PALABRAS DE CRISTO EN LA CRUZ

INTRODUCCIÓN.
La muerte de CRISTO, en la cruz, tiene como mensaje la última esperanza de salvación
para el hombre. CRISTO da su vida en abundancia porque es la única manera de llegar a
los pies del CREADOR: nadie va al PADRE si no es a través de MÍ, porque YO soy el
camino, la verdad y la vida, dice JESUCRISTO.
Todos los actos de Dios que son dirigidos por una sabiduría e inteligencia perfectas, tienen
el ingrediente del AMOR. El amor de Dios se manifiesta en el paroxismo de su bondad y lo
demuestra entregándonos a su unigénito hijo para que a través de ÉL, obtengamos perdón
de nuestros pecados.
En Mateo 19.17 (Mc. 10 y Lc. 18), encontramos que un discípulo de Cristo le dijo:
¿Maestro Bueno, que bien haré para tener la vida eterna? Él le dijo: ¿Por qué me llamas
bueno? Ninguno hay bueno sino uno: DIOS, más si quieres entrar en la vida, guarda los
mandamientos.
El amor de Dios es testimonio de su bondad. Santo Tomás al respecto dice: “Dios es tan
bueno que nos enseña cómo es lo malo para que nosotros no lo hagamos”.

LAS SIETE PALABRAS DE CRISTO EN LA CRUZ
1. PADRE PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN.
El amor de DIOS PADRE, también lo tiene el HIJO, tanto, que en los estertores
de su muerte tiene la fuerza suficiente para decirle al PADRE que perdone a los
que lo crucificaban.
CRISTO sabe que la justicia DIVINA no permitirá que quede sin pagar lo que le
hacían al más noble, más santo, más dulce, más obediente de todos los hijos, Él.
Por eso en el PAROXISMO de su amor, como el del PADRE, le ruega al que
está en los Cielos que perdone a los culpables del más execrable delito.
El ser humano ni se imagina como DIOS PADRE hará pagar a todos los que con
sus actos renuevan el sacrificio del Calvario, por eso CRISTO le ruega el perdón
por la humanidad porque ÉL sabe de la justicia de DIOS.

2. YO TE ASEGURO QUE HOY ESTARÁS CONMIGO EN EL PARAÍSO.

1

el más bendito. el dolor que estaba padeciendo le rogó a su PADRE no como un reclamo sino como un sentir al ver que la humanidad por la que ÉL venía a salvarla. DIOS MÍO PORQUÉ ME HAS ABANDONADO. DIOS para ser más DIOS que nunca quiso que su hijo amado naciera de mujer y viniera a este mundo como la última esperanza de salvación de la humanidad. Arrepintámonos de nuestras debilidades y pidamos al autor de la creación nos perdone para alcanzar la vida eterna. 4. 3. si no por culpa nuestra. cual sería el inmenso dolor de María al ver que el más noble. ¿Tiene miedo el SALVADOR?. HIJO E AHÍ A TU MADRE. el más dulce. ÉL se olvida de nuestro pasado. ni los escupitajos. ni envidias. de que si hay arrepentimiento verdadero. Ni los cinco mil azotes que Pilato ordenó le propinaran. para encontrarse con su PADRE amado. debemos confiar como el buen ladrón. asegurar un lugar en el Cielo por su arrepentimiento. La madre símbolo de la abnegación. que alegría la del buen ladrón que recibía la promesa. del mismo CRISTO. ni egoísmos. sin mentiras. Cada día debemos vivirlo como si fuera el último y cada día debemos estar reconociendo nuestros errores y pecados mostrando arrepentimiento porque como nadie sabe cuándo estaremos rindiendo cuentas de nuestros actos. ¿abandonará la empresa asumida? No. del sacrificio. La promesa hecha al buen ladrón es la muestra del ofrecimiento que hace DIOS a la humanidad si esta cambia su vida para convertirla en una nueva al servicio de su prójimo. CRISTO sabía a qué venía a este mundo pero no debemos olvidar que era humano como nosotros y frente a la terrible realidad que estaba viviendo. ni insultos que le profirieron los inhumanos sayones. lo 2 . renovando con nuestros actos cada día la feroz carnicería. el más sagrado de todos los humanos. que hicieron con ÉL los sayones inhumanos. porque es un ofrecimiento del autor de la vida y de todo lo que hay en el mundo. ni la corona de espinas que hirieron su rostro hasta hacerlo sangrar. sin odios. de la misericordia de DIOS y alcanzar la vida eterna y llegar al PARAÍSO. DIOS MÍO. sufría la más tormentosa de las muertes ni siquiera por culpa propia. el más santo. que satisfacción. El Hijo de DIOS hecho hombre como todos nosotros los humanos venía a entregar su vida por nuestros pecados y nosotros ciegos y sordos nos entregamos a las veleidades y a las concupiscencias de la vida. impidieron que desde la cruz en la que estaba crucificado (lugar en el que colocaban a los más terribles delincuentes).Que dicha. del sufrimiento y del dolor cuando ve sufrir a un hijo. MUJER E AHÍ A TU HIJO. para que de ella cuidara como lo hizo ÉL cuando estaba en este mundo que dejaba. mil veces no. se olvidara de su santísima madre María para encargársela al amado discípulo Juan. el más obediente.

y las dulces palabras que pronunciaba enseñándonos la vida eterna han entrado en un silencio sepulcral. sed de los que velan por los ancianos. alcanza a decir TODO ESTÁ CONSUMADO. 7. como el agua que ofreció a la samaritana cuando le prometió el agua viva que era ÉL. El REY de REYES. ¿también? Cuando CRISTO alza los ojos al cielo ya no bajan los ángeles a servirle como en el desierto. con nuestras buenas acciones. A lo menos no seamos uno más del número de esos ingratos 5. sed de los que visten al desnudo y dan de comer al hambriento. idolatrías. nervios. al fin. blasfemias. cuando mira hacia la tierra no oye sino insultos. odios. agravios e injurias y siente un total abandono. el REY de la GLORIA. es decir la salvación. que dolor. al fin. Miremos al SEÑOR y que desfigurado está. si decidimos morir antes que ofender al HIJO amado del DIOS eterno. 3 . solo tendrá un hálito de consuelo si nos proponemos nunca más pecar. es decir.abandonaba y lo dejaba solo a su dolor. el HIJO AMADO de DIOS PADRE CREADOR. fornicaciones. que sufrimiento experimentaba el REY de la GLORIA y en los finales de su existencia de 33 años en esta morada llamada Tierra. La sed de CRISTO no es la sed del agua es la sed del arrepentimiento que reclama a la humanidad. La misión que el PADRE le había encomendado la cumplió con creces y todos nosotros cristianos debemos imitar. que no hacen sino renovar su sufrimiento. terminado. sus ojos ya no muestran la alegría cuando se reunía con sus discípulos. sed de los que visitan a los enfermos. sed. sed de los que le aman para recibirle en su mente y su corazón. mentiras. si reconocemos la gravedad de nuestros pecado y buscamos alcanzar el amor eterno de nuestro SEÑOR JESUCRISTO. TODO ESTÁ CONSUMADO. adulterios. sed de los arrepentidos. 6. sed de las almas penitentes. desmenuzan sus huesos. ¡que ingratitud! Cómo es posible que seamos insensibles al terrible dolor de CRISTO y lo sigamos olvidando y abandonando con nuestras rencores. clamaba en la agonía. en el desconsuelo y la tristeza de haberlo dado todo y no recibía más que insultos y sufrimiento. como queriendo decir: PADRE. Todo este padecimiento del HIJO de DIOS. EL MAESTRO de MAESTROS. TÚ. cumplido. si resolvemos. sed de los que ayudan a los que piden limosna. y dijo TENGO SED. sed de los que quieren salvarse. de los que saben que CRISTO es el camino la verdad y la vida. TENGO SED. PADRE EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU. las viudas y los huérfanos. sus pies agujereados con gruesos clavos que rompen venas. morir una y mil veces antes que renovar con nuestros actos el padecimiento de nuestro SEÑOR.

CRISTO sabía que con su muerte le decía al CREADOR de Cielo y Tierra que regresaba a ÉL. PADRE en tus manos encomiendo mi ALMA. la confianza y la fe que CRISTO tiene en el PADRE y sin ningún temor se encomienda a ÉL sabiendo cuanto era amado. que sea los eslabones que tenemos que subir para llegar al REY de la GLORIA. cada día. nuestros actos y acciones y pedir a JESUCRISTO que sea nuestro intermediario ante el PADRE. Estas palabras muestran la seguridad.La primera creatura de DIOS es CRISTO. y todo lo que existe en el mundo fue hecho con ÉL. GLORIA AL ESPÍRITU SANTO. DIOS te dodo lo visible y los invisible. El mensaje es que todos debemos encomendar. GLORIA AL HIJO. en tus manos deposito toda mi confianza. GLORIA AL PADRE. Venía del PADRE y regresaba al PADRE y como ÉL sabía que todas las almas son de DIOS dejaba en las manos de nuestro CREADOR su ALMA. creador de Cielo y Tierra. por eso el CREADOR lo envió para que cumpliese una misión que solamente ÉL la podía cumplir. de TI salí y a TI vuelvo. 4 . CRISTO sabía a qué venía a este mundo de allí la respuesta a su madre MARÍA y a JOSÉ su padre cuando lo encontraron conversando con los doctores de la ley: “no sabían que tenía que ocuparme de los negocios de mi PADRE”. para ÉL y por ÉL.