberano mediante votos concordes. en el extranjero. es decir. al objeto de vivir apaciblemente entre sí y ser protegidos contra otros hombres. solamente por pacto de uno a otro. en la confianza de ser protegidos por ellos contra todos los demás. lo mismo que si fueran suyos propios. o bien exponerse a ser eliminado por el resto […] En cuarto lugar. para someterse a algún hombre o asamblea de hombres voluntariamente.Filosofía Social y Política 61 generación de aquel gran LEVIATÁN. al cual debemos. tanto los que han votado en pro como los que han votado en contra. el derecho de representar a la persona de todos (es decir. quien disiente debe ahora consentir con el resto. y no del soberano en cada uno de ellos. en virtud de esa institución. y en consecuencia ninguno de sus súbditos. Uno por la fuerza natural. como cada súbdito es. posee y utiliza tanto poder y fortaleza. cada uno de los que le rodean es SÚBDITO suyo. avenirse a reconocer todos los actos que realice. no puede existir quebrantamiento de pacto por parte del soberano. y en el primero de Estado por adquisición […] Capítulo XVIII: De los DERECHOS de los Soberanos por Institución Estado por Institución. de aquel dios mortal. cada uno con cada uno. ningún hombre que tenga poder soberano puede ser muerto o castigado de otro modo por sus súbditos […] Como el fin de esta institución es la paz y la defensa de todos. resulta que cualquiera cosa que el soberano haga no puede constituir injuria para ninguno de sus súbditos. Y en ello consiste la esencia del Estado. Porque en virtud de esta autoridad que se le confiere por cada hombre particular en el Estado. puesto que pactan. nuestra paz y nuestra defensa. de ser su representante). El titular de esta persona se denomina SOBERANO. y como quien tiene derecho al fin lo tiene también a les medios. bajo el Dios inmortal. debe comprenderse que no están obligados por un pacto anterior a alguna cosa que contradiga la presente […] En segundo lugar. En primer lugar. que por el terror que inspira es capaz de conformar las voluntades de todos ellos para la paz. en su propio país. como el derecho de representar la persona de todos se otorga a quien todos constituyen en soberano. fundándose en una infracción. Cada uno de ellos. y se dice que tiene poder soberano. En este último caso puede hablarse de Estado político. autor de todos los actos y juicios del soberano instituido. o más bien (hablando con más reverencia). debe autorizar todas las acciones y juicios de ese hombre o asamblea de hombres. siendo capaz de destruirlos si se niegan a ello. corresponde de derecho a cualquier hombre o asamblea . concediéndoles la vida a cambio de esa sumisión. ni debe ser acusado de injusticia por ninguno de ellos […] En quinto lugar. por mayoría. que podemos definir así: una persona de cuyos actos se constituye en autora una gran multitud mediante pactos recíprocos de sus miembros con el fin de que esa persona pueda emplear la fuerza y medios de todos como lo juzgue conveniente para asegurar la paz y defensa común. De esta institución de un Estado derivan todos los derechos y facultades de aquel o de aquellos a quienes se confiere el poder soberano por el consentimiento del pueblo reunido.

y no orden de un hombre a otro. bien sea civil o natural. o con la ignominia. es decir. sino de un Estado. en primer término. y que exista fuerza en manos de alguien para poner en ejecución esas leyes […] Indivisibilidad e intransferencia de los derechos y facultades […] Estos son los derechos que constituyen la esencia de la soberanía. magistrados y funcionarios. ministros. pero el conocimiento de la ley civil en general. a cualquier súbdito. en definitiva. a un mismo tiempo. a todos los hombres […] Es evidente. En efecto. si el mismo poder soberano no los ha otorgado en términos directos. querellas. todo queda restaurado e inseparablemente unido a ella […] Capítulo XXVI: De las LEYES CIVILES Ley civil […] Entiendo por leyes civiles aquellas que los hombres están obligados a observar porque son miembros no de este o aquel Estado en particular. y cuán poco estiman a otros hombres (lo que entre ellos es constante motivo de emulación. considerando qué valores acostumbran los hombres a asignarse a sí mismos. de guerras. ser juez. incomunicables e inseparables […] Siendo derechos esenciales e inseparables. es inherente a la soberanía el pleno poder de prescribir las normas en virtud de las cuales cada hombre puede saber qué bienes puede disfrutar y qué acciones puede llevar a cabo sin ser molestado por cualquiera de sus conciudadanos. el conocimiento de las leyes particulares corresponde a aquellos que profesan el estudio de las leyes de diversos países. y son los signos por los cuales un hombre puede discernir en qué hombres o asamblea de hombres está situado y reside el poder soberano. es inherente a la soberanía el derecho de judicatura. sino orden. tanto en la paz como en la guerra […] En undécimo lugar se asigna al soberano el poder de recompensar con riquezas u honores. es inherente a la soberanía la elección de todos los consejeros. qué respeto exigen de los demás. de oír y decidir todas las controversias que puedan surgir respecto a la ley. Esto es lo que los hombres llaman propiedad […] En octavo lugar. o para apartarles de cualquier acto contrario al mismo.Filosofía Social y Política 62 que tiene la soberanía. de acuerdo con lo que el soberano considera más conducente para estimular los hombres a que sirvan al Estado. ciertamente. o si no existe ley. necesariamente se sigue que cualquiera que sea la forma en que alguno de ellos haya sido cedido. que la regla en general no es consejo. y el nombre del soberano no ha sido manifestado por los cedentes al cesionario. es inherente a la soberanía el derecho de hacer guerra y paz con otras naciones y Estados […] En décimo lugar. de los medios de paz y de defensa. la cesión es nula: porque aunque el soberano haya cedido todo lo posible si mantiene la soberanía. sino solamente de aquel cuya orden se dirige a quien . de acuerdo con la ley que él previamente estableció. con respecto a los hechos […] En noveno lugar. y juzgar también acerca de los obstáculos e impedimentos que se oponen a los mismos […] En sexto lugar. Por último. disensiones y. Son estos derechos. y de castigar con penas corporales o pecuniarias. hasta destruirse unos a otros o mermar su fuerza frente a un enemigo común) es necesario que existan leyes de honor y un módulo oficial para la capacidad de los hombres que han servido o son aptos para servir bien al Estado. es inherente a la soberanía el ser juez acerca de qué opiniones y doctrinas son adversas y cuáles conducen a la paz […] En séptimo lugar.

y sus mandamientos. por medio de la palabra. El soberano de un Estado. de la voluntad del representante (que en una monarquía es el monarca. abrogando las leyes que le estorban y haciendo otras nuevas […] 3. y. Advirtiendo que todas las leyes. liberarse de esa ejecución. por consiguiente. y en otros Estados la asamblea soberana) […] 7. las leyes de naturaleza. podemos inferir que la orden dictada por un Estado es ley solamente para quienes tienen medios de conocer la existencia de ella. es decir. sino la razón del Estado. una sola persona. estas leyes son leyes civiles del vencedor y no del Estado sometido […] 6. Y siendo el Estado. no son propiamente leyes. Teniendo esto en cuenta. existen ya leyes. sino la voluntad del soberano […] 4. aquellas reglas que el Estado le ha ordenado de palabra o por escrito o con otros signos suficientes de la voluntad. ni son capaces del título de justo e injusto. puede. la justicia. es decir. la interpretación de todas las leyes depende de la autoridad soberana. la gratitud y otras virtudes morales que dependen de ellas en la condición de mera naturaleza (tal como he dicho al final del capítulo XV). Y en cuanto a la ley civil. en su representación. porque es el poder soberano quien obliga a los hombres a obedecerlas […] 5. y posteriormente lo gobierna por las mismas leyes con que antes se gobernaba. lo que constituye la ley. que es la persona civitatis. y el Estado sólo prescribe y ordena la observancia de aquellas reglas que llamamos leyes: por tanto. y una orden consiste en la declaración o manifestación de la voluntad de quien manda. no puede fácilmente surgir ninguna contradicción en las leyes. a sí mismos. como deben hacer quienes se convierten. Porque legislador es el que hace la ley. estén o no escritas. para establecer lo que es contrario y lo que no es contrario a la ley […] […] cualquier cosa que por necesaria consecuencia sea deducida de esta definición. para que las utilice en distinguir lo justo de lo injusto. La ley de naturaleza y la ley civil se contienen una a otra y son de igual extensión. para cada súbdito. por interpretación o alteración. Si el soberano de un Estado sojuzga a un pueblo que ha vivido bajo el imperio de otras leyes escritas. El legislador en todos los Estados es sólo el soberano. nuestro hombre artificial. en la interpretación auténtica de la ley (que estriba en el sentido del legislador) donde radica la naturaleza de la ley. 1. En todas las Cortes de justicia es el soberano (que personifica el Estado) quien juzga […] 8. nunca asumieron la misión de autorizar las acciones de cualquier soberano. reciben su autoridad y vigor de la voluntad del Estado. el Estado es el legislador […] 2. debe ser reconocida como verdadera. Cuando un prolongado uso adquiere la autoridad de una ley. pero antes no: entonces son órdenes del Estado. como no la hay sobre las bestias. En efecto. Desde el momento en que un Estado queda establecido. no es la duración del tiempo lo que le da autoridad. porque nunca tuvieron poder para realizar un pacto o para comprender las consecuencias del mismo. Y así deduzco de ella lo que sigue. la misma razón es capaz. y cuando se produce. ya que teniendo poder para hacer y revocar las leyes. los niños o los locos no hay ley. y los . Del hecho de que la ley es una orden. que consisten en la equidad. Sobre los imbéciles natos. yo defino la ley civil de esta manera: LEY CIVIL es. ya sea un hombre como en la monarquía. […] no es esta jurisprudentia o sabiduría de los jueces subordinados. Por tanto. de la escritura o de algún otro argumento suficiente de la misma. por consiguiente. leyes civiles. no está sujeto a las leyes civiles. en un Estado […] Interpretación de la leyes […] ciertamente no es en la letra sino en la significación. añade solamente al nombre de la persona que manda.Filosofía Social y Política 63 anteriormente está obligado a obedecerle. ya sea una asamblea o un hombre. la persona del Estado. y. es decir. sino cualidades que disponen los hombres a la paz y la obediencia. cuando guste. de eliminarla. o una asamblea de hombres como en una democracia o aristocracia.

priva de toda excusa a quienes la violan. Se estima como ley fundamental. en ningún autor. es una cosa que no depende de la naturaleza. En la Instituta de Justiniano encontramos siete clases distintas de leyes civiles. y. de instituir jueces. cuando la ley se suprime. Son penales las que declaran qué penalidad debe infligirse a quienes han violado la ley. con toda razón pueden distinguirse las leyes de esa manera. tal es el poder de hacer la paz y la guerra. el Estado decae y queda totalmente arruinado. ley fundamental es aquella por la cual los súbditos están obligados a mantener cualquier poder que se dé al soberano. otras divinas. qué se entiende por ley fundamental. acaso ninguno. como la justicia. y no solamente se llaman leyes naturales. quienes en tales ocasiones no están cegados por su egoísmo o por otra pasión. Las leyes escritas. la equidad y todos los hábitos del intelecto que conducen a la paz y a la caridad […] Positivas son aquellas que no han existido desde la eternidad. y es. sin parcialidad ni pasión. hacen uso de su razón natural. sino que han sido instituidas como leyes por la voluntad de quienes tuvieron poder soberano sobre otros. y o bien son formuladas. la ley de naturaleza se convierte en la más oscura de todas las leyes. sino del propósito del escritor. Primera los edictos. y es auxiliar de cualquier otro método del hombre. puesto que el poder entero del pueblo residía en él […] Otra división de las leyes es en naturales y positivas. por consiguiente. porque descansan en las virtudes morales. y el conocimiento de estas causas finales reside en el legislador […] Distinción y división de las leyes […] La distinción y división de las leyes ha sido hecha de diversas maneras.Filosofía Social y Política 64 intérpretes no pueden ser sino aquellos que designe el soberano (sólo al cual deben los súbditos obediencia) […] Todas las leyes escritas y no escritas tienen necesidad de interpretación. sea monarca o asamblea soberana. sin la cual el Estado no puede subsistir. según los diferentes métodos aplicados por quienes han escrito sobre ellas. En efecto. constituciones y epístolas del príncipe. la más necesitada de intérpretes capaces. y su derecho o libertad de acción: estas leyes se dirigen a todos los súbditos. del emperador. ni universalmente dirigidas a todos los hombres. Por consiguiente. ninguna ley escrita promulgada en pocas o muchas palabras puede ser bien comprendida sin una perfecta inteligencia de las causas finales para las cuales se hizo la ley. No obstante. Son leyes naturales las que han sido leyes por toda la eternidad. aunque sea fácil de reconocer para aquellos que. si se tiene en cuenta que son pocos. y entre las leyes humanas positivas unas son distributivas. en este sentido. y se dirigen a los ministros y funcionarios establecidos para ejecutarlas […] Las leyes positivas divinas (puesto que las leyes naturales siendo eternas y universales. fácilmente son mal interpretadas. de elegir funcionarios y de realizar todo aquello que se considere necesario . sino también leyes morales. en un Estado. es decir. A su vez. cuando son breves. Son distributivas las que determinan los derechos de los súbditos. son todas divinas) son aquellas que siendo mandamientos de Dios (no por la eternidad. otras penales. declarando a cada hombre en virtud de qué adquiere y mantiene su propiedad sobre las tierras o bienes. sino sólo a unas ciertas gentes o a determinadas personas) son declaradas como tales por aquellos a quienes Dios ha autorizado para hacer dicha declaración […] Existe todavía otra distinción de las leyes. por tanto. La ley no escrita de naturaleza. como una construcción cuyos cimientos se destruyen. escritas o dadas a conocer a los hombres por algún otro argumento de la voluntad de su legislador. por los diversos significados de una o dos palabras: si son largas. resultan más oscuras por las significaciones diversas de varias palabras. entre las leyes positivas unas son humanas. pero nunca pude comprender. en fundamentales y no fundamentales. aquella en virtud de la cual.

no sólo por la razón natural. deben estar siempre sujetos al poder de Dios […] Quienes creen. Es ley no fundamental aquella cuya abrogación no lleva consigo la desintegración del Estado. que existe un Dios gobernando el mundo. y a invadir a un vecino sospechoso. […] Quiéranlo o no los hombres. son buenos súbditos. pero la ley civil suprime esta libertad en todos los casos en que la protección legal puede imponerse de modo seguro. Es. es preciso que estas palabras se den a conocer de modo manifiesto. aquella libertad que la ley civil nos deja.Filosofía Social y Política 65 para el bien público. arrebata la libertad que nos dio la ley de naturaleza. tales son. Pero la ley civil es una obligación. De aquí que tengamos una triple palabra de Dios: racional. por revelación y por la voz de algún hombre que. por ejemplo. En efecto. el sentido sobrenatural y la fe […] Un doble reino de Dios: natural y profético […] En virtud de la diferencia que existe entre las dos especies de la palabra divina. por hacer milagros. mediante proclamación o promulgación realizada por la voz del hombre mismo. con lo cual o bien ofende a la Divina Majestad por excederse en la obediencia civil. por los dictados de la razón auténtica. en las leyes de los hombres esto ocurre de un solo modo. puede atribuirse a Dios un doble reino. es decir. Para evitar estos dos inconvenientes es necesario saber qué son leyes divinas. a continuación voy a referirme al REINO DE DIOS. de tal índole que pueda eliminar toda excusa de ignorancia. saber cuáles son esas leyes de Dios. pero no debería ocurrir así. todos los demás deben ser considerados como enemigos. derecho es libertad: concretamente. natural y profético: natural en que gobierna a aquellos seres del género humano que reconocen su providencia. En este sentido lex y jus son diferentes como obligación y libertad […] Capítulo XXXI: Del REINO DE DIOS POR NATURALEZA De las leyes divinas […] Sólo necesitamos. Y teniendo en cuenta que el conocimiento de toda ley depende del conocimiento del poder soberano. revelación y profecía […] Para gobernar por medio de palabras. en efecto. por vía de prevención. adquiere crédito entre los demás. porque sin esto. […] Una triple palabra de Dios: razón. cuando a un individuo se le ordena una cosa por el poder civil no sabe si ello es o no contrario a la ley de Dios. La naturaleza otorgó a cada hombre el derecho a protegerse a sí mismo por su propia fuerza. sensible y profética. ley y derecho civil. incluso entre los autores más cultos. Pero Dios declara sus leyes por tres conductos. las leyes concernientes a las controversias entre un súbdito y otro […] Diferencia entre ley y derecho […] Encuentro que las palabras lex civilis y jus civile. están usadas de modo promiscuo para una misma cosa. la racional y la profética. pues de lo contrario no son leyes. consustancial a la naturaleza de las leyes una promulgación clara y suficiente. a lo cual corresponde una triple forma de escuchar: la razón auténtica. o por temor de ofender a Dios realiza una trasgresión de los preceptos del Estado. profético en cuanto que habiendo elegido como súbditos a los habitantes de una nación peculiar (la de los judíos) los gobernó. por consiguiente. para un perfecto conocimiento de los deberes civiles. sino por las leyes positivas que les fue comunicando por boca de sus santos Profetas […] . y nos. y que ha dado preceptos y señalado recompensas y castigos para la humanidad. Por los dictados de la razón natural. y a nadie sino a ellos.

no hay razón alguna para que. usando de ese poder. la justicia. donde no existe ley sino razón. con autoridad soberana y por consentimiento común. tenemos que considerar. SAGRADO y SACRAMENTO en la Escritura Origen del reino de Dios […] El reino de Dios en los escritos religiosos. los atributos de Dios) tienen su significación por convencionalismo y acuerdo entre los hombres. por consiguiente. esos atributos deben ser expresivos del honor que los hombres se proponen hacer. y cualquiera cosa que pueda ser realizada por las voluntades de los hombres particulares. particularmente la equidad. sino como Ser omnipotente […] Leyes divinas […] Habiendo hablado del derecho de la soberanía de Dios como exclusivamente basado en la naturaleza. no como creador y distribuidor de gracias. tienen derecho a todas las cosas. por medio de leyes civiles. aquellos cuyo poder es irresistible asumen naturalmente el dominio de todos los hombres. por los particulares. Por consiguiente. resulta que aquellos atributos que el soberano ordena. motivada por la gratitud de sus beneficios. a veces. tendrán derecho. ahora. sino de su irresistible poder. la piedad. cuáles son las leyes divinas o los dictados de la razón natural. puede ser hecha por la voluntad del Estado. de SANTO. estas leyes conciernen o bien a los deberes naturales de un hombre con respecto a otro. coma signos de honor. pero nunca se . en el altísimo cielo. se considera muy comúnmente como la felicidad eterna. deben ser tomados y usados como tales. Si consideramos que todos los hombres. y el derecho de afligir a los seres humanos a su antojo. a su propio arbitrio. Son las primeras las mismas leyes de naturaleza a que me he referido en los capítulos XIV y XV de este tratado. el cual se llama también reino de la gloria. no se requiere otra cosa sino mostrar en qué casos no puede arrebatarse en modo alguno. y requerido de ellos una obediencia. después de esta vida.Filosofía Social y Política 66 El derecho de la soberanía divina deriva de su omnipotencia […] El derecho de naturaleza. sino aquellas que se estatuyen por la voluntad de quien detenta el poder soberano. Y como un Estado no tiene voluntad ni hace otras leyes. concierne a la seguridad de cada uno renunciar al derecho en cuestión y establecer. para mostrar. de donde resulta que. por la excelencia de su poder. e igualmente es por este poder que el reino sobre los hombres. a reinar cada uno de ellos sobre todos los restantes. ha de derivarse no del hecho de haberlos creado. en el culto a Dios. en su culto público […] TERCERA PARTE: DE UN ESTADO CRISTIANO Capítulo XXV: De la significación de REINO DE DIOS. como santificación (lo más serio de esta felicidad). hombres que los gobiernen y defiendan. ahora. o al honor naturalmente debido a nuestro Divino soberano. por naturaleza. que los religiosos denominan reino de la gracia. cómo el mismo derecho puede derivar de la naturaleza. y especialmente en los sermones y tratados de devoción. en virtud del cual Dios reina sobre los hombres y castiga a quienes quebrantan sus leyes. la humildad y las restantes virtudes morales […] Todos los atributos dependen de las leyes civiles […] Y como las palabras (y. también. Pero como este derecho no puede ser obtenido por la fuerza. no gobernara y defendiera a sí mismo y a sus súbditos. si ha existido algún individuo con poder irresistible. corresponde naturalmente a la omnipotencia de Dios. He manifestado anteriormente cómo el derecho soberano deriva del pacto.

como fue la nación de los judíos. porque santo significa lo que es de Dios por derecho especial. sino a cualquier otro punto de justicia. y habiendo quedado interrumpido este reino en la elección de Saúl. y que posteriormente el Sumo Sacerdote. la cosa es la misma. en virtud del cual Abraham se obliga por sí mismo y por su posteridad. a quedar sujeto a la ley positiva de Dios de una manera peculiar. era un reino donde Dios aparecía como rey. pero no toda la tierra se llama santa. y hacia otras naciones.Filosofía Social y Política 67 considera como monarquía. en tiempo oportuno había de entregarles delante de los querubines en el sanctum sanctorum. sino sólo aquélla que se destinó singularmente a su servicio especial. a saber: una institución por pacto de la propia soberanía de Dios sobre la descendencia de Abraham. bastante manifiesto por este pasaje. en la obligación del pueblo de Israel de observar aquellas leyes que Moisés les trajo del monte Sinaí. no sólo con respecto a Dios su rey. como poder soberano de Dios sobre los súbditos. por consiguiente. donde fue elegido Dios como rey de ese pueblo por pacto hecho con él. es decir. no hubiesen existido tantas disputas y guerras acerca de quién sea aquél por el cual Dios habla a nosotros. ni ningún rey se las hubiese denegado […] . amén […] Si el reino de Dios (también llamado reino del cielo. al prometerle Dios la posesión de la tierra de Canaán […] Esto es lo que se llamó el viejo pacto o testamento. ni el de reino a Abraham y su semilla. que en la renovación del mismo pacto por Moisés en el monte Sinaí se llamó expresamente un peculiar reino de Dios sobre los judíos […] A su vez. predijeron los Profetas que sería restaurado por Cristo. no general. Es. que consiste: primero. que bajo la designación de reino de Dios se comprende propiamente un Estado instituido (por consentimiento de los que están sujetos a él) para su gobernación civil y para la regulación de su conducta. y el Sumo Sacerdote había de ser (después de la muerte de Moisés) su único virrey o lugarteniente […] Existen tantos otros pasajes que confirman esta interpretación. constituido de manera peculiar por los votos del pueblo de Israel. que es la auténtica significación de reino. Y aunque el nombre de rey no se da todavía a Dios. encuentro que la frase REINO DE DIOS se emplea en varios papeles de la Escritura para significar un reino propiamente así llamado. el reino de Dios es un reino civil. por un juramento de alianza. el título de nación santa confirma lo mismo. esto. propiamente. por los siglos de los siglos. que sería extraño que no existiese una mayor noticia de ello. y el derecho a ello que reconocemos cuando agregamos: Porque tuyo es el reino. tanto en guerra como en paz. adquirido por su propio consentimiento. y la restauración de este reino es la que a diario suplicamos cuando decimos en el Padre Nuestro Venga a nos tu reino. ni los diversos sacerdotes se hubieran conturbado ellos mismos con la jurisdicción espiritual. y contiene un pacto entre Dios y Abraham. por la gloria y admirable excelsitud de este trono) no fuera un reino que Dios ejerciere sobre la tierra por sus tenientes o vicarios que transmiten sus órdenes al pueblo. ya que a la ley moral estaba obligado antes. Toda la tierra (como se dice en el texto) es de Dios. el poder y la gloria. sino la abundante luz que se da a los reyes cristianos para advertir sus derechos al gobierno eclesiástico […] En resumen. Por el contrario.

debemos considerar en qué estado se hallan naturalmente todos los hombres. Es también un estado de igualdad. no pudieron ser determinados con certeza el derecho de sucesión y. incluida la pena de muerte y.] 4. que aun si se hubieran determinado.. la malicia.. por lo tanto.] Capítulo II: Del estado de naturaleza Características del estado de naturaleza [. todas las penas menores necesarias para la regulación y preservación de la propiedad.] Como todas estas premisas.. y el derecho de emplear la fuerza de la comunidad en la ejecución de tales leyes y en la defensa del Estado ante ofensas extranjeras. han quedado claramente probadas.] Definición del poder político 3.. al no haber ley de naturaleza ni ley positiva de Dios que determine. hace ya tanto tiempo que se ha perdido por completo el conocimiento de cuál es la línea más antigua de la descendencia de Adán [. pues nadie tiene más que otro. sea por derecho natural de paternidad o por donación positiva de Dios. sin embargo. De manera que quien no considere justo pensar que todo gobierno en este mundo es producto exclusivo de la fuerza y la violencia.. según pienso.. que el poder político es el derecho de dictar leyes. Segundo. Cuarto. por necesidad debe encontrar otra teoría sobre el surgimiento del gobierno. Habiendo demostrado en el discurso precedente: Primero. Nada hay más evidente que el hecho de que las criaturas de la . y que los hombres conviven sometidos a las mismas reglas que las bestias –según las cuáles los más fuertes detentan el gobierno-.. el derecho a detentar el gobierno. en todos los casos que puedan plantearse. Y todo ello exclusivamente en pos del bien público [. en el que todo poder y jurisdicción son recíprocos. no poseyeron derecho alguno sobre ellos.. éste es un estado de perfecta libertad para ordenar sus acciones y disponer de sus posesiones y personas como les parezca adecuado. el tumulto. como se pretende. que Adán no tuvo. sus herederos. dentro de los límites de la ley de la naturaleza. sentando así los cimientos del perpetuo desorden. en consecuencia. es imposible que quienes ahora gobiernan la tierra puedan sacar beneficio alguno o derivar la menor sombra de autoridad de aquello que se considera la fuente de todo poder: “el dominio privado y la jurisdicción paternal de Adán”.] 1. sin pedir permiso o depender de la voluntad de ningún otro hombre. la sedición y la rebelión –cosas contra las cuales los seguidores de tales hipótesis gritan estruendosamente-. cuál es el heredero legítimo.Filosofía Social y Política 68 La Tradición Moderna de la Filosofía Política JOHN LOCKE SEGUNDO ENSAYO SOBRE EL GOBIERNO CIVIL Capítulo I: Del poder político Refutación de la teoría del derecho divino de Filmer [.. Considero. Tercero. que si sus herederos los tuvieron. Para entender correctamente el poder político y deducirlo de su origen. otro origen del poder político y otra forma de designar y conocer a las personas que lo detentan. que si los tuvo. autoridad alguna sobre sus hijos ni dominio alguno sobre el mundo.. en consecuencia. diferente de lo que sir Robert Filmer nos ha enseñado [.

] Y así. es decir. y se observe esa ley de la naturaleza que se preocupa por la paz y la preservación de toda la humanidad. libertad para destruirse a sí mismo ni a ninguna criatura de su posesión. de modo que sirvan como reparación y restricción. según lo dictan la serena razón y la conciencia. sobre la cual basa los deberes que tienen unos respecto de los otros. preservar el resto de la humanidad y no podrá. que la hace el fundamento de esa obligación propia de los hombres de amarse mutuamente. salud. le plazca. deberá.. y cuando su propia preservación no esté en juego. por manifiesta declaración de su voluntad. Pues éstas son las dos únicas razones por las cuales un hombre puede legalmente dañar a otro. pusiera a una por encima de la otra y le confiriera. sin embargo. un hombre tiene poder sobre otro. 5. Castigo. pues. que nacieron promiscuamente para disfrutar de las mismas ventajas de la naturaleza y usar las mismas facultades. un derecho indudable de dominio y soberanía. pues ha ignorado y roto las ataduras que . Y así. libertad o posesiones. no es. o menoscabar lo que tiende a la preservación de la vida. que es esa ley. en consecuencia. El estado de naturaleza está gobernado por una ley de la naturaleza que obliga a todos. la razón natural ha deducido diversas reglas y cánones para la dirección de la vida. no tiene. la salud. a menos que se trate de hacer justicia con quien ha cometido una ofensa. siguiendo el calor de su pasión o la ilimitada extravagancia de su propia voluntad.Filosofía Social y Política 69 misma especie y rango.] 8. aunque el hombre en tal estado tenga una libertad incontrolable para disponer de su persona o de sus posesiones. también deberían ser iguales entre sí.] mi deseo de ser amado tanto como sea posible por quienes son naturalmente iguales a mi. Mas aunque sea éste un estado de libertad. la libertad. pero no un poder absoluto y arbitrario que le permita abusar de un criminal. el ofensor declara que vive según otra regla [. Al transgredir una ley de la naturaleza. Pues los hombres son todos obra de un Hacedor omnipotente e infinitamente sabio.] Por la misma razón que cada uno está obligado a preservarse a sí mismo y a no renunciar a su estado voluntariamente. y no a cualquiera de ellos. todos siervos de un Amo soberano y enviados a éste mundo por orden de Él y para cumplir Su encargo. Sus palabras son: “[.. Transgresión.. y la razón. en el estado de naturaleza. sin embargo. no puede suponerse ninguna subordinación entre nosotros que nos autorice a destruirnos recíprocamente [.. a menos que el señor y amo de todas ellas. Reparación y restricción. Pena de muerte 7. De tal relación de igualdad entre nosotros.. enseña a toda la humanidad que quiera consultarla. de modo que todos y cada uno tienen el derecho de castigar a quienes transgreden la ley en la medida en que ésta sea violada [. son de Su propiedad y han sido hechos para durar lo que a Él. que siendo todos iguales e independientes. nadie debe dañar a otro en su vida. los medios para ejecutarla están en manos de todos los hombres. El juicioso Hooker considera esta igualdad natural entre los hombres tan evidente en sí misma y tan incuestionable. y de la cual deduce las grandes máximas de la justicia y la caridad. me impone el deber natural de concederles el mismo afecto en plenitud. excepto cuando algún fin más noble que su mera preservación se lo demande. los miembros o los bienes de otro. por medio de una evidente y clara designación. castigarlo. en la medida de lo posible. Y para que todos los hombres se abstengan de invadir los derechos de los demás y de dañarse el uno al otro. al haber sido todos dotados con iguales facultades y compartir una comunidad de naturaleza.. cuando éste ha caído en sus manos. sino sólo para castigarlo. sin subordinación o sujeción... quitar una vida o dañarla. que ningún hombre ignora” Ley natural y razón 6. el ofensor se vuelve peligroso para la humanidad. con penas proporcionales a su transgresión. Y así. un estado de licencia.

los cuales por cierto han de ser grandes cuando los hombres pueden ser jueces en su propia causa [. Porque si bien iría más allá de mi presente propósito entrar en los aspectos particulares de la ley de la naturaleza o en sus grados de castigo. también puede unirse a quien ha sido injuriado y ayudarlo a obtener del ofensor tanto como sea necesario para satisfacer el daño que ha sufrido. por la cual han de regularse e interpretarse. si no posiblemente más clara. al ser una transgresión contra toda la especie y la paz y la seguridad garantizadas por la ley de la naturaleza. derecho que tiene todo el mundo. Concedo sin reserva que el gobierno civil es el remedio apropiado para los inconvenientes del estado de naturaleza. disuada a otros de cometer el mismo delito. si bien no podrá eximir de la satisfacción debida a cualquier persona privada por el daño que ha sufrido. cuando sea necesario. [. en el estado de naturaleza. como todo hombre tiene derecho a castigar el crimen para impedir que se cometa nuevamente.. como las leyes positivas de los Estados. Toda ofensa que pueda cometerse en el estado de naturaleza.] 10. pueda en muchas ocasiones. destruir cosas dañinas para la humanidad..] [y las leyes] sólo resultan justas en la medida en que se basan en la ley de la naturaleza. A esta extraña doctrina –es decir. Y así es como cada hombre.. pueda poner límites o... que los defectos naturales. por otro lado. a fin de reprimir y prevenir una ofensa similar. Aquel que ha sufrido el daño tiene derecho a exigir una reparación en su propio nombre. es evidente que existe dicha ley y también que es tan inteligible y clara para una criatura racional y un estudioso de esa ley. La persona damnificada tiene el poder de apropiarse de los bienes o del servicio del ofensor. [. ser castigada en la misma medida que en un Estado. que el amor a sí mismos los hará parciales en su favor y en el de sus amigos. en virtud de su derecho de preservar a toda la humanidad y hacer todas las cosas que estime razonables para alcanzar dicho fin.Filosofía Social y Política 70 protegían a los hombres del daño y la violencia.] aquel que ha sufrido algún daño tiene -además del derecho de castigar que comparte con los otros hombres-. Y en este caso y sobre este fundamento. Lo cual. puede. según esta medida y en virtud del derecho que tiene de preservar al género humano en general. y que por lo tanto Dios ha designado al gobierno para restringir la parcialidad y la violencia de los hombres. Pues la razón es más fácil de ser entendida [. 11. Gobierno civil y monarquía 13. que sólo corresponde a la parte dañada. cuando el bien público no exige la ejecución de la ley. que en el estado de naturaleza cada hombre tiene el poder de ejecutar la ley natural. todo hombre tiene derecho de castigar al ofensor y ser ejecutor de la ley de la naturaleza [.] . y así castigar a cualquiera que haya transgredido esa ley. la pasión y la venganza los llevarán demasiado lejos en el castigo de otros hombres. darle motivo para arrepentirse y atemorizar a los otros hombres. de lo que no surgirá nada más que confusión y desorden. en virtud del derecho de autopreservación. eximir de castigo por su propia autoridad a las ofensas criminales...] cada transgresión debe castigarse en el grado y con la severidad suficiente para convertirla en un mal negocio para el ofensor..no dudo que se le objetará que no es razonable que los hombres sean jueces de sus propias causas. Y cualquier otra persona que encuentre esto justo.] Ley natural y ley positiva 12. quien por ser tal tiene en sus manos el derecho común de castigar.. allí mismo. tiene el poder de matar a un asesino [. el derecho particular de buscar reparación por parte de aquél que lo ha cometido. y el de obtener reparación. de modo que se arrepienta de haberlo hecho y se abstenga de cometerlo nuevamente y. y él y sólo él puede eximir de ella.. permitirá que cada hombre... De estos dos derechos diferentes –el de castigar el crimen. mediante su ejemplo. de modo que se abstengan de hacer lo mismo. Y.surge que el magistrado.

esté guiado por la razón. el error o la pasión. no somos capaces por nosotros mismos de procurarnos las cosas necesarias para la vida que nuestra naturaleza desea. es responsable por ello ante el resto de la humanidad.. en consecuencia.] Capítulo V: De la propiedad Propiedad por razón y revelación 24. que le dio el mundo a los hombres en común. necesariamente debe haber algún medio de apropiarse de ellos antes de que puedan ser utilizados. juzga mal en su propia causa o en la de otro. como en la “revelación” […] es en extremo evidente que Dios. la cual nos dice que los hombres. también les dio la razón a fin de que hagan uso de ella para mayor ventaja y beneficio de la vida..] porque no todo pacto pone fin al estado de naturaleza entre los hombres.] que si el gobierno ha de ser el remedio de los males que necesariamente surgen del hecho de que los hombres sean jueces de sus propias causas.Filosofía Social y Política 71 Pero quisiera que quienes hacen esta objeción recuerden [. las leyes de la naturaleza.. por su propio consentimiento. o resulten para algún hombre en particular […] . y si aquél que juzga. ha dado la tierra a la humanidad en común […] Sobre el modo de apropiación 25. lo que hace del estado de naturaleza algo insoportable. debiendo lo demás someterse a él en todo lo que haga. y aunque nadie tiene originalmente un dominio privado sobre ninguno de ellos que excluya al resto de la humanidad.] en el mundo nunca faltaron.. a pesar de que nunca hayan establecido asociación ni acuerdo solemne alguno entre ellos acerca de lo que deben o no deben hacer. aquél donde un hombre al mando de una multitud tiene la libertad de ser juez en su propia causa y puede hacer con sus súbditos lo que se le antoje. A quienes dicen que nunca hubo hombres en este estado de naturaleza no sólo les opondré la autoridad del juicioso Hooker. naturalmente nos vemos inducidos a buscar la comunicación y la compañía de otros. una vida adecuada a la dignidad del hombre. como dice el rey David (Salmo 115.] 15. Más aún. sino sólo aquél en el que acceden por mutuo acuerdo a entrar en comunidad y formar un cuerpo político [. cuando dice: “las leyes que han sido mencionadas hasta aquí –es decir. Dios. se hacen miembros de alguna sociedad política [. o hubo alguna vez.vinculan a los hombres de manera absoluta en la medida que son hombres. a comer y a beber y a todas aquellas cosas que la naturaleza ofrece para su subsistencia. Ésta fue la causas de que los hombres se unieran entre sí en las primeras sociedades políticas”. pertenecen a la humanidad en común. Mucho mejor es en el estado de naturaleza. además. y las bestias que de ellos se alimentan.... como una poderosa objeción: “¿Dónde hay. para compensar aquellos defectos e imperfecciones que hay en nosotros cuando vivimos en aislamiento y soledad. en tanto que son producto espontáneo de la naturaleza. yo afirmo que todos los hombres se encuentran naturalmente en ese estado y permanecen en él hasta que. tienen derecho a su preservación y. una vez nacidos. ni nunca faltarán. donde los hombres no están obligados a someterse a la voluntad injusta del prójimo. cantidades de hombres en ese estado [. hombres en semejante estado de naturaleza?” A lo cual por ahora debe bastar como respuesta que [. es decir. sin embargo como fueron dados para el uso de los hombres. Tanto si consideramos la razón natural. Y aunque todos los frutos que produce naturalmente. desearía saber qué tipo de gobierno será y cuánto mejor resultará que el estado de naturaleza. Por lo tanto.. La tierra y todo lo que hay en ella fueron dados a los hombres para sustento y comodidad de su existencia. 16): “ha dado la tierra a los hijos de los hombres”. pues están en estado natural. A menudo se pregunta. Pues. sin la menor cuestión o control por parte de quienes ejecuten su parecer. Persistencia del estado de naturaleza en el pacto 14...

Quien se alimenta con bellotas que recogió bajo un roble. Yo pregunto. confiere derecho a ellos. sin duda se ha apropiado de ellas. sin la cual las tierras comunales no tienen sentido.Filosofía Social y Política 72 Fundamento del derecho de propiedad 26. a pesar de la abundancia que Dios le había dado. a quien nadie tiene derecho alguno sino él. y de tan buena calidad. Así. Nada fue creado por Dios para que el hombre lo eche a perder o lo destruya […] Propiedad de la tierra . les había acordado. también pone límites a ella. al que tengo derecho compartido. etc. el heno que mi siervo ha segado y el mineral que he extraído de algún lugar. ninguna otra cosa pudo hacerlo. entonces. el hombre se habría muerto de hambre. Así. que han hecho y multiplicado leyes positivas para determinar la propiedad. Todo lo que excede la parte que puede utilizar pertenece a los demás. o con las manzanas que cosechó de los árboles de un bosque. antes. tanto cuanto pueda apropiarse por medio de su trabajo. hace que el ciervo sea del indio que lo ha matado. El trabajo de recogerlos les agregó a los frutos algo más de lo que la naturaleza. La misma ley de la naturaleza que por este medio nos da la propiedad. Cualquier cosa. para los demás. 27. es lo que determina la propiedad. sigue teniendo vigencia […] Límite natural de la propiedad 30. Y tomar esta o aquella parte no depende del consentimiento expreso de todos los miembros de la comunidad. A lo que respondo que no es así. Tal vez a esto se objete que si el hecho de recoger las bellotas u otros frutos de la tierra. modificándola por su labor y añadiéndole algo que le es propio. esta ley original de la naturaleza relativa al establecimiento de la propiedad. aunque. Vemos en las tierras comunes. Y entre aquellos que se consideran la parte civilizada de la humanidad. Ese trabajo estableció una distinción entre las suyas y las comunales. que saque del estado en que la naturaleza la ha producido y dejado. de tal forma se ha convertido en su propiedad […] Por ser este “trabajo” propiedad incuestionable del trabajador. entonces. sacarlos del estado común en el que estaban ha establecido mi propiedad sobre ellas […] 29. ¿Es la voz de la razón confirmada por la inspiración? ¿Pero cuánto nos ha dado Él “para que lo disfrutemos”? Tanto cuanto cada uno pueda usar para beneficio de su vida antes de que se eche a perder. esta ley de la razón. que siguen siendo tales en virtud de un pacto. Aunque la tierra y todas las criaturas inferiores sean comunes a todos los hombres. podríamos decir que son suyos por propiedad. todos tenían un derecho común sobre él. y así se convirtieron en su derecho privado. al menos cuando queden bienes comunales suficientes. se convierten en mi propiedad sin la concesión o consentimiento de nadie.. ¿cuándo comenzaron a ser suyas? ¿cuando las digirió? ¿o cuando las comió? ¿o cuando las cocinó? ¿o cuando las llevó a su casa? ¿o cuando las recogió? Y es claro que si el hecho de recogerlas no las hizo suyas. Nadie puede negar que el alimento es suyo. El trabajo lo hice yo. cada hombre tiene una “propiedad” en su propia “persona”. La “labor” de su cuerpo y el “trabajo” de sus manos. el pasto que mi caballo ha comido. entonces cualquiera puede acumular tanto como quiera. “Dios nos ha dado todas las cosas en abundancia”. madre común de todos. sobre lo que antes era común. ¿Y si alguien dijera que él no tenía derecho a las bellotas o manzanas que de tal forma se apropió. está permitido que sea un bien propio de quien empleó su trabajo para cazarlo. que el hecho de tomar cualquier parte de lo que es común y sacarlo del estado en el que lo dejó la naturaleza. sin embargo. porque no tenía el consentimiento de toda la humanidad para hacerlas suyas? ¿Fue un robo tomar para sí lo que pertenecía a todos en común? Si un consentimiento tal fuera necesario. ningún hombre excepto él tiene derecho a lo que una vez se le agregó a la cosa.

. plante. lo que hace que la paja.Filosofía Social y Política 73 31. mejore. Un acre de tierra que aquí produce veinte bushels de trigo y otro que en América. si la invención del dinero. Sin embargo. por ser aquello que sostiene y lleva consigo todo lo demás. que de estorbarse por falta de lugar donde afincarse. dado que hay tierras suficientes en el orbe para abastecer al doble de habitantes. porque el trabajo sin duda es lo que introduce la diferencia de valor en todas las cosas [. nueve décimos son resultado del trabajo. si estimáramos rectamente las cosas tal y como llegan a nuestro uso y sumáramos los diversos gastos que en ella se han invertido –esto es. el horno o cualquier otro de los utensilios. que son muy numerosos. sino también el trabajo de quienes domesticaron los bueyes..] Pues. el molino. sino a la tierra misma. La mayor parte de las cosas que realmente son útiles para la vida del hombre..tiene en sí mismo el gran fundamento de la propiedad [.] la mejora introducida por el trabajo es lo que constituye la mayor parte del valor. del mismo valor natural e intrínseco. que todo hombre debería tener tanto como lo que es capaz de utilizar. utilizados desde que se sembró la semilla hasta que se hizo el pan. hiciera lo mismo. la labor del cosechador y el trillador y el sudor del panadero los que han de computarse en el pan que comemos. a saber. creo que es obvio que su propiedad también se adquiere como en el caso anterior. son. Más como la cuestión principal acerca de la propiedad no atañe hoy a los frutos de la tierra ni a las bestias que subsisten en ella. sin prejuicio para nadie.. 36. Tanta tierra cuanto un hombre labre. por lleno que parezca estar el mundo […] lo que sí me atrevo a afirmar osadamente es que la misma regla de propiedad. De todo lo cual resulta evidente que.] Teoría del comercio. sin duda. será de su propiedad. Dinero y capitalismo 46. y que la necesidad de subsistencia hizo que los primeros comuneros del mundo buscaran –como hacen . no hubiese dado lugar a apoderarse de extensiones más grandes de tierra y a tener derecho a ellas […] Valor del trabajo 40. el beneficio que la humanidad recibe de uno en un año tiene un valor de cinco libras y el otro posiblemente no valga un penique [. si bien las cosas de la naturaleza son dadas en común. La naturaleza ha dejado bien establecidos los límites de la propiedad. puede seguir aplicándose en el mundo sin prejuicio de nadie. los que derribaron y ensamblaron la madera empleada en el arado. Creo que sería un cómputo muy modesto decir que los productos de la tierra útiles para la vida del hombre. separándola de las tierras comunales […] 35.. si se alejaban de su mutua compañía y vagaban por la vasta extensión de tierra desierta. Ya que no son sólo los esfuerzos del labrador. con el mismo cultivo. No. encontraríamos que en la mayor parte de ellas el noventa y nueve por ciento debe atribuirse enteramente al trabajo.] 44.. los que extrajeron y forjaron el hierro y sacaron las piedras. Es como si por su trabajo él pusiera cercas. el hombre –al ser amo de sí mismo y propietario de su persona y de sus acciones y trabajo. La misma medida puede seguir aplicándose. 43.. lo que en ellas se debe puramente a la naturaleza y a lo que obedece al trabajo-. que el trabajo pueda dar más valor a la tierra que cuando ésta era comunal. cultive. y cuyo producto pueda usar. el grano y el pan producidos por ese acre de trigo sea más valioso que un acre de tierra igualmente buena que permanece yerma es enteramente efecto del trabajo. cuando los hombres corrían más peligro de perderse. y el tácito acuerdo de los hombres a atribuirle valor a la tierra. y que deben ser puestos en la cuenta del trabajo y percibidos como un efecto de él [.. que dependen del trabajo humano y de lo que resulte conveniente para la vida […] Esta limitación confinaba la posesión de cada hombre a una proporción muy moderada y sólo a cuanto pudiera apropiarse para sí sin dañar a nadie. así ocurría en las primeras edades del mundo. Tampoco es tan extraño como tal vez parezca a primera vista.

podía acumular tantos bienes durables como se le antojara.. no invadía el derecho de los demás. eran sus bienes apenas los recogía. una cosa perdurable que los hombres pueden guardar sin que se arruine y. pero que no sirven para cubrir las necesidades de la vida. puede poseer más tierra de la que pueda utilizar. Pues el oro y la plata pueden permanecer largo tiempo en posesión de su propietario. necesaria no sólo para unir su cuidado y . también implica el mutuo apoyo y ayuda. constituye una gran parte. Pues mediante voluntario consentimiento. no usaba. al tener escasa utilidad para la vida del hombre. lo puso bajo fuertes obligaciones de necesidad. se sumó la sociedad entre amo y siervo [. era un uso válido el que hacía. era suyo. sin echarse a perder. de las cosas buenas que la naturaleza había provisto comunalmente. Y. rectamente y sin injuria. en comparación con la comida. Si le regalaba una parte a cualquier otra persona. si no se consumen..por lo general son cosas de corta duración.. que dio origen a la que se da entre padres e hijos.. había tomado más de lo que le correspondía y les había robado a los demás. el vestido y el transporte. no incurría en perjuicio pues no gastaba la provisión común ni destruía parte alguna de la porción de bienes que pertenecía a los otros. cada uno tenía derecho a usar (como ya se había dicho) tanto cuanto pudiera y tenía propiedad sobre todo lo que pudiera afectar con su trabajo. por mutuo consentimiento.Filosofía Social y Política 74 ahora los americanos. para que no se echara a perder inútilmente en su posesión. recibiendo oro y plata a cambio de la sobrante. dado que el oro y la plata. a la cual. Dios. así como lo dotó de entendimiento y el lenguaje para continuar y disfrutar de dicha sociabilidad.] 50. para sacarlo del estado en el que la naturaleza lo había puesto. La sociedad conyugal se forma mediante un pacto voluntario entre hombre y mujer. si quería cambiar sus nueces por una pieza de metal pues le gustaba a causa de su color. que lo llevaron a vivir en sociedad. no era bueno que estuviera sola. según Su propio juicio. Y aunque consiste principalmente en una comunión de cuerpos y en el derecho recíproco al cuerpo del cónyuge para alcanzar su fin principal. al hacer del hombre una criatura que. Pero. Esta distribución realizada al margen de las reglas de la sociedad y del pacto. o intercambiar sus ovejas por conchillas o su lana por una gema resplandeciente o un diamante y guardárselos durante toda su vida. así como una comunión de intereses. Quien recogía cien bushels de bellotas o manzanas tenía propiedad sobre ellas. Y así se introdujo el uso del dinero.] Capítulo VII: De la sociedad política o civil Tipos de relaciones humanas 77. De nuevo. las cuales. Ahora bien. la procreación.] 78. conveniencia e inclinación. han establecido la forma en que un hombre. pueden intercambiar por los productos verdaderamente útiles para la vida pero perecederos [. teniendo en su poder. se ha logrado acordando que esos metales deben tener valor [... se deteriorarían y perecerían. era algo insensato y deshonesto acumular más de lo que se podía usar. La primera sociedad fue la del hombre y la mujer.es claro que los hombres han consentido una posesión desproporcionada y desigual de la tierra. la plata y los diamantes son cosas a las que el capricho o el acuerdo han acordado valor. pues lo que sobrepasaba los límites de su propiedad legítima no consistía en la cantidad de posesiones sino en dejar que se echara a perder lo que. en la medida en que nada se echara a perder en sus manos sin ser utilizado. todo lo que su industria pudiera alcanzar. por cierto. Sólo tenía que preocuparse de usarlas antes de que se echaran a perder. en su momento. pues si no. Y si trocaba ciruelas que se habrían echado a perder en una semana por nueces que podían comerse durante un año entero. sólo tiene valor a partir del consentimiento de los hombres –valor del que el trabajo. sin embargo. 47. El oro.

] Contra la monarquía absoluta . no son capaces de tener propiedad alguna y no pueden ser considerados parte de la sociedad civil. Y aunque. decide todas las diferencias que puedan surgir entre los miembros de esa sociedad en cuestiones de derecho... a fin de lograrlo. también le ha cedido al estado el derecho de emplear su propia fuerza personal para la ejecución de los juicios del Estado en todos los casos en que se recurra a él [. junto con el poder de juzgar las ofensas que ha cedido al poder legislativo en todos aquellos casos en que puede apelar al magistrado.. Pues un hombre libre se convierte en siervo de otro vendiéndole. con derecho a la libertad perfecta y a disfrutar sin límites de todos los derechos y privilegios que le otorga la ley de la naturaleza. Y así. Y así. quienes tienen derecho de ser alimentados y mantenidos por los padres hasta que sean capaces de valerse por sí mismos [.. aplicables a todos. como lo hemos demostrado. el Estado se origina mediante un poder que establece qué castigo se impondrá a las diversas transgresiones que considera merecedoras de tal. Éste es el poder de hacer la guerra y la paz. sino también para la crianza de sus retoños en común. con las penas que la ley ha establecido [. así lo requiera.. y habiendo perdido sus bienes al pasar a un estado de esclavitud. y exclusivamente dentro de los límites del contrato establecido entre ambos. tiene por naturaleza el poder no sólo de preservar su propiedad –es decir. Al nacer el hombre.Filosofía Social y Política 75 afecto.] Y aquí tenemos el origen del poder legislativo y ejecutivo de la sociedad civil [. Ambos poderes se encaminan a la preservación de la propiedad de todos los miembros de esa sociedad tanto como sea posible. Éste es el poder de hacer leyes. sometidos al dominio absoluto y al poder arbitrario de sus amos. sólo le da al amo un poder pasajero sobre él. y administradas por hombres autorizados por la comunidad para que las ejecuten.] 85. están. incluso podrá aplicar la pena de muerte en crímenes donde lo abominable del hecho... Pero como ninguna sociedad política puede existir ni subsistir sin tener en sí misma el poder de preservar la propiedad y. al que debe sumarse el poder de castigar cualquier injuria inferida a alguno de sus miembros por alguien que no pertenezca a ella. cometidas por los miembros de esa sociedad. Pero hay otro tipo de siervos a los que llamamos esclavos.] Origen de la sociedad política 87. el servicio que se compromete a hacer a cambio de un salario que ha de recibir. su vida.. Mas aunque todo hombre que ha entrado a formar parte de una sociedad haya abandonado su poder de castigar las ofensas contra la ley natural según se lo dicte su juicio personal. Amo y siervo son nombres tan viejos como la historia. en su opinión. a sus libertades.. al haber renunciado estos hombres a su vida y. ocurre que.] 88. junto con ella. única y exclusivamente habrá una sociedad política allí donde cada uno de los miembros halla renunciado a su poder natural y lo haya dejado en manos de a comunidad en todos aquellos casos en que no esté imposibilitado para pedir la protección de la ley establecida por la comunidad. la comunidad pasa a ser el árbitro que decide según las normas y reglas establecidas e imparciales. al estar excluido todo juicio privado de cada miembro en particular. por un cierto tiempo. Como he dicho. su libertad y bienescontra las injurias y atentados de otros hombres. y en igual medida que cualquier otro hombre o grupo de hombres en el mundo. pero se ha dado a individuos de muy diferente condición. por derecho natural. por el común. cuyo fin principal es la preservación de la propiedad [.. el de castigar las ofensas de todos los miembros de esa sociedad. Así. y castiga aquellas ofensas que cualquier miembro haya cometido contra la sociedad. quienes. por ser cautivos tomados en una guerra justa. sino de juzgar y castigar las transgresiones a esa ley cometidas por otros hombres. esta condición lo introduce en la familia de su amo y lo somete a la disciplina ordinaria que allí impera. en el grado que la ofensa lo merezca.

2. libres por naturaleza.. porque todos los hombres.] El gobierno en todas partes antecede a los documentos. sirviéndose de otras artes más necesarias. estableciendo una autoridad conocida a la cual todos los miembros de la sociedad deben obedecer. en un sereno disfrute de sus propiedades y protegidos contra cualquiera que no forme parte de ella. Y entonces los ciudadanos empiezan a preocuparse por la historia de sus fundadores y a indagar su origen. ha cubierto su seguridad. porque no lesiona la libertad de los demás. se han hecho dos objeciones: 1. A esto.. como se ha dicho.. Y en esta condición se halla todo príncipe absoluto con respecto a quienes están bajo su dominio. por ser un cuerpo. Esto puede hacerlo cualquier grupo de hombres... que yo sepa.. nadie puede ser sacado de este estado y ser sometido al poder político de otro sin su propio consentimiento. Y de esto resulta evidente que la monarquía absoluta que algunos hombres consideran el único tipo de gobierno del mundo. cuando un número cualquiera de hombres ha formado. . 91. que es el consentimiento de la mayoría [. Pues al suponerse que este príncipe absoluto tiene todo el poder en sí mismo. que se reunieran de esta forma para iniciar y establecer un gobierno. una comunidad. Dondequiera existan personas que no cuentan con una autoridad de ese tipo a la cual apelar. debe moverse en un mismo sentido. Que no se encuentran ejemplos en la historia de una agrupación de hombres independientes e iguales entre sí. por ese mismo acto ha constituido un solo cuerpo. A la primera objeción respondo lo siguiente: que en absoluto debe extrañarnos que la historia nos de escasa cuenta de hombres que vivieron juntos en estado de naturaleza. 101. Al ser los hombres. al haber nacido bajo un gobierno. Pues el fin de la sociedad civil es evitar y remediar aquellos inconvenientes del estado de naturaleza que necesariamente surgen de que todo hombre sea juez en su propia causa. esas personas continúan en estado de naturaleza. en la libertad del estado de naturaleza [. Los inconvenientes de esa condición. con el poder de actuar corporativamente. que justa. a fin de unirse en una comunidad para vivir cómodos. Pues..Filosofía Social y Política 76 90. es necesario que el cuerpo se mueva hacia donde lo lleva la fuerza mayor. lo que se hace mediante acuerdo con otros hombres. no hay juez al cual recurrir ni persona ante la cual nadie puede apelar.] Capítulo VIII: Del origen de las sociedades políticas Contractualismo 95. pero se unían e incorporaban si estaban dispuestos a permanecer juntos [. Porque. imparcialmente y con autoridad decida y de cuya decisión pueda esperarse alivio y castigo de cualquier injuria o inconveniente sufrido a causa del príncipe o por su orden [. sosiego y abundancia. se los deja. y que decida cualquier diferencia entre ellas. seguros y en paz los unos con los otros. muy pronto hicieron que muchos se unieran. y pocas veces las letras se dan en un pueblo hasta que un largo periodo de sociedad civil. así como el deseo y necesidad de asociarse. por así decirlo. es por cierto incompatible con la sociedad civil y excluye todo tipo de gobierno civil. como lo que hace actuar a cualquier comunidad es sólo el consentimiento de los individuos que forman parte de ella y. deben someterse a él y no tienen libertad para iniciar uno nuevo.] 96. iguales e independientes.] Objeciones al contractualismo 100. lo cual sólo se consigue por la voluntad y determinación de la mayoría.. Que es imposible que los hombres tengan derecho a hacerlo. por el consentimiento de cada individuo. tanto el legislativo como el ejecutivo.

a dicho Estado. por el hecho de unirse a él. al darlo separadamente cada individuo cuando le llega el turno –es decir cuando llega a la mayoría de edad. a menos que el gobierno al que está sometido se disuelva por alguna calamidad [.” Es evidente que la humanidad nunca reconoció o tuvo en cuenta esa sujeción natural en la que nació y que la sometía a este o aquél hombre. que se multiplicaron en la medida en que hubo espacio suficiente.] En consecuencia. de nuevo rompiéndose en pedazos. persona y posesiones. por lo cual concluye que ser súbdito es algo tan natural como ser hombre [. en virtud de tal disfrute. a saber que el comienzo de la sociedad política depende del consentimiento de los individuos que se unen y forman una sociedad. la gente no repara en ello y piensa que dicho consentimiento no se ha dado o que no es necesario.. no pueden estar en libertad de empezar uno nuevo. por acuerdo formal y declaración expresa. por lo general encontraremos que se erigieron bajo el gobierno y la administración de un solo hombre [. Y así. sin que hubiesen dado su consentimiento de sujeción a esos hombres y sus herederos. empieza y termina con el disfrute mismo. también une y somete a la comunidad aquellas posesiones que tiene o adquirirá. Todo el que nace es súbdito de su padre o de su príncipe y.] 105. Para comprender esto mejor. y que es lo único que los convierte en súbditos de éste. [. Y esos grandes Estados. por el mero acto de unirse una persona. No negaré que. esto no contradice lo que afirmo. y pasan a formar parte del dominio de ese Estado mientras continúe existiendo [. negándoles su obediencia. tanto sagrada como profana.nacen bajo un gobierno y.] 117. que antes eran libres.] 121.... está perpetua e indispensablemente obligado a ser y permanecer súbdito inalterable de él. De ellos surgió toda esa multitud de pequeños Estados al comienzo de los tiempos.. por lo tanto.. De manera que cada vez que el dueño. está bajo la perpetua atadura de la sujeción y la fidelidad. la susodicha posesión. hasta que el más fuerte o afortunado se tragó al más débil.] Propiedad de la tierra en la sociedad política 120. la obligación bajo la que uno está. que antes era libre.. también está vinculando sus posesiones. o acordar con otros hombres el comienzo de uno nuevo in vacuis locis. y establecieron nuevos gobiernos en otros lugares.] Sin embargo. por lo tanto. conviene considerar que todo hombre. si miramos hacia atrás y repasamos la historia tan lejos como ésta nos lleve para encontrar el origen de los Estados.. está en libertad de ir e incorporarse en cualquier otro Estado. que no ha dado nada más que un consentimiento tácito al gobierno. es decir en cualquier parte del mundo que encuentren libre y sin dueño... Pues ocurre lo mismo con el Estado que con las personas particulares [. Mientras que aquél que una vez. [. a cualquier Estado... pueden establecer qué sistema de gobierno les parece adecuado [. en súbditos del gobierno. Pues no hay ejemplos más abundantes en la historia.] Y así el consentimiento de los hombres libres que nacen bajo un gobierno... cuando por primera vez se incorpora a un Estado. Pero dado que el gobierno tiene jurisdicción directa sobre la tierra y alcanza a quien la posee (antes de que se haya incorporado concretamente a la sociedad) sólo en la medida en que la habite y disfrute de ella.. 115.] “Todos los hombres –dicen. que los ejemplos de hombres que se apartaron de la jurisdicción en la que nacieron o de la familia o de la comunidad en la que fueron criados.. deje.Filosofía Social y Política 77 cuando han perdido memoria de ellos.] 114...] 106. se disolvieron en dominios más pequeños [.. y cuando están así incorporados. y nunca vivirá de nuevo en la libertad propia del estado de naturaleza. venta u otro procedimiento. [. ha dado su consentimiento para formar parte de cualquier Estado.] . de someterse al gobierno... por donación. se convierten ambas.. siempre y cuando no pertenezcan ya a otro gobierno [.y no todos juntos.

falta una ley establecida. está llena de temores y peligros continuos. no puede suponerse que el poder de la sociedad o legislatura por ellos constituida se extienda más allá del bien común [. pues al ser todos los hombres tan reyes como él.. Por lo tanto.. Por esto.] 126. entregan la igualdad. Como se ha mostrado..o particular. El otro poder que tiene el hombre en el estado de naturaleza es el de castigar los crímenes cometidos contra esa ley. su posibilidad de disfrutarlo es muy incierta y está constantemente expuesta a la invasión de otros. al unirse por primera vez los hombres en sociedad la mayoría tiene naturalmente todo el poder de la comunidad. no habría necesidad de ninguna otra. Pues en el estado de naturaleza –omitiendo la libertad que tiene de disfrutar de placeres inocentes.. hecho para el que faltan muchas cosas en el estado de naturaleza. fija y conocida. y no sin razón busca y desea unirse en sociedad con otros hombres que ya se han unido o tienen intención de unirse para la preservación mutua de sus vidas.. por virtud de esa ley. Tercero. con autoridad para decidir todas las diferencias según la ley establecida [. recibida y aceptada por consentimiento común para actuar como patrón de lo bueno y lo malo y como criterio para decidir en todas las controversias que surjan entre los hombres [. ¿por qué renunciaría a su libertad y su imperio. común a todos. Si el hombre en estado de naturaleza fuera tan libre como se ha dicho. en el estado de naturaleza falta un juez conocido e imparcial.. si fuera amo absoluto de su propia persona y posesiones. igual al más grande y súbdito de nadie. todo individuo su igual.] 125. y al no observar la mayor parte de ellos estrictamente la igualdad y la justicia.. y se sometería al dominio y control de otro poder? A esto la respuesta es obvia: aunque en el estado de naturaleza un hombre tiene semejante derecho. Primero. forman una sociedad diferente de la de todas las demás criaturas. libertades y posesiones.] 131. pues no se puede suponer que ninguna criatura racional cambie su condición con la intención de estar peor. tal renuncia cada uno la hace sólo con la intención de mejor preservarse a sí mismo. para que el poder legislativo disponga de ellos según lo requiera el bien de la sociedad. él y todo el resto del género humano son una comunidad. de todo aquello a que doy el nombre general de “propiedad”. ninguna necesidad de que los hombres se separaran de esta grande y natural comunidad y se reunieran en asociaciones menores.. 124.] 128.] Capítulo X: De los tipos de Estado Clasificación de las formas de gobierno 132. Pero aunque los hombres. el disfrute de la propiedad que tiene el hombre en tal estado es sumamente insegura. la libertad y el poder ejecutivo que tenían en el estado de naturaleza a las manos de esa sociedad. a su libertad y a su propiedad. y puede emplear todo ese poder en hacer . Segundo. es decir.Filosofía Social y Política 78 Capítulo IX: De los fines de la sociedad política y del gobierno Causas de la sociedad política 123. y si no fuera por la corrupción y vicio de los hombres degenerados..el hombre posee dos poderes: El primero es hacer lo que le parezca adecuado para la preservación de sí y de otros dentro de lo que permite la ley natural. y se incorpora a cualquier Estado separado del resto de la humanidad [. en el estado de naturaleza a menudo falta poder para respaldar y apoyar la sentencia cuando es justa y para darle su debida ejecución [. cuando entran en sociedad. por libre que sea. A ambos poderes renuncia cuando se une a una sociedad política privada –si puedo llamarla así. el grande y principal fin para que los hombres se unan en Estados y se sometan a gobiernos es la preservación de su propiedad.. Esto lo lleva a querer dejar una condición que.

que es el vínculo más solemne que una persona se ve obligada a prestar. O puede depositarlo en las manos de un solo hombre. y entonces es una oligarquía. o depositarlo en otro lugar diferente de aquél donde el pueblo lo ha depositado [. Y.. la forma de gobierno es una democracia perfecta.. y el gran instrumento y medio para ello son las leyes establecidas en dicha sociedad. O puede depositar el poder de hacer leyes en manos de unos pocos hombres selectos y sus herederos o sucesores. ejecutivo y federativo 143. Y ningún edicto de nadie. Y esto es sólo aplicable a los gobiernos donde la legislatura existe de manera permanente. debidamente .] Capítulo XI: Del alcance del poder legislativo Supremacía del poder legislativo en el Estado 134.. sea cual fuera la forma de gobierno: Primero: Han de gobernar por medio de leyes establecidas y promulgadas..] Capítulo XII: Del poder legislativo. Cuarto: La legislatura no debe ni puede transferir el poder de hacer leyes a nadie. Pues sin esto la ley no podría tener lo que es absolutamente necesario que tenga para ser una ley: el consentimiento de la sociedad. para el favorito de la Corte y el campesino que empuña el arado. que no variarán en casos particulares. donde el bien de la totalidad es considerado como se debe. Porque aquellas leyes que constantemente tienen que ejecutarse y cuya fuerza siempre está en vigencia. Y la primera y fundamental ley natural que ha de gobernar a la legislatura misma es la preservación de la sociedad –en la medida que sea compatible con el bien público... una vez que está en las manos donde la comunidad la ha depositado. sino que habrá una misma ley para los ricos y los pobres. Como la gran finalidad de los hombres al entrar en sociedad es disfrutar de sus propiedades en paz y seguridad. basándose en estas formas de gobierno. tiene la fuerza y la obligación de una ley si no ha sido sancionada por la legislatura que el pueblo ha decidido y designado.] Y así. la comunidad puede mezclarlas y combinarlas según mejor le parezca [. La legislatura no sólo es el poder supremo del Estado. que periódicamente serán elegidos por ellos.y de todas las personas que formen parte de ella. el poder legislativo es considerado en manos de diversas personas. Tercero: Los gobernantes no deben aumentar los impuestos sobre la propiedad del pueblo sin el consentimiento dado por el pueblo o por sus diputados..Filosofía Social y Política 79 periódicamente las leyes para dicha comunidad y en ejecutar esas leyes por medio de funcionarios designados por ella. en última instancia termina en este poder supremo y está regida por las leyes que éste dicte [. Estos son los límites impuestos al poder legislativo de todo Estado por la misión que la sociedad le encomendó y por la ley de Dios y la naturaleza. esté concebido en la forma que sea o respaldado por el poder que sea. sino que también es sagrada e inalterable. Segundo: Estas leyes no deben diseñarse para otro fin último que el bien del pueblo. El poder legislativo es aquél que tiene derecho de determinar cómo se empleará la fuerza del Estado para preservar a la comunidad y a sus miembros.] en los Estados bien ordenados. pueden hacerse en escaso tiempo. y entonces es una monarquía [. o por lo menos donde el pueblo no ha reservado ninguna parte de la legislatura para entregársela a sus diputados. Éstas. por lo tanto. la primera y fundamental ley positiva de todos los Estados es el establecimiento del poder legislativo. por lo cual no hay necesidad de que el poder legislativo esté siempre activo [. sobre la cual nadie tiene el poder de hacer leyes sino por su propio consentimiento y por autoridad recibida de ella... toda la obediencia. En ese caso.] Límites del poder legislativo 142..

Filosofía Social y Política 80 reunidas en asambleas... es decir...] el poder de hacer la guerra y la paz. no obstante. sin embargo. Estos dos poderes. ambos están siempre casi unidos [. el poder de dictar leyes. siempre tendrán el derecho de preservar aquello que no pueden compartir y de deshacerse de quienes invaden esta ley fundamental. que es el legislativo.] 147. consecuentemente. el ejecutivo y el federativo. incluso de sus legisladores.. aunque son realmente diferentes el uno del otro –pues uno comprende la ejecución de las leyes municipales de la sociedad.] 146. están ellos mismos sometidos a las leyes que han dictado. De ahí que el poder legislativo y el ejecutivo a menudo estén separados [. Pues como todo poder entregado con la función de alcanzar un fin. Aunque en un Estado constituido que está asentado en su propia base y actúa de acuerdo con su propia naturaleza. porque este poder del pueblo nunca puede tener lugar hasta que el gobierno sea disuelto.] Capítulo XIII: De la subordinación de los poderes del Estado Salus populi suprema lex 149.. En todos los casos en que el gobierno subsiste. pero no mientras se halle bajo alguna forma de gobierno. una vigencia constante y perdurable y necesitan una ejecución o un respeto perpetuo.] . y una vez que las han hecho y habiéndose disuelto la legislatura. Y así. Pues como ningún hombre o sociedad de hombres tiene el poder de renunciar a su propia preservación ni. puede haber un solo poder supremo.] 152. a este respecto. la confianza necesariamente debe retirarse y el poder devolverse a las manos de quienes lo concedieron. está visiblemente subordinado a ésta y le debe rendir cuentas y puede ser cambiado y desplazado a gusto [. entregándola a la voluntad absoluta y dominio arbitrario de otro. y se lo puede llamar federativo. tienen. 144.. por la cual entraron en sociedad. cada vez que éste se descuida o se contradice de manera manifiesta... El poder ejecutivo. sagrada e inalterable de la autoconservación. es necesario que haya un poder siempre en vigencia que debe ocuparse de la ejecución de las leyes que se dictan y de que permanezcan en vigencia. cada vez que alguien se propone llevarlos a tal condición de esclavos. el poder legislativo es el supremo [.. al que todos los demás están y deben estar subordinados. Pero como esas leyes que son hechas de una vez y en poco tiempo. tienen por sí mismas. a los medios para protegerla. lo cual es un medio nuevo y seguro para garantizar que hacen las leyes para el bien público. que actúa para la preservación de la comunidad. con respecto a los beneficios o daños que la comunidad pueda recibir desde afuera-. dentro de ella y en referencia a todos los que la componen. o junto con otros. [. 150. al ser el legislativo sólo un poder fiduciario encargado de actuar para ciertos fines. puede decirse que la comunidad siempre es el poder supremo. depositado en cualquier persona que no forma parte de la legislatura. cuando encuentra que actúa de manera contraria a la misión confiada a ella. de establecer ligas y alianzas y todas las transacciones con todas las personas y comunidades fuera del Estado. Y así la comunidad perpetuamente retiene el poder supremo de salvarse a sí misma de los intentos y designios de cualquiera. los cuales pueden depositarlo nuevamente donde les parezca mejor para su seguridad. y el otro la administración de la seguridad y el interés de los asuntos exteriores.. si resulta aceptable [. cada vez que éstos sean tan necios o tan perversos como para plantear o llevar adelante designios contrarios a las libertades y propiedades de los súbditos.. sigue permaneciendo en el pueblo un poder supremo para remover o alterar la legislatura.

. como una prerrogativa que le pertenece por derecho de oficio. sin la dirección de la ley. la cuestión quedará fácilmente zanjada considerando si el ejercicio de tal prerrogativa redundó en un bien o en un daño para el pueblo [. había acordado tácitamente concederle [. que es consciente de la confianza depositada en sus manos y cuidadoso en lo que atañe al bien del pueblo. y que puede ejercer a su gusto para realizar y promover un interés diferente del público. es decir.] . pensar que no es necesario o útil establecer límites precisos a su poder en todas las cosas). se someta a otra para su propio daño (aunque cuando encuentra un gobernante bueno y sabio bien puede. tampoco un príncipe débil y malvado que reclama el mismo poder que ejercieron sus predecesores. Pues así como un buen príncipe. no puede tener demasiada prerrogativa. Este poder de actuar a discreción para el bien público. como ocurre en las monarquías moderadas y en los gobiernos bien estructurados. hay por tanto un margen que se deja al poder ejecutivo para que tome decisiones que la ley no prescribe. el bien de la sociedad requiere que varias cosas deban dejarse a discreción de aquél que ostenta el poder ejecutivo [. Este poder. en los casos en que la ley se ha mantenido callada. y a veces también directamente contra la letra de la ley. es lo que se llama prerrogativa. la prerrogativa no puede ser sino un permiso que el pueblo da a sus gobernantes para que hagan muchas cosas por su propia elección libre.. da al pueblo ocasión de reclamar su derecho y limitar ese poder.. sin la prescripción de la ley y a veces hasta en contra de ella. Pues como en algunos gobiernos el poder que hace las leyes no siempre está en funcionamiento y por lo general es demasiado numeroso y demasiado lento para despachar sus decisiones al ejecutivo. es decir. 161. Pero dado que no se puede suponer que una criatura racional. poder para hacer el bien. es una prerrogativa indudable y que nunca se cuestiona.. y como también es imposible prever todos los accidentes y necesidades que puedan acechar al pueblo y dictar las leyes que lo regulen. Pero si se plantea una disputa entre el poder ejecutivo y el pueblo sobre alguna cosa que se haga invocando al derecho de prerrogativa.] 160.. Allí donde el poder legislativo y el ejecutivo están en manos diferentes..] Derecho de insurrección 164. tal vez. pero siempre para el bien público y con la aquiescencia del pueblo. o como asimismo es imposible hacer leyes tales que no causen ningún daño cuando son aplicadas con rigor extremo en todos los casos y para todas las personas que estén en su camino. cuando es libre. el bien del pueblo y no su daño manifiesto. Porque el pueblo rara vez es escrupuloso o puntilloso sobre este particular y no se preocupa en cuestionar la prerrogativa cuando es empleada en un grado tolerable para el uso que se le pensó. mientras fue ejercido para su bien. el cual. cuando es empleado para el beneficio de la comunidad y en consonancia con los fines y misión del gobierno.Filosofía Social y Política 81 Capítulo XIV: De la prerrogativa 159.

que la menor modificación las tornaría vanas y de efecto nulo […] Estas cláusulas. . hace bien. Este derecho. Las cláusulas de ese contrato están de tal modo determinadas por la naturaleza del acto. al darse cada uno por entero. y quede tan libre como antes. entonces. Pero el orden social es un derecho sagrado que sirve de base a todos los demás.” Tal es el problema fundamental al cual el contrato social da solución. no proviene de la naturaleza. no bien puede sacudir el yugo lo sacude. y hacerlas actuar concertadamente. a fin de que la justicia y la igualdad no se encuentren separadas […] Capítulo I: Materia de este primer libro […] El hombre ha nacido libre y por todas partes se encuentra encadenado. ponerlas en juego por un solo móvil. obedezca tan solo a sí mismo. o no los había para quitársela. El estado primitivo no puede. sin embargo. está fundado por lo tanto. la enajenación total de cada asociado con todos sus derechos a toda la comunidad. Ahora bien. se reducen todas a una sola: a saber. pero si. o bien tiene fundamentos para recuperarla. En esta búsqueda trataré de unir siempre lo que permite el derecho con lo que prescribe el interés. puede enunciarse en los siguientes términos: “Encontrar una forma de asociación que defienda y proteja con toda la fuerza común. la persona y los bienes de cada asociado. bien entendidas. y el género humano perecería si no se cambiara de manera de ser. sino solamente unir y dirigir las que existen. en primer lugar. subsistir más. en convenciones […] Capítulo VI: Del pacto social […] Supongo a los hombres llevados a un punto en que los obstáculos que perjudican su conservación en el estado de naturaleza triunfan. pues. y por la cual cada uno. mediante su resistencia sobre las fuerzas que cada individuo puede emplear para mantenerse en este estado. Si considerara tan solo la fuerza y el efecto que de ella se deriva. como los hombres no pueden engendrar nuevas fuerzas. nadie tiene interés en volverla onerosa para los demás. ¿Qué puede volverlo legítimo? Creo poder resolver esta cuestión. ¿Cómo se ha producido este cambio? Lo ignoro. la condición es igual para todos y. que tome a los hombres tal como son y las leyes tal como pueden ser. pero. uniéndose a todos. hace todavía mejor: pues al recuperar este pueblo su libertad por el mismo derecho que se la ha quitado. Esta suma de fuerzas sólo puede nacer de la colaboración de muchos. diría: mientras un pueblo está obligado a obedecer y obedece. en el orden civil. Alguno que se cree el dueño de los demás no es menos esclavo que ellos. siendo la fuerza y libertad de cada hombre los primeros elementos de su conservación ¿cómo va a comprometerles sin perjudicarse y sin dejar de lado los cuidados que se debe a sí mismo? Esta dificultad. puede haber alguna regla de administración legítima y segura. no tiene otro medio de conservarse que formar por agregación una suma de fuerzas que pueda superar cualquier resistencia. referida a mi tema. siendo la condición la misma para todos.Filosofía Social y Política 82 La Tradición Moderna de la Filosofía Política JEAN-JACQUES ROUSSEAU EL CONTRATO SOCIAL LIBRO PRIMERO […] Quiero averiguar si.

Ahora bien. al entregarse cada uno a todos. a causa de las dos diferentes relaciones bajo las cuales cada uno de ellos es considerado. al derivar su existencia tan sólo de la santidad del contrato. todavía menos. En suma. su yo común. a nada que viole este acto primitivo […] Una vez que esta multitud está así reunida en un cuerpo. No pudiendo considerarse sino bajo una única y misma relación. el poder soberano no tiene necesidad de ofrecer garantías a los súbditos. compuesto de tantos miembros como votos tiene la asamblea y por este mismo acto ese cuerpo adquiere su unidad. es siempre todo lo que debe ser.Filosofía Social y Política 83 Es más: al hacer la enajenación sin reservas la unión es lo más perfecta posible y ningún asociado tiene nada que reclamar. ni siquiera con respecto a otro. por la razón contraria. y como no hay un asociado sobre el cual no se adquiera el mismo derecho que se le concede sobre sí. El soberano. el soberano. Así. Esta persona pública que se forma así por la unión de todas las demás. siendo cada uno en algún punto su propio juez pretendería pronto serlo en todos. y más fuerza para conservar lo que se tiene. y súbditos. su vida y su voluntad. Por lo tanto. a saber: como miembro del soberano hacia los particulares. potencia al compararlo con sus semejantes. pues si les quedaran algunos derechos a los particulares. en lugar de la persona particular de cada contratante. no se puede ofender a uno de los miembros sin atacar al cuerpo y. y veremos luego que no puede perjudicar a nadie en particular. está entonces en el caso de un particular que contrata consigo mismo: por lo cual se ve que no hay ni puede haber ninguna especie de ley fundamental obligatoria para el cuerpo del pueblo. el deber y el interés obligan por igual a las dos partes contratantes a ayudarse mutuamente. se encuentra comprometido por una doble relación. porque es imposible que el cuerpo quiera perjudicar a todos sus miembros. este acto de asociación produce un cuerpo moral y colectivo. ni siquiera el contrato social […] Pero el cuerpo político o el soberano. no puede. si se descarta del pacto social lo que no es esencial para él se encontrará que se reduce a los términos siguientes: “Cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general. . por el solo hecho de serlo. por consecuencia. no tiene ni puede tener interés alguno contrario al de ellos. y como miembro del Estado hacia el soberano […] Es necesario señalar. obligar al soberano para con él mismo y que. recibía en otro tiempo el nombre de ciudad y recibe ahora el de república o de cuerpo político. se gana el equivalente de todo lo que se pierde. soberano cuando es activo. Los asociados toman colectivamente el nombre de pueblo y se llaman en particular ciudadanos. como no habría ningún superior común que pudiera fallar entre ellos y el público. Inmediatamente. el cual es llamado por sus miembros Estado cuando es pasivo. y los mismos hombres deben tratar de reunir bajo esa doble relación todas las ventajas que de ella surjan. al no estar formado sino por los particulares que lo componen. ofender al cuerpo sin que los miembros se resientan. no se entrega a nadie. en cuanto partícipes de la autoridad soberana. por consecuencia. en cuanto sometidos a las leyes del Estado […] Capítulo VII: Del Soberano […] Se ve por esta fórmula que el acto de asociación encierra un compromiso recíproco del público con los particulares y que cada individuo contratando por así decirlo consigo mismo. no puede nunca obligarse. además. que puede obligar a todos los súbditos con respecto al soberano. y nosotros recibimos además a cada miembro como parte indivisible del todo”. contraría a la naturaleza del cuerpo político que el soberano se imponga una ley que no pueda violar. que la deliberación pública. el estado de naturaleza subsistiría y la asociación se volvería necesariamente tiránica o inútil.

y la posesión –que es tan sólo efecto de la fuerza o el derecho del primer ocupantede la propiedad. condición que constituye el artificio y el juego de la máquina política y que es la única que vuelve legítimos los compromisos civiles […] Capítulo VIII: Del Estado Civil […] Este pasaje del estado de naturaleza al estado civil produce en el hombre un cambio muy notable. encierra tácitamente este compromiso que por sí solo puede dar fuerza a los demás: que quienquiera que se niegue a obedecer a la voluntad general será obligado a ello por todo el cuerpo. ninguna sociedad podría existir. el apetito. su alma entera se eleva […] Reduzcamos todo este balance a términos fáciles de comparar: lo que el hombre pierde por el contrato social es su libertad natural y un derecho ilimitado a todo lo que desea y puede alcanzar. que es el bien común […] Lo que forma el vínculo social es lo que hay de común en estos diferentes intereses. que no es sino un ser colectivo tan sólo puede ser representado por sí mismo: el poder puede transmitirse. al sustituir en su conducta el instinto por la justicia. Por lo tanto. la única que vuelve al hombre realmente dueño de sí mismo.Filosofía Social y Política 84 Pero no sucede así con los súbditos con respecto al soberano. y que el soberano. como hombre. si no encontrara medios de asegurarse su fidelidad. que no puede fundarse sino en un título positivo. pues el impulso del exclusivo apetito es esclavitud y la obediencia a la ley que uno se ha prescripto es libertad […] LIBRO SEGUNDO Capítulo I: Que la soberanía es inalienable […] La primera y más importante consecuencia de los principios antes establecidos es que solamente la voluntad general puede dirigir las fuerzas del Estado según el fin con que ha sido instituido. y si no hubiera algún punto en el que todos los intereses se acordaran. tener una voluntad particular contraria o no conforme con la voluntad general que tiene como ciudadano. Esto significa tan sólo que se lo obligará a ser libre. […] y considerando la persona moral que constituye el Estado como un ser de razón. ya que no es un hombre. su interés particular le puede hablar de modo muy diferente que el interés común. cuyos únicos límites son las fuerzas del individuo. cuando la voz del deber sucede al impulso físico y el derecho. únicamente sobre este interés común debe ser gobernada la sociedad. digo que. ante quien. gozaría de los derechos del ciudadano sin querer cumplir los deberes de súbdito. no puede nunca enajenarse. lo que gana es la libertad civil y la propiedad de todo lo que posee. que está limitada por la voluntad general. se ve obligado a actuar según otros principios y a consultar su razón antes de escuchar sus inclinaciones. Por lo tanto. lo protege de toda dependencia personal. Ahora bien. pues esa es la condición que. . sus ideas se amplían. gana en cambio muy grandes: sus facultades se ejercitan y se desarrollan. pese al interés común. de la libertad civil. sus sentimientos se ennoblecen. se podría agregar a lo adquirido por el estado civil la libertad moral. entregando cada ciudadano a la patria. pero no la voluntad. Para no equivocarse en estas compensaciones. En efecto: cada individuo puede. injusticia cuyo progreso causaría la ruina del cuerpo político. Aunque en este estado se prive de diversas ventajas provenientes de la naturaleza. el hombre que hasta entonces no había mirado más que a sí mismo. y al dar a sus acciones la moralidad de la que antes carecían. Tan sólo entonces. hay que distinguir la libertad natural. siendo la soberanía tan sólo el ejercicio de la voluntad general. para que el pacto social no sea una fórmula inútil. Según lo precedente. nada respondería de compromisos.

una vez suficientemente informado. se disuelve por este acto y pierde su calidad de pueblo. en el segundo. Pero nuestros políticos. lleva. es tan solo una voluntad particular o un acto de administración. tenemos que considerar las personas privadas que la componen. es indivisible. porque la voluntad es general. a lo sumo. como suma de las diferencias queda la voluntad general.Filosofía Social y Política 85 En efecto. además de la persona pública. pero no siempre se lo ve. pero no resulta que las deliberaciones del pueblo tengan siempre la misma dirección justa. el no poder dividir la soberanía en su principio. un decreto. no lo hace. dirigido por una voluntad general. en el momento mismo en que hay un señor no hay más soberano y. de distinguir bien los derechos respectivos de los ciudadanos y del soberano. pues la voluntad particular tiende. desde entonces. En el primer caso. y es ese mismo poder el que. Si un pueblo delibera. uno se equivoca. por su naturaleza. como las separan […] Este error proviene de no haberse formado nociones exactas de la autoridad soberana. la otra mira el interés privado y no es sino una suma de voluntades particulares pero. el pacto social le da al cuerpo político un poder absoluto sobre todos los suyos. de justicia y de guerra. y si los ciudadanos no mantienen ninguna comunicación entre ellos. al privilegio. sacad de esas mismas voluntades los más o los menos que se anulan mutuamente y. el nombre de soberanía. como ya he dicho. Esto no significa decir que las órdenes de los jefes no puedan pasar por voluntad general. y de haber tomado como partes de esta autoridad lo que eran tan solo emanaciones de ella […] se encontrará que todas las veces que se cree ver la soberanía dividida. del silencio universal se debe presuponer el consentimiento del pueblo […] Capítulo II: Que la soberanía es indivisible […] Por la misma razón que la soberanía es inalienable. o no lo es. la dividen en fuerza y voluntad. pero a menudo se lo engaña y tan sólo entonces parece querer lo malo. con voluntad de oponerse. en cuanto el soberano. se destruye el cuerpo político. y la deliberación sería siempre buena […] Capítulo IV: De los límites del poder soberano […] Así como la Naturaleza da a cada hombre un poder absoluto sobre todos sus miembros. y cuyas vida y libertad son naturalmente independientes de ella. del gran número de las pequeñas diferencias resultaría siempre la voluntad general. pues los derechos que se toman como partes de esta soberanía le están todos subordinados y suponen siempre una voluntad suprema que estos derechos meramente ponen en ejecución […] Capítulo III: Si la voluntad general puede errar […] De lo anterior se sigue que la voluntad general es siempre recta y tiende siempre a la utilidad pública. y la voluntad general a la igualdad […] si el pueblo promete simplemente obedecer. es. Pero. ésta sólo tiene en cuenta el interés común. en poder legislativo y en poder ejecutivo. la dividen en su objeto. si bien no es imposible que una voluntad particular coincida en algún punto con la voluntad general. nunca se corrompe al pueblo. en derechos de impuestos. En tal caso. pues. Se trata. es la del cuerpo del pueblo o solamente de una parte de él. al menos lo es que este acuerdo sea duradero y constante. en administración interior y en poder de tratar con el extranjero: tan pronto confunden todas estas partes. Frecuentemente hay bastante diferencia entre la voluntad de todos y la voluntad general. esta voluntad declarada es un acto de soberanía y hace ley. y los deberes que tienen que cumplir los primeros en calidad de súbditos con respecto al derecho natural del que . Siempre se quiere el propio bien.

pueden transmitir al soberano ese mismo derecho que no poseen. no traspasa ni puede traspasar los límites de las convenciones generales y que todo hombre puede disponer plenamente de lo que le ha sido dado de sus bienes y de su libertad por esas convenciones. y sólida porque tiene como garante la fuerza pública y el poder supremo […] De aquí se ve que el poder soberano. y no puede como general juzgar ni sobre un hombre. que da a las deliberaciones comunes un carácter de equidad que se ve desvanecer en la discusión de todo asunto particular. pues. bajo la ley de la razón. ni sobre un hecho […] Se debe comprender de aquí que lo que generaliza la voluntad es menos el número de votos que el interés común que los une. del poder de perjudicar a los demás a su propia seguridad y de su fuerza. se vuelve por sus delitos. a un derecho que la unión social vuelve invencible […] Capítulo V: Del derecho de vida y muerte […] Se pregunta cómo no teniendo los particulares derecho a disponer de su propia vida. de la independencia natural a la libertad. y esos medios son inseparables de algunos riesgos. cuando sea necesario […] La pena de muerte inflingida a los criminales puede ser considerada más o menos desde el mismo punto de vista […] todo malhechor. estrictamente un acto de soberanía? No es una convención del superior con el inferior. por efecto de ese contrato. pues en esta institución cada uno se somete necesariamente a las condiciones que le impone a los demás. que otros podían superar. obliga o favorece por igual a todos los ciudadanos. al atacar el derecho social. de una manera de ser insegura y precaria a otra mejor y más segura. Una vez admitidas estas distinciones. la conservación del Estado es incompatible con la suya. ésta a su vez cambia de naturaleza. sagrado e inviolable que sea. rebelde y traidor a la patria. es . por la naturaleza del pacto. Los compromisos que nos ligan al cuerpo social son obligatorios tan solo porque son mutuos. tal como ocurre bajo la ley de la Naturaleza. sino una convención del cuerpo con cada uno de sus miembros: convención legítima porque tiene como base el contrato social. Quien quiere conservar su vida a expensas de los demás debe darla también por ellos. no han hecho sino un cambio ventajoso. por su lado. no puede imponer a los súbditos cadena alguna que sea inútil a la comunidad. al volverse particular el asunto. acuerdo admirable del interés y de la justicia. es falso que en el contrato social haya por parte de los particulares alguna renuncia verdadera puesto que su situación. ni siquiera puede desearlo. nada se hace sin causa. Entonces. por falta de un interés común que une e identifique la regla del juez con la de la parte […] Así. por muy absoluto. e incluso le hace la guerra. es decir todo acto auténtico de la voluntad general.Filosofía Social y Política 86 deben gozar en calidad de hombres […] pero el soberano. Quien quiere el fin también quiere los medios. lo mismo que una voluntad particular no puede representar la voluntad general. no se puede trabajar para otro sin trabajar también para sí […] Así. y su naturaleza es tal que. de modo que el soberano no tiene nunca el derecho de pesar sobre un súbdito más que sobre otro porque entonces. al cumplirlos. equitativa porque es común a todos. incluso de algunas pérdidas. ¿Qué es. su poder ya no es competente. todo acto de soberanía. de modo que el soberano conoce solamente el cuerpo de la nación y no distingue ninguno de quienes lo componen. deja de ser miembro de ella al violar sus leyes. al tener un objeto particular. es preferible a la de antes: en lugar de una enajenación. Esta pregunta parece difícil de responder tan sólo porque está mal planteada […] El contrato social tiene como fin la conservación de los contratantes. útil porque no puede tener más objeto que el bien general. pues.

¿cómo las regularán? ¿Serán de común acuerdo. ordena el soberano sobre un objeto particular tampoco es una ley. Entonces. al soberano […] Capítulo VI: De la ley […] Por el pacto social hemos dado existencia y vida al cuerpo político: se trata ahora de darle movimiento y voluntad mediante la legislación. Cuando digo que el objeto de las leyes es siempre general. entonces. La voluntad general es siempre recta. de aquí. es más como enemigo que como ciudadano […] Con respecto al derecho de otorgar gracia o de exceptuar a un culpable de la pena impuesta por la ley y pronunciada por el juez. la mayor fuerza del todo. lo que un hombre. el público quiere el bien que no ve. El pueblo. sino un decreto: no es un acto de soberanía. a conformar sus voluntades a su razón. nunca toma a un hombre como individuo. a veces tal como deben parecerlo. y cuando se hace morir al culpable. a menudo. es decir. protegerlo de la seducción de las voluntades particulares […] Los particulares ven el bien que rechazan. para ser admitida entre nosotros. no sabe lo que quiere porque ella sabe raramente lo que le conviene ¿cómo ejecutaría por sí misma una empresa tan grande. de las luces públicas resulta la unión del entendimiento y de la voluntad con el cuerpo social. tan sólo corresponde a quienes se asocian regular las condiciones de la sociedad. Y este acto es lo que yo llamo una ley. en esencia. tan difícil como un sistema de legislación? El pueblo por sí mismo quiere siempre el bien.Filosofía Social y Política 87 necesario que uno de los dos perezca. al reunir la ley la universalidad de la voluntad y la del objeto. debe ser su autor. Es necesario hacerle ver los objetos tal como son. no corresponde sino a quien está por encima del juez y de la ley. necesitan guías. al objeto entero desde otro punto de vista. la materia sobre la cual se estatuye es general. debe ser recíproca […] Pero ¿qué es. a todo Estado regido por leyes. […] Toda justicia proviene de Dios. por una súbita inspiración? […] Una multitud ciega que. por lo tanto. sólo Él es su origen. existe una justicia universal que emana sólo de la razón. mostrarle el buen camino que busca. por último. Es necesario obligar a uno. la concurrencia exacta de las partes y. sólo se considera a sí mismo. sin ninguna división en absoluto. república. sino de gobierno. y si se establece entonces una relación. ordena por su propia iniciativa no es una ley. He aquí de donde nace la necesidad de un legislador […] . una ley? […] cuando todo el pueblo estatuye sobre todo el pueblo. Sin duda. sólo el interés público gobierna y la cosa pública es una realidad […] Las leyes no son estrictamente sino las condiciones de la asociación civil. Todos por igual. lo que. sometido a las leyes. al igual que lo es la voluntad que estatuye. Entonces. pero el juicio que la guía no es siempre esclarecido. bajo cualquier forma de administración que fuere: pues. incluso. pero por sí solo no siempre lo ve. es del objeto entero considerado desde un punto de vista. pero esta justicia. quiero decir que la ley considera a los súbditos colectivamente y a las acciones en abstracto. es necesario enseñar al otro a conocer lo que quiere. Llamo. Pero. pero si supiéramos recibirla de tan alto no tendríamos necesidad ni de gobierno ni de leyes. ni una acción particular […] Se ve también que. quienquiera fuere.

si cada individuo no es nada. que debe ser la obra de la institución. si la fuerza adquirida por el todo es igual o superior a la suma de las fuerzas naturales de todos los individuos. quien manda a las leyes no debe tampoco mandar a los hombres. al no poder el legislador emplear ni la fuerza ni el razonamiento. […] Quien osa emprender la tarea de instituir un pueblo debe sentirse en estado de cambiar. Este oficio. por lo tanto. sino que. pudiera trabajar en un siglo y gozar en otro. antes de las leyes. de sustituir por una existencia parcial y moral. en el origen de las naciones. que se eleva por encima del alcance de los hombres vulgares. […] Para que un pueblo que nace pueda apreciar las sanas máximas de la política y seguir las reglas fundamentales de la razón de Estado. presidiera a la institución misma. en cierto modo. del cual recibe. finalmente que. que la política y la religión tengan entre nosotros un objeto común. y que los hombres fuesen. obedezcan con libertad y lleven dócilmente el yugo de la felicidad pública. a menudo no harían sino perpetuar sus injusticias. ningún derecho legislativo y el pueblo mismo no puede. se puede decir que la legislación ha logrado el mayor grado de perfección que es capaz de alcanzar. a fin de que los pueblos. es la que induce al legislador a poner las decisiones en boca de los inmortales. de modo que. que el espíritu social. se necesitaría una inteligencia superior que viera todas las pasiones de los hombres y que no experimentara ninguna. sometidos a las leyes del Estado como a las de la Naturaleza y reconociendo el mismo poder en la formación del hombre y en la de la ciudad. un hombre extraordinario en el Estado. en todos sus aspectos. que no tuviera relación alguna con nuestra naturaleza y que la conociera a fondo. o no debe tener. El legislador es. de alterar la constitución del hombre para reforzarla. de transformar cada individuo. no puede nada sin todos los demás y.Filosofía Social y Política 88 Capítulo VII: Del legislador […] Para descubrir las reglas de la sociedad que mejor convienen a las naciones. sin embargo. estas leyes. que establece la república. […] Quien redacta las leyes no tiene. en parte de un todo mayor. quisiera ocuparse de la nuestra. despojarse de ese intransferible. cuya felicidad fuera independiente de nosotros y que. por así decirlo. He aquí lo que obligó en todos los tiempos a los padres de las naciones a recurrir a la intervención del cielo y atribuir a los dioses su propia sabiduría. sería necesario que el objeto pudiera devenir la causa. no entra en su constitución: es una función particular y superior que no tiene nada en común con el imperio sobre los hombres. para arrastrar por la autoridad divina. Si lo es por su genio. en una palabra. es de necesidad que recurra a una autoridad de otro orden. la existencia física e independiente que hemos recibido todos de la Naturaleza. porque según el pacto fundamental. sino después de haberla sometido a los sufragios libres del pueblo. aunque quisiera. pues quien manda a los hombres no debe mandar a las leyes. que pueda arrastrar sin violencia y persuadir sin convencer. la naturaleza humana. no lo es menos por su oficio. tan sólo la voluntad general obliga a los particulares y no se puede nunca asegurar que una voluntad particular esté conforme con la voluntad general. Se necesitarían dioses para dar leyes a los hombres. que él quite al hombre sus fuerzas propias para darle otras que le sean extrañas. Así. lo que deben llegar a ser gracias a ellas. de otro modo. su vida y su ser. Esta razón sublime. entonces. que por sí mismo es un todo perfecto y solitario. hijas de sus pasiones. Es necesario. preparándose una gloria lejana en el curso de los tiempos. Cuanto más muertas y aniquiladas estén estas fuerzas naturales. nunca podría evitar que intenciones particulares alteraran la santidad de su obra. una sirve de instrumento a la otra […] . más grandes y duraderas son las adquiridas y más sólida y perfecta es la institución. lo que no podría conmover la presencia humana […] De todo esto no hay que concluir con Warburton. y que no puede utilizar sin la ayuda de otro.

un empleo. una vida real. que la ejecuta […] El cuerpo político tiene los mismos móviles: se distinguen en él la fuerza y la voluntad. Las dificultades están en la manera de ordenar en el todo. Esta existencia particular presupone asambleas. en consecuencia. una sensibilidad común a sus miembros. al soberano. hasta que se llegue a un término medio indivisible. es decir. sino la voluntad general o la ley […] Sin embargo. o la del soberano con el Estado […] El gobierno es en pequeño lo que el cuerpo político que lo incluye es en grande. que se puede representar. en el cual simples funcionarios del soberano ejercen en su nombre el poder del cual los ha hecho depositarios. Llamo. Nada se hace. y príncipe o magistrado al hombre o al cuerpo encargado de esta administración. la voluntad dominante del príncipe no es. cuyos actos no pueden ser sino leyes […] ¿Qué es entonces el gobierno? Un cuerpo intermediario establecido entre los súbditos y el soberano para su recíproca correspondencia. De este modo. y de ésta todavía otra. privilegios que pertenecen al príncipe exclusivamente y que vuelven la condición de magistrado más honorable a medida que es más penosa. modificar y retomar cuando le plazca. activa como el soberano. contentémonos con considerar al gobierno como un nuevo cuerpo en el Estado. una moral: a saber. Sin complicarnos con esta multiplicación de términos. Al ser incompatible la enajenación de un derecho tal con la naturaleza del cuerpo social. dotada de ciertas facultades. es contraria a la finalidad de la asociación. este todo subalterno. que el poder ejecutivo no puede pertenecer a la generalidad como legislador o soberano. consejos. y no puede pertenecer sino a él. ya que este poder consiste tan solo en actos particulares que no competen a la ley ni. pasiva como el Estado y que se puede descomponer en otras relaciones semejantes. de modo que no altere la constitución general al afirmar la suya. y el cuerpo entero lleva el nombre de príncipe. de lo cual nace. para que todos sus miembros puedan actuar de consuno y responder a la finalidad para la cual se lo instituye. o no se debe hacer. por el contrario. la voluntad que determina el acto. por los principios antes establecidos. una voluntad propia que tienda a su conservación. como la unidad entre la serie de las fracciones y la de los números. No es nada más que una comisión.Filosofía Social y Política 89 LIBRO TERCERO Capítulo I: Del gobierno en general […] Toda acción libre tiene dos causas que contribuyen a producirla. es decir. tienen mucha razón. Es fácil ver. necesita un yo particular. por lo tanto. un poder de deliberar. de resolver. según el orden de los tribunales. una fuerza. encargado de la ejecución de las leyes y del mantenimiento de la libertad. en el centro de esta progresión. la otra física: a saber. gobernantes. tanto civil como política. Entre estos dos cuerpos hay esta diferencia esencial: que el Estado existe por sí mismo y el gobierno no existe sino por el soberano. distinto del pueblo y del soberano y como intermediario entre uno y otro. sin el aporte de ambos. Ya hemos visto que el poder legislativo pertenece al pueblo. Es una persona moral. o no debe ser. derechos títulos. la otra bajo el nombre de poder ejecutivo. y que él puede limitar. a un solo jefe o magistrado supremo. quienes se aseguran que el acto por el cual un pueblo se somete a jefes no es un contrato. En el gobierno es donde se hallan las fuerzas intermediarias cuyas relaciones componen la del todo con el todo. que lo distinga del cuerpo del Estado. ésta bajo el nombre de poder legislativo. una nueva proporción. en consecuencia. Así. que distinga siempre su fuerza particular destinada a su propia . Los miembros de este cuerpo se llaman magistrados o reyes. gobierno o suprema administración al ejercicio legítimo del poder ejecutivo. para que el cuerpo del gobierno tenga una existencia.

en consecuencia. y luego. La democracia puede abarcar a todo el pueblo o limitarse a la mitad. de modo que haya más simples ciudadanos que magistrados. esté siempre dispuesto a sacrificar el gobierno al pueblo y no el pueblo al gobierno […] Capítulo II: Del principio que constituye las diversas formas de gobierno […] Para exponer la causa principal de estas diferencias hay que distinguir acá el príncipe y el gobierno. tanto en relación con el Estado considerado como un todo. la voluntad particular o individual debe ser nula. El cuerpo de la magistratura puede estar compuesto por un número mayor o menor de miembros […] Ahora bien. menos le queda para obrar sobre todo el pueblo. por el contrario. puede concentrar todo el gobierno en las manos de un magistrado único. la voluntad del pueblo o voluntad soberana. en el gobierno. cuanto más numerosos son los magistrados. O bien puede el soberano entregar el gobierno en manos de un pequeño número. La realeza misma es susceptible de cierta división […] Siempre se ha discutido mucho sobre la mejor forma de gobierno.Filosofía Social y Política 90 conservación. la voluntad del cuerpo propia del gobierno. A esta forma de gobierno se le da el nombre de democracia. estas diferentes voluntades se vuelven más activas a medida que se concentran. ciudadano: gradación directamente opuesta a la que elige el orden social […] Capítulo III: División de los gobiernos […] El soberano puede. magistrado. de ahí se sigue que. Así. sin considerar que cada una de estas formas es la mejor en ciertos casos y la peor en otros […] . la voluntad general o soberana ha de ser siempre dominante y la única regulación de todas las demás. la fuerza total del gobierno. que es general. Por último. la voluntad común de los magistrados. Entonces. Esta tercera forma es la más común y se llama monarquía o gobierno real. incluso bastante amplias. confiar las funciones del gobierno a todo el pueblo o a la mayor parte de él. que es general con relación al gobierno. La aristocracia. del cual todos los demás reciben su poder. que se relaciona únicamente con la ventaja del príncipe y que se puede llamar voluntad de cuerpo. y. la voluntad propia del individuo. de la fuerza pública destinada a la conservación del Estado. cada miembro ante todo es él mismo. muy subordinada. y luego. por lo menos las dos primeras. en tercer lugar. Se debe señalar que todas esas formas o. puede extenderse a la mitad del pueblo o reducirse hasta un pequeño número indeterminado. no varía. cuanto más usa esta fuerza sobre sus propios miembros. Según el orden natural. la voluntad del cuerpo ocupa el segundo lugar y la voluntad particular el primero de todos. en una palabra. en primer lugar. considerado como parte del todo. que tiende tan sólo a su ventaja particular. cuanto en relación con el gobierno. En una legislación perfecta. pueden presentar variaciones. y que. al ser siempre la del Estado. la voluntad general es siempre la más débil. a su vez. esta forma de gobierno recibe el nombre de aristocracia. más débil es el gobierno […] En la persona del magistrado podemos distinguir tres voluntades esencialmente distintas: en primer lugar. segundo. así como he distinguido antes el Estado y el soberano. de manera que. de modo que haya más ciudadanos magistrados que simples ciudadanos particulares.

la riqueza o el poder fueron preferidos a la edad. He aquí por qué un autor célebre ha establecido la virtud como principio de la república. quita al Estado todos sus ciudadanos para esclavizarlos unos a otros. tiene también la de elegir a sus miembros […] las asambleas se realizan más cómodamente. al volver patricias a las familias. la tercera es la peor de todos los gobiernos. en segundo lugar una gran simplicidad de costumbres que impida multitud de cuestiones y discusiones espinosas. como la moderación en los ricos y la conformidad en los pobres […] Por otra parte. Luego. Los jefes de las familias deliberaban entre sí acerca de los asuntos públicos. Por último. pues o bien el lujo es el efecto de las riquezas. electiva y hereditaria. poco o ningún lujo. el orden mejor y más natural es que los más sabios gobiernen a la multitud. cuántas cosas difíciles de reunir supone este gobierno. al otro por la envidia. no ha existido nunca verdadera democracia y no existirá jamás. ni exige más vigilancia y coraje para ser mantenido en ella […] Si hubiera un pueblo de dioses. pues todas esas condiciones no podrían subsistir sin la virtud […] Agreguemos que no hay gobierno más sometido a las guerras civiles y a las agitaciones intestinas que el democrático y el popular. los asuntos se discuten mejor y se despachan con más orden y diligencia. se gobernaría democráticamente. Es imposible imaginar que el pueblo permanezca siempre reunido para ocuparse de los asuntos públicos y puede verse fácilmente que no podría establecer comisiones para ello. En primer lugar. La primera no conviene sino a pueblos simples. si esta forma de gobierno significa una cierta desigualdad de riqueza. y la aristocracia se volvió electiva. pero no. el poder transmitido junto con los bienes del padre a los hijos. vende la patria a la molicie y a la vanidad.Filosofía Social y Política 91 Capítulo IV: De la democracia […] Tomando el término en su sentido estricto. o las vuelve necesarias. el crédito del Estado ante el extranjero lo sostienen mejor venerables senadores que una multitud desconocida y despreciada. En una palabra. mucha igualdad en las categorías y en las fortunas. Es contrario al orden natural que la mayoría gobierne y que la minoría sea gobernada. porque se prefiera siempre a los ricos. exige también otras que le son propias. Un gobierno tan perfecto no conviene a los hombres […] Capítulo V: De la aristocracia […] Las primeras sociedades se formaron aristocráticamente. es porque en general la administración de los asuntos públicos está confiada a quienes mejor pueden dedicarle todo su tiempo. Además de la ventaja de la distinción de los dos poderes. Al contrario. es la aristocracia propiamente dicha. sin que cambiara la forma de la administración […] Por otra parte. porque ninguno tiene una tendencia tan fuerte y constante a cambiar de forma. es importante que una elección opuesta enseñe algunas veces . Hay. cuando se está seguro de que lo hacen en provecho de ella y no en el propio […] Pero si la aristocracia exige algunas virtudes menos que el gobierno popular. Por último. convirtió al gobierno en hereditario y se vieron senadores de veinte años. Los jóvenes cedían sin dificultad a la autoridad de la experiencia […] Pero. pues. a medida que la desigualdad de la institución superó a la desigualdad natural. tres clases de aristocracia: natural. y todos a la opinión. sin lo cual la igualdad no podría subsistir por mucho tiempo ni en los derechos ni en la autoridad. un Estado muy pequeño en que la gente sea fácil de congregar y en que cada ciudadano pueda conocer fácilmente a todos los demás. a uno por la posesión. corrompe a la vez al rico y al pobre. como pretende Aristóteles. La segunda es la mejor.

Sería mejor comenzar por enseñarles el arte de obedecer. todo responde al mismo móvil. sería necesario que su tamaño o su extensión fuera proporcionado a las facultades de quien gobierna […] El mayor inconveniente del gobierno de uno solo es la falta de esta sucesión continua que forma en los otros dos una trabazón no interrumpida. y se ha establecido un orden de sucesión que evita toda disputa a la muerte de los reyes. todo se encamina al mismo fin. y la voluntad del príncipe. no hay gobierno simple. hay siempre gradación desde el mayor número al menor. de un hombre real. y que se adquiere mejor obedeciendo que mandando […] Capítulo VII: De los gobiernos mixtos […] Estrictamente hablando. es una ciencia que nunca se domina menos como después de haberla aprendido demasiado. en el reparto del poder ejecutivo. de manera que la unidad moral que constituye el príncipe es. que sólo tiene derecho a disponer de él según las leyes. son tormentosas. y se ha preferido correr el riesgo de tener como jefes a niños. no hay movimientos opuestos que se destruyan mutuamente y no se puede imaginar ningún tipo de constitución en la cual un mínimo esfuerzo produzca una acción más considerable […] Pero si no hay gobierno que tenga más vigor. la voluntad del pueblo. se ha preferido una aparente tranquilidad a una prudente administración. y a menos que los ciudadanos sean de un desinterés. se encuentran reunidas en ésta de un modo natural. Es necesario que un jefe único. es verdad. es decir que. Ahora debemos considerar este poder reunido en las manos de una persona natural. en la cual todas las facultades que la ley reúne en la otra con tanto esfuerzo. Se pone mucha diligencia. en enseñar a los jóvenes príncipes el arte de reinar. según se dice. tampoco lo hay en que la voluntad particular tenga más imperio y domine más fácilmente a los demás. Muerto un rey se necesita otro. las elecciones dejan intervalos peligrosos.Filosofía Social y Política 92 a la gente que en el mérito de los hombres hay razones de preferencia más importantes que la riqueza […] Capítulo VI: De la monarquía […] Hasta acá hemos considerado el príncipe como una persona moral y colectiva unida por las fuerzas de las leyes y depositaria en el Estado del poder ejecutivo. al sustituir el inconveniente de las regencias por el de las elecciones. y la fuerza misma de la administración se vuelve sin cesar en detrimento del Estado […] Para que un Estado monárquico pudiera estar bien gobernado. A diferencia de otras administraciones donde un ser colectivo representa a un individuo representa a un ser colectivo. Así. monstruos o imbéciles. a tener que discutir por la elección de buenos reyes […] Todo contribuye a privar de justicia y de razón a un hombre educado para mandar a los demás. otras veces. Así. y la fuerza pública del Estado y la fuerza particular del gobierno. la intriga y la corrupción se introducen […] ¿Qué se ha hecho para prevenir estos males? Las coronas se han hecho hereditarias en algunas familias. Los más grandes reyes que haya celebrado la historia no han sido educados para reinar. tenga magistrados subalternos y que un gobierno popular tenga un jefe. pero no parece que esta educación les aproveche. una unidad física. al mismo tiempo. pero ese fin no es el de la felicidad pública. todo se encamina al mismo fin. Es lo que se llama un monarca o un rey. el pequeño del grande […] . con la diferencia de que a veces el gran número depende del pequeño y. todos los resortes de la máquina están en la misma mano. de una integridad que este gobierno no suele llevar consigo.

en cambio. . pues entonces cada una de sus partes no tiene menos autoridad sobre los súbditos. Se convendrá. para reforzarlo. En el primer caso se divide el gobierno para debilitarlo y en el segundo. uno encuentra bien ser temido por los pueblos vecinos. es necesario remediar esa falta de proporción dividiendo el gobierno. El gobierno simple es el mejor en sí mismo. el gobierno bajo el cual. uno prefiere la seguridad de las posesiones. indispensable para dar vida y movimiento al cuerpo político. uno está contento cuando el dinero circula. sin naturalizaciones. aunque se estuviera de acuerdo acerca del signo ¿cómo estarlo en su estimación? En lo que a mi respecta. al que el soberano le otorga al príncipe al instituir el gobierno. es el peor. Aquél bajo el cual un pueblo disminuye y decae. ha llegado vuestro turno: contad. en que esta es una extraña manera de contratar. sin medios extraños. estoy seguro. éste quiere que se castiguen los crímenes. y. otro prefiere ser ignorado por ellos.Filosofía Social y Política 93 ¿Es mejor un gobierno simple o un gobierno mixto? Es cuestión muy debatida entre los políticos y a la cual es preciso dar la misma respuesta que he dado antes con respecto a todas las formas de gobierno. sin colonias. y aquél que se los prevenga. o que se tenga la mala fe de no convenir en él. tiene tantas soluciones buenas cuantas combinaciones posibles hay en las posiciones absolutas y relativas de los pueblos. Pero veamos si esta opinión es sostenible. cuando el gobierno es demasiado laxo. comparad! […] Capítulo XVI: Que la institución del gobierno no es un contrato […] Al ser todos los ciudadanos iguales por el contrato social. la de las personas. nadie tiene derecho a exigir que otro haga lo que él mismo no hace. medid. ¿Y cuál es el signo más seguro de que ellos se conserven y prosperen? Su número y su población. y su división los vuelve en conjunto más débiles con respecto al soberano […] Se puede remediar por medios similares el inconveniente opuesto y. en cambio. es infaliblemente el mejor. […] Los súbditos alaban la tranquilidad pública. Incluso si se estuviera de acuerdo sobre esos puntos y otros similares ¿se habría adelantado algo? Al carecer las cualidades morales de medida exacta. contrato por el cual se estipulaba entre las dos partes las condiciones según las cuales una se obligaba a mandar y la otra a obedecer. los ciudadanos la libertad de los particulares. erigir tribunales para concentrarlo: esto se practica en todas las democracias. uno quiere que el mejor gobierno sea el más severo. otro sostiene que es el más suave. No vayáis. los ciudadanos pueblan y se multiplican más. pues tanto el máximo de fuerza como el de debilidad se encuentran por igual en los gobiernos simples y. es precisamente este derecho. y otro. Ahora bien. En igualdad de condiciones. las formas mixtas ofrecen una buena medida […] Capítulo IX: De los signos de un buen gobierno […] Cuando se pregunta de un modo absoluto cuál es el mejor gobierno. si se quiere. pues. cuando el poder ejecutivo no depende lo suficiente del legislativo es decir. se formula una pregunta tan insoluble como indeterminada. otro exige que el pueblo tenga pan. por el solo hecho de ser simple. cuando la razón del príncipe al soberano es mayor que la del pueblo al príncipe. ¡Calculadores. me asombra siempre que se desconozca un signo tan simple. a otra parte a buscar este signo tan discutido. o que. ¿Cuál es el fin de la asociación política? La conservación y la prosperidad de sus miembros. Pero. Algunos han pretendido que el acto de esta institución era un contrato entre el pueblo y los jefes que éste se da. todos pueden prescribir lo que todos deben hacer.

en nombre del soberano. que no es sino soberano o súbdito. comprometerse a obedecer a un señor es entregarse en plena libertad.Filosofía Social y Política 94 En primer lugar. o establece. primero. el gobierno prescripto por la ley: y todo se encuentra así conforme a la norma. sino solamente una continuación de la primera y una función del gobierno. la autoridad suprema no puede ni modificarse ni enajenarse: limitarla es destruirla. Se ve también que las partes contratantes estarían. Es absurdo y contradictorio que el soberano se adjudique un superior. de manera que. el establecimiento de la ley y la ejecución de la ley. sería ilegítimo. Por el primero. Después de lo cual ese gobierno provisional continúa en posesión. concebir el acto por el cual es instituido el gobierno? Señalaré. puede llegar a ser príncipe o magistrado en ciertas circunstancias. el soberano estatuye que habrá un cuerpo de gobierno instituido de tal o cual forma. entre sí. en consecuencia. que este acto es complejo o compuesto por otros dos: a saber. no es una segunda ley. y solo por una nueva relación de todos con respecto a todos. el pueblo nombra jefes que estarán encargados del gobierno establecido. devenidos magistrados. La dificultad está en comprender cómo se puede tener un acto de gobierno antes de que el gobierno exista. También acá se descubre una de esas notables propiedades del cuerpo político por las cuales concilia operaciones en apariencia contradictorias. sometidas a la ley de la naturaleza y no tendrían garantía alguna de sus compromisos recíprocos lo que repugna totalmente al estado civil […] No hay más que un contrato en el Estado: el de la asociación. de donde se sigue que ese contrato no podría ser una ley ni un acto de soberanía y que. Ahora bien. al ser este nombramiento un acto particular. Pues esta operación se hace por una conversión repentina de la soberanía en democracia. sin ningún cambio sensible. Además. y resulta claro que este acto es una ley. pasan de los actos generales a los actos particulares y de la ley a la ejecución […] Es la ventaja propia de un gobierno democrático: poder ser establecido de hecho por un simple acto de la voluntad general. Por el segundo. No es posible instituir el gobierno de ninguna otra manera legítima y sin renunciar a los principios antes establecidos […] . y éste excluye cualquier otro. y cómo el pueblo. No se podría imaginar ningún contrato público que no fuera una violación del primero […] Capítulo XVII: De la institución del gobierno […] ¿Según qué idea es necesario pues. si esa es la forma adoptada. los ciudadanos. es evidente que ese contrato del pueblo con tales o cuales personas sería un acto particular.

Mi primer trabajo emprendido para resolver las dudas que me azotaban. fue una revisión crítica de la filosofía hegeliana del derecho3. con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas. los debates sobre el librecambio y el proteccionismo. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad. relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. Cuando se estudian esas transformaciones hay que distinguir siempre entre los cambios materiales ocurridos en las condiciones económicas de . Al cambiar la base económica se transforma. siendo redactor de Gaceta Renana1 me vi por primera vez en el trance difícil de tener que opinar sobre los llamados intereses materiales. tanto las relaciones jurídicas como las formas de Estado no pueden comprenderse por sí mismas ni por la llamada evolución general del espíritu humano. en aquellos tiempos en que el buen deseo de “ir adelante” superaba en mucho el conocimiento de la materia. y que la anatomía de la sociedad civil hay que buscarla en la economía política. Al llegar a una fase determinada de desarrollo las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes o. trabajo cuya introducción apareció en 1844 en los Anales francoalemanes4. pero confesando al mismo tiempo sinceramente. bajo el nombre de “sociedad civil”. radican en las condiciones materiales de vida cuyo conjunto resume Hegel siguiendo el precedente de los ingleses y franceses del siglo XVIII. y Gaceta Renana acerca de la situación de los campesinos de Mosela y. Gaceta Renana dejaba traslucir un eco del socialismo y del comunismo francés. más o menos rápidamente. toda la inmensa superestructura erigida sobre ella. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general.Filosofía Social y Política 95 La Tradición Moderna de la Filosofía Política KARL MARX PRÓLOGO A LA CONTRIBUCIÓN A LA CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA […] Mis estudios profesionales eran los de jurisprudencia. la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. Los debates de la Dieta renana sobre la tala furtiva y la parcelación de la propiedad de la tierra. sólo me preocupé como disciplina secundaria. Mi investigación me llevó a la conclusión de que. por entonces gobernador de la provincia renana. el ser social es lo que determina su conciencia. sino que. de la que. que se publicaban en París. y se abre así una época de revolución social. junto a la filosofía y la historia. En 1842-1843. la polémica oficial mantenida entre el señor von Schaper. Por otra parte. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino. quienes creían que suavizando la posición del periódico iban a conseguir que se revocase la sentencia de muerte ya decretada contra él. En Bruselas a donde me trasladé a consecuencia de una orden de destierro dictada por el señor Guizot proseguí mis estudios de economía política comenzados en París. por el contrario. estas relaciones se convierten en trabas suyas. en una controversia con la Gaceta General de Ausburgo2 que mis estudios hasta ese entonces no me permitían aventurar ningún juicio acerca del contenido propiamente dicho de las tendencias francesas. lo que no es más que la expresión jurídica de esto. Con tanto mayor deseo aproveché la ilusión de los gerentes de Gaceta Renana. fue lo que me movió a ocuparme por primera vez de cuestiones económicas. Yo me declaré en contra de ese trabajo de aficionados. El resultado general al que llegué y que una vez obtenido sirvió de hilo conductor a mis estudios puede resumirse así: en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad. por el contrario. finalmente. sin embargo. tañido de un tenue matiz filosófico. para retirarme de la escena pública a mi cuarto de estudio.

Filosofía Social y Política

96

producción y que pueden apreciarse con la exactitud propia de las ciencias naturales, y las
formas jurídicas, políticas, religiosas, artísticas o filosóficas, en un a palabra las formas
ideológicas en que los hombres adquieren conciencia de este conflicto y luchan por
resolverlo. Y del mismo modo que no podemos juzgar a un individuo por lo que él piensa de
sí, no podemos juzgar tampoco a estas épocas de transformación por su conciencia, sino que,
por el contrario, hay que explicarse esta conciencia por las contradicciones de la vida
material, por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de
producción. Ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen todas las
fuerzas productivas que caben dentro de ella, y jamás aparecen nuevas y más elevadas
relaciones de producción antes de que las condiciones materiales para su existencia hayan
madurado dentro de la propia sociedad antigua. Por eso, la humanidad se propone siempre
únicamente los objetivos que puede alcanzar, porque, mirando mejor, se encontrará siempre
que estos objetivos sólo surgen cuando ya se dan o, por lo menos, se están gestando, las
condiciones materiales para su realización. A grandes rasgos, podemos designar como otras
tantas épocas de progreso en la formación económica de la sociedad el modo de producción
asiático, el antiguo, el feudal y el moderno burgués. Las relaciones burguesas de producción
son la última forma antagónica del proceso social de producción; antagónica, no en el sentido
de un antagonismo individual, sino de un antagonismo que proviene de las condiciones
sociales de vida de los individuos. Pero las fuerzas productivas que se desarrollan en la
sociedad burguesa brindan, al mismo tiempo, las condiciones materiales para la solución de
este antagonismo. Con esta formación social se cierra, por lo tanto, la prehistoria de la
sociedad humana.
Federico Engels, con el que yo mantenía un constante intercambio escrito de ideas desde
la publicación de su genial bosquejo sobre la crítica de las categorías económicas (en los
Deutsch-Französische Jahrbücher5), había llegado por distinto camino (véase su libro La
situación de la clase obrera en Inglaterra) al mismo resultado que yo. Y cuando, en la
primavera de 1845, se estableció también en Bruselas, acordamos elaborar en común la
contraposición de nuestro punto de vista con el punto de vista ideológico de la filosofía
alemana; en realidad, liquidar cuentas con nuestra conciencia filosófica anterior. El propósito
fue realizado bajo la forma de la crítica de la filosofía poshegeliana 6. El manuscrito –dos
gruesos volúmenes en octavo- ya hacía mucho tiempo que había llegado a su sitio de
publicación en Westfalia, cuando nos enteramos de que nuevas circunstancias imprevistas
impedían su publicación.. En vista de eso, entregamos el manuscrito a la crítica roedora de los
ratones, muy de buen grado, pues nuestro objeto principal: esclarecer nuestras propias ideas,
ya había sido logrado. Entre los trabajos dispersos en que por aquel entonces expusimos al
público nuestras ideas, bajo unos u otros aspectos, sólo citaré el Manifiesto del Partido
Comunista escrito conjuntamente por Engels y por mí, y un Discurso sobre el librecambio,
publicado por mí. Los puntos decisivos de nuestra concepción fueron expuestos por primera
vez científicamente, aunque sólo en forma polémica, en la obra Miseria de la filosofía, etc.,
publicada por mí en 1847 y dirigida contra Proudhon. La publicación de un estudio escrito en
alemán sobre el Trabajo asalariado 7, en el que recogía las conferencias que había dado acerca
de este tema en la Asociación Obrera Alemana de Bruselas 8, que interrumpida por la
revolución de febrero, que trajo como consecuencia mi alejamiento forzoso de Bélgica.
La publicación de la Nueva Gaceta Renana (1848-1849) y los acontecimientos
posteriores interrumpieron mis estudios económicos, que no pude reanudar hasta 1850, en
Londres. El enorme material sobre la historia de la economía política acumulado en el British
Museum, la posición tan favorable que brinda Londres para la observación de la sociedad
burguesa y, finalmente, la nueva etapa de desarrollo en que parecía entrar ésta con el
descubrimiento del oro en California y en Australia, me impulsaron a volver a empezar desde
el principio, abriéndome paso, de un modo crítico, a través de los nuevos materiales. Estos

Filosofía Social y Política

97

estudios a veces me llevaban por sí mismos a campos aparentemente alejados y en los que
tenía que detenerme durante más o menos tiempo. Pero lo que sobre todo reducía el tiempo de
que disponía era la necesidad imperiosa de trabajar para vivir. Mi colaboración desde hace ya
ocho años en el primer periódico anglo-americano, el New Yorker Daily Tribune, me obligaba
a desperdigar extraordinariamente mis estudios, ya que sólo en casos excepcionales me dedico
a escribir para la prensa correspondencias propiamente dichas. Sin embargo, los artículos
sobre los acontecimientos económicos más salientes de Inglaterra y del continente formaba
una parte tan importante de mi colaboración, que esto me obligaba a familiarizarme con una
serie de detalles de carácter práctico situados fuera de la órbita de la verdadera ciencia de la
economía política.
Este esbozo sobre la trayectoria de mis estudios en el campo de la economía política
tiende simplemente a demostrar que mis ideas, cualquiera que sea el juicio que merezcan, y
por mucho que choquen con los prejuicios interesados de las clases dominantes, son el fruto
de largos años de concienzuda investigación. Pero en la puerta de la ciencia, como en la del
infierno, debiera estamparse esta consigna:
Qui si convien lasciare ogni sospetto;
Ogni viltá convien che qui sia morta9 […]
Londres, enero de 1859
Notas:
1

Gaceta renana (Rheinische Zeitung): diario radical que se publicó en Colonia en 1842 y
1843. Marx fue su jefe de redacción desde el 15 de octubre de 1842 hasta el 18 de marzo de
1843.
2
Gaceta general (Allegemeine Zeitung): diario alemán reaccionario fundado en 1798; desde
1810 hasta 1882 se editó en Ausburgo. En 1842 publicó una falsificación de las ideas del
comunismo y el socialismo utópicos y Marx lo desenmascaró en su artículo “El comunismo y
el Allegemeine Zeitung de Ausburgo”, que fue publicado en Rheinische Zeitung en octubre de
1842.
3
K. Marx, Contribución a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel.
4
Deutsch- französische Jahrbücher (Anales franco- alemanes): órgano de la propaganda
revolucionaria y comunista, editado por Marx en parís, en el año 1844.
5
Anales franco- alemanes
6
Marx y Engels, La ideología alemana.
7
Marx, Trabajo asalariado y capital.
8
La Asociación Obrera Alemana de Bruselas fue fundada por Marx y Engels a fines de agosto
de 1847, con el fin de educar políticamente a los obreros alemanes residentes en Bélgica y
propagar entre ellos las ideas del comunismo científico. Bajo la dirección de Marx, Engels y
sus compañeros, la sociedad se convirtió en un centro legal de unión de los proletarios
revolucionarios alemanes en Bélgica y mantenía contacto directo con los clubes obreros
flamencos y valones. Los mejores elementos de la asociación entraron luego en la
organización de Bruselas de la Liga de los Comunistas. Las actividades de la Asociación
Alemana en Bruselas se suspendieron poco después de la revolución burguesa de febrero de
1848 en Francia, debido al arresto y expulsión de sus miembros por la policía belga.
9
Déjese aquí cuanto sea recelo;/ Mátese aquí cuanto sea vileza. (Dante, Divina Comedia)

Filosofía Social y Política

98

El fin de la tradición política
HANNAH ARENDT
ENTRE EL PASADO Y EL FUTURO
CAPÍTULO I: TRADICIÓN Y EDAD MODERNA
I
Nuestra tradición de pensamiento político tuvo su principio definitivo en las
enseñanzas de Platón y Aristóteles. Yo creo que llegó a su no menos definitivo final en las
teorías de Karl Marx. El principio tuvo lugar cuando, en la alegoría de la caverna de La
República, Platón describió la esfera de los asuntos humanos –todo lo que pertenece a la vida
en común de los hombres en un mundo en común- en términos de oscuridad, confusión y
decepción de la que los aspirantes al ser verdadero deben apartarse y abandonar si quieren
descubrir el claro cielo de las ideas eternas. El final sobrevino cuando Marx declaró que la
filosofía y su verdad no están ubicadas fuera de los asuntos de los hombres y su mundo en
común sino precisamente en ellos, y pueden ser “llevadas a su cumplimiento” solamente en la
esfera de la vida en común, que llamó “sociedad”, a través de la emergencia de los “hombres
socializados” (vergesellschaftete Menschen). La filosofía política entraña necesariamente la
actitud del filósofo hacia la política; su tradición comenzó con el apartamiento del filósofo
respecto de la política y su posterior retorno con el fin de imponer sus estándares en los
asuntos humanos. El final sobrevino cuando un filósofo volvió la espalda a la filosofía para
“llevarla a su cumplimiento” en la política. Tal fue el intento de Marx, expresado en primer
lugar en su decisión (filosófica en sí misma) de abjurar de la filosofía, y en segundo lugar en
su intención de “cambiar el mundo” y por consiguiente los espíritus filosofantes, la
“conciencia” de los hombres.
El principio y el fin de la tradición poseen esto en común: que los problemas
elementales de la política nunca llegaron a ser tan claros para iluminar en su inmediata y
simple urgencia como cuando fueron formulados por vez primera y cuando enfrentaron su
último desafío. El principio, en palabras de Jacob Burckhardt, es como una “cuerda
fundamental” que suena en sus interminables tonos a lo largo de toda la historia del
pensamiento occidental. Sólo el principio y el fin son, por decirlo de alguna manera, puros o
de un único tono; y por ello, la cuerda fundamental jamás impresiona a sus oyentes con más
fuerza y con más belleza que cuando arroja al mundo su armónico sonido por vez primera, y
nunca suena tan irritante y chirriante como cuando sigue oyéndose en un mundo con cuyos
sonidos –y pensamiento- no puede armonizar. Una anotación casual de Platón en su última
obra: “El principio es como un dios que mientras vive entre los hombres salva todas las
cosas” -- es verdadera respecto
de nuestra tradición; en tanto y en cuanto su principio permaneció vivo, pudo salvar todas las
cosas y reunirlas en armonía. En prueba de ello, el principio devino destructor en cuanto llegó
a su fin –sin mencionar los frutos de confusión y desamparo que sobrevinieron con el fin de la
tradición y entre los cuales vivimos hoy.
En la filosofía de Marx, que no invirtió tanto a Hegel como a la jerarquía tradicional
de pensamiento y acción, de contemplación y trabajo10, y de filosofía y política, el principio
forjado por Platón y Aristóteles prueba su vitalidad al conducir a Marx hacia afirmaciones
9

Las leyes, 775

Esta similitud se hace mucho más evidente cuando echamos una mirada al contenido real de la sociedad ideal de Marx. realizado en función de los principios y directivas emanadas de un “otro” distinto del que trabaja. o en el mejor de los casos a esos “espíritus mediocres” de quienes Nietzsche pensaba que se encontraban mejor calificados para ocuparse de las cosas públicas11. Además. Zürich. 1934. el pastor podía ser apto para la ciudadanía. En La Condición Humana H. y el gobierno de la mayoría o democracia. Estas afirmaciones. Arendt ha señalado las diferencias entre Work y Labor. 179. el gobierno de unos pocos u oligarquía. los que trabajaban no eran ciudadanos. y por consiguiente el fundamento sobre el cual nuestra tradición descansa. no son utópicas. el pintor. y que la productividad del trabajo llegará a ser tan grande que de alguna manera el trabajo se abolirá a sí mismo. es decir. los ciudadanos atenienses eran ciudadanos solamente en la medida en que disponían de tiempo para el ocio. por ejemplo. la administración de la sociedad ha llegado a simplificarse tanto que cualquier cocinera se encuentra calificada para entender sus mecanismos. por el contrario. algo obvio de algún modo. teniendo aquella libertad respecto del trabajo que Marx predice del futuro. Obviamente. todos los asuntos de la política –la “administración de las cosas” en la expresión simple de Engels. aun cuando quizás fuese oportuno hacerle lugar al término lunfardo “laburo” cuya carga semántica denota con mayor claridad el sentido del inglés labor [N. Esto. contienen. véase su Anti-Dühring. ocio respecto Labor. Werke. aph. no así el labriego. No solamente en Atenas sino a lo largo de toda la Antigüedad y hasta la Edad Moderna. La polis ateniense funcionaba sin una división entre gobernantes y gobernados y en este sentido no era un Estado si usamos este término. 275. 10 . el ideal marxista acerca de la mejor forma de sociedad. además de ser predicciones. especialmente Aristóteles. por cierto. y ciudadanos eran. Las más importantes son sus predicciones de que bajo las condiciones de una “humanidad socializada” el “estado desaparecerá”. 1. el gobierno de un solo hombre o monarquía. El término Labor tiene el significado más servil y animal que pueda dársele al trabajo humano. Sin embargo. véase Morgenröte. (Así. según la famosa frase de Lenin que hace entera justicia al pensamiento de Marx. por supuesto. p. garantizando así a cada miembro de la sociedad una casi ilimitada cantidad de tiempo para el ocio. en el original. y al mismo tiempo.Filosofía Social y Política 99 flagrantemente contradictorias. era considerado como algo más que un simple s residiendo la diferencia en cada caso simplemente por el criterio del esfuerzo y de la fatiga).el término inglés labor simplemente como “trabajo”. vol.] 11 En cuanto a Engels. principalmente en sus enseñanzas llamadas por lo general utópicas. o bajo las condiciones en que.interesarían únicamente a una cocinera. del T. El tiempo para el ocio se da bajo las condiciones de ausencia del Estado. sino tiempo libre respecto de la actividad política y de los asuntos del Estado. los deberes políticos eran considerados tan difíciles y demandantes que a quienes se comprometían con ellos no les era permitido asumir ninguna otra actividad agotadora. que en la antigüedad nunca significó libertad respecto del trabajo ordinario. En la sociedad ideal de Marx estos dos conceptos se encuentran combinados en forma inextricable: la sociedad sin clases y sin Estado de alguna manera lleva a su cumplimiento las antiguas condiciones generales de ocio respecto del trabajo. En cuanto tal. primero. de tiempo para el ocio. pero no el escultor. München. según las definiciones tradicionales de las formas de gobierno. 1954. y Work se refiere más bien al trabajo artístico y creador propio del ser libre. que fue el modelo de la experiencia de Platón y Aristóteles. establecieron su ideal de . aquellos que no trabajaban o quienes poseían algo más que su fuerza de trabajo. En cuanto a Nietzsche. como lo hizo Marx. traducimos aquí –y en lo que sigue. difiere bastante de las condiciones reales de la Antigüedad donde. Fue contra la demandante vida política de ciudadano medianamente experimentado de la polis griega que los filósofos. bajo tales circunstancias. sino que más bien reproducen las condiciones políticas y sociales de la misma Ciudad-Estado de Atenas.

en otras palabras.Filosofía Social y Política 100 de la política. y los ideales y conceptos tradicionales a través de los cuales Marx mismo los entendió y los integró. a la luz del pensamiento de Marx. y en su comprensión del mismo en términos y conceptos que tuvieron su origen en un período histórico completamente diferente. Marx claramente percibió ciertas tendencias inherentes a la época inaugurada por la Revolución Industrial. como vida consagrada a objetivos más altos que el trabajo o la política. se podría interpretar más adecuadamente como: los filósofos han interpretado el mundo lo suficiente. al contrario de la opinión corriente entre algunos estudiosos de Marx. p. Pero el ideal utópico de una sociedad sin clases. permanecieron a lo largo de su vida. en Jugendschriften. “La violencia es la partera de cada sociedad vieja preñada de una nueva” por consiguiente: la violencia es la partera de la historia (lo que aparece tanto en los escritos de Marx como en los de Engels con muchas variaciones)13. subyacían y trascendían la parte estrictamente científica de su obra (y como tales. Para formulaciones similares del mismo Marx. el punto es. Este doble ocio respecto del trabajo tanto como de la política había sido para los filósofos la condición de una . y de tanto ocio como el que respecto de la política los filósofos griegos habían exigido para los pocos que deseaban consagrar todo su tiempo al filosofar. p. en Marx y Engels. curiosamente. Finalmente. La influencia que la tradición ejerció sobre él radica en su visión del desarrollo bajo una luz idealizante. vive en una sociedad que le provee de tanto ocio respecto del trabajo como el que los antiguos ciudadanos disfrutaban para consagrar su tiempo a . como expresión misma de una humanidad ideal. 1950. una vida dedicada a la filosofía y al conocimiento en el sentido más amplio de la palabra. Stuttgart. La cocinera de Lenin. El mismo Marx entrevió su así denominada utopía como una simple predicción. lo que. Selected Works. transformarlo”. ha cedido su lugar en muchos aspectos a la administración. Esto se supone que acontecerá cuando la “administración de las cosas” haya tomado el lugar del gobierno y de la acción política. y le otorgó a sus agudas predicciones una connotación utópica. Modern Library Edition. quien. desde sus escritos tempranos hasta el último volumen de Das Kapital). 13 Citado de Capital. 1953. La combinación de una sociedad sin clases (apolítica) y además sin trabajo surgió de manera tan amplia en la imaginación de Marx. En una actitud cuestionadora y paradójica encuadró de ese modo ciertas proposiciones claves que. La propia actitud de Marx hacia la tradición de pensamiento político fue de rebelión consciente. ha llegado la hora La afirmación aparece en el ensayo de Engels “El rol del trabajo en la transición del mono al hombre”. y el continuo aumento de tiempo libre para las masas es una realidad en todos los países industrializados. Esto cegó su mirada a los auténticos y muy complejos problemas inherentes al mundo moderno. generalmente reinterpretó el pensamiento de Marx de manera adecuada y sucinta) 12. London. a causa de la connotación tradicional del ocio como y como otium. 12 . sin embargo. sin Estado y sin trabajo nació del maridaje de dos elementos absolutamente no utópicos: la percepción de ciertas tendencias en el presente que ya no podían ser comprendidas con el andamiaje de la tradición. 824. en el antiguo sentido de la expresión. al contener su filosofía política. aunque se equivocó al asumir que esas tendencias se afirmarían por sí mismas solamente bajo las condiciones de socialización de los medios de producción. esto es. El gobierno. II. y es cierto que esta parte de sus teorías corresponde a determinados desarrollos que han conocido la luz plenamente sólo en nuestro tiempo. véase especialmente “La Sagrada Familia” y “Economía Nacional y Filosofía”. existe la famosa y última tesis sobre Feuerbach: “Los filósofos solamente han interpretado el mundo de modo diferente. 74. vol. Entre ellas son cruciales las siguientes: “El trabajo creó al hombre” (en una formulación hecha por Engels.

en tanto dependen de la acción humana libre y consciente.e. Ninguna de estas proposiciones puede ser entendida en y por sí misma. o mejor dicho. se crea a sí mismo. pero ejercieron marcadamente poca influencia en la tradición de pensamiento político previa a nuestro tiempo. cuando el hombre libre obedecía a su gobierno. significa que el hombre. desafía la estimación tradicional del trabajo. principalmente de Maquiavelo y Hobbes. en tanto que es humano. presente en un manuscrito temprano: “no se puede aufheben (i. a través de la persuasión (. Que la violencia sea la partera de la historia. La violencia es tradicionalmente la ultima ratio en las relaciones entre las naciones y la más desgraciada de las acciones domésticas. “El trabajo creó al hombre” significa en primer lugar que el trabajo y no Dios creó al hombre. son de gran relevancia para el problema del poder y bastante esclarecedores de la temprana confusión con la violencia. hasta ese momento el más alto atributo del hombre. su obediencia se llamaba . en la predicción de que la clase trabajadora será la única heredera de la filosofía clásica. El trabajo era para los griegos esencialmente un asunto no político y . la actividad humana tradicionalmente más despreciada. y no por medio de la violencia o a través de la muda coerción. y porque la acción violenta y el trabajo forzado se asemejan en que ambos no necesitan del discurso para ser efectivos. que su humanidad es el resultado de su propia actividad. La doble definición aristotélica del hombre como un y como un ser que alcanza su máxima posibilidad en la facultad del discurso y en la vida en la polis. y toda la esfera de acción política se caracteriza por el uso de la violencia. el Estado es el instrumento de la clase gobernante por medio del cual oprime y explota. es decir que no convivían fundamentalmente unos con otros por medio del discurso. estaba diseñada para distinguir los griegos de los bárbaros y al hombre libre del esclavo. la posesión de los medios de violencia es el elemento constitutivo de todas las formas de gobierno. Solo en aquellos períodos violentos. una palabra que indica claramente que la obediencia se obtenía por la persuasión y no por la fuerza. conservar y abolir en el sentido hegeliano) la filosofía. que no es un animal rationale sino un animal laborans. o a las leyes de la polis. Por consiguiente. significa que no es la razón. Pero esta última proposición es de hecho solo una variación de otra. no es la razón. Los bárbaros se gobernaban por la violencia y los esclavos eran forzados a trabajar. tiene que haber advertido. la historia muestra su cara verdadera y dispersa la niebla de la mera verbosidad hipócrita e ideológica. Cada una adquiere su significado en la contradicción con alguna verdad tradicionalmente aceptada cuya credibilidad estuvo. pero que Marx.) Para Marx. (Los pocos intentos para salvar la violencia del descrédito. y desafía la glorificación tradicional de la razón. Otra vez el cuestionamiento a la tradición es claro. más allá de toda duda. que vivían juntos en la polis. que conocía a Aristóteles muy bien. La identificación marxista de la acción con la violencia implica otro desafío fundamental para la tradición que puede ser más difícil de percibir. En su obra final aparece esta misma actitud. en segundo lugar. hasta el comienzo de la edad moderna. conducían sus asuntos por medio del discurso. sin llevarla a su cumplimiento”. salen a la luz solo a través de la violencia de las guerras y revoluciones. siendo siempre considerada la característica sobresaliente de la tiranía. los bárbaros y los esclavos eran . De este modo Marx desafía al Dios de la tradición. su differentia specifica. por el contrario. en cuarto lugar. significa que las fuerzas de desarrollo ocultas de la productividad humana. en tercer lugar. elevar. la que contiene la humanidad del hombre. la violencia. La distinción estaba en que los griegos.Filosofía Social y Política 101 de transformarlo. sino el trabajo. significa que lo que distingue al hombre del animal. sino el trabajo.

son mucho más paradojales y conducen al propio Marx a perplejidades mayores aun de las que había entrevisto. la filosofía es el mundo parado sobre su cabeza. Generalmente son reseñadas como discrepancias “entre el punto de vista científico del historiador y el punto de vista moral del profeta” (Edmund Wilson). o que la filosofía.Filosofía Social y Política 102 privado. Para la filosofía tradicional hubiera habido una contradicción en sus términos el “llevar a su cumplimiento la filosofía”. después de la revolución. con los otros hombres. y la acción violenta por consiguiente la más digna de todas las formas de acción humana. Esencialmente. será un día idéntico a aquel reino de las ideas donde se mueve el filósofo. entre el historiador que ve en la acumulación de capital “el medio material para el incremento de las fuerzas productivas” (Marx) y el moralista que denuncia a los que llevan a cabo “la tarea histórica” (Marx) como explotadores y deshumanizadores del hombre. La glorificación de la violencia de Marx contiene entonces una negación específica del s. Cada una contiene una contradicción fundamental que permanece insoluble en sus propios términos. Éstas y otras similares son inconsistencias menores si se las compara con la contradicción fundamental entre la glorificación del trabajo y de la acción (en contra de la contemplación y del pensamiento) y una sociedad sin Estado.un contacto. o sea. plena de sentido? Finalmente. o porque Hegel admita que. sin embargo. la filosofía desde Platón hasta Hegel no ha sido “de este mundo”. cuando el hombre haya triunfado en su emancipación respecto del mismo? ¿Qué actividad productiva y esencialmente humana quedará? Si la violencia es la partera de la historia. hacen estallar. ¿qué ocurrirá cuando. ¿qué clase de pensamiento quedará? Las inconsistencias de Marx son bien conocidas y advertidas por los estudiosos de Marx. yace en la predicción de que el mundo de los asuntos humanos comunes. cuando la filosofía haya sido tanto llevada a su cumplimiento como abolida. Estas tres afirmaciones se encuadran en términos tradicionales que. Si el trabajo es la más humana y la más productiva de las actividades del hombre. lo diametralmente opuesto y tradicionalmente la forma más humana de intercambio. ya porque Platón describa al filósofo como el hombre cuyo solo cuerpo habita en la ciudad de sus congéneres los hombres. ni resolverse por medio de la . De hecho. o el transformar el mundo según la filosofía -y la proposición de Marx indica que el cambio es precedido por la interpretación. ninguna violencia sea siquiera posible? ¿Cómo serán capaces los hombres de actuar en absoluto de manera auténtica. desde el punto de vista del sentido común. La filosofía pudo haber prescripto ciertas reglas para la acción. de modo que la interpretación del mundo que hacen los filósofos ha indicado cómo éste debería ser cambiado. sino directamente expresado en la proposición de Marx. y pretenden sacudirnos. pero ningún gran filósofo tomó esto alguna vez como su preocupación más importante. están formuladas como paradojas. del discurso. La teoría marxista de las superestructuras ideológicas en última instancia descansa en esta hostilidad anti-tradicional al discurso y la concomitante glorificación de la violencia. aunque de modo negativo. pero la violencia estaba relacionaba con -y establecía. Porque esto no puede justificarse sobre la base de las diferencias naturales entre el joven Marx revolucionario y las intuiciones más científicas del historiador y economista maduro. ¿qué ocurrirá cuando. El cuestionamiento a la tradición. sin acción y (casi) sin trabajo. algún día será la realidad del sentido común para todos. que siempre ha sido “para pocos”. esta vez no meramente implícito. en el cual nos manejamos y pensamos en términos de sentido común. luego de la conclusión de la lucha de clases y la desaparición del Estado. un Verkehrte Welt. “el trabajo sea abolido” en “el reino de la libertad”.

Marx y Nietzsche desafiaran los supuestos básicos de la religión tradicional. pero el Romanticismo no hizo más que ubicar la discusión acerca de la tradición en la agenda del siglo XIX. El fin de la tradición no significa necesariamente que los conceptos tradicionales hayan perdido su poder sobre la mente de los hombres. al identificar la época en cuanto tal con la autoridad. la tradición es considerada a veces un concepto esencialmente romántico. del pensamiento político tradicional y de la metafísica tradicional al invertir deliberadamente la jerarquía tradicional de los . Parece como si Marx. no menos que Nietzsche y Kierkegaard.Filosofía Social y Política 103 aceptación de un movimiento dialéctico que necesita de lo negativo o lo malo para producir lo positivo o lo bueno. sabiéndolo o no. Por el contrario. su autoridad en el pensamiento del hombre occidental. primero. comenzó con ellos y después de ellos permaneció como el hilo conductor a través del pasado y como la cadena a la que cada nueva generación estaba ataba. Nuestra tradición de pensamiento político comenzó cuando Platón descubrió que es en cierto modo inherente a la experiencia filosófica el volver la espalda al mundo común de los asuntos humanos. Esta. incluso puede revelar su fuerza completamente coercitiva sólo después que su fin ha llegado y los hombres ya no se rebelan contra ella. cuando los romanos adoptaron el pensamiento y la cultura de la Grecia Clásica como su propia tradición espiritual y de este modo decidieron históricamente que la tradición tuviese una influencia formativa permanente en la civilización europea. nunca ha dependido de la conciencia que este hombre tenga de ella. en su comprensión del mundo y de su propia experiencia. al menos. Hoy. semejante actitud juguetona. hace de ambas una insensatez. su glorificación del pasado sólo sirvió para marcar el momento en el que la Modernidad estaba a punto de cambiar nuestro mundo y circunstancias en general. En Marx. Hasta el período romántico no encontramos de nuevo una conciencia y glorificación exaltadas de la tradición. desafiante y paradojal oculta la perplejidad de tener que tratar con nuevos fenómenos en términos de una tradición antigua de pensamiento fuera de cuya estructura conceptual ningún pensamiento parece en absoluto posible. entre los cuales podrían ser desestimadas. Tales contradicciones flagrantes y fundamentales rara vez ocurren en escritores de segunda línea. En la producción de los grandes pensadores conducen al centro mismo de su obra y constituyen la clave más importante para una comprensión verdadera de sus problemas y de nuevas intuiciones. como en el caso de otros grandes autores del último siglo. hasta el punto en que una confianza incuestionable en la tradición ya no era posible. despojando al pensamiento de realidad y a la acción de sentido. parece ser la lección del pensamiento formalista y restrictivo resultante del siglo XX. la cual. hubiesen tratado desesperadamente de pensar contra la tradición a la par que utilizaban sus mismas herramientas conceptuales. II La fuerza de esta tradición. (El descubrimiento de la Antigüedad en el Renacimiento fue un primer intento por romper los cerrojos de la tradición y por establecer un pasado sobre el cual la tradición no tuviese autoridad al dirigirse a las fuentes mismas). Ciertamente sólo dos veces en nuestra historia encontramos períodos en que los hombres son conscientes y más que conscientes del hecho de la tradición. Esto sucedió. que sobrevino luego de que Kierkegaard. a veces parece que el poder de estas nociones y categorías gastadas se vuelve más tiránico a medida que la tradición pierde su fuerza vital y la memoria de su comienzo retrocede. finalizó cuando no quedó de aquella experiencia más que la oposición entre el pensar y el actuar. no se conocía una cosa tal como la tradición. Antes de los romanos.

La ruptura de nuestra tradición es ahora un hecho consumado. El evento mismo marca la división entre la Edad Moderna -que emerge con las ciencias naturales el siglo diecisiete. Sin embargo. a su través. Lo que los aterraba de la oscuridad era su silencio. Su grandeza yace en el hecho de que percibieron su mundo invadido por nuevos problemas y perplejidades que nuestra tradición de pensamiento no era capaz de abordar con éxito. que no puede ser comprendido por medio de categorías habituales del pensamiento político dada su ausencia de precedentes. que difícilmente podía entonces ocuparse de algo más que las experiencias esencialmente negativas de los malos presentimientos. y este logro formidable implicó que él mismo se colocase fuera de todos los sistemas y creencias del pasado que reclamaban autoridad. pueden tener.Filosofía Social y Política 104 conceptos.y el mundo del siglo veinte. y no un comienzo nuevo ni una reconsideración del pasado. de los pensamientos más contradictorios y conflictivas . No es resultado de la decisión deliberada de nadie ni objeto de una decisión ulterior. pero no lo causaron. sólo la radicalización fue posible. la aprensión y el silencio siniestro. ni los resultados del siglo XX ni la rebelión contra la tradición del siglo XIX causaron realmente la ruptura en nuestra historia. El hilo de continuidad histórica fue el primer sustituto de la tradición. Kierkegaard. han sido los responsables de la estructura y las condiciones del siglo veinte es todavía más peligroso que injusto. sólo los eventos y nunca los pensamientos. no la ruptura de la tradición. y en el nivel del mero pensamiento. Su predecesor inmediato fue Hegel. y cuyos “crímenes” no pueden ser juzgados por parámetros morales tradicionales ni castigados dentro del marco legal de nuestra civilización. tampoco fue un acto deliberado de su elección. especialmente los que se rebelaron en el siglo XIX contra la tradición. de sus escritos. “patético”. mundo que vio la luz a partir de la cadena de catástrofes provocadas por la Primera Guerra Mundial. El carácter no deliberado de la ruptura le otorga una irrevocabilidad que. Marx y Nietzsche se ubican al final de la tradición. En este sentido su propio distanciamiento de la tradición. que se sostuviese en la historia misma sólo por el hilo de la continuidad. Sostener que los pensadores de la Modernidad. y de las opiniones masivas en la esfera espiritual que los movimientos totalitarios cristalizaron en una nueva forma de gobierno y dominación a través del terror y la ideología. Los intentos de los grandes pensadores posteriores a Hegel por romper con los patrones de pensamiento que gobernaron Occidente por más de dos mil años pudieron haber presagiado este evento y ciertamente contribuido a iluminarlo. por eso ahora difícilmente podamos prestar atención por más tiempo al estilo estridente. despejó la oscuridad. alcanza su punto político culminante en las revoluciones del dieciocho y despliega sus consecuencias generales después de la Revolución Industrial del diecinueve. cuando realmente ocurrió. Ni el silencio de la tradición ni la reacción de los pensadores contra ella en el siglo diecinueve puede siquiera explicar lo que realmente ocurrió. la agobiante masa de los valores más divergentes. ha roto la continuidad de la historia occidental. sin importar cuán enfáticamente lo proclamaran (como niños silbando más y más fuerte porque están perdidos en la oscuridad). Ésta brotó del caos de masivas perplejidades en la escena política. Las consecuencias que aparecen en el evento real de la dominación totalitaria van mucho mas allá de las ideas más radicales y arriesgadas de cualquiera de estos pensadores. Pero el estruendo de la eventual explosión también ha sofocado el siniestro silencio previo que aún nos contesta cada vez que nos atrevemos a preguntar no contra qué peleamos sino por qué peleamos. Fue él quien por primera vez vio la totalidad de la historia mundial como un desenvolvimiento continuo. justo antes de la ruptura. Esta ruptura. La rebelión contra la tradición en el siglo diecinueve permaneció estrictamente dentro de la estructura de la tradición. La dominación totalitaria como hecho establecido.

Aun siendo diferentes estas rebeliones contra la tradición en cuanto a su contenido e intención. Este hecho podrá ser deplorable. al saltar de la duda hacia la fe. sino la autoridad de todas las tradiciones. consistente dialécticamente y en realidad diseñado para repudiar no la tradición en cuanto tal. lejos de poder reclamar autoridad alguna. llevó la duda a la religión. sus resultados tienen una similaridad nefasta: Kierkegaard. no sólo en Dios sino también en la razón. de modo que desde entonces la experiencia religiosa auténtica parece posible sólo en la tensión entre la duda y la fe. Marx y Nietzsche permanecieron hegelianos en la medida en que vieron la historia de la filosofía pasada como un todo dialécticamente desarrollado. En algunos aspectos nos hemos beneficiado. El salto de Marx de la teoría a la acción. Kierkegaard. para bien o mal. quizás el psicólogo más experimentado de las modernas creencias religiosas. . inherente al de omnibus dubitandum est de Descartes. con su sospecha subyacente de que las cosas pueden no ser lo que parecen y de que un genio maligno puede esconder la verdad ante la mente del hombre de manera intencionada y permanente. y aliviando dicho tormento mediante la violenta afirmación de la absurdidad tanto de la condición humana como de la fe del hombre.Filosofía Social y Política 105 autoridades. advino luego de que Hegel transformase la metafísica en una filosofía de la historia y cambiase al filósofo por el historiador a cuya mirada retrospectiva eventualmente. El salto de Nietzsche del reino trascendente y suprasensible de las ideas y las medidas a la sensibilidad de la vida. vale decir. sin embargo. Ellos fueron los primeros que se atrevieron a pensar sin la guía de autoridad alguna. y transformó el ataque de la ciencia moderna a la religión en una lucha religiosa interna. sino del movimiento y del devenir. fue el último intento por apartarse de la tradición. su “platonismo invertido” o “trans-mutación de los valores”. como él mismo lo llamase. El salto de Kierkegaard de la duda a la fe fue una revuelta y una distorsión de la relación tradicional entre razón y fe. Kierkegaard. y de la contemplación al trabajo. Ya no necesitamos ocuparnos más de su menosprecio por los «filisteos educados». algo que intentaron superar y resolver casi instantáneamente dentro de algo viejo. todos los cuales habían podido de alguna manera funcionar juntos. Fue la respuesta a la pérdida moderna de la fe. III Las distorsiones destructivas de la tradición fueron causadas. atormentando las propias creencias con las propias dudas. y sólo logró poner la tradición cabeza abajo. con una rectitud que desapareció de la lectura y de la escucha de Occidente desde que la civilización romana se sometió a la autoridad del pensamiento griego. todavía se sostenían de la estructura categorial de la gran tradición. dicha cultura se asemeja a un campo de ruinas que. Para la mayoría de la gente hoy. su grandioso mérito fue que radicalizaron este nuevo enfoque del pasado en la única dirección en que podía ser ser llevado aún más lejos. a duras penas puede llamar su atención. le será revelado el sentido mismo no ya del ser ni de la verdad. por hombres que habían experimentado algo nuevo. quienes a lo largo de todo el siglo diecinueve intentaron remediar la pérdida de la auténtica autoridad con una glorificación espuria de la cultura. cuestionando la jerarquía de los conceptos que había gobernado la filosofía occidental desde Platón y que todavía Hegel había considerado como auténtica. fueron reducidos a un desarrollo unidireccional. todas. pero en él se encuentra implícita la gran oportunidad de echar una mirada al pasado sin que los ojos se distraigan por tradición alguna. al final de los tiempos. Marx y Nietzsche son para nosotros como posteas guías hacia un pasado que ha perdido su autoridad. No puede encontrarse síntoma más claro de esta situación religiosa moderna que el hecho de que Dostoievski.

a su manera particular. vol. Kierkegaard supo que la incompatibilidad de la ciencia moderna con la fe tradicional no residía en algún descubrimiento científico específico. München. Las tradicionales oposiciones de fides e intellectus. que la 14 Véase Götzendämmerung. llevó las teorías de la dialéctica a la acción. Supo que esta incompatibilidad yace. 963. juzgaban y daban sentido a lo dado. por el contrario. fue el primero en tratar de superar el nihilismo inherente no a las nociones de los pensadores sino a la realidad de la vida moderna. así como el trampolín de Kierkegaard había sido la filosofía de la duda de Descartes. o en el de Alyosha Karamazov. Porque nuestra religión tradicional es esencialmente una religión revelada y sostiene. Cada intento. puesto que su trampolín no había sido la filosofía en el viejo sentido metafísico. El platonismo invertido de Nietzsche. sino porque. en el conflicto entre el espíritu de duda y desconfianza que en última instancia sólo puede confiar en lo que él mismo ha hecho. en palabras de Marx. II. Kierkegaard quiso afirmar la dignidad de la fe contra la razón y el razonamiento modernos. Marx sobrepuso la “ley de la historia” a la política y terminó por perder el significado de ambas. al insistir en que ambas eran meras funciones de la sociedad en la historia. y Nietzsche la dignidad de la vida humana contra la impotencia del hombre moderno. fuera de los cuales ningún pensamiento totalizante parecía en absoluto posible. se habían vuelto meros conceptos. al saltar de la filosofía a la política. más dependiente de lo que hoy llamaríamos ideología. Sin embargo Nietzsche no fue nihilista sino que. Además. en armonía con la filosofía antigua. todos los cuales pueden ser integrados en sistemas religiosos y absorbidos por creencias religiosas por la razón de que nunca serán capaces de responder las preguntas que la religión plantea. ed. Que estas tres rebeliones sobresalientes y conscientes contra una tradición que había perdido su su principio y fin. y la incondicional confianza de la tradición en lo dado que aparece en su verdadero ser a la razón del hombre y a sus sentidos. de la acción no menos que del pensamiento. así como la oposición entre lo trascendente y lo dado sensible se tomó su revancha en Nietzsche. y de teoría y práctica. incluso antes de que la modernidad misma se hubiese revelado por completo en todos sus aspectos. Lo que descubrió en este intento de “trans-mutación” fue que dentro de este marco categorial lo sensible pierde su misma raison d’être cuando se lo priva del soporte suprasensible y trascendente. p. puro de corazón a causa su ingenuidad. más bien. Marx. de la política no menos que de la filosofía. En su simplicidad elemental esta intuición es relevante para todas las operaciones de inversión en las cuales la tradición encontró su fin. su insistencia en la vida y en lo dado material y sensible contra las ideas suprasensibles y trascendentes que a partir de Platón se supuso que medían. . así como Marx deseó afirmar nuevamente la dignidad de la acción humana contra la contemplación y relativización histórica moderna. no porque estas oposiciones tuvieran raíces en alguna experiencia humana todavía válida. haciendo a la acción política más teórica. tomó nota de esos rasgos de la modernidad que eran incompatibles con nuestra tradición. se tomaron sus respectivas revanchas en Kierkagaard y Marx. La ciencia moderna. por el contrario. como nunca antes lo había sido. culminó en el comúnmente llamado nihilismo. “Abolimos el mundo verdadero: ¿qué mundo ha quedado? ¿Quizás el mundo de las apariencias? … ¡Pero no! Junto al mundo de lo verdadero abolimos el mundo de las apariencias” 14.Filosofía Social y Política 106 retrate la fe pura en el personaje de Myshkin. hayan terminado en la propia derrota no es razón para cuestionar la grandeza de sus empresas ni su relevancia para comprender el mundo moderno. “sería superflua si la apariencia y la esencia de las cosas coincidieran 15”. K. “el idiota”. sino específicamente en el de la filosofía de la historia de Hegel. Schlechta.

Es a partir del impacto del trabajo. Zürich. pero esto no hace del “valor” del bien algo menos relativo. Sin embargo. que había disuelto todo ese tipo de estándares en relaciones entre sus miembros. de la necesidad en el sentido tradicional. A través de esta relativización. usa y juzga. estableciéndolos como “valores” funcionales. que produce. y sólo superficialmente resuelta en el otorgamiento del derecho a votar a los trabajadores. el intento de Kierkegaard por salvar la fe del ataque de la modernidad modernizó incluso la religión. sufren un cambio decisivo: se vuelven entidades de intercambio. al rango más alto de la productividad. que verdad es revelación (aun cuando los sentidos de esta revelación puedan ser tan diferentes como lo son la ys de los filósofos y las esperanzas escatológicas de los primeros cristianos de un s en la Segunda Venida)16. y la edad moderna que veía el trabajo elevado hasta expresar la libertad positiva del hombre. luego de lo cual el antiguo orden del suum cuique sería restablecido y funcionaría como en el pasado. Quien sostiene los valores puede rehusar este intercambio y volverse un “idealista”. habían sido utilizadas para reconocer y medir las acciones y los pensamientos humanos. esto es. es decir. tales como la conveniencia o el poder. ambos. La fe tradicional se desintegró en el absurdo cuando Kierkegaard trató de reafirmarla en la presunción de que el hombre no puede confiar en la capacidad de su razón o de sus sentidos para recibir la verdad. las que elevaron en conjunto el trabajo. considerado por la tradición como la más libre de todas las actividades humanas. 870. a la “ley de hierro” de las fuerzas productivas en la sociedad. La devaluación de los valores en Nietzsche. la sometió a la duda y la desconfianza. incluso en sus versiones más racionalistas. Este no era un problema de justicia que pudiera ser resuelto dándole a la nueva clase de trabajadores lo debido. Me refiero aquí al descubrimiento de Heidegger en torno a que la palabra griega para verdad significa literalmente “develación” (   15 16 . y la sociedad moderna. p. surge de la incompatibilidad entre las “ideas” tradicionales que. que precie en más el valor del “bien” que el valor de la conveniencia. En Das Kapital. la libertad de la productividad. las cosas que el hombre produce para su uso y los estándares de acuerdo a los que vive. El “bien” pierde su carácter en tanto idea. que Marx procuró salvar el pensamiento político. se ha vuelto un valor que puede ser intercambiado por otros valores.Filosofía Social y Política 107 verdad es lo que se revela por sí misma. como la teoría del valor trabajo en Marx. III. Los valores son herramientas sociales que no tienen significado por sí mismos pero. vol. y pretendieron ser capaces de afirmar el entonces honorable ideal de la libertad bajo las condiciones nunca antes vistas de igualdad universal. tradicionalmente la más despreciada de todas las actividades humanas. como unidades trascendentes. 1933. comenzó a supeditar el pensamiento también al inexorable despotismo de la necesidad. la ciencia moderna se ha convertido en un enemigo mucho más formidable de la religión que lo que jamás fue la filosofía tradicional. Sabía que la cuestión estaba sólo superficialmente planteada en las afirmaciones idealistas de la igualdad del hombre. Marx supo que la incompatibilidad entre el pensamiento político clásico y las condiciones políticas modernas residía en el hecho consumado de la Revolución Francesa y la Revolución Industrial. y el portador de su “valor” es la sociedad y no el hombre. estándar por el que el bien y el mal pueden ser medidos y reconocidos. Sin embargo cuando proclamó que “no se puede abolir la filosofía sin consumarla”. como otras herramientas. sólo existen en la siempre cambiante relatividad de las conexiones sociales y el comercio. En un hecho la incompatibilidad básica entre los conceptos tradicionales que hacían del trabajo mismo el verdadero símbolo de la sujeción del hombre a la necesidad. en la dignidad innata de cada ser humano.

689. p. pp. por decirlo de algún modo. Nadie mejor que Nietzsche conoció su camino a través de los sinuosos senderos del moderno laberinto espiritual. Además. las implicancias de toda esta empresa rápidamente se volvieron manifiestas. fuesen el resultado de la capacidad productiva del hombre. ciego. de modo que todo derivó su existencia de y se relacionó con la sociedad. Nietzsche parece no haber sido consciente del origen como tampoco de la modernidad del término “valor” cuando lo tomó como una noción clave en su ataque a la tradición. donde las recolecciones e ideas del pasado son acopiadas como si siempre hubieran sido valores que la sociedad menospreció cada vez que necesitó mejores y más nuevas herramientas. En la disputa acerca de si el capital o el trabajo es la fuente de los valores. Pero cuando comenzó a devaluar los valores corrientes de la sociedad. de la cual las rebeliones del siglo diecinueve contra la tradición hasta entonces poco supieron y que surge solamente en la sociedad del siglo veinte. pero que los productos “se vuelven valores sólo en su relación social”17. intentan “cuadrar el círculo -encontrar una herramienta de valor inmutable que sirviese como un estándar constante para los otros”. . de la inevitable e inminente “devaluación de todos los valores”. las que. apareciese primero en las ciencias económicas. su descripción frecuente del aumento del valor de cambio como una suerte de pecado original al comienzo de la producción de mercado refleja su propio reconocimiento desvalido y. de modo que la tierra en sí misma es de “ningún valor”. a aquella negación de todo lo dado. e insistió en que los valores de uso “que pueden ser adquiridos sin el trabajo no tienen valor de cambio alguno” (aunque conservan su “utilidad natural”). Es entonces casi natural que el complejo interrogante que ha plagado todas las “filosofías de los valores” posteriores en torno a dónde encontrar el único valor supremo por el cual medir todos los otros. Zürich. Las ideas en el sentido de unidades absolutas habían llegado a identificarse con los valores sociales hasta el punto en que simplemente dejaron de existir una vez que su carácter de valores. Marx creyó haber encontrado este estándar en el tiempo de trabajo. y no las cosas.. Marx era todavía consciente del hecho. tuvo nada en común con la actitud de los historiadores romanos sine ira et studio. que no podía ya juzgar porque había perdido sus parámetros de juicio y no podía ya encontrar la verdad 17 18 Op. no representa “trabajo objetivado”18. la wertfreie Wissenschaft. cuya emergencia Marx proyectó hacia la futura sociedad sin clases. Su distinción entre “valor de uso” y “valor de cambio” refleja la distinción entre las cosas como el hombre las usa y las produce y su valor en la sociedad. o que todo lo existente se relacionase con la sociedad y no con el hombre “visto aisladamente”. 697-698. y su insistencia en la gran autenticidad de los valores de uso. tanto las “ideas” como los objetos materiales. generalmente se pasa por alto que en ningún momento anterior a la incipiente Revolución Industrial se sostuvo que los valores. fue desafiado. El nacimiento de las ciencias sociales puede ser ubicado en el momento en que todas las cosas. el bonum y el malum no menos que los objetos tangibles. en palabras de Marx. cit. a pesar de todas las protestas en contrario. de que nadie “visto aisladamente produce valores”. su estatus social. Ibid. era muy consciente del profundo sinsentido de la nueva ciencia “avalorativa” que pronto iba a degenerar en cientificismo y superstición científica generalizada y que nunca. fueron equiparados a los valores. que las ciencias sociales han olvidado desde entonces. Con esta conclusión llegamos al umbral de un nihilismo radical. es de hecho una presunción subyacente tanto en la economía clásica como en la economía marxista.Filosofía Social y Política 108 El término “valor” debe su origen a la tendencia sociológica que incluso antes de Marx era bastante manifiesta en la ciencia relativamente nueva de la economía clásica. La noción de “hombres socializados”.. Porque mientras ésta exigía juicios sin desprecio y búsqueda de la verdad sin pasión.

el resultado de los tres desafíos a la tradición en el siglo diecinueve.llegaron a la conclusión de que tal empresa en los términos de la tradición sólo podía lograrse por medio de operaciones mentales descriptas mayormente con las imágenes y comparaciones de los saltos. y Nietzsche entiende su filosofía como un “Platonismo invertido” y “transformación de todos los valores”. pero se fundamenta en una primera gran operación de inversión sobre la cual y en última instancia todas las otras se asientan. como lo muestra la exégesis de la alegoría de la caverna que sigue a continuación. en la voluntad del hombre y en la voluntad de poder. 1943). Hannah Arendt emplea aquí un nuevo giro lingüístico (turning-about) para designar de otro modo las operaciones de inversión mencionadas en el texto. Se trata de una clara alusión a la interpretación heideggeriana de dicha alegoría. o más bien a “Platón y a toda la tradición platónica” (Sydney Hook). En nuestra traducción empleamos. práctica contra teoría. inmutable. La novedad de dicho empleo no es casual.necesariamente trae a la luz el opuesto repudiado y muestra que ambos tienen sentido y significación sólo en tal oposición. vida sensitiva o perecedera contra verdad permanente. del T. Más importante es el hecho de que cada una de sus rebeliones parece estar concentrada en un mismo y repetido tema: contra las abstracciones defendidas por la filosofía y su concepto de hombre como un animal rationale. Kierkegaard quiere afirmar al hombre concreto y sufriente. y por consiguiente acarreando nuevamente la relatividad e intercambiabilidad de los valores hacia las mismas materias cuya dignidad había querido afirmar -el poder. por consiguiente.en la parábola de la caverna en La Republica. Estas operaciones de inversión con las cuales termina la tradición traen a la luz el comienzo en un doble sentido. Marx y Nietzsche tiene en común. porque establece la oposición en cuya tensión se mueve la tradición. es la única cosa y quizás la más superficial que Kierkegaard. fue el primero en caer prisionero de los engaños que él mismo había contribuido a destruir. el término español “giro” por ser éste el término “canonizado” en las traducciones hispanas de la obra del filósofo alemán (N. IV La auto-derrota. Neske. aceptando la antigua y tradicional noción de medida con unidades trascendentes en su más nueva y más espantosa forma. Marx pone a Hegel. “de vuelta cabeza abajo”. contenida en su célebre conferencia Platons Lehre vom Warheit (Pfulingen. narrada -como si fuese una historia con principio y final y no una mera operación mental. saltando “del ámbito de la necesidad al ámbito de la libertad”. En completa independencia uno respecto de otro -ninguno de ellos supo siquiera de la existencia de los demás.Filosofía Social y Política 109 porque dudaba de la existencia de la verdad. Marx confirma que la humanidad del hombre consiste en su fuerza productiva y activa. inversiones y revuelta de los conceptos: Kierkegaard habla de su salto de la duda a la fe. Más aún. Y cuando Nietzsche proclamó que había descubierto ”nuevos y más altos valores”.) 19 . La historia de la caverna se desenvuelve en tres estadios: el primer giro tiene lugar en la caverna misma cuando uno de los habitantes se libera de los grillos que encadenan “los pies y cuellos” de los moradores de la caverna de manera que “puedan mirar sólo delante de ellos”. El primer giro19 es el s s de Platón. imaginó que podía producir resultados significativos si tan sólo abandonaba los últimos remanentes de aquellos estándares absolutos. y Nietzsche insiste en la productividad de la vida. la inversión de todo el ser humano. que en su aspecto más elemental llama fuerza de trabajo. la vida y el amor del hombre por su existencia terrena. pensar en términos de tales opuestos no es algo obvio. La afirmación misma de uno de los opuestos -fides contra intellectus. suprasensible.

palabras claves de Homero mismo para la descripción de la vida después de la muerte en el inframundo. es como si Platón le estuviera diciendo: no es la vida de las almas sin cuerpo. Él mismo había dado el primer ejemplo en el giro de la caverna hacia el cielo. que lucharon entre sí con un fanatismo inigualado en el mundo precristiano. lo verdadero y real no es el mundo en que nos movemos y vivimos y que debemos dejar al morir. hubo recolectado en un todo consistente y auto-desenvolvente las variadas corrientes de la filosofía tradicional tal Que la “caverna es comparable al Hades” es sugerido también por F. los ojos luego adaptados a la luz tenue del fuego artificial son cegados por la luz que ilumina las ideas. de abandonar el reino de las esencias eternas y moverse nuevamente en el reino de las cosas perecederas y de los hombres mortales. en un último y gigantesco esfuerzo. consiste en giros y cambios de énfasis en uno de los dos términos opuestos. Es como si el inframundo del Hades hubiera aflorado a la superficie de la Tierra 20. hecho posible por la separación platónica del mundo de las meras apariencias sombrías y el mundo de las ideas eternamente verdaderas. New York. 1956. comparada con el cielo y el sol. Finalmente hay una necesidad de retornar a la caverna. lo cual parece haber sido el error de Nietzsche. yace otra inversión apuntada generalmente en la violentas polémicas de Platón contra Homero y la religión homérica. Cornford en su traducción anotada de la República. probablemente él pensó que su platonismo invertido podría llevarlo hacia atrás a los modos de pensamiento preplatónicos).Filosofía Social y Política 110 fijos los ojos en la pared en la que aparecen las sombras e imágenes de las cosas. que aún no operaba con oposiciones predeterminadas. Pero esta reversión de Homero en realidad no lo dio vuelta de arriba hacia abajo ni de abajo hacia arriba. El desarrollo de la filosofía en la antigüedad tardía en variadas escuelas. La reversión de la “posición” homérica es obvia. 20 . Cuando Hegel finalmente. como lo es para el mundo homérico. pero no lo que rodea a las almas sin cuerpo. se da el giro desde la caverna al cielo claro. sino la vida de los cuerpos la que tiene lugar en el inframundo. la idea de las ideas. Fue solamente por fines políticos que Platón expresó su doctrina de las ideas en la forma de una reversión de Homero. insustancial y carente de sentido del alma en el Hades de Homero corresponde a la ignorancia y al sin sentido de los cuerpos en la caverna) es inconfundible porque está acentuado por el uso que hace Platón de las palabras imagen. pero a partir de allí estableció el marco dentro del cual tales giros no son posibilidades inverosímiles sino predeterminadas por la estructura conceptual en sí misma. En un sentido. donde las ideas aparecen como las esencias verdaderas y eternas de las cosas en la caverna. la e Platón fue un giro por medio del cual todo lo que se creía comúnmente en Grecia de acuerdo con la religión homérica vino a estar cabeza abajo. Cada uno de estos giros se consuma mediante una pérdida del sentido y de la orientación: los ojos acostumbrados a las apariencias penumbrosas en la pared son cegados por el fuego de la caverna. El paralelo entre las imágenes de la caverna y el Hades (el movimiento sombrío. p. particularmente en la construcción de su relato como una suerte de réplica y reverso de la descripción que Homero hace del Hades en el libro decimoprimero de la Odisea. (Ningún giro de la tradición puede entonces llevarnos a “la posición” homérica original. amante de la verdad y de la luz. En segundo lugar. y sombra. M. las imágenes y sombras son el objeto de los sentidos corporales. finalmente. la Tierra es como el Hades. los ojos adaptados a la luz del sol deben readaptarse a la penumbra de la caverna. luego gira hacia el fondo de la caverna donde un fuego artificial ilumina las cosas en la caverna como realmente son. iluminadas por el sol. sino las ideas vistas y aprendidas por los ojos del espíritu. permitiendo al hombre ver y a las ideas brillar. 230. Detrás de estos giros que Platón exige solamente al filósofo. puesto que la dicotomía dentro de la cual tal operación sólo puede tener lugar es casi tan extraña al pensamiento de Platón.

o si se eligiese como punto de partida la materia. que. no pudo ser sostenida bajo las condiciones en que la ciencia se volvió activa e hizo para 21 Véase Jugendschriften. Marx no fue más un “materialista dialéctico” de que lo que Hegel fue un “idealista dialéctico”. y el mundo. que en un momento comienza a “materializarse” . preguntan nuevamente cuál es la cualidad específicamente humana. definido como res extensa. Si Marx hubiera sido meramente un “materialista” que bajó el “idealismo” de Hegel a la Tierra. hegelianos idealistas y materialistas. no hubiera sido de gran importancia si se comenzara este movimiento desde el punto de vista de la conciencia. especialmente en sus primeros escritos. y como lo aceptó Marx. Marx. Al introducir el espíritu y su autorrealización en el movimiento. materialismo y espiritualismo. En otras palabras. el marco conceptual de la tradición no ha sido seguro. entonces. Su giro. en palabras de Hegel. “el hombre sea esencialmente espíritu”. para el joven Marx el hombre es esencialmente un ser naturalmente dotado con la facultad de la acción (ein tätiges Naturwesen). el concepto mismo de movimiento dialéctico. como el de Kierkegaard y el de Nietzsche. Marx y Nietzscheaunque ninguno de ellos podría haber sido posible sin el logro sintetizador de Hegel y su concepto de historia. su influencia hubiera sido tan corta como su vida y limitada a disputas escolares como la de sus contemporáneos. la jerarquía tradicional que reguló que la verdad sea lo percibido en última instancia sólo en la observación sin habla ni acción. hace que los términos “idealismo” y “materialismo” como sistemas filosóficos carezcan de sentido.Filosofía Social y Política 111 como se habían desarrollado desde el concepto original platónico. por decirlo de otra forma. El supuesto básico de Hegel era que el movimiento dialéctico del pensamiento es idéntico al movimiento dialéctico de la materia misma. o el pensamiento. tuvo lugar la misma división entre dos escuelas de pensamiento conflictivo. o. aunque en un nivel mucho menor. entre el conocimiento y la realidad. pudieron dominar el pensamiento filosófico por un corto período. va hacia el centro del asunto. La dicotomía entre contemplación y acción. se vuelve consciente de sí misma. con sus extrañas oposiciones entre sensualismo e idealismo. La significación de los desafíos a la tradición de Kierkegaard. cuya coincidencia había definido como verdad la filosofía pre-cartesiana. Hegel creyó que había demostrado la identidad ontológica entre la materia y la idea. El desamparo espiritual del hombre moderno encuentra sus primeras expresiones en esta perplejidad cartesiana y en la respuesta de Pascal. e incluso inmanentismo y trascendentalismo. no intentan construir sistemas o Weltanschauungen sobre tal o cual premisa. entre el pensar y el ser. se cumplía incluso más allá de una mera correspondencia entre intellectus y res. Para Hegel. definido como res cogitans. 274. el metabolismo entre el hombre y la naturaleza 21. y la derecha y la izquierda. y su acción permanece “natural” porque consiste en el trabajo.es que ellos constituyen un giro mucho más radical de lo que implican las meras operaciones de poner cabeza abajo. . que gobierna tanto la razón del hombre como los asuntos humanos y la “razón” intrínseca de los eventos naturales. Así esperaba salvar el abismo que Descartes había abierto entre el hombre. Desde el advenimiento de la ciencia moderna cuyo espíritu está expresado en la filosofía cartesiana de la duda y la desconfianza. es bastante consciente de esto y sabe que su repudio de la tradición y de Hegel no yace en su “materialismo”. como Hegel lo concibió en cuanto ley universal. Hegel pretendía que el descubrimiento del movimiento dialéctico en tanto ley universal. (Cómo el pequeño Marx dudaba de estos fundamentos de su maestro surge del rol que le asignó a la autoconciencia en la forma de conciencia de clase en la historia). todos ellos cuestionan la jerarquía tradicional de las capacidades humanas. la cual. p. moviéndose en la dirección de la “espiritualización”. sino en su negativa a asumir que la diferencia entre la vida del hombre y la del animal sea la ratio.

Estos son hombres que han decidido no abandonar nunca lo que para Platón era “la caverna” de los asuntos humanos cotidianos. Cuando la confianza en que las cosas aparecen como realmente son se esfumó. Por el mismo proceso.estas ideas. no se deshizo realmente de las ideas de Platón. las ideas de Platón perdieron su poder autónomo para iluminar el mundo y el universo. y con él la fe incuestionable en un Dios revelado. La noción de “teoría” cambió su significado. se hubiese perdido en la transformación del mundo entero por la revolución industrial -una transformación cuyo éxito pareció probar que los “quehaceres” del hombre y sus fabricaciones prescriben sus reglas a la razón. . o las fuerzas reguladoras y limitantes de la propia razón discursiva del hombre. Estos valores en su extra. así como muchas otras presencias. quizás. Este mismísimo y real desarrollo está reflejado y presagiado en el pensamiento político de Marx. la ubicua funcionalización de la sociedad moderna ha privado de una de sus más elementales características -el surgir del asombro ante lo que es en cuanto que es. y nunca aventurarse solos en un mundo y una vida que. Primero se convirtieron en lo que habían sido para Platón sólo en relación al dominio de la política. después que la prioridad de la razón sobre el hacer. el concepto de verdad como revelación se volvió dudoso.e inter-cambiabilidad son las únicas “ideas” que le quedan (y que entienden) “los hombres socializados”. finalmente. estándares y medidas. aunque sí preservó el oscurecimiento del claro cielo en que estas ideas. Al dar vuelta la tradición de arriba hacia abajo dentro de su propia estructura. habían sido alguna vez visibles a los ojos de los hombres. Luego. que cambia de acuerdo con los resultados que produce y que depende para su validez no de lo que “revela” sino de si “funciona” o no. la cual es una hipótesis de trabajo. Ya no significó un sistema de verdades conectadas razonablemente que como tal no había sido hecho sino dado a la razón y los sentidos. se volvieron meros valores cuya validez se determina no por uno o muchos hombres sino por la sociedad como un todo en sus siempre cambiantes necesidades funcionales. del espíritu que prescribe sus reglas a las acciones de los hombres. como aparecen en Kant. Más bien se volvió la teoría científica moderna.Filosofía Social y Política 112 saber.

Forma y poder de una República Eclesiástica y Civil. 1993. 1998. ROUSSEAU. MAQUIAVELO. Leviatán o la Materia. 2004. Jean-Jacques. Un ensayo sobre el verdadero origen. 2002. Fondo de Cultura Económica. México. Penguin Books. (Traducción y notas de Cristina Piña). Buenos Aires. traducción y notas de Miguel Ángel Granada). Porrúa. 1859. Hannah. Thomas. 2007. Zur Kritik der plitischen Oekonomie [Prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía Política]. alcance y finalidad del gobierno civil. Buenos Aires. Nicolás. El Príncipe.Filosofía Social y Política 113 FUENTES PLATÓN. Buenos Aires. Erstes Heft. Berlín. Losada. LOCKE. México. Losada. (Versión española e introducción de Antonio Gómez Robledo). 2007. New York. Política. El Contrato Social. Alianza Editorial. (Prólogo. (Traducción Antonio Camarero. (Traducción de Germán Zorba). (Traducción y notas de Carlos Diego Martínez Cinca) . Between Past and Future. ARISTÓTELES. Eudeba. Segundo Ensayo sobre el Gobierno Civil. República. Karl. Estudio Preliminar Luis Farré). HOBBES. ARENDT. MARX. Buenos Aires. 1994. John.