You are on page 1of 12

Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. Asesor de la UPN 162 de Zamora, Mich. lorenzoagb@hotmail.

com

EL VALOR PEDAGÓGICO DEL ERROR
Me gustan mis errores,
no quiero renunciar a la libertad
deliciosa de equivocarme.
Charles Chaplin
Cada vez que cometo un error me parece
descubrir una verdad que aún no conocía.
Maurice Maeterlinck
¿Para qué repetir los errores antiguos habiendo tantos
errores nuevos que cometer?
Bertrand Russell
El error obliga a rehacer el camino y eso enseña
muchas cosas. La duda, no. Entre el error y la duda, opto
siempre por el primero.
Juan Benet
Eso, que llaman verdad no es más que la
eliminación de errores.
Georges Clemenceau
Este tema está orientado al ámbito educativo, sin embargo permea en todas las esferas de
nuestra sociedad, ya que se ha desarrollado una ceguera en los rubros de apropiación del
conocimiento, trayendo con ello una falsación de la concepción del proceso de enseñanzaaprendizaje que repercute en todas las ciencias y su impacto en los sujetos es avallasador, pues
obstaculiza la evolución espiral y cíclica del conocimiento e innovación.
Primeramente, debemos entender que muchas generaciones son producto de un modelo
educativo, donde el error es una distorsión no válida, que se anida en nuestra memoria,
haciéndonos sujetos no susceptibles a esta falla, de ahí que evitamos cometerlos y de ahí
también, el que nos hacemos indiferentes a éstos, e incluso nunca aceptamos que nos
equivocamos y cuando nos agarran in fraganti nos justificamos y nos defendemos de los
señalamientos de las fallas que tenemos.
Ante lo anterior, empecemos por establecer los diferentes sinónimos que conceptualizan al error
y que son manejados dentro de nuestro entorno socioeducativo, entre ellos tenemos: confusión,
desacierto, disparate, equívoco, falsedad, fallo, falla, inadvertencia, inexactitud, irracionalidad,
tontería y otros peores, y cuando son de acciones, algunos de ellos son: defecto,
desviación, desatino, desliz, descuido, distorsión, equivocación, extravío, regada, resbalón,
tropiezo, etc.

sin embargo. para tener un mayor impacto en el crecimiento social del conocimiento y propiciar aprendizajes significativos dentro de los nuevos modelos . ¿por qué se producen ?. ¿qué corriges normalmente?.com Este tipo de términos son muy cotidianos en los ambientes escolares. para señalar muchas de las acciones que emprendemos o para etiquetar a los alumnos en su apropiación de conocimientos. y ¿qué tono utilizas al corregir? Estas preguntas conllevan un análisis que nos lleva a hacer una retrospectiva a través de la historia y denotamos que se han dado algunas respuestas. como: ¿por qué y para qué corriges?. Mich. Asesor de la UPN 162 de Zamora. lorenzoagb@hotmail. El error no posee un valor educativo por sí mismo. Utilizadas como estrategia.7) Ante lo anterior señalado por de la Torre. pues éstos dan pautas para esclarecer preguntas dentro del aspecto evaluativo como proceso de mejora. su provocación. sin embargo bajo la perspectiva pedagógica constructivista. ¿cómo y cuándo lo haces?.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. viene de una concepción educativa tradicionalista y como tal. permitiendo diseñar estrategias para lograr su aprehensión correcta. posteriormente analizar tu comportamiento a través de preguntas problematizadoras. dentro de éstas. (p. es pertinente que todos los educadores nos hagamos los siguientes cuestionamientos: ¿qué es un error?. esta fomentada en la exclusión del error. La cultura que hemos desarrollado en la sociedad en la que estamos inmersos. La pedagogía del éxito nos ha podido llevar a la creencia de que no es posible otra pedagogía diferente. Cuando hablamos de una pedagogía del error no estamos defendiendo. Una de los grandes obstáculos educativos es la actitud del docente frente al error en los procesos de enseñanza-aprendizaje de los estudiantes y es éste rubro es donde realizo mis reflexiones. resultan positivas. pero ahora. Que la clave de una buena pedagogía estriba en asegurar el éxito del alumno mediante la evitación del error. siempre que no se cometan excesos. De acuerdo a De la Torre (2004) afirma que: El mayor error es creer que uno no se equivoca. han coincidido que se consideraban como equivocaciones. ¿son todos de la misma magnitud?. en el rol del mediador pedagógico su actitud ante el error han cambiado. ¿cuál es la actitud de los estudiantes ante el error?. como tampoco lo tienen la competición o la disciplina planteadas como metas. con la corriente pedagógica constructivista debemos reconceptualizar este término y vislumbrarlo como una disyuntiva de enseñanza. dado que es un aspecto poco tratado en el ámbito educativo. como es natural.

además lograr con ello un constante auto-actualización que conlleve a una transformación de sujeto social a sujeto enseñante. pues no sabe qué tipo de habilidades y herramientas ha adquirido. El mayor error sería subestimar el problema del error. lorenzoagb@hotmail. Estamos creando desempleados con una mentalidad de fracaso. con respecto a los saberes para una educación del futuro. Para lograr esa inmunización. poco se ha modificado en su modelo educativo en la práctica. Ante este contexto tan crudo y ofensivo al que se van a enfrentar las diferentes generaciones. Asesor de la UPN 162 de Zamora. con la intención de buscar una mejora en los servicios o desempeñarse con mejores competencias específicas. sobrelleva a crear una situación caótica en la mentalidad del estudiante. es priorizar los errores de la subjetividad de los actores educativos y lo pondera así: “todo conocimiento conlleva el riesgo del error y de la ilusión. . donde aplicarlas y la imposibilidad de incorpóralas en la productividad en el entorno sociocultural de su región.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza.com educativos que nos de pautas hacia un crecimiento en la calidad educativa que coadyuve en el desarrollo sociocultural de nuestra sociedad. para mejorar su entorno social y sobresalir a los problemas a los que se va retando. como valor pedagógico de superación y motivación. el que se siga propiciando metodologías obsoletas en una era de la sociedad del conocimiento.5) La educación en nuestros tiempos. donde ellos se ha fijado la meta de incluirse dentro de ese ámbito. La educación del futuro debe afrontar el problema desde estos dos aspectos: error e ilusión. El reconocimiento del error y de la ilusión es tan difícil que el error y la ilusión no se reconocen en absoluto” (p. lo que ha traído consecuencias desastrosas en los alumnos. pues las reformas educativas que se han efectuado no han sido lo suficientemente reglamentadas como para implementarse de manera completa. motivarse a superar esos obstáculos y replantearse que posibilidades de éxito se pueden dar. es necesario que el alumno aprenda de sus fallos. ya que no los preparamos para superar los obstáculos a los que se van a enfrentar en el entorno contextual y menos a competir a través de la selección que la misma sociedad va propiciando. la mayor ilusión sería subestimar el problema de la ilusión. Uno de los planteamientos que establece Morin (1999). Mich. surge un planteamiento respecto a inmunizar de cierta manera a nuestros educandos con la finalidad de saber qué hacer.

entre otros. cuando cometemos errores y que . pero que lleva a un aprendizaje. obvio que fueron sancionados y el mentir es una necesidad de su defensa natural. Asesor de la UPN 162 de Zamora. la posibilidad de aprender algo nuevo.com De acuerdo a los nuevos programas que la SEP ha distribuido. Poniendo un ejemplo “si un alumno no realiza una tarea. considerándose como estimulante en el proceso constructivo de su aprendizaje. pero vemos. no se me va olvidar el compromiso”. hacia un conocimiento deseado. Cuando los docentes dicen que hay estudiantes mentirosos. Mich. se le castiga. debemos comenzar con algunas reflexiones que nos permitan cuestionarnos sobre las posibles repercusiones que se dan. como algo constructivo y creativo en la recreación de un conocimiento. representa una forma de evaluar lo que aún no sabemos hacer acertadamente. pero dicha sanción no le va enseñar a cumplirlas. y debemos verlo como lo que es. y una oportunidad para aprender a hacerlo correctamente. Para lograr lo anterior. lo que permite que los alumnos cometan equívocos durante el proceso. no me enojaré. El error es una herramienta de apoyo para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje y no creemos que alguno de nosotros digamos “hoy voy a cometer errores. el error tiene una orientación totalmente distinta. no voy a chocar. lorenzoagb@hotmail. se ha insistido que la metodología de enseñanza sea constructivista y en éste enfoque. desafío o consigna para llegar al conocimiento. En el ámbito educativo lo vemos como algo malo. le va a enseñar habilidades para evadir su culpa y la sanción y no le va enseñar la razón por la cual es necesario cumplir con su trabajo”. El error. Por lo reconocemos que los errores son involuntarios y nadie en su santo juicio quiere caer en ellos. que ese es un camino cerrado. sino como estrategias de aprendizajes. Un mediador pedagógico sabio es aquel que ya cometió dichos errores y propicia actividades para que sus alumnos caigan en ellos pero sin culpas ni remordimientos. y en lugar de culpar y castigar por ese tropiezo se debe tomar como herramienta de mediación y enseñar amorosamente. lo que le va a enseñar es a decir mentiras para evitarla y a evadir sus responsabilidades. con la facilitación del mediador pedagógico. Por eso decimos que el castigo es antipedagógico y enseña exactamente lo contrario de lo que esperamos enseñar. no me voy a tropezar. que después de un tiempo los errores que cometimos.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. hasta lograr el resultado esperado. un ejemplo es establecer cierta conjetura.

incorporar nuevas experiencias y rehacer caminos. ello nos posibilita estimar lo falible. a través de la localización y la visibilización de una equivocación corregible. y que hace que dejemos nuestras tareas incompletas y con cierto sabor amargo. examina el porqué del mismo y lo utiliza como estrategia de nuevos aprendizajes. Profesor y alumno no coinciden totalmente en sus códigos. logra ampliar los horizontes de la reflexión. El que se equivoca tiene oportunidad de soñar con las conquistas. dentro del entorno social. En su recorrido. Profesor y alumno están comprometidos en un mismo objetivo. el profesor sigue de cerca las estrategias utilizadas por el alumno. 2007:132) El término error tradicionalmente se ha conceptualizado como una transgresión. actitudes. educadores. Acepta el error como algo natural al proceso. “los errores. tímido e inseguro. el error es ponderado. desviación o uso incorrecto de normas. que no es otro que el del "currículum". (De la Torre. siempre inconclusa y constructora de nuevos y progresivos saberes. Por el contrario. si el que se equivoca es valorado y estimulado. los fracasos. aprender el sentido y la significación de la rigurosidad desde el fallo. desde muy tempranamente nuestra imperfectibilidad humana. tiene ocasión de aprender y disfrutar más de la victoria. Recordemos que uno se cae muchas veces hasta que aprende a caminar. pero ahora debemos considerarlos como una nuevas oportunidades para afinar la mirada exploratoria. que extraiga sabiduría de sus experiencias dolorosas en vez de cultivar la culpa” (Cury. En cambio. La enseñanza y la evaluación tradicionalmente han rechazado y condenado inquisitorialmente la equivocación. Éste es uno de los fundamentos de la inteligencia multifocal. Ahora el error es el recurso que nos enseña a ver. el miedo a equivocarse forja un «yo» sumiso. Mich. y se ha visto a través del tiempo como situaciones que no se deben presentar y de haberlas. donde el error es parte del mismo proceso de . ejecutivos— deben animar al que fracasa de manera tal.15) Hoy día. resultados.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. compañeros y de la propia observación. el profesor va ampliando el campo de significaciones compartidas. Los verdaderos líderes —como los padres. Los psicólogos cognoscitivistas consideran a la persona humana. prevalece una didáctica constructivista donde el estudiante ocupa el lugar privilegiado en la enseñanza-aprendizaje. como un gran centro de procesamiento. Asesor de la UPN 162 de Zamora. pero partiendo de lo que tienen en común. El aprendizaje es para el alumno como un laberinto de nuevas significaciones del que ha de salir con ayuda de profesores.com estos se transforman en fracasos que nos desmotivan. las incomprensiones representaron lecciones únicas para aquellos que lucharon por sus sueños. 2007:131). actividades. que nos desvían del camino trazado hacia la consecución de nuestras metas. pretendemos ignorarlas como una vergüenza de esa falla. porque se considera que el equivocarse es una oportunidad para el aprendizaje. (Cury. p. 2004. lorenzoagb@hotmail.

y el que yerra es castigado con notas bajas. sino medios para descubrir o construir otra alternativa y cuando surgen estos.7) El análisis de los equívocos en el aprendizaje.”(p. lorenzoagb@hotmail. Desde una perspectiva constructiva. Esta tarea sólo es posible a través de una mirada evaluativa reflexiva. Hace referencia a criterio. El docente que forma. investigar sus causas y buscar la forma de enmendarlos. revelan los procesos mentales que han llevado a ellos a una comprensión equivocada. Esta política falta el respeto a la riquísima pedagogía de ensayo y error que nos ha aportado las grandes conquistas de la historia. (Cury. lo que falta mejorar. norma o valor. Como . Por eso. ¿Y si un estudiante se pasa de esa cifra? Recibe otros treinta. Equivocarse constituye una etapa de la invención. no debe seguirle un castigo. son difíciles de superar porque requieren de una reorganización de los conocimientos en el alumno.com auto información. se considera significativo cuando se repite y está bien instalado en el alumno. valorara lo que ya se tiene conseguido y analizara. no necesariamente tiene que ser de acuerdo al objetivo propuesto. deben valorarse para apoyarse en la resolución de éstas actividades u otras. interesan fundamentalmente los equívocos que son considerados significativos. a través del error. por lo que el error no se vea como algo inadecuado. que revele los desaciertos significativos. la cultura de las pruebas y los exámenes que se aplica en las escuelas de todo el mundo está equivocada. debe y puede investigar los orígenes del error para encontrar las correcciones posibles Una tarea esencial es la de detectarlos en los trabajos de sus alumnos. por su parte. El que acierta. Asesor de la UPN 162 de Zamora. sino que lo vamos a ver como un ensayo y que tiene la posibilidad de aprender algo nuevo. 2007:132) Procuremos que al error. o cuando está ligado con otros. hay un predominio de los errores sistemáticos con respecto a los de azar u ocasionales. porque son el preludio de un proceso de ensayo-error y que son persistentes y particulares de cada individuo. pero no comporta actitud sancionadora ni punitiva. el error es un desajuste entre lo esperado y lo obtenido.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. los fracasos son escalones de la creación. es de permanente interés en las investigaciones en educación. Los errores sistemáticos. De ahí que De la Torre (2004) enfatice que: “La pedagogía del error. lo cual significa que los equívocos que cometemos son involuntarios. Por eso Maxwell enfatiza que: Da a cada alumno una cantidad de treinta errores para que cometan en cada sesión de entrenamiento. ya que estos se pueden gestar desde mucho antes que se manifiesten. puesto que puede llevarnos a otros caminos adyacentes a nuestra finalidad. pues nunca se tiene la intención de realizarlos. Mich. con los cuales constituye una trama. obtiene notas altas.

15-18) Entre los errores que se cometen. ¿Cuántos espera alcanzar? ¿Veinte? ¿Cincuenta? ¿Noventa? Asígnese una cantidad y trate de alcanzarla antes de terminar el trabajo. podremos interpretar que algunos están ligados a las características propias del alumno. (Maxwell. otros a las normas establecidas dentro de un contrato didáctico. los errores no definen el fracaso. los errores proporcionan información vital del alumno con respecto a su proceso de aprendizaje y señala seis puntos fundamentales: 1) El error informa al profesor de que el niño que se equivoca necesita de ayuda. el estudiante se relaja. 5) El error condiciona el método de enseñanza. Son nada más que el precio de alcanzar el éxito en la jornada. Al emprender su próximo proyecto o asignación importante. ve los errores desde una perspectiva diferente. Asesor de la UPN 162 de Zamora.com resultado. Mich.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. 2) El error proporciona pistas de lo que ocurre en el proceso de razonamiento 3) El error deja traslucir el procesamiento cognitivo de la información. Recuerde. a los estilos propios de aprender de los alumnos y a los que se generan de las interacciones propias de su entorno sociocultural. lorenzoagb@hotmail. (Pp. otórguese una razonable cuota de errores. De acuerdo a De la Torre (2004). 6) Los errores proporcionan información sobre el progreso del alumno respecto de sus compañeros. 2000: 19) Si analizamos los errores tratando de delimitar sus causas. tenemos la siguiente tipología: . 4) El conocimiento de la naturaleza del error proporciona una guía estratégica de la práctica didáctica. y empieza a aprender.

pp. . Asesor de la UPN 162 de Zamora. 2004. Este cambio de reglas se expresará. “El error es un síntoma. precisamente uno de los grandes problemas que tienen los profesores es detectar las habilidades que desarrollan habilidades los alumnos para encubrir lo que no desconocen. lorenzoagb@hotmail. estaremos encontrando dificultades para propiciar una mejora en el rendimiento académico. Mich.html bajado el 9/10/13 Los cuales tenemos que considerarlos como apoyo. un indicio del que ha de saber aprovecharse el profesor para su diagnóstico. sino encubrirla.net/2007/01/el-estatus-delerror-en-la-escuela.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza.com http://blog. Ya que éstos ayudan a resolver problemas. 8-9) En el mediador pedagógico.” (De la Torre. el error es un indicador de que determinados procesos de enseñanza/aprendizaje no funcionan. Quien se empeña en evitar el error sin analizar sus características y tipología no mejora los procesos de aprendizaje. se traduce en el ejercicio de un rol diferente del alumno y del maestro. y al desconocer lo que no saben. no podemos problematizar sobre las causas de su ignorancia y la ocultación de su error impide su aprendizaje. Del mismo modo que eliminar la fiebre no supone erradicar la enfermedad. pues de otro modo.lamiradapedagogica. su función con respecto a los errores implica un cambio de las reglas de juego a establecer en el aula.

contenidos y los estudiantes. por ejemplo: problemas sin respuesta. por ejemplo la destreza de manejar el juego del trompo. etc. en nuevas rutinas. Por ejemplo. algunas características individuales del niño pueden inducirlo a fracasar en ciertas circunstancias: la desorganización o la excesiva lentitud en su trabajo. El error es el criterio que permite diferenciar a los alumnos buenos de los peores. nuevos tipos de problemas. En tanto que los "buenos alumnos" coinciden con aquellos que cometen menos errores en los exámenes. vuelvo a insistir. 2004. Mich. que para obtener un nuevo conocimiento es necesario provocar un desequilibrio. y este surge cuando descubre algo nuevo que le interesa a aprender y para lograrlo adquirir o asimilarlo tendrá que pasar por una multitud de errores de diferentes tipos. los problemas de orden psicoafectivo como el miedo a una situación de examen. que articula tres componentes básicos de una competencia comunicativa: docente. a limitaciones en el desarrollo intelectual del niño en un momento dado. los estudiantes y docentes efectúan consciente o inconscientemente diagnósticos que ayudan a detectar las posibles anomalías de las actividades de aprendizaje en los diferentes espacios educativos. Asesor de la UPN 162 de Zamora. investigar sus causas y buscar la forma de remediarlos. con más de una respuesta. De ahí la trascendencia de atenderlo educativamente y la necesidad de reconocer que la situación de enseñanza-aprendizaje es ante todo una situación particular de comunicación. Una tarea esencial del docente es la de detectarlos en los trabajos de ellos. Si tomamos en cuenta lo que Piaget observó en los niños. A la vez. que no entra en sus planteamientos el hecho de aceptar el error en sus intervenciones y menos aún. al menos que recurra a la reflexión y a la autocrítica. Tan habituado está a transmitir lo que cree verdades incontestables. que revele las confusiones significativas y de ahí proponer un tipo particular de solución. habría que trabajar de manera sistemática con problemas con datos de más. A partir de los errores. "El pez es el último en descubrir el agua" dice un refrán. o a dificultades en el tratamiento de la información. Para el primer caso planteado habría que evitar presentar una lista de problemas en la cual todos se resuelvan utilizando el conocimiento recién adquirido. Para evitar la segunda dificultad. La falta de errores justifica la promoción y progreso de los alumnos. Esta tarea.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. 12-13) Entre los errores ligados a las tipologías del alumno encontramos que pueden responder a distintas razones. y el profesor tal vez sea el último en descubrir sus errores. (De la Torre. En fin. lorenzoagb@hotmail. etc. pasará por los pasos que observó en sus compañeros y articular una serie de destrezas que convergerá . "los peores" se identifican con quienes cometen más errores. sólo es posible a través de una mirada evaluativa reflexiva. nuevas maneras de plantear los problemas. el error crea una distancia empática entre el profesor y el alumno. pp. partir del error como estrategia de aprendizaje. etc.com por ejemplo.

sin embargo cada uno de éstas le dejara un aprendizaje nuevo. debemos estimularlos desde la educación inicial hasta el nivel universitario a que se equivoquen. Dentro de esta perspectiva de enseñanza. para que tome en cuenta los que ya han cometido y no caer en una equilibración que le haga cometer los mismos errores en secuencia. lorenzoagb@hotmail. En estos casos el mediador debe tener la habilidad y las herramientas adecuadas para establecer un nuevo tipo de interacción que permita mediar con el alumno y el saber para estimular su creatividad y buscar otras fuentes que le permitan completar su conocimiento para lograr el objetivo deseado.com en manejo de la motricidad fina. pues muestran el estado de comprensión en él. . siempre visualizamos el éxito como una meta a la que se deberá llegar a cualquier costo. etc. secuencia de ciertos pasos. pues nos llevó al resultado correcto. Mich. La importancia de ver el valor pedagógico del error estriba fundamentalmente en que deben seguir el proceso cognitivo del alumno y de los procesos lógicos de apropiación del conocimiento. Para lograr lo anterior es necesario que el mediador sea capaz de detectarlos. para que el alumno que los ha cometido. para completar sus saberes que le faltaron para logar la comprensión que no tuvo anteriormente. que en sí. sin embargo nos olvidamos del proceso dentro del entorno sociocultural que nos permitió llegar a ese resultado. los fracasos que son originados por las concepciones de los educandos. Asesor de la UPN 162 de Zamora. pero también lo motivará a llegar a la meta deseada de dominar dicho juego. son en sí conocimientos que ya no responden a las necesidades de su entorno y que por lo tanto es necesario adaptarlos a la nueva situación que se presenta al sujeto. todo lo anterior lo llevará a cometer muchas fallas a través del ensayo-error. gruesa. Los docentes debemos propiciar el proceso de enseñanza-aprendizaje a través de lograr que los alumnos acierten en cada una de las acciones que lleven a cabo. que puede desviarlo a nuevas formas de manejar este juguete. Generalmente. y actividades de tipo cognitivo como organización.. los invierta en fuente de conocimiento. Dentro la perspectiva constructivista. siempre y cuando sus errores sean siempre diferentes y no los mismos. pero sin la mentalidad de tener discípulos prodigio que rara vez se equivocasen. no son consecuencia de una falta de conocimiento o de ignorancia. los errores que se producen en la interacción del alumno con el conocimiento. mismo que le proporcionará la información adecuada. es el más valioso.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza.

o cuando éste es un eslabón de una cadena con otros. que le sirvan para comenzar un nuevo proceso de apropiación de saberes que le permitan crecer en nuevos esquemas hacia el proceso de abstracción y reflexión. lorenzoagb@hotmail. entre algunas de éstas son:      Características propias del alumno Contrato pedagógico Estilos de aprendizaje La mediación del docente La interacción del docente alumno Por lo que. Asesor de la UPN 162 de Zamora. Un error cuando se repite y está bien instalado en el alumno. podemos llegar a un choque de creencias respecto a los temas que queremos propiciar para su apropiación. No se concentre solamente en la corrección de los errores morfológicos o léxicos. recomendamos a los profesores que:  No exagere en una revisión exhaustiva. aquellos que se encuentran equilibrados en los niños. que llevan al alumno a repetirlo. preste atención a los errores que estén dentro de su marco de competencia de los alumnos de acuerdo a su nivel y área en que se esté  trabajando. dado que son baches no bien detectados y muy subjetivos en el alumno. Mich. Es interesante también diferenciar los errores propios de un nivel y no marcar  exageradamente de lo que heredo de otros niveles. porque no sabemos cómo se apropió de ese conocimiento y en qué situación contextual lo hizo y dada su compleja interpretación que podemos dar los docentes interventores. Los errores se producen por diversas razones. donde no se ha logrado una desequilibración que le permita establecer nuevas pautas de ensayo-error. . que se sesga en una serie de creencias.com Este tipo de errores sistemáticos son los peligrosos para el proceso de enseñanza. aunque sean los más fáciles de identificar. se propondrá un tipo particular de solución.Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. con los cuales se construye un conocimiento. Un docente debe visualizar los equívocos. para el desarrollo de las actividades de intervención e interesan fundamentalmente. por lo que se hace necesario analizar de dónde pueden provenir y de acuerdo a su interpretación que se haga.

EL “error”. Nunca renuncies a tus sueños.com  Otra cuestión que hay que tener presente es que debemos corregir según la norma. J. Francia: Santillana. Un error permite detectar la ignorancia que tenemos al respecto de lo que se hace. Miami. pero  en muchas ocasiones es necesario permitir una cierta flexibilidad. que si nos apegamos a la pedagogía constructivista. Fl (EE. S. E. Arg. España: Minotauro. Finalmente. podemos afirmar. . un medio para enseñar. J. donde el error es un parámetro de las desviaciones del proceso de enseñanza-aprendizaje. ha permitido realizar muchos de los descubrimientos e innovaciones que se han obtenido en la sociedad. Bibliografía Cury. Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. A. lorenzoagb@hotmail. De la Torre. ya que la estrategia de ensayo-error. Mich.UU): Caribe. (2004). Buenos Aires. Pierre. (2004). México. podemos modificar dicho proceso y buscar otro acorde a las necesidades de los alumnos e invertir esa costumbre de sancionar los equívocos. (2007). Barcelona.F. Asesor de la UPN 162 de Zamora. a no repetirlos y reconocerlos es abrir paso a un nuevo conocimiento. permitiéndolos como estrategia de aprendizaje.: Magisterio del Río de la Plata. (2000).Lorenzo Alberto Guzmán Barraza. Paris. El valor positivo del fracaso. Morin. D. . Aprender de los errores: El tratamiento didáctico de los errores como estrategias innovadoras.: SEP. conlleva a nuevas opciones. (1999). Maxwell.