Como fuerte creyente en el unidad de la conciencia humana y su expresión

poética a través de la mitología, a través del concepto de monomito
Campbell expresó la idea de que la totalidad de la raza humana podría ser
vista como recitando una historia única de gran importancia espiritual, y en
el prefacio de El héroe de las mil caras indicó que su meta era demostrar las
similitudes entre las religiones orientales y occidentales.
Su sentido último se refiere a la búsqueda de la humanidad del mismo
fundamento o fuerza desconocida de la que todo procede, en la cual todo
existe actualmente y a la que todo retornará, y se considera que es
"imposible de conocer" ya que existía antes de las palabras y el
conocimiento. La forma de la historia, sin embargo, tiene una estructura
conocida, que puede ser clasificada en las diversas etapas de las aventuras
de un héroe como la llamada a la aventura, recibiendo ayuda sobrenatural,
encuentro con la diosa/expiación con el padre y retorno. Como la verdad
última no puede ser expresada en términos sencillos, rituales espirituales e
historias se refieren a ella mediante el uso de "metáforas", un término que
Campbell utilizó en gran medida e insistió en su sentido propio: en contraste
con las comparaciones, que utilizan el término como, las metáforas
pretenden una interpretación literal de lo que se están refiriendo, como en
la frase "Jesús es el Hijo de Dios" en lugar de "la relación del hombre con
Dios es como la de un hijo a un padre".23 Según Campbell, el mito del
Génesis de la Biblia no debe tomarse como una descripción literal de
acontecimientos históricos que suceden en nuestra comprensión actual del
tiempo y el espacio, sino como una metáfora para el surgimiento de la
conciencia cognitiva del hombre, ya que evolucionó a partir de un estado
animal previo.24
Campbell a menudo describía la mitología como teniendo una función cuádruple para la
sociedad humana. Esto aparece al final de su obra The Masks of God: Creative
Mythology (Las máscaras de dios: mitología creativa), así como en varias conferencias:26
1. La función metafísica: despertar un sentido de asombro ante el misterio del
ser
Según Campbell, los misterios absolutos de la vida no pueden ser capturados
directamente en palabras o imágenes. Los mitos son "declaraciones del ser" 26 y la
experiencia de este misterio sólo se puede obtener a través de una participación
en rituales míticos o de la contemplación de símbolos míticos que señalan más
allá de sí mismos. "Los símbolos mitológicos tocan y estimulan centros de vida
más allá del alcance de la razón y la coacción... La primera función de la mitología
es conciliar la conciencia de vigilia al mysterium tremendum et fascinans de este
universo tal como es".27
2. La función cosmológica: explicación de la forma del universo
El mito también funciona como una proto-ciencia, proporcionando al mundo
observable (físico) un acuerdo con los significados metafísicos y psicológicos
prestados por las otras funciones de la mitología. Campbell notó que el dilema

para acoger la vida que nos esta esperando. Si nos estamos aferrando a la forma ahora. Esto se debe a que evolucionaron bajo "presión" de necesidades mucho más intensas que las que se encuentran en nuestro mundo moderno. las culturas más antiguas utilizan los ritos de paso como una prueba adolescente a la etapa adulta. El privilegio de una vida es ser quien uno es. deben transformarse y evolucionar continuamente debido a que las mitologías más antiguas. Al atesorador. aferrarse. Cuando hablamos de arreglar los problemas del mundo. no tendremos la próxima forma. estamos descortezando el árbol que no debemos. Campbell cree que si los mitos son para que continúen cumpliendo sus funciones vitales en nuestro mundo moderno. El mundo es perfecto. Es un caos. El infierno es la vida secándose. Cuando nos aferramos a cualquier forma corremos peligro de putrefacción. 4. La mitología confirmó ese orden y lo hizo cumplir reflejándolo en las historias mismas. al que en nosotros quiere quedarse. Por ejemplo. en particular con respecto a las cambiantes realidades cosmológicas y sociológicas de cada nueva era. La función psicológica: guía del individuo a través de las etapas de la vida Cuando una persona pasa por la vida encuentra muchos desafíos psicológicos. Más tarde. El mito puede servir como una guía para el paso exitoso a través de las etapas de la vida. Hay que librarse de la vieja piel para que pueda salir la nueva.moderno entre ciencia y religión en los asuntos de verdad es en realidad entre la ciencia del mundo antiguo y la de hoy. sin transformar. No lo cambiaremos. 3. simplemente no tienen en cuenta las realidades de la vida contemporánea. Si nos fijamos en lo viejo nos atascamos. La función sociológica: validar y apoyar el orden social existente Las sociedades antiguas tenían que ajustarse a un orden social existente para sobrevivir. debemos matarlo. Nuestro trabajo es enderezar nuestras vidas. una mitología viva enseñará a la misma persona a abandonar las posesiones materiales y los proyectos terrenales cuando se disponga a morir. . describiendo a menudo cómo llegó el orden de la intervención divina. Debemos estar dispuestos a librarnos de la vida que planeamos. Siempre ha sido un caos.

La meta del viaje del héroe hasta el punto gema. abandonar la casa. es encontrar esos niveles psíquicos que se abren. La vida vive de vidas. no realizarás tu potencial. y no hay sendero. Donde hay camino o sendero. El pan resulta de la muerte del trigo. Nada es seguro si se obedece el llamado de la aventura. empezar la jornada del héroe. en el punto más oscuro. La vida heroica es vivir la aventura individual. es un sendero ajeno. y la apertura última del . Sigue tu bienaventuranza. Desoír el llamado significa estancamiento. Nuestra propia vida vive de los actos de otros. Te sacas de encima el ayer. El sentido del humor te salva. como la serpiente su piel. abren. No estás en tu propio sendero. Lo divino vive en tí. El miedo es lo que nos mueve hacia adelante. abren. La eternidad es una dimensión de aquí y de ahora. Rebelarse es seguir la huella de su bienaventuranza. Cuando uno ha matado a ese dragón. Si la semilla no muere no hay planta. La tierra debe romperse para producir vida. La sociedad es el enemigo. Mata al dragón “Debes”. Sobre el dragón hay muchas escamas. Todas ellas dicen “debes”. Nada es excitante si sabes cual será su resultado. Entras al bosque. Todo proceso implica romper algo. Una mirada humorística a tu situación te da distancia espiritual. lo experimentas negativamente. Vive desde tu centro. Lo que no experimentas positivamente. Si sigues el camino de otros.No se puede hacer una tortilla sin romper los huevos: destrucción antes de la creación. seguir su bienaventuranza. uno se vuelve “El Niño”. cuando impone sus estructuras sobre el individuo. Tu deber auténtico es irte de la comunidad para encontrar tu bienaventuranza.

Si amas lo espiritual no puedes despreciar lo terreno. La cosa maldita en la cueva que tanto temes se ha vuelto el centro. Salta. El propósito del viaje es la compasión. los dioses te lo darán Pero debes estar preparado. La meta es vivir con compostura divina. Si lo quieres todo. ahí está el tesoro. unir las dos cosas. como Dionisios cabalgando el tigre sin ser despedazado. Un pequeño consejo que le daban a un indio americano cuando su iniciación: “Cuando avances en la vida verás un gran abismo. Más allá del mundo de opuestos hay una invisible. Ese es el viaje. El objeto es devolver la gema al mundo. La cueva misma en la que temes entrar resulta ser la fuente de lo que estas buscando. La separación visible en el mundo es secundaria. en pleno gesto de energía. Encuentras la gema y ella te lleva. de lo que se trata es de encontrar ese punto quieto en tu mente donde todo compromiso se desvanece. Bajando al abismo es como recuperamos los tesoros de la vida. Cuando has superado los pares de opuestos has llegado a la compasión. Sri Ramakrishna dijo: “No busques la iluminación si no buscas como un hombre cuyo cabello esta en llamas busca agua”. pero experimentada unidad e identidad en todos nosotros.misterio de tu Ser es La conciencia de Buda o del Cristo. Cuando tropiezas. no es tan ancho como crees” .