CAPITULO I.

- RESEÑA HISTÓRICA DE LOS VALORES
HUMANOS
1.1.- DEFINICIÓN DE LOS VALORES HUMANOS.Etimológicamente la palabra valor viene del latín “valoris”,
que significa fuerza, fortaleza. (Definiciona, 2015)
“El origen de los valores humanos se desprende del vocablo
latín “aestimable”; desde el principio de la historia los
valores humanos se definieron con el término de
absolutismo; debido al trato que recibía el ser humano. Así
mismo aparece una etapa importante de la creación de este
concepto de las personas insensibles, quienes definían los
valores humanos como algo sin mayor jerarquía” (Luz, 2009).
.
Desde entonces se hablaba de los valores como la virtud, la
dignidad, la honestidad, responsabilidad, tolerancia,
respeto, libertad, solidaridad, comprensión entre otros; pero
siempre teniendo en cuenta la igualdad humana.
Los valores son principios que permiten orientar el
comportamiento humano. Son creencias fundamentales que
ayudan a elegir un comportamiento en lugar de otro. Son
convicciones profundas de los seres humanos que
determinan su manera de ser y orientan su conducta.
Los valores reflejan intereses, sentimientos y convicciones,
proporcionan pautas para plantearse metas y propósitos
personales y colectivos. Son fuente de satisfacción y
plenitud.
Los valores se refieren a necesidades humanas y
representan ideales, sueños y aspiraciones, en forma
independiente de las circunstancias. Por ejemplo: aunque
seamos injustos la justicia sigue teniendo valor.
Los valores son la base para relacionarnos con los demás y
vivir en comunidad, permiten regular nuestra conducta para
el bienestar colectivo y una convivencia armoniosa.

1.2.- HISTORIA DE LOS VALORES HUMANOS.- Es en la
civilización griega en la que nace la mención de los valores
humanos, para esta civilización eran cuatro los valores
principales: la democracia, la verdad, la libertad y la
belleza. Los intelectuales y filósofos griegos buscaban
profundamente lo que era la verdad. Platón “decía acerca
del valor que es lo que da la verdad a los objetos
comprensibles ” (Luz, 2009)., Aristóteles “abordó el tema de la
moral y la idea del valor que tienen los bienes” (Luz, 2009)..
Durante la etapa del Imperio Romano se hacen presentes la
legislación y el derecho, los romanos se encargan de
“expandir la cosmovisión Griega” y eso es lo que se
denominó el mundo Grecorromano.
El pensamiento filosófico de los siglos XVII- XVIII desarrolla
el concepto de valores humanos sobre la base de que “El
valor de todas las cosas es su precio dado por el propio
hombre” (Luz, 2009)..
Continuando con la evolución de los valores humanos
tenemos el pensamiento clásico alemán de finales del siglo
XIX: donde el concepto de valor se eleva sobre el elemento
del bien y vinculándolo con significaciones económicas pero
siempre determinados por la posición del hombre como
punto de partida. En la segunda mitad del siglo XIX, en la
sociedad capitalista, la filosofía burguesa estudia los valores
así tenemos a Max Scheler quien señala que los valores
“son cualidades de orden especial que descansan en sí
mismos y se justifican por su contenido” (Luz, 2009)..

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, se dan los
aportes del Marxismo comenzándose a plantear el concepto
de valor sobre la base de la relación sujeto- objeto, de la
correlación entre lo material y lo ideal. De ahí que la
filosofía Marxista Leninista establezca el análisis objetivo de
los valores, a partir del principio del “ determinismo
aplicado a la vida social, donde se gesta el valor y las
dimensiones valorativas de la realidad” (López, s.f.), es
decir, esa capacidad que poseen los objetos y fenómenos
de la realidad objetiva de satisfacer alguna necesidad
humana.
Los valores surgen en la relación práctico- objetal y no
solamente en el conocimiento de las cosas por el hombre.
Son el resultado de la actividad práctica del hombre.
Los valores no existen fuera de las relaciones sociales de la
sociedad y el hombre. El valor es un concepto que por un
lado expresa las necesidades cambiantes del hombre y por
el otro fija la positiva de los fenómenos naturales y sociales
para la existencia y desarrollo de la sociedad.
De acuerdo con este análisis que hiciera el filósofo cubano
José Ramón Fabelo en su tesis de doctorado, “ se considera
que los valores son objetivos, pues expresan las
necesidades objetivas de la sociedad, expresión de las
tendencias reales del desarrollo social, son un resultado de
las necesidades históricas” (López, s.f.).
En conclusión los valores humanos surgen en la relación
práctica que establece el hombre, y no en el simple
conocimiento de las cosas por el individuo. Si bien es cierto
que las necesidades del hombre desempeñan un papel
importante en el surgimiento de los valores, no
Implica que la actividad individual haga que los valores
sean también personales pues están determinados por la
sociedad y no por un individuo aislado.
CAPITULO II.- LA PÉRDIDA DE VALORES EN LA SOCIEDAD
ACTUAL
L a sociedad siempre ha estado en permanente
transformación1, pero durante los últimos cincuenta años

ha sufrido cambios rápidos y profundos, podemos hablar de
una transformación social y cultural, lo que se refleja en el
sistema de valores.
Nuestra sociedad actual se caracteriza por una ausencia de
valores. La mentira, el miedo, la corrupción, la violencia, el
robo, son la realidad cotidiana. Los antivalores están
presentes en todo nivel: familiar, social, político,
económico, cultural y religioso.
2.1.- PÉRDIDA DE VALORES EN EL NIVEL FAMILIAR.- La
familia actual se encuentra en una crisis de valores. Hay
una ausencia de normas, no hay respeto entre la pareja, no
hay seriedad, toman al matrimonio como un juego lo que
lleva a la infidelidad y al divorcio. Hay una crisis de
autoridad en la que se está perdiendo los roles de padres e
hijos, son estos los que manejan a los padres, además los
padres salen a trabajar y los hijos se quedan solos o con
empleadas que no tienen autoridad sobre ellos y cuando los
padres quieren poner orden es casi imposible, por lo que los
jóvenes se encuentran desorientados y buscan ayuda en
sus amigos tan inexpertos como ellos. Este es un problema
grave que enfrenta la familia actual, y que afecta a la
sociedad.
2.2.- PÉRDIDA DE VALORES EN EL NIVEL SOCIAL.- La falta de
valores en el mundo entero es una realidad social .Es el
problema más grave que afrontan las sociedades
mundiales. Este problema se da en todas las clases
sociales, desde el más rico hasta el más pobre; así
tenemos la pérdida de respeto a la autoridad, la
impuntualidad, la descortesía, la agresividad, la
discriminación, etc.
El modo de vivir de nuestras sociedades modernas no
promueve la vida feliz, sino una vida cómoda aunque
carezca de sentido. El hombre de hoy tiene un gran vacío
de valores en su conciencia, no es posible separar la crisis
de valores de la crisis social. Cualquier reajuste social o
cambio social implica un reflejo en el sentido de valores. La
carencia de la regulación de la conducta da origen a
comportamientos desviados que desarrollan en graves

problemas sociales como las toxicomanías, delincuencia e
incluso la disociación familiar.
2.3.- PÉRDIDA DE VALORES EN EL NIVEL POLÍTICO.Actualmente, a pesar de que los representantes son
elegidos en las urnas, sin embargo solo se elige a los
dirigentes por el valor del voto y no por el valor de sus
comportamientos y conductas, por lo que muchos de ellos
no están capacitados para el cargo. Votamos por ser fieles a
una ideología, y no por los valores que poseen los
candidatos; eso explica por qué políticos denunciados ante
la justicia por falta de honradez sigan contando con
mayoría de votantes. Cualquier organización para que
funciones y progrese necesita apoyarse en valores y en
estos momentos no se transmite desde los poderes
públicos.
Los pilares de una nación se sustentan en los valores que
tienen, si estos no son bien puestos, se deteriorará
fácilmente. Los valores se aprenden y se adquieren en gran
parte a través de los comportamientos que observamos los
ciudadanos en nuestros dirigentes.
Respecto al tema de valores saben poco los políticos, por lo
que no trabajan por vocación y compromiso con los
ciudadanos, no actúan con responsabilidad social, sino con
una visión ideológica y partidista.
2.4.- PÉRDIDA DE VALORES EN EL NIVEL ECONÓMICO.- Toda
crisis económica se basa en la pérdida de Valores. Detrás
de la crisis económica hay una crisis de avaricia, donde el
único fin es ganar dinero sin atender a las consecuencias,
pero nunca antes la avaricia alcanzó tanta proporción. Los
líderes mundiales no se han puesto de acuerdo sobre lo que
significa el bien común de la sociedad, cuando hay un
fragmento moral, lo que impera es el deseo de cada cual y
el que más poder tiene es el que marca el camino. Todo es
consecuencia de una profunda crisis moral en los países de
occidente y si no se recupera el sentido moral y no hay un
acuerdo en el bien común de la sociedad, acumularemos
crisis de todo tipo.

Los gobiernos deberían invertir en el núcleo familiar para
tener un incremento en el capital humano y social.
2.5.- PÉRDIDA DE LOS VALORES EN EL NIVEL CULTURAL.- La

identidad cultural de un pueblo, región o país, es lo que lo
caracteriza dando a conocer cada una de las tradiciones y
costumbres que marcan su estilo de vida. La imposición de
otros modelos culturales deforma la identidad de los
pueblos. Actualmente por la tecnología y aumento de
medios de comunicación hay una indiscriminación e
irreflexión de los valores culturales foráneos que pueden
afectar e incluso anular una determinada tradición cultural.
Se tiende a una globalización de costumbres impuestas por
los pueblos de poder y porque a las nuevas generaciones
no les interesa conservar sus valores culturales, fácilmente
se pierden estos valores culturales de una región o pueblo y
se adoptan otras costumbres culturales cambiando el
idioma, la vestimenta, la religión, etc. Llegándose a perder
la identidad de los pueblos. Por lo tanto resulta imperativo
la preservación de la identidad cultural de cada pueblo,
región o país.
2.6.- PÉRDIDA DE VALORES EN EL NIVEL RELIGIOSO.- El
hombre es el único animal religioso que experimenta una
apertura originaria, a través de la cual, busca salvarse de
su desdicha. Antiguamente Dios formaba parte de la vida
cotidiana de los individuos, porque era necesario y
fundamental para la vida, hoy Dios se encuentra bastante
ausente de la vida de la mayoría de las personas y no es
que en la actualidad reine el ateísmo, si no que abunda una
indiferencia agnóstica. La postmodernidad trajo consigo una
generación sin mayores preguntas, pues sus inquietudes se
basan en lo cotidiano y en un futuro próximo más o menos
planificado. El plano espiritual está muy alejado y las
personas se administran sin ello.
CAPÍTULO III.- CAUSAS Y CONSECUENCIAS
3.1.- CAUSAS DE LA PÉRDIDA DE VALORES
3.1.1.- LA DESCOMPOSICIÓN FAMILIAR.- La principal causa
de la pérdida de los valores humanos es la descomposición

y los conflictos familiares. Los hogares familiares se ha
venido desintegrando por un lado debido a que en estos
tiempos la mayoría de mujeres salen a trabajar fuera del
hogar para ayudar a la manutención de los hijos ya sea por
la ausencia del padre o por la situación económica de
ambos, ocasionando el abandono, la falta de protección y la
poca o nada comunicación con los hijos, criándose estos a
la deriva sin una adecuada formación.
Por otro lado tenemos al divorcio, en el cual los hijos se
separan de uno de los progenitores y crecen sin el amparo y
cariño de este, por lo general la comunicación no es buena
y los hijos desarrollan cierto resentimiento en contra del
progenitor ausente. Esta situación provoca que los hijos se
descarrilen, pues se encuentran sin protección ni
orientación y lo más importante la falta de amor de sus
padres. La principal causa de la carencia de valores es
porque muchas personas crecen en un entorno familiar en
el que no les enseñaron un modelo de persona que
represente valores éticos y morales.
3.1.2.- LA CRISIS SOCIAL.- La sociedad actual ha sufrido
cambios y reajustes sociales lo que implica que se refleje
una pérdida de valores. Actualmente encontramos
pensamientos erróneos como: nada vale por sí mismo, sino
por su utilidad; la obra de arte no vislumbra por su belleza
sino por su belleza sino por la ocasión de invertir que
representa, estudiar no es un placer, es un trámite para
ganar dinero. La razón fundamental para la pérdida de
valores es haber condenado al sentimiento a un segundo
plano en nuestro trato con los demás y con las cosas. Hay
valores que están ahí porque tienen que orientar las
preferencias y elecciones de los humanos, pero son valores
fácticos llamados “valores de mercado”, lo cual no distingue
entre lo categóricamente bueno o malo, ni entre lo justo o
lo injusto, nunca los valores fueron tan mudables, tan
dependientes de intereses extraños a las cosas mismas,
sujetos a modas y caprichos imprevisibles.
Existe evidente crisis de valores como la superficialidad, el
vacío y la falta de interiorización del hombre que lo lleva a

vivir de cara al exterior, aturdido entre prisas y ruidos, sin
saber a dónde va y quien es. Por lo que no se detiene a
examinar su ser interior, su valía como ser humano y cómo
habitante de un mundo hermoso y único que fue dado por
un ser superior. Vive pisoteando todo solo buscando
alcanzar sus mezquinos objetivos, los cuales solo les lleva a
satisfacer caprichos, pero no les da la felicidad.
3.2.- CONSECUENCIAS DE LA PÉRDIDA DE VALORES
La pérdida de valores por cualquier causa terminan en la
insensibilidad que cuando ven a alguien herido no sienten
el más mínimo dolor; en la falta de respeto tanto así que es
normal que cualquiera empuje a otro y no pida disculpas y
encima lo ofenda; en la ausencia de honestidad, ahora
nadie devuelve la billetera perdida y en la falta de justicia,
hay veces que creemos que la justicia no existe por tanta
corrupción.
Las consecuencias de la falta de valores son también las
siguientes:
-

Surgimiento de bandas
Prostitución
Embarazos prematuros y no deseados
Robos
Transculturación
Abortos en jóvenes a temprana edad
Relaciones sexuales promiscuas
Matanzas
Delincuencia
Narcotráfico
Cultura de violencia
Discriminación racial, social, económica y religiosa
Divorcios
Drogadicción y alcoholismo
Corrupción a todo nivel
Falacias

OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL:
Conocer lo que son los valores y antivalores humanos a
través de la investigación y el análisis, basándonos en
documentos y escritos adecuados sobre el tema de estudio,
para dar un aporte a las personas que se interesen.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS:
- Definir lo que son los valores humanos para
comprender mejor la actitud del ser humano.
- Entender la importancia de practicar los valores, para
tener una vida mejor.
- Analizar por qué se da la pérdida de valores, para
plantear alternativas de solución.

MARCO TEÓRICO
CAPÍTULO I
RESEÑA HISTÓRICA DE LOS VALORES HUMANOS
1.1.- DEFINICIÓN DE LOS VALORES HUMANOS
1.2.- HISTORIA DE LOS VALORES HUMANOS

CAPÍTULOII
LA PÉRDIDA DE VALORES EN LA SOCIEDAD ACTUAL

CAPÍTULO III
CAUSAS Y CONSECUENCIAS

CAPÍTULO IV
TIPOS DE VALORES HUMANOS
4.1.- SOCIO- CULTURALES
4.2.- FAMILIARES
4.3.- ESPIRITUALES
4.4.-MORALES
4.5.- MATERIALES

CAPÍTULO V
EDUCACIÓN EN VALORES
.1.- CONCLUSIONES
6.2.- RECOMENDACIONES

6.3.- ANEXOS
6.4.- BIBLIOGRAFÍA

Bibliografía
Definiciona. (2015). Obtenido de https://definiciona.com/valor/
López, L. Á. (s.f.). Acerca de los valores humanos: una comprensión de los
valores compartidos en las sedes universitarias municipales cubanas
(página 2). Obtenido de
http://www.monografias.com/trabajos67/educacion-valoreshumanos/educacion-valores-humanos2.shtml
Luz, M. (10 de Noviembre de 2009). Importancia de los valores en la vida
del ser humano. Obtenido de
http://maryarehotmailcom.blogspot.com/2009/11/articulo-historia-delos-valores.html