ANDRES DE SANTA CRUZ CALAHUMANA

OBJETIVO
Conocer la reseña histórica de Andrés De Santa Cruz Calahumana
FUNDAMENTO TEORICO
SEÑOR MAESRE DE CAMPO
Se construye la ciudad de piedra (Tiahuanaco), con el tiempo llegaron a conocer la nueva
tierra y posteriormente se establecieron en el lago sagrado (Titicaca).
Con el tiempo llega a desaparecer Tiahuanaco por una catástrofe.
El dios sol les dio una vara a Manco Kapac y Mama Ocllo y donde se hundió esta vara se
fundó el Cuzco. Tenían una cultura propia, en cuanto a su religión e idioma adoraban al
sol, la luna, las estrellas y el arco iris, su idioma era el quechua y como no se conocía la
escritura estos utilizaban Quipus. Las tierras pertenecían al inca, en su moral
predominaban el: ama sua, ama llulla y ama kella – no robar, no mentir y no estar
desocupado).
Siglos más tarde aparecieron hombres extraños blancos (españoles) quienes llegaron el
15 de noviembre de 1532 en busca de tesoros destruyendo el imperio. Años después
España asienta su dominio en el nuevo mundo, al lago sagrado se le llamó “TITICACA”, a
los gigantes “CORDILLERA DE LOS ANDES”, y a la pampa “REAL AUDIENCIA DE
CHARCAS”.
El maestro de campo Joseph Santa Cruz y Villavicencio vino por negocios a esas tierras,
en la cual fue designado maestro de campo de las fronteras para defender de las milicias,
en uno de sus combates peleo contra Túpac Katari, lo cual lo llevo a un ascenso a
Coronel de Infantería por defensa de la plaza.
Se casó con Juana Bacilia Calahumana una bella doncella indígena con quien tuvo un hijo
llamado José Andrés, ella le fue adoctrinándolo a través de relatos de la descendencia de
su familia.
Hereda de su padre la ambición y de su madre la tenacidad, joven robusto, inteligente, fue
inscrito en el colegio San Francisco en La Paz, donde cursó sus estudios, luego este es
Página 1

enviado a Cuzco a culminar sus estudios, donde conoce a Agustín Gamarra, un día huye
del seminario, conoce y llega a enamorarse de Francisca Carnadas, vuelve a la paz y se
enrola en el regimiento dragones, pero su padre lo pone a disposición de Goyeneche un
brigadier arequipeño.
EL REALISTA
Un 16 de julio de 1809 estaba marcado con rojo, sucedió en La Paz, lugar donde tiempo
antes paso lo de la muerte de Túpac Katari.
El 25 de mayo de 1809 Chuquisaca lanza lo que se conoce como el primer grito libertario
en América, pasados dos meses un 16 de julio día de Nuestra Señora del Carmen,
aprovechando esta festividad Pedro Domingo Murillo con ayuda de revolucionarios
paceños toman el cuartel pidiendo cabildo lo cual posteriormente los lleva a conseguir
grito de libertad.
Antonio Figueroa el 25 de octubre de 1809 enfrenta a Goyeneche con 5000 hombres de
Cuzco, Arequipa y Puno, no se puede impedir la entrada triunfal de esta a la plaza y la
captura y condenan a Murillo y sus compañeros de morir ahorcados. Ejecución que se
realiza el 29 de enero de 1810, desde entonces el destino de Santa Cruz está ligada a la
suerte de Goyeneche.
La junta revolucionaria de Buenos Aires, destaca a uno de sus más expertos jefes
militares, Juan José Castelli al mando del primer ejército auxiliar argentino, destinado a
combatir el lejano altiplano, estos sublevan a Cochabamba y se arman guerrillas
comandadas por el coronel Juan Ramírez.
El 14 de noviembre de 1810 Esteban Arce derrota a estos en Aroma, obligando a Ramírez
a buscar apoyo de Goyeneche.
El 7 de noviembre de 1810 Castelli alcanza completa victoria con tropas de los generales
Nieto y Córdova, posteriormente entra triunfalmente a Potosí, Chuquisaca y Oruro,
acercándose a Goyeneche. Tanto Goyeneche como Castelli pactan armisticio (tratado de
paz) pero el arequipeño (Goyeneche) ataca sorpresivamente a argentinos y alto peruanos
el 20 de junio 1811 derrotándolos después de 6 horas. Su deslealtad y victoria consiguen
recompensa del conde de Guaqui. El 13 de agosto de 1811 vuelve a enfrentarse
Goyeneche con tropas comandadas por Diaz Velez derrotándolas en los campos de
Página 2

Amiraya, conocida como como la batalla de Sipe Sipe, lo cual permite que Goyeneche
logre ocupar la ciudad de Cochabamba y avanza su ejército hacia el sur del Alto Perú
Parte luego a Chayanta y Potosí acompañado de Andres de Santa Cruz y Agustin
Gamarra. El 22 de mayo de 1812 Goyeneche vence en el Quehueñal al criollo Esteban
Arce y se va a Cochabamba para preparar resistencia con escasos recursos.
Luego este vuelve a Potosí, pero al enterarse de una aproximación del segundo ejército
auxiliar argentino, solicita su retiro y se despide del servicio con los millones que obtuvo
en La Paz, Cochabamba y Chuquisaca.
El virrey designa a Joaquín de la Pezuela, guerrero cauto que descubre las cualidades
que tiene el oficial Andrés de Santa Cruz y le da el mando de un escuadron de caballería.
Llega el segundo ejército auxiliar argentino ingresando triunfalmente a Potosí al mando
del general Manuel Belgrano.
Pezuela enfrenta a Belgrano en Vilcapugio el 1 de octubre de 1813 y hace suyo el triunfo.
Santa cruz al mando de su escuadron vuelve a intervenir en la batalla de Ayouma el 14 de
noviembre de 1813 en la que Pezuela infringe segunda derrota a los argentinos esta vez
al mando de Diaz Velez dando fin a la segunda expedición auxiliadora al Alto Perú, por lo
que Santa Cruz asciende a Teniente, es un militar disciplinado, valeroso y destaca sus
aptitudes de organizador metódico
El 20 de octubre de 1813 aparecen mil hombres en lo alto de la ciudad al mando de Pedro
Benavente y Joseph Santa Cruz los cuales logran la derrota contra insurgentes y
restablecen orden en la ciudad.
Por desgracia para Josep Santa Cruz un 24 de septiembre de 1814 La Paz cae en manos
del jefe rebelde Pinelo y el gobernador de la plaza, Marques de Valde Hoyos a quien
acompañaba Josep Santa Cruz cae prisionero. Posteriormente el dia 28 se genera un
estallo de pólvora, lo que da muerte a Valde Hoyos junto con 57 prisioneros, entre ellos el
maestre de campo Joseph Santa Cruz que muere diciendo la frase ¡viva el rey!
Pezuela delega el mando a Ramirez que coincide con una sublevacion general en todo el
país. Surgen guerrilleros en reemplazo de los ejércitos como: LANZA, PADILLA,
WARNES, MENDEZ, solo tienen por aliados a la noche, a la sombra y coraje.

Página 3

En 1815 el Alto Perú esta jaqueado por los guerrilleros: Miguel Lanza en Ayopaya, Manuel
Ascencio Padilla en la laguna, Ramón Rojas y Eustaquio Méndez en Tarija, Ignacio
Warnes en Santa Cruz. Centeno y Camargo se encontraban en Cinti un 12 de marzo de
1816, el caudillo Camargo logra replegarse Culpina pero es perseguido y derrotado en
Aucapuñima un 27 de marzo.
Camargo se retira pero es alcanzado, vencido y hecho prisionero un 3 de abril en Arpaya,
luego de que dos indígenas lo traicionaran, este muere decapitado por manos del propio
Centeno.
El 6 de diciembre de 1820 el ejército argentino rompe fuego, tras el triunfo de Arenales se
logra la captura de 343 prisioneros, 360 fusiles y una bandera, entre los prisioneros se
encontraba Andres de Santa Cruz el cual luchaba por la causa española, obteniendo
victorias contra sus compatriotas, pero este cae prisionero sirviendo a una causa que no
era la suya, junto con todos los oficiales de la division y Diego O´Reilly, tras no haber
podido sobreponerse decide darse un tiro en el corazón. Andres de Santa Cruz entrega su
espada al mayor Juan Lavalle, siendo conducido luego hacia el general San Martin, donde
sintiéndose un poco flaqueando, empieza a preguntarse ¿por quién lucha?, ¿por un
monarca que no conoce?, ¿contra quienes? ¿Contra los de su raza, sus paisanos? Sus
jefes son españoles. Sus enemigos peruanos y argentinos. ¿No sería más noble luchar
junto a otros que buscan libertad?
El 8 de enero de 1821 luego de despejar sus dudas ofrece sus servicios al general de San
Martin, por lo que Andres de Santa Cruz el realista, no existirá más.
EL PATRIOTA
Santa Cruz da un giro en su vida ya que desde entonces decide servir a los patriotas, por
lo que San Martin lo destina a la division de Arenales, su vencedor, en el arma de
caballería.
Se genera un motín a favor de los realistas, por lo cual es enviado a combatir el Teniente
Coronel Santa Cruz, el 1 de julio de 1821 sale de Trujillo logrando vencer a los rebeldes,
esto le general una recompesa de ascenso a Coronel y la condecoración del sol.
Posteriormente es destinado al gobierno de Cajamarca y de Piura donde empieza a
trabajar en la formación militar para el auxilio de la Republica de Colombia.

Página 4

San Martin ordena que acuda a socorrer la division comandada por el general Antonio
Alvarez de Arenales, el cual declina el mando de la expedición ya que no quería estar
bajo el mando de Sucre, por lo cual San Martin en su reemplazo designa al coronel
Andres de Santa Cruz.
En enero de 1822 este cruza la frontera apoderándose de las provincias de Loja y cuenca
el 9 de febrero. Luego de que Sucre resolviese la toma de la ofensiva, Santa Cruz recibe
en estas circunstancias una comunicación del gobierno peruano en la que se le ordena
retirarse a Piura. Ya que esto significaba el fracaso de los planes de Sucre, este decide
desobedecer las órdenes y continuar con Sucre.
En Quino atrinchera el jefe español Aymerich aunque cuenta con 2000 hombres, tan
lamentable es aquella que el capitán Murgeon muere de pesar al contemplar a sus
soldados. Sucre decide atacar y un 25 de abril, Santa Cruz obtiene victoria anulando la
caballería de Aymerich.
El 24 de mayo de 1822, ante la sorpresa de Aymerich, el ejército aparece sobre el
Pichincha, lo que daba inicio a una guerra. Andres de Santa Cruz con su batallón Trujillo
cubre el ala derecha, el teniente Calderón continúa peleando hasta que una bala quiebra
sus piernas. Aymerich el día 25 entrega Quito después de haber perdido 1100 prisioneros,
160 oficiales y cae en poder de Sucre 14 piezas de artillería, 1700 fusiles y varias
banderas. Esta victoria decreta la independencia de Ecuador y es Andres de Santa Cruz
el artífice de ella.
Un 13 de junio, por decreto de Bolívar, Andres de Santa Cruz es ascendido a general de
brigada.
Una expedición denominada “intermedios” se crea cuyo objetivo es el de ocupar Arequipa
y Puno, para luego internarse en el Alto Perú, esta se envía un 23 de mayo de 1823
rumbo al sur. Sucre alcanza la victoria de Ayacucho la cual se desarrolla en la pampa de
Ayacucho un 9 de diciembre de 1824 que significa la liberación del Alto Perú.
INTERMEZZO
Gamarra recibe los despachos de general de división y es destinado luego al Cuzco, en
calidad de prefecto. En la vieja capital de los Incas, este guerrero inquieto comienza a vivir
un romance de amor. En Zurite, una villa cercana, en la que conoce a doña Francisca
Página 5

Zubiaga y Bernales, cuzqueña como él y mujer extraordinaria que ejercerá notable
influencia en su carrera.
A Sucre, después de su victoria en Ayacucho, aún le resta una labor. Pero el Alto Perú
ofrece muchos peligros, más políticos que militares, y ya que Sucre se siente cansado,
decide mandar una carta al libertador para que no lo tomen en cuenta, pero por ser
auxiliar irreemplazable para Bolívar, este ordena su ingreso de nuevo.
Sucre al viajar a La Paz se detiene en Tiahuanaco, este y los demás tienen solo
curiosidad y admiración por el lugar, mientras que Santa Cruz tiene una emoción única en
su espíritu. Llegan a La Paz un 7 de febrero de 1825 y Bolivar y Santa Cruz sueñan con
algo más que construir una república independiente, pero el 9 de febrero de 1825, Sucre
lanza un decreto creando la nueva nación. El 1 de abril, contra sus antiguos compañeros
de armas. Olañeta pierde el combate y la vida. El Alto Perú es completamente
independiente.
Bolívar parte al Alto Perú el 10 de abril de 1825. Sucre pasa de Potosí a Chuquisaca,
donde debe reunirse el congreso convocado por su decreto de 9 de febrero, a fin de
decidir en definitiva sobre los destinos del país.
El 6 de agosto de 1825 nace la nueva República de Bolivia y se designa capital a la
ciudad de Chuquisaca. Días después, parte la delegación a informar a Bolívar de todas
estas novedades y a comunicarle que “tendrá el supremo poder ejecutivo de la República
por todo el tiempo que resida entre los límites de ella”.
En octubre de 1825 se debatio el nombre de la nación. El diputado Manuel Martín
Cruz que representaba a Potosí dijo lo siguiente: Si de Rómulo Roma, de Bolívar Bolivia.
Fue entonces que la nueva República adoptó oficialmente el nombre de Bolivia el 3 de
octubre de 1825.
Este término fue aceptado y Bolívar, que se enteró de la noticia, se sintió nuevamente
agradecido.
Bolívar retorna al Bajo Perú, el 10 de enero de 1826. Antes de partir el 29 de diciembre de
1825, dicta un decreto delegando a Sucre la presidencia y disponiendo “que en caso de
enfermedad, ausencia o muerte del Gran Mariscal de Ayacucho, se nombre al General de
División don Andrés Santa Cruz en su lugar”.

Página 6

Santa Cruz el 1 de enero de 1826, sale de la capital dirigiéndose a La Paz, conservando
su cargo de prefecto de aquel departamento y encomendado iguales funciones en La Paz.
Es gobernador de dos departamentos, pero su mirada y su corazón están puestos en el
norte. En el Perú. Allá posee más amigos, más relaciones, más intereses. Su nacimiento
le ata indisolublemente a Bolivia; pero, en el fondo de su alma, se considera un peruano.
El 1 de julio de 1826, Pando envía una circular a los prefectos, para que convoquen a los
colegios electorales y se decida si los pueblos aceptan la Constitución Vitalicia, formulada
por Bolívar, y que según él es: “el arca que salvaría a los pueblos del naufragio”. Pero los
peruanos resisten y detestan la constitución que pretende imponer Bolívar.
Dolido y exasperado, el Libertador decide marcharse. El 1 de septiembre de 1826 designa
a Santa Cruz para que lo sustituya en el cargo de presidente del Perú. El 3 del mismo
mes, Bolívar emprende su viaje que es casi una huida.
El 30 de noviembre de 1826, decreta la vigencia del Código Político del Perú, que habla
sido inspirado por Bolívar, y designa presidente perpetuo al Libertador.
Benito Laso, prefecto de Puno, invita a una conferencia a Agustín Gamarra, prefecto del
Cuzco, y al general La Fuente, prefecto de Arequipa, en Lampa. Con el propósito de
dividir al Perú en dos estados, antes de permitir que parte de su territorio pase a dominio
boliviano.
Santa Cruz es quien determina el fracaso de los tratados suscritos por Ortiz de Zeballos,
perjudicando a Bolivia, su patria, ya que en ese momento se siente tal vez más peruano
que boliviano.
El 28 de enero, Santa Cruz sabe que es dificil mantener las disposiciones de Bolívar por
lo que queda detruida la obra política de Bolivar, dicta el decreto de convocatoria a
elecciones para el Congreso Constituyente que deberá reunirse el 1 de mayo del mismo
año, para nombrar al Presidente y Vicepresidente de la república.
Cumple su deber en el Perú. Pero pudiendo perpetuarse en el mando, este prefiere
convocar a una asamblea, que acaba en destierro disimulado. Fiel a sus juramentos de
gobernante peruano, perjudica a Bolivia, al oponerse a tratados que la habrían
engrandecido, sin representar pérdida sensible para el Perú.

Página 7

ARISTIDES
Andrés Santa cruz a quien el Perú acaba de pagar con un destierro disimulado vuelve
ahora la mirada a Bolivia, la tierra de su nacimiento. Se informa con amigos acerca de los
acontecimientos de su patria:
Gamarra amo del sur del Perú ha invadido Bolivia con un ejército propio, ha invitado al
mariscal de Sucre a una conferencia en el Desaguadero. Este se efectuara el 5 de marzo
de 1828 y gamarra queda aparentemente tranquilizado por las por las promesa

y

seguridades que le da Sucre. El Mariscal de Ayacucho juzga haber conjurado el peligro
de invasión.
Gamarra olvidando pronto el ósculo de paz entra a La Paz el 8 de mayo, sin encontrar
oposición. Sucre delega el poder al general José María Pérez de Urdininea quien intenta
un acuerdo con el invasor. Gamarra hace oídos sordos a toda solicitud de concordancia.
Urdininea viendo la perdida de la situación accede firmar el tratado de Piquiza el 6 de
julio. En el se estipula la salida tropas colombianas; la renuncia de sucre; la ocupación de
Potosí por el ejército peruano hasta la reunión de la Asamblea; el mantenimiento de dicho
ejército con fondos del tesoro boliviano; y otras condiciones igualmente abominables.
Sucre se marcha de Bolivia, pero antes envía al Congreso reunido en Chuquisaca, ese
mensaje ¨aun pediré otra recompensa a la nación y a sus gobernantes. La de no destruir
la obra de mi creación de conservar por entre todos los peligros de integridad de Bolivia¨
Sin saberlo, Sucre ha propuesto en su mensaje al Congreso boliviano que su sucesor en
la presidencia, sea el General Santa Cruz.
El Congreso inaugura sus deliberaciones el 12 de agosto de 1828. Con prisa, designa
presidente de república al mariscal Andrés Santa Cruz y vicepresidente al general José
Miguel de Velasco. Como santa cruz se encuentra en chile, encarga provisionalmente al
segundo.
Cumplido su objetivo Gamarra sale de Bolivia, aunque se retira, deja su ambición
arraigada en Bolivia. Saquea los arsenales militares y agotados el tesoro público. Es
notorio que uno de los motivos por los que Gamarra ha invadido fue el despojar a Sucre
de la presidencia y evitar un entendimiento entre Bolivia y Colombia, el Perú tuviese dos
fronteras que defender en caso de un conflicto. A la vez era política de Sucre impedir que
Página 8

Bolivia fuese absorbida por Perú o se uniese a él, creando así un vecino demasiado
poderoso frente a la republica de Colombiana
Santa cruz está enterada de todo, Gamarra al igual que él quiere ver unido al Perú con
Bolivia. Gamarra al retirarse ha dejado secuaces que apoyaran sus política.
Santa Cruz desempeña todavía funciones de ministro del Perú en Santiago de Chile
cuando recibe la noticia de la presidencia de Bolivia. Ahora es presidente de Bolivia, pero
no desea perder su condición de ciudadano peruano.
Esos ardientes anhelos de Santa Cruz son sin duda el hacer del peru y Bolivia una sola
patria. Santa Cruz no ignora que la patria se halla anarquizada pero confía en restablecer
la normalidad y el orden.
El 2 de diciembre de 1828 acepta la presidencia en Bolivia pero deja al segundo ósea a
Velasco como presidente provisional. El 15 de diciembre de 1828 parte de Valparaíso
llega a isla y se dirige luego a Arequipa en los primeros días de enero de 1829. Olvidando
sus devaneos políticos, consagra algunos días a la hija del antiguo oidor Pedro Antonio
Cerdanas. Ahora Santa Cruz puede unirse para siempre con doña María.
La Asamblea Constituyente, reunida en Chuquisaca el 16 de diciembre de1828, elige
presidente de la republica al general Pedro Blanco y vicepresidente a Ramón Loayza,
amigos de Gamarra.
Sin embargo los acontecimientos cambian a favor de Santa Cruz, blanco es asesinado el
1 de enero de 1829. El país entero carente de un conductor y frente a la amenaza latente
de Gamarra, instintivamente el pueblo vuelve otra vez recuerdo y mirada hacia Santa
Cruz. La asamblea el 31 de enero de 1829 llama a Santa Cruz como presidente. Pero
Santa Cruz temeroso de un nuevo contratiempo exige que el decreto del 3 de enero sea
verificados en actas populares suscritas en toda la república y con ello impresionar a
amigos y enemigos, y oír esto da largas a a su aceptación. Este aparente desapego e
indiferencia del presidente electo arma a los bolivianos. Designan un una comisión para
que entreviste a Santa Cruz. Los delegados lo entrevistan el 9 de abril de1829.
Finalmente acepta la presidencia y se prepara para viajar a La Paz

pero antes de

abandonar Arequipa da un paso trascendental para el desarrollo de su futura política.
Considerando que su posición de presidente de Bolivia le impedirá ejercer acción directa
Página 9

en el Perú. Funda la logia masónica de nominada ¨Independencia Peruana¨ el propósito
esencial de esta logia es emplearla para trabajar por la confederación Perú-boliviana.
Ingresa en La Paz el 19 de mayo de 1829 y es recibido en triunfo. Santa Cruz evidencia
de inmediato la pobreza del ejército.
Como sitio para la ceremonia, elige la iglesia de San Francisco, el 24 de

mayo en

presencia de autoridades, jura por Dios y por su honor defender los intereses de Bolivia y
gobernarla con honradez y sacrificio
YA DIVISO MI ESTRELLA TAN BRILLANTE COMO EL SOL
A los 37 años d edad santa cruz es presidente de Bolivia es un hombre experimentado y
conocedor de la vida, en su vida privada intachable, es un hombre disciplinado, sobrio, y
dotado de un amplio conocimiento del alma humana.
No han sido modificado las costumbres ni la organización social; los perjuicios de razas y
casta permanecen invulnerables y persiste el abismo que separa a los blancos, cholos e
indios que viven en mundos diferentes. La nación boliviana constituye en 1829 inconexo,
un millón de habitantes, mal alimentado y su mayor parte analfabetos. De aquel millón de
habitante tres cuartas partes están constituidas por indígenas aimaras o quechuas estos
constituyen fuerza y nervio de la agricultura y minería y son prácticamente los únicos
elementos productores.
Otra capa social, en esta Bolivia de 1829, está constituido por los mestizos o cholos.
Producto entre el cruce de blanco e indio. Económicamente posee un nivel de vida
superior al del indio pero su pobreza no es menos lamentable. Son artesanos, sacerdotes
o militares.
Finalmente la tercera clase social. Los blancos que suman unos 50000. Españoles
descendiente de españoles, sin cruce indígena, son por lo general empleados públicos,
terratenientes , mineros o comerciantes
Las tres clases sociales están divididas entre sí. Se desconectan y se detesta. Los
centros poblados son escasos y están alejados por enormes distancias unos entre otros.
Pero ocurre algo más grave un ejército desproporcionado a las posibilidades de la nación,
y lo peor carece de emoción conciencia y sentido bolivianista.
Página 10

Esto y más se encuentra Santa Cruz, cuando toma bajo su responsabilidad la conducción
de su patria ¨se necesita tener mucho patriotismo y algún valor moral para encargarse del
gobierno en semejante estado de cosas¨. Confiesa el mismo
Sus primeras disposiciones son políticas. El 24 de mayo promulga una generosa ¨ley del
olvido, que concede ¨amnistía absoluta hasta el 11 de mayo a todo boliviano culpado,
culpable o sospechoso de los errores y extravíos políticos a que fueron consiguientes los
desórdenes que ha experimentado la república; los cuales quedan entregados al olvido
bajo un velo impenetrable¨
Santa Cruz centraliza todo el poder en su persona. Ha medido la gravedad el paso, pero
no vacila, pues considera que es la única forma de introducir orden y disciplina en el país.
La nación entera aparece comprender que tal determinación es necesaria, y nadie, en
ningún punto de la república, reprocha su actitud.
Busca la el apoyo de otra fuerza poderosa el clero. El 16 de julio dicta un decreto en el
declara que ¨la religión católica, que profesa la Nación, la independencia, la libertad del
estado, son sagradas y el gobierno protegerá con todas sus fuerzas. En 1829 aparece el
nuevo ¨arancel aduanero¨.
Luego, Santa Cruz busca la ayuda de los más capaces. Su primer gabinete está
constituido así; ministro de relaciones Mariano Enrique Calvo; de Hacienda, José María
de Lara, y de guerra al general Mariano Armaza.
Antes de emprender su labor administrativa promulga un decreto: establece la pena de
muerte para los instigadores de revoluciones.
Comienza introduciendo una contabilidad fisca, científica, minuciosa y estrictamente
supervigilada. No se moverá un peso del tesoro Nacional sin su previa aprobación. Se
anticipa a establecer

castigos para los defraudadores y malversadores de fondos

públicos. Regula los impuestos en forma justiciera y con criterio táctico. En 1831 las
rentas nacionales alcanzan a 1700000 pesos, y la gestión presupuestal concluye sin
déficit. Ala sumir Santa Cruz a presidencia la deuda interna es de 4 millones de pesos.
Dos años después ha desaparecido. En su gobierno, Bolivia es el único país americano
sin deuda externa. Realza constantes esfuerzos para impulsar la ganadería y la
agricultura. En 1834 funda en Potosí el Banco de Circulación, que es primer emisor que
se establece en Bolivia. Desde Guayaquil, bolívar aplaude su obra. Organizada la
Página 11

hacienda, Santa cruz torna sus ojos al ejército ¨el ejecito es más peligroso que útil¨
declara Santa Cruz
Santa Cruz moraliza al oficial y dignifica al soldado. Así en 1834 el ejército boliviano llega
a contar 2577 hombres, distribuciones en cuatro batallones de infantería, dos regimientos
de caballería y una brigada de artillería. Crea un colegio militar para la formación de
oficiales profesionales. Adquiere armamento en el exterior en cantidad suficiente para
cubrir todas las necesidades de una guerra. Santa Cruz impone su prestigio ante los jefes
del ejército. Los doblega sin que ellos mismos reparen en su ascendiente. Gana también
el cariño de los soldados que le respetan y le obedecen.
Forma comisiones especiales encargadas de redactar código civil y penal. Designa a los
ministros de la corte suprema Manuel Maria Urcullo.Casimiro Olañeta, Manuel Sánchez
de Velasco y Andrés Torrico. Por decreto del 22 de marzo de 1831 se declaran en
vigencia desde el 2 de abril del mismo año con código civil y penal. El primero cuenta con
1556 artículos. Con ambos códigos Bolivia puede enorgullecerse de ser la primera nación
sudamericana que cuenta con legislación propia.

El congreso de 1831 denomina

justicieramente a los códigos con el nombre de su propulsor más tarde las pasiones
políticas y la veleidad de los pueblos llegan a negar legítima gloria refugiada en los
códigos que hasta hoy rigen a Bolivia.
MIENTRAS EL LAGO MUSITA SU CANCION ETERNA
Bolivia vive su epoda de oro. Santa Cruz recorre todo el territorio nacional en sus viajes se
detiene en cada pueblo, visita las iglesias, las escuelas, las oficinas del estado. La
asamblea por ley el

de julio de 1831 le otorga un voto de agradecimiento por su

consagración a la patria.
Establece un Consejo de Estado, compuesto por un representante por cada departamento
y luego por ley el 14 de agosto, designa a Andrés Santa Cruz presidente constitucional
por un nuevo periodo.
Continúa su labor su labor administrativa. En la que cada día tiene algo que aportar. En
efecto, durante todo el tiempo de su gobierno no se comete ni un solo crimen en Bolivia.
Se preocupa por articular la república mediante vías de comunicación. Abre un camino a
Yungas. Otro de Cochabamba a mojos. En 1831 realiza el censo de la nación, que arroja
Página 12

1088989 habitantes. Impulsa la educación pública, crea el colegio de minería; envía
estudiantes a Europa crea la universidad de la Paz que en honor a él es denominado
Universidad Mayor de San Andrés. Multiplica los hospitales de la república. Aparte de la
universidad de San Andrés crea en La Paz un colegio de medicina. Establece escuelas
primarias en todas las capitales de departamento y de provincia sin excepción. En Santa
Cruz crea un colegio de Artes y Ciencias. Erige en Tarija un colegio y varias escuelas.
Construye la catedral en Potosí y7 restablece en Oruro la escuela de ciencias. Ningún
departamento está alejado de sus preocupaciones.
Francia es el primer país que reconoce la indecencia de Bolivia en junio de 1831.
Todos los países limítrofes mantienen relaciones amistosas con su gobierno. Santa Cruz
ha introducido el orden y la paz en el interior, sino también a prestigiado su gobierno más
allá de las fronteras.
Pero Santa Cruz no ha dejado de pensar en Perú, ha estado informado de la guerra del
Perú con Colombia, producida en 1828 y finalizada en los primeros meses de 1829.
El congreso peruano ha elegido, el 9 de diciembre de 1829, presidente del pero a Agustín
Gamarra y vicepresidente al general de La Fuente.
Santa Cruz tiene diseminados sus agentes en todo el territorio peruano. Gamarra se
entera que Santa Cruz está incitando a la rebelión. Gamarra nos encuentra sorprendido
debido a que el sabe que los dos están jugando sucio. En agosto de 1830 estalla en el
Cuzco un motín, Gamarra alarmado sale precipitadamente de Lima con unas tropas hacia
la frontera con Bolivia, en forma amenazante. Anoticiado de ello, Santa Cruz moviliza
también su ejército y se sitúa en las proximidades del rio desaguadero. Santa Cruz quien
se dirige a Gamarra y le solicita una conferencia personal. Acepta este y se lleva a cabo
en el Desaguadero. La primera conferencia se lleva a cabo el 15 de diciembre de 1830 en
el cual las conversaciones llegan a un punto muerto. Santa Cruz robustece cada vez su
ambición de unificar los dos países. Ambos poseen idénticas miras y quieren ser señores
absolutos, sin rivales que perturben sus planes.
Pero el mariscal de Zepita aunque convencido de la de la inmutabilidad de las gestiones,
busca una nueva oportunidad para llegar a un acuerdo con Perú. Envía a su ministro
Olañeta a Arequipa, luego de presentar credenciales propone la firma de un tratado de
alianza defensiva entre el Perú y Bolivia. Gamarra o está interesado en esta clase de
Página 13

negociaciones por el momento todo su propósito es derrocar a Santa Cruz, e intenta
comprar a Olañeta para efectuar una revolución en Bolivia, el cual acepta para descubrir
los planes y luego se retracta, siendo despedido de Arequipa. Antes ha realizado
conferencias. La primera se efectúa el

1 de enero de 1831y la cuarta el 16 de febrero.

Aunque en el segundo fracaso, promueve nuevas negociaciones, que culminan en el
tratado de Tiquina. Pero gamarra no pone buena fe en la ejecución de estos tratados
quizá Santa Cruz tampoco, ambos buscan ganar tiempo, afianzarse en sus respectivas
posiciones. Santa cruz que desconfía de la lealtad de Oldañeta, dispone su viaje a
Francia en calidad de ministro plenipotenciario. Ya en Francia Oldañeta suscribe un
trabajo de amistad, comercio y navegación con el rey Luis Felipe. Francia recompensa a
Santa Cruz con la condecoración de Gran –oficial de la Legión de Honor es el primer
sudamericano quela recibe.
EN NOMBRE DE LA SANTISIMA TRINIDAD
Doña Francisca Zubieta nacida en el cuzco y es hija de un español y de una india. Sus
padres la internan en un convento con ánimo de consagrarla al servicio del Señor, pero
1825 escapa una noche en brazos de Gamarra. Se cazan luego. Doña francisca es la
principal animadora de su esposo. Le acompaña en todas sus campañas militares vestida
de hombre.
Mientras Gamarra se encuentra con Santa Cruz en las conferencias del desaguadero, el
vicepresidente La Fuente desplegar el Lima actividades que levantan sospechas en doña
Francisca. El 16 de abril de 1831 en su búsqueda por lo La Fuente huye y busca refugio
en Bolivia y Santa Cruz y se la concede generoso. Se suceden 14 revoluciones contra
Gamarra, y el país ingresa en una etapa de desorden y convulsión. En noviembre de 1832
se producen varias prisiones de militares entre ellos se halla un coronel de 26 años,
llamado Felipe Salaverry. Un hombre que por donde se presente despierta simpatía por
su juventud y de gran porte.
Concluido el periodo presidencial de Gamarra, le sucede el general Luis José de
Orbegoso, el 20 de diciembre de 1833. Gamarra ha dejado la hacienda pública en
completa falencia. La situación parece inestable y precaria, se vive bajo la amenaza
constante de una revolución. Finalmente Gamarra decide quitarse la máscara. El 4 de
enero de 1834 estalla un motín en Lima que proclama presidente al general Pedro
Bermudez, su partidario incondicional. El pueblo limeño sale en defensa de Orbegozo
Página 14

amotinados contra las tropas que sostienen a Bermudez. La caótica situación del Perú se
agrava aún más. El sur se allá dividido entre obegosiztas y gamarristas. El general Nieto
al ver la situación difícil solicita ayuda a Santa Cruz. El cual responde de forma evasiva,
pidiendo que la solicitud venga de Orbegoso o de las corporaciones de las ciudades
peruanas del sur. El plan del presidente boliviano es perceptible desea intervenir pero no
en auxilio de un jefe, sino atendiendo al llamado de todo un país. Con todo la situación del
Perú se agrava en tal forma que el 18 de abril de 1834, la convención nacional peruana
aprueba una ley, por la que ¨se autoriza al supremo delegado para que solicite, si lo
creyera necesario, la cooperación del gobierno de Bolivia, con el único y exclusivo objeto
de terminar la guerra civil¨.
En el norte del Perú se ha producido otra sublevación contra Orbegoso protagonizado por
Felipe Salaverry. En el centro también existe agitación. Las fuerzas de Orbegoso han sido
vencidas parcialmente por Gamarra. Cuando el ejército del gobierno está por dividirse
determinando asi el triunfo de Gamarra ocurre algo inaudito. Los dos ejércitos de
Orbegoso y Gamarra al concentrarse, en Maquinhuayo el 24 de abril de 1834 arrojan sus
armas y corren a fraternizar. Es el famoso ¨abrazo de Maquinhuayo ¨. Mala noticia para
Santa Cruz que quería aprovechar en estos desordenes la realización de sus proyectos.
Por lo que doña francisca y Gamarra se presionados a huir doña Francisca huye a chile y
Gamarra huye de Perú sus compatriotas le persiguen con el ánimo de victimarle. En el
cual se encuentra sin más que ir hacia el lago sagrado, el cual pertenecía a Bolivia.
Gamarra no allá otra alternativa y se dirige hacia Bolivia, el cual Santa Cruz le tiende una
mano generosa. Es la segunda vez que le salva la vida. Para el inquieto Gamarra no es
suficiente la cordialidad que hallara en Bolivia y cautivo de su ambición quiere internarse
en el Perú pero es atrapado por autoridades bolivianas en Perú pero pide hablar con
Santa Cruz y le dice que varias jefes peruanas requieren su presencia, lo amenazaron
que si el no ellos se pondrían bajo las ordenes de Salaverry. Gamarra reitera su petición
y ofrece al presidente ir al Perú y trabajar activamente por la causa de la confederación
Perú-boliviana. Se compromete así mismo combatir contra Salaverry. Santa Cruz teme
más Salaverry que a Gamarra y accede que veste viaje a Perú. Entra en cuerdo con
Gamarra y recibe de este la promesa de trabajar por la fusión de Bolivia y Perú. Logrados
los acuerdos Gamarra cruza el rio en mayo de 1835. Llega al Cuzco y allí consigue reunir
2500 hombres, luego consolida su situación, olvida y desconoce sus compromisos con el
presidente boliviano y se proclama Jefe Supremo del Estado de Centro Perú, comprende
Página 15

los departamentos de Ayacucho, Cuzco y Puno. Una vez más engaña a Santa Cruz,
Gamarra solo acepta los acuerdos porque quería salir lo más antes de Bolivia.
De este supuesto acuerdo entre Santa Cruz y Gamarra, sin embargo Orbegoso se entera
de este acuerdo por su ministro de Chuquisaca y por lo que se dirige a Bolivia. Con este
viaje deja desprotegida a Lima y esto es aprovechado por Salaverry, para proclama la
revolución el 22 de febrero de 1835. La situación del Perú se agrava Salaverry domina el
norte; Orbegoso en el sur y Gamarra ha establecido su cuartel en el Cuzco hay
prácticamente 3 presidentes.
Santa Cruz sabe que el congreso peruano puede solicitarle ayuda. Por lo que Orbegoso le
invita a entrevistarse para delinear la confederación Perú boliviana pero Santa Cruz
rehúye con cortesía. Por lo cual Orbegoso manda 4 agentes a Bolivia. Santa Cruz sabe
que la situación está en sus manos por lo pone leves resistencias y aparenta poco interés,
viendo esta actitud los mensajeros de Orbegoso ofrecen ventajas y seguridades.
El 15 de junio de 1835 marca una fecha trascendental en la vida de Andrés Santa Cruz y
una jornada histórica para Perú y Bolivia firman un tratado en el que en nombre de la¨
Santísima Trinidad¨, comprenden en forma decisiva el apoyo de Bolivia al presidente
Peruano
LA GUERRA A MUERTE
Primero la caballería compuesto por los regimientos “lanceros del general” y “lanceros de
la guardia”, luego los infantes, con fusil al hombro y con banderas tremolantes al viento,
después la artillería y finalmente las rabonas.
El ejército boliviano que ingresa al Perú esta comandado por Ramón Herrera, militar bravo
y leal. Días después Santa Cruz atraviesa el desaguadero encabezando la segunda
división.
Santa Cruz era respaldado por la autoridad constitucional peruana. Por parte boliviana el
Congreso Boliviano por ley de 22 de julio de 1835 aprueba también el Tratado de auxilios
de 15 de junio del mismo año.
Dos años antes ya se le había autorizado para actuar en el Perú con estas palabras:

Página 16

Se autoriza al Poder Ejecutivo para tomar cuantas medidas creas convenientes a fin de
precaver los contagios del desorden y defender la Republica de toda clase de agresiones
manteniendo siempre en la política internacional la superioridad que nos da el orden y la
paz que felizmente disfruta la República.
En ese momento Gamarra estaba deseoso de tener la oportunidad de vencer a Santa
cruz, Santa Cruz ya dudaba de la lealtad de Gamarra.
El 7 de julio de 1835 Salaverry lanza contra Santa Cruz su decreto de “Guerra a muerte”.
Salaverry declara que todo aquel que mate a un soldado, oficial o jefe del ejército de
Santa Cruz será benemérito además de ser eximido de pagar contribuciones por cinco
años, sí de alguna manera afectaban al ejército boliviano también recibirían el mismo
trato.
Santa Cruz responde ofreciéndole 10000 pesos de recompensa a quien entregue la
cabeza de Salaverry.
Salaverry dice que el ejército boliviano que ingreso a Perú tiene la intención de
conquistarlo, amenazando la tierra sagrada de los incas, al ponerse en campaña contra
Santa Cruz dice que Gamarra es un cobarde traidor pero se da cuenta de que su ejercito
era importante para la batalla contra Santa Cruz así que le da 40 días para que el ejército
comandado por Gamarra para reincorporarse a su ejército.
Gamarra acepta la alianza; se le ordena esperar a que sus tropas se reunieran para
atacar, pero Gamarra sabía que si sus ejércitos peleaban juntos y estos salían victoriosos,
toda la gloria sería para Salaverry, en un intento de llevarse toda la gloria del triunfo
contra Santa Cruz decide enfrentarse a su ejército solo, batalla que ocurriría en
Yanacocha, la cual sería la primera autentica victoria del mariscal de Zepita.
Gamarra se ocupa ante todo de situarse en posiciones estratégicas favorables, estudia el
terreno y coloca sus cuatro batallones de infantería y cuatro piezas de artillería. A su
flanco un regimiento de caballería listo para maniobrar en el momento oportuno. Y se
halla camino a Yanacocha.
Santa Cruz ya estaba enterado del movimiento de Gamarra y de su traición, así que ya
había previsto todo, el sabía que serían difíciles las maniobras y que sus hombres
quedarían segados por los fusiles de Gamarra, pero era hora de demostrar si la disciplina
Página 17

y todo lo que les había incurcado a sus hombres iban a dar frutos, Gamarra confiado de la
derrota de los bolivianos prepara a mil indígenas armados con piedras galgas hondas y
armas blancas en una ruta de escape para los bolivianos.
El ejército de Gamarra despliega sus banderas de combate, que no son las del Perú, si
no unos pendones negros impresionantes. A las 5 de la mañana del día 13 de agosto de
1835 inicia el combate.
Santa Cruz señala el cerro donde se encuentra Gamarra y dice: “El que llegue primero a
la cima del cerro encontrara ahí el plumaje del generalato”.
Sus coroneles José Ballivián y Francisco Anglada parten de inmediato, encabezando sus
hombres.
Felipe Braun recibe órdenes de atacar el ala izquierda del ejército de Gamarra y análoga
instrucción es impartida a Trinidad Moran para atacar el flanco derecho del enemigo,
Gamarra al ver la maniobra del ejército boliviano, refuerza sus alas descuidando su
centro, inmediatamente Santa Cruz ordena atacar el área desprotegida, en las tropas de
Gamarra se puede notar la inexperiencia y el mal manejo de sus tropas por parte de sus
oficiales, después de poco tiempo los bolivianos conquistan el ala izquierda y el ala
derecha, aunque corta en tiempo es una batalla sangrienta, 1500 cadáveres se
encuentran en el campo de Yanacocha, Ballivian y Anglada han logrado acceder juntos a
la cumbre y ganan el generalato ofrecido por Santa Cruz. Distanciados por un incidente
anterior, esta vez la gloria común los impulsa a unirse en un dramático abrazo.
Santa cruz captura 915 prisioneros, algunos de los cuales se incorporaran a su ejército.
Gamarra emprende la fuga perseguido por Morán, todavía intenta oponer alguna
resistencia en Ayacucho, pero la presión de las tropas bolivianas le obligan a escaparse al
departamento de Jauja. Sobre el ciernen las iras de Salaverry a quien ha desobedecido.
Yanacocha es la primera autentica victoria de Santa Cruz, en Zepita lugar donde gano el
título de Mariscal, la suerte de la batalla fue indecisa y ambos ejércitos, el suyo y el del
español Valdés se retiraron del combate.
En Pichincha actuó bajo el mando de Sucre, en todas sus demás victorias siempre hubo
alguien que con el compartieran los honores y méritos, pero en Yanacocha él era el
merecedor de todos los honores de la victoria.
Página 18

Gamarra esta en fuga pero todavía amenazante y mas peligroso que nunca el hombre a
quien Santa Cruz realmente teme: Felipe Santiago Salaverry.
FELIPE SANTIAGO SALAVERRY
Por el hecho de desobedecer al Salaverry Gamarra merecía la muerte, pero el mismo
reconocía que se perdía contra Santa Cruz Gamarra era el único capaz de emprender la
emancipación de Perú.
Al escuchar sus palabras, sus hombres se sorprendieron de que perdonara la vida a
Gamarra, el mismo hombre que mando a fusilar al colombiano Delgado por mandar una
carta irrespetuosa.
Salaverry aunque sanguinario, tenía estos meandros psicológicos. Perdona a Gamarra,
olvida que le ha perjudicado y se limita a desterrarle a Costa Rica el 19 de octubre de
1835.
El mariscal de Zepita como provecho inmediato de su victoria en Yanacocha, ha ocupado
sin resistencia Cuzco, Ayacucho y se prepara para marchar al Norte.
Salaverry se encarga de dar amplia difusión a la noticia de la derrota de Yanacocha. El
difunde la noticia que el escuadrón comandado por Gamarra se ha perdido en las
cercanías de Cuzco, los soldados peruanos sorprendidos y mal situados han sufrido una
completa dispersión y el invasor extranjero ha pisado y escarnecido la insignia bicolor.
A pesar de su inferioridad en condiciones militares Salaverry quiere tomar la iniciativa, sin
importar lo que pase el será quien ataque primero.
Ordena al coronel Quiroga apoderarse del puerto boliviano de Cobija, a pesar de ser inútil
y carente de significado pero no ignora que constituirá un desafio al poder de Santa Cruz.
Una vez que Quiroga retorna vuelve con dos prisioneros, a los cuales hace fusilar al
teniente Manuel Goizueta y al sargento mayor Calixto Guiraldes.
Salaverry esta listo para el combate, se instalan en el norte de Perú y Santa Cruz en el
sur de Perú, Santa Cruz cuenta con ocho mil hombres y su enemigo cuatro mil, pero este
último lleva la ventaja al contar con una flota marítima.

Página 19

Morán es comisionado para controlar los movimientos de Porras, quien derrota una
tercera parte del ejercito de Salaverry; la derrota de Porras deja desguarnecida la ciudad
de Ayacucho, lugar donde ingresa Santa Cruz. El 9 de diciembre aniversario de la batalla
de Ayacucho, se realiza un desfile militar con asistencia de todo su ejército en las
primeras horas del día y un baile en la noche.
Conoce bien lo que impulsa las almas de sus hombres, todo lo hace para subir la moral
de su ejército y para que este se encuentre seguro de la victoria que venía en camino. Da
a sus tropas cuatro días de descanso. Reposada su tropa va tras Salaverry.
Su superioridad numérica le permite dividir sus tropas, destaca una división de 1600
hombres al mando de trinidad Morán para atacar la retaguardia de Salaverry, el séquito
de Morán incluye al presidente Orbegoso para que los suspicaces limeños no recelen una
intromisión.
Salaverry domina en el sur y Santa Cruz el norte, Salaverry adopta una aptitud
desagradable con los pobladores, quienes sufren abusos de su parte, siendo obligados a
dar víveres y a su ganado al ejercito de Salaverry, en cambio Santa Cruz es bien recibido,
recibía ayuda de la población quienes no se reusaban a darles comida y agua, además de
brindarles información sobre Salaverry.
Santa cruz ordena al general Miller cortar la retirada de Salaverry en caso que este fuera
derrotado, la batalla comienza y los hombres y mujeres del lugar ayudan a Santa Cruz, les
dan lo que necesitan y les brindan información sobre su enemigo, sin importar arriesgar
sus vidas.
La batalla por cruzar el puente de Arequipa se hace cada vez mas fuerte, Santa cruz
manda hombres para cruzar el rio quienes por el cansancio son hechos prisioneros,
Ballivian es herido y ordena replegar a sus hombres ese día santa Cruz pierde 599
hombres. Santa cruz planea retirar a sus hombres y como sabe que Salaverry iría tras de
el, estaría en una mejor posición para acabar con su enemigo.
La batalla final se llevo a cabo en Socabaya y Paucarpata, Santa Cruz va rumbo a
Socabaya para interceptar el ejercito de Salaverry, con ello impediría que tome control de
las alturas de Paucarpata y le corte la retirada. Esta desidido, será en Socabaya donde
ambos ejércitos se enfrentaran. Un grupo de Santa Cruz empieza escalar Paucarpata,
cuando un grupo del ejercito de Salaverry trata de subir a Paucarpata se dan cuenta tarde
Página 20

que LOS “cazadores” ya habían ocupado el terreno haciendolos retroceder. Salaverry
ordena a todas sus fuerzas atacar, y logra retroceder las tropas bolivianas. Santa Cruz
interviene con el 6to batallón, y al ver que los hombres de Salaverry huían el mismo
empezó a acuchillar a quienes se escapaban. A las 11:15 Santa Cruz triunfa en
Socabaya.
Un pelotón boliviano captura a Salaverry cerca del mar, se decide fusilar a 9 prisioneros
Salaverry entre ellos y arrestar por 10 años al resto.
Salaverry es fusilado junto a los otros 8 hombres.
VIEJO ENSUEÑO
Sobre la misma plaza yacen acribillados nueve cadáveres, se yergue la figura del nuevo
amo del Perú, el boliviano Andrés Santa Cruz.
Cuatrocientos años atrás unos hombres blancos con brillantes armaduras destruyeron el
imperio del Sol y subyugaron una raza. En 1836 un descendiente de conquistadores
comienza a dar cima a su esfuerzo de reconstruir el imperio destruido. Ensueño que el
joven Andrés alentó desde sus primeros años, su madre le narraba relatos a orillas del
lago sagrado, historias de remotos Incas que reinaban pacíficos y patriciales sobre un
pueblo disciplinado culto y laborioso.
El ensueño de Santa Cruz tiene como origen su niñez, por historias que le contaba su
madre; son fuerzas confusas e inmateriales las que determinaron que Andrés Santa Cruz
consagre su existencia al cumplimiento de ese anhelo que ahora parece próximo a
convertirse en realidad.
El horizonte se ha despejado, sus enemigos han muerto o se hallan en derrota. Salaverry
no es mas que un cuerpo inerte, Gamarra se encuentra exiliado sin poder ni fuerza para
poder tentar contra el. Ha batido a todo aquel que planeaba levantar obstáculos en su
camino.
Santa Cruz retorna a Bolivia y es recibido con todos los honores, ya que es la primera vez
que un general boliviano retorna vencedor en tierra extranjera. El país entero no escatima
su aplauso regocijando a ese gobernante ejemplar que le ha salvado del riesgo inminente
de una invasión.

Página 21

Se suceden varios días de festejos públicos y agasajos al Presidente. Le comparan con
Sucre y Bolivar y le ofrecen su lealtad eterna.
Las dos victorias conseguidas han vigorizado la fe y enardecido el entusiasmo de sus
tropas, por primera vez las tropas bolivianas tienen un propósito y son guiadas a cumplir
su deber y proteger su país, además de recibir sus sueldos a tiempo, su ejército no tiene
ningún interés de que Santa Cruz deje de comandarlos, formo un ejército leal y
disciplinado.
Pero su ejército posee un talón de Aquiles, su ejército carece de flotas, Salaverry con los
escasos bajeles que disponía ha demostrado necesaria la fuerza marítima tanto para
demostrar supremacía en tierra como en un medio de escape eficiente y rápido.
Santa Cruz convoca asambleas regionales en las que con el deseo del pueblo se cree la
Confederación.
El presidente Orbegoso en cumplimiento de una estipulación del tratado de auxilios
suscrito con Santa Cruz, ha llamado a dos asambleas deliberantes en las que estarán
delegados nor y sur peruanos.
El tema principal seria la confederación, los bloques del sur se hallan formados por
Arequipa, Cuzco, Puno y Ayacucho. Sus representantes se citan en Sicuani. Quienes
nombran a Santa Cruz con el cargo de “Supremo Protector”, dándole todos los honores.
El bloque norte está conformado por Junín, Lima, Libertad y Amazonas, que se reunirán
en Huaura situada al norte de Lima, este bloque presentaba resistencia y estaba en
contra de la formación de la confederación.
Por dificultades esta reunión se demora, Santa Cruz ve todo retraso como perjudicial así
que convoca a un congreso Extraordinario, la reunión se llevaría a cabo en el pueblito de
Tapacarí, situado en el departamento de Cochabamba.
Nor Perú mantendrá el mismo pabellón escudo de armas y moneda usada hasta la fecha
pero también seguirán las leyes de la Confederación.
El supremo protector estará a cargo

de elegir a los plenipotenciarios del Estado,

determinar el número de diputados para el congreso constituyente.

Página 22

Los obstáculos están vencidos, desde Ayacucho donde se encuentra, Santa Cruz se
dirige a Lima, ciudad en la que entra en triunfo el 15 de agosto.
Se hace la ceremonia que es semejante a una coronación. En el salón principal del
palacio de gobierno de Lima, se han dispuesto tres enormes sillones, Santa Cruz ocupa el
del centro, a su derecha el presidente de la asamblea Evaristo Gómez Sánchez, a su
izquierda el presidente provisional Luis José de Orbegoso. A ambos costados el concejo
de Estado, los diputados de la comisión designada para recibir el juramento del
“Protector”, el cuerpo diplomático, generales del ejército, el Cabildo Eclesiástico, los
prelados de órdenes religiosas; la Universidad, la Corte Suprema de Justicia; empleados
de la administración local y gran número de particulares.
El viejo ensueño se ha realizado.
¿POR QUÉ DIOS MÍO, POR QUÉ?
Santa Cruz procede a la reconstrucción del Perú, donde las revueltas civiles habían
cegado casi toda fuente de riqueza pública.
Promulga un reglamento de comercio solicitando a los ministros extranjeros que sugieran
iniciativas para mejorar y perfeccionar su funcionamiento y estructura.
Para ayudar con el desarrollo del Perú cancela la deuda interna y externa, mediante un
severo régimen de economías en las que el mismo brinda el ejemplo. Aumenta el número
de aduanas y pone fin a aduanillas interiores.
Llega a exportar 14900 quintales de azúcar a Inglaterra en

1838, en 1834 solo se

alcanzaba 120 quintales.
La exportación del salitre sube de 11200 quintales a 165369.
Uniforma y reglamenta la moneda de los tres estados, Unifica los códigos dejando en
vigencia ka legislación boliviana; es importante lograr la unión de ambos países.
Con los Estados Unidos de América realiza un tratado de paz, amistad, comercio y
navegación; tratado similar es firmado con Gran Bretaña.

Página 23

Fomenta la instrucción pública, creando nuevas escuelas públicas. Funda colegio teórico
y práctico en agricultura, horticultura y botánica. Comienza a construir un camino carretero
entre La Paz y Arica, convencido de las dificultades que presenta Cobija.
En cuanto a lo militar procura armonizar la estructura de los antiguos ejércitos de Bolivia y
Perú. Nivela el tiempo de ambos países; 6 años para infantería, 8 para caballería y
artillería y 12 para los músicos. Establece premios y aumenta salarios para los que
concurran batallas internacionales y fija sanciones severas para los desertores.
Santa Cruz estaba consciente de que la Confederación nace impopular y cada día
pregunta a Dios ¿Por qué Dios mío, por qué?, nadie puede entender su idea, los países
se necesitan para subsistir, por lo que forma asambleas para tomar en cuenta los puntos
importantes.
Cada republica tendrá su propio gobierno con arreglo a sus leyes fundamentales; mas las
tres repúblicas confederadas tendrán un “Gobierno General”.
Pero a pesar de todo existía descontento por parte de los bolivianos y por parte de los del
Perú del norte; la Confederación nace impopular. Los bolivianos lo acusaban por no
actuar como verdadero boliviano y los peruanos no olvidaban su bolivianismo.
Se empieza a notar duda en Santa Cruz, empieza a preguntar a sus generales que
opinaban de la Confederación, todos se sorprendía de verlo, unos meses antes seguro de
si mismo y ahora dudando de todo, siempre fue un hombre desconfiado y ahora mas que
nunca, un día comenta con Morán que planeaba dejar fuera de la confederación al Nor
Perú, ya que estos no compartían ss mismas ideas, sabía que Sur Perú le era fiel y le
seguiría a donde vaya, sabía que a la minima oportunidad La Paz y Arica se levantarían
contra el.
Pronto la Confederación comienza a minarse sin haber alcanzado su edad adulta y quizás
ya esta pérdida antes de hacer aparición su enemigo tradicional, Chile.
DIEGO PORTALES
La confederación era amenazada desde mucho tiempo atrás, por enemigos externos.

Página 24

Esta vez el peligro se cierne desde chile, temían ser absorbidos por esta nueva potencia
continental en gestación, consideraban a la confederación un peligro inminente para la
pequeña república del sur.
Así, que querían atacarla ahora ya que la confederación todavía no estaba consolidada,
asentada la confederación, resultara menguada y acaso perdida la naciente hegemonía
chilena en el pacifico del sur.
Durante los primeros años de su vida republicana, chile mantiene relaciones amistosas
con el Perú y Bolivia. Pero hacia 1832, comienzan a vislumbrarse las primeras sombras,
coincidentes con la aparición

en el escenario de un político chileno de un hombre

autoritario, antiguo comerciante en lima: Diego Portales.
Desde tal año el gobierno chileno inicia una guerra comercial. Duplica los derechos
aduaneros sobre el azúcar proveniente del Perú, simultáneamente apremia al gobierno
peruano para el pago de créditos y empréstitos otorgados durante la guerra de la
independencia, calculando su monto en 12.820,080 pesos, por ultimo adopta
disposiciones para hacer de Valparaíso el principal puerto del pacifico austral.
Ya en agosto de 1832 portales declara: “hemos puesto a las azucares peruanas tres
pesos por arroba, resolución que puede muy bien arrancar o mover al gobierno peruano a
tomar de gravar, y entonces no habría otro recurso que volver a atrasar en la más
vergonzosa desgracia y libertarles las azucares de todo derecho, si así lo querían los
peruanos, o irnos sobre ellos con un ejército”.
Y no contento con ello, fija, en 2 de septiembre del mismo año, el plazo de un año y medio
para atacar militarmente a Perú.
Sus propósitos belicosos crecen de punto, cuando desde la montaña andina, desciende
un guerrero dispuesto a realizar la fusión entre Bolivia y Perú.
Portales se percata que la guerra es el único medio de malograr el fortalecimiento de la
confederación.
Jamás podrá inculparse a Santa Cruz de alentar propósitos

hostiles contra chile. Al

contrario, tratara aun en sus últimos momentos de gobernantes, de vivir en paz con el
vecino del sur, de negociar con él, de aplacarle. Y este error de apreciación determinara
finalmente su caída.
Página 25

Los rasgos físicos de portales, firmes y pronunciados denuncian al hombre de energía y
vitalidad, de autoritario don de mando. Posee innata propensión a actuar en la sombra.
Talvez una prueba de esa inclinación, está en la renuncia que formula del cargo de
vicepresidente en 1831.
De origen aristocrático, se declara intransigente conservador en política y se convierte en
mandatario despótico. Para imponer el orden, tomó duras medidas, que incluían
destierros y fusilamientos de los opositores al régimen. Vio en la creación de
la Confederación Perú-Boliviana una amenaza para Chile, por lo que impulsó la guerra
contra ella.
Chile aduce que santa cruz es un peligro para la paz y estabilidad del continente
americano, sin tener alguna prueba de ello. Remate
Un incidente concurre a agravar la situación. Uno de los exiliados en el Perú tras la
victoria conservadora en Chile fue el ex Director Supremo, el Capitán General Ramón
Freire. En circunstancias extrañas para la época, Freire consiguió adquirir por intermedio
de terceros el arriendo de dos buques de guerra confederados, al parecer contando al
mismo tiempo con el apoyo tácito de Luis Orbegoso y Andrés de Santa Cruz. Si bien el
único propósito que Freire tendría con esos buques era derrocar al gobierno dictatorial de
Prieto; existen pruebas contradictorias acerca de la responsabilidad y conocimiento de
Orbegoso y Santa Cruz. Mientras diversos historiadores argumentan que ambos
desconocían de la situación, otros cuestionan esto, tomando como prueba de culpabilidad
una de las muchas cartas que Orbegoso escribió a Santa Cruz.
Así, el "Orbegoso" y el "Monteagudo" partieron hacia Chile. La expedición de Freire
consistía en llegar a la Isla Grande de Chiloé, establecer su autoridad en esa parte del
país e invadir el territorio chileno continental. Si bien el "Orbegozo" cumplió su objetivo al
capturar uno de los fuertes más importantes del archipiélago, el Monteagudo se sublevó y
se entregó a manos gubernamentales. Freire, quien no sabía de estos acontecimientos,
fue engañado por la tripulación rebelde del "Monteagudo", tomado prisionero y confinado
al Archipiélago Juan Fernández por órdenes directas de Portales.
La fracasada expedición constituye un excelente pretexto de gobierno de Santiago para
acusar a Santa Cruz de haberla promovido y fomentado. Resuelto a iniciar las

Página 26

hostilidades, Portales dispone de inmediata salida de Valparaíso, del bergantín “Aquiles” y
de la goleta “colo-colo” con órdenes de apoderarse de la escuadra peruana.
El 21 de agosto se consuman sorpresivamente el atentado en Callao y caen en manos
chilenas los buques “Arequipeño”, “Santa cruz” y “Peruviana”.
En un arranque de cólera, poco habitual en Santa Cruz, ordena la captura del cónsul
chileno Lavalle, quien es llevado a prisión y retenido por diez minutos.
Interviene luego el cónsul ingles Bedford Hinton Wilson y merced a sus gestiones se logra
que el jefe de la expedición marítima chilena, Victorino Garrido, y el gobernador del
Callao, general Ramón Herrera, firmen un convenio por el que la escuadra chilena se
compromete a no realizar nuevas capturas, aunque los barcos apresados quedan en
poder de chile hasta la firma de un acuerdo definitivo.
Garrido ingresa a Valparaíso

el 23 de septiembre y encuentra la desaprobación de

portales, quien consigue que el gobierno chileno no ratifique el tratado. Unos días
después, el ministro envía un mensaje al congreso, pidiendo autorización para declarar la
guerra a la confederación Perú-Boliviana (10 de octubre de 1836).
El congreso chileno, aprueba una ley que autoriza a hacer la guerra.
El golpe de mano de Garrido al apoderarse de los buques peruanos en el Callao,
insignificante en apariencia, cobra trascendencia incalculable para el futuro desarrollo de
las operaciones militares entre ambos países. Y así en efecto, la flota que ahora se arma
en contra de Santa Cruz, está formada casi en su integridad por buques que
anteriormente pertenecían a la confederación.
Una flota chilena llega a Callao el 30 de octubre de 1836 en mando de Mariano Egaña,
después de 12 días de permanencia en el puerto, Egaña anuncia la declaración de
guerra y se retira hacia el sur.
El 26 de diciembre del mismo año, el gobierno chileno la aprueba con los siguientes
consideraciones:
1.- el general Andrés Santa Cruz, presidente de la república de Bolivia, amenaza la
independencia de las otras repúblicas suramericanas.

Página 27

2.-el gobierno peruano, con influencia del general Santa Cruz, ha consentido en medio de
la paz la invasión del territorio chileno por un armamento de buques de la republica
peruana, destinado a introducir la discordia y la guerra civil entre los pueblos de chile.
Santa Cruz por segunda vez niega con énfasis haber participado en la expedición Freire.
Pero los gobernantes chilenos hacen pesar sobre el la acusación. Chile imputa así mismo
a Santa Cruz de restarle importancia comercial a Valparaíso.
Santa Cruz aunque militarmente superior a sus adversarios, rehúye a la lucha, pues no
ignora que la confederación esta resquebrajada por dentro. Multiplica sus esfuerzos para
lograr consolidación, es un hombre que quiere vivir en paz y consolidar su obra.
Destaca plenipotenciarios ante el gobierno de Santiago. Envía a su comisionado
Casimiro Olañeta, quien posteriormente habrá de traicionarle, su único objetivo era el de
negociar la paz. El 11 de noviembre de 1836 Olañeta presenta credenciales para negociar
la paz. Portales no guarda la misma cortesía con el ministro crucino. El 10 de diciembre
responde con lenguaje nada diplomático. Pidiendo varias condiciones que en si resumidas
exigen que la confederación sea disuelta.
Olañeta contesta que Bolivia es una nación soberana y capacitada. Portales responde
entregándole sus pasaportes. Pero esta vez también ha sido traicionado Santa Cruz.
Olañeta procede con falsedad y doblez en las comunicaciones oficiales, en una
conversación con Portales le da a conocer que su deseo es hacer caer cuanto antes a
Santa Cruz y que solo ese es el motivo de su estadía en chile. Llama el “Cholo” a su
presidente.
Cuando Santa Cruz se convence de que nada detendrá la guerra, se apresta a luchar.
Santa Cruz barrunta que el plan chileno consiste en cercarle y distraer a sus fuerzas
atacándolas por dos fronteras. Sabe también que deberá luchar contra argentinos y
chilenos simultáneamente. Desarrolla un plan audaz, para anticiparse a sus enemigos y
hacer que la guerra se desarrolle en el mismo corazón del territorio chileno. Encarga al
general Burdett O´connor, la exploración del territorio comprendido desde Cotaiga y
Atacama, pues considera la posibilidad de atravesar el desierto y atacar a los chilenos por
donde menos se lo esperan.

Página 28

No obstante transcurre algún tiempo antes que chile inicie actividades bélicas, portales
alista un ejército expedicionario. El ejército chileno también se compone por una pequeña
fracción de voluntarios peruanos.
La expedición se forma el Valparaíso y Quillota, portales piensa que al fin podrá
deshacerse de Santa Cruz del cual nunca recibió ningún agravio.
El 3 de junio de 1837 el cuerpo expedicionario se amotina en Quillota y apresa al propio
Portales, lo encabeza el coronel Vidaurre, quien redacta un memorial en el que acusa al
ministro por sus actitudes despóticas. Decide a si mismo suspender las actividades por
ahora contra el Perú, luego se dirigen al Valparaíso, donde lo espera Blanco Escalada,
Vidaurre también obliga a Portales a enviar un carta al vicealmirante Blanco Escalada,
ordenándole su sometimiento a las fuerzas rebeldes, portales accede en un desesperado
intento de salvar la vida. Al llegar a una quebrada llamada el Barón, y cuando las tropas
insurgentes toman contacto con las tropas de Blanco, un capitán de nombre Florín se
aproxima al birlocho en el que se encuentra Portales y grita que baje el ministro, ayudado
por dos soldados baja Portales, Florín le dice que se hinque a Portales, y después Florín
ordena a los soldados que le acompañan hagan fuego contra el Ministro.
Portales al escuchar eso pronuncia estas palabras “¿es posible, soldados, que tiréis
contra mí?”, los soldados titubearon un momento pero ante la insistencia de Florín
dispararon contra Portales. Muere Portales, pero el motín es sofocado.
Se acusa a Santa Cruz como instigador del asesinato. El declara que no tuvo nada que
ver en la revolución de Quillota, y mucho menos en la desgraciada muerte de portales.
Desaparecido Portales, Santa Cruz juzga que la guerra podrá ser detenida y acaso
evitada, inicia nuevas gestiones de paz, mediante su ministro Olañeta, ofrece enviar otros
plenipotenciarios a chile. El gobierno de Santiago no responde.
Grande es su error, la muerte del ministro Portales, suscita en el pueblo chileno una
ráfaga de reacción nacionalista y da contenido patriótico a la guerra contra el Perú y
Bolivia. Santa Cruz es informado de esta situación, y se da cuenta que la guerra es
inevitable. Hasta el llegan notas anónimas amenazando su vida, y ello motiva a que
redoble sus precauciones.

Página 29

Clausura Callao para los navíos que vienen o se dirigen a chile, prohíbe toda
comunicación comercial o particular con la nación enemiga, no ignora que el gabinete de
Santiago cuenta con la colaboración de emigrados peruanos, ordena que si Gamarra en
encontrado en territorio peruano sea fusilado en el acto. Advierte que la conspiración esta
en muchas partes del Perú, y sabe que es más peligroso una conspiración interna que la
presencia del ejército chileno.
Santa Cruz abandona al Perú y se dirige a Bolivia, pues ha sabido que los argentinos
también amagan la frontera sur. Orbegoso queda como presidente del estado mayor
peruano.
El plan chileno comienza a entrar en ejecución, distraer al protector, crearle enemigos en
todas partes, fomentar la disensión interna. Por último, cuando se informa que la
expedición chilena comandada por Blanco Encalada ha hecho su aparición en el puerto
de Arica, se dirige al congreso reunido en la paz.
La patria está en peligro. La amenazan por dentro y por fuera, los enemigos externos y los
malos hijos.
Santa Cruz, deberá pelear contra chilenos, argentinos y los propios bolivianos. No puede
confiar ni en sus más íntimos colaboradores. Pese a ello, acepta el reto y, como los viejos
campeones de gesta, se lanza a la batalla.
PAUCARPATA
Ocho buques de guerra y diez y seis transportes se encuentran en Valparaíso, es la flota
chilena que se presta a zarpar, llevando al Perú el ejército expedicionario de Blanco
Encalada. Santa Cruz ha perdido el dominio del mar.
El 15 de septiembre de 1837, esa flota enfila proas rumbo al norte, llevando la guerra a
las tierras del Inca.
El 22, la flota arriba al puerto peruano de Iquique. Desembarca un piquete y al son de una
banda de músicos, anuncia la liberación del Perú. Nadie los escucha, pues los pobladores
han huido tras su aproximación.
El 24, Arica. Efectúan un segundo desembarco, sin encontrar enemigos, en la noche los
soldados chilenos asaltan el edificio de la aduana y hurtan las mercancías.
Página 30

En Arica se le traiciona una vez más a Santa Cruz, un general boliviano destaca hasta
Blanco al coronel peruano José Ponce, para anoticiarle que según avancen las fuerzas
chilenas el efectuara un revolución contra Santa Cruz en La Paz, le sugiere también que
se dirija a Tacna, para operar desde su localidad, Blanco temiendo de que sea una
trampa sigue con su plan original.
Al atardecer del 29 de septiembre de 1837, la flota chilena atraca en Islay, y es recibida
con indiferencia. Es este el sitio elegido por Blanco para efectuar el desembarco de la
fuerza expedicionaria. No obstante, a último momento decide que el desembarco se
realice en Quilca.

Los chilenos suman tres mil doscientos hombres. Es comandante en jefe el general
Manuel Blanco Encalada, él toma la misión como una cruzada, en la que su papel es la de
redentor de los pueblos oprimidos. No odia a Santa Cruz, pero tiene un concepto falso de
la situación, desconoce en absoluto el terreno donde debe actuar.
El plan de Blanco Encalada es ocupar Arequipa, pues se ha enterado que aquella región
es prodiga en recursos y no se halla suficientemente defendida, tiene delante de si el
desierto que vencer, antes de enfrentar a las tropas crucinas.
El 5 de octubre de 1837, comienza la caminata del ejército chileno, las condiciones en la
que se realiza son precarias, no hay agua en la región y los soldados deben llevar
personalmente su armamento.
Atraviesan el valle de Sihuas y descansan en la hacienda Pachagui que le brinda alimento
y descanso, pese a todo hay ya muchos enfermos y tres soldados han muerto en la
caminata. La marcha prosigue el día 9. Finalmente es vencido el desierto y las tropas
ingresan al valle de Vítor, región más socorrida. Se hace alto en la hacienda Churunga.
Los pobladores niegan y esconden recursos

que podrían ofrecer al ejército

expedicionario. Les declaran a los chilenos una guerra de recursos, sorda, callada pero
eficaz. Se destaca a algunos emisarios para informar sobre la situación actual a Blanco.
Vuelven estos trayendo impresiones engañosas. Se le dice al general chileno que
Arequipa espera con ansias al ejército expedicionario, y que no se sabe el paradero de
Santa Cruz.

Página 31

El 12 de octubre ingresa en Arequipa, sin haber disparado un tiro, la población se muestra
fría ante la llega de estos, al día siguiente Blanco convoca a cabildo abierto, allí designa
jefe supremo de la republica al general Gutiérrez de la Fuente.
Los arequipeños, seguidores de Santa Cruz, continúan llevando contra el ejército de
Blanco su guerra de brazos caídos.
Blanco comienza a inquietarse por la falta de noticas sobre Santa Cruz. Es una guerra de
nervios. Santa Cruz está desmoralizando previamente al adversario. La fuente le ha
asegurado a Blanco completar dos

batallones en Arequipa y proporcionarle además

ochocientas mulas y cien mil pesos, al llegar a la ciudad no se ve nada de eso.
Al desembarcar en Quillca, el comandante chileno supo que en Arequipa se encontraba el
general Blas Cerdeña, pero a su llegada este también ha desaparecido. Muy
confusamente alguien le anoticia que Cerdeña se ha replegado a puquina, a las catorce
leguas de Arequipa. Cerdeña teniendo en cuenta la situación de Blanco se limita a
amargarle con partida de montoneros que acosan aisladamente a los chilenos,
teniéndolos siempre activos, quitándoles noches de sueño. Blanco intenta atacarlo dos
veces sin tener éxito lo que aumenta el desaliento entre sus hombres.
El 3 de noviembre se le es informado que Cerdeña ha avanzado hasta Poxi y que Santa
Cruz iba a reforzarle, Blanco moviliza a todo su ejército para adelantarse a las acciones
de estos, pero cuando llega al lugar lo encuentra desértico, otra vez fue engañado.
Cada día que pasa la situación se vuelve más crítica para los chilenos, no tienen
recursos, tienen a trescientos hombres enfermos. Blanco Encalada está cercado física y
espiritualmente.
El protector se enteró del desembarco de las tropas chilenas cuando se encontraba en La
Paz, anuncia las fuerzas chilenas en un mensaje al congreso, después de sofocar el
motín en Oruro, parte a la cabeza de sus tropas al norte.
Llega hasta el la noticia de la muerte de Avilés uno de los mejores jefes, también del
general Anglada, los contratiempos no se detienen hay, el 17 de enero de 1836 la fragata
peruana “confederación” es capturada por la flota chilena donde cae prisionero el general
José Ballivian, unos de los más valientes jefes con que cuenta Santa Cruz.

Página 32

Santa Cruz emprende la marcha. Convoca a sus generales Nieto, Cerdeña, Morán,
Herrera, O´Connor.
Momentos antes de emprender el viaje Santa Cruz recibe un mensaje del general López.
Es una nota de adhesión y acatamiento al protector, en vez de agradarle el mensaje
Santa Cruz lo toma como una alerta ya que conoce las intenciones de sus compatriotas.
Unos días después de la predicción, sus sospechas se ven confirmadas. Al ingresar a
Puno, un cabo del batallón Zepita se acerca la protector y le anoticia que López anda en
labores revolucionarios en Oruro acompañado de un capitán llamado Agustín Morales.
De Lima parte la división Vigil, esta se iba a encargar que Blanco Encalada no huya hacia
el mar, y dejarlo aislado en el interior del territorio peruano, la división Vigil avanza
rápidamente por Acarí, Caravelí, Chuquibamba. En los primeros días de noviembre sale
de Lima otra división comandada por Otero, para reforzar las tropas de Vigil. El 5 de
noviembre se reúne Santa Cruz con ejercito de Cerdeña en Usuña, el 6 marcha con todo
el ejército a Polovaya y el 7 se posesiona en Poxi.
Santa Cruz está informado de todos los movimientos de Blanco, también se entera del
arribo de la división Vigil en su posición, cortándole la retirada hacia al mar a Blanco,
además los chilenos cada día tienen más enfermos, menos recursos, es solo cuestión de
esperar.
Blanco por medio del general crucino Ramón Herrera, propone un torneo a Santa Cruz el
cual este rechaza, pero no es únicamente el desdén de Santa Cruz lo que debe soportar
Blanco, también debe soportar a los jefes peruanos descontentos, ya que a estos les
inquieta que Blanco intente entrar en conversaciones y arreglos con Santa Cruz. Algo
más tiene Blanco para desalentarse, el general López, aquel que le dijo que crearía una
revolución contra el protector, se unió Cerdeña fugando después ha Chuquisaca.
Blanco se encuentra solo, sin recursos y debe hacerle frente a la situación sin esperar
ayuda extranjera.
El 14 de octubre de 1837, Santa Cruz se resguarda en los altos de Paucarpata, llega al
estanque de San Lucas de Paucarpata, echa una mirada y exclama “estamos en el balcón
de Arequipa”, y en efecto, su situación es privilegiada puede desde allí dominar a su
enemigo. Santa Cruz teniendo en cuenta todos los factores en su favor, teniendo en frente
a un ejército desmoralizado, prefiere entrar en conversación con Blanco Encalada.
Página 33

El 14 de noviembre, Santa Cruz envía un parlamentario a Blanco Encalada y lo invita a
una entrevista en el poblado de Paucarpata. Blanco Encalada acepta la propuesta, es
como una salvación providencial para él y para el ejército chileno.
Acude a Paucarpata en la casa cural lo espera a Santa Cruz, para sorpresa de Blanco, él
es recibido con un abrazo por Santa Cruz, su trato es de lo más cordial y amistoso, el
esperaba frialdad de parte de él, pero recibe todo lo contrario, su charla dura unas dos
horas, Santa Cruz ratifica sus propósitos pacifistas con Blanco, en la noche cenan juntos,
a las once de la noche Blanco se retira. Al dia siguiente reúne al congreso de guerra, al
que somete un tratado de paz. Se acepta el proyecto sin vacila.
El tratado es suscrito el 17 de noviembre de 1837 y en “el nombre de dios todopoderoso,
autor y legislador de las sociedades humanas” Blanco Encalada y Anselmo Quiroz
establecen la paz y amistad entre la confederación Perú-boliviana y la república de Chile.
Chile se compromete a devolver los b arcos de la confederación a los ocho días de haber
firmado el tratado, a retirarse de al puerto de Quilca, y retornar a su país, también se
comprometen a no consentir que en sus respectivos territorios se creen planes
revolucionarios contra el otro. El protector advierte el descontento que su actitud ha
causado en sus hombres.
En Paucarpata su situación es de indudable ventaja sobre el enemigo. Pero sabe que una
derrota, podría desmoronar a la confederación.
Su generosidad con los chiles sobrepasa los límites de la prudencia, Santa Cruz
festejando el tratado ordena desde el día 19, una parada militar en el campo de
Miraflores, en la cual se hacen participes el propio Blanco Encalada y dos batallones
chilenos: Portales y el Valdivia.
El 19 en la noche Blanco vuelve a cenar con Santa Cruz, los dos hombres han intimado
amistad.
El descontento es tan evidente en la población arequipeña que el día 20, cuando los
chilenos se empiezan a retirar gritan” ¡mueran los chilenos!” lo cual alarma al protector.
El 21 en la tarde Blanco se despide de Santa Cruz, este emprende viaje rumbo a las
costas de Quilca, navíos chilenos esperan hay, antes del reembarque Santa Cruz obtiene

Página 34

toda la caballería del ejército chileno a un precio exagerado, el protector exagera en el
agasajo.
Disminuye el ejército y disuelve los cuerpos provinciales, comete un error pero, reduce las
flotas a tres corbetas.
El 15 de diciembre de 1837 vuelen los barcos chilenos a Valparaíso, sin gloria, quizá
avergonzados por haber encontrado amistad y nobleza donde fue a buscar odios y
destrucción.
TRES BATALLAS, TRES VICTORIAS
El 19 de mayo de 1837, los habitantes de Buenos Aires conocen la siguiente declaración
de guerra: ¡viva la federación!
El gobierno encarga de las relaciones exteriores de la república en nombre y con sufragio
de la confederación argentina, considerando:
Que el general don Andrés de Santa Cruz ha promovido la anarquía en la confederación
argentina, consintiendo y auxiliando las expediciones armadas en el territorio de Bolivia
que han invadido la república. Que a las reclamaciones de estos despojos no han
contestado.
Declara: que en atención a los multiplicados actos de hostilidad designados y
comprobados, la confederación Argentina está en guerra con el gobierno del general
Santa Cruz y sus sostenedores.
Que la confederación argentina rehusara la paz y toda transacción con el general Santa
Cruz.
Diversas son las causas que determinan esta resolución del autócrata argentino.
Jujuy, provincia del norte recientemente separada de Salta, es motivo de grandes
preocupaciones, ya que advierte en ella tendencias de unitarismo, además que muchos
de sus habitantes quieren anexarse a Bolivia, como un recurso desesperado contra la
tiranía de Rosas. El 3 de enero de 1835 los gobiernos de Salta, Tucumán y Santiago del
Estero, pactan solemnemente combatir la idea de anexión de Jujuy a Bolivia.

Página 35

Rosas sabe que la influencia boliviana es indudable, del norte argentino se viaja con mas
facilidad a sucre o potosí, la misma geografía favorece a Bolivia, pues las provincias del
norte tienen más similitud con el territorio boliviano.
Rosas detesta a Santa Cruz, aun no olvida que en 1833el gobierno argentino nombra
como

representante diplomático a Pedro Feliciano Cavía encargado de reclamar la

devolución del departamento de Tarija a la argentina, Santa Cruz obliga a este a dar
vuelta desde Tupiza, sin atender su reclamo. Hay también algo mas, que Rosas no
perdona a Santa Cruz: la ayuda y protección que este ha brindado a los “unitarios” que
buscaran refugio en Bolivia.
Hay un factor que determina en forma decisiva la declaración de guerra:

La influencia chilena

Es política de portales, y de sus sucesores, después, crearle problemas a Santa Cruz. El
plan de asedio al protector tiene vastos alcances y pretende acosarle por tres fronteras: la
de Chile, la del Ecuador, y la de Argentina.
En octubre de 1836, el gobierno chileno le propone al presidente del ecuador una alianza
en contra de la confederación Perú-boliviana. El tacto y las diligencia de Santa Cruz se
anticipan a sus proyectos. Envía a su vez a un ministro plenipotenciario al Gran Mariscal
Guillermo Miller, y este, en 20 de noviembre de 1836, logra firmar con Antonio Morales,
ministro de relaciones públicas del Ecuador, un Tratado de amistad y alianza, que
asegura la tranquilidad de la frontera norte del Perú. Es un triunfo diplomático completo.
No ocurre lo mismo con Argentina, los primeros días de septiembre de 1836, Chile envía
a la Argentina a dos agentes confidenciales, Francisco Javier Rosales y José Joaquín
Pérez, encargados de la misma misión: proponer una alianza en contra de la
confederación Perú-boliviana.
Rosales lleva consigo unos documentos inventados, en los que Santa Cruz aparece con
proyectos de anexar a Bolivia las provincias de Catamarca, Tucumán, Salta, Jujuy y Cuyo.
Santa Cruz actuaría en junto con los unitarios argentinos refugiados tanto en Bolivia como
en el Uruguay. Una vez en Buenos Aires, Rosales muestra los documentos que porta
produciendo una inquietud en los gobernantes argentinos. La desconfianza argentina
crece día a día.
Página 36

La verdad es que Santa Cruz, anoticiado e los trajines chilenos, comienza a adoptar sus
precauciones, tanto en lo diplomático como en lo militar.
En diciembre de 1836 ordena al ministro de Bolivia en Buenos Aires, general Mariano
Armaza, que se aproxime ante Rosas y que le reitere la amistosa disposición del gobierno
de Bolivia, el mismo se dirige al mandatario argentino el 5 de abril de 1837 y le reafirma
sus pacíficos propósitos. Rosas desprecia todo intento de acercamiento.
Santa Cruz también ha previsto este resultado, y desde mediados de 1836, comienza a
organizar sus fuerzas militares en la frontera argentina, sabiendo que no se trata de
meras bravatas llama al general Francisco Burdett O´Connor, experto y conocedor de la
región, le da un batallón de infantería y un regimiento de caballería, con este debe
marchar hacia Tarija y poner a toda la provincia en estado de defensa contra argentina.
Paulatinamente, la situación va agravándose, Rosas habla ya con desenfado y remite al
general Alejandro Heredia 500 fusiles, 400 carabinas y otro material de combate. El 13 de
febrero, dicta un decreto clausurando la frontera argentina con Bolivia, para todo comercio
y comunicación, el 8 de mayo, designa al mismo Heredia general del ejército Argentino en
contra del tirano Santa Cruz.
Finalmente, el 19 de mayo de 1837, declara la guerra a Bolivia.
Santa Cruz se apresta a la guerra y designa General en jefe del ejército del sur al General
Otto Felipe Braun, le asesora un brillante estado mayor: el irlandés Francisco Burdett
O´Conner, el general Sebastián Agreda y Timoteo Raña, un tarijeño temerario.
Braun pone su cuartel general en Tupiza y a fines de agosto de 1837 pone a sus tropas
en marcha hacia la frontera de argentina, el ejército no supera a los 2400 hombres,
chicheños y tarijeños en su mayoría. Santa Cruz no puede atender personalmente esta
campaña, pues urgentes asuntos políticos y la amenaza de invasión chilena, lo retienen
en el Perú.
El 1 de septiembre llegan a Jujuy las fuerzas del coronel Heredia. El día 7 de septiembre,
Heredia decide marchar hacia la quebrada de Huamahuaca. A su vez Braun ocupa la
localidad fronteriza de Quiaca continuando luego marcha hacia el sur, ya en territorio
argentino, por la misma quebrada de Huamahuaca.

Página 37

El 13 de septiembre de 1837 chocan ambas vanguardias en el sitio denominado Santa
Bárbara, la fracción boliviana esta comandada por el Teniente Coronel Fernando
Campero y la componen unos doscientos veinte hombres de infantería y un grupo de
caballería. el combate se inicia a las 8 de la mañana y se extiende por algunas horas,
según el parte del general Braun, los argentinos sumaban ochocientos hombres. Los
bolivianos los batieron y los escarmentaron, dejando en el campo 150 muertos y heridos,
por nuestra parte quedaron fuera de combate veinte individuos de tropas.
Libres ya de enemigos, las tropas bolivianas avanzan hasta Chorrillos, situada a ochenta
leguas de la frontera, mientras que el general Heredia retrocede hasta Salta.
Primera batalla, primera victoria.
Sin adversarios contra quienes combatir Braun retorna hacia la frontera, situando su
cuartel general en Yavi, sitio cercano a la población fronteriza de la Quiaca. Permanece
allí, en actitud pasiva hasta el mes de abril de 1838.
Santa Cruz se libera momentáneamente de los problemas en el Perú y viaja hasta
Moraya, localidad boliviana situada a nueve leguas de la frontera con argentina, platica
con Braun e informado de la situación, el 18 de abril, expide un decreto donde declara
concluida la guerra y ordena la disolución de los batallones voluntarios.
El general Braun regresa a Tupiza, pero la guerra le ha enseñado a ser supervisor asi
que, con los efectivos que aún posee organiza su reducido ejercito de apenas 1219
hombres, ha dejado en Iruya una vanguardia diminuta al mando del coronel Timoteo
Raña, como fracción de seguridad y observación.
A fines de mayo, una división argentina al mando del general Gregorio Paz se introduce
por el rio seco a la quebrada de Acambuco y a la pampa de las trincheras, capturando a
algunas fracciones adelantadas de Bolivia.
Algunos días más tarde, el 11 de junio de 1838, otra división argentina esta comandada
por el mismo Heredia, intenta efectuar un ataque sorpresivo contra la guarnición del
coronel Raña.
El asalto se da en el amanecer dura 9 horas, los argentinos son derrotados, acaba de
liberarse el combate de Iruya y por segunda vez, el triunfo ha sido para las fuerzas de
Santa Cruz. Dos batallas, Dos victorias.
Página 38

En conocimiento del avance del general argentino Paz, las fuerzas acantonadas en
Tupiza, siempre bajo el mando de Braun se movilizan con precaución hacia Tarija, donde
se les suman algunas fracciones del famoso Eustaquio Méndez.
En Tarija Braun se entera de que los argentinos han ocupado el valle de San Luis de
entre Ríos. Como quiera que este avance representa serio peligro para la ciudad, así que
decide utilizar la totalidad de sus recursos para contenerlo.
En la madrugada del 24 de junio de 1838, argentinos y bolivianos traban combate en las
serranías de Montenegro. Los soldados de la confederación Perú-boliviana, capturan
prisioneros a 20 oficiales argentinos, a 292 hombres de tropa y considerable material
bélico.
La tercera batalla, La tercera victoria.
Con el triunfo en Montenegro desparece el peligro de una invasión de la frontera sur a
Bolivia, Santa Cruz a desbaratado los planes chilenos, al triunfar diplomáticamente con
Ecuador y por las armas en Argentina. Santa Cruz n su deseo de consolidar la seguridad
militar, incorpora a Bolivia el territorio argentino de Puna, perteneciente a la provincia de
Jujuy.
Unos meses más tarde, el 12 de noviembre de 1838, muere asesinado el general
Alejandro Heredia algunos culpan a Santa Cruz, como instigador del hecho.
La victoriosa culminación de la campaña contra la argentina, señala el apogeo del poderío
de Santa Cruz y también de Bolivia, lo que es históricamente más importante.
Ejerciendo influencia política en el Perú, derrotados los chilenos y argentinos, y
consolidada, bien que precariamente, su estabilidad interna, Bolivia es, en este año de
1838, la primera nación del continente suramericano. Es sin disputa la potencia militar
más poderosa, la republica que cuenta con legislación más moderna y con un prestigio
continental no igualado por ninguna de sus vecinas.
EL AMIGO DE SAN ANTONIO ABAD
Desembarcan Blanco Encalada y sus hombres sin traer triunfo, cuando se aproxima a las
costas chilenas escuchan a una multitud enfurecida por los acontecimientos sucedidos en
Arequipa, por el tratado de Paucarpata, los gobernantes chilenos desaprueban tal tratado,
Página 39

se olvidan que Blanco pudo haber sido destruido fácilmente por Santa Cruz, solo piensan
en armar un nuevo ejército para hacerle frente otra vez a Santa Cruz.
El 18 de diciembre de 1837, el presidente Joaquín Prieto y su ministro Tocornal expiden
un decreto por el cual se desconoce el tratado y se ordena la continuación de las
hostilidades contra el gobierno protectoral.
La decisión chilena se basa en tratado de Paucarpata, dicen que no satisfacen las
reclamaciones de la nación chilena, y que no repara los agravios contra ella, llega a
declarar también que las cláusulas que favorecen a chile son dudosas, que solo darían
lugar en un futuro a una guerra entre dos países. Concluyen diciendo que Blanco ha
excedido las órdenes que se le dio.
El 30 de enero de 1838, Santa Cruz, en un extenso manifiesto declara todo lo sucedido,
desde cómo se encontraba el ejército chileno, hasta los motivos por el cual se había
firmado el tratado. El manifiesto destruye también todas las aserciones sobre las que chile
basaba su empeño en proseguir la guerra.
Sin embargo chile continua con los planes de guerra, Blanco es llevado ante el consejo de
guerra, pero es declarado inocente.
Los preparativos para la segunda expedición chilena se realizan con celeridad, tomando
que día a día la oposición del protector se hace más fuerte.
El gobierno chileno cuenta con el apoyo de algunos emigrados peruanos, el 17 de enero,
llega a Valparaíso el general Agustín Gamarra, a bordo de la fragata inglesa “cigar” y el
coronel Ángel Bujanda.
Es designado jefe de la expedición el general Manuel Bulnes. El ejército zarpa de
Valparaíso el 15 de julio en buques de guerra, cuentan con 5800 hombres.
Manuel Bulnes es un viejo soldado de las guerras de la independencia, su primer
destierro fue a los 16 años de la isla de Quiriquiña por sus ideas revolucionarias, en 1818
se lo ve actuar en las batallas de Cancha Rayada y Maipu, que decidieran la
independencia de chile.

Página 40

Santa Cruz esta vez toma sus previsiones, llama a asamblea el 15 de febrero de 1838,
hay vuelve a llamar a sus “viejos peones” y eleva el contingente a 16000 hombres
distribuidos en toda la extensión desde el norte del Perú hasta Bolivia.
En el norte del Perú con centro de operaciones en lima tiene al mando de 6000 hombres
queda al mando el general Domingo Nieto. N el centro tiene a Arequipa como base
principal con 5000 hombre, y otro 5000 hombres al mando de Braun se encuentran al sur
de Bolivia en Tupiza.
El ejército del norte es el que mayores preocupaciones provoca al protector ya que esta al
mando de Nieto, ya que este espera solo una oportunidad para derribar al protector,
mantiene comunicación frecuente con los emigrados del Perú.
La segunda expedición chilena anuncia a Nieto que se aproxima el momento de
consumar la traición.
El mismo presidente del estado Nor-peruano Orbegoso conspira contra Santa Cruz, el
complot va a creciendo en la sombra.
Las tres divisiones del norte están comandados por Nieto, Morán y Otero, no duda de la
fidelidad de los últimos dos.
Conociendo que lo rodean la infidencia y la traición, Santa Cruz adopta ciertas
precauciones elementales, hace tiempo que sospecha de la lealtad de Orbegoso y Nieto,
así que es prudente vigilarlos.
Santa Cruz advierte que esta vez la campaña se librara en el norte peruano, lo cual lo
desfavorece, organiza el plan de defensa con vista a que la campaña se realice en Lima o
en sus alrededores. El protector dispone que Orbegoso solo comprometa batalla cuando
la capital se halle amenazada, el presidente que sus fuerzas no son las suficientes como
para detener a Bulnes así que llama a Nieto, Orbegoso ordena a Nieto acercarse, la
división de Nieto debe arribar en Chancay el 10 de julio, Orbegoso decide no esperar e ir
en busca de Nieto, viaja hacia Chancay, donde se encuentra con la sorpresa de que Nieto
no se encontraba en esa localidad, allí le avisan que Nieto y sus hombres están
acampando en Huaura. Orbegoso va hasta ese lugar, cuando llega se da cuenta que
Nieto se ha pronunciado contra la confederación, Nieto afirma a Orbegoso que los

Página 41

pueblos del norte se hallan descontentos con Santa Cruz y que llego el momento de
levantarse contra él.
El 21 de julio, el pueblo de Huaraz junto a todo el departamento de Huayllas firman un
acta en el que se declaran en contra de la confederación. El 24, se pronuncia Trujillo en
los mismos términos, la conspiración se realizara cuando lleguen los barcos invasores.
Orbegoso temeroso de que Morán y Otero se subordinen regresa a Lima, Morán ya
seguro de la infidelidad de Orbegoso niega cumplir una de sus órdenes, Orbegoso se
indigna ante tal acto.
En Lima ya se conocieron los movimientos que se presentaron en el interior, creen que es
momento para que la capital derribe a Santa Cruz. El 29 de julio se convoca a cabildo
abierto. Allí se resuelve desconocer la autoridad de Santa Cruz, disolver la confederación
y pactar la paz con Chile, además se llama a Nieto para respaldar esa decisión.
Nieto ingresa a Lima el 29 por la noche y sitúa su división en la plaza de armas.
Orbegoso el 30 de julio, expide un decreto en que proclama la independencia del estado
Nor-peruano y lo declara libre de toda dominación extranjera.
Otero y Morán proclaman su lealtad al protector, se entablan negociaciones con Otero y,
como resultado de ellas se acuerda que los bolivianos abandonarían Lima y se replieguen
hasta el desaguadero, por su pate Morán se repliega a la sierra.
Y así donde Bulnes esperaba ser enfrentado por 3 divisiones solo encontrara a una.
En la noche del 6 de agosto, la flota chilena ancla en la isla de San Lorenzo, a una milla
de la capitán peruana. Al día siguiente las tropas desembarcan en Ancón. Antes,
Orbegoso ha comisionado a uno de sus hombres ante Bulnes la nueva situación, y le
manifiesta su intención de no continuar con las hostilidades, Bulnes prosigue con su plan
si tomar en cuenta lo dicho por Orbegoso.
Orbegoso cree que es aún posible aplacar al chileno, continua enviando notas a Bulnes y
sigue así por la pendiente de su propio prestigio.
Los chilenos llegan a proponer un convenio por el cual el gobierno del Perú y el ejército
chileno harán guerra a Santa Cruz, los enviados de Orbegoso se muestran dispuestos a
aceptar este convenio, y lo hubieran hecho de no ser por los chilenos que sin esperar la
Página 42

respuesta arremetieron contra los pobladores. El 14 inesperadamente Orbegoso declara
rotas las hostilidades con Bulnes.
El conflicto ya no es entre Santa Cruz y chile, ahora es entre Perú y Chile. Las
probabilidades del triunfo de Orbegoso son casi nulas, su ejército es inferior en número y
organización y carece de jefes capaces.
Orbegoso recibe una carta de pate de Otero ofreciéndole el apoyo de su división, pero el
temor de Orbegoso a los bolivianos es superior a la conveniencia propia y rechaza el
ofrecimiento de Otero pidiéndole que acelere su regreso a Bolivia.
La primera medida militar de Orbegoso es replegar sus fuerzas hasta Aznapuquio, donde
se sitian el 21 de agosto.
Los chilenos comienzan a movilizarse, llegan el día 16 a un punto denominado Collique y
poco después aparentan un ataque a las posiciones peruanas de Aznapuquio. Prosiguen
luego hasta Naranjal y Bocanegra.
El 21 en la tarde, los chilenos se dirigen hasta Portada de Guía, Nieto divisa esto así que
se sitúa en Monserrat, pero Orbegoso, dirige sus fuerzas hacia Guía, pide refuerzos a
Nieto con ánimo de enfrentar a los chilenos. El choque es inevitable, una columna de
cazadores chilenos establece contacto con tres batallones peruanos, ni chilenos ni
peruanos estaban preparados para combatir, comienza la batalla es todo un desorden, es
pelear por pelear sin una estrategia, a las ocho de la noche, la victoria es completa. Han
combatido ochocientos peruanos, contra casi todo un ejército chileno. Esa tarde está
teñida de vergüenza para Lima.
Los chilenos prosiguen a invadir la capital peruana, el presidente peruano, oculto en una
casa, espera la primera oportunidad para huir. El 11 de noviembre se asila en un buque
francés y deja la ciudad a su propia suerte.
El 24 de agosto un comicio popular elige presidente provisional del Perú al mariscal
Agustín Gamarra.

Página 43

“MAÑANA, MORÁN, MAÑANA…”
El ejército del norte se derrumbó con la derrota de Portada de Guia, todos sus jefes han
desertado
Bulnes ya cuanta con una base de operaciones
El protector nunca ha confiado totalmente en Orbegoso (Militar trujillano)
El perdió el ejército del norte salvando solo las divisiones de Otero y Morán que siguen
siendo leales a él, sus ejércitos están intactos y el aún puede maniobrar en el sur del
Perú.
A esta altura el protector ya se ha informado de todo lo sucedido y ya tiene suficientes
pruebas de la deslealtad de parte de Orbegoso.
Sus ejércitos no conocen el amargo sabor de la derrota
Santa Cruz busca apoyo en las grandes naciones europeas basándose en el tratado de
Paucarpata pero sin respuesta alguna
Santa Cruz en el fondo de su alma todavía siente que puede haber una solución pacifica
con los chilenos, evitar un derrame de sangre, él no quiere pelear pero no tiene de otra.
Capturada la capital de Perú, Bulnes y Los Restauradores (ejército de Bulnes) secundado
por militares peruanos refuerzan sus filas.
El general Castilla, Fisancho, Torrico comienzan a reclutar soldados preparándose para el
imbatible ejército que deben enfrentar.
Santa Cruz fija su base de operaciones en Tarma y de ahí envía algunas tropas para
saber la situación del enemigo.
El 18 de Septiembre ambos ejércitos chocan, una columna peruano-chilena al mando de
Plasencia, Torrico y Sesse, avista en Matucana a cierto número de tropas al mando de
Otero. Otero y sus tropas retroceden al haber cumplido su misión de observar la situación
del enemigo.

Página 44

En el norte, La Fuente, superiores en número derrotaron a Urubina un oficial Boliviano el
30 de Septiembre.
El 1 de Agosto, Santa Cruz nombra en remplazo de Orbegoso a José de la Riva Agüero
(político peruano) debido a la deslealtad a mano de Orbegoso.
En esos días surge la noticia de que se proclama presidente al General Vidal, en ese
entonces hay simultáneamente siete presidentes Orbegoso, Gamarra, Santa Cruz, Riva
Agüero, Pio Tristan, Nieto y Vidal.
Trujillo, Huaylas e Ica son fanáticos de Gamarra, el norte está perdido para Santa Cruz,
solo le queda el centro y Bolivia.
Santa Cruz comienza con los preparativos para su campaña pese a la desventajas que
posee, mientras tanto también apoya la construcción de colegios para mujercitas en
Cuzco, se pensaría que esos tiempos el descuidaría su lado militar pero no, Santa Cruz
estaba también preparando una división que pondría al mando de Herrera.
Santa Cruz piensa en un plan estratégico, logra unirse con las divisiones de Herrara,
Otero y Morán, al sur deja una división al mando del general Blas Cerdeña, Jauja se fija
como base de operaciones del ejército protectoral, la vanguardia está a cargo de Moran
hasta Chiclayo.
Estratégicamente Santa Cruz busca reconciliación con Orbegoso, el cual acepta y cambia
de partido político, éste empieza a hacer mala propaganda para los chilenos.
Ha ocurrido una desgracia para el ejército Chileno, han caído enfermedades en el ejercito
de Bulnes, en este momento se encuentran débiles y con algunas bajas. Santa Cruz a
esto organiza una junta el 29 de Octubre Santa Cruz en la cual toma una decisión muy
cuestionable, decide optar por tomar una posición defensiva en Aznapuquio, no atacar y
dejar que el ejército chileno se retire sin ninguna baja.
El 8 de Noviembre el ejército Chileno abandona Lima, Santa Cruz acaba de perder una
oportunidad muy favorable. Lima queda sin gobernante, hasta Santa Cruz llega, es
recibido con una gran bienvenida, llega con casi 6000 hombre, victorioso Santa Cruz le
dice al pueblo:
“¡Ah! Los chilenos…. ¡Ya los cogí!”
Página 45

Orbegoso se encuentra encastillado en Callao, intenta arreglar las cosas más aun ahora
que se sabe que Santa Cruz es victorioso entonces intenta cumplir todas las ordenes de
éste al instante para así complacerlo en todo lo que puede, pero Santa Cruz no ha
olvidado tal traición entonces depone a Orbegoso del mando el cual queda prisionero en
la fortaleza que antes estaba a su mando. Orbegoso es prisionero ahí hasta el 4 de
Diciembre parte rumbo Ecuador en un exilio voluntario.
Los alago de la ciudad le hacen a Santa Cruz olvidar que el ejército chileno sigue intacto,
Morán insiste en que deberían interceptar a los chilenos antes de que lleguen a sus
buques a lo que Santa Cruz le responde:
“Mañana Morán, mañana”
Santa Cruz tiene fe en que las potencias europeas lo apoyen para así evitar otro conflicto,
confía en su ministro en Londres Vicente Pazos Kanki quien le pide a su Majestad
Británica que haga que Chile cumpla con el tratado de Paucarpata pero otra vez no
obtiene respuesta.
Los chilenos se retiran hasta Huacho y Huaylas el 16 de Noviembre, mientras que Santa
Cruz permanece mucho tiempo en Lima comienzan a llegarle refuerzos a Bulnes. Chile
establece una línea en Huaraz como resultado Santa Cruz decide organizar una línea
entre Chancay y Pasco (ésta era una posición muy favorable, poseía varias ventajas).
Por otro lado en un congreso se ordena que las elecciones se realicen quince días antes
de la guerra con chile y que se reúnan tres congresos en La Paz, Cuzco y Lima setenta y
cinco días después de que la guerra termine para determinar la futura existencia de la
confederación. Santa Cruz quería reformar la Confederación Sur peruano-Bolivia.
Santa Cruz considera que su punto débil es el mar, mientras tanto los chilenos en muy
mal estado abandonan Recuay, Gamarra consigue que el ejército restaurador se sitúe en
Huaylas para conseguir ventaja ya que él tenía un amplio conocimiento de ese territorio.
El 5 de Enero de 1839 el ejército chileno ocupa Huaraz con el fin de realizar un ataque
sorpresa a Santa Cruz pero este se da cuenta de la trampa y evita el plan chileno, a esto
los chilenos retroceden hasta que el 6 de Enero una batalla se libra en el Río Buín, esta
batalla deja 140 muertos chilenos, 14 muertos y 41 heridos del ejercito de Santa Cruz.

Página 46

La situación de los chilenos es crítica han sido vencidos y están en manos de Santa Cruz,
Morán insiste en que se debe atacar a los chilenos pero a esto Santa Cruz le responde
otra vez:
“Mañana Morán, mañana”
Con esta oportunidad Bulnes se repliega a San Miguel para reparar sus fuerzas, Santa
Cruz acampa en Carhuas hasta el 13 de Enero.
YUNGAY
Santa Cruz comprueba que Bulnes se encuentra en San Miguel a 2 leguas de Yungay,
Santa Cruz decide no atacar ya que sus tropas comienzan a desertar, hasta eso Bulnes
ya había recibido refuerzos de Chile.
Estratégicamente Santa Cruz intenta parlamentar con Bulnes apero éste ni recibe el
mensaje el 15 de Enero, a esto Santa Cruz recurre a un plan extra el cual es bloquear el
movimiento de los restauradores y así impidiendo el aprovisionamiento de las tropas de
Bulnes. Bulnes hambriento y enojado igual que sus tropas deciden atacar.
La batalla es inminente, el chileno por el hambre, y el peru-boliviano por cansancio. Santa
Cruz ha perdido muchos hombres, cuenta con un poco más de 4000 hombres, mientras
tanto Bulnes cuenta con 6000 hombres.
El 20 de Enero de 1839 sobre la planicie de Yungay se ve el ejército de Santa Cruz frente
al de Bulnes, era notoria la desventaja del Protector pero este aun así va contra todo.
Se oyen los clarines de los chilenos comienza la batalla, Santa Cruz comete un error
crucial, Santa Cruz cree imbatible la zona del Pan de Azúcar en la cual deja 600 infantes.
En medio de todo esto uno de los hombres de confianza de Santa Cruz, Magariño lo ha
traicionado estando en contacto con Gamarra.
Con una estrategia superior el ejército de Bulnes es victorioso tomando en cuenta las
siguientes bajas.
Del ejército de Santa Cruz se registran 1400 soldados muertos, la perdida de Quiroz y
Valenzuela, y la captura de Urdinea, Guarda y Bermudez, importantes aliados de Santa
Cruz.

Página 47

Del ejército de Bulnes se registran 2 jefes, 11 oficiales, 215 soldados muertos, 28 oficiales
y 407 heridos, y la baja de Eléspuru.
El 20 de Enero Santa Cruz junto a sus generales Riva, Agüero, Cerdeña y Miller escapan
del campo de batalla con todo el sabor de la derrota. Santa Cruz vuelve a Lima, después
de un discurso al pueblo sobre su derrota Santa Cruz cree que todavía cuenta con casi
6000 hombres dispersos, el problema ahora es reunirlos.
Como una estrategia para ganar tiempo Santa Cruz quiere proponerle la paz a Bulnes, en
medio de todo esto el 28 el sale de Lima y llega a Arequipa, llegando ahí hace cuentas y
se ve que tiene alrededor de 6500 hombres por esa área, el enemigo tenía apenas
alrededor de 4000 hombres, pero algo sale mal.
En Arequipa la ciudad que siempre le había sido leal, José Miguel de Velasco su antiguo
jefe de estado mayor y Vicepresidente había sincronizado la revolución con el ataque
chileno, incluso este le envía una carta de felicitaciones a Bulnes por su victoria. Con todo
esto la gente de Arequipa se alza en contra del Protector el 20 de Febrero de 1839 un día
antes de su plan de revancha contra los chilenos. A partir de aquí comienzan a surgir
movimientos revolucionarios en todo el país.
Mientras tanto Bulnes es nombrado General de División en Chile y Mariscal de Ancash en
Perú gracias a su gran victoria ante Santa Cruz.
A causa de los levantamientos en su contra, las traiciones que ha sufrido y el hecho de
ser buscado hacen que Santa Cruz renuncie a la presidencia.
“Son los propios bolivianos, no los chilenos, quienes le han derrotado”
Velasco asume la presidencia.
Santa Cruz parte de Arequipa siendo perseguido, lleva un buen tiempo escapando hasta
que encuentra una hacienda “La Jara” donde allí una mujer doña Petronila Herrera y
Rivera que le brinda refugio, calma su fatiga y su sed.
A las cuatro de la mañana Santa Cruz deja La Jara y sigue su camino a Islay aun siendo
perseguido por una tropa de lanceros chilenos que tratan de capturarlo. Llegando a Islay
el día 22 Santa Cruz busca asilo en la casa del Vice-Cónsul Ingles Crompton el cual
accede a ayudarle.
Página 48

De ahí Santa Cruz parte en barco hacia Guayaquil con el corazón destruido por su patria.
Llegando a Guayaquil es recibido con grandes honores.
EL CÓNDOR TIENE LAS ALAS QUEBRADAS
Los jefes, oficiales y solados bolivianos prisioneros de la batalla de Yungay son
encerrados en la fortaleza de Calla, vuelven a Bolivia: Fructoso de la Peña, Ildefonso
Sanjines, Feliciano Deheza y algunos más, mientras tanto los restos del ejercito de Santa
Cruz se juntan y reúnen en Coracora, desencantados al enterarse de la huida de Santa
Cruz, días después son cercados por la tropas del General Deusta militar peruano.
En un nuevo consejo se dicta que Gamarra ha sido anunciado como nuevo Presidente de
Perú y está a cargo del ejercito del norte, el cual ordena que las fuerzas bolivianas sean
desarmadas y encerradas, en medio de esta acción soldados de Bulnes asesinan a un
prisionero general Armanza mientras dormía.
La misión de Gamarra es de destruir todo aquello que ha construido Santa Cruz.
Denigran a Santa Cruz no solo en Bolivia sino también en Perú. El 16 de Julio de 1839 se
instala el congreso nacional en Chuquisaca cuyo presidente José María Serrano antes
aliado de Santa Cruz, habla de Santa Cruz describiéndolo como un monstruo ambicioso y
codicioso en busca de poder y riqueza, después de todo esto el Congreso anuncia una ley
que declara a Santa Cruz como un traidor a la patria.
El 26 de Marzo el Presidente Velasco ordena el embargo y el secuestro de los bienes de
Santa Cruz especialmente su medalla como libertador.
En una importante plaza de Bolivia se realiza una representación de la batalla de Yungay
mostrando a Santa Cruz como un cobarde que huye del campo de batalla.
El odio y la Demencia contra Santa Cruz siguen creciendo, incluso amenazan con
asesinar a la mujer de Santa Cruz, María Francisca Cernadas.
Los amigos de Santa Cruz también son atacados, Velasco borra del ejercito al Mariscal
Montenegro, Otto Felipe Braun y al general Francisco Burdett O’Connor.
Los pocos que siguieron siendo fieles hasta el final son: Braun, O’Connor, Miller, Moran,
Herrera, etc.

Página 49

Santa Cruz fue vencido por la deslealtad de sus propios compatriotas.
El 14 de Agosto de 1839 el Ministro boliviano Eustebio Gutierrez suscribe un pacto en el
cual Bolivia debe darle a Perú una indemnización por los perjuicios que causo la
Confederación.
Mientras tanto Santa Cruz había desembarcado en Ecuador con muerte en su alma, en
Ecuador lo reciben muy bien. Santa Cruz vive en miseria por un tiempo, con mesa vacía y
con hambre, pero éste sufre más aun por su patria.
Santa Cruz ocupa su tiempo en la redacción de un Manifiesto explicativo de su conducta
pública, dicho manifiesto lo publica el 26 de Enero de 1840, en ésta hablaba sobre el
estado en que encontró Bolivia al asumir la presidencia, sus batallas ganadas, la agresión
chilena que intento evitar y sobre todo de la desunión y deslealtad de sus compatriotas,
pero sobre todo habla de su amor a Bolivia y el deseo de que ésta triunfe.
El 14 de Junio de 1841 olvidando y venciendo su resentimiento contra Velasco decide
enviarle una carta, la cual no es respondida.
Santa Cruz se siente terrible, su ambición murió en Yungay, piensa que talvez hubiera
sido mejor haber muerto en Yungay a la cabeza de sus soldados indios. El conoce a sus
compatriotas y sabe que no hay ni un solo hombre que pueda organizar al país, ninguno
que pueda hacer que Bolivia sea la nación mejor organizada de la América Austral como
pudo haber sido. Extraña el clarín de las batallas.
El ya harto de todo con ayuda del ecuatoriano José Antonio Pallares y un fiel amigo
Fermín Eyzaguirre logran despertar una nueva revolución en Cochabamba. Toda esta
operación concluye el 10 de Junio con la deportación de Velasco a Argentina, en eso días
se oye en Cochabamba “Viva Santa Cruz”.
Después de todo lo sucedido el general Agreda que estaba de Presidente interino
después de Velasco proclama como presidente a Santa Cruz, y se ve que este consigue
apoyo para lograrlo. Pero estas noticias llegan hasta Perú los cuales están alarmados y
alertan a Gamarra.
Calvo consideraba que era mejor sacrificar a Santa Cruz así que aconseja a Ballivian ser
Presidente.

Página 50

El 2 de Octubre Gamarra molesto por todo lo ocurrido decide ir La Paz con 6000
soldados, y así es como el 18 de Noviembre de 1841 se realiza la Batalla de Ingavi. Ésta
es un total desastre para Gamarra el cual diciendo “Aquí es preciso morir” muere en el
campo de batalla, con este triunfo queda consolidada la independencia de Bolivia.
A lo lejos Santa Cruz ya con 50 años, emocionado por lo ocurrido decide que es hora de
volver a su patria. Es buena hora para volver siendo que ha estado juntando seguidores
poco a poco otra vez, pero esto no duraría mucho ya que es traicionado otra vez pero
esta vez por José María Aguilar, que revela los nombres de sus oficiales camaradas
ubicados en el país, éstos son procesados y son sentenciados a ser fusilados. Santa Cruz
triste por el destino de sus amigos decide arriesgarse y se dirige a tierra peruana.
La junta de Gobierno de Lima al enterarse de esto pone en vigencia una ley que dice que
quien capture vivo o muerto a Santa Cruz será nombrado benemérito de la patria. Santa
Cruz se dirige hacia Bolivia viajando de noche y ocultándose de día, hasta que una noche
del 2 de Noviembre de 1843 es atrapado por el coronel peruano Pedro Cisneros en la
hacienda Chaupiquiña cerca del rio Llauca.
El gobierno chileno desea que lo entreguen, sorpresivamente el Perú y Bolivia acceden la
petición chilena.
“su propia patria lo ha vendido”
LOS GIGANTES, LA PAMPA Y EL LAGO
Los chilenos llevan a Santa Cruz como prisionero a Chillan en la Presidencia de Bulnes,
ya como prisionero intenta escapar de varias formas sin lograrlo, su esposa triste por su
situación decide intentar ayudarlo lo antes posible.
Ella envía cartas al Monarca Francés y a la Reina Victoria de Inglaterra, la reina mediante
el ministro británico residente en Perú Mr. Adams moviliza para ayudar a Santa Cruz.
Al fin logran un acuerdo en el cual Santa Cruz quedaría en libertad con la condición de
abandonar América e irse a Europa, con el corazón roto Santa Cruz el 19 de Abril de 1846
desde Valparaíso dirige un conmovedor mensaje de despedida a su pueblo hablando
sobre todo lo ocurrido y terminando con las siguientes palabras:

Página 51

“¡Bolivianos!: Yo viviré y moriré tranquilo en mi retiro siempre que pueda saber que sois
dichosos a la sobra de instituciones y de garantías positivas. – Valparaíso, abril 19, 1846.
– Andrés Santa Cruz”
El 20 de abril se embarca a bordo de la fragata Nouvelle Gabrielle rumbo a Burdeos. En
Europa la corte francesa le da honores extraordinarios.
Él vive en Paris aun pensando en su pueblo.
Años después se entera que Manuel Isidoro Belzú está de Presidente, en Enero de 1855
Belzú cansado del mando decide dar a elecciones su puesto como presidente, a lo que
alguien incita al ex-protector a volver a candidatear. Santa Cruz se dirige a Salta para
intentarlo un última vez a lo que se entera que uno de los candidatos es Jorge Córdova
yerno de Belzú, Santa Cruz intuye que la victoria de éste es inminente pues
posteriormente se hace realidad.
Santa Cruz decide establecerse en Versalles donde se encontraba su familia.
Santa Cruz ya tiene 72 años, el ya viejo ex-protector pasa su vida pensando en sus
batallas, sus victorias, sus queridos camaradas y amigos. Se siente impotente al saber
que se avecina la oscuridad a su patria ya que en ese entonces se descubre el guano y el
salitre en el desierto de Atacama, es evidente que ya está en mira de las fuerzas chilenas.
El 12 de Junio de 1865 Santa Cruz redacta su testamento, un documento lleno de
melancolía y dulzura, pues una tarde al subir las gradas de su casa cae de cansancio y
mientras sus hijos intentaban socorrerlo el muere el 25 de Septiembre de 1865.
¡Tal su gloria y tal su infortunio!

Página 52

CONCLUSIONES
Santa Cruz, gran estratega y visionario, a pesar a los errores cometidos en guerra, su
fracaso se debe a su sueño de lograr todo de forma pacífica y a la deslealtad de sus
compatriotas.
BIBLIOGRAFIA
-

http://www.bolivian.com/lapaz/16dejulio.html

-

https://es.wikipedia.org/wiki/Revolucion_de_Chuquisaca

-

https://es.wikipedia.org/wiki/Republica_de_Bolivar

-

https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Ayacucho

-

http://www.educabolivia.bo/files/PDF_biografias/presidentes/andres_de_santa_cru
z_villavicencio.pdf

-

https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Ayoh%C3%BAma

-

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2012/0806/noticias.php?id=66714

Página 53

Anexos

Tiahuanacu

Manco Kapac y Mama Ocllo

Andrés Santa Cruz

Página 54

Felipe Santiago Salaverry

Imagen de la batalla de Ayacucho

Agustin Gamarra

Imagen de la batalla se Socabaya

Página 55