EDUCAR EN CIENCIAS PARA FORMAR CIUDADANOS

ANGÉLICA M. GARCÍA T.
LIZ M. MUÑOZ A. Maestría en Docencia de la Química. Departamento de Química. Grupo de Investigación:
Representaciones y Conceptos Científicos. Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá D.C.

RESUMEN
¿Hasta dónde la enseñanza de las interacciones Ciencia, Tecnología y Sociedad pueden
contribuir a la formación de ciudadanos ?. Las responsables de la presente ponencia, como
parte del Grupo de Investigación Representaciones y Conceptos Científicos de la Universidad
Pedagógica Nacional proponemos el recurrir al concepto de Transposición Didáctica, con el fin
de acercar al estudiante a la comprensión de las interacciones Ciencia, Tecnología y Sociedad
logrando así una alfabetización científica y tecnológica básicas.
INTRODUCCIÓN
¿Hasta dónde la enseñanza de las ciencias puede contribuir a la formación de ciudadanos?. La
ciencia que requiere el hombre para su desenvolvimiento social debe permitirle comprender los
conocimientos científicos y tecnológicos que están a su alcance, así como potenciar y
desarrollar los valores y capacidades que generen en él la crítica y el uso responsable de la
ciencia que posee.
Desde esta perspectiva, como Docentes en Ciencias Experimentales estamos convencidas de
que su enseñanza debe estar contextualizada dentro del marco de las relaciones Ciencia,
Tecnología y Sociedad (CTS) (Cajas, 2001; Furió y otros, 1994), desde donde se asume que la
ciencia debe ser una construcción colectiva, cualitativa (Solbes y Vilches,1989) y cuantitativa;
que implique el desarrollo de valores, actitudes e intereses propiciando espacios de crítica,
tolerancia y respeto por las ideas de los demás; generándose así un clima de aula que busca
una enseñanza de calidad motivando al estudiante hacia un aprendizaje por cambio
conceptual, metodológico, actitudinal y axiológico (Gallego y Pérez, 1994).
No es posible concebir la enseñanza de las Ciencias Experimentales bajo una visión empirista,
acumulativa y operativa. Por el contrario, ésta debe partir desde lo histórico, lo tecnológico, lo
sociológico y lo humanístico (Solbes y Vilches, 1989). De este modo, se reduciría la brecha
generada cuando se enseña ciencia desligada de la tecnología y de la sociedad.
El carácter que se le debe dar a las interacciones Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) en el
aula depende de los siguientes aspectos: propender por la calidad y no la cantidad de los
contenidos, coherencia de lo que se enseña, y, relevancia entre lo científico, lo tecnológico y su
utilidad para la vida (Cajas, 2001), enmarcando, de esta manera, las interacciones Ciencia
Tecnología y Sociedad (CTS) dentro de una visión constructivista. En este proceso es el
docente el responsable de la elaboración de estrategias didácticas que involucren éstas
interacciones en la formación de los estudiantes. Para que los estudiantes y futuros ciudadanos
transformen y comprendan la realidad que les rodea se recurre a la alfabetización científica y
tecnológica (Cajas, 2001). Como una intencionalidad inicial de generar dicha alfabetización en
el colectivo aula, el Grupo de Investigación Representaciones y Conceptos Científicos de la
Universidad Pedagógica Nacional, propone desde uno de sus campos de investigación, la
Transposición Didáctica como parte del proceso de enseñanza que permita acercar al
estudiante a la comprensión de los conocimientos tanto científicos como tecnológicos.
La Transposición Didáctica es el proceso de traslación de conocimientos científicos a
conocimientos escolares (Chevallard,1991; Cajas, 2001), en donde el docente dependiendo de
su posición epistemológica, histórica, conceptual y metodológica propone estrategias didácticas
para que el estudiante pueda construir y reconstruir sus conocimientos. Mediante este proceso,
los conocimientos tecnológicos son clarificados, la alfabetización científica y tecnológica se
hace coherente, asequible y adquiere sentido para el estudiante (Cajas, 2001). De otra manera,
resulta relevante evaluar las tergiversaciones transpositivas que puedan generarse durante la

La ciencia no es cuestión de grandes. sus objetivos y contenidos deben estar centrados en la construcción de conocimientos científicos y tecnológicos relevantes que permitan al futuro ciudadano desenvolverse y resolver los problemas que la vida diaria le presenta tomando una posición crítica que evidenciará sus actitudes. desarrollar o transformar su comunidad. 1994). 1997. Tecnología y Sociedad (CTS). 2. Permitir que el estudiante genere espacios de reflexión y crítica con respecto a las ventajas e inconvenientes que siguen al desarrollo tanto científico como tecnológico de su entorno. CONCLUSIONES Es importante y necesario formar comunidades escolares involucradas con el movimiento Ciencia. desde la enseñanza. es decir. Furió. se nos ha vendido una visión reduccionista del mundo en donde prevalece el consumo de tecnologías y la aplicación de técnicas. Tecnología y Sociedad (CTS) para su desenvolvimiento en ella. Ante esta situación. Promover la construcción y reconstrucción de las Estructuras Conceptuales. y que además. La enseñanza en ciencias debe estar encaminada a la formación de ciudadanos (cajas. Sumado a esto. la reflexión. que se interese más por el producir que por el consumir tecnología. El Grupo de Investigación Representaciones y Conceptos Científicos. Y finalmente. Actitudinales y Axiológicas (ECMAA´s) de los estudiantes (Gallego y Pérez. Pero esto. ricos o sabios. entre otros a un desconocimiento histórico-epistemológico del desarrollo del conocimiento en ciencias y en tecnologías. 3. es cuestión de formar ciudadanos capaces de comprender. los valores propios de la ciencia y la tecnología para poder entender mejor su aporte a la sociedad. Tecnología y Sociedad (CTS) se debe. actitudes y valores de los estudiantes durante la enseñanza de las interacciones Ciencia. En la actualidad colombiana. Tecnología y Sociedad (CTS) requiere de una comunidad académica de profesores que no se limite a la simple transmisión de los conocimientos adquiridos durante su formación profesional. pedagógicos y didácticos durante su quehacer en el aula. Involucrar los intereses. Hay que insistir en la necesidad de formar ciudadanos de una manera integral con base en la construcción de actitudes positivas hacia las ciencias (Gallego y Pérez. 1994). consumimos pero no producimos. por parte del docente. jóvenes y adultos no debe estar limitada al espacio aula sino por el contrario. para nadie es desconocido que la ausencia en la enseñanza de las relaciones Ciencia. Metodológicas. aplicamos pero no entendemos. Furió. que no venda una imagen de ciencia incomprensible e inútil. Es indispensable potenciar. sólo se logra a partir del convencimiento. el docente tiene como reto asumir la praxis educativa con miras a involucrar a las ciencias y a las tecnologías en su trabajo docente cotidiano. asuma una actitud crítica frente a las concepciones imperantes (Gallego y Pérez. PROPUESTA El reto que surge ante lo expuesto es el formarnos como docentes para formar ciudadanos capaces de comprender las interacciones Ciencia. debe trascender y ofrecer una imagen más completa y contextualizada de éstos conocimientos frente a una sociedad que exige de la democratización. 1994) por medio de las interacciones aludidas. es del parecer que la enseñanza de las Ciencias Experimentales a través de las interacciones Ciencia. 4. y que por el contrario. Tecnología y Sociedad (CTS) para su pertenencia a ella. dará espacio a la reflexión tanto de las ventajas como desventajas que el desarrollo científico y tecnológico conllevan así como su impacto social. prestando también especial . la tolerancia y el respeto. Frente a esto. 1997). valores y creencias. proponemos desde nuestra línea de investigación. La formación de niños. 2001. de sus compromisos epistemológicos.) teniendo como efecto la ausencia de alfabetización científica y tecnológica. 1992. el utilizar la Transposición Didáctica con miras hacia: 1.enseñanza / aprendizaje de los conocimientos cuando ocurren las llamadas “perdida de significado” y “fragilidad de conocimiento” (Kang y Kilpatrick.

19(2). Universidad Pedagógica Nacional. .14-20. y VILCHES. KANG. Magisterio. pp. En: Enseñanza de las Ciencias. W. Santafé de Bogotá (Colombia). En: Enseñanza de las Ciencias. GALLEGO. R y PÉREZ. Santafé de Bogotá (Colombia). Monografía: Actitudes y Ciencias Naturales. R y PÉREZ.2-7 SOLBES. Y (1991). y otros. R. Argentina: AIQUE. Del saber Sabio al Saber Enseñado. N° 27. Aula de Innovación Educativa. pp. . In: Learning of Mathematics. 12.atención a los aspectos éticos necesarios para el uso más responsable de éstos conocimientos. La Enseñanza de las Ciencias Experimentales. A. La Transposición didáctica. (2001). J. (1989).243-254.pp. F. CHEVALLARD. y KILPATRICK. 237. Didactic Transposition in Mathematics Textbooks. N° 1. GALLEGO. C. Pp. Proponemos una alfabetización científica y tecnológica a través de la Transposición Didáctica de saberes científicos y saberes tecnológicos mediados por la investigación en didáctica de las Ciencias Experimentales teniendo como objeto de trabajo dicha traslación. J (1992).(1997). Representaciones y Conceptos Científicos: un Programa de Investigación (1994). Alfabetización Científica y Tecnológica: la Transposición Didáctica del Conocimiento Tecnológico. Interacciones Ciencia/ Técnica/ Sociedad: un Instrumento de Cambio Actitudinal. Vol. Buenos Aires. R. 7 (1). REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS CAJAS.101-105. el constructivismo del Caos. (1994). FURIÓ.