You are on page 1of 1

24/10/2014

UDI identifica a Gramsci como el verdadero fantasma a temer - El Mostrador

22 DE ABRIL DE 2014

UDI identifica a Gramsci como el verdadero fantasma a temer
En  marzo,  el  diputado  Felipe  Ward  (UDI)  repartió  entre  los  gremialistas  un  documento  titulado  “Gramsci  en  Chile”,
capítulos  seleccionados  del  libro  del  historiador  Jaime  Massardo.  El  documento  apoya  la  visión  que  existe  en  la  derecha,  en
cuanto  a  que  con  medidas  como  las  reformas  tributaria  y  educacional  se  quiere  imponer  “un  comunismo  2.0”,  siguiendo  la
teoría  del  marxista  italiano  Antonio  Gramsci,  al  que  ven  como  “el  rostro  sutil  del  totalitarismo”.  “Primero  fue  la  derrota
cultural,  porque  desde  2011  se  fue  imponiendo  un  lenguaje  cargado  negativamente  y  se  asumió  como  tal:  modelo  de
derecha,  multinacionales,  lucro”,  aseguran  desde  el  gremialismo.
por EL MOSTRADOR

Hace  unos  días  el  senador  de  la  UDI  Víctor  Pérez  emplazaba  al  gobierno  “a  definirse  si  es  o  no  marxista”,  tras  los  temores  que
provocaron  dentro  de  la  tienda  las  declaraciones  del  diputado  del  Partido  Socialista  Marcelo  Schilling,  quien  aseguraba  que  “Marx  ha
resucitado  y  vemos  a  los  ricos  arrinconados  tratando  de  resistir  las  hordas”.
Pero  la  verdad  es  que  el  verdadero  temor  de  la  UDI  no  sería  precisamente  el  filósofo  alemán,  sino  que  el  pensador  italiano  Antonio
Gramsci.  Esto,  luego  de  que  a  fines  de  marzo  el  jefe  de  la  bancada  UDI,  Felipe  Ward,  repartiera  entre  los  diputados  gremialistas  un
documento  titulado  “Gramsci  en  Chile”,  en  donde  se  pueden  ver  capítulos  seleccionados  del  libro  del  historiador  Jaime  Massardo,  los
cuales  explican  las  circunstancias  de  que  las  teorías  marxistas  del  político  italiano  han  sido  incorporadas  paulatinamente  por  los
trabajadores  locales.
La  teoría  de  Gramsci  se  basa  en  que  en  una  sociedad  libre  siempre  hay  una  clase  dominante  que  impone  su  punto  de  vista  y  que,  a
través  de  la  influencia  cultural,  se  mantiene  en  una  posición  dominante  y  provoca  un  cambio  político.
“Nos  ganaron  con  el  método  Gramsci.  Primero  fue  la  derrota  cultural,  porque  desde  2011  se  fue  imponiendo  un  lenguaje  cargado
negativamente  y  se  asumió  como  tal:  modelo  de  derecha,  multinacionales,  lucro.  Todo  lo  que  antes  se  usaba  en  neutro,  se  comenzó  a
usar  como  sinónimo  de  lo  que  había  que  erradicar,  entonces  hay  ahí  cierta  mirada  ligada  al  marxismo,  pero  en  la  versión  de  Gramsci”,
asegura  un  parlamentario  gremialista,  según  informa  The  Clinic  Online.
En  el  gremialismo  aseguran  que  a  través  de  medidas  como  la  Reforma  Tributaria  y  educación  gratuita  se  intenta  imponer  “un
comunismo  2.0”  y  agregan  que  estas  políticas  públicas  son  “una  versión  gradual  de  un  Estado  cada  vez  más  socialista,  y  para  eso
primero  hay  que  destruir  el  modelo  y  legitimar  su  destrucción”.
Esta  mención  a  Gramsci,  al  que  ven  como  “el  rostro  sutil  del  totalitarismo”,  es  de  larga  data  en  el  gremialismo.  En  su  declaración  de
principios  de  1991,  la  UDI  asegura  que  “el  mundo  se  sitúa  hoy  en  la  era  post­industrial,  con  una  desarrollada  economía  de  servicios  y
una  ampliación  del  ámbito  de  las  decisiones  individuales,  propio  del  progreso  tecnológico  actual.  Ello  torna  cada  día  más  obsoleta  la
estrategia  leninista  para  establecer  la  dictadura  del  proletariado.  El  Marxismo  modifica  así  su  fisonomía  hacia  enfoques  más  sutiles
como  el  de  Gramsci,  que  preconizan  apoderarse  de  las  sociedades  libres  a  través  de  la  erosión  de  sus  instituciones  fundamentales  y  del
dominio  de  la  cultura  (…)  para  ello  se  fomenta  la  destrucción  sistemática  de  los  valores  cristianos,  especialmente  los  referidos  a  la
familia  y  las  costumbres  públicas  y  privadas”
El  texto  agrega  que  el  pensamiento  de  Gramsci  es  fomentado  por  “el  debilitamiento  del  matrimonio,  la  legalización  del  aborto  y  la
permisividad  frente  a  la  pornografía  y  las  drogas”,  por  esto,  dice  la  declaración,  “es  una  obligación  de  especial  actualidad  que  Unión
Demócrata  Independiente  asume  y  respecto  de  la  cual  alerta  a  los  chilenos”.
En  el  documento  entregado  por  Felipe  Ward  están  seguros  de  que  en  Chile  se  está  introduciendo  este  tipo  de  pensamiento  marxista,
ya  que  en  el  libro  de  Massardo  incluso  “se  habla  de  que  el  camino  al  socialismo  incluye  una  asamblea  constituyente,  entonces  nuestra
lectura  de  la  realidad  es  la  adecuada”,  dice  una  fuente  del  gremialismo.

http://www.elmostrador.cl/pais/2014/04/22/udi-identifica-a-gramsci-como-el-verdadero-fantasma-a-temer/#print-normal

1/2