“Las fobias: su relación con los duelos” ­ Liliana Donzis ­ 

20/05/2015 
 
En  general  se  espera  que los analistas que trabajan con niños puedan decir algo de la fobia 
y  se  espera  alguna  idea  de  la  fobia  en  la   niñez,  porque  nuestro  primer  maestro  Sigmund 
Freud,  cuando  trabaja  con  niños  expuso  la  fobia.  La  fobia   del  pequeño  Hans, ha transitado 
un  ciclo…  Hoy  Juanito  sería  un  hombre  de  ciento  y  pico  de  años  y  sin  embargo  para 
nosotros  sigue  siendo  aquel  niño  juguetón  y  con  miedo  al   caballo.  No  fue  banal  que  Freud 
haya  ubicado  ahí  un  niño  para trabajar  la fobia o que para trabajar la fobia  haya elegido ese 
historial.  Sin  embargo,  cuando  hablamos  la  cuestión  de  la  fobia,  también  hay  que  hacerle 
lugar  a  las  fobias  en  el  adulto.  Digamos  que  hay  que  plantear  alguna  diferencia,  porque  la 
fobia  del  pequeño  Hans,  la  fobia  en  los  niños,  no  siempre  es  equivalente a la estructura de 
la  fobia.  la  presentación  fóbica  tiene  algo  distinto.  Estructura  de  la  fobia,  presentaciones 
fóbicas,   momentos  de  angustia,  crisis  de  angustia,  etc.,  en  quienes  ya  no  son  tan  niños: 
adolescentes  o   adultos.  A  partir de cierto momento preciso  que concierne  a las operaciones 
de  definición  de   la  sexualidad  en  la  adolescencia.  En  lugar  de  la  fobia,  puede  tener  una 
característica  bien  diferente  a  la  de  los  niños   que  estamos  más  familiarizados  con  estos 
casos.  
 
Yo  recién  le  he  planteado  a  una  colega que no es frecuente que  se hable de fobia y duelos.  
Entonces  dije  que  voy  a  tratar   de  situar con ustedes esta relación entre la emergencia de la 
fobia  y  qué  se  entiende  por  duelos.  Precisamente,  ​
voy  a  tratar  de  ubicar  el  duelo  como 
duelos instituyentes​

 
Quiero  situar  2  cuestiones:  una  en  relación  a  lo  que  me  parece  que  es  el  ​
eje  de  la 
emergencia  de  las  fobias​
,  muy  característico  de  la  niñez como un puesto de avanzada en 
la  estructura  edípica.  La  fobia  como  el  síntoma  estructurante  del  sujeto  en  la  niñez  y  en 
relación  a  esto,  el  padre  en  sus  3  dimensiones,  real,  simbólico  e   imaginario.  ​
El  padre 
participa y concita  un punto central en la  emergencia del síntoma fóbico en la niñez​
. ​

me  interesa  más  subrayar  lo  de  síntoma  que  subrayar  lo  de  fóbico.  Por  eso  digo  que  ​
el 
síntoma  estructura  al  sujeto​
,  hace  sujeto,  al  sujeto  del  inconsciente.  ¿A  qué  sujeto  del 
inconsciente?  Al  que puede trabajar con el significante. A quien un significante representa al 
sujeto  para  otro  significante.  En  este tiempo de construcción del discurso de la inserción del 
significante  en  el discurso, podríamos decir que allí hay  síntoma y hay síntoma en el sentido 
más  pleno   psicoanalítico.  Freud  hubiera  dicho  “Represión,  retorno  de  lo   reprimido”.  Hoy 
podríamos  también  acompañar  con  esto  de  que ​
hay una ​
lalengua que habla la lengua de 
la  represión  en  el  síntoma.  El  síntoma  es  opaco  y  habría  que   descifrarlo.  Pero  en  lo  que 
consideramos  la  constitución,  lo   instituyente  del  sujeto,  del  sujeto  del  inconsciente,  sería 
muy  difícil  pensarlo  sin  este  articulador  que  es  el  síntoma.  En este punto del instituyente, si 
quieren  podríamos  hablar  de  niños,  pero  también  podríamos  hablar  de  niños  de  cualquier 
edad,  de  0  a  98  años.  No  importa  la  edad:  hay  un  momento  preciso,  y  esto   pasa  en  un 
análisis,  donde  se  instituye  un  sujeto.  ​
El  síntoma  dice  que  allí  hay  un  sujeto   del 
inconsciente  y  ese  síntoma  hay  que  descifrarlo​
.  Podríamos  decir  entonces  que  la 
función  del  padre,  los  nombres  del  padre,  las  prescripciones  del  padre,  permite  que  se 
afinque  y  que  surja  el  síntoma.  No  necesariamente  tiene  que  constituirse  como un síntoma 

     Vamos  a  hacer  un  mínima  referencia  a  Juanito. cuestiones espaciales  o íconos al modo  de  las  zoofobias  que  implican  un  objeto  fóbico.  No  sale  bien parado.  ​ El  objeto  fobígeno  se  constituye  a  partir  de  ciertas  coordenadas  de  la  estructura  subjetiva​ .  Freud   estudia. que es la  puerta a su lugar de trabajo.  que  es  un  hombre  joven. para darle lugar  ni  al baño… Porque ahora a las fobias escolares  las están curando con baños hidrotermales  y  masajes.  ​ En  este   terreno. Hay algo para pensar en el  malestar de la  cultura  actual.  cuando   se  estaba  poniendo  oscuro “​ Tía. sino que no  quieran.  muchas  veces  como  llegan  se  van  y  tienen  que  ver  con  un  momento  estructurante.  de  su   sintomatología.  paloma.  que  ya  está  en  la  vida  cotidiana  con  sus  responsabilidades. entre falo castración.  que  me  parece muy interesante.  Freud  marca  cuando  un  niño  le  dice  a  la  tía  en  el  bosque. pero Freud trabaja con el hombre de los lobos esa fobia y  sus  tiempos.  escuela.  hay  que  dejar  muy  claro  que  la  línea  que  habitualmente  trabajamos  con  mayor  énfasis  es  lo  que  concierne  al  padre​ . también.  En   ​ la  Interpretación  de  los  sueños​ .  Se  llegan  a  poner el uniforme y todo.  algo  así como que las  bisagras  chirrían  en  los  momentos  de  una  vuelta  de  la  estructura. que es lo que concierne al  objeto.  En  este  sentido.  que debían ser tan valiosas y tan interesantes como las  actuales.  en  fin.  que hace unos años yo no tenía a estos  niños.  porque  en  aquel  momento   eran actuales y se creían muy buenas.  que  un  sujeto  puede  intentar  moverse  de  su  sufrimiento.  etc.  con  sus  rasgos  de  carácter.  claustrofobia.  no  siempre  requieren  ayuda  del  analista.  es  el  mismo.  el  objeto  fobígeno  en  un  niño  o  en  un  adulto. Entonces  tenemos la posición del síntoma y  su  relación  al  padre  y  también  la  armazón.  El  objeto  de  la  fobia  no  desaparece  porque  le  canten  un  ratito.     Podríamos  pensar  al  síntoma  como  síntoma  sufriente  o  también  otras  cuestiones  que  no  llegan  a  plantearse  como   síntoma.  que  es   por  la  vía  de  la  palabra  que  algo  se  va  a  conmover.  No  podríamos  pensar  objeto  fobígeno  como  miedo  indefinido.  que  Freud  calificó  como  miedos  transitorios.  rata. pero no pueden  atravesar la puerta.  Que  se  instaura  un  sujeto.  hay  algo  maravilloso:  Freud  deja  de  lado  todo   lo  que  era  la  farmacopea  de  aquel   entonces.  El  objeto  fobígeno  es   otra  cosa.  chicos  que  no  pueden  entrar  al  colegio  y  que  no  es  que  no quieran.  el  adentro. que es que aparecieron fobias   escolares.  como  podrían ser las enfermedades psicosomáticas que  no  tienen  el  valor  del  síntoma  en  relación  como  una  formación  del  inconsciente. porque si oigo tu  voz me da menos miedo la oscuridad”​ .  Una  de las cuestiones más interesantes de  Juanito  y  también  del  historial  del  hombre  de  los  lobos.  No  es  diferente  que  la  época  de  Freud.  Incluso  en  la  niñez. también deja de lado  las  terapéuticas  de  aquel  entonces.  en  el  hombre  de  los  lobos.  una  posición  en  la  vida con sus más y  sus  menos.   No tenemos que tomar a  todos  los  niños  que  tienen  miedo  en  nuestros  consultorios  para  un  análisis. Pero no es lo mismo la posición.  por  vía  de  la  palabra. padre  y  exogamia. Pero el hombre de los lobos tiene una zoofobia  que  se  arma  en  la  niñez  y  que es la bisagra chirriante.   La  fobia  se  caracteriza  por  haber   un  objeto  fobígeno​ :  caballo.  Pero  también quisiera hoy presentarles otra  faceta  que  he  trabajado.  agorafobia.  la  constitución  del  objeto  fóbico. cantá. ​ Algún  miedo  circunstancial  no  constituye  un  objeto  fobígeno​ .  por ejemplo Juanito u otros casos.  tratando  de  no  recurrir  a  la  .  el  afuera.  Estos  miedos.  Pero  fundamentalmente  con  Juanito  y  en  los  2  casos.  el  tiempo  niño de lo que él considera entre las protofantasías la instalación  del fantasma en las  imágenes   infantiles  del hombre de los lobos.  ahí  andaban  esas  curaciones  y  Freud  nos  enseña  en  estos  casos  prínceps.de  sufrimiento.

  Y  esto  es  verdaderamente  la   revolución  freudiana:   la  palabra  y  su  relación  con  el  inconsciente.  fobias  infantiles  que  devienen en obsesiones.  el  dibujo  y las asociaciones.  se  pueden  disfrazar  de  niñas  sin  por  eso  ser  travestis.  Hans  reconoció  que  él  era  ese nene del  que  hablaba  Freud.  generalmente.  Freud  apunta  a  la  función  de  la  palabra  en  los  2  casos  y  le  da  a  la   fobia una salida terapéutica y una cura. donde la fobia aparece como estructura​ .  declaran  su  sexo.  Pueden   jugar  que  a  partir  de  ahora  se  llaman  Alfredo  y  están  jugando. ​ Sin  embargo.  sino  que  reconocen  su  sexualidad.  En  la  fobia  de  la  infancia  a  veces  como  síntoma  fóbico  podemos  ubicar el meollo de lo que  será  la  neurosis  del  neurótico.  ​ Madre  muy  típica.  Es  decir.  aunque  al  principio  se  enojó  con  él.  podríamos  encontrar  en  el  camino  a  las  neurosis.  tanto  de  niños  como no tan niños. Y lo que dice  Lacan.  Si  los  padres  son  modernos.     Ariel  Pervicone  se  puso  a  investigar  la  vida  de  Juanito  y  empieza  a  encontrar  muchísimos  manuscritos.  historias  y  hasta  tuvo  una  pequeña  entrevista  con  la  hija  menor  de  Juanito.  Nos  transmitió  también  que  la  cura  de  la  angustia  y  la  fobia  es  diferente  de  los  miedos  transitorios.  habrá  neurosis​ .  y  recopila  historias sobre Juanito y sus comentarios de quien fuera su  analista. Podría ocurrir.  Les  interesa  la  sexualidad.  constribuyen  en  más  de  un  sentido   a  dar  vida  a  la  escena  que  marca  a  cara  o cruz el camino a la neurosis.  ni vacaciones en la montaña. pero no  es lo habitual. IV.  que  es  con  quien  Ariel  se  entrevista. nada de eso. que Juanito salió del Edipo como  un  caballero  esperando  a  que  las  mujeres  lo  aborden.  La  entrada  en  el  lenguaje.  en  su  posición.  pero  también  en  ese  libro  hemos  encontrado  algunos  temas  no  abordados  por  Freud  como  por  ejemplo  la  situación  de   la  madre   de  Juanito.  caracterizándolo   como  un  efecto  de  la  incidencia  del  nombre  del  padre  en  el  deseo  de  la  madre.  juegan  con   la  sexualidad.     Freud  descubre  con  Juanito  también  algo  muy  importante:  ​ la   sexualidad  polimorfa  infantil.  A  Dora  le  pasó  lo  mismo.  Las  consideraciones  de  Freud  sobre  la  sexualidad  polimorfa  infantil  incestuosa.  Pero  en  la  actualidad.  se  pueden  viabilizar  a   partir  de  la  palabra.  Supo  indicar  que  los  miedos  pueden  ser  transitorios.  afincada  en  el  amor  al  padre  y   a  la  madre. el  documento   y  me  parece  que  ahí  tendríamos uno de los puntos del malestar en la cultura en  .  Juanito  falleció  hace  no  mucho  tiempo.  que   los  niños  no  solamente  están  sexuados.  si  una  nena  dice  que  a  partir  de  mañana  se  llama  Alfredo.  ni  a  baños  medicinales. Es muy  interesante   la  vida de Juanito por  lo que consultan y por cómo  termina su vida.  mucho  antes  que  Juanito  falleciera.  ​ Si  hay  fobia. los padres dicen “Tengo  un  hijo  transexual  que  nació  en   el  cuerpo  equivocado”.  por  otro  lado.  y  ocasionalmente  desaparecen  solamente  con  el  trabajo  psíquico. histerias o que permanecen dentro de lo que es la fobia​ .  fotos.  en  el S.  Dejó   una  hija  del  segundo  matrimonio  que  tenía   apenas  6  años. sino que le  da  lugar  a  la  palabra.     Entonces.  pero  con  una  gran  imaginación.farmacopea.  a   los  69   años. Herr Professor.  o  si  un nene dice  que se va a llamar Sol.  en  el  campo  del  lenguaje  y  la   función  de  la  palabra.  Freud  sitúa  la  fobia  del  niño  como  un  puesto  de  avanzada  en  la  subjetividad.  rápidamente  pueden pasar por el registro  civil y sin mayor esfuerzo cambiarles el nombre. Muy  rara vez  nos  vamos  a  encontrar  con  fobia  constituida  al  modo  de  la  de  Juanito  en  la  infancia  y  con  una  aparición  post­puberal vinculada a la psicosis.  Él  fue  uno  de  los  grandes directores de ópera y siempre reconoció que  él  era  el  pequeño  Hans.   Y  culminó  su  vida  recreando  e  imaginando  escenas  que  para él debieran ser escenas lúdicas  sobre  un  escenario.

  porque  todo   el  caso  gira  alrededor  de  la  cosita  de   hacer  pipí.  jugaba  con   sus amiguitos en ese patio. y ahí va armando el objeto  fóbico.  Hay  un momento muy interesante.  la  pulsión  y  su  articulación con el inconsciente.  pero  que decantarán en posición sexual  post­puberalmente. está la pregunta de la cosita de hacer pipí que cubre  el  pene  del  caballo y está también otros juegos que hace con el papá.  Juanito  tan  interesado  en  la  cosita  de  hacer  pipí.  cómo  se  desatornilla…  Me  llamó  la  atención  de  que  haya  muerto  de  un  cáncer  de  riñón.  ahí  aparece  la  angustia.  La  verdad   que  es  difícil  de  entender  para  un  nene.  en  el  que  prácticamente  se  dedica  a  diferenciar  el  . y después  aparece  la  fobia  del  miedo  al  caballo. Freud tuvo la  oportunidad  esta  pregunta  que  Juanito  le  hace  la  mamá:  ¿Mamá.  vos  tenés  una  cosita  de   hacer­pipí  como  la  del  caballo?  Y  la  madre  le  dice  que  si.  Se  dedica  a  demostrar  eso  en  el  S. al que le dice “Yo soy  tu  potrillo”  mientras  jugaba  a  corcovear. Juanito juega al caballo  con el padre.  como  objeto  fóbico.  con  varias  amiguitas  que  despertaban  toda  su  curiosidad  infantil  hasta  que  encontró  esta  historia  del  caballo  que  yo  diría  que  estaba  preanunciado  como  objeto  fóbico  amarrado al cuerpo de la  madre.     La  fobia  infantil  nos  pone  en  cielo  abierto  la  sexualidad  en  la  niñez.  no  separado.  antes  que  se produzca la  fobia al caballo.el  que  como  analistas   tenemos  que tener un cierto cuidado.  juegos   muy  divertidos  o  juegos  opresivos.   O  en  el  caso  del  hombre  de  los  lobos. La entrada y  la  salida.  Juanito  se  horroriza  de  que  la  madre   la  tenga  tan  grande  como  el  caballo.  que  haya  caballos  era  como  que  acá  hubieran  colectivos.  o  esto  que  estoy  trabajando del miedo a entrar al colegio. primero está la angustia por la amenaza de castración y  por la  amenaza  de  castración  aparece  la  fobia   instituyente  de  la  neurosis. es decir que pone todas  las  pulsiones  en  juego. Jugaban al caballo. Me quedé asombrada porque en esta historia  de Juanito me enteré de  que  murió  Juanito  a   los  69   años. el plano  del espacio no está lejos de la aparición  del objeto fóbico.  sino  amarrado.  un   caballo  de  esos  que  se  balancean  cuando nace Juanito.  está  pre­anunciado.  de  cómo  se   atornilla.  Lacan  va  a  pegar  un  salto  y  dice  que  no  es  ante  la  castración  que  aparece  la  fobia  y  esta  angustia  que  se  transforma  en  fobia.  en  las  relaciones  de  objeto.  Al  día  de  hoy   hay  caballos  en  el  centro  histórico  de  Viena. al novio.  Voy  a  dar  un salto a algo que ya  deben  haber  dicho:  para  Freud  el  objeto  fóbico  se  arma  por  temor  a  la  castración.  Es el como si. Esto  no  aparece  en  el  historial.  del  56  ­  57. Él queda  identificado  al   caballo desde el juego con el padre. la zoofobia.  Recuerdos  maravillosos  o  espantosos. la  ficción. es  esa sexualidad incipiente que  deja  marcas  indelebles.  Lacan y el psicoanálisis  nos  dice   que  los  niños  juegan  con  la  sexualidad  y  que  se  juego  es  lúdico.  pero  me  llamó  mucho  la  atención. no quería desprenderse del cuerpo de la mamá.   En  Viena de  esa  época. soy el potrillo.  el  otro  franeleaba  con  la  amiguita.  es  porque  la  castración   no  llega.  la  verdad  de  que  hay  en   una  estructura  de  ficción. Freud .  porque  era  amigo  de  la  familia.  La  cosita  de   hacer  pipí  amarrada   al  objeto  del  Otro.  El  caballo  no  era  un elemento  cualquiera.  Y  el  caballo  de  Juanito  no  es  un  caballo  cualquiera.  Freud  le  regala   un  caballo  a  la  mamá  de  Juanito.  era  muy   frecuente  en  la  puerta  de  su  casa. O  fobia  a  las  palomas. en la sexualidad polimorfa. el espacio. Juanito. el 10/04/1908.   No  puedo  decir  que  una  cuestión  oncológica  sea  psíquica  enteramente.  por   la  inminencia  de  la  llegada  del  padre  de  la  amenaza  y  el  terror. Para Freud.   el  otro  le  miraba  la  cosita  de  hacer   pipí.  Primero no quiere salir a la calle.    ¿Cómo  se   arma  el  objeto  fóbico?   Está  sobredeterminado.   El  caballo.  el  afuera  y el adentro.

  Más  que  padre. Transmite el falo desde una operatoria legal metafórica y sustitutiva.  Que  hay  un  significante  menos  en  el  Otro. Pone en suspenso el deseo de  su  propia  madre.  “el  sujeto”  y  un significante menos del Otro también.  debe poner en suspenso su propio  Edipo. pero para que el padre  pueda  hacer  esto.  es  decir. No necesariamente se  trata  de  una  formulación  metafórica.  aún con su propia esposa.  no  necesariamente  el  papá  como tal. en 1957. si no  opera la falta. que  viene  a  representar  al   sujeto  para  otro  significante.  y  hay  también  una  pérdida  y  un  duelo  del  lado  del   Otro​ .  .  con  una  persona  en  particular  que  representa  la  trasmisión  de  la  ley.   hace  que  un  padre  funcione.  en el S.     Freud  agrega  que  si  Juanito  le  hubiera   tenido  verdaderamente  miedo  al   padre.  no  habría  hecho  el  síntoma. que se llama el vientre  de  los  significantes.   El  problema  es  que  este  padre.  es  fuerte.  En  este  punto. si el nombre del padre no llega.  Hay  un  significante  más  del  lado  del  sujeto. pero el punto del corte es el nombre del padre.  es  un  amigo.   buenazo.  ​ Pone  bajo  la  barra  el  deseo  de  la  madre.  por  decirlo  como  lo  dice  Lacan  en  un  seminario  más  avanzado. Cuando hablamos de  falo  ­   castración  como  articulación  instituyente.  cuando  con  los  nombres  del padre aparezca este corte  y  puedan estar allí  armando la operación que articula falo  ­ castración. en estas fobias.  Nosotros  decime  que  transmite  el  falo. Pero ese deseo de la madre queda bajo de  la  barra  del  nombre  del  padre.  ​ el  deseo  de  la  madre  siempre  es  la  boca  del  cocodrilo  que  va  a  incorporar  al  niño​ . Ese  punto de suspensión es ese punto de corte o de distancia con su propio  Edipo.  pero  sitúa  algo  más  cuando  los  nombres   del  padre  funcionan:  sitúa  que  hay  algo  del  Otro se pierde.  que  hay  un  significante  menos  en  el  Otro.  como  significante  de  la  diferencia  y  no  del  pene.  XIV. maravilloso. dedicado.  estamos  diciendo  esto.  el  S.  Si  la  castración  no  llega.  ​ ¿Qué  importa  el  padre? ¿En el deseo de  la  madre?  Si. en el discurso del Otro.  Hay  un  nombre  del  padre  y  una  nominación  paterna  que  la  podría  cumplir  el  padre   o  alguna  instancia   que  participe  de  cierta   legalidad.  estamos  sonados:  una  de  las  emergencias  puede  ser  la  del  fetichismo  en  la  perversión;  otro  podría  ser  las  fobias. Pone en suspenso para  transmitir  el  falo  y  que  del  falo.  La  falta  en  el  Otro  va  a estar dada por el padre. esto no acontece.  Esto  Lacan  lo  muestra  en  el  seminario del 56 ­  57.  Cuando  el  nombre  del  padre  no  asienta.  se  haga  cargo  el  sujeto.     Si  aconteciera  la   transmisión  del  falo.  que  hay  una  falta   en  el  Otro  y  que  esa  falta  en  el  Otro  es  el  sujeto​ .  Lacan  nos dice.   en  el  punto  de  suspensión de su propio Edipo y  puede  transmitir  el falo.  Es  recién  ahí  que  podemos  decir  que  aparece  el  síntoma.  reubica  la  demanda  del  Otro.   Reubica   el  deseo  de  la  madre. A veces  coincide  con  una  figura.  no es tan romántico  como nos parece.  hay  una  pérdida  del lado del Otro.  si no hay castración. no deja bajo la barra el deseo  de  la  madre.  Los  2  tienen  un  objeto  bien  determinado  y  fijo. que ​ la fobia aparece cuando  el corte esperado del nombre  del  padre  no  llega​ .  reubica  la   no  reintegración  del  producto  al  propio  cuerpo.  que  como  dice   después. una falta del  lado  del  Otro.  Esta  es  la  primera  sustitución. queda  a  expensas  del  cuerpo  de  la  madre.  precisamente  esa  no  llegada  del  padre​ .objeto  fetiche  del  fetichismo  y  el  objeto  fóbico.  El resultado de esto puede ser una fobia.  comprensivo.   Lacan.  estamos  hablando  de  la  anatomía. si lo paterno como trasmisión de la ley no llega.  estamos  de  acuerdo.  es  un  padre  que  sencillamente  es  un   poco  compañero.  ​ Entonces. de su goce incestuoso.  como  en  el  de  la  fobia  escolar  (estoy  pensando  siempre   en  este   caso).  Un  padre  puede  ser  ejemplar.  Parece  ser  que  en estos niños.  El  deseo  de  la  madre  es  siempre bastante carnal.

  también  podemos decir que los efectos de la primera identificación  primaria. en  esta  ocasión  la  madre  que  es  el   Otro  primordial.  hablando  con  los  padres  sobre  las   circunstancias  históricas  de  este niño.  y  no  lo  está  haciendo  porque  todavía  no  cayó  del  campo  del  Otro. No hay esa salida. es   aplastante.  la  cosita  enorme  del caballo de la mamá  de  Juanito.  Este  niñito  de  la fobia escolar duerme hasta el día de hoy tomándole el pelo a la  mamá. Eso  implica  un  duelo.  que  si  se  comprueba  este  tiempo  de  caída  del  cuerpo   de  la  madre  como  duelo.  la fobia si la hay o el síntoma que emerja del sujeto. Si esto se produce. los efectos de la primera identificación están a la vista.  decía  que  ​ “el  monstro   de  la  tele  te  vene  y  te  come​ ”.  se  corría  y tenía miedo porque decía que la pelota.  y  después   se  pelea  con  la  mamá  pero  no  tiene  otra  alternativa  que  tratar  de  tomar  distancia  y  no puede salir todavía a jugar a la calle ni jugar en la escuela.  La  retención  del  objeto  en  el  campo  del  Otro  o  del  niño  como  objeto  en  el  campo del Otro.  que  no  es  llantos  ni  sollozos  sino  algo   oxigenante.  El  falo  que  fue  ese  niño.  Si  esto  se  comprueba  y  se  verifica. hablaba mal.  amado.VI.  cae  lo  que  representaba  como  falo  del  Otro. me cuentan que cerca de los  2 años tenía la siguiente dificultad: con  algunos  programas  de  la  tele.  El  niño  no  era italiano.  ​ Si  hay  fobia.   .  Es  lo  real  del  padre.  clausurante.     Un   caso  en  este  punto​ :  Un  niño  que  yo   atendí  vinieron  porque  no   podía  jugar  al  fútbol  cuando  tenía  4  o  5  años.  querido  y  libidinizado. para decirlo en términos imaginarios. le  iba a destrozar el cuerpo   y  lo  iba  a  romper  todo. porque no  hay  caída  del  campo  del  Otro​ .  En el campo del falo.  que  implica  una   entrada  en   el  lenguaje  que  Lacan  lo  dice  “El  padre  del  tiempo  cero”.  VI:  hay  en  esa caída del campo del Otro un  duelo para ambos: para el  Otro. lejos de ser oxigenante.  pero  también  para  el  sujeto  que  adviene   porque  hay  una  separación  de  la  amarradura  del  cuerpo  a  cuerpo  y   para eso  que cae. el  monstruo se le venía encima y se lo comía.  lo  dice  después  de  hablar de Hamlet. podría ser  un  chiste.  Entonces.  no  recomendables.   genera  toda  clase  de  palpitaciones  no  esperadas.  con  un  cuerpo  libidinizado. allí toma a Freud y  dice que hay  una caída del falo  en  el  campo  del  Otro.  en  este  duelo  si  se  produce.  instituido  en  las  identificaciones  primordiales.  se  pierde  y  cae  del  campo  del  Otro.  Cuando  venía  de jugar al fútbol en la escuela o con los amiguitos. de la madre fálica.  Tramitar  un  duelo  es   oxigenante.  con  dibujitos  animados  que  podían  ser  un  poco  terroríficos.  Ahora  viene  esto  que  decía  del  S.  Y  no  hay  caída  de lo que se  representaba en el campo del  Otro  materno. si le pegaba.  en  esa  caída  uno  podría  decir  que  hay  un  duelo  instituyente.  Freud  también  lo  trabaja  en  el  texto  de  la  negación.  probablemente ese  duelo se esté escapando.

  Empecé  a  trabajar  con  él.  Agrega. que es un resto caído de  la  primera identificación.  que  inicia  su temor con esta salida del espejo.  Esta  imagen  queda  absorbida  por un significante que viene de lo simbólico y que  produce  temor. en  el  S.  que  entró  esta  operatoria  inicial.  El  ideal  del  Otro.  por  el  lado  del   sujeto.  nos  es  la  primaria.  Por  ejemplo.  cuando dice  que el monstruo  sale  de  adentro  de  la  televisión.  la  mirada  de  la  madre. alguien podría tener  función  de  la  palabra  y  también  se  constituye  la  primera  chance  de  armazón  del  cuerpo.  Este  nene. que no está sostenida y que es una  imagen plana.  es  porque  el  ideal.  donde   el objeto a no está entrando.  ¿Qué  dice   Lacan  años  más  tarde?   Que  este  objeto  a  no  es  solo  un  objeto  imaginario.  Lacan  y  Freud   llaman  a  esto  el  ideal.  un  dibujo  animado  y  tengamos  flexibilidad. no está en disyunción  entre objeto a  o  imagen. a lo simbólico.  la  primaria  es  por  incorporación.  el  Asperger  anda  por   ahí  y  algunas   dificultades. al trazo.  en  lugar  de  un  dibujo  plano.  la  identificación  especular.  sal  y  pimienta. ese objeto a adviene  aquí también en la imagen y  la  imagen  no  es  completa.  la  fobia  es  no  poder  darle  un   nombre  del  padre  aparentemente.  porque  esta  falta  que  si  bien  está  en  la estructura porque ratificamos que  hubo una identificación primaria al primer corte.  cuando  consulta  porque  la  pelota  lo  va   a  romper  en  pedacitos.   está  poniendo  en  juego  que  ese  ideal  está  fallando  ahí.  La  imagen  del  cuerpo.  no  el   del  niño.  una  superficie  en  el  cuerpo.  Este  niño.  es porque esta falta no está  ingresada.  Para  que  la  imagen  sea.  XI.  no  tiene  movilidad. cuando conceptualizó el objeto a.  aunque  lo  podamos  creer.  Queda  fijo  y  no  se  anima.  Del  otro  lado.  de  lo  traumático.  Hay  una  serie  de  patologías  y  de  problemáticas.  supone  2 operaciones: la identificación al rasgo. que a veces tienen que ver con esto de la imagen  especular. de las historias singulares.  Es  una  dureza  de  falta  de  plasticidad  porque  no  hay  falta.  la  fragilidad  de  la  imagen.  de  la  tele.  el  objeto  a como  operatoria  de esta  primera identificación. sino estamos duros  y  no  por  la  cocaína.  Del  otro  lado  del   espejo  va  a  aparecer  una  imagen  virtual  y  a’.  El  espejo  es  plano  y  lo  que  se  constituye  es  una  primera  imagen  plana.  Esto.  de  la vida.  tenemos  la  imagen  real.  de  todos  modos  por  algún  avatar  de  la  mirada.  del  terror. por el padre real.  como  trastornos  de atención.  no fue  suficientemente  sostenedora  de  la  armazón  de  esa  primera  imagen  del  cuerpo.  No   es  una  integridad  de  la   imagen.  Aquí  entramos en el yo y este  nene.  en  la  fobia.  se  pone  en  juego  porque   esta  imagen  coagulada.  algo  de  la falta tiene que habitar ese cuerpo. salida de  la pantalla que lo va a comer.  Pero  esta. de los duelos no cursados  .  es  decir.  Cuando  se  produce  esta  operación  que  se  llama  identificación  especular.

 vía el abuelo. pero ya no  buscan la cosita de hacer pipí en la  madre   caballo  de  Juanito   o  en  esta  señora   que  lo  dejaba  un  poco  desconsolado  y  durito.  como  situación  vinculada  a la imagen especular.  oscuro.  entonces  esa  rata  o  caballo  se  vuelven.por  algún  familiar.  que  era  la  destrucción  de  su  cuerpo. una trasmisión al  sexo  y  al  otro  sexo.  sabemos  que  no  es  sencillo  pero  que  de  esto  se  sale.  queda  cristalizado  como  un  significante  en  la  imagen. vía su juego. si  en  la  fobia  uno  de  los  problemas  que  nos  encontramos. Entonces. hace que el cuerpo  se disyunta del objeto a.  Yo  podía  agarrar  el  ganchito   y  llevarlo  a  todas  partes​ ”. que no operan  para que esta falta que sí está (por eso es una fobia y no  un  fetiche.  Acá  no  hay  síntoma  fóbico. pero un cuerpo  que  no puede  tener la animación del objeto a.  hay  salida  de  la  angustia.  Y era “hoy le toca a fulanita.  A  veces  en  los   adultos  y  en  los  niños  más  rápidamente.  se  van  con  otro  síntoma.  Pero  sale.  iba  al  colegio. un nombre del padre.  una  pelota.  el  perro  o  el  caballo.  un  juego   para  la  Play.  Entonces  me  parece   que  tendríamos  aquí  al  menos  un   pliegue  para  seguir   pensando  y  situar  alguna  cuestión  de  la  fobia  en  la  niñez..  es  porque  hay  salida  de  la angustia. Cuando hay un síntoma  fóbico  constituido.  que  paraliza.   y  me  lo  contaba  y  yo  le  pregunté  “​ ¿Y  qué  hiciste?​ ”  y  el  nene  dice  que  se  acordó   de  su  abuelo.  ni  la  rata  ni  el  caballo.  como  diría  Borges.   y  acá  a  este  muchachito  la  pelota lo partía como lo partía el monstruo.  imaginarizado.  que   trae  una  serie  de  fenómenos  corporales  y  que  no  . porque el nombre del padre no está operando  en  el  punto  de  rescate  desde  el  cuerpo  del  niño.  Es  decir.  se  van  con  la  neurosis  infantil  para  ver  qué   hacen  con  su sexualidad post­puberalmente.  que  deja  sin  palabras. que realmente tendría que escribirlo porque  siempre  lo   cito.  de  los  nombres  del  padre.  como  monstruos  necesarios  y  monstruos  contingentes.  ​ El  objeto  de  la  fobia.  es  una  constelación  de  significantes  lo  que  hace  la  rata.  pero  que  aparecen  enormes  impedimentos  cuya  emergencia  como  síntoma  fóbico  efectivamente. esto en el trabajo de  análisis.  vía el  padre.  y  entonces  en  la  escuela  lo  seguían.  en   la  amarradura  del  sujeto  de  la  amarradura  del  cuerpo  del  Otro. porque luego agrega  que detrás de la ventana se veía todo  como  en  las  películas  viejas.   no  sólo  este  problema  de  pegote  entre  significante  e  imagen  que  no  desliza  (siempre  paloma.  Más  tarde  terminó  el  análisis.  En  la  adultez   nos  encontramos  con   la  fobia  y  que   el  objeto  queda  ligado  a  un  significante  en  lo  imaginario.  o  hubiera  una  disyunción  y  el  objeto  de  la  fobia.  Algo  no  podía  llegar  a  falicizarse  en  el  cuerpo  de  este  niño.  Es  como  si  se  hubiera  fracturado.  sino  formación  del  inconsciente   como  un  sueño  y  hay   una  entrada  en  la  latencia:  “​ Soñé  que  me  regalaban  un  revólver.  que  oprime.  El  significante  es  caso. Con el análisis.  había  un  jueguito  que  hacían  las  nenas  que  lo  empiezan  a  abrazar.  siempre  caballo.  vía el  analista.  borroso.  sino  que  además  viene  a  decir  que  hay  algo  del  nombre  del  padre.  Algo  del  abuelo  pasó  por  ahí.  para  el  fóbico..  En  ese  sueño  yo  verifiqué  la  caída  de  donde  estaba  amarrado  en  el  cuerpo  del  Otro.  y  algo  raro:  una  ventana  con  un  ganchito.  es  un  monstruo  necesario  porque  viene  a   situar.  caso.  y  la  operatoria  del  análisis  en las fobias cuando ya  no  somos  tan  niños.  termina  tiempo  más  tarde  cuando  dice  “Soñé  que  era mi  cumpleaños”.  Entre  la  angustia  a  todo.   Entonces.  Y  entonces  les  dijo  “​ todas  juntas  no.  los  niños  y  las  niñas  van  a  ir  encontrando  para  ir  haciendo  algo   con  eso.  que  me  parece  que  concierne  a  esta  operatoria.  pelota.  de  alguna  ventana  con  un  ganchito.  El  significante  no   es  perro.  El  análisis de este chiquito.  mañana  a  no  se  quién”  y  sino  todas  juntas le daban besos y abrazos.  lo  siguen y le dan un besito. el chico empezó a  estar  un  poco  mejor.   por  eso  hay  una  fobia  y  no  una  psicosis  paranoica). Se empezó a asustar  tanto  cuando  las  nenas  se  le  venían  en   malón.  siempre  rata). hay cuerpo.  caso.m  cuando  bajaba  la  escalera  de  su  aula  para  bajar  al  patio.  ni  la  madre  ni   el  padre.  que  pasen  de  a  una​ ”.

  Entonces  los  2  juegan  a  romper  las  ventanillas.   Pero hay una puesta  en  suspenso. Esto no es que esté mal. que  ahí  llama  objeto  a.  y  en  esos  protocolos  se  ofrece  un  armazón  simbólico.  es  una  imagen  sin  animación.  El   problema  de  la  fobia  estructural   es  que  ​ a  ese  significante  hay  que  descontracturarlo  con  un  enorme  cuidado porque si uno mete la  mano  en  el  hormiguero. no desliza aunque haya mucho  protocolo.  cuando  se  arma  un  síntoma  fóbico  la  angustia  está  calibrada  en  un  objeto  y  no en  una  multiplicidad. con su fantasma.  es  un  cuerpo  al  que  también  le  concierne  la  falta. porque  es  un  cuerpo.  No  están   mal.  pero  no  alcanza  porque  lo  que  se  escapa  es  la  angustia. La transferencia.  de  los  insomnios…  Porque  solo  dan  protocolos  simbólicos.  Nosotros  tenemos  otras  herramientas   que  son  el  valor  de  la   palabra  y  la  transferencia. La fobia.D.  Los  chicos  dicen  esto  a  menudo.  no  es  que lo encontramos hecho tampoco.    Pregunta:  No  me  quedó  claro  en  el  caso  del  niño  con  miedo  a  jugar  a  la   pelota  la  conclusión  que  hiciste  cuando  hiciste  referencia  al  estadío  del  espejo  que  hablaste  algo de la falta de deslizamiento.  habita  la   imagen  especular  pero  no  es  especularizable.  que  siempre  es  el  mismo  y  no  desliza. A veces es con dolor.:  Lo  que  se  pone  en  el  trabajo.  ahí  se  puede   empezar   a  descoagular  esto   que  está  coagulado. es decir.  A  veces  el  analista  porta.  es  algo  del  orden  de  la  imagen  especular. que esto se produzca al mismo tiempo implica un duelo  de  la  caída  de  lo  que  significaba  o  de  lo  que  representaba  el  falo  y  el niño en el campo del  Otro.  que  es  Máximo  Ravena. pero es  si  lo  tomamos  solamente  en  la  primera  lectura  como  una  pura  imagen.  esto  Lacan  lo  enseña  a  través  del   doble  y  de  lo  siniestro.  porque  lo  simbólico  no  puede  con  la   angustia.  Un  maestro.  La  angustia  queda  organizada  en  un  objeto  que  produce  temor.  con  mucha  delicadeza.  falta  algo  e  incluye  esto  que  se  produce  en  la  operación  de  identificación  al espejo.  pero  después  se  va  los  domingos  a  ver a su madre.  estructurados  para  todos.  Ahí  no  hay  un  suspenso.  y  la  transferencia  invita  a  ese  savoir  affaire.  se  requiere  de  la  apertura  de  lo  imaginario.  Por  eso  que el tratamiento.  entre  tantas  cosas. el análisis personal nos ayudan  y  mucho.  L.  porque  la   angustia  está  encapsulada  en  el objeto.  para  que  se  organice  un  síntoma  fóbico.  entonces  vuelvo  al  comienzo:  ¿Cuál  es  el  límite?  La  angustia  no  puede  con  lo  simbólico.  Entonces  con  la   medicación  se  logra  tapar  la   angustia. esperar la caída del cuerpo del Otro.  O sea que la falta.  de  la  imagen  virtual  como  producto  de lo especular.  con   cierto  saber  hacer  que  se  produce  en   transferencia.  el  afecto.   un  silencio  en  donde  hay  una  transmisión  real  del  falo  para   que  pueda  ir  después con su ganchito.  un  hiato.D.:  Si  volvemos  a  Juanito.  del  ataque  de  pánico.  una  discontinuidad. Pero  mi  intención  era articularlo.    Pregunta: ¿Cómo es el suspenso del Edipo del padre al transmitir el falo?  L.  Se  descarta  lo  emocional.  aunque  no  se lo crea. una  posición  de  transmitir  el  falo  y  el  nombre del padre.  aún  en  el  final  del  análisis.  un  día  dijo:  ¿Saben  por  qué  fracasan los tratamientos cognitivos conductuales? Ya sea de la fobia. la dirección de la  cura  en  la  fobia. creo que está cerquita de ahí.  El  cognitivo  conductual  medica  la  angustia. no  importa la edad.  se  desparrama.  significa  tener  la  posibilidad  de  trabajar  con  una  dosificación  de  la  angustia  y  dosificación  de  la  intervención​ .  lo   edípico  sigue  estando  fantasmáticamente  en  cualquier  neurótico.  Cuando  la  imagen.desliza.  él le dice al papá que  el papá  se va  con la  propia madre en vez  de  esperarlo  en  la  estación  de  tren.  Es lo que va a decir   .  pero  lo  que  Juanito  le  dice  es  es  que  va  a  ver  a  la madre en posición edípica e incestuosa. con  su ventana.

  Los  padres  me miran y yo les explico que esto es como un movimiento subjetivo y subjetivante.  Cuando  el  falo  da  cuerpo  a  lo  imaginario.  lo  que  me  interesaba  destacar  en  relación  a  la  fobia  es  que  este  objeto  a  y  esta falta queda tapada. un hiato  entre el cuerpo.   .  no  es  una  renegación.  pero  estructuralmente  es  lo  mejor.  hablo  de  falo  imaginario.  la  reserva  libidinal.  Lo  que  me  parece  que  a  veces  ocurre  a  muchos  niños  es  que  está  taponada  por  estar prendido al cuerpo del Otro o  porque  hubo  un   déficit.  la  paloma  o  lo  que  sea.que  lo  imaginario  es  el  ­  phi.  en  el  caso  de  este  nene.  pero  en  otros  casos   se  aparece  esta  juntura  entre  simbólico  e  imaginario  que  no  desliza  y  que  sitúa  en  relación  al efecto como una angustia desenfrenada también.  Pero  ese  hito  hace  que  haya una disyunción. Por  eso  digo  que  la  fobia  es  un  puesto  de  avanzada  en  el  nombre  del  padre.  depende  el  caso.  nos  damos  cuenta  que  tenemos  rodilla.  Es  la  falta  que  va  a   entrar  también  en  la  vida   pulsional. una  distancia.  Con  esa  reserva  libidinal  nos  manejamos.  en  la instauración de la imagen especular.  cercana  a  veces  al  ideal  y  a  veces  no.  El  cuerpo  habla  porque  se  constituye  con  esa  falta  a  la   que  muchas  veces  llamamos  el  falo  que  da  cuerpo  a  lo  imaginario.  o sea que el objeto a  anda  por  todos  lados.   Cuando  yo  veo  que  los  niños  tienen  una  fobia.  Pero  en  relación  a  la  imagen.  como  una  reserva  faltante. Cuando  nos  duele  algo.  el  ­  phi.  queda  tan  tapada  por  un  significante  y  hay una juntura  de la imagen con el significante.  No  es  lo  mejor  que  nos  puede  pasar. o lo  podemos  decir  como objeto a.  por  eso  no  desliza  y  es  el  caballo.  siempre  digo  que  vamos  bien. se  especifica en los objetos de la pulsión pero no es el objeto  de  la  pulsión. pero acotada.  cuando  tendría  que  ser  verdaderamente  en  menos.  sino  no. cuando tendría que estar   oxigenada. Esta juntura es el objeto de la  fobia.