You are on page 1of 5

Este fue el término difundido por Vrolik en 1849 para designar este síndrome congénito de naturaleza

genética y de presentación variable.

El síndrome se caracteriza por fragilidad ósea que se acompaña por otras alteraciones evidentes en el
tejido conectivo, incluyendo anormalidades en los dientes (dentinogénesis imperfecta), pérdida de
audición, alteraciones en la esclera y displasia del tejido blando.
La gran mayoría de individuos con osteogénesis imperfecta tienen mutaciones que afectan la
estructura de los genes que codifican las cadenas de colágena tipo I. La heterogeneidad clínica es
extensa, la cual va desde la muerte en el periodo perinatal a una talla pequeña y severa deformidad
ósea, hasta una vida normal con solo leve disminución de la masa ósea. Esta heterogeneidad lleva a
grandes esfuerzos para realizar una clasificación de osteogénesis imperfecta que pueda predecir la
historia natural, determinar el modo de transmisión genética y facilitar el abordaje bioquímico de este
grupo de desordenes.
OSTEOGÉNESIS

IMPERFECTA

TIPO

I

También llamada enfermedad de Lobstein
Herencia : Autosómica dominante, la frecuencia de este tipo de osteogénesis imperfecta es de 1 en
15 mil a 1 en 20 mil nacidos vivos , pero por su presentación clínica leve puede ser más frecuente.
Etiopatogenia : Disminución en la producción de proalfa 1, substitución por otros residuos distintos a
la glicina en la triple hélice de alfa 1(I).La disminución de la producción de proalfa 1(I) no es la única
vía de disminución de la secreción de procolágena sin secretar moléculas anormales, por ejemplo, la
síntesis de proalfa 2 (I), cadena que pudiera ser incorporada dentro de las moléculas normalmente,
pero que presentan una rápida y completa degradación intracelular teniendo así un efecto similar.
Cuadro Clínico : Los defectos que se mencionaran a continuación se manifiestan aproximadamente
entre 25 y 60 % de los pacientes con osteogénesis imperfecta tipo I. Se ha sugerido que este grupo
de pacientes pudiera subdividirse en base a la ausencia tipo IA o presencia tipo IB de dentinogénesis
imperfecta.
Los individuos afectados tienen peso y talla al nacer normal, rara vez tienen fracturas en el periodo
perinatal, aunque el arqueo femoral intrauterino y fracturas al nacimiento pueden ser la presentación
inicial. Las fracturas pueden ocurrir primero dentro de las semanas posteriores al nacimiento
asociadas al realizar el cambio de pañal pero más comunmente ocurren cuando los niños comienzan a
caminar. Los huesos que más frecuentemente se rompen son los huesos largos de brazos y piernas,
las costillas y los huesos pequeños de manos y pies. La frecuencia de las fracturas permanece

constante a través de la niñez y disminuye posterior al inicio de la pubertad, sugiriendo que los
factores hormonales y otros alteran la fuerza ósea. Las fracturas sanan rápidamente con evidencia de
buena formación de callo y sin deformidad. La osteoporosis es marcada y la producción de escasa
deformidad ósea. La morfología de los cuerpos vertebrales es normal en un inicio, pero con frecuencia
se desarrolla la clásica apariencia de bacalao que se acompaña de pérdida de talla en las décadas
posteriores.
La facies es proporcionalmente pequeña, triangular, el cráneo es delgado y blando, con fontanelas
amplias y huesos wormianos. Las regiones temporal y frontal son protuberantes con platibasis en la
base del cráneo . Las articulaciones y ligamentos son hiperextensibles, lo que lleva algunas veces a
cifoescoliosis, pies planos y en casos extremos a luxación articular.
En la dentición hay hiperplasia de dentina y pulpa con translucidez de los dientes, los cuales tienen
coloración amarilla o gris azulada. Existe susceptibilidad a las caries y colocación irregular, así como
erupción tardía de los dientes.
La piel y las escleróticas tienden a ser delgadas y translúcidas. La coroides es especialmente visible y
da a las escleróticas apariencia azulada.
Otras alteraciones son hernia inguinal y/o umbilical, escaso desarrollo muscular, una mayor tendencia
a la hemorragia secundaria, a la fragilidad capilar y/o a la función plaquetaria anormal. Dentro de las
anormalidades ocasionales se encuentra a nivel de ojos el embrotoxon (opacidad periférica de la
córnea), queratocono y megalocórnea. Otros son sindactilia y válvula mitral flácida.
Cerca de la mitad de los individuos afectados tienen pérdida de la audición de inicio temprano, la cual
es típicamente de alta frecuencia y la sordera es de conducción ya que el trastorno del colágeno afecta
a la cadena de huesecillos del oído medio. De los 30-39 años de edad el 35% de los pacientes es
sordo y el 50% presenta sordera a los 60 años de edad.
Diagnóstico : Es sospechado clínicamente por la típica triada de Van der Hoeve: fragilidad ósea,
escleróticas azules y sordera, además de tener una historia familiar dominante. El diagnóstico se
confirma al medir la producción de procolágena tipo I por fibroblastos dérmicos en cultivo.
Normalmente, cerca de 85% del colágeno sintetizado por los fibroblastos es procolágeno tipo I y la
mayor parte del resto es procolágeno tipo III, las células de los pacientes con osteogénesis imperfecta
tipo I sintetizan cerca de la mitad de la cantidad normal de procolágeno tipo I pero una cantidad
normal de otras proteínas.
El diagnóstico es particularmente importante en los niños afectados en los que no hay historia familiar
ya que esto facilita el consejo genético y ayuda a concientizar a la familia acerca del pronóstico.
Diagnóstico Diferencial : Hiperlaxitud e hipotonía (conectivopatías congénitas), enfermedad de
Ehlers Danlos, fracturas, displasia ósea, fragilidad ósea.
Diagnóstico Prenatal : La identificación prenatal de fetos afectados puede permitir por algún método
identificar el alelo mutante, los cuales incluyen estudios de segregación con una estructura familiar
apropiada, identificación de los alelos no expresables en el RNA mensajero del feto o al reconocer
fracturas o arqueo de los huesos largos por ultrasonido. Los estudios de segregación de alelos pueden
proveer el diagnóstico a las 11-12 semanas de gestación si se utilizan las muestras de vellosidades
coriónicas. El análisis de la cantidad de procolágeno tipo I sintetizado por células cultivadas de
muestras de vellosidades coriónicas tomadas en la novena-décima semana de gestación pueden
proveer un medio para detectar fetos afectados tempranamente en la gestación.
Evolución natural : Existe una amplia variabilidad individual con mortalidad temprana de lactantes
severamente afectados, relacionada principalmente con bronconeumonía. Después de la lactancia la
perspectiva de sobrevivencia es buena. La deformidad de miembros aparece en 20%, lo mismo que la
cifoescoliosis, la necesidad de férulas o prótesis en 1 de cada 10 casos, silla de ruedas excepcional.

Tratamiento : Un soporte intramedular mediante varillas metálicas debe ser considerado como
tratamiento de los casos graves con fracturas múltiples y un óptimo manejo ortopédico.
Recientemente, ha sido comprobado que la calcitonina administrada a largo plazo, puede favorecer la
disminución en la frecuencia de fracturas. También, el fluoruro, al producir un cristal más fuerte de
fosfato de calcio, puede ser benéfico.
Con la producción de hormonas sexuales en la adolescencia generalmente hay una mejoría parcial.
OSTEOGÉNESIS IMPERFECTA TIPO II
También llamada enfermedad de Vrolik.
Herencia : autosómica dominante (nueva mutación )
Autosómica recesiva (rara)
Se afecta entre 1 a 20 mil y 1 en 60 mil infantes.
Etiopatogenia : Reagrupamientos en los genes COL 1ª1 y COL 1ª2, substituciones por residuos de
glicil en la triple hélice de alfa 1 (I) o alfa 2 (I),
Cuadro Clínico : Prematurez y bajo peso al nacer son comúnes. Los infantes afectados tienen una
facies característica, con escleras azul intenso, naríz pequeña y con puente nasal bajo (pico de águila),
la bóveda craneana es extremadamente suave, escasamente mineralizada con fontanelas grandes y
múltiples huesos wormianos, macrocefalia relativa. Las extremidades son cortas, gruesas, las piernas
arqueadas y las caderas están usualmente en flexión y abducción, la cavidad torácica es generalmente
muy pequeña. Se observan múltiples fracturas y callo óseo desarrollado en especial en miembros
inferiores. Otras alteraciones son vértebras aplanadas, hipotonía, hernias inguinales, hidrocefalia
variable.
Sillence y colaboradores basados en diferencias observadas en las radiografías, subdividieron
recientemente este trastorno en 3 grupos .Grupo A se caracteriza por fémures encogidos, anchos y
cortos y costillas como ”cuentas de rosario”, grupo B presenta fémures encogidos, anchos y cortos con
costillas normales o como cuentas de rosario incompletas. Grupo C se distingue por huesos largos
rectangulares, inadecuadamente moldeados, delgados y largos con múltiples fracturas y costillas
delgadas y arrosariadas. La muerte usualmente resulta por falla respiratoria y frecuentemente ocurre
durante las primeras horas posteriores al nacimiento. Más de 60% de los recién nacidos mueren
durante el primer día de vida, 80% mueren en el primer mes y la sobrevivencia más allá de un año es
rara.
Diagnóstico : Con el incremento en el uso rutinario tempranamente del ultrasonido gestacional, los
primeros niños afectados en las familias son detectados durante el segundo trimestre del embarazo.
Las características tempranas en el ultrasonido durante el embarazo pueden ser difíciles de distinguir
de otras formas letales de displasia esquelética. Las características anormalidades de las costillas y
marcada disminución en la mineralización de la bóveda ósea son las características más útiles. Si hay
alguna duda, el diagnóstico de osteogénesis imperfecta tipo II puede ser confirmado por examen de
las fibras de colágena sintetizadas por fibroblastos cultivados en uno o varios tejidos.
Alternativamente, si no hay fibroblastos disponibles para estudiar, el exámen patológico con el
descubrimiento de hueso desmineralizado, células osteoblásticas dilatadas e incremento osteoide
puede ayudar a confirmar el diagnóstico.
Diagnóstico Diferencial : Displasias esqueléticas letales especialmente la displasia tanatofórica y
acondrogénesis, así como la hipofosfatemia autosómica recesiva
Diagnóstico Prenatal : Ha sido completado por la utilización del ultrasonido obstétrico a
embarazadas entre las semanas 14 a 18 de gestación. Para esa edad los fémures son cortos, la caja
torácica es pequeña y la mineralización de la bóveda craneana es mínima. Análisis de las vellosidades
coriónicas por la presencia de fibras de colégena anormales y sintetizadas por células creciendo de

vellosidades coriónicas pueden ser utilizadas para excluir el diagnóstico y para identificar un feto
afectado.
OSTEOGÉNESIS IMPERFECTA TIPO III
La variedad deformante progresiva es reconocida usualmente al nacer por estatura corta y
deformidades resultantes de fracturas útero.
Herencia : Hay forma autosómica dominante y recesiva las cuales han sido bien documentadas,
aunque la forma recesiva es rara en la mayoría de las poblaciones
Etiopatogenia : En los casos autosómicos dominantes hay una mutación puntal en la cadena alfa 1
(I) o alfa 2 (I). En los casos autosómico recesivos existe una mutación que previene la incorporación
de proalfa 2 (I) dentro de las moléculas.
Cuadro Clínico : Este tipo de osteogénesis es una variedad progresiva deformante, la cual
usualmente es reconocida al nacimiento por estatura corta y deformidades resultantes por fracturas in
útero. Por la fragilidad ósea y deformidad, muchos de estos niños desarrollan cifoescoliosis
significativa y puede progresar a insuficiencia respiratoria. Radiológicamente al nacimiento la bóveda
craneana presenta pobre mineralización, las costillas son delgadas, los huesos largos son delgados con
evidencia de fractura y el esqueleto es osteopénico. Si las fracturas no están presentes al nacimiento,
éstas ocurren usualmente durante el primer año de vida y la deformidad llega a ser aparente en este
periodo. Estas se observan entre los 2 a 5 años de edad, estructuras quísticas inusuales en las epífisis
de algunos huesos largos, especialmente en fémur pueden ser encontradas. Esto da como resultado
que el crecimiento óseo sea pobre afectándose la talla. Por la corteza delgada de los huesos, la
fractura de los mismos es frecuente. La deformidad en los ángulos de la tibia y fémur reduce la
eficiencia de los mismos e incrementa la posibilidad de fractura.
Diagnóstico Prenatal : Por ultrasonido del feto durante el segundo trimestre. Al realizar análisis
directo de la estructura de los genes o por análisis de colágeno sintetizado por células cultivadas. Al
ser el diagnóstico por ultrasonido fidedigno hasta la semana 20-22 del embarazo, el diagnóstico
directo se prefiere cuando se sabe que la mutación o los efectos de la misma pueden ser detectados.
Tratamiento : Los objetivos de la misma es proveer el mejor estilo de vida con una vida productiva a
los individuos afectados.
OSTEOGÉNESIS

IMPERFECTA

TIPO

IV

Herencia : Autosómica dominante
Etiopatogenia : Mutaciones puntales en la cadena alfa 2 (I) ; rara vez mutaciones puntales en la
cadena alfa l (I), pequeñas deleciones en la cadena alfa 2 (I).
Cuadro Clínico : Escleras normales o grisáceas, leve a moderada deformidad ósea y talla variable, la
cual puede ser corta. La dentinogénesis imperfecta es común, pero la pérdida de la audición puede
afectar a menos de la mitad de los individuos con el padecimiento.
Algunos niños tienen fracturas y deformidad al nacimiento , mientras otros tienen solo de leve a
moderado arqueo femoral. La talla al nacer es usualmente normal, pero para la edad de 2 años la talla
puede estar por debajo de percentila 25.
La frecuencia de fracturas disminuye en el momento de la pubertad solo para incrementarse en el
grupo de mayor edad, especialmente en mujeres postmenopáusicas. Se observa escoliosis progresiva
en cerca de un tercio de individuos afectados y puede comprometer la función pulmonar.
Diagnóstico Prenatal : Se puede realizar utilizando DNA obtenido por biopsia de células de
vellosidades coriónicas para observar la presencia de alelos mutantes.

Tratamiento : El objetivo del mismo es proveer independencia máxima y movilidad. Las
complicaciones mayores de la dentinogénesis imperfecta pueden ser tratadas cubriendo los dientes
por materiales sólidos.