En el Umbral del Siglo XXl

TOMÁS YARRINGTON RUVALCABA 1 9 9 9 - 2 0 0 4

TAMAULIPAS

Tomás Yarrington Ruvalcaba
GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE TAMAULIPAS

Sra. Ma. Antonieta Morales de Yarrington
PRESIDENTA DEL PATRONATO DEL SISTEMA DIF TAMAULIPAS

Octavio Herrera Pérez
Rector de El Colegio de Tamaulipas

COORDINACIÓN DE INVESTIGACIÓN

Ruy Matías Canales González Rodrigo Vera Vázquez Gloria Esther Chío Urbina Mario Lorenzo Martínez Saldívar Wilfrido Barroso Hernández Maged Effat Sedky Hepzibah Muñoz Martínez Rafael Alonso Uribe Macedo José Zorrilla González Javier Ramírez Gutiérrez Alfredo Sandoval Musi
EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Miguel Trejo Arrona Genaro Quijano Fernández Víctor Hugo Olivares Rodríguez
COORDINACIÓN EDITORIAL

Claudia Quijano Fernández Jesús López Reyes Ramón Ali Miguel Ángel Camero
FOTOGRAFÍA

Cartello Comunicación
DISEÑO

© Gobierno del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, Tamaulipas. 2004

1. El balance del siglo XX
El escenario tamaulipeco a inicios del siglo XX El impacto de la Revolución Mexicana La economía de la entidad en la era posrevolucionaria Tamaulipas en el parteaguas del siglo XX Últimas décadas

11
13 19 23 29 35

2. El espacio territorial de la entidad
El escenario natural El escenario urbano Infraestructura para el desarrollo Política y gestión del suelo urbano y rural Dinámica regional en Tamaulipas

41
43 55 65 75 83

3. Desarrollo económico y globalización
Estructura actual del sistema económico estatal Políticas económicas para el fortalecimiento de los sectores productivos Las nuevas fronteras de oportunidad para Tamaulipas en el contexto internacional y regional

93
95 113 125

4. Las fortalezas del horizonte educativo
El sistema educativo de Tamaulipas La prioridad de prioridades: la política de estado en materia educativa El legado cultural

135
137 153 165

ÍNDICE
5. Calidad de vida y potencial de la población tamaulipeca
Salud Desarrollo social y capacidades del activo humano Valores y Desarrollo Integral de la Familia, DIF

179
181 191 201

6. Consolidación institucional y participación ciudadana
Tamaulipas y su inserción en el contexto nacional Dinámica de las instituciones locales Presencia ciudadana en el escenario público Justicia y estabilidad social

215
217 229 239 243

7. Gobierno, finanzas públicas y gestión de calidad
Visión gubernamental Elementos de la estructura institucional Modernización administrativa Finanzas públicas

249
251 255 263 275

Fuentes y bibliografía

278

A lo largo de su historia Tamaulipas ha demostrado un decidido compromiso con el pacto federal, que aglutina la esencia de la nación. Como entidad originaria de la república, desde siempre estuvo al lado de las principales gestas que acrisolaron la formación y consolidación del Estado mexicano, a la vez que participó activamente en la conformación de la moderna estructura del país en su vertiente más dinámica y constructiva.

Aunado a la solidez del pasado, la magnífica ubicación geográfica de que dispone, marítima y fronteriza ante los Estados Unidos, así como su inserción en el pujante noreste de México y en la cuenca del Atlántico, hacen del Tamaulipas de hoy una tierra donde las posibilidades del desarrollo ofrecen

constantemente oportunidades, en virtud de las firmes bases que se han forjado.

Así se contempla Tamaulipas en este umbral del siglo XXI, lo que demanda un recuento puntual de la marcha institucional y de los procesos políticos, sociales y económicos ocurridos en la centuria que acaba de concluir, que marcaron las pautas del actual acontecer tamaulipeco y perfilan con seguridad su posición de cara a los cambiantes escenarios presentes en todo el mundo.

Tal es el sentido de esta obra, en la que se da énfasis especial al quehacer de la administración gubernamental del licenciado Tomás Yarrington Ruvalcaba, mandatario a quien correspondió transitar en una temporalidad finisecular y de principio de nuevo milenio, período clave en el devenir de Tamaulipas, cuyo desempeño proyecta a la entidad a nuevos y más amplios horizontes hacia el futuro.

CAPÍTULO

1
El impacto de la del siglo XX Últimas décadas

EL BALANCE DEL SIGLO XX
El escenario tamaulipeco a inicios del siglo XX

Revolución Mexicana

La economía de la entidad en la e r a p o s re v o l u c i o n a r i a

Ta m a u l i p a s e n e l p a r t e a g u a s

11

El escenario tamaulipeco a inicios

del siglo XX
Hacia 1900, Tamaulipas avanzaba hacia la modernización progresista, luego de la azarosa y violenta época que caracterizó a la entidad en el siglo XIX. Ahora se disfrutaba de un ambiente de estabilidad política que corría al parejo de la consolidación del régimen del general Porfirio Díaz, repetidamente al frente de la presidencia de la República.

13

En 1888 había terminado la tradición política de los agrupamientos familiares que dominaron el escenario público local desde el inicio de la vida independiente. Así, tras la muerte del enérgico caudillo Servando Canales Molano y los cuatrienios gubernamentales de su hermano Antonio y su cuñado Rómulo Cuéllar, dicho modelo político se agotó, máxime que el general Díaz impidió que se impusiera en el estado un nuevo grupo familiar, el del general y ex presidente de la República, Manuel González. Se inició entonces la era de la institucionalización del poder político en la entidad, justo en consonancia con la época de mayor prosperidad económica del porfiriato. Alejandro Prieto arrancó estos nuevos tiempos imprimiendo gran formalidad a la conducción administrativa y al ejercicio del quehacer público del gobierno del estado. A Prieto lo sucedió Guadalupe Mainero y a éste el coronel Pedro Argüelles, ya a inicios del siglo XX. Por último, el breve mandato de Juan B. Castelló cerró el ciclo de los gobiernos de Tamaulipas ocurridos durante el porfiriato. También en las últimas dos décadas del siglo XIX tuvo lugar un nuevo ciclo económico en la entidad, impulsado esencialmente por las importantes transformaciones derivadas de la innovadora tecnología de las comunicaciones ferroviarias. La magnífica localización geográfica del estado de Tamaulipas lo convirtió en un destino obligado de las vías ferroviarias que comenzaron a integrarlo al territorio nacional y a ponerlo en contacto con el mundo exterior a través de la frontera norte y de los puertos marítimos. A través de Nuevo Laredo y la vecina ciudad homóloga texana se construyó el primer puente internacional ferroviario, al tiempo que el noreste y la capital del país pudieron conectarse con la inmensa red de transporte de trenes de los Estados Unidos de América. Igualmente, para establecer una conexión marítima y así articular mayores espacios económicos regionales, tanto de Monterrey como de San Luis Potosí, se tendieron vías ferroviarias hacia Tampico, un puerto que en la década de 1890 adquirió la moderna categoría de puerto de altura al construirse un faro, las escolleras en la boca del
14

Pánuco, dragarse el canal de navegación del río y construirse las imponentes instalaciones de la aduana marítima frente al centro de la ciudad. Matamoros por su parte quedó enlazado con Monterrey hasta 1905, pero no pudo recuperar su antigua preeminencia fronteriza, al interrumpirse la navegación marítima en la boca del río Bravo o puerto de Bagdad, y al derogarse en ese mismo año los privilegios que proporcionaba la franquicia de excepción fiscal denominada la Zona Libre, vigente desde 1858. En el plano industrial, durante el porfiriato se instalaron las bases de la novedosa industria petrolera, particularmente en el entorno de Tampico, en virtud de los descubrimientos que a partir de 1901 comenzaron a sucederse en la región de la Huasteca, para lo cual se hacía necesario su refinamiento, almacenaje y exportación. Se trataba del energético que reactivó de manera decisiva el proceso de la revolución industrial capitalista, potenciando la inventiva y con ello el surgimiento del motor de combustión interna. A partir de esa

En 1890 Tampico adquirió la categoría de puerto de altura al construirse un faro, las escolleras en la boca del Pánuco, dragarse el canal de navegación del río y construirse las imponentes instalaciones de la aduana marítima frente al centro de la ciudad.

conjunción de factores se transformaron en forma notable en el mundo los sistemas productivos y el transporte, como consecuencia del flujo del petróleo. Al mismo tiempo la entidad comenzó a funcionar como abastecedor de otro tipo de materias primas en demanda del mercado mundial. El caso más notable fue la extracción de la fibra de ixtle de lechuguilla en el desértico cuarto distrito, ya que la industria, en especial la europea, requería de ella para la elaboración de productos de cordelería. La producción de ixtle se conducía desde Tula hasta la estación ferroviaria de Cerritos y de ahí a su exportación por Tampico, en tanto que otra ruta consideraba el tramo de Jaumave a Victoria, para embarcar la fibra por tren y de ahí también rumbo a Tampico. A tal grado resultó un éxito esta empresa que se motivó la plantación del henequén en los alrededores de la capital, como en la península de Yucatán, a fin de afianzar la oferta tamaulipeca de fibras duras en el mercado. Sin embargo, la crisis económica mundial de 1907-1908 derrumbó estas expectativas, postrando a la región en una parálisis

económica. Habían pasado los tiempos del auge en el cuarto distrito y del prestigio de la ciudad de Tula, hasta entonces la urbe más poblada de la entidad. En consecuencia, se agudizaron las añejas diferencias provocadas por la polarización social generada entre peones y terratenientes como consecuencia de la economía ixtlera, anunciando la violencia revolucionaria que se viviría pocos años más tarde. El mercado mundial también impactó a la actividad minera en la Sierra de San Carlos, abandonada prácticamente desde la época virreinal. Sólo que ahora se requería de metales industriales como el cobre, por lo que el mineral de San José volvió a tener una bonanza inusitada, al punto de tenderse un ramal ferroviario entre Linares y la sierra chiquita. Pero, al igual como ocurrió en todo el conjunto de la economía mexicana y la del norte del país en especial, la citada crisis mundial dio al traste con la extracción cuprífera en la sierra. Con la excepción del cuarto distrito, el campo
15

tamaulipeco no manifestó grandes transformaciones

económicas durante el porfiriato. Más bien apenas se comenzaban a canalizar hacia el campo algunas inversiones importantes, con la finalidad de inyectarle una mayor dinámica productiva; por tanto, el horizonte rural tamaulipeco siguió estando caracterizado por numerosos ranchos ganaderos dispersos en la inmensidad de la sabana de mezquite y por las pequeñas haciendas agrícolas situadas sobre todo en las riberas de los ríos del centro de la entidad.

que la anteriormente importante ciudad de Matamoros había quedado estancada en cuanto a su desarrollo, no obstante contar con una significativa infraestructura urbana. Caso parecido aconteció en Tula, la que luego del auge ixtlero comenzó a anquilosarse. Tampico a su vez inició un sostenido crecimiento al incrementarse el tráfico marítimo, como resultado de la producción petrolera en la Huasteca. La capital Victoria, por su parte, sí experimentó una

Lo más relevante en el campo fue la actividad de la hacienda de La Sauteña, una propiedad de orígenes coloniales que abarcaba gran parte del territorio del Norte del estado y que para principios del siglo XX se convirtió en toda una empresa capitalista, con activos valuados en 10 millones de pesos y orientada al cultivo del algodón, como exitosamente acontecía en La Laguna, entre Coahuila y Durango. Del mismo modo se principiaron a fincar algunas empresas de capital extranjero -de origen norteamericano-, en las orillas del río Guayalejo, cerca de Tampico y el litoral del Golfo de México, pero sin que llegaran a desarrollarse a plenitud. Un caso singular fue la compañía agrícola Blalock, que logró asentar una colonia de estadounidenses en el valle del Chamal, cuya descendencia aún permanece allí. En 1900 la población de Tamaulipas se registraba en 218 mil 948 habitantes, distribuida mayoritariamente en el área rural. Para entonces sus principales poblaciones habían manifestado una desigual evolución urbana. Nuevo Laredo, gracias al tráfico ferroviario, había adquirido el rango de ciudad y comenzaron a construirse edificios importantes como la aduana fronteriza y el palacio municipal. Reynosa entonces era una pequeña villa, en tanto
16

sustancial transformación urbana durante el porfiriato, en buena medida debido al proceso de institucionalización administrativa llevada a cabo por el gobierno del estado. Así, el crecimiento de la ciudad se extendió hacia el terreno alto situado entre la antigua plaza de armas y la nueva estación del ferrocarril, un espacio tradicionalmente regado por las acequias del río San Marcos que convertían a esta población en un vergel, por lo que pronto comenzó a gravitar un nuevo núcleo urbano en torno a la espaciosa Plaza de la Libertad, en cuyo extremo sur las autoridades y la sociedad local construyeron el original Teatro Juárez. Además, cerca de allí, sobre la espaciosa vía de la alameda acabó de construirse el flamante Palacio del Ejecutivo (hoy Palacio Municipal), confirmándose la nueva categoría de este sector urbano. En el aspecto religioso, la ubicación del obispado de Tamaulipas en esta ciudad desde 1870 comenzó a hacerse notar con las construcciones de la iglesia catedral de Nuestra Señora del Refugio, la iglesia del Sagrado Corazón, el santuario de Guadalupe sobre la Loma del Muerto y con el establecimiento del Asilo Vicentino, actualmente convertido en el Museo Regional de Historia de Tamaulipas.

En 1900 la población de Tamaulipas se registraba en 218 mil 948 habitantes, distribuida mayoritariamente en el área rural

El impacto de la Revolución

Mexicana
Uno de los acontecimientos más significativos de la historia mundial a inicios del siglo XX fue la Revolución Mexicana iniciada en 1910, ya que trastocó y dio fin a un viejo orden político y social, fundando en su lugar las bases del moderno Estado mexicano.

Para el estado de Tamaulipas, como para el resto del país, la revolución cimbró sus antiguas estructuras, fue un período de violentos acontecimientos, originados tanto por causas internas como por las repercusiones provenientes de otras regiones del país, derivadas de la guerra revolucionaria.

19

El gobernador Emilio Portes Gil durante un mitin político.

En el primer caso se ubicó el estallido social ocurrido en el cuarto distrito en 1911 y con mayor profundidad a partir de 1913, incentivado por la crisis que originó el auge y decadencia de la economía ixtlera. Alberto Carrera Torres fue el ideólogo y líder de esta rebelión armada, enarbolando como principios las reivindicaciones agraristas y la lucha radical contra el antiguo régimen. Por otra parte, los ecos de la revolución resonaron con claridad en Tamaulipas a través del movimiento constitucionalista, que desde Coahuila enarboló Venustiano Carranza tras el asesinato del presidente Francisco I. Madero por el usurpador Victoriano Huerta, a inicios de 1913. El resultado fue la presencia en el Norte del estado del general Lucio Blanco, a quien se unió el ex jefe rural Luis Caballero, logrando formar una fuerza competente que pudo conquistar la guarnición federal de la estratégica plaza de Matamoros. Tras este primer triunfo de la revolución constitucionalista en el Noreste del país, la euforia del momento dio pie al primer reparto
20

agrario en la hacienda de Los Borregos, propiedad de Félix Díaz. El siguiente paso del constitucionalismo fue la ocupación de la capital del estado, para lo cual se integró a una columna al mando del general Pablo González, la que tras cruentos combates pudo tomar la ciudad. En noviembre de 1913, Luis Caballero fue nombrado gobernador de la entidad. En el resto del año y los primeros meses de 1914 los constitucionalistas atacaron repetidamente las plazas de Nuevo Laredo y Tampico, hasta finalmente ocuparlas. Por cierto, en Tampico había ocurrido un incidente de las tropas federales con la marina norteamericana, lo que motivó la invasión del puerto de Veracruz, acto que aunado con el acoso constitucionalista acabó por derrumbar a Huerta. Al derrocamiento de la dictadura le sucedió una fracasada convención revolucionaria que hizo añicos la unión de las diversas facciones políticas en armas y desató nuevamente la violencia. Carranza ratificó su postura constitucionalista y se dispuso a dar la

en

todos

los

casos,

los

villistas

fueron

sangrientamente rechazados, como sucedió en la prolongada batalla de El Ébano. Para 1917 el país se había pacificado, lo que hizo posible la promulgación de la Constitución Política que aún rige los destinos de México. Localmente los personajes más destacados de la revolución acabaron por eclipsarse: Carrera Torres fue fusilado ese mismo año, Luis Caballero se exilió más tarde y César López de Lara, quien ocupaba el gobierno en 1923, abandonó abruptamente su cargo al rebelarse contra el gobierno nacional. Hizo presencia entonces Emilio Portes Gil, un abogado litigante de causas laborales, que adquirió un amplio prestigio entre la clase obrera de Tampico y ya como gobernador del estado, en 1925, sumó a su clientela política a los campesinos al impulsar un amplio programa de reparto agrario en la entidad. Paralelamente, Portes Gil desarrolló una agenda que lo llevó a crear el Partido Socialista Fronterizo, una organización política que fue modelo de la futura creación del Partido Nacional Revolucionario, después denominado Partido Revolucionario Institucional. Gracias a sus cualidades como líder civil, Portes Gil pelea, sobre todo contra las fuerzas del general Francisco Villa. En Tamaulipas, las lealtades de sus dos líderes más destacados quedaron divididas: Caballero se mantuvo al lado del constitucionalismo, en tanto que Carrera Torres se definió junto al bando villista. Las acciones militares pronto reaparecieron en el escenario local, sobre todo en los intentos villistas de ocupar las principales plazas fronterizas, la capital y el puerto de Tampico, que por entonces comenzaba a florecer por el petróleo. Sin embargo, pudo acceder a la presidencia de la República en 1928, tras la muerte del general Álvaro Obregón, desde donde incidió para terminar el conflicto de la cristiada, otorgar la autonomía a la universidad nacional y crear el Partido Nacional Revolucionario (PNR). Después, Portes Gil fungiría como diplomático y funcionario de alto nivel en varias administraciones federales, influyendo en la conducción política de Tamaulipas hasta casi finalizar la década de 1940.

21

La economía de la entidad en la era

posrevolucionaria
En 1914 y en medio de la revolución se supo en México del estallido en Europa de la Primera Guerra Mundial. Para nuestro país y en especial para la región petrolera de la Huasteca esta conflagración se tradujo en un tremendo estímulo a la extracción de petróleo para su ulterior exportación hacia el mercado de los países aliados contra Alemania y el imperio Austro-Húngaro. Fue una etapa de enorme auge económico en el puerto de Tampico, instalándose en ambas riberas del Pánuco refinerías y tanques de almacenamiento de varias compañías extranjeras, principalmente de capital inglés, norteamericano y holandés.

23

La llamada ley seca en Estados Unidos vino a paliar la difícil situación económica de las poblaciones fronterizas del Norte de México, forjaron una leyenda negra sobre el estilo de vida que tenía lugar en la frontera Norte.

Tampico se erigió en un enclave cosmopolita de unos 100 mil habitantes, en el que fluyó el dinero y se modificó su fisonomía urbana al construirse numerosos inmuebles de estilo modernista, de hormigón y estructura metálica, al igual que sus calles fueron asfaltadas y se desbordó la traza urbana histórica con el trazo de nuevas colonias residenciales en las que imperaban novedosos patrones constructivos y urbanos. Su entramado social también se modificó con la presencia de influyentes elites empresariales a la par del surgimiento de un movimiento obrero organizado, primero en el gremio de alijadores y después en las agrupaciones de la industria petrolera y las demás organizaciones laborales de la extensa cadena de servicios que proliferó en el bullicioso puerto.

de la década de los 20 se producían en la región 200 millones de barriles al año. Sin embargo, a partir de entonces disminuyó la demanda mundial y al surgir nuevos yacimientos competidores en otros lugares en el mundo la actividad de las compañías petroleras en la Huasteca se contrajo. Esta disminución fue consecuencia también de los controles oficiales que comenzó a instrumentar el gobierno federal a la extracción de hidrocarburos, un patrimonio natural declarado propiedad de la nación por la Constitución de 1917. Además, la creciente movilización obrera en favor de mejoras salariales y beneficios laborales desalentó aún más a las compañías extranjeras, reacias a comprometerse con el desarrollo económico y social del México posrevolucionario. Las consecuencias de la drástica reducción de las

El auge petrolero en Tampico se continuó hasta después de la Primera Guerra Mundial y para inicios
24

inversiones en los años 20 y en los 30 trajo consigo el deterioro y envejecimiento de la infraestructura

toda la frontera Norte de México, al establecerse en sus poblaciones numerosos negocios, muchos de ellos de capital norteamericano, dedicados a las bebidas alcohólicas, como bares, cantinas, casinos, burdeles y otros. Paradójicamente, estos negocios vinieron a paliar la difícil situación económica en la que se encontraban las poblaciones fronterizas, aunque a un alto costo social, ya que en torno a ellas se forjó toda una leyenda negra sobre el estilo de vida que tenía lugar en la frontera Norte. Luego de la violencia revolucionaria el campo tamaulipeco presentó otro horizonte económico y social, con matices diversos conforme a las distintas regiones del estado. En el antiguo cuarto distrito, por ejemplo, las propiedades de la élite terrateniente ligada a la economía ixtlera fueron destruidas y ocupadas por las milicias campesinas organizadas en colonias militares, hasta que a partir de 1935 el gobierno cardenista introdujo en la región la reforma agraria. En el centro del estado ocurrió un fenómeno similar, aunque exento de violencia, sobre todo en las haciendas cercanas a la capital, que fueron objeto del programa de dotaciones agrarias impulsado por el gobierno del estado en la década de los 20. En al establecerse negocios de capital norteamericano, que cuanto a los proyectos de las empresas agrícolas extranjeras presentes en varias partes de la entidad a fines del porfiriato, la revolución se encargó de colapsarlos. Lo mismo sucedió con las grandes industrial petrolera y la agudización de los conflictos laborales entre las compañías extranjeras y los obreros mexicanos, cada vez más organizados en forma corporativa para reivindicar sus demandas laborales. Inclusive las tensiones cobraron una dimensión internacional y de injerencia extranjera sobre la soberanía mexicana, de ahí que al asumir la presidencia de la República el general Lázaro Cárdenas se propuso la nacionalización de la industria petrolera, un proceso que culminó el 18 de marzo de 1938, fecha emblemática que le dio nombre a la imponente refinería ubicada en Ciudad Madero, Tamaulipas. Otro factor económico externo que incidió en Tamaulipas en los años posteriores a la revolución fue el impacto de la prohibición al consumo de alcohol en los Estados Unidos, la llamada ley seca, vigente entre 1920 y 1933. Los efectos de este fenómeno no tardaron en dejarse sentir a lo largo de Durante esta misma época en la cuenca media del Guayalejo-Tamesí tuvo lugar una situación inédita. Se trataba de una zona con numerosos ríos y buena tierra pero escasa en población desde tiempos coloniales, que comenzó a llamar la atención de los inversionistas a fines del porfiriato. Fue así que se estableció una pequeña comunidad de origen chino en las cercanías del río de El Mante, a la que se sumaron varios empresarios locales interesados en el negocio agrícola. Para los años 20 la potencialidad de la zona era bien conocida, llamando la atención del presidente Plutarco Elías Calles, quien decidió participar en su desarrollo, al que se unieron importantes inversionistas como Aarón Sáenz, un distinguido político y empresario.
25

expectativas de la compañía agrícola de La Sauteña en el Norte del estado, y si bien sus intereses y superficie no fueron afectados por el agrarismo se canceló toda posibilidad de seguir adelante.

Con la confluencia de estos intereses pronto se detonó la construcción de un moderno distrito de riego, al tiempo que se construyeron las instalaciones fabriles de un ingenio en las inmediaciones de la llamada villa Juárez, a donde se había trasladado durante la revolución la cabecera municipal de Quintero y que más tarde se denominaría como ciudad Mante. Con ello se sentaron las bases para la integración territorial de una pujante región agrícola azucarera, abarcando la superficie de varios municipios del Sur del estado y cuyo eje articulador lo constituyó ciudad Mante. Pero el gran acontecimiento en la vida económica de Tamaulipas en los años de la posrevolución fue la construcción de los grandes distritos de riego en el Norte de la entidad. Este acontecimiento se vio enfatizado porque implicó la culminación de una larga lucha diplomática mexicana por la distribución equitativa de las aguas de los ríos internacionales compartidos por razones fronterizas con los Estados Unidos. El caso era que en la cuenca baja del Bravo desde inicios del siglo XX los agricultores texanos usufructuaron indiscriminadamente su corriente gracias a la nueva tecnología de las bombas hidráulicas, lo que les permitió crear en dos décadas un enorme distrito de riego conocido como el Valley Magic of the Rio Grande, dedicado al cultivo de productos agrícolas tropicales para el demandante consumo norteamericano. Así, en este lugar, desmontado a fuerza del trabajo de braceros mexicanos, pronto floreció una cadena de bulliciosas poblaciones agrícolas y comerciales antes inexistentes, como Harlingen, Edimburg y McAllen, poblándose notablemente el Sur de Texas. Con la realización de estas grandes obras de En contraste, del lado mexicano permanecían incultas enormes superficies de terreno, cubiertas de cerrados montes de mezquite e inundadas cíclicamente por las continuas avenidas del Bravo, ante la ausencia de obras hidráulicas que lo regularan. El presidente Cárdenas se propuso un extenso programa para mexicanizar, a través de la agricultura de riego y la colonización agrícola, dos de los sitios más estratégicos de la frontera norte: la península de Baja California y el bajo río Bravo, ambos en complicados litigios por las aguas internacionales. Para el caso tamaulipeco ordenó la intervención del ingeniero Eduardo Chávez, quien con una clara visión técnica y determinación política
26

corte y presa derivadora de El Retamal, conduciendo por gravedad por vez primera las aguas del Bravo hacia el territorio nacional y con ello iniciar el esbozo del distrito de riego número 25, que llegó a sumar en los años venideros más de 300 mil hectáreas. A los trabajos y esfuerzos técnicos pronto le siguió el reparto agrarista de vastas extensiones de tierras, a lo que se sumaron las oleadas de mexicanos repatriados desde los Estados Unidos, como consecuencia de las repercusiones de la crisis económica mundial de 1929. Se trató de una trascendental política nacionalista de colonización y poblamiento que acabó por conformar una enorme región agrícola de irrigación en el entorno de Matamoros. A ella se agregó en los mismos años 30 la superficie del distrito de riego número 26, con la construcción en Camargo de la presa El Azúcar sobre el río San Juan, oficialmente llamada Marte R. Gómez, en honor al emprendedor gobernante de la entidad.

infraestructura hidráulica en el bajo Bravo y con las medidas adoptadas en el valle de Mexicali para aprovechar la corriente del río Colorado, México fijó una clara posición en el debate diplomático con los Estados Unidos por el reparto equitativo de las aguas internacionales mutuamente compartidas. Esto obligó a una mayor formalidad en las negociaciones entre ambos países, que se tradujo finalmente en la firma del Tratado de Límites y Aguas en 1944. Así, de acuerdo a este instrumento jurídico, aún vigente, se construyeron las presas internacionales de La Amistad y Falcón, que regula las aguas del bajo Bravo, al igual que la presa derivadora Anzaldúas, en las cercanías de Reynosa.

obtuvo la autorización del presidente para abrir el

Las bases para la integración territorial de una pujante región agrícola azucarera, abarcó la superficie de varios municipios del sur del estado y cuyo eje articulador lo constituyó Ciudad Mante.

Tamaulipas
en el parteaguas del siglo XX
Las repercusiones provocadas por la Segunda Guerra Mundial hicieron que las actividades productivas de México se insertaran en la poderosa inercia que generó la economía de guerra de los países aliados, particularmente la de Estados Unidos. Esto demandó de ingentes cantidades de fuerza de trabajo y de materias primas mexicanas. Se formalizó así el programa oficial de braceros y de las exportaciones de todos aquellos productos útiles para la maquinaria bélica, como el petróleo y el algodón.

29

Por esta razón el estado de Tamaulipas fue un partícipe directo de este acontecimiento, ya que ambas materias primas se producían en su territorio. Con ello la entidad adelantó su modernización durante el siglo XX, al consolidar sus actividades productivas, ampliar su infraestructura, incrementar su población e iniciar aceleradamente su proceso de urbanización. El cultivo del algodón a gran escala encontró un soporte sustancial con las obras de irrigación efectuadas con anterioridad y con la presencia de una numerosa población que se dedicó a desarrollar las labores de siembra, pizca, transporte e industrialización de la fibra blanca, la que en su mayoría se exportaba hacia el mercado

gerente designado por el gobierno federal. Para entonces la producción azucarera tenía una gran demanda que generaba importantes ingresos a la paraestatal establecida, la que encabezó durante años la realización de numerosas obras sociales en toda la región, en especial durante la década de los 50, brindándole una significativa autoridad al gerente en turno. A fines de los 40 el horizonte agrícola de la región de El Mante se incrementó con el establecimiento de la empresa privada del ingenio de Xicoténcatl, al igual que con la construcción de obras de irrigación para aprovechar las aguas de los ríos Frío y Guayalejo, lo que aumentó la superficie del cultivo de la caña de azúcar. En el sector energético, a fines de los años 40 Petróleos Mexicanos comenzó sus exploraciones en la zona fronteriza de la entidad, perforando pozos y extrayendo gas no asociado y húmedo. Esto motivó que a partir de 1955 se instalara en la ciudad de Reynosa un complejo industrial para el procesamiento y destilación de este producto, además de unas plantas de producción de etileno y polietileno. Desde entonces, la presencia de Pemex en esta ciudad ha sido muy significativa, tanto en el diseño de su estructura urbana como por la derrama económica que ha generado a la localidad. A los factores económicos citados, inherentes a la capacidad de Tamaulipas para producir materias primas, se añadió a nivel nacional el hecho de que la

internacional. A principios de los años 50 hubo nuevamente demanda, con motivo de la guerra de Corea. Bajo estas condiciones la superficie del cultivo del algodón llegó a abarcar la casi totalidad de los distritos de riego 25 y 26, unas 425 mil hectáreas, produciendo para 1958 su máximo histórico, 540 mil 886 pacas, una cifra con lo que se llegó a superar a las regiones algodoneras de La Laguna y el valle de Mexicali. En otra de las regiones agrícolas del estado, la de El Mante, hubo igualmente cambios importantes en esta misma época. Aquí el Estado mexicano expropió el ingenio y en su lugar constituyó una cooperativa de obreros y campesinos administrada por un

30

El cultivo del algodón a gran escala encontró un soporte sustancial con las obras de irrigación efectuadas

recesión de la posguerra en los Estados Unidos impactó directamente a la economía mexicana al liberalizarse los precios en ese país, lo que redujo la apreciación real del peso y con ello la fuga de capitales y el aumento en el índice de inflación. Sin embargo, con el restablecimiento de las condiciones normales en el mercado norteamericano, en México se observó una tendencia exagerada a satisfacer la demanda diferida de artículos de importación, agudizando los desequilibrios de la economía nacional, disminuyendo la reserva monetaria y deslizándose la devaluación del peso. Esto provocó una crisis en el sector externo que obligó la implantación de un régimen proteccionista cuya estrategia fue el crecimiento económico sustentado en el fomento a la industria nacional a través de la sustitución de importaciones, una política fiscal llamada de “desarrollo estabilizador” que predominaría durante las siguientes tres décadas. Lo anterior tuvo un fuerte impacto en la entidad, ya que si bien se controlaron las importaciones se siguió estimulando la exportación de materias primas como el algodón, cuya producción en ese momento tenía

las características de una verdadera bonanza en el norte de Tamaulipas. Ello implicó la instalación de numerosas plantas despepitadoras, grandes compresoras y una extensa infraestructura de almacenamiento, en tanto que el financiamiento del ciclo agroindustrial era soportado en buena medida por el gobierno federal a través de los bancos Ejidal y Agrícola. Igualmente, el capital nacional y las compañías transnacionales extranjeras se hicieron presentes a través de la venta de semillas, maquinaria y la instalación de despepitadoras. El régimen fiscal proteccionista que impuso oficialmente un desarrollo estabilizador en la economía nacional derivó en una era de equilibrio y prosperidad que llevó a conocerse como el “milagro mexicano”. Así, en 1954 el peso fijó su paridad frente al dólar en 12.50, lo que significó para la población de la frontera norte -como las ciudades y zonas agrícolas del norte de Tamaulipas- una etapa de alto consumo, al existir circulante en la economía local y prevalecer las franquicias del código aduanero que permitía adquirir gran parte de las mercancías de primera necesidad en “el otro lado”. He aquí otra
31

Gárate dejó una marca indeleble en los espacios que caracterizan el rango de capitalidad de Ciudad Victoria, al construir el actual

de las características de la economía y la administración pública en una entidad como Tamaulipas: la presencia fiscalizadora de la Secretaría de Hacienda a través de las diversas aduanas fronterizas y la importante aduana marítima de Tampico. La infraestructura con la que se dispuso en este período se destacó por el trazo y construcción de varias carreteras que unieron a las principales ciudades de la entidad, conectándose con el eje vertebral que constituía la carretera panamericana México-Nuevo Laredo, construida y puesta en funcionamiento en los años 30. La transportación aérea entre la entidad y la capital del país continuó igualmente abarcando a las ciudades del estado, que día a día cobraban importancia por sus actividades económicas, dando continuidad a un impulso iniciado en los años 20 con la primera ruta aérea comercial en el país, establecida entre el puerto de Tampico y la ciudad de México. Otros elementos de la cimentación de la infraestructura en la entidad a la
32

mitad del siglo fueron la extensa electrificación de sus centros urbanos y rurales, además de la construcción de las plantas hidroeléctricas de Río Bravo y Altamira, que se enlazaron con el gran sistema eléctrico nacional, una red a la que se ha unido a inicios del siglo XXI la empresa eléctrica de capital francés instalada en las inmediaciones de Valle Hermoso. En 1950 se censaron 717 mil 967 habitantes en Tamaulipas, es decir, su cantidad se duplicó y aun más con relación a la población censada a inicios del siglo, al aumentar en un 227%, como resultado de las dinámicas actividades económicas que tenían lugar en la entidad, al multiplicarse su número por razones naturales y al mejorar las condiciones y la esperanza de vida de sus habitantes, lo mismo que como producto del mejoramiento de los servicios sanitarios y de atención médica de que dispuso su población. Las corrientes migratorias desde otras partes del país también contribuyeron al incremento de su población, como todavía se observó a fines de

administrativa del gobierno del estado bien puede ubicarse al final del mandato de Marte R. Gómez en 1940. A él correspondió dar cauce a las iniciativas que definieron la configuración regional de las zonas de riego del bajo Bravo y San Juan, así como la reorientación gubernamental en la zona cañera de El Mante. También él inició la modernización contemporánea de la capital del estado, al construir una magnífica área deportiva y el estadio de Ciudad Victoria. El otro momento político-administrativo que marcó el mediodía de la centuria en el estado fue el gobierno provisional del general Raúl Gárate, entre 1947 y 1950, al dar fin a la era del portesgilismo. Gárate dejó una marca indeleble en los espacios que caracterizan el rango de capitalidad de Ciudad Victoria, al construir el actual Palacio de Gobierno del estado. En la década de los 50, dos gobernadores añadieron nuevos e importantes elementos a la marcha institucional, educativa y cultural a la entidad. Tocó a Horacio Terán formalizar el inicio legal a la universidad estatal, surgida en Tampico, y él a su vez, construyó el teatro Juárez de Ciudad Victoria. Por su parte, Norberto Treviño Zapata impulsó, entre otras los cuarenta con la presencia de campesinos del centro de México que pasaron a radicar en los distritos de riego del norte del estado. Una primera temporalidad del parteaguas del siglo XX en términos de la administración políticaobras, una visión definida de la impronta cultural de Tamaulipas a los ojos de México y el mundo, a la vez que estimuló la emergencia de una nueva generación de cuadros en todos los niveles del escenario político de la entidad.

33

Últimas

décadas
A partir de los años 60, una serie de acontecimientos de diversa índole fueron configurando las características económicas y sociales hoy presentes en el estado, que se aceleraron a partir de la última década del siglo XX, como consecuencia de la apertura del país al mercado mundial. En esta etapa quedó comprendido el agotamiento del modelo proteccionista del desarrollo estabilizador, así como el inicio a la liberalización comercial que culminó con la implantación de un área de libre comercio entre México y el resto de América del Norte, por medio del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN.

35

Para Tamaulipas, como para toda la frontera Norte, los primeros cambios en la política económica se manifestaron con la autorización para el establecimiento de la industria maquiladora bajo un régimen fiscal tipo zona franca, en el que se permitía a empresas extranjeras instaladas allí hacer importaciones in bond de materias primas o de productos semielaborados, para terminar su procesamiento o ensamblaje en territorio mexicano y retornar después al exterior sin el pago de derechos aduanales, salvo los impuestos por concepto del valor agregado. Por ello, a lo largo del último tercio del siglo XX, en las poblaciones fronterizas tamaulipecas, principalmente en las tres mayores –Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo-, se han fincado numerosas plantas industriales maquiladoras, llegando a integrar verdaderos

cuanto al nivel de sus inversiones e incluso las han incrementado, no obstante la emergencia en fechas recientes de nuevos y competitivos mercados laborales, como los del Asia oriental (China en particular). Las razones de esta permanencia parecen encontrarse en la magnífica localización geográfica de la frontera mexicana, inmediata al mercado de consumo de la producción maquiladora, lo que compensa el costo del transporte, así como en la eficiencia que ha desarrollado la clase trabajadora en este tipo de actividad productiva. Otros estímulos del gobierno federal hacia esta región limítrofe fue el Programa Nacional Fronterizo, PRONAF, llevado a cabo en los años 60 con el propósito de mejorar la infraestructura urbana de estas poblaciones, una actividad que habían venido llevando a cabo las juntas federales de mejoras materiales. Más tarde se liberalizó aun más el mercado fronterizo con el programa de

complejos fabriles altamente especializados. Exponente la industria maquiladora del capital externo, siempre en la búsqueda de la oportunidad de mayores ganancias, sus operaciones no han estado exentas de las fluctuaciones económicas de la economía mundial, especialmente la norteamericana, por lo que se han tenido altas y bajas en cuanto a su operación en el norte de Tamaulipas, aunque en general se mantuvieron en
36

comercialización de artículos “gancho”, que eran productos importados para ser consumidos en la propia frontera a la par que de productos mexicanos, en un esfuerzo por integrar a la región al mercado interno nacional, un fenómeno que de hecho apenas comenzó en la década de los 70 (integración que se aceleró y completó en el último tramo del siglo). Sin

El monumental Puente Tampico sobre el Pánuco

embargo, en 1976 la drástica devaluación del peso cimbró a la frontera y marcó una nueva pauta ante las fluctuaciones de la economía mexicana, manifestándose desde entonces repetidos deslizamientos devaluatorios de la moneda. La paulatina liberalización comercial implementada en la frontera norte por el gobierno federal desde los años 60, aun antes del agotamiento de la política del desarrollo estabilizador, fue una medida compensatoria derivada en cierta medida del colapso algodonero que se experimentó a mediados de esa década en dos puntos estratégicos de la región, como lo fueron el bajo Bravo y el valle de Mexicali. En el caso tamaulipeco, además de la contracción de la demanda de la fibra en el mercado mundial actuó en su contra la plaga de la “pudrición texana” en las plantas del algodón, lo que sumado al agotamiento de las tierras por la ausencia de rotación de cultivos hizo muy poco rentable su continuidad. El fin de la era del algodón en Tamaulipas motivó su sustitución por el cultivo del maíz y el sorgo, lográndose para la década de los 70 enormes cosechas que llegaron a darle a la entidad el calificativo de “granero de México” y con ello insertarse más estrechamente el sector agrícola de la

entidad con las demandas de la economía nacional. En esta misma época se amplió al límite la frontera agrícola a expensas de vastas extensiones cubiertas de monte, sobre todo en zonas temporaleras de San Fernando y de riego en Jiménez-Abasolo y El ManteGonzález, al tiempo que se realizaron las últimas dotaciones ejidales y se hicieron importantes obras de irrigación sobre los ríos Purificación y Guayalejo, al construirse las presas de Las Adjuntas (Vicente Guerrero), San Lorenzo (Emilio Portes Gil) y Las Ánimas (Estudiante Ramiro Caballero). En las últimas décadas del siglo XX, si bien el sector agrícola ha mantenido un importante peso específico en la economía de la entidad, diversos factores han limitado su productividad. Uno importante tiene que ver con causas naturales, una constante a lo largo de la historia ambiental de la entidad, fluctuando entre los extremos de las continuas sequías y las eventuales tormentas huracanadas. Hoy en día dichas condiciones se han agravado como resultado del cambio climático y el sobrecalentamiento del planeta, alejando las lluvias e intensificando las elevadas temperaturas. El resultado ha sido la disminución de los recursos hidráulicos para el uso agrícola, que ahora rivalizan también con las necesidades del consumo humano.
37

Tal es el caso de las cuencas de los ríos San Juan y bajo Bravo, donde sus aguas son demandadas por la ciudad de Monterrey y por los agricultores del sur de Texas en detrimento de las actividades productivas de los distritos de riego del norte de Tamaulipas. Una nueva circunstancia de los tiempos recientes que ha condicionado el desarrollo del sector agrícola de la entidad es la apertura a la importación de granos que permite el libre mercado de Norteamérica; no obstante, este mismo mecanismo es una oportunidad para elevar los niveles de productividad y mantener la significativa presencia del sector agrícola dentro de la economía del estado. Situación similar se puede mencionar para el caso del sector ganadero, en el que Tamaulipas ha sido tradicionalmente un importante productor. En el último tercio del siglo XX también se destacó en la entidad el desenvolvimiento de la industria petroquímica. Caso singular ha sido la instalación de la industria química de flúor en Matamoros, en tanto que en el corredor Tampico-Altamira ha florecido una gran cantidad de plantas industriales dedicadas a la elaboración de productos petroquímicos, aprovechando lo inmediato de la refinería de Pemex en Madero y las facilidades del puerto industrial de Altamira. Por cierto, el puerto de Altamira se ha desarrollado como uno de los polos más activos del comercio exterior mexicano desde su construcción en la década de los 80, en virtud de su inserción en
38

la cuenca del Atlántico y al eficiente manejo de carga compartimentarizada, en tanto que el puerto de Tampico se dedica a movilizar grandes cantidades de carga a granel. La ubicación de dos importantes puertos a una distancia menor de 30 kilómetros hacen de Tamaulipas un caso único en el comercio marítimo de México. Durante el último tramo del siglo XX se han consolidado los sucesivos esfuerzos en la construcción de infraestructura de comunicaciones y transportes. El estado cuenta hoy con cinco aeropuertos de talla internacional, 13 puentes viales y dos ferroviarios con enlace hacia los Estados Unidos, la modernización de todos los principales trazos carreteros de la entidad, tanto en forma de tramos de autopista como de carreteras de cuatro carriles (en las que no se cobra peaje), lo que sumado a las obras monumentales como el Puente Tampico sobre el Pánuco o la carretera Juan Capitán-El Chihue distinguen de manera especial a esta entidad mexicana en este rubro. El final del siglo XX y el umbral de la nueva centuria también han planteado renovados escenarios para la economía de Tamaulipas, derivados especialmente del sector energético, al ser puesto en marcha el magno proyecto de extracción de gas en la llamada cuenca de Burgos, que abarca prácticamente la totalidad de la superficie del norte de la entidad. Además, quedarán en reserva otras dos cuencas de

hidrocarburos localizadas a lo largo del litoral, en tanto que frente a las costas tamaulipecas existen las “donas” petroleras situadas sobre el límite marítimo entre México y Estados Unidos. Al igual que al mediar el siglo XX, los diversos y dinámicos procesos presentes en Tamaulipas en la segunda mitad de esta centuria originaron un sensible incremento de su población, la que casi se triplicó, ya que entre 1950 y el 2000 su aumento fue del 283%, al sumar 2 millones 35 mil 255 habitantes. Rasgo distintivo de este período demográfico fue la transición en el porcentaje entre un anterior predominio de población rural a una nueva mayoría de población urbana, tal como ocurrió comúnmente en el país en esa misma época. En Tamaulipas este fenómeno se vio facilitado por la previa existencia de importantes núcleos urbanos situados en distintos puntos de su geografía, los que han asimilado las nuevas y continuas corrientes migratorias procedentes de diversas partes de la República, en especial del norte de Veracruz. Esto se observa con nitidez en las principales ciudades de la zona fronteriza y en el área conurbada de TampicoMadero-Altamira, la que reúne hoy en día la más alta concentración urbana de la entidad. En contraste, algunas regiones del estado han tenido retrocesos o estancamientos demográficos. En el primer caso vale citar el área de la Sierra de San Carlos y el ex cuarto distrito, en tanto que en la segunda modalidad se puede señalar a la región de El Mante, la que no obstante sus abundantes recursos naturales, los nuevos tiempos exigen de ella una reconversión que haga más productiva sus múltiples potencialidades. Los gobiernos estatales comprendidos entre los años 60 y el fin del siglo XX se han caracterizado por una sucesiva y constructiva actividad institucional, acorde al dinámico desarrollo social y económico del estado.

liderazgos obreros. También conviene subrayar de su administración el decidido apoyo a la consolidación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, al otorgarle la autonomía y construir los campus universitarios de Tampico y Ciudad Victoria; de Manuel A. Ravizé se pueden señalar los esfuerzos para afianzar la industria maquiladora en el Norte de la entidad y la reconversión agrícola del estado; Enrique Cárdenas González se destacó a su vez por su compromiso con el campo y por iniciar la modernización urbana de la construcción de bulevares gubernamental Revolución Verde. Emilio Martínez Manautou continuó con el apoyo al sector primario y profundizó la industrialización maquiladora, propiciando la creación de los primeros complejos industriales de esta rama productiva, lo mismo que encauzó la construcción del puerto de Altamira. Se interesó también por fomentar las artes, culminando esta tarea con la construcción del magno Centro Cultural Tamaulipas Amalia González Caballero de Castillo Ledón; a Américo Villarreal Guerra correspondió establecer las bases administrativas en la entidad de cara a las transformaciones que se experimentaron en México ante la liberalización del comercio, la desincorporación de la economía y la reforma del Artículo 27 de la Constitución. Como técnico altamente capacitado, aseguró el abasto de agua a las urbes de la entidad, particularmente a la capital del estado, con la construcción del acueducto Guadalupe Victoria. Casi en el último lustro del siglo XX, Manuel Cavazos Lerma se preocupó por reactivar la economía de la entidad ante las repercusiones del creciente proceso de globalización, dando inicio a la importante trasformación de la infraestructura carretera de la que hoy disfruta la entidad. El siglo XX culminó y a la vez dio comienzo una capital con la y el enclave

Sin pretender categorizar sus períodos u ofrecer un resumen de sus actuaciones como mandatarios de la entidad, cabe citar algunos de los rasgos de los gobernadores de este período. Praxedis Balboa Gójon figuró por las relaciones equilibradas entre el gobierno local y las distintas fuerzas políticas de la entidad, en una época de plena emergencia de los

nueva centuria y milenio con Tomás Yarrington Ruvalcaba al frente del gobierno de Tamaulipas. Será entonces el objetivo de este libro reseñar en sus páginas los principios y las obras que han marcado la actuación de este gobernante tamaulipeco, así como el contexto social, económico, político e institucional contemporáneo en el que se pueden ubicar.
39

CAPÍTULO

2
Infraestructura p a r a e l d e s a r ro l l o urbano y rural D i n á m i c a re g i o n a l e n Ta m a u l i p a s

EL ESPACIO TERRITORIAL DE LA ENTIDAD
El escenario natural

El escenario urbano

Política y gestión del suelo

41

El escenario

natural
Tamaulipas se ubica en la región Noreste de la República Mexicana, entre las coordenadas geográficas 22º 12´31” y 27º 40´52” de latitud Norte, y 97º 08´38” y 100º 08´51” de longitud Oeste. La delimitación terráquea del Trópico de Cáncer cruza el centro del estado, que cuenta con una superficie de 79 mil 829 kilómetros cuadrados (conforme al dato original de la Comisión Geográfico–Exploradora de 1908), lo que representa un 4% del territorio nacional, siendo mayor en extensión que 60 países en el mundo; colinda con los Estados Unidos de Norteamérica con 370 kilómetros de frontera, que comprende el extremo Sur de Texas; al Este forma parte del litoral del Golfo de México a lo largo de 420 kilómetros, a los que se suman 8 mil 763 kilómetros cuadrados de mar territorial nacional frente a sus costas; al Oeste limita con el estado de Nuevo León y al Sur con los estados de Veracruz y San Luis Potosí. La entidad cuenta con 43 municipios y su capital es Ciudad Victoria.
43

Para fortalecer los sistemas de referencia geográfica, durante la administración de Tomás Yarrington Ruvalcaba se oficializó el Punto Geodésico Central de Tamaulipas, localizado al centro de la Plaza Juárez de la capital del estado, cuya lectura es de 23° 43´ 54´´ de latitud Norte y 99° 00´ 04´´ de longitud Oeste, además de ubicarse varios monumentos de referencia geodésica a lo largo y ancho de la entidad. Visto en conjunto, Tamaulipas es un plano inclinado entre la Sierra Madre Oriental y el Golfo de México, enmarcado al Sur por el Río Pánuco y al Norte por el Río Bravo, estando dispersas en sus llanuras áreas de lomeríos o accidentes orográficos de singular importancia, como las sierras de Tamaulipas, San Carlos y el Bernal de Horcasitas. Sus cuencas hidrológicas importantes son los ríos San Juan (afluente del Bravo), Conchas o San Fernando, Purificación–Soto la Marina y Guayalejo–Tamesí. Este último coincide con el Pánuco cerca de su desembocadura. Dada su ubicación continental, en Tamaulipas confluyen cuatro regiones fisiográficas del Continente Americano: la Planicie Costera del Golfo de México, la Sierra Madre Oriental, la Altiplanicie Mexicana y las Llanuras de Norteamérica, lo que

genera la existencia de una gran variedad de ecosistemas y una alta riqueza en flora y fauna. Igualmente esta posición geográfica denota, dadas sus características físicas, la presencia de diversos fenómenos meteorológicos en donde las variaciones topográficas y la latitud del territorio se asocian con la presencia, en el verano, de los vientos húmedos del Golfo de México y, en el invierno, de masas gélidas provenientes del Polo Norte. Estas características físicas y atmosféricas impactan, por tanto, al régimen de lluvias, a la influencia de la energía solar, al predominio de las temperaturas extremosas y a otros fenómenos afines que constituyen los componentes que regulan y explican los tipos de climas y determinan en gran medida las peculiaridades de sus recursos naturales. La diversidad de la flora tamaulipeca dentro de sus diferentes zonas biogeográficas es muy significativa, comprende poco más de 5 mil especies de las 22 mil que existen en todo México, esto es un 23%. En cuanto a la diversidad de fauna de la entidad, más de 110 especies de mamíferos han sido reportadas; unas 400 especies de aves; más de 90 de reptiles y 40 de anfibios. A pesar de que nuestro territorio presenta una considerable cantidad de especies clasificadas como endémicas, existen otras que se encuentran amenazadas y en peligro de extinción.

44

Tamaulipas se ha sumado a las acciones de protección del medio ambiente de los organismos nacionales e internacionales.

Conservar esta importante diversidad no sólo tiene relieves biológicos; tiene también un potencial histórico cultural y económico para el ser humano. Casos concretos son la Tortuga Lora y la Paloma de Ala Blanca. Existen otras especies clasificadas a nivel mundial como amenazadas, es el caso del Oso Negro, el Ocelote y el Murciélago mexicano de nariz larga; en peligro de extinción, como el Leoncillo, el Jaguar, la Peluda y el Castor; con protección especial, como el Puma y el Gato Cola Rabona, y raras como el Temazate. La explotación sustentable de estos recursos naturales es el reto para lograr el beneficio social a través del desarrollo económico del estado, asegurando, a nivel de política pública, la preservación del equilibrio ecológico, destinando recursos para el aprovechamiento racional y conservación del agua, el suelo, la flora y la fauna. Tamaulipas se ha sumado a las acciones de

protección del medio ambiente de los organismos nacionales e internacionales, como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, US EPA, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, PROFEPA, la Conferencia de Gobernadores Fronterizos, la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza, COCEF y el Banco de Desarrollo de América del Norte, BANDAN; asimismo, ha ratificado su compromiso regional con el equilibrio ecológico en el programa Frontera 2012, el Plan Estratégico Ambiental Tamaulipas-Texas, el Sistema de Administración Ambiental y Tratamiento de Aguas Residuales y los comités regionales de vigilancia participativa. En congruencia con esto, el Congreso del Estado, a iniciativa del gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, expidió la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado de Tamaulipas, una herramienta legal que compromete a los tamaulipecos en la protección y
45

El programa de protección a la Tortuga Lora obtuvo el reconocimiento del Congreso de los Estados Unidos, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (EUA), del Servicio de Pesca y Vida Silvestre (EUA) y del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas.

conservación de sus recursos naturales y el medio ambiente. Ya en la práctica, estas acciones se incrementaron por la incidencia de desastres naturales que han azotado al estado en los últimos años, como los incendios forestales, que ocasionan grandes pérdidas en la cobertura vegetal. Tamaulipas es uno de los cinco estados con mayor eficiencia en la atención y combate de estas conflagraciones, permitiendo la conservación de los ecosistemas forestales. Se establecieron programas de colecta de semilla y reforestación con especies nativas y se evaluó la cobertura vegetal y las prácticas en el manejo de suelos para hacer disminuir la pérdida de superficie valiosa, conservando un mayor número de hectáreas de suelo y bosques.

pues es una especie exclusiva del Golfo de México y nuestro estado es el único lugar de su anidación masiva. Después de más de 25 años de trabajo se revirtieron las tendencias hacia la disminución de la población de tortugas, incrementando en más del 100% la protección de los nidos. El programa obtuvo el reconocimiento del Congreso de los Estados Unidos, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (EUA), del Servicio de Pesca y Vida Silvestre (EUA) y del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas. Este proyecto ha permitido también la creación de fuentes de trabajo para los habitantes de las comunidades aledañas a la anidación, lo que evita la depredación y conserva las condiciones naturales y el medio ambiente bajo criterios de sustentabilidad. En los últimos años, los sectores industriales,

Uno de los programas de protección a la biodiversidad de mayor reconocimiento internacional ha sido el de la Tortuga Lora, una especie que hace de Tamaulipas su destino de desove. Proteger su anidación se ha vuelto relevante,
48

campesinos, académicos y de servicios han trabajado con los gobiernos federal y estatal, diseñando sistemas y mecanismos de concertación para conservar los recursos naturales, proponiendo la creación de nuevas áreas naturales protegidas (ANP)

en el estado y la canalización de recursos financieros y humanos para las ya existentes. Entre ellas destaca por su importancia la reserva de la biosfera de El Cielo, una superficie de 144 mil 531 hectáreas sobre la que se han acumulado esfuerzos para que tenga un mayor relieve de carácter internacional. Otras áreas del territorio tamaulipeco que actualmente cuentan con una categoría de protección son: el área protegida ecológica de Parras de La Fuente, municipio de Abasolo, creada con la finalidad de servir de anidación a la Paloma Ala Blanca, con 21 mil 948 hectáreas; el parque urbano de la Laguna La Escondida, en las goteras de Reynosa, con 320 hectáreas; la zona especial sujeta a conservación ecológica de Altas Cumbres, sobre la Sierra Madre Oriental, en el municipio de Victoria, con 30 mil 327 hectáreas, y el monumento natural del Bernal de Horcasitas, en González, símbolo de identidad de Tamaulipas, enmarcado en una superficie de 18 mil 204 hectáreas. En suma, existen en el estado 215 mil 330 hectáreas consideradas en alguna categoría de protección ecológica como áreas naturales protegidas, amén de que actualmente existe la propuesta de llevar este concepto a un nivel estatal y federal de grandes dimensiones en el caso de la Laguna Madre, buscando también que se adopte una categoría de protección para sitios como La Sierra de San Carlos, el corredor del río Bravo, las zonas boscosas de Miquihuana, el estuario del Aunado a este número de áreas protegidas existen otras regiones al interior del territorio tamaulipeco que son consideradas de interés prioritario para México. La Comisión Nacional de la Biodiversidad (CONABIO) identifica 151 regiones terrestres con alto valor ecológico para su conservación a nivel nacional de entre las cuales 12 áreas pertenecen a nuestra entidad, tal es el caso de áreas como el matorral tamaulipeco del bajo Río Bravo, la Laguna Madre, la Sierra de San Carlos, Puerto Purificación, Guayalejo–Tamesí y las zonas de endemismo de cactáceas del ex cuarto distrito.

49

Peña Nevada, el valle de Jaumave, El Cielo, la Sierra de Tamaulipas, los encinares tropicales de Loma Las Pitas y Sierra Maratines, Rancho Nuevo, Cenotes de Aldama y la Laguna de San Andrés. Tamaulipas ha sido también un estado precursor en el país en el uso de la metodología de Análisis de Omisiones de Conservación, GAP, en la selección y consolidación de áreas naturales protegidas, adoptada recientemente para los estados por el gobierno federal. Con el programa Evaluación de Sitios Propuestos se han identificado los lugares a conservar por su valor a los servicios ambientales para proponer áreas naturales protegidas. De allí se derivó la realización de un programa piloto de fijación de carbono, con la ubicación y de información para los sectores público y privado sobre sustancias emitidas, transferidas, tratadas o dispuestas que ocasionan impacto significativo en la salud humana y en los ecosistemas. Adicionalmente, la operación del Registro Estatal de Aguas Residuales, REDAR, ha permitido integrar un inventario y caracterizar las descargas de la industria al alcantarillado municipal, con el fin de tener el conocimiento acerca de la composición de las Otras acciones se han orientado al campo de la sistematización y control de las emisiones y transferencias de contaminantes. Tamaulipas fue la primera entidad federativa de la frontera Norte en configurar un registro de emisiones y transferencia de contaminantes, el cual funciona como un instrumento de recopilación, integración y difusión descargas y, a partir de ello, emitir medidas de prevención y control de contaminación de las aguas que tendrán que ser aplicadas por las empresas responsables, las cuales, mediante acuerdos de coordinación estado-municipio, trabajan con los municipios de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros y la zona conurbada de Altamira, Madero y Tampico. caracterización de los principales ecosistemas que aseguran la protección de los bosques, para así, una vez reunidas las condiciones y requisitos, compensar económicamente a los propietarios de unidades de manejo de la vida silvestre y forestal, a través de ofertar servicios ambientales en países industrializados.

51

Zoológico de Tamatán, un espacio tradicional ahora completamente

Por otra parte, el manejo integral de residuos sólidos impulsó al gobierno del estado a ofrecer asesoría y capacitación en tecnologías, estrategias y programas de reducción, reciclaje y reutilización de residuos sólidos, a lo largo y ancho de la entidad. Del mismo modo se atendió la calidad del aire a través de la Red Estatal de Monitoreo Atmosférico, que proporciona información de los movimientos de las partículas contaminantes emitidas por fuentes fijas y móviles, permite la prevención y control de la contaminación del aire para mejorar la calidad de vida y los datos obtenidos son incorporados a la base de datos del Sistema Nacional de Información Ambiental del Instituto Nacional de Ecología. Asimismo en los cuerpos de agua del estado se realizan monitoreos que permiten mantener la calidad del agua para uso industrial, comercial, agrícola y doméstico y en donde el laboratorio
52

ambiental es el encargado de prestar los servicios de análisis para la determinación de contaminación en muestras de aguas naturales, purificadas, residuales y lixiviados, en suelos, sedimentos y residuos a nivel estatal, regional e internacional, que permiten tomar las medidas necesarias de prevención. En 2002 se logró la creación de la cédula de operación anual que permitirá registrar año con año la cantidad, tipo, lugar de origen y destino de los residuos emitidos al ambiente. Cabe señalar que la instrumentación del Programa de Evaluación de Estudios de Impacto Ambiental permitió consolidar tres áreas de suma importancia para los procesos de gestión y política ambiental: la inspección ambiental, la atención a la denuncia y la evaluación del impacto ambiental.

modernizado, con un enfoque de recreación, educación, conservación e investigación.

Dos años más tarde se estructuró un programa de acción específica para el control ambiental de la cuenca de Burgos, gracias al Acuerdo para el Ordenamiento Ecológico de la Cuenca de Burgos entre los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila con la paraestatal Pemex, que incluye la participación de los gobiernos municipales y reconoce el valor social, cultural y ambiental de los sistemas biológicos de la región Noreste de México. La integración de estas políticas ambientales fortalece la capacidad institucional para preservar los recursos naturales, regular su aprovechamiento y proporcionar incentivos a la sociedad para participar en su preservación, protección, restauración y administración, lo que posibilita operar programas de conservación, vigilancia, monitoreo de especies y, sobre todo, cultura ecológica. Las acciones realizadas

para la conservación, aprovechamiento sustentable y el ecoturismo han generado a su vez empleos permanentes y ocasionales en beneficio de numerosas familias y prestadores de servicios, que además permiten conocer los usos y el aprovechamiento sostenido de las áreas protegidas o en vías de serlo. Caso especial fue la construcción y recuperación del Zoológico de Tamatán, en la capital del estado, un espacio tradicional ahora completamente modernizado, con un enfoque de recreación, educación, conservación e investigación en el que se reproduce el hábitat natural de las especies nativas y de otras partes del mundo, que estimula el interés por el conocimiento de las ciencias naturales y suma a la enseñanza de valores el valor de respeto a la naturaleza.
53

Distribuidor Vial en Tampico

El escenario

urbano
El acelerado crecimiento económico generado en México entre 1940 y 1980 dinamizó el desarrollo urbano y transformó el sistema de ciudades al interior de Tamaulipas. Los cambios contemporáneos se iniciaron con los esfuerzos de desconcentración urbana de la zona centro del país, en particular del Valle de México, así como de las áreas metropolitanas de Monterrey y Guadalajara, creándose las bases para fomentar el establecimiento de parques industriales a lo largo de la frontera Norte. La región Noreste del territorio nacional paulatinamente se transformó en una de las más importantes zonas fronterizas binacionales, por lo que la conformación de nuevos polos de desarrollo urbano coadyuvó a consolidar la política de desconcentración ejercida por el Programa Nacional de Industrialización de la Frontera Norte, cuatro décadas atrás.

55

Visto en conjunto, la reestructuración del sistema de ciudades a nivel nacional pasó de 174 áreas urbanas en 1970 a 350 en el 2000, un incremento sustancial que ha duplicado el número de habitantes en algunas urbes en un lapso no mayor a 25 años. Diversos factores pueden ser atribuidos a tal dinámica, pero es un hecho que en Tamaulipas se ha conformado y consolidado un sistema urbano con variada tipología, fronteriza, portuaria y administrativa, de suma importancia para el desarrollo del país y en particular para la región noreste del país. En tal sentido, el Noreste se constituye hoy como una de las regiones más importantes en el ámbito nacional, debido a su

posición geográfica y su potencialidad económica, elementos que tienen un gran incentivo en el desarrollo de sus conglomerados urbanos. Lo anterior se pone de relieve si tomamos en cuenta que el grado de urbanización en Noreste fue de 68% en 1970, y a partir de los ochenta repuntó como la región más urbanizada del país, alcanzando un nivel mayor a 88% en los últimos años. Si se considera como urbana a la población que vive en ciudades de más de 15 mil habitantes, en el caso de Tamaulipas se observa que el nivel de urbanización ha ido en aumento. En 1970, dicho nivel equivalía al 65%. Para 1995 las tendencias se colocaron en alrededor

56

En el país existen cuatro zonas metropolitanas transfronterizas. Tamaulipas cuenta con dos de ellas: Matamoros y Nuevo Laredo

de un 79% y, debido al desempeño económico generado en las principales ciudades del estado, el año 2000 reflejó un 82.7%. Estas tendencias proyectan para el año 2005 un nivel de urbanización de 85%, por lo que el número de ciudades mayores a 15 mil habitantes pasará de nueve a 11 en el territorio estatal. En la actualidad el sistema urbano en Tamaulipas concentra a la población en cinco zonas

metropolitanas de jerarquía estatal y nacional, y dos ciudades de importancia central, por lo que son consideradas como competitivas, ya que conforman los cambios en la organización espacial de la economía (TABLA 1). En el país existen cuatro zonas metropolitanas transfronterizas. Tamaulipas cuenta con dos de ellas: Matamoros y Nuevo Laredo. Ambas son, a la par de Tijuana y de Ciudad Juárez, las que ejercen mayor

57

Las tendencias proyectan para el año 2005 un nivel de urbanización de 85% en el estado de Tamaulipas.

dinamismo gravitante en la franja fronteriza. En cuanto al sistema urbano interestatal, Tamaulipas cuenta con la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira. Dicha zona es catalogada, en los indicadores nacionales, dentro del rango tres de la estructura y funcionamiento del sistema urbano principal (concentración poblacional). Es decir, después del rango establecido para las zonas

metropolitanas de Monterrey, Guadalajara y de Puebla-Tlaxcala. El área conurbada del Sur de Tamaulipas es indudablemente un polo de atracción e influencia de una enorme área de la región de la Huasteca y ya a escala interna, dentro de la zona conurbada destaca el hecho de que el municipio de Altamira representa la tasa de crecimiento poblacional más alta de la entidad, figurando en

58

6.56%, comparada con la media estatal que fue de 1.83% en el período comprendido entre los años de 1980 y 2000. A pesar del elevado porcentaje de urbanización, en Tamaulipas se ha establecido un escenario estable en cuanto a participación de la población por entidad federativa. La participación porcentual de Tamaulipas

con respecto al total nacional se ha mantenido constante desde 1970 hasta el año 2000, con contribuciones que fluctúan en alrededor del 2.80%. Este entorno es de relieve debido a que en comparación con otras entidades, como nuestros vecinos San Luis Potosí o Veracruz, que muestran expulsión de población, Tamaulipas ha mantenido una posición equilibrada con respecto a los flujos

59

migratorios. Un indicador de ello es que los requerimientos de suelo para el desarrollo urbano 2001–2006 se encuentran en un nivel medio (mil 500 a 4 mil hectáreas), con una marcada demanda en las urbes fronterizas. Ciudades como Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo contribuyen con el 57% del total correspondiente a la dosificación del suelo apto para el desarrollo teniendo en cuenta los diez Planes Municipales de Ordenamiento Territorial publicados hasta el momento en la entidad. En términos específicos las tres principales ciudades de la zona fronteriza binacional proporcionan 959 hectáreas destinadas al rubro de vivienda, 234 aptas para equipamiento, 300 destinadas a vialidad y 94 destinadas a satisfacer las necesidades del sector comercio y servicios. Un aspecto relevante, enmarcado en los requerimientos de suelo 2000–2005, es que la extensión de las áreas requeridas tanto para el desarrollo del sector industrial como para la constitución de áreas verdes se enmarca en un 8% destinado a cada rubro. Por su parte, el número de habitantes en la entidad, para el año 2000, fue de 2 millones 753 mil 222 habitantes, en tanto que para el 2004 la población se estimaba en 3 millones 100 mil habitantes. Esto significó un incremento del 15% de su población, mientras que a nivel nacional la proporción fue del 6%. La inminente conurbación de Reynosa y Río Bravo, consolidada en el 2000, reafirma la conformación de una nueva zona metropolitana que al sumar aproximadamente 500 mil habitantes se traduce en un importante polo y alternativa de inversión con respecto a otras urbes transfronterizas y a la zona conurbada de Tampico. Las tendencias indican que esta zona desplazará a Matamoros como la segunda ciudad tamaulipeca. Según datos generados en el Plan Económico y Urbanístico de Tamaulipas 19992010, la extensión del área urbana de Reynosa en el período de 1980-2000 fue de 499.7 hectáreas y se vislumbra que para el período 2000-2005 pase a mil 172.1, es decir, un incremento mayor al 100%. A pesar de que las ciudades indicadas han tenido un mayor dinamismo regional, la consolidación de centros urbanos como Valle Hermoso, Miguel Alemán y Gustavo Díaz Ordaz, que se encuentran
60

La Ley de Ordenamiento Territorial y Planeación del Desarrollo Urbano faculta a los gobiernos municipales para administrarsus territorios, planificando la distribución de los asentamientos humanos y las actividades productivas.

entre el rango de población mayor a 10 mil habitantes y menor de 50 mil, ha sido significativa, principalmente por las actividades económicas que de ellas se derivan. Existen, en todo caso, transformaciones demográficas y

regional por medio de un sistema urbano que proporcione certidumbre a la inversión es uno de los principales rubros en los que se ha trabajado en los últimos años. Como instrumento normativo se expidió la Ley de Ordenamiento Territorial y Planeación del Desarrollo Urbano en el 2001. Dicha norma faculta a los gobiernos municipales para administrar sus territorios, planificando la distribución de los asentamientos humanos y las actividades productivas. De ahí que se desprenda la importancia por mejorar el sistema de ciudades para responder a los requerimientos del desarrollo económico y urbano. Esto implica dar continuidad a las estrategias de índole social a fin de lograr una integración de los instrumentos de planeación urbana, propiciar un crecimiento ordenado de las

administrativas,

productivas,

ambientales que conllevan una evolución o perfeccionamiento urbano al interior del estado. Por ello, la ordenación del sistema de ciudades ha implicado consolidar o transformar la producción y especialidad de las ciudades, además de entretejer un sistema de relaciones sociales que contribuyan a potenciar el desarrollo regional con base en la conformación de ciudades competitivas. Las formas y posibilidades de actuación

ciudades, disminuir los desequilibrios regionales e incrementar la cobertura de servicios básicos.

interinstitucional para potenciar el desarrollo

63

Túnel en la Carretera Victoria-San Luis, tramo Juan Capitán El Chihue.

Infraestructura para el

desarrollo
En cuanto a la infraestructura para el desarrollo regional y urbano, el gobierno estatal buscó la integración de los espacios regionales al interior del estado que junto con la política de cobertura de servicios públicos ha dado solidez a las acciones para fomentar mayores oportunidades de crecimiento económico.

Actualmente, la infraestructura de comunicación y transporte permite entrelazar al estado con los mercados nacionales y extranjeros mediante 15 cruces internacionales, cinco aeropuertos, tres puertos de altura y uno de cabotaje, además de una red estatal de carreteras y caminos de más de 13 mil 300 kilómetros.

65

Las urbes de la zona fronteriza tamaulipeca fueron particularmente beneficiadas con importantes obras de infraestructura para el desarrollo.

A lo anterior se suma el esfuerzo realizado en los últimos años en materia de desarrollo urbano y territorial, con la construcción de vialidades urbanas y el impulso interregional por medio de enlaces de nueva e importante infraestructura carretera. Se tuvo especial interés en la modernización y construcción de infraestructura vial cuyo propósito fue la generación de obra pública estatal, realizándose en el último lustro mil 192 obras de este tipo, que beneficiaron a 312 mil habitantes en diversas regiones del estado y que a continuación se reseñan.

Región frontera norte
Aquí se manifestó un desarrollo importante en las redes de comunicación terrestre que han facilitado los intercambios internacionales, agilizando la circulación del capital humano y monetario hacia territorio tamaulipeco y fuera de él. Para ello, se modernizó la vialidad y accesos del puente vehicular Reynosa-Pharr; se construyó un estratégico tercer puente vehicular en Nuevo Laredo (Laredo III o

66

Comercio Internacional), con lo que esta plaza fronteriza reafirma su importancia como enclave y nodo comunicante internacional, e igualmente se terminó de construir el puente Ignacio Zaragoza, que comunica a Matamoros con Brownsville, siendo a la vez un acceso directo al sistema carretero norteamericano que penetra en la profundidad del estado de Texas. Dada su importancia estratégica, las urbes de la zona fronteriza tamaulipeca fueron particularmente beneficiadas con importantes obras de infraestructura para el desarrollo, como los libramientos urbanos, en donde los gobiernos estatal y municipales aplicaron inversiones conjuntas para facilitar el tráfico pesado derivado del comercio

exterior

e

igualmente

permitiendo

enlaces

transregionales. Un caso paradigmático fue el de Nuevo Laredo, con la modernización del libramiento poniente, que comprende los entronques con el aeropuerto internacional y las carreteras federales a Monterrey, Anáhuac y Piedras Negras; es además un anillo vial que comunica al puente internacional Nuevo Laredo III y constituye una infraestructura vial que se ha definido como el eje estructurador para el desempeño de la urbe. Otro ejemplo fue la construcción del primer cuerpo del libramiento oriente y del segundo cuerpo del libramiento sur en Reynosa; también la construcción

67

de la carretera de cuatro carriles y de 105 kilómetros de longitud entre las ciudades de Reynosa y Matamoros. La obra ha mejorado el tráfico vehicular al aprovechar las conexiones con las carreteras federales estadounidenses 77 y 281, a través de los seis puentes internacionales ubicados a lo largo de su tramo carretero. La zona metropolitana de Matamoros se ha vuelto un enclave de importancia para el crecimiento económico derivado del turismo nacional y extranjero. Por ello se habilitó la ruta de acceso al puente internacional Ignacio Zaragoza, además de la modernización de 2.3 kilómetros de la avenida Lauro

Villar, que comunica el acceso a la playa Bagdad con el centro de la ciudad, fomentando la captación de turismo fronterizo y abriendo las posibilidades de inversión en el sector servicios. De igual modo se lograron otras obras viales de carácter secundario, que tienen por objeto servir de acceso a las carreteras troncales y asegurar el desempeño de ciudades medias o gravitantes de las zonas metropolitanas. En las ciudades de Río Bravo y Valle Hermoso destacaron la modernizaron de avenidas intraurbanas y la construcción de cinco puentes vehiculares sobre ramales y drenes pluviales. De esta manera se hizo frente a la necesidad de reestructurar el sistema vial de ambas ciudades.

69

Región central
En esta región se logró instrumentar una serie de acciones dirigidas a modernizar las vías de comunicación, tanto de entronques carreteros como de vialidad urbana, buscando conectar el creciente corredor económico establecido entre la zona conurbada de Tampico y la ciudad de Monterrey, prolongando el enlace entre estación Zaragoza y el puente sobre el río Corona, situado en la carretera nacional 85, a la altura de la capital Victoria. También desde aquí se diseñó un nuevo acceso al litoral del Golfo de México al construirse la nueva carretera entre Casas y Soto la Marina, que atraviesa la Sierra de Tamaulipas y por tanto establece un novedoso corredor costero estatal. La estrategia de estas obras deriva de la importancia por generar mayores flujos y ofertar a los usuarios alternativas de traslado de personas y movilidad de mercancías con seguridad y comodidad.

carretera se reemplazó el antiguo trazo que bordeaba en forma serpenteante la loma de la Sierra Madre, con gran dificultad para el tráfico vehicular.

Región costa del Golfo
Aquí se han logrado importantes avances que conllevan a una articulación paulatina del litoral con el interior del territorio, un pendiente postergado durante años. La idea, desde el interés del estado, contempla su integración al corredor del Golfo como eje de vinculación de primer orden en la Visión 2025 del Sistema Urbano Nacional, por lo que la modernización y construcción de ejes carreteros que unan a localidades pesqueras se hace indispensable. En los últimos años, las gestiones derivadas de la obra pública en la región costera han comenzado a rendir frutos. Las potencialidades de los recursos naturales de San

En este contexto destacan las obras viales que han contribuido a una mayor integración regional y a conectar al estado con el resto del país, como la ruta Victoria–Jaumave a través del nuevo ramal carretero desde la boca de Juan Capitán al río del Chihue, que atraviesa el primer gran pliegue montañoso de la Sierra Madre Oriental de manera fluida y moderna, en virtud de las magnas obras de ingeniería que posibilitaron su construcción, a pesar de los enormes retos y resistencias que opuso la naturaleza. Con esta

Fernando motivaron la promoción de las actividades pesqueras y turísticas en la Laguna Madre y se busca seguir con la integración de localidades dispersas a lo largo del litoral. Por ello, la construcción de la carretera a la Carbonera; Soto la Marina por su parte se enlazó con el centro de la entidad gracias a una nueva vía carretera. Más al sur del litoral, en el municipio de Aldama se rehabilitó el camino de acceso a la playa Barra del Tordo, potenciando así las actividades y traslados interiores en la costa tamaulipeca.
71

Región Sur
Con base en el Plan Estatal de Desarrollo se ha buscado mantener y conservar en condiciones óptimas la red carretera de esta región, construyendo y modernizando los tramos carreteros necesarios para lograr una mejor comunicación y desarrollo de sus comunidades. Un ejemplo de ello fue la construcción de un segundo puente sobre el río Mante, en el libramiento que rodea a la ciudad del mismo nombre. Otra obra que integra localidades en el mismo municipio fue el puente sobre el río Guayalejo, en el poblado El Limón, que permite la conexión con la nueva carretera a Xicoténcatl, articulando así a la región cañera del estado. El municipio de González es un lugar central de numerosas localidades dispersas. Aquí se construyó la carretera de Graciano Sánchez a Francisco I. Madero, al tiempo que se trazó y concluyó el bulevar carretero que atraviesa la cabecera municipal y que le proporciona ya una mayor jerarquía urbana. En la zona conurbada de Tampico–Madero–Altamira se construyó el corredor urbano Luis Donaldo Colosio, con la participación de Pemex, una vía destinada a fortalecer los lazos estratégicos del corredor transcostero que a nivel nacional se conforma desde la ciudad de Campeche hasta Matamoros, pasando por la zona conurbada y a lo largo de la franja costera del Golfo de México. A nivel local, el corredor enlazó a la refinería de Madero con el puerto industrial de Altamira, además de potenciar el desarrollo económico y turístico de la región, liberando el tránsito pesado del área urbana e incrementando la fluidez de mercancías y personas.
72

Corredor urbano Luis Donaldo Colosio, vía destinada a fortalecer los lazos estratégicos del corredor transcostero que a nivel nacional se conforma desde la ciudad de Campeche hasta Matamoros, pasando por la zona conurbada y a lo largo de la franja costera del Golfo de México.

Política y gestión
del suelo urbano y rural
El gobierno del estado, emprendió en años recientes un programa estratégico de coordinación intermunicipal con el objeto de dirigir esfuerzos en torno al desarrollo de los espacios urbanos y rurales de la entidad. Para ello se consolidó la función y operatividad del Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanización, ITAVU, lo que ha permitido avanzar en materia de regularización de la tenencia del suelo urbano, así como optimizar los recursos humanos, materiales y financieros que inciden en estas acciones. La importancia de enfocar en un solo organismo público descentralizado las acciones de vivienda, constitución de reservas territoriales, lotes con servicios y regularización de la tenencia de la tierra reafirma la participación del gobierno estatal como orientador y coordinador en la construcción y mejoramiento de la vivienda y de su entorno urbano, y crea las condiciones para atraer la inversión pública y privada en este sector.
75

En apoyo al crecimiento urbano ordenado se ha logrado concertar con particulares, ejidatarios y actores municipales la adquisición de 912 hectáreas de reservas territoriales para responder a las necesidades de 40 mil familias en el estado. En los últimos años se han ofertado 13 mil 900 lotes para responder a la demanda del crecimiento poblacional, destacando en los procesos de gestión y negociación los municipios de Abasolo, Aldama, Camargo, González, Jiménez, Soto la Marina, Reynosa y Victoria. La seguridad patrimonial es un elemento clave para la planeación del crecimiento urbano y el fomento a la calidad de vida de la población. A partir de la expedición de la Ley de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial se integró la regularización de la tenencia de la tierra como un eje nodal para el desempeño del sector urbano y rural, instalándose delegaciones en localidades que han experimentado aumento de población y necesidad de suelo legal. El gobierno del estado, en coordinación con la Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra, CORETT, entregó más de 14 mil escrituras. También se entregaron 35 mil 800 lotes en municipios como Nuevo Laredo, Mier, Miguel Alemán, Reynosa, Río Bravo, Matamoros, San Fernando, Victoria, Antiguo y Nuevo Morelos, Xicoténcatl, González, Altamira, Tampico, Aldama, Llera, El Mante y Jaumave. A través del Sistema para la Integración de la Población al Desarrollo Urbano del Estado de Tamaulipas, SIPOBLADURT, se regularizó la tenencia de la tierra incorporando los asentamientos irregulares a los programas de desarrollo urbano, lo que implicó trabajar en la adquisición de reservas territoriales y dirigir en acciones concretas de regularización terrenos donde existían

2001, de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, que favorece una visión regional bajo una óptica integral del territorio. A nivel estatal se reafirmó el Programa de Certificación de Derechos Ejidales y Titulación de Solares Urbanos, PROCEDE, del Registro Agrario Nacional, otorgándose en el reciente período 12 mil 406 certificados de las tierras parceladas, 2 mil 444 de uso común y 5 mil 410 títulos de solares urbanos, correspondientes a mil 136 ejidos. Las cifras indican una cobertura en la certificación de derechos de 85.3% con relación al total de la propiedad social en Tamaulipas. Con base en el Plan Nacional de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial 2001-2006, en Tamaulipas se creó un sistema estatal de ordenamiento territorial. De esta forma, a partir de 1999 se establecieron las bases técnicas que han permitido la integración paulatina de diversas escalas de planificación territorial en los distintos territorios delimitados administrativamente por los municipios. El ejercicio de planeación llevado a cabo en la administración estatal 1999-2004 logró conformar un Sistema Estatal de Ordenamiento Territorial constituido por los siguientes componentes:

asentamientos humanos consolidados y que estaban acordes con la zonificación establecida en los planes de desarrollo urbano municipales. El objetivo consistió en dirigir la apropiación del espacio por medio de políticas públicas de orden social en coordinación con los tres órdenes de gobierno. A la par de dicho esquema se logró la inserción del sector rural en los enfoques de desarrollo regional, con base en el respeto de los derechos ejidales. Un avance de ello fue la expedición a nivel federal, en
76

Tres planes sectoriales: 1) Infraestructura y reservas territoriales; 2) Vivienda y equipamiento urbano, y 3) Patrimonio natural, cultural y edificado. Dichos planes definen las acciones en campos específicos con cobertura estatal. Dos planes regionales: 1) Plan Regional Estratégico de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sustentable Frontera Norte–Litoral y 2) Plan Regional de la Desembocadura del Río Pánuco. Ambos establecen las acciones normativas de aquellas zonas que, por sus características similares, precisan de una normatividad común y específica para ellas. Cinco Planes Parciales: 1) Corredor Urbano los Barriles; 2) Centro Histórico de Matamoros; 3) Centro Histórico de Ciudad Victoria; 4) Centro Histórico de Reynosa y; 5) Actualización del Plan Director de Matamoros. Planes de desarrollo urbano y ordenamiento territorial municipales.

Vivienda
Además de las acciones de planeación territorial que ha desarrollado el ITAVU, en los últimos años se incrementaron los recursos financieros destinados a los programas de construcción y rehabilitación de viviendas para ampliar su cobertura y calidad, y dotar de servicios básicos a los hogares en precariedad. A partir del año 2000 se incrementó el número total de créditos, a fin de hacer frente al déficit de vivienda que se venía acumulando desde años atrás. En esta tarea, el Infonavit fue importante. Con el gobierno del estado como orientador y coordinador en la construcción y mejoramiento de la vivienda se otorgaron 71 mil 538 créditos en el último lustro. Cabe destacar que tan sólo en el período 1999–2000 se otorgaron 28 mil 462 créditos, lo que equivale al 29% de lo ejercido en 28 años a través de dicho organismo. En el rubro de mejoramiento y ampliación de vivienda se extendieron casi 40 mil créditos durante la administración de Tomás Yarrington Ruvalcaba. La creciente demanda de vivienda implicó establecer una concertación directa con las fuentes de financiamiento relacionadas con el sector, así como

En materia de agua potable, se construyeron y rehabilitaron 465 kilómetros de tubería, 19 plantas potabilizadoras, 103 mil tomas domiciliarias, 161 mil medidores y se han perforado 302 pozos a lo largo y ancho de la entidad. reestructurar las instituciones promotoras y aumentó en un 17% el número de hogares en el estado, es decir se creó una de cada 6 familias en los últimos seis años. En el futuro inmediato, para La integración de fuentes de financiamiento y la implementación de programas estratégicos han contribuido a la reducción paulatina del déficit en este rubro. Un ejemplo de ello ha sido el programa Vivienda Ahorro, en el que se otorgaron mil 260 créditos en coordinación con los municipios de Nuevo Laredo y Victoria para la edificación de pies de casa. Aunado a ello se han concretado diversas formas crediticias de importancia, derivadas de los fondos y fideicomisos ya existentes, tales como el Fondo de Operación y Financiamiento Bancario a la Vivienda, FOVI, que hasta el 2001 otorgó mil 322 créditos para la edificación de viviendas; el fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares, FONHAPO, y el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, FOVISSTE. Así, durante la administración del licenciado Tomás Yarrington Ruvalcaba se lograron edificar o mejorar 190 mil viviendas a lo largo y ancho del estado. Ello para responder al reto de que, en el mismo período
78

generadoras de vivienda de la entidad.

continuar con este ritmo será necesario seguir gestionando recursos para la urbanización e incorporación de reservas territoriales destinadas al sector vivienda. En el campo, por su parte, se dio continuidad al Programa de Acción para la Vivienda Rural, con el que se buscó mejorar las condiciones de habitabilidad en las comunidades rurales del estado. La constante inversión en materia de vivienda en Tamaulipas arrojó resultados favorables en cuanto a los indicadores de calidad de la vivienda. Según datos obtenidos en el Censo de Población y Vivienda 2000 del INEGI el promedio estatal de viviendas con piso de tierra se enmarca en un 9%. Dicho porcentaje se encuentra por debajo de la media nacional que es de 13%, situación que refleja la constante búsqueda por garantizar la seguridad e integridad de la población asentada en Tamaulipas. Municipios como Tampico y Madero apenas alcanzan el 2.5 en promedio de viviendas con piso de tierra y casi en su totalidad cuentan ya con cobertura de agua entubada. Los indicadores de calidad de la

vivienda nos muestran los municipios prioritarios en los que habrá que establecer alianzas estratégicas que complementen fortalezas sectoriales en materia de vivienda y desarrollo urbano y rural. Altamira, San Fernando, Victoria y Matamoros constituyen los mayores porcentajes en materia de vivienda con piso de tierra ya que se enmarcan en 22%, 13%, 9% y 6% respectivamente. A nivel nacional se han instalado 439 consejos municipales de desarrollo urbano con la participación de representantes de la sociedad civil. Tamaulipas ha ocupado un lugar de importancia, junto con Chihuahua y Baja California, en la concreción de un sistema de consejos de

mantiene en 96% y en cinco años se amplió la cobertura en agua potable de 92 a 95.3%. En materia de agua potable, en los años recientes se construyeron y rehabilitaron 465 kilómetros de tubería, 19 plantas potabilizadoras, 103 mil tomas domiciliarias, 161 mil medidores y se han perforado 302 pozos a lo largo y ancho de la entidad, garantizando que los organismos operadores de agua período mejoraran resaltan sus las aspectos siguientes técnicos, obras de administrativos y financieros. En concreto, durante el infraestructura hidráulica: En Matamoros, la ampliación de la planta potabilizadora Mariano Matamoros. En Reynosa, la ampliación de la planta potabilizadora Benito Juárez. En Soto la Marina, la instalación de una planta desalinizadora en La Pesca.

participación social cimentado en todos sus municipios, cuya fortaleza consolida esfuerzos en la planeación, seguimiento y evaluación de políticas territoriales que permiten asegurar la participación civil en todo el proceso.

Manejo del recurso agua
En Miguel Alemán, la rehabilitación de la planta potabilizadora en Los Guerra. Hoy en día, en el estado de Tamaulipas se tienen casi cubiertas las necesidades de servicios básicos en la totalidad de sus comunidades, un caso ejemplar en el contexto nacional. Un 76% de sus hogares cuenta con cobertura en alcantarillado, la electrificación se En Río Bravo, la sustitución de tuberías, construcción de un tanque de bombeo y la incorporación de una fuente de abastecimiento.

79

En Aldama, en conjunto con la Comisión Nacional del Agua, la construcción del sistema múltiple de agua potable en el ejido Barra del Tordo, o sea una línea de conducción de 24 kilómetros de longitud que beneficia a 4 mil habitantes de las localidades de Barra del Tordo, Chijolito, La Esperanza, Rancho de Piedra, Américo Villarreal y Horacio Terán. En González y Manuel se rehabilitaron 7.5 kilómetros de tubería del acueducto Las ÁnimasGonzález, en beneficio de más de 30 mil habitantes. Con estas acciones el Gobierno del Estado optimizó la inversión pública en infraestructura y equipamiento urbano, lo que generó beneficios locales en las regiones más necesitadas de servicios de agua potable y alcantarillado, ambos componentes elementales para combatir la pobreza y marginación. Además se apoyaron proyectos y programas de asistencia para el desarrollo comunitario en localidades menores a 2 mil 500 habitantes, derivados del Programa Integral de Saneamiento para el Estado de Tamaulipas. A nivel nacional los indicadores en cobertura de agua potable y alcantarillado se enmarcan en 87% y 76% respectivamente. La contribución de Tamaulipas con respecto a estos indicadores es de las más elevadas, situación que manifiesta la relevancia que tiene la política hidráulica para el estado. Es indispensable seguir fortaleciendo los mecanismos institucionales conformación de de participación los consejos social de y la cuenca,

trascendentales en la coordinación y concertación entre las entidades federales, estatales, municipales y los usuarios del agua en las respectivas cuencas hidrológicas. En cuanto a su operatividad, los consejos de cuenca continúan en proceso de organización. En el período reciente se concretó la conformación del Consejo de Cuenca del Río Pánuco, en el que los usuarios tamaulipecos juegan un destacado papel en la administración del agua. Sin embargo, aún falta establecer los consejos de cuenca del resto de las principales corrientes fluviales del estado.

80

Dinámica regional en

Tamaulipas
En el Noreste del país, el territorio de Tamaulipas juega un papel importante en el fortalecimiento de las economías regionales. Para fortalecer este papel se replantearon las estrategias de desarrollo y las formas de proyectar una inserción competitiva de sus regiones y ciudades revalorando el territorio, que constituye la plataforma básica para su futura integración mundial, con base en las potencialidades humanas, productivas y del medio físico de que dispone el ámbito territorial, social y económico del estado.

83

Cuenca de Burgos, derivado de los procesos de exploración y producción de gas natural del proyecto Activo Burgos de la paraestatal Pemex.

Las expectativas de desarrollo para el Noreste del país y en particular para la frontera norte crecieron en los últimos años. Cuatro elementos clave permiten visualizar el esquema de desarrollo regional que se conforma en la zona: El Acuerdo para el Desarrollo Regional Sostenible del Noreste de México, suscrito por los gobernadores de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. La publicación a nivel federal del reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico en Materia de Ordenamiento Ecológico. El acta de instalación del Comité Regional de Ordenamiento Ecológico de la Región Cuenca de Burgos, derivado de los procesos de exploración y producción de gas natural del proyecto Activo Burgos de la paraestatal Pemex. La integración binacional de los grupos de
84

Frontera 2012 en materia de infraestructura ambiental y consolidación de organismos regionales de cooperación transfronteriza. La zona Sur del estado también ha sido objeto de acuerdos derivados de los procesos de integración económica regional, particularmente por medio de los ejes de vinculación ejercidos por los corredores transcosteros. Aunado a ello se estableció con los estados de San Luis Potosí y Veracruz el Convenio de Colaboración para el Desarrollo Económico Regional, con el objeto de conformar un corredor económico, cultural y ambiental orientado a reafirmar el dinamismo regional interestatal. Dentro de la visión regional que se logró construir se destaca la promoción a la inversión privada en aquellas regiones donde su impacto económico ha tendido a detonar nuevos polos de desarrollo. En otras palabras, ha sido prioridad lograr una mejora en la distribución regional de la inversión pública estatal y privada.

trabajo especiales derivados del programa

México. Tal es el caso de Matamoros, Reynosa y especialmente Nuevo Laredo. Dichas ciudades ejercen influencia a manera de enclaves del desarrollo, debido a la red existente de comunicación terrestre hacia el centro del país. Sin embargo, la movilidad comercial ha privilegiado al corredor Nuevo Laredo–Monterrey–Saltillo–San Luis Potosí–Ciudad de México. Por ello se trabajó para diversificar los flujos comerciales y beneficiar mayormente el resto del territorio tamaulipeco, consolidando su articulación territorial. Ejemplo de ello es la red carretera en el tramo comprendido entre Matamoros–San Fernando–Victoria–Tampico y la modernización de la red carretera Reynosa–San Fernando, que promoverá el flujo hacia el centro y sur de Tamaulipas, además de permitir las actividades de exploración y explotación de energéticos en la cuenca de Burgos. Cuenta mucho en esta estrategia la conclusión del tramo carretero Boca de Juan Capitán–El Chihue, que habrá de seguir hasta San Luis Potosí, a fin de crear un nuevo eje de comercio entre el centro del país y el resto de Norteamérica. Por su parte, el corredor Monterrey–Linares–

Integración territorial
Dentro de los ejes integradores derivados de los procesos de intercambio comercial promovidos por el Tratado de Libre Comercio, las urbes de la franja fronteriza tienen un relieve estratégico en el flujo económico terrestre entre Canadá, Estados Unidos y

Victoria–Tampico se perfila ya como un importante eje destinado a consolidar una amplia región del noreste mexicano y a vincularlo mayormente con la región costera del Golfo, ligando al nodo industrial regiomontano con el complejo portuario del sur de Tamaulipas, a la vez que incorpora a su dinamismo económico a extensas porciones del centro y sur de la entidad.

85

Puente vehicular en la carretera a La Carbonera, municipio de San Fernando.

Asociación de Maquiladoras de Matamoros, A. C., a fin de desarrollar una industria de soporte o de

Especialización regional
En la franja fronteriza del estado, las ciudades hacen una región económica binacional con sus pares texanas. Allí se han instalado desde hace más de treinta años industrias maquiladoras que integran ya verdaderos complejos industriales. Hoy en día, la infraestructura, el capital humano y la disponibilidad de servicios permiten la operación de 402 industrias maquiladoras que constituyen agrupamientos manufactureros en los que se han aplicado esquemas de asociación empresarial más sólidos y eficientes y en los que se han establecido importantes vínculos cliente-proveedor y cadenas productivas. En los municipios de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros se establecieron grandes empresas de los sectores eléctrico-electrónico, de autopartes y de la industria
88

subprocesos

para

la

industria

maquiladora

establecida en la frontera, es decir, se promovió el diseño de programas integrales de desarrollo de proveedores para la industria y el comercio, fomentándose agrupamientos el desarrollo e de nuevos el industriales impulsando

crecimiento de los existentes.

metal-mecánica.

En

Matamoros

se

ejecutaron acciones en coordinación con la

El desarrollo regional demanda inversiones para el crecimiento de infraestructura que aproveche los recursos energéticos del estado. Los recursos naturales, infraestructuras y equipamientos se convierten entonces en un factor de localización industrial para atraer inversiones de grandes empresas consumidoras de agua, electricidad y combustibles. Esta situación hizo que se buscaran nuevas formas de promoción de inversiones para la producción de energía, por lo que se aseguró el establecimiento de empresas comercializadoras de gas natural y la construcción de plantas generadoras de energía eléctrica. Un ejemplo de ello fue que la Comisión Federal de Electricidad dio a conocer al ganador de la licitación del primer permiso de producción independiente de energía eléctrica en el país en 1999, a llevarse a cabo precisamente en Tamaulipas. La empresa ganadora fue Electricité de France International, que presentó el proyecto de una planta de energía eléctrica que se estableció en el municipio de Valle Hermoso, con una capacidad de producción anual estimada de 3 millones 700 mil Mwh. En la región centro–sur del estado, tradicionalmente agrícola y ganadera, se desarrolló predominantemente la agroindustria y la industria textil. Se promovió el establecimiento de otras empresas textiles para darle valor agregado a la producción de fibras naturales y sintéticas que se producen aquí, sobre todo de empresas con mayores posibilidades de generar empleos permanentes en la región.

La ejecución del Programa de Calidad Integral y Modernización buscó que la región centro-sur fuera reconocida a nivel mundial como una zona de excelencia y alta calidad en la confección manufacturera. Así, los municipios de Victoria, Mante y Altamira lograron atraer proyectos textiles importantes que ubican muy favorablemente a Tamaulipas en el plano mundial de la producción de mezclilla y telas de fibras mixtas, es decir, un agrupamiento textil generador de empleos y en expansión. El impulso que tuvo el sector textil en la región centro del estado propició la integración de nuevas cadenas productivas, aprovechando las características de la región en la producción de agave, sábila, olivo y nopal. En este rubro se promovió la formación de la cadena productiva del olivo en el altiplano tamaulipeco con el establecimiento, mantenimiento e industrialización de la producción de 500 hectáreas de olivos con un esquema de agro–asociación entre campesinos del ejido Tanque Blanco, municipio de Tula, e inversionistas tamaulipecos y españoles. De igual forma se abrieron espacios de inversión en el agro debido al impulso a la cadena agroindustrial para la producción del mezcal. El mezcal y el tequila de Tamaulipas gozan de un gran prestigio y reconocimiento en los mercados nacionales e internacionales y a mediano plazo esta industria podrá constituirse en importante fuente de divisas. Desataca el otorgamiento de la denominación de

89

Bulevar Presidentes en Ciudad Victoria.

origen del mezcal para los municipios de Tula, Jaumave, Bustamante, Palmillas, Miquihuana, San Carlos, San Nicolás, Burgos, Jiménez, Cruillas y Méndez, extendida por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, IMPI. En la región costera se buscó promover la distribución de insumos para el desarrollo de la actividad acuícola. Para lograrlo se pusieron en marcha programas de ampliación y mantenimiento permanente de los servicios básicos y de la red de carreteras que comunican a los puertos y a las comunidades pesqueras, lográndose fomentar la actividad turística gracias a la creación de la infraestructura indispensable para la diversificación

de las actividades productivas en el litoral tamaulipeco. Igualmente, en el período comprendido entre 1999–2004 se apoyaron a 32 sociedades pesqueras para construir y rehabilitar instalaciones que reunieran condiciones para un manejo sanitario de sus recursos pesqueros y se crearon apoyos para la adquisición de equipos como cámaras de refrigeración, motores y lanchas que contribuyan a ofrecer una mejor competitividad de sus productos. La estrategia descansó pues en la implementación de un programa permanente de construcción y mantenimiento de la infraestructura para el soporte a la actividad pesquera, de ahí que su continuidad es imperativa para el sostenimiento del desarrollo local.

90

En lo que respecta a la región Sur del estado, el sector portuario y el desarrollo de la industria petroquímica han sido importantes. Por ello se apoyaron los servicios portuarios y el transporte marítimo, tanto públicos como privados, a fin de facilitar una mayor cantidad de transacciones comerciales internacionales. Sumado a ello se buscó afianzar a la zona conurbada de Tampico como un polo de relevancia económica en el Golfo de México, aprovechando las condiciones propicias de la región. El desarrollo y expansión del sector industrial ha sido el elemento articulador del desarrollo urbano y regional del sur de Tamaulipas, para lo cual se ha promovido la instalación de empresas que fortalezcan el agrupamiento de la industria química y

petroquímica, conformándose enclaves metropolitanos que son de hecho ejes integradores del sistema de corredores industriales en el ámbito nacional. La zona conurbada de Tampico es un punto nodal en donde los ejes de vinculación nacional y del exterior confluyen, conformando los llamados corredores transcosteros. La importancia regional de la zona conurbada radica, entre otras cosas, en que dichos ejes son considerados de primer orden tanto para los flujos de mercancía del corredor del Tratado de Libre Comercio, como para los flujos marítimos y terrestres del corredor del Golfo y Pacífico, debido a la concentración espacial que su actividad industrial representa y a la consolidación de su sistema urbano en plena y dinámica expansión.

91

CAPÍTULO

3

DESARROLLO ECONÓMICO Y GLOBALIZACIÓN

Estructura actual del sistema económico estatal

Políticas económicas para el f o r t a l e c i m i e n t o d e l o s s e c t o re s p ro d u c t i v o s

L a s n u e v a s f ro n t e r a s d e o p o r t u n i d a d p a r a Ta m a u l i p a s e n e l c o n t e x t o i n t e r n a c i o n a l y re g i o n a l

93

Estructura
Conforme al recuento del siglo XX, el escenario económico de en la explotación petrolera, a la que siguió la apertura de grandes

actual del sistema económico estatal

Tamaulipas experimentó una constante trasformación a lo largo de la centuria, centrada inicialmente en la exportación de materias primas y

distritos de riego dedicados al cultivo de algodón y después de sorgo y maíz. Paralelamente, la entidad mantuvo su rol dentro del comercio internacional en virtud de su condición fronteriza, a lo que se sumó desde la década de 1960 una fuerte presencia de la industria maquiladora, una vez que declinó a nivel nacional el modelo económico proteccionista basado en la sustitución de importaciones, instrumentado desde fines de la década de 1940 y que se agotó al iniciarse el último cuarto del siglo XX.

Desde entonces se comenzaron a experimentar en México una serie de políticas económicas tendientes a la liberalización de su economía, como producto de los dinámicos cambios que se dejaron sentir en todo el orbe al finalizar el siglo, lo que hacía necesaria la adecuación de la economía del país para responder ante los nuevos retos presentes en el orden mundial. Bajo esa dinámica, un hito emblemático fue el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en tanto que a inicios del siglo XXI las tendencias apuntan a una mayor apertura del país ante el mercado mundial.
95

En Tamaulipas, cambios más notorios se experimentaron en el incremento de la importancia de la industria

En la reciente evolución económica de Tamaulipas, sus cambios más notorios se experimentaron en el incremento de la importancia de la industria manufacturera y el repunte notable de la industria petrolera, en tanto que disminuyó la participación del tradicional sector agropecuario y silvícola, en tanto que se mantuvieron las actividades pesqueras y de servicios comunales, sociales y personales, al tiempo que se perfilan nuevas oportunidades en el comercio y el turismo, como producto de la creciente apertura de los mercados internacionales. Por otra parte, han destacado las actividades vinculadas con el transporte, el almacenaje y las comunicaciones, así como la construcción, la electricidad, el gas y el agua. De acuerdo a su producción, en 2002 la participación de Tamaulipas en el Producto Interno Bruto nacional (PIB) fue del 3.11%, ubicándose en la sexta posición dentro del conjunto de las entidades federativas.
96

Por cuanto a la Población Económicamente Activa (PEA) de Tamaulipas, ésta fue del 54.7 % en el 2000, con 1 millón 18 mil 364 personas incorporadas al trabajo. De ellas, la tasa específica de participación económica femenina fue de 33.8%, lo que denota un impulso fuerte a la apertura del mercado laboral de este género en los tiempos recientes. Igualmente, cabe señalar que el nivel de ingreso de la población ocupada ha mejorado en los últimos cinco años. Respecto a las oportunidades laborales, de 1998 al segundo trimestre del 2003, se han generado más de 215 mil empleos con ingresos mayores a un salario mínimo, reduciéndose a un 2.3% la tasa de desocupación. Durante el último cuarto del siglo XX el sector primario (exceptuando minería, petróleo y gas natural), registró tasas de crecimiento promedio anual del orden del 5.60%, ocupando una población

manufacturera y el repunte notable de la industria petrolera.

económicamente de 92 mil 907 personas en 2000. Así, en el 2002 las aportaciones de este sector al PIB fue de 4 mil 964 millones de pesos. Para llevar a cabo las actividades agrícolas se ha contado en Tamaulipas con una superficie de 1 millón

676 mil 430 hectáreas, a lo que se agregó una infraestructura hidráulica con capacidad máxima de almacenamiento de 14 mil 236 millones de metros cúbicos de agua, la cual irriga alrededor de un 20% de esa superficie, trabajándose lo demás como tierras de temporal. De su producción, siete cultivos

97

concentraron el 85.3% del valor de la producción agrícola en 2003, siendo el principal el cultivo de sorgo, que representó el 46% del valor de la producción agrícola estatal y participó en el abasto nacional con más de 2 millones de toneladas, ocupando el primer lugar en el país en la producción de este grano. Por su parte la producción de caña de azúcar representó el 13.9% del valor de producción agrícola estatal en 2003, el maíz el 7%, la naranja el 6%, la cebolla el 4.9%, el chile verde el 4.1% y el tomate el 3.2%. La entidad ocupa en el contexto nacional, el primer lugar en la producción de okra, el segundo en la producción de naranja y cártamo, y cuarto lugar en cebolla. En lo que concierne a la ganadería, la superficie destinada a esta actividad en el estado ha sido del orden de 4 millones 809 mil hectáreas, de las cuales el 77% son de agostaderos y el 33% restante de praderas, lo que representa el 60% del total de la superficie estatal. En 2003 el inventario ganadero fue de 1 millón 265 mil 576 cabezas de ganado bovino, 346 mil 319 de ganado porcino, 276 mil 730 de ganado caprino, 187 mil 179 de ganado ovino y 106 mil 737 de ganado equino, con un valor de la producción de mil 634 millones de pesos, excluyendo los flujos de ganado en pie hacia dentro y fuera del estado. La composición porcentual de

dicho valor fue: el ganado vacuno contribuyó con el 68.5% en carne en canal (unas 70 mil toneladas de carne) y 6% en leche; 18.7% el ganado porcino; 3.0% el ganado caprino en carne en canal y 0.1% en leche; 2.2% el ganado ovino en carne en canal; el 0.6 % en producción avícola de carne y 0.2% en huevo; y 0.6% en producción apícola de miel y 0.1% de cera. Igualmente, el subsector ganadero participó con una cuarta parte de las agroindustrias en el estado, donde predominan los rastros y los derivados de lácteos. La extensión de vegetación forestal en la entidad es de 3 millones 952 mil hectáreas, de las cuales 350 mil poseen especies de clima templado y frío y son áreas susceptibles de aprovechamientos maderables. En el estado existen 28 empresas forestales autorizadas para cortar pino, encino y especies tropicales, las que en el 2002 produjeron de las dos primeras especies 68 mil 423 metros cúbicos en rollo, con valor de 30.4 millones de pesos. En el municipio de Tula se concentra el mayor volumen autorizado para pino (98.4%) y encino (90.1%), en tanto que Soto la Marina y Casas tienen conjuntamente el 80.5% de las especies comunes tropicales. El aprovechamiento forestal no maderable tuvo en 2002 una producción de 3 mil 609 toneladas, con valor de 14.9 millones de pesos. A
99

En 2002 el valor de la producción pesquera fue de 529 millones de pesos, dando empleo a 8 mil 254 personas. Destaca la producción de camarón, cuyo volumen de producción fue de 9 mil 435 toneladas y representa el 75% del valor total.

pesar de ello, la aportación de la silvicultura al PIB sectorial es poco significativa, ya que influye en su escaso desarrollo la carencia de infraestructura, tecnología y financiamiento para su explotación sustentable. Tamaulipas dispone para el desarrollo de la pesca de 8 mil 763 kilómetros cuadrados de mar territorial, 420 kilómetros de litoral, 95 mil 242 hectáreas de

agua dulce en 140 embalses y 231 mil hectáreas en ocho lagunas costeras, de ahí que el estado ocupe el cuarto lugar nacional en el valor de la producción pesquera y el octavo en el volumen de captura, además del primer lugar en producción de lisa y trucha, el segundo en jaiba, el tercero en camarón, el cuarto en ostión y robalo, y el quinto en pesquerías de acuacultura. En 2002 el valor de la producción pesquera fue de 529 millones de pesos,

102

dando empleo a 8 mil 254 personas. Destacó la producción de camarón, cuyo volumen de producción fue de 9 mil 435 toneladas y representó el 75% del valor total. La flota camaronera consta de 297 embarcaciones; la flota pesquera lagunaria para aguas interiores tiene 3 mil 410 embarcaciones. Por otra parte, el desarrollo de la acuacultura se reflejó al incrementar su participación en el volumen pesquero estatal, que fue de 5.7% en 2003. En la actualidad se cuenta con 79 granjas acuícolas que producen mil 386 toneladas de las especies bagre, camarón, langosta de agua dulce y ostión. En acuacultura Tamaulipas es el principal productor de bagre a nivel nacional, con una participación del 29%. En lo que respecta a la minería, petróleo y gas natural, la tasa de crecimiento promedio anual de este subsector ha sido el más alto por gran división de actividad económica de la entidad, registrando en el 2002 ingresos de mil 890 millones de pesos, generados principalmente por la extracción de petróleo crudo y gas natural, cuyo volumen de la producción diaria es de alrededor de 22.7 miles de barriles, de los cuales aproximadamente el 28% proviene de la producción en aguas territoriales frente al litoral de la entidad. El proceso reciente más significativo de esta división económica ha sido la explotación de la Cuenca de Burgos, el yacimiento de gas natural no asociado de mayor importancia del país, con unos 50 mil kilómetros cuadrados de superficie, que abarca gran parte del noreste mexicano. En el territorio tamaulipeco se explotan 17 mil 160 kilómetros cuadrados, los que producen 658 millones de pies cúbicos diarios (mmpd), es decir, el 62% de la producción total. La cuenca comenzó a explotarse en 1945 cerca de Reynosa y 20 años después su producción superaba los 400 (mmpd), logrando su máximo nivel en 1970 con 620 (mmpd), volumen que significó la tercera parte del total nacional hasta antes de los grandes descubrimientos de hidrocarburos en el sureste de México. Sin embargo, los costos de desarrollo y extracción, así como el bajo precio del gas desalentaron su producción en los

103

años 80, declinando a poco más de 215 (mmpd) a inicios de los 90. Dicha contracción se revirtió al detonarse en 1997 el nuevo proyecto de la Cuenca de Burgos. En consecuencia, de 1995 a 1999 la producción se multiplicó cinco veces, estabilizándose en mil (mmpd) a partir del 2000. Para el 2003 las reservas probadas de gas natural en la cuenca ascendieron a 1 901 miles de millones de pies cúbicos diarios (mmmpcd), estimándose que los yacimientos de gas aún no descubierto son del rango de 6.1 a 13.2 (mmmpcd). La proyección es mantener la producción en 1000 (mmpd) hasta el 2007, para disminuir paulatinamente hasta 700 (mmpd) en 2013 y reducir a 400 (mmpd) en el 2018. Los factores que influyeron en la reactivación de la cuenca fueron la reevaluación de su potencial, el aprovechamiento de nuevas tecnologías y la necesidad de sustituir al combustóleo en la generación de energía eléctrica y en la industria, así como la gran demanda mundial de este producto. Institucionalmente este proyecto energético tiene dos componentes: el Burgos Tradicional y el Burgos Río Bravo CSM (contratos de servicios múltiples). En lo referente al sector secundario y en particular a la industria manufacturera, esta gran división de actividad económica ha tenido una tasa de crecimiento promedio anual del orden del 5.43%, con una población económicamente activa y ocupada de 235 mil 933 trabajadores en 2000, de La industria maquiladora ha sido el sector más dinámico de la economía estatal en los últimos tiempos, constituyéndose como el principal detonante para formar polos de desarrollo regional en el estado y generar nuevos empleos. Dicha industria operó en 2003 un promedio de 372 establecimientos, los que dieron ocupación a 162 mil 018 personas, de las cuales 78.9% son obreros, 13% técnicos en producción y 8.1% empleados administrativos. El personal ocupado en las plantas maquiladoras representó aproximadamente el 80% del total de la industria manufacturera. De los insumos de esta industria, únicamente el 1.19% fueron nacionales. Sin embargo, el encadenamiento de micro, pequeña y mediana empresas y su
104

los cuales el 37.2% es de componente femenino, aportando 35 mil 602 millones de pesos en el 2002 al PIB estatal, del cual el 74.5% provino de la industria maquiladora.

La industria maquiladora ha sido el sector más dinámico de la economía estatal en los últimos tiempos.

articulación productiva con las grandes empresas se ha fomentado en términos de proveeduría industrial y de servicios consumidos por la industria maquiladora, siendo la tasa promedio anual de crecimiento de 4.6% de 1998 a la fecha. En 2003 los insumos nacionales para las maquiladoras en Tamaulipas significaron mil 247 millones de pesos. En 2002 el PIB maquilador a nivel nacional fue de 110 mil 673 millones de pesos, 10.4% del producido por la industria manufacturera del país, destacando Tamaulipas con una participación del 16.1%. El valor agregado de exportación de esta industria en el estado en 2003 ascendió a 27 mil 356 millones de pesos, con una participación a nivel nacional de 13.8%. Reynosa es el municipio con la mayor proporción de establecimientos de la industria maquiladora, con 34%; le sigue en orden de importancia Matamoros, con 32%, y el 34% restante se distribuye en otros municipios del estado.

Por otra parte, un rasgo peculiar reciente en Tamaulipas ha sido la conformación de cadenas productivas y conglomerados industriales. Cuatro son los agrupamientos que conforman sectores de la siguiente manera:

105

Tamaulipas contribuye con el 8.4% a la producción nacional de energía eléctrica.

1) 98 empresas eléctrico-electrónicas, de las cuales
50 se incorporaron en los últimos cinco años, dando empleo a más de 55 mil trabajadores, localizadas principalmente en el Norte del estado. Destacan en este agrupamiento las empresas Eaton Controls, Black & Decker, Lexmark Electronics de México, Maytag y Matsushita Communications en Reynosa y Schott, Spellman High Voltaje Electronics y Burle de México en Matamoros.

en el último quinquenio. Es un agrupamiento intensivo en el uso de la mano de obra, al emplear a casi 14 mil trabajadores. Las empresas que destacan en este agrupamiento son: William´s Cutting en Valle Hermoso; Nien Hsing en Ciudad Victoria; Tien Hu Knitting Co en Altamira; Industrias Miquihuana en Miquihuana; Corredor Textil Tamaulipeco en Padilla; Cortamex en Abasolo; David Industries en Camargo, y Action Glove en Mante.

2) Un segundo conglomerado en la frontera es de
auto partes, con 92 empresas, que empleó a casi 60 mil trabajadores, destacando en él las empresas Matsushita Battery y Procesos Eslabonados de Manufactura en Reynosa, Capro de México y Volantes O M en Matamoros, y Lamosa en Nuevo Laredo.

4)

Y un conglomerado petroquímico que se ubica

en el norte y sur del estado y empleó a más de 11 mil personas. Se compone de 43 empresas, nueve de las cuales se incorporaron en los últimos cinco años. Destacan las empresas Alpek, Basf y M&G Polímeros en Altamira y BSN Medical en Reynosa. Otra importante actividad del sector secundario es el

3)

El tercero de los conglomerados se encuentra en

de la construcción, que en 2002 contribuyó con 11 mil 121 millones de pesos al PIB estatal, ocupando a 93 mil 687 trabajadores, en su gran mayoría

el centro del estado, integrado por 52 empresas textileras y de confección; 20 iniciaron su operación
106

ocuparon a 23 mil 738 personas, de las cuales 80.9% fueron obreros y 19.1% empleados. En lo relativo a la electricidad, gas y agua, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica ha tenido un crecimiento continuo en el estado, siendo del orden de un 6.82% en los últimos años, contribuyendo con 3 mil 188 millones de pesos al PIB en el 2002. La dotación estatal de energéticos es de las mayores en México, lo que permite atender la demanda estatal interna, que es de mil 300 mega watts, por lo que el excedente se aporta a la creciente demanda nacional, es decir, Tamaulipas contribuye con el 8.4% a la producción nacional de energía eléctrica, que representa 4 veces más que en 1999. Ello porque en los últimos cinco años se han instalado cuatro centrales generadoras cuya capacidad es de 2 mil 26 mega watts, que sumados a los previamente producidos se tiene un total de 3 mil 401 mega watts. En 2004 se construyó en Valle Hermoso una central generadora con capacidad de 995 mega watts, y se proyecta otra en Altamira con capacidad de 975 mega watts. Por otra parte, en Reynosa se construyen dos plantas criogénicas capaces de producir 400 millones de pies hombres. En 2002 operaron en Tamaulipas mil 247 empresas constructoras con un valor anual de producción de 5 mil 302 millones de pesos, que cúbicos diarios de gas natural y condensado proveniente de la Cuenca de Burgos, con lo que se dispondrá de una capacidad de procesamiento al día

107

de 3 mil 300 barriles de gasolina, 11 mil 500 barriles de gas licuado y 380 millones de pies cúbicos de gas natural. Y, para la distribución de gas natural, recientemente las empresas permisionarias han invertido en redes para dar servicio a 70 mil usuarios industriales, comerciales y domésticos, mediante mil 230 kilómetros de líneas de distribución, cuyos servicios se prestan en Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y la zona conurbada Tampico-MaderoAltamira. Sin duda el comercio y el turismo ocupan un papel primordial dentro del sector terciario de la economía de Tamaulipas, cuya actividad tuvo una tasa de crecimiento promedio anual de 3.97%,

beneficio de los consumidores y la competencia en los mercados locales, con efectos positivos en variedad y reducción de precios. En los últimos años se han instalado varias cadenas comerciales de autoservicio, como Chedraui y Soriana en Nuevo Laredo; HEB en Reynosa; HEB y Home Mart en Matamoros; GranD, Wal Mart y Sam´s Club en Victoria; Home Mart, Office Depot y los centros comerciales Plaza Magna y Tampico Galerías en la zona conurbada del sur, así como las agencias automotrices Volkswagen, Seat y Mercedes Benz y las franquicias Grand Arizona, TGI Friday´s, Tony Roma´s, Burger King, Subway y Mc Donalds. Por cuanto al turismo, los destinos de sol y playa, cinegéticos, de aventura, ecoturismo, históricos, culturales, religiosos y de negocios han atraído un considerable flujo anual de visitantes. Lo anterior derivado, entre otros factores, del particular énfasis que se ha puesto en la edificación de espacios adecuados para la realización de eventos, tales como ferias, exposiciones, festivales, encuentros, convenciones y conferencias. Así, en el 2002 el

contribuyendo en 2002 con 41 mil 032 millones de pesos al PIB estatal. La actividad comercial y de servicios se relaciona con la expansión industrial, el fortalecimiento de la planta productiva y el mayor acceso a la transportación y comunicaciones, al crearse mayor demanda para los bienes de consumo y duraderos. Para ello las empresas comerciales ancla son las que han integrado proveedores y atraído a su entorno servicios y comercios que aumentaron la oferta en
108

estado contaba con 410 establecimientos de hospedaje y 14 mil 891 habitaciones, atendidas por 25 mil personas. Las habitaciones de cinco estrellas

El comercio y el turismo ocupan un papel primordial dentro del sector terciario de la economía de Tamaulipas.

representaron el 6.2%, las de cuatro el 21.5% y las de tres el 25.2%, siendo de menor categoría las restantes. Los establecimientos de preparación y servicio de alimentos y bebidas fueron 942, de los cuales 209 eran discotecas o centros nocturnos y bares. En lo referente al transporte, el almacenaje y las comunicaciones, el crecimiento de estas actividades alcanzó un promedio anual del orden del 6.80%, representando 24 mil 169 millones de pesos del PIB estatal en el 2002, con una población económicamente involucrada de 51 mil 219 trabajadores. La red carretera actual del estado tiene 7 mil 731 kilómetros y se compone de 6 mil 734 kilómetros pavimentados y 997 revestidos, además de 15 cruces internacionales, con un aforo peatonal en ellos de 10 millones 803 mil 941 personas y 25 millones 276 mil 302 vehículos. Por cuanto a la red ferroviaria, su longitud es de mil 37 kilómetros, sobre la que se transportó en 2002 un volumen de carga de 2 millones 190 mil 139 toneladas. Cabe igualmente citar que el parque vehicular registrado en el estado en el 2002 fue de 786 mil 638 automóviles, 307 mil 140 camiones de carga y 3 mil 714 camiones de pasajeros. La modernización del puerto de Tampico, la puesta en marcha del puerto de Altamira en 1985, la reestructuración del Sistema Portuario Nacional a partir de 1993, el transporte multimodal, la apertura comercial, el crecimiento de los flujos internacionales de mercancías y los efectos de la globalización han incidido en los dos principales puertos de Tamaulipas. En 2002 en tráfico de altura por Tampico, la carga total de entrada y salida fue de 6 millones 589 mil 773 toneladas y 2 millones 780 mil 729 en tráfico de cabotaje. Adicionalmente, en el puerto de Altamira el movimiento registrado en 2002 de tráfico de altura fue de 5 millones 815 mil 602 toneladas de entrada y 1 millón 480 mil 667 de

110

El crecimiento de los flujos internacionales de mercancías y los efectos de la globalización han incidido en los dos principales puertos de Tamaulipas.

salida, y para tráfico de cabotaje el movimiento fue, sólo de entrada, de 95 mil 716 toneladas. La telefonía como medio de comunicación ha registrado avances notorios, particularmente desde hace 15 años, cuando se inició la telefonía celular. Así, el número de líneas telefónicas en el 2002 fue de 448 mil 275 y de 200 mil 800 suscriptores del servicio de telefonía celular. Por lo que corresponde a los servicios financieros, seguros, actividades inmobiliarias y de alquiler, estas actividades económicas tuvieron una tasa de crecimiento promedio anual de 3.09%, contribuyendo en el 2002 con 19 mil 176 millones de pesos al PIB estatal, soportado por una población económicamente activa y ocupada de 10 mil 461 trabajadores, participando las mujeres con un 41.9%. En cuanto a la banca, en 2002 existían 255 sucursales, siendo Banorte, Banamex-Citigroup y

Bital las instituciones que concentraban el 62% del total. Por cuanto a la captación tradicional en moneda nacional al finalizar ese mismo año, fue de 21 mil 576 millones de pesos, en tanto que fue de 4 mil 084 millones. Por su parte la división de servicios comunales, sociales y personales mostró un crecimiento moderado, involucrando a una población económicamente activa y ocupada de 270 mil 254 trabajadores en 2000, con una tasa de crecimiento promedio anual de 2.08%, aportando 38 mil un millones de pesos en el 2002 al PIB estatal. Estas cifras incluyen información sobre medios masivos, servicios profesionales, servicios de apoyo a los negocios, servicios educativos, servicios de salud y asistencia social, servicios de esparcimiento, culturales y otros servicios, excepto gobierno, y en el que la participación de las mujeres fue de un 45%. la captación en moneda extranjera convertida a pesos

111

Políticas económicas para el fortalecimiento

de los sectores productivos
La política económica estatal durante la administración de Tomás Yarrington Ruvalcaba buscó impulsar un desarrollo económico con enfoque social, dinamizar la economía, atraer la inversión local, nacional y extranjera, generar empleos suficientes y bien remunerados. A la vez se propuso retener a los profesionistas y fomentar sus talentos con equidad de género y superar las ventajas competitivas locales y los índices de productividad en las diversas ramas del sistema económico estatal, procurando una política socioeconómica distributiva y abierta a los diferentes estratos de edad, para proporcionar oportunidades a quienes viven en Tamaulipas. Así se interpretó en el Plan Estatal de Desarrollo 1999-2004. Por ello, con este enfoque regional del desarrollo económico se estimularon las fortalezas que tiene cada uno de los espacios territoriales definidos del estado. La región norte o fronteriza se destaca por su dinamismo comercial y el horizonte maquilador; la región central por su infraestructura de comunicaciones y sus capacidades administrativas; la región de la Sierra Madre por sus potencialidades aún por explorar; y la región sur por su importante polo de desarrollo industrial, comercial, marítimo y pesquero.

113

Para respaldar el crecimiento económico sostenible se garantizó un clima propicio de negocios, con seguridad legal, estabilidad política gubernamental, tranquilidad y productividad laboral, disposición de transporte y comunicaciones, infraestructura urbana y de servicios públicos, y hasta atención médica de primer nivel y alternativas inmediatas de traslado a centros altamente especializados. Tales factores son imprescindibles a un nivel global, además de contarse con reglas claras tanto para simplificar la creación de empresas como para retener las establecidas. También fue importante disponer de recurso humano calificado, con alianzas de negocios, de ciencia y tecnología y de cooperación internacional, para asegurar la efectiva inserción de Tamaulipas en el nuevo orden económico mundial. Los rasgos generales de esta estrategia incluyeron la organización de los productores, la capacitación para mantener y obtener empleo, la asistencia técnica sobre nuevos procesos y tecnologías de producción. Al igual se consideró la construcción, mejoramiento y mantenimiento de la infraestructura, el apoyo a programas de incentivos a la producción, el acceso a recursos financieros y la vinculación de los sistemas educativos a las necesidades de las economías regionales para contar con trabajadores, técnicos, profesionistas y empresarios mejor capacitados. Por otra parte, la planeación económica participativa fue un instrumento para que los tres niveles de gobierno, los productores y la sociedad, de común acuerdo, definieran las estrategias para consolidar un crecimiento sostenible a largo plazo, con equilibrio regional, sectorial y en armonía con la naturaleza. Así, anticipándose a los escenarios futuros, se aprovecharon las condiciones favorables propias a fin de amortiguar las situaciones adversas generadas fuera del ámbito estatal, nacionales o internacionales. Esa ha sido la característica de la política económica estatal a inicios del siglo XXI. Ya en la práctica directa y para incrementar la productividad y competitividad en el sector primario, se mejoró la eficiencia en el aprovechamiento del agua, la capacitación y extensionismo, la reconversión productiva, el control de la sanidad, la transferencia tecnológica, los estudios de mercado y la comercialización e investigación. En el primer aspecto se rehabilitaron y modernizaron los distritos de riego mediante el revestimiento y entubamiento de canales, el mantenimiento de drenes y la modernización de estructuras de aforos.
114

La región norte o fronteriza se destaca por su dinamismo comercial y el horizonte maquilador

La capacitación y extensionismo se dirigió a comunidades con mayor rezago, para organizar la producción en plantaciones tecnificadas de nopal, fábricas de piloncillo e industrialización de miel, productos lácteos, rastros caprinos, proyectos acuícolas y de turismo rural. En reconversión de cultivos, 300 mil hectáreas sembradas de sorgo se cambiaron a pastizales y se plantaron 500 hectáreas de olivos y 8 mil hectáreas de agave tequilana azul, posicionando a Tamaulipas en segundo lugar nacional en este rubro. La sanidad se impulsó por dos vías, a través de campañas fitozoosanitarias para controlar y erradicar plagas y enfermedades, y por medio de programas de certificación sanitaria, inocuidad y calidad de los productos. En la transferencia tecnológica se aplicó la fertirrigación, se aumentó el parque estatal de maquinaria y se construyeron invernaderos para cumplir las exigencias de calidad de hortalizas y flores. Y, sobre estudios de mercado y comercialización, se avanzó en lo referente a las cadenas productivas y en cobertura de precio en los mercados a futuro de sorgo, maíz blanco y cártamo.

En investigación agrícola, con la colaboración del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias y la Fundación Produce, Tamaulipas obtuvo nuevas variedades de soya, maíz, trigo, garbanzo y pastos; mejoró la producción de hortalizas con fertirrigación y fitorreguladores, el control de plagas en cítricos, el manejo integrado de

115

A través del programa PROGAN se otorgan estímulos al productor por vientre bovino en edad reproductiva durante un período de cuatro años consecutivos, hasta por mil 800 pesos.

maleza en sorgo, la optimización del agua de riego, la fertirrigación en caña de azúcar y el paquete tecnológico para la producción intensiva de chile piquín. Tamaulipas ha sido en ganadería precursor de apoyos directos y estímulos a la productividad. Así, el Programa de Estímulos a la Productividad Ganadera, PROGAN, se originó en el estado y hoy tiene cobertura nacional. A través de este programa se otorgaron apoyos al productor por vientre bovino en edad reproductiva por cuatro años consecutivos, hasta por mil 800 pesos. Del mismo modo, por medio del Programa de Desarrollo de Proyectos Agropecuarios Integrales se capacitó a los productores pecuarios y se les otorgó asistencia

se logró la certificación para el desarrollo integral de los recursos pesqueros con la Norma Oficial Mexicana, NOM, en la presa Vicente Guerrero y se preparó la certificación de la regulación del aprovechamiento de los recursos pesqueros en el sistema lagunario Champayán-Tamesí y en las presas Portes Gil, Falcón y Marte R. Gómez. Las labores de inspección y vigilancia tuvieron el propósito de regular las actividades productivas, aplicándose en las presas Marte R. Gómez, Falcón, Las Blancas, Vicente Guerrero, Emilio Portes Gil, República Española, en la Barra del Tordo y en el sistema lagunario Champayán-Río Tamesí. También fue construida la primera granja de camarón marino a 80 kilómetros de la costa y que utiliza agua salobre, con nueve hectáreas de estanques capaces de rendir una producción de cinco toneladas por hectárea. Y, para apoyar las actividades pesqueras, se efectuaron obras de dragado para mejorar la calidad del agua y la producción pesquera en la boca de Chavarría y la Laguna de San Andrés, sobre el litoral del Golfo de México. Igualmente se concluyeron los estudios de factibilidad, el proyecto ejecutivo y la manifestación de impacto ambiental para la

técnica. Del mismo modo, las acciones de mejoramiento genético y la obtención de mejores estatus zoosanitarios incrementaron la calidad y productividad del ganado bovino, permitiendo comercializar y exportar 352 mil 499 becerros de 1999 al 2003. Al hablar de pesca, el ordenamiento pesquero fue una acción institucional desde el año 2000. Con ello
118

construcción de escolleras y dragado en la Boca de Catán, en la Laguna Madre. Para el desarrollo rural e industrialización de alimentos con proyectos productivos se buscó generar una visión emprendedora de los productores para dar valor agregado a los productos del campo, generar empleos y lograr el arraigo de la población rural a sus lugares de origen. Y para inducir al sector alimentario a ser un agente de transformación productiva por medio de la industrialización, se apoyó a los productores con el Fondo de Fomento a los Agronegocios, FOMAGRO, a través del otorgamiento de financiamientos y garantías líquidas. Con ello, Tamaulipas cuenta con 286 agroindustrias, de las cuales 87 corresponden al subsector agrícola e igual número al ganadero, en tanto que en pesca operan 112; de las cuales 162 son de nueva creación.

recursos del subsuelo es competencia federal, especialmente en lo referente a los hidrocarburos. No obstante, el estado de Tamaulipas ha participado activamente en la coordinación interestatal con las entidades vecinas de Coahuila y Nuevo León, con las que comparte el territorio de la Cuenca de Burgos, a fin de analizar los impactos de este proyecto, hacer fuerte la presencia regional y dar apertura al empresariado del noreste de México a participar en la ejecución y proveeduría de las obras, así como en la etapa de operación. Ha participado igualmente en la vigilancia ambiental, las alteraciones de las comunidades involucradas y la derrama económica para la región. Las autoridades del estado se han preocupado también para que las obras en caminos no sólo abran paso a los involucrados en la explotación del gas, sino para todos los habitantes del norte de la entidad. Por cuanto al encadenamiento de los procesos

Para atender a la silvicultura el gobierno del estado estableció una coordinación con la Comisión Nacional Forestal, a través del Programa para el Desarrollo de Plantaciones Forestales Comerciales, dedicado a fomentar las superficies de especies maderables. Por su parte, el Programa para el Desarrollo Forestal incentivó la productividad, el desarrollo de la cadena productiva y la diversificación hacia el ecoturismo, particularmente en los sistemas montañosos del estado. En lo que respecta a la minería, por principio constitucional la exploración y extracción de los

productivos y la formación de agrupamientos industriales, se creó un ambiente propicio para la instalación de nuevos negocios y la promoción permitió en un lustro la instalación de 516 empresas, con una inversión mayor a 2 mil millones de dólares, creando casi 68 mil empleos. En tal virtud, a través de los comités de vinculación empresarial, se diseñaron e instrumentaron las estrategias para la consolidación de los agrupamientos industriales. Paralelamente los programas de capacitación y productividad beneficiaron a más de 10 mil empresas y se consolidaron 30 mil puestos de trabajo, por medio del Centro Regional de

119

Competitividad Empresarial, CRECE, el Comité Nacional de Productividad e Innovación Tecnológica, COMPITE, y el Sistema de Asistencia Tecnológico Empresarial de la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia. Con estas acciones, se ha fortalecido la competitividad de las empresas, contribuido a mejorar su rentabilidad e impulsado el desarrollo de la cultura empresarial. Con el mismo sentido, el estado de Tamaulipas se ubicó como precursor en la asistencia a la apertura de empresas, principalmente las micro, pequeñas y medianas. Así funcionó el Sistema para la Apertura Inmediata de Empresas en Tamaulipas, lo que agilizó la creación de 770 empresas, de las cuales el 91% son micro industrias que emplean a más de 10 mil trabajadores. A esto se sumó la Certificación de Calidad ISO 9001:2000. Asimismo se alentó la visión empresarial de los jóvenes, ofreciéndoles la posibilidad financiera para realizar sus proyectos productivos. En el horizonte del comercio, la acción coordinada de los comités de desarrollo económico, las instituciones privadas y el gobierno del estado atrajeron significativas inversiones en este sector, de lo que resultó el establecimiento de 282 empresas y cerca de 11 mil empleos, algunas de ellas empresas comerciales ancla, las que en su entorno integran proveedores y pequeños negocios de servicios y comercio; una labor propiciada por el programa Desarrollo de Proveedores del Sector Comercio. También, a través del Programa de Capacitación y Modernización del Comercio Detallista, se impartieron cursos en administración y toma de Respecto al turismo y con la finalidad de impulsar la promoción del estado a nivel nacional, el poder ejecutivo presentó en 1999 ante el Congreso local, a solicitud de los prestadores de los servicios turísticos, la ley para el impuesto sobre la prestación de decisiones, manejo de inventarios, contabilidad y mercadotecnia a propietarios y personal que laboraba en comercios a detalle y se apoyó a más de 8 mil empresas, consolidando 15 mil plazas de trabajo.

Proyecto del Canal de La Cortadura, Tampico.

120

A través de los comités de vinculación empresarial, se diseñaron e instrumentaron las estrategias para la consolidación de los agrupamientos industriales.

servicios de hospedaje, cuya aprobación creó el fideicomiso de administración e inversión del impuesto por servicio de hospedaje, aplicándose así un 2% para la promoción turística y las obras de infraestructura básica. De esa forma en los últimos cuatro años se han recabado más de 45 millones de pesos, de los cuales el 68% se invirtió en promoción y el resto en la construcción de infraestructura turística. A esto se sumó el propio dinamismo del empresariado en la materia, al concretar una inversión de mil 404 millones de pesos en 73 hoteles establecidos, ocupando a 4 mil 470 personas en el último quinquenio. Otra acción del gobierno del estado fue el fomento a los programas de capacitación para mejorar la calidad en la prestación de servicios y la promoción de la oferta turística, al participar en eventos como el Tianguis Turístico de Acapulco, la Expo Mundial de turismo, la Feria de Aerolíneas Regionales en Monterrey y el Festival Internacional de Houston. En cuanto a la coordinación del gobierno del estado con los consejos consultivos turísticos municipales, sus acuerdos se orientaron a la promoción y a la definición de las necesidades de infraestructura

básica para el turismo social y ecológico. Para ello se invirtió en diversas obras para impulsar el desarrollo de este sector, agregando valor a los atractivos turísticos. En este marco se impulsó activamente el desarrollo del corredor turístico Playa Miramar, en el municipio de Madero, contemplando su infraestructura hotelera y de comunicaciones, el desarrollo de sus servicios públicos e imagen urbana, información turística y la creación de nuevos productos, signándose el Convenio para la Conservación, Administración, Promoción y Comercialización del Desarrollo Turístico de Playa Miramar. En el mismo sentido, otras destacadas fueron la rehabilitación del centro histórico en Matamoros, el diseño del proyecto de una marina en el Canal de La Cortadura en Tampico y la modernización de las instalaciones en El Nacimiento del río de El Mante. En el campo de las comunicaciones y transportes entre 1999 y 2004 se impulsó la construcción de infraestructura para fortalecer la integración de las regiones del estado y facilitar los flujos comerciales nacionales y con el resto del mundo. Así, los puentes internacionales funcionaron eficazmente para
121

En los últimos cinco años, Tamaulipas contribuyó con el 4% del total de empleos generados en el país y ocupa el octavo lugar en este

acortar los tiempos de respuesta de las empresas. Además, de los 15 puentes y dos ferroviarios internacionales, dos iniciaron operación en época reciente y uno se ha modernizado. En el caso del puente internacional General Ignacio Zaragoza, en Matamoros, su construcción vino a solucionar problemas de congestionamiento urbano y el deterioro de las vialidades provocada por los vehículos pesados, así, los dos puentes existentes, pasaron a atender exclusivamente el tráfico turístico. Por cuanto al puente internacional Laredo III, en su concepción se creó un novedoso fideicomiso para construir, operar, explotar, conservar y mantener la parte mexicana. Asimismo se reconstruyó el puente internacional Nuevo Progreso y se promovió la construcción de nuevos puentes internacionales en la agenda binacional de puentes y cruces fronterizos entre México y Estados Unidos, siendo éstos el Laredo IV-V, el Reynosa-Anzaldúas y el Río BravoDonna. Del mismo modo se procuró una mayor participación del estado y de los municipios en los consejos de las administraciones portuarias, cuyo propósito es
122

orientar sus políticas de crecimiento hacia los programas del desarrollo estatal. El planteamiento de la participación gubernamental en las administraciones portuarias de Tampico y Altamira se aprobó con la transferencia de la federación al estado del 20% de las acciones de las sociedades mercantiles, publicándose en diciembre de 2002 en el Diario de la Federación el acuerdo de la transferencia del 20% adicional. Por su parte en el puerto El Mezquital se constituyó la empresa Administración Portuaria Integral de Tamaulipas y el gobierno estatal recibió las instalaciones por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. También se procuró la modernización de la infraestructura portuaria, lo que permite el intercambio con el extranjero y posibilita el desenvolvimiento de la transportación multimodal. Es a través de dichos puertos marítimos y fronterizos que cada año se movilizan 147 mil millones de dólares de mercancía, o sea el 44% del total nacional. Precisamente la construcción de 449 kilómetros de carreteras modernizadas ha sido uno de los factores

mercado laboral de Tamaulipas, por lo que se centró el esfuerzo en la aplicación expedita de acciones que permitieran fortalecer la generación de empleos. Así, a través de la bolsa de trabajo del Servicio Estatal de Empleo se ha vinculado a los demandantes de trabajo con las necesidades de mano de obra del aparato productivo, con el fin de reducir el tiempo de búsqueda de trabajo y para auxiliar a las empresas en el reclutamiento de personal. En el último lustro se colocó a 30 mil 386 desempleados de los 102 mil 77 buscadores activos de empleo. Igualmente, el Servicio Estatal de Empleo impartió 296 talleres para desempleados que contaban con la calificación adecuada para incorporarse al puesto solicitado y que no sabían cómo iniciar su búsqueda o cómo conservar un empleo. Como medida adicional de colocación para los solicitantes de trabajo, el Sistema de Apoyo Económico a Buscadores de Empleo otorgó estímulos económicos a la población desempleada para transportación, fotocopia de documentos y rubro en la escala nacional. llamadas telefónicas, todo con el fin de facilitar y agilizar la búsqueda de trabajo. También en este último lustro se capacitó a 110 mil personas por para soportar un sistema de transporte multimodal. El eje Tampico-Monterrey se ha modernizado, con lo que se ahorra tiempo, costo de transporte y se enlaza a las zonas industriales del noreste de México con los puertos de altura de Altamira y Tampico, y con el agrupamiento petroquímico que ahí se encuentra. Se concluyó igualmente el tramo Juan Capitán-El Chihue del eje carretero San Luis PotosíVictoria-Matamoros, lo que establece una ruta alterna para enlazar los mercados nacionales con los de Estados Unidos y Canadá. En forma paralela se inició el proceso de conversión en centros multimodales de pasajeros y de carga nacional e internacional a los aeropuertos de Matamoros, Nuevo Laredo y Ciudad Victoria. Respecto al empleo, en los últimos cinco años Tamaulipas contribuyó con el 4% del total de empleos generados en el país y ocupa el octavo lugar en este rubro en la escala nacional. La desaceleración de las principales economías del mundo a partir del 2001 y el retraso de la reactivación económica nacional en los dos últimos años han aminorado la dinámica que desde 1999 se experimentaba en el
123

medio del Sistema de Capacitación para el Trabajo, del programa estatal Becas con Futuro, del Programa de Inversión Productiva, del Programa de Apoyo a la Capacitación, en coordinación con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, para apoyar la capacitación de los trabajadores en activo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Puente del Comercio Mundial Nuevo Laredo III

Las nuevas fronteras de oportunidad
para Tamaulipas en el contexto internacional y regional
En materia económica Tamaulipas mostró en tiempos recientes una clara tendencia hacia la apertura, con acciones que se insertaron a los procesos y flujos internacionales de inversiones, mercancías y recursos financieros. El Plan Estatal de Desarrollo 1999-2004 señaló que la entidad debería ser un punto de enlace estratégico entre los mercados y para que sus sectores productivos, respaldados por el gobierno, se prepararan para aprovechar sus relaciones con diversos mercados del mundo, siendo necesario entender que la globalización es uno de los temas centrales del desarrollo.

125

Como

antecedente

previo

a

estas

nuevas

trasformaciones en el mundo occidental estuvieron vigentes los modelos de desarrollo en los que la participación gubernamental en el sistema productivo y su influencia en el ámbito económico era decisivo, los que en las últimas décadas se perfilaron hacia una orientación de corte liberal, en los que la injerencia oficial ha sido significativamente menor y la competitividad a nivel mundial marca las condiciones para la permanencia empresarial. Sin embargo, el comportamiento del libre mercado no asegura un desarrollo distributivo de la riqueza, ya que esta tendencia ha acentuado la pobreza en los países emergentes, convirtiéndose en un obstáculo para el crecimiento económico, con fuertes impactos sociales que repercuten en el desaprovechamiento de los beneficios que la apertura económica pueda propiciar. Los desafíos de la competitividad representan entonces dificultades para los países, las regiones y las empresas que no se han preparado para afrontarlos; al mismo tiempo, para otros se presentan como condiciones prometedoras, llenas de posibilidades. Por ello, para tener una dinámica que se asemeje al resto del mundo, la innovación tecnológica, la investigación, la educación y la formación de recursos humanos son indispensables para la inclusión social y para elevar la competitividad. Bajo este escenario la economía mexicana ha enfrentado globalización, el escenario un cambiante con de la Las ventajas competitivas del estado son múltiples: se dispone de recursos naturales poco alterados o contaminados y es rico en yacimientos de gas y petróleo; la infraestructura de puertos marítimos y las vías carreteras sitúan a la entidad en los contextos dinámicos regionales del noreste de México, Texas, la Huasteca y el Golfo de México, todos con una vasta esfera de influencia, siendo las puertas fronterizas terrestres del estado las más cortas en distancia e importantes por sus conexiones con los mercados relevantes hacia el interior del país y hacia el exterior con Estados Unidos y Canadá, países que representan los flujos nacionales más importantes del comercio exterior. Aunado a lo anterior, el gobierno del estado ha realizado una activa promoción internacional, concretando acciones como la firma de acuerdos y
126

federativa, fronteriza y marítima como Tamaulipas se sitúa en la primera línea del proceso de mundialización económica, estando favorecida por sus propias características geográficas y estructurales de su economía, lo que hace del estado una región con ventajas que facilitan su presencia en las mesas de negociación en el país y el extranjero.

fenómeno

incidencia

constante desde 1985, al suscribirse a partir de entonces a diversos tratados comerciales de corte internacional. En este contexto una entidad

La innovación tecnológica, la investigación, la educación y la formación de recursos humanos son indispensables para la inclusión social y para elevar la competitividad.

convenios para el intercambio de información científica, tecnológica y educativa, así como la participación y asistencia a eventos para activar programas estratégicos de desarrollo industrial, conformaron la agenda del estado al proceso de globalización. Así, para difundir las ventajas competitivas de Tamaulipas se promovió su imagen en exposiciones, foros y organismos internacionales. Con ese fin, a través de las consejerías del Banco Nacional de Comercio Exterior se distribuyeron desde el año 2000 materiales promocionales del estado. En el 2002 se firmó un convenio con el Bancomext para ampliar la presencia estatal en foros internacionales de inversión, ferias de negocios y eventos empresariales. Adicionalmente, se distribuyeron paquetes promocionales en Alemania, Argentina, Canadá, Chile, Costa Rica, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Venezuela. Además, desde 1999 se realizaron giras de promoción y participaciones en eventos nacionales e internacionales por parte del gobierno estatal en Alemania, China, Corea, Francia, Estados Unidos, Italia, Malasia, Reino Unido, Tailandia, y Taiwán, estableciéndose contactos con inversionistas y empresas del ramo automotriz, eléctrico,

electrónico, metal-mecánico, plásticos, textil y protección ambiental. En la revista londinense Corporate Location se difundió a Tamaulipas dentro de las mejores opciones de localización industrial. Como respuesta a la promoción, más de 270 misiones económicas, comerciales, culturales y tecnológicas con representantes y empresarios de Alemania, Canadá, China, Corea, Ecuador, Estados Unidos de América del Norte, Finlandia, Francia, India, Italia, Hong Kong, Hungría, Japón, Nigeria, Noruega, Países Bajos, Panamá, Perú, Polonia,

127

República Checa, República Dominicana, República Eslovaca, Singapur y Taiwán fueron recibidas en el estado, cuya presencia se tradujo en importantes acciones de fomento y de inversiones concretas. Ejemplos puntuales de estas actividades fueron la apertura de la planta Nokia Monitores en Reynosa, inaugurada por el presidente de Finlandia; la planta Matsushita Battery, localizada en Matamoros y puesta en marcha por el embajador de Japón, y la empresa Gaz de France en Matamoros, inaugurada con la presencia del embajador de Francia. En el mismo sentido de internacionalizar a Tamaulipas, se establecieron los centros de especialización en comercio exterior, alentándose la instalación y operación de centros electrónicos en sus principales ciudades, auspiciados por las Naciones Unidas, lo que reúne a los participantes en un espacio virtual para promover los servicios de transacciones internacionales a bajo costo.
130

Otra vertiente fue la de los centros de desarrollo industrial, que se establecieron a partir de 1999 con las asociaciones de maquiladoras de Matamoros, Nuevo Laredo y Reynosa. Los objetivos fueron la transferencia de tecnología, redefinición de procesos y estándares administrativos y dotar técnicamente a los centros para monitorear, identificar, recabar y sistematizar la información sobre empresas oferentes para colaborar con ellas, tratando de suplir los requerimientos de insumos con un mayor componente nacional y dar arraigo a las empresas maquiladoras. La Fundación Mexicana para la Innovación y Transferencia de Tecnología en la Pequeña y Mediana Empresa, con recursos de Naciones Unidas, brindó apoyos para desarrollar el sistema. En el 2003 inició operaciones el centro para la promoción de las exportaciones en Tampico, para apoyar con asesoría legal aduanera y en logística de comercio exterior a pequeñas y medianas empresas en sus actividades de exportación.

Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, por la parte mexicana, habiendo probado ser espacios efectivos para el entendimiento de la situación fronteriza, la solidaridad regional, el acercamiento y cooperación en temas como desarrollo económico, desarrollo ambiente, urbano, educación, cruces salud, medio y migración, fronterizos

colaboración en materia de seguridad.

Para estrechar lazos económicos, de cooperación e intercambio educativo y cultural a nivel de la Cuenca del Golfo de México, en 2002 se firmó en el seno de la Reunión de Gobernadores del Golfo un acuerdo con los mandatarios de Alabama, Campeche, Florida, Louisiana, Mississippi, Quintana Roo, Tabasco, Texas, Veracruz y Yucatán. También, con el propósito de impulsar la complementariedad económica entre Texas y Tamaulipas, en el año 2000 se estableció un acuerdo de desarrollo económico entre los alcaldes del Valle de Texas y los presidentes municipales de la frontera tamaulipeca. Igualmente operó la Casa Tamaulipas en San Antonio, para promover las pequeñas y medianas empresas del estado y realizar eventos culturales en Texas. Por su parte, la revista Business Tamaulipas se distribuyó en las principales ciudades del socio comercial más fuerte y vecino que es Texas. En el 2001 se celebró la cumbre Dos Fronteras con un Destino Común, en la que participaron los gobernadores de Texas, Nuevo León y Tamaulipas, para diseñar estrategias Por cuanto a la cooperación científica y tecnológica internacional, en 2000 se firmó una carta de intención sobre cooperación científica y tecnológica en las áreas agrícolas, pecuarias y forestales entre el gobierno de Cuba y el gobierno estatal, mientras que en 2004 se estableció un convenio entre la Universidad Autónoma de Tamaulipas y la Universidad de Arizona, para el desarrollo conjunto de tecnología en materia de acuacultura. Del mismo modo, y con el propósito de propiciar el acercamiento entre los estados para encontrar soluciones a problemas comunes, acrecentar el comercio y los flujos de inversión, se participó activamente en las agendas de colaboración regional. Las más recientes reuniones binacionales de los gobernadores fronterizos son un ejemplo de ello, en las que participan delegaciones de los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas, por la parte estadounidense, y Baja California, Sonora, En lo relativo a la infraestructura y servicios del estado en el nuevo contexto mundial, la ventaja que
131

regionales de desarrollo económico. Y, para tener referencias precisas de los fenómenos económicos mundiales y sus efectos en los espacios regionales, a la vez que se socializaban sus contenidos, el gobierno de Tamaulipas organizó en octubre de 2004 en el Metro de Tampico la conferencia internacional “La Competitividad de las Regiones. El reto del siglo XXI. Economía energética y el futuro de las tecnologías de información”. En ella, el interés se centró en el papel de las regiones en el crecimiento económico nacional; la energía como factor estratégico de competitividad; las tecnologías de información como ventaja competitiva; y, la competitividad de la región Noreste de México y Texas.

Las reuniones binacionales de los gobernadores fronterizos han probado ser los espacios más efectivos para el entendimiento de la situación fronteriza, la solidaridad regional, el acercamiento y cooperación.

Conferencia Internacional La Competitividad de las Regiones, el Reto del Siglo XXI

ofrecen sus servicios portuarios y terrestres facilitan la apertura y la agilización de los flujos comerciales y financieros. Para ello los puertos de Altamira y Tampico desahogan volúmenes considerables de productos, no sólo del estado sino del conjunto del noreste, cumpliéndose así una función regional del transporte marítimo y multimodal. Modernizar las aduanas, principalmente las

inserción del estado en el proceso económico mundial, buscando que la derrama beneficiara a la economía en su conjunto, tanto en términos sectoriales y espaciales como para los factores productivos locales. Como consecuencia, Tamaulipas se ubicó entre los ocho estados con mayor captación de inversión extranjera directa en el ámbito nacional, cifra acumulada de 1999 al 2004. Así, la inversión extranjera directa que en ese período reportó la Dirección de Inversión Extranjera de la Secretaría de Economía fue de 87 mil 358.4 millones de dólares a nivel nacional, de los cuales se han invertido en Tamaulipas mil 996.5 millones de dólares, el 2.3% de inversión extranjera directa nacional. Según el origen de las inversiones extranjeras directas en Tamaulipas, el 87% son de origen estadounidense y canadiense, 6% europeo, 1% asiático y el 6% restante de otros países. Tomando en cuenta la distribución espacial o territorial en el estado, el 79.5% de las empresas con inversión extranjera directa se localizaron en la región fronteriza, el 11% en la región sur y el resto, 9.5%, en la región centro. De acuerdo a la dimensión sectorial de dicha inversión, se han instalado 615 empresas, de las cuales 351 corresponden a la industria manufacturera, 111 al comercio, 103 a los servicios varios, 24 a los servicios financieros y las demás a la construcción (11), transportes y comunicaciones (7), y a las actividades agropecuarias (7) y extractivas (1). Cabe subrayar que el 40% de las inversiones extranjeras presentes en Tamaulipas, han concurrido al estado en los últimos seis años.

fronterizas, fue una línea de acción del Plan Estatal de Desarrollo. Para tal efecto se negoció en el año 2000 un convenio de transferencia de recursos entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el gobierno del estado, específicamente para la aduana de Miguel Alemán y para la reubicación de una garita interior en Las Yescas, municipio de Matamoros. Además cabe recordar que la tercera parte de los movimientos internacionales de mercancías del país ocurren a través del estado, siendo la aduana de Nuevo Laredo la primera a nivel nacional en transacciones comerciales internacionales. Por cuanto al comercio exterior se destaca que el flujo comercial de Tamaulipas en 2002 fue de 8 mil 984.2 millones de dólares, de los cuales 4 mil 763.8 fueron exportaciones y 4 mil 763.8 importaciones, con una balanza favorable de 543.4 millones de dólares. Así, en los últimos cinco años la balanza comercial de Tamaulipas fue superavitaria, es decir, el valor de las mercancías exportadas superó al de las importadas. Ahora bien, en lo relativo a la inversión extranjera directa, los resultados de las gestiones internacionales y regionales se tradujeron en una

133

CAPÍTULO

LAS FORTALEZAS DEL HORIZONTE EDUCATIVO
El sistema educativo d e Ta m a u l i p a s

4
El legado cultural

La prioridad de prioridades: La política de estado en materia educativa

135

El sistema educativo de

Tamaulipas
Hoy en día es un hecho demostrado que los fundamentos para el desarrollo tienen un firme soporte en el mejoramiento del nivel educativo de la sociedad. Así lo fijó como política de estado el gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba, a través de una serie de incentivos y esfuerzos modernizadores en el sensible y estratégico sector educativo y cultural de la entidad.

Lo anterior, porque se tuvo muy claro la enorme potencialidad que representa el “bono demográfico” con el que México y en particular el estado de Tamaulipas dispondrá en los próximos lustros. Es decir, en los años por venir se poseerá la fortaleza de una ancha banda en la pirámide poblacional de individuos en edad productiva, de ahí la necesidad de incrementar sensiblemente desde ahora sus niveles educativos, porque a mayor educación, mejores y más amplias oportunidades de niveles de bienestar y por ende de todo el conjunto social. Para ello, se aprovechó el largo quehacer institucional llevado a cabo en la entidad en materia educativa en todos los niveles durante décadas, sólo que ahora se fijaron metas y se procuró elevar y precisar el nivel de profundización de los objetivos a futuro, al tiempo que se revalorizó el papel de la educación como un importante y estratégico motor para el desarrollo.
137

En ese sentido se enfocó entonces el lema de trabajo de “La Educación: Prioridad de Prioridades”, que a la luz de los hechos, representa un enorme capital social en directo beneficio del estado de Tamaulipas. El grado promedio de escolaridad de la población tamaulipeca de 15 años y más representa tanto la capacidad que el sistema educativo ha desarrollado para servir a la comunidad como la preparación que sus habitantes tienen. Es uno de los indicadores que se emplea para señalar los avances sociales. En 1980 éste fue de 5.1; de 1990 a 2004 pasó de 7 grados a 8.5, que comparado con el resto de las entidades del país en el último año se situó en los primeros cinco mejores lugares en la República. A nivel nacional el promedio de escolaridad fue de 7.8 en este mismo período.

Educación inicial
En este nivel se imparte una instrucción a los niños desde los 45 días de nacidos hasta los cuatro años de edad. Tiene como finalidad familiarizar al niño en su correcto desenvolvimiento social en núcleos distintos al familiar, con el propósito de favorecer su desarrollo físico, cognoscitivo, afectivo y social. En el presente se imparten dos modalidades, la escolarizada y la no escolarizada, atendiéndose a 7 mil 453 alumnos en la primera y a 9 mil en la segunda. La educación inicial escolarizada se imparte fundamentalmente a través de los 69 centros de desarrollo infantil y cuatro escuelas. La cobertura de la educación inicial no La educación preescolar tiene como propósito la socialización del menor a partir de los cuatro años de edad, atendiendo aspectos psicológicos, afectivos y pedagógicos, cognoscitivos, escolarizada se extiende a cuarenta municipios en comunidades rurales y zonas urbanas marginadas.

El nivel preescolar

psicomotrices. Para contrastar el desarrollo de este importante nivel básico, cabe referir que entre 1978–1979 en educación preescolar se tenían 22 mil 493 alumnos; una década después, en el ciclo 1988–1989, la cantidad fue de 61 mil 97, para seguir en aumento, elevándose a 86 mil 661 en el ciclo 1998–1999; en el ciclo 2003–2004, el número se contabilizó en 90 mil 530 alumnos. De esta forma, de cada 10 niños entre cuatro y cinco años de edad, siete están inscritos en un jardín de niños, mientras que hace 25 años sólo dos fueron atendidos. De acuerdo a la reforma del Artículo 3° Constitucional, la educación preescolar es obligatoria a partir del ciclo 2004–2005, por lo que se han instrumentado
138

De cada 10 niños que ingresaron a primaria hace seis años, nueve la concluyeron satisfactoriamente.De cada 10 niños que ingresaron a primaria hace seis años, nueve la concluyeron satisfactoriamente.

medidas para ampliar la cobertura en la entidad.

individuos

con

discapacidades

transitorias

o

definitivas, así como a aquellos con aptitudes sobresalientes. Procura atender a los educandos de

El nivel primaria
En su estructura, este nivel incluye las escuelas regulares, las de educación especial y las de adultos en su caso. La instrucción primaria regular la imparten 14 mil 241 docentes en dos mil 427 escuelas y en ellas estudian 388 mil 910 alumnos. De la demanda potencial en el último ciclo escolar se inscribieron 95 de cada 100 niños. De cada 10 niños que ingresaron a primaria hace seis años, nueve la concluyeron satisfactoriamente. Como referencia, en 1978 había 392 mil 624 estudiantes, 9 mil 767 docentes y mil 638 escuelas; sin embargo, sólo cuatro de cada 10 niños que iniciaron la primaria la concluyeron. La relación de alumnos por maestro fue de 40; en cambio hoy es de 27 y la cobertura en términos de número de escuelas se amplió en 48%, lo que explica en parte por qué más alumnos que entran a estudiar terminan satisfactoriamente. Por su parte, la educación especial se imparte a

manera adecuada a sus propias condiciones, con equidad. En el ciclo escolar 2003–2004 fueron atendidos 7 mil 453 alumnos, con grupos de 18 niños en promedio.

139

El bachillerato o equivalentes tienen por objeto proporcionar al educando la formación necesaria para ingresar a una institución de educación

El nivel secundaria
Durante el período 1978–1987 el promedio de egresados de primaria que se inscribieron a secundaria fue de 86.7 por cada 100. De 1988 a 1997 el promedio se mantuvo en 88 y en los últimos años se elevó a 94.5. Sin embargo, la eficiencia terminal prácticamente no ha variado, puesto que en promedio fue de 75.9, 76.4 y 78.6, tomando los mismos períodos. Para el 2004, 153 mil 527 alumnos cursaban la secundaria, mientras que hace 25 años eran 88 mil 935. Para el último ciclo escolar se dio una relación de 17 alumnos por docente, mientras que en 1978 fue de 18.7.

modalidades

educativas,

diversos

tipos

de

entrenamiento, distintas duraciones y múltiples planes de estudio. Todos convergen ya sea en continuar la educación superior o al término incorporarse al trabajo en actividades productivas. En los últimos 25 años se han abierto mayores oportunidades para que los egresados de secundaria ingresen a estudios de medio superior, puesto que el índice de absorción promedio de 1978 a 1987 fue de 72.6; para la siguiente década ascendió a 86.5, y en el último quinquenio se elevó a 101.4. La última cifra significa que se ha atendido a población estudiantil proveniente de fuera de la entidad, una consecuencia de los fuertes flujos migratorios desde otros estados del país. Al examinar la deserción en la educación media superior hace 25 años, en los primeros 10 años fue de 18; el siguiente decenio casi se mantuvo y fue de 17.7, y en el quinquenio más

El nivel medio superior
Este nivel comprende el bachillerato y los demás niveles equivalentes a éste, así como la educación profesional que no requiere bachillerato o sus equivalencias, disponiéndose de una variedad de
142

reciente se redujo a 14.9. Por su parte la eficiencia terminal en los mismos períodos registró 61, 60.8 y 65, indicando un comportamiento de bajos rendimientos. Sin embargo, a nivel nacional la situación es aún más crítica, puesto que los promedios fueron de 61.8, 55.4 y 57.

reciente señala que del total de los egresados de secundaria un 82.9% se inscribieron en bachillerato y 17.1% eligieron continuar sus estudios en educación media terminal.

El bachillerato o equivalentes tienen por objeto proporcionar al educando la formación necesaria para ingresar a una institución de educación superior y prepararlo con conocimientos éticos y técnicos especializados. En el ciclo escolar 2003–2004 fueron atendidos 85 mil 852 alumnos, a través de cuatro servicios: federal, estatal, autónomo y particular, cuyas matrículas representan 49.6%, 14.1%, 1.5% y 34.8%, respectivamente. Es al tecnológico industrial donde acuden el mayor número de alumnos (36 mil 841), seguido por el general de dos años (16 mil 605), colegio de bachilleres (7 mil 658), bachillerato por cooperación (7 mil 443), general de
superior y prepararlo con conocimientos éticos y técnicos especializados.

tres años (6 mil 356) y tecnológico agropecuario (5 mil 17). El 7% restante se atiende en el ITACE, telebachillerato, tecnológico particular, educación media a distancia, tecnológico del mar, colegio particular de

De 1990 a 1997 la reprobación en promedio en el nivel medio superior estuvo en 35.2 y durante los últimos cinco años la situación mejoró ligeramente, con un promedio de 32. Al comparar la reprobación en primaria y secundaria ésta fue, en promedio para el último quinquenio, de 3.9 y 20 respectivamente, es decir, son contrastantes los indicadores de ampliación de cobertura y reducida eficiencia. Es necesario reforzar materias sobre orientación vocacional del estudiantado a nivel de secundaria; el desempeño mejora al estar alineados el tipo de los estudios con las vocaciones. El comportamiento

bachilleres y bachillerato de arte. El Instituto Tamaulipeco de Capacitación para el Empleo (ITACE), se estableció en 1984 para ofrecer a los jóvenes y trabajadores la opción de capacitarse y formarse técnicamente y dar respuesta a la demanda de mano de obra calificada para el trabajo. Existen planteles en Reynosa, Matamoros, Ciudad Victoria y Altamira; en el ciclo escolar 2003-2004 la matrícula fue de 2 mil 899 alumnos, de ellos 670 son de enseñanza técnica y los restantes de bachillerato tecnológico.

143

Tamaulipas, CONALEP. En este caso destaca la Respecto a la cobertura geográfica, de los 43 municipios de la entidad en seis no se imparte el bachillerato: Casas, Cruillas, Guerrero, Palmillas, San Nicolás y Villagrán. En 1978 la matrícula en bachillerato fue de 27 mil 763 alumnos, de los cuales 52.5% pertenecieron al plan de dos años; 20.3% al plan de tres años, y 27.2% al bachillerato técnico. La tasa de crecimiento promedio anual es de 4.44%. La eficiencia terminal durante el último cuarto de siglo ha sido baja, en el primer decenio fue de 63.4, aumentó un punto en los siguientes 10 años y en los cinco años subsecuentes sólo llegó a 68.3. La educación superior es una de las más importantes La educación media terminal o enseñanza técnica tiene como finalidad generar recursos humanos en las diferentes actividades de la industria, agropecuarias, del mar y de servicios. En la actualidad se atienden a 11 mil 822 alumnos, distribuidos en 2% federal, 59.4% estatal, 7.9% autónomo y 30.7% particular. La matrícula en 1978 fue de 2 mil 218, y la tasa de crecimiento promedio anual de 6.65%, la más alta de los niveles educativos durante ese período. Entre 1978 y 1987 la eficiencia terminal promedió 50%; la década siguiente disminuyó cinco puntos, y en el período 1998–2002 únicamente se recuperó lo que había retrocedido. Es el indicador más limitado de todos los niveles educativos que le anteceden. Para atender la vocación productiva se creó el Colegio de Educación Profesional Técnica de
144

estrecha vinculación entre el sector empresarial y el docente, que periódicamente evalúan los programas de estudio y opera una bolsa de trabajo que facilita la incorporación de los egresados. Actualmente 6 mil 351 alumnos cursan 14 carreras profesionales técnicas, las cuales se ofrecen en ocho municipios. En el 2000, como parte del proceso de descentralización se donaron al gobierno del estado los activos del sistema nacional del CONALEP.

La educación superior

prioridades para el desarrollo del estado. En Tampico, un grupo visionario de profesionistas, en una época de profundas necesidades en la salud y la justicia, fundaron en 1929 la Escuela de Enfermería y en 1950 las de medicina y derecho, que fueron base

Cuatro Planteles conforman el Sistema Estatal de Universidades Tecnológicas.

para la creación y desarrollo posterior de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. En marzo de 1967, mediante la promulgación de los decretos 145 y 146, se le confirió la autonomía. Estos acontecimientos marcaron los orígenes del Sistema de Educación Superior en Tamaulipas. El estado cuenta con 73 instituciones de educación superior donde se ofrecen 136 carreras y 7 mil 392 docentes atienden a 91 mil 326 alumnos de licenciatura. Se divide en tres subsistemas, de

acuerdo al antecedente escolar y la orientación de los cursos, vinculados a lo humanístico, científico, tecnológico y pedagógico. El subsistema universitario se compone de 43 instituciones y 59 mil 694 alumnos: la universidad autónoma, un colegio público estatal, 17 universidades privadas y 24 institutos, centros y liceos privados. El subsistema tecnológico se conforma por 11 instituciones públicas y 19 mil 430 alumnos: cinco institutos tecnológicos regionales, un instituto tecnológico agropecuario, la Escuela Náutica Mercante y cuatro

146

universidades tecnológicas públicas estatales. El subsistema pedagógico comprende 19 instituciones y 12 mil 202 alumnos, las cinco sedes de la Universidad Pedagógica Nacional, siete escuelas normales públicas, dos centros de actualización del magisterio y cinco escuelas normales privadas. Hace un cuarto de siglo había 22 instituciones que impartían 105 opciones a 35 mil 900 alumnos. El subsistema universitario se configuraba por la universidad estatal y nueve universidades privadas, que atendían a 17 mil 54 alumnos; el subsistema tecnológico estaba constituido por cuatro
El Colegio de Tamaulipas.

tecnológicos, uno agropecuario y uno náutico, con 4 mil 83 alumnos, y el subsistema pedagógico contaba con dos normales superiores y cuatro unidades de la Universidad Pedagógica Nacional, con una matrícula de 14 mil 763 estudiantes. Como se puede apreciar, en los últimos 25 años la expansión de la cobertura en el Sistema de Educación Superior ha crecido en términos de la matrícula en 2.7 veces, con una apertura de 51 instituciones y con 31 carreras más que se ofrecen. La matrícula de la UAT representa el 36.8% de todas las instituciones de educación superior y es la de mayor cobertura geográfica con 22 unidades académicas en siete campus enlazados por una red telemática a través del Centro de Excelencia Universitaria, que con su modernización tecnológica y programa de actualización y formación de profesores está elevando la calidad educativa. La UAT permea a los distintos estratos sociales, se

vincula con los sectores público, social y productivo e impulsa al estudiantado tanto en su educación como en investigación. Por iniciativa del gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, el gobierno del estado promovió el establecimiento de instituciones de educación superior que respondieran a las necesidades laborales de la entidad, ampliando así el horizonte de la oferta en estudios superiores en la entidad. Así, en el año 2000 nace en Reynosa la primera sede de la Universidad Tecnológica de Tamaulipas, UTT. Su programa de formación está dirigido a preparar profesionales técnicos y tiene una duración de seis cuatrimestres; en septiembre del siguiente año fue inaugurada en Matamoros la segunda UTT; para el 2002 iniciaron su operación dos unidades más, en Nuevo Laredo y Altamira. De esta forma se ha conformado el Sistema Estatal de Universidades

147

Se han invertido 8 mil 789 pesos por alumno al año en planteles públicos, donde se atiende a 713 mil 255 estudiantes, que representan un 85.7% del total.

Tecnológicas, que para el ciclo 2003–2004 tuvo 276 egresados y una matrícula total de 2 mil 800 alumnos. Por su parte, la Universidad La Salle inició en agosto de 2001 su funcionamiento en Ciudad Victoria, con 230 alumnos distribuidos en ocho licenciaturas. Actualmente su matrícula asciende a 459 alumnos inscritos en las 11 carreras que se imparten.

por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. A nivel de estudios de postgrado son 26 las instituciones que atienden a 5 mil 842 alumnos. Se imparten 23 especialidades a 360 alumnos y son 77 maestrías las que se ofrecen a 5 mil 269 estudiantes. Además existen 10 doctorados impartidos por cinco instituciones en los cuales se están formando 213 profesionistas. En 1974 iniciaron los estudios de postgrado en el

Una institución de reciente creación con sede en Ciudad Victoria es El Colegio de Tamaulipas, un organismo público descentralizado cuyos objetivos son la investigación científica en ciencias sociales y humanidades así como los estudios regionales, la realización de programas de docencia a nivel universitario de postgrado, la difusión de la cultura y la discusión interdisciplinaria e interinstitucional a través de foros, con especial interés en el estudio de Tamaulipas, su contexto regional y su posición en el país y el resto del mundo. Se creó en octubre de 2002, de acuerdo al decreto 92, con la participación de la comunidad académica y el respaldo de El Colegio de México. Algunos de sus avances son la integración del grupo de investigadores y docentes, la conformación de la agenda de líneas de investigación de acuerdo a las prioridades estatales y la aprobación de cuatro proyectos de investigación

estado, con la apertura de la maestría en ingeniería portuaria ofrecida por la UAT, con 16 alumnos. Cuatro años más tarde las áreas de estudio comprendían también a las especialidades médicas, en anestesiología, cirugía, gineco–obstetricia, medicina interna, ortodoncia y pediatría. De igual forma el postgrado comenzó a desarrollarse al área del derecho privado, la administración pública y privada, el comercio exterior y la química del petróleo. En 1989 se creó el Consejo Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología, orientado a servir de plataforma institucional, cosechando importantes logros a lo largo de estos años, como la divulgación de la ciencia a todos los niveles del sector educativo. También, el gobierno del estado y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, CONACYT,

149

establecieron el Fondo Mixto–Tamaulipas para el apoyo a proyectos de investigación que se someten a los términos de referencia de las convocatorias correspondientes, dictaminados por sus pares académicos con plena transparencia y validación, recibiendo al final el financiamiento necesario para su realización. A este mecanismo le antecedió el fondo SIREYES, que tenía una cobertura regional en todo el noreste de México y que ahora se ha especializado justamente para atender las necesidades específicas de la entidad a través del fondo mixto, lo que promete un repunte de las actividades científicas y tecnológicas en Tamaulipas, reforzadas recientemente por la promulgación de la Ley de Fomento a la Investigación Científica y Tecnológica.

fue de 1.83 durante 1980-2000. En 1978 la distribución de alumnos en el sistema educativo fue de 3.9% en preescolar, 68.2 en primaria, 1.4 en terminal elemental, 15.4 en secundaria, 0.4 en profesional medio, 4.8 en preparatoria, 1.6 en normales y 4.3 en licenciatura. Para el ciclo 2003–2004 la distribución fue de 1.76% en educación especial, 0.88 en inicial, 10.65 en preescolar, 45.74 en primaria, 18.06 en secundaria, 1.39 en profesional medio, 10.10 en preparatoria, 1.39 en normales y 10.15 en estudios superiores. En términos absolutos los mayores cambios se registraron en preescolar (68 mil 537 alumnos), secundaria (64 mil 592), estudios superiores (61 mil 597) y bachillerato (58 mil 089). Significativamente distintos son los resultados al comparar la matrícula de 749 mil 462 alumnos en

El sistema educativo en conjunto
Para elevar la calidad de la educación y ampliar la cobertura se destinaron 6 mil 400 millones de pesos al año, más de la mitad del presupuesto estatal, creciendo en términos reales durante los últimos ejercicios fiscales. Lo anterior equivale a 8 mil 789 pesos por alumno al año en planteles públicos, donde se atiende a 713 mil 255 estudiantes, que representan un 85.7% del total. Al comparar las matrículas del sistema educativo entre los ciclos 1978 y 2003, los totales fueron de 575 mil 868 y 850 mil 194 alumnos respectivamente, con una tasa de crecimiento promedio anual de 1.51%, menor a la tasa de
150

1998 con la de 2003. La tasa de crecimiento en promedio anual fue de 2.55% para la matrícula total, 6.74 para bachillerato, 5.64 para estudios superiores y 2.90 para secundaria. En términos absolutos el mayor incremento se registró en primaria, 33 mil 597 alumnos; la matrícula en normales, en cambio, se contrajo a 12 mil 298 alumnos. El gran esfuerzo y la dedicación que el gobierno estatal ha prestado a la educación se tradujo en crecimiento real del sector en términos de cobertura, modernización, excelencia y oportunidades para los niños y jóvenes de la entidad. Este empeño mereció diversos reconocimientos, como el Premio Iberoamericano, otorgado al gobierno del estado en Lima, Perú, por sus acciones a favor de la educación.

crecimiento de la población total en el estado, que

Alumnos de la Universidad Tecnológica de Altamira.

Taller Escuela para Padres

La prioridad de prioridades:
La política de estado en materia educativa
En 1999 el ejecutivo estatal convocó a toda la sociedad a participar en una cruzada por la educación para definir el perfil de la nueva política educativa del estado. La participación social tuvo excelentes resultados. A través de foros de consulta, cartas, documentos de opinión y diálogos directos se recogieron las inquietudes de los más diversos protagonistas interesados en este sector.

153

El Programa Estatal de Educación 2000-2004 planteó como objetivos la calidad, la cobertura, la equidad, el financiamiento y la evaluación.

Las propuestas consistieron en fortalecer las escuelas, implantar un sistema de evaluación para corregir los procesos de aprendizaje, colocar al maestro como auténtico centro del proceso educativo, estimular académicamente al magisterio en su formación y capacitación, abrir las aulas a la innovación tecnológica de las telecomunicaciones e informática, reforzar la función social entre la familia y la escuela, mejorar la permanencia de los alumnos por medio de becas y desayunos, introducir la enseñanza del idioma inglés, impulsar la formación cívica y de valores, establecer escuelas para padres y atender las necesidades de infraestructura de los centros escolares. Los resultados de ese amplio proceso de consulta fueron la base para formular la política educativa estatal que se instrumentó en este gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba para impulsar los proyectos de trabajo que hoy caracterizan el proceso educativo en la entidad.

Educación, que abrogó la de mayo de 1986. La nueva ley incorporó los avances establecidos desde la federalización educativa de 1993, determinando que preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica, siendo obligatorios los últimos niveles. Igualmente garantiza que todos los niños y jóvenes tienen las mismas oportunidades de acceso, a la vez que define la calidad, pertinencia y cobertura, actualiza la normatividad y establece el Consejo Estatal Técnico de la Educación, los consejos de participación social en la educación, el Sistema Estatal de Investigación Educativa, el programa Escuela para Padres, el nuevo y estratégico Sistema Estatal de Becas, Créditos y Estímulos Educativos y el Proceso Selectivo de Ingreso al Sistema Educativo Estatal, cuyos reglamentos se publicaron en mayo del 2000. Para dar firmeza a este nuevo horizonte institucional se definió la figura del Consejo Estatal Técnico de la Educación, un órgano colegiado de consulta y

Institucionalización de la excelencia académica
Para resolver la problemática de la modernización educativa ha sido indispensable contar con un marco jurídico actualizado y eficaz. En octubre de 1999 el
154

asesoría que investiga los contenidos regionales para los planes y programas de estudio, métodos educativos, libros de texto y auxiliares, así como los servicios magisterio. Por otra parte, dada la relevancia para organizar, administrar, coordinar y evaluar los servicios de mejoramiento profesional del

Congreso del Estado aprobó la Ley Estatal de

Para fortalecer la planeación educativa se formó la Comisión Estatal para la Planeación y la Programación de la Educación Media Superior y se reinstaló la Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior.

Innovación tecnológica
El gobierno del estado llevó a cabo un intenso programa de aprovechamiento de las tecnologías de la información mediante la dotación de laboratorios de cómputo a las escuelas públicas primarias, secundarias y a los centros escolares de educación media superior. Se encuentran instalados 230 laboratorios en primaria, 184 en secundaria y 71 en el nivel medio superior. Ese equipamiento cubre la mayoría de las escuelas primarias, el 100% de las secundarias y una gran proporción de los planteles de educación media superior. Como referencia, en educativos, la Dirección General de Educación, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado, se convirtió en la Secretaría de Educación, Cultura y Deportes, SECUDE. En materia de planeación, el Plan Estatal de Desarrollo 1999–2004 menciona la necesidad de prestar en todos los niveles una educación de excelencia con innovación tecnológica, donde la función del docente se revalore y la participación de la familia y la educación de los adultos sean partes intrínsecas. El Programa Estatal de Educación 2000–2004 planteó como objetivos la calidad, la cobertura, la equidad, el financiamiento y la evaluación. Para proporcionar información actualizada que auxilie en el quehacer educativo, un grupo de académicos y de asesores técnicos tamaulipecos desarrollaron un portal educativo estatal, utilizando la moderna herramienta digital que proporciona la red de redes, la Internet, un instrumento tecnológico actualmente en gran expansión en el sector educativo de Tamaulipas. Por ello la Internet rápidamente se ha convertido en un recurso didáctico, a través de un portal, de un amplio contenido de programas de estudio por asignaturas que mediante videos, materiales de apoyo y enlaces 1998 únicamente se tenían 14 laboratorios en 24 escuelas.

155

a temas relacionados facilitan la impartición de 22 materias de secundaria en las propias aulas de clase. Se dieron, igualmente, los pasos necesarios para la elaboración de un portal al servicio de la enseñanza media superior y se instalaron cinco aulas de medios dotadas con equipos para emplear los materiales didácticos del portal educativo en cada plantel de secundaria. Recientemente se avanzó a nivel medio superior en la instalación de 218 aulas de medios, cuya cobertura inicial abarca 28 municipios, que benefician a 27 mil alumnos y a mil 200 maestros. Con el propósito de contar con una base de datos para conocer, analizar y proponer mejoras al desempeño educativo se han instalado dos programas: el Sistema Integral Nacional de Control Escolar, SINCE, que incorpora a través de Internet la información del registro de los alumnos de educación básica, mediante el cual se pueda observar la evolución, los niveles de eficiencia y equidad a nivel de cada plantel y establecer las acciones conducentes, y el Sistema de Información de Infraestructura Educativa, para determinar las necesidades de equipo, mantenimiento y construcción de espacios educativos.

Tecnológica, el 25 de mayo de 2004. De allí se desprende una nueva y trascendental etapa en el quehacer científico y tecnológico en Tamaulipas que, como área especializada en distintas instituciones de educación superior ubicadas en el estado, está destinada a convertirse en un catalizador estratégico del desarrollo socioeconómico y cultural de la entidad. De esta forma, el nuevo marco jurídico establece las bases que permitirán el avance armónico de todas las disciplinas del conocimiento, la formación de recursos humanos del más alto nivel científico y profesional, así como el fomento de la creatividad e innovación tecnológicas, todo ello ligado a los procesos que demandan las necesidades prioritarias del estado. La nueva ley considera la inoculación del interés por la ciencia desde los niveles básicos del sector educativo, lo que será el campo de cultivo de los futuros científicos y tecnólogos tamaulipecos.

Participación social
La nueva Ley de Educación para el estado de Tamaulipas consideró la creación de consejos escolares de participación social integrados por

Apoyo al desarrollo de la ciencia y la tecnología
A iniciativa del gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, el Congreso del Estado promulgó la Ley de Fomento a la Investigación Científica y
156

padres de familia, representantes de asociaciones de padres de familia, maestros, ex–alumnos y miembros de la comunidad interesados en fortalecer y elevar la calidad de la educación y en el desarrollo de sus propias estatal. escuelas. Además, contempló el funcionamiento de un consejo municipal y uno

El Congreso del Estado promulgó la Ley de Fomento a la Investigación Científica y Tecnológica, el 25 de mayo de 2004.

En 1999 se inició el programa de Enseñanza de Valores con la elaboración de una colección de libros titulada Vive la Vida con Valores.

Desde el ciclo escolar 2001 se instalaron el consejo estatal y los 43 consejos municipales, que agrupan a 4 mil 142 consejos escolares y las asociaciones de padres de familia, los cuales representaron la totalidad de las escuelas oficiales de educación básica. Con tal movilización se mejoró la capacidad de gestión y de ejecución de los programas educativos y culturales en todos los rincones del estado. El programa Escuela para Padres capacitó e involucró a los padres de familia en el proceso educativo, al procurar mayores apoyos para que sus hijos se desenvuelvan en la comunidad. El método privilegiado ha sido el de talleres impartidos por egresados del diplomado en orientación familiar, con la asistencia de 96 mil padres, beneficiando a 384 mil alumnos.

estableció, con la participación social, un fideicomiso del programa Ver Bien para Aprender Mejor. El resultado se ha traducido en la entrega de más de 60 mil anteojos a alumnos de primaria y secundaria. La equidad educativa es vital, por ello la importancia que tienen acciones como la distribución de libros de texto gratuitos en los niveles de educación básica a todos los estudiantes, con más de 5 millones de ejemplares entregados cada año en los tiempos recientes. En el ciclo escolar 2001–2002 se instauró la primera etapa del programa Inglés en la Escuela Primaria. Consiste en sesiones diarias de 50 minutos durante doscientos días de clase, en las que los alumnos de cuarto, quinto y sexto grados practican dicho idioma extranjero con lecturas, expresión oral y audición. Tamaulipas es el único estado que ofrece la

enseñanza de una segunda lengua, alcanzando una

Apertura de oportunidades
Con el fin de apoyar a los estudiantes de escasos recursos que padecen deficiencias visuales se
158

cobertura total en las escuelas públicas urbanas del nivel primaria. Para facilitar la continuidad del programa en secundaria en el ciclo 2002–2003 se evaluó a los maestros que impartían la asignatura en las escuelas oficiales, con el fin de capacitar y

656 niños en educación inicial no escolarizada y a 43 mil 919 alumnos en primaria. Dicha oferta contempla diversos beneficios económicos, materiales didácticos y rehabilitación y construcción de espacios educativos. Para trasparentar la asignación de becas, en 1999 se descentralizó la recepción y selección de becarios hacia los consejos municipales de participación social en la educación. A partir de septiembre de 1999 se instituyó también el Programa de Excelencia Educativa para premiar a los alumnos distinguidos por un aprovechamiento sobresaliente. En diciembre de 2000 se creó el Instituto de Crédito Educativo del Estado de Tamaulipas, un modelo de financiamiento educativo, el segundo de este tipo a nivel estatal. Su objetivo fue otorgar créditos a jóvenes con recursos insuficientes para realizar sus estudios en los niveles medio superior y superior, comprometiéndose el beneficiado a reintegrar su crédito un semestre después de concluidos los estudios mediante pagos mensuales. Esta acción ha recapitalizado los beneficios de este fondo y permitirá multiplicar los apoyos a futuro, mediante actualizar a quienes lo requirieran. Tanto para la enseñanza del inglés en primaria como en secundaria se contó con la invaluable participación de los centros de excelencia de la UAT, institución certificada por el Consejo Británico. Son varios los programas de asistencia social dirigidos a alumnos de escasos recursos, tanto en comunidades rurales como en zonas urbanas marginadas, que cubrieron desde educación inicial hasta secundaria. Igualmente, y con el propósito de evitar la deserción escolar que ha predominado en las zonas rurales, se proporcionó apoyo pedagógico y asistencial en albergues escolares a cerca de 600 niños que provienen de 113 comunidades. El Sistema Estatal de Becas, Créditos y Estímulos, a través de 23 modalidades federales, estatales y autónomas, beneficiaron a más de 137 mil alumnos, es decir, el 16% de la matrícula total recibió estímulos para continuar sus estudios. los mil 577 alumnos que ya han terminado sus estudios y que se inscribieron en este programa.

El Programa de Educación, Salud y Alimentación, PROGRESA, ha ayudado a alumnos de primaria y secundaria que viven en el área rural para que cursen y concluyan sus estudios. En la entidad, 28 mil 429 niños y jóvenes de 327 escuelas han sido beneficiados. Del mismo modo, en comunidades marginadas, rurales y urbanas, el Programa Integral para Abatir el Rezago Educativo ha apoyado a 8 mil
159

Formación cívica y ética
Una parte esencial de la política de estado en materia educativa fue la transmisión de bases morales sólidas, que mediante la práctica de valores coadyuvaran a formar armónicamente a los individuos que integran el colectivo social tamaulipeco, a la vez que fomentaran su integración familiar y la convivencia comunitaria. En 1999 se inició el programa de Enseñanza de Valores con la elaboración de una colección de libros titulada Vive la Vida con Valores. Los materiales fueron diseñados por pedagogos, profesores y personal del DIF Estatal, dirigidos a los niños para el aprendizaje del respeto a la naturaleza, a su familia y a los demás, y a los jóvenes para que analicen la prevención de adicciones, la sexualidad y sus planes de vida a futuro. A la fecha, la distribución supera los 3 millones de ejemplares, con una cobertura geográfica total de escuelas públicas y privadas. El programa en el 2002 fue reconocido por la Secretaría de Educación Pública como una práctica educativa innovadora y exitosa. En el 2004, por su parte, las instituciones de educación superior de la entidad incluyeron la materia de ética y valores, lo que ha venido a consolidar el programa en el sistema estatal de educación y coloca a la entidad en la primera posición en enseñanza de valores al servicio del individuo y la sociedad.

Abatimiento del analfabetismo y el rezago educativo
El proceso de reducir el porcentaje de la población analfabeta de 15 años y más es gradual. A nivel estatal, en tanto que en 1980 se registró un 9.7%, para 1990 bajó a 6.9%, mientras que en 1995 disminuyó a 6%; para el ciclo 2002-2003 el analfabetismo fue de 4.7%, considerablemente menor al de nivel nacional, que es del orden de 8.8. De esta forma, Tamaulipas se ubica entre las ocho entidades que tienen menor tasa de analfabetismo. En septiembre de 1999 se descentralizaron los servicios de educación para adultos y se creó el
162

El Instituto Tamaulipeco de Educación para Adultos, ITEA, trabaja para abatir el rezago educativo y ampliar las oportunidades a la población de 15 años y más, al desarrollar programas de alfabetización, educación primaria y secundaria y servicios de educación comunitaria.

Instituto Tamaulipeco de Educación para Adultos, ITEA, operado por el gobierno del estado bajo la normatividad del Instituto Nacional para la Educación para Adultos, INEA. El instituto ha trabajado en abatir el rezago educativo y ampliar las oportunidades a la población de 15 años y más, al desarrollar programas de alfabetización, educación primaria y secundaria y servicios de educación comunitaria. Actualmente participan 70 mil jóvenes y adultos. Durante los últimos cinco años cerca de 80 mil personas concluyeron algún nivel de educación básica. Con el respaldo de la Cruzada Estatal Educativa se redoblaron los esfuerzos para atender a los adultos sin alfabetizar y con la participación de más de 2 mil voluntarios, 33 mil 687 personas aprendieron a leer y escribir, abatiendo la tasa de población analfabeta de 4.7% a 3.3%. Por ello, a fines de 2004 la UNESCO entregó la Bandera Blanca a Tamaulipas declarándolo “Estado libre de analfabetismo”.

Mejoramiento de la infraestructura de los centros escolares
El comité administrador del Programa de

Construcción de Escuelas en Tamaulipas, CAPCET, se estableció en 1999 y tiene como responsabilidad primordial el mantenimiento, la rehabilitación, la construcción y el equipamiento de los espacios educativos. Para abatir el rezago, durante los últimos años se remodelaron numerosas aulas y se construyeron laboratorios y talleres, y se ha dotado de suficiente equipamiento a las escuelas. Del total de la asignación presupuestal para el sector educativo en el estado, una importante proporción se ejerce en infraestructura.

163

Espacio Cultural Metropolitano, METRO, Tampico.

El Legado

cultural
El inicio del siglo XXI ha sido un terreno fecundo para el quehacer cultural en Tamaulipas. La cultura universal afianza su presencia en la entidad, al tiempo que se ponderan positivamente los valores de lo propio, afirmándose el compromiso de las instituciones del estado en este importante horizonte de la expresión humana, al diversificar su oferta y brindar oportunidades a la activa participación social.

165

VI FESTIVAL

Una de las estrategias de la política cultural del gobierno de Tamaulipas en los años recientes fue sumar a la sociedad civil, a través de fundaciones, patronatos y organismos públicos, como promotora y partícipe en la organización de eventos y acciones de carácter cultural. Esto ha multiplicado los apoyos y hecho converger la experiencia y la promoción de diversos grupos sociales en un área de alta sensibilidad colectiva. Tal es el caso, como ejemplo paradigmático, del Patronato Festival Internacional Tamaulipas A.C., compuesto por nueve pilares localizados en Ciudad Victoria, Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa, Mier, Mante, Tampico, Río Bravo y Madero, los que en conjunto han sido capaces de convocar y ser parte en la realización y montaje de las más sofisticadas obras y espectáculos a lo largo y ancho de la entidad, año tras año y de manera creciente, colocando a Tamaulipas en el pulso cultural de México y el mundo. El trabajo institucional en materia cultural significó también un continuo compromiso entre los esfuerzos del estado y las aportaciones de la federación, lo que se ha traducido en una auténtica alianza en beneficio del fortalecimiento y difusión de estas actividades. Por ello el gobierno de Tamaulipas suscribió y mantuvo vigente el convenio de colaboración entre la entidad y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, para el desarrollo y descentralización de bienes y servicios culturales y artísticos, tales como el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes, Fondo Regional para la Cultura y las Artes
166

del Noreste, Fondo Especial de Fomento a la Lectura, Fondo Estatal de Cultura Infantil, Fondo de Desarrollo Cultural de la Huasteca, Fondo Especial de Fomento Musical, Fondo Especial para el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias del Estado, Centro de Estudios Corales, Unidad de Culturas Populares, Teatro Escolar y Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados. Estos proyectos conjuntos consideraron múltiples enfoques, tanto regionales como específicamente locales, alentando las iniciativas culturales de grupos especiales, así como de relieve significativo, como el rescate y valoración de las culturas populares. Además se brindaron apoyos para la rehabilitación del Espacio Cultural Vicentino, el equipamiento como sala cinematográfica del auditorio del Centro Cultural Tamaulipas, el equipamiento del Teatro Reforma de Matamoros y la rehabilitación del edificio del Instituto Regional de Bellas Artes en esa misma ciudad, así como para la rehabilitación y equipamiento de la Casa del Arte de Victoria. Al inicio del siglo XXI se crearon los fondos municipales para el desarrollo cultural en Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria y Tampico. Por su parte, el Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes estableció enlaces en el Noreste del país para la organización de la Alianza Binacional, que vincula a las organizaciones artísticas regionales de los Estados Unidos y de México con apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y del National

La ópera como expresión profunda del arte, ha sido un acontecimiento relevante dentro del Festival Internacional Tamaulipas.

En cada celebración se ha rendido homenaje a personajes consagrados en el campo de la cultura, como el maestro tamaulipeco Mario Kuri Aldana, talentoso de la música sinfónica y el canto popular de México; el artista plástico José Luis Cuevas, el distinguido compositor y director de orquesta tamaulipeco Sergio Cárdenas y el escritor y dramaturgo Miguel Sabido. Su sentido universal se ha reflejado en la diversidad y pluralidad de los artistas y grupos culturales que han recorrido los escenarios del estado, como el Ballet Húngaro, El Teatro Negro Lumeco de Praga, el Ballet Folklórico de China, las Estrellas del Ballet de Moscú con solistas del Bolshoi, la Orquesta Wiener Mozart Ensamble de Viena, Les Ballets Jazz de Montreal, la Orquesta Filarmónica de Cámara de Endowment for the Arts, la Fundación Rockefeller y el fideicomiso para la cultura Contacto Cultural. También se creó un fondo mixto a favor del desarrollo de la vocación y el talento de la niñez y la juventud, la capacitación especializada y la depuración de una técnica para una mejor interpretación y el perfeccionamiento instrumental, todo en conjunto con el Sistema Nacional de Fomento Musical del Conaculta. El Festival Internacional Tamaulipas se celebra cada otoño. Sus más recientes ediciones registraron alrededor de 2 mil 600 eventos celebrados a lo largo y ancho de la entidad, con la presencia de poco más de 1 millón de asistentes, colocándose como el segundo festival cultural más importante del país. Polonia, el Ballet Folklórico Nacional de Argentina, la Compañía Suite Española Danza y Flamenco, el Dream Scapes, The Swinging Marionettes, la Orquesta Filarmónica Real de Londres, el Ensamble L'estro Armónico, el Teatro Hermanos Bichir, el Ensamble de Música y Danza de Rusia Balalaika, la compañía de danza contemporánea Kim Bock Hee de Corea, el dueto Israelí Hakol Zahav, el Coro de la Universidad de Carlos de Praga, la Orquesta Centroamericana de la Papaya, el Opus 6, el Grupo Bandula, el Amarillo–Yellow U–012, los Amigos del Lago Nakurú de Kenya, los danzantes estadounidenses Evidence, el Ballet Nacional de España, el Ballet Nacional de Cuba, los solistas del Ballet de San Petersburgo, el Ballet Folklórico de Amalia Hernández, la Orquesta Della Magna Grecia,

Parque Olímpico Cultura y Conocimiento, Matamoros.

168

Coro MECED Chimalli de Tamaulipas, integrado por medio centenar de pequeños y potenciales artistas, niños desprotegidos, trabajadores en y de la calle.

la Budapest Ragtime Band, los tambores del Japón Yamato, el septeto Habanero, el quinteto Editus, el grupo Artes Escénicas de China y la Orquesta Sinfónica Juvenil de México, sin dejar de considerar a artistas internacionales de la talla de Nacha Guevara, Pablo Milanés, Marco Antonio Muñiz y Santa Sabina.

Internacional Tamaulipas, así como en otros sitios del país, destacando su actuación en el Palacio de Bellas Artes y en el Festival Internacional Cervantino, festival en el que Tamaulipas figuró como entidad homenajeada en su edición del 2002. El teatro en Tamaulipas ha generado una tradición

El gobierno estatal inició un proyecto dentro de la disciplina del canto con niños desprotegidos, trabajadores en y de la calle. El método consiste en adiestrar a un grupo de estos niños en esta disciplina, por medio de cursos impartidos por profesores de reconocido prestigio, al tiempo que se les brinda la oportunidad de avistar otros horizontes para un futuro de vida. El resultado fue la integración del Coro MECED Chimalli de Tamaulipas, integrado por medio centenar de estos pequeños y potenciales artistas, quienes han alternando en óperas y conciertos con directores, cantantes y actores de nivel internacional en los escenarios más importantes de la entidad, como el Festival

cultural propia: el Concurso Estatal de Teatro Rafael Solana. Este evento logró a lo largo de un lustro incentivar la iniciativa de los creadores locales al tiempo que interesaba a un público ávido de tal espectáculo, siendo un motor para el desarrollo del arte escénico que motivó la formación de artistas sobresalientes y conferencias dentro y fuera del estado, notable asociándose a la realización de talleres, exposiciones magistrales. Como complemento de base se ha desarrollado el Programa Estatal de Teatro Escolar, cuyo objetivo primordial es el fortalecimiento de las actividades extraescolares a través de esta magnífica expresión artística.
169

El vigor y continuidad de esta corriente teatral en Tamaulipas se expresó con nitidez con la realización en el 2001 del Festival Intercontinental de Teatro, como parte de una coordinación entre el gobierno del estado, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Centro Mexicano del Instituto Internacional de Teatro de la UNESCO. Sus resultados fueron la presentación de obras provenientes de Eslovaquia, Lituania, Francia, Estados Unidos, Canadá, Suiza, Argentina, Perú, Suecia, Cuba, Francia, Líbano, Croacia, Camerún, Chipre, Uruguay y México, representado nuestro país por un nutrido grupo de actores tamaulipecos. Paralelamente, tuvo lugar la asamblea del comité de identidad cultural y desarrollo del Instituto Internacional de Teatro de la UNESCO. Como punto culminante, entre el 29 de mayo y el 4 de julio de 2004 se realizó en el Espacio Cultural Metropolitano del puerto de Tampico el XXX Congreso Mundial del Instituto Internacional de Teatro de la UNESCO, denominado oficialmente Quetzalcóatl 2004, en el que se contó con la presencia de una espectacular serie de eventos
172

teatrales, coloquios, exhibiciones y seminarios de trabajos, todos ligados y orientados a potenciar esta expresión del arte. A la suma de esfuerzos para ubicar a Tamaulipas en el concierto nacional e internacional de la cultura y las artes, el gobierno estatal fincó a partir del año 2002 la simiente de una nueva tradición en la materia, el Festival Internacional de Literatura Letras en el Golfo, en la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira, que contó en su primera edición con la presencia de autores de la talla de Mario Vargas Llosa, Eduardo Lizalde y Rafael Ramírez Heredia, a quienes se han sumado grandes personalidades de la literatura, como Carlos Fuentes y Sergio Pitol, agregados a una lista que incluyó también a destacados escritores como Daniel Sada, Marco Antonio Campos, Héctor Aguilar Camín, Ángeles Mastretta, Rafael Pérez Gay, Nedda G. de Anhalt, Jorge Volpi, Felipe Garrido, Pascal Petit, Javier Marías, Sam Shepard, Guillermo Samperio, Gloria Gómez y Arturo Castillo Alva.

El umbral del siglo XXI en Tamaulipas quedará subrayado por la creación de una cadena de espacios museográficos como nunca antes se habían construido en la entidad. Ello adquiere relieve porque todos fueron equipados para ese propósito en específico y, sobre todo, su concepción y diseño fue producto del trabajo estrecho y compartido entre los estudiosos y especialistas de sus distintos temas y equipos de interpretación museográfica que acabaron por plasmarlos a la arquitectura, al espacio y las necesidades de los guiones científicos correspondientes. En la frontera se creó el Museo Nacional del Agrarismo, en el histórico sitio del primer reparto agrario celebrado durante la Revolución Mexicana por el general Lucio Blanco en 1913, en las goteras de la ciudad de Matamoros. Aquí, la gesta de este

importante acontecimiento quedó debidamente expuesta en el contexto del gran movimiento social que envolvió a la sociedad mexicana a principios del siglo XX. También en Matamoros quedó montado el Museo de Arte Contemporáneo, primero de este tipo en Tamaulipas, en las instalaciones del inmueble que albergó en la década de 1960 una exposición de artesanías mexicanas del Programa Nacional Fronterizo, y obra del célebre arquitecto mexicano Mario Pani, es decir, una obra de arte arquitectónica en sí misma. Dado su relieve, en su realización intervino el Instituto Nacional de Bellas Artes, lo que ha permitido la exhibición de creaciones de artistas plásticos de la estatura de José Luis Cuevas, José Chávez Morado, Luis Nishizawa, Manuel Felguérez, Betsabee Romero, Gerardo Azcúnaga, Rafael y Pedro

Museo del Agrarismo Mexicano, Matamoros.

173

Museo Regional de Historia, Ciudad Victoria.

Coronel, Alberto Gironella, Diego Toledo, Abraham Zabludovsky, Teodoro González de León, Enrique Norten, Javier Marín y el tamaulipeco Pedro Banda. Este museo está inscrito en el programa de Pago en Especie de la Secretaría de Hacienda y Crédito

Público, lo que le ha permitido adquirir un acervo permanente, en el que destacan obras de la inspiración de Raúl Anguiano, Carla Rippley, Guillermo Ceniceros, Heriberto Juárez, Iván Cuevas y Carlos Limas, entre otros. El gobierno del estado creó también el Museo Regional de Historia de Tamaulipas en la capital, Ciudad Victoria. Para tal efecto consumó la restauración y adecuación del edificio decimonónico del antiguo Asilo Vicentino. Allí, en una innovadora combinación arquitectónica entre la añeja estructura de sillar y el contrastante reflejo modernista de estructuras de hierro y vidrio se desplegó la secuencia museográfica. En ella se expresan las etapas esenciales del devenir histórico de Tamaulipas, desde los testimonios materiales del

Museo de la Cultura Huasteca, Tampico.

primer hombre en su territorio hasta el inicio del

174

siglo XXI, abordando temas claves como sus culturas prehispánicas, el establecimiento del Nuevo Santander, la definición de la frontera internacional y la construcción de las bases de su vida moderna. Se trata de un rico y detallado panorama de la construcción social, económica, política y regional de lo que hoy es Tamaulipas, un proceso enriquecido por la fusión a esta nueva institución de las colecciones del Museo de Antropología, Arqueología e Historia de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. En el sur de la entidad, la serie de museos apuntalada en el reciente lustro se concretó en el nuevo Museo de la Cultura Huasteca. Se trató de la readecuación museográfica de una institución con hondas raíces regionales, no sólo por lo que implica la milenaria cultura huasteca, sino por la presencia de años que tuvo originalmente este museo, dependiente del Instituto Nacional de Antropología e Historia, dentro del recinto académico del Instituto Tecnológico de ciudad Madero. En esta ocasión el replanteamiento museográfico se dio en el marco de las instalaciones del Metro de Tampico, obra arquitectónica que consolida la fisonomía del principal conglomerado urbano de Tamaulipas, a orillas del bello escenario ecológico de la Laguna del Carpintero. Se trata de un complejo cultural que incluye un teatro con capacidad para mil 175 espectadores, un teatro experimental, talleres de artes escénicas, galería para exposiciones El remate de esta cadena de museos ha sido el Museo de Historia Natural de Tamaulipas, Tamux, “lugar de encuentro” en la lengua tenek de la Huasteca, localizado en uno de los más relevantes escaparates urbanos de la capital de la entidad, el Parque Recreativo y Cultural Siglo XXI. Aquí se combina de manera precisa la arquitectura y el discurso científico; lo primero realzado por las ventajas de un terreno elevado, en tanto que lo segundo se fundamenta en los más recientes conocimientos de que el hombre dispone sobre el origen del universo y su evolución astrofísica, el misterio de la vida y su evolución bioquímica, así temporales, museo. una biblioteca y centro de documentación de la Huasteca, así como el propio

175

como los contrastes de los ambientes naturales del mundo, haciendo énfasis en los escenarios ecológicos tamaulipecos y la riqueza de su biodiversidad. Con este museo, Tamaulipas se coloca a la vanguardia en la divulgación del conocimiento científico, a la vez que ofrece un espacio privilegiado a la sociedad tamaulipeca y nacional, además de prestar un notable servicio a las etapas formativas del sistema educativo de la entidad y del resto del país. Ejemplo de ello fue la presentación del libro La gran provincia natural tamaulipeca, publicado por el gobierno del estado y la agrupación Sierra Madre, presentación que tuvo su réplica en Washington, en las instalaciones de la National Geographic, debido a la alta calidad editorial y su contenido científico, lo que de hecho constituyó un reconocimiento al gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba por sus esfuerzos en materia de la conservación ecológica de la entidad. Como plusvalía cultural, quedaron integradas al Tamux las instalaciones del Planetario Doctor Ramiro Iglesias Leal, una institución que en los años recientes ha incrementado sus actividades Otro signo destacable en materia de infraestructura cultural es la consolidación de los espacios existentes y otros que se suman a este legado del patrimonio al servicio de la cultura en Tamaulipas. El Colegio San Juan, en Matamoros, ubicado en el antiguo y honroso recinto del Instituto Científico y Literario de de divulgación de la ciencia y la tecnología.

Centro Cultural de Nuevo Laredo.

176

Museo de Historia Natural de Tamaulipas, Tamux, “lugar de encuentro” en la lengua tenek de la Huasteca.

San Juan (1858–1913), es digno ejemplo de las novedades en esta materia. Para ello el inmueble fue completamente restaurado y adecuado para servir como Escuela Superior de Música, de carácter profesional de primer nivel, con planes de estudio a nivel de conservatorio. De corte similar, dada su vocación y el tipo de recinto en el que tiene su sede, cabe mencionar a la Casa del Arte de Victoria, ubicada en el antiguo edificio del Instituto Científico y Literario del Estado (1889–1913), en la que durante años se han cultivado y se siguen desarrollando con renovados ímpetus las bellas artes en el centro de la entidad. Por otro lado, la tradicional trayectoria cultural del Centro Cultural Tamaulipas fue fortalecida, en gran medida por ser el sitio privilegiado de la gama de los esfuerzos culturales desarrollados en los últimos años, destacando en particular las celebraciones del Festival Internacional Tamaulipas; pero además, en el tiempo reciente, el CCT pudo ofrecer nuevas alternativas para la difusión del arte, particularmente

el cinematográfico, al instalarse en su auditorio una infraestructura que hizo posible su transformación en una auténtica cineteca, en la que tienen lugar continuas representaciones de lo más selecto del cine internacional de arte. La creación del Centro Cultural de Nuevo Laredo se suma a la importante infraestructura cultural creada con visión de futuro en el estado de Tamaulipas. Este es un espacio vanguardista e innovador que refleja lo

CAPÍTULO

5
Salud de la Familia, DIF

CALIDAD DE VIDA Y POTENCIAL DE LA POBLACIÓN TAMAULIPECA

D e s a r ro l l o s o c i a l y c a p a c i d a d e s del activo humano

Va l o re s y D e s a r ro l l o I n t e g r a l

179

Salud
El diseño de las políticas públicas no puede enfocarse sólo en la macro dimensión de lo económico. En esta importante tarea se debe considerar también las iniciativas que se están generando en el campo del sector social, un aspecto clave para el desarrollo y el crecimiento económico, ya que la experiencia ha probado que ignorar los componentes sociales provoca resultados desiguales en la asignación de los recursos públicos, lo que hace más amplio el abismo entre los ricos y los no privilegiados. Este razonamiento guió la política social del gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba, al enfocar su atención a aspectos sustanciales comprendidos en las áreas de la salud, el desarrollo social, la familia y su desarrollo integral, el combate a la pobreza y el fomento de las capacidades del activo humano.

181

En materia de indicadores de salud, sus cifras revelan el progreso alcanzado y son testimonio de que la calidad de vida de los tamaulipecos se mejora dinámicamente.

Las desigualdades en la salud están determinadas por diversos factores socioeconómicos y por las características propias de los individuos como el sexo y la edad. Para lograr una mejor comprensión del fenómeno es necesario conocer más de los elementos que dan cuenta de dichas características y que podrían aumentar o disminuir el riesgo a padecer ciertas enfermedades. Por otra parte la salud es una condición de vida y un bien social para el desarrollo, en tanto que conserva las habilidades y capacidades del individuo, lo mismo que es un derecho universal del ser humano y un principio fundamental de justicia social.

Por cuanto a las estadísticas de la mortalidad materno-infantil, cabe señalar que entre 1998 y 2004 la mortalidad materna disminuyó un 35.8%, pasando de 5.3 a 3.4 defunciones por cada 10 mil nacidos vivos registrados, menor a la del país, que es de 6.2. En el mismo período, la mortalidad infantil disminuyó de 11.0 a 8.6 defunciones por cada mil nacidos vivos registrados, un 21.8%, menor a la nacional ubicada en 16.8, en tanto que la mortalidad preescolar fue de 0.52 defunciones por cada mil niños de uno a cuatro años de edad, inferior a la nacional de 0.90. Disminuyó también la incidencia de las infecciones respiratorias agudas y enfermedades diarreicas.

Estadísticas de salud
En materia de indicadores de salud, sus cifras revelan el progreso alcanzado y son testimonio de que la calidad de vida de los tamaulipecos se mejora dinámicamente. Así, la esperanza de vida es de 75.3 años, superior a la del país, que se sitúa en 74.6; la tasa de natalidad disminuyó a 19 nacimientos por cada mil habitantes, en tanto que en el país es de 19.3; la de fecundidad es de 2.13 hijos por mujer en edad fértil, menor a la tasa nacional de 2.21, y la mortalidad general es de 3.84 defunciones por cada mil habitantes, menor a la nacional, que es de 4.5.
182

Igualmente hoy en día Tamaulipas tiene uno de los niveles más bajos de mortalidad por infecciones respiratorias agudas en menores de cinco años, con una tasa de 10.06 por cada 100 mil niños, casi la tercera parte de la media nacional, que se ubica en el rango de 30.5; es decir, representa una disminución de más del 50% en los últimos siete años en el estado. En lo que respecta a la mortalidad por diarrea en menores de cinco años, ésta se ubica en 10.8 por cada 100 mil niños, menor a la nacional, situada en 19.7. Estas cifras e indicadores muestran la efectividad de los programas del gobierno estatal en materia de salud, los cuales se basaron en la cobertura y creación de campañas orientadas hacia sectores específicos de la población, infraestructura y regulación, y fomento sanitario. Y si bien los casos lamentables de mortalidad persisten, los avances son notables y la lucha contra estos problemas de salud es una tarea permanente.

superior a la media nacional, que se ubica en el 64%. En Tamaulipas la atención a la mujer durante el embarazo tiene mandato de ley. Por ello el programa Parto Gratuito está institucionalizado e incorporado a la Ley Estatal de Salud, con carácter obligatorio, lo mismo que la gratuidad de la atención de las mujeres sin seguridad social y de escasos recursos económicos. Esto incrementó de 2.5 a cuatro el número de consultas de control prenatal. En contraste, la mortalidad materna disminuyó un 35.8%, al pasar de 5.3 a 3.4 defunciones por cada 10 mil nacidos vivos registrados y la perinatal en un 50.7%, al pasar de 13.6 a 6.7. Por su parte, el componente materno del programa Alimenta apoyó a 4 mil mujeres embarazadas con riesgo de tener un niño de bajo peso al nacer o en estado de lactancia, proveyéndoles de suplementos vitamínicos y leche, para favorecer su salud y el crecimiento y desarrollo de su hijo. De esta forma, la suma de acciones de Alimenta reduce en un 10% los

Atención integral de la mujer
Tarea fundamental en el quehacer gubernamental en los años recientes fue la atención integral de la mujer, con miras a mejorar las expectativas de vida de las madres y de sus hijos durante el embarazo, parto y puerperio. En consecuencia, el 99% de los partos que ocurren en Tamaulipas son atendidos en unidades médicas que cuentan con los recursos necesarios para brindar una adecuada atención a esta extraordinaria experiencia vital, porcentaje muy

casos de niños con bajo peso al nacer. En lo que respecta a prevención de cáncer cervicouterino, más de 6 mil 109 mujeres salvaron su vida al acudir a realizarse el estudio de Papanicolaou en las clínicas de displasia y al recibir tratamiento quirúrgico o de quimioterapia. Como parte del fomento a la cultura de prevención, se realizaron 1 millón 153 mil 780 exámenes contra el cáncer cervicouterino y 642 mil exámenes de cáncer de mama.

183

Con el programa Crecer se capacitó a grupos de jóvenes aprovechando la infraestructura instalada en las escuelas secundarias en todos los municipios de la entidad.

Protección de la juventud
Otra esfera importante de atención en el sector salud fueron los esfuerzos para proteger la salud de los jóvenes y adolescentes, para evitar así que truncaran sus proyectos de vida, orientándolos a tomar decisiones responsables e informadas. En ese esquema de interés se orientó el programa Crecer, cuyos propósitos fueron el fortalecer sus esquemas de valores a fin de prevenir, entre otras cosas, los embarazos no planeados y las infecciones de transmisión sexual y VIH SIDA. Con ello se pretendió cambiar a una actitud positiva hacia la vida, estimulando su autoestima y seguridad personal. Se capacitó a grupos de jóvenes, aprovechándose la infraestructura instalada de las escuelas secundarias en todos los municipios de la entidad, con el propósito de trabajar los contenidos temáticos del programa con más de 200 mil alumnos. Aunado a esto se realizaron continuas ferias de la salud y repetidos eventos de semanas intensivas Crecer en todo el estado, cuyos beneficios
184

se extendieron a amplias capas de adolescentes ávidos de información.

Esto se constata en la reducción del porcentaje de nacimientos en adolescentes en 5.1%. Además, en

contarse con la participación de las instituciones públicas y de la sociedad civil, disminuyó la incidencia de infecciones de transmisión sexual en los jóvenes tamaulipecos en un 20%.

La cobertura universal fortaleció la cultura del autocuidado y la prevención, que proporcionó a las familias la información indispensable sobre nutrición e higiene personal, adquiriendo un patrón continuo y oportuno de atención médica. Este beneficio adquirió una auténtica práctica de acción

Trabajo comunitario
En este rubro se procuró acercar la atención médica a las comunidades, promoviendo una cultura del cuidado autosuficiente de la salud. De esta manera se trataron una serie de enfermedades degenerativas y se atendieron enfermedades infectocontagiosas entre sus habitantes. Por otra parte, la articulación de políticas de protección al medio ambiente y de control de contaminantes y de plagas fue una actividad complementaria para abordar el problema en todos los frentes del quehacer comunitario. Durante la administración 1998–2004 todas las familias tamaulipecas tuvieron una cobertura de salud, de ahí que en 366 comunidades del estado se desempeñaran unidades fijas de salud, en tanto que en 3 mil 500 comunidades la atención se cubrió a través de 30 unidades médicas móviles, las que otorgaron servicios oportunos a más de 60 mil habitantes a lo largo y ancho del estado.

comunitaria, enfocada a la recuperación del entorno de 240 localidades incluidas en el proyecto Dos 40, que se consignará líneas adelante.

Acciones de vacunación y combate a la desnutrición
La Cruzada de Vacunación Universal puesta en marcha por el gobierno del estado logró una cobertura del 100%. Con ello, Tamaulipas ocupa el primer lugar en el país por haber logrado la realización de esquemas completos de vacunación en niños de un año y de uno a cuatro años. Bajo este esquema, anualmente se aplicaron más de 2 millones 700 mil dosis de vacunas para proteger a los infantes menores de cinco años. El resultado tangible ha sido la inexistencia de poliomelitis por 18 años continuos, 17 años sin difteria, siete años sin sarampión y el control efectivo de padecimientos como el tétanos neonatal, la tosferina, la rubéola, la

185

parotiditis, la hepatitis y la tuberculosis meníngea. Igualmente se redujo la severidad de las infecciones respiratorias agudas y las diarreas, mediante la administración de más de 470 mil dosis de vitamina A en niños de seis meses a cuatro años de edad, en todos los municipios del estado. Y en complemento con los desayunos escolares se administraron 2 millones 500 mil dosis de vitamina C a más de 100 mil niños. A todo lo anterior se sumó el programa de recuperación nutricional Alimenta, cuya meta fue atender a 10 mil 687 niños menores de 5 años con algún problema de desnutrición, además de mujeres embarazadas en período de lactancia y madres de niños de bajo peso al nacer. De los niños detectados se logró la recuperación en su totalidad de 9 mil 87, el 85% del total, lo que registró una tasa de 0.5% de incidencia de desnutrición, la más baja en toda la historia de Tamaulipas. En unos meses más, cuando los niños restantes concluyan su tratamiento, se cumplirá el objetivo de abatir la desnutrición infantil. El otorgamiento de atención integral, orientación alimentaria y entrega de más de 1 millón 600 mil sobres de leche y suplementos nutricios fue otra de las metas alcanzadas en seis años. La participación social en el financiamiento de los insumos para la recuperación de los niños con desnutrición fue notable. Alrededor de mil 300 niños tuvieron un padrino que aportó cuotas para contribuir a mejorar su pronóstico de vida. La infraestructura del primer nivel de atención del sector salud integra una red de 461 unidades: 280 de la Secretaría de Salud, 36 del IMSS, 27 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, ISSSTE, 114 del IMSS–Oportunidades y cuatro de Pemex. En el segundo nivel de atención el estado tiene 31 unidades hospitalarias: 12 unidades de la Secretaría de Salud, seis del IMSS, siete del ISSSTE, una de Pemex, dos de la Secretaría de Marina, una de la Secretaría de la Defensa Nacional y dos del IMSS–Oportunidades. El tercer nivel de atención en la entidad se integra por un centro oncológico, un hospital infantil, un hospital psiquiátrico, un hospital de especialidades de Pemex y un laboratorio estatal de salud pública.
186

Infraestructura para la salud
En lo referente a infraestructura para la salud, en Tamaulipas se cuenta con 496 unidades médicas. De ellas, se incrementaron a 66 las unidades de primer nivel, 65 de servicios de salud del estado y una del IMSS. Esto pone en relieve el esfuerzo sostenido que marca positivamente la diferencia en los beneficios para la salud de que hoy disfrutan los tamaulipecos.

En la práctica médica se desempeñan mil 173 especialistas que ofrecen certidumbre por sus conocimientos y especialización.

Así, en el conjunto del sector salud se cuenta con 257 salas de expulsión, 88 quirófanos, 64 laboratorios y 99 equipos de rayos X. En complemento se dispone de 2 mil 670 camas censables, es decir, 0.94 camas por cada mil habitantes, un porcentaje por encima de la media nacional, que es de 0.74. Además, se cuenta con mil 496 consultorios, uno por cada mil 910 habitantes.

salud mental y la primera de las villas para enfermos mentales localizada en el municipio de Matamoros, con lo que se crea el “modelo Tamaulipas” para la atención a este tipo de pacientes. Por otra parte, permaneció la conservación y mantenimiento de 243 centros de salud, 14 hospitales, el centro oncológico y el Laboratorio Estatal de Salud Pública. Del mismo modo se han destinado recursos estatales

También se sumó durante la administración estatal 1998–2004 la construcción de 65 unidades médicas de primer nivel de atención, tres unidades para atención de personas con adicciones, un centro de

y municipales para fortalecer la infraestructura de salud municipal en Abasolo, Jiménez y Padilla, se ampliaron los centros de salud en sus áreas de observación, de urgencias, rayos X, laboratorio y

Unidad móvil de detección de cáncer cervicouterino.

187

Centro Oncológico de Tamaulipas.

servicio dental, en tanto que en Aldama y Jaumave se establecieron los hospitales integrales para beneficio de 80 mil tamaulipecos. A todos estos esfuerzos se agregó el desarrollo de la red hospitalaria orientada a la cobertura en los servicios de segundo nivel para lograr certificaciones de calidad y de la modernización en panorámica, de la esta infraestructura. Visto

infraestructura es atendida por 4 mil 818 médicos, o sea, un médico por cada 593 habitantes, apoyados por 6 mil 210 enfermeras, una por cada 460 personas. Con estos recursos se da respuesta a la demanda de la consulta general, de especialidad y de atenciones en los servicios de urgencias en todo el estado.

Profesionalización médica
En los últimos años, el gobierno estatal otorgó a más de 2 mil profesionistas un reconocimiento por su calidad profesional y humana, así como estímulos al desempeño por su productividad y eficiencia en las ramas médica, odontológica y de enfermería. En la práctica médica se desempeñan mil 173 especialistas que ofrecen certidumbre por sus conocimientos y especialización, conforme la cédula correspondiente que expide la federación y que los acredita en su ejercicio y los integra al padrón nacional de médicos. Ello nos habla del alto nivel de atención médica del que se dispone en Tamaulipas. En complemento existen centros hospitalarios con capacidad para el entrenamiento de los médicos que realizan sus residencias de especialidades, formando
188

especialistas en las áreas de cirugía general, medicina interna, anestesiología, pediatría y ginecoobstetricia, así como en subespecialidades de endocrinología pediátrica, neonatología y traumatología. Por otro lado, en tiempos recientes se incorporó a más de 3 mil 500 becarios en el área de la salud en apoyo a las acciones sanitarias y de asistencia médica en las más diversas comunidades rurales del estado, así como en los centros hospitalarios de la entidad.

de la infancia y la familia que decidió otorgarle a varios de los hospitales de la entidad la certificación de Hospital Amigo del Niño y de la Madre, con grado de excelencia. La entidad se distinguió también por sus procesos de mejora continua en la atención a sus usuarios. Por ello la clínica de medicina familiar número 77 del IMSS, en Tampico, tiene el primer lugar en el Premio Nacional por la Calidad del IMSS, superando a más de mil clínicas participantes. Esto implicó disminuir

Indicadores de eficiencia
Durante el año 2000 se obtuvo la certificación de la totalidad de los hospitales civiles y generales de Tamaulipas por parte del Consejo de Salubridad General, además de ser la primera entidad en el país con estándares de calidad internacional bajo la norma ISO 9001:2000, reconocimiento otorgado a seis de sus principales hospitales y al Laboratorio Estatal de Salud Pública, los que recibieron la categoría de prestadores de servicios de salud de clase mundial, y entre los que destacó especialmente el hospital de Nuevo Laredo como el primero a nivel nacional. La política social enfocada a constituir el binomio madre–hijo fue evaluada en Tamaulipas por la UNICEF, organismo de las Naciones Unidas protector

los tiempos de espera en consulta externa y urgencias, la provisión de medicamentos y el incremento en el nivel de satisfacción del usuario. Esto es un ejemplo de la contribución de Tamaulipas a la cruzada nacional por la calidad de los servicios de salud. Por su parte, el Laboratorio Estatal de Salud Pública logró en el 2001 la certificación de competencia técnica que lo convirtió en el centro diagnóstico de referencia más importante en el Noreste del país, y para el 2002 alcanzó el grado de autoridad sanitaria con la facultad de emitir dictámenes, sumándose a los cinco laboratorios de prueba en el país autorizados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COFEPRIS, para emitir fallos en concordancia con las normas oficiales mexicanas.

189

Desarrollo social y capacidades del

activo humano
La política social del gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba se caracterizó por su innovadora visión respecto a la forma de abordar el combate a la pobreza. No sólo estuvo orientada al mejoramiento del empleo y a la satisfacción de las necesidades elementales de la salud ya que, si bien dichos elementos fueron considerados, las estrategias para el combate a la pobreza abordaron su problemática de una manera multidimensional, tomando muy en cuenta el contexto social y territorial donde el desarrollo social se encuentra rezagado o en una etapa creciente. Se valoraron así los principios de género, el impulso conjunto de los esfuerzos individuales y comunitarios, así como la capacidad colectiva para la autosuficiencia económica. Fue por ello que la agenda social tuvo entre sus bases para impulsar estas estrategias la atención a la mujer, el micro-crédito y el enfoque territorial al combate a la pobreza, particularmente en zonas de alta marginación.

191

Tamaulipas reconoce la importancia de la participación de la mujer en la vida activa de la entidad y ofrece un espacio para su desarrollo.

Atención a la mujer

resultados. De esta forma, dicho programa alentó la prosperidad de las mujeres en el hogar y en el desarrollo de actividades productivas, a la vez que promovió su participación en la toma de decisiones y en la protección activa de los derechos de la mujer. En la educación la participación de las mujeres ha sido tradicionalmente sobresaliente, en virtud de su rol como estudiantes o como maestras. El enfoque educativo del programa destinado a alentar a las mujeres tiene contenido de género y de equidad, al disponerse que el 54% de las becas otorgadas por la administración estatal fueran destinadas para mujeres estudiantes, desde nivel inicial al nivel superior. En lo que se refiere al campo de la salud, la ley correspondiente expedida en este período estableció la gratuidad de los servicios a las madres embarazadas sin seguridad social. El 36% de los

Hoy en día en Tamaulipas se reconoce la importancia de la participación de la mujer en la vida activa de la entidad y se ofrece un espacio para su desarrollo. La administración estatal apoyó a la mujer en las distintas actividades sociales, políticas y económicas del estado y en consecuencia promovió una cultura de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. La política para la atención a la mujer ha partido del principio fundamental de género y de igualdad. Sobre esa base, el Programa Estatal de la Mujer 2001–2004 integró sus objetivos y líneas de acción a la orientación de las principales políticas públicas emprendidas durante este período, dotándolas de mayor peso y multiplicando el valor de sus metas y
192

partos atendidos por los servicios de salud del estado son financiados por el gobierno estatal, siendo Tamaulipas la única entidad en el país que aporta a los hospitales mil pesos por cada parto y mil 250 por cada cesárea realizada. Desde el punto de vista económico, un análisis de la realidad social de la entidad demuestra que la autosuficiencia en el ingreso de las familias se consolida con la participación de la mujer, que en alrededor del 20% representa el único sostén. Para fomentar su superación se alentó la formación de 950 núcleos solidarios integrados por mujeres, representando el 84% del total de beneficiarios de los 68 mil micro–créditos con una derrama de más de 181 millones de pesos. La responsabilidad de las mujeres ha permitido una recuperación superior al 97% del total de la derrama. La participación de las mujeres en la fuerza laboral puede ser una ventaja local para la inversión. De la población femenina en edad de trabajar (15–64 años), estimada a junio de 2003 en base a la tasa promedio de 1980–2000, la población económicamente activa representa un 35% y asciende a 367 mil 213 mujeres, estando ocupadas 363 mil 199. El 21.5% se ocupa en las plantas maquiladoras, 68 mil 726 mujeres trabajan como

obreras, 4 mil 821 son técnicas de producción y 4 mil 677 empleados administrativos. Del total de personal ocupado en las maquiladoras 48.8% son mujeres. El papel relevante de la mujer en todos los ámbitos sociales motivó que en el año 2000 se creara el Consejo Estatal para el Desarrollo Integral de la Mujer, el CODIM, una institución que impulsa los conceptos de la equidad de género, la igualdad de oportunidades y el respeto a los espacios de la mujer en la familia y en la sociedad. Sus actividades estimulan las capacidades productivas y abren espacios para impulsar el trabajo de las mujeres tanto en las áreas rurales como urbanas, en donde se desempeñan como artesanas, microempresarias y empresarias. Hombres y mujeres de más de 150 mil familias trabajaron en conjunto con el gobierno estatal para construir mejores espacios de convivencia. Para ello se reunieron en las Escuelas para Padres, en la Cruzada por la Integración Familiar y en el Congreso para el Fortalecimiento de la Familia. Por su parte, numerosas familias tamaulipecas hicieron de la iniciativa por la defensa de los derechos de la familia una ley que creó la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia y la Ley de Prevención, Atención y Asistencia de la Violencia Intrafamiliar.

193

Para estimular la toma de la conciencia social y el análisis académico y profesional sobre la problemática de la mujer, durante el gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba se efectuaron tres ediciones del Congreso de la Mujer, el Primer Foro de la Mujer Tamaulipeca, así como el Foro Internacional La Mujer en el Siglo XXI: Desarrollo y Perspectivas, interesantes puntos de reunión de miles de mujeres e invitadas de gran renombre, que fueron organizados por el DIF Estatal, presidido por María Antonieta Morales de Yarrington.

micro–créditos cuya orientación fue transformar las nociones que consideran que sólo personas con una alta capacidad económica pueden acceder al crédito y desarrollar sus propios proyectos productivos. El programa de micro–créditos ha demostrado la capacidad que pueden desarrollar personas con ingresos medios y bajos en el proceso de llevar a cabo el desempeño de sus habilidades empresariales. No sólo indujo a la autosuficiencia económica, sino que también fortaleció la creación de empleos dentro de la pequeña y mediana empresa.

Micro–financiamiento y empleo
El gobierno del estado impulsó en el período 1999–2004 un sistemático programa de

Es por ello que se otorgaron 68 mil créditos apoyando el desarrollo productivo de más de 25 mil personas en estos 6 años, de los cuales el 63% apoyan al comercio, el 20% a la manufactura, y 17% a los servicios.

El programa de micro–créditos demuestra la capacidad que pueden desarrollar personas con ingresos medios y bajos en el proceso de llevar a cabo el desempeño de sus habilidades empresariales.

Combate a la pobreza en zonas marginadas: el programa 240
Un programa particularmente interesante y

Adicionalmente, este proyecto impulsó las relaciones horizontales dentro del conjunto de las redes sociales, ya que involucró a las comunidades en el proceso de participación, implementación y supervisión de obras y programas llevados a cabo. Este punto de vista reconoce que dichas relaciones son necesarias para dar un sentido de identidad y un propósito común a estos grupos, pero también insiste en que sin formar relaciones que transciendan varias divisiones sociales el proceso no se llevaría a cabo.

novedoso en su enfoque sociológico fue el proyecto 240, que se basó en el aprovechamiento de las redes sociales y su capital social. Dicho proyecto obedeció en principio a la iniciativa para resolver el problema de la pobreza rural, con diversas acciones relevantes en 240 comunidades rurales de muy alta y alta marginación, según los datos del Consejo Nacional de Población, CONAPO. Sus estrategias para combatir la pobreza estuvieron regidas por dos características fundamentales: la integridad de los servicios brindados y la participación comunitaria. El gobierno estatal

Los reconocimientos externos han dejado constancia de los resultados positivos del proyecto 240. El Consejo Nacional de Población clasificó a Tamaulipas como una de las entidades del país con un bajo grado de marginación. Para dimensionar este proyecto en un contexto nacional e internacional, en el 2003 el gobierno del estado, en conjunto con diversas instituciones académicas, llevó a cabo en Ciudad Victoria el Coloquio Internacional por la Dignidad Humana: Pobreza, Realidad y Desafío, en el cual se propició el análisis y la discusión entre destacados especialistas de varios países sobre los modelos institucionales con capacidad para producir y distribuir bienes y servicios entre la población, y sobre aquellos proyectos orientados a recuperar el valor intrínseco de la vocación productiva y la naturaleza misma de las redes sociales comunitarias de México, Tamaulipas y el mundo. Dentro del cuadro básico de seguridad alimentaria, en comunidades de alta marginación donde se desarrolló el proyecto 240 se entregaron 6,207
197

aportó los materiales necesarios y las familias de la comunidad aportaron su trabajo. Haciendo cada uno su parte se fueron alcanzando mejores niveles de bienestar. El proyecto 240 permitió impulsar las redes sociales ya existentes para el mejoramiento de las condiciones de las comunidades, ya que sus principios tienen un fundamento institucional y de relaciones y normas que conforman la calidad y cantidad de las interacciones sociales que se dan dentro de ellas, en donde la cohesión comunitaria es un factor clave para que las sociedades prosperen económicamente y para que el desarrollo sea sostenible. El capital social no es sólo la suma de las instituciones que configuran una sociedad, es también la materia que las mantiene juntas.

estufas rurales para de esta manera tratar de prevenir problemas de salud y de consumir la menor cantidad de leña. De igual forma, ante la preocupación por la conservación del medio ambiente se construyeron 88 rellenos sanitarios beneficiando a 14,694 habitantes. Dentro del mismo cuadro básico, como elemento primordial de saneamiento, entregaron 8,452 letrinas las cuales beneficiaron a estas familias para que tener una mejor calidad de vida, y se sumó a los esfuerzos de otras dependencias para beneficiar a más de nueve mil familias. Para mejorar las condiciones de vida de las familias tamaulipecas y el estado sanitario de las viviendas con la disminución del riesgo de sufrir contagios por enfermedades gastrointestinales y respiratorias, abatir el indicador de marginación y ampliar las oportunidades de las personas de gozar de una vida digna, larga y saludable, el gobierno del estado instrumentó un programa de dotación de pisos de concreto en beneficio de aquellas familias cuya vivienda contara con pisos de tierra en todas sus habitaciones. De las 4,456 viviendas que, según el censo del INEGI del 2000, contaban con pisos de tierra en todas sus habitaciones, el gobierno del estado apoyó con la dotación de 20 metros cuadrados de concreto en promedio, a un total de 2,597 viviendas, abatiendo así en 5.8 puntos porcentuales este déficit. Para impulsar el proceso de desarrollo y el disfrute de sus beneficios en la población que menos tiene,
198

se implantó un programa intensivo de electrificación para facilitar a la población marginada el acceso a bienes culturales, de sistemas de comunicación y entretenimiento y la utilización de aparatos electrodomésticos que aseguraran una vida más confortable, saludable, digna y decorosa. En el área rural, los avances fueron considerables pues se amplió la cobertura, según la Comisión Federal de Electricidad, del 76 al 86% durante esta administración. La cobertura estatal, según la misma fuente, avanzó del 95 al 96%, lo que significó que, considerando el crecimiento poblacional, cerca de 200 mil hogares se incorporaran a la red eléctrica estatal.

Valores y Desarrollo Integral de la Familia

DIF

201

Reingeniería institucional a favor de las familias tamaulipecas
Al iniciar su administración de gobierno, Tomás Yarrington Ruvalcaba se comprometió con los tamaulipecos a encabezar un gobierno humanista, sensible y a ocuparse de lo que verdaderamente preocupa a las familias. Para hacer efectivo su compromiso, contó con el diligente trabajo de su esposa, la señora María Antonieta Morales de Yarrington. Es así que el DIF Tamaulipas establece como prioridad instituir esquemas de vinculación y cooperación más efectivos para pasar del

asistencialismo a una política social más eficiente y eficaz. Se pusieron en marcha nuevas prácticas asistenciales que respondieron mejor a las necesidades y los cambios que la sociedad experimenta en el umbral del siglo XXI.

El DIF Tamaulipas estableció como misión: lograr una real y auténtica asistencia social para superar las acciones aisladas y pasivas, pasando a la autogestión y corresponsabilidad en un modelo sustentado en tres momentos: apoyo a personas vulnerables, generar condiciones de desarrollo para que se incorporen a una vida social y económica digna y reforzar los valores y la integración familiar.

Bajo este principio se cambia la concepción, orientación e instrumentación del trabajo asistencial.

202

El programa de participación en la comunidad, ofrece una alternativa de rehabilitación, recuperación y brinda servicios de rehabilitación a las personas discapacitadas sin posibilidades económicas.

El gobierno del Estado diseñó y editó la colección de libros Vive la Vida con Valores para la enseñanza en los alumnos de los niveles preescolar, primaria, secundaria y medio superior.

2.- Estandarización de procesos. Definidas y asignadas las tareas de cada programa y proyecto, se

Las estrategias de trabajo

identificaron los procesos operativos y de apoyo administrativo más eficiente. que los hacen posibles para estandarizarlos para simplificar la labor y la hicieran

Para hacer del DIF una institución nueva y eficaz se recurrió al mejoramiento de la gestión institucional que se dio en seis frentes: 1.- Redefinición de la estructura programática. Se estructuró un marco operativo ágil y dinámico, estructurado en líneas, programas y proyectos. 3.- Capacitación del personal. Para lograr el cambio institucional habría que empezar por el interior del sistema. Esto implicó el compromiso de los trabajadores, de todos los niveles, para participar en procesos de capacitación, con el fin de mejorar en sus responsabilidades.

204

6.-

Eficiencia

administrativa.

Los

procesos

administrativos tenían que ir de la mano con el cambio programático y con la nueva actitud de servicio. Todo esto le permitió al DIF Tamaulipas cumplir el objetivo de ser una institución dedicada a impulsar a los grupos vulnerables pero hacerlo con calidad y calidez, con el fin de ampliar sus capacidades, oportunidades y mejores condiciones de vida.

La familia, eje articulador
El DIF Tamaulipas dio un nuevo rostro al trabajo asistencial y colocó a la familia como el eje articulador de sus programas y acciones. Se ubicó a la familia como un todo y también se 4.- Introducción de nuevas tecnologías de la información y modernización del equipo de comunicación. Se diseñó un sistema informativo integral para apoyar y facilitar el funcionamiento de la institución y para hacer el seguimiento y evaluación de indicadores, metas y objetivos para cada uno de los proyectos. 5.- Modernización de la infraestructura física. Desde el segundo año comenzó la remodelación de las oficinas y centros de servicio del DIF Estatal, con la finalidad de brindar una mejor atención y alcanzar el nivel de calidad deseado. atendió a cada uno de sus componentes (niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores, discapacitados) para darles un tratamiento integral y articulado a las demandas de cada grupo. Los cambios vertiginosos originados de los procesos de globalización indudablemente inciden en el funcionamiento de la sociedad, en los estilos de vida, y en la recreación de valores que se comparten. De ahí la importancia de implementar políticas públicas en Tamaulipas que favorezcan a la familia e impulsen los valores éticos y humanos.

205

Acciones y logros
El DIF Tamaulipas recuperó modelos exitosos e impulsó iniciativas que lo distinguieron de los sistemas del resto del país, siendo el primer DIF de la república mexicana en ser reconocido por el Sistema DIF Nacional el 2 de diciembre del 2003, por la sensibilidad, visión y compromiso de su Presidenta y la calidad en el servicio.

Una de las acciones más destacadas fue haber puesto en marcha el programa Integración Familiar, único en la República Mexicana y pilar de las acciones a favor de la familia en el Estado. Casos exitosos del programa fueron la Cruzada por la Integración Familiar celebrada cada mes de noviembre y generadora de un gran movimiento social. La Cruzada fue coordinada por los 43 sistemas municipales logrando que ciudadanos de todos los sectores y grupos de la comunidad fomentaran los valores y la unión familiar.

208

El DIF Tamaulipas recuperó modelos exitosos e impulsó iniciativas que lo distinguieron de los sistemas del resto del país.

Y

los

congresos

internacionales

para

el

la Vida con Valores para la enseñanza en los alumnos de los niveles preescolar, primaria, secundaria y medio superior. La penetración del trabajo a favor de la familia y de la promoción de valores se reflejó en la Encuesta Estatal de Valores. Este esfuerzo sin precedente en el país, permitió conocer los valores y las aspiraciones de los tamaulipecos. El resultado confirmó que la familia sigue siendo la institución más valiosa e importante para los tamaulipecos.

fortalecimiento de la familia, fueron los foros más valiosos de reflexión e intercambio para comprender la evolución de la familia, conocer las experiencias de otros países y refrendar la necesidad de que México adopte políticas públicas en este renglón. Cada mes del año se difundió un valor diferente en los medios de comunicación y se realizaron concursos, olimpiadas de valores, cruzadas, congresos, se crearon trípticos, folletos, y el gobierno del Estado diseñó y editó la colección de libros Vive

209

Los Desayunos Escolares tomaron un nuevo rumbo en Tamaulipas. Se optó por la modalidad de desayuno caliente, entregarlo en periodo de vacaciones, complementarlo con un suplemento de vitamina C en la época de invierno y extender el beneficio a los jóvenes de secundaria. Al término de la administración estatal y con la participación extraordinaria de la comunidad, se entregaron 165 mil desayunos escolares diariamente. El programa Menores en Circunstancias

artísticos y coros infantiles. El coro MECED-Chimalli alcanzó logros extraordinarios al presentarse en los escenarios más importantes del país, festivales internacionales, grabar discos con grandes figuras de la música como Fernando de la Mora y Plácido Domingo, y recibir el reconocimiento Coming UP Taller otorgado por el gobierno de los Estados Unidos, a través del Comité para las Artes y las Humanidades, que cada año distingue los proyectos artísticos dirigidos a la niñez.

Especialmente Difíciles permitió que más de 15 mil niños en la calle tuvieran la opción de construir un proyecto de vida diferente, reintegrándolos al núcleo familiar, a la escuela y acercándoles alternativas para su sano desarrollo. Así los niños tamaulipecos del programa MECED recibieron becas educativas, apoyos alimentarios y participaron en actividades deportivas, salas de informática familiar, cursos de valores, talleres

En cuanto a los jóvenes, el DIF Tamaulipas realizó una labor preventiva contra las adicciones y enfermedades de transmisión sexual. La atención a las Madres Adolescentes permitió que las chicas que adquirieron a temprana edad la responsabilidad de la maternidad, retomaran sus proyectos de vida a través del apoyo de becas educativas, cursos de superación personal, familiar y capacitación y microcréditos.

211

En los centros Tzehuali se fusionan los servicios de educación y rehabilitación en un mismo lugar.

Los Centros de Desarrollo e Integración Familiar fungieron como el instrumento más efectivo para cumplir con la misión del sistema DIF Tamaulipas de generar condiciones de desarrollo para que las personas se incorporen a una vida social y económica digna. En los CEDIF, se capacitaron más de 50,000 y mujeres, comunitario las al cuales iniciar cambiaron proyectos positivamente su desarrollo individual, su entorno familiar productivos y pequeñas empresas.

Se desarrolló una política integral para los adultos mayores que por años fue un grupo olvidado por la sociedad. Las acciones emprendidas los llevó a elevar su autoestima y ser personas activas en la comunidad. Esto se logró gracias al fortalecimiento de los 430 clubes de la tercera edad donde participaron 15 mil adultos, la creación de 27 Casas Club del Adulto Mayor, cursos de capacitación de empleo, bolsa de trabajo, y la formación de microempresas dedicadas a la elaboración de cloro,

212

pinol, trapeadores, escobas, piñatas, reparación de aparatos electrodomésticos y panaderías. La discapacidad recibió un tratamiento diferente bajo el principio de “construir proyectos de vida, mucho más allá de la rehabilitación”. De ahí el gran despliegue de acciones para lograr que las personas con discapacidad tuvieran el lugar que merecen en la sociedad y se integraran a la vida familiar y productiva del estado. Aunado a esto se logró una red de centros de atención conformada por 1 Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), 3 Centros de Rehabilitación Integral (CRI), 24 Unidades Básicas de Rehabilitación (UBR) y 8 Centros de Atención Múltiple con la modalidad de Centros Tzehuali donde se fusionan los servicios de educación y rehabilitación en un mismo lugar. La frecuencia de los casos de la violencia intrafamiliar del que principalmente las mujeres son víctimas, llevó al DIF a desarrollar acciones contundentes que se derivaron de la publicación de la Ley de Prevención, Atención y Asistencia de la Violencia intrafamiliar. Para eso se realizó al inicio de la gestión, el estudio Propuesta de Prevención y Atención a la Violencia intrafamiliar en Zonas de Alto Riesgo del Estado de Tamaulipas que permitió orientar acciones más eficaces para su tratamiento. Del estudio se publicó un manual y un libro con los resultados de la

investigación. Se crearon 8 Centros de Atención contra la Violencia Intrafamiliar, 4 Delegaciones Regionales de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia y 14 Delegaciones Municipales. Además se promovió la cultura de la denuncia y los valores como la tolerancia para mejorar las relaciones familiares. La corresponsabilidad de los sistemas municipales y la colaboración de las organizaciones de la sociedad civil, fueron instrumentos de colaboración indispensables en las acciones del DIF. La instrumentación del sistema de gestión de calidad fue un proceso permanente y de esta manera la totalidad de la estructura organizativa quedó certificada bajo la norma de calidad ISO 9001:2000, convirtiendo al DIF Tamaulipas en el primer sistema DIF en el país en certificar por lo menos uno de sus procesos centrales en cada una de sus direcciones operativas. Se debe reconocer que el DIF Tamaulipas se convirtió en una organización innovadora y eficiente con un alto desempeño en términos de gestión de calidad, a partir de una transformación extraordinaria y exitosa a nivel organizativo e institucional, lo que valió ser distinguida por la Organización de las Naciones Unidas con el premio al Servicio Público en la categoría de Mejora en la Calidad de los Servicios Públicos.

213

CAPÍTULO

CONSOLIDACIÓN INSTITUCIONAL Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Ta m a u l i p a s y s u i n s e rc i ó n e n e l contexto nacional

6
Dinámica de las escenario público

instituciones locales

P re s e n c i a c i u d a d a n a e n e l

Justicia y estabilidad social

215

Tamaulipas
y su inserción en el contexto nacional
El papel de las instituciones es de gran importancia para la sociedad, pues éstas condicionan la forma en que los actores sociales interactúan. De ahí que entender cómo relacionan las instituciones nacionales, estatales, regionales y municipales es un asunto de la mayor importancia. Por esta razón, en Tamaulipas durante el gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba se partió del hecho de que era necesario alcanzar la consolidación institucional de tal forma que se fortalecieran los lazos de cooperación no sólo entre niveles de gobierno o entre los poderes que componen el estado, sino también entre las instituciones económicas y sociales.

Como consecuencia las relaciones institucionales que se dieron entre el estado y la federación, entre poderes de la entidad, entre los diferentes niveles de gobierno y las sostenidas entre agrupaciones de productores y ciudadanos con el gobierno estatal, se lograron en un marco de respeto, reconocimiento de la pluralidad y con el único objetivo de incrementar los niveles de desarrollo económico y social de los ciudadanos de la entidad, de la región Noreste, Golfo y Huasteca y, como consecuencia, del país.

En este apartado se hará entonces mención a las metas logradas y al esfuerzo por institucionalizar la cooperación, coordinación y apertura como una política pública de estado por parte de la administración 1999-2004.

217

En Tamaulipas se entiende que el federalismo debe permitir que cada región busque aprovechar sus ventajas frente a las otras regiones, haciendo uso de sus recursos y cooperando de manera activa con sus vecinos, las otras regiones y el gobierno nacional. Así mismo, el esquema federal debe permitir que las regiones sean capaces de hacer frente a las consecuencias negativas de la apertura comercial y aprovechar sus capacidades. En este sentido, el nuevo federalismo que impera en la República Mexicana, en virtud de las diversas transformaciones políticas, económicas y sociales presentes en el país en las últimas décadas del siglo XX y reafirmadas por la alternancia política en el año 2000, ha hecho que se experimenten nuevas dinámicas en la relación entre el gobierno federal y las entidades federativas que conforman el conjunto de la nación. Para el caso de Tamaulipas, el primer cuatrienio del siglo XXI se caracterizó por una diligente gestoría que permitió la atracción al estado de mayores aportaciones e inversiones federales, así como
218

nuevas responsabilidades y recursos en diversos rubros de la administración pública de la entidad. La gestión para el desarrollo se convirtió en una acción de gran fuerza en la relación del gobierno del estado con los poderes de la federación. De todos los instrumentos para impulsar la administración pública federal, el estado obtuvo recursos para sus actividades de desarrollo social y para el crecimiento de la administración, con base en el esquema federalista de descentralización de acciones y desconcentración de funciones. Durante el período 1999-2004 la relación con el gobierno federal se enmarcó en dos aspectos centrales: la contribución de Tamaulipas al desarrollo nacional a través del impulso de la región, lo cual implicó una constante y respetuosa interacción en la búsqueda y canalización de recursos federales; y el desarrollo social como justificación de la relación republicana y federalista, alcanzando con esto mejores horizontes en educación, salud, alimentación e infraestructura social.

De

promoción

de

una

verdadera

y

congruente política de coordinación fiscal. De educación como plataforma de desarrollo local y nacional. De desarrollo de las actividades económicas y de impulso a la productividad. De desarrollo social y humano a través de la firma de convenios y trabajo conjunto en materias de protección civil, salud, ambiente, seguridad pública, justicia, transporte y vivienda. De apoyo al campo.

Promoción de una verdadera y congruente política de coordinación fiscal
Con la intención de impulsar la autonomía y modernización de la administración pública y Fueron constantes los convenios celebrados entre los distintos despachos a cargo del ejecutivo federal y las instituciones estatales, en los que la relación institucional de cooperación y de respeto posibilitó la configuración de una agenda de trabajo que se puede clasificar de la siguiente forma: municipal, se celebró junto con la federación el acuerdo de modernización de las aduanas de Miguel Alemán y Matamoros, y se estableció el taller regional de fondos de coordinación fiscal y el fondo de financiamiento a la microempresa, para permitir a las autoridades locales hacer un uso más eficiente de

219

los recursos federales disponibles. Igualmente, para impulsar la mejora administrativa, se acordó con el ejecutivo federal la coordinación especial para fortalecimiento del sistema estatal de control y evaluación de gestión pública y la colaboración en materia de transparencia, modernización y desarrollo administrativo.

para la pequeña y mediana empresa, aprovechando igualmente los fondos federales existentes para el desarrollo de los distintos sectores. De esta manera se llevó a cabo la reconversión productiva, dragado, construcción y rehabilitación de escolleras en el litoral de la entidad y el financiamiento a empresas rurales, y se gestionaron recursos para la creación del Instituto de Capacitación Técnica para el Trabajo de Altamira. Por otro lado, se incentivó la economía por

Educación: plataforma de desarrollo local y nacional
En la relación política y administrativa con la federación, la educación fue para el gobierno de Tamaulipas una prioridad en la búsqueda de recursos y cooperación. Por tal motivo se concretó el convenio SEP-gobierno del estado para el establecimiento del Programa Nacional de Becas y del Programa de Becas con Futuro, además de acciones con los programas de fomento a la lectura y escuelas de calidad en instituciones de educación primaria y telesecundaria.

medio de la creación de fuentes de trabajo, a través de los fondos de Fomento a la Integración de Cadenas Productivas, FIDECAP, de Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, FAMPYME, de Apoyo para el Acceso al Financiamiento, FOAFI, y del Comité Nacional de Productividad e Innovación Tecnológica, COMPITE. Se fomentó también, en conjunto con la federación, la consolidación interna y externa del mercado en Tamaulipas, con el establecimiento y operación del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados. Para alcanzar la mejora regulatoria a través de homologar los marcos jurídicos, se celebraron los convenios de coordinación y colaboración para compatibilizar las leyes y reglamentos en materia de

Desarrollo de las actividades económicas y de impulso a la productividad
El estado de Tamaulipas gestionó ante el gobierno federal importantes apoyos en materia económica

auto transporte, que facilitaron la realización de programas de conservación, reconstrucción y señalamiento de caminos y carreteras y la entrega de tramos de carretera federal a la entidad y sus municipios. Con ello se impulsó el desarrollo regional y el ejercicio de facultades locales y federales.

220

Para impulsar el desarrollo del campo se acordó con los Fideicomisos Instituidos en Relación a la Agricultura, FIRA, contar con su cooperación técnica para el aprovechamiento del financiamiento al campo.

Desarrollo social y humano: protección civil, salud, ambiente, seguridad pública, justicia, transporte y vivienda. Dentro del Programa Oportunidades se aseguró que las niñas y niños tamaulipecos contaran con revisiones médicas continuas, la asistencia a clases y una mejor nutrición, y se coordinaron acciones para la instrumentación y monitoreo del programa federal de salud. Tamaulipas contó con un verdadero liderazgo regional y nacional en la defensa, conservación y aprovechamiento del agua como bien público de los mexicanos, y se logró que el debate se diera dentro del marco institucional de respeto entre los niveles de gobierno federal y estatal. Esto se hizo tangible en los acuerdos del programa de agua potable y saneamiento en zonas rurales y el de agua limpia, así

como en el convenio con la Comisión Nacional del Agua para llevar al cabo obras en materia de agua potable y drenaje, y en la construcción de los sistemas múltiples en zonas rurales. En materia de seguridad pública, el gobierno estatal celebró con su contraparte federal los convenios de coordinación de seguridad pública y de colaboración técnica y operativa para el combate al narcotráfico. Como resultado de su liderazgo regional se celebró en la entidad la XIX Conferencia de Procuradores Fronterizos México-Estados Unidos. El gobierno del estado acordó con la Secretaría de Gobernación los convenios para la administración de sentencias penales, la coordinación en el fortalecimiento de capacidades institucionales del estado y el registro de los testamentos dictados en las notarías de la entidad y su canalización a un
221

archivo nacional de consulta, con lo que mejoró de manera importante la impartición de justicia. Con el propósito de impulsar el acceso de vivienda para los tamaulipecos, los gobiernos federal y estatal celebraron el convenio de colaboración Alianza por la Vivienda, a través de la asociación estratégica entre Infonavit e ITAVU.

Apoyo al campo
Para impulsar el desarrollo del campo, el gobierno estatal acordó con los Fideicomisos Instituidos en Relación a la Agricultura, FIRA, contar con su cooperación técnica para el aprovechamiento del financiamiento al campo, instalándose su contraparte, el Consejo Consultivo Estatal de FIRA, y continuaron de manera activa los trabajos de los programas Alianza para el Campo, Fomento Agrícola, Fomento Ganadero, Desarrollo Rural, Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, programas hidroagrícolas, Programa de Empleo Temporal, y el Programa de Desarrollo Forestal. Otros convenios con la federación consideraron la reconversión productiva en las zonas de sequía y la preservación y aprovechamiento sustentable de la vida silvestre y promoción en el sector; la reasignación de recursos para la promoción y desarrollo turístico y la comisión de zonas áridas, además de la gestión de recursos para la cobertura, rehabilitación de la infraestructura y saneamiento de las aguas residuales en comunidades que fueron afectadas por la sequía atípica, y se establecieron las bases para regular la localización, mantenimiento, operación y supervisión de los 16 puntos de inspección y control fitosanitarios para prevenir, controlar y erradicar plagas y enfermedades. Igualmente se dio continuidad al programa de regularización de la tenencia en propiedad o posesión particular en el territorio de Tamaulipas y se logró el acuerdo, dentro del Programa Hereda, para el registro de 9 mil 404 sucesores de derechos agrarios de 2 mil 500 ejidatarios. La concurrencia de jurisdicciones que componen el mosaico del Noreste del país permite y promueve la competencia y cooperación entre las entidades que componen esta vasta región del país. Por esta razón, en Tamaulipas se alzó la voz para promover los cambios que permitieran que las instituciones
224

Para impulsar el desarrollo del campo el gobierno estatal acordó con los Fideicomisos Instituidos en Relación a la Agricultura, FIRA, contar con su cooperación técnica para el aprovechamiento del financiamiento al campo.

federales

fueran

acordes

a

un

sistema

interacción federal, en un punto de encuentro para la integración regional desarrollo nacional. y en plataforma para el

descentralizado de facultades y responsabilidades que se nutriera de las demandas locales y permitiera la cooperación y competencia entre los distintos estados. Por lo tanto y con base en los vínculos de Tamaulipas con su entorno inmediato, el gobierno del estado procuró de manera decidida hacer región con sus vecinos. Para este fin se instrumentaron programas de acercamiento con autoridades estatales de Nuevo León, Coahuila, San Luis Potosí y Veracruz. El objetivo fue llegar a acuerdos en materia de desarrollo social y de infraestructura que se enmarcaron en el entendimiento y el aprovechamiento de las potencialidades de cada entidad y en unión con sus vecinos regionales. Tamaulipas se ha convertido, en el contexto de la cooperación entre estados y en el tema de la

225

Conferencia Nacional de Gobernadores, CONAGO, celebrada en Ciudad Victoria.

Para fortalecer la identidad cultural del Noreste y discutir problemas comunes en los temas de seguridad pública, agua, medio ambiente, desarrollo económico, migración, inversión en infraestructura y el futuro desarrollo de la cuenca de gas de Burgos, el gobernador del estado impulsó repetidos encuentros con sus homólogos de Coahuila y Nuevo León para analizar tan amplia agenda, de los que se derivó la realización durante varios años de cabalgatas interestatales a lo largo de la franja fronteriza que culminaban en la ciudad de Nuevo Laredo. Las cabalgatas reunieron a un gran conglomerado de jinetes que en sí mismos representaron a las fuerzas sociales, económicas y políticas de estas tres entidades, a las que se sumaron invitados de todo el país y del extranjero, e incluso el propio Presidente de la República, Vicente Fox Quesada. Otro importante escenario de la participación del ejecutivo estatal en el marco de sus vínculos nacionales ha sido la Confederación Nacional de Gobernadores, CONAGO, una agrupación en la cual los titulares de las entidades federativas del país llevaron a cabo sus propuestas para equilibrar las relaciones con la federación en el aspecto fiscal y de hacienda pública; de facultades y capacidades administrativas y de relación política, con el objetivo

de definir un nuevo federalismo mexicano. A través de la CONAGO Tamaulipas no sólo se hizo escuchar en toda la nación, sino que se presentó como un ejemplo de liderazgo regional en los temas de propuesta de coordinación fiscal y de defensa del patrimonio público de los tamaulipecos y, de la misma manera, en la defensa de los recursos naturales del Noreste, en el caso del agua del bajo río Bravo, y de los energéticos de la Cuenca de Burgos. El gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba destacó la importancia de entender que los espacios locales se entremezclan para ejercer su influencia en el conjunto. En este sentido, en el período 1999-2004 las fronteras políticas, económicas y sociales de Tamaulipas se potenciaron en relación al contexto internacional, nacional y regional. Las acciones instrumentadas para el desarrollo de la entidad tuvieron repercusiones directas no sólo en el crecimiento y bienestar local, sino que promovieron ventajas para la región Noreste y Golfo de México y para todo el país. En educación, salud, impulso al empleo y al crecimiento económico, en el combate a la pobreza, así como en la defensa de los recursos hidráulicos y energéticos, la entidad ha dejado su huella en la relación con la federación y sus vecinos.

226

Las cabalgatas reunieron a un gran conglomerado de jinetes que en sí mismos representaron a las fuerzas sociales, económicas y políticas de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León.

Dinámica de las instituciones

locales
Durante la administración gubernamental 1999–2004, la convivencia entre los poderes fue un eje esencial de los actos de gobierno, al establecerse una correcta corresponsabilidad para realizar acciones ejecutivas, legislar e impartir justicia. Igualmente, las relaciones del ejecutivo estatal con los otros poderes estuvieron sustentadas en los principios de la modernización administrativa y el constante establecimiento de consensos.

229

Las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo
El poder legislativo es un órgano colegiado que hace funcionar el sistema de equilibrios en el sistema político de Tamaulipas. El trabajo coordinado e independiente de sus integrantes es un ejemplo de este hecho. La LVII Legislatura, 1999–2001, dio muestras de su carácter plural, lo que hizo a sus integrantes buscar consensos y alcanzar acuerdos. Estuvo compuesta por seis legisladores del Partido Acción Nacional, todos electos por el sistema de representación proporcional, más uno que se les sumó, proveniente originalmente del PRD, el cual había sido electo por el principio de mayoría relativa; la bancada del Partido de la Revolución Democrática contó con seis legisladores, dos electos en su distrito (uno renunció al PRI para incorporarse a la bancada de este partido), y el resto electos por las listas plurinominales; Institucional el Partido Revolucionario por 19 estuvo representado

legisladores, 16 electos por mayoría relativa y tres por el sistema de representación proporcional. El carácter plural de esta legislatura se observó en la producción legislativa de sus integrantes: 23 proyectos de iniciativas de ley aprobadas en el pleno, lo cual incluyó reformas constitucionales, aprobaciones y reformas de leyes. La LVIII Legislatura, 2002–2004, estuvo compuesta por 19 diputados del PRI, 16 electos en distritos uninominales y el resto por el sistema de representación proporcional; de siete diputados del PAN, dos fueron triunfadores en sus distritos y los otros cinco provenían del sistema de listas plurinominales; los tres del PRD, todos electos vía la representación proporcional y de tres legisladores del Partido del Trabajo, uno consiguió el triunfo en su distrito por mayoría relativa y dos fueron electos por representación proporcional. En este período se llevaron a cabo significativas reformas constitucionales que han permitido un trabajo legislativo más fluido y organizado, al crear de manera formal la categoría de grupo parlamentario. También se ampliaron los períodos de trabajo sobre las cuentas públicas, permitiendo que las leyes de ingresos del estado y de los municipios pudieran volver a ser presentadas en el mismo período de sesiones en caso de ser rechazadas, anulándose la incertidumbre que generaba la anterior legislación. Con esta reforma se instituyó una moderna pieza
230

legislativa que es ejemplo para la federación y el resto de los estados. Los vínculos institucionales entre el poder ejecutivo de la entidad y el Congreso del estado se basaron en el reconocimiento al carácter plural del órgano legislativo y se dio en términos de una relación activa, sana y respetuosa. Por esta razón, el gobernador Yarrington Ruvalcaba procuró impulsar políticas públicas con visión de estado, buscando el consenso con el poder legislativo, lo cual generó e hizo posible que tales propósitos se convirtieran en materia de ley, en beneficio de todos los tamaulipecos. Con este sustento, la obra legislativa promovida por el poder ejecutivo estatal se concretó en cuatro grandes vertientes: Educación Desarrollo Social Modernización de la administración pública y de las instituciones democráticas y de servicio Promoción de la participación ciudadana

El ejecutivo sometió a la consideración del Congreso del estado varias propuestas legislativas que fueron aprobadas por el pleno de la soberanía estatal. Destacó especialmente la aprobación de la Ley Estatal de Educación, misma que incorporó las innovaciones de la Ley General de Educación y las tesis de la cruzada educativa, creando los consejos de participación social para coadyuvar en el mejoramiento de la calidad de la educación. Con el mismo principio, la Ley del Deporte se vino a sumar en favor de la formación del espíritu educativo y ciudadano. Otras iniciativas legislativas en materia educativa consideraron la creación del Sistema de Universidades Tecnológicas de Tamaulipas, ubicadas en las principales urbes industriales de la entidad, a fin de relacionar directamente la formación de recursos humanos altamente calificados con los procesos productivos que demanda el estado. Del mismo modo se creó una institución orientada al estudio y análisis de las realidades regionales de
231

Tamaulipas y su entorno nacional e internacional, al expedirse la ley de creación de El Colegio de Tamaulipas. Por su parte, la Ley de Fomento a la Investigación Científica y Tecnológica se decretó como un instrumento legal destinado a convertirse en plataforma estratégica a favor del desarrollo del estado, al brindar un soporte de alto nivel a las instituciones de educación superior e investigación científica. Por su importancia, la política de desarrollo social ocupó uno de los principales intereses en el quehacer del gobierno del estado en términos de propuestas legislativas durante el primer cuatrienio del siglo XXI. La promulgación de la Ley de Salud se enmarcó en este principio fundamental. El interés del ejecutivo se orientó a hacer propuestas legislativas en temas que procuraran la integración familiar, erradicando viejos usos y costumbres que vulneran la cohesión de la célula fundamental de la sociedad. Por ello se impulsó la Ley de Prevención, Atención y Asistencia de la Violencia Intrafamiliar, a fin de impedir el maltrato físico, psicoemocional y sexual al interior de la familia, a la vez que contempló la creación de un consejo de apoyo, como órgano normativo de consulta, evaluación y coordinación de las tareas y acciones que en esta materia llevó a cabo el ejecutivo del estado, contemplando también la atención a grupos vulnerables como los adultos
232

mayores,

los

niños

y

las

personas

con

discapacidades. La obra legislativa en materia social consideró igualmente la constitución del Consejo para el Desarrollo Integral de la Mujer, la expedición de la Ley de los Derechos de las Niñas y los Niños, así como la formación del Instituto Estatal de la Juventud. El gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba se propuso una amplia modernización administrativa, para lo cual se hizo imprescindible el consenso y aprobación del Congreso del estado, con la mira en fortalecer las instituciones públicas, abordando las más diversas materias y aspectos estructurales de la administración estatal. Para normar el aparato mismo del estado se reformó la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado en materia de Entidades Paraestatales, al igual que la Ley del Servicio Burocrático, y se hicieron reformas a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado. En materia hacendaria se expidieron la Ley de Fiscalización Superior y la Ley de Gasto Público, en tanto que se reformó la Ley de Coordinación Fiscal del Estado y se expidió la Ley Reglamentaria para el Establecimiento de Expendios de Bebidas Alcohólicas del Estado de Tamaulipas. En lo económico se hicieron reformas a la Ley de Desarrollo Económico. Por otra parte se reformó el código civil del estado en materia del registro público

de la propiedad y del registro civil; se expidió una nueva ley de catastro, y se reformó la Ley de Expropiación.

pública y la ley que regula el servicio privado de protección y vigilancia. La modernización administrativa se reflejó también

En materia de justicia se contempló la reforma a la Ley de Prevención de Conductas Antisociales, Auxilio de Víctimas, Medidas Tutelares y Readaptación Social para el Estado de Tamaulipas, que determinó las funciones de la dependencia responsable en la materia y por medio de la cual se regularon los establecimientos de readaptación social como instituciones públicas dedicadas a la internación de los sentenciados a penas privativas de la libertad o a prisión intermitente impuesta por los tribunales judiciales, dividiéndose en cuatro secciones: de procesados, detenidos o indiciados, sentenciados y la de sujetos a prisión intermitente. También se expidieron la Ley Orgánica del Ministerio Público y las leyes de defensoría de oficio, de seguridad

en el escenario geográfico y la infraestructura de la entidad a través de la Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, la Ley de Obras Públicas y la Ley de Transporte, mientras que la seguridad de los habitantes ante las contingencias extraordinarias de la naturaleza y otros fenómenos que puedan amenazar al cuerpo social se regularon por medio de la nueva Ley de Protección Civil. Por último, este proceso modernizador culminó con la materia de la participación cívica y política de sus habitantes, por medio de las reformas al código estatal electoral. Finalmente, se impulsó la participación ciudadana en el ámbito de la vida pública a través de una

La seguridad de los habitantes ante las contingencias extraordinarias de la naturaleza y otros fenómenos que puedan amenazar al cuerpo social se regularon por medio de la nueva Ley de Protección Civil.

Palacio de Justicia en Matamoros.

comunicación

constante

con

la

ciudadanía,

orgánica de sus salas, el abatimiento dinámico del rezago judicial, la inclusión de nuevas tecnologías para agilizar la función que realiza y en el aprovechamiento sustancial de sus mayores recursos financieros, para ofrecer a la ciudadanía tamaulipeca un sistema justo, equilibrado y eficiente a la hora de dirimir conflictos y aplicar con equidad las leyes que nos rigen.

organizada o no, que culminó con la iniciativa y decreto de la Ley de Participación Ciudadana, una herramienta de legislación moderna que promueve la concurrencia organizada de la población en tareas específicas de gobierno y legislación.

Las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial
La relación institucional del poder ejecutivo con el poder judicial fue de plena concordancia en la entidad. Por parte del ejecutivo destacó en forma especial el interés por fortalecer financieramente al poder judicial, con el fin de que éste lograra la modernización en infraestructura y tecnología, así como en la dignificación de los espacios físicos donde se imparte la justicia. Con la fortaleza alcanzada en el último lustro, el poder judicial hizo una renovación sustantiva en toda su estructura de jueces, en la reestructuración
234

En términos de modernización tecnológica las acciones se enfocaron a la capacitación técnica, el equipamiento y la inclusión de nuevas tecnologías para la recepción de documentos y análisis procesal. Dicha sistematización fue incorporada en el propio Supremo Tribunal de Justicia en Ciudad Victoria y en sus sedes localizadas en Reynosa, Matamoros y la zona conurbada de Tampico. Igualmente se creó un sistema automatizado en las oficialías de partes, capacitado para el control de gestiones en materia civil, lo mismo que se instaló Internet en los juzgados de primera instancia. Por cuanto a la disposición de infraestructura física, en el último lustro el poder judicial ha podido

Supremo Tribunal de Justicia, localizado en Ciudad Victoria quedó completamente remozado, construyéndose dentro del mismo un amplio auditorio y las instalaciones para la concentración de los archivos judiciales de la entidad. Igualmente, fueron construidos palacios de justicia en las ciudades de Reynosa, Matamoros, Victoria y Altamira. En el plano normativo, el poder judicial impulsó propuestas ante el Congreso del estado para la realización de diversas reformas a los códigos penal y de procedimientos penales, por medio de las cuales se estableció la diversidad de penas aplicables, al incorporarse las penas substitutivas de prisión, que tienen por objeto la aplicación de medidas temporales privativas y restrictivas de la libertad, conducentes a la readaptación social del condenado bajo la orientación y cuidado de la autoridad ejecutora. El código penal también fue adicionado en materia de despojo de aguas. Y como punto culminante, se obtuvo la aprobación de la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial. Derivado de ello se estableció el Consejo de la Judicatura y su conformación en salas unitarias regionales, como disponer de un complejo de inmuebles a lo largo y ancho del estado, así como de la completa readecuación de su edificio sede, situación que le otorga una gran presencia en la sociedad y le proporciona los espacios físicos adecuados para el cabal desempeño de sus funciones. El palacio del Elemento importante en el desempeño del poder judicial en los últimos años fue sin duda la también se renovó totalmente la estructura de jueces y se alcanzó la autosuficiencia e independencia de la judicatura.

235

especialización del elemento humano a su servicio y la reglamentación de la carrera judicial. A ello se sumó la realización de postgrado a nivel de maestría en materia de justicia de más de tres centenares de servidores públicos del poder judicial y del diplomado en formación de mediadores y conciliadores. Ello disminuyó el personal operativo no capacitado e incrementó el de profesionales del derecho con un buen perfil académico, que asume mayores responsabilidades con superior capacidad resolutiva. Con todos estos pasos de formación académica se promovió la creación del Instituto de Investigaciones Jurídicas. El fortalecimiento del poder judicial ha dado como resultado una más correcta aplicación de las leyes en Tamaulipas, lo que se reflejó en diversos indicadores. Uno de ellos, de gran relevancia, ha sido la baja recurrencia al derecho de amparo; otro, el haberse revertido la mediana resolución de los asuntos que se radicaban por año, lográndose un considerable avance en el abatimiento del rezago. En opinión de investigadores del Instituto

Relaciones estado–municipio
El gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba impulsó el fortalecimiento y la modernización municipal como los ejes de las relaciones entre los 43 municipios de la entidad y su administración. A ello se agregó la estrategia estatal orientada al desarrollo regional con un enfoque integral, que incorporó la valoración de los recursos naturales, el ordenamiento del territorio, el diseño e instrumentación de la vivienda, la modernización del sistema de catastro y los programas conjuntos de salud, educación, cultura y desarrollo de actividades productivas. Igualmente se crearon al los incentivos de corresponsabilidad transferir facultades

recaudatorias, generando un mayor compromiso de los municipios por acopiarse recursos propios, considerando el método de promover su eficacia recaudadora como factor importante en la distribución de los ingresos del impuesto predial. La colaboración entre niveles de gobierno se reflejó también en la asesoría y soporte técnico que ofreció el gobierno del estado a las juntas municipales de catastro para la aplicación de valores catastrales unitarios y en la instalación de módulos descentralizados de recaudación remota con procesos en línea. Para formalizar todas estas acciones se integró el Sistema Estatal de Planeación Democrática a partir de convenios de colaboración para el desarrollo y de programas estatales para el financiamiento y la

Tecnológico Autónomo de México, ITAM, Tamaulipas está situado en primer lugar en el país en calidad técnica y honestidad en la prestación de los servicios auxiliares en materia judicial; en segundo lugar en apreciación sobre las condiciones materiales de los juzgados; en tercero por lo que hace a suficiencia de juzgados; en cuarto en la calidad de las resoluciones de los magistrados, y en quinto lugar en apoyo de la fuerza pública a los tribunales.

Ciudad Judicial ubicada en la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira.

236

Edificio de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Tamaulipas, en Ciudad Victoria.

ejecución de obras municipales y se efectuaron modificaciones a la Ley de Coordinación Fiscal del Estado, a fin de crear la igualdad de circunstancias en el concurso de los recursos públicos que le correspondió a los municipios. Para concretar los acuerdos comunes entre el gobierno y los municipios de la entidad se firmaron diversos convenios de colaboración mutua en los que estuvo implícito el fortalecimiento de las finanzas públicas, así como la instrumentación de políticas públicas coordinadas para combatir la pobreza y elevar los niveles de seguridad. También se llevaron a cabo tareas de desconcentración de funciones para alcanzar las metas trazadas en común.

También se crearon incentivos para que los ayuntamientos incrementaran la eficiencia de su facultad recaudatoria y reglamentaria. Por esta razón, el gobierno del estado convino con los ayuntamientos un marco de colaboración y coordinación infracciones administrativa a la de ley en materia de para protección, vigilancia y cobro de sanciones por reglamentaria bebidas establecimientos alcohólicas,

considerándose la transferencia a los municipios del 100% del importe de las multas cobradas por la tesorería municipal; el 100% de los gastos de ejecución y cobranza recaudados, y el 100% de los derechos estatales por la expedición de permisos eventuales y horarios extraordinarios. Finalmente, un amplio frente de trabajo común entre

Este trabajo en conjunto se puso de manifiesto en los foros Municipio Tamaulipas, en 2002 y 2003, en los que se trataron temas relativos al marco jurídico del municipio y la modernización de la gestión municipal; se elaboraron guías de capacitación municipal en materia de equilibrio ecológico, consejos de seguridad pública, consejos de participación social en seguridad pública y planeación de desarrollo.

la administración estatal y los municipios de la entidad contempló la firma de convenios de desarrollo social estado-municipio para ampliar la infraestructura básica para promover en los municipios programas de salud, educación, cultura, deporte y actividades productivas, cuidado y aprovechamiento de los recursos naturales, ordenamiento territorial, desarrollo urbano, agua potable y descargas residuales.
237

Presencia ciudadana en el

escenario público
En Tamaulipas la comunicación e interacción social han sido instrumentos privilegiados para la conducción política y la gobernabilidad. Esto se reflejó en el propio diseño y articulación del Plan Estatal de Desarrollo 1999–2004, derivado de un proceso democrático a través de la discusión temática de la ciudadanía con el gobierno estatal. De esta forma quedó contemplado qué diseño, instrumentación y vigencia se dieran en un marco de constante comunicación de los resultados y las metas cumplidas y por cumplir. Los medios de comunicación le dieron unidad al territorio tamaulipeco y permitieron el vínculo entre el gobierno estatal con los habitantes de las diferentes poblaciones, lo mismo que la interacción social.

239

A lo largo del estado existen 37 diarios, entre matutinos y vespertinos, 89 radiodifusoras y 36 canales de televisión. A través de los mensajes radiofónicos semanales “Diálogos con Tamaulipas”, el poder ejecutivo hizo constantemente el recuento de lo realizado, de las metas alcanzadas, de los avances en los programas gubernamentales y de lo que faltaba por hacer. El programa sirvió como canal para escuchar y atender a los ciudadanos; todo ello a través de la red estatal de Radio Tamaulipas y de otras 35 estaciones emisoras que cubren la totalidad de la entidad. Comunicar socialmente significó para esta administración no sólo la difusión de los objetivos y las metas logradas, sino que implicó el transparentar el accionar público. Por su parte Radio Tamaulipas contribuyó a fortalecer el sistema estatal de medios de comunicación, con lo cual se brindó un servicio social de información y un espacio para la expresión de nuestra cultura. La radiodifusora estatal fue dotada de moderna tecnología de transmisión digital y transmite las 24 horas del día. Cuenta además con su portal de Internet, por lo que se puede escuchar prácticamente en todo el mundo. Igualmente se diseñó el manual de identidad que rige la imagen institucional de toda acción de gobierno y se dispuso la conformación anualizada del plan de comunicación para dar temporalidad y contenido a los mensajes emitidos por el ejecutivo estatal. En tiempos recientes la consulta ciudadana se volvió en el motor de los lineamientos generales de política pública. El gobierno del estado promovió que la configuración, instrumentación y monitoreo de las políticas públicas se diera en constante interacción

entre los consejos consultivos y participativos de la ciudadanía con las autoridades a su mando y con los representantes populares. Un ejemplo de esto ha sido la participación de la ciudadanía y organizaciones no gubernamentales en el diseño del Plan Estatal de Desarrollo, a través de las propuestas recibidas y discutidas en una serie intensa de sesiones temáticas referentes a la educación, salud, asistencia social, desarrollo económico, empleo, mejor gobierno, seguridad y justicia. Así, en materia educativa la participación ciudadana se dio a través de los diferentes consejos y comités en el nivel estatal, municipal y comunitario, con resultados múltiples y fecundos. Esto se reflejó en el trabajo del Consejo Estatal Técnico de la Educación; de los consejos de participación social en la educación; de la Contraloría Social de la Educación; de los comités estatales y municipales de participación social en los niveles de educación básica; de los consejos de seguridad escolar, prevención de adicciones, prevención de accidentes y educación vial; de las asociaciones de padres de familia en el programa Facilitando el Camino; de los comités de madres de familia para desayunos escolares, patronatos de cultura y consejos consultivos ciudadanos para la cultura. Gracias a su trabajo fue posible diseñar y alcanzar las metas del Programa Estatal de Educación 1999-2004 e incorporar las demandas de la ciudadanía en la Ley de Educación. De la misma manera, la vinculación de la ciudadanía permitió conformar una cruzada por la educación en todo el territorio estatal y la aplicación de programas con alto contenido social. La participación ciudadana para el desarrollo social y humano se tradujo en la autogestión para la mejora

240

La vinculación de la ciudadanía permitió conformar una cruzada por la educación en todo el territorio estatal y la aplicación de programas con alto contenido social.

comunitaria, por medio de los comités de Vamos Tamaulipas (un instrumento de política pública que vinculó a la federación, el estado, los municipios y la ciudadanía en la búsqueda de soluciones a problemas de desarrollo social comunitarios), de las redes de promotores de la salud y del Consejo de Desarrollo Integral de la Mujer. Para promover el impulso del desarrollo económico y del empleo se escuchó a los grupos organizados a través de los comités de vinculación empresarial con los sectores comercial, citrícola, ganadero, pesquero e industrial; los comités para el desarrollo sustentable; los consejos consultivos de turismo; cámaras y clubes de servicio; organizaciones obrero patronales, y comités ejecutivos municipales de empleo. En materia de seguridad pública, la ciudadanía colaboró activamente en los consejos consultivos estatal y municipal, participando en el segundo Congreso Nacional de Participación Ciudadana en Seguridad Pública. De la misma forma, en el tema de cuidado del ambiente la ciudadanía presentó sus propuestas de política pública en los comités regionales de vigilancia participativa del medio ambiente de Tamaulipas, integrados también por los sectores productivos, cuyo interés fue lograr el cumplimiento de la normatividad. En Tamaulipas se procuró y se alcanzó dotar al ciudadano de las herramientas para participar en la toma de decisiones, para decidir libremente y ser capaz de conocer oportunamente el desempeño y el actuar del gobierno estatal y municipal. Por esta

razón, se promovió en la entidad la participación del ciudadano en las elecciones, las cuales de los dos procesos federales y los dos locales que se vivieron, se observaron jornadas cívicas que se distinguieron por la alta participación pacífica de la ciudadanía dentro de un marco plural de competencia partidista. De la misma manera se armó y se dotó al ciudadano con el derecho a obtener información acerca de cómo se gasta el dinero público en la entidad, alcanzando con este derecho a partidos, medios de comunicación y a cualquier particular que ejerza en sus actividades financiamiento perteneciente a todos los tamaulipecos, una herramienta que pone a Tamaulipas a la vanguardia del siglo XXI. El ejecutivo estatal promovió ante el poder legislativo la Ley de Participación Ciudadana, para organizar y legitimar la acción colectiva de la ciudadanía y otorgarle herramientas jurídicas para participar activamente en el diseño, instrumentación y monitoreo de las políticas públicas estatales y municipales. La ley proporcionó igualmente los elementos para la obtención de información y conocimientos por parte de los ciudadanos de los asuntos públicos, asegura su participación en el debate, en la reflexión y en la decisión de las políticas públicas; prevé también la existencia de los instrumentos aprobación, de participación opinión, para expresar y rechazo, propuestas

colaboración a través de plebiscito, referéndum, iniciativa popular, consulta vecinal, unidades de quejas y denuncias, difusión pública, audiencia pública y recorrido de los presidentes municipales.
241

Justicia y estabilidad

social

243

El gobierno del estado tiene a su cargo también la procuración de justicia, el ejercicio de los derechos y la garantía de pleno respeto a la integridad y dignidad de la población, abatiendo la delincuencia y la impunidad.

Seguridad pública
Como responsable de la seguridad de las personas, de sus bienes y derechos, el gobierno del estado tiene a su cargo también la procuración de justicia, el ejercicio de los derechos y la garantía de pleno respeto a la integridad y dignidad de la población, abatiendo la delincuencia y la impunidad. Estas son

áreas fundamentales de atención por lo que representan para el desarrollo social y económico, de ahí la permanente necesidad de propiciar una cultura de la seguridad y la confianza.

El gobierno del estado instauró un programa de profesionalización y optimización de los cuerpos policíacos vida; que contempló se su depuración, un análisis capacitación, mejoramiento de salarios y seguros de asimismo instrumentó regionalizado sobre los principales riesgos en materia de seguridad pública, desarrollo de estadísticas y registros de delincuentes. Para consolidar los avances en la materia se impulsó la expedición de Ley de Seguridad Pública, aprobada por unanimidad por el pleno del Congreso del estado. Con este instrumento jurídico se establecieron las bases para una eficaz prestación de este servicio; se creó el Sistema Estatal de Seguridad Pública, se reguló la función del estado y los municipios, y se dio sustento a la policía estatal preventiva, la que gracias a su capacitación y adiestramiento ha permitido concretar importantes acciones en el fuero común y colaborar en el combate a delitos federales que afectan al estado.

244

preventivas, rurales e integrales y a la Academia de Policía, con áreas comunes de adiestramiento y capacitación. Adicionalmente se establecieron los centros de atención telefónica de emergencias 066 en Ciudad Victoria, Matamoros, Nuevo Laredo, Reynosa y en la zona conurbada de Tampico, Altamira y Madero.

Procuración de justicia
Para la procuración e impartición de justicia el gobierno del estado articuló una política basada en tres elementos: El conocimiento de la ley La cultura de la legalidad La certeza de que quienes infrinjan la ley serán castigados de acuerdo a la gravedad de su falta

De igual forma, dicha ley instituye las bases del servicio policial de carrera y señala las instancias de participación de la comunidad en seguridad pública. Otros avances en materia de seguridad pública en tiempos recientes son de carácter material, en la construcción de inmuebles adecuados, lo que proporciona los elementos para afianzar la profesionalización de este importante servicio público. Para ello fue construido el edificio de la Dirección General de Seguridad Pública, el cual alberga a las tres corporaciones policíacas estatales,

Con esos conceptos y en aras de hacerlos realidad se efectuó una profunda revisión de la estructura orgánica y administrativa de la Procuraduría General de Justicia. En este sentido se dispuso la creación de cuatro sub–procuradurías regionales para acercar los servicios de procuración de justicia a la ciudadanía, abatir el rezago de expedientes y actuar activamente en la investigación y persecución de los delitos. Al igual que en otras áreas estratégicas de gobierno, se destinaron a este propósito amplios recursos

Complejo Estatal de Seguridad Pública.

245

financieros para la modernización y dotación de más y mejores espacios y tecnologías, impulsando la capacitación y actualización de todos los agentes del ministerio público del estado, de la policía ministerial y de los peritos, con la finalidad de hacer más eficaz y transparente la labor que desarrollan. Aunado a las acciones anteriores, el año 2004 culminó con la construcción del amplio complejo arquitectónico de la sede de la Procuraduría de Justicia del Estado, localizado en Ciudad Victoria, sobre la salida de la carretera a Matamoros, una sede dotada de modernas instalaciones y del más sofisticado equipo.

empleo en beneficio de todos los sectores de la sociedad. En este sentido cabe mencionar la celebración del acuerdo de coordinación entre las diversas organizaciones obreras y empresariales con el gobierno del estado, que contiene las bases para el desarrollo armónico y de compromisos de las partes para un diálogo permanente como medio de solución en las negociaciones contractuales, evitando así recurrir a las instancias que resuelven controversias de carácter laboral; sin embargo, cuando la controversia persistió, el trabajador tuvo acceso a la justicia en condiciones dignas y recibió apoyo de la defensoría correspondiente, proporcionándose de igual forma justicia laboral y certeza jurídica al patrón.

Seguridad jurídica Readaptación social
El ejecutivo estatal llevó a cabo una eficiente organización y modernización del Registro Público de la Propiedad y del Comercio, a fin de otorgar plena seguridad jurídica al patrimonio inmobiliario de los ciudadanos y a los actos de comercio que se realicen en la entidad. Igualmente, se instrumentaron acciones para la modernización integral del registro civil. Las relaciones obrero–patronales representaron un motivo de especial cuidado para el ejecutivo del estado. Fomentar y asegurar la armonía entre los factores de la producción alentó la inversión y el El gobierno del estado no perdió de vista la responsabilidad con aquellos cuyas conductas han atentado contra la sociedad y el orden público. Reencauzar a estas personas ha requerido de programas para estimular su vocación productiva y que de esta forma se restituyan de manera armónica con la sociedad una vez cumplidas las penas que les marque la Ley. En este sentido, la coordinación general de la unidad telesecundaria puso en marcha dentro de los trece reclusorios del estado el Sistema de Educación Satelital, EDUSAT, al que tuvieron acceso más de 2 mil internos que no habían iniciado

Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones, C-4.

246

Sede de la Procuraduría de Justicia del Estado, localizado en Ciudad Victoria

o

concluido

su

educación

media

básica.

psicosocial de aquellos niños y jóvenes de grupos de alto riesgo pertenecientes a familias desintegradas y con problemas de conducta.

Adicionalmente, con la Coordinación Estatal de Centros de Formación para el Trabajo en Tamaulipas, CECATI, se estableció un acuerdo mediante el cual se ofrecieron diversas opciones de instrucción y capacitación laboral para que los internos desarrollaran las habilidades necesarias para desempeñar algún oficio durante el tiempo de reclusión. Por lo que respecta a los menores infractores se realizó una atención personalizada de cada uno de ellos, dada su naturaleza inicial en la vida, analizándose las condiciones familiares y socioeconómicas que antecedieron a la infracción. Con la comprensión de dichas observaciones se ayudó a la mejor evaluación y seguimiento para establecer, en cada caso, el tratamiento y la medida tutelar interna o externa correspondiente. Asimismo se establecieron líneas de acción para la prevención y tratamiento de conductas antisociales. Como en todo el conjunto de la administración pública estatal, en los consejos tutelares y en los centros de observación y tratamiento de menores infractores se han modernizado los procesos de rehabilitación, atendiendo las necesidades de educación, salud, recreación, cultura y tratamiento

Derechos humanos
Tamaulipas ha trabajado ampliamente en la defensa de los derechos humanos. Para garantizarlos existe en la entidad la Comisión de Derechos Humanos, un órgano autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio, encargado de vigilar los actos de autoridad en todos sus niveles que atenten contra las libertades del hombre, su integridad física y psicológica. De igual manera, respecto al sistema de defensorías de oficio o áreas de defensa jurídica gratuita, el gobierno de la entidad logró hacer más eficiente su organización y evaluó su calidad al emprender un programa de educación continua y la actualización judicial de los defensores de oficio. Paralelamente se crearon más defensorías, con sede en las agencias del ministerio público. Para facilitar su trabajo se creó un programa electrónico que permite tener información estadística y gráfica de las incidencias delictivas, así como datos personales de quienes han recurrido a la asesoría.
247

CAPÍTULO

7
gubernamental Finanzas públicas

GOBIERNO, FINANZAS PÚBLICAS Y GESTIÓN DE CALIDAD

Visión gubernamental

Elementos de la estructura

Modernización administrativa

249

Visión
gubernamental
En el último tramo del siglo XX, las políticas de administración de recursos humanos, financieros y materiales de que dispone el estado para la consecución de sus fines pasaron por diferentes etapas, acumulando experiencia y fortaleciendo su articulación y estructura, todo con la mira de servir como conductoras institucionales eficaces al servicio de las necesidades y expectativas de la sociedad tamaulipeca. Bajo esa perspectiva se puede ubicar que durante la administración gubernamental 1981-1986, sus acciones se orientaron a promover el desarrollo económico de la entidad a través de la industrialización manufacturera. Asimismo, durante este período tuvo lugar la promulgación de una ley orgánica de la administración pública, la primera en su tipo en el contexto de la modernización administrativa, por medio del decreto 7 publicado en el Periódico Oficial del 3 de febrero de 1981, gracias a la cual se establecieron nuevas bases para la organización y funcionamiento del gobierno estatal.

Durante el período gubernamental 1987-1992, las acciones de la administración pública local se centraron en abatir el rezago en el proceso de industrialización de las diversas regiones del estado, en solucionar la problemática del agua y en crear incentivos para el bienestar social.
251

Para el sexenio siguiente, comprendido entre 1993 y 1998, el gobierno del estado se caracterizó por el impulso al libre intercambio comercial, dando prioridad a la construcción de carreteras y a la promoción del desarrollo y a conceptos de calidad en el servicio público. Cabe mencionar que en el entorno internacional, de gran impacto para el país y en particular para un estado fronterizo como Tamaulipas, se concretó el protocolo y la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, lo que convirtió en socios comerciales a México, Estados Unidos y Canadá. El gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba, comprendido entre 1999 y 2004, se caracterizó por su enfoque hacia la educación y el desarrollo social de los tamaulipecos, y se situó en el parteaguas de siglo y de milenio. En el capítulo "Visión y retos de Tamaulipas" de su Plan Estatal de Desarrollo, especificó el papel a desempeñar durante su mandato, cuya administración se definió como "un mejor gobierno, con un liderazgo renovado, que movilice a la sociedad tamaulipeca, para hacer de nuestro estado ejemplo nacional". Para dar cumplimiento a esta visión de gobierno, en el Plan Estatal de Desarrollo definió siete retos que el estado debía asumir: 1. Liderazgo renovado; es decir, un liderazgo dinámico en lo político, lo económico y lo social, que convocara las iniciativas de todos, promoviendo mecanismos para movilizar los recursos y las capacidades de la sociedad, fortaleciendo la relación entre lo público y lo privado. 2. Desarrollar capital humano; destinando mayores recursos a la

educación, la salud, la seguridad y la capacitación, para desarrollar al máximo las capacidades humana y productiva de la sociedad. 3. Mejor gobierno; ejerciendo un gobierno moderno e inteligente, que ubicara en el centro de sus acciones al ser humano y ofrecer a sus ciudadanos respuestas públicas más eficaces, a través de herramientas administrativas avanzadas y políticas públicas mejor diseñadas. 4. Economía dinámica; que atrajera la inversión, lograr tasas de

crecimiento sostenido, generadora de empleos suficientes y bien remunerados y fundada en mayores índices de competitividad y productividad. 5. Reforma social de fondo; para traducir el crecimiento económico en desarrollo social, de manera que pudieran abatirse los desequilibrios y alcanzar una mayor igualdad de oportunidades. 6. Hacer región; es decir, consolidar las economías regionales, y con

espíritu constructivo establecer alianzas estratégicas para complementar las fortalezas de la región, y promover así una inserción competitiva en el nuevo orden económico mundial. 7. Eficacia para cumplir la ley; es decir, construir una sociedad de leyes donde predominaran condiciones de certidumbre jurídica, para garantizar la seguridad de los tamaulipecos y su patrimonio, en un marco de la aplicación y actualización de la ley.
252

Elementos de la estructura

institucional
Para adecuar la estructura gubernamental a la visión y retos a enfrentar, el gobierno estatal expidió, mediante el decreto 13 publicado en el Periódico Oficial del 3 de febrero de 1999, una nueva Ley Orgánica de la administración pública del estado de Tamaulipas, que reconceptualizó su diseño y estructura, al señalar en su artículo 5° que las dependencias y entidades con las que contaba la administración podrían participar en áreas de mutuo apoyo administrativo y técnico, agrupadas a manera de gabinete especializado. Asimismo, en su artículo 110 se facultó al ejecutivo para expedir reglamentos internos, acuerdos y circulares para regular el funcionamiento de las dependencias y organismos, y para la formulación y expedición de manuales administrativos.

255

Sobre tales principios, en sus artículos transitorios se abrogó la figura del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (que pasó a convertirse en un organismo paraestatal denominado Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes) y el Consejo Estatal para el Deporte, al igual que se abrogó el organismo Servicios de Salud de Tamaulipas, pasando todos a integrarse en la Secretaría de Desarrollo Social. Finalmente, en el resultado del nuevo diseño administrativo figuró una estructura en la que el gobierno estatal dispuso de cinco dependencias: la Secretaría General de Gobierno, la de Finanzas y Administración, la de Desarrollo Social, la de Desarrollo Urbano y Ecología, y la de Desarrollo Económico y del Empleo. Al mismo nivel de Secretaría de estado se ubicó a la Procuraduría General de Justicia. En un nivel de autonomía jurisdiccional se ubicó el Tribunal de Arbitraje, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, el Tribunal Fiscal del Estado y la Junta de Honor y Justicia. Por su parte, mismo la Contraloría la Gubernamental quedó de integrada como apoyo directo al Ejecutivo Estatal, lo que Coordinación General Comunicación Social y el Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Tamaulipas, COPLADET. [Organigrama 1] Por cuanto al sector paraestatal, al inicio de la administración el gobierno estatal contaba con 19 instituciones dedicadas a diversas actividades administrativas:

• Sistema para la Integración de la Población al Desarrollo Urbano de Tamaulipas, SIPOBLADURT. • Instituto Tamaulipeco de Vivienda y Urbanización, ITAVU. • Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado, CEAPA. • Junta de Caminos del Estado de Tamaulipas. • Parque de Tamatán. • Comisiones Municipales de Agua Potable y Alcantarillado, COMAPAS. • Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, DIF. • Comité Administrador del Programa de Construcción de Escuelas, CAPCE. • Colegio de Bachilleres, COBAT. • Instituto Tamaulipeco de Investigación Educativa y Desarrollo de la Docencia, ITIEDD. • Parque Cultural y Recreativo Tamaulipas Siglo XXI. • Centro Cultural Tamaulipas. • Instituto Tamaulipeco de Cultura. • Instituto Tamaulipeco para la Capacitación para el Empleo, ITACE. • Desarrollo Urbano del Puerto Industrial de Altamira, S.A. de C.V., DUPORT. • Canal Intracostero de Tamaulipas, S.A. de C.V. • Unidad de Previsión y Seguridad Social del Estado de Tamaulipas, UPYSSET. • Instituto Tamaulipeco para la Elevación de la Productividad y Calidad, ITEC. • Consejo Tamaulipeco de Ciencia y Tecnología, COTACYT.

256

En términos de recursos humanos, en 1999 el gobierno del estado, contaba con 54 mil 80 servidores públicos, de los que 44 mil 283 laboraban en las dependencias del ejecutivo, incluyendo el ámbito de educación y salud, en tanto que el sector paraestatal concentraba a 9 mil 797.

La modificación legal y orgánica en la Administración Estatal
Dentro de la dinámica de transformaciones impulsadas en todos los órdenes de gobierno por Tomás Yarrington Ruvalcaba, a poco de iniciada su gestión, justo en coincidencia con el principio del nuevo milenio, se promovieron nuevos cambios en la estructura orgánica de la administración pública estatal. En primer término, la entonces Secretaría de Finanzas y Administración se concentró en la primera de sus funciones citadas, es decir, la formulación y conducción de la política de ingresos y egresos del estado. De esta forma se definió la figura de la Secretaría de Administración con su propio espacio y objetivo, cuya función principal es administrar los recursos físicos y de información, así como lo relacionado al personal al servicio del gobierno estatal, administrar el Parque y Zoológico Tamatán, asimismo se suprimió el Instituto Tamaulipeco para la Elevación de la Productividad y Calidad (ITEC), incorporando la función de gestión de la calidad en Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Social, que al inicio de la administración incluía a las Secretarías de Salud y de Educación, Cultura y Deporte (las cuales fueron puestas en vigencia definiendo la especialidad de su propio perfil), tuvo ahora como objetivo fundamental ejecutar los planes de desarrollo regional y los convenios en esa materia celebrados tanto con la federación como con los municipios y grupos diversos de la sociedad civil. cada dependencia, en coordinación con la

Contraloría Gubernamental.

258

Además se adicionaron a esta Secretaría el Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes, ITCA, el Instituto Tamaulipeco de la Juventud, ITJUVE, el Consejo para el Desarrollo Integral de la Mujer, CODIM y la figura del Comité de Planeación y Desarrollo del Estado de Tamaulipas, COPLADET, se incorporó a la estructura de la Dirección General de Planeación para el Desarrollo. En resumen, la estructura resultante de las modificaciones efectuadas en el 2000 a la Ley Orgánica de la administración pública del estado consideró la existencia de ocho secretarías: la Secretaría General de Gobierno, la de Finanzas, la de Administración, la de Desarrollo Social, la de Educación, Cultura y Deporte, la de Salud, la de Desarrollo Urbano y Ecología, y la de Desarrollo Económico y del Empleo, y en el mismo nivel la Procuraduría General de Justicia, continuando con la figura de autonomía jurisdiccional el Tribunal Fiscal del Estado, el Tribunal de Arbitraje, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, la Junta de Honor y Justicia. La Contraloría Gubernamental continuó formando parte del cuerpo de apoyo directo del ejecutivo del estado, junto con la Coordinación General de Comunicación Social. [Organigrama 2]

La administración estatal continuó el rediseño de su estructura y evaluó las necesidades estatales estableciendo políticas públicas, programas de trabajo y figuras jurídicas que permitieran satisfacer las demandas ciudadanas y colocar a Tamaulipas con la visión estatal inicial de lograr un mejor gobierno y ser ejemplo nacional, en este contexto se realizaron los siguientes cambios jurídicos y administrativos: • La Secretaría de Desarrollo Económico y del Empleo impulsó en su estructura al Sistema para la Apertura Inmediata de Empresas en Tamaulipas y se firmó el Convenio de Colaboración en materia de mejora regulatoria con la Comisión Federal de Mejora Regulatoria. En tanto que en la Dirección General de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesca del Estado, que depende de esta misma secretaría, se estableció el Consejo Estatal para el Desarrollo Rural Sustentable. Por otra parte, se liquidó el organismo Desarrollo Urbano del Puerto Industrial de Altamira, S.A. de C.V. y se adicionaron al ITAVU, coordinado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, SEDUE, las funciones afines con su ámbito de competencia, así como los recursos para su desempeño.

259

• En la Secretaría de Salud, puesta en vigencia a partir del 2000, se consolidó la descentralización de los servicios de salud en un organismo público descentralizado y se incorporaron figuras que aumentaron la calidad de los mismos, como el Consejo Estatal Contra las Adicciones, CECA, la Comisión Estatal de Arbitraje Médico, CEAM, el Consejo Estatal Para la Prevención del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, CEPSIDA, el Consejo Estatal de Trasplantes y el Consejo General de Salud del Estado. De igual manera, se crearon nuevas unidades médicas como los Centros de Atención a la Juventud, el Centro de Tratamiento y Rehabilitación Laguna Vista, las Villas de Salud Mental en Matamoros, los Hospitales Integrales de Jaumave y Aldama y la Unidad Pediátrica en Nuevo Laredo. • En la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte, también vuelta a definir, se crearon las Universidades Tecnológicas en Reynosa, Matamoros, Altamira y Nuevo Laredo, el Colegio San Juan Siglo XXI de Matamoros, el Instituto Tamaulipeco de Educación para Adultos ITEA, el Consejo Nacional para la Educación Profesional en Tamaulipas, CONALEP, el Instituto de Crédito Educativo del Estado de Tamaulipas, ICEET, el Consejo Consultivo del Deporte. También, se impulsó el conocimiento integral de la cultura y las artes con la creación de organismos como el Museo Regional de Historia de Tamaulipas, el Museo de Historia Natural Tamux, el Museo de Arte Contemporáneo de Matamoros, MACT, el Espacio Cultural Metropolitano de

Tampico, El Colegio de Tamaulipas y el Parque Olímpico Cultura y Conocimiento en Matamoros. • Por cuanto a la Secretaría General de Gobierno, se integró la Comisión de Honor y Justicia, conforme a la Ley del Notariado; se reestructuró la función de transporte y vialidad para dar lugar a una dirección general, se creó el sistema de justicia juvenil, las oficinas regionales del Registro Público del Comercio y la Policía Estatal Preventiva. • En el ámbito de procuración de justicia se crearon las delegaciones regionales de la procuración de justicia, y agencias del ministerio público especializadas en el tratamiento de asuntos de violencia intrafamiliar y delitos sexuales, así como agencias del ministerio público conciliadoras en asuntos de vialidad en diversos municipios. • A la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología se le asignó la coordinación de la Comisión Estatal para la Conservación y Aprovechamiento Económico de la Vida Silvestre en Tamaulipas y se incorporaron a la estructura de la dependencia las funciones activas de la extinta Junta de Caminos y la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado, CEAPA, iniciando un proceso de municipalización de los organismos operadores de agua potable y alcantarillado, creándose 43 organismos descentralizados, de los cuales 26 concluyeron el proceso de entrega a los municipios. Asimismo, el SIPOBLADURT se fusionó al ITAVU, ampliándose las funciones del último.
261

Modernización administrativa
La estrategia de la administración estatal se basó, en cinco elementos fundamentales: 1. Sistemas de Gestión de Calidad. 2. Mejores prácticas de gobierno. 3. Gobierno electrónico y administración inteligente. 4. Modernización educativa. 5. Administración eficiente de recursos.

263

En cada una de estas políticas públicas el objetivo principal fue lograr la eficiencia, la eficacia y economía, la transparencia en el quehacer administrativo, la racionalidad en el uso de los recursos públicos y la profesionalización de los servidores públicos. Todo ello permitió a Tamaulipas otorgar mejores servicios a los ciudadanos y trámites empresariales, y a la vez colocó a la administración estatal en un mejor desempeño de sus métodos y procesos de trabajo, que lo situaron en el proceso modernizador mundial y como una de las entidades federativas de avanzada existentes en nuestro país.

Sistemas de Gestión de Calidad
Como parte importante de las acciones para hacer de Tamaulipas un estado de vanguardia se impulsó el trabajo gubernamental bajo sistemas de calidad que llegaron a la obtención de la certificación de procesos con la norma internacional ISO 9001:2000, cuyas siglas derivan de "International Standard Organization", Organización Internacional de Estándares o Normas, organización mundial no gubernamental cuyo objetivo es certificar procesos de alta calidad en empresas y entidades públicas para promover la estandarización de actividades afines y así facilitar el intercambio de servicios y bienes, incentivando la cooperación en el ámbito económico, tecnológico, intelectual, científico y otros. Los Sistemas de Gestión de la Calidad ISO 9001:2000 son una garantía de reconocimiento internacional, debido a los requisitos y procedimientos que requiere la implementación del sistema de estandarización, dando como resultado que la certificación se convierta en una ventaja competitiva en el mercado nacional e internacional. Para obtener dicha certificación se debe realizar una evaluación independiente de las actividades, ventas, procesos de producción o servicios y procedimientos de manejo de productos o materiales de una institución o empresa. Entre las ventajas de certificar procesos bajo esta norma se encuentran las siguientes: • Otorga la confianza en que la organización o empresa trabaja eficientemente y cumple con
Sra. María Antonieta Morales de Yarrington, recibiendo el Premio 2002 de la ONU al Servicio Público.

los requisitos internacionales de excelencia.

264

• Ofrece una verificación externa para los clientes, garantizando que la organización cuenta con un sistema efectivo de calidad en funcionamiento. • Proporciona un medio para asegurar que los sistemas de la organización están trabajando a su máximo potencial. • Requiere y audita la mejora continua, el trabajo en equipo, la capacitación y la satisfacción del cliente en la organización.

restante los procesos internos de auditoría en la Contraloría Gubernamental. Para el año 2002 el gobierno del estado intensificó notablemente las actividades gubernamentales bajo el esquema de sistemas de calidad en todos los ámbitos de la administración de la gestión pública, cuya orientación se perfiló en tres vertientes: • Auditorías de seguimiento a los 86 procesos certificados. • Certificación de un nuevo proceso en las

En una primera etapa, en el año 2001, se certificaron 86 procesos de los que el 97% tuvieron que ver directamente con atención al público en las Secretarías de Finanzas, Desarrollo Económico y del Empleo, Administración, Salud, General de Gobierno, Procuraduría General de Justicia y Sistema DIF Tamaulipas, sumándose con el porcentaje

oficinas del ejecutivo estatal. • Integración de un amplio grupo de auditores de calidad certificada. Un año más tarde, en el inicio del 2003, en el servicio público estatal se logró la certificación de 18
265

Cajero automático del Registro Civil.

procesos más en el Sistema DIF Tamaulipas y en el área de industria se documentaron 39 procesos más en las áreas de Protección Civil, Laboratorio Estatal y de Citología Regional de Tampico, Dirección de Internet, Turismo y Asuntos Internacionales y Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesca, Universidad Tecnológica de Reynosa y Consejo Estatal de Seguridad Pública, todos ellos certificados en ese año bajo la misma norma internacional. El gobierno del estado ha logrado certificar 144 procesos administrativos, en su mayoría de atención a la ciudadanía y se cuenta con 143 auditores de calidad. Destacan asimismo los reconocimientos del Instituto Latinoamericano de la Calidad, como el primer gobierno local en Latinoamérica con la norma ISO 9001:2000, y el de la Organización de las Naciones Unidas en Calidad en el Servicio para el Sistema DIF Tamaulipas.

conjunto constituyeron mejores prácticas en la operación de las diversas secretarías y dependencias estatales. Entre ellas destacaron las siguientes: I.- Creación de sistemas de calidad y apertura a auditorías de calidad por organismos externos de la administración, tomando como referente a la norma ISO 9001:2000 en la certificación y recertificación de procesos, incorporando al personal que labora en las

Mejores prácticas de gobierno
El gobierno de Tomás Yarrington Ruvalcaba adoptó una serie de medidas administrativas que en
266

secretarías y dependencias como auditores de calidad, capacitados y certificados. II.- Aplicación de auditorías informáticas a los sistemas administrativos establecidos para modernizar la gestión pública:

IV.- Se establecieron en el estado los Comités Internos de Mejora Regulatoria en las Secretarías de Finanzas, General de Gobierno, Desarrollo Económico y del Empleo, para hacer más eficiente la operación de las políticas de gobierno en los trámites empresariales y de atención a la ciudadanía, recibiendo el reconocimiento de la opinión empresarial, al situar a Tamaulipas en el tercero entre

• A la página de Internet de gobierno del estado, certificando que cumplía con tres parámetros esenciales: La proyección del estado al mundo. La oferta de servicios en línea para la ciudadanía. La interacción institucional. • A los portales municipales de las 43 alcaldías del estado. • A las páginas de Internet de las instituciones de mayor relevancia en el estado. III.- Instrumentación del Convenio Marco de Colaboración en materia de Mejora Regulatoria con la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, con el objeto de establecer las bases de colaboración para que el ejecutivo federal, a través de COFEMER y el gobierno del estado llevasen acciones conjuntas en dicha materia.

las entidades federativas en lo referente a la calidad del marco regulatorio, así como el grado de dificultad para establecer y operar un negocio en cada lugar. V.- Implementación del Sistema de Información Financiera y Contable del Estado, el SIFCET, como auxiliar en el ejercicio y evaluación del presupuesto y el cumplimiento de las metas establecidas, al que se le han incorporado mejoras como la adición del sistema de compras menores, del módulo de manejo de materiales y el portal de información de pago a proveedores, que permitieron el seguimiento de facturación y cobranza de manera oportuna y expedita. VI.- La implementación de normas de operación para el manejo de fondos presupuestales, especificadas en la Ley del Gasto Público, que controló la aplicación para la operación en el manejo del fondo fijo, gastos a comprobar y compras menores; para la operación del fondo de viáticos y gastos de representación; para el uso y pago del servicio de

267

telefonía celular, y para el uso y control del combustible. VII.- Evaluación de la gestión pública mediante indicadores por medio del programa de evaluación de los servicios gubernamentales, que dio contenido metodológico a las acciones que llevaron a cabo las secretarías y entidades públicas de la entidad, posibilitando su medición. En la actualidad se cuenta con la totalidad de los indicadores estratégicos, de gestión y de servicio de los mandos directivos, medios y de servicio en 10 dependencias y 21 organismos públicos.

X.- Rediseño de la estructura gubernamental acorde a las disposiciones jurídicas vigentes, fusionando o transfiriendo áreas que compartían una misma política pública y en los casos necesarios creando o descentralizando del ámbito estatal funciones que pudiesen ser asumidas ya fuere por organismos descentralizados o por el ámbito municipal. XI.- Creación del Sistema de Información Integral del Transporte, enfocado a garantizar la seguridad en la titularidad de los derechos de quienes prestan el servicio de transporte público. XII.- Creación del Sistema Estatal de Administración

VIII.- Evaluación de puestos y funciones con instrumentos que uniformaron los procesos de trabajo. Para ello, se evaluaron mil 995 servidores públicos, analizando valores e intereses, personalidad, roles, motivaciones laborales y coeficiente intelectual. IX.- Profesionalización del servicio público para acercar los conocimientos y las técnicas a la práctica de la burocracia moderna. Así, los servidores públicos conocen en 33 manuales de calidad, 31 manuales de organización en dependencias y entidades y en los manuales de puestos en las 9 dependencias de la administración central y en el sistema DIF Tamaulipas, cuál es su marco de actuación, las actividades y las operaciones a desarrollar, así como los instructivos y las formas de trabajo en las atribuciones y responsabilidades que se les han encomendado.

de Centros de Readaptación Social, que contiene los registros de los internos de los 11 centros penitenciarios del estado. Este sistema es compatible con el Sistema Nacional de Seguridad Pública y con el Sistema Nacional de Procesados y Sentenciados del Fuero Federal, todo ello para el intercambio de información. XIII.- Registro único de los productores dentro del sistema agropecuario integral, para lograr la ubicación de sus predios y los apoyos otorgados por los programas Alianza para el Campo, Procampo y Desarrollo Forestal. Para el 2003 contenía los datos de 34 mil ganaderos y la digitalización de casi 36 mil fierros de semovientes, publicados en Internet para su consulta. XIV.- Articulación del sistema ITAVU para la asignación y recuperación de créditos en el
269

mejoramiento de la vivienda, agilizando los trámites de llenado de solicitudes, evaluación económica y emisión de vales. Redujo además los tiempos de espera y posibilitó pagar en diferentes modalidades los créditos otorgados. XV.- Participación ciudadana a través de la contraloría social, con lo que Tamaulipas se convirtió en el primer estado en participar en el programa Escuelas de Calidad para la evaluación de programas y servicios por parte de más de 13 mil miembros de los consejos escolares de participación social en 1,451 planteles que operan el programa. XVI.- Verificación de la correcta aplicación del gasto público en los conceptos para los que fueron aprobados por parte de la contraloría estatal, con acciones permanentes de carácter preventivo, el cumplimiento de la normatividad en los procedimientos de adjudicación y contratación de obra. Igualmente, sujeción de las adquisiciones que realizan las dependencias y entidades a lo establecido en la ley correspondiente, y ejercicio de los recursos públicos estatales y federales aplicados correctamente en apego de la normatividad vigente. La Contraloría está facultada desde el año 2000 para operar el padrón de proveedores y contratistas.
270

Gobierno electrónico y administración inteligente
El gobierno estatal introdujo mejores y más amplias prácticas administrativas, tendientes a ser certificadas con altos estándares de calidad internacional, a lo que se sumó una prolífica dotación de infraestructura tecnológica de carácter electrónico, que permitió reordenar activamente la función pública y con ello hacer más eficientes sus procedimientos de trabajo. Muestra de ello son las siguientes acciones: Creación del e+tamaulipas, que comprende 32 servicios en línea realizables por Internet. Introducción de la red estatal de telecomunicaciones. Articulación del sistema de telefonía digital. Dotación de un sistema de telefonía rural a más de 500 comunidades sin servicio. Modernización del registro civil y del registro público de la propiedad y del comercio. Actualización del sistema de catastro y estandarización de la información catastral. Creación del Sistema de Control de Ingresos Municipales Automatizados.

Creación del Sistema Estatal de Información Geográfica. Adiciones al Sistema de Información Financiera y Contable del Estado, SIFCET, para el manejo de compras menores e información de pago a proveedores. Uso del sistema Compranet-Tam para validar las operaciones de compras. En cuanto a la administración del personal que labora en el gobierno del estado, destacaron las siguientes acciones para mejorar sus condiciones de trabajo: • Formación del Sistema de Ahorro para el Retiro de los Trabajadores de la Educación en el Estado, SATET, que ofrece una alternativa de solución a la demanda de créditos. • Incremento para el personal sindicalizado de las prestaciones de capacitación y becas, canasta básica, antigüedad, recategorización de los niveles de sueldo y premios de antigüedad, así como la aplicación de recursos para becas escolares,

uniformes y útiles escolares. Se incrementó igualmente el seguro de retiro y se impartieron cursos de capacitación a más de 2 mil 400 servidores públicos. • Uso del sistema integral de recursos humanos, para automatizar el manejo de la información, el registro

271

de movimientos de personal y el procesamiento de nóminas de pago. • Implementación de una seguridad social integral para más de 28 mil servidores públicos adscritos a los tres poderes del estado, para así tener acceso a servicios médicos, pensión, préstamos a corto plazo y especiales, préstamos hipotecarios y para útiles escolares, seguro de vida, seguro de retiro y gastos de marcha en caso de fallecimiento.

juventud y favorecer la equidad en la educación pública. Las acciones que se tomaron en ese sentido contemplaron lo siguiente: • Equipamiento de las escuelas con laboratorios de cómputo. • Instalación de aulas didácticas de medios en los planteles para impartir las asignaturas de física, matemáticas, biología, historia y geografía. • Creación del portal educativo, en el que se puso a

Establecimiento

del

fondo

de

pensiones,

disposición de los maestros materiales de apoyo, videos, vínculos a Internet y material didáctico multimedia para impartir clases. • Desarrollo del Sistema de Información Estatal de la Educación, SIESE, y del SIECE, Sistema Estatal de Control Escolar, a fin de organizar y ofrecer

administrado por la UPYSSET, cuyo monto al año 2003 ascendía a mil 389 millones 750 mil pesos, conformado por las aportaciones de los trabajadores y del gobierno del estado.

Modernización Educativa
Como complemento a las medidas adoptadas en educación, se incorporó de manera destacable el uso de la tecnología electrónica al proceso de enseñanza en educación básica, una herramienta fundamental en el mundo del siglo XXI, con la idea de desarrollar de manera más eficiente las habilidades en la niñez y

información estadística diaria de cada escuela, de los maestros, del desempeño académico y de las habilidades de cada estudiante de nivel básico. • Establecimiento a nivel estatal del Programa Nacional de Becas para la Educación Superior, PRONABES, en beneficio de las instituciones educativas de más alto nivel académico en la entidad.

272

Finanzas

públicas
Durante la gestión del gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba las finanzas públicas se mantuvieron sanas y equilibradas. Como resultado de la gestión y la actividad gubernamental, representaron el eficiente manejo de los recursos públicos, el estricto control del gasto y el uso responsable de la capacidad de endeudamiento. Así lo certificaron las calificaciones de riesgo crediticio otorgadas al estado de Tamaulipas por las compañías internacionales Moody's y Standard & Poor's.

275

La política de ingresos durante el período 19992004, asumió características de neutralidad impositiva, de participación y cooperación ciudadana en el cumplimiento de las obligaciones fiscales. Por tanto, la aplicación permanente de estas políticas permitió mantener un sólido desempeño financiero, así como impulsar las acciones de un gobierno eficaz para financiar el desarrollo del estado con altos niveles de inversión pública y un nivel óptimo de endeudamiento. Bajo ese criterio y visión de gobierno en materia de finanzas públicas, la política fiscal descansó en las siguientes premisas: - La revisión continua de la coordinación fiscal con la federación y la colaboración administrativa para la generación de una mayor Recaudación Federal Participable.

El ejercicio responsable de las finanzas públicas permitió ampliar la cobertura de los programas sociales y orientar los recursos hacia áreas de oportunidad para el desarrollo regional y de escasez focalizada. Por ello se destinó gran parte de la hacienda pública estatal al gasto social, siendo prioridad la inversión en educación. La política de gasto público del gobierno se consideró un instrumento estratégico para cumplir con los objetivos trazados en el Plan Estatal de Desarrollo y acatar el mandato de los tamaulipecos. Hizo de la previsión y el equilibrio financiero condiciones que adquirieron solidez con la aplicación de los principios de racionalidad económica, eficiencia en el ejercicio, objetividad en su aplicación y transparencia en el manejo de los recursos públicos. Con el Sistema de Información Financiera y Contable

- Fortalecimiento de las haciendas públicas municipales y aseguramiento de la legalidad en todas las acciones en la materia. - Promoción del cumplimiento voluntario y oportuno de las obligaciones fiscales. - Ajuste de los derechos con el incremento del salario mínimo general. - Subsidios fiscales a jubilados, pensionados y adultos mayores, al servicio del transporte público y a la adquisición de vivienda de interés social.

del Estado de Tamaulipas, se logró que la política de gasto incluyera criterios que le dieran valor y vigencia a la planeación, al control presupuestal, al manejo de la tesorería y a la alineación efectiva del gasto con las políticas públicas y sus programas en el cumplimiento de metas. El portal de pago a proveedores permitió subir todas las órdenes de compra en Internet y brindó información sobre facturas a los proveedores, así como su estatus de pago, la dependencia difusora que las tenía y el estatus en el que se encontraban, eliminando con esto, la mala práctica de presupuesto fuera de lo planeado y autorizado. De igual forma, al tener una mejor planeación se combatieron las

276

obras inconclusas. Se lograron ahorros en compras consolidadas, liberando recursos para otras obras y servicios.

de reportes de cuenta pública al Congreso del estado pasó de ser anual a trimestral. La correcta planeación, control y ejecución del gasto

La rendición de cuentas, las técnicas de monitoreo, evaluación y auditoría fueron perfeccionadas gracias a la sólida base de datos que guardó el sistema puesto en vigencia. Anteriormente, el tiempo para elaborar el reporte trimestral era de quince días, esto se redujo a dos días y con ello la carga de trabajo del personal asignado para hacerlo. Además, la entrega

dotó de mayor capacidad y recursos financieros para manejar eficientemente la deuda pública. La programación del gasto efectivo sostuvo un nivel óptimo de endeudamiento. Finalmente cabe señalar que los compromisos de deuda adquiridos tuvieron mejores plazos, niveles, tasas y condiciones generales.

277

Documentos Oficiales
Decanini T. P. y J. Pérez C., Diagnóstico del Programa de Ordenamiento Territorial del Estado de Tamaulipas, Gobierno del Estado de Tamaulipas. México, 2002, vol. 1. Secretaría de Servicios Administrativos, Manual “Diagnóstico Ecológico del Estado de Tamaulipas”, Gobierno de Tamaulipas y U.A.M. Agronomía y Ciencias de la UAT, 2002. Discursos del Gobernador del Estado,1998-2004, www.tamaulipas.gob.mx • Plan Estatal de Desarrollo. Tamaulipas, Ciudad Gobierno del Estado de Tamaulipas. • Compendio Estadístico de Tamaulipas, 1982. • Anuario Estadístico Tamaulipas, 1983. • Anuario Estadístico de Tamaulipas, 1984. Gobierno del Estado de Tamaulipas e Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, Anuario Estadístico Tamaulipas, 1988, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993, 1994, 1995, 1996, 1997, 1998, 1999, 2000, 2001, 2002, 2003. INEGI, IX, X, XI, XII Censos Generales de Población y Vivienda, 1970, 1980,1990, 2000, México. Victoria, 1999. • I Informe de Gobierno, Gobierno del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, 1999. • II Informe de Gobierno, Gobierno del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, 2000. • III Informe de Gobierno, Gobierno del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, 2001. • IV Informe de Gobierno, Gobierno del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, 2002. • V Informe de Gobierno, Gobierno del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, 2003. • VI Informe de Gobierno, Gobierno del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, 2004. General de Organización del Poder Ejecutivo, Ciudad Victoria, Gobierno del Estado de Tamaulipas, 1995. Yarrington Ruvalcaba, Tomás. INEGI, Sistema de Cuentas Nacionales de México, Producto Interno Bruto por entidad federativa, 1993-2000.

Fuente Legislativa

Periódico Oficial del Estado.

278

FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA
Bibliografía
Aguilar Villanueva, Luis (coord.), El estudio de las políticas públicas, México, Miguel Ángel Porrúa, 1992. Lujambio, Alonso. El poder compartido: un ensayo Alarcón Cantú, Eduardo, Estructura urbana en ciudades fronterizas. Nuevo Laredo-Laredo, Reynosa-McAllen, Matamoros, Brownsville, Herrera Pérez, Octavio, Breve Historia de Tamaulipas, Arriaga, L., J.M. Espinoza, C. Aguilar, E. Martínez, L. Gómez y E. Loa , coords., Regiones terrestres prioritarias de México, México, Comisión Nacional para el conocimiento y Uso de la Biodiversidad, 2000. Bolman, Lee Q. y Deal Terrense E., Organización y Liderazgo, Addison-Wesley Iberoamericana, 1995. Díaz Cayeros, Alberto, Desarrollo económico e inequidad regional: Hacia un nuevo pacto federal en México, México, Miguel Ángel Porrúa, 1995. García Martínez, Bernardo, El desarrollo regional, siglos XVI al XX, México, Océano-UNAM, 2004. Garza, G., A.M. Ohem, J.M. Herrera, J. Sobrino, G.I. Ramírez, J. Ramírez, M.E. Esquivel, Plan Económico y Urbanístico de Tamaulipas, 19992010, México, 1999. Unikel, Luis, Gustavo Garza y Cresencio Ruiz, El Guerrero, Omar, Del Estado Gerencial al Estado Cívico, México, Editorial Porrúa, 1999. desarrollo urbano de México, México, El Colegio de México, 1976. Pariente, José Luis y Marco Aurelio Navarro, coords., Tamaulipas. Los retos del desarrollo, Ciudad Victoria, Colección Misión XXI-Universidad Autónoma de Tamaulipas, 2001. Robles Gil, Patricio, La Gran Provincia North, Douglass, Instituciones, cambio institucional y desempeño económico, México Fondo de Cultura Económica, 1993. Martínez Torres, Antonio, Ensayos: Política, Administración y Gobierno, México, Colección Ensayos de Posgrado-Universidad Autónoma de Tamaulipas, 2001 México, Fondo de Cultura Económica-El Colegio de México, 1999. Tijuana, El Colegio de la Frontera Norte, 2000. sobre la democratización mexicana, México, Océano, 2000. Gobierno del Estado de Tamaulipas, Tamaulipas la tierra del Bernal, Ciudad Victoria, 1986.

Tamaulipeca, México, Gobierno del Estado de Tamaulipas-Agrupación Sierra Madre, 2004.

279

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful