A Dragon's Lair

Página 2

Serie Dragones #3

Página 3

El presente documento tiene como finalidad impulsar la lectura hacia
aquellas regiones de habla hispana en las cuales son escasas o nulas
las publicaciones, cabe destacar que dicho documento fue elaborado sin
fines de lucro, así que se le agradece a todas las colaboradoras que
aportaron su esfuerzo, dedicación y admiración para con el libro
original para sacar adelante este proyecto.

Página 4

Índice

. le ofreció las respuestas a sus preguntas y compartió los secretos de su vida. Su familia era más que rica. y este la llevo hasta Inglaterra y a una mansión que parecía a un palacio. Daisye encontró más de lo que ella jamás soñó en los brazos de un hombre que tenían una voz tan suave como la comodidad del sur. y él fue engañado para salir del negocio textil que había estado en su familia por más de sesenta años. pero ella prefirió trabajar para cuenta propia y no vivir del dinero de su familia. El enigmático propietario Hawke era parte del rompecabezas que llevo a la ruina a su papa. y ni todo era lo que parecía. Entonces. mas luego descubrió que todo no era tan fácil como había previsto. Sobre el ataque de su beso. el hombre que ella pensaba era su enemigo. Hawke la sorprendió en su oficina. Daisye siguió el rastro. Daisye fue a una fiesta en la mansión con la intensión de abrir la caja fuerte y encontrar las pruebas que necesitaba.Sinopsis D Página 5 aisye Chambers era una dama sureña por completo. sin embargo eso no significaba que ella podía usar jeans y no ser esperada en fiestas actuando como una mujer de sociedad. Hasta que su papá anuncio que estaban arruinados. ahora era su protector. Mas había más peligro de lo que imaginaba. ella quería venganza y encontrar la persona que estafó a su papá. ella sintió un calor que encendió algo dentro de ella.

y le firmó el traspaso por los derechos de su fábrica y todos los bienes inmuebles a ellos. Sus antepasados se habían convertido en empresarios y construyeron la casa piedra a piedra. De todas formas Página 6 —Su padre invirtió en este grupo en el Reino Unido. sabías que iba a hacerme cargo del negocio. Ella negó con la cabeza antes de caminar de un lado al otro en la oficina. . quien estaba sentado nerviosamente en una silla. Su padre y su abogado se encontraban sentados. Sin embargo. que estaba detrás de una mesa de caoba—. Era un hombre grande y redondo. —dijo Goodwin nerviosamente. — ¿Por qué hiciste todo esto sin decirme nada? —Preguntó Daisye y se sentó frente a su padre. pese a todo perseveró y se convirtió en un hombre rico. con que todo se ha ido? Daisye lanzó una mirada oscura a su padre. Alabama. y las historias que su padre le había contado acerca de las palizas y amenazas que habían recibido. La casa estaba fresca y aun así el hombre sudaba. Lo único que les pertenece ahora es el dinero que se encuentra en el banco y esta casa. Daisye. La casa en la que había crecido era una mansión y uno de los edificios más antiguos de Redwood. Su familia tenía eso y más. hasta ahora. Había sido parcialmente quemada por el clan. y como habían sido engañados a distancia.Capítulo 1 Traducido por blanca20011983 Corregido por Carmen15 —¿Q ué quieres decir. vestido con un traje a pesar del calor sofocante que había fuera de la casa. La mayoría de las familias negras que reivindicaban su herencia sureña hablaban de la esclavitud en pasado. y se aflojó la corbata—. Papá. hablando del dinero que había desaparecido. a excepción de la casa. Ellos habían dejado su huella en la ciudad.

Siempre fui una mocosa. Te voy a demostrar que no es necesario ser agradable. eso sólo demuestra que era una estafa.. dulce y del sur. Pensábamos que aumentaría el valor neto monetario líquido —le explico Goodwin. —Daisye. al igual que me enseñaste. Goodwin le entregó los papeles de su maletín.. por ahora. Dios. —Todo se hizo por teléfono o por correo. Ya me conoces. hija. él fue con quien firmé los documentos —dijo el padre. ¿qué piensas hacer? —Su padre suspiró y pasó una mano por el marco del cuadro en el que había una foto de su madre—. ¿Y por qué nunca lo vi en las oficinas de la ciudad o en casa? —No había ningún apellido en los papeles —sólo el señor Hawke—. había camiones y yo-yos bajo el árbol de Navidad. papá. Goodwin y de ahí a la puerta. Su padre no era un hombre de tomar decisiones estúpidas. Dudo que fuera Santa Claus. voy a ser algo mejor: una mujer tenaz y con una obstinación de un kilómetro de largo.estaba casi dirigiéndola por mí misma los últimos años. él. pero aún tenía que conocerla a ella. Una esposa y madre seré cuando llegue el momento. le deseo un buen día. —Bueno. Le demostraría que no todo le resultaría tan fácil como había pensado. ejecútala de manera correcta. Me pregunto quién puso eso ahí. Sr. Daisye. Sr. Recuperaré mi herencia y. Todos los años. miró la dirección en la mano y tuvo que controlarse para no romper el papel en pedazos. Esta persona. —ella golpeó su mano sobre la mesa—. Hawke. — ¿Hawke era su apellido? —preguntó Daisye—. déjame decirte algo. Después se trasladó a donde el Sr. Goodwin. ¿Cómo has podido hacer esto sin decírmelo. . Necesito una dirección. —Todo parecía legítimo. lo llevo a partir de aquí. —Ella extendió la mano y puso su voz tan dulce como la miel—. Goodwin. Página 7 — ¿Por qué? ¿Porque soy una mujer? —exigió saber Daisye—. como tu madre quería? Te debes casar ahora y tener unos niños y un marido. Bueno. o al menos consultármelo? —Este hombre llamado Hawke. Ahora voy a coger esta dirección. podía pensar que sería fácil engañar a un hombre viejo. para ser una mujer en esta maldita ciudad. Él había estado dirigiendo la compañía durante 25 años sin ninguna clase de problemas. Yo trepaba árboles en vez de jugar con muñecas y con las fiestas del té. ¿por qué no puedes ser sólo una fina dama sureña. por Dios.

pero. pero ¿me puedes ayudar. Los chismes en los restaurantes locales. en profundo silencio. se dirigió a la recepción para llamar a un taxi que la llevara hasta la mansión. decían que era un hombre esquivo y que rara vez lo habían visto. Se dirigió camino a las escaleras para usar el teléfono y reservar un vuelo. Pintó sus labios en un brillante color rubí. Lo siento. Se llevó la mano al pecho y puso su mejor acento sureño. Página 8 El satén negro brillaba contra su piel color chocolate. Cuando llegó su turno. El taxi la dejó donde los demás invitados iban llegando y tomó su lugar al final de la fila. puso una sonrisa en su rostro y trató de parecer angustiada. Gárgolas sentadas en torres adornaban la mansión como si estuviesen protegiéndola con sus feroces miradas. Daisye tuvo que admitirse a sí misma que nunca había visto nada igual en su vida. y lo haría con seguridad. pudo ver la mansión a la vista y no pudo evitar suspirar.. y los pilares de piedra brillaban siendo el centro de atención. El vestido baby-doll negro que ella vestía estaba cortado de tal forma que se amoldaban a sus pechos y a su cintura. Recogió su pelo oscuro. Una imagen de Hawke se encontraba en su maletín. Parecía que las luces la hacían parecer aún más grande de lo que era. La imprimió para asegurarse que sabía exactamente lo que debía buscar. y después de darse una última mirada a sí misma. Pero esa noche había una fiesta y ella tenía toda la intención de estar en la lista de invitados.. dejando pequeños mechones sueltos para que pudieran enmarcar su rostro. Las personas daban sus invitaciones al hombre de la puerta y el comprobaba sus nombres en la lista. Dos días después. . Había un montón de miradas curiosas que observaba a la chica americana bien vestida. Las chicas del sur pueden encantar como la piel de una cobra. —Parece que he perdido mi invitación cuando llegué a través de Heathrow. Hawke era dueño de la mansión en las colinas de las afueras de la ciudad. No sé qué hacer. Iba a ir al Reino Unido a resolver el problema. se dijo con picardía y se miró en el espejo. aunque no fuese sido invitada. pero nadie dijo nada. Después de veinte minutos en el taxi. y terminaban en una falda que le llegaba hasta la mitad del muslo. se encontraba vistiendo en la habitación del pequeño hotel en Peach Haven en East Sussex que había reservado.El legado de su padre estaría de vuelta en sus manos antes de que finalizara el mes.

era más alto que la mayoría de los hombres que se encontraban en este lugar. Si ella había pensado que fuera de la mansión era algo increíble de admirar. La mujer que se encontraba más cerca de él estaba prácticamente babeando en su esmoquin. —No hay necesidad de preocuparse. Ella esperó que la fiesta estuviese en pleno apogeo.verdad? Nunca he estado fuera de los Estados Unidos antes. Parecía que podía sentir su mirada porque la miró directamente a los ojos. Vio al benefactor de la opulenta fiesta a un lado hablando con algunas personas. no se podía comparar con el interior. Incluso lo podía ver claramente desde el otro lado de la habitación. hizo un gesto con la mano. ¿Por qué no terminas de agacharte y dejas que él te ponga en la mesa?. Hizo que un par de lágrimas aparecieran en sus ojos y miró al hombre que parecía estar muy incómodo por encontrarse con una mujer que estaba a punto de llorar. por lo que se volvió rápidamente. Convenientemente. se limitó a sacudir la cabeza ante cualquier persona que se Página 9 Ella estaba decidida a ser lo más discreta posible por lo que encontró un rincón donde podía estar. Nunca deja de funcionar. Daisye llevó la copa a sus labios una vez más para ocultar su sonrisa. parecía estar atrayendo más atención de la que le gustaría tener. se encontraba cerca de un amplio arco. Así que esta es la forma de vivir con el dinero de otros. Mordió un canapé y esperó su turno. y todo aquí parece tan diferente. De forma cortés fue rechazando las invitaciones para bailar. Apretó la mano contra el auricular que se encontraba en su oreja y con una pequeña sonrisa. señora. se dijo con un aire de suficiencia y le dio una sonrisa cuando estaba dentro de la mansión. Los hombres como él siempre tenían una segunda oficina privada. Él era más mayor de lo que había esperado. Así que en vez de hablar. Tomó uno y bebió con la esperanza de saciar la furia que la embargaba. pensó con enojo. . Ella sintió como su estómago saltaba. Todo. que conducía a una larga escalera de caoba. Como era estadounidense y tenía acento sureño. El sonido de la suave música que tocaba la banda se filtraba por todo el lugar. para poder entrar y salir fácilmente del piso de arriba sin ser vista. El buffet se encontraba en la sala del comedor formal. desde la madera pulida hasta el cristal brillaban. Estaba segura de poder encontrar la información que necesitaba arriba. mientras que la gente se iba mezclando a su alrededor. pensó sarcásticamente. Un camarero pasó llevando unas copas de champán. puede entrar.

Mientras que la atención de todos se centraba en otro lugar. vigilando mientras se adentraba en el interior. sólo en caso de que alguien subiera las escaleras. Con una rápida mirada hacia atrás. Tal vez es algún tipo de complejo para compensar cualquier tipo de desventaja que tuviera. Lo intento con el ultimo cajón. intentó colocarlo entre los Página 10 Bueno. En ellos había sobres y sellos. Había incluso una estatua de la mítica bestia en Jade sobre un pedestal cubierto con una cúpula de cristal. y cuando lo encontró cerrado quiso gritar de frustración. Espero que el evento de esta noche les haga cavar profundo en sus bolsillos y ayudar a los más necesitados. Si la encontraban su excusa seria que se había perdido mientras buscaba el baño. Su voz era profunda y suave como el whisky británico y encantador como el mismísimo infierno. No era la habitación que ella estaba buscando. Le está pidiendo donar a la gente mientras él roba. Tapices de dragones llenaban la sala. Bastardo de mierda. porque sabía que los cajones cerrados significaban que había algo importante que ocultar. vio una oportunidad de escapar del comedor y encontrar lo que necesitaba. él tiene algo con los dragones. por lo que probó otra puerta a lo largo del amplio corredor. Finalmente. También en nombre de los hospitales para niños les damos las gracias. cuando ella pensaba que iba a abrir lo que parecía la centésima puerta. encontró lo que parecía ser una oficina con una mesa de mármol en frente de unos grandes ventanales desde el suelo hasta el techo. Abrió la puerta rápidamente la cual ella creía que sería su despacho.aventurara acercarse y mantenía un ojo puesto ante la más mínima oportunidad. pensó con aire de suficiencia. pensó. subió las escaleras lo más rápido que pudo hasta el segundo nivel de la mansión. y por los cuales se realizó este evento. Cuando eso no funcionó. pensó sombríamente. —Se volvió y vio a Hawke de pie frente a la multitud y por un momento pensó que incluso sin hablar todos los ojos se encontraban puestos en él—. la emoción le corría por las venas. Se dirigió rápidamente a la mesa y empezó a mirar los cajones. Sin embargo. A ella le dio cierta satisfacción pensar que tal vez él era inadecuado en otras áreas. Entró y cerró la puerta firmemente detrás de ella. algunos documentos y recibos. Me gustaría dar las gracias a todos los presentes por asistir a este evento de caridad. me gustaría tener su atención por un momento. pensando en lo que se encontraba en sus pantalones. . —Disculpen. Cogió un abrecartas de la mesa y trató de forzar la cerradura. pero nada que pudiera implicarle en la estafa que había sufrido su padre.

mierda. Pero el abridor de cartas rodó. pero la encontró cerrada. Corrió hacia la puerta. Coloco su espalda contra la pared. y se deslizó hasta el suelo con un suave gemido y con el corazón lleno de miedo. . Página 11 Oh. cortando su mano. pensó cuando unas luces rojas comenzaron a parpadear por todo el lugar. No había nada que ella pudiera hacer más que esperar su muerte. más por la sorpresa que de dolor. Movió el picaporte con fuerza pero tenía seguro. El suelo parecía presionar sobre ella. Un suave grito.cajones para forzar el pestillo por dentro. Ella cayó de culo usando su mano ilesa para detener su caída. Ella tomó lo que parecía ser una servilleta de tela del escritorio y envolvió su mano ensangrentada. se escapó de sus labios. y por más que lo sacudió no se abría. Con las luces rojas intermitentes y la puerta cerrada por una fuerza invisible. y oyó un suave silbido. ella sabía que estaba atrapada.

por eso le dijo al de seguridad que la dejara pasar. ella parecía fascinante. por lo cual él pudo ver sus intenciones a distancia. La vio salir de la habitación cuando estaba dando su discurso. Su piel parecía brillar como el bronce bajo las luces de los Página 12 Sabía lo de la invitación solamente porque había sido él mismo el que invito a todos los presentes y Hawke tenía una memoria fotográfica por lo que este hecho no pasó desapercibido para él. Pero algo llamó su atención. y oyó su voz a través del sistema. Sin embargo. él supo que ella no pertenecía aquí y mucho menos que era una invitada. se preguntaba acerca de la mujer norteamericana que se encontraba atrapada en su oficina. sin duda alguna. Por lo que no había necesidad de enviar a la seguridad para así no tener que perturbar la fiesta.Capítulo 2 Traducido por blanca20011983 Corregido por Carmen15 D esde el momento en que la vio acercarse al hombre de seguridad de la puerta y fingir que había perdido su invitación. Poco tiempo después la alarma de su oficina privada sonó con un zumbido en el bolsillo. Podía ver que ella estaba tramando algo. Pudo observar cómo cada hombre en la sala admiraba su belleza y su voz. pero estaba lo suficiente aburrido como para dejarla jugar y ver hasta donde quería llegar. Su voz era dulce como el vino de miel. y ella le intrigaba. Algunos de sus hermanos del tribunal Paladín habían tomado mujeres americanas como sus compañeras. de eso él estaba seguro. Él mismo diseñó el sistema y sabía que ella no tendría salida. Pero él no tenía ningún interés en buscar una compañera. Al hablar con los invitados. por lo que cerró la puerta de la habitación con un simple toque de un botón. . observando mientras llegaban el resto de los invitados en la pantalla. en su rostro había una mirada de nerviosismo. pero la apariencia de ella había ocasionado algo de ardor en su pecho. lo que le informó dónde se encontraba. Esta era una situación que él quería resolver por sí mismo.

porque continuamente la veía morderse la esquina del labio inferior y él quería calmarla pasando su lengua. Página 13 — ¿Qué he atrapado en mi red? Parece que es una pequeña mosca bien vestida. agradeció a cada uno por su generosa donación. Ella había escuchado algo afuera porque cuando él entró. Utilizo el mando a distancia de su bolsillo para desbloquear el infalible sistema de su despacho y abrió la puerta. entonces así lo haría. pronto descubriría sus verdaderas intenciones y después la enviaría a las autoridades. o trabajar en granjas e incluso inmiscuirse en una buena pelea o dos. Se despidió del último invitado. También escribió un cheque por los servicios de la orquesta y seguridad. empuñándolo como si fuera un arma. significa que los seres humanos estaban bajo su protección. incluido los de los servicios de catering y limpieza que se encontraban en la habitación del comedor principal. pero él se había preparado por el bien común. sin sufrir las repercusiones de ese acto. . Él podía decir que ella estaba nerviosa. Nadie entraba a la guarida de un dragón para robar. Odiaba la pomposidad de la sociedad. Sí ella era una ladrona. pero deseando internamente que salieran de su casa. Si tenía que sonreír y fingir por un par de horas para ayudar a que las personas hurgaran en los bolsillos para ayudar a la caridad. Siendo parte del tribunal Paladín. La fiesta terminó a media noche. Naturalmente. Eran más de las dos de la mañana cuando su casa se encontró felizmente en silencio.candelabros y parecía tan suave como la caoba que se encontraba en la mansión. ella estaba agarrando el abrecartas en la mano. —replicó ella. Sus ojos grandes y almendrados eran de un color marrón claro que le hizo pensar en el chocolate. brillantes le llamaron la atención. su especie esperaba que él realizara algunas actividades sociales en el país en el que se encontraba. —Me tocas y te voy a demostrar lo que esta pequeña mosca sabe hacer. Sus labios carnosos. Comentó secamente y se apoyó contra la pared. Algunos de los otros dragones tenían que conducir todos los días en una Harley. Se quitó la chaqueta del esmoquin y lo colgó en la barandilla mientras subía las escaleras para tratar con el único invitado que estaba en la mansión. Pero nada ocurría en el pequeño pueblo donde se encontraba ubicada su mansión en la colina.

Si ella supiese sobre su dragón estaría corriendo asustada. Daisye Chambers. — ¿Qué es exactamente lo que cree saber sobre mí. Chambers. . Por lo que la ayudaré a averiguar quién fue el que robó a su familia. —respondió Daisye—. — ¿Por qué necesitaría yo una fábrica textil. La fábrica textil de mi padre y la tierra que se encuentran alrededor de ella han estado en nuestra familia por generaciones. A el le encantaba el fuego que podía ver en sus ojos. mezclado con el acento de América del Sur. —Le garantizo que es incorrecta en sus suposiciones acerca de mí. Hawke suspiró. Usted puede llamar a la policía y explicarle qué tipo de bastardo le roba a las personas y después realizar funciones de caridad. —Quién sabe. Pero. —Bueno. y usted debe de recordar el apellido. Daisye dio un bufido poco femenino. no creía que esta mujer fuera del tipo de correr despavorida.…? —Mi nombre es Daisye Chambers. La comida que estaban disfrutando probablemente fue comprada con dinero ilícito. — ¿Me estás llamando en serio ladrona? Quisiera saber si sus clientes saben acerca de su forma deshonesta de actuar. Pensé que estabas aquí para disfrutar de mi fiesta y no robarme.— ¿En serio? Aquí estaba yo tratando de decidir si te entregaba a las autoridades o te dejarla ir —le dijo Hawke—. no entendía porque la mujer que estaba de pie frente a él lo acusaba de ser un criminal. tal vez era miércoles y no tenía nada mejor que hacer que tomar el trabajo de toda una vida de un estadounidense honesto. Era muy delicioso ver la ira que desprendía. no reconozco su nombre y desde luego no he hecho negocios con alguien con el apellido Chambers en los últimos meses. y me niego a dejar que sean tomadas por un hombre rico y arrogante que tiene alguna clase de complejo de dragón. Y ahora estoy intrigado en saber quién está utilizando mi nombre en actividades ilegales. Daisye rió secamente. Sus labios se curvaron por sus últimas palabras. Es el típico tramposo que dice que no ha hecho nada. Estoy aquí para recuperarla. Sra. Sra. Pero dejando de eso a un lado por ahora. —Por favor. porque engañó y estafó el negocio de mi padre y se llevó 60 años de duro trabajo que representa nuestra herencia. cuando trabajo en finanzas? —preguntó de forma casual. Página 14 Ella agitó la mano y respondió con ira. de alguna manera.

Pero no la va a haber. Sin embargo. “Oh. tratando de averiguar su patrimonio neto. eso puedo hacerlo por mí misma y cuando las pruebas apunten a usted de nuevo. hasta que hayamos arreglado este problema. —Tiene mi permiso para hacerme venir abajo. Yo no tengo ningún problema en defenderme. —Tiene dos opciones. Él era un hombre y Dragón de honor. como usted misma a dicho con tanta elocuencia. . le voy hacer venir abajo. o esconder la verdad y enterrarla.—Uh-huh. para que ella pudiera preocuparse con su patrimonio líquido y las riquezas. Debería desmayarme y decir. A diferencia de otras mujeres se mostrarían menos preocupadas si robase bebés. aquí estaba diciendo que él había hecho algo ilegal sin mostrar ningún remordimiento en su rostro. señor Hawke. Él asintió con la cabeza y se acercó a ella hasta que la punta del abrecartas se encontraba a sólo un centímetro de su estómago. Había algo fascinante en ella. Hawke hizo todo lo posible para no sonreír. Él definitivamente no la había impresionado en lo más mínimo. Pero con un hábil movimiento de su mano. Él no estaba demasiado preocupado por el abrecartas. …o B: llamo a las autoridades y pasa algún tiempo en la cárcel para después ser Página 15 —No puedes retenerme aquí. Trató de pasar a través de él. ¿Qué pensó que pasaría cuando dijo eso? —Daisye junto las manos y movió sus pestañas—. puede usted moverse hacia atrás y dejarme ir. siempre y cuando tuviese en sus manos algo de dinero. —tartamudeó ella. —dijo Hawke—. Sí. tranquilo amigo. A: te puedes quedar aquí como mi invitada y podemos aclarar esto… —dijo Hawke con calma—. con los ojos muy abiertos mostrando alarma en ellos. Daisye Chambers. Soy una tímida mujer. —Insisto en que sea mi invitada. —Hawke o lo que sea su nombre. Es por eso que fue elegido para formar parte del tribunal Paladín: tener su nombre y su honor puesto en duda era algo que significaba que tenía que encontrar la verdad para ella y para sí mismo. Hawke la agarró de la muñeca y le quito la filosa arma. y necesito un hombre grande y fuerte pueda salvarme. si encuentra cualquier discrepancia. ningún hombre de verdad tendría un nombre como ese y ningún maldito apellido para buscar. que magnifico que es usted en ayudarme. eso se lo aseguro. —le dijo ella tranquilamente—. —dijo Hawke. La mayoría de las mujeres que conocía coqueteaban con él y realmente pestañeaban hacia él.

Recogeré tus cosas de la habitación de hotel en la ciudad por la mañana. Creo que por intento de robo pueden ser hasta cuatro años aquí en el Reino Unido. —La mía es más una jaula de oro. ¿Cuál es la diferencia entre esto a una celda en la cárcel? —dijo ella. La expresión de horror en su rostro disgustado le hizo repensar en su amenaza. además de que es muy poco lo que pasa en esta área sin que no haya oído hablar. ¿Por qué quiere que me quede aquí? Se acercó hasta que sus cuerpos se tocaban y él pudo sentir la ira y la rabia en los ojos color chocolate de ella. —respondió Hawke rápidamente—. —Entraste en mis dominios y me acusaste de ser un vulgar ladrón. —le contestó él. usted se quedará aquí.deportada. ¿En todo caso no sabes que cuando un intruso entra en la guarida de un dragón. Él quería que se quedara. por eso pensó en utilizar cualquier medio para mantenerla allí. Deje que le muestre su habitación. —Estamos totalmente de acuerdo. —Estaba empezando a pensar que tal vez no fuera tan cruel como yo pensé que sería. Hay pijamas para dormir en cada habitación para invitados inesperados. hasta que salgan. —le dijo. —Tal vez sea así. —¿Cómo sabe que estoy en la ciudad? —pregunto Daisye. me quedaré. Hawke se estremeció ante su analogía. por cualquier medio. pero hasta que esto se aclare. pero no intente nada conmigo o retorceré su ramita y bayas1. —Está bien. Vamos. Incluyendo la . 1 ramita y bayas: pene y testículos Página 16 —Es la única opción lógica. —Así que estoy presa. ¿Está usted de acuerdo con mis condiciones o es necesario llamar a la policía? —él pudo ver el conflicto en su rostro y tranquilamente esperó su respuesta. —dijo ella con los dientes apretados—. —dijo. a este no se les permite salir hasta que el juez lo haga? —Está loco. —dijo Hawke—. — dijo Hawke con una voz de acero—.

y probablemente en la cama más. y unos ojos de un color verde esmeralda. tuvo que inclinar la cabeza hacia atrás y ver su rostro que combinaba perfectamente con sus anchos hombros. La mayoría de los hombres eran como un libro abierto para ella. El dragón en él anhelaba una buena lucha y el hombre en él a una compañera. maldición. pensó Daisye mientras se sentaba en la gran cama adornada. incluso en el avión camino a Gran Bretaña. Él ya tenía preparado en su mente lo que tenía que hacer para ayudarla.hermosa mujer estadounidense que estaba haciendo preguntas sobre mí. Sintió una oleada de emoción. Ella había estado furiosa todo el viaje. Había estimado que al menos tenía un metro noventa y cinco. La cuestión a todo esto era saber quién se hizo pasar por él para robar el negocio del padre de ella. Cuando estaba frente a ella. Pasó la mano por el metal y supo enseguida que era de bronce sólido. El metal brillaba incluso en condiciones de poca luz y los edredones eran más gruesos que cualquier cosa que jamás hubiera sentido. ella estaba sentada en una habitación que parecía pertenecer a la realeza. aunque no quisiera admitirlo. Lo resumía como un hombre rico y codicioso que quería hacerse más rico de lo que era. ella era mayor y podían suceder un montón de cosas malas si él no fuera realmente una buena persona. Su altura era impresionante. —Chismes de pueblo —refunfuñó ella en voz baja cuando él la arrastró detrás de sí. Parecía que ambos lados estaban a punto de obtener lo que necesitaban. Bien lo que hice fue hacerme un lío. con bordados de dragones dorados en ella. había muchas preguntas sin respuestas. pero con él era Página 17 Hubiera sido mejor si hubiera llamado a la policía. pero el hombre sin apellido era más que hermoso. En cambio. El hombre era probablemente uno de los pocos magnates ricos del petróleo. porque su vida se había convertido en la misma rutina en los últimos tiempos. Tenía un cabello oscuro. Hawke era un misterio. hechos para un hombre formidable. . con una fuerte mandíbula que podrían volverlo un modelo. que en conjunto le hacía preguntarse por qué querría una fábrica textil en Alabama. ¿Pero por qué y que haría con una fábrica textil adicional? Uf. Hawke no tenía ninguna duda de que Daisye Chambers había hecho una especie de gesto grosero a su espalda. Era de un rico azul profundo.

Eligió un conjunto de pijamas de un tono de color rosas rojas y lo olfateó. En lugar de ir a la cocina. No era lo mismo como llevar ropa de su mejor amigo. Abrió el cajón y encontró unas pijamas y camisones. aunque sólo fuera por un rato. Suspiró y comenzó a llenar la bañera. . se hundió en el agua y dejó escapar un pequeño gemido cuando el agua acarició su piel. Además. muy cansada. los cuales estaban todos protegidos por dragones. desató su sostén de encaje negro y se quitó el tanga. Su estómago gruñó. Sabiendo que eran prendas nuevas la hizo sentir infinitamente mejor. jaboneras y lavados de porcelana. pero esta era el doble del tamaño y también tenía una ducha. ¿qué pasaba con él y los dragones? Ella sacudió la cabeza y se levantó de la cama. Se quitó el vestido. él era como una página en blanco. y se detuvo en la puerta. Cerró los ojos y dejó vagar su mente con la esperanza de alejar todos los problemas que tenía. pero para ella. los frikis y los mudos.difícil saber lo que pensaba. Se dirigió hacia los cajones de la cómoda que se encontraban adornando un lado de la habitación. ¿Quién llevaba pantalones cortos? Eso la hizo pensar en el jacuzzi que se encontraba instalada en su cuarto de baño en Alabama. decidió hacer caso omiso de las súplicas de su estómago y caer rendida en la cama. Estaban hechas de seda. el agua estaba caliente y se encontraba mareada. Coloco las prendas en su mano y encontró la etiqueta de las tiendas donde habían sido compradas. O ellos pretendían ser algo que realmente no eran o terminaban siendo un fracaso total. Rápidamente se quedó dormida. Simplemente podía elegir entre los locos. Cuando lo lleno hasta el nivel y la temperatura deseada. Se dio la vuelta y se miró en el espejo. recordándole que solo había comido unos pocos canapés en la fiesta y que más tarde había sido detenida en una oficina el resto de la noche. donde ahogó un grito de sorpresa cuando vio el baño de mármol negro con accesorios de oro. O querían ser el chico malo y no podían cumplir con el encanto que trataban de difundir. Se dirigió al baño. Estaba cansada. era lujosa. Página 18 Esas palabras estuvieron rondando por su cabeza y la hizo sonreír brevemente. con pantalones cortos. Se sentía como una estúpida de pie en un cuarto de baño de lujo con cepillos de dientes. Cuando abrió los ojos de nuevo. Ella odiaba la idea de dormir con cosas de otra persona. ya sean hombres o mujeres los habían utilizado antes que ella. y se preguntó cuántas personas. soñaba que estaba siendo perseguida a través de un laberinto con oscuros corredores.

.. Salió fuera de la cama y se estiró. —La caja de hielo. donde encontró la cocina. Página 19 El hizo un gesto con la mano. —murmuró Hawke. Puedo oír tu estómago gruñir desde aquí. De hecho. —Por el amor de Dios mujer. Usted estaba en una misión para encontrar pruebas contra mí por algo de lo cual no soy culpable. Pero ella no encontró personal. — ¡Dios mío!. se frotó las manos contra la piel de gallina de sus brazos. Al lado de la puerta estaba su maleta y su portátil. buenos días a ti también. Salió de la habitación y se dirigió escaleras abajo en busca de alimento. Esperaba que en un lugar tan grande hubiese personas moviéndose de un lado a otro. ¿Cuándo naciste? —dijo ella en voz baja.. Se encontró con Hawke. coja algo de comer. nevera. —Bueno. — ¿De verdad? ¿Y de quién fue la culpa? —Le preguntó Hawke sin levantar la vista de su periódico—. Su estómago protestó. un suéter y pantalones vaqueros en su maleta y se vistió rápidamente en el baño. ¿Te refieres a la nevera? —Ella arqueó una ceja hacia el periódico que seguía ocultando su rostro. Parecía que Hawke fue fiel a su palabra y todas sus pertenencias habían sido traídas a ella. Hacía frío en la habitación. y discúlpeme por no poder comer nada en su reunión de fantasía anoche —le dijo Daisye sarcásticamente. No todo había sido un sueño. Tal vez el personal de la mansión podía decirle dónde se encontraba la cocina en este enorme lugar. no vio a nadie. La casa estaba extrañamente silenciosa. La caja de hielo está llena de comida. Encontró ropa interior limpia.. y ciertamente no se encontraba en casa. por favor. —Murmuró y pasó la página de su periódico. —Si supieras.. limpiando cosas.A la mañana siguiente se despertó con un sobresalto y se sentó en la cama. cocinando. Él Levantó la vista mientras ella estaba allí arrastrando los pies. —Caja de hielo. es lo mismo. recordándole que tenía hambre. Sin embargo ella no sabía si se sentía cómoda con que él hubiera entrado a la habitación mientras ella dormía. Se aventuró hacia adelante y fue escaleras abajo. sentado en una gran mesa de madera de cerezo tallada a mano casualmente bebiendo café y leyendo el periódico. Ellos necesitaban tener una pequeña charla acerca del espacio personal.

—dobló el papel y lo colocó sobre la mesa.No había manera de que él pudiera haber oído lo que ella dijo. —Prefiero que tú lo hagas. Algunos de mis hermanos de armas viven allí. —sonrió Hawke—. Página 20 Por costumbre. —Me gusta todo lo que estás haciendo. amor. Sacó huevos y tocino del refrigerador junto con un pimiento verde. en vez de estar contigo ahora. —Considérame castigado. Buscó en la cocina y encontró un par de sartenes enormes. Entonces tal vez pueda compartir alguna información contigo mientras comemos. — ¿acabas de insultarme por el tipo de géneros de música americana y la danza en general? —preguntó ella—. — ¿Hermanos de armas? ¿Quién diablos es usted? ¿Robín Hood? —dijo ella. ella y su padre desayunaban juntos por lo que había hecho otra tortilla adicional. que ha sido una banda fabulosa en toda su carrera. No he tenido mi café de la mañana. En otra sartén puso el tocino y en la tostadora un muffin inglés. y gracias por el desayuno que estas preparando. ya que estoy aquí con el pretexto de probar que eres inocente. En la cocina se podía percibir un delicioso olor por la cocción de los alimentos. Porque quiero que sepas que yo disfruto de diferentes tipos de música. todo depende de lo rápido que consiga esa información a fin de que vuelvas pronto a casa. Comenzó a preparar una tortilla con champiñones salteados y chile. Me fui por un tiempo e hice un poco de investigación. —No. Me gustaría seguramente desayunar con ellos. —señaló Daisye. —Háztelo tú. . Ves que tengo buenos modales —le respondió él. pero su comentario era obvio que él la había escuchado. champiñones. —dijo ella dulcemente. no es mi culpa. —no tienes que decírmelo de todos modos. —Nunca se sabe amor. podría ser. ¿con su música country y su baile en línea? —dijo él arrastrando las palabras. Sonrió Hawke. como Pink Floyd. —He visitado América más de un par de veces. Solo porque usted no puede distinguir la buena música porque es muy arrogante. y magdalenas. —Dice eso el hombre que me tomó como rehén.

Gran cosa. y mi madre decidió escribirlo con una E al final. ¿Eres como ella? ¿Coqueteando y utilizando tus tretas femeninas en los hombres? Página 21 — ¿Qué quieres decir con mi nombre? —Ella se encogió de hombros—. —dijo Hawke—. El apoyó los codos en la mesa. —Te he hecho sonreír. con una chica que llevaba pantalones cortos diminutos y tenía dos hermanos. Por lo que hago mi propia comida y una vez a la semana viene el personal a limpiar. A mis padres le gustan las flores. —dijo Hawke después de algunas mordidas. —Solo dije que eres hermosa. Ninguna empleada doméstica francesa para mí. —Claro. No hay necesidad de intentar quitarme mi hombría por eso. Ella coloco en la mesa los platos con las tortillas y tocino. creo. servido en bandeja de plata por una dama en un uniforme sexy —dijo Daisye. Daisye rodó los ojos. Me considero muy afortunado. Ella señaló con una espátula hacia él. Se incorporó y extendió la servilleta sobre su regazo. gracias. Mis compras se entregan semanalmente también. —Sonrió—. Eres más hermosa cuando sonríes. —dijo Hawke—. ¿Qué hay con tu nombre? —Es muy hermoso. para luego tomar un panecillo inglés. Voy a preparar café y coloca algunos utensilios de cocina. ¿a que sí? Ella no pudo contener una carcajada ante su comentario. lo que sea. — ¿Dónde está tu personal? Pensé que estarías recibiendo el desayuno en la suite principal. Pienso que la atención de la mujer es aburrida.—Pero soy un secuestrador con buenos modales. —Me gusta mi privacidad. tomando un trozo de tocino. —respondió Hawke fácilmente—. Ella se llamaba Daisy también. —Mi turno para una pregunta. —Recuerda lo que te dije acerca de la ramita y las bayas. Hawke tomó la mermelada de fresa de la nevera y le dio una taza de café humeante a ella. Hay un programa estadounidense que vi una vez. o eso es lo que creo. y fue el turno de él para levantar una ceja en su dirección. y en el centro un plato con las magdalenas. . —Esto es maravilloso.

no compré o robé la fábrica textil a tu padre. —Es bueno saberlo. por lo que es necesario profundizar un poco más. Lo que dijiste acerca de no tener ningún papel en esto. por eso es que este negocio que hizo lo envió en picada. Además. Antes tenía que comprobar que todo era verdad. —Creo que estoy empezando a ver eso. —le recordó Daisye. y no. . Ella no bromeaba acerca de tener una mente aguda. Ella llevaba la compañía de su padre por una razón. rastrear en papel es difícil. Es por eso qué manejaba con mano firme el negocio de su padre. —Usted me prometió darme información en la comida. —le dijo sin rodeos. amigo. — ¿No hay ninguna prueba de lo que acabas de decir cierto? —preguntó Daisye. ¿Soy realmente una prisionera? quería ir a Londres a realizar algunas compras. Bueno. Hice alguna verificación de antecedentes sobre las propiedades de tu padre y así sucesivamente. Mi madre me dio cerebro para ir junto con el cuerpo. —Tengo papeles que lo confirma. Me burle de eso sin piedad mientras crecía. Me gustaría tener una copia en una unidad USB y el permiso para hablar con quién te dio la información. —Eso hice. Su compañía fue comprada por una compañía llamada Matoux Industries. y puedes tenerlo en tus manos esta tarde. —dijo Hawke—. Ella no era ninguna tonta para tomar su palabra como si fuera verdad. en primer lugar. —Realmente te pasas. el nombre me es familiar. Él había hecho todo esto sin su conocimiento. —sonrió él. —Supongo que utilizó varios recursos para encontrar información personal. tengo que averiguar quién es el responsable que está usando mi nombre para estos negocios ilícitos. pero lo encontraré.Ella señaló con el tenedor hacia él. no necesito usar mis armas de mujer para nada. —admitió Daisye—. —Vas a tener todo a tu disposición. Página 22 Él asintió con la cabeza. Y era que su padre sabía que ella era una mujer de negocios astuta. Se trata de una empresa fantasma y por supuesto. Prácticamente lo había hecho a pesar de que hasta el momento la empresa no estaba a su nombre y que papa Chambers era el que firmaba los cheques a los empleados. ya que parece no tener ninguna dirección.

Ella se encogió de hombros. primero son más importantes las compras. Sin duda era un hombre interesante. Por lo que decidió que le daría un acuerdo de paz provisional. Página 23 Terminaron el resto de su comida en silencio. pero no había más que necesitaba saber hasta qué punto era verdad. —De todos modos. . Tengo algunos asuntos que atender y asumí que viajar en limusina sería mucho mejor que intentar coger un autobús y un tren en Londres.—Oh. Me gustaría acompañarte a Londres. Él le Sonrió. hasta que todos los hechos estuviesen aclarados. — bromeo Hawke—. Su instinto le decía que él no estaba mintiendo con lo que le decía. después de revisar los archivos del pen-drive. —Eso es correcto. voy a estar lista para salir al mediodía. como bien dijiste. Ella secretamente estaba deseosa de viajar a Londres con este hombre llamado Hawke. como mujer. si me dejas. —le respondió. Debes asegurarte de que tu compañero de viaje no es un tramposo. —Por supuesto. por supuesto. — ¿Para espiarme? —Ni un poco.

Creo que llegamos a un acuerdo mutuo. —Dijo Daisye—. pero realmente no iba a llamar a la policía. . especialmente en la parte de atrás de la limusina. Ellos casi no hablaron mientras veían pasar las verdes colinas. Parecía infantil lo que quería. Ok. Y. Ella tenía ganas de pedirle al conductor que parase la limusina para poder quitarse los zapatos y sentir el césped entre los dedos de los pies. Página 24 —No. de que yo no soy un criminal. —le dijo él suavemente. —comento Hawke—. no dijo nada y mantuvo la boca cerrada. tendría sin duda a los policías en mi camino. ¿Estas planeando tu huida? —Puedes pensar así si quieres. Mientras ella podía ver el aspecto moderno que había sido agregado. que debían de ser de generaciones pasadas. —Pareces estar de buen humor. y tal vez hasta correr hasta la colina. además de eso. si yo intento escapar. —Sí. Daisye sonrío sabiendo que detrás del traje que usaba todos los días en casa. cuando pasaron por unos pequeños pueblos con viejas vallas de madera que resguardaban las ovejas en los pastos. sin embargo. Pensaba en casa. Había una sensación de paz. sabelotodo. todavía se podía ver la estructura que tenían las casas en tiempos pasados.Capítulo 3 Traducido por Edel Corregido por Carmen15 E l camino de East Sussex a Londres fue tranquilo. como calentadores y aire acondicionado. y de que haríamos todo lo posible para que recuperaras la empresa de tu padre. todavía había dentro de ella una niña que deseaba subir a los árboles y colgarse nuevamente boca abajo. Daisye miro con entusiasmado interés el paisaje que era diferente a todo lo que había visto en los Estados Unidos. y el humo de las casas saliendo de chimeneas de piedras.

mas siempre había estado en su lista. Noruega y Suiza. Él le soplo un beso que casi la hizo tropezar. Con esa severa nota mental. y entro en la primera tienda que contaba con unas de sus prendas favoritas: zapatos. Había viajado hasta allí para conseguir lo que vino a buscar. Nunca había viajado a Europa antes. Después de un momento vio la ciudad en el horizonte. —Detén el auto en el área comercial. ¿porque no? Puedo comprar algo para vestir hoy en la noche en la tienda —dijo casualmente Daisye. lo necesitaba. ¿Es tiempo suficiente para tus compras? —le pregunto él. —dio Hawke las instrucciones al conductor y regreso su atención a ella—. Irlanda. Para con eso. A pesar de su ego y sus grandes tácticas. en vez de ir de un lado hacia el otro con sus compras. . ¿Nos encontramos para cenar antes de regresar a la mansión? —Claro. ella podía recibirlas en la comodidad de la enorme mansión de Hawke que se Página 25 Mientras caminaba consiguió más de una mirada curiosa. se encontraba sentada en un café. Ella se hizo una promesa así misma de que vería más. había descubierto que. —Más que suficiente. Ella medio había esperado ver carruajes siendo tirados por caballos y señoras del viejo mundo con sus grandes sombreros y usando extravagantes vestidos caminando por la calle. su estómago se revolvió nerviosamente. Un par de horas más tarde. No caigas en amores con el tipo loco de la casa grande. El conductor paro el auto en Trafalgar Square y ella tomo su cartera y salió. pero él estaba en lo cierto. Cerró la puerta de la limusina con un fuerte golpe. sentarse frente al hombre no era algo que ella odiara. Era probable que esas personas no estuvieran acostumbradas a ver con mucha frecuencia limusinas por allí. Al comprar. Él era hermoso como el infierno. Lo veo entonces más tarde. y cuando entraron a la cuidad ella suspiro de placer. en frente de la plaza. como Escocia. dando un descanso a sus doloridos pies. —Te recogeré en la estatua en tres horas. camino por la acera lejos del brillante vehículo. Este era apenas el comienzo. Era como todas las revistas que ella había leído sobre Londres.Ella odiaba que fuera tan presumido. se dijo ella severamente a sí misma. Se puso los lentes de sol.

sintió como el fino cabello detrás de su cuello se levantada y un escalofríos recorrían sus brazos. Ellos la recibieron de regreso en la tienda con graciosas sonrisas. Pronto habría algunas cuantas cajas llegando a su puerta. donde habían llegado a un acuerdo en el cual podría ir a tomar un poco de té y luego regresaría para vestirse con lo que habría comprado allí. Trafalgar Square parecía brillante y lleno de personas. Mientras veía como la multitud frente a ella comenzó a disolverse. Sostenía una bolsa en la cual había un vestido azul que usaría para cenar en la noche. Se preguntó si podría convencer a Hawke de entrar con ella. Todo lo que tenía que hacer era caminar algunas cuadras más y llegar al lugar donde Hawke le dijo que la recogería. Té. Se peinó el cabello con un pequeño cepillo que guardaba en su cartera y se retoco el maquillaje. el acento inglés le encanto. A mitad de camino. y ahora sonaban campanas de alarma en su cabeza. con temor de que alguien la estuviera observando. Se encogió de hombros y continúo caminando. Miro hacia atrás. . Las parejas andaban tomados de la mano y la música empezó a sonar en un Pub por el cual paso. mas no vio a nadie. por lo que en vez de caminar alrededor usaría el atajo. Pero claro está. Una gran mano golpeó su hombro y la jalo contra un duro Página 26 Ella decidió que el callejón parecía seguro. Admiraba la forma como el sol cubría el vidrio y las estructuras de piedra en una llama naranja antes de ser bañado en el crepúsculo azul. Lo hizo especialmente cuando Hawke le había hablado. mas apresuro el paso. Ella amaba como ellos hablaban. ellos ya se disponían a cerrar y la multitud de la noche comenzó a llenar las calles. En el momento que salió de la tienda. Eran casi las seis. era algo que nunca admitiría. Se levantó y camino de regreso a la tienda.encontraba en la colina. Ella había usado este mismo camino a la luz del día. Parecía lo suficiente seguro durante el día y las personas también lo usaban de noche. Ella camino hacia los vestidores y cambio la ropa que llevaba por el vestido corto de baby-doll que había comprado junto con unos zapatos que combinaban a la perfección. cuando una tienda cerraba en Inglaterra las calles quedaban desiertas. Al contrario que en Estados Unidos. Su mama siempre le dijo que siguiera sus instintos. Se detuvo en un callejón donde podía ver la luz del Trafalgar Square a la distancia. Miró la hora. y ahora podía ver algunas personas saliendo del otro lado. La puesta del sol en toda la ciudad era linda.

niña. —La voz tenía un tono definitivamente asiático—. mas sus pies se negaban a continuar. el hombre comenzó a cambiar y se transformó en algo que solo podía ser descrito como una serpiente.cuerpo. —Deberías haberte quedado en Alabama. Cuando se acercó a ella sintió asco. Sus colmillos parecían tan afilados como cuchillos y encajaban como piezas de un puzzle irregular. —Quédate atrás de mí. mientras sus manos se sostenían contra la pared. No estoy viendo eso. Su piel escamosa era de un color negro como la media noche y parecía estar cubierta de una especie de barro. Cayó contra las duras y frías piedras del suelo. Por lo cual comenzó a luchar contra eso. ¡No estoy viendo eso! Su mente se negaba a creer lo que estaba pasando delante de sus ojos. Trato correr. . niña bonita. Ella extendió las manos para sostenerse cuando tropezó. las cosas que voy a hacer contigo. como si estuvieran presos en cemento mojado. Y no importa lo que veas. Página 27 —Eres mía ahora. más una voz que ya conocía le susurró al oído. Oh. Una lenta sonrisa apareció en el rostro de él y lo vio tirar su sombrero al suelo y murmurar palabras en un dialecto que ella no entendía. sintió sus oídos taponearse como ocurre cuando hay un cambio de presión en la cabina de una avión. Ella grito por la sorpresa y miedo. —¡Quiero que sepas que yo dirijo la maldita empresa! Le dio una patada en la espinilla con fuerza. Ella lucho furiosamente. Ella miro hacia atrás y vio que él no la estaba persiguiendo o al menos la intentaba atrapar. —grito. Podía ver a las personas a ambos lados de la calle. Las niñas deben quedarse fuera de los asuntos de los padres. y él la soltó por la sorpresa. Podía sentir el olor a sudor y algo dulce mezclado con humo de cigarro. acuérdate que estás segura conmigo. El olor la intoxicaba por lo que ella lucho contra unas manos ásperas que la detenía. mas su cuerpo se movía fácilmente como garras. En frente de ella. Sus cortos brazos delanteros le recordaban a un ave de rapiña. — le hablo la aterradora criatura con un silbido al final de cada palabra. mas nadie parecía escuchar sus gritos de socorro. Sus oídos volvieron a obstruirse de nuevo cuando sintió que algo la ponía de pie. —La voz de Hawke se escuchaba sombría. —Ayuda.

Realmente no quiero tener que tratar de encontrarte. Ella es mía. —Dudo mucho que eso ocurra Fen-Lung de clase baja. —murmuro él—. Ella ya no podía ver nada humano en el monstruo. pase lo que pase por ningún motivo corras. y se preguntó si eso era lo mismo que estaba haciendo. No voy a estar el tiempo suficiente por aquí después de arrancarte la cabeza del cuerpo. —Le respondió Hawke—. Huele el aire ¿Quién más podría obtener por medio de la magia? En vez de inhalar. ¡Debemos irnos ahora! —Otro traje desperdiciado. amor. —Ya es demasiado tarde para eso. la serpiente saco su lengua en forma de tenedor hacia afuera. El suelo vibro bajos sus pies y Daisye dirigió su mirada hacia él con el horror reflejado en su rostro. Ella coloco una mano en su boca para detener el grito que quería escapar de sus labios. —Le dijo Hawke mientras se aflojaba la corbata—. —Silbó la serpiente—. Se preguntaba porque él no tenía miedo. entonces no te preocupes. ella podía escuchar las costuras de su traje desprenderse. Ahora recuerda.— ¿Qué diablos está pasando? ¡Un tipo se transformó en una maldita serpiente! —Ella movió la cabeza en un gesto de incredulidad—. al sentir la piel de él más caliente de lo habitual debajo de su mano y el porque el aire alrededor de ellos golpeaba como si fuera electricidad estática. —Debemos irnos. —Creo que no. — Hawke le dedico una sonrisa mortal—. pero después se quedó con más curiosa. Se sostenía del brazo de Hawke. ¡Nosotros dos estamos muertos! —Dragón Paladín. además soy más que un simple humano. humano. Su voz desapareció cuando vio como el cuerpo de él comenzó a crecer sobre sus ropas. mientras miraba a su alrededor. haciendo que ella se estremeciera. Creo que quiero regresar a casa ahora. Te voy a llevar. Ella está bajo mi protección y es mía. —silbo la serpiente. Fen-Lung. Un grito bajo salió de la serpiente y sus alas como de cuero húmedo parecieron abrirse en su parte trasera. Mis hermanos vendrán y serás hecho pedazos. Dio un paso atrás y vio el cuerpo de Hawke comenzar a Página 28 —Qué piensas… . —Aléjate. Estamos muertos. Ella recordó las cobras las cuales usaban su lengua para oler. No tengo miedo de ti.

y en vez de escamas y un cuerpo grotesco en forma de serpiente. más de ellos. Oh. Él se alejó de la serpiente ahora acostada en el suelo y regreso donde ella estaba con un propósito en su mente. Él voló hacia el cielo como una bala. El hermoso hombre que se encontraba de pie en frente de ella se había transformado en un dragón y su agresor en una serpiente. El definitivamente no tenía ninguna necesidad de compensar cualquier cosa. como si no pudieran ver nada de lo que estaba pasando allí. La Página 29 Él aterrizo tan graciosamente como un cisne en el jardín bien cuidado de su mansión y la coloco suavemente sobre la suave hierba. de lo que probablemente ella debería en su esculpido pecho. como si no pudieran ver a las dos gigantescas criaturas que se encontraban de pie a pocos metros de ellos. sus bien formados muslos y… . El ruido debajo de sus pies aumento y las piedras comenzaron a desprenderse siendo empujada hacia arriba. justo en el momento en el que el suelo del callejón se rompía y más serpientes negras llegaban. pensó ella con miedo y de seguro el dragón Hawke debió haber sentido lo mismo. aun todavía se le hacía difícil de creer todo lo que estaba sucediendo. el comenzó a brillar y brillar. Pero entonces. y encontrándose gloriosamente desnudo. Daisye permitió a sus ojos vagar más tiempo. mierda. Su cuerpo era de un hermoso color verde y oro en el momento en que la transformación se completó.cambiar. recordó el asunto en cuestión. Hawke avanzó y tomó a la serpiente alrededor del cuello con su poderosa mandíbula. y la sacudió violentamente lanzándola contra una pared. Él era tan grande que superaba en tamaño a la serpiente. Hawke dio un paso atrás. Su mente recordó todo el arte de dragón y estatuas que había en su casa. mientras volaban en el cielo. Ella grito hasta que el viento la dejo sin aliento. La serpiente ataco con la mandíbula abierta con la clara intención de atacar a Hawke con sus colmillos irregulares. Cualquiera que fuese la magia que poseían y estuvieran utilizando estaba escondiendo lo que sucedía ahí del mundo exterior. brillando y brillando sobre la suave luz de la puesta del sol hasta que regreso a su forma humana de nuevo. Hawke se había transformado en una bestia mítica y aunque ella estuviese viendo todo. Ella grito cuando él la tomó en sus poderosos brazos con garras y extendió sus alas. Trago en seco. además de gritar por todo lo que había acabado de ver y todavía estaba viendo. Ella no podía ayudar en nada. Ella observo a su alrededor y se dio cuenta de que las personas de ambos lados de la calle pasaban casualmente.

— ¿Qué diablos fue eso? Quiero decir. pero poco hizo para librarla del frio que todavía sentía correr por su espina dorsal. Él se sentó frente a ella y levanto una ceja—. El líquido quemó su camino a través de su garganta hasta llegar a su estómago. —le respondió él fácilmente—. ¿Te importaría ponerme una copa de coñac para mí mientras me visto? Hay uno bueno. quiero respuestas y las quiero ya! El regreso al lado de la casa donde ella se encontraba vistiendo un albornoz negro. ¡Me entro el pánico de los locos! —Hawke se levantó. Voy a servirle su maldito coñac. . — ¿En donde conseguiste un albornoz de baño? —exigió saber ella. — ¿Es para mí. ¡Aquel hombre se transformó en una repugnante serpiente! ¿Estoy borracha? ¡Agregue algo en mi café con leche. pensó con rabia mientras caminaba hasta el mini-bar. se sirvió una para ella y se tomó todo el líquido del vaso en un solo trago. entonces? —Daisye simplemente asintió. Decidiendo que era debido a un fenómeno demasiado fuera de lo común para ser real. ¿Te vas a quedar allí? Hawke bajo las escaleras vistiendo una camiseta negra y jeans. era más seguro estar aquí adentro que haya afuera. Mientras estaba allí. Miro la copa llena de coñac. más de algo estaba segura. amor. te transformaste en un dragón. ustedes son algún tipo de experimento científico mutante… o extraño. Subió corriendo las escaleras con facilidad. seriamente. Esto Página 30 El no esperó por una respuesta. —Te voy a dar las respuestas adentro. y se sentó con los pies acurrucados esperando que él bajase. cuando regreso a casa sin ropa. Me he vuelto loca. —Él paso cerca de ella a una de las puertas laterales—. Ella tomo la manta azul que se encontraba sobre una silla y la envolvió alrededor de los hombros. la escucho hablando y después salió—. joder y el tipo… —señalo ella con las manos alrededor descontroladamente—. mientras ella estaba con la boca abierta.realidad la golpeo como si fuera una tonelada de ladrillos cayendo en su cabeza. Incluso en ropas casuales el parecía distinto. cantando para el mismo. porque eso no es posible! Puta mierda. ella preguntó. ¿Adónde vas? ¡Joder respóndeme. que estaba atrás del enorme sofá en la sala. Ella no tenía ni la más mínima idea de lo que estaba sucediendo. —Hay un gran armario en la casa de la piscina para estas ocasiones. con todas esas serpientes sueltas.

—Entonces. esperando que el comenzara a hablar. ¿Cómo es que ese tipo vino hasta aquí? — ¿Cómo es tu mundo? —le preguntó Daisye. De cualquier manera. Había muchas preguntas que necesitaban ser aclaradas. —Soy uno de los dragones que forman parte del tribunal Paladín. permaneció en silencio y balanceo la cabeza de nuevo.es lo más quieta que has estado. entonces tienes problemas mayores de los que pensábamos. — ¿Cómo así? —pregunto Daisye—. las mujeres normalmente no sobreviven al nacimiento. Ellos son la descendencia de esa unión. por donde comenzar… —Se inclinó para atrás y suspiro—. Uno de ellos se volvió corrupto y se unió a una serpiente del mar. por ejemplo. Y de alguna manera ellos encontraron una brecha por donde poder salir. La mutación de Fen-Lung. . inclinándose como una niña presa en la magia de un cuento de hadas. ellos están aquí y cuando los encontramos nos toca a nosotros mantener la humanidad a salvo. Ellos usan a las mujeres para continuar con su raza. —Su especie es una abominación de los dragones Fen-Lung que son honrados y justos. En vez de eso. Su sonrisa se agrando y sus ojos se iluminaron. Las criaturas como ellos saquean los mundos y no dejan nada atrás. Creo que descubriste que no soy del todo humano. —Con grandes torres que llegan hasta el cielo en homenaje a los dioses que nos colocaron en Página 31 —Hay un portal entre tu mundo y el nuestro. —Hawke tomo un trago de su vaso—. —Explico Hawke. dejado solo el shock y el entumecimiento en su lugar? Ella sintió como una risa histérica quería salir de su garganta. Es un mundo alternativo aparte del tuyo y fuimos enviados a tu mundo para protegerlos de los otros que atacan a los seres humanos. Si ellos tienen algo que ver con la fábrica de tu padre y robaron la empresa. ¡Mentira! Su respuesta fue otro movimiento de cabeza. que solo puede ser accedido por nosotros. ¿Supongo que tu pequeña agitación termino. más se contuvo y la empujo de regreso hacia abajo. Había llegado a la conclusión de que había llegado hasta lo más profundo del pozo más decidió mantener esa información para ella misma. — ¿Porque lo continuas llamando mutación? —Daisye no podría más mantenerse en silencio. —le explicó Hawke a ella—.

Hawke asintió. Perdimos buenos guerreros y verdaderos amigos. —De cualquier manera. — ¿Kalv se casó también? —le pregunto Daisye. —Ella se quitó la manta. creo que voy a querer una botella de vino también. Nos vamos mañana a Paladín. quien murió en la guerra. Viajo a Texas para celebrar y volar con Kalv a Seattle para ver a Orin que tuvo a su primer hijo en el mundo. Matoux tiene que ser la tapadera para algo que ellos están planeando. que vas a hacer con ellas? —le volvió a preguntar. con su esposa humana. ellos nunca van a parar de cazarte. —Explico—. —Hubo una guerra en nuestro mundo hace mucho tiempo con las serpientes Fen-Lung. También tengo hermanos de armas aquí y allá. Debo informar a mi rey y convocar al tribunal Paladín. querida: cuando tienen tu olor. por lo que deberías dormir un poco. estamos cómodos en cualquier forma ya sea humano o dragón. y a juzgar por eso. ¿Quieres un poco? Página 32 —Bien. tengo hambre. hasta que descubra que está pasando. ellos están planeando algo. Tengo algunas llamadas que realizar. de música y risas. — ¿Las cosas serpientes. mientras vas a tú mundo? —le pregunto. De alguna manera.nuestra búsqueda. Sabía que el nombre de quien compro la empresa de tu padre se me hacía familiar. y considerando todo lo que ya pase esta noche. —Y apenas son las siete. ese es el nombre de su rey. Las calles están llenas de personas y niños. Valencia. —Sí. . Más y más personas están dando a conocer su presencia. Fue en esa guerra que la compañera de Kalv fue muerta. ellos encontraron un camino hasta llegar aquí. más los corruptos fueron derrotados y enviados a vivir al lado oscuro de nuestro mundo. —Ellos la robaron. —le recordó Daisye. No hay hambre y tampoco guerra desde hace cientos de años. con una mujer malhumorada de una pequeña ciudad. entonces creo que voy a hacer la cena. —Una cosa que debes saber sobre las serpientes. Vas a venir conmigo donde quiera que yo vaya. — ¿Yo tengo que quedarme aquí. —dijo Hawke—.

—Sabes. Ella asintió con la cabeza. sosteniéndola en sus enormes brazos. No debes comer lo suficiente. ella se sentó. Hmmm. Solo que tengo un problema de bajada de azúcar en la sangre. Mi piel es muy importante para mí y me gustaría mantenerla. —Todavía sigo siendo la misma persona. si no de proporciones de un dragón. Con esas palabras no le dio ninguna oportunidad para protestar. El rio. —murmuró él. —le dijo Hawke. —Esta es la segunda vez que te veo casi desmayar de hambre. y lo observó subir las escaleras. menos el vinagre que sale de tu lengua con cada palabra. El uso su boca como un artesano experimentado. —No me extraña que te puedas transformar en una criatura enorme. y en su voz se podía percibir un toque de sorpresa—. Era tan difícil de creer que una decisión precipitada y un vuelo Página 33 — ¿Qué piensas de eso? Creo que tal vez tus besos superan cualquier cena. probando y saqueando.—Creo que suena bien. Se me cura con el chocolate y los dulces que escondo en mi cuarto. Además de eso. Si eso significa ser más agradable para ti. porque no creía que sus piernas pudieran sostenerse después del ataque de deseo que inundo su cuerpo y enloqueció sus sentidos. presionando los dedos contra los labios. ¿Que había en él que la dejo sin palabras? Aquel beso solo la había dejado preguntando. ¿quién rechazaría la oportunidad de ver un mundo además de este? —Daisye se levantó y se balanceo cuando le llego el sueño repentinamente. creo que voy a probar el gusto de esa filosa lengua de vinagre. —bromeo Daisye—. me siento atraída por un hombre que se transforma en dragón. Hawke estaba a su lado en un instante. —Hawke se levantó y le sonrío—. Hawke llevo sus labios en un beso que hizo gritar a sus sentidos. Sus ojos verdes buscaron su rostro. Cuando la soltó. que así sea. y yo que pensaba que te estabas haciendo la tonta. . —Como bastante. Él se pegó más a su cuerpo cuando su lengua entró a su boca más de una vez. —Ya veo. Jesús. Parece que una pequeña pelea y te conviertes en una persona nueva. Voy a hacer las llamadas ahora. Daisye no podía contener el gemido que se le escapo. tu ego no es del tamaño de un hombre. Te veo más o menos dentro de una hora para cenar. pensando y queriendo más.

Cerró los ojos por un momento y la respuesta vino inmediatamente a ella en una simple palabra. No. Se sentó en la silla.Página 34 la llevo a esta nueva realidad. de lo que ella había visto hasta ahora. . y se preguntó si tendría alguna oportunidad de volver todo atrás y cambiar alguna cosa para sacarla.

—Yo prefiero muchísimo más una buena hamburguesa y papas fritas a esas cosas. Las mirada que él le dedicaba quemaban casi su piel. —Muchos. tomando un trozo de pasta. — ¿Cómo que exactamente? —le pregunto Daisye. Es una cosa de gustos —dijo ella—. Más estas en lo cierto. Viviendo en un lugar como este. por lo que tratare de cubrirte lo más que pueda. — ¿Verdad? Yo tenía la esperanza que te gustara. la magia está en mí. pensé que solo comías caviar y pate de ganso —contesto Daisye. de todos modos? . y recordó lo grande que Hawke era cuando cambiaba a dragón. ¿Quién come huevos de pescado crudo. aunque él estuviera hablando casualmente de su casa y lo que debería esperar. —le dijo. —le respondió Hawke tomando un trozo de pollo y mastico antes de hablar—. querida. por lo que había preparado suficiente como para alimentar a cuatro personas. Esto está muy bueno. —Nunca he traspasado el portal antes con un acompañante humano. haciéndola casi ahogarse con el vino. fue lo primero que observó Daisye. Cuando se hubo sentado obtuvo el tiempo suficiente para calmarse. —Soy un dragón. —Estoy pensando en besarte nuevamente. había preparado una comida rápida de pollo Alfredo.Capítulo 4 Traducido por valitasc Corregido por Carmen15 E sa noche cenar con él le provocaba una sensación diferente. Página 35 El visiblemente se estremeció. Por lo que entonces no sé cómo te puedas sentir por ese cambio. — le explico—. es de gusto amargo.

en años de dragón tengo casi 600 años de edad. ¿Quieres decir ahora? —No. —Creo que eso es lo que dicen. —Si es así como deseas verlo. mientras la agitación de su pecho la hacía sentir como si tuviera 16 años otra vez. Una palabra prestada de la expresión inglesa que es usada cuando se ve a un zorro durante la caza. sobre ella. Ella casi se ahogó de nuevo. Daisye rio. —le respondió él—. Él se lo dijo tan casualmente que por un momento ella pensó que estaba bromeando. . hasta que yo este lista. —Bueno entonces estoy en el juego. 2. —Eso suena como un reto. — ¿En serio? ¿Por lo tanto. me estás dando un previo aviso? —le pregunto ella. probablemente después de comer y antes de dormir. Ella mastico lentamente y clavo los ojos en él. Página 36 —No. Sin embargo. ¿Qué forma de sacar un tema a la conversación? —rio Daisye—. —Voy a dejar que me beses. eres muy bueno en eso. no lo estoy. Solo he estado en el continente 150 años. debería decir. —le dijo Hawke. Él la quería y eso a ella la había excitado. —le declaró Daisye. —Solo… ¿Cuántos años tienes? —En años humanos estoy cerca de los 35 años. —suspiro ella. Me gustaría tenerte en mi cama. —Solo una pequeña advertencia para que sepas que tengo la intención de hacer cambiar el mundo bajo tus pies. —dijo. se mantuvo en calma y serena y continúo comiendo su pasta. pero hasta que no vio sus ojos y el fuego que había en ellos fue que se lo tomo en serio.—Bien. Mas no me vas a llevar a tu cama. por mí no hay ningún problema. —Todo esto es tan increíble. — ¿Qué es lo que dicen aquí cuando están jugando polo o cazando zorros o cualquier deporte británico popular? ¿Tally-ho?2 Él se echó a reír. —Estas bromeando.

Más tarde. vuelve a casa. donde dejas la sangre. Pero. Le dolió cuando tomo una ducha y se preparó para la cama. las palabras. algo que pocas personas habían visto. Ella pronto estaría viendo un nuevo mundo más allá de lo que conocía. Contestó al primer timbrazo. —Daisye. mi niña. Ella deseaba ir con él y dejarlo que la atacara hasta que ella se hubiera convertido en un charco de satisfacción a sus pies. papá. —Estoy bien. Lo echaba terriblemente de menos en ese momento. ¿Cómo estás? ¿Está tomando la medicación? —le preguntó Daisye. Vamos a invertir sabiamente y podemos reconstruir. no es parte de esto y me está ayudando a descubrir quiénes son. ¿has visto alguien o algo sospechoso cerca de la casa? Página 37 —Sí. sí. . dando un paso hacia las escaleras y de ahí a su habitación. no se puede reconstruir algo de la noche a la mañana.—Espera hasta que veas Paladín. Nosotros tenemos dinero suficiente para durar un buen tiempo sin preocupaciones. Se dio la vuelta en la cama y cogió el teléfono para llamarlo. Pero se mantuvo firme en su palabra y lo empujó suavemente. —Papá. El día siguiente amaneció y Daisye se sentía llena de una emoción ansiosa. sabiendo que estaba a salvo en la guarida del dragón. Sorprendentemente. el sudor y lágrimas. El impulso de llamar a su padre le vino con tal ferocidad. Daisye. estaba tan preocupado. el cansancio se hizo cargo y se quedó dormida. escucha. Pero cada vez que cruzaba la habitación. la fábrica. Pero este tipo… Hawke. y se encaminaba a la puerta. Vamos a recuperar todo de nuevo. —La sonrisa de él la deslumbró. —le dijo su padre—. “las cosas buenas llegan a los que saben esperar” se hacía eco una y otra vez en su cabeza y la obligaba a empujar los sentimientos que tenía hacia atrás y rehacer nuevamente su camino de regreso a la cama. dejó que la besara hasta querer arrancarle la camisa y sentir la promesa de placer debajo de la dureza de su cuerpo. nada de eso importa ya querida. —suspiró Daisye—.

lo haré. Daisye.. por favor. —Te llamaré más tarde. te amo. La verdad es que estoy mejor que bien. —Fue. fui convocado debido a esta nueva amenaza de Shen. —Yo me quedo aquí. querida. —le dijo Daisye secamente. ¿Daisye. ve a casa de uno de tus amigos y quédate allí. provocando que el nerviosismo se juntase con su excitación en su estómago. — ¿Dónde voy a estar? —le preguntó ella. Daisye se rió por su comentario. estás en peligro? ¿Necesitas que pida ayuda a las autoridades para traerte de vuelta a casa? Ella trató de calmar a su padre tanto como pudo. Voy a ir directamente al tribunal Paladino. lo fue. papá. Y tienes toda ese pis y vinagre para agregar a tu personalidad. Ahora. no caigas en la trampa de cualquier hombre. Si por alguna razón no te se sientes seguro. Recuerda papá. —Gracias por el cumplido. —Estoy bien.—No. —Buenos días a ti también. Pareciendo deliciosa por cierto. querida. Todo es tan diferente y creo que me podría gustar este tipo y a él creo que le pasa lo mismo. ¿Y qué? —Daisye se acostó sobre las almohadas y vio sus ojos oscurecerse. Página 38 —Puedes querer desayunar antes de salir. La tentación de quedarme contigo acostado en la cama. más seguro estaría—. —Entra. creo que no. Podía escuchar la preocupación en su voz—. ¿Por qué mi amor? —preguntó su padre. ten cuidado y mantén los ojos bien abiertos.. . Apretó el botón de desconexión en su BlackBerry cuando escucho que llamaban a la puerta. pero sabía que mientras menos informado estuviera su padre. —Respondió su padre. —No. —Ella odiaba ser tan enigmática. fue el padre quien se rió. Adiós. — ¿Papá.. —respondió.. —Te quiero. —Sí. te has olvidado quién soy? ¿Alguna vez fui ingenua? Esta vez. —Oh. papá. por favor. no te preocupes. es muy fuerte. Hawke asomó la cabeza por la puerta.

Daisye salió de la cama y fue al baño. Orin y Kalv ya llevaron a sus esposas y familias a la protección de nuestro mundo. todo lo necesario te será suministrado. — ¿Estás desnuda bajo las sábanas? —Una lenta sonrisa cruzó su rostro. Pero había una nota encima de la mesa que decía. Su risa resonó mientras cerraba la puerta. —No. tomó su bolso y salió por la puerta del fondo. Una vez que terminó. para que pueda salir de la cama y vestirme. uno de los dos más antiguos. — ¿Cómo vas a pasar? ¿Necesitas regresar a tu forma humana? Él negó con la cabeza. ¿Necesito una maleta o algo así? —le preguntó Daisye. Tengo que volar hasta allí. —Nunca lo vas a descubrir. —Ok entonces. —respondió Hawke—. saca tu cabeza fuera del cuarto. —Abrígate. pero tuvo un momento difícil porque estaba muy ansiosa por salir como para pasar bocado. el portal está en los bordes exteriores de Groenlandia. Después de una ducha rápida. Se sentó en la larga mesa y miró el césped bien cuidado y el jardín. —Soy más viejo que algunos de los otros en el tribunal. Él no estaba en la enorme cocina. encontró la camisa más caliente que había traído y un par de pantalones vaqueros y zapatillas de deporte. lavó la taza. “Nos vemos en el jardín de atrás después de comer”. bien. deja vestirme. —Ok. Ella no tenía ninguna duda de que estaba desnudo bajo la bata. En realidad. creo que vas a estar en tu forma de dragón para llegar a donde necesitamos estar —dijo Daisye mientras se acercaba a él. . Daisye tomó la taza llena de cereal con rodajas de banana encima. Trató de masticar lentamente. —Sí. Por lo que no tengo Página 39 Él la miró de nuevo. Agarró su bolso y metió su teléfono celular en el antes de bajar de dos en dos los escalones. Hawke estaba de pie descalzo sobre el césped vestido con una bata de baño de color negro. Bien. Ningún mal te ocurrirá en Paladín. —Entonces. Si necesitamos alargar nuestra visita. —Ella lanzó una almohada a la puerta—.—Vas a ser escoltada a mi casa y me esperaras. Ahora vete. —respondido él.

Hawke asintió con la cabeza y se alejó. Daisye? Ella no pudo evitar la sonrisa que cruzó su rostro. El escenario cambio tan rápidamente que pareciera que estuviera viendo una mancha de color y en unos pocos minutos se encontraron en el borde de un acantilado. Era como la estatua de David. solo tengo que pensar en ellas y el portal se abre. —Sí. y en el siguiente minuto. . un rayo de luz corto y se separó el cielo. Volaban tan rápido que parecía dejar líneas de color a su paso. Era la primera vez que la llamaba por su nombre cuando se dirigía a ella. todos los músculo de su cuerpo parecían esculpido en mármol y ella quería sentirlo sobre las puntas de los dedos. En un minuto se deslizaban a través del cielo. Enseguida encontró un lugar en el que podría sostenerse cómodamente. ¿Estás segura de que está preparada para ir en este viaje. Él hizo un sonido bajo en su garganta una mezcla entre un gruñido y tos. —No te preocupes.que decir las palabras. revelando así el mundo Paladín detrás de el. Era increíblemente hermoso como un dragón. Un hombre los Página 40 —Estoy lista. ¿prefieres montarte en mi espalda o debo llevarte? —Creo que me gustaría montar en tu espalda y ver todo. No tenía vergüenza alguna en dejar caer la bata y mostrar su cuerpo completamente desnudo frente a ella. Cuando el aterrizó y como aún se encontraba en su espalda. pudo ver a niños y adultos en forma humana. lo estoy. La luz alrededor de él se extendió más y más. para que ella consiguiera subir en su espalda. Ella apenas podía creer lo que veía cuando voló a través del portal. y esperaba que cuando sus manos se deslizaran bajo sus escamas no le estuviese haciendo daño. Bajó la parte superior de su cuerpo de una forma que le hacía recordar a la realeza. los colores brillaron y se mezclaron cuando paso de carne y hueso a brillantes escamas de color verde y dorado. Se quedó sin aliento cuando él se elevó hacia el cielo. Sus escamas eran lisas y grandes. Le recordaban a tintas siendo lanzadas sobre una tela en blanco. Los ojos de Daisye se abrieron cuando el paisaje frente a ella parecía brillar y después en una curva. —le dijo ella. Dragones de todos los colores volaban en todas direcciones. era como si estuvieran moviéndose a la velocidad de luz. Su boca se secó mientras lo observaba. mi magia te cubrirá. Él inclinó su cabeza ligeramente y la luz comenzó a brillar y girar a su alrededor. Cuando me transforme.

puedes asegurarte que sea llevada a mi casa y atendida? Lleau le tomó la mano y le dijo cariñosamente: —Vosotros. Estoy muy contento con su presencia y su nombre. Lleau le dijo. Ella es mía. —La voz de Larissa era una melodía suave y melódica. —le sonrió Lleau—. —La puedes tener después de todo. mas no con sorpresa. los dragones parecen traer a las mujeres más hermosas del mundo. muchos de ellos la miraban con curiosidad. ha pasado demasiado tiempo. El sonido era profundo y rico—. No podía decir que estuviera descontenta con la cosa de esto es mío que le mostro a su amigo.estaba esperando. Si las mujeres en Alabama pudieran verlo. ¿Recuerdas los viejos tiempos? Ansío una buena pelea. ¿Convocaste al tribunal? —Sí. Una mujer hermosa pelirroja se acercó con una tímida sonrisa en su rostro. Hawke. ¿Por favor. —Desafortunadamente no. —Él besó su mano—. Ese hombre era tan hermoso como Hawke y ella podía ver la alegría en sus ojos azul mar. —Esta es Daisye Chambers. Era alto y sólo un poco más delgado que Hawke. Ella sonrió y le guiñó un ojo. Hawke! —Admírala desde lejos. —dijo Hawke. Mas dime. —Una pena. Hawke acercó más a Daisye. mi amigo. El tribunal te espera. Daisye trató de observar todo mientras caminaba por los largos caminos de Paladín. Ella te mostrara la Casa de Hawke. tienes hermanas? Ella negó con la cabeza. —No estás nada mal. ¿Daisye. Lleau se giró—. El mercado bullía de gente. —Hawke puso un brazo posesivo alrededor de la cintura de ella. ¡Me gusta. dudaba que le dieran algún tipo de rechazo para iniciar un romance. . le entregó una capa y luego se estrecharon las manos. Su cabello rojo le llegaba hasta los hombros. cosa caliente. —Yo nunca iría a pastar en tu jardín. — Lleau rió. Daisye Chambers. —después regreso su atención a Hawke—. Había exuberantes campos verdes y a Página 41 —Sígueme. —Lleau. —dijo Lleau con tristeza. —le informó Lleau. soy hija única. Esta es mi hermana Larissa. ellos esperan tu llegada. —Por lo que dices puedes estar en el medio de una batalla. y cuando Hawke regreso a su forma humana.

Estoy casada con un dragón de la policía y. Nosotros suministramos la comida y la ropa de la cama está limpia. Al final del camino había una torre tan alta que tenía que estirar el cuello para ver la parte superior. luego dijo tímidamente—: Espero ver el otro reino un día. descansa. Había torres. y tú podrías decirme algo más sobre Paladín. —No tenían que pasar por tantos problemas. Este mundo. Se sentía como si estuviera en un país de maravillas. —Esta es la torre de Hawke.. De hecho. come y conoce tu casa. —dijo ella—. Se preguntó qué tan profunda era la montaña.. —dijo Larissa—. Las casas en las que vivían parecían estar talladas en una enorme montaña hasta donde le alcanzo la vista. El pasa muy poco tiempo aquí en casa así que fue una carrera loca desempolvar y limpiar la torre. por calles más tranquilas. haciéndola brillar como si fueran diamantes. Hawke vendrá por ti cuando llegue el momento. Están con mi madre en este momento. . Larissa se rió. —Tengo dos niños pequeños en casa.la distancia se podía ver una cascada que salía de la roca de la montaña. Tenía tantas preguntas para Hawke cuando regresará. Hay un vestido para que uses en el cuarto. —Pero esta no es mí. cuando volvió a mirar al mercado.. —Esta noche cenamos en los tribunales con los otros y con el rey. Tengo la seguridad que hay muchas cosas que hacer.. es magnífico. —Daisye sonrió con timidez—. —Ella dudo. este es el lugar donde nací. El tribunal Paladín estaba en el centro de la montaña y sus enormes puertas se mantenían cerradas para el mundo. Larissa abrió la puerta. Los rayos del sol se reflejaban en la cascada. Tal vez puedas hablarme sobre él cuando estés desocupada. que llegaban al cielo donde los dragones volaban libremente. Esperemos que todo sea de su agrado. Larissa cruzo y tomó otro camino que las conducía fuera del mercado. o en un libro ilustrado y estaba completamente encantada con lo que veía. Era lo suficientemente grande para mantener a Hawke de cualquiera de su forma ya sea humano o dragón. como Hawke le había dicho. Página 42 —Me encantaría. Verás a otras esposas de tu mundo. su hogar. —Daisye sonrió a sus primeros pequeños pasos de amistad. Hasta entonces. a diferencia de muchas mujeres aquí. todo era de gran tamaño.

Cuando su hora llegara. Se quedó dormida esperando que el hombre de sus sueños apareciera. Supuso que era el dormitorio principal. Cuando Daisye y Hawke llegaron. Daisye entró en la casa y cerró la puerta detrás de ella. Había una enorme cama contra la pared del fondo. sillas y sofá eran modernos. pero los cojines. había dos grandes puertas que se encontraban abiertas. nadie se atrevería a desafiar su poder y nadie lo haría jamás. Hawke dio la bienvenida a sus hermanos de armas. Bior podría herir a un adversario con la fuerza bruta o por los muchos inventos que hizo. Su cabello castaño oscuro estaba manchado de plata. El dialecto dragón era antiguo. esta parecía ser aún más grande que una King Size. . Los seres humanos no eran ni siquiera capaces de discernir las sílabas. como si fuera una espada. Lleau lo había saludado en la entrada del portal. Sonrió cuando pasó la mano sobre un corazón enorme de piedra que adornaba la sala. Erik era el único erudito que luchaba con las palabras. ya sea en su forma humana o de dragón. moviéndose con las columnas de humo de la calle. Todos los presentes se encontraban en su forma humana ante el rey en su trono. a un cielo que estaba lleno de criaturas apenas descritas en los libros. Camino lentamente hacia la habitación. Le encantaba el reino de la tierra y a menudo lo Página 43 Las columnas del tribunal Paladín eran más viejas de lo que incluso el propio rey pudiera recordar y la sala del trono podría albergar a un grupo numeroso de seres. Todavía podía luchar con los mejores de ellos. La habitación tenía un aire del viejo mundo.Antes de que pudiera terminar la frase. Larissa se fue. Él era un dragón de más de dos mil años de edad y aun hoy todavía tenía el aspecto de un ser humano de 55 años. Aki tenía un toque mágico cuya curación había ayudado a todos. Raúl era el más joven de los doce. Esta era la manera en cómo se hacían las cosas. La habitación era grande. Los hombres tenían negocios con el rey. Se sentó en el borde y sintió la suavidad del colchón debajo de ella. a un lado. Un vestido color vino tinto colgaba de la parte posterior de la puerta. Orin tomaría su lugar y otros serían elegidos para formar parte de los 12 guerreros del tribunal paladín. los hombres y mujeres se separaron. En la parte superior de la escalera. Encontró un conjunto de escaleras y subió. Se tumbó en la cama y miró por las ventanas abiertas.

Página 44 —Tenemos que vigilar a las mujeres humanas desaparecidas en el área donde han tenido más presencia en los últimos cinco años. Nadie se sorprendió al verlo rodando en la hierba con sus hijos después de que se estableció y tuvo una familia. y vamos a ganarles otra vez! —gritó Raúl. Valencia. — ¡La última guerra. Sería correcto catalogarlo como fuera de equilibrio. —agregó Orin—. Era siempre conocido como el malandro. Usando a los seres humanos. Sus habilidades en las artes marciales en su forma humana de algún modo también podía usarla en su forma de dragón. —dijo Hawke—. Mursi practicaba la meditación y amaba los jardines de la tierra y Paladín. —La voz del Rey Valkir resonó por todo el lugar. Skard amaba a los niños y una buena broma. levantando la mano en victoria. Cuando había problemas. El tribunal inicio con el rey golpeando el brazo lateral de su trono. maniobrando como ningún otro dragón podía hacerlo. Puedo sentirlo. Por último estaban Orin y Kalv. . Esto ha estado pasando por un largo tiempo. Estaba casado con la hermana de Lleau y tenían dos niños que crecían en Paladín. —Además de lo que pasó cuando conocí a Valencia.podían ver jugueteando con nuevos inventos. Él creó flores híbridas con colores sorprendentes. pero la bondad que tenía con sus animales y aquellos que se sentían atraídos por él mostraba una calma. sabemos que son ellos los causantes de la afluencia de los ser del inframundo. podía entrar y salir sin ser vistos a pesar de su tamaño. Toda la conversación se detuvo y miraron a su jefe para escuchar sus palabras. ambos estaban casados con mujeres humanas. La esposa de Orin. Él se había reído internamente pensando que un feroz guerrero acaba de regresar al rebaño como padre. acababa de dar a luz a su hija y Kalv dijo que estaba muy feliz de tener hijos en el futuro. —Hawke nos trae la palabra de una nueva amenaza que surge de las abominaciones Shen. no se sabe cuántos nidos tienen. Iarl era un ejecutor. a pesar de que luchó con un corazón feroz de guerrero y lucharía hasta su último aliento por sus hermanos. Planean iniciar una guerra. Gaerar tenía un temperamento que podía ser tan feroz como un león en batalla. que nadie podría haber imaginado que existía.

—murmuró Kalv. —dijo Hawke—. —Sí. . —Piensa en ello. Eligieron a un nuevo líder. —dijo Orin—. Hawke asintió. No vamos a dejar que lleguen tan lejos. construida en ladrillo rojo y cemento. ¿correcto? —preguntó Kalv. —Lo están usando para reproducirse. Mi pregunta es ¿por qué engañaron a Daisye y su padre para quedarse con una fábrica textil y utilizaron mi nombre para hacerlo? —Tal vez para decirnos a la cara que están de vuelta. Perdimos a muchos para enviarlos de regreso de donde provenían. Para un dragón. ahora. Eso causó la risa en todo el tribunal. Mi investigación dice que tienen una propiedad muy grande. bien sea como un lugar para esconder al rey y sus crías. las chimeneas dejaron de usarse cuando modernizaron la fábrica en los años ochenta. —dijo el rey—. uno que me temo podría ser más cruel que su antecesor. tenemos que buscar información para descubrir su verdadera misión.—Eres un guerrero. cuando pensaba que yo me la había apropiado de forma ilegalmente. O para usarte en algún tipo de truco para alguna actividad ilegal en la fábrica textil. y además si es lo suficientemente grande. Debemos proceder con cautela y obtener toda la información que podamos para saber que traman. eso es. Pero ¿por qué utilizar mi nombre? Esto fue estúpido por parte de ellos. Hawke rió junto con ellos. Sugiero una alerta máxima para todos los 12 sectores que protegemos. realmente joven. Orin habló cuando todos se calmaron. ellos no luchan solos. —Está en Alabama. Las mujeres fuertes eran favorecidas en Paladín y Daisye era sin duda una de ellas. mas aquellos que lucharon en la última guerra saben el significado del verdadero mal. el metro y los túneles son cada vez más concurridos. Además. Una fábrica textil en el medio de la nada. su forma humana es una persona de sociedad y estás en todas las Página 45 Hawke entendió el significado en esas palabras. Confía en mí. —Creo que los días de paz han terminado. sin estar muy debido a las chimeneas. Daisye vino a mi casa prácticamente lanzando fuego. las Sus por frío —Ellos deben haber pensado que Daisye y su padre no eran muy brillantes para ir tras un gran nombre como el tuyo. —Todavía no. En ciudades. túneles podrían ser fácilmente violados y su presencia conocida todos.

La vi cuando llegaron. Por los dioses. —Fue una bofetada en la cara. Parecías muy jovial con un esmoquin en tu última función. —murmuró Hawke. — sonrió Lleau. —Me siento atraído por ella. —Bueno. la deseaba.noticias. El siguiente paso será nuestro. no podía predecir los sentimientos que ella sentía hacia él. debemos celebrar y conmemorar. Hablaremos más sobre esto más tarde. —Ya fui advertido. Da un paso atrás antes de que tengas que enfrentar a Hawke. Sin embargo. —la voz de Kalv tenía una nota de certeza. Toda una belleza. Ahora. ¿pero su corazón aceptaría todo de él. —destacó Raúl—. —Decídete pronto o Raúl te la puede ganar. Hawke sentía en la boca del estómago que algo iba a suceder. —sonrió Raúl—. Casi tan antigua como Orin que tiene una esposa y una hija. como yo siento por ella. regresa al reino humano. Su atención se dirigió a Daisye y a la conversación que había tenido antes acerca de hacerla su compañera. con los 12 reunidos. pero quién sabe a dónde nos llevará. entonces. Sintiéndose incómodo. y Hawke le dio un puñetazo en el hombro. . vamos a devolverle el golpe de regreso. Hawke se encogió de hombros. —rió Lleau—. —bromeó Kalv. —Estoy mucho más allá de mi marca de cien años. No sé si ella siente algo por mí. Hawke. —Encuentra una compañera por tu propia cuenta. —Creo que voy a querer bailar con la hermosa Daisye. tanto como hombre y dragón? Página 46 La conversación terminó y el momento de la celebración había comenzado. la necesitaba para ser exactos. pero no sabía qué era. Hawke le agarró por el cuello y jugando le revolvió el pelo. — ¿Pretendes hacer a Daisye tu compañera? —preguntó el Rey Valkir a Hawke. Podría hacer que su cuerpo gritara de placer. —dijo el rey—. —Y yo voy encajar sus oídos como un cachorro.

Página 47 .

Todo el tiempo. con un corto collar. La elegancia. Su mirada no podía dejar de regresar y observar su sexy y masculino cuerpo. todavía estaba caliente como el alcohol cuando se ingiere. excepto por una cosa: había más dragones que humanos presentes allí. Ella se dio cuenta de algo: Los Dragones tenían algo con las mujeres de color. Ella conto 14 botones en centro del pecho. la comida. Ella se estaba divirtiendo entre seres místicos. su mirada raramente se apartaba de Hawke. Cuando ella estaba observando todo eso. pero nuevamente Hawke no era un hombre común. las carnes y las tortas de cada clase de variedad fueron colocadas sobre una gran mesa. Él estaba tan atractivo con unos pantalones negros y una camisa blanca de algodón de manga larga. fue cuestión de mantener a Hawke en su punto de vista. Su amor y cariño uno por el otro era evidente. y mientras las celebraciones en el tribunal se estaban realizando para aquellos con mayor categoría. Se encontró riendo más de lo que hubiera hecho en meses. y al nuevo bebe. Ambas mujeres eran lindas. cuando estaba con ellas. una fiesta simultánea Página 48 Conoció a las esposas de Kalv y Orín. . Las uvas eran del tamaño de una ciruela. La taza en su mano estaba hecha de oro puro. la hija de Valencia. las risas eran muy parecidas a la mayoría de las fiestas que había asistido. irritables y divertidas. Guirnaldas de flores frescas colgaban de los balcones y de los pilares de piedra que llegaban hasta el techo.Capítulo 5 Traducido por Edel Corregido por Carmen15 L a fiesta era increíble. Se escuchaba una suave música de flautas de madera y de otros instrumentos que no podía reconocer como fondo. El contenido era suave y tenía sabor a miel. mucho más que la mayoría de los hombres con camisas regulares. Era todo tan hermoso. Ella no lo habría creído si no lo hubiese visto con sus propios ojos.

hasta que la música comenzó a desaparecer. Se detuvieron en los alrededores del pueblo donde terminaban las piedras de la acera y la hierba tomaba su lugar. El aire olía a las flores y al néctar. Todas rieron cuando Hawke se acercó y le extendió la mano. todo lo que ella vio fue amor y felicidad. Página 49 —Es muy bonito aquí. Creo que su fiesta puede terminar aquí y comenzar en otro lugar. —Eso me gustaría. era un buffet delicioso. Srta.estaba ocurriendo afuera para todos los otros que vivían en Paladín. Hawke la beso y ella dejo que el deseo inflamara sus sentidos. —Yo conozco esa mirada. Alabama fue uno de los lugares donde existieron un montón de conflictos raciales. —dijo ella. En los clubes nocturnos. Deseo que las personas de casa pudiesen ver como ellos se unían. y hasta ahora la paz era tensa. —No mires ahora. La encuentro en Orin todo el tiempo y ahora. se quitó los zapatos y piso el suave césped. Chambers? Es una linda noche. la cosecha era pequeña. Él la tomo en sus brazos y la miro profundamente a los ojos. pero aquí en el tribunal dragón. —bromeo Ginna. Daisye sonrió y tomo un sorbo de su copa. Las personas bailaban en las calles y los niños corrían y jugaban cuando ellos pasaron. —Buenas noches. — ¿Qué quieres decir con eso? —pregunto Daisye. . Más aquí. La antipatía por las personas de cierto color todavía estaba presente y probablemente siempre estaría. mientras cambiaba al bebe de un brazo al otro. místico. Valencia rio. pero tiene los ojos puestos en ti. —Eres una persona hermosa. Caminaron en silencio lado a lado por un tiempo. —Hawke se inclinó y acompaño a Daisye afuera. La noche alrededor de ellos era un manto azul oscuro. —dijo Ginna. —Señoras. Ella colocó la mano en la suya y sintió el calor recorrer por sus brazos. chicos. — ¿Me acompañaría a caminar. ya era hora. suspirando y moviendo los dedos de los pies en la hierba. Hoy en la noche ella había sido admirada más de lo que había sido en cualquier discoteca en la que hubiera asistido. Hawke la tiene contigo. —Bien.

Ella se vio en el espejo antes de que la sentara encima de el. quería sentir todo. Te he estado esperando por tanto tiempo. —murmuró él con la voz ronca—. Hawke sonrío. dime que me quieres. hasta que llegaran al clímax. Hawke bajo los tirantes de su vestido por sus brazos hasta sus senos. La lengua de Hawke rozó sus dientes. Él se dirigió rápidamente a su torre y lejos de las personas. levantándola en sus brazos y caminando en dirección a su casa. antes que entrara de nuevo en su boca para saborearla. Te quiero más de lo que crees. —imploro ella—.Su lengua entro en su boca. Hawke gimió y la beso cuando ella se hundía en las sensaciones que atacaban su cuerpo. ellos solo tenían ojos para el otro. Nunca me dejes ir. —Ella lo miro y le acaricio la mejilla—. Le dolía por ser llenada. abrió el cierre del vestido y este cayó a sus pies con un suave susurro. Dime que no me estoy engañando y te sientes de la misma manera. con la espalda ahora presionada. —Sí. también quería sentir cada centímetro de él llenándola lentamente. . Solo la coloco de nuevo en sus pies cuando estuvieron en su habitación. Para ella nada se había sentido tan bien. y grito cuando sus dedos hábilmente buscaron y encontraron su centro. hasta que ella gimió y se apretó contra su cuerpo. Él paso los brazos alrededor de ella. saboreándola lentamente. —dijo su nombre en un susurro y la levanto tan rápido que ella jadeó. Ella quería más. encontrando cada parte y cada curva. Hawke la acerco y su susurro su nombre. —Daisye. entonces. Daisye se apretó más íntimamente contra él. por favor. Quería sentir su pene dentro de ella. Hawke. frotándose contra el bulto de su erección. Mientras la multitud bailaba y aplaudía alrededor de ellos. profundizando más el beso. Él soltó un gemido que hizo vibrar su cuerpo al de ella. La luz de la luna se filtraba a través de las ventanas abiertas y acariciaban la cama. Él enterró su rostro entre los senos llenos antes de tomarlo con una mano. Sus dedos acariciaban su coño mojado y ella movía sus caderas contra sus dedos en busca de más. retorcerse sobre él. y Página 50 Había un tocador en la pared lateral junto a la puerta. —Daisye. Ella estaba sin aliento por sus besos. su boca y lengua eran embriagadoras. La mano de Hawke se deslizó por su cuerpo. Sintió como el sujetador de algodón y las bragas se rasgaban en sus fuertes manos. —Tócame. Ella lo beso y lloró cuando él provoco con la lengua su boca.

mientras se retorcía en su mano. Daisye coloco las manos en su cabello y trato de mantener la cabeza en el lugar. Puedes tener todo de mí allí. —La cama. —murmuró Hawke. Hawke. desearía poder sentir tu sabor en todas las maneras al mismo tiempo. Hawke se alejó de su toque y la acercó contra su duro pecho. ¿Cómo es eso posible? Se preguntó. se siente tan bien! —grito Daisye. Jugó con sus senos. Daisye empujó su duro cuerpo. lamiendo el camino hasta ellos. Ella colocó la mano a lo largo de su duro pene. y ella paso las manos sobre los delgados músculos de sus muslos. pidiéndole en silencio que se acostaran. Él cerró los Página 51 —Por los dioses. —gimió él de placer y se echó hacia atrás dándole más acceso. más el pensamiento desapareció cuando lo vio terminar de desvestirse. Hawke hundió las manos en su cabello y gentilmente la movió hacia atrás exponiendo su cuello y senos. Presiono su cuerpo contra el suyo. Empujó sus dedos más dentro y ella echó la cabeza hacia atrás. y movió la mano de arriba a abajo hasta que sintió su pene vibrar entre sus manos. —Quiero más. —suspiro ella. y el placer fluía de forma intensa sobre ella como si fuera energía liquida. Hawke era voraz en la sed de su cuerpo. la cama. . Hawke la acostó en la cama y ella pasó sus manos sobre su musculoso pecho. con su cálido aliento golpeando su piel. y sintiendo como si cada toque quemara su piel. Besó nuevamente sus labios hinchados por sus anteriores besos. Chupo y saboreó uno antes de darle atención al otro. apenas eso. derritiéndola cuando ella envolvió sus piernas alrededor de su cintura y él se dirigió a la cama. Él tomo sus labios nuevamente en un beso ardiente y duro. Apreciando la sensación de estar carne contra carne. Tomó un pezón en su boca. Su cuerpo reacciono a él por la humedad que sentía entre sus piernas. Dios. provocando que el pezón contra sus dedos se endureciera. Su risa hizo eco en la habitación cuando él se la quitó y movió su cuerpo de lado. Él se arrodillo en la cama al lado de ella. Daisye separó sus labios de los él y con ardientes besos y laminadas fue bajando por su cuerpo hasta llegar al objeto de su deseo. Ella tomo la tela de su camisa y tiró de ella. — ¡Oh. sus pezones frotándose contra su pecho.masajearlos con un movimiento firme y fuerte. murmurando cosas en una lengua que ella no entendía. Me siento como si me estuviese fundiendo de dentro hacia fuera.

ojos y sintió que contenía la respiración anticipando el contacto de su
boca sobre su virilidad.
— ¿Puedo probarte? ¿Está permitido? —pregunto Daisye.
—Sí. Hazlo antes de que muera por quererte tanto. —dijo Hawke en un
susurró.
Él enterró los dedos en su cabello, mientras sentía la boca de ella bajar
sobre su pene. Ella pasó la lengua sobre la punta de su rígido miembro.
Su cuerpo se arqueó debajo de ella, y un gemido torturado escapo de
sus labios. Con un suave gemido en respuesta al suyo, ella introdujo
más de él en su boca, probando su masculinidad. Levantó los ojos hacia
su rostro para observar su placer, y tomó su duro pene en su boca
moviendo sus labios de arriba a abajo con un movimiento de succión.
—Sí, Dios, sí.
Eso la hizo sentirse poderosa, y sabiendo que podría agradarlo de esa
forma.
—No, para, necesito estar dentro de ti. —El pensamiento de tenerlo
enterrado en lo más profundo de su caliente coño la hizo hacer lo que le
dijo. Él la jalo hacia su cuerpo y sus besos ahora eran ardientes y
febriles con hambre del uno por el otro. Él se volvió hasta que ella
estaba acostada debajo de él.
—Voy hacer que goces. —le dijo con una sonrisa diabólica.

—Mi Dios, se siente tan bien. —gimió Hawke.
—Déjame volar contigo. —Daisye apenas conseguía controlarse antes de
que el auge de la pasión comenzara—. Llévame alto en el cielo y no me
dejes caer sola.

Página 52

La mirada caliente de Hawke siguió la línea de su cuerpo, observando
cada curva de su figura femenina. Sus dedos recorrieron la sensible piel
de terciopelo de sus gruesos labios vaginales. Sus manos agarraron sus
hombros, mientras él deslizaba los dedos dentro de su vagina. Él
empujó dentro de ella una y otra vez llevándola al éxtasis en segundos.
Él continúo estimulando, mientras crecía dentro de ella otro orgasmo
cuando él no paro. Antes que pudiese recuperar el aliento, la estaba
llenando. Su pene era grueso y más de lo que cualquier otro amante
con el que ella hubiese estado. Él tomo su tiempo para que ella se
acostumbrara a su tamaño, lo que para sí mismo era una tortura.
Incapaz de soportar, ella se movió debajo de él, enterrando el resto de
su pene dentro de ella. Sus gritos mutuos de placer llenaron el aire.

—Juntos. —El unió sus dedos con los de ella y encontró sus ojos.
Él comenzó a empujar dentro de ella lentamente y ella vio sus ojos
oscurecer de placer. Hawke inclino la cabeza hacia sus pechos y chupó
sus pezones, uno a la cada vez, mientras comenzaba un ritmo lento y
enloquecedor vaivén.
Daisye le grito. —¡Hawke, mas profundo, por favor, mas profundo!
—Todo. Puedes tener todo de mí. —dijo con la respiración pesada.
Él soltó sus manos y agarró su cadera, empujándola con fuerza contra
él. Ella grito de placer. Su ritmo se aceleró y sus gemidos fueron
llenando la habitación, mientras corrían hacia la cúspide de la pasión.
Ella sintió su coño apretarse alrededor de su palpitante pene, el éxtasis
no se hizo esperar más. —Oh, voy a volar. Ven conmigo.
—Sí, oh, Daisye, oh, sí. —grito Hawke.
Sus palabras, su cuerpo y su toque llevaron a Daisye a un fuerte
orgasmo, liberando un grito tembloroso de placer. Con su liberación,
ella sintió a Hawke dejarse ir, golpeando dentro de ella hasta que el
gimió contra su cuello y ella lo sintió correrse dentro de su coño. Estuvo
así por un minuto antes de alejarse y acostarse al lado de ella.
—No quiero que te muevas. —dijo ella sobre su pecho.
—Soy muy pesado. No quiero aplastar a mi pequeña Daisye. —dijo él
con una sonrisa.
—Puedo contigo. —le respondió.
Hawke inclino la cabeza y la beso con fuerza. —Ah, amor, que hiciste.
— ¿Tienes que ir a otra reunión de guerra mañana? —Pregunto ella
mientras bostezaba.
—No. ¿Porque preguntas?

—Eso suena bastante decadente. Mientras estés en mi habitación y mi
cama, estaré muy contentó con ese arreglo. —dijo Hawke. Pasando las
manos por el cuerpo de ella, acariciando sus pechos, y luego deslizo sus
dedos dentro de ella, mientras su pulgar tocaba su clítoris. Ella gimió y
se movió contra su mano—. Te quiero de nuevo, amor.

Página 53

—Entonces, vamos a quedarnos en la cama y hacer el amor todo el día.
—rió ella—. Dormir y comer. Puedo preparar el desayuno en la cama.

Ella se dejó llevar por su toque. Hacer el amor con él nuevamente fue
algo más que bueno.

Hawke fue fiel a su palabra. Al día siguiente, se quedaron todo el día en
su torre. Se despertó con una bandeja de café con panqueques y jugo
de naranja y, ahora mientras llenaba una de las bañeras más grandes
que había visto, él estaba abajo haciendo la cena. Se ofreció a ayudarlo
y su respuesta fue salir de la habitación, regresar, buscarla y colocarla
en silencio dentro de la bañera con velas encendidas a su alrededor.
—Relájate aquí, mientras yo regreso con nuestra comida. —le dijo, y
salió nuevamente de la habitación. El agua era blanca lechosa y estaba
llena de pétalos de lavanda. Se pasó las manos sobre la piel y descubrió
que todo lo que había en el agua le dejaba una sensación de suavidad.
El sol entraba por la ventana y los sonidos de Paladín se podían
escuchar en la distancia. Había pensado que las celebraciones de la
noche anterior fueron hasta tarde y ellos se habían mantenido la mayor
parte del tiempo encerrados, más al comienzo de la mañana, escucho a
las personas dirigiéndose al mercado. Todavía estaba sorprendida y
encantada con Paladín. Era como un cuento de hadas del que no estaba
segura de querer salir.
—Daisye, la cena esta lista. Ven a ver lo que tengo. —la llamo Hawke
desde la habitación.
Ella sonrió y salió de la bañera. Se envolvió en una toalla verde oscuro
del tamaño de una sábana en su opinión, y regreso a la habitación. Él
coloco una pequeña mesa cerca de la ventana y en ella había dos platos
con ensalada de espinaca fresca, pollo asado y pancitos. El vapor salía
de la comida y ella podía ver la mantequilla derretida sobre el plato. Su
estómago gruño, recordándole que no había comido nada desde el
desayuno en las primeras horas de la mañana. Le sirvió vino blanco en
unas copas de cristal y saco una silla para ella.

—Me gusta como tu piel brilla bajo la luz del sol. Ellos se deben sentir
honrados si obtienen un pequeño vislumbre de ella. —respondió Hawke
tomando un trago de vino—. Más la razón por la cual escogí este lugar
de mi torre es porque está al final de un camino muy tranquilo y muy

Página 54

— ¿Me visto? No quiero faltarle el respeto a tu pueblo, sentada en la
ventana medio desnuda. —dijo Daisye, sonrió.

pocas personas pasan por él, al menos que ellos se dirijan a las aguas
termales en las montañas o el prado.
—No me dijiste que habían aguas termales. ¿Puedo verlas algún día? —
le pregunto ella sentándose. Tomo el tenedor y probo un bocado de la
ensalada.
La comida era deliciosa. —Parece que podríamos haber tenido un
desayuno cuando estábamos en Inglaterra.
Hawke rio. — ¿Y qué tal esto? Cuando regresemos, voy a cocinar un
festín para ti.
Ella asintió. —Espero por eso. ¿Cuándo nos vamos a casa?
—Probablemente mañana, y con algunos invitados en casa. —dijo
Hawke.
— ¿Que hablaste en la corte con el Rey?
La cara de Hawke parecía seria y ella sabía que no era bueno. —
Creemos que los Shen van a usar la fábrica de tu padre como una
nueva base para su rey. Yo sospecho que ellos están tratando salir de la
ciudad.
—Pero, hay más de cien personas que trabajan allí solo en la ciudad.
¿Qué es lo que ellos van a hacer? —pregunto Daisye, un poco en
pánico. Estas personas eran como su familia, algunas crecieron con
ella. Su preocupación aumento al reconocer que su ciudad podría estar
en peligro.
— ¡No te preocupes! Ellos probablemente mantendrán todo para hacer
que todo sea como de costumbre. Las personas en tu ciudad no van a
desaparecer, mas van a traer mujeres de otras ciudades tan lejanas
como les sea posible, de manera que no quede ningún rastro de ellos.

—Mi instinto me dice que ya comenzaron a hacer ese ejército, hace un
largo tiempo en otras ciudades en todo los Estados Unidos. Ellos
probablemente no pensaron que ibas a seguir el rastro del culpable
hasta llegar a mí, y tratando de secuestrarte en Inglaterra era su
manera de cubrir sus huellas. Probablemente no sabían que ya habías
entrado en contacto conmigo, hasta que llegue a protegerte. Ellos te

Página 55

—Mujeres para que… —la realidad llego a ella y perdió el apetito—. Oh
Dios mío, ellos están tratando de armar un ejército y hacen eso en
Redwood. Esas mujeres… ¿qué van a hacer con tantas mujeres
desaparecidas?

mientras su dedo se movía al interior de sus muslos. entre sus pechos. —Mi padre está allá. — ¿Entonces ellos esperaban que me llevase el dinero que me dio mi padre.hubiesen llevado de regreso a Alabama y su plan continuaría en secreto. antes que el continuara hasta su cuello. Se alejó de la mesa y atravesó la habitación hasta la cama. mientras se metía en la cama. —Tienes que terminar de cenar. No lo hare. y en su vagina. Ella lo mordió suavemente. dejo caer la toalla para mostrar su cuerpo desnudo. El hombre causaba emociones pecaminosas dentro de ella. —Espero que estés en lo cierto. En el camino. Hawke se levantó de su silla y se arrodillo delante de ella. —dijo ella. Su vagina comenzó a doler por su toque. —Estoy pensando que quiero el postre. el estómago plano. No estás sola en esto. —Hawke la tranquilizo. Yo no lo soy y no voy a permitir que ellos usen a mi ciudad también. sobre su estómago. —Creo en ti. que era a su manera el de darme el valor de la empresa y que fuera una mujer estúpida del sur y lo gastara todo? —Sintió rabia creciendo dentro de ella—. cuando él también se alejó de la mesa y se quitó la ropa. te voy a regresar tu empresa y los vamos a sacar de Redwood. —Él no sabe nada. Sus ojos nunca se apartaron de ella. sus pezones ya estaban duros solo con su mirada. . —dijo ella con una sonrisa pícara. —Ella se mordió el labio. Daisye trago duro. —Te lo prometo. llamándolo con uno de sus dedos. Ella ya estaba húmeda y resbaladiza mientras el deslizaba lentamente Página 56 —Ven a probar todo lo que hay en mí. Movía su dedo alrededor de su muslo. —No será necesario. te voy a proteger. Ellos no lo ven como una amenaza. por medio de sus vellos púbicos. Daisye asintió. Beso sus labios que apenas segundos antes había mordió con sus dientes. Hawke se sentó en el borde de la cama y coloco un dedo sobre sus labios. —dijo Daisye con preocupación. —Hawke tomo su mano y acaricio sus dedos antes de besar cada uno de ellos—. Hawke la beso larga y profundamente.

—dijo él suavemente. descontroladamente. provocando temblores deliciosos de placer en su cuerpo. Ella asintió. —dijo Daisye mientras se retorcía en la cama. para mi placer. Te necesito. no le daba lo que ella buscaba. El rió con voz ronca y retrocedió. —Si quieres más amor. —No. haciendo círculos en su clítoris y sobre los labios de su vagina. Empujo sus caderas contra los dedos mientras recorría el camino hasta llegar al orgasmo. amor. —Sí. incluso eso la encendía. —La voz de Hawke era profunda. En el momento en el que ella sintió la boca de él contra sus pliegues vaginales gimió. estoy llegando. —Por favor. Podía escuchar los gemidos que salían de su propia boca y se preguntaba cuándo fue que ella se había vuelto tan desenfrenada. tienes que pedirlo. —gimió ella. Él descubrió el secreto enterrado en el fondo de su vagina y la tomaba con sus duros dedos. Él empujo más profundo y ella grito de placer. Ella ahogo su nombre y abrió las piernas en un pedido silencioso. —Oh. Ella se arqueó en la cama en éxtasis. —Dijo Hawke cuando beso el camino hasta debajo de su cuerpo. Su cuerpo comenzó a temblar. Levanto las caderas tratando de deslizarlo más profundamente dentro de ella. — ¿Sera que mi dulce Daisye no pedirá por eso? —la animo Hawke. mientras sus manos apretaban las sabanas debajo de ella. querida. —susurro él. Ella sintió el flujo de jugo contra su mano y también correr por su muslo. hasta que ella grito su nombre y se dejó ir en su orgasmo. Daisye llevo sus manos al abundante y oscuro cabello de su cabeza y lo atrajo más cerca de sí. . mas todo lo que él hizo en respuesta fue introducir sus dedos en su húmeda entrada. cuando llego a la cumbre de su placer. no pares.su dedo sobre su clítoris. déjame verte venir en mis brazos. Enterró los dedos hasta el puño dentro de ella. mas no fue más hondo. regresando a hacer círculos en el punto sensible de su clítoris como antes. y dio un grito suave cuando el introdujo los dedos dentro de ella un poco antes de volver a provocarla—. Ella quería que la devorase Página 57 —Ahora. Su vagina apretaba sus dedos y el gimió en respuesta.

Hawke la penetro con fuerza. golpeando su duro miembro nuevamente dentro de ella. Su ritmo se convirtió de ella. —gimió él. que podría quedarme para siempre dentro. una y otra vez hasta que ambos pasaron el borde del orgasmo. también observo el placer que disfrutaba por sus propias sensaciones. —Es tan bueno. sus labios apenas se tocaban mientras compartían el aliento. —Oh. y ella coloco las piernas alrededor de su cintura sosteniéndolo firmemente. . Su respiración pesada lleno la habitación. Y en un suave impulso él ya la llenaba con su pene. Él se volteo para que ella estuviese encima de él y tomara toda la longitud de su hinchado pene dentro de ella nuevamente. Él la lamio largamente como un gato saboreando su crema antes de introducir su lengua en sus profundidades. Hawke levanto la cabeza para tomar uno de sus pezones en su boca. dejándolos sin aliento y sin querer moverse. su coño lo recibió como un guante de terciopelo. Daisye movió sus caderas contra él. Con cada embestida él iba más hondo. Él se levantó y se acostó a su lado besándola caliente y ferozmente. Ella grito su nombre y podía sentir que su liberación estaba cada vez más cerca con cada movimiento de su lengua contra su sensible carne. Coloco su cuerpo sobre el de ella. Ella podía sentir sus labios mientras se besaban. Ella sintió las manos de él apretar su trasero. Parecía combustible para su ardor y él dio un grito gutural en respuesta. —Ella se ahogó y vibro por el placer. Su mano tomo su trasero empujándola más cerca de él y ella levantaba las caderas con cada una de sus embestidas. sus lenguas parecían estar en duelo al tratar de dominar uno de los dos. tratando de recuperar sus pensamientos Página 58 —Todo de ti. De súbito e inesperadamente él se pegó a ella. Ella levanto la cabeza para chupar la piel sensible de su cuello. Ella lo montaba de arriba a abajo en un baile sensual que solo aumentaba el ritmo y la pasión. y provoco un orgasmo que sacudió su unión. Dios. Uso su lengua y chupo su clítoris aumentando su placer. mordiéndolo suavemente y lamiéndolo con la lengua. Ella se ahogó en el calor de su intensa mirada verde que nunca dejo su rostro. cabalgando con fuerza. —suspiro él. ahora.hasta que la hiciera olvidar la realidad y apenas estuviera inmerso en ella y solo en ella. Ella estaba complacida encima de él.

Definitivamente podría quedarme aquí para siempre. Y es verdad. —él encontró su mirada—. ¿Qué significa? —pregunto Daisye. Daisye no tenía intención de moverse y rio cuando él finalmente la movió hacia abajo a un lado de él y acurrucó su cuerpo contra el de él. después dos veces y susurro algo inentendible en el mismo idioma de antes. Ella sintió un dulce dolor en el pecho y su corazón dio un vuelco cuando él la estrechaba entre sus brazos y colocaba el edredón sobre sus cuerpos. —Dijiste eso antes. con todo lo que siento en este momento. —Me gusta saber que te sientes así. —Eso significa que mi corazón te reconoce como mi compañera. La beso una vez.coherentes después de haber vivido un orgasmo tan intenso. . Página 59 Su suspiro de alegría la hizo sonreír. También estas en mi corazón. pensó ella y le dio un beso en el pecho. —Ella tomo su mano y la coloco sobre su pecho izquierdo para que el pudiera sentir su latido constante—. Yo sé eso.

esperando pacientemente por él. Ella estaba sentada en la cama. Subió las escaleras hacia su habitación. Daisye abrió los ojos y le preguntó con la mirada. él lo sabía. Él sabía el amor que Daisye tenía por su padre. Lleau estaba allí con una expresión sombría. —Lamento molestarte. —Quédate aquí. Creemos que es el padre de ella.Capítulo 6 Traducido por noebearomero Corregido por Carmen15 A lguien llamaba a la puerta insistentemente. Ellos sabían que le gustaba la intimidad y la soledad cuando estaba en Paladín. cuando pensaba que había engañado a su padre.. tendría que ser una emergencia para que lo molestaran. No había nada que ella no haría por él y Hawke esperaba que no fuera más de lo que ella pudiera soportar. Lleau lo detuvo con una mano en el brazo — Tienes que llevarla. pero me encontré con algo en la frontera de Paladín. porque muy rara vez alguien iba a su torre a menos que hubiera un problema. Hawke. Hawke sintió que se llenaba de ira. hasta Inglaterra. —Contestó Hawke. Veré quién es.. Algo estaba mal. . Ella había viajado hasta el otro lado del océano. no importaba lo que costase. Se puso una bata y bajó las escaleras hasta la puerta principal. —le dijo Hawke y salió de la cama. Sobre todo sabiendo que Daisye estaba allí con él. donde comienza el desierto. Página 60 Maldición. —le explicó — Voy a vestirme. Él la protegería. Su piel parecía de chocolate sedoso y las horas dedicadas a hacer el amor con ella brillaron en su memoria. Espérame le diré a Daisye que me voy. despertando a Hawke de su mundo de sueño.

¡Mi padre! —Contiene una parte de un cuerpo humano con el mismo color de piel que la tuya. Ella se puso sus pantalones vaqueros y un suéter. Hawke pudo ver los ojos de Lleau como si se hubieran convertido en piedras cuando miró a Daisye. Cuando salieron de su torre él deseó con todo lo que era. Tuvo Página 61 —Una de sus manos. Un suave grito salió de su boca antes de que pudiera detenerlo. Sucedió algo. ¿Estás lista? Ella le tomó la mano y asintió con el miedo reflejado en sus ojos. —Algo como. Todos sabían el resultado de lo que quedaba en el desierto y de todo lo que los Shen eran capaces de hacer. —respondió él. En la mano derecha. No deberías verlo. Vamos al tribunal. . —Mi padre tiene una cicatriz.—Tienes que vestirte. Todos los dragones estaban en su forma humana. pero creemos que pusieron algo en la frontera. Lleau estaba esperando y se adelantó cuando salieron por la puerta. —dijo el rey. Hawke puso su brazo alrededor de ella para darle fuerza. no lo están. — ¿Qué parte del cuerpo es? —pregunto Daisye débilmente. —Esta caja tiene un contenido que lo tomé como un acto de guerra.. un pedazo de metal resbaló y le cortó la mano. — ¿Qué quiere decir con eso? —Ella puso su mano sobre su pecho y él visiblemente la vio estremecerse—. donde nuestra tierra termina y comienza el desierto. un día que estaba tratando de arreglar una máquina. Una caja se encontraba encima de la ancha mesa de granito. que desapareciera la sensación de miedo. Sus rostros podrían haber ido tallados en piedra y la ira hacía que sus ojos ardieran. —Respiró hondo—. Cuando trabajaba en la fábrica.. Entraron en el Tribunal juntos. Suspiró y miró a Daisye—. —le explicó el Rey Valkir—. —Lo sabremos cuando lleguemos allí. Ella se deslizó fuera de la cama. —¿Los Shen están aquí? —No. pensó él con tristeza mientras se colocaba la ropa. mi amor. Dios mío! ¿Una bomba? Si fuera sólo eso sería fácil. ¿Qué tipo de amenaza pueden poner ahí? ¡Oh. Me temo que sea una consecuencia de su familia. Sintió sus pasos vacilantes mientras caminaban hacia el centro de la habitación. — dijo el Rey Valkir... mientras el rey permanecía en silencio. —dijo Hawke suavemente—.

a él se le rompió el corazón diez veces al ver la tristeza que la consumía. Voces en alto y gritos de guerra vinieron de todos ellos. No te atrevas a decir eso. No deberías verlo. es porque ya está muerto. Hawke ya sabía cuál sería la respuesta. ¿Ahora no vas a salvar a mi padre? —Daisye si nos envían esta parte de él. —Daisye. Él lo habría hecho por cualquiera de ellos. o de sus compañeras. Hawke. —Tú la llamaste mi amor. Él está herido y necesita sangre. —Deja que yo lo mire.. — ¿Por qué no? Ustedes son los guerreros que protegen nuestro mundo. mi amor. ¿Entonces. —se ofreció gentilmente Hawke. ¡No está muerto! No puede ser. —Hawke negó—. para que yo supiera. ella es tu compañera? —preguntó el rey Valkir. Habían acordado reducir la amenaza de los Shen incluso antes de Página 62 El rey levantó la mano y gritó: — ¿Los guerreros Paladín están de acuerdo? . —Ella le golpeó el pecho con los puños. —Tengo que ir a casa. Tenemos que volver para salvarlo. nosotros. Hawke asintió.quince puntos y le dejó una cicatriz alrededor de la mano. Además dijiste que me ayudarías.. haciendo eco en todos los rincones del tribunal. por lo que lo veré yo. Olvídalo. —Sí. El rey suspiró y abrió la caja. —Hawke agarró su rostro y la levantó para poder mirarla a los ojos—. No van a quedar impunes por ello. Sé que enviarían esa. la reclamé como tal. está ahora bajo nuestra protección y este delito debe ser respondido por el tribunal. —dijo Hawke con tristeza. esa parte.. Se lo debo a él.. —Lloró impotente contra su pecho. Tú me prometiste que él iba a estar bien. Aunque no lo lastimaba. —Lo sé. —Estás mintiendo. —Se volvió hacia Hawke y el corazón de él se rompió al observarla—. Daisye negó—. Me lo prometiste. No podemos salvarlo. Daisye miró en su interior y las lágrimas comenzaron a rodar por su rostro. La atrajo hacia él y ella le susurró mientras lloraba—. y te prometo que van a pagar por lo que hicieron.

tal vez desde la primera vez que la vio en su oficina con un abrecartas como arma. . los cuatro debemos ser capaces si es necesario de tomar el nido de ellos. Bueno. Lo que había sido un interludio maravilloso donde habían encontraron consuelo uno en los brazos del otro. cuando él lo verificó. Su fuerza y el fuego que había en su dolor lo hicieron sentirse orgulloso. Daisye era su compañera. —Ha pasado mucho tiempo desde que tuvimos una batalla como esta. —dijo Hawke. es posible que tengas que recorrer el lugar. —dijo Kalv—. ¿Cuándo nos vamos? —Ahora. sobre todo no de esta manera. —dijo Daisye enojada. Daisye respiró hondo y se limpió las lágrimas de sus ojos y mejillas. Kalv sonrió y flexionó los brazos. —dijo el rey Valkir. Él la amaba. Y no trates de decir o hacer algo para detenerme. Los Shen nunca se atreverían a cruzar a nuestra tierra. ¿Cómo se atrevieron ellos a tomarlo de Página 63 —Vayan con mi bendición. Echaremos un vistazo a lo que sucede en la fábrica textil bajo el amparo de la oscuridad y luego avanzaremos sobre ellos la noche siguiente. No quería que le pase nada a ella menos aún con la pérdida de su padre. —Le diremos a nuestras compañeras a dónde vamos. Con esas palabras. — Dices que mi padre está muerto. Y Daisye Chambers lamento la pérdida de tu padre. Será de noche en Alabama. ¿Sería demasiada imposición si te pido que te quedes en tu casa? —Para dar con los monstruos que mataron a mi padre. Estas cosas tienen su residencia en mi casa y me niego a sentarme aquí mientras sé que las personas que conozco están en peligro. Orin e Iarl. se encontró con que su padre era la única familia que le quedaba. —Él miró a Daisye—. —dijo Hawke. —Debes permanecer aquí. Esto sólo significa que muy pronto estarían llevando su lucha a todos ellos en Alabama. se convirtió en una llamada a la batalla y a la pérdida de la vida. Por lo que iré contigo. La pérdida del padre de Daisye era una que nunca debería haber tenido que suceder. se retiraron y salieron a la luz del sol. Nos encontraremos en el portal. Ellos pagarán lo que hicieron. mientras que su corazón se retorcía por ella. —Kalv. En la primera noche. Hawke asintió con gravedad.empezar. entonces yo voy a ir a recuperar su cuerpo y darle un entierro apropiado.

Sin embargo. Afortunadamente. En ella quedó mi licencia de conducir motocicletas. ella les dio la espalda. si su padre no lo hubiera hecho. Su padre estaba muerto y ahora no tenía a nadie en el mundo. Esta vez. Pero su padre le había enseñado a tener buen juicio. mis tarjetas de crédito y otras cosas. Traía una mochila donde llevaba sus ropas. —Voy a necesitar mi cartera en cualquier momento. atacar. Solo fueron una serie de eventos desafortunados. y el sentido común le decía que nada de esto era su culpa. —Te puedes dar la vuelta ahora. —se dijo ella a sí misma—. Levantó la falsa piedra al lado del patio de atrás y sacó la llave de su escondite. Las luces de la parte trasera de la casa estaban encendidas. y no había ninguna casa alrededor en kilómetros. Siéntanse cómodos. Lo único que había hecho no había servido para nada. empezando por su padre que firmó por la venta de la fábrica textil. Página 64 Oyó pasos detrás de ella y escuchó la diversión en la voz de Hawke cuando habló cerca de su oreja. Hawke nunca la habría conocido. de nuevo. Kalv. así que quería culparlo por lo que había pasado. que hacían cuatro hombres altos y desnudos en la parte trasera de su casa. Pero. Orin y Iarl no parecían tener ningún problema con volver a su forma humana delante de ella. ella ya sabía lo impresionantes que eran sus cuerpos. no sintió la misma alegría de volar como lo había hecho antes. No había manera de que pudiera explicar si alguien pasaba. No tenían vecinos. de camino a casa. Esta vez. por lo que tenían cincuenta hectáreas que podrían contar como propias. se encontraban en un claro en el bosque detrás de su casa en Redwood. .su propia agenda? Él buscaría vengarse por ella y los Shen sufrirían por lo que habían hecho. cuando se encontraba sentada en la espalda de Hawke en forma de dragón. Estamos decentes. ninguno equipo se alojaba en la casa. Tenía una sensación de ardor en el pecho que pujaba por ser libre. No quería verlos. cuando aterrizaron. Quería gritar. Bienvenidos a mi casa. Su padre había comprado las tierras alrededor de la casa. Pero si se lo hubieran ofrecido a ella no habría habido manera de que aceptara ninguna cantidad de dinero por lo que habían construido. Los otros tres hombres se echaron a reír detrás de él mientras caminaban fuera del bosque. Hawke le había prometido que iba a cuidar de ella y de que nada iba a sucederle a su padre.

Necesito tiempo para mí. porque ella quería y necesitaba estar sola. —dijo Orin. En la ducha y debajo del agua caliente esperaba que ésta se llevase el frío que parecía haberse asentado en su cuerpo. —Daisye.—Me pondré en contacto con Raúl para que traiga tus cosas por la mañana. ahora no. Cuando estuvo agotada y no había dejado nada guardado. sin lágrimas. . Estoy aquí para abrazarte mientras lo haces. allí estaba él como su sostén. Sírvanse ustedes mismos. lavó su cuerpo con una suave esponja Página 65 —Pensé que te había dicho que me dejaras en paz. Él empezó a decir algo. sintiéndose como si estuviera en piloto automático. Subió las escaleras y se arrojó sobre la cama. Se puede construir la casa de Ginna en este lugar por lo menos cuatro veces. Sus lágrimas se mezclaban con el agua y apoyó la cabeza contra las frías baldosas y dio rienda suelta a su dolor. —La besó en la cabeza con suavidad. —Dijiste que tu casa era pequeña. Daisye sonrió y sintió que las lágrimas amenazaban de nuevo. No puedo parar de llorar. Voy a mi habitación a asearme. pero la mano de Kalv en su hombro lo detuvo. —No. —Es su casa. Llora todo lo que quieras. Aun cuando ella le pidió que la dejara en paz. Mi padre ayudó a construirla y en cada adición o cambio que se hiciera él tuvo de alguna manera un papel importante. —dijo ella sollozando—. Sólo pensar en ello hacía que sus ojos se llenaran de lágrimas. porque sabía que rompería a llorar descontroladamente. Se mecía lentamente bajo el chorro de la ducha. Ella no se atrevió a ir a la habitación de su padre o a su oficina. sin emoción y sólo entumecimiento. Pero ella levantó una mano para detenerlo. —No voy a dejarte llorar sola. —Hawke dio un paso hacia ella. — sonrió Kalv—. Hay comida en la nevera. por lo que termino llorando nuevamente sobre la almohada. mientras ella dejaba que los sollozos y el dolor que embargaba su corazón salieran. tomando consuelo en el reconocimiento de su entorno. Hawke. La puerta de la ducha se abrió detrás de su espalda y sintió los brazos de Hawke alrededor de ella tirándola contra su pecho.. Se limpió el rostro. El hipo castigó su cuerpo hasta que sintió como si fuera a romperse por la mitad. fue al baño y se quitó la ropa. Esto no es precisamente pequeño.. estaba ahí para ella. Daisye agradeció el gesto.

—Voy a ser tu guerrero y voy a tomar la vida del Shen que lo mató. mi Daisye valerosa. Él pensaba que estaba asegurando mi futuro. Él estaba velando por mí. . Yo estaba encantado contigo.. —Tú no rompiste tu promesa. —la voz de Hawke tenía una nota de emoción que no la hacía tener ninguna duda de que cumpliría con lo que dijo. antes de acostarse a su lado y tirarla contra él. por eso firmó los papeles de buena gana. con tu dulce encanto del sur y con una voz como jarabe no pude apartarme. No necesito. —Cállate. Podía escuchar el murmullo de su risa contra su espalda. —Debido a que te protegerían bajo nuestras leyes. Página 66 — ¿Eso significa que tengo tu amor? —preguntó Hawke. Ambos se secaron y se deslizaron bajo las sábanas de la cama. — ¿Es la única razón? Pfft. Puedo cuidar de mí misma. —Sólo necesito que tengas cuidado. —Daisye rodó sobre su espalda y se quedó mirando el techo de color beige champán—. — ¿Por qué le informaste al rey que yo era tu pareja? —Preguntó ella en voz baja. No es tu culpa.y tomó una ducha en sus brazos. Lo juro. —Ella probó a decir palabras que eran extrañas. Ha sido una promesa que de todos modos no podía ser mantenida. —Podría estar una roca debajo de nosotros y yo estaría feliz de tenerte conmigo. pero que se sentían tan bien decirlas—. Te quiero y temo que no me quieras porque no fui capaz de mantener a tu padre a salvo. Tomó su barbilla e inclinó la cabeza para darle un beso largo. —Es tuyo para siempre. Estaba casi obsesionado con eso y me tenía loca. Tú eres todo lo que tengo ahora. —dijo ella. Hawke. Cuando el dinero que esperaba nunca apareció en su cuenta y no podía recuperarlo. —respondió Hawke. lento y profundo. —No sé si en mi cama vamos a caber los dos cómodamente. Él la giró en sus brazos para enfrentarla. —Daisye sintió como las lágrimas pugnaban por salir de sus ojos—. No es su culpa. Mi padre pensó que estaba haciendo algo por mi futuro. ya que es más pequeña comparada con la tuya. fue probablemente cuando decidió decírmelo. Desde el momento en que te vi en mi fiesta con tu dulce manera de hablar. Ambos lo hacían.. No puedo perderte a ti también. Tú eres mi compañero.

—Agradable y tranquilo. . no quiero. Permíteme hacerlo así. y su lengua lamiendo y chupando suavemente. disfrutando del placer que le hacía sentir. tantas pérdidas. amor. Un trabajo muy duro. Él iba cada vez más profundo en su interior con cada empuje lento hasta que ella gritaba su nombre. —dijo Hawke—. acariciándola con dureza—. olvidándose de todo lo malo que le había pasado en su vida. No queras tener a un dragón acampado afuera de tu puerta asustando a los posibles candidatos. Era tan grande y se sentía segura. ¿dónde están los otros dragones? —Se fueron a la fábrica textil a investigar en que estamos liados. Allí. Hawke besó su cuerpo hasta llegar a su pubis. Hawke. la besó suavemente y disminuyó las embestidas. mientras que la pasión crecía en su interior. Hawke. Por favor.—Estoy muy feliz de escuchar eso. hasta detenerse en sus pechos e introducir su pene en el interior de ella. —murmuró él y se quejó cuando su pequeña mano tomó su polla. Permíteme hacer el amor contigo. Tuviste un día duro. —susurró Daisye—. En cambio. Hablando de eso. —Arrastró su mano por el pecho de él y movió una uña sobre su pezón hasta que un gemido bajo salió de él. —Ja. deja que me enfoque en el presente y la forma en que me haces sentir. Bebé. Desde luego. —Deberías dormir. Su respuesta fue un profundo beso. —No pienses. —Más. —Por no hablar de la prensa y las cámaras. Él recorrió nuevamente su cuerpo con besos. Bajó la cabeza y capturó su pezón con su descarada boca. la tocó con la boca y la lengua hasta que ella se encontraba jadeando y gritando su nombre. Ella agarró sus hombros y suspiró. Esta es una prueba que ningún ser humano haría. Mi trabajo es mantenerte aquí y protegerte. Sus manos recorrían su cuerpo con hambre y ella gimió de placer cuando él se colocó encima. muy gracioso. Ella gimió y levantó las caderas en respuesta. ja. Ella arqueó la espalda y gimió. Te necesito. saboreando sus labios y hundiendo la lengua en su boca. Página 67 No aumentó el ritmo. estás haciendo muy difícil para mí pensar. —Daisye sonrió—. — Hawke se pasó la mano arriba y abajo de su brazo—. Quería ser elevada por los sentimientos.

quien dijo que su padre le dijo que se iba de vacaciones. Ella no quería que nadie saliera lastimado por su causa. Se sentó con los cuatro dragones en forma humana en la cocina. El señor Goodwin les dijo que había sido amenazado. así que se despidió y no se molestó con él. soldados y esto era un ataque planeado. Esta vez. Usaron su nombre como una especie de broma de mal gusto y como una declaración de guerra al tribunal Paladín. — ¿Otra vez? Una palabra y él alimentó el fuego de la necesidad una vez más. escuchó y entendió que no importaba si eran humanos o dragones. También habló con un tartamudo Sr. A las cinco de la tarde del día siguiente. Mañana era el día en que se enfrentaría a la cruda realidad de la muerte de su padre. ya que él firmaría los documentos devolviéndole la compañía de nuevo a ella. Goodwin. Cuando se discutió el plan para la fábrica textil. amando el dulce dolor. En esencia. Página 68 El plan para liberar la fábrica textil de los dragones serpientes no era simple o al menos eso parecía. Por ahora. el abogado le pidió que lo dejara ir por su familia. hasta que todo su pene estuvo en su interior. La agarró por las caderas y la atrajo hacia sí. había escuchado la llamada de ella y Hawke. eran guerreros. Él la embestía con tal ferocidad que la dejaba sin aliento. Luego se quedó dormida entre sus brazos. Su asistente personal le informó que no lo había visto desde el día en que ella había hablado con él por teléfono. amando como él acariciaba la curva de sus muslos mientras se dormía. Se dio cuenta enseguida de que estaba mintiendo y después de presionarlo un poco. La voz de Hawke era baja y ronca cuando dijo su nombre y bombeaba con una intensidad febril hasta que ella gozó con fuerza debajo de él. Habían devorado toda su comida. gritó su nombre varias veces y quedó satisfecha. cuando su orgasmo la golpeó. . ahora! ¡Oh! ¡Ahora. por favor! —Se retorció debajo de él.— ¡Dios. mientras ella seguía jugando con la ensalada y la pasta en el plato. Ahora eso sería su perdición. Fue a la policía e hizo una denuncia de la desaparición de su padre. ella era un manojo de nervios. ella dormía y era bendecida con una oscuridad tranquila y sin sueños. Habían utilizado el nombre de Hawke como una trampa y acabó siendo una ventaja. pero la necesidad de liberación era casi insoportable.

creo que se llama Madison. —dijo Hawke. —Te vas a quedar aquí. Si está allí. te vas a la siguiente ciudad. . —Orin.. El hecho de que tenga el nombre de una maldita flor no significa que voy a debilitarme bajo presión. — ¿Dónde voy a estar durante todo esto? —preguntó Daisye. Si estas en peligro o cualquier cosa mala suceden. —Hablemos arriba. Yo voy y punto. con las puertas cerradas hasta que volvamos. viendo su mano a una pulgada del tenedor. ¿Me estás diciendo que quieres que me quede aquí mientras tú sales y luchas por algo que es mío y tratas de traer a casa el cuerpo de mi padre al mismo tiempo? —exigió saber Daisye—. —Hawke se encontró con su mirada y su mandíbula se tensó tercamente—. hay que darle muerte. Con las llaves del auto y tu teléfono celular cerca. no lo harás! No quiero a mi compañera en la línea de fuego.. Kalv bajó la cabeza. Ella se dio cuenta que Orin trataba sin éxito de ocultar una sonrisa. —Hawke se puso de pie y se acercó a ella de una manera caballerosa. —Uno de nosotros va a entrar para llevarlos afuera. Tres vamos a luchar y el otro buscará las crías y al nuevo rey. —No me pongas en el medio. Pero Ginna luchó por su propiedad junto a él. Tengo mis propios problemas de compañero como para lidiar con esto. Tú estás de acuerdo conmigo. también estoy fuera del ring como Kalv. ¿no? Él levantó las manos y negando le dijo. Dejó caer el tenedor y agitó la mano en el aire. —Oh. vamos a hablar todo muy bien. —le respondió Orin. —Espera. —dijo Orin.—Vamos a convertirnos en dragones cuando estamos fuera. No quiero destruir la fábrica textil en el medio de la lucha. —murmuró ella. Hay un hotel con el nombre de Orin y aguardaras ahí hasta que otro guerrero llegue para llevarte segura a Paladín. —La primera compañera de Kalv era una guerrera. — ¡No. ¿Cómo diablos me ves aquí sentada mientras vas a la pelea? —Miró Kalv—. — dijo Hawke con firmeza. Página 69 —No. —ella comenzó.

Tomé clases de defensa personal. —Voy a estar segura. mi guerrero dragón. por lo que le acarició la barbilla—. —sonrió ella. Él la abrazó y hundió la cara en su cuello. Afortunadamente. — ¿Te quedarás aquí donde es seguro? —preguntó Hawke. ella pasó a su lado y salió de la cocina a la habitación. Hawke podría querer mantenerla a salvo y ella lo amaba por eso. y colocó el teléfono celular en el bolsillo. quédate aquí. — respondió Hawke— Confía en mí. —Tienes mi amor para siempre. Nos vamos al oscurecer. —Dijo ella. Hawke. —Este no es un agresor humano Daisye. . —Él la besó de nuevo—. ella estaría en la Página 70 —Me aseguraré de hacerlo. Vio en su mirada preocupación. mi Daisye. —No puedo creer que haya gente trabajando en la fábrica durante el día y todo el tiempo debajo de sus pies. —Levantó la mano y lo besó—. Por amor a su padre y por venganza. —Me ocupo de mí misma.Sin apartar la mano. No habrá pérdidas de vidas humanas. —asintió Daisye. la fábrica textil está ubicada fuera de la ciudad. Te amo. por favor. pero tenía que ir. —Debes bajar. se encuentran esas repugnantes serpientes que planean secuestrar a las mujeres y utilizarlas como fábricas de bebés. Necesito un poco de tiempo para pensar. Levantó la cabeza y la miró a los ojos. estaría totalmente perdido. No te preocupes por mí. ella se volvió para hacerle entender su punto. te lo prometo. Estoy bien. Lo vio salir por la puerta y enseguida se dirigió al armario. Sacó el más viejo de los pantalones vaqueros que tenía. de verdad. No me pidas que te deje ir con nosotros. Ven a ver a tu guerrero antes de la batalla. Ellos son implacables. La fábrica se cerrará en el momento en que lleguemos allí. —No puedo ponerte en peligro. amor. — Daisye suavizó su voz en respuesta a su súplica. Pero no tuvo la oportunidad de hablar ya que Hawke la tomó en sus brazos y la besó hasta que su mente daba vueltas. Si te ocurriera algo. Hawke estaba detrás de sus talones y cerró la puerta. las zapatillas de deporte y una camisa negra. —Vamos a estar abajo hasta la noche. Se vistió rápidamente.

¿Cómo podía pensar que ella se sentaría allí en la vacía casa preocupada hasta que pudiera ver que se encontraba a salvo? Así como él no quería perderla. . Puede que fuera humana. así que salió por la ventana de la habitación y bajo por la cubierta donde se encontraban las enredaderas. —respondió Hawke. —comento Kalv. Hawke. Cerró la mano sobre la mesa con furia—. Ella salió del garaje y se dirigió hacia la calle. Tengo que hacer esto. entonces susurró suavemente. pero si había alguna posibilidad de que pudiera ayudarlo. Va a quedarse aquí. Se puso un gorro negro en la cabeza y cruzó la habitación hacia su casillero. Pero había otra razón: Hawke y su amor por él. o incluso salvarlo. Oh. pensó. esa mujer! —Hawke salió corriendo por la puerta cuando el coche aceleró por la calle—. De puntillas alcanzó el estante más alto donde guardaba su arma. —Parece que todavía tienes un poco de piel. ¡Maldición! Página 71 —Exactamente ¿cuáles fueron sus caminando con Kalv y Iarl detrás de él. palabras? —preguntó Orin —Ella me prometió que estaría a salvo. Se miró en el espejo retrovisor y vio a los cuatro hombres que estaban en la acera. — ¿Esa no es ella? Porque si no me equivoco es Daisye en un coche en el camino de entrada. Cayó al suelo sin hacer ruido y salió corriendo por la acera hasta el auto. Cargo el arma y coloco dos balas más en el bolsillo de la sudadera. Bajar no era una opción. — ¡Maldita sea. lo haría. Hawke bajó y suspiró. ella sentía lo mismo por él. —Hawke hizo una mueca y volvió a entrar a la casa. —Voy a cocinar una gran comida del Sur y vamos a tener buen sexo cuando esto acabe. —Me hice cargo de ella. —Dijo Orin. Ella se comprometió a quedarse aquí.fábrica textil. Otra persona que amaba no moriría a manos de las serpientes. Pero vio la expresión en el rostro de Hawke y eso la hizo pensar que una gran cena y el sexo no iban a ser suficiente para solucionar este problema. perdóname.

Su objetivo era matar a todo lo que se interpusiera entre él y Daisye. —sonrió Kalv. Sus transformaciones a dragón fueron perfectas. Ahora mírate. Página 72 Vio el coche de Daisye aparcado bajando la colina desde la fábrica. diciendo que estábamos esposados. — ¿Nos vamos a quedar aquí o vamos a ir a la fábrica textil antes de que ella se quede sola y se mate a si misma? —gruño Hawke. Hawke sabía que Orin. él asintió. Hawke se preguntó si el rey Shen de las abominaciones ya estaba tomando el último calor. Podemos irnos —dijo Kalv—. No queremos heroísmo. Recuerdo cuando te reíste de nuestros celos. —Matamos a todos. Hawke no hizo caso y comenzó a correr por el césped con su espada. —Las espadas y los paquetes están listos. Aún no había aterrizado en el suelo antes de cambiar de nuevo a su forma humana. cuando llegó a la pared de ladrillos rojos. Hawke. —gruño Kalv mientras se movía. Nada lo detendría de mantenerla sana y salva. Sigue el plan. —Díganme que ninguno de ustedes no entraría por sus compañeras.—Tengo que decir que es muy divertido ver a una mujer estar por encima de ti. — gruñó él. mierda. Ella estaba dentro y su furia ardía en su pecho. Si un solo cabello de su cabeza se viera perjudicado los convertiría en antorchas con su aliento de dragón. Se dio la vuelta y entró en cuclillas antes de agarrar su mochila y arrastrar la ropa dentro de ella. Kalv y Iarl estarían a su alrededor. La combinación les daría una mejor oportunidad en el suelo y en el aire. Cuando ninguno respondió. Una pila explotó con los últimos aros de humo del trabajo del día y otro montón de nada en absoluto. Él se preparaba para el apareamiento. Él dudaba que estuvieran secuestradas allí todavía. Dos estarían en forma de dragón y el resto como humanos. pero al menos intervendrían ahora y evitarían que se reprodujeran y se extenderían. —Bueno. Oyó a Kalv venír detrás de él. encontramos la masa de agua y los hundimos profundamente en ella. La fábrica textil parecía amenazante en la oscuridad. linajes puros de las mujeres que se tomaron o que debían tomarse. Dirigió al grupo hacia el bosque para convertirse en guerreros dragones. . puedes esperar un minuto. después se dirigieron hacia el cielo con sus mochilas en la boca. pero no vio ni rastro de ella.

—¡Lo mataron.. Hawke asintió con la cabeza y escuchó atentamente cualquier sonido que lo pudiese llevar hasta Daisye. —Ella está ahí y. el padre de Daisye fue uno de los primeros hombres afroamericanos dueño de una fábrica textil en la época donde el prejuicio era un hecho cotidiano. Vamos.. No ayudaría alguno de ellos que él se perdiera ahora. estoy bien. Él pagaba un salario justo tanto para el negro como para el blanco. Esto es la guerra. sus respiraciones harían eco en las paredes y los altos techos de la fábrica. Está bien. Por lo que había leído. Kalv le dirigió una dura mirada y le dio una pequeña inclinación de cabeza antes de abrir la pesada puerta y entrar. sin embargo. Es por eso que está muerto. —Lento y tranquilo. cabrones! —La desagradable risa que escuchó hizo que ya estuviera preparado para correr en dirección a la voz.—Hawke. —dijo Kalv en voz baja—. Podía ver las fibras de algodón unidas a grandes dientes de metal y pedazos de plantas de algodón desechadas a un lado. Están aquí. Se dio a su comunidad y construyó un lugar donde muchos de sus amigos y residentes de la ciudad trabajaban. . Era su elección promover o despedir a una persona por su ética de trabajo. —Hawke trato de controlar sus emociones. Se movieron entre las grandes piezas de maquinaria que se habían utilizado para el corte y el procesamiento. pero tú vas a ser un regalo hermoso para nuestro Página 73 La mano Kalv lo contuvo y le dijo en un susurro áspero. —Dijo un sonido ronco—. Él fue apenas el primero de su tipo. era un insulto al hombre que habían matado. Su mano era un hermoso regalo para los dragones de Paladín. su voz llegó hasta ellos desde algún lugar en la fábrica. La fábrica era grande y toda la maquinaria estaba apagada. Como si fuera una señal. —gruño Kalv. Que su vida de trabajo fuera utilizada como fachada para los propósitos nefastos de Shen no sólo era malo. —Deberías haber mantenido a tu padre fuera de esto. el silencio era ensordecedor. Puedo sentirlos y olerlos. —Está todo muy tranquilo. Hizo una respiración profunda—. Hawke no tenía ninguna duda de que si se detuvieran el tiempo suficiente. es necesario que pienses racionalmente o voy a pegarte en el culo y hacerlo yo solo.

. y cortando algunas Shen con su espada antes de que pudieran cambiar por completo. atravesaron la puerta que conducía al sótano. Una vez que los vieron. Ella tenía un arma. frío y envuelto en plástico. La serpiente Shen que estaba hablando con ella se echó a reír. —Oyó el clic de un arma—. Encantador para él. Kalv estaba en el fondo de las escaleras haciendo exactamente lo mismo que ellos pero éstas no luchaban estaban enviando su clamor por ayuda. hacer cavernas subterráneas. con los labios temblorosos. donde se cruzaban los caños en el techo. Les gustaba jugar. —Vas a ser una buena criadora. Doloroso para ti. Eso era todo lo que necesitaba oír. Hawke sintió una oleada de amor y orgullo por ella. la tierra comenzó a temblar. como una masa de serpientes. En su voz se filtraba orgullo y desafío. Hawke saltó la cerca de metal que enmarcaba las medidas para el Shen en su forma humana. en un minuto era dulce y al siguiente picante. —Si crees que voy a dejar que cualquiera escoria me toque. El rey disfrutará de tus gritos.rey. —No sin su cuerpo. . Era una luchadora envasada en un cuerpo pequeño.. ¡Agárrenla! Oyó los gritos salvajes de las serpientes y el sonido de disparos cuando Daisye descargó su arma. dispuesta a protegerse y a lo que quedaba de su única familia. Hawke y Kalv mataban al resto que habían rodeado a Daisye y fueron hacia ella. Hawke sabía que aunque este era el sótano de la fábrica. Al primero de los hijos de puta que se acerque a mí. el aire a su alrededor cambió y pudo verlos comenzar sus metamorfosis. —dijo ella con firmeza. Los nidos serían como la lava en una cámara en la tierra. estás muy equivocado. El cuerpo de su padre estaba en el suelo. donde dormían todos juntos acurrucados. Con un gruñido. La principal preocupación de Hawke era retirarla antes de que el Shen viniera de donde quiera que se hubieran encapsulado y se derramasen como cucarachas en el sótano. vas a llevar su primer descendiente. pero ella se apartó. Miró a Daisye para asegurarse de que no estaba herida y que estaba fuera del camino antes de comenzar a moverse con la intención mortal de destruirlos. harían un túnel en la tierra de Alabama. Página 74 —¡Es hora de irse! —Hawke la tomó de la mano. le pongo una bala en su viscosa cabeza. Bajo sus pies.

porque se reclamaban unos sobre otros para poder salir. Detrás de ellos. La batalla estaba en el bosque. —Tengo que ayudar a los demás. vamos a regresar por él. Fue una lucha durante todo el camino mientras se precipitaban hacia la puerta. ¡Y te mereces una paliza por asustarme! . Te quiero. Él y Kalv subieron las escaleras cuando una de las paredes traseras se derrumbó y las serpientes se desparramaron con gritos de rabia. amor. Después de que esto termine. —Espera aquí por mí. Kalv estaba a su lado haciendo lo mismo. —Voy a dejar que me la des si vuelves sin un rasguño. Oh. los Shen se agolpaban en la puerta y contra la pared. vamos a preocuparnos por los que estamos vivos.—¡Maldita sea. —Vamos a hablar acerca de los tecnicismos después. vamos a salir de esta cueva antes de que seamos atrapados. —Dijo Hawke. No puedo perderte. ¡Volveré a ti!. Sostenía a Daisye firmemente sobre su hombro y podía escuchar los disparos que hacía sobre su espalda a las serpientes que intentaban morder sus talones. Cuando llegaron a la puerta. Ella le agarró la mano cuando estaba a punto de correr. pensó él mientras corría de nuevo hacia sus compañeros dragones. Ella levantó un dedo. Hawke corrió hacia la línea de árboles para alejar a Daisye lo suficientemente lejos de la lucha. Tenemos que sacarlos a la luz. —Ten cuidado. Página 75 Él la besó con fuerza. Por favor. lo juro. donde Orin y Iarl estaban esperándolos.. voy a volver. —Yo técnicamente no lo hice. Quédate aquí hasta que yo venga por ti. no te molestes con el cadáver de tu padre. no te lastimes. Sus cuerpos negros serpentean alrededor del césped. —¡Es hora de irnos! Sin decir una palabra.. Hawke la levantó y la puso por encima de su hombro. —Él le dio una pequeña sacudida en los hombros para enfatizar su punto. El suelo volvió a temblar y Kalv murmuró. Él balanceaba su espada sobre todo lo que tenía apéndices o escamas en la piel. Daisye! Estoy mortalmente cabreado porque huiste después de prometer. Kalv la golpeó dejándola sin bisagras por la fuerza y corrieron hacia afuera. Ahora. —Ahora.

¿no? —preguntó Hawke. — dijo Hawke. vio a Orin y Iarl tomar serpientes por la boca y tirarlas a lo alto del cielo. Regresare a casa volando. lo que frustró a Hawke. Tendrían que aumentar la seguridad en torno a las tierras que bordean el desierto. si lo necesitas. La paz que Paladín habían conocido desde hace más de cien años podría estar llegando a su fin. Hawke golpeó la espalda a Orin. Tendrían que cuidarse de la amenaza que representaba las serpientes antes de que al mundo humano se encontrara atrapado en las garras de una guerra que no podrían manejar. —¿Viste cómo manejó el arma cuando estábamos corriendo fuera de la fábrica? —Kalv sonrió—. —No vas a usar eso contra mí. —Voy a decirle a Daisye para que lo maneje. Hawke sonrió. Él estaba feliz al ver que ella había hecho lo que le había pedido y se había quedado allí hasta su regreso. por lo que ella lo pueda enterrar y la comunidad pueda llorarlo. Puede ser aconsejable cerrar la planta por unos días hasta que podamos ver si hay huevos y ocultar cualquier rastro de túneles subterráneos que puedan haber. Levantó la vista y le limpió un rastro de sangre de la barbilla y dijo en broma: —Bueno. Ella va a hacerte mucho bien como compañera. Has vuelto con un rasguño. ya que los Shen habían escondido a su líder. Llévala a la casa y nos aseguraremos de que su padre sea cuidado de la manera correcta. —Al ver lo apasionada que es. Página 76 Dejó su tarea y regresó al bosque donde había dejado a Daisye. Ellos destruyeron el nido con facilidad y regresaron a la fábrica en busca del rey. Ella sabrá qué hacer. —Toma el auto. —Sí. lo hará. vas a tener una perspectiva totalmente diferente. donde luego caían como piedras desmoronadas al suelo. pero tengo la intención de mantenerla fuera de la batalla. —Dijo Iarl—.Por encima. Se puso de pie cuando él llegó caminando hacia ella y se arrojó en sus brazos. . pero no pudieron encontrarlo. Ve a buscar a tu pareja. —Vamos a empezar a descartar los cuerpos. Paladín también estaba en peligro. —sonrió Orin—. supongo que voy a quedarme sin paliza.

. — ¿Y si volamos hasta allí? —Hawke comenzó a desnudarse. Él está seguro de encontrar una explicación lógica de su muerte. pero mi corazón está roto. —Él la besó suavemente—. —No sé si puedo llorar más. —suspiro Daisye—. —Sí y vas necesitar advertir a la gente que la fábrica tenía algún tipo de problema y que será cerrada por un par de días. así que creo que voy a usarlo... Ambos son espectaculares. pero asintió comprensivamente. —Estoy lista para ir a casa. Tenemos que hacer que parezca un accidente que le quitó la vida. —Creo que nunca me canso de ver tu cuerpo. como ser humano o dragón. — Hawke tomó la forma de su segunda naturaleza y emprendió el vuelo con Daisye agarrada de las escamas de su cuello. —Llora todo lo que necesites. su mente. —Puedo llamar a la estación de radio local y decirles que tenemos un daño causado por el agua. Perder a tu padre no es el tipo de dolor que desaparece con facilidad. Daisye sonrió. su corazón y sus pensamientos estarían en Daisye y la alegría que allí encontraba. Tiene que ser de esa manera. Los seres humanos no pueden conocer la existencia de los Shen o la de nosotros y mucho menos saber lo que pasó aquí. Cuando ella entró en su oficina. —Daisye vaciló y luego preguntó— ¿Se ha acabado? Hawke tomó su rostro y asintió. Página 77 —Atrevida. hum. Tú eres mi amor.. La amenaza que representaban los Shen estaba todavía entre ellos y estarían allí hasta que mataran a su rey y le pusieran fin a la guerra que se avecinaba. Mi padre. Haré lo que sea. Las lágrimas llenaron sus ojos. querida.. Pero siempre estaré aquí para ti. espera hasta que llegue a casa para decirme esas cosas. —dijo Hawke—. no esperaba encontrar a una compañera y mucho menos un amor que le quemaría el alma. ¿su cuerpo? —Orin está cuidando de él. mi compañera y amo cada parte de ti.—Estás en un juego. Un baño caliente contigo y dormir en tus brazos suena muy bien ahora. para abrazarte y consolarte a través de todas las dificultades que enfrentemos. —dijo Daisye—. para que se le pueda dar un entierro digno. Hasta que otra lucha se levantase.

Página 78 Fin . Al entrar en la guarida de un dragón. te puedes alejar. si él lo permite. lo cual era bastante irónico. ya que fue él quien encontró un hogar en sus brazos y no tenía ninguna intención de irse.Recordó lo que le había dicho cuando se conocieron.

Staff Moderadora Edel Traductoras blanca20011983 Edel Noebearomero Correctora Carmen15 Revisora blanca20011983 Diseñadora Página 79 MaryJane♥ .

Traducido.activoforo. corregido y diseñado en… http://thefallenangels.com/forum Página 80 ¡Esperamos nos visites! .