You are on page 1of 6

PLASTICIDAD Y ADAPTACIÓN DE LOS MUSCULOS

ESQUELETICOS
Aspectos morfológicos y funcionales relacionados con la retracción y en el
estiramiento de los músculos esqueléticos.
Ya está comprobado en la literatura científica que las fibras musculares esqueléticas
presentan plasticidad, o sea la capacidad de adaptación a determinados estímulos como
el ejercicio físico, la inmovilización, las alteraciones en las condiciones hormonales, las
condiciones nutricionales, la inervación, la electroestimulación, etc.
La capacidad de adaptación de los músculos esqueléticos sometidos a diferentes grados
de extensión o alargamiento, fue observada por primera vez luego del transplante de
tendón distal del tríceps sural para la región inferior del calcaneo (Marey, 1887), o sea
produciéndose un estiramiento en el músculo como un todo. En pocas semanas después
de la cirugía, se observó adaptación del músculo a su nueva longitud funcional. Otro
estudio, realizado posteriormente mostró que el músculo esquelético puede también
disminuir la longitud y la extensibilidad cuando es mantenido en posición acortada
(Alder y cols., 1958). Trabajos experimentales realizados en las décadas de 60 y 70
identificaron que el músculo aumentaba su longitud por medio de la adición de
sarcómeros a lo largo de las fibras musculares (Goldspink, 1968, 1971). En este
periodo, ya era considerada la hipótesis de la adaptación de las fibras musculares
esqueléticas a diferentes grados de extensión, con probable remoción o adición en el
número de sarcómeros en serie, conforma a la demanda funcional y al grado de
extensión a que el músculo es sometido.
Estudios posteriores mostraron que la inmovilización de los músculos en posición
alargada causa aumento en la longitud muscular por la adición en el número de
sarcómeros en serie, particularmente en las dos regiones terminales de las fibras
musculares (Tabary e cols., 1972; Williams e Goldspink, 1973, 1978). Uno de los
trabajos fundamentales para el entendimiento del mecanismo de adaptación de los
músculos esqueléticos a diferentes grados de extensión fue realizado por Tabary y col.
(1972). En ese trabajo puede observarse, en gatos que el músculo sóleo aumento en 20%
el número de sarcómeros en serie después de 4 semanas de inmovilización en posición
de estiramiento. Por otro lado, cuando ese mismo músculo fue inmovilizado en
posición de acortamiento, hubo una reducción de 40% en el número de sarcómeros
en serie y consecuente disminución de su extensibilidad. 4 semanas después de la
suspensión de la inmovilización, el músculo en posición de acortamiento presento
extensibilidad y número de sarcómeros similar al grupo control no inmovilizado. O sea,
un músculo retraído puede readquirir su longitud normal de acuerdo con la demanda
funcional. En ese caso la propia marcha produjo en el sóleo el estímulo necesario para
su alargamiento.
Otros estudios identificaron que, en cuanto la inmovilización del músculo en posición
de acortamiento causa disminución en el número de sarcómeros y atrofia en la fibra
muscular, la inmovilización en posición de estiramiento lleva a adición de sarcómeros
con consecuente ganancia de peso y aumento de la síntesis proteica (Williams y
Goldspink, 1978; Yang y cols.,1997). Estudios más recientes, realizados en músculos de
conejos, identificaron, 6 días después de la inmovilización en posición de estiramiento,

O IGF-I es una hormona relacionada con el proceso de hipertrofia muscular como en la adaptación de las fibras desencadenada por el alargamiento y por ejercicios contra-resistidos (Goldspink.El grado de atrofia muscular observado durante la inmovilización depende de la posición de inmovilización y es mayor en el grupo acortado... Todos estos estudios que tuvieron como objetivo comprender el mecanismo de desarrollo y adaptación del músculo esquelético permitieron las siguientes conclusiones: a. b. Yang y cols. con aumento en el número de sarcómeros en serie y consecuente aumento en la longitud y en la elasticidad musculares. 1996. realizado por Gordon y col. El estiramiento de diversos grupos musculares.El músculo se adapta a alteraciones en su longitud por medio de la regulación del número de sarcómeros en serie. se verifico que en fibras musculares aisladas. Yang y cols. la respuesta con relación al número de sarcómeros es más intensa en la posición de acortamiento ( reducción de un 40% del número de sarcómeros en serie) que en la posición de estiramiento (aumento de 20% en el número de sarcómeros en serie) d. puede ser fácilmente obtenido por la realización de ejercicios físicos. e. Dispone de otras técnicas igualmente efectivas y que no limitan la actividad funcional del individuo. En un experimento cuidadoso y sofisticado.hipertrofia. la fuerza isométrica máxima es . (1966).1997). solamente en la década de los 60 fue posible identificar las bases morfofuncionales de la relación tensión – longitud de la fibra muscular. aumento en el contenido total de Insulin Grow Factor-I (IGF-1) y aumento en el porcentaje de fibras que expresan miosina del tipo I y miosina neonatal (Goldspink. El procedimiento fue utilizado apenas para permitir el estudio detallado de la adaptación muscular.La posición de alargamiento.La posición (acortada o alargada) en que el músculo es mantenido es un factor determinante en la regulación del número de sarcómeros en serie (disminuyendo o aumentando. activa la síntesis proteica y la adición de sarcómeros en serie.Aunque la adaptación de las fibras musculares ocurra tanto en posición de acortamiento como de alargamiento.1997). por ejemplo. A pesar de eso. Lógicamente la inmovilización utilizada en estos estudios experimentales en animales no debe ser utilizada como tratamiento clínico en humanos. pues el Ft. además de impedir el acortamiento y la atrofia musculares. Porque la adaptación de la fibra muscular a la posición genera la adaptación del número de sarcómeros? El análisis de los resultados experimentales obtenidos sobre la adaptación de los músculos esqueléticos a la demanda funcional también suscito importantes interrogantes como. fue realizado por Blix en 1895. 1996. La inmovilización en si no debe ser adoptada como recurso terapéutico cuando el objetivo es estirar un determinado grupo muscular. porque la fibra muscular es tan sensible y se adapta tan rápido a las alteraciones en su longitud? Los estudios que evaluaron la relación entre la fuerza producida por el músculo y su longitud contribuyeron para aclarar preguntas como esta. El primer trabajo que intento demostrar que la fuerza desarrollada por el músculo durante la contracción isométrica varía con la longitud que posea en este momento. respectivamente) c.

Considerando que los filamentos de actina y de miosina tienen una longitud constante. 1978). 1978). es considerado el tejido que más contribuye para la resistencia pasiva extracelular en el músculo esquelético. habría una reducción de la sobreposición fisiológica entre los filamentos de actina y de miosina. pues se perdió la sobreposición fisiológica ideal entre los filamentos de actina y de miosina. los cambios en la longitud del músculo. En el mismo trabajo se constató que las fibras de colágeno del perimisio presentaban un ángulo de fijación más agudo que el observado en los músculos normales. Se conoce que la fuerza pasiva impuesta al músculo durante un estiramiento le es transmitida como un todo a través del tejido conjuntivo intramuscular (Winegrad y Robinson. 1966). Es importante resaltar que la fuerza contractil activa producida por el músculo esquelético. la longitud funcional del músculo. 1984). La identificación de la relación entre la tensión muscular y las alteraciones en la longitud del sarcómero subsidio la proposición de la teoría del deslizamiento de los miofilamentos en la contracción muscular (Gordon y col. Como en esta posición los sarcómeros también presentan longitud disminuida. En la posición de estiramiento. Adaptación del tejido conjuntivo en el músculo esquelético El perimísio.producida cuando el sarcómero alcanza una longitud próxima a la longitud de su posición en reposo. La reducción del número de sarcómeros en serie podría entonces restablecer la longitud ideal a los sarcómeros restantes. causando disminución en la elasticidad muscular y aumento en la tensión pasiva. 2 semanas después de la inmovilización en posición de acortamiento (Williams y Goldspink. como la composición y diámetro de la fibra muscular. En la posición de acortamiento. lo que impediría el desarrollo de la contracción muscular máxima. etc. Probablemente. Este estudio permitió identificar que la fuerza generada por la contracción muscular depende de la cantidad de puentes entre los filamentos de actina y de miosina en el interior de los sarcómeros. Williams y Goldspink. 1984). siendo influenciada por diversos factores. ocurriría con el objetivo de mantener una longitud fisiológica y funcional de los sarcómeros en la fibra muscular (Williams y Goldspink. Esta fuerza disminuye cuando el sarcómero es estirado o acortado. . identificado en músculos mantenidos en una posición de alargamiento. Evidencias de la remodelación del perimisio fueron observadas en el músculo sóleo de camundongos. debido a su organización. el padrón de reclutamiento de las unidades motoras. por la remoción o adición de sarcómeros en serie. se encuentra disminuida. estos no pueden desarrollar fuerza contractil máxima.. la perdida de sarcómeros y la reducción en la longitud de la fibra muscular están asociadas al aumento en la resistencia pasiva del músculo durante un estiramiento . Como ya fue descrito anteriormente. Los músculos inmovilizados en posición acortada presentaron mayor abundancia y remodelación del tejido conjuntivo en los periodos subsecuente a la inmovilización (Tabary y cols. la adaptación de los músculos adultos a diferentes longitudes funcionales. 1972. depende también de la integridad del sistema nervioso central y del periférico. el mecanismo opuesto explicaría el aumento del número de sarcómeros en serie. La adición de sarcómeros en serie permitiría el restablecimiento de la longitud funcional de los sarcómeros.

Aunque estos trabajos hayan aclarado una relación importante entre la posición de inmovilización del músculo y la adaptación del tejido conjuntivo. observado en músculos inmovilizados en posición acortada. porque justifican. por ejemplo. entonces que el músculo retraído presenta dos características básicas: disminución de los sarcómeros en serie y aumento en la densidad de tejido conjuntivo. hubo un rápido aumento en la cantidad de tejido conjuntivo en el perimísio. también no se presento atrofia significativa. Estos estudios permitieron comprobar que. era pertinente evaluar si el aumento de tejido conjuntivo ocurría debido a la posición de acortamiento del músculo o si su acumulo estaría relacionado con la disminución de la actividad contractil. Fue observado que es posible prevenir el acúmulo de tejido conjuntivo. no se observó alteración del tejido conjuntivo. (1988) realizaron un experimento aplicando diferentes combinaciones de inmovilización y electroestimulación. pero no la perdida de sarcómeros en serie. porque otras variables. por ejemplo la utilización de recursos que estimulen la contracción muscular durante las inmovilizaciones. no es la inmovilización en si la que altera el tejido conjuntivo. se puede observar que la electroestimulación aplicada a músculos retraídos acentúo la reducción de sarcómeros en serie. ejecutada por el mismo individuo con ejercicios isométricos o obtenida por electroestimulación. Tales informaciones son muy útiles al fisioterapeuta. Por otro lado. Williams y col. la realización de la contracción muscular activa. La figura 3 muestra claramente que el aumento de tejido conjuntivo ocurrió antes de que se iniciara la perdida significativa del número de sarcómeros en serie. Como el ft. Por otro lado. puede ser . sino la posición del músculo. inmediatamente después de la inmovilización. Estos resultados permitieron concluir que la actividad contractil del músculo previene la proliferación de tejido conjuntivo. similar a la observada en los músculos inmovilizados en posición acortada.Sólo dos días después de la inmovilización del músculo sóleo en posición acortada. Por lo tanto. o por el estiramiento pasivo o por la contracción muscular inducida por la electroestimulación (Figura 4). Así. Se conoce. que el músculo inmovilizado en posición acortada está sometido a un menor estiramiento funcional y a reducción en la actividad contractil. de modo similar a lo que ocurre en la regulación de los sarcómeros. sus resultados generaron nuevas preguntas. Se puede identificar. particularmente en el grupo muscular inmovilizado en posición acortada. podrían estar relacionadas con la adaptación del tejido conjuntivo. Por otro lado. se sabe también que los músculos sometidos a la actividad con reducción de su longitud funcional (como en los ejercicios contra-resistidos concéntricos) también presentaban reducción en el número de sarcómeros en serie. En este periodo. no podrá impedir la retracción del músculo debido a la posición de inmovilización. era importante entender el papel de la actividad contráctil del músculo en el acúmulo de tejido conjuntivo. cuando el músculo fue inmovilizado en posición alargada. Así fue posible entender que los músculos más retraídos tienen menor elasticidad. identificado en el músculo inmovilizado en posición acortada. además de la posición.

Clarkson. Es también importante que el ft. Confirmando los resultados de la literatura científica. obtenida a través de la activación de las fibras musculares extra-fusales. Lieber y cols. Así este tipo de ejercicio seria mas indicado para promover el estiramiento de determinado grupo muscular.El dolor que ocurre durante o inmediatamente después de la realización del ejercicio . dolor y disfunción neuromuscular (Clarkson y Newham. diversos estudios han sido realizados con el objetivo de identificar que factores podrían disminuir esa capacidad de inducción de lesión y así tornar más seguro su uso clínico. Werning y cols.. aumento de tensión muscular. particularmente para la obtención de estiramiento muscular? Por un motivo muy simple: a pesar de su eficiencia en promover el estiramiento de la fibra muscular y el reordenamiento en el tejido conjuntivo. con la actuación tanto en la regulación del número de sarcómeros como en la hipertrofia. Clarkson. 1993. y realización de movimiento voluntario de estiramiento del músculo. Por esa característica. 1983. 1997). ha sido ampliamente utilizado como modelo de inducción de lesión en estudios realizados en humanos (Clarkson.La sensación de dolor que se manifiesta entre 24 a 48 horas después del ejercicio intenso . Warren y cols. hay una significativa disminución en la capacidad de inducción de lesión generado por el ejercicio excéntrico utilizado posteriormente. de modo general la experiencia clínica muestra que la realización de ejercicio activo intenso. Resultados obtenidos en seres humanos indicaron que. 1996. por la realización de ejercicio activo concéntrico. promoviendo también la hipertrofia muscular y la remodelación de tejido conjuntivo. constato que hay por lo menos 3 tipos distintos: . de modo general. previamente a la sesión de estiramiento. puede también causar lesión estructural. Conozca las características del dolor asociado al ejercicio. Todos los trabajos experimentales presentados hasta hoy muestran que el ejercicio excéntrico es el que más rápidamente estimula la adición de sarcómeros en serie. disminuye la sensación dolorosa muscular. El hecho de que ese ejercicio sea activo y libre permite que. lo que podría causar lesiones del tejido y dolor. debido al alto grado de tensión producido en las fibras musculares (Armstrong y cols. Como el ejercicio excéntrico presenta un poderoso efecto sobre los músculos esqueléticos. cuando el músculo es sometido a calentamiento previo. el ejercicio excéntrico es el que más fácilmente lesiona la fibra. 1991). al mismo tiempo. 1983... 1997). Porque se debe tener mucho cuidado al utilizar el ejercicio excéntrico para fines terapéuticos. Una revisión realizada por Miles y Clarkson (1994) sobre los tipos de dolor relacionados con el ejercicio..extremamente eficaz en el sentido de disminuir o impedir la proliferación de tejido conjuntivo y la atrofia muscular. Ejercicio excéntrico y estiramiento muscular El ejercicio excéntrico es aquel en que hay. 1995. no se sobrepasen los limites morfofuncionales del individuo. 1997) y en animales de laboratorio (Armstrong y cols. Varios estudios ya demostraron que este tipo de ejercicio puede causar lesión.

El dolor que se manifiesta entre 24 y 48 horas después del ejercicio intenso o después del ejercicio excéntrico está asociado a lesión estructural en el músculo esquelético con perdida de la integridad de los elementos contráctiles. Aunque no se conozca la causa exacta de este tipo de dolor. proteínas y hormonas. dolor a la palpación. desencadenado por la hiperexcitabilidad de la motoneurona. a la contracción y al estiramiento del vientre muscular. Aunque se ha creído que el ácido láctico es el responsable por la ocurrencia de ese dolor. hay evidencias de que está asociado a reacción inflamatoria desencadenada por la lesión. Es importante resaltar que el dolor está relacionado con el proceso inflamatorio generado por la lesión muscular. . El dolor observado durante el ejercicio es considerado resultante de una combinación de factores.- El dolor inducido por calambre muscular. Aunque algunos trabajos hayan sugerido que su ocurrencia está relacionada a la alteración en el balance electrolítico. En este caso es común que el individuo presente las siguientes señales y sintamos: disminución de la fuerza muscular. pues puede ser un indicativo seguro de que la intensidad del ejercicio fue excesiva. las evidencias experimentales sugieren que el no es el único factor involucrado. El calambre puede ser conceptuado como una ocurrencia de dolor intenso y repentino. hipertonía local refleja y disminución del ángulo articular debido al acortamiento reflejo del grupo muscular lesionado. incluyendo ácidos. el mecanismo de acción de este tipo de dolor también es desconocido. iones.