You are on page 1of 3

La medicina moderna es completamente distinta a la de cualquier época anterior y

la ética médica ha adquirido en la actualidad una dimensión muy superior a la de
cualquier otro tiempo. Ha sido preciso crear toda una nueva disciplina, que hoy se
conoce con el nombre de bioética médica. El término bioética fue utilizado por
primera vez por Potter en el año 1970. La bioética médica es la parte de la bioética
que intenta poner a punto métodos de análisis y procedimientos de resolución de
los problemas éticos planteados por las ciencias medico sanitarias. Estos
procedimientos han de cumplir, como mínimo, los siguientes requisitos:
1. La bioética médica ha de ser una ética civil o secular, no directamente religiosa.
En el campo específico de la Bioética Médica, esto significa que aun teniendo
todas las personas derecho al escrupuloso respeto de su libertad de conciencia,
las instituciones sanitarias están obligadas a establecer unos mínimos morales
exigibles a todos.
2. Ha de ser, además, una ética pluralista, es decir, que acepte la diversidad de
enfoques y posturas e intente conjugarlos en unidad superior. Solo el pluralismo
universal puede dar lugar a una ética verdaderamente humana.
3. La tercera nota que ha de cumplir la Bioética Médica actual es la de ser
participativa y deliberativa. Esto no puede hacerse correctamente más que
permitiendo la participación directa de todos los implicados en el proceso de
deliberación (médicos, personal de enfermería, asistentes sociales,
administradores sanitarios, ciudadanos). Las perspectivas de todos ellos son
distintas y complementarias.
4. La cuarta nota es que ha de ser una ética de la responsabilidad. Considerando
que hay un criterio absoluto en ética, que es el respeto de todos los seres morales,
y por tanto de todos los seres humanos.
5. La quinta nota que ha de cumplir la bioética actual es la de ser autónoma (a
partir del carácter autolegislador del ser humano), no heterónoma (las normas
vienen impuestas desde fuera). Las éticas autónomas consideran que el criterio de
moralidad no puede ser otro que el propio ser humano.
6. De todo esto se desprende que la ética médica tiene que ser racional. Racional
no es sinónimo de racionalista. La racionalidad humana tiene siempre un carácter
abierto con un momento a priori o principialista y otro a posteriori o
consecuencialista. La razón ética no hace excepción a esta regla y, por tanto, ha
de desarrollarse siempre a ese doble nivel.
7. Finalmente, la moderna ética médica aspira a ser universal, y por tanto a ir más
allá de los puros convencionalismos morales.
Los principios bioéticos en el enfermo en situación de enfermedad terminal

como ocurre en nuestro ámbito. Este respeto a la autonomía se ha plasmado en el ordenamiento jurídico. que se le informe si así lo desea y que se tenga en cuenta su opinión en el momento de decidir qué es lo mejor para él (principio de autonomía). respetando su intimidad y su autonomía. de los criterios de actuación y de las herramientas de intervención. El acercamiento a una muerte tranquila. mediante el control adecuado de los síntomas. lo habitual es la ausencia de conflictos entre estos cuatro principios bioéticos y el enfermo solicitará que se favorezca la aplicación de todos ellos para que se atiendan todas las necesidades que plantea: --Necesita que. donde la familia ocupe un lugar relevante cerca del paciente. si existe un sistema de salud universal. Evitar el estrés. Las enfermeras pueden jugar un papel fundamental en la planificación de las decisiones de los pacientes de forma anticipada. cubra sus necesidades. donde las instrucciones previas o las voluntades anticipadas son un instrumento a favor de este principio. independientemente de cualquier circunstancia.En la práctica diaria. --Necesita que se le trate con confianza. La meta de la atención deber ser la preservación de la calidad de vida y el confort en los enfermos y familiares. Aplicación de la bioética a los pacientes terminales. aunque no exista un tratamiento con finalidad curativa. La provisión de cuidados especiales a los pacientes en la fase terminal de su enfermedad adquiere cada día mayor importancia en nuestro sistema sanitario. en un clima de confianza. y el desgaste emocional de los profesionales de la salud son también parte de la esencia de los cuidados paliativos. la satisfacción de sus necesidades y el apoyo emocional necesario. y que no se le discrimine por ningún motivo (principio de justicia). --Necesita que no se le dañe de forma innecesaria utilizando procedimientos terapéuticos o diagnósticos que se hayan mostrado inútiles o fútiles o que sean considerados desproporcionados (principio de no-maleficencia). procurándose apoyo mutuo. de quiénes son sus protagonistas. tanto físicos como psicoemocionales. comunicación e intimidad. El personal sanitario que quiera conseguir una correcta atención a este tipo de enfermos debe ir encaminado a dar solución a cada una de estas demandas. Un mejor entendimiento del problema de la toma de decisiones al final de la vida. Aplicar principios como la autonomía y la beneficencia son dos de los mejores compromisos de las enfermeras en cuidados paliativos. se intente dar unasolución integral a sus problemas. --Necesita que. . cuando se atiende a un enfermo en situación de enfermedad terminal. sociales y espirituales (Principio de Beneficencia). sin molestias terapéuticas innecesarias.

aliviar y consolar. Tanto los pacientes como sus familiares. son cada vez más importantes en los países. y también el equipo profesional y las instituciones. Los pacientes terminales deben ser tratados de forma integral.posibilitaría la elaboración de un protocolo informatizado que ayudara a las enfermeras a recoger toda la información imprescindible para desarrollar un apropiado proceso de planificación anticipada de las decisiones al final de la vida. en particular a fin de la vida. máxime en procesos tan delicados como son los cuidados paliativos. configuran los protagonistas esenciales de situaciones donde el sufrimiento aparece como temática central. . Una actitud donde se demuestre cariño por parte de los allegados y del equipo asistencial. emocional y espiritual. El acto asistencial tiene tres vertientes principales: curar. Los cuidados paliativos tienen como objetivo aliviar en la fase terminal de una enfermedad el sufrimiento. Perspectivas de los cuidados paliativos. Aspectos culturales en la atención de la salud. las actitudes y las tradiciones pueden ser importante a la hora de la atención sanitaria que se presta al ciudadano. pero se debe establecer una fuerte conexión enfermera-enfermo-familiares para que se obtenga una muerte digna. Se hace necesario un trabajo multidisciplinar que aúne esfuerzos para llegar a una meta común. junto con la atención espiritual y el control de los síntomas. Si bien es cierto que en la fase avanzada de la enfermedad hay una especial vulnerabilidad de la persona. facilitando la resolución de todos los conflictos personales acumulados a lo largo de la vida que termina. constituyen el mejor remedio. El conocimiento de las creencias culturales. facilitar el apoyo psíquico.