You are on page 1of 78

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo1

AMOR EN LOS DETALLES
(Amor)
Él había fallecido hace un año, y se acercaba una fecha importante, el día de San Valentín, todos los años
él le enviaba un ramo de rosas a su casa, con una tarjeta que decía, "Te amo más que el año pasado, mi amor
crecerá más cada año", pero éste sería el primer año de que Rosa no las recibiría, extrañándolas estaba cuando
llamaron a su puerta, y para su sorpresa al abrir estaba un ramo de rosas frente a ella, con una tarjeta que decía
"Te Amo".
Por supuesto, que se molestó pensando que había sido una broma de mal gusto, habló a la florería, para
reclamar el hecho, y al contestarle, la atendió el dueño, él le dijo que ya sabía que su esposo había fallecido
hace un año, y le preguntó si había leído el interior de la tarjeta, y le explicó que esas rosas estaban pagadas por
su esposo por adelantado, así como todas la demás para todos los años por el resto de su vida.
Al colgar el teléfono a Rosa se le llenaron sus ojos de lágrimas y al abrir la tarjeta vio que estaba escrita
por su esposo y decía:
"Hola mi amor, sé que ha sido un año difícil para ti, espero te puedas reponer pronto, pero quería decirte,
que te amaré por el resto de los tiempos y que volveremos a estar juntos otra vez, se te enviaran rosas todos los
años, el día que no contesten a la puerta harán cinco intentos en el día, y si aún no contestas, estarán seguros
de llevarlas a donde tú estés que será junto a mí, te ama tu esposo"
Este es verídico, sucedió en Monterrey, México, la verdad hace reflexionar y ver que cuando se ama a
alguien no importa donde estés, todo es posible.
Agradecemos esta aportación a ...
8. SI YO CAMBIARA...
(Amor)
Si yo cambiara mi manera de pensar hacia los otros... los comprendería. Si yo encontrara lo positivo en
todos... con qué alegría me comunicaría con ellos! Si yo cambiara mi manera de actuar ante los demás... los
haría felices. Si yo aceptara a todos como son... sufriría menos. Si yo deseara siempre el bienestar de los
demás... sería feliz. Si yo criticara menos y amara más... cuántos amigos ganaría.
Si yo comprendiera plenamente mis errores y defectos y tratara de cambiarlos... cuánto mejoraría mi
hogar y mis ambientes! Si yo cambiara el tener más por el ser más... sería mejor persona. Si yo cambiara de ser
Yo, a ser Nosotros... comenzaría la civilización del Amor. Si yo cambiara los ídolos: poder, dinero, sexo,
ambición, egoísmo y vanidad definitivamente por: Libertad, Bondad, Verdad, Justicia, Compasión, Belleza y
Amor... comenzaría a vivir la verdadera felicidad.
Si yo cambiara el querer dominar a los demás por el autodominio... aprendería a amar en libertad. Si yo
dejara de mirar lo que hacen los demás...tendría más tiempo para hacer más cosas. Si yo cambiara el fijarme
cuánto dan los otros para ver cuánto más puedo dar yo... erradicaría de mí la avaricia y conocería la abundancia.
Si yo cambiara el creer que sé todo... me daría la posibilidad de aprender más. Si yo cambiara el
identificarme con mis posesiones como títulos, dinero, status, posición familiar... me daría cuenta que lo más
importante de mí es que Yo Soy un Ser de Amor. Si yo cambiara todos mis miedos por Amor... sería
definitivamente libre. Si yo cambiara el competir con los otros por el competir conmigo mismo... sería cada vez
mejor.
Si yo dejara de envidiar lo ajeno... usaría todas mis energías para lograr lo mío. Si yo cambiara el querer
colgarme de lo que hacen otros por el desarrollar mi propia creatividad... haría cosas maravillosas. Si yo
cambiara el esperar cosas de los demás... no esperaría nada y recibiría como regalo todo lo que me dan.
Si yo amara el mundo... lo cambiaría. Si yo cambiara... cambiaría el mundo!
Agradecemos su aportación a Rosario Rodríguez
¡Que tengas un día lleno de Amor!
9. Dios lo Sabe
(Amor)
Cuando has llorado en angustia y dolor...
Dios ha contado tus lágrimas Cuando crees que tu vida se ha detenido y el tiempo solo pasa... Dios
espera contigo. Cuando estás solo y tus amigos están muy ocupados, aún para una llamada telefónica...
Dios está a tu lado. Cuando has tratado todo y no sabes hacia donde ir... Dios te mostrará el camino.
Cuando nada tiene sentido y estás frustrado sin saber hacia dónde ir... Dios tiene la respuesta. Si de repente tu

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo2

mirada al mundo exterior se hace más brillante y encuentras senderos de luz... Dios te ha susurrado en el oído.
Cuando las cosas van bien, y tienes mucho que agradecer...
Dios te ha bendecido. No importa si te sientes bien o mal. Dios siempre está contigo y te acompaña en las
buenas y en las malas. Nunca dejes de hablar con Dios y contarle tus problemas, pues muchas personas buscan
a alguien con quien hablar y desahogarse, sin embargo no hablan con el único que siempre va a escuchar con
misericordia y paciencia, sin sacar a relucir tus errores.
Busca a Dios de corazón y cuéntale tus problemas, pues El siempre te acompaña y te cuida... lo creas o
no... te guste o no... El nunca te abandona...porque te ama.
Aportación de: Katty Robledo Rdz.
¡Que tengas un excelente día!

12. Te entiendo hijo...
(Amor)
Conozco el sufrimiento y por eso quiero acompañarte en tus momentos de dolor...
He llorado, como tú, por eso puedo entender tus lágrimas... permíteme consolarte...
He padecido - como tú - angustia, desesperación y la impotencia de no saber qué hacer en más de una
ocasión, por eso puedo comprenderte y no me es ajena tu aflicción... Lo hice por mi Hijo Jesús, siempre estuve a
su lado y hoy también lo hago por ti, mi hijo amado...
Permíteme decirte que conozco el dolor en toda su dimensión, que como humana que fui yo también sentí
temor, soledad, tristeza, enfermedad... Permíteme decirte que gracias a estos momentos difíciles conozco el
amor en toda su magnitud, que la gracia y la virtud se fortalecen si las penas se ofrecen. He gozado - como tú alegrías; he disfrutado bellos momentos; como tú también he sonreído y vivido en beneplácito por las bondades
de Dios Padre...
Escucha, hijo mío: yo de ti ni un solo instante me he apartado... estoy en tu alma, en tu espíritu,
acompañándote en silencio. Tú quizás no te hayas percatado... Estoy intercediendo desde los tiempos de mi Hijo
Jesús que con su cruz le dio a la humanidad un sentido espiritual para enseñarles que la carne y el cuerpo son
temporales, y que sólo el espíritu es perdurable.
Así que, si hoy estás sufriendo algún dolor, no temas que nunca te he dejado solo; si estás sintiendo
tristeza, es para tu fortaleza. Acércate a mí que como madre quiero darte un rayo de luz. Más aún cuando sientas
felicidad, plenitud y gozo, mira mi rostro después del calvario y la muerte, ya que por sobre todas las cosas el
amor nos ha resucitado. ¡He aquí que soy tu Madre! Porque lo que hice por mi Hijo Jesús lo hago llena de gozo
hoy también por ti, mi hijo bien amado.
Gracias por esta aportación a Cecilia Adriana Arrambide
¡Que tengas un día lleno de felicidad!

14. Amor verdadero
(Amor)
Moses Mendelssohn, abuelo del conocido compositor alemán, distaba de ser guapo. Además de una
estatura algo baja, tenia una grotesca joroba. Un día visito a un mercader de Hamburgo que tenia una hermosa
hija llamada Frumtje. Moses se enamoro perdidamente de ella, pero ella le repelía su apariencia deforme.
Cuando llego el momento de despedirse, Moses hizo acopio de su valor y subió las escaleras hasta donde
estaba el cuarto de aquella hermosa joven, para tener la ultima oportunidad de hablar con ella. Era tan hermosa,
pero a Moses le entristecía profundamente su negativa a mirarlo. Después de varios intentos de conversar con
ella, le pregunto tímidamente:
-¿Crees que los matrimonios se crean en el cielo?,
-Si- respondió ella, todavía mirando al suelo -Y tú ?...
- Si, lo creo - contestó -. Verás.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo3

- En el cielo, cada vez que un niño nace, el Señor anuncia con que niña se va a casar. Cuando yo nací,
me fue señalada mi futura esposa. Entonces el Señor añadió: "Pero tu esposa será jorobada". Justo en ese
momento exclamé: "Oh, Señor, una mujer jorobada seria una tragedia, dame a mi la joroba y permite que ella
sea hermosa"..
Entonces Frumtje levantó la mirada para contemplar los ojos de Moses y un hondo recuerdo la conmovió.
Alargo su mano y se la dio a Moses, tiempo después, ella se convirtió en su esposa.
Es necesario, reflexionar un poco en todo esto. Muchas veces, los prejuicios que tenemos al estar o
convivir con personas distintas a nosotros, nos impiden entender y vivir el amor. Hoy, haz la diferencia y verás.
¡Que tengas un excelente día!

87. No es peso si hay amor
(Amor)
Había una vez un arqueólogo en África. Vino a la India en peregrinaje; a los Himalayas, particularmente a
los templos y estructuras antiguas, los cuales son muy difíciles de alcanzar; y en aquellos tiempos mucho mas.
Mucha gente simplemente no volvía; se llegaba a través de pequeños senderos al borde de precipicios de 3,000
m. de profundidad, con nieves perpetuas. Tan sólo un pequeño resbalón y todo habría acabado. Ahora las cosas
están mejores, pero en el tiempo del que estoy hablando era muy difícil. El hombre iba cansado, aún llevando
muy poco equipaje(porque llevar mucho equipaje a esas alturas se hace imposible); según el aire se va
volviendo mas fino, se hace mas difícil respirar.
Delante de él, vio a una niña que no tendría mas de diez años, cargando a un niño, muy gordito, sobre sus
hombros. Ella iba sudando, respirando pesadamente, y cuando el hombre pasó a su lado le dijo: Niña, debes de
estar muy cansada. Llevas mucho peso sobre ti.
La niña le respondió: Tu eres el que lleva peso, esto no es un peso, esto es mi hermanito.
¿Sabes? Muchas veces pensamos que no podemos llegar delante de Dios por miedo a que seamos una
carga para Él, pues pensamos que al igual que el nuestro, el amor de Dios es limitado y condicionado. El amor
de Dios es tan grande que no lo puedes entender, solamente aceptar. Siempre que el enemigo te haga pensar
que Dios no tiene tiempo para ti y que eres una carga para Dios, debes recordar que Dios no lleva "cargas", te
lleva a ti que eres su creación, y en cuanto al tiempo es solamente una limitación de nosotros los humanos.
Hay una historia que dice que si cada dos mil años un pájaro llegaba a la cumbre de la montaña mas alta
del mundo, y raspara dos veces su pico en la cima de la misma, se dice que cuando el pájaro gaste por completo
la montaña habrá transcurrido un segundo de la eternidad.
Afortunadamente el amor de Dios no se gasta, y esta latente por siempre...

130. El misterio del Amor
(Amor)
"El amor es el misterio más grande del mundo. Todos los hombres quieren ser amados y saber que su
vida tiene un significado. Todos creen saber lo que es el amor, porque, de algún modo, han sido amados por sus
padres o por otros. Aun en el peor de los casos, el amor ha sido quizá anunciado por su ausencia, como un bien
deseado de todo corazón. Pero, no obstante el aparente conocimiento universal de amor, éste sigue siendo un
misterio porque su don se substrae al control de la persona amada.
La razón no puede imponer que el amor sea dado, ni explicarlo una vez que es dado. Ningún hombre que
sea objeto de amor puede encontrar una justificación al hecho de recibir una dedicación total, un compromiso, en
el cual, quien ama, garantice ser fiel, hasta el punto de preferir al amado antes que a sí mismo, incluso hasta la
muerte.
Todos los hombres buscan el amor, y sin embargo el don del amor es siempre más de lo que aguardaban
o esperaban. En su sentido pleno, implica una participación en la misma vida de Dios, una infinidad de autodonación al amado. Ningún deseo o esperanza del hombre puede permanecer incumplido cuando Dios se
entrega a sí mismo a los hombres en el amor.
Los hombres deben solo abrirse al amor y dejar que éste penetre aún más profundamente en su corazón.
Al final, los justificados serán asidos sin reserva al misterio del amor sin límites y les será dada la fuerza de
responder sin reservas, vaciándose plenamente de sí mismos para encontrarse plenamente con Dios."
Extraído del libro: DIOS, PADRE MISERICORDIOSO. Comité para el Jubileo del año 2000. Biblioteca de
autores cristianos.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo4

Agradecemos esta aportacion a Natalia de Argentina

264. Instalar amor.com
(Amor)
Centro de Atención al Cliente: ¿En qué puedo ayudarle?
Cliente: Acabo de adquirir el nuevo programa llamado AMOR. No soy muy técnico, pero creo que sería capaz de
instalarlo con su ayuda.... ¿Qué es lo que debo hacer primero?
C.A.C.: Lo primero que tiene que hacer es abrir SU CORAZON. ¿Lo tiene localizado?
Cliente: Sí está, pero hay otros programas ejecutándose en este momento. ¿Puedo proceder a la instalación
mientras están estos programas activos?
C.A.C.: ¿Qué programas son?
Cliente:

Vamos a ver......Tengo DAÑOSPASADOS.EXE, BAJAESTIMA.EXE,
RESENTIMIENTO.COM ejecutándose en estos momentos...

ENVIDIA.PPT....

Ah!,

y

C.A.C.: ¡No hay problema!. AMOR.EXE borrará automáticamente DAÑOSPASADOS.EXE de su sistema
operativo, el cual puede permanecer en la memoria permanente, pero no entrará en conflicto con otros
programas.
AMOR.EXE sobreescribirá temporalmente BAJAESTIMA.EXE con el módulo que incluye llamado
ALTAAUTOESTIMA.EXE. Sin embargo, es necesario que cierre completamente los programas
CORAJES.EXE y RESENTIMIENTO.COM, ya que esos programas pueden alterar la instalación de
AMOR.EXE. ¿Puede cerrarlos ahora?
Cliente: No sé exactamente cómo tengo que hacer, ¿me puede decir cómo?
C.A.C.: Es un placer. Vaya al menú INICIO y ejecute la aplicación OLVIDO.EXE. Repita este paso hasta que
CORAJES.EXE y RESENTIMIENTO.EXE hayan sido borrados completamente.
Cliente: ¡¡Bien!!, parece que funciona....AMOR.EXE se ha empezado a instalar automáticamente....¿Es normal?
C.A.C.: Sí, lo es. Ahora debería recibir un mensaje indicando que se reinstalará de por vida en el directorio SU
CORAZON, ¿aparece ese mensaje?
Cliente: Sí aparece. ¿Ya está completamente instalado?
C.A.C.: Sí, claro, pero recuerde que lo que Ud. tiene solamente es el programa base.... ahora necesita conectarlo
a otro fichero CORAZON.COM en otro computador para que pueda conseguir las actualizaciones.
Cliente: Oooppppsss...Tengo un Mensaje de ERROR, ¿qué puedo hacer?
C.A.C.: ¿De qué mensaje se trata?
Cliente: Dice: "ERROR 412 - PROGRAMA NO ESTA EJECUTANDOSE EN COMPONENTES INTERNOS."...
¿qué significa?
C.A.C.: No se preocupe, es un problema común, significa que la aplicación AMOR está ejecutándose en
CORAZONES externos de otras computadoras, pero todavía no se ha empezado a ejecutar aún en el
suyo propio... Esto quiere decir que debe identificar algunos programas llamados AMISTAD.BAT y los
renombre como POSIBLEAMOR.BAT. Esto es uno de los problemas técnicos que aún no hemos
acabado de resolver porque cada computador es diferente, pero no significa que le vaya a fallar
técnicamente el programa AMOR.EXE. En términos de programación significa que tiene que tener el
programa AMOR ejecutándose en su computador antes que AMAR en el otro computador para
conectarse...
Cliente: ¿Qué debería hacer?
C.A.C.: ¿Puede encontrar el directorio llamado ACEPTAMIENTOS?

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo5

Cliente: Sí lo he localizado.
C.A.C.: Excelente. Va por el buen camino....
Cliente: Gracias
C.A.C.: De nada, Haga click en los siguientes ficheros y cópielos al directorio MI CORAZON:
AUTOOLVIDO.DOC, AUTOESTIMA.TXT, MEJORAS.TXT y BONDAD.DOC, y el sistema sobreescribirá
cualquier fichero con conflictos y fallos de programación. También necesita eliminar el fichero
AUTOCRITICA.XLS y CULPABILIDAD.COM de todos sus directorios, y después vaciar completamente
la PAPELERA DE RECICLAJE, para asegurar que nunca más podrán ser recuperados.
Cliente: ¡Conseguido! "MI CORAZON" está empezando a llenarse de ficheros organizados, el video
SONRISA.MPG está viéndose en mi monitor en estos momentos, y ENAMORAMIENTO.COM,
PAZ.EXE e ILUSION.COM se están autoescribiendo en "MI CORAZON".
C.A.C.: Entonces la aplicación AMOR está instalada y ejecutándose correctamente. A partir de ahora debe ser
Ud. capaz de manejarla correctamente... Una cosa antes de terminar...
Cliente: ¿Sí?
C.A.C.: AMOR es "freeware". Asegúrese de distribuirlo y enviárselo conjunto a todos sus módulos de ficheros a
todo el mundo que conozca... Eso asegurará que los ficheros de su computador estén siempre bien
organizados y que el otro computador al que esté conectado le devuelva siempre los ficheros deseados.
Cliente: Por supuesto que lo haré, muchísimas gracias por su ayuda.
C.A.C.: Ha sido un placer ayudarle.....
503. Vagabundos
(Amor)
Yo asisto a una iglesia en la cual hay mucha hermandad, un día una hermana nos contó una experiencia
muy linda
Cuando se hizo una brigada de limpieza después de la reunión en la iglesia la persona que dirigía la
reunión preguntó quien estaba dispuesto a ir en ese momento a limpiar a las personas vagabundas que andaban
en la ciudad; cuenta que muchos de los hermanos no levantaron sus brazos para ofrecerse, pero que ella fue
uno de los voluntarios.
Al momento de estar en el lugar dice que se sentía un muy mal olor que era insoportable aún llevando
protectores en sus rostros, cuando de repente comenzaron a bañar y a limpiar a los niños de la calle; de repente
se acercó a un muchacho que estaba alejado del grupo, mientras lo hizo, sintió aquel mal olor que casi no podía
soportar.
De repente, comenzó a lavar sus pies, y fue entonces cuando volvió su rostro al del muchacho y vio una
luz resplandeciente y se le vino a la mente aquella vez cuando una pecadora le lavo los pies a Jesucristo con su
cabello, al ver aquella luz comenzó a llorar y a lavar con sus cabellos los pies de muy mal olor de aquel
muchacho y cuando hizo esto comenzó a sentir aquel delicioso olor que no sabia como explicar, porque fue tanta
su emoción que no paraba de llorar y de dar gracias a DIOS por aquella lección que el le había dada.
Esto nos da una idea que DIOS se encuentra siempre cerca de nosotros lo único es que nosotros no
queremos acercarnos cada día más a El.
Gracias por su oportunidad
Karla Varela - Honduras

226. Vivir con amor
(Amor)
La justicia con Amor te hace justo, sin Amor te hace duro.
La amabilidad con Amor te hace agradecido, sin Amor te hace hipócrita.
La inteligencia con Amor te hace servicial, sin Amor te hace cruel.
La agudeza con Amor te hace agradable, sin Amor te hace agresivo.
La autoridad con Amor te hace amable, sin Amor te hace déspota.
La amistad con Amor te hace generoso, sin Amor te hace interesado.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo6

El apostolado con Amor te hace un maestro, sin Amor te hace un tipo extraño.
La alegría con Amor te hace altruista, sin Amor te hace egoísta.
La libertad con Amor te hace libre, sin Amor te hace despiadado.
Tus éxitos con Amor te hacen crecer, sin Amor te hacen orgulloso.
Tus enseñanzas con Amor te hacen admirable, sin Amor te hacen arrogante.
LA VIDA CON AMOR, LO ES TODO; SIN AMOR, NO VALE NADA.
Agradecemos esta aportación a Niria Martínez

303. Amor sin condición
(Amor)
Una historia que fue contada por un soldado que pudo regresar a casa después de haber peleado en la
guerra de Vietnam. Le hablo a sus padres desde San Francisco.
- "Mama, Papa. Voy de regreso a casa, pero les tengo que pedir un favor: Traigo a un amigo que me
gustaría que se quedara con nosotros."
- "Claro," le contestaron, "Nos encantaría conocerlo."
- "Hay algo que deben de saber", el hijo sigo diciendo, "el fue herido en la guerra. Piso en una mina de
tierra y perdió un brazo y una pierna. El no tiene a donde ir, y quiero que el se venga a vivir con nosotros a casa."
- "Siento mucho el escuchar eso hijo. A lo mejor podemos encontrar un lugar en donde el se pueda
quedar."
- "No, Mama y Papa, yo quiero que el viva con nosotros."
- "Hijo," le dijo el padre, "tu no sabes lo que estas pidiendo. Alguien que este tan limitado físicamente
puede ser un gran peso para nosotros. Nosotros tenemos nuestras propias vidas que vivir, y no podemos dejar
que algo como esto interfiera con nuestras vidas. Yo pienso que tu deberías de regresar a casa y olvidarte de
esta persona. El encontrara una manera en la que pueda vivir el solo."
En ese momento el hijo colgó la bocina del teléfono. Los padres ya NO volvieron a escuchar de el. Unos
cuantos días después, los padres recibieron una llamada telefónica de la policía de San Francisco. Su hijo había
muerto después de que se había caído de un edificio, fue lo que les dijeron. La policía creía que era un suicidio.
Los padres destrozados de la noticia volaron a San Francisco y fueron llevados a la morgue de la ciudad a que
identificaran a su hijo. Ellos lo reconocieron, para su horror ellos descubrieron algo que no sabían, su hijo tan
solo tenia un brazo y una pierna.
Los padres de esta historia son como muchos de nosotros. Encontramos muy fácil el amar esas personas
que son hermosas por afuera o que son entretenedoras, pero no nos gusta la gente que nos hace sentir alguna
inconveniencia o que nos hace sentir incómodos. Preferimos estar alejados de personas que no son muy
saludables, hermosas o inteligentes como lo somos nosotros.
Afortunadamente, hay una persona que no nos trata de esa manera. Alguien que nos ama con un gran
amor, que siempre nos recibirá en su familia, no importa que tan destrozados estemos, física o mentalmente.
Esta noche, antes de que te metas en la cama para dormir, reza una oración a Dios para que el te de la fuerza
para que puedas aceptar la gente tal y como es, y para que nos ayude a ser mas comprensivos de esas
personas que son diferentes a nosotros.
Anónimo

414. María José
(Amor)
"El día que mi hija María José nació, en verdad no sentí gran alegría porque la decepción que sentía
parecía ser más grande que el gran acontecimiento que representa tener hijo. Yo quería un varón. A los dos días
de haber nacido, fui a buscar a mis dos mujeres, (mi esposa y mi hija) una lucía pálida y la otra radiante y
dormilona. En pocos meses me dejé cautivar por la sonrisa de María José y por el negro de su mirada fija y
penetrante, fue entonces cuando empecé a amarla con locura, su carita, su sonrisa y su mirada no se apartaban
ni un instante de mi pensamiento; todo se lo quería comprar, la miraba en cada niño o niña, hacía planes, todo
sería para mi María José".
Este relato era contado a menudo por Randolf, el padre de María José: Yo también sentía gran afecto por
la niña que era la razón más grande para vivir de Randolf, según decía él mismo. Una tarde estábamos mi
familia y la de Randolf haciendo un picnic a la orilla de una laguna cerca de casa y la niña entabló una
conversación con su papá; todos escuchábamos.
Papi, cuando cumpla quince años, ¿Cuál será mi regalo?.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo7

- Pero mi amor si apenas tienes diez añitos, ¿No te parece que falta mucho para esa fecha?.
- Bueno papi, tu siempre dices que el tiempo pasa volando, aunque yo nunca lo he visto por aquí.
La conversación se extendía y todos participamos de ella. Al caer el sol regresamos a nuestras casas.
Una mañana me encontré con Randolf enfrente del colegio donde estudiaba su hija quien ya tenía catorce años.
El hombre se veía muy contento y la sonrisa no se apartaba de su rostro. Con gran orgullo me mostró el registro
de calificaciones de María José, eran notas impresionantes, ninguna bajaba de veinte puntos y los estímulos que
les habían escrito sus profesores eran realmente conmovedores, felicité al dichoso padre y le invité a un café.
María José ocupaba todo el espacio en casa, en la mente y en el corazón de la familia, especialmente en
el de su padre. Fue un domingo muy temprano cuando nos dirigíamos a misa, cuando María José tropezó con
algo, eso creímos todos, y dio un traspié, su papá la agarró de inmediato para que no cayera. Ya instalados en
nuestros asientos, vimos como María José fue cayendo lentamente sobre el banco y casi perdió el conocimiento.
La tomé en brazos mientras su padre buscaba un taxi y la llevamos al hospital.
Allí permaneció por diez días y fue entonces cuando le informaron que su hija padecía de una grave
enfermedad que afectaba seriamente su corazón, pero no era algo definitivo, que debía practicarle otras pruebas
para llegar a un diagnóstico firme.
Los días iban transcurriendo, Randolf renunció a su trabajo para dedicarse al cuidado de María José, su
madre quería hacerlo pero decidieron que ella trabajaría, pues sus ingresos eran superiores a los de él. Una
mañana Randolf se encontraba al lado de su hija cuando ella le preguntó:
- ¿Voy a morir, no es cierto?. Te lo dijeron los médicos.
- No mi amor, no vas a morir, Dios que es tan grande, no permitiría que pierda lo que más he amado en el
mundo. -respondió el padre.
- Los que mueren... ¿Van a algún lugar?... ¿Pueden ver desde lo alto a las personas queridas? ¿Sabes si
pueden volver?
- Bueno hija, respondió, en verdad nadie ha regresado de allá a contar algo sobre eso, pero si yo muriera,
no te dejaría sola. Estando en el mas allá buscaría la manera de comunicarme contigo, en última instancia
utilizaría el viento para venir a verte.
- ¿Al viento? Replicó María José. ¿Y como lo harías?
- No tengo la menor idea hija, sólo sé que si algún día muero, sentirás que estoy contigo cuando un suave
viento roce tu cara y una brisa fresca bese tus mejillas.
Ese mismo día por la tarde, llamaron a Randolf. El asunto era grave, su hija estaba muriendo, necesitaban
un corazón pues el de ella no resistiría sino unos quince o veinte días más. ¡Un corazón! ¿Dónde hallar un
corazón?
Lo vendían en la farmacia acaso, en el supermercado, o en una de esas grandes tiendas que hacen
propaganda por radio y televisión. ¡Un corazón! ¿Dónde?
Ese mismo mes, María José cumpliría sus quince años. Fue el viernes por la tarde cuando consiguieron
un donante, las cosas iban a cambiar. El domingo por la tarde, ya María José estaba operada. Todo salió como
los médicos lo habían planeado. ¡Éxito total! Sin embargo, Randolf no había vuelto por el hospital y María José lo
extrañaba muchísimo. Su mamá le decía que ya que todo estaba bien, sería él quien trabajaría para sostener la
familia.
María José permaneció en el hospital por quince días mas, los médicos no habían querido dejarla ir hasta
que su corazón estuviera firme y fuerte y así lo hicieron. Al llegar a casa todos se sentaron en un enorme sofá y
su mamá con los ojos llenos de lágrimas le entregó una carta de su padre.
-" María José, mi gran amor: Al momento de leer mi carta, debes tener quince años y un corazón fuerte
latiendo en tu pecho; esa fue la promesa de los médicos que te operaron. No puedes imaginarte ni remotamente
cuánto lamento no estar a tu lado en este instante. Cuando supe que ibas a morir, decidí dar respuesta a una
pregunta que me hiciste cuando tenias diez años y la cual no respondí. Decidí hacerte el regalo más hermoso
que nadie jamás ha hecho. Te regalo mi vida entera sin condición alguna, para que hagas con ella lo que quieras,
¡Vive hija! ¡Te amo!".
María José lloró todo el día y toda la noche. Al día siguiente, fue al cementerio y sentándose sobre la
tumba de su papá lloró como nadie lo ha hecho, y susurró: Papi ahora puedo comprender cuánto me amabas, yo
también te amaba aunque nunca te lo dije. Por eso también comprendo la importancia de decir te amo. Y te
pediría perdón por haber guardado silencio.
En ese instante las copas de los árboles se movieron suavemente, cayeron algunas flores y una suave
brisa rozó las mejillas de María José. Alzo la mirada al cielo, sonrió sintiendo a su papá a su lado, se levantó y
caminó a casa.
¡Qué hermoso gesto al imitar a Jesús y dar la vida por quien se ama!
Agradecemos su aportación a Mary Escajadillo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo8

340. La vida con amor lo es todo
(Amor)
La justicia con Amor te hace justo, sin Amor te hace duro.
La amabilidad con Amor te hace agradecido, sin Amor te hace hipócrita.
La inteligencia con Amor te hace servicial, sin Amor te hace cruel.
La agudeza con Amor te hace agradable, sin Amor te hace agresivo.
La autoridad con Amor te hace amable, sin Amor te hace déspota.
La amistad con Amor te hace generoso, sin Amor te hace interesado.
El apostolado con Amor te hace un maestro, sin Amor te hace un tipo extraño.
La alegría con Amor te hace altruista, sin Amor te hace egoísta.
La libertad con Amor te hace libre, sin Amor te hace despiadado.
Tus éxitos con Amor te hacen crecer, sin Amor te hacen orgulloso.
Tus enseñanzas con Amor te hacen admirable, sin Amor te hacen arrogante.
LA VIDA CON AMOR, LO ES TODO, SIN AMOR, NO VALE NADA.
Maité Calm/Aniol Hernández

417. El verdadero amor
(Amor)
Mis padres vivieron cincuenta y cinco años casados. Una mañana mi mamá bajaba las escaleras para
prepararle a papá el desayuno y sufrió un infarto. Cayó. Mi padre la alcanzó, la levantó como pudo y casi a
rastras la subió a la camioneta.
A toda velocidad, rebasando, sin respetar los altos, condujo hasta el hospital. Cuando llegó, por desgracia,
ya había fallecido. Durante el sepelio mi padre no habló, su mirada estaba perdida. Casi no lloró. Esa noche sus
hijos nos reunimos con él. En un ambiente de dolor y nostalgia recordamos hermosas anécdotas. Él pidió a mi
hermano teólogo que le dijera dónde estaría mamá en ese momento. Mi hermano comenzó a hablar de la vida
después de la muerte, conjeturó cómo y dónde se encontraría ella. Mi padre escuchaba con gran atención.
De pronto pidió: "Llévenme al cementerio". "Papá", respondimos, "¡son las once de la noche! No podemos
ir al cementerio ahora." Alzó la voz y con una mirada vidriosa dijo: "No discutan conmigo, por favor, no discutan
con el hombre que acaba de perder a la que fue su esposa por cincuenta y cinco años".
Se produjo un momento de respetuoso silencio. No discutimos más. Fuimos al cementerio, pedimos
permiso al velador, con una linterna llegamos a la lapida.
Mi padre la acaricio, lloró, y nos dijo a sus hijos, que veíamos la escena conmovidos:
"Fueron cincuenta y cinco buenos años...¿Saben?, Nadie puede hablar del amor verdadero si no tiene
idea de lo que es compartir la vida con una mujer así" .
Hizo una pausa y se limpió la cara.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

J.C.C. San Pablo9

"Ella y yo estuvimos juntos en aquella crisis. Cuando cambié de empleo", continuó. Hicimos el equipaje
cuando vendimos la casa y nos mudamos de ciudad. Compartimos la alegría de ver a nuestros hijos terminar sus
carreras, lloramos uno al lado del otro la partida de seres queridos, rezamos juntos en la sala de algunos
hospitales, nos apoyamos en el dolor, nos abrazamos en cada Navidad y perdonamos nuestro errores...Hijos,
ahora se ha ido y estoy contento ¿saben por qué? Porque se fue antes que yo; no tuvo que vivir la agonía y el
dolor de enterrarme, de quedarse sola después de mi partida. Seré yo quien pase por eso y le doy gracias a
Dios. La amo tanto que no me hubiera gustado que sufriera..."
Cuando mi padre terminó de hablar, mis hermanos y yo teníamos el rostro empapado por las lagrimas. Lo
abrazamos y el nos consoló. "Todo esta bien, hijos, podemos irnos a casa; ha sido un muy buen día..."
Esa noche entendí lo que es el verdadero amor.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Adrián Saucedo Martínez

444. Una fábula de amor
(Amor)
Estaba Dios en su taller de orfebre trabajando arduamente en su ultima creación, cuando un grupo de
ángeles, intrigados por su afanosa entrega se atrevieron a interrogarle. ¿Qué haces? La más grande de mis
obras maestras.
¿En que consiste? - preguntaron.
En un ser con cuatro pares de ojos y seis brazos.
Sorprendidos exclamaron - ¿y para que le van a servir cuatro pares de ojos?
Un par de ojos es para que pueda apreciar la belleza que lo rodea; uno más para comprender cada acción
que realicen mis hijos; el tercero para leer los pensamientos, las palabras no pronunciadas, con unos ojos que
puedan ver los corazones y ante los cuales no pueda haber secretos; y el ultimo para apreciar la presencia de
Dios en la paz de un niño durmiendo.
¿Y tantos brazos para que?
Los dos primeros son para servir, desde esforzarse en el trabajo más arduo hasta cultivar la flor más
delicada; dos mas serán para acunar a cada uno de mis hijos y llenarlos de caricias, de ternura y amor; y los
últimos para levantarlos y luchar ante la injusticia y el abandono.
Señor, este nuevo ser ¿será inteligente?
Tendrá la capacidad ilimitada para abordar temas más intrincados y poseerá la sensibilidad del poeta, el
pensamiento mágico de la fantasía y sabrá encontrar en estrellas y esperanzas en los campos áridos y desiertos.
Los ángeles cada vez más intrigados de los que hacía su Señor no cesaban de preguntar:
¿Este ser tan raro tendrá una función especial?
Con solo un beso podrá mitigar el llanto de un pequeño, perdonar la falta más grave, dar aliento a un
valiente, acariciar el alma de un anciano, seducir al guerrero más poderoso y dar compañía con sólo recordarlo
en la soledad.
Uno de los ángeles tocó el modelo en proceso y exclamó ¡parece muy débil!
Su aspecto es frágil - contestó Dios - pero su fortaleza es incalculable, puede soportar hambre, miseria,
dolor, abandono, pero jamás se dará por vencido, sabe hacer milagros con los alimentos y jamás dejará a uno de
mis hijos con hambre, lo dará todo y tendrá la virtud de sonreír en medio de la adversidad.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

10
J.C.C. San Pablo

Nunca te habíamos visto trabajar tanto en un ser, ¿por qué es tan importante?
El mundo cada día crece más y no puedo estar en todas partes, necesito hoy más que nunca que alguien
me ayude a conservar y engrandecer mi creación, a llevar mi bondad y presencia a todos los seres humanos.
Uno de los ángeles tocó el rostro y para sorpresa se dio cuenta que tenía una lágrima. ¿Qué es? - preguntó el
ángel.
El bálsamo del amor, es su expresión sublime ante el dolor de mis hijos, es su aflicción ante el sufrimiento
que manifiesta la sensibilidad de su espíritu y brota en forma incontenible ante las penas y alegrías.
Los ángeles finalmente preguntaron: ¿Cómo le llamarás?
Será reconocida por ser forjadora de seres humanos extraordinarios, su aroma permanecerá por siempre
y su nombre estará escrito en forma indeleble en la historia de la humanidad - finalmente hizo una larga pausa
como meditando el nombre que le daría y sonriendo ante lo más sublime de la creación exclamó:
La llamaré: ¡MADRE!

450. A ti, maestro
(Amor)
El maestro es lo más grande que existe. El maestro es nada menos que aquel que no solo vive para sí
mismo sino que vive para sus alumnos. Vive con sus alumnos. Vivirá en sus alumnos, aún después de morir el
maestro.
El más grande maestro es Cristo. El es, para los maestros cristianos, el modelo único. Cristo no vivió para
sí mismo. Vivió por nosotros. El vino al mundo para vivir con nosotros. Y, finalmente nos dejó Su Cuerpo y Su
Sangre para vivir en nosotros.
Cristo nos enseñó que ser maestro significaba vivir por el discípulo y en el discípulo. Todo ello lo enseñó
Cristo no solo con palabras sino con su ejemplo personal.
Tener a Cristo de modelo de maestro es algo sencillamente maravilloso. Es una experiencia única. Nunca
podrá entrar la rutina en nuestras vidas. Siempre habrá felicidad y el gozo de estar viviendo por el alumno. (Tanto
en las buenas como en las malas). El maestro que tiene por modelo a Cristo, gozará por tener la convicción que
su vida no es en vano, que aún es pues de su muerte vivirá en sus alumnos.
Ante una tal visión del maestro, por más años de experiencia que posea, cada año escolar es un nuevo
empezar. Cada alumno es una nueva persona. Los maestros tenemos que ver a cada alumno con los ojos que
Dios ve a cada persona que ha creado. Los maestros tenemos que ver a cada alumno como queremos que Dios
nos vea a nosotros. Los maestros tenemos que sonreír a cada alumno como queremos que Dios nos sonría a
nosotros.
Los maestros tenemos que perdonar a cada alumno como queremos que Dios nos perdone. No podemos
decir a nuestros alumnos: "Yo te conozco", sin dejarle cambiar, crecer, madurar, sin confiar en Él. Tenemos que
tratar a nuestros alumnos, de la misma forma que lo hizo el padre con el hijo pródigo. No dijo:
"Ya te conozco". Muy por el contrario lo perdonó y le permitió crecer, madurar. Y el hijo pródigo había
cometido faltas mucho mayores que nuestros alumnos.
Definitivamente, los maestros cristianos, tenemos que saber perdonar. Sólo así podremos rezar, junto con
nuestros alumnos, el Padre Nuestro.
Antes de rezar el Padre Nuestro, en la Eucaristía, el sacerdote exclama: "Por El, con El y en El". La
próxima vez que vayamos a Misa, meditemos sobre nuestro compromiso como maestros cristianos. Meditemos,
pues si nuestra entrega, como maestros cristianos es POR nuestros alumnos, es CON nuestros alumnos, es EN
nuestros alumnos. Solo ahí estaremos imitando más profundamente a Cristo, nuestro modelo.
Por todo ello, empecemos como si fuese nuestro primer año de clases, con el entusiasmo y el candor de
aquél que por primera vez ha escuchado Cristo exclamar: "Yo soy el camino, la Verdad y la Vida", y se entrega
de lleno con todas sus fuerzas, con todo su corazón, con toda su alma, a mostrar ese Camino, esa Verdad y esa
Vida a sus alumnos.
Sólo así seremos maestros cristianos felices porque estaremos viviendo por nuestros alumnos, con
nuestros alumnos y seguiremos aún después de nuestra muerte, en nuestros alumnos.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

11
J.C.C. San Pablo

HNO. JULIO CORAZAO
Maestro Itinerante del Consorcio de Colegios Católicos del Perú.
Hoy goza con el Señor en el cielo.

468. Papa olvida
(Amor-Oración)
Escucha, hijo: voy a decirte esto mientras duermes, una manecita metida bajo la mejilla y los rubios rizos
pegados a tu frente humedecida. He entrado solo a tu cuarto.
Hace unos minutos, mientras leía mi diario en la biblioteca, sentí una ola de remordimiento que me
ahogaba. Culpable, vine junto a la cama.
Esto es lo que pensaba, hijo: me enojé contigo. Te regañé porque no te limpiaste los zapatos. Te grité
porque dejaste caer algo al suelo.
Durante el desayuno te regañé también. Volcaste las cosas. Tragaste la comida sin cuidado. Pusiste los
codos sobre la mesa. Untaste demasiado el pan con mantequilla. Y cuando te ibas a jugar y yo salía a tomar el
tren, te volviste y me saludaste con la mano y dijiste: "Adiós, papito!" y yo fruncí el entrecejo y te respondí: "Ten
erguido los hombros!"
Al caer la tarde todo empezó de nuevo. Al acercarme a casa te vi, de rodillas, jugando en la calle. Tenías
agujeros en las medias. Te humillé ante tus amiguitos al hacerte marchar a casa delante de mí. Las medias son
caras, y si tuvieras que comprarlas tú, serías más cuidadoso. Pensar, hijo, que un padre diga eso.
Recuerdas, más tarde, cuando yo leía en la biblioteca y entraste tímidamente, con una mirada de
perseguido; cuando levanté la vista del diario, impaciente por la interrupción, vacilaste en la puerta. "¿Qué
quieres ahora?" te dije bruscamente. "Nada", respondiste, pero te lanzaste en tempestuosa carrera y me echaste
los brazos al cuello y me besaste, y tus bracitos me apretaron con un cariño que Dios había hecho florecer en tu
corazón y que ni aún el descuido ajeno puede agotar. Y luego te fuiste a dormir, con breves pasitos ruidosos por
la escalera.
Bien, hijo: poco después fue cuando se me cayó el diario de las manos y entró en mí un terrible temor.
¿Qué estaba haciendo de mí la costumbre? La costumbre de encontrar defectos, de reprender; esta era
mi recompensa a ti por ser un niño. No era que yo no te amara; era que esperaba demasiado de ti. Y medía
según la vara de mis años maduros.
Y hay tanto de bueno y de bello y de recto en tu carácter. Ese corazoncito tuyo es grande como el sol que
nace entre las colinas. Así lo demostraste con tu espontáneo impulso de correr a besarme esta noche, hijo. He
llegado hasta tu camita en la oscuridad, y me he arrodillado, lleno de vergüenza.
Es una pobre explicación; sé que no comprenderás estas cosas si te las dijera cuando está despierto.
Pero mañana seré un verdadero papito. Seré tu compañero, y sufriré cuando sufras, y reiré cuando rías. Me
morderé la lengua cuando esté por pronunciar palabras impaciente. No haré más que decirme, como si fuera
ritual: "No es más que un niño, un niño pequeñito".
Temo haberte imaginado hombre. Pero al verte ahora, hijo, acurrucado, fatigado en tu camita, veo que
eres un bebé todavía.
Ayer estabas en los brazos de tu madre, con la cabeza en su hombro. He perdido demasiado, demasiado.
W.Livingston Larned
Agradecemos esta aportación a Oscar de Alba

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

12
J.C.C. San Pablo

481. Vale la pena arriesgarse
(Amor)
"Estaba caminando por una calle, una tarde, cuando el sol estaba poniéndose y la luz ya era escasa. De
pronto, escuché unos apagados gritos que venían de atrás de unos arbustos. Alarmado, caminé mas despacio
para escuchar y entré en pánico cuando me di cuenta de que lo que estaba escuchando eran los ruidos de una
indiscutible batalla. Entre los ruidos del tráfico y de una fábrica, podía escuchar que una mujer estaba siendo
atacada por un hombre, a solo unos metros de donde yo estaba.
¿Debería de involucrarme? Estaba demasiado preocupado por mi propia seguridad y me maldecí por
haber pensado en seguir caminando a casa esa noche. ¿Qué si me convierto en parte de las estadísticas de
asesinatos? ¿No, debería correr al teléfono más cercano y llamar a la policía?
Aunque ese tiempo pareció una eternidad, deliberando en mi cabeza.. solo habían pasado unos
segundos. Me di cuenta de que los gritos de la chica se estaban apagando. Sabía que tenía que actuar rápido.
No soy un hombre valiente, ni atlético y todavía no sé de donde saque el coraje moral y la fuerza física, pero me
decidí a ayudar a la chica. Y me transformé.
Corrí detrás de los arbustos y golpeé al tipo. Nos peleamos por algunos minutos hasta que finalmente
brincó y corrió escapando del lugar. Con poco aliento, traté de acercarme a la mujer, que todavía se encontraba
detrás de los arbustos. En la oscuridad, no podía mas que ver su sombra. Y tratando de no asustarla, le dije
suavemente: "Todo está bien, el hombre ya se ha ido. Estás segura ahora."
Hubo una larga pausa, y de pronto escuché las palabras: "Papi, eres tú?" Y de detrás del arbusto, mi hija
mas pequeña, Katherine, salió caminando hacia mi"
Reflexión:
A veces pensamos que nuestras buenas acciones no tendrán recompensa, pero nunca sabemos por
quien o a quien estaremos salvando. Vale la pena tomar el riesgo. Riesgo, que la próxima vez, sin saberlo,
puede ser nuestro ser mas amado. y aunque no lo sea, es el mismo Jesús que vive en nuestros semejantes.
No hay peor ciego que el que no quiere ver, o peor sordo que el que no quiera escuchar.
Recordemos la parábola del buen Samaritano. Ayudemos a todos en todo.

482. La lección
(Amor)
Un esposo fue a visitar a un sabio consejero y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba
separarse.
El sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra: ámela. Luego se calló.
- Pero es que ya no siento nada por ella.
- Ámela, repuso el sabio.
Y ante el desconcierto del señor, después de un oportuno silencio, agregó lo siguiente:
"Amar en un decisión, no un sentimiento; amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de
esa acción es el amor. El amor es un ejercicio de jardinería: arranque lo que hace daño, prepare el terreno,
siembre, sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, mas no
por eso abandone su jardín. Ame a su pareja, es decir, acéptela, valórela, respétela, dele afecto y ternura,
admírela y compréndala. Eso es todo, ámela".
Padre Gonzalo Gallo
Agradecemos esta aportación a Stella Velásquez

489. La jaula vacía
(Amor)
Una vez había un hombre llamado Jorge Thomas, sacerdote en un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

13
J.C.C. San Pablo

Un domingo de Pascua llegó a la iglesia cargando una jaula de pájaros mohosa, doblada y vieja, y la colocó
sobre el púlpito. Se fruncieron varios ceños y, a manera de contestación, el sacerdote Thomas
comenzó a hablar.
"Estaba caminando por el pueblo ayer, cuando vi un joven caminando hacia mí meciendo esta jaula de
pájaros. En el fondo de la jaula, habían tres pequeños pajarillos salvajes, temblando de frío y de miedo.
Detuve al muchacho y le pregunté, "¿Qué llevas ahí, hijo?" "Son tan solo unos viejos pájaros", fue la
respuesta. "¿Y qué vas a hacer con ellos?" le pregunté. "Los voy a llevar a casa y me voy a divertir con ellos",
me contestó".
"Voy a molestarles y a sacarles las plumas y hacerles pelear. Voy a pasar un buen rato". "Pero te vas a
cansar de esos pajarillos tarde o temprano. ¿Qué harás con ellos entonces?" "Tengo unos gatos", dijo el
muchacho. "Les gustan los pájaros. Se los llevaré a ellos."
El sacerdote estuvo callado un momento. "¿Cuánto quieres por esos pájaros, hijo?"
"¡Eh! ¿Usted no quiere estos pájaros, señor?. Son tan solo unos simples pájaros viejos del campo. No
cantan. ¡Ni siquiera son bonitos!"
"Y ... cuánto?", preguntó el sacerdote otra vez.
El joven miró al sacerdote como si estuviera loco y le dijo: "$10"
El sacerdote buscó en su bolsillo y sacó un billete de diez dólares. Lo colocó en la mano del muchacho.
En un segundo, el muchacho desapareció.
El sacerdote levantó la jaula y suavemente la llevo al final del callejón, donde había un árbol y un césped.
Poniendo la caja en el piso, abrió la puerta y, golpeando suavemente los barrotes, convenció a los pájaros que
salieran, liberándoles.
Bueno, eso explicaba la jaula vacía sobre el púlpito, y entonces el sacerdote comenzó a contar su historia.
"Un día Satanás y Jesús estaban conversando. Satanás acababa de venir del Jardín del Edén y estaba
jactándose y vanagloriándose."
"Si, señor, acabo de capturar al mundo lleno de gente allá abajo. Me hice una trampa, utilice carnada que
sabía que ellos no podían resistir. ¡Los agarre a todos!"
"¿Qué vas a hacer con ellos?" Preguntó Jesús.
Satanás respondió, ¡Me voy a divertir! Voy a enseñarles como odiarse y abusarse mutuamente, como
beber y fumar y maldecir. Les voy a enseñar como inventar las armas y bombas y que se maten unos a otros.
¡Me voy a divertir de verdad!"
¿Y qué harás cuando termines con ellos?" Preguntó Jesús. "Oh, los mataré", exclamo Satanás
orgullosamente.
¿Cuánto quieres por ellos?" Preguntó Jesús.
"Oh, tú no quieres a esas personas. No valen nada. Los tomarás y simplemente te odiarán. ¡Te escupirán,
te maldecirán y te matarán! ¡Tú no quieres a esa gente!"
"¿Cuánto?" Preguntó nuevamente. Satanás miró a Jesús y, mofándose, dijo, "Todas tus lágrimas y toda tu
sangre".
Jesús dijo: "¡HECHO!" Entonces El pagó el precio."
El sacerdote levantó la jaula, abrió la puerta, y se fue del púlpito.
Agradecemos esta aportación a Haydee Leonor Borelli

496. Mi viaje al futuro
(Amor)
Esta historia espero que te guste.
Mi comportamiento era un poco grosero debido a varios problemas que me sucedían en estos días, pero
le pedía a Dios que me ayude a superarlos ya que mi cambio de carácter era muy notable y causaba molestias y
discusiones que a la larga afectaban en el corazón a varias personas, en especial el de mi novia.
Un día después de varias horas de ensayo junto a ella en el grupo juvenil cristiano de danzas, nos
recordamos que teníamos un cumpleaños al cual habíamos sido invitados, recordé que en mi mochila llevaba

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

14
J.C.C. San Pablo

ropa y los implementos necesarios para bañarme y cambiarme, pero mi novia no, entonces, era necesario que
ella fuera a su casa para bañarse y cambiarse; y así decidimos ir a casa de ella y aprovechamos en comer algo.
Mientras la madre de ella nos preparaba algo para comer y mi novia se arreglaba para volver a salir
conmigo, yo disfrutaba de la comodidad de un rico sofá, que con dulzura me supo arrullar, hasta que me quede
dormido por unos minutos; mi cansancio era muy notorio, debido a que la mayor parte del día la pasamos
ensayando una danza que teníamos que presentar a la semana siguiente en un Congreso en la ciudad de Quito.
En ese momento pasaban por mi mente el recuerdo de varias discusiones que había tenido con ella y
sobre todo una pelea muy fuerte el día anterior, que por poco nos cuesta el fin del romance; luego de esa escena
me encontraba en un lugar muy distinto, parecía que los años habían pasado muy rápido, mi apariencia era de
una edad mas adulta, el lugar no era feo, al contrario era una habitación muy hermosa, y en la mitad de la misma
se encontraba un niño de unos 7 años o tal vez 8, pero lo mas sorprendente del caso es que su rostro me era
familiar, era tan real.
Luego escuche su voz y con un tono muy enérgico me exhortaba por mi mal comportamiento con mi
novia, me decía cosas de su vida, y me sorprendía escuchar con que seguridad lo decía ... cada vez me sentía
peor, ya que acusaba a un hombre de no haber podido nacer, debido a muchas discusiones que se presentaban
en la relación de sus padres, decía que en el mundo su futuro padre se molestaba fácilmente y eso causaba
dolor a la mujer que iba a ser su mamá en el futuro, y que por consiguiente por todas esas peleas, sus futuros
padres se separarían y el quedaría sin tener la oportunidad de nacer.
Me asusté por un momento y le preguntaba porqué me decía esas cosas; pero lo curioso del caso es que
con su carita de ángel me observó a los ojos y luego de un momento de silencio, se acerco, me abrazo y
tiernamente me dijo: "te quiero mucho papito".
Sabes, cada día pienso en este sueño que tuve, y tenlo por seguro que mi comportamiento es distinto,
estamos planificando nuestro matrimonio para el próximo año y estoy ansioso esperando el día en que lo vuelva
ver y poder abrazarlo y decirle: "Gracias hijo mío ... yo también te quiero mucho"
Esta historia es real, le sucedió a Xavier Ramos Severino, persona que te escribe esta carta. Espero que
les guste y sirva de ayuda en algo.
Agradecemos esta aportación a Xavier Ramos Severino
133. Solo el AMOR
(Amor)
"La vida es un don maravilloso, aprovéchalo"
Debes amar la arcilla que hacen tus manos
debes amar su arena hasta la locura
y si no, no la emprendas que será en vano
solo el amor alumbra lo que perdura
solo el amor convierte el milagro en barro.
Debes amar el tiempo de los intentos
debes amar la hora que nunca brilla
y si no, no pretendas tocar lo cierto
solo el amor engendra la maravilla
solo el amor consigue encender lo muerto.
(Silvio Rodríguez)
20. UN PÁJARO COLOR MARRÓN PARA DARTE FELICIDAD
(Amor)
Ella tenía seis años cuando la vi por primera vez en aquella playa cercana a donde vivía. Suelo caminar
hasta esa playa, cada vez que siento que el mundo se me cae encima..... Ella estaba construyendo un castillo de
arena o algo así cuando miró hacia arriba, con sus ojos azules, tan azules como el mar. -"Hola" - me dijo. Le
respondí con un gesto, sin muchas ganas de preocuparme por una niña pequeña. -"Estoy construyendo"- dijo
ella. -"Ya veo. Pero... ¿y qué es?"- le dije sin darle mucha importancia. -"No lo sé, pero me gusta sentir la arena".
-"Eso suena fantástico", pensé, y me quité los zapatos. De pronto, un aguzanieves pasó volando. -"¡La
felicidad!", dijo la niña. -"Que es... ¿qué? -"¡Es la felicidad! Mi mami dice que los pájaros marrones
(Aguzanieves), vienen para traernos la felicidad".
El ave se fue deslizando suavemente por la playa. "Hasta luego, felicidad", murmuré interiormente, "hola
dolor", me dije, me volteé y seguí caminando. Estaba deprimida, mi vida estaba completamente fuera de
control... pero ella no se rendía..... -"¿Cómo se llama?", me preguntó. -"Ruth", le respondí. "Me llamo Ruth
Peterson". -"Yo soy Wendy ... y tengo seis años". -"Hola Wendy", le dije. Y con su risa de niña me dijo "¡qué
graciosa es!". En lugar de seguir triste, también me sonreí y seguí caminando... Su risita musical me acompañó...
-"Venga otra vez Sra. Ruth.", me dijo, "y tendremos otro día feliz". Los siguientes días, son otra historia: un grupo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

15
J.C.C. San Pablo

de revoltosos niños exploradores, reuniones de la Asociación de Padres de Familia, mi madre enferma... El sol
brillaba una mañana en que decidí sacar mis manos del agua sucia de los platos...
"Necesito un pájaro marrón", me dije a mi misma, y cogí un saco. El bálsamo siempre cambiante de las
olas del mar me esperaba... Caminé a muy despacio, a pesar de la brisa fría, tratando de recapturar la serenidad
que tanto necesitaba... Me había olvidado de la niña, y me sobresalté cuando ella apareció. -"Hola, Sra. Ruth.",
me dijo. "¿Quiere jugar?" -"¿Qué tienes en mente?", le pregunté con un tono de enojo. -"No lo sé, usted. diga
qué". -"¿Qué tal unos chistes"?, le pregunté sarcásticamente. Su cantarina risa regresó otra vez, diciéndome:
"¡No sé jugar a eso!" -"Entonces, solo caminemos", le dije. Mirándola me di cuenta de la delicada palidez de su
rostro. -"¿Donde vives?", le pregunté.
"Por allá", dijo, y señaló hacia una fila de cabañas de verano, algo extraño para ser invierno. -"¿A qué
escuela vas?" -"No voy a la escuela. Mi mami dice que estamos de vacaciones", y siguió con su conversación de
niña mientras nos paseábamos por la playa, pero mi cabeza estaba en otro sitio. Cuando me iba a casa, Wendy
dijo que había sido un lindo día. Sintiéndome sorprendentemente mejor, le sonreí coincidiendo con ella. Tres
semanas después, corrí a mi playa casi presa de un estado de pánico. Ni siquiera estaba de humor para saludar
a Wendy. Creí ver a su madre en el portal de su cabaña y por poco le pido que mantuviera a su hija ahí. -"Mira, si
no te importa", le dije rápidamente cuando Wendy se cruzó conmigo, -"hoy preferiría estar sola". Se le veía
extrañamente pálida y con mucha dificultad para respirar... -¿Por qué?, preguntó. Me volteé y le grité - "¡Porque
mi madre ha muerto!", y pensé "Dios mío, qué hago diciéndole esto a una niña?" -"Oh", dijo ella bajito, "entonces
hoy no es un buen día". -"Así es.
Ni ayer ni antes de ayer ni... ¡Oh, vete de aquí!" -"¿Dolió?" -"¿Que si dolió?, dije exasperada con ella y
conmigo, "¿cuando ella murió?", "¡por supuesto que dolió!", le contesté toscamente, sin entender bien, y me
encerré en mi misma... Me fui rápidamente... Un mes después o algo así, cuando fui otra vez a la playa, ella no
estaba ahí... Me sentí culpable, avergonzada y me dije a mi misma que la extrañaba, así que después de mi
caminata, fui a su cabaña y toqué a la puerta. Me abrió la puerta una joven mujer, de cabellos color miel y rostro
desencajado. -"Hola", le dije, -"Me llamo Ruth Peterson. Hoy no vi a su niña y me preguntaba dónde estaría".
-"Ah, si, Sra. Peterson, pase, por favor. Wendy hablaba mucho de usted, siento mucho haberla dejado que la
molestara tanto. Acepte mis disculpas, si es que ella la molestó mucho". -"No, no, por favor, ella es una niña
encantadora", le dije, dándome cuenta de que en realidad era eso lo que quería decir.
-"¿Dónde está?" -"Wendy... murió la semana pasada, Señora Peterson. Tenía leucemia. Tal vez no se lo
dijo". ... Muda del asombro, busque a tientas una silla, a la vez que trataba de recuperar la respiración... -"Ella
amaba esta playa, así que cuando pidió que viniéramos no pudimos decirle que no. Parecía estar mucho mejor
aquí y tenía muchos de lo que ella llamaba... sus días felices. Pero las ultimas semanas... se fue rápidamente...",
dijo su madre, quebrándosele la voz. -"Dejó algo para usted... si tan solo pudiera encontrarlo. ¿Podría esperar un
momento mientras lo busco?" Hice un gesto descuidado de aceptación, mientras mi mente buscaba algo,
cualquier cosa, algo que pudiera decirle a esta amable jovencita... Me extendió un sobre garabateado con las
letras "Sra. Ruth" en negrita y con caligrafía infantil. Dentro de él, había un dibujo a crayolas: una playa amarilla,
un mar azul, y un pájaro marrón.
Debajo de todo eso, se leía cuidadosamente escrito: "UN PAJARO MARRON PARA DARLE FELICIDAD"
La cara se me llenó de lágrimas, y un corazón que prácticamente había olvidado amar, ....comenzó a abrirse...
Tomé a la mamá de Wendy en mis brazos ... -"cuánto lo siento, cuánto lo siento ... cuánto lo siento", dije una y
otra vez, y lloramos a mares las dos juntas...
El precioso dibujito ahora está enmarcado y cuelga en mi estudio. Seis palabras... una por cada año de su
vida... seis palabras que me hablan de armonía, coraje y amor incondicional. Un regalo de una niña de ojos color
mar azul y cabellos color arena, una niña que me enseñó y me dio un regalo de amor.
NOTA: La historia anterior es una historia de la vida real enviada por Ruth Peterson. Que sirva para
recordarnos a todos nosotros que necesitamos darnos tiempo para disfrutar de la vida y de nosotros. "El precio
de odiar a otros seres humanos es amarnos menos a nosotros mismos."
Agradecemos su aportación Santiago Vargas
Que la paz de Dios este contigo.
24. TE AMO
(Amor)
Un día cuando desperté no había luz, todo estaba obscuro. Las luces y las estrellas se encontraban lejos.
Me vi sola y un par de lágrimas me hicieron compañía. Caminé, camine... mis rodillas y manos sangraban por las
caídas, mis ojos no alcanzaban a ver nada, mi llanto era un diluvio de dolores, las cuales la luz no traspasaba.
Lloré, lloré... caminé y caí, una... y otra vez; Caí y ya no pude levantarme más. El cansancio y la tristeza actuaron
en mí.
Y profundamente dormí... ¡LEVÁNTATE¡ Al instante desperté y un viento cálido me acaricio.
¡LEVÁNTATE!!. ¡¡YO YA CAI POR TI TRES VECES!! Alcé la cara y busqué con desesperación. Fue inútil, mis
ojos estaban cegados y nada distinguían. La voz se oyó con ternura, cargada de amor muy cerca de mí. "
Levántate, dame tu mano, tú no me has buscado con el corazón, no te asustes, yo soy el que ha velado tu
sueño, el que ha secado tus lágrimas y tus heridas las he curado, ese corazón tan roto lo he pegado, anda
siéntate acércate, ¡Te amo!"

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

16
J.C.C. San Pablo

No sé como, pero de pie me puse. Nada me dolía, ya no había pesar en mi alma. Mis ojos... mis ojos
¡veían!. Levanté la cara y ahí, cerca de mí estaba él. Era un hombre de mirada más dulce que la miel, y la
sonrisa más hermosa que he visto, me extendía los brazos... -" Ya no necesitas caer, ya no necesitas llorar, si
estás herido, sólo, búscame, yo estoy cerca de ti siempre...".
Comprendí que nunca estuve sola ,alguien me observaba, me cuidaba, ¡estaba junto a mí!...
¡LEVÁNTATE¡, ¡LEVÁNTATE¡. YO HE DADO LA VIDA POR TI, HE VENCIDO A LA MUERTE, VAMOS, EL
CAMINO LO HE ABIERTO, NO TEMAS YO IRE JUNTO A TI, ¿SABES?... TE AMO.
Agradecemos la aportación a Gabriela del Carmen Huertas Gamboa.

35. CUANDO YO ME VAYA
(Amor)
Cuando yo me vaya, madre, estaremos juntas. Y no te hará falta que te cuente nada.
Mis pecados, mis tristezas y mis culpas, te habrán sido ya por Alguien revelados.
Búscame en una estrella, me dijiste, cuando ya tus ojos no veían nada. Y a pesar de mis años vividos sigo
buscando cada noche tu mirada. Cuando yo me vaya, madre, estaremos juntas. . .
Y no hará falta que te cuente nada.
Tita Merello del Libro: La Calle y yo
Agradecemos esta aportación a Oscar Alonso de Argentina

30. EL SANTO ROSARIO
(Amor)
Paseaba un día el apóstol Santo Tomás por los jardines del cielo, cuando vio pasar un alma que no
resplandecía tanto como las demás... y luego vio otra... y una más... De inmediato fue a reclamarle a San
Pedro...Oye, Pedro, por que andan por ahí algunas almas que luego luego se ve que no tienen tantas cualidades
y virtudes como las demás? Pedro le contestó un tanto nervioso, ya que Tomás era capaz de armarle un
escándalo que hasta el puesto le podía costar. ¿Dónde, tu? Por todos lados indicó el quejoso. Vamos a ver dijo
Pedro, y saliendo de la portería se dirigieron a los jardines.
En efecto por doquier se veían almas que no resplandecían tanto, sin embargo se veían felices de estar
ahí. Pues mira, esos no han pasado por la puerta. Yo no los hubiera dejado entrar... puntualizó Pedro. Pues
entonces aquí esta pasando algo raro, y más nos vale que investiguemos. Dijo con determinación Tomás, el cual
necesitaba ver el origen de la situación. Decidieron recorrer las bardas del Paraíso, y para su sorpresa
encontraron un gran agujero en un de las bardas, la que quedaba más cerca de la Tierra.
Ándale, por aquí se están colando dijo con aire triunfal Tomás. El que hizo esto lo va a pagar caro con
nuestro Dios, que aunque bueno, es muy justo... sentenció Pedro. Se acercaron ambos al agujero, y con
sorpresa descubrieron que había atado de ahí un inmenso rosario que llegaba hasta la Tierra, y muchas almas
por ahí venían subiendo.
Ambos apóstoles se voltearon a ver con cara de sorpresa y consternación... tras un silencio, Pedro dijo:
Ay, María no ha cambiado nadita... desde que la conocí en Caná supe que era de esa gente que no deja de estar
ayudando... (Jn 2, 1-11) Tomás resignado dijo: Si ni su Hijo se le escapa, te acuerdas que no quería hacer aquel
milagro, y con una sola mirada de Ella accedió? Pedro concluyó diciendo: Mira, Tomás, tu y yo no hemos visto
nada... .¿Ustedes también?, resonó una voz que los sobresalto... Con cara de asustados voltearon hacia el
Trono de la Majestad de Dios... pero lo que percibieron fue una gran sonrisa...
Este es un simple cuentito, pero que sin duda refleja una gran verdad. Por experiencia personal les puedo
decir que las mejores épocas de mi vida Espiritual ha estado marcada por la fidelidad al rezo diario del rosario...
y las peores, por la infidelidad o el abandono de este rezo. Soy de la opinión que una vida Espiritual sólida se
debe basar en el rezo diario del rosario. Tengo mucho que hacer, no tengo tiempo para el rosario me ha dicho
mucha gente, y yo le contesto diciendo que nuestro principal deber es alcanzar la vida eterna... de que nos
serviría ganar el mundo entero si perdemos nuestra alma?
Aportación enviada por el Padre Fray Fernando Rodríguez, OFM.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

17
J.C.C. San Pablo

31. EL QUE TIENE QUE ESTAR AHÍ SOY YO
(Amor)
Un misionero estaba hablando a una tribu remota de un pueblo que nunca había escuchado hablar de la
vida y el ministerio de Jesús. El jefe de la tribu estaba sentado en la fila del frente escuchando intensamente todo
lo que el misionero decía.
Cuando la historia llegó a su punto culminante y el jefe escuchó lo cruelmente que crucificaron a Cristo, no
pudo aguantarse más. Se levantó bruscamente y gritó: "¡Pare! ¡Bájelo de la cruz! ¡Soy yo el que tiene que estar
ahí, no Él!". Había comprendido el significado del evangelio; entendió que era pecador y que Cristo no tenía
pecado.
Cuando consideras esa escena del Hijo de Dios clavado en una cruz en agonía y sus heridas sangrando,
¿puedes decir de corazón "¡Yo tengo que estar ahí!"? Entonces, da un paso más y pon tu confianza en Él como
Salvador para que puedas decir junto con Pablo: "Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas
vive Cristo en mí..." (Gá. 2:20). Jesús tomó nuestro lugar y murió para nuestro provecho. Puesto que llevó
nuestros pecados, abrió el camino para llevarnos a la comunión con el Padre. Si te identificas con Cristo y crees
que murió por ti, Dios te identificará a ti con Cristo y te dará Su justicia.
¿Puedes decir "¡Soy yo el que tiene que estar ahí!"?
Autor: Henry G. Bosch (1914-1955)
33. CARTA DE UN PADRE A SU HIJO
(Amor)
Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor. Te regañé porque te
estabas tardando demasiado en desayunar, te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí
porque masticabas con la boca abierta. Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa.
Furioso te levanté por los cabellos y te empujé violentamente para que fueras a cambiarte de inmediato. Camino
a la escuela no hablaste. Sentado en el asiento del auto llevabas la mirada perdida. Te despediste de mí
tímidamente y yo solo te advertí que no te portaras mal.
Por la tarde, cuando regresé a casa después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín.
Llevabas puestos unos pantalones nuevos y estabas sucio y mojado. Frente a tus amiguitos te dije que debías
cuidar la ropa y los zapatos, que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte. Te hice
entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mí te indiqué que caminaras
erguido. Más tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa.
A la hora de cenar arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pie furioso porque no parabas de jugar.
Con un golpe sobre la mesa grité que no soportaba más ese escándalo y subí a mi cuarto. Al poco rato mi ira
comenzó a apagarse. Me di cuenta de que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darte una
caricia, pero no pude. ¿Cómo podía un padre, después de hacer tal escena de indignación, mostrarse sumiso y
arrepentido? Luego escuché unos golpecitos en la puerta. "Adelante" dije adivinando que eras tú. Abriste muy
despacio y te detuviste indeciso en el umbral de la habitación.
Te miré con seriedad y pregunté: ¿Te vas a dormir?, ¿vienes a despedirte? No contestaste. Caminaste
lentamente con tus pequeños pasitos y sin que me lo esperara, aceleraste tu andar para echarte en mis brazos
cariñosamente. Te abracé y con un nudo en la garganta percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito. Tus manitas
rodearon fuertemente mi cuello y me diste un beso suavemente en la mejilla. Sentí que mi alma se quebrantaba.
"Hasta mañana, papito" me dijiste. ¿Qué es lo que estaba haciendo?, ¿porqué me desesperaba tan
fácilmente? Me había acostumbrado a tratarte como a una persona adulta, a exigirte como si fueras igual a mí y
ciertamente no eras igual. Tú tenías unas cualidades de las que yo carecía: eras legítimo, puro, bueno y sobre
todo, sabías demostrar amor. ¿Porqué me costaba tanto trabajo?, ¿porqué tenía el hábito de estar siempre
enojado? ¿Qué es lo que me estaba aburriendo? Yo también fui niño. ¿Cuándo fue que comencé a
contaminarme?
Después de un rato entré a tu habitación y encendí una lámpara con cuidado. Dormías profundamente. Tu
hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como el de un
bebé. Me incliné para rozar con mis labios tu mejilla, respiré tu aroma limpio y dulce.
No pude contener el sollozo y cerré los ojos. Una de mis lágrimas cayó en tu piel. No te inmutaste. Me
puse de rodillas y te pedí perdón en silencio. Te cubrí cuidadosamente con las cobijas y salí de la habitación. Si
Dios me escucha y te permite vivir muchos años, algún día sabrás que los padres no somos perfectos, pero
sobre todo, ojalá te des cuenta de que, pese a todos mis errores, te amo más que a mi vida.

34. HE APRENDIDO
(Amor)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

18
J.C.C. San Pablo

He aprendido... que no puedes hacer que alguien te ame.
Todo lo que puedes hacer es ser alguien amoroso. El resto depende de los demás.
He aprendido... que no importa cuánto me preocupe o interese por la gente, algunas personas simplemente no
actúan recíprocamente.
He aprendido... que lo que cuenta no es lo que tienes en la vida, sino a quien tienes en tu vida.
He aprendido... que toma años construir una confianza, y sólo segundos para destruirla.
He aprendido... que no debes compararte a ti mismo con lo mejor que los otros pueden hacer.
He aprendido... que en un instante puedes hacer algo que hará doler tu corazón el resto de tu vida.
He aprendido... que toma su tiempo llegar a ser la persona que quiero ser.
He aprendido... que siempre puedo seguir adelante mucho después de que pensaba que ya no podía.
Recuerda que... La vida es un aprendizaje constante, y aprendes muchas veces de quien menos te imaginas.
36. CUANDO DIOS CREÓ A LAS MADRES
(Amor)
Cuando Dios estaba creando a la madre, se encontraba trabajando horas extras en el sexto día. En ese
momento apareció un ángel y le dijo: - Señor, ¿no crees que estás poniéndole demasiadas cosas a esta obra? ¿Acaso no has notado todo lo que necesita? Contestó el Señor. - Requiere ser completamente lavable, pero no
puede ser de plástico, tener 180 partes móviles... todas reemplazables; tener un regazo que desaparezca
cuando ella se para, poseer un beso capaz de sanar desde una pierna rota hasta un desengaño amoroso y por
supuesto tener tres pares de manos.
Con un ademán el ángel dijo: -¡Tres pares de manos...de ninguna manera! - No son las manos las que me
están causando problemas - respondió el Señor - son más bien los tres pares de ojos que ellas deben tener. ¿En el modelo estándar? Preguntó el ángel. El Señor respondió: - Un par que pueda ver a través de puertas
cerradas para cuando ella pregunte: ¿qué están haciendo ahí, niños?, aunque ella ya lo sepa.
El segundo par en la parte de atrás de la cabeza para ver lo que no quiere ver, pero que tiene que saber y
por supuesto los que tiene enfrente para ver al niño travieso y decir con la mirada y sin hablar: lo entiendo y te
amo. - Señor - dijo el ángel gentilmente - ve a la cama, mañana será otro día... - No puedo - dijo el Señor - estoy
tan cerca de crear algo muy parecido a mí, ahora mismo estoy introduciendo un dispositivo para que se auto cure
cuando esté enferma, pueda alimentar a una familia de seis con sólo medio kilo de carne y pueda mantener a un
niño de tres años en la regadera.
El ángel revisó cuidadosamente el molde y dijo: me parece que es muy suave. - Pero muy resistente,
contestó el Señor – no puedes imaginar lo que esta obra mía puede hacer o soportar. - ¿Puede pensar? preguntó el ángel. - No solo piensa, sino que es intuitiva y llega a acuerdos, sostuvo el Creador. - Finalmente el
ángel se inclinó, recorrió con su dedo la mejilla e informó al Señor: hay una gotera... te lo dije, has puesto
demasiadas cosas en este modelo. - No es una gotera - explicó el Señor - es una lágrima. - ¿Para qué? Preguntó el ángel. - Es para manifestar alegría, tristeza, dolor, decepción, soledad y orgullo, contestó el Señor. Señor, eres un genio - dijo el ángel. El Señor miró asombrado y dijo: No recuerdo haberla puesto ahí.

37. LA MAMÁ MÁS MALA DEL MUNDO
(Amor)
Siempre estuve segura de que me había tocado la mamá más mala del mundo. Desde que era muy
pequeña, me obligaba a desayunar o a tomar algo por la mañana. Antes de ir a la escuela, por lo menos debía
tomar leche, mientras que otras madres ni se ocupaban de eso. Me hacía un sandwhich o me daba una fruta,
cuando los demás niños podían comprar papitas y comer otras cosas ricas.
¡Cómo me molestaba eso! Y también sus palabras: "Come, ¡anda!, ¡no dejes sin terminar!, ¡acaba! , ¡hazlo
bien!, ¡vuelve a hacerlo!", y así siempre... Violó las reglas al poner a trabajar a menores de edad, y me obligaba a
hacer mi cama, a ayudar en la preparación de la comida y hacer algunos mandados. El más horrible era ir por las
tortillas con ese calor y las largas filas. ¡Cuánto trabajo! Fui creciendo y mi mamá se metía en todo: "¿quiénes
son tus amigas?, ¿quiénes son sus mamás?, ¿dónde viven?". Lo peor fue cuando empecé a tener amigos.
Mientras las otras amigas los podían ver a escondidas, yo los tenía que pasar a la sala y presentarlos. ¡Era el
colmo! Y el interrogatorio de costumbre: "¿Cómo te llamas?, ¿dónde vives?, ¿qué estudias?, ¿trabajas?".
Los quehaceres fueron en aumento... que barre, que arregla el closet, todo eso era enfadadísimo. Los
años también pasaron. Me casé e inicié una nueva familia. Ahora soy madre también, y en este 10 de mayo me
he acercado a comulgar y con gran satisfacción le he dado gracias al Señor por mi mamá. Gracias al cuidado
que tuvo con mis alimentos crecí sana y fuerte, y cuando llegué a enfermarme me cuidó con mucho cariño.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

19
J.C.C. San Pablo

Gracias a la atención que puso en mis tareas logré terminar mi carrera. Gracias a que me enseñó a hacer
labores en la casa ahora tengo mi hogar limpio y ordenado y sé administrar mi hogar. Gracias al cuidado que
puso para que yo escogiera a mis amigas aún conservo algunas, que son un verdadero tesoro... Gracias a que
conoció a mis amigos, pude darme cuenta quién era el mejor y ahora es mi esposo. "Gracias, Señor", le dije
desde el fondo de mi corazón, "por darme a mi mamá, a mi mamá querida, a quien solo le vi defectos y no
cualidades, a esa mamá, que me ha amado tanto y me formó tan bien. Sólo te pido, Señor, que ahora que tengo
mis hijos, me consideren la mamá más mala del mundo".
Autor desconocido.
EL ÁNGEL DE LOS NIÑOS
(Amor maternal )
Un niño, próximo a nacer, le dijo a Dios:
-Me vas a enviar a la tierra pero, ¿cómo viviré allá, siendo tan pequeño y tan débil?.
-Entre los muchos ángeles escogí a uno que te espera.
-Pero aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír y eso basta para mi felicidad. ¿Podré hacerlo
allá?
-Ese ángel te cantará y sonreirá todos los días y te sentirás muy feliz con sus canciones y sus sonrisas.
-¿Y cómo entenderé cuando me hablen, si no conozco el extraño idioma de los hombres?
-Ese ángel te hablará y te enseñará las palabras más dulces y más tiernas que escuchan los humanos.
-¿Qué haré cuando quiera hablar contigo?
-Ese ángel juntará sus pequeñas manos y te enseñará a orar.
-He oído que en la Tierra hay hombres malos. ¿Quién me defenderá?
-Ese ángel te defenderá, aunque le cueste la vida.
-Pero estaré siempre triste porque no te veré mas, Señor. Sin verte me sentiré muy solo.
-Ese ángel te hablará de mí y te mostrará el camino para volver a mi presencia -le dijo Dios.
En ese instante, una paz inmensa reinaba en el Cielo. No se escuchaba ninguna voz.
El niño le dijo suavemente:
- Dime su nombre, Señor.
- Y Dios le contestó: Ese ángel se llama "MAMA".

EL ÁNGEL DE LOS NIÑOS
(Amor maternal )
Cuenta una antigua leyenda que un niño, que estaba por nacer, le dijo a Dios:
-Me dicen que me vas a enviar a la tierra, “¿cómo viviré allá, como viviré tan pequeño e indefenso como
soy?”.
-Entre muchos ángeles escogí para ti que te esta esperando, él te cuidará.
- “Pero dime, aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír, y eso me basta para ser feliz”.
-Tu ángel te cantará, te sonreirá todos los días, y tú sentirás su amor y serás muy feliz.
-¿Y cómo entenderé, cuando la gente me hable, si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres?
-Tu ángel te dirá las palabras mas dulces y mas tiernas que puedas escuchar. Y con cariño y paciencia te
enseñará a hablar.
-¿Y qué haré yo, cuando quiera hablar contigo?
- Tu ángel juntará las manitas y te enseñará a orar.
- He oído que en la Tierra hay hombres malos. ¿Quién me defenderá?
- Tu ángel te defenderá, aun a costa de su propia vida.
- Pero estaré triste porque no te veré mas, Señor.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

20
J.C.C. San Pablo

- Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque yo
siempre estaré a tu lado.
En ese instante, una gran paz reinaba en el Cielo, pero ya se oían voces terrestres...
El niño presuroso repetía suavemente:
- “¿Cómo se llamará mi ángel?”.
- Su nombre no importa, tú le dirás: "MAMA".

40. MAS QUE UN ANILLO DE COMPROMISO
(Amor maternal)
El muchacho entró con paso firme a la joyería y pidió que le mostraran el mejor anillo de compromiso que
tuviera. El joyero le presentó uno. La hermosa piedra, solitaria, brillaba como un diminuto sol resplandeciente. El
muchacho contempló el anillo y con una sonrisa lo aprobó. Pregunto luego el precio y se dispuso a pagarlo.
¿Se va usted a casar pronto? - le preguntó el joyero.
No - respondió el muchacho - Ni siquiera tengo novia.
La muda sorpresa del joyero divirtió al comprador.
-Es para mi mamá - dijo el muchacho - Cuando yo iba a nacer estuvo sola. Alguien le aconsejó que me
matara antes de que naciera, así se evitaría problemas. Pero ella se negó y me dio el don de la vida. Y tuvo
muchos problemas. Muchos.
Fue padre y madre para mí, y fue amiga y hermana, y fue maestra. Me hizo ser lo que soy. Ahora que
puedo le compro este anillo de compromiso. Ella nunca tuvo uno. Yo se lo doy como promesa de que si ella hizo
todo por mí, ahora yo haré todo por ella. Quizá después entregue otro anillo de compromiso. Pero será el
segundo.
El joyero no dijo nada. Solamente ordenó a su cajera que hiciera al muchacho el descuento aquel que se
hacía nada más a los clientes importantes.
Armando Fuentes Aguirre

48. LA MEDALLA OLIMPICA
(Amor)
Cuando Susan se enteró que estaba embarazada, se preocupó mucho, pues hacía dos años que había
superado la barrera de los 40 años y era consciente de los riesgos que entrañaba su embarazo. Aunque vivía en
Estados Unidos, donde es permitido el aborto, como cristiana comprometida desechó las insistentes voces de
sus amigos y junto a su esposo Michael confiaron el embarazo al Señor.
Kenneth nació aparentemente como un niño normal, sin embargo, las conclusiones del pediatra fueron
contundentes: había nacido con Síndrome de Down, aunque no presentaba los típicos rasgos "mongoloides" que
conllevan los que sufren este mal. Desde ese día sus padres decidieron darle todas las estimulaciones y
esfuerzos para que pudiera valerse por sí mismo, además de una fe en Dios y en su palabra.
En la escuela especial, conoció a Benny que se convirtió en su compañero de aventuras y juntos
destacaban entre el resto de los niños. Fueron creciendo y ambos se convirtieron en jóvenes atléticos y
generosos. La disciplina con la que los formaron les permitió entrar en el equipo de atletismo para las Olimpiadas
Especiales de Atlanta. No les fue difícil clasificar para los 100, 200 y 400 metros. El día de las competencias,
mientras los padres de Kenneth lo observaban expectantes desde las gradas, él hizo una oración, corrió con
todas sus fuerzas y ganando así los 100 metros.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

21
J.C.C. San Pablo

Michael y Susan lloraron de alegría cuando se entonó el himno de la Unión mientras contemplaban el
listón y la medalla de oro que colgaba en el pecho de su hijo. En los 400 metros, salió en primer lugar y se
mantuvo así hasta la recta final, sin embargo, a pocos metros de la meta se detuvo y se retiró de la pista ante el
asombro de la multitud.

Sus padres le preguntaron con cariño: - ¿Por qué hiciste eso, Kenneth? Si hubieras seguido, habrías
ganado otra carrera y por lo tanto otra medalla!!! - Pero mamá –contestó Kenneth con inocencia-- yo ya tengo
una medalla; En cambio Benny, todavía no tenía una. !!!

68. DOS MANERAS
(Amor)
El otro día, mirando un Cristo sobre la pared, me puse a pensar y me di cuenta de que teníamos dos
maneras de observarlo:
Ver el clavo que sostiene el Cristo, o ver el cuerpo del Cristo que con los clavos se sostiene.
Ver el clavo que se esconde detrás del Cristo, o ver el cuerpo del Cristo que esconde todos los clavos.
Ver el clavo cuya cabeza se levanta para que no caiga el Cristo, o ver la cabeza del Cristo que mira hacia
abajo su pesada carga para que el mundo no caiga.
Ver la grieta que hizo el clavo en la pared detrás del Cristo, o ver las grietas que se levantan en cada parte
del cuerpo del Cristo.
Cuando vemos un Cristo sostenido por tres clavos, en un Cuerpo agotado que esconde en su interior
nuestras culpas y penas, con los brazos extendidos en señal de perdón, con graves heridas en cada rincón de su
Cuerpo y con una mirada de compasión, no nos queda mas que agradecer todo ese AMOR que nos ha tenido al
estar ahí en la Cruz.
Agradecemos esta aportación de Jorge A. Treviño Lozano.

71. ¿Y TÚ, CÓMO COMES?
(Amor)
Comer, como tantas otras necesidades de nuestro cuerpo, se puede satisfacer de varias maneras: - a
solas, como mera necesidad fisiológica; - socialmente, ajustándose a las normas de la urbanidad; - finalmente,
en familia, como cristianos, como conviene a hijos de Dios que saben y confiesan que el Padre del cielo es quien
nos da el pan nuestro de cada día.
Comer es una necesidad de nuestro organismo. La autentica tradición judeocristiana le encontrara a la
necesidad orgánica de comer una forma que satisface los tres niveles: el orgánico, el social y el cristiano: comer
en familia.
Es casi un sacramento, vale decir, una forma de hacer presente a Jesús resucitado en medio de nosotros.
Comer en familia, al menos una vez al día, en la cena, eleva esa necesidad material de comer a un acto social y
cristiano; se convierte en una sinfonía de arpegios y melodías prácticamente celestiales.
El comedor, no en lo que se ha convertido hoy, la sala-comedor, que ni es sala ni es comedor, el comedor,
repito, era y debería volver a serlo, el lugar mas importante de la casa. El centro del hogar, que recoge bajo un
mismo techo y alimenta con un mismo pan a los miembros todos de una familia. Si el lecho conyugal trae los
hijos a la vida, el comedor familiar debe volver a ser la escuela ideal que los educa y robustece.
Allí, sentados a la mesa, se deben hacer las deliberaciones y tomar las grandes y pequeñas decisiones de
familia. Así, los hijos aprenden a deliberar y decidir, y a caer en la cuenta de que son importantes en la familia.
La vida en familia da seguridad a los hijos, los aparta de los vicios y las malas compañías, les ayuda a
despejar sus dudas religiosas y morales, les compensa las fatigas del día.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

22
J.C.C. San Pablo

Alfonso Llano Escobar, S.J.

72. ORACIÓN A CRISTO DOLIENTE
(Amor)
No me mueve, mi Dios, para quererte el cielo que me tienes prometido; ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tu me mueves, Señor, muéveme el verte clavado en una cruz y escarnecido; muéveme el ver tu cuerpo
tan herido, muéveme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera, que, aunque no hubiera cielo, yo te amara, y, que aunque no
hubiera infierno, te temiera.
No me tienes que dar por que te quiera; pues, aunque cuanto espero no esperara; lo mismo que quiero te
quisiera.
Amen.
Por Fray Miguel de Guevara.

80. VALORAR LO MAS VALIOSO
(Amor )
Dos amigas se encontraban tomando un café y una le comenta en tono de queja a la otra: Mi mama me
llama mucho por teléfono para pedirme que vaya a platicar con ella. Yo voy poco y en ocasiones siento que me
molesta su forma de ser. Ya sabes como son los viejos: Cuentan las mismas cosas una y otra vez. Además,
nunca me faltan compromisos: que el trabajo, que mi novio, que los amigos...
Yo en cambio - le dijo su compañera - platico mucho con mi mama. Cada vez que estoy triste, voy con
ella; cuando me siento sola, cuando tengo un problema y necesito fortaleza, acudo a ella y me siento mejor.
Caramba - se apeno la otra - . Eres mejor que yo.
No lo creas, soy igual que tu - respondió la amiga con tristeza, visito a mi mama en el cementerio. Murió
hace tiempo, pero mientras estuvo conmigo, tampoco yo iba a platicar con ella y pensaba lo mismo que tu. No
sabes cuanta falta me hace su presencia, cuanto la echo de menos y cuanto la busco ahora que ha partido. Si de
algo te sirve mi experiencia, platica con tu mama hoy que todavía la tienes, valora su presencia resaltando sus
virtudes que seguro las tiene y trata de hacer a un lado sus errores que de una forma u otra ya forman parte de
su ser. No esperes a que este en un panteón, porque ahí la reflexión duele hasta el fondo del alma, porque
entiendes que ya nunca podrás hacer lo que dejaste pendiente, será un hueco que nunca podrás llenar, no
permitas que te pase lo que me paso a mi.
En el automóvil, iba pensando la muchacha en las palabras de su amiga. Cuando llego a la oficina, dijo a
su secretaria: Comuníqueme por favor con mi mama, no me pase mas llamadas y también modifique mi agenda
porque es muy probable que este día, se lo dedique a ella!!
Tu crees que esto solo se refiere a los padres?
Desafortunadamente no, Siempre estamos devaluando el cariño o la amistad que otras personas nos
ofrecen y en ocasiones lo perdemos miserablemente porque no sabíamos cuan importante era, hasta que ya no
están a nuestro lado.
Agradecemos esta aportación a; Zaida González Aviv

83. NIDOS

23
J.C.C. San Pablo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
(Amor)

¡No me lo vas a cree... pero el tiempo, sin sentirlo, se escapa de nuestras manos, como esos puños de
arena, que de la orilla del mar levantamos!.
No se los años que tienes, ni conozco tus costumbres, pero si eres Padre o Madre y tus hijos todavía
habitan el mismo nido...
Aprovecha la ocasión y cumpliendo esos deberes de enseñar y corregir, procura muy a menudo darle un
abrazo de amor a tu hijo o a tu hija, sin que haya una razón decirle ¡Cómo te quiero!.
Pues te lo debo advertir; de pronto... ellos volarán del nido, mas si en el nido aprendieron de verdad lo que
es el AMOR, lo mismo harán en el suyo, y harán algo más hermoso, constantemente vendrán al nido en el que
ellos vivieron , por un poquito de AMOR.
Agradecemos esta aportación a Cecilia Curiel Sánchez
"Vivir Amando, vivir sirviendo"

86. EL ÚLTIMO DÍA
(Amor)
Viviré este día como si fuese el último de mi existencia.
Hoy acariciaré a mis hijos mientras son niños aún; mañana se habrán ido, y yo también.
Hoy abrazaré a mi mujer dulcemente y la besaré; mañana ya no estará, ni yo tampoco.
Hoy le prestaré ayuda al amigo necesitado; mañana ya no aclamará pidiendo ayuda, ni tampoco yo podré
oír su clamor.
Hoy me sacrificaré y me consagraré al trabajo; mañana no tendré nada que dar, y no habrá nada que
recibir.
Viviré este día como si fuese el último de mi existencia.
Y si no lo es, daré gracias a Dios...
Aportación de Dora Nelly Patena.
Y a ti... que, QUE TE DICE el Señor:
"Jesús le dijo al tullido: ‘Levántate y ponte ahí en medio’. Después les preguntó: ‘¿Qué es lo que está
permitido hacer el sábado, el bien o el mal?¿Se le puede salvar la vida a un hombre el sábado o hay que dejarlo
morir?’. Ellos se quedaron callados. Entonces mirándolos con ira y con tristeza, por que no querían entender, le
dijo al hombre: ‘Extiende tu mano’. La extendió, y su mano quedó sana”. Del Evangelio Según San Marcos 2, 2336

107. DONANDO SANGRE
(Amor)
"Hace muchos años, cuando trabajaba como voluntario en un Hospital de Stanford, conocí a una niñita
llamada Liz quien sufría de una extraña enfermedad. Su única oportunidad de recuperarse era una transfusión de
sangre de su hermano de 5 años, quien había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había
desarrollado anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad.
El doctor explicó la situación al hermano de la niña, y le preguntó si estaría dispuesto a dar su sangre para
su hermana.
Yo lo vi dudar por sólo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: "Sí; yo lo haré, si eso salva a
Liz."

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

24
J.C.C. San Pablo

Mientras la transfusión continuaba, el estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana; y
sonriente mientras nosotros lo asistíamos a él y a su hermana, viendo retornar el color a las mejillas de la niña.
Entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció. El miró al doctor y le pregunto con voz
temblorosa: ¿A qué hora empezaré a morirme?
Siendo sólo un niño, no había comprendido al doctor; él pensaba que le daría toda su sangre a su
hermana; y aun así estuvo dispuesto a dársela."
Da todo por quien amas; y cuida a tu familia!

97. EL PAQUETE DE GALLETAS
(Amor)
En el andén de la vida...
Cuando aquella tarde llegó a la vieja estación le informaron que el tren en el que ella viajaría se retrasaría
aproximadamente una hora. La elegante señora, un poco fastidiada, compró una revista, un paquete de galletas
y una botella de agua para pasar el tiempo. Buscó un banco en él anden central y se sentó preparada para la
espera.
Mientras hojeaba su revista, un joven se sentó a su lado y comenzó a leer un diario. Imprevistamente, la
señora observó como aquel muchacho, sin decir una sola palabra, estiraba la mano, agarraba el paquete de
galletas, lo abría y comenzaba a comerlas, una a una, despreocupadamente.
La mujer se molestó por esto, no quería ser grosera, pero tampoco dejar pasar aquella situación o hacer
de cuenta que nada había pasado; así que, con un gesto exagerado, tomó el paquete y sacó una galleta, la
exhibió frente al joven y se la comió mirándolo fijamente a los ojos.
Como respuesta, el joven tomó otra galleta y mirándola la puso en su boca y sonrió. La señora ya
enojada, tomó una nueva galleta y, con ostensibles señales de fastidio, volvió a comer otra, manteniendo de
nuevo la mirada en el muchacho. El dialogo de miradas y sonrisas continuó entre galleta y galleta.
La señora cada vez mas irritada, y el muchacho cada vez más sonriente.
Finalmente, la señora se dio cuenta de que en el paquete solo quedaba la última galleta. "- No podrá ser
tan descarado", pensó mientras miraba alternativamente al joven y al paquete de galletas. Con calma el joven
alargó la mano, tomó la última galleta, y con mucha suavidad, la partió exactamente por la mitad. Así, con un
gesto amoroso, ofreció la mitad de la última galleta a su compañera de banco.
¡Gracias! - dijo la mujer tomando con rudeza aquella mitad. "De nada" - contestó el joven sonriendo
suavemente mientras comía su mitad.
Entonces el tren anunció su partida...
La señora se levantó furiosa del banco y subió a su vagón. Al arrancar, desde la ventanilla de su asiento
vio al muchacho todavía sentado en el anden y pensó: "¡Que insolente, que mal educado, que ser de nuestro
mundo!". Sin dejar de mirar con resentimiento al joven, sintió la boca reseca por el disgusto que aquella situación
le había provocado. Abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó totalmente sorprendida cuando
encontró, dentro de su cartera, su paquete de galletas INTACTO.
Cuantas veces nuestros prejuicios, nuestras decisiones apresuradas nos hacen valorar erróneamente a
las personas y cometer las peores equivocaciones. Cuántas veces la desconfianza, ya instalada en nosotros,
hace que juzguemos, injustamente, a personas y situaciones, y sin tener aun por qué, las encasillamos en ideas
preconcebidas, muchas veces tan alejadas de la realidad que se presenta. Así, por no utilizar nuestra capacidad
de autocrítica y de observación, perdemos la gracia natural de compartir y enfrentar situaciones, haciendo crecer
en nosotros la desconfianza y la preocupación. Nos inquietamos por acontecimientos que no son reales, que
quizás nunca lleguemos a contemplar, y nos atormentamos con problemas que tal vez nunca ocurrirán.
Dice un viejo proverbio...
Peleando, juzgando antes de tiempo y alterándose no se consigue jamás lo suficiente, pero siendo justo,
cediendo y observando a los demás con una simple cuota de serenidad, se consigue mas de lo que se espera.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

25
J.C.C. San Pablo

Aportación de Patricia Cantú Cárdenas

102. SI EL MAÑANA NUNCA LLEGA
(Amor)
Si supiera que hoy fuera la ultima vez que te voy a ver dormir,
te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.
Si supiera que esta fuera la ultima vez que te vería salir por la puerta,
te daría un abrazo, un beso y llamaría de nuevo para darte más.
Si supiera que esta fuera la ultima vez que voy a oír tu voz,
grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente.
Si supiera que estos son los últimos minutos que te veré,
diría te quiero y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien,
pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda,
me gustaría decirte cuanto te quiero y que nunca te olvidare.
El mañana no le esta asegurado a nadie, joven o viejo.
Hoy puede ser la ultima vez que veas a los que amas.
Por eso no esperes mas, hazlo hoy, ya que si mañana nunca llega,
seguramente lamentaras el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso.
Y que estuviste muy ocupado para concederle a alguien un ultimo deseo.
Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas,
quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles lo siento, perdóname, por favor,
gracias y todas las palabras de amor que conoces.
Así, si mañana nunca llega, no tendrás remordimientos por hoy.
Con mis más sinceros deseos de que tu felicidad crezca día con día,
y que Dios nuestro Señor te conceda tus más altos anhelos.
Aportación de Hilda María Alanís

110. NUESTRA ALEGRÍA
(Amor)
La alegría debe ser uno de los ejes dominantes de nuestra vida. Una religiosa es como el sol en una
comunidad. La alegría es el signo de una personalidad generosa. A veces es también un manto que encubre una
vida de sacrificio y de generosidad. Una persona que tiene este don alcanza a menudo altas cimas.
Hagamos que quienes sufren hallen en nosotros ángeles de consuelo. Por que el trabajo entre las
chabolas ha sido bendecido por Dios? No es ciertamente en consideración de determinadas cualidades
personales, sino a causa de la alegría que las hermanas reparten a su paso.
La gente del mundo carece de nuestra alegría. Menos aun la poseen quienes viven en las chabolas.
Nuestra alegría es el mejor medio para predicar el cristianismo a los paganos.
Vinieron algunas personas a Calcuta y antes de regresar a sus puntos de origen me pidieron que les
dijese algo que pudiera servirles para vivir sus vidas de manera más provechosa. Les conteste: Sonríanse
ustedes mismos unos a otros, sonrían a sus esposas, a sus maridos, a sus hijos, a todos, sin mirar de quien se
trata. Que en cada uno pueda crecer día a día el amor reciproco hacia los demás. A este punto, uno de los
presentes me pregunto: Esta usted casada? Conteste: Si, a veces me cuesta sonreírle a Jesús Es verdad: a
veces Jesús puede llegar a pedir mucho, pero es en tales ocasiones cuando Jesús nos pide mas cuando nuestra
sonrisa resulta más hermosa. Esto es en realidad lo que Jesús nos pide que hagamos: que nos amemos unos a
otros, una y otra vez, como el Padre lo amo a Él. Y como amo el Padre a Cristo? Mediante el sacrificio:
entregándolo a la muerte por nuestra salvación.
Si queremos de veras conquistar al mundo, no podremos con bombas ni con armas de destrucción.
Conquistemos el mundo con nuestro amor. Entretejamos nuestra vida con eslabones de sacrificio y de amor y
nos resultara posible conquistar el mundo.
Tomado de: La alegría de darse a los demás, Madre Teresa de Calcuta

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

26
J.C.C. San Pablo

111. ¿CUÁNTO ME QUIERES?
(Amor)
Una vez me preguntaste ¿cuánto me quieres?
Te contestaré :
No hay palabras para describirlo o decirlo pero te voy a dar varios ejemplos de mi amor para que lo puedas
entender:
- Cuando tu estás enfermo, quisiera ser YO el se sintiera enfermo, tomarme YO las medicinas en vez de
que te las tomes tú.
-Cuando te veo que te golpeas me duele más a MI que a ti.
- Cuando te veo que eres feliz YO lo soy más que tú.
- Cuando te sientes cansado, YO te doy de mis fuerzas para seguir adelante.
- Cuando vacilas en tomar decisiones te doy la libertad de que tú decidas y aún cuando te equivocas YO
te ayudo a salir adelante.
Quiero lo mejor para ti siempre, y cuando seas padre sabrás el significado de querer a un hijo.
Recuerda que te di a mi único hijo para tu salvación y no habrá ningún otro que lo haga, recuérdalo
siempre y vive como el vivió y toma su vida como su ejemplo a seguir, porque nadie viene a mí sino es por EL.
EL también fue hombre y sufrió las mismas tentaciones y penurias que tú, más sin embargo cumplió su
misión.
Ahora yo te pregunto ¿cuánto me quieres?

Tu PADRE DIOS.
- Recordar que el amor a Dios se refleja en el Amor a nuestros hermanos también-

134. EL CUARTO REY MAGO
(Amor)
Cuenta la historia que hubo un cuarto rey mago, que llego tarde a la cita con los otros tres por ayudar a un
anciano.
Por sus medios se desplazo a Belén, pero la Sagrada Familia había partido a Egipto, en donde intento
buscarlos fructuosamente, pero siempre se enredaba ayudando a algún necesitado.
Vuelto a su lugar de origen, los tres Reyes Magos le contaron sobre el niño Jesús, y en su corazón
prometió encontrarle.
Cuando después de 30 años oyó del profeta de Galilea, quiso verle. Desafortunadamente, nunca llegaba
en el momento oportuno por arreglar las miserias que iba encontrando en el camino.
Por fin, ya anciano alcanzo a Jesús subiendo al Gólgota, y de dijo: "Toda mi vida te he buscado sin poder
encontrarte". Jesús contesto: "No necesitabas buscarme, porque tu siempre estuviste a mi lado".
Autor desconocido.

114. EN LA ESPERA
(Amor)
Señor:
Se que puedo hablarte, se que puedo confiarte cosas grandes y cosas pequeñas porque Tu eres mi Señor.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

27
J.C.C. San Pablo

Quiero pedirte hoy algo muy especial.
Quiero poner en tus manos a la persona de la que algún día estaré enamorada(o), aquella persona con quien
compartiré mi vida entera.
Te pido que la bendigas, la cuides y la ayudes. Donde quiera que ande,
bendice su camino, conserva su animo, guía sus pasos, fortalece su corazón,
muéstrale tu misericordia... No permitas que nada dañe su capacidad de amar.
Aunque muy probablemente no conozco a esta persona todavía, llénalo de alegría, hazlo generoso, y a mí
ayúdame a ser mejor, hazme digna(o) de estar a su lado..
Señor, que cuando vivamos juntos, seamos un verdadero Matrimonio, que podamos ser esposos en Tu nombre...
Donde quiera que se encuentre, bendice a esa persona tan especial y llénala de amor.
Y finalmente te pido que me ayudes a encontrarla.....
Así sea..
"Vivir amando."
117. EL MEJOR REGALO
(Amor)
Hace tiempo, un hombre castigó a su pequeña de tres años por desperdiciar un rollo de papel de
envoltura dorado. El dinero era escaso en esos días, por lo que explotó en furia cuando vio a la niña tratando de
envolver una caja para ponerla debajo del árbol de Navidad. Sin embargo, la niña le llevó el regalo a su padre la
siguiente mañana y le dijo: "Esto es para ti, Papito".
El se sintió avergonzado de su reacción de furia, aunque después volvió a explotar cuando vio que la caja
estaba vacía. Se volvió diciéndole: "¿Qué no sabes que cuando das un regalo a alguien se supone que debe
haber algo dentro?".
La pequeñita volteo hacia arriba con lágrimas en los ojos y dijo: "No, Papito, no está vacía, yo soplé besos
adentro de la caja...todos para ti." El Padre se sintió morir; puso sus brazos alrededor de su niña y le pidió que lo
perdonara, diciéndole que era el regalo más hermoso que había recibido en su vida.
El hombre guardó esa caja dorada bajo su cama por años y siempre que se sentía derrumbado, tomaba
de su caja dorada un beso imaginario y recordaba el amor que su hijita había puesto ahí.
De alguna manera, cada uno de nosotros hemos recibido alguna vez una caja dorada, llena de amor
incondicional y besos de nuestros seres queridos de donde debemos, como el hombre de esta historia, sacar
fortaleza en los momentos de mayores vicisitudes. Nadie podría tener una propiedad o posesión más hermosa
que ésta.
Agradecemos esta aportación a Nelly Rodríguez

150. Solo Dios puede..., pero tu...
(Amor)
Solo Dios puede dar la fe,
pero tu puedes dar tu testimonio.
Solo Dios puede dar la esperanza,
pero tu puedes dar confianza a tus hermanos.
Solo Dios puede dar amor,
pero tu puedes enseñar a amar a los demás.
Solo Dios puede dar la paz,
pero tu puedes suscitar la concordia.
Solo Dios puede dar la fuerza,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

28
J.C.C. San Pablo

pero tu puedes sostener al desfallecido.
Solo Dios es el camino,
pero tu puedes mostrarlo a los demás.
Solo Dios es la luz,
pero tu puedes hacerla brillar a los ojos de todos.
Solo Dios es la vida,
pero tu puedes devolver a otros el deseo de vivir.
Solo Dios puede hacer lo que parece imposible,
pero tu puedes hacer lo que es posible.
Solo Dios se basta a si mismo,
pero prefiere contar contigo.

125. UN REGALO PARA JESÚS
(Amor)
Déjenme contarles como Juan descubrió que regalarle a Jesucristo en su cumpleaños.
Juan un padre de familia como tu o como yo, deseaba complacer a sus seres queridos con algunos
regalos en la Navidad. Se dio cuenta que a medida que se acercaba la fecha del nacimiento de nuestro Señor
Jesucristo, la publicidad se había encargando de recordarle que debía prepararse para una fecha tan especial.
Así, que a través de todos los medios, y de manera particular de su encargado de comercialización, un viejito
muy dulce vestido de color rojo y al que llaman Santa Claus, le recordaba que la Navidad es un tiempo especial
para hacer regalos para todas las personas que amamos.
De igual manera, en todas las partes que Juan estaba como el trabajo, reuniones familiares y de amigos
recibía la misma pregunta: ¿"Ya compraste los regalos de Navidad"? Una noche antes de ir a dormirse, rezó lo
siguiente. "Señor, Jesús, veo con tristeza como hemos ido perdiendo el verdadero sentido de la Navidad. Nos
reunimos y nos divertimos mucho. Hacemos grandes fiestas, a las que llamamos posadas, pero ni siquiera
mencionamos tu nombre. En la Navidad intercambiamos regalos con todos y no te damos uno a Ti. Festejamos
en grande bailando, contando chistes y no alabamos Tu nombre. Todo parece alegría, pero olvidamos que Tú
eres el festejado. Perdónanos Señor Jesús. Esta Navidad quiero cambiar, dándote un regalo Jesús. Ilumíname y
enséñame que regalo te puedo dar esta Navidad que te haga muy feliz, amen."

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

29
J.C.C. San Pablo

Por la mañana antes de irse al trabajo sonó el timbre en su casa. Un señor de avanzada edad era quien
llamaba. ‘Buenos días, que la paz de Dios este contigo. Mi nombre es Abraham. Vengo de muy lejos yhe
caminado hasta aquí. Vine a tu ciudad a repartir Biblias . Ten toma una. ´ "Gracias , pero ya tenemos en nuestra
casa una Biblia". Bueno, ¿podrías hacerme el favor de llenarme este recipiente de agua para poder seguir con mi
misión’?. "Claro que si con mucho gusto." Llegué por la tarde a mi casa después de un día de labores. Me estaba
preparando para irme a otro poblado cercano donde me esperaba mi esposa y mi hija para pasar la Navidad,
cuando sonó el timbre de nuevo.
‘Hola soy Abraham, que tal de nuevo. Sabes, tuve un día muy pesado y estoy muy cansado. ¿ Podrías
dármela oportunidad de quedarme a dormir aquí en tu cochera’?. En mis adentros pensaba: "Que voy hacer, me
tengo que ir de viaje, pero no puedo dejar a este hombre desamparado. Voy quedarme a dormir aquí en mi casa,
le daré alojamiento y saldré de viaje por la mañana. Había en sus ojos un brillo que me daba una gran confianza
y paz." Así que cenamos juntos y me platicó como le había ido en su día.
Después se retiró a una habitación a dormir. Por la noche mientras dormía escuché que tosía
continuamente. Me levante y fui atenderlo. Le di un jarabe para la tos y esperé a que estuviera bien antes de
retirarme a dormir. Estaba muy apenando por mis atenciones y me decía continuamente que lo dejara, que el
estaría bien. Por la mañana fui a buscarlo para invitarlo a desayunar, pero ya no estaba. Había una nota en la
cama que citaba una escritura de la Biblia: "Pues tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me
dieron de beber; anduve como forastero, y me dieron alojamiento. Estuve sin ropa, y ustedes me la dieron;
estuve enfermo, y me visitaron; estuve en la cárcel, y vinieron a verme. Todo lo que hicieron por uno de estos
hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicieron."---Mt. 25, 34-40.
"Gracias por servir a uno de los más humildes siervos del Señor Jesucristo, que Dios te bendiga a ti y a
toda tu familia". En ese momento me di cuenta como el Señor Jesús había contestado mi oración y me había
enseñado que el más grande regalo que le podemos darle es el servir a los demás con nuestras buenas obras.
Al regalar comida, ropa y ayudar a los pobres, visitar a los enfermos y a los que están solos, cuenta como si se lo
hubiéramos hecho al mismo Jesús. Oro para que el amor de Dios que vive dentro de cada uno de nosotros, se
manifieste a lo demás con buenas obras. Y Dios quien ama al que da con alegría derrame con abundancia toda
clase de bendiciones sobre ustedes y sus familias, para tener todo lo necesario para suplir todas sus
necesidades y además les sobre para ayudar en toda clase de obras de caridad.
Autor, Ricardo Flores(Rich F.)

142. EL SUSTENTO DE LAS PAREJAS
(Amor)
Un famoso maestro se encontró frente a un grupo de jóvenes que estaban en contra del matrimonio. Los
muchachos argumentaban que el romanticismo constituye el verdadero sustento de las parejas y que es
preferible acabar con la relación cuando éste se apaga en lugar de entrar en la hueca monotonía del matrimonio.
El maestro les dijo que respetaba su opinión, pero les relató lo siguiente:
Mis padres vivieron 55 años casados. Una mañana mi mamá bajaba las escaleras para prepararle a papá
el desayuno y sufrió un infarto. Cayó. Mi padre la alcanzó, la levantó como pudo y casi a rastras la subió a la
camioneta. A toda velocidad, rebasando, sin respetar altos, condujo hasta el hospital. Cuando llegó, por
desgracia, ya había fallecido.
Durante el sepelio, mi padre no habló; su mirada estaba perdida. Casi no lloró. Esa noche sus hijos nos
reunimos con él. En un ambiente de dolor y nostalgia recordamos hermosas anécdotas; él pidió a mi hermano
teólogo que le dijera dónde estaría mamá en ese momento. Mi hermano comenzó a hablar de la vida después de
la muerte, conjeturas de cómo y dónde estaría ella. Mi padre escuchaba con atención, de pronto pidió que lo
lleváramos al cementerio. "Papá", respondimos, "son las 11 de la noche! no podemos ir al cementerio ahora".
Alzó la voz y con una mirada vidriosa dijo: "No discutan conmigo por favor, no discutan con el hombre que
acaba de perder a la que fue su esposa por 55 años". Se produjo un momento de respetuoso silencio, no
discutimos más. Fuimos al cementerio, pedimos permiso al velador, con una linterna llegamos a la lápida. Mi
padre la acarició, oró y nos dijo a sus hijos que veíamos la escena conmovidos: "Fueron 55 años......¿saben?,
nadie puede hablar del amor verdadero si no tiene idea de lo que es compartir la vida con una mujer así".
Hizo una pausa y se limpió la cara. "Ella y yo estuvimos juntos en aquella crisis. Cambié de empleo",
continuó. "Hicimos el equipaje cuando vendimos la casa y nos mudamos de ciudad. Compartimos la alegría de
ver a nuestros hijos terminar sus carreras, lloramos uno al lado del otro la partida de seres queridos, rezamos
juntos en la sala de espera de algunos hospitales, nos apoyamos en el dolor, nos abrazamos en cada Navidad, y
perdonamos nuestros errores... Hijos, ahora se ha ido y estoy contento, ¿saben por qué?, porque se fue antes
que yo, no tuvo que vivir la agonía y el dolor de enterrarme, de quedarse sola después de mi partida. Seré yo
quien pase por eso, y le doy gracias a Dios. La amo tanto, que no me hubiera gustado que sufriera...".
Cuando mi padre terminó de hablar, mis hermanos y yo teníamos el rostro empapado de lágrimas. Lo
abrazamos y él nos consoló: "Todo está bien, podemos irnos a casa; ha sido un buen día".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

30
J.C.C. San Pablo

Esa noche entendí lo que es el verdadero amor; dista mucho del romanticismo, no tiene que ver
demasiado con el erotismo, ni con el sexo, mas bien se vincula al trabajo, al complemento, al cuidado y, sobre
todo, al verdadero amor que se profesan dos personas realmente comprometidas".
Cuando el maestro terminó de hablar, los jóvenes universitarios no pudieron debatirle; ese tipo de amor
era algo que no conocían. Ojalá algún día puedas encontrar un amor así, y si lo encuentras, jamás, pero jamás lo
dejes ir...
Agradecemos esta aportación a Erik Larsen.
162. Mientras esperas...
(Amor)
Sermón de un minuto.
El ama. El hizo. Nosotros pecamos. El vino. El murió. El vive. El pagó. Somos perdonados. Es un regalo.
Sin ataduras. Háblales a otros para que puedan escoger, muerte o Jesús. Hazlo para mostrar tu gratitud, no para
"obtener puntos". El regresara por los suyos. Mientras lo hace, habla con El, y mantente cerca de El. Se amable.
No discutas. Ríe con otros. Llora con otros. Ayuda a tu prójimo. Trata de no lastimar a los demás. Cuando
lastimes a alguien, discúlpate de corazón. Cuando te hieran, perdona a tu ofensor. Mejora día con día en tus
relaciones. Busca las cosas buenas, no las malas. Eso ayudara hasta que El venga. Mientras tanto... Trata de
ser mas como El. Espera.
Y mientras esperas... Ama.
Agradecemos esta aportación al Padre Ernesto Ma. Caro.
149. LA HISTORIA DE JOHN Y HOLLIS
(Amor)
John Blanchard entró a una biblioteca en Florida, tomó un libro de un estante y se sintió intrigado, no por
el contenido del libro, sino por las notas escritas a lápiz en el margen. La suave letra reflejaba un alma pensativa
y una mente lúcida. En la primera página del libro descubrió el nombre de la antigua propietaria del libro, Miss
Hollis Maynell. Invirtiendo tiempo y esfuerzo, consiguió su dirección. Ella vivía en la ciudad de Nueva York. Le
escribió una carta presentándose e invitándola a cartearse.
Al día siguiente, sin embargo, fue embarcado a ultramar para servir en la Segunda Guerra Mundial.
Durante el año y el mes que siguieron, ambos llegaron a conocerse a través de su correspondencia. Cada carta
era una semilla que caía en un corazón fértil; un romance comenzaba a nacer. Blanchard le pidió una fotografía,
pero ella se rehusó. Ella pensaba que si él realmente estaba interesado en ella, su apariencia no debía importar.
Cuando finalmente llegó el día en que él debía regresar de Europa, ambos fijaron su primera cita a las siete de la
noche, en la estación de trenes de Nueva York.
Ella escribió: "Me reconocerás por la rosa roja que llevaré puesta en la solapa”. El escribió: “Levaré el libro
en mis manos”. Así que a las siete en punto, él estaba en la estación, buscando a la chica cuyo corazón amaba,
pero cuya cara desconocía. De pronto, una joven se dirigía a John, su figura era larga y delgada, su cabello rubio
caía hacia atrás en rizos, sus ojos eran tan azules como flores, sus labios y su barbilla tenían una firmeza amable
y, enfundada en su traje verde claro, era como la primavera encarnada.
Comenzó a caminar hacia ella, olvidando por completo que debía buscar una rosa roja en su solapa. Al
acercarse, una pequeña y provocativa sonrisa curvó sus labios. “¿Vas en esa dirección, marinero?"”, le dijo. Casi
incontrolablemente, John dio un paso para seguirla y en ese momento vio a Hollis Maynell. Estaba parada casi
detrás de la chica. Era una mujer de más de cuarenta años, con cabello entrecano que asomaba bajo un
sombrero gastado. Era bastante llenita y sus pies, anchos como sus tobillos, lucían unos zapatos de tacón bajo.
La chica del traje verde se alejaba rápidamente. Se sintió como partido en dos, tan vivo era su deseo de
seguirla y, sin embargo, tan profundo era su anhelo por conocer a la mujer cuyo espíritu le había acompañando
tan sinceramente y que se confundía con el de él.
Y ahí estaba ella. Su faz pálida y regordeta era dulce e inteligente y sus ojos grises tenían un destello
cálido y amable. No dudó más. Sus dedos afianzaron la gastada cubierta de piel azul del pequeño volumen que
haría que ella lo identificara. "Esto no sería amor, pero sería algo precioso, algo quizá aún mejor que el amor:
una amistad por la cual yo estaba y debía estar siempre agradecido”, pensó John. Se cuadró, saludó y le
extendió el libro a la mujer, a pesar de que sentía que, al hablar, le ahogaba la amargura de su desencanto.
“Soy John Blanchard, y usted debe ser Hollis. Estoy muy contento de que pudiera usted acudir a nuestra
cita. ¿Puedo invitarla a cenar?” La cara de la mujer se ensanchó con una sonrisa tolerante. “No sé de qué se
trata todo esto, muchacho”, respondió, “pero la señorita del traje verde que acaba de pasar me suplicó que
pusiera esta rosa en la solapa de mi abrigo. Y me pidió que, si usted me invitaba a cenar, por favor le dijera que
ella lo está esperando en el restaurante que está cruzando la calle. Dijo que era algo así como una prueba"".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

31
J.C.C. San Pablo

Reflexión: No es difícil entender y admirar la sabiduría de Miss Maynell. La verdadera naturaleza del
corazón se descubre en su respuesta a lo que no es atractivo. No nos dejemos guiar únicamente por las
apariencias. "Dime a quién amas y te diré quién eres."

159. Amar la Vida
(Amor)
Quiero compartir con ustedes una Poesía que envió una Linda Señora que tiene 12 Hijos y su esposo
perdió la Vista, esta pasando momentos muy difíciles pero a pesar de todo .....ella AMA LA VIDA.
AMO LA VIDA PORQUE SE Y PROCLAMO
QUE ES EL MAS GRANDE DON QUE NOS FUE DADO, PORQUE FUE MI POSEER
PRIMERO Y SERA EL ULTIMO QUE ME SERA QUITADO.
TENIENDOLA EN MI HABER YO HE CONSEGUIDO
INFINITAS EXPERIENCIAS EN EL MUNDO QUE EL VALOR DE LA MAS LEVE
SOBREPASA AL VALOR DE TODO EL ORO DE ESTE MUNDO.
AMO LA VIDA, SEÑORES, ¡LA DISFRUTO!
POR EL TIBIO CALOR DEL SOL CADA MAÑANA, POR SUS NOCHES TAN FRIAS Y
DE LUTO QUE CONVIERTEN EN ESPEJOS MI VENTANA.
AMO LA VIDA PORQUE CADA DIA
ME LLENARA DE NUEVAS EXPERIENCIAS Y SERA CADA UNA DE ELLAS MIA Y A
TODAS ELLAS EL ALMA LAS ANCIA.
AMO LA VIDA PORQUE LA HE PROBADO
Y SU SABOR AGRIDULCE ME FASCINA SI ALGUN BIEN CON UN MAL SE ME HA
PAGADO NO ES NECESARIO QUE ESTO ME DEPRIMA.
AMO LA VIDA PUES ELLA ME HA ENSEÑADO
QUE NO ES EL BIEN AJENO EL QUE ME ELEVA QUE ES MAS HERMOSO AMAR QUE
SER AMADO NO SE DE NADIE QUE A NEGAR ESTO SE ATREVA.
AMO LA VIDA CON TODOS SUS CAPRICHOS,
CON TODA SU PONSOÑA Y SU MALICIA PUES, SI NO EXISTIERA EL MAL; ¿COMO
PODRIA LLENARME DEL ORGULLO DEL BIEN HECHO?
AMO LA VIDA, Y LO QUE MAS LE AMO
ES EL AMOR QUE EN ELLA HE ENCONTRADO ESE AMOR QUE ME AYUDA EN
CADA TRAMO A AMAR LA VIDA COMO JAMAS SE HA AMADO.
AMO LA VIDA PORQUE SOY, Y NADIE
PUEDE EVITAR MI SOY DE AYER Y AHORA. LA AMO PORQUE SE NO HACE NI
SIQUIERA TREINTA AÑOS YO NO ERA.
AMO LA VIDA PORQUE SE QUE UN DIA
SE APAGARA EL SOL DE MIS MAÑANAS Y ENTONCES SABRE DE QUE SERVIA
AMAR LA VIDA ASI, CON TANTAS GANAS.
Gracias Señor por tu regalo de amor LA VIDA
Agradecemos esta aportación a: Milagros Rodríguez Palomino

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

32
J.C.C. San Pablo

161. "Una historia de Amor"
(Amor)
Un día, temprano por la mañana, me levanté para observar la salida del Sol. ¡Oh, la belleza de la Creación
de Dios queda más allá de la descripción! Mientras observaba, alababa a Dios por su bella obra. Mientras estaba
sentado ahí, sentí la presencia del Señor conmigo.
Entonces, Él me preguntó, "¿Me amas?"
Yo contesté, "¡Por supuesto, Dios! ¡Tú eres mi Señor y Salvador!"
Entonces me preguntó "Si estuvieras físicamente incapacitado, ¿aún me amarías?" Me quedé perplejo.
Miré abajo. Mis brazos, piernas y el resto de mi cuerpo y me pregunté cuántas cosas sería incapaz de hacer. Las
cosas que hoy me parecen tan sencillas. Y contesté, "Seria difícil, Señor, pero
aún así te amaría"
Entonces el Señor dijo, "Si estuvieras ciego, ¿amarías aún mi creación?". ¡Cómo podría amar algo, siendo
incapaz de verlo! Entonces pensé en toda esa gente ciega en el mundo entero y cuántos de ellos aún aman a
Dios y a su Creación. Así que contesté, "Es difícil pensarlo, pero aún te amaría."
El Señor entonces me preguntó, "Si fueses sordo, ¿oirías aún mi Palabra?". ¿Cómo podría oír algo siendo
sordo? Entonces comprendí. Escuchar la Palabra de Dios no es meramente usar nuestros oídos, sino nuestros
corazones. Contesté, "Sería difícil, pero aún oiría tu Palabra".
El Señor entonces preguntó, "Si estuvieses mudo, ¿alabarías aún mi Nombre?". ¡Pero cómo puedo alabar
sin voz! Entonces se me ocurrió que Dios desea que le cantemos desde nuestra alma y corazón. No importa
cómo sonamos. Y cuando alabamos a Dios no lo hacemos siempre con un cántico, pero cuando somos
perseguidos, le damos alabanza a Dios con nuestras palabras de gratitud. Entonces contesté, "Aunque no
pudiera cantarte físicamente, alabaría aún tu Nombre"
Y el Señor preguntó, "¿En realidad me amas?" Con valor y profunda convicción, le contesté
resueltamente, "¡Sí Señor! ¡Te amo por que Tú eres el Dios único y verdadero!"
Pensé que había contestado correctamente, pero Dios preguntó, "¿ENTONCES POR QUÉ PECAS?"
Contesté, "¡Porque soy sólo un humano, y no soy perfecto!"
"ENTONCES ¿POR QUÉ EN TIEMPOS DE PAZ TE DESCARRÍAS TAN LEJOS DE MÍ? ¿POR QUÉ
SÓLO EN TIEMPOS DE ANGUSTIA ORAS SINCERAMENTE?" No hubo respuestas. Sólo lágrimas.
El Señor continuó, "¿Por qué solamente cantas en la congregación y en los retiros espirituales? ¿Por qué
me buscas sólo en tiempos de adoración? ¿Por qué pides cosas tan egoístas? ¿Por qué pides sin tener fe?"
Las lágrimas continuaron rodando sobre mis mejillas.
"¿Por qué te avergüenzas de mí? ¿Por qué no estas esparciendo las buenas nuevas? ¿Por qué en
tiempos de persecución, lloras con otros cuando te ofrezco mi hombro para que llores? ¿Por qué pones pretextos
cuando te doy la oportunidad de servir en Mi Nombre?"
Intenté contestar, pero no hubo respuesta que dar.
"Eres bendecido con la vida. No te hice para que desperdiciaras este regalo. Te he bendecido con talentos
para servirme, pero continúas dándome la espalda. Te he revelado mi Palabra, pero no obtienes el conocimiento
de ella. Te he hablado pero tus oídos estaban cerrados. Te he mostrado mis
bendiciones, pero tus ojos nunca las vieron. Te he mandado mis siervos, pero permaneciste sentado
inmóvil mientras ellos eran rechazados. He oído tus oraciones y las he contestado todas."
"¿En verdad me amas?"
No podía contestar. ¿Cómo podría hacerlo? Estaba increíblemente apenado. No tuve excusa. ¿Qué podía
decir a esto?
Cuando mi corazón hubo llorado y las lágrimas habían fluido, dije "¡Por favor perdóname Señor! ¡Soy
indigno de ser tu hijo!"

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

33
J.C.C. San Pablo

El Señor contestó, "Esa es mi Gracia, mi Hijo"
Entonces le pregunté, "¿Entonces por qué continúas perdonándome? ¿Por qué me amas tanto?"
El Señor contestó, "Por que tú eres mi creación. Tú eres mi hijo. Nunca te abandonaré. Cuando llores,
tendré compasión y lloraré contigo. Cuando estés gozoso, me alegraré contigo. Cuando estés deprimido, te
animaré. Cuando caigas, te levantaré. Cuando te sientas cansado, te llevaré sobre mis hombros. Estaré contigo
hasta el fin de los días, y te amaré por siempre."
Nunca antes había llorado como en ese momento. ¡Cómo pude haber sido tan frío! ¡Cómo pude lastimar a
Dios con todo lo que hice! Le pregunté a Dios, "¿Cuánto me amas?"
El Señor me estrechó en sus brazos, y contemplé sus manos cicatrizadas por los clavos. Me incliné a los
pies de Cristo, mi Salvador. Y por primera vez, en verdad oré.
Agradecemos esta aportación a Elsa Maria Cumplido

163. Escuchar el amor
(Amor)
Hay momentos en que somos tímidos para expresar el amor que sentimos, por temor a avergonzar a la
otra persona o avergonzarnos nosotros mismos, dudamos de decir "Te quiero" y tratamos de comunicar la idea
en otras palabras.
Decimos "Cuídate", "No manejes rápido", "Pórtate bien". Pero realmente, estas son diferentes maneras de
decir "te quiero" "eres importante para mí" "me importa lo que te suceda", "No quiero que estés mal".
A veces somos muy extraños. La única cosa que queremos decir y la única cosa que debemos decir, es la
única cosa que no decimos. Y muchas veces el significado nunca se comunica del todo, y la otra persona se
siente ignorada y no-querida.
Por ello, debemos ESCUCHAR EL AMOR en las palabras que las otras personas nos dicen. Las palabras
explícitas son necesarias, pero con mayor frecuencia, la manera de decir las cosas es aún más importante. Un
apodo dicho cariñosamente porta mayor afecto y amor que los sentimientos que son expresados de manera
poco sincera. Un abrazo o un beso impulsivos dicen "TE AMO", aún cuando las palabras digan algo diferente.
Cualquier expresión de preocupación de una persona por otra dice "te quiero".
A veces debemos mirar y escuchar muy atentamente el amor que contienen las palabras. El problema de
escuchar el amor es que no siempre entendemos el lenguaje de amor que la otra persona está usando. La gente
rara vez se escucha. Oyen las palabras, pero no escuchan en las acciones que acompañan a esas palabras o en
las facciones del rostro. O la gente sólo escucha el rechazo o el malentendido. No ven el amor que está allí,
debajo de la superficie, aún cuando las palabras sean amargas.
Si escuchamos atentamente, descubriremos que somos muchísimo más amados de lo que pensamos.
Escuchemos al amor, y descubriremos que, después de todo, el mundo es un lugar muy amoroso. No es un
asunto de estar presente CON alguien. El asunto es estar presente PARA alguien. Así que recuerda: Si amas a
alguien díselo. Recuerda siempre decir lo que sientes. Nunca tengas temor de expresarte a ti mismo.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renan Raigoza Gutiérrez

171. Amar a la vida
(Amor)
Un profesor fue invitado a dar una conferencia en una base militar, y en el aeropuerto lo recibió un soldado
llamado Ralph.
Mientras se encaminaban a recoger el equipaje, Ralph se separó del visitante en tres ocasiones: primero
para ayudar a una anciana con su maleta; luego para cargar a dos pequeños a fin de que pudieran ver a Santa
Claus, y después para orientar a una persona. Cada vez regresaba con una sonrisa en el rostro.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

34
J.C.C. San Pablo

"¿Dónde aprendió a comportarse así?", le preguntó el profesor. "En la guerra", contestó Ralph. Entonces
le contó su experiencia en Vietnam. Allá su misión había sido limpiar campos minados. Durante ese tiempo había
visto cómo varios amigos suyos, uno tras otro, encontraban una muerte prematura.
"Me acostumbré a vivir paso a paso" -explicó. "Nunca sabía si el siguiente iba a ser el último; por eso tenía
que sacar el mayor provecho posible del momento que transcurría entre alzar un pie y volver a apoyarlo en el
suelo. Me parecía que cada paso era toda una vida".
Nadie puede saber lo que habrá de suceder mañana. Qué triste sería el mundo si lo supiéramos. Toda la
emoción de vivir se perdería, nuestra vida sería como una película que ya vimos. Ninguna sorpresa, ninguna
emoción. Pienso que lo que se requiere es ver la vida como lo que es: una gran aventura.

Al final, no importará quién ha acumulado más riqueza ni quién ha llegado más lejos. Lo único que
importará es quién lo disfrutó más. Eso es, creo yo, lo que se pondrá en la balanza a la hora de hacer el recuento
final.

177. La mano
(Amor)
Un editorial del periódico hablaba de una maestra que le pidió a sus alumnos de primer año de primaria
que hicieran un dibujo de algo por lo cual estuvieran agradecidos.
Pensó en cuan poco tendrían que estar agradecidos estos niños de barrios pobres, pero sabía que la
mayoría de ellos dibujaría pavos o mesas con comida. La maestra quedó desconcertada con el dibujo que
Douglas le entregó... Una simple mano infantilmente dibujada.
Pero ..la mano de quién? La clase quedó cautivada por la imagen abstracta. "Creo que debe ser la mano
de Dios que nos da la comida", dijo un niño. "Un granjero, sugirió otro, "porque el cría pavos".
Finalmente, cuando los otros niños estaban trabajando, la maestra se acercó al pupitre de Douglas y le
preguntó de quien era la mano. "Es su mano, maestra", balbuceó.
Ella recordó que, frecuentemente, en el recreo había llevado de la mano a Douglas, un niño bajito y
solitario. A menudo hacía eso con los niños, pero para Douglas significaba mucho, Quizás en esto consistió la
acción de gracias de todos, no por las cosas materiales que se nos dan, sino por la oportunidad, por pequeña
que sea, de dar a otros.

172. Jesús guardó silencio
(Amor)
Aún no llego a comprender cómo ocurrió, si fue real o un sueño. Sólo recuerdo que de pronto me encontré
en aquel inmenso salón con una pared llena de tarjeteros, como los que tienen las grandes bibliotecas. Los
ficheros parecían interminables.
Al acercarme, me llamó la atención un cajón titulado: "Muchachas que me han gustado". Lo abrí y empecé
a pasar las fichas. Tuve que detenerme por la impresión, había reconocido el nombre de cada una de ellas. ¡Se
trataba de las muchachas que a MI me habían gustado!
En el resto de los ficheros estaban escritas las acciones de cada momento de mi vida, pequeños y
grandes detalles, momentos que mi memoria había ya olvidado. Algunos me trajeron alegría y otros, por el
contrario, un sentimiento de vergüenza y culpa.
El archivo "Amigos" estaba al lado de "Amigos que traicioné" y "Amigos que abandoné cuando más me
necesitaban". Los títulos iban de lo mundano a lo ridículo: "Libros que he leído", "Mentiras que he dicho",

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

35
J.C.C. San Pablo

"Consuelo que he dado", "Chistes que conté"; otros títulos eran: "Asuntos por los que he peleado con mis
hermanos", "Cosas hechas cuando estaba molesto", "Videos que he visto"...
Cada tarjeta confirmaba la verdad y llevaba mi firma. Cuando llegué al archivo "Pensamientos lujuriosos",
un escalofrío recorrió mi cuerpo. Sólo abrí el cajón unos centímetros. Me avergonzaría conocer su tamaño.
Saqué una ficha al azar y me conmoví por su contenido.
Un pensamiento dominaba mi mente: Nadie debe de ver estas tarjetas jamás. ¡Tengo que destruir este
salón! Pero descubrí que no podía siquiera sacar los cajones. Me desesperé y traté de tirar con más fuerza, pero
fue inútil.
En eso, el título de un cajón pareció aliviar en algo mi situación: "Personas a las que les he compartido el
Evangelio". Al abrirlo encontré menos de 10 tarjetas. Caí al suelo llorando amargamente de vergüenza.
Y mientras me limpiaba las lágrimas, lo vi. ¡Oh no! ¡Por favor no! ¡Cualquiera menos Jesús! Impotente vi
como Jesús abría los cajones y leía cada una de mis fichas. Intuitivamente se acercó a los peores archivos. Con
tristeza en sus ojos, buscó mi mirada y yo me llevé las manos al rostro y empecé a llorar de nuevo.
Pudo haber dicho muchas cosas, pero El no dijo una sola palabra. Allí estaba junto a mí, en silencio.
Fue el día en que Jesús guardó silencio... y lloró conmigo. Volvió a los archivadores y, desde un lado del
salón, empezó a abrirlos, uno por uno, y en cada tarjeta firmaba su nombre sobre el mío. Me miró con ternura a
los ojos y me dijo:
"He terminado, yo he cargado con tu vergüenza y culpa". En eso salimos juntos del salón, que aún
permanece abierto porque todavía faltan más tarjetas que escribir.
Aun no sé si fue un sueño, una visión, o una realidad... De lo que sí estoy convencido es que la próxima
vez que Jesús vuelva a ese salón encontrará mas fichas de que alegrarse, menos tiempo perdido y menos fichas
vanas y vergonzosas.

210. Ama a tus padres
(Amor)
Y dijo el Señor:
Te prestaré por un tiempo unos padres, para que les ames mientras vivan. Podrán ser 10, 20, 30 años o
más, hasta que los llame. ¿Podrás cuidarlos?
Quiero que aprendas a vivir con ellos, les he buscado unos hijos y te he elegido a Ti. ¿Crees aprovechar
lo que te enseñen?
No te ofrezco que se quedarán contigo para siempre, sólo te los presto, porque lo que va a la tierra a mí
regresará. Ellos te darán ternura y te darán alegría por tenerte. El día que les llame, no llorarás ni me odiarás por
regresarlos a mí. Su ausencia corporal quedará compensada por el amor y por los muchos y agradables
recuerdos.
Ten presente que si algo te entristece, que si el golpe del dolor te hiere algún día, tu pena es mía. Y así,
con todo esto, tu luto será más llevadero y habrás de decir con agradecida humildad:
¡Hágase Señor tu voluntad!
Agradecemos esta aportación a Josefina Cárdenas.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

36
J.C.C. San Pablo

211. El amor es ciego
(Amor)
Estaban todas las VIRTUDES y DEFECTOS reunidos en un Parque. Un día se sentían bastante aburridos y la
"ANIMACION" propuso jugar a las escondidas.
La "ORGANIZACION" inmediatamente delimitó el Área de Juego y puso las reglas.
Como nadie quería quedarse a contar, sino todos querían esconderse, le tocó al " SACRIFICIO" hacerlo. Empezó
a contar y todas las VIRTUDES y los DEFECTOS corrieron a esconderse:
La "PEREZA" lo hizo detrás del árbol mas cercano.
La "PERSEVERANCIA" intentaba subirse a una alta palmera.
La "CREATIVIDAD" se pintó de verde y se acostó sobre el pasto.
La "INGENUIDAD" se escondió tras el "SACRIFICIO"; pensando que éste no lo vería.
El "AMOR" se escondió en un rosal, y así todos los demás.
Cuando el "SACRIFICIO" terminó de contar salió a buscar a todas las "VIRTUDES y los DEFECTOS". Subió a
los árboles, escarbaba la tierra, revisaba el pasto y los fue encontrando a todos, uno por uno. Pero le faltaba uno:
el "AMOR".
Buscó por todas partes, hasta que se le ocurrió ir al rosal. Se metió por entre las rosas y las espinas. Lo herían,
pero no le importaba. De pronto, bajó una de las rosas con tanta fuerza, que una de sus espinas se clavó en los
ojos del "AMOR", que se encontraba ahí escondido.
Como el "AMOR" no podía ver; el "SACRIFICIO" se ofreció a ser su lazarillo.
Desde entonces se dice que el "AMOR" es ciego y que siempre va de la mano del "SACRIFICIO".
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renán Raigoza.

184. La presencia de Dios
(Amor)
Tú no fuerzas una flor a que abra, la flor la abre Dios;
tú la plantas, la riegas, la resguardas, lo demás lo hace Dios.
Tú no obligas a un amigo a que te ame, el amor lo da Dios;
tú le sirves, le ayudas, en ti la amistad arde, lo demás lo hace Dios.
Tú no obligas a un alma a que crea, la fe la da Dios;
tú obras, trabajas, confías y esperas, lo demás lo hace Dios.
Así que no trates de adelantarte a su plan de amor.
Trabaja, ayuda, vive para amarle, lo demás lo hará Dios.

219. ¿Tendrás tiempo?
(Amor)
Ayer fue el día más triste de mi vida: enterré a mi madre. Cuando miré su dulce y adorable cara y su
cabello plateado por el tiempo, me di cuenta que esa sería la última vez que la vería. Muchos pensamientos
vinieron entonces a mi mente:
Cuando por las tardes o las noches no teníamos quien nos cuidara a los niños, acudíamos a mi madre
porque no queríamos perdernos la función de cine o la fiesta en casa del amigo. Ella nunca se negó, jamás nos
dijo que tenía otros planes o yo no quise darme cuenta.
En una ocasión me prometí comprar un boleto extra y llevarla a ver las películas que le gustaban. Pero
nunca compré el boleto.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

37
J.C.C. San Pablo

Una vez nos encontramos en la panadería y vi que su suéter estaba un poco desteñido y viejo. Entonces
pensé que debería llevarla al centro y comprarle uno nuevo. Sabía que, aunque ella lo necesitaba, nunca me lo
pediría, así era ella. Pero siempre tuve otras cosas que hacer y mi madre siguió con su suéter viejo.
Recuerdo su último cumpleaños. Le mandamos unas azaleas blancas bellísimas con una nota que decía:
"Lamentamos no poder estar contigo en esta fecha, pero con estas flores te enviamos todo nuestro amor". Esa
tarde había un programa de televisión muy importante y por la noche estábamos invitados a una fiesta.
Y recuerdo la última vez que vi a mi madre viva, fue en la boda de un primo, se veía más viejecita y
cansada. Entonces pensé en mandarla a unas vacaciones con su hermano en la costa. Que se asoleara un poco
para que no se viera tan pálida. Pero nunca lo hice, siempre tuve supuestamente cosas más importantes que
hacer.
Si yo pudiera regresar las hojas del almanaque, le compraría todos los suéteres del mundo, la llevaría al
cine y pasaría todos sus cumpleaños a su lado. Si yo pudiera regresar en el tiempo la mandaría a ver a su
hermano y a todos los sitios que quisiera ir. Pero es muy tarde ya. Ella está en el cielo y yo estoy aquí enfermo
del corazón por todas las oportunidades perdidas.
Qué diferente hubiera sido si hubiera leído una carta como ésta.
Un hijo.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renán Raigoza

229. La isla de los sentimientos
(Amor)
Erase una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos: la alegría, la tristeza y muchos más,
incluyendo el amor.
Un día les fue avisado a sus moradores que la isla se iba a hundir, por lo que todos los sentimientos se
apresuraron a abandonarla. Abordaron sus barcos y se prepararon a partir apresuradamente. Sólo el AMOR
permaneció en ella; quería estar un rato más en la isla que tanto amaba, antes de que desapareciera.
Al fin, con el agua al cuello y casi ahogado, el AMOR comenzó a pedir ayuda. Se acercó la RIQUEZA que
pasaba en un lujoso yate y el AMOR dijo:
¡RIQUEZA llévame contigo! La RIQUEZA contestó: "no puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no
tengo espacio para ti".
Le pidió ayuda a la VANIDAD, que también venía pasando: "VANIDAD, por favor ayúdame". Le respondió:
"Imposible AMOR, estás mojado y arruinarás mi barco nuevo".
Pasó la SOBERBIA, que al pedido de ayuda contestó: "¡Aléjate de mi camino o te paso por encima!".
Como pudo, el AMOR se acercó al yate del ORGULL0 y, una vez más, solicitó ayuda. La respuesta fue
una mirada despectiva y una ola casi lo asfixia.
Entonces, el AMOR pidió ayuda a la TRISTEZA: "¿me dejas ir contigo?". La TRISTEZA le dijo: "Ay AMOR,
tu sabes que siempre ando sola y prefiero seguir así".
Pasó la ALEGRIA y estaba tan contenta que ni siquiera oyó al AMOR llamarla.
Desesperado, el AMOR comenzó a suspirar, con lágrimas en sus ojos. Fue entonces cuando una voz le
dijo: "Ven, AMOR, yo te llevo". Era un anciano el que le decía eso. El AMOR estaba tan feliz que se olvidó
preguntarle su nombre. Fue llevado a la tierra de la SABIDURIA y, una vez allí, el AMOR preguntó a ésta:
"=¿Quién era el anciano que me trajo y salvó mi vida?".
La SABIDURIA respondió: "era el TIEMPO".
"¿El tiempo? Pero ¿por qué el tiempo me quiso ayudar?", dijo el AMOR.
La SABIDURIA le respondió: "Porque sólo el TIEMPO es capaz de ayudar y entender a un gran amor".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

38
J.C.C. San Pablo

No importa cuánto TIEMPO esperemos, si existe el AMOR el TIEMPO nos ayudará a esperar aquello que
más deseamos. Todo es hermoso en el tiempo exacto que Dios tiene para nosotros, ni antes ni después.
Aunque este relato trata al amor como un sentimiento, hay quien dice que el amor no es un sentimiento,
sino una decisión, de tal manera que independientemente de cómo te sientas, buscas las cosas que le hagan
bien a esa persona a quien le brindas tu amor.
El amor verdadero es una decisión y, como proviene de Dios, está llamado a la eternidad.
Agradecemos esta aportación a Mili Rodríguez.

232. Ahora que estoy vivo
(Amor)
Mis queridos amigos:
Sé que esta lista es para compartir muchas de las cosas que nos llenen el espíritu y nos alegren el día.
Pero también hay momentos en los que debemos pensar que, muchas veces, no apreciamos a la gente que
tenemos a nuestro lado y nos lamentamos cuando ya no las tenemos. Quisiera, si me lo permiten, compartir una
reflexión escrita por el tío que más quise en mi vida y que, lamentablemente, falleció el 25 de Diciembre de
1998. Esta reflexión la encontramos al pie de su cama y dice:
Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos ahora que estoy vivo y no una noche entera cuando
yo muera.
Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora que estoy vivo, y no apoyes tu cuerpo sobre mí
cuando yo muera.
Prefiero que hagas una sola llamada ahora que estoy vivo y no emprendas un inesperado viaje cuando yo
muera.
Prefiero que me regales una sola flor ahora que estoy vivo y no me envíes un hermoso ramo cuando yo
muera.
Prefiero que elevemos al cielo una oración ahora que estoy vivo y no una misa cantada y concelebrada
cuando yo muera.
Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que estoy vivo y no un desgarrador poema cuando
yo muera.
Prefiero escuchar un solo acorde de guitarra (a mi tío siempre le gustó que le tocara una canción) ahora
que estoy vivo, y no una conmovedora serenata cuando yo muera.
Prefiero me dediques una leve plegaria ahora que estoy vivo y no un poético epitafio sobre mi tumba
cuando yo muera.
Prefiero disfrutar de los más mínimos detalles ahora que estoy vivo y no de grandes manifestaciones
cuando yo muera...
Aprovechemos a nuestros seres queridos ...ahora... que están entre nosotros!!
Agradecemos esta aportación a Mili Rodríguez.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

39
J.C.C. San Pablo

244. Mujer...un ser divino!!
(Amor)
Cuando creé los cielos y la tierra les hablé de existir.
Cuando creé al hombre, lo formé y soplé vida en su ser. Pero a tí mujer, te formé después de haber
soplado el aliento de vida al hombre porque tu interior es muy delicado. Permití que un profundo sueño se
apoderara de él para poder crearte paciente y perfectamente.
El hombre fue puesto a dormir para que no interfiriera con la creatividad. Te formé de un hueso. Elegí el
hueso que protege la vida del hombre. Elegí la costilla que protege su corazón e interior y lo yergue y apoya,
como tu debes hacer. Te formé a partir de este hueso. Te moldeé bella y perfectamente. Tus características son
como las de la costilla, fuerte pero delicada y frágil.
Provees protección para el órgano más delicado del hombre, su corazón. Su corazón es el centro de su
ser, su interior contiene el aliento de vida. La caja formada por la costilla se quebranta antes de permitir que se
dañe el corazón. Sostén al hombre como la caja de costillas sostiene al cuerpo. No vienes de sus pies, para
estar por debajo de él, no fuiste tomada de su cabeza, para estar por encima de él.
Fuiste tomada de su costado, para estar a su lado y ser mantenida muy cerca de él. Eres mi ángel perfecto. Eres
mi pequeña niña preciosa. Has crecido para ser una espléndida mujer y mis ojos se llenan cuando
veo las virtudes de tu corazón. Tus ojos, no los cambies. Tus labios, qué adorables cuando dicen
una plegaria. Tus manos, de tacto tan suave. He acariciado tu cara en tu sueño más profundo. He
mantenido tu corazón cerca del mío. Adán caminó conmigo en el frío del día y aún estaba solitario.
Él no pudo verme o tocarme, sólo pudo sentirme. Así que todo lo que quise que Adán compartiera y
experimentara conmigo, lo puse en tí.
Mi bendición, mi fortaleza, mi pureza, mi amor, mi protección y apoyo. Eres especial porque como él, tu
también eres una extensión de Mi. El hombre representa mi imagen, la mujer mis emociones. Juntos ustedes
representan la totalidad de Dios. Así que Hombre, trata bien a la mujer. Ámala, respétala, ella es frágil. Al herirla
me hieres a mí. Al quebrarla a ella sólo dañas tu propio corazón, el corazón de tu padre y de su padre.
Mujer, apoya al hombre. En humildad muéstrale el poder de la emoción que te he dado. En suave quietud
muéstrale tu fortaleza. En el AMOR, muéstrale que eres la costilla que protege su interior.

251. Hospital del Señor
(Amor)
Fui al Hospital del Señor a hacerme una revisión de rutina y constaté que estaba enfermo. Cuando Jesús
me tomó la presión vio que estaba baja de ternura. Al medirme la temperatura el termómetro registró 40 grados
de egoísmo.
Hizo un electrocardiograma y el diagnóstico fue que necesitaba varios "by-pases" de amor porque mis
venas estaban bloqueadas y no abastecían mi corazón vacío.
Pasé hacia ortopedia: no podía caminar al lado de mi hermano, y tampoco podía abrazarlo porque me
había fracturado al tropezar con mi vanidad. También me encontraron miopía, ya que no podía ver más allá de
las apariencias; cuando me quejé de sordera Jesús me diagnosticó quedarme sólo en las palabras vacías de
cada día.
GRACIAS SEÑOR, porque las consultas son gratuitas, por tu gran misericordia. Prometo, al salir de aquí,
usar solamente los remedios naturales que recetas en el Evangelio... Al levantarme tomaré un vaso de
AGRADECIMIENTO.
Al llegar al trabajo, una cucharada sopera de BUEN DIA. Cada hora un comprimido de PACIENCIA y una
copa de HUMILDAD. Al llegar a casa, SEÑOR, voy a tener diariamente una inyección de AMOR, y al irme a
acostar dos cápsulas de CONCIENCIA TRANQUILA.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

40
J.C.C. San Pablo

GRACIAS SENOR!!!!!

245. Háganlo ahora
(Amor)
Si descubriéramos que solo nos quedan cinco minutos para decir todo lo que deseamos decir, todas las
casetas telefónicas estarían ocupadas por personas que llaman a otras para decirles que las aman. Christopher
Morley
En una clase que doy a personas adultas, recientemente hice lo "imperdonable". Deje tarea a los alumnos!
La tarea era "acercarse durante la siguiente semana a alguien a quien amen y decirle que lo aman. Tiene que ser
alguien a quien nunca le hayan dicho esas palabras con anterioridad o, al menos, con quien no las hayan
compartido desde hace mucho tiempo".
No parece una tarea muy difícil, hasta que nos detenemos a analizar que la mayoría de los hombres en
ese grupo tienen mas de 35 años y fueron criados en la generación a la que le enseñaron que expresar las
emociones no es de "machos". El demostrar los sentimientos o llorar (ni Dios lo quiera!) no se hacia. Por lo tanto,
fue una tarea muy amenazante para algunos.
Al principio de nuestra siguiente clase, pregunte si alguien deseaba compartir lo sucedido cuando
confesaron a alguna persona que la amaban. Esperaba plenamente que una de las mujeres se ofreciera como
voluntaria, como casi siempre era el caso, pero esa noche, uno de los hombres levanto la mano. Parecía
bastante conmovido y un poco impresionado. Cuando se puso de pie (su estatura es de 1.88 metros) empezó a
decir: "Dennis, la semana pasada me enfade bastante contigo cuando nos dejaste esta tarea.
No sentí que tuviera a alguien a quien decir esas palabras; además, Quien eras tu para sugerirme que
hiciera algo tan personal? Sin embargo, cuando conducía hacia mi casa, mi conciencia empezó a hablarme. Me
dijo que sabia con exactitud a quien necesitaba decir "te amo". Hace cinco años, mi padre y yo tuvimos un
altercado y nunca lo solucionamos desde entonces. Evitamos vernos, a no ser que sea absolutamente necesario,
como en Navidad y en otras reuniones familiares. Incluso entonces, apenas si nos hablamos.
Por lo tanto, el martes pasado, cuando llegue a casa, me había convencido a mi mismo que le diría a mi
padre que lo amaba. "Es extraño, pero el solo hecho de tomar esa decisión pareció quitarme un peso de encima.
"Cuando llegue a casa, me apresure a entrar para comunicarle a mi esposa lo que iba a hacer. Ella ya estaba en
la cama, pero la desperté. Cuando se lo dije, no solo se levanto, sino que lo hizo con rapidez, me abrazo y, por
primera vez en nuestra vida matrimonial, me vio llorar.
Permanecimos levantados hasta la medianoche, bebiendo café y charlando. Fue maravilloso! "A la
mañana siguiente, me levante temprano y alegre. Estaba tan entusiasmado que apenas si pude dormir. Llegue
temprano a la oficina y logre hacer mas en dos horas que lo que hacia antes en todo un día". "A las 9:00, llame a
mi papá para ver si podía visitarlo después del trabajo. Cuando contesto el teléfono, solo dije: "Papa, puedo
visitarte esta noche después del trabajo? Tengo algo que decirte". Mi papá respondió malhumorado: "y ahora
que? Le asegure que no tomaría mucho tiempo y finalmente acepto. "A las 5:30, estaba en la casa de mis padres
y llamaba a la puerta, orando para que papá abriera la puerta.
Temía que si mama la abría, yo me acobardara y se lo dijera a ella en vez de a el. Sin embargo, por suerte
papá abrió la puerta". "No perdí tiempo. Di un paso y dije: "Papa, solo vine a decirte que te amo." "Fue como si
mi papá se transformara. Ante mis ojos, su rostro se suavizo, las arrugas parecieron desaparecer y empezó a
llorar. Extendió los brazos, me abrazo y dijo: "También te amo, hijo, pero nunca he podido decírtelo". "Era un
momento tan precioso que no quería moverme. Mama se acerco con lagrimas en los ojos.
Yo solo moví la mano para saludarla y le di un beso. Papá y yo nos abrazamos durante un momento mas
y después me fui. Hacia mucho tiempo que no me sentía tan maravillosamente". "No obstante, ese no es mi
punto. Dos días después de esa visita, mi papá, que tenia problemas cardiacos, pero que no me lo había dicho,
sufrió un ataque y termino en el hospital, inconsciente. No se si lograra recuperarse". "Por lo tanto, mi mensaje
para todos ustedes en la clase es este: no esperen para hacer las cosas que saben necesitan hacer. Que habría
sucedido de haber esperado para decírselo a mi papá? Tal vez no vuelva a tener la oportunidad! Tomen tiempo
para hacer lo que necesitan hacer y háganlo ahora!
255. Los tres ancianos
(Amor)
Una mujer salió de su casa y vio a tres ancianos con largas barbas blancas sentados al frente de su casa.
No los reconoció y dijo: "Creo que no los conozco, pero deben estar hambrientos. Por favor, entren y tengan algo
de comer".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

41
J.C.C. San Pablo

¿Está el hombre de la casa dentro?" preguntaron.
"No", dijo ella. "El esta fuera".
"Entonces no podemos entrar", replicaron.
Al anochecer, cuando su esposo llegó a casa, le contó lo que había ocurrido. "Ve a decirles que estoy en
casa e invítalos a entrar". La mujer salió e invitó a los hombres a entrar.
"Nosotros no entramos a casa juntos", replicaron.
"¿Por qué?", quiso saber ella. Uno de los ancianos explicó: "su nombre es Abundancia" dijo señalando a
uno de sus amigos y luego dijo señalando al otro: "él es Exito y yo soy Amor".
Luego agregó: "ahora entra en tu casa y conversa con tu esposo sobre a cuál de nosotros quieren en su
casa".
La mujer fue y le contó a su esposo lo que le habían dicho. ¡Su esposo estaba encantado!
"Ya que éste es el caso, invitemos a la Abundancia.
Déjalo entrar y que llene nuestra casa de abundancia". Su esposa no estuvo de acuerdo.
"Querido, ¿por qué no invitamos a Éxito?”
Su hija estaba escuchando desde el otro lado de la casa. Saltó con su propia sugerencia:
"¿No sería mejor invitar a Amor? Nuestra casa se llenaría de amor".
"Escuchemos el consejo de nuestra hija", dijo el hombre a su esposa.
"Ve, e invita a Amor para que sea nuestro invitado".
La mujer salió y le preguntó a los tres ancianos: "¿Quién de ustedes es Amor? Por favor entre y sea
nuestro invitado". Amor se levantó y empezó a caminar hacia la casa. Los otros dos se pararon y lo siguieron.
Sorprendida, la señora le preguntó a Abundancia y a Éxito: "Sólo invité a Amor, ¿por qué vienen ustedes?"
Los ancianos replicaron juntos: "Si tú hubieras invitado a Abundancia o a Éxito, los otros dos nos hubiéramos
quedado afuera, pero como invitaste a Amor, a dondequiera que él vaya, vamos nosotros con él".
Reflexión: Donde quiera que haya Amor hay también Abundancia y Éxito.

259. La historia de Pedrito
(Amor)
El primer día de clase que Doña Tomasa se enfrentó a sus alumnos de quinto grado, les dijo que ella
trataba a todos los alumnos por igual y que ninguno era su favorito. En la primera fila sentado estaba Pedrito, un
niño antisociable, con una actitud intolerable, el cual siempre andaba sucio y todo despeinado. El año anterior,
Doña Tomasa había tenido a Pedrito en una de sus clases. Doña Tomasa veía a Pedrito como un niño muy
antipático.
A ella le daba mucho gusto poder marcar con lápiz rojo todo el trabajo que Pedrito entregaba con una "F".
En la escuela donde Doña Tomasa enseñaba se le requería revisar el archivo de historia de cada alumno y el de
Pedrito fue el último que ella revisó.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

42
J.C.C. San Pablo

Cuando empezó a leer el archivo de Pedrito, se encontró con varias sorpresas. La maestra de Pedrito de
primer grado había escrito "Pedrito es un niño muy brillante y muy amigable, siempre tiene una sonrisa en sus
labios. El hace su trabajo a tiempo y tiene muy buenos modales. Es un placer tenerlo en mi clase".
La maestra de segundo grado: "Pedrito es un alumno ejemplar, muy popular con sus compañeros, pero
últimamente muestra tristeza porque su mamá padece de una enfermedad interminable".
La maestra de tercer grado: "La muerte de su mamá ha sido muy difícil para él. El trata de hacer lo mejor
que puede, pero sin interés. El papá no demuestra ningún interés en la educación de Pedrito. Si no se toman
pasos serios, esto va afectar la vida de Pedrito".
La maestra de cuarto grado: "Pedrito no demuestra interés en la clase. Cada día se cohibe más. No tiene
casi amistades y muchas veces duerme en clase". Después de leer todo esto, Doña Tomasa sintió vergüenza por
haber juzgado a Pedrito sin saber las razones de su actitud. Se sintió peor cuando todos sus alumnos le
entregaron regalos de Navidad envueltos en fino papel, con excepción del regalo de Pedrito, que estaba envuelto
en un cartucho de la tienda.
Doña Tomasa abrió todos lo regalos y cuando abrió el de Pedrito, todos los alumnos se reían al ver lo que
se encontraba dentro. En el cartucho había una botella con un cuarto de perfume y un brazalete al cual le
faltaban algunas de las piedras preciosas. Para suprimir las risas de sus alumnos, se puso inmediatamente aquel
brazalete y se echó un poco del perfume en cada muñeca. Ese día Pedrito se quedó después de la clase y le dijo
a la maestra: "Doña Tomasa, hoy usted huele como mi mama".
Después de haberse ido todos, Doña Tomasa se quedó llorando por una hora. Desde ese día cambió su
materia. En vez de enseñar lectura, escritura y aritmética, escogió enseñar a los niños. Doña Tomasa empezó a
ponerle más atención a Pedrito. Ella notaba que mientras más ánimos le daba a Pedrito, más entusiasmado
reaccionaba él. Al final del año, Pedrito se convirtió en el más inteligente de la clase y a pesar de que Doña
Tomasa había dicho el primer día de clase que todos los alumnos iban a ser tratados por igual, Pedrito era su
preferido.
Pasaron cuatro años y Doña Tomasa recibió una nota de Pedrito, la cual decía que se había graduado de
la secundaria y que había terminado en tercer lugar. También le decía que ella era la mejor maestra que él había
tenido.
De ahí pasaron seis años cuando Doña Tomasa volvió a recibir noticias de Pedrito.
Esta vez le escribía que se le había hecho muy difícil, pero que muy pronto se graduaría de la universidad
con honores y le aseguró a Doña Tomasa que todavía ella seguía siendo la mejor maestra que había tenido en
su vida. Pasan cuatro años más, cuando Doña Tomasa vuelve a saber de Pedrito. En esta carta él le explicaba
que había adquirido su postgrado y que había decidido seguir su educación. En esta carta Pedrito también le
recordaba que ella era la mejor maestra que había tenido en su vida. Esta vez la carta estaba firmada por "Dr.
Pedro Altamira". Bueno, el cuento no termina ahí.
En la primavera, Doña Tomasa volvió a recibir una carta de Pedrito donde le explicaba que había conocido
a una muchacha con la cual se iba a casar y quería saber si Doña Tomasa podía asistir a la boda y tomar el lugar
reservado usualmente para los padres del novio. También le explicaba que su papá había fallecido varios años
atrás. Claro que Doña Tomasa aceptó con mucha alegría y el día de la boda se puso aquel brazalete sin
brillantes que Pedrito le había regalado y también el perfume que la mamá de Pedrito usaba.
Cuando se encontraron, se abrazaron muy fuerte y el Dr. Altamira le dijo en el oído muy bajito "Doña
Tomasa, gracias por haber creído en mí. Gracias por haberme hecho sentir que era importante y que yo podía
hacer la diferencia".
Doña Tomasa, con lágrimas en los ojos, le respondió: "Pedro, estás equivocado. Tú fuiste el que me
enseñó que yo podía hacer la diferencia. ¡Yo no sabía enseñar hasta que te conocí a ti!"
¡Podemos hacer la diferencia!
Agradecemos esta aportación a Víctor M. Valdivia G.

254. Le pedí a Dios
(Amor)
Le pedí a Dios que me quitara el dolor.
Dios dijo: -"NO. Yo no te lo debo quitar, sino tu lo tienes que dejar".
Le pedí a Dios que hiciera que mi niño paralítico fuera completamente sano.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

43
J.C.C. San Pablo

Dios dijo: -"NO. Su espíritu esta completo, su cuerpo es solo temporal".
Le pedí a Dios que me concediera paciencia.
Dios dijo: -"NO. La Paciencia viene como resultado de las tribulaciones, no se concede, se gana".
Le pedí a Dios que me diera felicidad.
Dios dijo: -"NO. Te doy bendiciones. Tu decides si quieres ser feliz".
Le pedí a Dios que me librara del sufrimiento.
Dios dijo: -"NO. Los sufrimientos te alejan de los afanes del mundo y te acercan a mi".
Le pedí a Dios que hiciera crecer mi espíritu.
Dios dijo: -"NO. Debes crecer por ti mismo, y yo te voy a podar para hacerte dar fruto".
Le pedí a Dios por todas las cosas que podría disfrutar en la vida...
Dios dijo: -"NO. Te doy vida para que disfrutes de todas las cosas".
Le pedí a Dios que me ayudara a amar a otros, con el amor con que el me ama a mi.
Dios me dijo: ... - "Ahhh, finalmente estas empezando a entender....."

273. Reportaje a Dios
(Amor)
Con mi título de periodista recién obtenido, decidí realizar una gran entrevista, y mi deseo fue concedido,
permitiéndoseme una reunión con Dios.
"Pasa", me dijo Dios, "así que quieres entrevistarme?"
"Bueno", le contesté, "si tienes tiempo..."
Se sonríe por entre la barba y dice: "Mi tiempo se llama eternidad y alcanza para todo; qué preguntas
quieres hacerme?"
"Ninguna nueva ni difícil para ti: ¿Qué es lo que más te sorprende de los hombres?"
Y dijo: "Que se aburren de ser niños apurados por crecer, luego suspiran por regresar a ser niños. Que
primero pierden la salud para tener dinero y enseguida pierden el dinero para recuperar la salud. Que por pensar
ansiosamente en el futuro descuidan su hora actual, con lo que no viven ni el presente ni el futuro. Que viven
como si no fueran a morirse, y se mueren como si no hubieran vivido, y pensar que Yo..."
Con los ojos llenos de lágrimas y la voz entrecortada dejó de hablar. Sus manos toman fuertemente las
mías y seguimos en silencio.
Después de un largo tiempo y para cortar el clima, le dije: "¿Me dejas hacerte otra pregunta?". No me
respondió con palabras sino con su tierna mirada. -"¿Como padre, qué es lo que le pedirías a tus hijos?...
-"Que aprendan que no pueden hacer que alguien los ame, lo que si pueden hacer es dejarse amar. Que
aprendan que toma años construir la confianza, y sólo segundos para destruirla. Que lo más valioso no es lo que
tienen en sus vidas, sino a quién tienen en sus vidas. Que no es bueno compararse con los demás, pues
siempre habrá alguien mejor o peor que ellos. Que rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita.
Que aprendan que deben controlar sus actitudes, o sus actitudes lo controlarán. Que bastan unos solos
segundos para producir heridas profundas en las personas que amamos, y pueden tomar años en ser sanadas.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

44
J.C.C. San Pablo

Que aprendan que a perdonar se aprende practicando. Que hay gente que los quiere mucho, pero que
simplemente no sabe cómo demostrarlo.
Que aprendan que el dinero lo compra todo menos la felicidad. Que a veces cuando están molestos tienen
derecho a estarlo, pero eso no les da derecho a molestar a quienes los rodean. Que los grandes sueños no
requieren de grandes alas, sino de un tren de aterrizaje para lograrlos. Que los amigos de verdad son tan
escasos que, quien ha encontrado uno, ha encontrado un verdadero tesoro.
Que no siempre es suficiente ser perdonado por los otros, algunas veces deben perdonarse a sí mismos.
Que aprendan que son dueños de lo que callan y esclavos de lo que dicen. Que lo que siembran cosechan, si
siembran chismes cosecharán intrigas, si siembran amor cosecharán felicidad. Que aprendan que la verdadera
felicidad no es lograr sus metas, sino ser feliz con lo que tienen.
Que aprendan que la felicidad no es cuestión de suerte, sino producto de sus decisiones. Ellos deciden
ser felices con lo que tienen, o morir de envidia y celos por lo que les falta y carecen. Que sin importar las
consecuencias, aquellos que son honestos consigo mismos llegan lejos en la vida. Que cuando un amigo llora
con ellos encuentran la fortaleza para vencer sus dolores.
Que aprendan que querer y amar no son sinónimos, sino antónimos, el querer lo exige todo, el amar lo
entrega todo. Que nunca harán nada tan grande para que Dios los ame más, ni tan malo para que los ame
menos, simplemente los ama, a pesar de sus conductas. Que aprendan que la distancia más lejos que pueden
estar de Mi es la distancia de una simple oración...

Y así, en un encuentro profundo, tomados de las manos, continuamos en silencio. ¿Será posible que
alguna vez aprendamos?.
Agradecemos su aportación a Romina Temperini

275. Madre
(Amor)
* Partió el pan en dos trozos y lo dio a sus hijos, que comieron con avidez. "No guardó nada para ella",
refunfuñó el sargento. "Porque no tiene hambre", dijo el soldado. "Porque es una madre", dijo el sargento.
* Un día, le preguntaron a un niño: ¿Qué parte del pollo te gusta más?, - mmmm, a ver, pues... la
pechuga!, esa es la que más me gusta. -Y ¿a ti?, le preguntaron al hermano menor- Pues... la piernita... me
gusta mucho!. Y así siguieron con cada uno de los seis hermanos. Cada uno disfrutaba decir e imaginar que era
lo que más les gustaba. ¿Y, a su mamá?, ¿Cuál parte come?, ¿Le gusta también la pechuga?. - No- le
contestaron, a ella lo que más le gusta son el pescuezo y las patas!...
* Muchas veces, olvidamos que en amor incondicional, nadie puede superar al amor de una madre.
Cuando crecemos, llegamos a sentirnos autosuficientes y ajenos a nuestros padres. La lejanía y la distancia
amorosa, depende, en gran medida, cuando somos mayores, sólo de nosotros mismos. Si tienes la bendición de
tenerla contigo, ámala ahora que puedes, y no asumas tontamente que ya lo sabe. Llénala de besos, como
cuando eras pequeño. No dejes pasar este día si haberle dicho, cuánto la quieres.

279. Una historia especial
(Amor)
Había una vez...
Un muchacho que nació con cáncer. Un cáncer que no tenia cura. Tenía 17 años y podía morir en
cualquier momento. Siempre vivió en su casa, bajo el cuidado de su madre. Ya estaba cansado y decidió salir
solo por una vez. Le pidió permiso a su madre y ella aceptó. Caminando por su cuadra vió muchas tiendas.
Al pasar por una tienda de música; al ver el aparador, notó la presencia de una muchacha de su edad. !
Amor a primera vista! Abrió la puerta y entró sin mirar nada que no fuera ella. Acercándose poco a poco, llegó al
mostrador donde se encontraba. Lo miró y le dijo sonriente: "Te puedo ayudar en algo?". Mientras él pensaba
que, era la sonrisa más hermosa que había visto en toda su vida. Sintió el deseo de besarla en ese mismo
instante. Tartamudeando le dijo:
" Si, eeehhh, uuhhh... me gustaría comprar un CD". Sin pensar; tomó el primero que vio y le dio el dinero."Quieres que te lo envuelva?"- Preguntó la joven, sonriendo de nuevo. Él respondió que sí moviendo la cabeza; y
ella fue al almacén para volver con el paquete envuelto y entregárselo. Lo tomó y salió de la tienda. Se fue a su

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

45
J.C.C. San Pablo

casa, y desde ese día en adelante visitó la tienda todos los días para comprar un CD. Siempre se los envolvía la
joven, para luego llevárselos a su casa y meterlos al armario.
...Él era muy tímido para invitarla a salir y; aunque trataba, no podía. Su mamá se enteró de esto e intentó
animarlo a que se atreviera a invitarla a salir, así que al siguiente día se armó de coraje y se dirigió a la tienda.
Como todos los días compró otra vez un CD; y como siempre, ella se fue atrás para envolverlo... Él tomó el CD; y
mientras ella no estaba viendo, rápidamente dejó su teléfono en el mostrador y salió corriendo de la tienda.
- Riiiiiiiiiiiiiiing!!!!
Su mamá contestó: "¿Bueno?".
¡Era la muchacha!, Preguntó por su hijo; y la madre, comenzó a llorar: "Murió ayer". Le dijo. Hubo un
silencio prolongado, cortado por los lamentos de la madre.
Más tarde; la mamá entró en el cuarto de su hijo para recordarlo. Abrió el armario. En vez de la ropa, lo
primero que encontró era un montón de CD"s envueltos. Ni uno estaba abierto. Tomó uno y se sentó sobre la
cama para verlo; al abrirlo, un pedazo de papel salió de la caja plástica. Decía: hola!!, Quieres salir conmigo?".
TQM... Sofía. Al ver esto, la madre empezó a abrir uno y otro, y en cada CD había un papel, igual .....
Agradecemos aportación de: Di Luvi Marcelo .
282. No estas solo
(Amor)
Tú no estás solo, jamás lo has estado y nunca lo estarás. Dios está contigo en cada segundo de tu vida,
más cerca que tus propios pensamientos. Sólo es tu idea la que te hace creer que Dios te puede abandonar,
pero esto es imposible. Te voy a explicar: Dios está en el aire que estás respirando y te da la vida. Si te pones la
mano en el corazón, verás que ese latido de vida es Dios en tu corazón. El sol que nos viene alumbrar cada
mañana es una bendición de Dios para ti, para que vivas y seas feliz. ¡Tú no tienes porque estar triste nunca! El
estado natural del hombre es la alegría, lo que pasa es que vivimos quejándonos por todo lo malo, en vez de dar
gracias por todo lo que tenemos y esto nos pone tristes.
Comienza ya a dar gracias por el aire que respiras, por cada objeto de vestir o de adorno que llevas en el
cuerpo, por la cama que tienes, por cada pedacito de comida que te llevas a la boca, por cada canción que te
sabes. Cada vez que pienses en quejarte, busca algo por lo cual dar gracias a Dios. Acostúmbrate a decir por
todo "Gracias Padre". Tú vas a ver como tu mundo va a cambiar. Comienza a sonreírle a todo, y no importa lo
que te diga la gente, es mejor sonreír que estar mal encarado. Sonríele al guardia, al médico, al abogado, al
barrendero, al rista, al cajero, a los que cocinan, al chofer, a la enfermera. Sonríele al mundo y verás que el
mundo te sonreirá también. El rencor y el odio son la madre de la infelicidad. Comienza a perdonar ya a todo el
mundo, no importa lo que te hayan hecho o dicho, eso es problema del que condena; el tuyo es el de
perdonarlos. Diles: Te doy mi amor y mi perdón. Si hablan mal de ti, te critican o te condenan, eso no importa, de
los más grandes seres se han dicho las peores cosas.
Piensa: Si eso lo dicen, ¿dónde está lo que hacen? Yo soy un ser que hago y solo me entiendo con los
que hacen y no con los que dicen. Si has perdido algo o te han robado, eso tampoco importa. Acuérdate que lo
verdaderamente valioso y eterno en ti nadie te lo puede quitar, es tu Ser y tu derecho soberano de sentir y
pensar. "Lo maravilloso de cuando se pierde es que solamente nos queda Dios". Acostúmbrate a bendecir en vez
de maldecir o decir malas palabras y verás que las cosas se transforman. Di constantemente a todas las cosas y
a todas las personas, no importa lo que sean, hagan o digan: "Dios te Bendice". Cada vez que no sepas qué
hacer y estés desesperado y no te acuerdes de nada, repite simplemente el nombre de Dios tantas veces te sea
necesario y verás milagros.
Agradecemos el que comparta con nosotros sus pensamientos a Juridy Bourdierd

433. El rostro del amor
(Amor)
Y cuando pienso, que este mundo a mi alrededor, existió una vez, solo en tu imaginación.
Cada vez que levanto los ojos al cielo azul, entre tantas estrellas bañándome con su luz, que pequeño
soy.
Cuando entiendo que vivimos de la eternidad, porque en realidad no hay principio ni final; esas cosas que
todos deseamos alguna vez, esos sueños de gloria, riquezas y de poder, que pequeño soy. Y regreso a ti, porque
veo por fin, que no hay otro camino.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

46
J.C.C. San Pablo

Tu eres la vida, la semilla, el fruto y la paz. La chispa divina que encendió en las tinieblas el sol, el espíritu
de la creación, el rostro del amor.
Cuantas veces nos asesinamos sin razón, por la pequeñez de una idea o un color, cuanta sangre inocente
costo nuestra estupidez, cuantas lágrimas hemos llorado hasta entender cual es la lección. Y volvemos por fin,
por que llevan a ti, todos nuestros caminos.
Tu eres la vida, manantial que no se agota jamás, la luz encendida que nos guía en el camino a la paz, la
esperanza de un futuro mejor, el rostro del amor.
Tu eres la vida, la semilla, el fruto y la paz, la chispa divina que encendió en las tinieblas el sol.
353. Nos ama hasta el extremo...
(Amor)
Es la tarde de un viernes típico y estas manejando a tu casa. Sincronizas la radio. El noticiero cuenta una
historia de poca importancia, sobre un pueblito de la India donde alguna gente se ha muerto de repente, por
motivo desconocido, de alguna gripa que nunca antes se ha visto. No es influenza, pero tres o cuatro gentes
murieron. Es algo interesante y algunos doctores van a ir para allá para investigarlo.
No lo piensas mucho, pero el domingo, de regreso a tu casa de la misa, oyes otra noticia en la radio.
Ahora dicen que no son tres personas sino 30,000 personas en las colinas remotas de esta área de India, y sale
en las noticias en la TV esa noche. Gente del Control de Enfermedades de Estados Unidos van para allá para
investigarlo, porque es una enfermedad muy extraña y misteriosa.
El lunes cuando despiertas, ya es la noticia más importante en la primera pagina del periódico. Porque no
solo India, sino Pakistán, Afganistán e Irán, y luego la noticia esta saliendo en todos los noticieros. Le están
llamando " la Influenza misteriosa". Él presidente ha hecho algún comentario que el y todos están rezando y
esperando que todo vaya bien por allá. Pero todos se están preguntando, "¿ Cómo vamos a controlarlo?"
Entonces el presidente de Francia hace una declaración que sorprende a toda Europa- el esta cerrando
sus fronteras. No habrá mas vuelos a Francia de India, Pakistán o cualquier otro país donde se ha visto la
enfermedad. Por lo del cierre de la frontera estas viendo las noticias en la noche antes de acostarte; y no lo
puedes creer cuando oyes la traducción de una mujer llorando en Francia diciendo: " Hay un hombre en un
hospital de París muriendo de la influenza misteriosa!."
Ha llegado a Europa. Hay pánico. La mejor información dice que cuando lo tienes, lo tienes por una
semana y ni cuenta te das. Luego tienes cuatro días de síntomas horribles y luego mueres.
Inglaterra ha cerrado sus fronteras, pero es demasiado tarde- ya se ha presentado casos en South
Hampton, Liverpool, North Hampton. Y es el martes en la mañana cuando el presidente de Estados Unidos
declara: " Debido al riesgo a la seguridad nacional, todos los vuelos de Europa y Asia han sido cancelados. Si
tienen seres queridos en el extranjero, lo siento. No pueden regresar hasta que encontremos una cura para la
enfermedad".
En los siguientes días hay pánico en todo el mundo y todos tienen miedo. Gente esta vendiendo mascaras
para tu cara. La gente esta contemplando que harán si llega la enfermedad al país. El miércoles en la noche
estas en la Iglesia por una misa especial para rezar por una cura, cuando alguien entra corriendo diciendo, "
Prendan el radio, que prendan el radio." Y mientras que todos escuchan, se oye la noticia: "Dos mujeres están en
el hospital de Nueva York muriendo de la influenza misteriosa". En horas, se parece, que la cosa invade todo el
país. Los científicos están trabajando sin parar para encontrar un antídoto, pero nada esta funcionando.
California, Oregon, Arizona, Florida, Texas...
Y de repente, viene la noticia que todos han esperado: se ha descifrado el código DNA del virus. Se puede
hacer el antídoto. Va a requerir la sangre de alguien que no ha sido infectado y, de hecho, en todo el centro del
país, por los medios de emergencia que han estado trabajando tanto, a todos se les pide una sola cosa: " Que
vayan al hospital central de la ciudad para que se les practique un examen de sangre." Vas de voluntario con tu
familia junto con otros vecinos, preguntándose lo que esta pasando, y que esto es el fin del mundo...
De repente, un doctor sale del hospital gritando un nombre que ha leído de su cuaderno. Dices "¿Qué? y
él vuelve a gritar el mismo nombre. Tu hijo chiquito a tu lado te agarra la chaqueta y dice "Papa,¡ese es mi
nombre!". Antes de que puedas reaccionar, han agarrado a tu hijo. Gritas "¡Oigan, esperen!" y ellos contestan,
"Todo esta bien, su sangre esta limpia. Su sangre es pura. Queremos asegurarnos que no tenga la enfermedad.
Creemos que él tiene el tipo de sangre correcta."
Cinco largos minutos después, salen los doctores y enfermeras, llorando, abrazándose y hasta algunos
riéndose. Es la primera vez que has visto a alguien reír en una semana. Un doctor de mayor de edad se te
acerca y te dice, "Gracias, señor, la sangre de su hijo es perfecta. Esta limpia y pura, y podemos hacer un
antídoto contra la influenza misteriosa". La palabra empieza a correr por el estacionamiento y todos están

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

47
J.C.C. San Pablo

gritando, rezando, riéndose de felicidad, llorando... Pero en eso el doctor se te acerca nuevamente a ti y a tu
esposa y dice, " ¿Podemos platicar en privado un momento? Es que no sabíamos que el donante sería un niño y
necesitamos que firmen este formato para darnos el permiso de usar su sangre".
Empiezas a leer el permiso cuando te das cuenta que no han llenado la cantidad de sangre que necesitan
tomar" "Pues, c..c..cuanta sangre?, fue cuando la sonrisa del doctor se desaparece y contesta. " No pensábamos
que iba a ser un niño, No estábamos preparados... ¡La necesitamos toda! No lo puedes creer y tratas de
contestar, " Pero.-- pero--..." El doctor te sigue insistiendo, " Usted no entiende. Estamos hablando de todo el
mundo. Por favor firme. Lo necesitamos... todo". Preguntas, " Pero, ¿ porque no le pueden dar una transfusión
de sangre?" Viene la respuesta, " Si tuviéramos sangre limpia podríamos. ¿Firmara?. Por favor firme. " En
silencio y sin poder sentir los mismos dedos que tienen la pluma en la mano, lo firmas…
Te preguntan.."¿ Desean un momento con su hijo antes de que empecemos?" Puedes ver a tu hijo.
Puedes caminar hacia esa sala de emergencia donde tu hijo esta sentado en la cama diciendo, " ¿Papa?
¿Mama? ¿Qué esta pasando?! Puedes tomar su mano y decirle, " Hijo, tu mamá y yo te amamos , y nunca
dejaríamos que te pasara algo que no tenia que ser.¿ Comprendes eso?"
Y cuando ese doctor regresa y te dice, " Lo siento. Necesitamos empezar. Gente en todo el mundo esta
muriendo." ¿¿Te puedes ir?? Puedes darle la espalda a tu hijo y dejarlo ahí mientras el te dice, " ¿Padre?
¿Madre? ¿Porque me han abandonado?
Y la siguiente semana cuando hacen una ceremonia para honrar a tu hijo, alguna gente se queda dormida
en la casa, otros no vienen porque prefieren ir a la presa o ver un partido de fútbol, y otros vienen a la ceremonia
con una sonrisa falsa y fingen que les importa. Quisieras pararte y gritar " MI HIJO MURIO POR USTEDES!!.
¿¿QUE NO LES IMPORTA??"
Tal vez eso es lo que EL quiere decir, " MI HIJO MURIO. ¿¿ QUE NO SABEN CUANTO LOS AMO?? "
Juan 3:16.
Padre Nuestro, viéndolo desde tu punto de vista nos rompe el corazón. Tal vez ahora podemos empezar a
comprender que tan grande es tu amor por nosotros.

374. Y Dios dijo "No"
(Amor)
Le pedí a Dios que me quitara mi orgullo, y dijo "NO". Me dijo que no era algo que Él tuviera que quitarme,
sino que yo tenia que entregar.
Le pedí a Dios que me concediera paciencia, y dijo "NO". Me dijo que la paciencia es fruto de la
tribulación, no se concede se conquista.
Le pedí a Dios que me diera felicidad, y dijo "NO". Me dijo que Él da bendiciones, que la felicidad depende
de mí.
Le pedí a Dios que me evitara el dolor, y dijo "NO". Me dijo que el dolor y el sufrimiento me apartan de las
preocupaciones mundanas y me acercan más a Él.
Le pedí a Dios que me hiciera crecer mi espíritu, y dijo "NO". Me dijo que debo crecer personalmente, pero
que Él me podía de vez en cuando podar.
Le pregunté a Dios si me amaba, y dijo "SI". Me dijo que había dado a su único HIJO y que había muerto
por mí, y que un día estaría en el Paraíso porque tengo FE.
Le pedí a Dios que me ayudara a AMAR a otros, como Él me ama, y dijo: "POR FIN ESTÁS
COMENZANDO A ENTENDER"
Anónimo

391. Para ser amada
(Amor)
Dios creó a la mujer de la costilla de un hombre.
No fue creada de su cabeza, para sobrepasarlo;

48
J.C.C. San Pablo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
ni de sus pies, para ser aplastada por él.

Fue creada de su costado, para así ser igual a él,
debajo de su brazo, para ser protegida,
y cerca de su corazón, para ser amada.

392. Demostrar el amor
(Amor)
El amor nos lleva a hacer felices a los demás, a querer el bien de todos. Sin embargo, muchas veces no
demostramos el amor que sentimos hacia las personas, sean de casa o de fuera. Es tan sencillo hacer feliz a
una persona. Somos susceptibles para recibir la bondad, el amor. Cualquier detalle, por pequeño que sea, nos
llena de felicidad: una llamada por teléfono dándole a alguien las gracias por el favor que nos hizo; enviar una
nota en un momento determinado ya sea de alegría, o de tristeza, hace tanto bien a quien lo recibe...
El otro día me llego una llamada telefónica que por extraña me hizo impacto. Me dijo la persona: "no me
conoce usted pero le llamo para decirle que diariamente rezo por usted... quiero hacerle sentir mi cariño"...
Le di las gracias cortésmente, y cuando colgué el audífono mi alma estaba invadida de felicidad. ¿Quien
era aquella alma que me "hacia sentir" su cariño y su oración? No lo supe; sin embargo me lleno el día de paz,
de amor para dar porque "me hizo sentirme amada".
En los noviazgos es muy común que se lleven serenatas; se manden flores, se den tarjetitas. ¿Por qué
después de casados dejan de hacerlo? ¿El amor muere entonces?
Considero que el amor es como una plantita a la que hay que ir regando diariamente para que florezca. Y
la forma de irla abonando es hacer sentir a quien amamos que lo amamos.
Siempre me ha impresionado el día 2 de noviembre porque los panteones se abarrotan de gentes que
lavan tumbas, las llenan de flores y se pasan el día allí. En vida de aquellos seres ¿como se llevarían con ellos?
Se llenan los panteones de flores. ¿En vida también llegaría el esposo con un ramo para demostrar su amor a la
esposa?
Creo sinceramente que el "amor debe ser demostrado" con hechos día a día, momento a momento.
Afortunado el ser que tiene tiempo de decir: "te quiero"...
Anamaria Rabatte

399. Lo verdadero
(Amor)
El verdadero Triunfo,
es lograr la familia que anhelas, es mostrar la bondad que recibes, y tener verdaderos amigos.
La verdadera Sabiduría,
es aprender a escuchar y saber cuando opinar, es comprender los problemas y saberlos resolver, y poder brindar
al mundo lo que realmente sabes.
La verdadera Creencia,
es pedir y saber que nos escucha, es saborear los momentos que comparto con El, es poder cerrar los ojos y
sentir a Dios junto a mi.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

49
J.C.C. San Pablo

La verdadera Amistad,
es sentir la hermandad que une a personas de sangres diversas, es saber que su mano siempre estará contigo,
es saber brindarle tu ayuda en todo momento, es sentirte mis valiente en los momentos que con ellos compartes,
es saber compartir ideas y mejorar tu carácter. Es tener ese apoyo en los momentos importantes.
El verdadero Amor,
es poder oler el aire que respira tu pareja, es encontrar la otra mitad de tu alma, es sentir necesaria su presencia,
y mas que nada saber esperar a su llegada.
Agradecemos esta aportación a Bárbara Zambrano

402. Hoy tengo ganas de volar
(Amor)
Hoy tengo ganas de volar con las alas de amor y deslizarme por el cielo sintiendo en mi rostro el viento y
pensando que hoy es el día de volar y vivir la aventura del amor.
Hoy tengo ganas de volar sin tener preocupaciones hoy voy a aceptar el reto de vivir la aventura del amor.
Hoy seré un pájaro al que tu alimentas proteges, cuidas y descansare en el árbol que tu me des para
encontrar la paz después de mis largos viajes. Hoy adornare la vida con la belleza de un pájaro perfecto luciré el
plumaje que tu has escogido para mi.
Hoy Dios acepto el reto de vivir de tu amor confiar en ti para volar en la aventura de tu amor.
Agradecemos esta aportación a: Alma Morales.

438. Nuestra mayor necesidad
(Amor)
Si nuestra más grande necesidad hubiera sido de dinero, Dios hubiera mandado a un economista.
Si nuestra más grande necesidad hubiera sido de conocimiento, Dios hubiera mandado a un educador.
Si nuestra más grande necesidad hubiera sido de diversión o entretenimiento, Dios hubiera mandado a un
artista.
Pero como nuestra mayor necesidad era de amor y salvación. Dios mando a su Hijo, un Salvador.
Agradecemos esta aportación a Patricia Baldovinos
442. NO LLORES SI ME AMAS
(Amor)
Los momentos de la vida del ser humano son muy variados, y desde las más altas cimas de la felicidad se
puede descender hasta los más oscuros y tenebrosos abismos de la existencia. Siento el dolor humano de cada
día y siento a ese hombre y a esa mujer cuando han perdido a un ser querido. Por eso esta esquina de hoy, no
sientas que es la esquina de la plañidera que se une al cortejo fúnebre de tu dolor. ¡Quiero ser esperanza! Que
no se basa en la palabra humana, por muy lógica que parezca, ni lúcida o deslucida por la construcción de frases
que pueda hacer.
Es desde una experiencia de fe en la que te digo: Cristo ha resucitado. Ya lo sé, tú me dirás, y en el
fondo...¿no te das cuenta que me estás pidiendo lógica humana nada más, cuando tú sabes que la muerte como
pregunta trasciende a toda lógica humana?. Y no es sólo la muerte como pregunta, ya que ésta en conversación
normal tiene trascendencia, pero no igual a la muerte, la experiencia de dolor que uno siente cuando arrancan
una flor de tu jardín.
No te pido ahora que entiendas, no te pido que me escuches. Te pido sólo que escuches a tu corazón, que
sientas que el amor no es violencia, que el amor no es fraude o mentira, que el amor que compartiste con el ser
que se fue, es eternidad. Se muere cuando se olvida. Se muere cuando se deja de amar y tú no puedes dejar de
amar a quien ahora lloras.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

50
J.C.C. San Pablo

Por eso, y porque Dios lo ha resucitado, él, tu amor, te esperará a ti en ese lugar maravilloso que es el
cielo.
Quiero que sientas ahora la experiencia de un hombre que encontró a Dios a los 30 años, y unos meses
después, en el puerto romano de Ostia, perdió a su madre.
Tú sabes que te hablo de San Agustín. Siente lo que dice:
No llores si me amas,
¡Si conocieras el don de Dios y lo que es el Cielo!
¡Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos!
¡Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos; los horizontes, los campos y los nuevos senderos que
atravieso!
¡Si por un instante pudieras contemplar como yo, la belleza ante la cual las bellezas palidecen!
¡Cómo!...¿Tú me has visto, me has amado en el país de las sombras y no te resignas a verme y amarme
en el país de las inmutables realidades? Créeme.
Cuando la muerte venga a romper las ligaduras como ha roto las que a mi me encadenaban, cuando
llegue un día que Dios ha fijado y conoce, y tu alma venga a este cielo en que te ha precedido la mía, ese día
volverás a verme, sentirás que te sigo amando, que te amé, y encontrarás mi corazón con todas sus ternuras
purificadas.
Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, ¡feliz!, ya no esperando la muerte, sino avanzando
contigo, que te llevaré de la mano por senderos nuevos de Luz...y de Vida...¡Enjuga tu llanto y no llores si me
amas!.
San Agustín sintió profundamente a Dios y desde Dios amó a los seres que lo rodearon, por eso tiene
profundo sentido lo que él nos dice. Y termino con aquellas palabras del ángel a las mujeres que fueron a buscar
a Jesús al sepulcro: "¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo?. No está aquí, ha resucitado" (Lc.24,
5-6). Gracias por llegar hasta aquí. ¡Que Dios nos bendiga!.
Padre Pablo Larrán, sacerdote agustino Libro: Momentos de Paz.

447. MADRE MÍA
(Amor)
Madre mía...
Uno recibe todo de su madre y pone su confianza en ella y uno ve el proceso de nuestro desarrollo
gracias a la presencia de la madre. Esto es normal, ya que hemos nacido de ella y hemos estado con ella desde
entonces. Pero, si no conociéramos ha esta señora y nos llegara y dijera que es nuestra madre, ¿qué pasaría?
¿Cómo aceptar que es nuestra madre?.
Hay un ejemplo de esta caso:
" Una niña la cual escogió Dios para ser la madre de su Hijo, no lo amo como de ella solamente, sino que
lo dono al mundo y esta donación se convirtió en gracia para ella y por esto es que su Hijo, nos muestra a su
Madre para que sea nuestra madre. Y ¿qué hizo ella para ser así?, solo hizo lo que debió hacer (ser mujer) y
obedeció a Dios; gracias a esto, ella es nuestra madre y guía al cielo."
Si todas las mujeres del mundo, pudiesen amar así o tratar de seguir sus pasos; seria una forma de cambiar el
mundo desde nuestras posiciones, desde nuestro yo; por que como dice el relato de las bodas de
Canaan: "El Hijo obedece a su Madre, aunque el sabe que no es la hora, confía en las intenciones
de su madre y cambia las cosas", también se podría experimentar esta situación en nuestras vidas
teniendo una madre como esta y confiando en la madre que nos han donado.
Con estas mujeres, que decidieron ser mujeres, es que hoy podemos festejar y contar con nuestras
madres.
466. TE PRESTARÉ UNOS PADRES
(Amor)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

51
J.C.C. San Pablo

Te prestaré por un tiempo unos padres para que los ames mientras vivan, podrán ser 10, 20, 30 años o más,
hasta que los llame. Te pregunto: ¿podrás cuidarlos?
Quiero que aprendas a vivir con ellos, les he buscado unos hijos y te he elegido a ti. No te ofrezco que se
quedarán contigo para siempre, sólo te los presto.
Ellos te darán ternura y te darán alegría por tenerte. El día que los llame no llorarás ni me odiarás, porque
los regresé a Mí.
Su ausencia corporal quedará compensada por el amor y por los muchos y agradables recuerdos.
Ten presente que si algo te entristece, que si el golpe del dolor te hiere algún día, tu pena es mía y así,
con todo esto, tu luto será más llevadero y habrás de decir con agradecida humildad:
¡HAGASE, SEÑOR, TU VOLUNTAD!
Agradecemos esta aportación a Silvia Osorio López

280. No cambies
(Amor incondicional)
Fui un neurótico. Por años estaba ansioso, deprimido y era egoísta. Todos me decían que cambiara.
Sentía antipatía por ellos pero al mismo tiempo estaba de acuerdo con ellos, quería cambiar pero no podía
hacerlo por más que intentaba.
Lo que más me lastimaba era que, como los otros, mi mejor amigo insistía en que cambiara. Entonces, me
sentí débil y atrapado
Pero un día me dijo: "No cambies, te quiero tal y como eres".
Esas palabras fueron como música para mis oídos:
No cambies, no cambies, no cambies ... ¡Te quiero tal y como eres!
Me relajé, reviví y de pronto cambié.
Ahora sé, que no podía cambiar realmente hasta que encontré a alguien que me quisiera, YA SEA QUE
CAMBIARA O NO.
Agradecemos esta aportación a Fernando Rodríguez.

283. Dos hermanos
(Amor fraternal)
La historia cuenta que había dos hermanos que se querían con toda el alma. Ambos eran agricultores.
Uno se casó y el otro permaneció soltero.
Decidieron seguir repartiendo toda su cosecha a medias. Una noche el soltero soñó: ¡No es justo! Mi
hermano tiene mujer e hijos y recibe la misma proporción de cosecha que yo que estoy solo. Iré por las noches a
su montón de trigo y le añadiré varios sacos sin que él se de cuenta.
A su vez el hermano casado soñó también una noche: ¡No es justo! Yo tengo mujer e hijos y mi futuro
estará con ellos asegurado. A mi hermano, que está solo, ¿quién lo ayudará? Iré por las noches a su montón de
trigo y le añadiré varios sacos sin que sé de cuenta.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

52
J.C.C. San Pablo

Así lo hicieron ambos hermanos. Y ¡oh, sorpresa!, Ambos se encontraron en el camino, una misma noche,
portando sacos una para el otro. Se miraron, comprendieron lo que pasaba y se abrazaron con un abrazo de
hermano, aún más fuerte, y para siempre.
Narración Popular. Recogida por José María Cabodevilla.
A veces, es necesario hacer un alto en nuestra vida y revalorar las bendiciones que tenemos al contar con
un hermano, es esencial, como cristianos, amarnos y procurarnos como tales. No podemos dar testimonio de
Vida, si no amamos a los que están más cerca de nosotros. El Señor nos pide caridad y entrega. Hoy es un buen
día para empezar.
388. Ayúdame Señor, te lo suplico
(Amor a los Hijos)
A entender a mis hijos, a escuchar pacientemente
Y contestar sus preguntas sin alterarme;
No permitas que los interrumpa y menos que
Los contradiga sin razón.
Concédeme la gracia de ser siempre cortés para con ellos,
Como yo quiero que sean conmigo.
Dame el valor suficiente para confesarles mis faltas
Y pedir perdón cuando les haya hecho algún daño.
No permitas que hiera nunca con mis actos
Sus sentimientos o que me ría de sus errores
Y los castigue injustamente, avergonzándolos o
Poniéndolos en ridículo y, sobre todo, te pido Señor
Que nunca descargues en ellos mi ira, tan solo
Para satisfacer mi egoísmo; jamás permitas que los induzca a mentir o a robar.
Hazme cada día más humilde y que deje de sermonearles
Continuamente, ciégame para no ver los pequeños
Errores en mis hijos, pero dame luz para ver
Las cosas buenas que tienen y que hacen.
Cuando salga de mis casillas, ayúdame Señor
A contener mi lenguaje, pon siempre en mis labios
La palabra justa para cuando merezcan elogios.
Ayúdame a tratarlos de acuerdo a su edad, no permitas
Que les robe la oportunidad de cuidarse ellos mismos
Y que piensen y lleven a cabo sus propias decisiones.
Permíteme que pueda concederles todas las satisfacciones
Que sean razonables, pero dame el valor suficiente para negarles cualquier
privilegio que pueda perjudicarles.
Permíteme que sea tan equitativo, tan justo y amigable
Para con ellos, que sientan auténticamente
Estimación por mí
Concédeme Señor Todopoderoso,
Que sea siempre digno de que mis hijos
Me amen y me imiten en lo bueno.
Ramón Mitre
307. Besos en el aire
(Amor a los Hijos)
A menudo aprendemos mucho de nuestros hijos. Hace algún tiempo, un amigo castigó a su hija de tres
años por desperdiciar un rollo completo de papel dorado para envolturas. Estaban escasos de dinero y el se
puso furioso cuando la niña trató de decorar una caja para ponerla bajo el árbol de Navidad.
A pesar de todo, la pequeña niña le llevó el regalo a su papa la mañana siguiente y le dijo: "Esto es para ti,
papi." El se sintió avergonzado de su reacción anterior, pero su enojo volvió cuando vio la caja vacía.
El le gritó: "¿No sabes que cuando uno da un regalo, se supone que haya algo dentro de el?" La pequeña
niña lo miró con lagrimas en sus ojos y dijo: "Papi, no esta vacía, yo tire besitos dentro de la caja, todos para ti,
papito."
El padre se sintió destrozado. El rodeo con sus brazos a su hijita y le rogó que lo perdonara.Mi amigo me
dijo que él conservó aquella caja dorada junto a su cama por años. Cuando él se sentía desanimado, sacaba uno
de aquellos besos en el aire y recordaba el amor con que una niña los había depositado allí.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

53
J.C.C. San Pablo

Entendamos a nuestros hijos, tengamos paciencia. Ellos tienen algo muy importante que decirnos
mediante sus actos o palabras.
Anónimo

359. Próximo a nacer
(Amor a los Hijos)
Refiere una antigua leyenda que un niño próximo a nacer, le dijo a Dios :
- Me vas a enviar mañana a la tierra pero, ¿ Como viviré allá siendo tan pequeño y tan débil ?
Entre los muchos ángeles escogí a dos que te esperan, contesto Dios.
- Pero aquí en el cielo no hago mas que cantar y sonreír y eso basta para mi felicidad ¿Podré hacerlo
allá?
Esos ángeles te cantaran y sonreirán todos los días y te sentirás muy feliz con sus canciones y sonrisas.
- ¿Y como entenderé cuando me hablen si no conozco el extraño idioma delos hombres?
Esos ángeles te hablaran y te enseñaran las palabras mas dulces y tiernas que escuchan los humanos.
- ¿ Que haré cuando quiera hablar contigo ?
Esos ángeles juntaran tus pequeñas manos y te enseñaran a orar.
- He oído que en la tierra hay hombres malos ¿ Quien me defenderá ?
Esos ángeles te defenderán, aunque les cueste la vida.
- Pero estaré siempre triste porque no te veré mas señor, sin verte me sentiré muy solo.
Esos ángeles te hablaran de mi y te mostraran el camino para volver a mi presencia, le dijo Dios.
En ese instante una paz inmensa reinaba en el cielo, no se oían voces terrestres el niño decía
suavemente:
- Dime sus nombres señor, y Dios le contesto esos ángeles se llaman" MAMA Y PAPA "
Ser Padres es un privilegio y una responsabilidad que Dios nos dá. Enfrentemos este reto y cumplamos
las expectativas de Él.
Anónimo

355. Papá, Mamá, hoy te quiero decir
(Amor a los Hijos)
No me des todo lo que pida, a veces yo sólo pido para ver cuanto puedo obtener.
No me des siempre órdenes; si a veces me pidieras las cosas lo haría con más gusto.
Cumple tus promesas; si me prometes un premio o un castigo, dámelo.
No me compares con nadie, si me haces lucir peor que los demás seré yo quien sufra.
No me corrijas delante de los demás, enséñame a ser mejor cuando estemos a solas.
No me grites, te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar.
Déjame valerme por mí mismo ó nunca aprenderé.
Cuando estés equivocado admítelo, y crecerá la opinión que tengo de ti.
Haré lo que tú hagas, pero nunca digas y no hagas.
Enséñame a conocer y amar a Dios.
Cuando te cuente mis problemas, no me digas no tengo tiempo; compréndeme y ayúdame.
Quiéreme y dímelo, me gusta oírtelo decir.
Anónimo
363. Ser padres compromete
(Amor a los Hijos)
No es extraño que el mundo parezca de locos y que todo se esté desmoronando. ¡Si formar a los hijos y
conducir el hogar está resultando una labor titánica!

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

54
J.C.C. San Pablo

Pero por ahí se está resquebrajando el mundo, ¡ y por ahí hay que empezar a salvarlo! Se necesita
armazón en el hogar, claridad en los criterios y sostén en los hijos. Los padres están perdiendo las armas
espirituales y no saben luchar.
El padre y muy probablemente la madre salen desde temprano. El día es para el trabajo. La mente, para
la oficina. La tarde, para lo más urgente de la casa. Y la noche para el cansancio.
A los hijos les toca lo que sobra de todo este oleaje, la resaca de todas estas tormentas y tensiones. Ese
es el hueco que nadie puede llenar ni suplir…Se rompen ligamentos en la estructura del hogar y todo queda
como desarticulado.
No es extraño que el hijo declare tantas guerras dentro del hogar, si está acostumbrado a ver guerrear
desde que nace.
No es extraño un hijo solitario, rebelde, arisco, sin no ha visto el entendimiento y la armonía.
No es extraño que su conducta no sea franca, directa, abierta, sino de disimulos, de mentiras, de
silencios…si ha visto la hipocresía como norma de vida.
No es extraño verlo apartado de la religión, si en casa nadie practica la Palabra de Dios.
No es extraño que pierda los frenos a la edad de los amarres…y la pasión lo tiente, y el vicio se los lleve,
si nadie lo está aconsejando ni pasando su crisis junto a él.
No es extraño un hijo “enigma”, introvertido, extravagante, si vive bajo el misterio de la falta de madre y de
la falta de hogar.
Hacemos rendir el dinero, ¡pero pasamos impasibles la vida!
Yo sé que los padres tienen dentro un caudal enorme, pero lo están abasteciendo muy poco, y de ese
poco, la mitad son aguas muertas. Yo sé que el hijo es un campo para mucho fruto, pero regado a cuentagotas,
ni madura bien, ni crece a tiempo.
El problema no es de leyes, sino de padres…
El problema no es de escuela, sino de hogares…
El problema no es de sermones, sino de ejemplo…
El problema no es el ambiente que reina afuera, es el clima moral que se respira dentro….
El hogar pasa tantas horas vacío, que ya no es una frontera protectora. Si tu hijo no tiene a sus padres a
su lado, ¿de que te sirve haberlo tenido?
Zenaida Bacardí de Argamasilla
408. El vía crucis de un inocente
(Amor a los Hijos)
Era Rodrigo, de Buenos Aires. Vino a confesarse. Un alma grande. Gigante que alcanzaba a los Andes e
invadía el Brasil. Vino acompañado de Gustavo. ¡Dos pequeños profetas de esta ciudad de aventuras, en este
mundo tan frío!. "
¡Me gustaría hablar con el Señor!" Gustavo contó su historia sagrada. Tan divina y sagrada como la de
Israel. Él vive la opresión, el abandono. Y quiere una tierra que se llama Comprensión. Su padre concuerda con
la opresión. Cierto día Gustavo quiso conversar con su padre respecto de un desentendimiento que tuvo con su
compañero de clase. La amante del padre de Gustavo dijo: "Gustavo es un marginal".
El padre no dijo ninguna palabra. No fue abogado del hijo. La amante oprimió más todavía a Gustavo, que
seguía sin abogado, sin defensa. Cuando la defensa total debía ser el padre, este, delante de su amante, se
quedo callado.
Era un padre cómplice. Irresponsable. Gustavo contó que escribió una poesía: "Sexo vendido y amor fácil"
Describió la situación del padre que abandonó a su hijo Gustavo para vivir con la amante. Gustavo agrega: "Mi
padre sólo acepta lo que es fácil pare él. Vive como si yo no existiese. Me da aquello que es fácil de dar:
bicicleta, reloj, zapatos y dinero.
Pero yo cambiaría todo eso por un poco de amor, paz y comprensión. Lo que y querría es que hubiese
paz y comprensión en el mundo. Yo traje aquí a Rodrigo. Hace cuatro meses que vino a Brasilia para trabajar en
la embajada Argentina.
"Me gustaría que se llevase a Buenos Aires el movimiento focolarino, para que allá se trabaje por la
unidad del mundo". Gustavo sacó del bolso los "mensajes de vida" que medita todos los días con sus cinco
amigo del GEN (Generación Nueva). También mostró un evangelio de bolsillo. Gustavo es un profeta de Dios
entre nosotros. Un pequeño ciertamente destinado para ser la luz del mundo.
"Mira, fraile, aquí está el víacrucis de los inocentes, dijo. "Yo me identifiqué con los tres primeras
estaciones". Las leí con cierta curiosidad. He aquí lo que estaba escrito:

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

55
J.C.C. San Pablo

1. CONDENACIÓN:
Yo fui condenado a muerte
antes de haber nacido.
A mi nadie medio amor.
Pues a mi nadie me quiere.
2. JESÚSCON LA CRUZ
Me cargan con la maldición
de ser indeseable.
Todos me maldicen,
deberé ser "eliminado".
3. PRIMERA CAIDA
Yo soy un pecado,
"una caída".
Nadie puede ser obligado
a cargar con un error
de un embarazo no deseado.
Leyendo, vi la vida, el corazón, el alma, los sentimientos de Gustavo. Y ahí están los diputados, los
poderosos, los embusteros, los ricos, queriendo aprobar el aborto. Queriendo el divorcio. Quieren lo que dijo con
acierto Gustavo:
"Ellos quieren lo que es fácil para ellos". Cuando la amante lo trató a Gustavo de marginal, el padre fue un
Pilatos. Un Pilatos sin corazón. Cruel, Asesino. Zorro y astuto. No defendió al justo condenado: Gustavo. El
Jesús condenado a la muerte. Y terminó diciendo: "Yo aprendí a ver en los marginales a Jesús. Qué difícil es ir
más allá de las apariencias". Los padres separados, que quieren solo lo que es fácil, construyen cruces para los
inocentes.
Del libro "Quiero 365 día de paz" de Bernardino Cansi

428. Oración de un niño
(Amor a los Hijos)
Señor esta noche te pido algo especial, conviérteme en televisor. Quisiera ocupar su lugar, para poder
vivir lo que vive el televisor en mi casa. Tener cuarto especial para mí. Congregar a todos los miembros de mi
familia a mi alrededor. Ser el centro de atención al que todos quieren escuchar, sin ser interrumpido ni
cuestionado. Que me tomen en serio cuando hablo. Sentir el cuidado especial e inmediato que recibe el televisor
cuando algo no le funciona.
Tener la compañía de mi papá cuando llega a casa aunque venga cansado del trabajo. Que mi mamá me
busque cuando este sola y aburrida, en lugar de ignorarme. Que mis hermanos se peleen para estar conmigo.
Divertirlos a todos aunque a veces no les diga nada. Vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar algunos
momentos a mi lado.
Señor no te pido mucho todo esto lo vive cualquier TELEVISOR.
Así sea......
Agradecemos la colaboración de Elsa Cumplido Dávila

385. Homenaje a un padre especial
(Amor a los Padres)
Un día, acudí a mi padre con uno de mis muchos problemas de aquel entonces... Me contestó como Cristo
a sus discípulos, con una parábola:
"Hijo(a), ya no eres más una simple y endeble rama; has crecido y te has transformado, eres ahora un
árbol en cuyo tronco un tierno follaje empieza a florecer. Tienes que darle vida a esas ramas. Tienes que ser
fuerte, para que ni el agua, ni el día, ni los vientos te embatan. Debes crecer como los de tu especie, hacia
arriba. Algún día, vendrá alguien a arrancar parte de ti, parte de tu follaje.
Quizá sientes tu tronco desnudo, más piensa que esas podas siempre serán benéficas, tal vez necesarias,
para darte forma, para fortalecer tu tronco y afirmar sus raíces. Jamás lamentes las adversidades, sigue
creciendo, y cuando te sientas más indefenso(a), cuando sientas que el invierno ha sido crudo, recuerda que
siempre llegará una primavera que te hará florecer... Trata de ser como el Roble, nunca un Bonsai."

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

56
J.C.C. San Pablo

Ahora quisiera tener a mi padre conmigo, y darle las gracias por haber nacido, por haber sido, por haber
tenido, por haber triunfado, y por haber fracasado.
Si acaso tuviera mi padre a mi lado, podría agradecerle su preocupación por mi, podría agradecerle sus
tiernas caricias, que no por escasas, sinceras sentí.
Si acaso tuviera a mi padre conmigo, le daría las gracias por estar aquí, le agradecería mis grandes
tristezas, sus sabios regaños, sus muchos consejos, y los grandes valores que sembró en mi.
Si acaso mi padre estuviera conmigo, podríamos charlar como antaño fue, de cuando me hablaba de
aquello del árbol, que debe ser fuerte y saber resistir, prodigiar sus frutos, ofrecer su sombra, cubrir sus heridas,
forjar sus firmezas ... y siempre seguir.
Seguir luchando, seguir perdonando, seguir olvidando, y siempre ... seguir.
Si acaso tuviera a mi padre a mi lado, le daría las gracias ... porque de él nací.
351. La media cobija
(Amor a los Padres)
Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa, durante largos años había trabajado con ahínco
para sacar adelante a su familia.
Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para
lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.
A los 70 años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba
que su hijo, brillante profesionista, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este
apareciera y decidió por primera vez en su vida pedir un favor a su hijo.
Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia.
-¡Hola papá! ¡Que milagro que vienes por aquí!
- Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo.
- Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.
- Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo.
- Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? ¡me siento tan solo!
-¿Quedarte a vivir aquí?, si…..claro……pero no se si estarías a gusto, tu sabes, la casa es chica mi
esposa es muy especial…..y luego los niños….
- Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mi, alguien me tenderá la mano.
- No padre no es eso, solo que…, no se me ocurre dónde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su
cuarto, mis hijos no me lo perdonarían…,o solo que no te moleste dormir en el patio?
- Dormir en el patio esta bien.
- El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de 12 años.
- Dime papá.
Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se tape en la noche.
- Si con gusto…¿y donde va a dormir?
-En le patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.
Luis subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese momento llegó su padre
-¿Que haces Luis? ¿porque cortas la manta de tu abuelo?
- Sabes papá, estaba pensando…..
-¿Pensando en que?
- En guardar la mitad de la cobija para cuando tu seas viejo y vayas a vivir a mi casa.
[Un padre mantiene a diez hijos, pero diez hijos no mantienen a un padre] Eclo. 3,12-16; Pbr 23,22; Mt
15,14; Ef 6,2.
Anónimo

354. Pagado en su totalidad

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

57
J.C.C. San Pablo

(Amor a los Padres)
Cierto pequeño se acercó a su madre en la cocina, una noche, cuando ella preparaba la cena y la entregó
un pedazo de papel sobre el que había escrito algo.
Después de que la mamá se secó las manos en el delantal, lo leyó y esto es lo que decía:
Por cortar el pasto $ 5.00
Por limpiar mi habitación esta semana 1.00
Por ir a la tienda cuando me envías 0.50
Por cuidar a mi hermano mientras fuiste de compras 0.25
Por sacar la basura 1.00
Por obtener una buena boleta de calificaciones 5.00
Por limpiar y barrer el patio 2.00
Total que me debes $ 14.75
Les diré que su madre lo miró de pie a la expectativa y pude ver que los recuerdos pasaban por su mente.
Toma la pluma, le dá vuelta a la hoja de papel que el niño había escrito y anotó lo siguiente:
Por los nueve meses que te llevé mientras crecías en mi interior, SIN CARGO.
Por todas las noches que estuve sentada a tu lado, cuidándote y orando por tí, SIN CARGO.
Por todos los momentos difíciles y todas las lágrimas que causaste a través de los años, SIN CARGO.
Por todas las noches de temor y por las preocupaciones que sabía que tendría, SIN CARGO.
Por los juguetes, la comida, la ropa y por limpiar tu nariz, SIN CARGO, hijo.
Cuando sumes todo, el costo total del verdadero amor es SIN CARGO.
Así, cuando el niño terminó de leer lo que su madre había escrito, había grandes lágrimas en sus ojos,
miró directamente a su madre y dijo: "Mamá, en verdad te amo". Después tomó la pluma y con letras grandes
escribió:
PAGADO EN SU TOTALIDAD
397. Compromiso
(Amor a los Padres)
El muchacho entro con paso firme a la joyería y pidió al dueño le mostrara el mejor anillo de compromiso
que tuviera. El joyero le presento uno.. La hermosa piedra, solitaria brillaba como un diminuto sol
resplandeciente.
El muchacho contemplo el anillo y con una sonrisa lo aprobó. Pregunto luego el precio y se dispuso a
pagarlo.
* ¿Se va usted a casar pronto? -le pregunto el joyero-.
* No, -respondió el muchacho-. Ni siquiera tengo novia.
La muda sorpresa del joyero divirtió al comprador.
* Es para mi mama -dijo el muchacho-. Cuando yo iba a nacer estuvo sola. Alguien le aconsejo que me
matara antes de que naciera, así se evitaría problemas. Pero ella se negó y me dio el don de la vida. Y tuvo
muchos problemas, muchos. Fue padre y madre para mi, y fue amiga y hermana, y fue maestra.
Me hizo ser lo que soy. Ahora que puedo le compro este anillo de compromiso. Ella nunca tuvo uno. Yo se
lo doy como promesa de que si ella hizo todo por mi, ahora yo haré todo por ella. Quizá después entregue yo
otro anillo de compromiso, pero será el segundo.
El joyero no dijo nada. Solamente ordeno a su cajera que le hiciera al muchacho el descuento aquel que
se hacia solo a los clientes importantes.

495. El árbol de manzanas
(Amor a los Padres)
Hace mucho tiempo existía un enorme árbol de manzanas. Un pequeño niño lo amaba mucho y todos los
días jugaba alrededor de él. Trepaba al árbol hasta el tope y él le daba sombra. El amaba al árbol y el árbol
amaba al niño.
Pasó el tiempo y el pequeño niño creció y el nunca más volvió a jugar alrededor del enorme árbol.
Un día el muchacho regresó al árbol y escuchó que el árbol le dijo triste: "¿Vienes a jugar conmigo?" pero
el muchacho contestó "Ya no soy el niño de antes que jugaba alrededor de enormes árboles. Lo que ahora
quiero son juguetes y necesito dinero para comprarlos".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

58
J.C.C. San Pablo

"Lo siento, dijo el árbol, pero no tengo dinero ... Te sugiero que tomes todas mis manzanas y las vendas.
De esta manera tú obtendrás el dinero para tus juguetes"
El muchacho se sintió muy feliz. Tomó todas las manzanas y obtuvo el dinero y el árbol volvió a ser feliz.
Pero el muchacho nunca volvió después de obtener el dinero y el árbol volvió a estar triste.
Tiempo después, el muchacho regresó y el árbol se puso feliz y le preguntó:
"¿Vienes a jugar conmigo?" "No tengo tiempo para jugar. Debo de trabajar para mi familia. Necesito una
casa para compartir con mi esposa e hijos. ¿Puedes ayudarme?"... " Lo siento, pero no tengo una casa, pero...tú
puedes cortar mis ramas y construir tu casa".
El joven cortó todas las ramas del árbol y esto hizo feliz nuevamente al árbol, pero el joven nunca más
volvió desde esa vez y el árbol volvió a estar triste y solitario.
Cierto día de un cálido verano, el hombre regresó y el árbol estaba encantado.
"Vienes a jugar conmigo? le preguntó el árbol. El hombre contestó: "Estoy triste y volviéndome viejo.
Quiero un bote para navegar y descansar. ¿Puedes darme uno?". El árbol contestó: "Usa mi tronco para que
puedas construir uno y así puedas navegar y ser feliz".
El hombre cortó el tronco y construyó su bote. Luego se fue a navegar por un largo tiempo.
Finalmente regresó después de muchos años y el árbol le dijo: "Lo siento mucho, pero ya no tenga nada
que darte ni siquiera manzanas". El hombre replicó: "No tengo dientes para morder, ni fuerza para escalar...Por
ahora ya estoy viejo".
Entonces el árbol con lágrimas en sus ojos le dijo: "Realmente no puedo darte nada ... la única cosa que
me queda son mis raíces muertas".
Y el hombre contestó: "Yo no necesito mucho ahora, solo un lugar para descansar. Estoy tan cansado
después de tantos años". "Bueno, las viejas raíces de un árbol, son el mejor lugar para recostarse y descansar.
Ven siéntate conmigo y descansa".
El hombre se sentó junto al árbol y este feliz y contento sonrió con lágrimas.
Esta puede ser la historia de cada uno de nosotros.
Valoremos a nuestros padres mientras los tengamos a nuestro lado y si ya no están, que la llama de su
amor viva por siempre en tu corazón y su recuerdo te dé fuerza cuando estás cansado.
Agradecemos esta aportación a Edna Karina Moncada Guerrero

435. Retrato de una madre
(Amor a los Padres)
Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable
solicitud de sus cuidados; una mujer que, siendo joven tiene la reflexión de una anciana, y en la vejez, trabaja
con el vigor de la juventud; la mujer que si es ignorante descubre los secretos de la vida con más acierto que un
sabio, y si es instruida se acomoda a la simplicidad de los niños.
Una mujer que siendo rica, daría con gusto su tesoro para no sufrir en su corazón la herida de la
ingratitud; una mujer que siendo débil se reviste a veces con la bravura del león; una mujer que mientras vive no
la sabemos estimar porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero que después de muerta, daríamos todo
lo que somos y todo lo que tenemos por mirarla de nuevo un instante, por recibir de ella un solo abrazo, por
escuchar un solo acento de sus latidos. De esa mujer no me exijas el nombre si no quieres que empape de
lágrimas vuestro álbum, porque yo la vi pasar en mi camino.
Cuando crezcan vuestros hijos, léanles esta página, y ellos, cubriendo de besos vuestra frente, os dirá
que un humilde viajero, en pago del suntuoso hospedaje recibido, ha dejado aquí para vosotros y para ellos, un
boceto del RETRATO DE SU MADRE.
Monseñor Ramón Ángel Jara.
529. La mesa
(Amor a los Padres)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

59
J.C.C. San Pablo

Había una vez un matrimonio joven. El 38 años, su mujer de 36 y un pequeño de 6 años. Vivía también en
la casa una anciana de 80 años, madre del padre de familia.
Todo transcurría con normalidad salvo a la hora del almuerzo y cena, en donde la anciana sin querer
tropezaba las cosas, tirando a veces las copas servidas o ensuciando el mantel.
Después de un tiempo, ella le pidió a su marido que comprara una mesa para poner a su madre separada
de donde ellos comían así fue. A partir del siguiente día la "abuela" empezó a comer sola sin molestarlos a ellos.
Pasó algún tiempo, hasta que un día el hijo de la anciana se preparaba para almorzar cuando notó que su
propio hijo tenía en el piso del comedor un par de maderas, clavos sueltos y martillo.
Se acerco a él y le preguntó:
"¿qué es lo que estas haciendo con esas cosas, hijo?".
Y el niño le respondió:
"estoy haciendo una mesa para cuando tú y mamá sean grandes como la abuela".
Que esta historia nos sirva para entender que la paciencia, el amor y la presencia son fundamentales en
nuestra relación con nuestros familiares mayores.
Envió: Héctor Ricardo González [Argentina]

527. Mañana puede ser muy tarde
(Amor)
¿Ayer?...¡Eso hace tiempo!...
¿Mañana?...No nos es permitido saber...
Mañana puede ser muy tarde...
Para decir que amas, para decir que perdonas,
para decir que disculpas,
para decir que quieres intentar nuevamente...
Mañana puede ser muy tarde...
Para pedir perdón, para decir:
¡Discúlpame, el error fue mío...!
Tu amor, mañana, puede ser inútil;
Tu perdón, mañana, puede no ser preciso;
Tu regreso, mañana, puede que no sea esperado;
Tu carta, mañana, puede no ser leída;
Tu cariño, mañana, puede no ser más necesario;
Tu abrazo, mañana, puede no encontrar otros brazos...
Porque mañana puede ser muy, muy tarde!
No dejes para mañana para decir: ¡Te amo!
¡Te extraño!, ¡Perdóname!, ¡Discúlpame!
¡Esta flor es para ti!, ¡Te encuentras muy bien!
No dejes para mañana
Tu sonrisa, Tu abrazo, Tu cariño, Tu trabajo,
Tu sueño, Tu ayuda...
No dejes para mañana para preguntar:
¿Puedo ayudarte?
¿Por qué estás triste?
¿Qué te pasa?
¡Oye!...ven aquí, vamos conversar.
¿Dónde está tu sonrisa?
¿Aún me das la oportunidad?
¿Percibiste que existo?
¿Por qué no empezamos nuevamente?
Estoy contigo. ¿Sabes que puedes contar conmigo?
¿Dónde están tus sueños?
Recuerda: ¡Mañana puede ser tarde...muy tarde!
¡Busca!, ¡Pide!, ¡Insiste!, ¡Intenta una vez más!

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

60
J.C.C. San Pablo

¡Solamente el "hoy" es definitivo!
¡Mañana puede ser tarde...muy tarde!
Envió: Familia Tsai Wilches

532. Caleidoscopio
(Amor)
Existía un hombre que a causa de una guerra en la que había peleado de joven, había perdido la vista.
Este hombre, para poder subsistir y continuar con su vida, desarrolló una gran habilidad y destreza con sus
manos, lo que le permitió destacarse como un estupendo artesano; sin embargo, su trabajo no le permitía más
que asegurarse el mínimo sustento.
Cierta Navidad quiso obsequiarle algo a su hijo de cinco años, quien nunca había conocido más juguetes
que los trastos del taller de su padre con los que fantaseaba reinos y aventuras. Su papá tuvo entonces la idea
de fabricarle, con sus propias manos un hermoso calidoscopio como alguno que él supo poseer en su niñez. Por
las noches fue recolectando piedras de diversos tipos que trituraba en decenas de partes, pedazos de espejos,
vidrios, metales, ...
Al cabo de la cena de Noche Buena pudo, finalmente imaginar a partir de la voz del pequeño, la sonrisa
de su hijo al recibir el precioso regalo. El niño no cabía en sí de la dicha y la emoción que aquella increíble
Navidad le había traído de las manos rugosas de su padre ciego.
Durante los días y las noches siguientes el niño fue a todo sitio portando el preciado regalo, y con él
regresó a sus clases en la escuela del pueblo. En el receso entre clase y clase, el niño exhibió y compartió lleno
de orgullo su juguete con sus compañeros que se mostraban fascinados con aquella maravilla.
Uno de aquellos pequeños, tal vez el mayor del grupo, finalmente se acercó al hijo del artesano y le
preguntó con mucha intriga: "Oye, que maravilloso calidoscopio te han regalado...¿dónde te lo compraron?, no
he visto jamás nada igual en el pueblo..."
Y el niño, orgulloso de poder revelar aquella verdad emocionante desde su pequeño corazón, le contestó:
"No, no me lo compraron en ningún sitio... me lo hizo mi papá"
A lo que el otro pequeño replicó con cierto tono incrédulo: "¿Tu padre?...imposible...¡si tu padre está
ciego!"
Nuestro pequeño amigo se quedó mirando a su compañero, y al cabo de una pausa de segundos, sonrió
como solo un portador de verdades absolutas puede hacerlo, y le contestó: "Sí ... mi papá esta ciego ... pero de
los ojos...SOLAMENTE DE LOS OJOS..."
El amor solo se puede ver con el corazón ..."LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS"
Envió: Randall Salvatierra Porras

556. El amor como un jardín
(Amor)
Un esposo fue a visitar a un sabio consejero y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba separarse.
El sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra:
* Amela. Luego se calló.
* Pero es que ya no siento nada por ella.
* Amela, repuso el sabio.
Y ante el desconcierto del señor, después de un oportuno silencio, agregó lo siguiente:
"Amar es una decisión, no un sentimiento; amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de esa
acción es el amor. El amor es un ejercicio de jardinería: arranque lo que hace daño, prepare el terreno, siembre,
sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, mas no por eso
abandone su jardín. Ame a su pareja, es decir, acéptela, valórela, respétela, déle afecto y ternura, admírela y
compréndala".
Eso es todo ... Amela.
Autor Desconocido

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

61
J.C.C. San Pablo

534. El amor no espera
(Amor)
Había una vez un viejito que estaba enfermo y cansado. El tenía cuatro hijos, y de ninguno de ellos recibía
la menor atención.
Vivía en una abundante pobreza. A duras penas lograba sobrevivir. En su pequeñísima granja
deambulaban unas cuantas gallinas flacas, que existían casi de milagro, y por lo menos, no dejaban de poner un
par de huevos diariamente. El resto de la dieta que el viejito consumía, eran unas cuantas frutas silvestres que
cada día le costaba mucho esfuerzo recolectar.
Un día, buscando entre sus escasas pertenencias, encontró dos monedas de plata y se le ocurrió una
genial idea. En el pueblo las intercambió con un mercader de artículos antiguos quien le dio un viejo baúl.
Como pudo, se las arregló y lo trasladó a su casa. Una vez en ella, lo dejó a la vista en el centro de su
humilde choza. Por casualidad uno de sus hijos lo visitó e intrigado le preguntó: "¿Qué guardas ahí?" -"Un
secreto", le contestó, "que solamente conocerán tú y tus hermanos el día en que me muera, pues ahí está toda
mi herencia". Al día siguiente lo enterró debajo de su lecho.
Cual fue su sorpresa que a partir de entonces, un hijo al menos lo visitaba durante el día. Le llevaban
leche y miel, y entre los cuatros hijos le mantenían su choza bastante limpia.
Un día al viejo se le detuvo el tiempo muriendo en su granja. De inmediato los hijos se dieron cita, no tanto
para velarlo, por supuesto, sino para ver a cuanto ascendía su herencia.
Y cual fue su sorpresa que una vez desenterrado y abierto el cofre, lo único que encontraron fue un trozo
de papel que decía de su puño y letra, un poco torcida y temblorosa: "Hijos mios: el auténtico amor no espera, se
entrega generosamente sin esperar recompensa. Mi única herencia es que aprendan a amar; hubiera deseado
dejarles más, pero mi único legado es darles las gracias por lo que me dieron en vida."
Los cuatro hermanos al fin comprendieron que un buen padre puede dar la vida por sus hijos, pero
algunos no entregan nada en vida a sus padres. En profunda reflexión y con lágrimas en los ojos, le dieron
finalmente una digna sepultura, y uno de ellos, cuando arrojó el último puñado de tierra, le despidió diciendo: "TE
PROMETO AMAR SIN ESPERAR, AMEN".
Miguel Angel Cornejo
544. Llénalo de amor
(Amor)
Siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor.
Adolescente, joven, viejo: siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor.
En cuanto sepas que tienes delante de tí un tiempo baldío, ve a buscar el amor.
No pienses: "Sufriré"
No pienses: "Me engañarán"
No pienses: "Dudaré"
Ve simplemente, diáfanamente, regocijadamente, en busca del amor.
¿Qué índole de amor? No importa: todo amor está lleno de excelencia y de nobleza.
Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas..., pero ama siempre.
No te preocupe de la finalidad de tu amor; él lleva así mismo su finalidad.
No te juzgues incompleto porque no responden a tus ternuras; el amor lleva en sí su propia plenitud.
Siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor.
Agradecemos esta aportación a Rocío de Veloz

562. Cómo es tu corazón
(Amor)
Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamo que él poseía el corazón más
hermoso de toda la comarca.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

62
J.C.C. San Pablo

Una gran multitud se congrego a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era
perfecto, pues no se observaban en el ni máculas ni rasguños.
Si, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven sé
sintió más orgulloso aun, y con mayor fervor aseguro poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.
De pronto un anciano se acerco y dijo: ¿Porqué dices eso, si tu corazón no es tan hermoso como el mío?
Sorprendidos, la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente,
este estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y estos habían sido reemplazados
por otros que no correspondían, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor.
Es mas, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos. La mirada de la gente se sobrecogió
- ¿cómo puede el decir que su corazón es más hermoso?, pensaron...
El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír.
"Debes estar bromeando", dijo. "Comparar tu corazón con el mío... El mío es perfecto. En cambio el tuyo
es un conjunto de cicatrices y dolor."
"Es cierto," dijo el anciano, "tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo...
Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mí
corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un
trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los
bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido."
"Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me
ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos - dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor
que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la
esperanza, que algún día tal vez regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón."
"¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?".
El joven permaneció en silencio, lagrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó un trozo
de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció.
El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y
con el tapó la herida abierta del joven.
La pieza se amoldo, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes.
El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el
amor del anciano fluía en su interior.
Y tu corazón... ¿cómo es?
Envió: M. Arrieta

561. Canción del corazón
(Amor)
Había una vez un gran hombre que se casó con la mujer de sus sueños. Con su amor, procrearon a una
niñita. Era una pequeña brillante y encantadora, y el gran hombre la quería mucho.
Cuando era muy pequeñita, la alzaba, tarareaba una melodía y la hacía bailar por el cuarto, al tiempo que
le decía: "Te quiero, chiquita".
Mientras la niña crecía, el gran hombre solía abrazarla y decirle: "Te amo, chiquita". La hijita protestaba
diciendo que ya no era chiquita. Entonces el gran hombre se reía y decía: "Para mí, siempre vas a ser mi
chiquita".
La chiquita que ya-no-era-chiquita, dejó su casa y salió al mundo. Al aprender más sobre sí misma,
aprendió más sobre aquel hombre. Vio que era deveras grande y fuerte, pues ahora reconocía sus fuerzas. Una
de esas fuerzas era su capacidad para expresar su amor a la familia. Sin importarle en qué lugar del mundo
estuviera, el gran hombre la llamaba y le decía: "Te amo, chiquita".
Llegó el día en que la chiquita que ya-no-era-chiquita, recibió una llamada telefónica. El gran hombre
estaba mal. Había tenido un derrame. No podía hablar y no estaban seguros que pudiera entender lo que

63
J.C.C. San Pablo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

decían. Ya no podía sonreír, reír, caminar, abrazar, bailar o decirle a la chiquita, que ya-no-era-chiquita, que la
amaba.
Y entonces fue a ver al gran hombre. Cuando entró en la habitación y lo vió, parecía más pequeño y ya,
nada fuerte. El la miró y trató de hablar, pero no pudo.
La chiquita hizo lo único que podía hacer. Se acercó a la cama junto al gran hombre. Los dos tenían los
ojos con lágrimas y ella rodeó con sus brazos los hombros inmóviles de su padre.
Con la cabeza apoyada en su pecho, pensó en muchas cosas. Recordó los momentos maravillosos que
habían pasado juntos y cómo se había sentido siempre protegida y querida por el gran hombre. Sintió dolor por
la pérdida que debía soportar, las palabras de amor que la habían confortado.
Y entonces oyó desde el interior del gran hombre, el latido de su corazón. El corazón que siempre había
albergado música y palabras. El corazón seguía latiendo, desentendiéndose del daño del resto del cuerpo. Y
mientras ella descansaba allí, obró la magia. Oyó lo que necesitaba oír.
Su corazón expresó las palabras que su boca ya no podían decir:

Te amo
Te amo
Te amo
Chiquita
Chiquita
Chiquita

Y se sintió confortada.
Patty Hansen - Envió: Roberto Azuero Valbuena
559. Da todo por quien amas
(Amor)
Hace muchos años, cuando trabajaba como voluntario en un Hospital de Stanford, conocí a una niñita
llamada Liz quien sufría de una extraña enfermedad.
Su única oportunidad de recuperarse aparentemente era una transfusión de sangre de su hermano de 5
años, quien había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había desarrollado los anticuerpos
necesarios para combatirla.
El doctor explicó la situación al hermano de la niña, y le preguntó si estaría dispuesto a dar su sangre a su
hermana. Yo lo vi dudar por solo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: "Si, lo haré, si eso salva a
Liz."
Mientras la transfusión continuaba, él estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana, y
sonriente mientras nosotros lo asistíamos a él y a su hermana, viendo retornar el color a las mejillas de la niña.
Entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció. Miró al doctor y le preguntó con voz
temblorosa: "¿A qué hora empezaré a morirme?".
Siendo solo un niño, no había comprendido al doctor; él pensaba que le daría TODA su sangre a su
hermana, y entonces moriría. Y aún así se la daba...
¿Eres tu capaz de DARTE por quien amas?
Envió: Guillermo Sousa [Monterrey, México]

566. El amigo del hijo
(Amor)
Era la reunión del domingo por la noche de un grupo apostólico en una iglesia de la comunidad. Después
que cantaron los himnos, el sacerdote de la iglesia se dirigió al grupo y presentó a un orador invitado; se trataba
de uno de sus amigos de la infancia, ya entrado en años.
Mientras todos lo seguían con la mirada, el anciano ocupó el púlpito y comenzó a contar esta historia: "Un
hombre junto con su hijo y un amigo de su hijo estaban navegando en un velero a lo largo de la costa del
Pacífico, cuando una tormenta les impidió volver a tierra firme. Las olas se encresparon a tal grado que el padre,
a pesar de ser un marinero de experiencia, no pudo mantener a flote la embarcación, y las aguas del océano
arrastraron a los tres."
Al decir esto, el anciano se detuvo un momento y miró a dos adolescentes que por primera vez desde que
comenzó la plática estaban mostrando interés; y siguió narrando:
"El padre logró agarrar una soga, pero luego tuvo que tomar la decisión más terrible de su vida: Escoger a
cuál de los dos muchachos tirarle el otro extremo de la soga. Tuvo sólo escasos segundos para decidirse. El
padre sabía que su hijo era un buen cristiano, y también sabía que el amigo de su hijo no lo era. La agonía de la
decisión era mucho mayor que los embates de las olas."

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

64
J.C.C. San Pablo

"Miró en dirección a su hijo y le gritó: ¡TE QUIERO, HIJO MIO! y le tiró la soga al amigo de su hijo. En el
tiempo que le tomó al amigo halar hasta el velero volcado en campana, su hijo desapareció bajo los fuertes
oleajes en la oscuridad de la noche. Jamás lograron encontrar su cuerpo."
Los dos adolescentes estaban escuchando con suma atención, atentos a las próximas palabras que
pronunciara el orador invitado.
"El padre" -continuó el anciano- "sabía que su hijo pasaría la eternidad con Cristo, y no podía soportar el
hecho de que el amigo de su hijo no estuviera preparado para encontrarse con Dios. Por eso sacrificó a su hijo.
¡Cuán grande es el amor de Dios que lo impulsó a hacer lo mismo por nosotros!"
Dicho esto, el anciano volvió a sentarse, y hubo un tenso silencio. Pocos minutos después de concluida la
reunión, los dos adolescentes se encontraron con el anciano. Uno de ellos le dijo cortésmente: "Esa fue una
historia muy bonita, pero a mí me cuesta trabajo creer que ese padre haya sacrificado la vida de su hijo con la
ilusión de que el otro muchacho algún día decidiera seguir a Cristo."
"Tienes toda la razón", le contestó el anciano mientras miraba su Biblia gastada por el uso. Y mientras
sonreía, miró fijamente a los dos jóvenes y les dijo: "Pero esa historia me ayuda a comprender lo difícil que debió
haber sido para Dios entregar a su Hijo por mí. A mí también me costaría trabajo creerlo si no fuera porque el
amigo de ese hijo era yo."
Envió: Yira Rodríguez
575. Lo único que recuerdo
(Amor)
Cuando mi padre me hablaba, siempre empezaba la conversación diciendo: "¿Ya te dije cuánto te adoro?"
La expresión de amor era correspondida y en sus últimos años, cuando su vida empezó a decaer, nos
acercamos aún más... si es que era posible.
A los 82 años estaba dispuesto a morirse y yo estaba dispuesto a dejarlo partir para que su sufrimiento
terminara. Nos reímos, lloramos, nos tomamos de las manos, nos dijimos nuestro amor y estuvimos de acuerdo
en que era el momento. Dije: "Papá, una vez que te hayas ido, quiero que me envíes una señal para saber que
estás bien".
Mi padre y yo estábamos ligados tan profundamente, que en el momento de su muerte, sentí su infarto en
mi pecho. Día tras día rezaba para saber algo de él, pero no pasaba nada. Pasaron 4 meses y lo único que
sentía era el dolor de su pérdida. Mamá había muerto 5 años antes, del mal de Alzheimer.
Un día, mientras estaba tranquilamente tendido sobre una mesa de masajes, en un cuarto oscuro
esperando mi turno, me invadió una ola de nostalgia por mi padre. Noté que mi mente se hallaba en un estado
de hiperagudeza. Sentí una claridad desconocida. Cada pensamiento era como una gota de agua que caía en
una fuente tranquila y me maravilló la paz de cada momento que pasaba.
De repente, apareció la cara de mi madre, como había sido antes que la enfermedad de Alzheimer la
privara de su juicio, de su humanidad y de 25 kilos. Era tan real y estaba tan cerca que daba la impresión de
poderla tocar, si quería. Se la veía como era unos 12 años atrás, cuando el deterioro no había empezado. Hasta
olía la fragancia de su perfume favorito. Me pregunté cómo era posible que estuviera pensando en mi padre y
apareciera mi madre, sintiéndome culpable por no haber pedido una señal de ella también.
Dije: "Oh, madre, lamento tanto que hayas tenido que sufrir con esa horrible enfermedad" Inclinó
levemente la cabeza hacia un lado, como para confirmar lo que había dicho de su sufrimiento. Luego sonrió y
dijo de una manera muy clara: "Pero lo único que recuerdo es el amor". Y desapareció.
Empecé a temblar en un cuarto que de pronto se había vuelto frío. Supe en lo más profundo, que el amor
que damos y recibimos, es lo único que cuenta y lo único que se recuerda. El sufrimiento se olvida; el amor
permanece.
Sus palabras son las más importantes que he oído en mi vida y ese momento quedó grabado para
siempre en mi corazón. Todavía no he visto ni oído a mi padre, pero no tengo ninguna duda que, algún día,
cuando menos lo espere, aparecerá y dirá: "¿Ya te dije hoy que te quiero?"
Bobbie Probstein - Envió: Roberto Azuero Valbuena

583. Humanos de un ala
(Amor)
Un día un ángel se arrodilló a los pies de Dios y habló:
"Señor, visité toda tu creación. Estuve en todos los lugares.
Vi que eres parte de todas las cosas. Y por eso vine hasta Ti Señor para tratar de entender.
¿Por qué cada una de las personas sobre la tierra tiene apenas un ala? Los ángeles tenemos dos.
Podemos ir hasta el Amor que el Señor representa siempre que lo deseamos.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

65
J.C.C. San Pablo

Podemos volar hacia la libertad siempre que queramos.
Pero los humanos con su única ala no pueden volar.
No podrán volar con apenas un ala..."
Dios respondió:
"Sí, ya se eso". "Sé que hice a los humanos solamente con un ala..."
Intrigado el ángel quería entender y preguntó:
" ¿ Pero, por qué el Señor dió a los hombres solamente un ala cuando son necesarias dos alas para que puedan
volar?"
Sin prisa, Dios respondió:
"Ellos si pueden volar, mi ángel. Di a los humanos una sola ala para que ellos pudiesen volar más y mejor que
nuestros Arcángeles....
Para volar, mi pequeño amigo, tu precisas de tus dos alas...
Y aunque libre, tú estas solo... Mas los humanos...
Los humanos con su única ala precisaran siempre dar las manos a alguien a fin de tener sus dos alas. Cada uno
ha de tener un par de alas...
Cada uno ha de buscar su segunda ala en alguien, "en algún lugar del mundo"... para que se complete su par.
Así todos aprenderán a respetarse y a no quebrar la única ala de la otra persona porque pueden estar acabando
con su oportunidad de volar. Así mi ángel, ellos aprenderán a amar verdaderamente a la otra persona...
Aprenderán que solamente permitiéndose amar, ellos podrán volar.
Tocando el corazón de otra persona, ellos podrán encontrar el ala que les falta y podrán finalmente volar.
"Solamente a través del amor podrán llegar hasta donde estoy...
Así como lo haces Tú, mi ángel. "Ellos nunca, nunca estarán solos al volar."
Que Tú, encuentres tu otra ala, la encuentres muy pronto, y si la has hallado...que se alcen las dos en magnifico
vuelo.
Envió: Hope de la Garza
589. No dejar morir al amor
(Amor)
Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que el Odio, que es el rey de los malos
sentimientos, los defectos y las malas virtudes, convocó a una reunión urgente con todos los sentimientos negros
del mundo y los deseos más perversos del corazón humano. Estos llegaron a la reunión con curiosidad de saber
cuál era el propósito.
Cuando estuvieron todos habló el Odio y dijo: "Los he reunido aquí a todos porque deseo con todas mis
fuerzas matar a alguien". Los asistentes no se extrañaron mucho pues era el Odio que estaba hablando y él
siempre quiere matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre sí quién sería tan difícil de matar para
que el Odio los necesitara a todos. "Quiero que maten al Amor", dijo. Muchos sonrieron malévolamente pues más
de uno quería destruirlo.
El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: "Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá
muerto; provocaré tal discordia y rabia que no lo soportará". Al cabo de un año se reunieron otra vez y al
escuchar el reporte del Mal Carácter quedaron decepcionados. "Lo siento, lo intenté todo pero cada vez que yo
sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante".
Fue entonces cuando, muy diligente, se ofreció la Ambición que haciendo alarde de su poder dijo: "En
vista de que el Mal Carácter fracasó, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y por el
poder. Eso nunca lo ignorará". Y empezó la Ambición el ataque hacia su víctima quien efectivamente cayó herida
pero, después de luchar por salir adelante, renunció a todo deseo desbordado de poder y triunfó de nuevo.
Furioso el Odio por el fracaso de la Ambición envió a los Celos, quienes burlones y perversos inventaban
toda clase de artimañas y situaciones para despistar el amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas.
Pero el Amor confundido lloró y pensó que no quería morir, y con valentía y fortaleza se impuso sobre ellos, y los
venció.
Año tras año, el Odio siguió en su lucha enviando a sus más hirientes compañeros, envió a la Frialdad, al
Egoísmo, a la Cantaleta, la Indiferencia, la Pobreza, la Enfermedad y a muchos otros que fracasaron siempre,
porque cuando el Amor se sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerza y todo lo superaba. El Odio, convencido de
que el Amor era invencible, les dijo a los demás: "Nada hay que hacer." El Amor ha soportado todo, llevamos
muchos años insistiendo y no lo logramos.
De pronto, de un rincón del salón se levantó alguien poco reconocido, que vestía todo de negro y con un
sombrero gigante que caía sobre su rostro y no lo dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte. "Yo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

66
J.C.C. San Pablo

mataré el Amor, dijo con seguridad". Todos se preguntaron quién era ese que pretendía hacer solo, lo que
ninguno había podido. El Odio dijo: "Ve y hazlo".
Tan sólo había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para
comunicarles después que, de mucho esperar, por fin el Amor HABÍA MUERTO. Todos estaban felices, pero
sorprendidos.
Entonces el sentimiento del sombrero negro habló: "Ahí les entrego el Amor totalmente muerto y
destrozado", y sin decir más se marchó. "Espera", dijo el Odio, "en tan poco tiempo lo eliminaste por completo, lo
desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿Quién eres?"
El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo: "soy La Rutina."
Envió: Claudia de la Rosa

597. Cicatrices de amor
(Amor)
En un día caluroso de verano en el sur de la Florida un niño decidió ir a nadar en la laguna detrás de su
casa. Salió corriendo por la puerta trasera, se tiró en el agua y nadaba feliz. No se daba cuenta de que un
cocodrilo se le acercaba.
Su mamá desde la casa miraba por la ventana, y vió con horror lo que sucedía. Enseguida corrió hacia su
hijo gritándole lo más fuerte que podía. Oyéndole, el niño se alarmó y viró nadando hacia su mamá. Pero fue
demasiado tarde. Desde el muelle la mamá agarró al niño por sus brazos justo cuando el caimán le agarraba sus
piernitas. La mujer jalaba determinada, con toda la fuerza de su corazón. El cocodrilo era más fuerte, pero la
mamá era mucho más apasionada y su amor no la abandonaba.
Un señor que escuchó los gritos se apresuró hacia el lugar con una pistola y mató al cocodrilo.
El niño sobrevivió y, aunque sus piernas sufrieron bastante, aún pudo llegar a caminar. Cuando salió del
trauma, un periodista le preguntó al niño si le quería enseñar las cicatrices de sus pies. El niño levantó la colcha
y se las mostró. Pero entonces, con gran orgullo se remango las mangas y señalando hacia las cicatrices en sus
brazos le dijo: "Pero las que usted debe ver son estas". Eran las marcas de las uñas de su mamá que habían
presionado con fuerza. "Las tengo porque mamá no me soltó y me salvó la vida".
Nosotros también tenemos las cicatrices de un pasado doloroso. Algunas son causadas por nuestros
pecados, pero algunas son la huella de Dios que nos ha sostenido con fuerza para que no caigamos en las
garras del mal.
Enviado por: D. López

600. El amor frente al odio
(Amor)
El amor alienta,
el odio abate;
el amor sonríe,
el odio gruñe;
el amor atrae,
el odio rechaza;
el amor confía,
el odio sospecha;
el amor enternece, el odio enardece;
el amor canta,
el odio espanta;
el amor tranquiliza, el odio altera;
el amor guarda silencio,
el odio vocifera;
el amor edifica,
el odio destruye;
el amor siembra,
el odio arranca;
el amor espera,
el odio desespera;
el amor consuela, el odio exaspera;

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

67
J.C.C. San Pablo

el amor suaviza,
el odio irrita;
el amor aclara,
el odio confunde;
el amor perdona,
el odio intriga;
el amor vivifica,
el odio mata;
el amor es dulce;
el odio es amargo;
el amor es pacífico;
el odio es explosivo;
el amor es veraz, el odio es mentiroso;
el amor es luminoso,
el odio es tenebroso;
el amor es humilde,
el odio es altanero;
el amor es sumiso, el odio es jactancioso;
el amor es manso, el odio es belicoso;
el amor es espiritual,
el odio es carnal.
El amor es sublime,

el odio es triste.

Aportación de: Mauricio Fornos, El Salvador, C.A.

608. Manos que oran
(Amor)
Durante el siglo XV, en una pequeña aldea cercana a Nuremberg, vivía una familia con 18 niños. Para
poder poner pan en la mesa para tal prole, el padre, y jefe de la familia, trabajaba casi 18 horas diarias en las
minas de oro, y en cualquier otra cosa que se presentara.
A pesar de las condiciones tan pobres en que vivían, dos de los hijos de Albrecht Durer tenían un sueño.
Ambos querían desarrollar su talento para el arte, pero bien sabían que su padre jamás podría enviar a ninguno
de ellos a estudiar a la Academia.
Después de muchas noches de conversaciones calladas entre los dos, llegaron a un acuerdo. Lanzarían
al aire una moneda. El perdedor trabajaría en las minas para pagar los estudios al que ganara. Al terminar sus
estudios, el ganador pagaría entonces los estudios al que quedara en casa, con las ventas de sus obras, o como
fuera necesario.
Lanzaron al aire la moneda un domingo al salir de la Iglesia. Albretch Durer gano y se fue a estudiar a
Nuremberg. Albert comenzó entonces el peligroso trabajo en las minas, donde permaneció por los próximos
cuatro años para sufragar los estudios de su hermano, que desde el primer momento fue toda una sensación en
la Academia.
Los grabados de Albretch, sus tallados y sus oleos llegaron a ser mucho mejores que los de muchos de
sus profesores, y para el momento de su graduación, ya había comenzado a ganar considerables sumas con las
ventas de su arte.
Cuando el joven artista regresó a su aldea, la familia Durer se reunió para una cena festiva en su honor. Al
finalizar la memorable velada, Albretch se puso de pie en su lugar de honor en la mesa, y propuso un brindis por
su hermano querido, que tanto se había sacrificado para hacer sus estudios una realidad.
Sus palabras finales fueron: "Y ahora, Albert hermano mío, es tu turno. Ahora puedes ir tú a Nuremberg a
perseguir tus sueños, que yo me haré cargo de ti". Todos los ojos se volvieron llenos de expectativa hacia el
rincón de la mesa que ocupaba Albert, quien tenía el rostro empapado en lágrimas, y movía de lado a lado la
cabeza mientras murmuraba una y otra vez: "No... no... no...".
Finalmente, Albert se puso de pie y secó sus lágrimas. Miró por un momento a cada uno de aquellos seres
queridos y se dirigió luego a su hermano, y poniendo su mano en la mejilla de aquel le dijo suavemente: "No,
hermano, no puedo ir a Nuremberg. Es muy tarde para mí. Mira lo que cuatro años de trabajo en las minas han
hecho a mis manos. Cada hueso de mis manos se ha roto al menos una vez, y últimamente la artritis en mi mano
derecha ha avanzado tanto que hasta me costó trabajo levantar la copa durante tu brindis... mucho menos podría
trabajar con delicadas líneas el compás o el pergamino y no podría manejar la pluma ni el pincel. No, hermano...
para mí ya es tarde".
Mas de 450 años han pasado desde ese día. Hoy en día los grabados, oleos, acuarelas, tallas y demás
obras de Albretch Durer pueden ser vistos en museos alrededor de todo el mundo. Pero seguramente usted,
como la mayoría de las personas, sólo recuerde uno. Lo que es más, seguramente hasta tenga uno en su oficina
o en su casa.
Un día, para rendir homenaje al sacrificio de su hermano Albert, Albretch Durer dibujó las manos
maltratadas de su hermano, con las palmas unidas y los dedos apuntando al cielo. Llamó a esta poderosa obra
simplemente "Manos", pero el mundo entero abrió de inmediato su corazón a su obra de arte y se le cambió el
nombre a la obra por el de "Manos que oran".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

68
J.C.C. San Pablo

La próxima vez que vea una copia de esa creación, mírela bien. Permita que sirva de recordatorio, si es
que lo necesita, de que nadie, nunca, ¡triunfa solo!
Envió: Claudia Resendiz

516. Tregua
(Amor a los Hijos)
Un sobrino de mi esposa falleció en el mes de diciembre del 2000 y su padre estuvo muy inquieto durante
las horas anteriores al accidente; lo llamo por teléfono y éste le comunicó que estaba en camino a su casa y que
llegaría en unos minutos, el padre al notar la tardanza acudió a buscarlo y lo encontró sin vida en el lugar del
accidente, lo sacó del automóvil y lo tuvo en sus brazos hasta que se lo llevó la ambulancia. Días después en un
periódico de la localidad apareció una publicación del periodista Jorge Villegas, la que considero una importante
reflexión que dice lo siguiente:
*TREGUA*
De vacaciones por Europa, Andy Iglesias perdió la comunicación con su hogar por cinco días. Sus papás
temieron lo peor. Se angustiaron por el silencio inexplicable. El papá de Andy, en su angustia, temió lo peor.
Y formuló una plegaria singular: "Dios mío, por favor no te lleves todavía a Andy. Déjamelo por unos días
para decirle cuánto lo amo."
Nada les había pasado a Andy y sus amigos; simplemente se desconectaron accidentalmente.
Pero el Señor Iglesias no olvidó su promesa a Dios. Cada día, sin faltar uno, le dijo a su hijo cuánto lo
amaba.
Andy Iglesias se mató el viernes en un accidente automovilístico. Sus padres lloraron su muerte pero le
dieron gracias a Dios por la tregua; "lo tuvimos cinco meses más para decirle cuánto lo amábamos", dicen.
Por cierto ¿Ya le dijo usted a su hijo que lo quiere?
No esperes pedir una tregua para decirle a tus hijos cuanto los quieres, hazlo ahora.
Agradecemos esta aportación a Gilberto Villarreal Barrientos.
585. Amalos...cual tesoro inmenso
(Amor a los Hijos)
Recuerdo mucho, en todo tiempo,
los grandes momentos que juntos ustedes y yo construimos,
los grandes sucesos que juntos tejimos
y que ahora han logrado hacer un gran abrigo de amor y consuelo.
Sabiendo que Dios ha permitido alcanzarlo
y en la distancia, ahora nos cubre con su calor de recuerdos
y de esperanzas que llenan mi espíritu, mi pensamiento...
y ahora me llevan a ustedes, al pasado y al futuro
que todavía no tengo pero que anhelo.
Recuerdo mucho lo que tenía, pero que ahora ya no tengo,
lo que en el tiempo esperaba y ya no espero...
Recuerdo mucho, pero ahora, al verme sin ellos, lejos,
Me engaña la vida, en mi vida. ¿Qué es la vida sin ellos?
No deseo que mí egoísmo me llene este momento,
Porque sé que esos recuerdos, tan maravillosos con ellos,
Son ahora el fruto de lo que he sembrado, son ahora mí consuelo.
Esos momentos vividos con ellos
Son ahora los que me hacer ver el mañana junto a ellos,
Verlos unidos a Dios, al Señor de los consuelos,
al Señor de la vida y de eterna alegría.
Esos recuerdos son ahora el presente, son ahora el fruto de otros deseados pero no realizados, son la verdad de
mi vida, porque con ellos he tejido con Dios mi vida y espero poder vestirme con cada uno de esos recuerdos y
poder llegar al final, para gozar del producto de cada lágrima sin ellos,
Junto a Dios... eso es lo que quiero, lo que en verdad anhelo.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

69
J.C.C. San Pablo

Por eso, si tu hijos ahora están a tu lado, ámalos cual tesoro inmenso.
Envió: Juan Antonio Ruiz Lozano
587. Amor de madre
(Amor a los Hijos)
Un artículo en National Geographic varios años atrás mostraban una foto impactante de las Alas de Dios.
Después de un incendio forestal en el Parque Nacional de Yellowstone, los guardabosques iniciaron una
larga jornada montaña arriba para valorar los daños del incendio.
Un guardabosque encontró un pájaro literalmente petrificado en cenizas, posado cual estatua en la base
de un árbol. Un poco asombrado por el espeluznante espectáculo, dio unos golpecitos al pajarillo con una vara.
Cuando lo hizo tres diminutos polluelos se escabulleron bajo las alas de su madre ya muerta.
La amorosa madre, en su afán de impedir el desastre, había llevado a sus hijos a la base del árbol y los
había acurrucado bajo sus alas, instintivamente conociendo que el humo tóxico ascendería.
Ella podía haber volado para encontrar su seguridad, pero se había negado a abandonar a sus bebes.
Cuando las llamas llegaron y quemaron su pequeño cuerpo ella permaneció firme. Porque había decidido morir
para que aquellos que estaban bajo sus alas pudiesen vivir.
Autor desconocido - Envió: Rosa Bolaños

592. Mensaje de una madre
(Amor a los Hijos)
Algún día, cuando mis hijos sean suficientemente grandes para entender la lógica que motiva a las madres,
les diré:
Te ame lo suficiente, como para preguntarte a dónde ibas, con quién, y a qué hora regresarías a la casa.
Te ame lo suficiente, como para insistir en que ahorraras dinero para comprarte una bicicleta aunque
nosotros tus padres pudiéramos comprarte una.
Te ame lo suficiente, como para callarme y dejarte descubrir que tu nuevo y mejor amigo era un patán.
Te ame lo suficiente, como para fastidiarte y estar encima de tí, durante dos horas, mientras rreglabas tu
cuarto, un trabajo que me hubiese tomado a mí sólo 15 minutos.
Te ame lo suficiente, como para dejarte ver mi ira, desilusión y lágrimas en mis ojos. Los hijos también
deben entender que no somos perfectas.
Te ame lo suficiente, como para dejar que asumieras la responsabilidad de tus acciones, aunque los
castigos eran tan duros que rompían mi corazón.
Pero sobre todo, te ame lo suficiente, como para decirte que "NO" cuando sabía que me ibas a odiar por
ello.
Esas fueron las batallas más difíciles para mí.
Pero estoy contenta por haberlas ganado porque, al final, también las ganaste tú.
Y algún día, cuando tus hijos sean suficientemente grandes para entender la lógica que motiva a los padres,
tu les dirás: "Te amé lo suficiente, como para hacer todo lo que hice por tí".
Envió: Ramón Mitre

610. Los niños aprenden lo que viven
(Amor a los Hijos)
Si los niños viven con la crítica, aprenden a condenar.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

70
J.C.C. San Pablo

Si los niños viven con hostilidad, aprenden a pelear.
Si los niños viven con miedo, aprenden a ser aprensivos.
Si los niños viven con lástima, aprenden a compadecerse a sí mismos.
Si los niños viven con ridiculez, aprender a ser tímidos.
Si los niños viven con celos, aprenden qué es la envidia.
Si los niños viven con vergüenza, aprenden a sentirse culpables.
Pero, si los niños viven con tolerancia, aprenden a ser pacientes.
Si los niños viven con estímulos, aprenden a ser confiados.
Si los niños viven con elogios, aprenden a apreciar.
Si los niños viven con aprobación, aprenden a quererse a sí mismos.
Si los niños viven con aceptación, aprenden a encontrar amor en el mundo.
Si los niños viven con reconocimiento, aprenden a tener un objetivo.
Si los niños viven compartiendo, aprenden a ser generosos.
Si los niños viven con honestidad y equidad, aprenden qué es la verdad y la justicia.
Si los niños viven con seguridad, aprenden a tener fe en sí mismos y en quienes los rodean.
Si los niños viven en la amistad, aprenden que el mundo es un bello lugar para vivir.
Si los niños viven con serenidad, aprenden a tener paz espiritual.
Dorothy L. Nolte - Envió: Roberto Azuero Valbuena

616. Explicar a Dios
(Amor a los Hijos)
A los 20 años de edad John Dee empezó a escribir su gran libro sobre Dios.
Cuando cumplió 30 años terminó el primer tomo. Pasaron cinco años más y concluyó el segundo. Al llegar
a los 40 dio cima al tercero. Se desesperaba el filósofo, pues su obra debía tener 50 tomos. En menos no se
podía definir a Dios.
Un día John Dee salió de la biblioteca a respirar el aire mañanero. Una muchacha que volvía del mercado
lo miró al pasar. El resto de la historia es corto: las historias de amor son siempre cortas. Se enamoró John Dee
de la muchacha y de aquel amor nació un hijo.
-Este es el libro de Dios- afirmaba John Dee mientras mecía en sus brazos al pequeño. -Quizá después
vendrán otros volúmenes, pero éste basta para explicar a Dios-.
Armando Fuentes Aguirre - Envió: Selene Delgado

553. No cambies nunca
(Amor entre esposos)
Mi mujer y un grupo de su parroquia habían iniciado un programa de auto superación. Me pidió que le
escribiera en un papel una lista de seis cosas que le gustaría que cambiara para ser mejor esposa.
Lógicamente, se me ocurrían muchas cosas que decir (y seguro que ella también tendría cosas que decir),
pero en lugar de lanzarme a por un papel le dije: "Déjame pensarlo y mañana te daré una respuesta."
Al día siguiente me levanté temprano y llamé a la florería. Encargué seis rosas rojas para mi mujer y una
nota que decía: "No se me ocurren seis cosas que querría que cambiaras. Te quiero tal como eres".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

71
J.C.C. San Pablo

Cuando llegué a casa esa tarde, mi mujer me recibió en la puerta; estaba al borde de las lágrimas. No
necesito decir que me alegré de no haberla criticado como me había pedido.
El domingo siguiente en la iglesia, después de que ella hubo informado del resultado de su tarea, varias
mujeres del grupo se me acercaron y me dijeron: "Fue lo más bonito que he oído nunca".
Entonces comprendí el poder de aceptarla y amarla tal como es; y así lo seguiré haciendo, por amor.
Envió: Aurelio Escorza

EL AMOR
I.- DECÁLOGO
1.

“Al igual que la flor necesita el sol para convertirse en flor, así el hombre necesita el amor para hacer
hombre”

2.

“La cultura del corazón, no te produce nada, pero la cambia todo: tu pensar y tu hacer, tu sentir y tu hablar;
toda tu vida”

3.

“Amor no es una invención de los hombres, es un invento de Dios”

4.

“Las cosas esenciales de la vida son gratuitas. Te han sido dadas por las buenas. De las cosas gratuitas
sólo puedes disponer con amor”

5.

“Un poco de amor puede ser como una gota de agua que da a la flor para volver a levantarse”

6.

“Mas que por tu boca, el amor hablará por la suavidad de tus manos, por la ternura de tu cara y la atención
de tu corazón”

7.

“El amor hace posible lo imposibles. Sólo en el amor se pueden soportar mutuamente los hombres”

8.

“Cuando veo madurar los frutos del amor en los corazones de los hombres, creo en l avenida de una nueva
tierra y un nuevo cielo”

9.

“El amor es dar calor sin abrazar a nadie. Es ser fuego son consumir a nadie”

10. El amor presupone cosas que ya no están de moda: sencillez y renuncia, hospitalidad y amistad, bondad y
felicidad”

II.- BIENAVENTURANZAS DEL “AMOR”
Juan Pablo II ha dicho que “el hombre no puede vivir sin amor”. Esto lo rubrican también ustedes al afirmar que
el amor es una necesidad básica para llegar a ser personas, porque han sido creados por amor y para el amor y
sólo por rutas de amor sabe caminar su existencia. Pero en esta ruta de amor pueden existir espejismos.
¿Cómo podríamos describir el amor? El amor es una fuerza especial que impulsa a entregarse a la persona
amada y a buscar siempre su bien. Es una postura de servicio, acogida y entrega a la persona humana. Amar
nos es principalmente dar algo, sino , ante todo, darse a alguien. Amor es la comunicación interpersonal y
afectiva entre amigos o chico-chica como necesidad básica para realizar su personalidad. Es disponibilidad
clara para que el otro pueda dejar sus soledad y hacer se persona. Amar es la decisión consciente de tu voluntad
de entregarse a los demás.
Sin amor, la existencia se les hace insoportable, aburrida, monótona y sin sentido. Sin amor vegetan, pasan por
este mundo; pero su vida no se realiza personal y socialmente. En lo más profundo de su ser sienten la
necesidad de amar y de ser amados. Es más, ven con toda claridad que el amor está ligado a su felicidad o
infelicidad.
1.

Felices los jóvenes que aman sin buscar utilidad, porque les caerá el lema de Jesús: “No hay amor más
grande que entregar la vida por sus amigos”.

2.

Felices los que descubran que “el amor humano no es un juego barato”, porque nunca dominarán,
manipularan ni explotarán a la persona amada”.

3.

Felices los chicos y las chicas que no reducen exclusivamente el amor a una vivencia sexual, porque
saborearán “la alegría de entregarse gratuitamente a los demás”.

4.

Felices los muchachos y las muchachas que conocen las exigencias del amor: salir de uno mismo y de
sus egoísmos, porque desembocarán en una sabrosa donación y entrega a la persona amada.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

72
J.C.C. San Pablo

5.

Felices los pibes que se empeñan mas en “amar que en ser amados”, porque vivirán el amor en
madurez.

6.

Felices los que colocan su felicidad en la felicidad de los demás, porque harán “habitable este mundo”.

7.

Felices los chicos y chicas que tienen por ley el “amor” porque han acertados, ya que “en la tarde de la
vida se les examinará del amor.

8.

Felices los jóvenes que parten del amor como el mejor material para construir un mundo nuevo, porque
levantarán “una ciudad donde todos están a gusto”.

LA FUERZA DEL AMOR
http://www.ctv.es/USERS/jalolo/fuerzadelamor.html

El núcleo del amor es la fuerza, el valor que mostramos para luchar
por lo que amamos, la fortaleza para defender lo que más
apreciamos, enfrentar desafíos, superar barreras, derribar
obstáculos.
Cuando el amor es auténtico surge con la fuerza de la audacia, el
atrevimiento, la osadía que nos lanza a correr riesgos para
conquistar lo que amamos; es en esa entrega sin condiciones donde
surgen fortalezas donde antes no las había.
El amor nos da el valor de:
- Luchar por nuestros sueños.
- Dar la vida por los que llevamos en el corazón.
- Modificar nuestra propia existencia.
- Cambiar nuestro ser.
- Rebasar el límite de nuestras potencialidades.
El amor nos da la fuerza:
- Para respetar a los seres que amamos.
- Para sonreír a pesar de las adversidades.
- De la humildad para pedir perdón.
- La grandeza de la comprensión.
- La nobleza de perdonar.
El amor nos da el poder:
- Para manifestar nuestras emociones.
- Para alcanzar estrellas.
- Para convertir nuestros sueños en realidades.
- Entregar nuestra vida por un ideal.
El amor nos transforma en seres superiores, nos despierta nuestra capacidad de asombro, nos da la
sensibilidad de la contemplación, nos impulsa a niveles infinitos, nos da la fuerza para recorrer nuestra
vida con un espíritu invencible y nos impulsa a alcanzar lo imposible.
El amor es la fuerza que Dios deposita en el corazón de todos los seres humanos, a cada uno corresponde
decidir vivir como un paladín o un cobarde, como un conquistador o un conformista, como un ser
excelente o un mediocre, como un ser lleno de luz o quien permanece por siempre en la oscuridad.
El amor hace nacer la fuerza para atrevernos a ser auténticos colaboradores en la grandeza de la
creación.
Pregúntate: Si de verdad amas, ¿estás luchando con todas tus fuerzas para conquistar lo que deseas?
- El valor para luchar por tus hijos.
- Cuidar de tus padres.
- Hacer feliz a tu pareja.

73
J.C.C. San Pablo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
- Conceder el perdón a tu enemigo.
- Pedir humildemente perdón a quien ofendiste.
Pregúntate:
¿Tienes la fuerza para amarte a ti mismo, de convertirte en el ser que estás llamado a ser?
¿Te atreverías a hacer de tu vida una obra magistral digna de las manos que te crearon?
¿Tendrás el valor de ser un auténtico hijo de Dios?
¿Tienes la fuerza del amor?

AMOR
Nadie tiene mayor amor que quien da la vida por sus amigos. Jn 15, 13, 1
El que no ama permanece en la muerte. I Jn 3, 14
El que ama, construye. I Cor 8, 1.
El verdadero amor es "paciente y benigno" I Cor 13, 4.
Hacerlo todo por amor: I Cor 16, 14.
Es también un fruto del Espiritu Santo: Cal 5, 22.
Dios es Amor. I Jn 4, 8.
No hay temor en el verdadero amor: I Jn 4, 18.
Es la señal que distingue al cristiano: Jn 15, 12.
El amor es fuerte como la muerte |...] Cant 8, 6.

AMOR
Tales almas son siempre aficionadas a dar mucho más que no a recibir, y aún con el mismo Criador
les acaece esto. Y esta afición santa merece nombre de amor, que es otras aficiones bajas tiénen le
usurpado el nombre.
SANTA TERESA, Camino de perfección 6, 7
Nadie hay que no ame, pero lo que interesa es cuál sea el objeto de su amor. No se nos dice que
amemos, sino que elijamos a quién amar.
SAN AGUSTIN, Sermón 34
El amor es la explicación de todo. Un amor que se abre al otro en su individualidad irrepetible y le
dice la palabra decisiva: "quiero que tú seas". Si no se comienza por esta aceptación del otro, como
quiera que se presente, reconociendo en él una imagen real, aunque empañada, de Cristo, no se
puede decir que se ama verdaderamente.
JUAN PABLO II, Aloc. 13lV1980
El amor ilumina el corazón.

SANTO TOMÁS, Sobre la caridad, I.c., p. 205

No dejan huella en el alma las buenas costumbres, sino los buenos amores.
Sermón 311

SAN AGUSTIN,

Es también característico del amor ir transformando al amante en el amado. Por lo cual, si amamos
lo vil y caduco, nos convertimos en viles e inseguros: Se hicieron despreciables como las cosas que
amaban (Os 9, 10). Pero si amamos a Dios, nos divinizamos, porque el que se une al Señor, se
hace un solo espiritu con El (I Cor 6, 17).
SANTO TOMAS, Sobre la caridad, 1. c., 202
Hay más amistad en amar que en ser amado. SANTO TOMAS, Suma Teológica, 22, q. 27, a. l

74
J.C.C. San Pablo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

Todo amor, desde el momento en que es auténtico, puro y desinteresado, lleva en si mismo su
justificación Amar gratuitamente es un derecho inalienable de la persona, incluso—habría que decir
sobre todo—cuando el Amado es Dios mismo. JUAN PABLO II, Aloc. 2VI1980
El amor basta por si solo, satisface por si solo y por causa de si. Su mérito y su remio se
identifican con él mismo. El amor no requiere otro motivo fuera de él mismo, ni tampoco ningún
provecho; su fruto consiste en su misma práctica. Amo porque amo, amo para amar. Gran cosa es
el amor, con tal de que recurra a su principio y origen, con tal de que vuelva siempre a su fuente y
sea una continua emanación de la misma.
SAN BERNARDO, Sermón 83
Esto es en verdad el amor: obedecer y creer al que se ama. SAN AGUSTIN, Hom. sobre S. Juan, 74
Conocer y Amar
El conocimiento es causa del amor por la misma razón por la que lo es el bien, que no puede ser
amado si no es conocido. SANTO TOMAS, Suma Teológica, 12, q. 27, a. 2
El amor es más unitivo que el conocimiento. SANTO TOMAS, Suma Teológica, 12, q. 28, a. l
El privilegio del hombre es poder amar.
El gran privilegio del hombre es poder amar, trascendiendo así lo efímero y lo transitorio. Puede
amar a las otras criaturas, decir un tú y un yo llenos de sentido. Y puede amar a Dios, que nos abre
las puertas del cielo [...].
J. ESCRIVÁ DE BALAGUER, Es Cristo que pasa, 48
El amor reviste de gran dignidad al hombre.

SANTO TOMÁS, Sobre la caridad, 1. c., 207

Nuestro corazón está hecho para amar
Este corazón nuestro ha nacido para amar. Y cuando no se le da un afecto puro y limpio y noble, se
venga y se inunda de miseria. El verdadero amor de Dios—la limpieza de vida, por tanto—se halla
igualmente lejos de la sensualidad que de la insensibilidad, de cualquier sentimentalismo como de
la ausencia o dureza de corazón.
J. ESCRIVÁ DE BALAGUER, Amigos de Dios, 183
Mi peso es el amor.

SAN AGUSTIN, Confesiones, 13

El amor a Dios hace posible y fortalece el amor humano
No es el amor pasional y sensible, sino la caridad que viene de Dios, la que afianza las buenas
relaciones entre los casados.
SAN AGUSTIN, Sermón 51
El Señor, por un don especial de su gracia y de su caridad, se ha dignado sanar, perfeccionar y
elevar este amor (humano). Tal amor, que junta al mismo tiempo lo divino y lo humano, conduce a
los esposos a un libre y mutuo don de si mismos, demostrado en la ternura de obras y afectos, y
penetra toda su vida. De ahí que sea algo muy superior a la mera inclinación erótica que, cultivada
en forma egoísta, desaparece pronto y miserablemente. CONC. VAT. Il, Const. Caudiam et spes, 49
El amor que tiene por motivo a Cristo es firme, inquebrantable e indestructible. Nada, ni las
calumnias, ni los peligros, ni la muerte ni cosa semejante será capaz de arrancarlo del alma. Quien
así ama, aun cuando tenga que sufrir cuanto se quiera, no dejará nunca de amar si mira el motivo
por el que ama. El que ama por ser amado terminará con su amor apenas sufra algo desagradable;
pero quien está unido a Cristo jamás se apartará de ese amor. SAN JUAN CRISÓSTOMO, Hom.
sobre S. Mateo, 60
Amor saca Amor
Amor saca amor.

SANTA TERESA, Vida, 22, 14

Donde no hay amor, pon amor y sacarás amor.
SAN JUAN DE LA CRUZ, Carta a la M. M. a de la Encarnación, en Vida

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

75
J.C.C. San Pablo

De todos los movimientos del alma, de sus sentimientos y de sus afectos, el amor es el único que
permite a la criatura responder a su Creador, si no de igual a igual, al menos de semejante a
semejante.
SAN BERNARDO, Sermón, 83 sobre el Cantar de los Cantares
El amor pide correspondencia
Esto es lo primero en al intención del amante: que sea correspondido por el amado. A esto tienden,
en efecto, todos los esfuerzos del amanta, a atraer hacia si el amor del amado, y si esto no ocurre,
es preciso que el amor se disuelvad. SANTO TOMAS, Suma contra los Centiles, III, 151
Dice Aristóteles que "amar es querer el bien para alguien", y siendo esto así, el movimiento del
amor tiene dos términos: el bien que se quiere para alguien [...] y ese alguien para quien se quiere
aquel bien.
SANTO TOMÁS, Suma Teológica, 12, q. 26, a. 4
Nada hay que mueva tanto a amar como el pensamiento, por parte de la persona amada, de que
aquel que la ama desea en gran manera verse correspondido. SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom.
sobre la 2a Epístola a los Corintios, 14
El verdadero amor crece con las dificultades; el falso, se apaga .Por experiencia sabemos que,
cuando soportamos pruebas difíciles por alguien a quien queremos, no se derrumba el amor, sino
que crece. Aguas torrenciales (esto es, abundantes tribulaciones) no pudieron apagar el amor (Cant
8, 7). Y así los santos, que soportan por Dios contrariedades, se afianzan en su amor con ello; es
como un artista, que se encariña más con la obra que más sudores le cuesta.
SANTO TOMÁS, Sobre la caridad, 1. c., p. 212
Todo lo duro que puede haber en los mandamientos lo hace llevadero el amor... ¿Qué no hace el
amor...? Ved cómo trabajan los que aman: no sienten lo que padecen, redoblan sus esfuerzos a
tenor de las dificultades.
SAN AGUSTIN, Sermón 96
No es posible separar el amor del dolor ni el dolor del amor; por esto, el alma enamorada se alegra
en sus dolores y se regocija en su amor doliente.
SAN PABLO DE LA CRUZ, Carta 1
[...] el amor se adquiere en la fatiga espiritual. El amor crece en nosotros y se desarrolla también
entre las contradicciones, entre las resistencias que se le oponen desde el interior de cada uno de
nosotros, y a la vez <desde fuera>, esto es, entre las múltiples fuerzas que le son extrañas e
incluso hostiles.
JUAN PABLO II, Hom. 3II1980
Felicidad y Amor
No puede llamarse feliz quien no tiene lo que ama, sea lo que fuere; ni el que tiene lo que ama si es
pernicioso; ni el que no ama lo que tiene, aun cuando sea lo mejor.
SAN AGUSTIN, Sobre las costumbres de la Iglesia, 1
El amor conduce a la felicidad. Sólo a los que lo tienen se les promete la bienaventuranza eterna. Y
sin él, todo lo demás resulta insuficiente.
SANTO TOMÁS, Sobre la caridad, 1. c., 204
El amor produce en el hombre la perfecta alegría. En efecto, sólo disfruta de veras el que vive en
caridad.
SANTO TOMAS, Sobre la caridad, 1. c., 205
El amor no conoce límites
Cuanto más amo, me siento todavía más deudor.

SAN AGUSTIN, Epístola 192

La fuerza del amor no mide las posibilidades. Ignora las fronteras. El amor no discierne, no
reflexiona, no conoce razones. El amor no se resigna ante la imposibilidad, no se intimida ante
ninguna dificultad.
SAN PEDRO CRISÓLOGO,Sermón 147
Todo amor auténtico vuelve a proponer en cierta medida la valoración primigenia de Dios, repitiendo
con el Creador, en referencia a cada individuo humano concreto, que su existencia es "algo muy
bueno" (Gen I, 31). ¿Cómo no recordar, a este respecto, la insistencia con que San Pablo retorna
sobre la dimensión universal de la caridad? El afirma que se ha hecho esclavo de todos (cfr. I Cor 9,
19), que se ha hecho todo para todos (ibid. 9, 22), que se esfuerza por "agradar a todos en todo"

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

76
J.C.C. San Pablo

(ibid. 10, 33); y exhorta: "mientras hay tiempo, hagamos bien a todos" (Cal 6, IO)
JUAN PABLO 11, Aloc. 13lV1980
Amor y Esperanza
El que alguien nos ame hace que nosotros esperemos en él; pero el amor a él es causado por la
esperanza que en él tenemos.
SANTO TOMAS, Suma Teológica,12, q. 40, a. 7
El amor a Dios es el amor por excelencia.Es, como he dicho, amor sin interés propio; todo lo que
desea y quiere es ver al alma que ama rica de los bienes del cielo. Esta sí es voluntad, y no estos
quereres desastrados de por acá, y aún no digo de los malos, que de ésos Dios nos libre SANTA
TERESA, Camino de perfección 7, I
¡No hay más amor que el Amor!

J. ESCRIVÁ DE BALAGUER, Camino, n. 417

La humildad, necesaria para amar.Cuanto más vacíos estamos de la hinchazón de la soberbia más
llenos estamos de amor.
SAN AGUSTIN, Trat. sobre la Santísima Trinidad, 8
Se manifiesta en las obras
El amor se manifiesta en las obras
El amor se manifiesta mejor con hechos que con palabras.
SANTO CURA DE ARS, Sermón sobre Jesucristo
Cuentan de un alma que, al decir al Señor en la oración "Jesús, te amo", oyó esta respuesta del
cielo: "Obras son amores y no buenas razones".Piensa si acaso tú no mereces también ese
cariñoso reproche.
J. ESCRIVÁ DE BALAGUER, Camino, n. 933
La recompensa del amor es amar más
La paga y el jornal del amor es recibir más amor hasta llegar al colmo del amor El amor sólo con
amor se paga.
SAN JUAN DE LA CRUZ, Cántico espiritual, 9, 7
Hacerlo todo por amor
Este breve mandato se te ha dado de una vez para siempre: Ama y haz lo que quieras; si te callas,
calla por amor; si hablas, habla por amor; si corriges, corrige por amor; si perdonas, perdona por
amor; ten la raíz del amor en el fondo de tu corazón: de esta raíz solamente puede salir lo que es
bueno.
SAN AGUSTIN, Coment. a la 1. a Epfstola de S. Juan, 7
Sólo el amor construye
Me convencí de que sólo el amor aproxima lo que es diferente y realiza la unión en la diversidad. Las
palabras de Cristo Un precepto nuevo os doy: que os améis los unos a los otros, como yo os he
amado (Jn 13, 34), me parecían entonces, por encima de su inigualable profundidad teológica, como
germen y principio de la única transformación lo suficientemente radical como para ser apreciada
por un joven. Germen y principio de la única revolución que no traiciona al hombre Sólo el amor
verdadero construye.
JUAN PABLO II, Aloc. lVII1980
Cada uno de los hombres—y toda la humanidad—vive <entre> el amor y el odio. Si no acepta el
amor, el odio encontrará fácilmente acceso a su corazón y comenzará a invadirlo cada vez más,
trayendo frutos siempre más venenosos.
JUAN PABLO II, Hom. 3II1980

Definiciones del amor y sus clases
Por Ricardo Yepes Stork
Al hablar de la voluntad dijimos que una de las cinco formas de querer podía llamarse amor de
benevolencia. La benevolencia como actitud moral también nos es familiar: consiste en prestar
asentimiento a lo real, ayudar a los seres a ser ellos mismos.
Si pensamos un poco más en esa definición, y sobre todo en esa actitud, enseguida descubriremos
que consiste en afirmar al otro en cuanto otro. Esto también puede ser llamado amor: «amar es
querer un bien para otro». El amor como benevolencia consiste, pues, en afirmar al otro, en querer

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

77
J.C.C. San Pablo

más otro, es decir, querer que haya más otro, que el otro crezca, se desarrolle, y se haga «más
grande». Esta forma de amor no refiere al ser amado a las propias necesidades o deseos, sino que
lo afirma en sí mismo, en su alteridad. Por eso es el modo de amar más perfecto, porque es
desinteresado, busca que haya más otro. También podemos llamarlo amor-dádiva, porque es el
amor no egoísta, el que ante todo afirma al ser amado y le da lo que necesita para crecer. Por eso,
amar es afirmar al otro.
Sin embargo, también existe la inclinación a la propia plenitud, un querer ser más uno mismo. Esto
es una forma de amor que podemos llamar amor-necesidad, porque nos inclina a nuestra propia
perfección y desarrollo, nos hace tender a nuestro fin, nos inclina a crecer, a ser más. Por eso
podemos llamarlo también amor de deseo. Esta forma de amor es el primer uso de la voluntad, que
hemos llamado simplemente deseo o apetito racional. Según él, amar es crecer. En cuanto la
voluntad asume las tendencias sensibles, en especial el deseo, éstas pueden llamarse también
amor, en el sentido de amor-necesidad o amor natural: «se llama amor al principio del movimiento
que tiende al fin amado», como dijimos al clasificar los sentimientos y pasiones.
Hay que decir, sin embargo, que llamar amor al deseo de la propia plenitud, a la inclinación a ser
feliz, a la tendencia sensible y a la racional, puede hacerse siempre y cuando este deseo no se
separe del amor de benevolencia, que es la forma genuina y propia de amar de los seres humanos.
La razón es la siguiente: el puro deseo supedita lo deseado a uno mismo, es amarse a uno mismo,
porque entonces se busca la propia plenitud, y la consiguiente satisfacción, y, por así decir, se
alimenta uno con los bienes que desea y llega a poseer. Pero a las personas no se las puede amar
simplemente deseándolas, porque entonces las utilizaríamos para nuestra propia satisfacción. A las
personas hay que amarlas de otra manera: con amor de amistad o benevolencia.
Así pues, el amor se divide de un primer modo, que es considerando su forma, uso o manera, que
es, como se acaba de ver, doble: el amor-necesidad y el amor dádiva. En las acciones nacidas de
la voluntad amorosa, que se explicarán después, sucede algo realmente singular: el quinto uso de la
voluntad (el amor dádiva) refuerza y transforma los cuatro restantes, empenzando por el
amornecesidad o deseo. Hay, pues, una correspondencia del amor de benevolencia con el
amor-necesidad y los restantes usos de la voluntad, de la cual resulta que éstos se potencian al
unirse con aquél. Antes de exponer esas acciones, y para terminar la exposición general acerca del
amor, son necesarias tres precisiones:
1) Todos los actos de la vida humana, de un modo o de otro, tienen que ver con el amor, ya sea
porque lo afirman o lo niegan. El amor es el uso más humano y más profundo de la voluntad. Amar
es un acto de la persona y por eso ante todo se dirige a las demás personas. Sin ejercer estos
actos, y sin sentirlos dentro, o reflexionar sobre ellos, la vida humana no merece la pena ser vivida.
De aquí se sigue que el amor no es un sentimiento, sino un acto de la voluntad, acompañado por un
sentimiento, que se siente con mucha o poca intensidad, e incluso con ninguna. Puede haber amor
sin sentimiento, y «sentimiento» sin amor voluntario. Sentir no es querer. En las líneas que siguen
se pueden ver muchos ejemplos de actos del amor que pueden darse, y de hecho se dan, sin
sentimiento «amoroso» que los acompañe. El amor sin sentimiento es más puro, y con él es más
gozoso. Pero ambos no se pueden confundir, aunque tampoco se pueden separar.
Ese sentimiento, que no necesariamente acompaña al amor sensible o voluntario, puede llamarse
afecto. Amar es sentir afecto. El afecto es sentir que se quiere, y se reconoce fácilmente en el
amor que tenemos a las cosas materiales, las plantas y los animales, a quienes «cogemos cariño»
sin esperar correspondencia, excepto en el caso de los últimos. El afecto produce familiaridad,
cercanía física, y nace de ellas, como ocurre con todo cuanto hay en el hogar. Pero además de
afectos, el amor tiene efectos: como todo sentimiento, se manifiesta con actos, obras y acciones
que testifican su existencia también en la voluntad. Los afectos son sentimientos; los efectos son
obra de la voluntad. El amor está integrado por ambos, afectos y efectos. Si sólo se dan los
primeros, es puro sentimentalismo, que se desvanece ante el primer obstáculo.
2) Uno de los efectos del amor es su repercusión en el propio sujeto que ama, y se llama place, que
es el gozo o deleite sentido al poseer lo que se busca o realizar lo que se quiere. De este modo «el
placer perfecciona toda actividad» y la misma vida, llevándola como a su consumación. Se pueden
señalar dos clases de placeres: «los que no lo serían si no estuvieran precedidos por el deseo, y
aquellos que lo son de por sí, y no necesitan de esa preparación».
A los primeros podemos llamarles placeres-necesidad, y nacen de la posesión de todo aquello que
se ama con amor-necesidad, por ejemplo, un trago de agua cuando tenemos sed. A los segundos

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

78
J.C.C. San Pablo

podemos llamarlos placeres de apreciación, y llegan de pronto, como un don no buscado, por
ejemplo, el aroma de un naranjal por el que cruzamos. Este segundo tipo de placer exije saber
apreciarlo: «los objetos que producen placer de apreciación nos dan la sensación de que, en cierto
modo, estamos obligados a elogiarlos, a gozar de ellos», por ejemplo, todos los placeres
relacionados con la música. Se sitúan en el orden del amor-dádiva porque exigen una afirmación
placentera de lo amado independiente de la utilidad inmediata para quien lo siente. El término
satisfacción, que se puede aplicar al primer tipo de placer, esclarece también lo que se quiere
indicar con el segundo.
La idea más habitual acerca del placer lo restringe más bien a la fruición sensible y «egoísta» propia
de los placeres-necesidad (dejarse caer en el sillón al llegar a casa), pero tiende a dejar en la
penumbra la satisfacción, más profunda, de los placeres de apreciación (encontramos un regalo en
nuestra habitación). Los placeres gustan al hombre, de tal modo que los busca siempre que puede.
Está expuesto por ello al peligro de buscarlos por capricho, y no por necesidad, haciendo de ellos
un fin, incurriendo entonces en el exceso (beber más de la cuenta si estamos sedientos). Enseñar a
alcanzar el punto medio de equilibrio entre el exceso y el defecto de los placeres corresponde a la
educación moral, que produce la armonía del alma.
3) La división del amor en amor-necesidad y amor-dádiva se hace, como se ha dicho, según el
modo de querer en uno y otro caso (primer y quinto uso de la voluntad respectivamente). Sin
embargo, también se puede dividir el amor según las personas a quienes se dirige, según tengan
con nosotros una comunidad de origen, natural o biológico, o no lo tengan.
En el primer caso, se da una cercanía y familiaridad físicas que hacen crecer espontáneamente el
afecto: padres, hijos, parientes... Este es un amor a los que tienen que ver con mi origen natural.
Podemos llamarlo amor familiar o amor natural. Cuando no se da esta comunidad de origen, el tipo
de amor es diferente: lo llamaremos amistad, que a su vez puede ser entendida como una relación
intensa y continuada, o simplemente ocasional. Un tercer tipo es aquella forma de amor entre
hombre y mujer que llamaremos eros y forma parte la sexualidad, y de la cual nace la comunidad
biológica humana llamada familia: es un amor de amistad transformado, intermedio entre esta última
y el amor natural.
Fuente: Fundamentos de Antropología, Pamplona 1996