Neumonía

Inflamación de los pulmones, causada por la infección de un virus o
una bacteria, que se caracteriza por la presencia de fiebre alta,
escalofríos, dolor intenso en el costado afectado del tórax, tos y
expectoración.
CAUSAS
La neumonía es una enfermedad común que afecta a millones de
personas en los Estados Unidos todos los años. Pueden causarla
microbios llamados bacterias, virus y hongos. En los adultos, las
bacterias son la causa más común de neumonía.
Las formas como se puede contraer la neumonía incluyen:

Las bacterias y virus que viven en la nariz, los senos
paranasales o la boca pueden propagarse a los pulmones.

Usted puede inhalar algunos de estos microbios directamente
hacia los pulmones.

Usted inhala alimento, líquidos, vómitos o secreciones desde
la boca hacia los pulmones (neumonía por aspiración).

Cirugía o traumatismo reciente. como el de la gripe también son una causa común de neumonía. Problemas del sistema inmunitario (durante un tratamiento para el cáncer o debido a VIH/SIDA o trasplante de órganos) Otras enfermedades graves. la garganta o el cuello. accidente cerebrovascular. La neumonía atípica.            El tipo más común de bacteria es el Estreptococos pneumoniae (neumococo). bronquiectasia. Escalofríos con temblores. Dificultad para respirar (puede únicamente ocurrir cuando sube escaleras o se esfuerza). con frecuencia llamada errante.La neumonía puede ser causada por muchos tipos de microbios. fibrosis quística). es causada por otras bacterias. parálisis cerebral u otros trastornos cerebrales. cirrosis hepática o diabetes mellitus. Otros síntomas incluyen: . Los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de contraer neumonía incluyen: Enfermedad pulmonar crónica (EPOC. Cirugía para tratar cáncer de la boca. lesión cerebral. Los virus. tales como cardiopatía. Fumar cigarrillos. Demencia. La bacteria llamada Pneumocystis jiroveci puede causar neumonía en personas cuyo sistema inmunitario no está funcionando bien. SÍNTOMAS Los síntomas más comunes de neumonía son:     Tos (con algunas neumonías usted puede expectorar una mucosidad amarillenta o verdosa o incluso moco con sangre). Fiebre que puede ser baja o alta.

PRUEBAS Y EXÁMENES El proveedor de atención médica buscará crepitaciones o ruidos respiratorios anormales al auscultar el tórax con el estetoscopio. Se pueden ordenar otros exámenes. TRATAMIENTO . Dolor de cabeza. Dar golpecitos con los dedos sobre la pared torácica (percusión). Malestar (no sentirse bien). Toracentesis: extraer líquido del espacio entre el revestimiento externo de los pulmones y la pared torácica. Tomografía computarizada del tórax. especialmente en las personas de mayor edad.      Confusión. Dolor torácico agudo o punzante que empeora cuando usted respira profundamente o tose. Conteo sanguíneo completo para verificar el conteo de glóbulos blancos. El proveedor de atención médica probablemente ordenará una radiografía del tórax si tiene sospechas de neumonía. Hemocultivo y cultivo de esputo para buscar microbios que pueden estar causando la neumonía. como:       Gasometría arterial para ver si está llegando suficiente oxígeno a la sangre desde los pulmones. Broncos copia: una sonda flexible con una cámara iluminada en su extremo que se baja por los pulmones. Inapetencia. le ayuda al médico a escuchar y sentir ruidos anormales en el pecho. baja energía y fatiga. Sudoración excesiva y piel pegajosa.

El médico debe decidir primero si usted necesita o no estar en el hospital. Tome el medicamento hasta que se acabe. Al tomar antibióticos:  No pase por alto ninguna dosis. Si usted tiene una neumonía viral. Muchas personas pueden tratarse en casa. Respirar aire caliente y húmedo ayuda a aflojar el moco pegajoso que puede hacerlo sentir como si se estuviera ahogando. Si a usted le brindan tratamiento en el hospital. no recibirá antibióticos.  Es incapaz de cuidar de sí mismo en casa o es incapaz de comer o beber.  Es mayor de 65 años. De ser así.  Ha estado tomando antibióticos en casa y no está mejorando. aun cuando usted empiece a sentirse mejor. el médico puede pedirle que tome antibióticos. porque estos no destruyen los virus. especialmente si tiene gripe. Usted recibirá otros medicamentos. Estas medidas pueden ayudar: .  Tiene síntomas graves. tales como antivirales. recibirá:  Líquidos y antibióticos por vía intravenosa  Oxigenoterapia  Tratamientos respiratorios (posiblemente) Si le diagnostican una neumonía bacteriana.  No tome antitusígenos ni medicamentos para el resfriado a menos que el médico lo autorice. La tos ayuda al cuerpo a librarse de la flema de los pulmones. Usted tiene mayor probabilidad de ser hospitalizado si:  Tiene otro problema de salud serio. es muy importante que los antibióticos se empiecen poco después de ingresar al hospital.

 Tome un par de respiraciones profundas dos o tres veces cada hora. haga siestas durante el día. Tome bastantes líquidos.  Después de sonarse la nariz.  Después de ir al baño.  Después de entrar en contacto con personas enfermas.  Dese golpecitos suavemente en el pecho unas cuantas veces al día. Póngase un pedazo de tela caliente y húmeda sobre nariz y boca sin hacer presión. . Si tiene problemas para dormir por la noche.  Beba al menos de 6 a 10 tazas por día. Esto le ayuda a sacar la flema de los pulmones para que usted la pueda expectorar. Descanse mucho cuando se vaya a su casa.  Llene un humidificador con agua caliente e inhale el vapor caliente. Las respiraciones profundas le ayudarán a abrir los pulmones. siempre y cuando su médico lo autorice:  Beba agua. PREVENCIÓN Usted puede ayudar a prevenir la neumonía siguiendo las medidas que se presentan a continuación.  No tome alcohol. jugo o té claro. mientras está acostado con la cabeza más baja que el pecho. especialmente:  Antes de preparar y consumir alimentos. Lávese las manos con frecuencia.  Después de cambiar el pañal de un bebé.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA Y RECOMENDACIONES Los aspectos a considerar a la hora de plantear cuidados para pacientes con neumonía serán la valoración respiratoria. ya que el tabaco daña la capacidad del pulmón para combatir la infección. disnea. enfisema. las complicaciones y el tiempo de recuperación. Se valorará el balance de líquidos. nombre. y la ansiedad. respiración trabajosa. la tolerancia a la actividad. Verifique que le apliquen las siguientes vacunas:  La vacuna antigripal puede ayudar a prevenir la neumonía causada por el virus de la gripe.  La vacuna antineumocócica reduce las probabilidades de contraer neumonía a causa delStreptococcus pneumoniae. la situación nutricional. pudiendo observarse taquipnea. el sueño y el reposo. Las vacunas pueden ayudar a prevenir algunos tipos de neumonía. Las vacunas son incluso más importantes para los ancianos y las personas con diabetes. La instrucción al paciente es muy importante ya que conociendo su situación conseguiremos reducir su nivel de ansiedad:  Proporcionar al paciente y a la familia información sobre el tipo de neumonía que padece. asma.No fume. VIH. cáncer. acción administración y efectos secundarios. .  Proporcionar al paciente y a la familia información sobre la medicación prescrita. personas con trasplantes de órganos u otras afecciones crónicas. también puede observarse fiebre y taquicardia. hipoventilación. dosis.

sobre todo.  Explicar a la familia y al paciente el carácter infeccioso de la enfermedad con el fin de evitar el contagio a otras personas. Su contagio suele efectuarse a través de gotitas respiratorias expulsadas al estornudar.  Explicar la importancia de evitar el tabaco y los humos que puedan irritar los bronquios. Entre estas. en ancianos y en niños de corta edad. durante la época más fría del año. El riesgo de sufrir una pulmonía es especialmente alto en aquellas personas cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado.  Explicar al paciente técnicas de relajación y la importancia del reposo y el sueño. hablar o toser. las más habituales son las llamadas neumococos. . SINTESIS Es la enfermedad infecciosa más habitual y aparece. La neumonía está causada en la mayoría de los casos por bacterias. Explicar la necesidad de una ingesta adecuada de líquidos y nutrientes.