You are on page 1of 2

3.Qué genes y por qué escapan de la inactivación. Explique.


Susumu Ohno demostró en 1959 que el corpúsculo de Barr corresponde a un cromosoma X
condensado en forma de heterocromatina y propuso que uno de los dos cromosomas X está
inactivo en células somáticas, de manera que sólo se expresan los genes del cromosoma X que
permanece activo. En 1961 Mary Lyon formuló la hipótesis de que dicha inactivación se lleva a
cabo al azar en fases precoces del periodo embrionario, y queda fijada una vez que se
establece.
Es muy importante tener claro que la inactivación del cromosoma X no es completa, es decir,
no afecta a todos los genes del cromosoma. De hecho, se estima que sólo un 65% de los genes
presentes en el cromosoma X se inactivan; un 20% de los genes se inactivan sólo parcialmente (es
decir, no están inactivados en todas las células) y un 15% escapan totalmente al proceso de
inactivación. Esto quiere decir que, para esos genes, existen dos copias funcionales en mujeres
XX pero sólo existe una copia en varones XY. Para evitar las diferencias de dosis génica en estos
casos, algunos de estos genes que escapan a la inactivación tienen un gen homólogo funcional en
el cromosoma Y, lo que hace que ambos sexos tengan la misma dosis génica funcional. Se piensa
que el fenotipo de mujeres X0 con Síndrome de Turner se debe precisamente a la disminución
de dosis de todos o algunos de los genes que escapan la inactivación, ya que estas pacientes sólo
tienen una dosis funcional de estos genes (cuando deberían tener dos).

suelen ser aquellos en los que no son un problema las diferencias de dosis 2:1. sobre todo en Xp. los pocos que escapan a la inactivación de X abarcan los que tienen unhomólogo funcional en el cromosoma Y y algunos genes en los quela dosis génica no parece importante . la inactivación de X evolucionó como una adaptación para la decadencia de un gen homólogo ligado a Y. La discrepancia aparente se debe a un mecanismo compensador de inactivación de Y para estos genes: cuando se presentan en el cromosoma Y. tal vez una quinta parte del total de genes en el cromosoma X elude la inactivación (véase Carrel y cois. Además de los genes en las regiones seudoautosómicas. RPS4X y UBE1escapan a la inactivación. En genes ligados a X en los que la dosis génica debe en apariencia controlarse de modo estrecho. 1999).. Los genes PAR2 son diferentes. pero que escapan a la inactivación. Por ejemplo. Los dos genes más teloméricos. los genes no seudoautosómicos humanos ZFX. Rps4 y UbelX (que a diferencia del gen humano UBE1 tiene un homólogo en Y) se someten a inactivación de X. IL9R y CXYorfl. los inactiva X. SYBL1 y HSPRY3 se metilan y no se expresan. cabría esperar que escaparan a la inactivación de X. . Debido a que estos genes no muestran diferencias de sexo en la dosis génica. Una pequeña minoría de genes humanos ligados a X tiene homólogos funcionales en el cromosoma Y. y muchos de ellos al parecer derivan de adiciones autosómicas recientes a los cromosomas del sexo. Pueden ocurrir asimismo diferencias de especie paralos patrones de expresión no seudoautosómicos.No todos los genes se inactivan en el cromosoma X inactivado. Los genes que la eluden tienden a concentrarse en grupos. Todos los genes PAR-1 estudiados escapan a la inactivación de X. pero los homólogos murinos Zfic. Los genes que no tienen un homólogo funcional en el cromosoma Y. pero los dos genes proximales. SYBL1 y HSPRY3. escapan a la inactivación.