You are on page 1of 20

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

San Pablo

J.C.C. 1

386. IRRADIAR A CRISTO
(Oración)
Oh Jesús!,
Ayúdame a esparcir tu fragancia donde quiera que vaya. Inunda mi alma de tu espíritu y vida.
Penétrame y aduéñate tan por completo de mí, que toda mi vida sea una irradiación de la tuya.
Ilumina por mi medio y de tal manera toma obsesión de mí, que cada alma con la que yo entre en
contacto pueda sentir tu presencia en mi alma.
Que al verme no me vea a mí sino a Ti en mí. Permanece en mí. Así resplandeceré con tu
mismo resplandor, y que mi resplandor sirva de luz para los demás, Mi luz toda de Ti vendrá, Jesús; ni
el más leve rayo será mío. Serás Tú el que iluminarás a otros por mi medio.
Sugiéreme la alabanza que más te agrada, iluminando a otros a mi alrededor. Que no lo
pregone con palabras sino con mi ejemplo, con el influjo de lo que yo lleve a cabo, con el destello
visible del amor que mi corazón saca de Ti. Amén.
Madre Teresa de Calcuta
1. Buenos Días
(Oración)
Señor Jesús:
Me cuesta comenzar este día porque sé que es una nueva tarea, un nuevo compromiso, un
nuevo esfuerzo.
Porque te amo, quiero comenzar este día con entusiasmo, con alegría, en mi propia persona.
Gracias, Señor Jesús, por este nuevo empezar.
Gracias, Señor Jesús, por tu presencia, tu amor y compañía en este caminar de mi existencia.
Quiero sembrar paz, solidaridad y amor entre mis hermanos.
Que cuantos se me allegan, ninguno deje de escucharme algo que pueda serle útil.
Que ninguno note debilitada su fe en sí mismo.
Que ninguno se retire sin alivio en sus dolores y dificultades.
Déjame sentir tu honda paz, presente en cada experiencia en la armonía de vivir.
Guárdame de palabras ociosas y vanas fantasías.
Calma la carrera de mi mente para que mis pensamientos tengan claridad y la luz de tu Santo
Espíritu me ilumine en cada instante de este día.
Bien sé Señor que esta tarea la comienzan cada día muchos hermanos de cualquier punto de
la tierra y eso me alienta y empuja.
También te pido por ellos y con ellos te digo:
BUENOS DIAS SEÑOR
Agradecemos esta aportación a: Emma Edith Fontecha.

383. Oración franciscana
(Oración)
¿Que tengo yo, Señor Jesús, que Tu no me hayas dado?
¿Que se yo que Tu no me hayas enseñado?
¿Que valgo yo si no estoy a tu lado?
¿Que merezco si a Ti no estoy unido?

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 2

¡Perdóname los yerros que contra Ti he cometido,
pues me criaste sin que yo lo mereciera
y me redimiste sin que te lo pidiera!
Mucho hiciste en redimirme
y no serás menos poderoso en perdonarme;
pues la mucha sangre que derramaste
y la acerba muerte que padeciste,
no fue por los ángeles que te alaban,
sino por mi y los demás pecadores que te ofenden.
Si te he negado, déjame reconocerte.
Si te he injuriado, déjame alabarte.
Si te he ofendido, déjame servirte.
Porque es mas muerte que vida
la que no esta empleada en tu santo servicio

Fray Francisco Solano
Agradecemos esta aportación a Martha Alejandra Tamez de la Garza

23. SABER ORAR
(Oración)
Cuentan que un humilde zapatero tenía la costumbre de hacer siempre sus oraciones en la
mañana, al mediodía y en la tarde. Se servía de un libro de plegarias porque no se sentía capaz de
dirigirse al Creador con sus pobres palabras.
Un día, se sintió muy mal porque, estando de viaje, olvidó su libro. Nuestro buen zapatero le
dijo entonces a Dios: "Perdóname, Dios mío, porque necesito orar y no sé cómo. Ahora bien, ya que
Tú eres un Padre de amor voy a recitar varias veces el alfabeto desde la A hasta la Z, y Tú que eres
sabio y bueno podrás juntar las letras y sabrás qué es lo que yo te quiero decir".
Cuenta la historia que ese día Dios reunió a sus ángeles en el cielo y les dijo conmovido que
esa era la más sincera y la más bella de las oraciones que le habían hecho en mucho tiempo. Una
oración con las cualidades de la plegaria que hace milagros, cierra heridas, ilumina, fortalece y acerca
los corazones, es decir, una plegaria humilde, confiada, sincera y amorosa. ¡Cuánta necesidad
tenemos de estas oraciones! Todos debemos aprender a orar con el corazón, a alabar, a bendecir, a
perdonar, a agradecer. Y, claro, a tener bien presente que la oración se ve en la acción, en los buenos
frutos y en un compromiso por la justicia y por la paz. En efecto, actuar sin orar es desgastarse y orar
sin actuar es engañarse. Por eso comparto con ustedes este comentario al Padre
Nuestro, esperando deje valiosas inquietudes en su espíritu:
Di Padre.
Si cada día te portas como hijo y tratas a los demás como hermanos.
Di Nuestro.
Si no te aíslas con tu egoísmo.
Di que estás en los cielos.
Cuando seas espiritual y no pienses sólo en lo material.
Di santificado sea tu nombre.
Si amas a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con todas tus fuerzas.
Di venga a nosotros tu reino.
Si de verdad Dios es tu rey y trabajas para que Él reine en todas partes.
Di hágase tu voluntad.
Si la aceptas y no quieres que sólo se haga la tuya.
Di danos hoy nuestro pan.
Si sabes compartir con los pobres y con los que sufren.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 3

Di perdona nuestras ofensas.
Si quieres cambiar y perdonar de corazón.
Di no nos dejes caer en tentación.
Si de verdad estás decidido a alejarte del mal.
Di líbranos del mal.
Si tu compromiso es por el bien.
Y di amén.
Si tomas en serio las palabras de esta oración.
Agradecemos esta aportación a Nelson Hernández Zaher

28. CREO EN TI
(Oración)
Creo en Ti, Señor... pero ayúdame a creer con firmeza.
Espero en ti... pero ayúdame a esperar sin desconfianza.
Te amo Señor...pero ayúdame a no volver a ofenderte.
Te adoro Señor, por que eres mi creador y te anhelo porque eres mi fin.
Te alabo por que no te cansas de hacerme el bien, y me refugio en Ti porque eres mi protector.
Que Tu sabiduría Señor, me dirija, y Tu justicia me reprima.
Que Tu misericordia me consuele y Tu poder me defienda.
Te ofrezco, Señor, mis pensamientos, te ofrezco mis palabras, ayúdame a hablar de ti.
Te ofrezco mis obras, ayúdame a cumplir tu voluntad.
Te ofrezco mis penas, ayúdame a sufrir por Ti.
Todo aquello que quieras Tú, Señor, lo que quiero yo, precisamente porque lo quieres Tú,
como Tú lo quieras y durante todo el tiempo que lo quieras.
Te pido Señor que ilumines mi entendimiento, que fortalezcas mi voluntad,
que purifiques mi corazón y santifiques mi espíritu.
Señor, hazme llorar mis pecados, rechazar las tentaciones,
vencer mis inclinaciones al mal y cultivar las virtudes.
Dame Tu gracia, Señor, para amarte y olvidarme de mí,
para buscar el bien de mi prójimo sin tenerle miedo al mundo.
Dame la gracia para ser obediente con mis superiores,
comprensivo con mis inferiores, solícito con mis amigos y generoso con mi enemigo.
Ayúdame, Señor, a superar con austeridad al placer,
con generosidad la avaricia, con amabilidad la ira y con fervor la tibieza.
Que sepa yo tener prudencia, Señor, al aconsejar;
valor en los peligros, paciencia en las dificultades, sencillez en los éxitos.
Concédeme, Señor, atención al orar, sobriedad al comer,
responsabilidad en mi trabajo y firmeza en mis propósitos.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 4

Ayúdame a conservar la pureza del alma, a ser modesto en mis actitudes,
ejemplar en mi trato con el prójimo y verdaderamente cristiano en mi conducta.
Concédeme tu ayuda para dominar mis instintos, para fomentar en mí Tu gracia,
para cumplir Tus mandamientos y obtener mi salvación.
Enséñame, Señor, a comprender la pequeñez de lo terreno, la grandeza de lo divino,
la brevedad de esta vida y la eternidad de la futura
Concédeme, Señor, una buena preparación para la muerte y un santo temor al juicio,
para librarme del infierno y obtener Tu gloria.
Por Cristo Nuestro Señor. AMEN.
Agradecemos la aportación a: Claudia Rivera, esperando que su hermano se recupere pronto.
92. HOLA, SOY JAIME
(Oración)
Se cuenta de un anciano andrajoso que cada día a las doce entraba a la Iglesia, permanecía
unos pocos minutos dentro y se iba. El cuidador estaba preocupado por los valiosos adornos del altar.
Todos los días lo vigilaba cuidadosamente para estar seguro que nada se llevara.
Un día el cuidador se le acerco: - "Oiga amigo, ¿A qué viene todos los días a la Iglesia?" "Vengo a orar" - contestó cortésmente el anciano. - "Pero ..." - dijo cautelosamente el cuidador"...usted no se queda tanto tiempo para orar." - "Solamente lo necesario. No sé hacer largas
oraciones, pero todos los días vengo y digo: "Hola Jesús, soy Jaime". Entonces espero un minuto, y
me voy. Pienso que El me escucha aunque sea corta la oración."
Un día, cuando cruzaba la calle, un vehículo arrolló a Jaime, y éste fue hospitalizado con una
pierna quebrada. La sala donde lo pusieron era un lugar molesto para las enfermeras encargadas.
Algunos de los hombres estaban malhumorados y en actitud miserable y otros no hacían mas que
quejarse y gruñir desde la mañana hasta la noche.
Poco a poco los hombres fueron dejando sus rezongos hasta que llegaron a demostrar alegría
y conformidad. Un día cuando la enfermera recorría la sala oyó reír a los hombres.
- "Qué les ha pasado? !Se ven tan contentos!" - "Es el viejo Jaime" -contestaron-, "siempre está
alegre, jamás se queja aunque padece de fuertes dolores." - La enfermera fue hasta la cama de
Jaime, donde con su cabeza de plata, yacía acostado con una sonrisa en el rostro:
- "Bien, estos hombres dicen que eres el causante de la transformación de esta sala. Dicen que
estás siempre feliz." - "Es verdad enfermera. Pero no puedo evitarlo. Usted comprenderá, enfermera,
es mi visitante, él me hace feliz."
- "¿Visitante?" - La enfermera estaba asombrada, porque no había notado que alguien estuviera
visitando a Jaime. Su silla estaba siempre vacía en las horas de visita, "¿Cuándo viene la visita?"
- "Todos los días" -contestó Jaime. - "Sí, todos los días a las doce, él viene y se para junto a mi
cama. El me sonríe y me dice:"
- "Hola Jaime, soy Jesús"
Autor desconocido - Aportado por Amparo Muñoz Solís
Y a ti... que: QUE TE DICE el Señor:
"En aquel tiempo, los discípulos de Juan fueron a ver a Jesús y le preguntaron: "¿Por qué tus
discípulos no ayunan, mientras nosotros y los fariseos sí ayunamos?" Jesús les respondió: "¿Cómo
pueden llevar luto los amigos del esposo, mientras él está con ellos? Pero ya vendrán días en que les
quitarán al esposo, y entonces sí ayunarán".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 5

Del Evangelio Según San Mateo 9, 14-15

387. LA CONTESTADORA DE DIOS
(Oración)
¿Qué sucedería si Cristo decidiera instalar una contestadora telefónica automática en el cielo?
Imagínate rezando y escuchando el siguiente mensaje:
* Gracias por llamar a la Casa de mi Padre... Por favor selecciona una de las siguientes opciones:
Presiona 1 para "peticiones".
Presiona 2 para "acciones de gracias".
Presiona 3 para "quejas".
Presiona 4 para cualquier otro asunto.
Imagínate que Dios usara la excusa tan conocida...
* De momento todos nuestros ángeles están ocupados, atendiendo a otros orantes. Por favor
manténgase rezando y su oración será atendida en el orden que fue recibida...
Te imaginas obteniendo este tipo de respuestas cuando llames a Dios en tu oración...
* Si deseas hablar con Gabriel, presiona 5.
* Con Miguel, presiona 6.
* Con cualquier otro ángel, presiona 7.
* Si deseas que el Rey David te cante un Salmo, presiona 8.
* Si deseas hacer reservaciones para la casa de mi Padre, simplemente presiona: J U A N, seguido
de los números 3, 1 - 6.
* Si deseas obtener respuestas a preguntas necias sobre los dinosaurios, la edad de la Tierra, dónde
está el Arca de Noé, por favor espérate a llegar al Cielo.
Te imaginas lo siguiente en tu oración:
* Nuestra computadora señala que ya llamaste otra vez hoy, por favor cuelga inmediatamente y
despeja la línea para otros que quieren también rezar.
O bien lo siguiente:
* Nuestras oficinas están cerradas el fin de semana, por favor vuelve a llamar el lunes.
GRACIAS A DIOS que esto no sucede...
GRACIAS A DIOS que le puedes llamar en oración cuántas veces necesites...
GRACIAS A DIOS que a la primera llamada El siempre te contesta...
GRACIAS A DIOS porque en JESUS y con JESUS nunca estará la línea ocupada...
GRACIAS A DIOS que El nos responde personalmente y nos conoce por nuestro nombre...
GRACIAS A DIOS que El conoce nuestras necesidades antes de que se las manifestemos...
GRACIAS A DIOS porque de nosotros depende llamarle en ORACION...
GRACIAS A DIOS por leer este mensaje...
Padre José Antonio

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 6

135. EL CRISTIANO Y EL PELUQUERO
(Oración)
Un cristiano y un peluquero no creyente estaban caminando por los barrios de la ciudad.
El peluquero dijo al cristiano: "Es por esto por lo que no puedo creer en el Dios que tú me
hablas, en un Dios de Amor. Si Dios fuera así como tu dices, EL no permitiría que estos vagos fueran
adictos a la droga y a otros hábitos destructivos. No, no puedo creer en un Dios que permite todo
esto."
El cristiano estuvo callado hasta que se encontraron con un hombre particularmente
descuidado. El cabello le llegaba hasta el cuello y la barba sin rasurar.
El cristiano le dijo: "No serías un buen peluquero si permites que un hombre como éste continue
viviendo aquí sin un corte de pelo y una buena rasurada."
Indignado, el peluquero contestó: "¿Porqué me culpas por la condición de este hombre? No
puedo evitar que él esté así. Nunca ha ido a mi peluquería, yo podría arreglarlo y hacelo verse como
un caballero si él me lo pidiera."
El cristiano miró fijamente al peluquero y le dijo: "Entonces no puedes culpar a Dios por permitir que
los hombres sigan viviendo en sus malos caminos. EL constantemente los está invitando
a acercarse para ser salvados y recibir sus promesas a través de su palabra, pero al igual
que este hombre, no se lo han pedido.
"Esta decisión es personal y sólo tienes que invitarlo a entrar a tu corazón."
Anónimo.

186. EXAMEN ESPIRITUAL
(Oración)
El oro más brillante se opaca y es necesario pulirlo.
Las Herramientas de acero mas resistentes pierden el filo y es necesario afilarlas.
El mejor acumulador se agota y es necesario cargarlo.
Todo buen negocio requiere de un examen mensual.
Lo mismo pasa con mi alma inmortal.
Mis altos ideales pueden deteriorarse.
Mi fuerza de voluntad puede perder algo de su "filo".
Mi sensibilidad espiritual puede "debilitarse".
Mis buenos propósitos pueden "agotarse".
El negocio de mi salvación necesita un "examen" constante.
Como hombre verdaderamente prudente e interesado en su bienestar, me propongo cultivar una
frecuente "conferencia de paz" con Dios.

257. NO TE ME VAYAS
(Oración)
Cuando encuentres cerrada
la puerta de mi corazón, tírala y entra; no te me vayas, Señor.
Cuando las cuerdas de mi guitarra
olviden tu nombre, espera, te ruego; no te me vayas, Señor.
Cuando tu llamada
no alcance a despertar mi torpeza, fulmíname con tu dolor; no te me vayas, Señor.
Cuando yo ponga a otros en tu trono,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 7

oh Rey de mi vida, no te me vayas, Señor.
Del libro "para darle sabor al caldo" del P. Hermenegildo Zanuso.
243. ORACIONES DE PRINCIPIOS DE SIGLO (I)
(Oración)
Visita al Santísimo (niños):
Niñito Jesús que estás en el copón échate un brinquito y entra en mi corazón.
Antes de emprender un viaje:
Sagrado Corazón de Jesús del buen camino... ...haz que lleguemos sanos y salvos a nuestro destino.
Después de comulgar:
Ángeles y Serafines ayudadme a bendecir a Jesús sacramentado que acabo de recibir.
Antes de dormirnos (nos persignamos):
Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, la Virgen me cuida y el Espíritu Santo.
Antes de dormirnos:
Ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche, ni de día. No me dejes solo
pues me perdería.
Antes de dormirnos:
San Jorge Bendito amarra tus animalitos para que no nos piquen ni a mamá, ni a papá, ni a mí, ni a
ninguno de mis hermanitos.

276. DAME FUERZAS
(Oración)
Dame, Señor, fuerzas
para llevar ligero
mis alegrías y mis penas.
Dame fuerzas para que mi amor
dé frutos útiles.
Dame fuerzas para no
renegar nunca del pobre
ni doblar mi rodilla
al poder insolente.
Dame fuerzas para levantar
mi pensamiento sobre
la pequeñez cotidiana.
Dame fuerzas, en fin,
para rendir mi fuerza,
enamorado, a tu voluntad.
(R. Tagore)
Agradecemos esta aportación a Luisa Riojas

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 8

290. MARQUE EL 91:1
(Oración)
La mayoría de la gente sabe que si uno marca en el teléfono los números 911 en los Estados
Unidos obtiene ayuda en una emergencia. Es tan simple que hasta los niños en edad preescolar han
salvado vidas marcándolos. Tres números lo hacen todo.
En una emergencia, la ayuda está a la corta distancia de tres teclas que se marcan en el
teléfono.
Siempre es necesario en nuestras crisis y emergencias, buscar ayuda divina. Cuando eso
sucede podemos marcar los mismos números en la Biblia: el Salmo 91:1. Allí encontramos la ayuda y
la protección de nuestro Dios todopoderoso. Este salmo nos recuerda que Dios es nuestro "refugio" y
que podemos descansar bajo su sombra.
Cuando enfrentamos las crisis de la vida, a menudo tratamos de sobrevivir por nuestra propia
cuenta. Olvidamos que lo que más necesitamos es, la protección de Dios y el consuelo de su
presencia, y que están disponibles con sólo pedirlos.
La próxima vez que el peligro espiritual amenace, marca el Salmo 91.1 : "Tú que habitas al
amparo del Altísimo, a la sombra del Todopoderoso, dile al Señor: << Mi amparo, mi refugio; en ti, mi
Dios, yo pongo mi confianza".
-- SI MORAMOS BAJO LA SOMBRA DE LAS ALAS DE DIOS, NO TENEMOS QUE TEMER
LAS SOMBRAS DE LA VIDA-Agradecemos la aportación de: Pastor Cruz Cruz

292. VICTORIA
(Oración)
Cuando todo se desmorona en nuestros proyectos humanos, en nuestros apoyos terrestres;
cuando de nuestros más bellos sueños sólo nos queda la desilusión; cuando nuestros mejores
esfuerzos y nuestra firme voluntad no alcanzan el objetivo propuesto; cuando la sinceridad y el ardor
del amor nada consiguen y el fracaso está ahí, desolador y cruel, frustrando nuestras más bellas
esperanzas, Tú permaneces, Señor, indestructible y fuerte, nuestro amigo que todo lo puede.
Tus designios permanecen intactos, nada puede impedir que tu voluntad se cumpla. Tus
sueños son más bellos que los nuestros y Tú, los realizas.
Conviertes los fracasos en un triunfo mayor, nunca eres vencido. Tú, que de la nada haces
surgir el ser y la vida, tomas nuestra impotencia en tus manos creadoras, con infinito amor, y la haces
producir un fruto. Obra tuya, mejor que todos nuestros deseos.
En Ti, nuestra esperanza se salva del desastre, cumplida en plenitud.
Agradecemos su aportación a Maryhlin de Zavaleta

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 9

293. TU VERBO HECHO CARNE
(Oración)
Tu Verbo hecho carne
vino a nuestra tierra
para recrear lo que estaba perdido
y devolver la vida a lo que no tenía alma.
Que él nos dé sin medida
el Agua Viva que fecundará nuestros desiertos
y la luz que bañará nuestros ojos.
Que pronuncie sobre nosotros una palabra de resurrección
para que estemos vivos siempre
Que su Espíritu sea el soplo
de todos aquellos a los que un mismo bautismo
ha sumergido en la muerte del calvario
y en la vida eterna la mañana
Del nuevo día.
Con ellos, hermanos y hermanas
nacidos de tu gracia,
Dios, creador de la esperanza,
¡Te adoramos!

365. SÚPLICA EN EL CANSANCIO
(Oración)
Al volver del trabajo cansado uno, a veces, no sabe como "parar la pelota", como "enganchar"
nuevamente con la Vida, la de la familia.
Esta reflexión la extraje de Ignacio Larrañaga, y es una oración a nuestra Madre, es casi una
SUPLICA EN EL CANSANCIO
Madre, vengo del tumulto de la vida. El cansancio me invade todo el cuerpo y sobre todo el
alma. Es tan difícil aceptar con paz todo lo que sucede alrededor de uno durante una jornada de
trabajo y lucha...
Las cosas en las que habíamos depositado tanta ilusión, decepcionan. Las personas alas que
queremos entregar bondad, nos rechazan. Y aquellas otras a las que acudimos en una necesidad,
intentan sacar provecho.
Por eso vengo a Ti, oh Madre, porque dentro de mí camina un niño inseguro. Pero junto a Ti me
siento fuerte y confiado. Sólo el pensar que tengo una madre como Tú, me da ánimo. Me siento
apoyado en tu brazo y guiado por tu mano. De esta manera puedo, con tranquilidad, retomar el
camino.
Renuévame por completo para que consiga ver lo hermoso de la vida. Levántame para que
pueda caminar sin miedo. Dame tu mano para que acierte siempre con mi camino. Dame tu
bendición, para que mi presencia sea, en medio del mundo, un signo de tu bendición. Amén.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 10

Ignacio Larrañaga

296. "PADRE NUESTRO" QUE COMPROMETE
(Oración)
C Católico
D Dios
C PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO
D ¿Sí?
C No me interrumpas, estoy rezando.
D Pero, tú me llamaste
C ¿Te llamé? Yo no te llamé, estoy rezando el PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO
D Ves lo hiciste otra vez
C ¿Hice qué?
D Me llamaste. Dijiste PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN EL CIELO. Aquí estoy , ¿qué traes en
mente?
C No quise decir nada con eso. Yo estaba, sabes, solo diciendo mis oraciones diarias. Siempre rezo
la oración que el Señor nos enseñó. Me hace sentir bien, algo así como que estoy cumpliendo
con mi obligación.
D Muy bien síguele.
C SANTIFICADO SEA TU NOMBRE
D Detente, ¿Qué quieres decir con eso?
C ¿Con qué?
D Con SANTIFICADO SEA TU NOMBRE
C Significa…significa…Santo Dios. No sé lo que significa. ¿Cómo iba yo a saberlo? , solo es parte de
mi oración. Por cierto ¿Qué significa?
D Significa ¡Glorioso, Santo, Maravilloso!
C Ahora lo entiendo, nunca había pensado en lo que Santificado quería decir. VENGA A NOSOTROS
TU REINO, HAGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO.
D ¿En verdad quieres decir eso?
C Por supuesto, ¿porqué no?
D ¿Qué vas a hacer al respecto?
C ¿Hacer? Nada. Supongo que solo pienso que sería mejor que tu tomaras el control de todo aquí
abajo así como lo tienes allá arriba.
D ¿Tengo control de ti?
C Bueno, yo voy a la iglesia
D Eso no es lo que te pregunté, ¿qué hay del hábito de lujuria que tienes?, ¿y tu mal carácter? Ahí
tienes un problema real, sabes. Y la forma de gastarte todo tu dinero en ti mismo. ¿Y que del tipo
de libros que lees?
C Párale, párale. Soy solo tan bueno como algunos del resto de hipócritas que dizque van a la iglesia.
D Perdóname, yo pensé que estabas rezando que se hiciera MI VOLUNTAD. Si eso ha de pasar,
tendrá que empezar con los que lo están pidiendo. Cómo tú por ejemplo.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 11

C Bien, bien creo que tengo algunas mañitas ahora que lo mencionas, y podría mencionar algunas
cositas más también yo. No había pensado mucho en eso. Hasta ahora me gustaría realmente
cortarle algunas de esas cosas. Me gustaría… tú sabes ser realmente libre.
D Bien ya estamos logrando algo, trabajando juntos tú y yo podemos verdaderamente ganar muchas
victorias. Estoy orgulloso de ti.
C Mira Señor, necesito terminar aquí, me esta llevando más tiempo de lo normal. DANOS HOY
NUESTRO PAN DE CADA DIA.
D Necesitas cortarle al pan, ya estas pasado un poco de peso.
C ¡Un momento! ¿Qué es esto? ¿Criticándome a mí? , aquí estaba yo cumpliendo mis obligaciones
religiosas y de repente te metes y me recuerdas todos mis malos hábitos. Hacer oración es algo
peligroso, podrías salir cambiado, sabes.
D Eso es lo que estoy tratando de comunicarte. Tú me llamaste y aquí estoy. Es muy tarde para
pararle aquí. Sigue orando, estoy interesado en lo que sigue de tu oración, bien síguele.
C Me da miedo hacerlo
D ¿Miedo de qué?
C Es que ya sé lo que vas a decir
D Pruébame y verás
C PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIEN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE
NOS OFENDEN
D ¿Qué me dices de Memo?
C Ya sabía que lo mencionarías. Porqué Señor?, ha dicho mentiras de mí, me ha robado algún
dinero, nunca me pagó esa deuda, he jurado que me la cobraría.
D Pero , ¿y tu oración? ¿qué hay de ella?
C No la dije en serio
D Bueno al menos eres franco, pero no es muy divertido cargar a todas partes con tu amargura ¿ o si
lo es?
C No, pero tan pronto como me las cobre me sentiré mejor. Que si tengo planes para ese Memo. Más
le valdría no haberme hecho daño.
D No te sentirás mejor, te sentirás peor . La venganza no es dulce, piensa en lo infeliz que ya eres. Yo
puedo cambiar todo eso.
C ¿Tu puedes?, ¿cómo?
D Perdona a Memo. Entonces te perdonaré y el odio y el pecado serán problema será de Memo y no
tuyos. Podrás perder el dinero, pero habrás calmado tu corazón.
C Pero Señor, no puedo perdonarlo.
D Entonces no puedo perdonarte.
C Tienes razón como siempre. Y más que vengarme de Memo yo quiero estar bien contigo , bueno,
bueno, lo perdono. Ayúdalo Señor a encontrar el camino correcto de la vida, y ahora que lo
pienso, tiene la tendencia a ser muy miserable. Alguien que vive haciendo a otros esas cosas
debe estar muy emproblemado en su interior. Te ruego que de alguna forma alguien le muestre el
camino correcto.
D Ves ¡Maravilloso! ¿Cómo te sientes?
C Hmm. No mal, nada mal. De hecho me siento estupendo. Sabes pienso que no me iré tenso a
dormir esta noche por primera vez en mucho tiempo. Quizá ya no me sienta cansado pues no
estaba descansando lo suficiente.
D Todavía no terminas tu oración, síguele.
C Esta bien Y NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACION, y LIBRANOS DEL MAL. Bien , bien eso
haré precisamente.
D Y tú aléjate de las ocasiones y lugares en que puedas caer en la tentación.
C ¿Qué me quieres decir con eso?

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 12

D Ya no te acerques más a los "puestos" donde venden Playboy. Cambia algunas amistades, algunos
de tus llamados "amigos" te están empezando a convencer. Presumen que se están divirtiendo
mucho, pero para ti sería destructivo. Y no me uses como último recurso.
C No te entiendo.
D Sí me entiendes. Lo has hecho muchas veces. Te metes en problemas y vienes a mi corriendo
"Señor ayúdame a salir de este enredo y te prometo no volverlo a hacer" ¿ te acuerdas de
algunos de estos regateos que trataste de hacerme?
C Sí y me da pena. Señor, en verdad me da vergüenza.
D ¿De cuáles regateos te acuerdas?
C Bueno, cuando la vecina me vio saliendo de la cantina y yo le había dicho a mi madre que iba a ir a
la tienda. Me acuerdo de haberte pedido : "Señor, que no le diga a mi madre donde estuve y te
prometo que voy a ir a la iglesia todos los domingos".
D Ella no se le contó a tu mamá, pero tu no cumpliste tu promesa, ¿No fue así?
C Lo siento Señor , en serio. Hasta el día de hoy pensaba que con rezar era suficiente, nunca esperé
que tu me contestaras así mi oración.
D Síguele y termina tu oración.
C PORQUE TUYO ES EL REINO, EL PODER Y LA GLORIA POR SIEMPRE , AMEN
D ¿Sabes que me daría Gloria?, ¿Qué me haría realmente feliz?
C No, pero me gustaría saberlo. Yo quiero agradarte. Ahora ya puedo ver lo bueno que sería que yo
fuera un seguidor tuyo.
D ¡Acabas de contestar la pregunta!!
C ¿Lo hice?
D Sí, lo que me daría gloria es tener gente como tú que en verdad me amen y me sigan. Ahora que ya
han sido expuestos y quitados algunos de esos antiguos pecados, ¿habrá algo que tú y yo no
podamos lograr hacer juntos?
C ¡Señor, veamos lo que podemos hacer !
D Sí hijo, veamos.
Anónimo

306. BENDICE ESTE TRABAJO
(Oración)
Señor:
Bendice esta jornada de trabajo,
bendice mis esfuerzos para que rindan fruto de excelencia.
Dame amor y talento para hacer de la mejor manera mi tarea,
y para realizarla con honradez y acierto,
y bendice mi empeño de cuidar los detalles y esmerarme tras la perfección.
Hijo Mío:
Cuida bien de este día y de su quehacer.
Este día de trabajo es la luz y es la vida,
el goce de forjar y crear la gloria de la acción
y la verdad honesta y generosa de la tarea del hombre.
Un día de trabajo bien empleado te da felicidad, sueño tranquilo y te atrae bendiciones lo
mismo en la tierra que en el cielo.
Luis Castañeda y Jorge Mejía

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 13

364. SIMPLEMENTE SALUDANDO
(Oración)
Un sacerdote recorría su iglesia en el medio del día para observar el altar y ver quien había
venido a rezar.
Entonces la puerta se abrió, un hombre por el pasillo avanzó el sacerdote refunfuñó por que sin
afeitarse el hombre se presentó.
Su camisa era gastada su tapado viejo y sucio.
El hombre se arrodilló, su cabeza inclinó luego se levantó y enseguida se alejó.
En los días que siguieron el tipo llego al mediodía por un momento se arrodilló, en su mano, la
comida del día.
Sospechando el sacerdote un robo se vio venirse decidió a preguntarle ¿que estas haciendo
aquí? El viejo hombre le dijo que trabajaba al final de la avenida para comer media hora tenía la hora
de almorzar era su hora de rezar para encontrar fortaleza y ganas de trabajar.
"Solo un momento me quedo porque la fabrica esta lejos y cuando me arrodillo para con el
Señor hablar esto es mas o menos lo que vengo a susurrar: - Vine otra vez Señor ha decirte cuan
feliz he estado desde que somos amigos y mi pecado te has llevado. Sobre como rezar con mucha
idea no ando pero cada día en vos estoy pensando así que, Jesús, este soy yo simplemente
saludando.
- "Incómodo el sacerdote le dijo que bien estaba y el dio la bienvenida para que viniera cada
mediodía.
Al irse el hombre agradeció y hacia la puerta se apuró el sacerdote frente al altar se arrodilló
pocas veces ahora lo hacia ocupado con las tareas del día. Su corazón se derritió y de amor se
enterneció ahí a Jesús encontró y de lagrimas se empapó; en su corazón aquella oración repitió:
"Vine otra vez Señor ha decirte cuan feliz he estado desde que somos amigos y mi pecado te
has llevado. No he estado hoy mucho rezando pero cada día en vos estoy pensando así que, Jesús,
este soy yo simplemente saludando."
Pasó un mediodía y el sacerdote notó que el viejo hombre no se presentó sin el hombre
pasaron varios días y al sacerdote preocupado se lo veía.
En la fabrica por el preguntó enfermo, le dijeron, se reportó la gente en el hospital estaba
preocupada pero el viejo hombre por nada se inquietaba.
La semana que ellos lo tuvieron trajo cambios, le dijeron. Su contagiosa alegría, su sonrisa
permanente, sin lugar a dudas cambiaron a la gente.
La enfermera no entendía, de donde le venia tal alegría cuando ni flores, ni llamadas, ni tarjetas
recibía, ni siquiera un visitante en algún momento venía.
El sacerdote junto a su cama se quedó y las palabras de la enfermera escuchó: no había ni un
amigo que interés demostrara no tenía un lugar donde sus cuerpo reposara.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 14

Sorprendido el viejo hombre habló y con una enorme sonrisa explicó: "La enfermera se
equivoca, ella no puede saber que todo este tiempo aquí cada mediodía, El esta aquí, un amigo muy
querido, que se sienta aquí conmigo, luego que mi mano ha sostenido se inclina y me susurra al oído:
"Vine otra vez ha decirte cuan feliz he estado, desde que somos amigos y tu pecado ME he
llevado. Siempre me gusta verte rezando y cada día en vos estoy pensando así que YO JESUS
simplemente saludando."
Teresa Miller

308. CARTITA AL NIÑO JESUS
(Oración)
NIÑITO JESUS: Para esta Navidad, NIÑITO JESUS, quiero darte las gracias porque me has
permitido vivir, así, me has permitido también conocerte y amarte. Pero quisiera pedirte, en realidad,
el poder amarte, desde lo más profundo de mi corazón y de mi alma. En ocasiones creo estar
completo, pero sin TI, nada soy. Quiero aprender a darme cuenta, de que necesito de TI, de que solo
con tu ejemplo e imitándolo, puedo darle a los demás el testimonio de lo que tú nos dejaste. Ahora
que ya comencé a explayarme, quiero decirte que deseo con todo mi corazón la unión y el amor en
las familias, y esto lo podemos obtener de TI, con nuestro esfuerzo, siguiendo el ejemplo de tu
SAGRADA FAMILIA.
Quiero también darte las gracias porque me has dado salud, y te pido el poder seguirla
teniendo, así como encomendamos a TI a nuestros enfermos. NIÑITO JESUS, Te quiero mucho,
ayúdame a nunca más ofenderte y quédate siempre conmigo y con mis seres queridos. Acuérdate de
los que no te conocen y los que te conocemos a nunca olvidarte ni herirte. JESUS, JOSE Y MARIA
OS DOY EL CORAZON Y EL ALMA MIA!
Anónimo

370. UNA BREVE CARTA A UN AMIGO
(Oración)
Cuando te levantabas esta mañana, te observaba y esperaba que me hablaras, aunque fuera
unas cuantas palabras, preguntando mi opinión o agradeciéndome por algo bueno que te haya
sucedido ayer. Pero note que estabas muy ocupado buscando la ropa adecuada para ponerte e ir al
trabajo.
Seguí esperando de nuevo, mientras corrías por la casa arreglándote, supe que habría unos
cuantos minutos para que te detuvieras y me dijeras " ¡Hola! ", pero estabas demasiado ocupado(a).
Te observe mientras ibas rumbo al trabajo y esperé pacientemente todo el día. Con todas tus
actividades supongo que estabas demasiado ocupado(a) para decirme algo. Pero esta bien, aun
queda mucho tiempo.
Después encendiste el televisor, espere pacientemente, mientras veías el televisor, cenabas,
pero nuevamente te olvidaste de hablar conmigo y nada.
A la hora de dormir, creo que ya estabas muy cansado(a). Después de decirle buenas noches a
tu familia, caíste en tu cama y casi de inmediato te dormiste, no hay problema, porque quizás no te
das cuenta de que siempre estoy ahí para ti. Tengo mas paciencia de la que te imaginas.
También quisiera enseñarte como tener paciencia para con otros. Te amo tanto que espero
todos los días por una oración, un pensamiento o un poco de gratitud de tu corazón.
Bueno, te estas levantando de nuevo, y otra vez esperare sin nada mas que mi amor por ti,
esperando que el día de hoy me dediques un poco de tiempo.

J.C.C. 15

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo
¡Que tengas un buen día!

Tu amigo: Jesús de Nazaret.
Anónimo

383. ORACIÓN FRANCISCANA
(Oración)
¿Que tengo yo, Señor Jesús, que Tu no me hayas dado?
¿Que se yo que Tu no me hayas enseñado?
¿Que valgo yo si no estoy a tu lado?
¿Que merezco si a Ti no estoy unido?
¡Perdóname los yerros que contra Ti he cometido,
pues me criaste sin que yo lo mereciera
y me redimiste sin que te lo pidiera!
Mucho hiciste en redimirme
y no serás menos poderoso en perdonarme;
pues la mucha sangre que derramaste
y la acerba muerte que padeciste,
no fue por los ángeles que te alaban,
sino por mi y los demás pecadores que te ofenden.
Si te he negado, déjame reconocerte.
Si te he injuriado, déjame alabarte.
Si te he ofendido, déjame servirte.
Porque es mas muerte que vida
la que no esta empleada en tu santo servicio
Fray Francisco Solano
Agradecemos esta aportación a Martha Alejandra Tamez de la Garza

393. GOTITAS DE DIOS
(Oración)
"La oración es la respiración de la esperanza. Quien deja de orar deja de esperar".
Mons. Pedro Casaldáliga
"La oración no cambia las cosas. La oración cambia a las personas y son éstas las que hacen
cambiar las cosas".
"El señor cumple cada anhelo de nuestros corazones, pero hay que esperar el tiempo exacto que Él
tiene para nosotros, ni antes ni después".
"Del tamaño de tu fe serán las bendiciones que recibas... Señor, ¡aumenta mi fe!"

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 16

"Recuerda que cuando abandones esta Tierra no podrás llevar contigo nada de lo que has recibido,
solamente lo que has dado; un corazón enriquecido por el servicio honesto, el amor, el sacrificio y el
valor".
San Francisco de Asís.
Gracias por la aportación a Ramón Mitre, Vicky Cantú y Armando Pérez

434. ORACIÓN AL SEÑOR
(Oración)
Señor:
Tú, que no te repites una sola vez en el número infinito de los seres humanos que creaste en el
mundo, y que, por lo tanto, me hiciste también a mí diverso de los demás, para que me gestara
distintamente: Te pido hoy la capacidad de conocer ese proyecto novedoso de vida, que es mi vida,
para que lo vaya realizando con la libre opción de cada momento.
Haz que sea consciente de este altísimo deber que me impusiste al crearme.
Aleja de mí la tentación de refugiarme en la masa, quedarme en el molde de muchos y
anularme por rutina.
Concédeme la iniciativa e imaginación para aspirar cada día a objetivos originales, a empresas
inéditas.
Pero sobre todo, Señor, ayúdame a crearme a mí mismo, a forjar el estilo de mi personalidad,
conforme al proyecto único e irrepetible que has concebido para mí, y en mí, desde toda la eternidad.
Señor: que conozca mi vocación en tu plan de salvación, y me anime a seguirla cueste lo que
costare. Amén.

564. La silla
(Oración)
La hija de un hombre le pidió al sacerdote que fuera a su casa a hacer una oración para su
padre que estaba muy enfermo. Cuando el sacerdote llegó a la habitación del enfermo, encontró a
este hombre en su cama con la cabeza alzada por un par de almohadas. Había una silla al lado de su
cama, por lo que el sacerdote asumió que el hombre sabía que vendría a verlo.
"Supongo que me estaba esperando", le dijo.
"No, ¿quién es usted?", dijo el hombre.
"Soy el sacerdote que su hija llamó para que orase con usted; cuando vi la silla vacía al lado de
su cama supuse que usted sabía que yo estaba viniendo a verlo".
"Oh sí, la silla", dijo el hombre enfermo, ¿le importa cerrar la puerta?" El sacerdote sorprendido
la cerró. "Nunca le he dicho esto a nadie, pero toda mi vida la he pasado sin saber cómo orar. Cuando
he estado en la iglesia he escuchado siempre al respecto de la oración, que se debe orar y los
beneficios que trae, ..., pero siempre esto de las oraciones me entró por un oído y salió por el otro
pues no tengo idea de cómo hacerlo. Entonces hace mucho tiempo abandoné por completo la
oración."
"Esto ha sido así en mí hasta hace unos cuatro años, cuando conversando con mi mejor amigo
me dijo: José, esto de la oración es simplemente tener una conversación con Jesús. Así es como te
sugiero que lo hagas: te sientas en una silla y colocas otra silla vacía enfrente tuyo, luego con fe

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 17

miras a Jesús sentado delante de tí. No es algo alocado el hacerlo pues él nos dijo: "Yo estaré
siempre con ustedes". Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estás
haciendo conmigo ahora mismo".
"Es así que lo hice una vez y me gustó tanto que lo he seguido haciendo unas dos horas diarias
desde entonces". Siempre tengo mucho cuidado que no me vaya a ver mi hija pues me internaría de
inmediato en la casa de los locos."
El sacerdote sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a José que era muy bueno lo
que había estado haciendo, y que no cesara de hacerlo,. Luego hizo una oración con él, le extendió
una bendición y se fue a su parroquia.
Dos días después, la hija de José llamó al sacerdote para decirle que su padre había fallecido.
El sacerdote le preguntó: "¿Falleció en paz?"
"Sí, cuando salí de la casa a eso de las dos de la tarde me llamó y fui a verlo a su cama, me
dijo lo mucho que me quería y me dio un beso. Cuando regresé de hacer compras una hora más
tarde ya lo encontré muerto."
"Pero hay algo extraño al respecto de su muerte, pues aparentemente justo antes de morir se
acercó a la silla que estaba al lado de su cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré.
¿Qué cree usted que pueda significar esto?"
El sacerdote se secó las lágrimas de emoción y le respondió: "Ojalá que todos nos pudiésemos
ir de esa manera."
Envió: Ilianna C. González

577. Plegaria de un adolescente
(Oración)
Cada día nos trae un nuevo comienzo.
Decisiones que debemos tomar.
Yo soy el único que escoge
el camino que seguiré.
Yo puedo elegir entre
el camino de la vida que lleva al gran éxito,
o viajar por el oscuro camino
que conduce a la gran angustia.
Por favor abre mis ojos, amado SEÑOR.
Que pueda ver claramente.
Ayúdame a definir lo que es correcto.
Saca lo mejor que hay en mi.
Ayúdame, Señor, a decir "No"
cuando la tentación venga a mi.
Que yo pueda mantener mi cuerpo limpio
y vivir cada día a plenitud;
y así, cuando mis años de adolescente terminen,
yo se que voy a ver que la vida se vive
de la mejor manera, Contigo,
caminando junto a mi.
J. MORSE, 1998
Envió: Toti Feraud
584. Helado para el alma
(Oración)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo

J.C.C. 18

La semana pasada llevé a mis niños a un restaurante. Mi hijo de 6 años de edad preguntó si
podía dar las gracias. Cuando inclinamos nuestras cabezas el dijo: "Dios es bueno, Dios es grande.
Gracias por los alimentos, yo estaría aún más agradecido si Mamá nos diese helado para el postre.
Libertad y Justicia para todos. Amén"
Junto con las risas de los clientes que estaban cerca, escuché a una señora comentar: "Eso es
lo que está mal en este país, los niños de hoy en día no saben como orar, pedir a Dios helado...
¡Nunca había escuchado esto antes!" Al oír esto, mi hijo empezó a llorar y me preguntó: "¿Lo hice
mal? ¿Está enojado Dios conmigo?
Sostuve a mi hijo y le dije que había hecho un estupendo trabajo y Dios seguramente no estaría
enojado con él.
Un señor de edad se aproximó a la mesa. Guiñó su ojo a mi hijo y le dijo: "Llegué a saber que
Dios pensó que aquella fue una excelente oración".
¿En serio? - Preguntó mi hijo. - ¡Por supuesto! Luego en un susurro dramático añadió,
indicando a la mujer cuyo comentario había iniciado aquel asunto: "Muy mal, ella nunca pidió helado a
Dios. Un poco de helado, a veces es muy bueno para el alma".
Como era de esperar, compré a mis niños helado al final de la comida. Mi hijo se quedó
mirando fijamente el suyo por un momento y luego hizo algo que nunca olvidaré por el resto de mi
vida. Tomó su helado y sin decir una sola palabra avanzó hasta ponerlo frente a la señora. Con una
gran sonrisa le dijo: "Tómelo, es para usted. El helado es bueno para el alma y mi alma ya está bien".
Envió: Rosa Bolaños

¿¿Pensaste cómo rezaría Dios el Padre Nuestro??
(Oración)

Hijo mío
que estás en la tierra,
preocupado, solitario, desorientado.
Yo conozco perfectamente tu nombre, y lo pronuncio santificándolo porque te amo.
No. No estás solo, sino habitado por mí, y juntos construiremos este Reino, del que tu vas a ser
heredero.
Me gustas que hagas mi voluntad, porque mi voluntad es que tú seas feliz.
Cuenta siempre conmigo y tendrás el pan para hoy. No te preocupes.
Sólo te pido que sepas compartirlo con tus hermanos.
Sabes que te perdono de todas tus ofensas, antes incluso que las cometas, porque te pido que hagas
lo mismo con los que a ti te ofenden.
Para que nunca caigas en la tentación tómate fuerte de mi mano y yo te libraré del mal.
Te quiere desde siempre
Tu Padre
Que el Señor nos bendiga y nos de la Paz que Él solo puede dar.

MAHATMA GANDHI
(Oración)
Señor, ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo
y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver las otra cara de la medalla, no
me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.
Enséñame a querer a la gente como a ti mismo
y a no juzgarme como a los demás.
No me dejes caer en el orgullo si triunfo,
ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es lo más grande del fuerte y
que la venganza es la señal del débil.
Si me quitas el éxito, déjame fuerza para triunfar del fracaso.
Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme y
si la gente faltara conmigo dame valor para perdonar.
Señor, si yo me olvido de ti, no te olvides de mí.
MAHATMA GANDHI
saluda atte magelas1@adinet.com.uy

LA MAS BELLA ORACION
Dios, dame el día de hoy fe para seguir adelante
Dame grandeza de espíritu para perdonar
Dame paciencia para comprender y esperar
Dame voluntad para no caer
Dame fuerza para levantarme si estoy caído
Dame amor para dar
Dame lo que necesito y no lo que quiero
Dame elocuencia para decir lo que debo decir
Haz que yo sea el mejor ejemplo para mis hijos
Haz que yo sea el mejor amigo de mis amigos
Haz de mí un instrumento de tu voluntad
Hazme fuerte para recibir los golpes que me da la vida
Déjame saber qué es lo que tú quieres de mí
Déjame tu paz para que la comparta con quien no la tenga
Por último, anda conmigo y déjame saber que así es.

EL PADRE NUESTRO EN ARAMEO
a-vi -nu shi-bá-ma-yim
Padre nuestro, que estas en los cielos,
yit-ka-dash she-mei-ca
Santificado sea tu nombre.
ta-vo mal-ku-tey-ca
Venga a nosotros tu Reino,
ye-a-seh re-tzon-ca
Hágase Señor tu voluntad,
ki-mo ba-sha-ma-yim kein ba-aretz

J.C.C. 19

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...
San Pablo
Así en el Cielo, como en la Tierra.
et le-kem hu-kei-nu ten la-nu ha-yom
Danos hoy nuestro pan de cada día
us-lak la -nu et ko-vo-tey-un
Perdona nuestras ofensas
ke a-sher so-lak-nu-gam a-nak-nu-li ja-ya-vei-un
Como nosotros perdonamos, a los que nos ofenden
vih-al ti-vi-ay-nu li yi-dei nai-sa-yon
No nos dejes caer en tentación
kee im jal-tzey-nu-min ja-ra.
Y líbranos de todo mal.
Amén.
Que la Paz prevalezca en la Tierra.
QUE LA PAZ
PREVALEZCA EN LA TIERRA

J.C.C. 20