No se autoriza su publicación ni su inclusión en CD de Jornadas

VIII Jornadas de Investigadores del Departamento de Historia
Facultad de Humanidades
Universidad Nacional de Mar del Plata
18 y 19 de noviembre
Eje Temático: Género, familia y sexualidades

Cuerpo, género y poliomielitis en la escuela.
Una exploración de su potencialidad como problema de investigación.

Servetti, María Florencia1
Introducción
En la introducción de uno de los libros más completos sobre la historia del
cuerpo Jean-Jacques Courtine manifiesta un interrogante que será una especie de guía
para este trabajo: ¿cómo ha llegado el cuerpo a convertirse en un objeto de investigación
histórica?2. Antes de responder al interrogante, el autor propone que la pregunta es lícita
si pensamos en la estructura de la ciencia, desde la filosofía cartesiana hasta, por lo
menos, fines del siglo XIX, donde el cuerpo aparece en un papel secundario. Es en el
cambio del siglo donde la relación entre el cuerpo y el sujeto comienza a definirse en
otros términos: “Nuestro siglo ha borrado la línea divisoria entre el “cuerpo” y el
“espíritu” y ve la vida humana como espiritual y corporal en su totalidad, siempre con
una base en el cuerpo. [...] Para muchos pensadores, a finales del siglo XIX era un

1

Estudiante avanzada en Profesorado y Licenciatura en Historia. Miembro del Grupo de Estudios sobre
Familia, Género y Subjetividades– CEHIS de la UNMdP.mariaflorenciaservetti@gmail.com
2
COURTAINE J.J. (2005-2006) .Historia del Cuerpo. Madrid, Taurus. Vol. III.

propone un modelo de cuerpo.trozo de materia. sino indagar sobre su potencialidad como objeto y campo de estudio.: (1995) “Sociological Discourse and the Body". que a continuación se presenta. Seix Barral Este trabajo es una primera aproximación a la temática del cuerpo como objeto de estudio en la historia. un haz de mecanismos. J. ya que proponemos como escenario la escuela. por lo que la mejor opción que creemos conveniente será recortar nuestra mirada hacia una situación en particular. y como se pondrá en explícito más adelante. 4 . Sin embargo. Barcelona. la precondición necesaria para todas las prácticas posibles 5. M (1964) Signos. es decir. A partir de un ejercicio de problematización respecto a las líneas de investigación que relacionan la salud y la enfermedad y las que exploran las cuestiones de género y del cuerpo en la escuela. intentaremos proponer una arista más en la problemática que se presenta. Bajo ese interrogante nuestro planteo de trabajo4. el cuerpo es un objeto muy vasto en su contenido y en sus implicancias.M. es en tanto entidad que parece estar al mismo tiempo presente y ausente. Teniendo en cuenta que un recorte no implica sesgar la mirada de la problemática. además de ser el epicentro donde los niños aprenden saberes nuevos. el cuerpo animado. será indagar acerca de la potencialidad que tiene el cuerpo como objeto de estudio de la historia. intentaremos dar cuenta de las posibilidades que esta aproximación ofrece para un análisis histórico del modo en que los signos corporales se han utilizado para justificar la exclusión. y profundizó en ella”3. Un recorrido entre la piel y las representaciones. Esta institución. Este caso resulta interesante porque proporciona un modelo de lo que supone una enfermedad más allá de su aspecto biológico. Pero también es objeto de 3 MERLEAU. En este sentido nos detendremos en proponer. 5 BERTHELOT. London. El cuerpo constituye un objeto polémico y detenta a la vez diversas facetas: el cuerpo. Aproximaciones al cuerpo. El siglo XX reactualizó la carne. en The Body. la cual será parte fundamental de la tesina de grado. es decir a través de la vinculación con los aspectos sociales y culturales. como uno de los tantos puntos de partida en una historia del cuerpo. Sage. un ejercicio teórico sobre la factibilidad de analizar la forma en que fueron leídos los cuerpos de los niños afectados con poliomielitis e interpretar ciertas representaciones y metáforas sociales sobre las secuelas de la enfermedad. De modo la intención no es proponer un análisis teórico acabado de la temática. sino un enfoque desde donde abordar esa problemática que a simple vista es inmensa.PONTY. Asimismo.

implica la intersección de lo biológico y lo cultural en el terreno de la experiencia.J. CORBIN. el énfasis en lo procesual (no sólo el cuerpo como receptor de lo cultural sino también como constructor de formas culturales). la soberanía y la dominación. un acercamiento al origen del simbolismo y la clasificación. de una visión del mundo y dentro de esta última. (1996) Body Thoughts. (1996) The body and Society. 6 FOUCAULT.procesos de docilización que se manifiestan a través de la multiplicación de los discursos y las técnicas corporales que moldearon a los sujetos y a sus cuerpos dentro de las relaciones de cuerpo-poder6. cuyo rostro es la representación en la sociedad de esta diferencia10. Las representaciones y los saberes acerca de la corporalidad son tributarios de un estado social.. University of Michigan Press.G.. A. Siglo XXI IMAZ MARTÍNEZ. como entidades separadas y opuestas.Historia del Cuerpo.J. un punto fronterizo que se encuentra en la intersección entre el individuo y la experiencia social. “Mujeres gestantes. que no sólo comprenda su distinción biológica (cuerpo/carne). S. VIGARELLO. madres en gestación. la corporalidad (embodiment). Paralelamente. TURNER. Madrid. Se comienza a pensar los dualismos cuerpo/sujeto y cuerpo/cosmos. entre la referencia subjetiva y la norma colectiva7. de una definición de persona9.. La ruptura de la comunidad tradicional y la primacía de la racionalidad se inscriben en esta noción de corporalidad. El cuerpo es. J. B. 10 Ídibem. (2005-2006) . en definitiva. Michigan. Buenos Aires. que implicó una ruptura de los sujetos con los otros. (2005). A. Universidad Complutense de Madrid. La idea de individuo y de individualidad toma al cuerpo como la forma de distinción con respecto al otro. M. Buenos Aires. se ha requerido la utilización de una nueva categoría analítica que le permita al investigador no caer en dualismos. 11 Foucault… citar 7 . COURTAINE. En este sentido. Metáforas de un cuerpo fronterizo” en Política y Sociedad N° 36. Ed. Vol I.. la inscripción y codificación de la memoria bajo formas somáticas. Historia de la sexualidad. donde prima la impronta de la ética del control. En la Modernidad se produjo un gran cambio en la noción de cuerpo. las nuevas formas de poder y gobernabilidad de los estados modernos se apoyaron en una concepción del cuerpo social centrada en la regulación de la vida de la población (bios) y en el disciplinamiento del cuerpo de los individuos (biopoder)11. Para transitar (¿?) el camino de un estudio de los cuerpos. 8 STRATHERN. Segunda edición 9 LE BRETON (1995) Antropología del cuerpo y Modernidad. Nueva Visión. 2001. Taurus. y la agencia en términos de praxis corporal8.. como término analítico. E. con el cosmos y consigo mismo. principalmente el que opone naturaleza/cultura.

15 Courtaine 16 Reyes R. sin hablar de instrumentos diremos que el objeto y medio técnico más normal del hombre es su cuerpo”16. cit. el cuerpo fue un elemento importante ya que pertenece a la cepa de la identidad del hombre 14. Desde el psicoanálisis. o más concretamente. el cambio de siglo (del XIX al XX) ha supuesto una vuelta sobre el cuerpo y su relación con el sujeto.A pesar de la importancia que el cuerpo ha tenido a lo largo de la historia. si retomamos el cuestionamiento que presentamos de Courtaine “¿cómo ha llegado el cuerpo…. empezó a ocupar un papel protagónico. 2007/2008. (2002) La sociología del cuerpo. para el autor. A partir de los años `70 el cuerpo. Como proponíamos anteriormente. de 12 LE BRETON D. 2007/2008. como portador material de la persona. y Solana E. Según sostiene Le Breton. diciembre-mayo. Nueva Visión. En Antropología. 3 14 LE BRETON (1995) op. op. desde distintas perspectivas. N°4. sino una respuesta tentativa de la pregunta presentada. Siendo este recorrido no sólo un mero estado de la cuestión. Es el inconsciente que habla a través del cuerpo y una corporeidad modelada por las relaciones sociales y por las inflexiones de la historia personal del sujeto. El cuerpo. y Solana E. el siglo XX ha teorizado el cuerpo. En su obra Técnicas y movimientos corporales. con Merleau-Ponty. la encarnación de la conciencia. posteriormente. 13 . Mauss y M. se encontraba en un plano de interrogación sobre la realidad y el conocimiento13. La fenomenología. transformando su existencia como objeto de análisis: que desde entonces lleva las marcas de género. Buenos Aires. En cuanto a Douglas. para quienes las representaciones sobre el cuerpo humano estarían condicionadas por las ideas sobre la sociedad. Douglas. se sostuvo que el inconsciente habla a través del cuerpo. En este sentido. Reyes R. “El cuerpo y las ciencias sociales” en Revista Pueblos y Fronteras.?” Se nos hace necesario recorrer lo que hasta el momento se dijo sobre el cuerpo. antes descuidado en las teorías dominantes del pensamiento sociológico. Universidad Autónoma de México pp. cit. el psicoanálisis tomó fuerza y comenzó a quebrar la imagen y la concepción del cuerpo bajo el amparo del pensamiento organicista12. la utilización de los límites del cuerpo como metáfora del sistema social centrando la importancia cultural y social en los procesos de conformaciones de las sociedades humanas. Los trabajos de M. fueron sumamente influyentes 15. concibió al cuerpo como “la fuente originaria”. Mauss brindó las primeras herramientas para abordar al cuerpo y una definición de cuerpo estableciendo que: “El cuerpo es el primer instrumento del hombre y el más natural.

estableciendo las lógicas sociales y culturales que enaman de él. Si nos referimos al periodo previo. no se debió tanto a la iniciativa de los pensadores del momento como al hecho de que el cuerpo empezó a ocupar el papel protagonista en los movimientos individualistas e igualitaristas de protesta contra el peso de las jerarquías culturales. Una sociología implícita: la cual no desconoce al cuerpo. 3. Por otra.. Por una parte. sino que lo diluye en el análisis. 20 IRIGARAY. (2007) Speculum: Espéculo de la otra mujer. Madrid. Las cosas empezaron a cambiar a finales de la década de 1960: probablemente. 22 introducción. la acción de los actores sociales está en relación con su situación física. femenino/masculino. 18 . el siglo XIX. R.. Ver igual si puedo citar otra cosa… que quede más variopinto. (2005). desde el feminismo de la diferencia se han acentuado las particularidades corporales de las mujeres como sitio de una subjetividad positiva 20.. Una sociología detallista: se opone a las posturas organicistas y biologicistas. al contrario de lo que se suele pensar. como estructurante 17 Íbidem. 2. distinguiendo tres momentos: 1. Los procesos de generización que se efectúa sobre los cuerpos. En este sentido. quien establece que se pueden establecer etapas históricas de la reflexión sobre la corporeidad humana. es decir. mostrando cómo el hombre construye socialmente su cuerpo. BRAIDOTTI.clase o de etnia17. (2002) op. L. atado al sujeto e insertado en las formas sociales de la cultura. Una sociología del cuerpo: la cual sería una especie de aglutinamiento de los aportes de las dos anteriores ya que se dedica específicamente al cuerpo. Madrid. Ed. coincidimos con Courtaine “Así es como el cuerpo quedó ligado al inconsciente. 19 Courtaine pp. Sólo quedaba un último obstáculo: la obsesión lingüística del estructuralismo. podemos adoptar la clasificación que realiza Le Breton18. cit. sino transcribo todo!!!! LE BRETON D.”19 Los estudios feministas han sido pioneros en la problematización teórica del cuerpo. pero apartándonos del diagrama realizado por Le Breton. Metamorfosis. Sin embargo sostiene que a diferencia de aquellas éstas se encuentran en construcción. desde los estudios de género se ha puesto en jaque el biologicismo existente en la relación determinista entre los cuerpos sexuados y los papeles sociales. que en el periodo que va del final de la Segunda Guerra Mundial a la década de 1960 enterraría el tema del cuerpo con el del sujeto y sus «ilusiones». Akal. la construcción de las diferencias y desigualdades entre los géneros. políticas y sociales heredadas del pasado.

A estas ideas. que es a la vez el medio más inmediato y más complejo de la experiencia humana constituye un receptáculo de conocimiento y desafía los esfuerzos de la ciencia biomédica. Desde donde comenzaron a expandirse los debates acerca de la constitución de las identidades sexuales. En base a estas discusiones. la antropología médica nos ofrece nuevos enfoques en torno al cuerpo.de las relaciones sociales21. En los trabajos más recientes. el individuo y las prácticas de poder. Sin dejar de atender que las ideas sociales sobre alunas enfermedades puede ser constitutivas de las sociedades. Y SOLANA E. implementación de prácticas preventivas sobre los cuerpos. el recorrido de una historia del cuerpo a través de una enfermedad supone pensar en aquello que se inscribe como derivado directo de aquella. sólo agregaremos que además de las percepciones de la persona. según Reyes y Solanas. De todas las preocupaciones que esta rama de la antropología presenta. 39 . el proceso de muerte […]”22. por ejemplo el contagio. 21 SCOTT. Universidad Autónoma de México 23 Íbidem pp. J. aflicción. el individuo […]”23. Una de las ideas centrales era que las características consideradas como específicamente “femeninas” eran adquiridas por las mujeres mediante un complejo proceso individual y social. donde este último “[…] se ha convertido en un campo privilegiado de reflexión a través del análisis de experiencias de enfermedad. diciembre-mayo. Finalmente. han aparecido gran cantidad de escritos e investigaciones en diversas áreas –incluida la educación. en Navarro.cuestionando las desigualdades entre los géneros. 2007/2008. N°4. y aquello que es un derivado indirecto. 29 “El cuerpo y las ciencias sociales” en Revista Pueblos y Fronteras. en lugar de derivarse “naturalmente” de su sexo. la principal ha sido (y continua siendo) “[…] la reflexión sobre las implicaciones de los conocimientos y prácticas médicas en torno no sólo a prácticas de poder y agenda económica sino también a ideas sobre la persona. Es por ello que el cuerpo se ha pensado como un sistema de signos que sostienen y expresan relaciones de poder. sufrimiento. la noción andrócentrica del cuerpo fue ampliamente discutida y puesta en reelaboración. (compiladoras) ¿Qué son los estudios de mujeres? Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. En este sentido. 22 REYES R. W (1998) “El concepto de género”.op. cit pp. El cuerpo. el construccionismo social ha hecho estallar la dualidad de género implícitamente correspondiente al dualismo sexual. Marysa y Stimpson Catherine R. En este caso proponemos detenernos en la poliomielitis como espejo de la sociedad.

. Por un lado se encuentra la nueva historia de la medicina que busca tensionar la historia natural de una patología y discutir el contexto en que algunos médicos. 2005 . las instituciones y las prácticas de asistencia. As. 1870-1950. si bien no dejan a un lado las exigencias de la biomédica. Por otro lado la historia de la salud pública. donde el autor realiza un recorrido historiográfico sobre las diversas manera que han tenido los historiadores para abordar las enfermedades. las enfermedades han sido interpretadas como una suerte de espejo de algunos de los aspectos constitutivos de la sociedad moderna argentina. instituciones y tratamientos triunfaron y otros quedaron en el olvido.. Uno de los trabajos que ha marcado y ordenado el campo de la historia de la salud ha sido La ciudad impura de Armus24. la cual complejiza la relación entre la salud y la enfermedad. 18. Edhasa. no sólo como problema sino como recurso para abordar otros tópicos. aunque con muchas interconexiones. Por lo tanto. tuberculosis y cultura en Buenos Aires. entendiendo que no era solamente una patología sino que estaban cargadas de significados sociales. los avatares de la medicalización. Avatares de la medicalización en América Latina 1870 – 1970. Se distinguen por lo menos tres direcciones distintas. se preocupan e indagan acerca de “[…] las metáforas asociadas a una cierta enfermedad. pp. D. 24 ARMUS (2007) La ciudad impura salud. Lugar Editorial. disciplinamiento y control médico-social. el Estado y la profesión médica buscando estudiar las acciones políticas centrándose en los momentos en que el Estado o alguna institución pública impulsó alguna iniciativa concreta. la política. Buenos Aires.). los procesos de profesionalización. sería una buena medida incorporar qué se ha establecido historiográficamente sobre las enfermedades. Estos estudios. el rol del Estado en la construcción de infraestructura sanitaria […]”25. la cual tiende a conjugar el poder.Poliomielitis. desde esta perspectiva. 25 Íbidem. que perduran incluso pasado el temor al contagio 26. Finalmente se encuentra la historia sociocultural de la enfermedad. 26 Íbidem. (Comp. desde donde el propio Armus se inscribe. La enfermedad como espejo de la sociedad Antes de comenzar a rastrear aquellos trabajos que tiene a la poliomielitis como su objeto de estudio. Bs. ARMUS.

11 . Madrid. ÁLVAREZ. Nº1 pp. sólo le faltaría un campo de estudios que aborde una enfermedad pero contribuyendo a una historia del cuerpo. el interés hacia una historia del cuerpo a partir de una enfermedad deviene de comprender las transformaciones que el siglo XX introdujo con respecto al derecho a la salud29.que actuaron como marco para desarrollar y legitimar políticas públicas 27 y facilitaron la creación y el desarrollo de instituciones públicas28. 10 32 Íbidem..-mar. Al igual que lo propuesto por Armus. en Dossier La poliomielitis y sus contextos: experiencias colectivas e individuales ante la enfermedad en el siglo XX ASCLEPIO. (2009) “Presentaciones: la poliomielitis como modelo para el estudio de la enfermedad en perspectiva histórica”. D.) (2004). COURTAINE. pp. n. qué se ha establecido específicamente de la poliomielitis 30 es la tarea que nos toca en este momento. por otro lado nos permite analizar hasta qué punto una enfermedad. salud y medicina en la Argentina del siglo XIX-XX. puede ser entendida como espejo de las configuraciones sociales y prácticas corporales. (Eds. y . julio-diciembre 28 ALVAREZ.17. además instancia obligatoria a la hora de indagar acerca de una enfermedad. MOLINARI. En este sentido. LVIII. v. I. pero centrándose en esta enfermedad en particular. Sin embargo creemos que a dicho recorrido historiográfico. Saúde – Manguinhos. A (2010) “La experiencia de ser un niño debil y enfermo lejos de su hogar: el caso del Asilo Marítimo. como un fenómeno polifacético […]”31. 29 MOULIN.J. M. Para Martínez Pérez la polio “[…] como cualquier enfermedad.G. (2005-2006) “El cuerpo frente a la medicina” en CORBIN. A.Vol III. vol LXI.REYNOSO. como la poliomielitis. este trabajo inscribe la problemática de la poliomielitis dentro de la última dirección. Revista de historia de la medicina y de la ciencia. A. Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia vol. se muestra así ante nuestra mirada como un objeto poliédrico. J. Río de Janeiro. VIGARELLO. y sobre su susceptibilidad para ser moldeada por las características sociales y culturales del grupo humano en cuyo seno actúa […]”32. Mar del Plata. Trilice 30 A continuación la poliomielitis se nombrará con su abreviado: polio 31 MARTÍNEZ PÉREZ. jan. Taurus. Historia del Cuerpo. nº 2. Ciências. Bajo todo este cúmulo de saberes y avances que han realizado los investigadores. Historias de enfermedades.1. 27 RAMACIOTTI. (2006) Las sombras de la política sanitaria durante el peronismo: los brotes epidémicos en Buenos Aires en Asclepio. Ahora bien. principalmente por “[…] sobre su capacidad para convertirse en un poderoso factor en la configuración de la sociedad. Martínez propone que la polio presenta una cantidad de elementos que la hacen idónea para abordarla como referencia para un estudio de la enfermedad desde perspectiva histórica. K. VIGARELLO (1995) Lo sano y lo malsano. Montevideo. Mar del Plata (1893-1920)” en História.J. aunque. Universidad Nacional de Mar del Plata. A.

Poliomyelitis. En K IPLE . Coincidimos con Martínez Pérez. nº 2. Sin embargo. BENNETT. J. pero por otro lado es el cúmulo de ideas.). J. A History of Poliomyelitis.V. OSHINSKY D. (2005) Polio. 36 RAMACIOTTI K. que es a partir de mediados del siglo XX cuando el cambio en comportamiento (las diversas epidemias registradas y el alto volumen de afectados) de la enfermedad determinó su instalación en las sociedades occidentales como una de las enfermedades más preocupantes35. Enfermedades infecciosas. (2004). han sido elementos de análisis 34.. la autora propone que la política sanitaria no contaba con una infraestructura adecuada. The Cambridge World History of Human Disease. Buenos Aires-Madrid. (2006) Las sombras de la política sanitaria durante el peronismo: los brotes epidémicos en Buenos Aires en Asclepio. J. The crusade that mobilized the Nation against the 20th century’s most feared disease. New York: Oxford University Press.. para analizar de qué manera éstas generaron cierto impacto político produciendo cambios en las políticas públicas. Para un recorrido más variopinto de la problemática vease: MODLIN. An American story. M. ya que Martínez Pérez sólo lo atribuye al potencial de la polio para producir discapacidad permanente en quienes la contraen. SHELL M. 34 WYATT. Yale University Press. representaciones y metáforas acerca de la enfermedad que producen la implementación de prácticas preventivas que condicionaron y actuaron sobre los cuerpos por el temor al contagio o a la posibilidad de contraer la enfermedad. debido a la creciente epidemia registrada. G. los estudios acerca de la polio son escasos. Principios y práctica. la enfermedad es abordada tangencialmente y a partir de interrogantes sobe políticas públicas o instituciones. cit. por los médicos desde fines del siglo XIX y principios del XX. J. Desde nuestra perspectiva. Poliovirus.L. (1993).La presencia de la polio se ha registrado desde la antigüedad 33 y el conocimiento y los diversos nombres con los que se la conoció. donde selecciona tres epidemias: la peste bubónica. la viruela y la poliomielitis.. Particularmente.).F. K. (eds. En lo que respecta específicamente a la polio. (2009) op. y que para nuestro caso interrumpe el proceso de escolarización. H. En MANDELL. por un lado se encuentran los efectos que producen en los niños. 35 MARTÍNEZ PÉREZ. Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia vol. Editorial Médica Panamericana. y realizando un esfuerzo de vincular los diversos aportes antes mencionados (no sólo el de la historia de la salud sino también en lo que respecta a los estudios del cuerpo). LVIII.R. Cambridge University Press. julio-diciembre . ampliamos su mirada cuando explica el porqué de la preocupación. The paralysis of culture. Cambridge: Harvard U. Cambidge. (2005) Polio and its aftermath. New Haven.P. y alertó a las autoridades sobre la 33 PAUL. DOLIN.E. (ed. R. Este autor ha seguido el devenir de la enfermedad desde el Antiguo Egipto hasta el advenimiento de las vacunas a mediados del siglo XX. (1971). Para tomar un ejemplo el trabajo de Karina Ramaciotti36. En lo que respecta a Argentina.

pp.importancia de generar políticas sociales que cohesionen a la sociedad. dentro de un contexto de expansión del mercado interno y demanda de mano de obra la invalidez era un problema médico y económico dado que sustraía fuerza de trabajo al mercado laboral o limitaba su rendimiento […]” 37. sostiene que la consecuencia más grave de la enfermedad se debe a su relación con el contexto de expansión del mercado al establecer que: “[…] Los niños atacados por la forma grave de la parálisis infantil quedaban con defectos físicos en sus extremidades y en su cuerpo dado las lesiones irreparables en el sistema neuromuscular. 134 Íbidem. 134 39 ÁLVAREZ. se ponía en entredicho con la polio. op. 37 RAMACIOTTI K. En cambio. para las mujeres. Sin embargo. S. 40 ZUPPA. como institución asistencialista. en Jornadas Estado. (2010) Los niños enfermos necesitan “una enseñanza esmerada”. indica que a los especialistas la invalidez le preocupaba más cuando eran niños varones interrumpiendo su escolarización y limitando sus futuras posibilidades de inserción laboral. A (2009) op. que explora la vida de los niños tuberculosos que fueron internados en el Hospital Marítimo de Mar del Plata y problematiza la ingerencia de la Sociedad de Beneficencia. cit. “Lo más preciado son los niños”. Universidad Nacional de San Martín 18. Actualmente existe una cierta dirección en el campo de los estudios sobre infancia que vincula las experiencias de los niños y las enfermedades con las instituciones públicas (asistencialistas o pedagógicas). ya que esta afectaba a aquellos y los condicionaba físicamente. cit. Indudablemente. En cuanto a las prácticas escolares. La escolarización en el ámbito de un sanatorio para niños débiles y tuberculosos entre fines del siglo XIX y mediados del XX. frase que se condensó en los años peronistas.Universidad Nacional de General Sarmiento . al encargarse de la reproducción del orden doméstico. (2006). no se consideraba tan importante la adquisición de conocimientos educativos formales […]”38. En este sentido. 19 y 20 de agosto 38 . Sin problematizar la cuestión de género. con el agravado de la escasa infraestructura. Dentro de ésta se encuentra el trabajo de Adriana Álvarez39. Ramaciotti sólo afirma que las divisiones de tareas y la necesidad de escolarización diferían según la sexualidad del paciente: “[…] el varón necesitaba recibir instrucción en tanto su posterior inserción laboral. y las ediciones de los padres de los niños internados. el trabajo de Silvia Zuppa40. la autora menciona un hecho importantísimo para nuestro estudio. familia e infancia en Argentina y Latinoamérica: problemas y perspectivas de análisis (fines del siglo XIX-principios del siglo XXI) Universidad de Buenos Aires . Ramaciotti y en coincidencia con Martínez Pérez. pp.Escuela de Humanidades.

L. LIONETTI. y HALPERÍN. Ediciones del Signo. y Silvia Di Liscia. La historia del cuerpo ha sido abordada tangencialmente en relación a los procesos de construcción de los cuerpos por los saberes psi y los dispositivos escolares41. LIONETTI. M... (2007) La misión política de la escuela pública. Cuerpos. Higiene. 3.. Del “laboratorio para enseñar” al laboratorio de las políticas eugenésicas” “en Jornada Historia de la infancia en Argentina. RAMACIOTTI.. PITA.. (2001) “Moral sexual.) (2000). Universidad Nacional del Centro. (comp. CITRO.Universidad de San Andrés.As/Madrid. Enfoques.. y DEVOTO. Instituto de Investigaciones. . Proyecto UBACyT: “La psicología y el psicoanálisis en la Argentina: disciplina. M.. problemas y perspectivas Universidad Nacional de Gral. Vezzetti.. enfoques y encuentros interdisciplinares”. P. As. 1880-1940”. (1991) “Contracepcionalidad y aborto en la década de 1920: problema privado y cuestión pública”. Bs. Editorial Miño y Dávila. prácticas e instituciones para el “apoyo a los escolares necesitados” en Jornadas “Descubrimiento e invención de la infancia. brevemente expuesto anteriormente.. (2005) Problemas de la anormalidad infantil en la psicología y la psicoterapia. los estudios del cuerpo son escasos. P. Tandil. ed. F. Uppsala. Buenos Aires. (2004). INI (dirs. Debates. Los Polvorines. Tomo II . La vinculación entre el cuerpo y la polio A diferencia del contexto internacional. Sarmiento. EdulPam. sexualidad y mujeres trabajadoras en el período de entreguerras” en MADERO.-A. G. Buenos Aires. Sin embargo.): Historia de las mujeres en Argentina. Identidades. M. 42 DI LISIA S. Taurus. representaciones sociales y prácticas”. en GIL LOZANO. D. BILLOROU. V. M. En este sentido. dirigido por Hugo M. La construcción anatómica de la femineidad en la medicina Argentina”. 10(1). en G. (2000) “Cuerpos femeninos y cuerpos abyectos. ACHA. Estudios de Historia de Género en Argentina. Bs. Acta Americana. Formar al ciudadano de la República (1870-1916). BARRANCOS. Nº 1. J. las prácticas y los discursos higienistas. a partir de los cuales se transmitieron ciertas representaciones y saberes acerca del cuerpo42. (2008) “La escuela pública y su acción sobre los niños débiles en la Argentina de principios del siglo XX. proporcionando elementos para abordar la escuela desde una perspectiva de 41 BORINSKY.también para la ciudad de Mar del Plata. el asistencialismo y la biotipología requerían un entrecruzamiento de los saberes médicos y educativos. 2002 "De las representaciones a las prácticas: la corporalidad en la vida cotidiana".. 1880-1960. Facultad de Psicología. S. K (2009) “Huellas de la educación sanitaria de masa”. Medicina y educación en la Argentina: imágenes prácticas (18801940). Salto. analiza las prácticas pedagógicas de enseñanza de los niños débiles y tuberculosos en instituciones como la Colonia Unzué inaugurada en 1912 y que pertenecía a la Sociedad de Beneficencia de Buenos Aires. fragmentarios y principalmente recientes. “Los comedores escolares en el interior argentino (1930-1840). D. “Médicos y maestros. Estudios Sociales.. Santa Rosa. Vol. As. eugenesia y educación en Argentina. BEN. Código P042. La política sanitaria del peronismo. 43 BARRANCOS. estos estudios sobre la infancia y las enfermedades han dejado a un lado el proceso de escolarización de los niños afectados con la poliomielitis. 16 y 17 de abril de 2009. Revista de la Sociedad Sueca de Americanistas. Taurus. Discursos. Otras líneas de investigación han sido los análisis provenientes de los estudios de género43. editorial Biblos. F. L.. O. y M. Géneros. UBA.TALAK. Santa Rosa. Historia de la Vida Privada en la Argentina. Bs. en Argentina. Primeras aproximaciones. IEHS. tramas intelectuales. Algunos estudios comienzan a indagar hacia el interior del sistema educativo.

vol.. Estudios de caso y nuevas perspectivas” en Carbonetti y Gonzalez Leandro (comps. Buenos Aires.Políticas del cuerpo.. Por otro. 2006. pp 17-18 . de las políticas sanitarias y de los campos de saberes médicos46. As. Prometeo Libros.) Historias de salud y enfermedad en América Latina. Estas cuestiones nos llevan a proponer por un lado que el cuerpo no es únicamente ese ente biológico. aquel que varia según la cultura. Entre los que no fueron citados también pueden considerarse los estudios de: COLÁNGELO. sentidos y procesos que se condensan en él. 18 de noviembre de 2008. Estrategias modernas de normalización del individuo y la sociedad.género unida a anclaje en el cuerpo. en Jornada de Historia de la Infancia en Argentina. “Control y generización de los cuerpos durante el peronismo: La educación física como transmisora de valores en el ámbito escolar (1946-1955)”. Colección el Mamífero Parlante. LOBATO. sino que se construye en relación al mundo social en el cual se inserta. As. y volviendo a lo expuesto anteriormente. Entonces. Universidad de General Sarmiento. Por un lado.G. La Aljaba. es el cuerpo.. pero que además adquiere técnicas y gestos y un modo de interpretarlo y representarlo. Bs. creemos que el cuerpo comprende varias facetas. Historizar al cuerpo. es decir es la precondición necesaria para todas las cosas. (1997) Cuerpos de Papel. SCHARAGRODSKY. (2005-2006) op. P. Cuando las mujeres reinaban. Depende de qué noción de cuerpo sea la adoptada será la historia que se estudiará. Cuerpo..) (2005). están impresos en él procesos de docilización que lo configuran. Siglos XIX y XX. Biblios 46 Gran parte de los trabajos han sido mencionados anteriormente. El primer elemento/materia que está presente en todos los acontecimientos. S. los movimientos y las sensaciones gestos “naturales”47. es decir poder analizar al cuerpo desde una perspectiva histórica implicaría concentrarse en el núcleo de la civilización material.. no sólo el cuerpo es carne sino que también es representaciones. es el aquí y ahora de los sujetos. O. En este sentido. COURTAINE. (2007). UNC. S. Bs. y M. Carbonetti y Gonzalez Leandri (2008) “La historia de la salud y la enfermedad en Brasil y Argentina. Uno de los elementos que restituye una historia del cuerpo es el mundo de lo inmediato. (comp. A. A. A.J. cit. estableciendo la posibilidad de problematizar a la escuela como portadora de modelos de cuerpo44. M. M. 1880 – 1960. VALLEJO. XXI. cuando hicimos referencia al campo de los estudios socioculturales de la salud. Z. y AISENSTEIN. “La construcción médica del niño y del cuerpo infantil: los discursos y las prácticas de la pediatría y la puericultura entre 1890 y 1930”. Belleza. Córdoba. desde la historia de la salud se ha contribuido al estudio de los cuerpos en relación con la historia social de las enfermedades y de la construcción de los sistemas de salud. VIGARELLO. G. Figuraciones del cuerpo en la prensa 1918-1940. aquel espacio que la persona ocupa en el mundo. Tras las huellas de la Educación Física Escolar Argentina. Los Polvorines.J. Centro de Estudios Avanzados. También se encuentran las investigaciones que se han centrado exclusivamente en la representación de los cuerpos45. Finalmente. 2005. Género y Pedagogía 1880-1950.. CONICET.). 9. Es por 44 CORNELIS. la cual hace de los gestos.. Virtud y Poder en la Argentina del siglo XX. el de los estados físicos. MIRANDA (comps. Barcelona. Gedisa. 45 TRAVERSA. 47 CORBIN.

específicamente durante la última epidemia. Con la intención de finalizar este pequeño trabajo introductoria y sin pretensiones de un cierre concreto. Una exploración de su potencialidad como problema de investigación. el trabajo que pretendemos transitar intenta de algún modo establecer los primeros acercamientos a un estudio del cuerpo desde la perspectiva histórica. Por otro. En este sentido. Cuerpo. Sin embargo y a consecuencia de la amplitud del cuerpo como objeto de análisis. . a su vez que contribuyó a crear ciertas representaciones y metáforas sociales sobre la enfermedad y sus secuelas. que afectó en su mayoría a los niños en edades pre-escolares y escolares produciendo efectos sobre los cuerpos interrumpiendo el proceso de escolarización. a partir de la cual se podrán observar las implicancias del padecimiento de la enfermedad en la vida escolar y las representaciones sociales de la misma. Finalmente creemos que la categoría analítica propuesta en el primer apartado: corporalidad (embodiment) es fundamental para realizar una historia del cuerpo. ya que la escuela nos brinda un anclaje a la vida cotidiana del niño-polio. como mecanismo médico para frenar su proliferación. por un lado. género y poliomielitis en la escuela. que tengan en cuenta la magnitud de la última epidemia y la importancia otorgada por los médicos de aquella época y la implementación de la vacuna Sabin. cada práctica y cada representación del cuerpo corresponde a una visión del mundo. creemos necesario un recorte más específico de la temática proponiendo como nuestro objeto de estudio a la forma en que fueron leídos los cuerpos de los niños afectados con poliomielitis. sino un puntapié para mi tesis de licenciatura. que aborden la temática de manera central a mediados de los años cincuenta en Argentina. En este sentido. el temor al contagio o a la posibilidad de contraer la enfermedad supuso la implementación de prácticas preventivas que condicionaron y actuaron sobre los cuerpos. una de las preocupaciones que se deriva de la poliomielitis fue. significativos. Se presentarán algunas consideraciones finales exponiendo nuestra problemática como una investigación a realizar.ello que cada saber. No hay trabajos. y la interpretación de ciertas representaciones y metáforas acerca de la enfermedad a partir de una mirada hacia el proceso de escolarización de estos mismos niños. y dentro de ella a una definición de persona.

El cuerpo. las actitudes y los movimientos. un trabajo interdisciplinario y la integración del lisiado a la sociedad. además. una de ellas es la escuela. la escuela se vio influenciada por una nueva tematización del niño. y por otro la probabilidad de contagio. Niños Lisiados). En este sentido. fue protagonista de nuevos fenómenos como la sanción de los derechos del niño y los cambios a nivel sociocultural y político49 que implicaron cambios en la crianza50 Sin embargo. y por otro fue escenario de instalación de uno de los centros de rehabilitación más importantes en la segunda mitad de los años cincuenta: CERENIL (Centro de Rehabilitación para los. por un lado las secuelas corporales que deja en los niños que la padecen. Ésta cumplió no sólo con la tarea de transmitir conocimientos. Rustoyburu: 2009). Vigarello: 1995) (Carli: 1997) 50 (Cosse: 2010a. durante su última epidemia 1956-1957.Consideramos que el cuerpo no es sólo la representación biológica. la magnitud de su extensión ha sido la preocupación no sólo de los médicos sino también de toda la sociedad. 49 . en este sentido. 2010b. las problemáticas en base a la enfermedad recorren dos direcciones. estos estudios sobre infancia han dejado a un lado el proceso de escolarización de los niños afectados con la poliomielitis. sino que tiene significados sociales y culturales48. sino también propuso modelo/s de cuerpo/s. Estos procesos se han desarrollado en varias instituciones. Como dijimos anteriormente. pero el niño. que imprime nociones corporales a los cuerpos sanos. Borinski: 2004. 48 (Foucault: 1994. el temor social a contraer la enfermedad. produciendo ciertas representaciones y metáforas sociales sobre las secuelas de la enfermedad. Elías: 1992. está mediado por procesos que modelan los gestos. como portador de historia. por un lado una de las ciudades donde el proceso de escolarización fue temprano en relación al resto del país. ¿colorín colorado?? Poné esas preguntas. A mediados del siglo XX. El caso de Mar del Plata es indicado para analizar estas nuevas configuraciones corporales ya que es. A partir de esta institución se pueden apreciar los cambios de paradigma de la ciencia médica hacia el pensamiento de una rehabilitación. llegando a interrumpir el ciclo escolar. Turner: 1996. donde el psicoanálisis y la psicología fueron los nuevos campos de saberes y producción de nuevos especialistas.

 CITRO.  CORBIN. enfoques y encuentros interdisciplinares”.. (Eds. . 1870-1950.17. Avatares de la medicalización en América Latina 1870 – 1970..Historia del Cuerpo. VIGARELLO. (2005).). v.  BORINSKY. Mar del Plata (1893-1920)” en História.-mar. COURTAINE. Madrid. 16 y 17 de abril de 2009. Metamorfosis. Revista de la Sociedad Sueca de Americanistas. 10(1).J. 2002 "De las representaciones a las prácticas: la corporalidad en la vida cotidiana".TALAK.J. J.Bibliografía  ÁLVAREZ.  COURTAINE J.Historia del Cuerpo. Vol I. Historias de enfermedades. 2005  BERTHELOT. tramas intelectuales.G. jan.J. prácticas e instituciones para el “apoyo a los escolares necesitados” en Jornadas “Descubrimiento e invención de la infancia. Madrid. D.. (Comp. M. J.. Buenos Aires. (2005) Problemas de la anormalidad infantil en la psicología y la psicoterapia.  ÁLVAREZ. y REYNOSO. n. Lugar Editorial. III. Taurus. UBA.  BRAIDOTTI. tuberculosis y cultura en Buenos Aires. Mar del Plata. Instituto de Investigaciones. Código P042. en The Body. London.) (2004). Proyecto UBACyT: “La psicología y el psicoanálisis en la Argentina: disciplina. S. A. Acta Americana. dirigido por Hugo M. Madrid. MOLINARI.. As. Taurus. salud y medicina en la Argentina del siglo XIX-XX. Ciências.M. Discursos. (2005-2006) . Vol. Vezzetti. A (2010) “La experiencia de ser un niño debil y enfermo lejos de su hogar: el caso del Asilo Marítimo. Sage  BILLOROU. IEHS. representaciones sociales y prácticas”. Bs.: (1995) “Sociological Discourse and the Body". Debates. Edhasa  ARMUS. Universidad Nacional del Centro. “Los comedores escolares en el interior argentino (1930-1840). (2005-2006) . I. Tandil. Facultad de Psicología.1. Saúde – Manguinhos. M. Rio deJaneiro.-A. M.  ARMUS (2007) La ciudad impura salud. Uppsala. D. A. R. Universidad Nacional de Mar del Plata.

SarmientoUniversidad de San Andrés. vol LXI. EdulPam. En MANDELL. Nº1  MODLIN. 18801960. eugenesia y educación en Argentina.. Revista de historia de la medicina y de la ciencia. BENNETT. L. Enfermedades infecciosas. en G. (2005) Polio.  OSHINSKY D. J. LVIII. M. Bs. Buenos Aires-Madrid. (2008) “La escuela pública y su acción sobre los niños débiles en la Argentina de principios del siglo XX. Enfoques. DOLIN. La política sanitaria del peronismo. Akal..As/Madrid LIONETTI. Principios y práctica. (2004). Siglo XXI  IMAZ MARTÍNEZ.  LIONETTI. Ed.  MARTÍNEZ PÉREZ. M. Editorial Miño y Dávila. Los Polvorines. DI LISIA S. Universidad Complutense de Madrid. Santa Rosa. (2007) Speculum: Espéculo de la otra mujer.. Medicina y educación en la Argentina: imágenes prácticas (1880-1940). 2001.. Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia vol. julio-diciembre  RAMACIOTTI. Historia de la sexualidad. nº 2. Buenos Aires .  RAMACIOTTI K. en Dossier La poliomielitis y sus contextos: experiencias colectivas e individuales ante la enfermedad en el siglo XX ASCLEPIO. (eds. E. J.. J. Formar al ciudadano de la República (1870-1916). madres en gestación. Metáforas de un cuerpo fronterizo” en Política y Sociedad N° 36. problemas y perspectivas Universidad Nacional de Gral.). (2007) La misión política de la escuela pública. 1880-1940”. K (2009) “Huellas de la educación sanitaria de masa”.E.  IRIGARAY. “Mujeres gestantes. Buenos Aires.. (2006) Las sombras de la política sanitaria durante el peronismo: los brotes epidémicos en Buenos Aires en Asclepio. Poliovirus. G. Higiene. Del “laboratorio para enseñar” al laboratorio de las políticas eugenésicas” “en Jornada Historia de la infancia en Argentina. Madrid. y Silvia Di Liscia. The crusade that mobilized the Nation against the 20th century’s most feared disease. An American story. Editorial Médica Panamericana.L. Santa Rosa. L. (2009) “Presentaciones: la poliomielitis como modelo para el estudio de la enfermedad en perspectiva histórica”.  FOUCAULT. ed. L. Salto. editorial Biblos. R. (2005).F. “Médicos y maestros. (2004). New York: Oxford University Press.

University of Michigan Press  TURNER.Escuela de Humanidades. W (1998) “El concepto de género”. S. J. Michigan. B. (2005) Polio and its aftermath. The paralysis of culture. La escolarización en el ámbito de un sanatorio para niños débiles y tuberculosos entre fines del siglo XIX y mediados del XX. Segunda edición  ZUPPA. en Jornadas Estado. A. familia e infancia en Argentina y Latinoamérica: problemas y perspectivas de análisis (fines del siglo XIX-principios del siglo XXI) Universidad de Buenos Aires .  SCOTT. Marysa y Stimpson Catherine R. Universidad Nacional de San Martín 18. (1996) The body and Society.  STRATHERN. (2010) Los niños enfermos necesitan “una enseñanza esmerada”. (comps. Universidad Autónoma de México. diciembre-mayo. y SOLANA E. en Navarro.P. (1996) Body Thoughts. J.. (2007/2008) “El cuerpo y las ciencias sociales” en Revista Pueblos y Fronteras. REYES R.  SHELL M.) ¿Qué son los estudios de mujeres? Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.Universidad Nacional de General Sarmiento . N°4. S. Cambridge: Harvard U. 19 y 20 de agosto .