FRANCIS GOICOVICH

*
ENTRE LA CONQUISTA Y LA CONSOLIDACIÓN FRONTERIZA: DISPOSITIVOS DE
PODER HISPÁNICO EN LOS BOSQUES MERIDIONALES DEL REINO DE CHILE
DURANTE LA ETAPA DE TRANSICIÓN (1598-1683)
>consecuencias del desastre
español en Curalava fueron el punto final del proyecto de hegemonía peninsular al
sur del Biobío.
>mientras la centuria que abarca el lapso 1550-1656 experimentó un predominio
de
la guerra, los dos siglos y más que envuelve el período 1657-1883 estuvo
caracterizado
por una preeminencia de las relaciones pacíficas.
>Guillaume Boccara: dos fases en el desarrollo del contacto hispano-indígena: el
“Período del Diagrama Soberano (1545-1641)”, caracterizado por “la guerra a
sangre
y fuego y una paz esporádica”11, y el “Período del Diagrama Disciplinario
(1641-1810)”, definido por un giro estratégico en el que ya no se trató de “reducir
a los indígenas por las armas para establecer la pax hispánica, sino de pacificar a
individuos y grupos, es decir, de politizarlos y civilizarlos mediante una labor
permanente y continua sobre sus cuerpos y mentes
>la conquista se canalizó a través de tres vehículos de expresión: requerimiento
fue el medio de autolegitimación del accionar hispano. En el caso reche-mapuche,
constatamos que a poco de haberse fundado la
ciudad de Concepción, los españoles tuvieron que enfrentar el ataque de las
parcialidades
circundantes, acción en la que Pedro de Valdivia reconoce haber hecho
muchos prisioneros, “de los cuales mandé cortar hasta doscientos las manos y
narices, en rebeldía de que muchas veces les había enviado mensajeros y hécholes
los requerimientos20 que V.M. manda”. En el plano de la objetivación del discurso,
los medios en que se materializó la
“performance” de la conquista fueron las acciones armadas y la dinámica del
poblar y sustentar:
La campeada: incursiones punitivas que efectuaba el ejército o “campo” con
el propósito de someter parcialidades o provincias completas que se encontraban
en armas por medio del hambre y la devastación sistemática de sus
territorios.
b) La correría: término que con el paso del tiempo fue reemplazado en el lenguaje
fronterizo por la voz indígena “maloca”, y que alude a las expediciones de
pequeños grupos que en los primeros tiempos permitían acceder, mediante el
saqueo, a los recursos que escaseaban principalmente en los fuertes, si bien
desde las postrimerías del siglo XVI estuvieron orientadas preferentemente a la
captura de “piezas” o esclavos con fines netamente lucrativos.
>Las vicisitudes que envolvió el alzamiento
general que se iniciara en el paraje de Curalava hizo colapsar los cimientos
del modelo de implantación del poder que se había desplegado hasta entonces
>los años

postreros del siglo XVI fueron marcados por una rebelión en que la dinámica del
poblar y sustentar, materializada en el modelo de frontera abierta, encontró su
punto final
conclusión:
Las profundas contradicciones, conflictos y debates que se gestaron en el

seno del grupo hispano-criollo en el periodo que va desde 1598 hasta 1683.. le otorgan a este lapso de la historia de la relación interétnica en los bosques del sur del Reino de Chile. El enfrentamiento entre los focos de poder que encarnaban ambos proyectos o “diagramas” no se restringió a los catorce años que abarcó la implementación del sistema de Guerra Defensiva. por una parte.. Junto a ello. Reconociendo el meritorio aporte que hace Guillaume Boccara al distinguir dos grandes fases o “diagramas” en el marco del proyecto global. El intento de reconstruirlo durante el siglo XVII. o a lo menos dificultar el éxito inmediato de estas estrategias. pero que fue reinstaurado con el apoyo de hombres y recursos venidos del exterior. ribetes no conocidos hasta entonces. una identidad que lo particulariza de los desarrollos tanto posteriores como precedentes. se encontró con un país dividido entre dos opiniones: aquellos que sostenían que no se debía admitir la paz de este enemigo. por el que los peninsulares buscaron someter a los habitantes originarios de esas regiones. los hitos históricos que enmarcan nuestra periodificación destacan la trascendencia de acontecimientos locales antes que centrar la mirada en la política colonial que se gestaba en la metrópoli: a) La principal consecuencia de la victoria indígena en Curalava fue mostrar categórica y definitivamente la ineficacia de un modelo de dominación que ya había colapsado cuatro décadas y media antes. b) En el año 1683 coincidieron dos acontecimientos totalmente complementarios que jugaron a favor del predominio absoluto del proyecto jesuita: a la abolición legal de la esclavitud –el principal escollo para la difusión del evangelio y consolidación de la paz– se sumó la independencia del Reino de Chile como provincia eclesiástica. se estrelló con un complejo entramado de alianzas socioterritoriales indígenas. las disputas que se generaron en el contexto de la aplicación de estos modelos de implementación del poder. nos hacen bautizar a este lapso de la historia de la relación interétnica en las latitudes meridionales de la gobernación como “Etapa de Transición”. . lo que redundó a favor de una actividad misional que alcanzó. desde ese instante. así por lo que a enseñado la esperiencia en su infidelidad como por no tener cuerpo ni cabeza con quien asentar tratos y calidad de ella. Quizás es el gobernador Martín de Mujica quien grafica más fielmente la esencia de este periodo cuando dice que al buscar el mejor medio para reducir a los indios al gremio de la iglesia y obediencia al rey. sino que atravesó de principio a fin todo el período que abarca la etapa que proponemos. [y] los que llevan la opinion contraria […] sobre que se debe admitir la paz y solicitarla por los medios mas eficaces y decentes que se puedan82. consideramos que nuestra propuesta de periodificación rescata. así como la aparición de nuevas tecnologías que terminarán por consolidarse en el siglo XVIII. La pervivencia de dispositivos de poder que se venían arrastrando desde la Etapa de la Conquista. caracterizada por el enfrentamiento de fuerzas. ya sea total o parcialmente. así como el hecho de que los reche-mapuches contaban con sus propios dispositivos de poder para anular. las disputas jurídicas y los desplazamientos funcionales de los objetivos originales de algunos de estos dispositivos. así como también con la implementación de un nuevo modelo de dominación que tuvo en la Compañía de Jesús a su alma gestora.