You are on page 1of 1

AGUSTIN DE HIPONA

Nació el 13 de noviembre de 354 en Tagaste, pueblo que hoy se conoce porSoukAhras (Argelia). Hijo del pagano Patricio y de la cristiana Mónica. Fue educado en la fe
de su madre.
Hasta los once años permanece en Tagaste y asiste a la escuela del pueblo. Cursó
estudios en Madaura, más tarde se traslada a Cartago para concluir su preparación
académica. A los 20 años regresa a Tagaste, comoprofesor de Gramática. Es un
excelente maestro y también un comprometido proselitista maniqueo. Cuando su
madre sabe que se ha alejado del cristianismo, le prohíbe comer en su mesa y dormir
en su casa.
Agustín regresa de nuevo a Cartago y decide enseñar Retórica. Le acompañan algunos
de sus alumnos de Tagaste. Durante estos años se dedica a la lectura y escribe
poemas logrando ser laureado en los certámenes literarios que tienen lugar en la
ciudad. Con 26 años publica su primer libro "De pucrho et apto".
En Roma consigue abrir una escuela, al año siguiente marcha a Milán. Se presenta a
concurso de oposición y gana la cátedra Imperial de Retórica de esa ciudad. Llamado
el "profesor africano" comienza a visitar asiduamente la catedral atraído por la fama
del Obispo Ambrosio, gran orador.
Por fin, la paz de un jardín y las palabras de la Biblia: "Andemos decorosamente como
en pleno día, no en comilonas ni borracheras, no en fornicaciones ni desenfrenos, no
en rivalidades ni envidias, sino revestíos del Señor Jesucristo" (Rom. 13,13) dan a
Agustín el empujón que necesitaba para convertirse en un "hombre nuevo". Él mismo
ilustra esta profunda experiencia de conversión: "No quise leer más. Al terminar de
leer esa frase sentí en mi corazón como una luz de serenidad que disipó todas las
tinieblas de mi vacilación.
Decide abandonar la enseñanza y se retira con sus amigos a una hacienda
enCasiciaco. Allí descansa, reflexiona, escribe y comparte su preparación para
elbautismo, que recibe al llegar la Pascua del año 387 de manos de Ambrosio.
Después de la muerte de su madre, acaecida en el puerto de Ostia (Roma) en el año
388, se dirige a su pueblo natal, Tagaste, reparte su herencia entre los necesitados y
funda un monasterio donde convive con los amigos que le han acompañado. Su plan
de vida está cifrado en la oración y la convivencia. Sin embargo su fama de hombre
sabio se extiende y se convierte en el "consejero" de muchas personas, inclusive de
otros países del mundo romano. Este mismo año, 388, muere Adeodato, su hijo, que
vivía con él.
En el año 391 viaja a Hipona para visitar a un amigo. Estando en la Iglesia de la
ciudad, los fieles le reconocen, lo aclaman y piden al Obispo Valerio que le haga
sacerdote. Su fama se extiende por todo el Imperio Romano. La influencia de su
acción pastoral a favor de los necesitados, el brillo de su predicación y la sabiduría de
sus escritos marcan un camino que la Iglesia siguió durante más de dieciséis siglos.
Sus escritos le convierten en uno de los más importantes filósofos de la Antigüedad,
especialmente las Confesiones, el De Civitate De¡, la correspondencia y los sermones.
San Agustín falleció en Hipona el 28 de agosto de 430.