You are on page 1of 2

6.

Malformaciones de vías urinarias
Duplicaciones de las vías urinarias
Son frecuentes las duplicaciones de la porción abdominal del uréter y de la
pelvis renal. Estas anomalías se deben a la división del divertículo metanéfrico.
La extensión de la duplicación depende del grado de división el divertículo. La
división incompleta del divertículo metanéfrico provoca un riñón dividido con
un uréter bífido. La división completa da lugar a un riñón doble con un uréter
bífido o uréteres separados. El riñón supernumerario con su uréter propio,
que es infrecuente, se debe probablemente a la formación de dos divertículos
metanéfricos.
Uréter ectópico
Un uréter ectópico no desemboca en la vejiga urinaria. En el hombre, los
uréteres ectópicos desembocan por lo general en el cuello de la vejiga o en la
porción prostática de la uretra, pero también pueden hacerlo en el conductor
deferente, utrículo prostático o glándula seminal. En la mujer, los uréteres
ectópicos pueden desembocar en el cuello vesical, uretra, vagina o vestíbulo
vaginal. La incontinencia es el síntoma principal causado por un uréter
ectópico porque la orina no entra en la vejiga, sino que llega a la uretra en el
hombre o a la uretra y/o vagina en la mujer. El uréter ectópico aparece cuando
este, en vez de incorporarse al trígono en la parte posterior de la vejiga
urinaria, es arrastrado en dirección caudal con el conducto mesonéfrico y se
incorpora a la porción pélvica media de la porción vesical del seno urogenital.
La localización de los orificios ureterales ectópicos es incomprensible porque
esta porción del seno se convierte en la uretra prostática en el hombre y en la
uretra de la mujer. Cuando se forman dos uréteres en un lado, desembocan por
lo general en la vejiga urinaria.
Megacalitosis
Anomalía de los cálices que no afecta la función renal, pero puede predisponer
a las ITU durante la infancia y litiasis en la adultez.
Estenosis pieloureteral
El efecto de una obstrucción en la pelvis oscila desde una mínima dilatación,
hasta una hidronefrosis progresiva con daño del parénquima renal. Si es grave
puede detectarse a partir de las 15 semanas de vida intrauterina; una tercera
parte de los RN son susceptibles a tratamiento quirúrgico, pero el daño renal
no es reversible.
Estenosis ureterovesical (megauréter)
Dificultad distal del uréter en su desarrollo, que puede ser obstructivo o no. El
obstructivo puede resolverse con reimplantación de uréter. El no obstructivo
puede ser secundario a ITU o primario por alteraciones de la pared ureteral,
que puede empeorar con la cirugía. Es más frecuente en varones. Puede
provocar insuficiencia renal crónica (IRC).

Válvulas de la uretra posterior y divertículo ureteral Los cambios pueden ser mínimos y asociarse a reflujo vesicoureteral. previa cateterización para evitar el daño del parénquima renal. El diagnóstico de las formas graves suele hacerse intra útero. IRC desde el nacimiento o ser causa de ITU recurrentes en el niño. según la mayoría de los autores. Su diagnóstico se realiza por ecografía intra útero cuando es grave.Válvulas de la uretra posterior Causa más frecuente de uropatías obstructivas y de 10 % de las hidronefrosis en varones. . Cuando no se diagnostica en etapa fetal. puede ocurrir rotura renal neonatal. pero en la forma más grave se presenta urétero-hidronefrosis e insuficiencia renal. La recuperación renal suele ser total. En los dos primeros años de vida puede tratarse con cirugía. Síndrome de Pruner-Belly Malformación múltiple que involucra la musculatura abdominal con uropatía obstructiva y malformaciones extrarrenales. En los pacientes que requieran trasplante renal es necesario tratar antes la disfunción vesical para evitar daño del injerto. Pueden ocasionar daño irreversible del parénquima. La desobstrucción se realiza mediante electro fulguración de las válvulas y ureteroplastia si se asocia a divertículos.