You are on page 1of 2

PENSAMIENTOS POSITIVOS

Confía más en tí mismo.
tu tienes, en tu interior,
increíbles y maravillosas capacidades para poder crecer
y realizarte como persona.
No necesitas parecerte, ni imitar a nadie;
confía más en su intuición, interiorízate y escucha la voz
de tu conciencia.
En tu interior puedes encontrar las respuestas que necesitas.

Un excelente sistema para aprovechar mejor nuestra vida es: enfocarse en dar y compartir.
Todo lo que tengas que hacer y decir, enfócalo hacia el beneficio de alguien y de todos;
será la mejor manera de aprovechar tus capacidades,
y todo lo que hagas pensando en el beneficio de los demás,
te quedará bien hecho y te permitirá disfrutar más de quien eres.

Tus pensamientos de felicidad son factores positivos de tu bienestar y de la alegría que
irradies a favor de tus relacionados.
Vive alegre para que estimules tu optimismo y para que afirmes tu entusiasmo de vivir,
convivir y superarte.
Siente la alegría agradecida de gozar de tu vida y de tus dones.
La sana alegría atrae salud,
la salud es equilibrio interno.
Cuida de tu salud física y mental y de tu vida espiritual, pues es certero el proverbio chino:
“Nada sienta mejor a tu cuerpo que el crecimiento de tu espíritu"

Concentra tus energías para que hagas frente al desafío de cada momento.
El único tiempo que puedes vivir es el presente.
Vívelo a plenitud, amando de manera comprometida de lo que haces y a quien eres, a quienes
sirves y a quienes te sirven, a quienes te aman y a quienes te odian.
No eches a perder, con resentimientos, el día de hoy.
Vive y disfruta del placer de cada segundo, de cada minuto, de cada hora, amando, sirviendo y
compartiendo

Cada semana, dedíquese un poco de tiempo y haga un inventario, o una lista, de las cosas
buenas que usted ha hecho, ha compartido o le han ocurrido; no olvide incluir siempre las
cosas buenas que le rodean, sus amores, su salud, sus actividades placenteras, sus ojos,
sus manos, sus padres, sus hijos, su hogar.
Concéntrese en lo positivo y disfrute, aunque solo sea una vez por semana, las muchas
cosas buenas de la vida y el universo generosamente le han regalado.

Cultiva tu paz interior reconociendo tu condición de ser espiritual.
Contribuye a la paz general aceptando, de manera comprometida, la dignidad humana de
tus semejantes.
Siembra semillas de convivencia y propicia la armonía interpersonal procurando la
conciliación entre quienes haya desentendimientos y ante todo con quienes tengas
marcadas diferencias o enemistades
Ofrece a quienes te rodean: aceptación, afecto sincero, palabras estimulantes y de apoyo
para que alientes en ellos el gozo de vivir y la satisfacción de saberse bien acompañados.
Vive optimista y feliz, comunícate con positivismo, fe, confianza, optimismo, autoestima y
motivación, y procura infundirle a los demás esas mismas actitudes, brinda tu ejemplo y el
desafío consciente de que así como tú lo haces también los demás podrían lograrlo.

Haz de cada tarea un compromiso.
Lo que consideres urgente hazlo ahora mismo!
Lo que consideras importante hazlo tú mismo!
No dejes para después lo que se necesita hacer ahora.
No te ocupes en buscar excusas y pretextos para NO hacerlo,
utiliza esa energía en hacerlo.
Decídete YA a emprender esa tarea que vienes posponiendo.
Es preferible proceder y fallar que quedarte inactivo por temor al fracaso, pues siempre es
mejor aprender y reaccionar que quedarse sin hacer ni servir para nada

Declara tu amor al mundo.
Deja un mensaje a la persona que amas.
Confiesa sin temor cada uno de tus sentimientos.