You are on page 1of 4

DESARROLLO DE NUEVOS METODOS EN CONTROL DE OLORES

Por Annel K. Greene, PhD, Center Director Clemson University Animal Co-products Research and Education
Center
Traducción: Ing. Florentino Torres M.-Poultry processing and rendering consultant
Tomado de la revista:Render Magazine, Agosto 2012.

El control de olores es uno de los mayores retos en la industria de procesamiento de subproductos
de origen animal o rendering. Una investigación cerca de los años 70´s indicó que las emisiones no
tratadas de las plantas de rendering podían ser detectadas a más de 32 kilómetros de distancia de
la planta de generadora (Bethea et al. 1973). En las operaciones de control en planta para el
tratamiento de olores de alta intensidad se usan lavadores químicos, destrucción térmica,
condensadores y biofiltros, estos han avanzado en la solución de los olores significativamente en
las últimas décadas (Sindt 2006). Sin embargo cada uno de estos sistemas tiene inconvenientes
incluyendo el uso de la energía y ventilación de gases efecto invernadero, almacenamiento y uso
de fuertes antioxidantes químicos, y eliminación de productos químicos y lechos biológicos
depuradores de efluentes. Además como las zonas urbanas han invadido las operaciones de
rendering con estrictas normas de emisión de olores y la necesidad de avance en protección de
olores continua en crecimiento. Hay una cantidad de fuentes de olor que no provienen de los
cocinadores o cookers, tales como los camiones que transportan el subproducto podrían ser causa
también de quejas de vecinos de las plantas.
Los investigadores de la universidad de Clemson Dr. Daniel Whitehead y Dr. Frank Alexis están
colaborando en el desarrollo de un método nuevo y de alta tecnología para reducir las emisiones
de olor. Su investigación de punta consiste en el desarrollo de una nueva ingeniería de
nanoparticulas biodegradables que va a destruir compuestos del olor orgánico volátil que son los
generadores del mal olor. Estas nanopartículas biodegradables no son tóxicas para los humanos y
el medio ambiente. Esta próxima generación de la fusión de la química y la bioingeniería es un
nuevo y fresco enfoque para la solución del problema de olor y ofrece mecanismos de captura y
destrucción de compuestos del olor que nunca han sido explorados anteriormente.
Van Langenhove et al. (1982) reportó que 110(cientodiez) compuestos volátiles pueden ser
identificados en los olores de rendering, pero de estos, únicamente 26(veintiséis) contribuyen más
notoriamente a los malos olores de las emisiones de las plantas de rendering. Estos 26(veintiséis)
agentes ofensivos incluyen 10(diez) diferentes aldehídos, 8(ocho) diferentes ácidos carboxílicos,
5(cinco) diferentes compuestos de sulfuros, así como un alcohol y un compuesto de amina. La
mayoría de estos compuestos orgánicos son generados por la descomposición de las proteínas y
las grasas durante el procesamiento térmico. Otros compuestos del olor de preocupación
proveniente de las operaciones de rendering incluyen sulfuro de hidrógeno y amoníaco. Debido a
la amplia variedad de compuestos químicos contribuyendo a los olores de las plantas de

rendering, las diferentes estructuras químicas de estos agentes con mal olor, y la variabilidad de la
concentración de estos compuestos, las estrategias actuales para el control de olores se basan en
un enfoque de destruir todos los compuestos volátiles emitidos. Sin embargo, se reconoce que los
compuestos con olor más ofensivo pueden no ser los más frecuentes en la mezcla de los
compuestos volátiles. La reducción de estos compuestos podrían mejorar en gran medida los
problemas de malos olores de las instalaciones de rendering. Cabe aclarar que la sensibilidad de la
nariz humana puede detectar y discernir olores químicos en niveles tan bajos como 0,1 partes por
billón (Van Langenhove et al. 1982, Fazzalari 1973).
Desafortunadamente, muchas de las valiosas contribuciones que la industria del rendering hace a
la sociedad mediante el reciclaje de la proteína animal y las grasas pueden ser rápidamente
desestimadas por el público cuando hay emisiones que producen mal olor. La industria del
rendering, por lo tanto, coloca una alta prioridad en el control de olores e invierte considerables
recursos para combatir este problema en curso. El Dr. Whitehead y el Dr. Alexis están trabajando
en una dirección totalmente nueva para el tema de remediación de los olores. El trabajo es
exploratorio y, en esta etapa, está orientado hacia una prueba de concepto. Sin embargo, si tiene
éxito, en el futuro, una amplia variedad de nanoparticulas capturadoras de olor pueden ser
creadas y diseñadas para satisfacer cada una de las aplicaciones necesitadas en la industria de
rendering. El objetivo es tener una aspersión de nanoparticulas para distribuir en las áreas con
problemas de olores. Después las nanoparticulas completan su acción mediante la destrucción de
los compuestos del olor, los cuales podrían ser lavados hacia el sistema de tratamiento de aguas
residuales donde fácilmente se biodegradación.
El término nanotecnología se refiere a materiales que son extremadamente pequeños - en la
escala de uno a 100 nanómetros. Un nanómetro es una mil millonésima de un metro. Como se
describe en www.nano.gov, una hoja de papel es de aproximadamente 100.000 nanómetros de
espesor. Una hebra de ADN humano es de aproximadamente 2,5 nanómetros de diámetro. Los
investigadores han aprendido que las nanopartículas en esta escala tienen una muy singular
propiedad química, física y biológica en parte debido a la relación entre su superficie y su volumen.
Estas singulares propiedades permiten a los científicos la capacidad de utilizar nanoparticulas para
trabajar en un nivel subcelular. El campo de la nanotecnología ha abierto un nuevo campo de
investigación en aplicaciones en las ciencias biológicas y químicas.
El trabajo del Dr. Whitehead y del Dr. Alexis se basa en la tecnología de nanopartículas que fue
desarrollada por primera vez para aplicaciones médicas de suministro de fármacos. Por lo tanto,
estas nanopartículas se han desarrollado teniendo en mente consideraciones de rápida
biodegradabilidad y toxicológicamente seguras(Alexis, 2005). De hecho, estas nanopartículas
pueden ser “sintonizadas” para degradar de acuerdo a una específica programación
predeterminada dependiendo de la aplicación y necesidades. Esta sintonización de degradabilidad
y no toxicidad hace de estas nanoparticulas un excelente soporte para un medio ambiente
amigable para la solución de la emisión de olores en la industria de rendering.

El laboratorio del Dr. Whitehead se centra en varios aspectos de química orgánica sintética,
incluyendo el desarrollo de nuevas metodologías de reacciones orgánicas, la síntesis de pequeñas
moléculas bioactivas y el desarrollo de nuevos medios de catálisis química. Por aplicación de los
principios fundamentales de la reactividad química, las nanoparticulas serían diseñadas y
fabricadas para apuntar a la destrucción de los malos olores más ofensivos que causan dificultades
en la industria de rendering. La contribución de este trabajo es innovador y combina los más
recientes avances en química orgánica sintética con nanotecnología. Una vez completado el
trabajo, La totalidad de nanoparticulas serían probadas en la capacidad para destruir los pequeños
compuestos del olor.
Nacido en Lexington, Carolina del Sur, el Dr. Whitehead obtuvo su licenciatura en ciencias y
Maestría en Ciencias Químicas de la Universidad Furman y su doctorado en Química de la
Michigan State University. El obtuvo su post-doctorado en North Carolina State University y se
convirtió en profesor asociado en la Universidad de Clemson en el otoño del 2.011. El Dr. Alexis
obtuvo su licenciatura en Ciencias Químicas, su Maestría de ciencias en materiales e interfaces de
la Universidad tecnológica de Montpellier en Francia, y su Doctorado en ciencias en materiales de
la Universidad tecnológica Nanyang en Singapore. El Dr. Alexis obtuvo un post-doctorado en
drogas y entrega genética en el instituto de Bioingeniería y Nanotecnología en Singapur. En 2009,
se convirtió en profesor asociado en el departamento de Bioingeniería de la universidad de
Clemson.
El Dr. Alexis inició el laboratorio de Nanomedicina en la universidad de Clemson en el año 2.009
donde su grupo trabaja en una variedad de aplicaciones nanotecnológicas para suministro de
fármacos y la ingeniería de tejidos. Su equipo de laboratorio tiene múltiples frentes de
investigación incluyendo síntesis de nuevos biomateriales y avanzados polímeros biodegradables.
El laboratorio está estudiando la interacción entre las nanoparticulas y sistemas biológicos,
especialmente en relación a salud de humanos y del medioambiente. El equipo del Dr. Alexis esta
también desarrollando tecnologías de nano partículas para imágenes en vivo y desarrollo de
fármacos incluyendo como objetivo las terapias para cáncer. El proyecto de olores en la industria
de rendering sería probando el concepto estudiado para demostrar la reactividad entre la
ingeniería de las nanoparticulas y los compuestos del olor. Una vez finalizado el estudio, los datos
ayudaran a los investigadores a determinar si se debe llevar a cabo nuevas investigaciones
aplicando las nanoparticulas en el entorno de una planta de rendering evaluando cuantitativa y
cualitativamente la reducción de olor. En este estudio preliminar, el objetivo general es demostrar
la capacidad de diseñar nanoparticulas capaces de destruir las emisiones de malos olores en la
industria de rendering.
La tecnología propuesta en el proyecto representa un nuevo campo de estudio que podría abrir
una gran variedad de aplicaciones. Por ejemplo, en otros proyectos futuros a ser financiados en
otros lugares, el equipo de investigación se propone estudiar el uso de tecnología similar de
nanoparticulas para aplicaciones militares y ambientales. En la industria del rendering esta
tecnología podría aumentar o posiblemente incluso sustituir en el futuro tecnologías existentes en
el control de olores. La tecnología podría producir ahorro de costos para la industria de rendering

a través de la reducción del consumo de energía y la reducción de emisión de gases de efecto
invernadero. Además esta nueva nanotecnología podría ser factible en el uso no solo en las
plantas y para la desodorización de camiones, sino también como no tóxicos y medios
biodegradables para contener olores en emergencias o situaciones de derramos en las plantas de
rendering.
Referencias:
Alexis, F. 2005. “Factors affecting the
degradation and drug-release
mechanism of poly(lactic acid) and
poly[(lactic acid)-co-(glycolic acid)].”
Polymer International 54 (1):36-46.
Bethea, R.M., B.N. Murthy, and D.F. Carey.
1973. “Odor controls for rendering
plants.” Environmental Science and
Technology 7 (6):504-510.
Fazzalari, F.A. 1973. Compilation of Odor and
Taste Threshold Value Data, ASTM Data
Series DS 48A. Philadelphia: American
Society for Testing and Materials.
Sindt, G.L. 2006. “Environmental Issues in
the Rendering Industry. In Essential
Rendering: All About the Animal ByProducts Industry, edited by David
L. Meeker, 245-258. Arlington: Kirby
Lithographic Company, Inc.
Van Langenhove, H.R., F.A. Van Wassenhove,
J.K. Coppin, M.R. Van Acker, and N.M.
Schamp. 1982. “Gas chromatography/
mass spectrometry identification of
organic volatiles contributing to rendering
odors.” Environmental Science
and Technology 16 (12):883-886.