You are on page 1of 104

HISTORIA DE UN SUEÑO

EL REGALO DE LA BODA DE MI HERMANO

Perdona que entre sin llamar, no es ésta la hora y menos el lugar. Tenía que contarte
que en el cielo no se está tan mal.

Llevo mes y medio en Madrid aunque vivo en Ceuta... he venido porque no tenía
personal médico allí para atenderme en condiciones de epilepsia y de otra enfermedad
que padezco pero aún están diagnosticando ... Hace unos 4 días mi hermano mayor se
enteró de que yo estaba aquí ( somos 12 hemanos) el vive en Toledo y en octubre se
casa... el viernes vino a verme y me llevo a dar una vuelta para enseñarme donde
trabaja , donde vive, ver a su novia... le vi muy, muy feliz y muy lleno de ilusión , a él, a
los dos... a mí me queda lejos poder verme así , en esos preparativos , esas
emociones... de todas formas en mi casa la mayoría son cabezas para la ciencia.. la
única de letras soy yo... y al caer la tarde sobre la ciudad imperial cerca de la ermita
que la vigila mientras sueña los murmullos que canturrea el tajo bajo sus pies, mientras
el cielo pasaba delos tonos pastel a un cielo tachonado de estrelllas que la tierra con
luces de farol quería imitar... me dijeron: Loli , nos casamos ¿quieres escribirnos algo
para el día de la boda , para el momento de empezar la ceremonia?... aunque es para
ellos creo que a mis hermanos en Cristo y María puede gustaros y si en algún momento
os viene bien y sobre todo os gusta... no os remuerda la conciencia usarlo:

Mañana ni te acordarás, "tan sólo fue un sueño te repetirás". Y en forma de respuesta
pasará una estrella fugaz.
Y cuando me marche estará mi vida la tierra en paz. Yo sólo quería despedirme, darte
un beso y verte una vez más...
Promete que serás feliz, te ponías tan guapa al reír.
Y así, sólo así,
quiero recordarte.
Así, como antes,
así, adelante,
así, vida mía,
mejor será asi.
Ahora debes descansar, deja que te arrope como años atrás. ¿Te acuerdas cuando
entonces te cantaba antes de ir a acostar? Tan sólo me dejan venir dentro de tus
sueños para verte a ti. Y es que aquella triste noche no te di ni un adiós al partir.
Y cuando me marche estará mi vida la tierra en paz. Yo sólo quería despedirme, darte
un beso y verte una vez más...
Promete que serás feliz, te ponías tan guapa al reír.
Y así, sólo así,
quiero recordarte.
Así, como antes,
así, adelante,
así, vida mía,
ahora te toca a ti, sólo a ti, seguir nuestro viaje, se está haciendo tarde, tendré que
marcharme. En unos segundos vas a despertar....

Si pudiera con palabras
Si pudiera con palabras
concretar que me trajo aquí
te diría: "en tu mirada
vi a Dios un día sonreír"...
comprendí entonces que te amaba,
que quería compartir
cada día: hoy, mañana, ...
y el camino de la vida
de tu mano seguir, ...
construir mil sueños juntos,
codo a codo en el sufrir,
confiarnos toda dicha
que pueda sobrevenir,
los detalles más pequeños,
el silencio, una canción,
y bien sabes que..mil besos
mil veces mil un millón ...
He pintado todo mi universo
dándole gracias a Dios
por poner grabado a fuego
tu nombre en mi corazón,
por traerme aquí este día
tan cerca hoy: "uno", tú y yo ...
Si pudiera con palabras
explicar todo eso yo, ...
si pudiera con palabras
transmitirte mi emoción ...

LA VIDA...
Un día la Vida tomó la figura de un joven apuesto y se puso a caminar por el mundo. A
la orilla de un bosque vio una cabaña, entró y encontró allí a un hombre pobre enfermo
de elefantiasis: todos sus miembros estaban hinchados y tan deformes que se movía
con mucha dificultad.
- Oh! ¿Que venturosos vientos te trajeron a mí? ¿Quién eres tú? - dijo el enfermo.
- Soy la Vida, -respondió el caminante - Algunos me reconocen cuando llego, pero no,
cuando vuelvo. Yo voy y vengo; volveré por estos lugares dentro de siete años.
Pero, ¿por qué gimes tanto?
- Tengo una enfermedad horrible; ha destruido mi aspecto humano y me ha quitado la
alegría de vivir. Ya no puedo más.
- Si quieres, -dijo la Vida - te curo. Pero tú me olvidarás.

Pasaron los años, y a su tiempo, como lo había prometido, volvió, pero esta vez oculto
bajo la figura de un ciego. Era ya tarde cuando llegó a la cabaña del ciego que había
curado. Tocó a la puerta. No estaba, pero le abrió su esposa.
- Tenga piedad de este pobre ciego -dijo la Vida - Conozco a su esposo; me puede dar
un poco de agua mientras lo espero? Me basta con un poco.
- Mi esposo es un verdadero tonto -refunfuñó la mujer - Trae a casa a cuanto pobre se
encuentra.
Puso un poco de agua sucia en una vieja jícara y se la ofreció de mal modo al falso
ciego. Por fin llegó el Señor de la casa, y la Vida se dirigió a él.
- Estoy de paso - dijo - ¿Puedes darme alojamiento hasta mañana?
El hombre murmuró algo, después extendió una estera en una esquina de cabaña y dio
al ciego un puñado de cacahuates. Cuando despuntó el alba, la Vida llamó a su
anfitrión y le dijo:

¡No! - Le aseguró el enfermo - Guardaré eternamente en mi memoria a quien me cure y
e estaré agradecido para siempre.

- No te dije que algunos conocen a la Vida cuando viene pero no cuando regresa. Tú no
me has reconocido, porque la ceguera se ha quedado en tu corazón, y volverá también
a tus ojos.

La Vida esparció un polvo misterioso sobre el enfermo, y éste quedó curado como por
encanto.

Dijo esto y salió dejando tras de sí una polvareda. El hombre volvió a ser ciego, como
siete años antes.

La Vida siguió su camino.
Enseguida llegó a la cabaña de un leproso.

Cuando la Vida llegó a la cabaña del antiguo leproso, se cubrió de una lepra tan horrible
que la seguían enjambres de moscas. Tocó a la puerta, pero aquel hombre, viendo al
leproso, no lo dejó entrar y rehusó darle de comer porque estaba demasiado sucio.

- Oh! ¡Bendito tú que vienes a mí! -exclamó el leproso al ver al hermoso joven - ¿Puedo
saber tu nombre?

Te lo había dicho -le recordó el caminante - Algunos conocen a la Vida cuando viene,
pero no, cuando regresa.

- Yo soy la Vida -dijo el recién llegado. Algunos me reconocen cuando llego, pero no,
cuando regreso. Voy y vengo. Volveré por estos rumbos dentro de siete años. Puedo
curarte, pero te acordarás de mí?

Y se marchó dejando tras de sí un reguero del misterioso polvo. El hombre ingrato se
cubrió de nuevo de tanta lepra que la carne se le caía a pedazos.

- No te olvidaré mientras viva -dijo el leproso.

Cuando llegó a la cabaña del antiguo enfermo de elefantiasis, la Vida se hinchó los
miembros de tal modo que a duras penas podía caminar. Se asomó a la puerta y dijo:

La Vida lo curó y siguió su camino.

- Buen hombre, un poco de agua fresca por caridad!

Al llegar a una aldea, se encontró con un ciego que buscaba el camino con un bastón.
Cuando oyó pasos, se detuvo y preguntó.

Adelante! ¡Adelante! ¡Entra! -dijo el hombre, apresurándose a ayudar al fingido
enfermo- ¡Oh! ¡Qué desgracia! ¡Tan joven y tan enfermo!

- Quién va? ¡Cuidado con este pobre ciego!

Yo también, hace tiempo, tuve esa fea enfermedad, pero pasó por aquí un buen hombre
y me curó.

- Yo soy la Vida. Algunos me reconocen cuando llego, pero no, cuando vuelvo. Curó
también al ciego y desapareció.

Y mientras hablaba puso a cocer un plato de arroz, dio al enfermo nueces y una jícara
llena de leche fresca, después preparó un asado de carnero y se ocupó de cuidar al

enfermo.
En la mañana, la Vida se presentó como el joven hermoso que era y dijo:
-Tú has reconocido a la vida también a su regreso. No olvidas los beneficios recibidos y
sabes socorrer a quien sufre lo mismo que tú has sufrido.
Por eso permanecerás sano y gozarás de prosperidad.
El hombre quiso hacer un regalo a la Vida, unas vacas. Pero el joven se lo agradeció
diciendo:

inesperada. Descubriremos un mundo lleno de bellezas, de rosas con espinas y de
nubes cargadas de lluvia. De rayos de sol que acarician las montañas y de golondrinas
que juegan con el viento. De abejas que buscan flores de tilo y de grillos que alegran
con su canto las tardes de verano. De ancianos que cuentan una historia y de niños
que levantan, en una playa, un castillo lleno de almenas, de conchas y de sonrisas. Un
mundo en el que el amor lo dice todo, porque sólo el amor puede dar la vida, pintar de
rosa una tarde de verano, y suscitar una lágrima de gratitud en el corazón fresco y
sencillo de un niño de 10, 40 ó 70 años...

UNA BUENA LECCIÓN

- No tengo necesidad de riquezas.
Quiero que recuerdes una cosa importante:
La Vida puede cambiar y traer hoy bienes y mañana males, pero con frecuencia
depende de ustedes hacerla mejor o peor.

Un estudiante universitario salió un dia a dar un paseo con un profesor, a quien los
alumnos consideraban su amigo debido a su bondad para quienes seguian sus
instrucciones.
Mientras caminaban, vieron en el camino un par de zapatos viejos y supusieron que
pertenecian a un anciano que trabajaba en el campo de al lado y que estaba por
terminar sus labores diarias.

Anónimo

CIERRA LOS OJOS
Autor: P. Fernando Pascual
Una niña de 7 años va a la tienda y compra un pastelito. Va, llena de entusiasmo, a la
casa de una amiga de su edad. Esconde el pastel detrás de la espalda. Cuando se
encuentran, nuestra niña dice a su amiga: “¡cierra los ojos!” La amiga cierra los ojos, y
la niña pone delante el regalo. “¡Ahora puede abrirlos!”
Son gestos de cariño entre niños que harían mucho bien, de vez en cuando, si los
hiciésemos en el mundo de los adultos. La vida nos enseña a ser un poco monótonos,
a vivir las relaciones sin sorpresas, sin la frescura y el deseo de alegrar a los amigos y
a los familiares con un detalle, con un regalo imprevisto (aunque sea tan sencillo como
un
pastel).
La invitación de Jesús, en este sentido, puede ayudarnos mucho: “Si no os hacéis
como los niños no entraréis en el Reino de los cielos” (cf. Mt 18,3). Ser como un niño,
capaces de ilusión, de alegría, de generosidad. Ser como un niño: vibrar de alegría con
un caramelo, un chocolate o una peonza. Ser como un niño: mirar a las hormigas y
observar a los escarabajos que llegan con sus vuelos misteriosos para girar alrededor
de una lámpara encendida.
A veces Dios, desde el cielo, nos dice: “¡Cierra los ojos!” Si somos como niños,
aceptaremos el juego. Bajaremos los párpados y confiaremos en que, al abrirlos de
nuevo, Dios nos habrá sorprendido con su cariño, con su ternura, con su infinita
capacidad de imaginación enamorada.
Cada día podemos abrir los ojos como si nos encontrásemos ante una sorpresa

El alumno dijo al profesor:
- Hagámosle una broma; escondamos los zapatos y ocultémonos detrás de esos
arbustos para ver su cara cuando no los encuentre.
- Mi querido amigo, le dijo el profesor, nunca tenemos que divertirnos a expensas de
los pobres. Tu eres rico y puedes darle una alegria a este hombre. Coloca una moneda
en cada zapato y luego nos ocultaremos para ver como reacciona cuando las
encuentre.
Eso hizo y ambos se ocultaron entre los arbustos cercanos. El hombre pobre, terminó
sus tareas, y cruzó el terreno en busca de sus zapatos y su abrigo. Al ponerse el abrigo
desliza el pie en el zapato, pero al sentir algo dentro, se agacha para ver que era y
encuentra la moneda. Pasmado, se pregunta que podia haber pasado. Mira la
moneda, le dá la vuelta y la volve a mirar. Luego mira a su alrededor, para todos lados,
pero no se ve a nadie. La guarda en el bolsillo y se pone el otro zapato... su sorpresa
fue doble al encontrar la otra moneda.
Sus sentimientos lo sobrecogieron; cae de rodillas y levanta la vista al cielo
pronunciando un ferviente agradecimiento en voz alta, hablando de su esposa enferma
y sin ayuda y de sus hijos que no tenian pan y que debido a una mano desconocida no
moririan de hambre...
El estudiante quedó profundamente afectado
y se le llenaron los ojos de lágrimas.
- Ahora- dijo el profesor¿no estás más complacido que si le hubieras hecho una broma?.
El joven respondió:

- Usted me ha enseñado una lección que jamás olvidaré. Ahora entiendo algo que
antes no entendía:

9.- ¡ No te dejes morir lentamente !
! NO TE OLVIDES DE SER FELIZ !
Texto de Pablo Neruda.

ES MEJOR DAR QUE RECIBIR...
Autor Desconocido.
NO OLVIDES LO PRINCIPAL...

MUERE LENTAMENTE...
1.- Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no escucha música,
quien no halla encanto en sí mismo.
2.- Muere lentamente
quien destruye su amor propio;
quien no se deja ayudar.
3.- Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos senderos;
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con quien desconoce.
4.- Muere lentamente
quien evita una pasión
y su remolino de emociones;
aquellas que rescatan el brillo de los ojos
y los corazones decaídos.
5.- Muere lentamente
quien no cambia la vida cuando está insatisfecho
con su trabajo, o su amor;
quien no arriesga lo seguro por lo incierto
para ir tras de un sueño;
quien no se permite,
por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos...

Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño en los brazos, pasando delante de
una caverna escucho una voz misteriosa que allá adentro le decía:
-"Entra y toma todo lo que desees, pero no te olvides de lo principal".
Recuerda algo: Después que salgas, la puerta se cerrara para siempre. "Por lo tanto,
aprovecha la oportunidad, pero no te olvides de lo principal..."
La mujer entro en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y por
las joyas, puso al niño en el piso y empezó a juntar, ansiosamente, todo lo que podía en
su delantal. La voz misteriosa hablo nuevamente.
-"Tienes solo ocho minutos".
Agotados lo ocho minutos, la mujer cargada de oro y piedras preciosas, corrió hacia
fuera de la caverna y la puerta se cerro... Recordó, entonces, que el niño quedo allá y la
puerta, estaba cerrada para siempre...
La riqueza duro poco y la desesperación, siempre.
Lo mismo ocurre, a veces, con nosotros. Tenemos unos 80 años para vivir, en este
mundo, y una voz siempre nos advierte: "¡No te olvides de lo principal!"...
Y lo principal son los valores espirituales, la oración, la vigilancia, la familia, los amigos,
la vida.
Pero la ganancia, la riqueza, los placeres materiales nos fascinan tanto que lo principal
siempre se queda a un lado...
Así agotamos nuestro tiempo aquí, y dejamos a un lado lo esencial:
"¡Los tesoros del alma!".

6.- ¡ Vive hoy !
7.- ¡ Arriesga hoy !
8.- ¡ Haz hoy !

Que jamás nos olvidemos que la vida en este mundo, pasa rápido y que la muerte llega
de inesperado.

Y que cuando la puerta de esta vida se cierre para nosotros, de nada valdrán las
lamentaciones. Ahora... piensa por un momento qué es lo principal en tu vida, y... por
favor ¡NUNCA LO OLVIDES!

- Señorita, no hay ninguna escuela especial por aquí. Y sería un golpe terrible para
Jeremias. A él verdaderamente le gusta estar aquí.

Como tampoco debes olvidar nunca sonreír ....

Después de todo, su único hijo tenía una enfermedad Terminal.

Quería entender a estos padres.

Pero no era bueno tenerle en su clase.
Había otros 18 niños a los que debía enseñar, y Jeremias solo los distraía.
UN RAMO DE FLORES VENIDO DEL CIELO
Como lo hacía a menudo aquél día la abuela Luisa había ido al hospital llevando en una
canasta algunos ramos de flores acompañados de un pequeño mensaje bíblico. Se
detuvo cerca de la cama del viejo Santiago, a quien muchas veces había hablado del
amor de Dios, pero parecía que sus palabras no lo tocaban.
El anciano yacía con los ojos cerrados y aparentaba estar muy enfermo. Suavemente,
ella puso las flores sobre la manta y esperó. Después de un rato, Santiago abrió los
ojos y, al ver el ramo, preguntó: -¿Quién lo mandó?-Dios- fue la respuesta. El enfermo
permaneció callado y Luisa continuó entregando sus ramos a otros enfermos.
Al día siguiente, Santiago rogó a su mujer que reuniera a todos sus amigos incrédulos
alrededor de su cama. Allí, con una débil voz, sencillamente les dijo: -Jesús es mi
Salvador. Desde que estoy enfermo, frecuentemente he pensado en Dios. Si existe-me
dije-, debe ser posible encontrarle; y para estar seguro de ello, le pedí que me diera una
flor. Luego, tras unos momentos de somnolencia, percibí un sutil perfume y con
estupefacción vi, no una flor, sino un ramo sobre mi manta. Y una voz me dijo que Dios
me lo había enviando. Como si la contestación a mi oración no bastara, halle las
palabras de Jesús atadas a un tallo: "Al que a mi viene, no le echo fuera" . Entonces,
aquí en mi cama, acudí a él, tal como era. Ayer yo negaba la existencia de Dios; hoy
puedo morir creyendo en Cristo.
Desconozco el autor

Además, nunca aprendería a leer y escribir.
¿Por qué malgastar más tiempo con él?...
Mientras pensaba en esto, comenzó a sentirse culpable.
Y oró : Señor, dame ser más paciente con Jeremias...
Y a partir de ese dia trata verdaderamente de ignorar los ruidos que hacía el niño y las
hojas en blanco de su cuaderno.
Un día, Jeremias caminando dificultosamente hasta el escritorio de su maestra,
arrastrando su pierna inútil y :
- La amo, Señorita, exclama lo suficientemente fuerte como para que toda la clase lo
oyera.
La maestra se puso roja, especialmente al ver los gestos que hacían los otros alumnos.
Ella alcanzó a tartamudear:
- Bueno... es muy lindo lo que me dices, Jeremias. ¦ ahora, por favor vuelve a tu
asiento!.
Pasa el tiempo, se acerca de la proximidad de la Pascua.
La maestra les contó la historia de Jesús, y para destacar la idea de que la vida
renacería, entregó a cada uno de los niños un huevo grande de plástico, y les dijo:
- Quiero que lo lleveís a casa, y mañana lo traeis con algo dentro que nos enseñe sobre
la vida.

El Huevo Vacío
Jeremias nació con un cuerpo deformado y una mente lenta. A la edad de 12
años apenas habla.
Con frecuencia su maestra se exasperaba con él.

¿Entiendeís? - Si señorita, respondieron entusiasmado todos los niños, Excepto
Jeremias...
¿Habrá entendido lo que ella dijo acerca de la muerte y la resurrección de Jesús?
¿Podría hacer la tarea?
¿Llamaría a sus padres para explicarles lo que Jeremias tenia que hacer?.

Cierto día cita a sus padres para hablarles.

Esa tarde tuvo que hacer muchas compras, planchar una blusa, preparar la cena, y se
olvidó completamente de hacer esa llamada.

Cuando ellos entraron en el aula vacía, la maestra les dijo:

Al dia siguiente, los 19 alumnos vinieron a clase.

-Jeremias debe asistir a una escuela especial,tiene un retraso mental.

Reían y charlaban mientras ponían los huevos de plástico en la canasta vacía que
estaba sobre el escritorio de su maestra.

Y al finalizar la clase, llega el momento de abrir los huevos.
En el primero, la maestra encontra una flor.
Bien, una flor es señal de una nueva vida, dijo.
El siguiente huevo contenía una mariposa de plástico, que parecía real.
Su comentario fue:
Todos sabemos que algunas orugas se convierten en mariposa.

LA LEYENDA DEL OMBU
Dios repartía sus dones a los árboles y estos elegían los atributos de belleza que
deseaban.
-Yo quiero ser fuerte-dijo el "pardillo".
Y Dios lo hizo más duro que la piedra.

Esta tambien es una vida nueva.

-Mi ideal es ser saludable- dijo el"semeruco" y Dios lo complació.

A continuación abrió el cuarto huevo.

Al "trigo" le concedió Dios la flexibilidad del verso.
El "laurel" reclamó hojas oscuras y lustrosas.
El "naranjo" pidió frutos dulces.
El "cactus" pidió nudos y espinas y flores de colores vivos.
Al "sauce llorón" le otorgó Dios la poesía.
El "limonero" reclamó uñas y frutos dorados...

Su respiración se hizo entrecortada
¡El huevo estaba vacío!
Seguramente debe ser de Jeremias, pensó.
No habrá entendido mis instrucciones...
Si no me hubiera olvidado de telefonear a sus padres...
Y como no quería que Jeremias se sintiera mal, lentamente puso el huevo a un lado y
toma el otro.
Repentinamente Jeremias le dijo:
- Señorita, ¿no va a hablar acerca del huevo que yo traje? ella nerviosa, le contesta:
- Pero Jeremias, el huevo...¡ está vacío !.
Y él, mirándole a los ojos le dijo suavemente:

Cuando le tocó el turno al"OMBU",
Dios le preguntó: -¿Qué quieres ser tú?
Y él le respondió:
-Sombra para el descanso de los hombres.
-Todos tienen sombra- le dijo Dios- ¿Qué más quieres?
Corpulencia para ser índice en la vastedad de la llanura, para que cuando me miren
sientan la emoción del hogar.

- Sí, pero también la tumba de Jesús estaba vacía...

Quiero que mi leña sea débil, esponjosa y frágil; que no resista ni un clavo ni un
ensamblaje, que se quiebre a la menor presión.

Parecia que el tiempo se detenia.

Que se vuelva polvo al contacto del sol y de la luna.

Y cuando pudo hablar nuevamente, la maestra le pregunta:
- ¿Sabes por qué la tumba estaba vacía ?.
- Oh, sí, dijo Jeremias.
A Jesús lo mataron y lo pusieron allí.
Pero Su Padre lo resucitó.
Suena la campana, y mientras los niños corrían hacia fuera, la maestra se puso a llorar,
y el hielo de su corazón se derritió...

Dios se quedó extrañado con los deseos del ombú y le preguntó:
-¿Por qué no pides flores coloridas y sabrosos frutos?
¿Por qué no quieres una madera fuerte para fabricar la cuna del niño, el barco para el
viaje, el ataúd para el descanso último?
-Padre, sé que una vez vino al mundo un Hombre Bueno que predicaba el amor, la
justicia y el bien.

Jeremias muria tres meses después.

Los otros hombres lo persiguieron, condenaron y sacrificaron en una cruz, hecha con el
dolor de algún hermano árbol.

Y los que fueron a su velatorio se sorprendieron al ver 19 huevos sobre su ataud, y
todos estaban vacíos.

Aún existen soñadores en la tierra.

Autor desconocido

Déjame contento concediéndome lo que te pido, tendré la oportunidad de tener paz en
mi conciencia pensando que nunca contribuiré al crimen de un justo.

(Adaptación libre de un texto de Montiel Ballestero)
LA FUERZA DE UNA LÁGRIMA
"¿Porque lloras mamá?" le pregunto un niñito a su madre.
"Porque soy mujer" le contesto la mujer.
Las campanas
El templo había estado sobre una isla, dos millas mar adentro. Tenía un millar de
campanas. Grandes y pequeñas campanas labradas por los mejores artesanos del
mundo. Cuando soplaba el viento o arreciaba la tormenta, todas las campanas del
templo repicaban al unísono, produciendo una sinfonía que arrebataba a cuantos la
escuchaban.
Pero al cabo de los siglos la isla se había hundido en el mar, y con ella el templo y sus
campanas.
Una antigua tradición afirmaba que las campanas seguían repicando sin cesar, y que
cualquiera que escuchara atentamente podría oirlas.
Movido por esta tradición, un joven recorrió miles de millas, decidido a escuchar a
aquellas campanas.

"Pero yo no entiendo", dijo el niño.
Su madre se inclinó hacia el y abrazandolo le dijo: "Y nunca lo entenderas".......
Mas tarde el niñito le preguntó a su padre,"¿porque mamá llora a veces sin ninguna
razón?"."Todas las mujeres lloran siempre por ninguna razón" era todo lo que el padre
le podia contestar.
El pequeño niño creció y se convirtio en todo un hombre preguntandose todavía porque
era que las mujeres lloraban.
Un día el niño convertido en hombre se arrodilló y le preguntó a DIOS, "DIOS, ¿porque
lloran tan facilmente las mujeres?" y DIOS le dijo......
Cuando hice a la mujer tenia que ser algo especial. Hice sus hombros lo
suficientemente fuertes como para cargar el peso del mundo entero pero a la misma
vez lo suficientemente suave para confortar.

Estuvo sentado durante días en la orilla, frente al lugar en el que en otro tiempo se
había alzado el templo. Y escuchó. Y escuchó con toda atención. Pero lo único que oía
era el ruido de las olas al romper contra la orilla. Hizo todos los esfuerzos posibles por
alejar de sí el ruido de las olas, con el objeto de poder oir las campanas. Pero todo fue
en vano. El ruido del mar parecía inundar el universo.

Le dí una inmensa fuerza interior para que pudiera soportar el dar a luz y hasta el
rechazo que muchas veces proviene de sus propios hijos.

Persistió en su empeño durante semanas. Cuando lo invadió el desaliento, tuvo ocación
de escuchar a los sabios de la aldea que hablaban con unción de la leyenda de las
campanas del templo, y de quienes las habían oido y certificaban lo fundado de la
leyenda. Su corazón ardía en llamas al escuchar a aquellas palabras, para retornar al
desaliento, cuando tras nuevas semanas de esfuerzo, no obtuvo ningún resultado.

Le dí la sensibilidad para amar a un niño bajo cualquier circunstancia, aún cuando su
niño la halla lastimado mucho. Esa misma sensitividad que hace que cualquier tristeza,
llanto o dolor del niño desaparezca y que le hace compartir las ansiedades y miedos
de la adolescencia.

Por fín decidió desistir de su intento. Tal vez él no estaba destinado a ser uno de
aquellos seres afortunados a quienes les era dado oir las campanas. O tal vez no fuera
cierta la leyenda. Regresaría a su casa y reconocería su fracaso.
Era su último día en el lugar. Y decidió acudir una última vez a su observatorio, para
decir adios al mar, al cielo, al viento y a los cocoteros. Se tendió en la arena
contemplando el cielo y escuchando el sonido del mar. Aquel día, no opuso resistencia
a dichos sonidos, sino que por el contrario, se entregó a él. Y descubrió que el bramido
de las olas, era realmente un sonido dulce y agradable. Pronto quedó tan absorto en
aquel sonido, que apenas era conciente de sí mismo. Tan profundo era el silencio que
producía en su corazón... y en medio de aquel silencio, lo oyó. El tañido de una
campanita, seguido por el de la otra, y otra, y otra, y enseguida todas y cada una de las
mil campanas del templo repicaban en una gloriosa armonía. Y su corazón se vio
transportado de asombro y de alegría.
anonimo

Le dí una dureza que le permite seguir adelante y cuidar a su familia a pesar de las
enfermedades y la fatiga y sin quejarse aun cuando otros se rinden.

Le dí la fuerza suficiente para que pudiera perdonar a su esposo de sus faltas y la
moldeé de una de sus costillas para que ella pudiera cuidar de su corazón.
Le dí sabiduría para saber que un buen esposo nunca lastimaría a su esposa y a veces
le pongo pruebas para medir su fuerza y su determinación para mantenerse a su lado a
pesar de todo.
Le dí las lagrimas y son de ella exclusivamente para usarlas cuando las necesite. Es su
única debilidad...es una lágrima por la humanidad".

VIRGEN DE LUJAN
Muy cerca estamos del río,
en lugar de despoblado,
por camino polvoriento
una carreta va al paso
de un par de bueyes cansinos
que transportan un milagro.
Las ruedas fijas en tierra
por Dios, ¡que contrariedad!
se ha quedado la carreta ,
y el buey que no quiere andar.
Los hombres que la conducen
viendo su esfuerzo vencido
por ponerla en movimiento
sin saber a que es debido,
revisan toda la carga
y por mejor decisión
sacan bultos y paquetes,
buscando el peso mayor.
Hay una imágen pequeña ,
la de la Madre de Dios,
que aunque sin talla ni peso
para el humano entender,
tiene la talla y el peso
del más precioso valer,
y es por designio del cielo
que acá que se quiere quedar
sacando sólo su imágen
la carreta vuelve a andar.
Con el saludo del Ángel
en Tí descansa mi afán,
Un Dios te Salve María,
llena de gracia divina,
¡Salve ,Virgen de Luján,
Tú , Patrona de Argentina!

El Buzón del Cielo
Había una vez una niña a quien su abuelita se le murió. Era una niña muy
pequeña y no podía entender, el porqué ya no podía visitar mas a su abuelita. Siempre
la extrañaba cuando hacían "gorditas" cuando cantaba canciones y bailaba en
compañía de su abuelita. Además, extrañaba oír la historia de "La Llorona" y otros
cuentos de miedo de México.
Pero lo que mas extrañaba, era mandarle notas a escondidas. Así que le escribió
una cartita y la depositó en el buzón. Al día siguiente, el cartero le regresó la cartita y le
dijo: "lo siento, pero no pude entregar la carta a tu abuelita". La niña le dio la carta a su
maestra, pero ella dijo " yo no sé donde vive tu abuelita".
La niñita no sabía que hacer, extrañaba muchísimo a su abuelita. Entonces fue
con su hermosa mamá y le preguntó: "Mamita, extraño mucho a mi abuelita, ¿Cómo
podría mandarle una cartita?. Su mamá le contestó: "Querida hijita, abuelita vive en el
cielo y allí no hay buzones. La pequeña niña se puso muy triste y dijo. "¿Porque no
mamita?, abuelita dijo que yo siempre le podría escribir. Su mamá le contestó muy triste
"no creo que lo entiendas" (Esa es la manera en que a veces las madres les hablan a
sus niñas pequeñas).
La niñita era muy determinante -igual que su abuelita- y no le gustó la respuesta,
así que dijo: "Yo misma voy hacer un buzón para el cielo. La pequeñita se fue a su
recámara y sacó todos sus juguetes. Entonces pintó la caja de los juguetes y la decoró
con pintura mágica con ángeles, corazones y flores y otras cosas que le recordaban el
cielo. La terminó con una hermosa cruz que su abuelita le había dado: así Dios dejaría
pasar el correo al cielo.
La pequeña niña depositó la cartita en el buzón del cielo, pero la cartita se veía
tan pequeña en la caja. Así que fue con su mamá y le preguntó: "Mamita, tu sabes que
extraño mucho a mi abuelita. También te escucho llorar cuándo estás sola, porque no le
escribes a mi abuelita y mandas tu cartita por correo en mi buzón del cielo?. Su mamá
escribió, solamente para tener a su hija contenta, pero cuando puso la carta en el
buzón, se sintió mucho mejor. Entonces su mamá le platicó a sus amistades y aún a los
extraños sobre éste maravilloso buzón que su hija había hecho para su abuelita. Ahora
los visitantes de todas partes del mundo mandan cartitas a todos esos seres queridos
que están en el cielo.
Tu también puedes usar el buzón del cielo de la niñita. Solamente escribe una
cartita para alguien que esté en el cielo. Tu podrías decirle "Te extraño," "siento pena
por ti" alguna cosa que se te haya olvidado, o simplemente una pequeña cartita que
salga de tu corazón. Deposítala en el buzón y cuando veas que alguien te sonríe...
¡Sabrás que fue recibida en el cielo!
Autores : Ginette R. Rondeau y David Di Julio

SONETO A MI HIJO, QUE APRENDIO A CAMINAR
Hijo mío, hoy pasaron cosas muy importantes:
Soltaste de repente la mano del abuelo
Y, con temblores de ave que se inicia en el vuelo,
Diste al fin tus primeros pasitos vacilantes.
Escucha: mil caminos te aguardan desafiantes;
Caminos de la tierra y caminos del cielo.
Recórrelos, déjate poseer del anhelo
de llegar donde nadie se atrevió a llegar antes.
No seas uno de esos mediocres caminantes
Que van , la frente al polvo, rumiando cobardías.
Tú busca un astro y lleva en él los ojos fijos.
Inventáte a ti mismo senderos inquietantes,
Y habrás justificado tu paso por los días
Si tu huella merece que la sigan tus hijos.
Autor :Armando Fuentes Aguirre

-Si -dijo decididamente nuestra gaviota -quiero ver con mis ojos todas las
maravillas que el mar incita.
-Es una eutropelia -dijo la gaviota mayor -nos dejas para quedarte con ellos.
-Quiero observarlos, nada más -dijo tímidamente la gaviota. -Mañana volaré con
ustedes. Sólo será por hoy.
Las restantes gaviotas emprendieron el vuelo, como todos los días, apenas el sol
apareció en el horizonte.
Nuestra gaviota quedóse caminando por la playa, comiendo pequeños moluscos.
Cuando el sol despegó del horizonte, comenzaron a llegar los humanos, con sus
sombrillas coloridas, bolsos rebosantes de alimentos, hombres arrastrando sus redes,
niños que bajaban desenfrenadamente en busca del mar.
Pasó el resto del día haciendo pequeños vuelos. Los niños intentaban acercarse a
ella... Les extrañaba una gaviota solitaria en la playa y corrían a su encuentro.
El sol se fue poniendo y con las últimas luces, los bañistas y pescadores fueron
abandonando la playa. A lo lejos pudo observar una blanca línea que se aproximaba a
la costa. Eran sus compañeras que volvían después del largo día.
-¿Cómo te fue? -preguntó la gaviota curiosa.
-¿Qué fue más interesante que volar sobre el ancho mar? -preguntó la gaviota mayor.

LA GAVIOTA
Erase una gaviota que vivía en una playa de la región patagónica; grandes acantilados
limitaban la visual hacia tierras lejanas. Vivía con sus compañeras de vuelo que todas
las mañanas al despuntar el alba partían con rumbo desconocido, internándose en el
mar para buscar alimentos, mientras con placer sobrevolaban ese infinito azul.
-Hoy no saldré -dijo un día nuestra gaviota a sus compañeras -deseo quedarme a ver el
amanecer en la playa, tengo curiosidad por ver qué sucede mientras nosotras volamos.
Sé que vienen los humanos, quiero verlos de cerca.
-¿Qué tiene eso de atractivo? -preguntó una gaviota curiosa
-Desperdiciar volar en el inmenso azul por ver unos seres que sólo quieren asustarnos
-sentenció otra gaviota frunciendo su pico.

-Vi niños jugar, mujeres disfrutando del sol, hombres compartiendo travesuras con sus
hijos, pescadores concentrados en apresar peces, parejas de enamorados caminando
por la costa, mujeres mayores disfrutando de sus nietos, jovencitas dorando sus
cuerpos mientras mantenían largas charlas adolescentes. Conocí a un vendedor
ambulante que me dio unas bolitas blancas exquisitas, mientras pregonaba en voz muy
alta sus dulces, aquellos que los niños desean. Vi gente ejercitando sus cuerpos, unos
corriendo, otros caminando, otros en bicicleta.
Las otras gaviotas escuchaban el relato de nuestra amiga en silencio, hasta que una de
ellas preguntó:
-¿Qué harás mañana?
-Me quedaré un día más a observarlos, me gustó verlos, será él ultimo día, después
continuaré los vuelos con ustedes. Dicho esto, se retiró a dormir a su nido, mientras las
otras murmullaban a sus espaldas.
Así pasaron los días y nuestra gaviota, siempre decía "un día más". Pasaron semanas.
Hasta que una mañana al alba estaba alistada junto con sus compañeras. Ya había

visto lo suficiente de los humanos, había compartido con los niños sus alegrías, había
hecho amigos, había disfrutado su compañía...
Quería volver a ver los mares en toda su plenitud.
Sus compañeras la miraron asombradas, ya casi no la tenían en cuenta, se sentían
traicionadas por ella. Como siempre decía la mayor de todas -era una eutropelia hacia
las gaviotas.
Todas abrieron sus alas y remontaron el hermoso cielo azul.
Todas, menos nuestra amiga, que no podía levantar vuelo más de dos metros de la
arena. Caía y volvía a aletear. Sus alas estaban endurecidas. Vio cómo se alejaban sus
compañeras hacia el infinito, sin siquiera intentar ayudarla. Pasó el día. Ya no disfrutó
con los humanos, estaba triste. Ya no podía volar como antes.
Quedóse detrás de una roca, decidida a morir de hambre. Se dio cuenta que sin volar
su vida no tenía sentido. Su curiosidad por conocer cosas nuevas la había traicionado.
Así quedó, agazapada detrás de una roca durante todo el día. Ya comenzaba a
atardecer cuando un niño la vio. Él había estado jugando con nuestra gaviota los
últimos días, le había tirado miguitas, había corrido con ella todo el día, ya no tratando
de atraparla, era un juego sin fin.
El niño se acercó, la gaviota no atinó a escapar. Se miraron.
El niño vio esos ojos tristes y comprendió todo.
Se quedó pensativo, su amiga era evidente que no podía volar, tal vez estaba herida o
tal vez... pero hizo como todos los niños, en vez de pensar, actuó rápidamente...
Tomó a la gaviota entre sus pequeños brazos y la llevó hasta la cima del acantilado. La
posó sobre el suelo y le dijo.

¿QUE SIGNIFICA "GRACIAS"?
"Gracias" es una de esas maravillosas
palabras que utilizamos
para
expresar
una
Pero a veces, esa palabra no
puede
expresarlo
Cuando viene del corazón de muy adentro,
del sentimiento más hermoso y
del
pensamiento
"GRACIAS" significa tanto...... tanto;

GRACIAS DE TODO CORAZON...........
autor desconocido

La gaviota vio el precipicio, no sabía si podría hacerlo, pero miró la cara del niño, ese
niño que se había convertido en su amigo. Ninguna gaviota tiene un amigo. No lo podía
defraudar.

stella maris

Anónimo

especial....
todo....

más

sincero,

Significa "gracias" porque siempre tienes tiempo
para demostrarme que soy importante para ti.
Significa
que
me
alegraste
el
día
y
a
veces
significa
que gracias a ti cada día es especial....
Significa
que
me
haces
sentir
tan
feliz,
y
quisiera
que
sintieras
lo
mismo...
al decirte lo mucho que te aprecio.
"Gracias"
significa
que
no
tenias
que
hacerlo...
pero te agradezco tanto que lo hicieras.
Gracias
significa
que
has
hecho
algo
especial
que
nunca
olvidaré........

-Vuela, bonita gaviota, vuela por mí, tú naciste con alas... ¡úsalas!

Abrió sus alas, sintió alegría, plenitud de su condición de ser y voló, voló, y voló...

gratitud

Había una vez...¿ por qué todos los cuentos deben empezar así?.
Por qué no; Hay un lugar hermoso en mi recuerdo ...
Un Castillo azul; un castillo que transformó mi vida; le dio luz, belleza,
esperanza, juventud, sueños y por qué no, realidades.
Un castillo donde transcurrió un año de mi vida, conociendo momentos que
muchas veces creí que eran irreales.
No importa si después se esfumaron como se va el agua entre los dedos,
porque al hacerse líquido era puro y cristalino como la inocencia de un niño.
No estaba sola, lo compartí con alguien que un día se fue.
Se marchó dejándome como regalo ese castillo maravilloso de mis sueños, que
el construyó con sus propias manos para mi, solo para mi.
Pasó el tiempo y en vano esperé su regreso, pero dejó en mi lo más hermoso,
porque hizo que me amara a mi misma, que fuese capaz de hacer cambiar
en otros su imagen, que aprendiera que la vida valía la pena vivirla, que conozca
a otras personas sin temor, sin recelo.
Ya no tengo miedo, ya no estoy sola porque a mi lado está Jesús, como siempre
lo estuvo sosteniéndome y amándome como solo Él puede hacerlo.
Ël permitió que todo esto pasase para que pudiese amarlo sin reparos y sin culpas.
El pasado se borró de mi mente; el futuro son sus brazos acogedores, que,
en este castilloa azul, regalo de un desconocido, dejó para siempre para que yo
lo habite.
Lejos del mundo aquí estoy esperando que mi Amado Jesús me lleve con Él.
Gracias por este regalo.
No había una vez, hay, un castillo azul donde habito a la espera de todo lo querido,
recordando los momentos más lindos y dulces que allí pasé con ese desconocido
amor virtual, a quién le di todo, y quien me lo dio todo.
Aquí les dejo para que vean lo hermoso que es.
Lidia Maria Bertuccio

El espantapájaros
Autor: Desconocido
En un lejano pueblo vivía un labrador muy avaro y era tanta su avaricia que cuando un
pájaro comía un grano de trigo encontrado en el suelo, se ponía furioso y pasaba los
días vigilando que nadie tocara su huerto.

Un
día
tuvo
una
idea:
- Ya sé, construiré un espantapájaros, de este modo, alejaré a los animales de mi
huerto.
Cogió tres cañas y con ellas hizo los brazos y las piernas, luego con paja dio forma al
cuerpo, una calabaza le sirvió de cabeza, dos granos de maíz de ojos, por nariz puso
una zanahoria y la boca fue una hilera de granos de trigo.
Una vez el espantapájaros estuvo terminado, le colocó unas ropas rotas y feas y de un
golpe seco lo hincó en la tierra. Pero se percató de que le faltaba un corazón y cogió el
mejor fruto del peral, lo metió entre la paja y se fue a su casa.
Allí quedó el espantapájaros moviéndose al ritmo del viento. Más tarde un gorrión voló
despacio sobre el huerto buscando donde poder encontrar trigo. El espantapájaros, al
verle, quiso ahuyentarle dando gritos, pero el pájaro se posó en un árbol y dijo:
Déjame
coger
trigo
para
mis
hijos.
- No puedo -contestó el espantapájaros, pero tanto le dolía ver al pobre gorrión
pidiendo
comida
que
le
dijo:
- Puedes coger mis dientes que son granos de trigo.
El gorrión los cogió y de alegría besó su frente de calabaza. El espantapájaros quedó
sin boca pero muy satisfecho por su acción.
Una mañana un conejo entró en el huerto. Cuando se dirigía hacia las zanahorias, el
muñeco le vio y quiso darle miedo, pero el conejo le miró y le dijo:
Quiero
una
zanahoria,
tengo
hambre.
Tanto le dolía al espantapájaros ver un conejo hambriento que le ofreció su nariz de
zanahoria.
Una vez el conejo se hubo marchado, quiso cantar de alegría; pero no tenía boca, ni
nariz para oler el perfume de las flores del campo, sin embargo, estaba contento.
Un
día
apareció
un
gallo
cantando
junto
a
él.
- Voy a decir a mi mujer, la gallina, que no ponga más huevos para el dueño de esta
huerta, es un avaro que casi no nos da comida -dijo el gallo.
- Esto no está bien, yo te daré comida, pero tú no digas nada a tu mujer.
Coge
mis
ojos
que
son
granos
de
maíz.
Bien
-contestó
el
gallo-,
y
se
fue
agradecido.
Poco
más
tarde
alguien
se
acercó
a
él
y
dijo:
- Espantapájaros, el labrador me ha echado de su casa y tengo frío, ¿puedes
ayudarme?
- ¿Quien eres? -preguntó el espantapájaros que no podía verle, pues ya no tenía ojos.
Soy
un
vagabundo.
Coge
mi
vestido,
es
lo
único
que
puedo
ofrecerte.
- ¡Oh, gracias, espantapájaros!
Más tarde notó que alguien lloraba junto a él. Era un niño que buscaba comida para su
madre
y
el
dueño
de
la
huerta
no
quiso
darle.
- Pobre -dijo el espantapájaros-, te doy mi cabeza que es una hermosa calabaza...
Cuando el labrador fue al huerto y vio al espantapájaros en aquel estado, se enfadó
mucho y le prendió fuego. Sus amigos, al ver cómo ardía, se acercaron y amenazaron
al labrador, pero en aquel momento cayó al suelo algo que pertenecía a aquél
monigote: su corazón de pera. Entonces el hombre riéndose, se lo comió diciendo:
- ¿Decís que todo os lo ha dado? Pues esto me lo como yo.
Pero
sólo
al
morderla
notó
un
cambio
en
él
y
les
dijo:
Desde
ahora
os
acogeré
siempre.

Mientras, el espantapájaros se había convertido en cenizas y el humo llegaba hasta el
sol transformándose en el más brillante de sus rayos.

en

la

desesperación.

Y a pesar de tan feroces adversarios, el enemigo del príncipe siempre había salido
airoso de todos los combates. Maltrecho, herido, lastimado en lo más profundo, pero
vivo, y es que bastaba con que quedara un pequeñismo aliento de vida para que
volviera
a
crecer
y,
peor
aún,
a
fortalecerse.

EL ENEMIGO INVISIBLE
Erase una vez un castillo abandonado. Antigua morada de grandes y generosos reyes.
Estaba casi derruido, la humedad hacía que las piedras de los muros brillaran ante la
tenue luz de algunas antorchas. En una parte recóndita de aquella fortificación
prácticamente arruinada, estaba la habitación del príncipe, asegurada dentro de la roca
misma de la montaña que le servía de cimientos. Y ahí estaba él, solo, mordisqueando
sus furias y resentimientos. El rostro que alguna vez había sido bello estaba lleno de
cicatrices, y la crueldad de aquellos ojos era rivalizada únicamente por una sonrisa
amargada
que
le
daba
ese
aspecto
tan
feroz
como
nocturno.
El soberano esperaba impaciente la llegada del prisionero. Había sido una larga
cacería. Todas la astucia del príncipe (que no era poca) fue necesaria para atrapar a su
odiado disidente. Las frenéticas tropas habían acosado a su objetivo desde tiempos
que ya no podía ni siquiera recordar. Sin embargo su adversario parecía invencible. De
todos los obstáculos que hábilmente le había colocado salía siempre librado
misteriosamente.
La corte entera esperaba la acariciada promesa de aquel mercenario: “Yo lo
mataré”.
Junto al príncipe merodeaban nerviosos guerreros de un aspecto estremecedor. En una
esquina, se encontraba un personaje con un martillo. Sus golpes eran contundentes,
tenía una fuerza portentosa. Sus sorpresivos ataques eran de una efectividad
sorprendente, particularmente ante oponentes de corazón débil. Él había tratado de
aniquilar una y otra vez al enemigo del príncipe, pero su martillo y sus ataques
sorpresivos mellaban las fuerzas del contrincante, pero no le destruían.
Mientras el guerrero del martillo daba vueltas por la habitación del príncipe, otro
mercenario más temible observaba sus manos, perfectamente cuidadas. Nadie podría
creer que era un guerrero, y en eso estaba su fuerza. Su rostro femenino, las maneras
dóciles, un lenguaje sutil y penetrante eran suficientes para que sus contrincantes
quedaran rendidos a los pies sus perfumados encantos. Sin embargo, tras aquel rostro
bello
y
atrayente
había
un
corazón
podrido.
Había muchos otros servidores y combatientes que también habían intentado destruir al
enemigo del príncipe. Estaba el gigante de piedra que aplastaba cualquier cosa a su
paso, la mujer de hielo que congelaba cuanto tocaba, la mendicante que robaba todos
los recursos materiales de sus enemigos y los dejaba sin medios para combatir,
también estaba la peste, que a los corazones más curtidos acababa haciéndolos caer

Todos los intentos habían sido vanos, hasta que llegó un nuevo mercenario de una
región alejada. Cuando le vieron entrar a la corte del príncipe todos se burlaron de él.
Su aspecto no tenía nada de temible. Parecía un campesino común y corriente. Pasaba
desapercibido por donde merodeaba. Aquel aspecto ordinario era su escudo, más
efectivo que uno de hierro forjado. Cuando se presentó al príncipe prometiendo que
mataría al enemigo todos rieron con excéntricas carcajadas. Sin embargo, nadie rió
cuando extendió su mano y mostró unos pequeñísimos alfileres. El guante que protegía
las manos de aquel mercenario de aspecto vulgar contenía miles de millones de
diminutos alfileres. Al instante los arrojó hacia uno de los soldados de la corte. Nadie vio
aquellas insignificantes agujas volar por el aire. Ninguno vio tampoco cómo penetraron
la armadura del soldado. Ni siquiera la víctima sintió cómo se clavaron aquellas puntas
afiladas en su carne. El personaje dijo al príncipe “No tengo prisa. Puedo matar a tu
enemigo como ya he matado a tu soldado. Lo ves de pie, y no siente nada. Volveré en
seis meses y me dirás si crees que puedo aniquilar a tu adversario.”
Y, efectivamente, pasaron seis meses. El soldado comenzó a sangrar a las pocas
semanas. Eran gotas imperceptibles. Las puntas de los alfileres se habían clavado en
su carne creando millones de heridas imperceptibles, tan menudas que era imposible
verlas y por tanto curarlas. El soldado sufrió una agonía larga, aunque indolora.
Simplemente moría un poco cada segundo. Hasta que un día, sin que nadie pudiera
evitarlo, el soldado cayó muerto ante el irremediable mal que el mercenario había
arrojado
sobre
él.
Las horas de espera fueron largas y llenas de agitación. El mismo aire escapaba de los
pulmones del soberano que esperaba ansioso la llegada del cautivo.
De pronto, se abrieron las puertas del recinto y los soldados arrojaron al centro de la
pieza una figura de deslumbrante belleza. Ni siquiera los golpes brutales habían podido
empañar aquel rostro resplandeciente. No era esa belleza lo que enervaba al príncipe,
era aquel poder que tenía de rejuvenecer a quien tocara, de llenar de esperanza el
corazón que acariciaba. El soberano del castillo detestaba profundamente el brillo que
aquel
enemigo
imprimía
en
aquellos
a
los
que
se
acercaba.
El príncipe se puso de pie y se acercó al prisionero macilento. Sin tocarlo
(no
podría
soportarlo)
le
habló
muy
cerca
del
oído.
-Te has burlado de mí. Me has humillado, has hecho lo que has querido en lo que me
pertenece. Has resistido todos mis ataques. El Mal Carácter, con su martillo te debilitó,
pero seguiste en pie. La ambición con su belleza sensual te arrebató pero no te mató. Y
lo mismo ocurrió con la Enfermedad, la Pobreza, y con todos mis aliados.
-Creíste que todo lo podías... mmmm... Amor... Amor... –repitió el príncipe diciendo

aquel nombre casi con asco- ¿Quién te crees tú que eres? ¿De donde has salido? ¿Por
qué osas meterte en mis dominios? ¿No sabes que tengo poder en toda la tierra? ¿No
sabes que soy mas astuto, más viejo, más inteligente y más poderoso que tus seres
humanos, a los que tanto cuidas? Amor... Qué nombre tan repugnante. “Nada puede
contra el amor” –dijo el príncipe con expresión burlona- “El amor lo puede todo, el amor
rompe barreras” ¡Basura! –la expresión del príncipe se volvió rabiosa y atroz y mientras
hablaba sus manos temblaban de la ansiedad con las que las pronunciaba. “Este es MI
tiempo,
MI
momento,
MI
mundo...”
El

príncipe

-Pero

ha

se

desplomó

llegado

tu

pesadamente
fin.

¡Traigan

en

su

al

trono.

mercenario!

Las órdenes fueron cumplidas de inmediato, y ahí apareció la ordinaria figura del
interesado. Caminó hasta donde estaba el amor. Con rostro flemático le observó.
El príncipe dijo entonces “¡Hazlo!”. El guerrero de aspecto normal metió su mano
enguantada en una bolsa y extrajo una miríada de sus artefactos mortales. Hizo el
ademán necesario para arrojarlo cuando el príncipe interrumpió la ejecución.
-¡Espera!
El

Antes

combatiente

de

que
ordinario

lo

hagas...
solo

¿Cuál
pronunció

-La rutina.

LA CARTA
Una mañana un joven recibió una llamada de su ex-novia,
en la cual le decía... Yo también sentí lo mismo que tu
anoche...
Te espero dentro de una hora en el parque...
Junto al pequeño muelle del lago. El puso el teléfono en su
lugar y su impresión fue un poco aterradora,
ya que un día antes había soñado a su ex novia,
con la cual había quedado en malos términos y por rencores
y orgullos ambos perdieron la comunicación de pareja y
amistad.
Tomo una ducha, se arregló y pensó en
decirles a sus amigos que ella le había llamado,

es

tu
dos

nombre?
palabras.

pero prefirió dejarlo en privacidad... Total, era el momento
para que ambos volvieran a cruzar palabras, ya que el orgullo
no debe ser eterno, ni mucho menos un castigo en juicio....
El joven se dirigió al parque, se acerco al pequeño muelle
y se sentó, observando y pensando que iba a pasar,
que le diría su ex novia? de que iba hablar?
Miraba a la gente pasar y entre esa gente la vió,
su ex novia se acercaba a él de forma misteriosa...
la vió extraña, vestía totalmente diferente!
No vestía sus ropas frecuentes, ahora vestía un
vestido blanco...que hacia ver en su rostro una extraña
palidez, su mirada reflejaba una paz inmensa,
lucia tan hermosa, Era como si destellara rayos de luz......
vestía unos zapatos impecablemente limpios del mismo
color del vestido.....El intentó decirle hola
pero ella le dijo... Caminemos....
Ella comenzó la conversación.....He sabido que has estado
triste y que has tenido muchos problemas.....
Te he soñado llorando... te he escuchado gritar afuera
de mi casa... Y no me acercaba a ti, debido a las
circunstancias, debido a tontos orgullos, yo sé que tú
no querías saber nada de mí... Y no te culpo...
Ambos nos lastimamos demasiado, nos hicimos mucho
daño y logramos alejarnos.... No vengo a discutir...
No vengo a pedirte perdón..... Solo he venido a decirte
que aunque las cosas no se arreglaron en su debido
momento ... Yo creo que nunca es tarde.......
Sabes? Espere a que tú me llamaras, para poder
platicar... Pero tu llamada nunca llegó....
El esperarte... el pensar en ti... Borró mi apetito...
Se robó mis días de sol... y me fue venciendo
poco a poco.... Sin embargo guarde Fe... y
dije "el llamará".... Más nunca lo hiciste....
No te culpo pero sí te comprendo....
Sé lo que sentiste anoche... sé lo que te pasó,
yo también lo sentía en ese momento, pero con
mucho mas dolor... Grité tu nombre mil veces...
y grite mil veces perdón, Qué lástima que no me
hayas escuchado... Qué lástima que no me hayas llamado...
Pero sabes amor? creo que nunca es tarde para perdonar
y si te pedí que vinieras al parque fue para entregarte
esto....
Ella le entregó en sus manos una cruz, la cual era símbolo
del amor de los dos... Esta cruz es mi cuerpo...
esta cruz es quien soy... Te amo y quiero que
la conserves contigo por el resto de tu vida....
El se quedó sin palabras mientras gruesas lágrimas
resbalaban por sus mejillas.... La gente lo miraba
y lo señalaban....alguien le pregunto....

Joven esta usted bien? Y El respondió... Sí, porqué?
Lo veo caminar y lo veo llorar... Le sucede algo?....
Nada, gracias, simplemente estoy conversando con ella...
La persona que preguntó se retiro extrañada del lugar...
El acompañó hasta su casa a su ex novia,
ella le pidió que por favor la esperara afuera
y el accedió...ella nunca lo hacia esperar en el patio...
Se quedó 10 minutos esperando... y no regresaba
De pronto escucho voces y vió salir de la casa a los
amigos de ella, todos con cara triste y ojos llorosos...
Lo abrazaron y le dijeron... Se nos fue, se nos fue.......
Una extraña sensacion recorrio todo su cuerpo
Y entró corriendo a la casa, entró a la recamara
de su ex novia...En ella se encontraba la mamá de ella...
abrazada del cadáver de la chica el cual reflejaba
en su rostro una profunda tristeza ....
El joven con llanto y un nudo en la garganta...
Le pregunto a la Sra....Que sucedió? Dígame que sucedió?
Dice el doctor que murió de tristeza...Ella dejó de comer...
dejo de reír....No sabemos si el desamor la alejo de todo...
No sabemos si el sentimiento de culpa la hizo infeliz...
te ha dejado esta carta! le dijo....el comenzó a leer....
Sabes amor? Yo también sentí lo mismo que tú....
El aire empieza a faltarme, Intento gritar pero no puedo,
Luces blancas iluminan mi recamara...me voy para siempre
amor....
Gracias por haber ido al Lago... gracias por estar aquí...
Aunque en vida no me pudiste perdonar...
Sé que ahora lo harás frente a mi.....
El miró el cadáver...Y solo dijo: Perdóname tú a mí......
"En el amor, en la amistad...en la familia...
no dejemos entrar sentimientos mesquinos en nuestro corazón,
como lo son el rencor, el odio, el orgullo, la ira, etc....
aprendamos a perdonar y a pedir perdón
No dejemos que mañana sea demasiado tarde...
Mírense a los ojos... y sientan lo bello que es
"vivir y perdonar"
Que Dios les bendiga y llene su corazón solo de amor...
Enséñaselo a tus amigos.. si no lo haces hoy.. mañana será
demasiado tarde..

LA MASCARA
Cada vez que me pongo una máscara para tapar mi realidad, fingiendo ser lo
que no soy, fingiendo no ser lo que soy, lo hago para atraer la gente.
Luego descubro que solo atraigo a otros enmascarados, alejando a los demás,
debido a un estorbo: la máscara. Uso la mascara va evitar que la gente vea
mis debilidades; luego descubro que al no ver mi humanidad, los demás no me
quieren por lo que soy, sino por la máscara.
Uso una máscara para preservar mis amistades; luego descubro que si pierdo
un amigo por haber sido auténtico, realmente no era amigo mío, sino de la
máscara. Me pongo una máscara para evitar ofender a alguien y ser
diplomático; lego descubro que aquello que más ofende a las personas con las
que quiero intimidar, es la máscara.
Me pongo una máscara, convencido de que es lo mejor que puedo hacer para ser
amado. Luego descubro la triste paradoja: lo que más deseo lograr con mis
máscaras, es precisamente lo que impido con ellas.

APRENDER

A

AMAR

COMO

CRISTO

Eramos la única familia en el restaurante con un niño. Yo senté a
Daniel en una silla para niños y me di cuenta que todos estaban
tranquilos comiendo y charlando. De repente, Daniel pegó un grito
con ansias y
dijo,
"Hola amigo!" golpeando la mesa con sus
gorditas manos. Sus ojos estaban bien abiertos por la admiración y
su boca mostraba la falta de dientes en su encía. Con mucho regocijo
él se reía y se retorcía. Yo miré alrededor y vi la razón de su
regocijo. Era un hombre andrajoso con un abrigo en
su hombro;
sucio, grasoso y roto. Sus pantalones eran anchos y con el cierre
abierto hasta la mitad y sus dedos se asomaban a través de lo que
fueron unos zapatos. Su camisa estaba sucia y su cabello no había
recibido
una peinilla por largo tiempo. Sus patillas eran cortas y
muy poquitas y su nariz tenía tantas venitas que parecía un mapa.
Estábamos un poco lejos de él para saber si olía, pero seguro que
olía
mal.
Sus manos comenzaron a menearse para saludar. "Hola bebito, como
estas muchachón," le dijo el hombre a Daniel. Mi esposa y yo nos
miramos, "Qué hacemos?" Daniel continuó riéndose y contestó,
"Hola, hola amigo." Todos en el restaurante nos miraron y luego miraron
al pordiosero. El viejo sucio estaba incomodando a nuestro hermoso hijo.
Nos trajeron nuestra comida y el hombre comenzó a hablarle a nuestro

hijo como un bebé. Nadie creía que era simpático lo que el hombre estaba
haciendo.
Obviamente
él
estaba

borracho.

Solamente repite esta frase y verás como se mueve
Jesucristo te amo y te necesito, ven a mi corazón, por favor!".

Dios!:

"Señor

Mi esposa y yo estábamos avergonzados. Comimos en silencio; menos
Daniel que estaba super inquieto y mostrando todo su repertorio al
pordiosero, quien le contestaba con sus ñiñerías. Finalmente terminamos
de comer y nos dirigimos hacia la puerta. Mi esposa fue a pagar la cuenta
y le dije que nos encontraríamos en el estacionamiento. El viejo se
encontraba muy cerca de la puerta de salida. "Dios mio, ayúdame a salir
de aquí antes de que este loco le hable a Daniel." dije orando, mientras
caminaba cercano al hombre. Le dí un poco la espalda tratando de salir
sin respirar ni un poquito del aire que él pudiera estar respirando.
Mientras yo hacía esto, Daniel se volvió rapidamente en direccion hacia
donde estaba el viejo y puso sus brazos en posición de "cárgame."
Antes de que yo se lo impidiera, Daniel se avalanzó desde mis brazos
hacia los brazos del hombre. Rápidamente el muy oloroso viejo y el joven
niño consumaron su relación amorosa. Daniel en un acto de total confianza,
amor y sumisión recargó su cabeza sobre el hombro del pordiosero.
El hombre cerró sus ojos y pude ver lágrimas corriendo por sus mejillas.
Sus viejas y maltratadas manos llenas de cicatrices, dolor y duro trabajo,
suave, muy suavemente, acariciaban la espalda de Daniel. Nunca dos seres
se
habían
amado
tan
profundamente
en
tan
poco
tiempo.
Yo me detuve aterrado. El viejo hombre se meció con Daniel en sus
brazos por un momento, luego abrió sus ojos y me miró directamente a
los míos. Me dijo en voz fuerte y segura, "Usted cuide a este niño."
De alguna manera le contesté "Así lo haré" con un inmenso nudo en mi
garganta. Él separó a Daniel de su pecho, lentamente, como si tuviera
un dolor. Recibi a mi niño, y el viejo hombre me dijo: "Dios le bendiga,
Señor. usted me ha dado un hermoso regalo." No pude decir más que un entrecortado
gracias.
Con Daniel en mis brazos, caminé rápidamente hacia el carro. Mi
esposa se preguntaba por qué estaba llorando y sosteniendo a Daniel
tan apretadamente, y por qué yo estaba diciendo: "Dios mío, Dios
mío,
perdóname."
Yo acababa de presenciar el amor de Cristo a través de la inocencia
de un pequeño niño que no vio pecado, que no hizo ningún juicio; un
niño que vio un alma y unos padres que vieron un montón de ropa
sucia. Yo fui un cristiano ciego, cargando un niño que no lo era.
Yo sentí que Dios me estuvo preguntando: "Estás dispuesto a
compartir tu hijo por un momento?" cuando Él compartió a su Hijo
por toda la eternidad.
El viejo andrajoso, inconcientemente, me
recordó: "Les aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un
niño,
no
entrará
en
él."
Lucas
18:17.

LA MUSICA DE DIOS
Un organista de una iglesia estaba practicando una pieza de Felix Mendelssohn y no
estaba tocando muy bien. Frustrado, recogió su música y se dispuso a irse. No había
notado a un extraño que se había sentado en un banco de atrás.
Cuando el organista se dio la vuelta para irse, el extraño se le acercó y le preguntó si él
podía tocar la pieza. El organista respondió bruscamente: «Nunca dejo que nadie toque
este órgano.». Finalmente, después de dos peticiones amables más, el músico gruñón
le dio permiso con renuencia.
El extraño se sentó y llenó el santuario de una hermosa e impecable música. Cuando
terminó, el organista preguntó: «¿Quién es usted?» El hombre contestó: «Yo soy Felix
Mendelssohn.» El organista por poco impide al creador de la canción que tocara su
propia música.
Hay veces en que nosotros también tratamos de tocar los acordes de nuestra vida e
impedimos a nuestro Creador que haga una música hermosa.
Igual que el obstinado organista, quitamos las manos de las teclas con renuencia.
Como pueblo Suyo, somos «creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales
Dios preparó de antemano» (Efesios 2:10). Pero nuestras vidas no producirán una
música hermosa a menos que le dejemos obrar a través de nosotros.
Dios tiene una sinfonía escrita para nuestras vidas. Dejémosle que haga su voluntad en
nosotros.
LA CAPACIDAD DE DIOS NO ESTÁ LIMITADA POR NUESTRA INCAPACIDAD.
Autor: Dave Egner

LA COMPASIÓN.
Catherine de Hueck Doherty
¿qué querrá decir?

¿dónde
me
conducirá
esta
Y
me
condujo
a
Cuando empecé a darme cuenta
de que estaba de camino hacia María,
reflexioné sobre la palabra, pero volviéndome hacia ella,
aplicándosela a ella.
Compasión quiere decir compartir una pasión,
compartir un sufrimiento,
tomar parte en un sufrimiento, en una pasión.
Cuando llegué cerca de María descansé a sus pies
y me quedé mirándola y así comprendí
lo que significaba la palabra compasión,
quería
decir:
María vino al mundo sin la marca del pecado original.
Esto no quiere decir que no tuviera capacidad
para elegir el bien o el mal a lo largo de su vida,
sino que disfrutó bien y mucho
de esta capacidad de elección;
de otro modo su fiat no hubiera sido libre,
no hubiera podido hacer su ofrenda y la hizo.
Me dí cuenta de que su vida con Jesús,
vida que abrazó libremente, no debió ser facil,
porque no tenía bien asimilado el sentido
de
los
acontecimientos
de
la
vida
¿qué significaba, por ejemplo,
la respuesta que de niño le dio en el Templo?
No, no siempre comprendió a la primera,
pero conservaba todas las palabras de Jesús en su corazón,
lo cual quiere decir que le amaba apasionadamente.
María permanecía en silencio, más aún, era el silencio,
la calma, el recogimiento.
No hablaba mucho,
pues era por excelencia la que escuchaba
y precisamente por esto
podía conservar tantas palabras en su corazón.
Era por excelencia la que escucha,
la que suplica, la que calla.
Era también la libre, la pura de corazón,
por eso veía a Dios y siguió a Cristo en su pasión.
Pasión, en general, quiere decir sufrimiento.
El amor y la pasión no solamente se dan la mano,
sino que están enlazados.
No hay amor sin sufrimiento y no hay sufrimiento sin amor.
María entró de lleno en este maridaje de la pasión y el amor
que el Señor aceptó y a través del cual nos ha rescatado.
Pura de corazón veía a Dios.
Siguió a Jesús hasta el pie de la cruz.
Su pasión fue una compasión.
Compartió la pasión de su Hijo no sólo de una forma física

palabra?
María.

María.

de

Jesús.

sino también espiritual y emocionalmente.
María se transformó en Madre de los hombres
y los hombres han comprendido
que no pueden atravesar la vida sin Ella.

DONES Y CARISMAS
Sabiduría,Entendimiento,Consejo, Fortaleza,Ciencia,Piedad, Temor de Dios, son los 7
dones de santificación que son otorgados por el Espíritu Santo como muestra del amor
de Dios.
También existen los 2 tipos de carismas que son los de revelación y enseñanza
(Palabra de sabiduría, palabra de conocimiento, discernimiento,profecía y lenguas) y
los de poder (curación física,curación interior, liberación de espíritus malignos y
milagros).
En la actualidad hemos perdido la capacidad de asombro y aunque la Iglesia y
testimonios de vida nos hablen de estos temas, no podemos concebir que se puedan
presentar en nosotros.
Hay otro tanto de gente que se desespera al no ver manifestado ninguno de estos
dones o carismas en su vida personal, aún cuando se esmera en su crecimiento
espiritual.
No debemos olviadar que todo aquel que decide abandonarse en el Espíritu Santo dará
fruto. Dios y su Espíritu sabe en que momento de tu vida se manifiestan. Pero las
capacidades que ya tienes identificadas en tu vida diaria son el principio y la forma de
madurar tus dones y carismas.
¿te identificas por ser alguien organizado?,¿Eres bueno al controlar las finanzas?, ¿Se
te facilita liderear un grupo?,¿Te gusta trabajar con niños?,¿Tocas algún instrumento
musical?,¿Te preocupas por los ancianos y los enfermos?¿Tienes facilidad para hacer
amistades? Pues esos son tus dones y carismas ordinarios, tan importantes como los
extraordinarios tales como el Don de Lenguas o el Don de Sanación. Todos y cada uno
de ellos, por muy pequeños e insignificantes que te parescan te han sido otrogados
para edificar el Reino de Dios.
Piensa en una empresa, tan importante es el Gerente General como las personas
encargadas de la limpieza del edificio, si uno no cumple con sus funciones, repercute
en las demás.
En el caso del Reino de Dios, los creyentes no tenemos funciones, tenemos misiones y
Dios nos ama tanto que además de darnos una misión también nos da las herramientas
para poder lograrla.
Así que no menosprecies tus habilidades porque tal vez tú te has encargado de pulirlas,
pero son regalos que Dios te ha dado para cumplir tu misión.
¿Tu familia te halaga los guisados diarios? Recuerda que ese es tu Don.
¿Por tu estatura puedes cambiar focos sin escaleras? Recuerda ese es tu Don.
¿Puedes realizar conclusiones rápidas de una lectura? Recuerda ese es tu Don.
¿No puedes realizar conclusiones rápidas de lecturas, pero organizas los libros como
nadie, para que cualquiera encuentre rápidamente el que esté buscando? Recuerda,
ese es tu Don.

¿Tienes buena mano para sembrar plantas? Recuerda ese es tu Don.
Lo único que tienes que hacer es decidirte a compartir tus dones y...¡Ya estarás
trabajando par el Reino de Dios!

ES AHORA
ES AHORA
ES AHORA CUANDO DEBO DE AMAR DEMOSTRANDOLO CON HECHOS.
HACIENDOLO SENTIR A LOS DEMAS.
ES AHORA CUANDO DEBO ACEPTAR A LAS PERSONAS COMO SON Y
HACERLES MAS GRATO EL VIVIR.
ES AHORA CUANDO DEBO PERDONAR AL QUE ME OFENDE PUDIENDO
VIVIR EN PAZ PARA SERVIR A LOS DEMAS.
ES AHORA CUANDO DEBO DEMOSTRAR BONDAD A MI FAMILIA, AMIGOS, DAR
UN RAYO DE LUZ A CUANTOS ME RODEAN.
ES AHORA, ES AHORA,
MAÑANA SERIA DEMASIADO TARDE.

LA DEPRESIÓN....
La Depresión, Algo Que Debemos Prevenir
La depresión es algo muy serio y triste. Para vencerla hay que asimilar bien los golpes
de la vida, sabiendo que algunos son inevitables, ya que en la vida todo es lucha y
superación. Debemos reconocer que nada es perfecto, sólo Dios, y admitir un margen
de error y contrariedades en nuestros planes. Aprenda a estar preparado para esos
golpes de la vida y no sea perfeccionista. Usted es un ser humano que puede cometer
errores y, de hecho, lo hace.
Tenga siempre ilusiones y metas, tenga siempre razones para vivir. Uno de los medios
más fáciles para caer en depresión es el de no tener razones profundas para vivir,
encontrar la vida vacía, sin contenido. Hay que tener ilusiones y cultivar sueños, al igual
que proponerse metas y luchar por ellas.
Si usted se ha propuesto ser feliz y positivo, ayudando más a los demás, agradando
siempre a Dios, cultivando muchas ilusiones y metas, usted va a experimentar
entusiasmo, alegría de vivir, deseo de tener una vida más larga y estará siempre más
animado. ¿Por qué? Porque tiene motivos grandes para vivir.
Hay que mantenerse siempre ocupado. Usted está hecho para el trabajo, está equipado
- y muy bien - para construir un mundo mejor; no para pasar mucho tiempo sin hacer
nada, ya que eso frustra y, por lo tanto, deprime.
Perdone siempre a los que lo han ofendido, nunca guarde rencor o resentimientos.
Debe liberarse de todo odio; si no, la persona que lo ofendió se convierte en su

obsesión. Usted se deprime si esa persona triunfa y si ella fracasa, se alegra con una
satisfacción morbosa que al final lo llevarán a la frustración y remordimiento de
conciencia. Por eso, es importante perdonar y olvidar la ofensa. El deseo de venganza
que acompaña al odio envilece. Perdone y evitará la depresión.
Haga ejercicios físicos. El ejercicio estimula al organismo a funcionar mejor y esto
influye en la mente, relaja los nervios y levanta el ánimo.
Todos llevamos dentro de nuestro ser un niño, el niño que fuimos y permanece, por
cuanto lo vivido queda siempre. De allí que es muy importante participar en juegos
deportivos o de mesa que ayudan a expandir ese deseo de diversión sana que le dan
rienda suelta a su inventiva y creatividad.
Oiga música, sobre todo música instrumental, que es un excelente medio terapéutico
para aliviar tensiones y levantar el ánimo. También el canto le levantará el ánimo y
calmará los nervios.
En los momentos difíciles busque buena compañía, personas con las que sea posible
conversar y desahogarse. Tienen que ser personas que merezcan toda su confianza,
que sean maduras, que lo escuchen y sepan aconsejarlo y animarlo.
Dios siempre está dispuesto a escucharle y animarle. Él es quien mejor puede
escucharlo, es Él quien más lo conoce, es Él quien más puede resolver sus problemas.
La palabra de Dios contiene todos los elementos necesarios para producir en usted
grandeza, alegría y entusiasmo. Si todos los días lee las Escrituras y va apuntando
esas frases que más le impacten, poco a poco irá notando un crecimiento en la fe, más
seguridad y más fortaleza. Las Escrituras contienen sabiduría y poder en el espíritu,
pues son inspiradas por Dios. Conviértase en un lector de la Palabra, lea la Palabra de
Dios y esto, estamos seguros, lo ayudará a vencer la depresión. Y recuerde, ¡con Dios,
usted será invencible !

MIRAR HACIA ARRIBA
Iba un barquito pesquero saliendo de la orilla del mar,
¡Vaya movimiento que se siente en ese lugar!,
se necesita ser muy del mar para no sentir el mareo
y las ganas de bajarse y echar a correr;
la barquilla se movía graciosamente al ritmo de las olas,
pero los marineros sufrían las consecuencias de aquel vaivén...
Uno de ellos recibió órdenes de subir a un mástil, y a medida que más subía se sentía
peor... el capitán de aquel barco le gritó:
"¡SI NO QUIERES SENTIRTE MAL, MIRA HACIA ARRIBA!"...
Qué bello cuentecito y qué bien nos viene a todos los seres humanos,
si no queremos marearnos con las cosas atractivas de este mundo,
debemos mirar hacia arriba,
implorar al cielo que nos llene de deseos espirituales,
que veamos claro que en la vida no sólo se vive para comprar cosas
y satisfacernos en todo para así estar contentos y felices;

que muy por el contrario,
las cosas que llenan plenamente la vida no se pueden comprar...
porque no tienen precio
Qué bien nos haría en nuestra vida
MIRAR HACIA ARRIBA
implorando humildad para aceptar nuestra vida como es
y conformarnos con lo que tenemos y con lo que somos,
sin desear querer tener mucho...
MIRAR HACIA ARRIBA
que se nos llene el alma de AMOR para poder vivir una vida digna,
para poder darle momentos bellos a los demás...
Mirar hacia arriba y pedir ayuda para ser mejores,
que nos ayude a ser sencillos de corazón,
alegres, a saber darnos a los demás con verdadera entrega y desprendimiento,
sin esperar que ellos nos den,
DEBEMOS DAR AMOR,
Y
MIRAR HACIA ARRIBA
a comprender que tenemos que compartir todo lo que El nos ha dado,
como nuestros talentos, virtudes;
no apegarnos a las cosas materiales, a nada ni a nadie, porque:
TODO LO QUE TENEMOS EN ESTA VIDA ES PRESTADO ,
y al final nada nos llevamos, sólo las obras buenas,
la alegría de haber vivido una vida , sólo eso podemos llevarnos de este mundo.
¡¡¡MIRAR HACIA ARRIBA, !!!
Es lo que todos los seres de este planeta debemos hacer siempre,
que no nos importe las criticas, el egoismo, la envidia,
olvidarnos de todo, y
MIRAR HACIA ARRIBA

EN VIDA HERMANO, EN VIDA
EN VIDA, HERMANO , EN VIDA.
Si quieres hacer feliz
A alguien que quieras mucho
Dicelo hoy se muy bueno
En vida, hermano, en vida.
Si deseas dar una flor
No esperes a que se mueran

Mandalas hoy con amor
En vida, hermano, en vida.
Si deseas decir "te quiero"
a la gente de tu casa
al amigo cerca o lejos
En vida, hermano, en Vida.
No esperes a que se muera
la gente para quererla
y hacerle sentir tu afecto
En vida, hermano, en vida
Tu seas muy venturoso
si aprendes a hacer felices,
a todos los que conozcas.
En vida, hermano, en vida
Nunca visites panteones,
ni llenes tumbas de flores,
Llena de amor corazones.
EN VIDA HERMANO EN VIDA.

CONTINUA
CONTINUA.
Si hoy las cosas no resultan como anhelas,
calmate un poco no desesperes,
y continua viviendo con amor.
Si las gentes que cruzan tu camino,
no te agradan no las lastimes,
retirate y continua viviendo con amor.
Si el camino es arduo y sin estimulo,
creer desfallecer, vivir en vano, descansa
y continua viviendo con amor.
Y no encuentras eco en quien esperas,
sigue.
Sicada dia das lo bello que posees,
dando y continua viviendo con amor.

TRES ARBOLES

Había una vez tres árboles en una colina de un bosque. Hablaban acerca de sus
sueños
y
esperanzas...
Había una vez tres árboles en una colina de un bosque. Hablaban acerca de sus
sueños
y
esperanzas
y
el
primero
dijo:
—Algún día seré un cofre de tesoros. Estaré lleno de oro, plata y piedras preciosas.
Estaré decorado con labrados artísticos y tallados finos; todos verán mi belleza.
El
segundo
árbol
dijo:
—Algún día seré una poderosa embarcación. Llevaré a los más grandes reyes y reinas
a través de los océanos, e iré a todos los rincones del mundo. Todos se sentirán
seguros
por
mi
fortaleza,
mi
fuerza
y
mi
poderoso
casco.
Finalmente
el
tercer
árbol
dijo:
—Yo quiero crecer para ser el más recto y grande de todos los árboles en el bosque. La
gente me verá en la cima de la colina, mirará mis poderosas ramas y pensarán en el
Dios de los cielos, y cuán cerca estoy de alcanzarlo. Seré el más grande árbol de todos
los
tiempos
y
la
gente
siempre
me
recordará.
Después de unos años en que los árboles oraban para que sus sueños se convirtieran
en realidad, un grupo de leñadores vino donde estaban los árboles. Cuando uno vio al
primer
árbol
dijo:
—Éste parece un árbol fuerte, creo que podría vender su madera a un carpintero — y
comenzó
a
cortarlo.
El árbol estaba muy feliz debido a que sabia que el carpintero podría convertirlo en un
cofre
para
tesoros.
El
otro
leñador
dijo
mientras
observaba
al
segundo
árbol:
—Parece un árbol fuerte, creo que lo podré vender al carpintero del puerto.
El segundo árbol se puso muy feliz porque sabía que estaba en camino a convertirse
en
una
poderosa
embarcación.
El ultimo leñador se acercó al tercer árbol; éste estaba muy asustado, pues sabía que si
lo cortaban, su sueño nunca se volvería realidad. El leñador dijo entonces:
—No necesito nada especial del árbol que corte, así que tomaré éste.
Y
cortó
el
tercer
árbol.
Cuando el primer árbol llegó donde el carpintero, fue convertido en un cajón de comida
para animales, y fue puesto en un pesebre y llenado con paja. Se sintió muy mal pues
eso
no
era
por
lo
que
tanto
había
orado.
El segundo árbol fue cortado y convertido en una pequeña balsa de pesca, ni siquiera
lo suficientemente grande para navegar en el mar, y fue puesto en un lago. Y vio como
sus sueños de ser una gran embarcación cargando reyes habían llegado a su final.
El tercer árbol fue cortado en largas y pesadas tablas y dejado en la oscuridad de una
bodega.
Años más tarde, los árboles olvidaron sus sueños y esperanzas por las que tanto
habían orado. Entonces un hombre y una mujer llegaron al pesebre. Ella dio a luz un
niño, y lo colocó en la paja que había dentro del cajón en que fue convertido el primer
árbol. El hombre deseaba haber podido tener una cuna para su bebé, pero este cajón
debería serlo. El árbol sintió la importancia de este acontecimiento y supo que había
contenido
el
más
grande
tesoro
de
la
historia.
Años más tarde, un grupo de hombres entró en la balsa en la cual habían convertido al
segundo árbol. Uno de ellos estaba cansado y se durmió en la barca. Mientras ellos
estaban en el agua una gran tormenta se desató y el árbol pensó que no sería lo
suficientemente fuerte para salvar a los hombres. Los hombres despertaron al que

dormía,
éste
se
levantó
y
dijo:
—¡Calma!
¡Quédate
quieto!
Y la tormenta y las olas se detuvieron. En ese momento el segundo árbol se dio cuenta
de que había llevado al Rey de Reyes y Señor de Señores.
Finalmente un tiempo después alguien vino y tomó al tercer árbol convertido en tablas.
Fue cargado por las calles al mismo tiempo que la gente escupía, insultaba y golpeaba
al Hombre que lo cargaba. Se detuvieron en una pequeña colina y el Hombre fue
clavado al árbol y levantado para morir en la cima de la colina. Cuando llegó el
domingo, el tercer árbol se dio cuenta que él fue lo suficientemente fuerte para
permanecer erguido en la cima de la colina, y estar tan cerca de Dios como nunca,
porque
Jesús
había
sido
crucificado
en
él.
La
moraleja
de
esta
historia
es:
Cuando parece que las cosas no van de acuerdo a tus planes, debes saber que
siempre Dios tiene un plan para ti. Si pones tu confianza en Él, te dará grandes regalos
a
su
tiempo.
Recuerda que cada árbol obtuvo lo que pidió, sólo que no en la forma que pensaban.
No siempre sabemos lo que Dios planea para nosotros, solo sabemos que: ¡Sus
caminos no son nuestros caminos pero... sus caminos siempre son los mejores!.

EL VIOLINISTA
Esta historia es sobre un hombre que reflejaba en su forma de vestir la derrota, y en su
forma de actuar la mediocridad total. Ocurrió en París, en una calle céntrica aunque
secundaria. Este hombre, sucio, mal oliente, tocaba un viejo violín. Frente a él y sobre
el suelo estaba su boina, con la esperanza de que los transeúntes se apiadaran de su
condición y le arrojaran algunas monedas para llevar a casa. El pobre hombre trataba
de sacar una melodía, pero era del todo imposible identificarla debido a lo desafinado
del instrumento, y a la forma displicente y aburrida con que tocaba ese violín. Un
famoso concertista, que junto con su esposa y unos amigos salía de un teatro cercano,
pasó frente al mendigo musical. Todos arrugaron la cara al oír aquellos sonidos tan
discordantes. Y no pudieron menos que reír de buena gana. La esposa le pidió, al
concertista, que tocara algo. El hombre echó una mirada a las pocas monedas en el
interior de la boina del mendigo, y decidió hacer algo. Le solicitó el violín. Y el mendigo
musical se lo prestó con cierto resquemor. Lo primero que hizo el concertista fue afinar

sus cuerdas. Y entonces, vigorosamente y con gran maestría arrancó una melodía
fascinante del viejo instrumento. Los amigos comenzaron a aplaudir y los transeúntes
comenzaron a arremolinarse para ver el improvisado espectáculo. Al escuchar la
música, la gente de la cercana calle principal acudió también y pronto había una
pequeña multitud escuchando arrobada el extraño concierto. La boina se llenó no
solamente de monedas, sino de muchos billetes de todas las denominaciones. Mientras
el maestro sacaba una melodía tras otra, con tanta alegría. El mendigo musical estaba
aún más feliz de ver lo que ocurría y no cesaba de dar saltos de contento y repetir
orgulloso a todos: " ¡¡Ese es mi violín!! ¡¡Ese es mi violín!!". Lo cual, por supuesto, era
rigurosamente cierto. La vida nos da a todos "un violín". Son nuestros conocimientos,
nuestras habilidades y nuestras actitudes. Y tenemos libertad absoluta de tocar "ese
violín" como nos plazca. Se nos ha dicho que Dios nos concede libre albedrío, es decir,
la facultad de decidir lo que haremos de nuestra vida. Y esto, claro, es tanto un
maravilloso derecho, como una formidable responsabilidad. Algunos, por pereza, ni
siquiera afinan ese violín. No perciben que en el mundo actual hay que prepararse,
aprender, desarrollar habilidades y mejorar constantemente actitudes si hemos de
ejecutar un buen concierto. Pretenden una boina llena de dinero, y lo que entregan es
una discordante melodía que no gusta a nadie. Esa es la gente que hace su trabajo de
la forma: "hay se va...", Que piensa en términos de "me vale...", y que cree que la
humanidad tiene la obligación de retribuirle su pésima ejecución, cubriendo sus
necesidades. Es la gente que piensa solamente en sus derechos, pero no siente
ninguna obligación de ganárselos. La verdad, por dura que pueda parecernos, es otra.
Tú y yo, y cualquier otra persona, tenemos que aprender tarde o temprano, que los
mejores lugares son para aquellos que no solamente afinan bien ese violín, sino que
aprenden con el tiempo también a tocarlo con maestría. Por eso debemos de estar
dispuestos a hacer bien nuestro trabajo diario, sea cual sea. Y aspirar siempre a
prepararnos para ser capaces de realizar otras cosas que nos gustarían. La historia
está llena de ejemplos de gente que aún con dificultades iniciales llegó a ser un
concertista con ese violín que es la vida. Y también, por desgracia, registra los casos de
muchos otros, que teniendo grandes oportunidades, decidieron con ese violín, ser
mendigos musicales. La verdad es que Dios nos concedió "libre albedrío". Tú puedes
hacer algo grande de tu vida, o hacer de ella una porquería. Esa es su decisión
personal. LO NEGATIVO: Negarnos a afinar bien nuestro violín de la vida. Y quejarnos
de que la gente no disfrute la melodía que sacamos de él. LO POSITIVO: Comprender
que, nos guste o no, solamente prosperaremos si afinamos bien ese violín, y
aprendemos a sacar de él las mejores melodías.

EL PERRO FIEL
Una pareja de jóvenes llevaba varios años de casados y no lograban tener hijos. Para
no sentirse tan solos, compraron un cachorro pastor alemán y lo amaron como si fuera
su
propio
hijo.
El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso ovejero alemán. El perro
salvó a la pareja, en más de una ocasión, de ser atacada por ladrones. Siempre fue
muy fiel, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro.
Luego de siete años de tener al perro, la pareja logró tener el hijo tan ansiado. La
pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo y disminuyeron las atenciones que tenían
con el perro. Éste se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebé, y parecía ya no
ser...
aquel
perro
cariñoso
que
tuvieron
durante
siete
años.
Un día la pareja dejó al bebé plácidamente durmiendo en la cuna, y fueron a la terraza
a preparar una carne asada. Tal fue su sorpresa, cuando se dirigían al cuarto del bebé y
ven al perro en el pasillo, con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola. El dueño del
perro casi sin pensar, sacó un arma que llevaba y en el acto mató al perro. Luego corrió
al cuarto del bebé y encontró una gran serpiente degollada. El dueño comenzó a llorar
exclamando...
¡He
matado
a
mi
perro
fiel!
Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario. ¡La
próxima vez que te sientas tentado a juzgar y condenar a alguien, recuerda por favor
esta historia!

EL BARBERO.
Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recostarse la barba, como
es costumbre. En estos casos, entabló una amena conversación con la persona
que
le
atendía.
Hablaban de tantas cosas y tocaron muchos temas, de pronto tocaron el tema de Dios,
el barbero dijo: Fíjese caballero que yo no creo que Dios exista, como
usted dice. Pero, porqué dice usted eso?-preguntó el cliente. Pues es muy fácil, basta
con salir a la calle para darse cuenta de que Dios no existe, o dígame, acaso si Dios
existiera, habrían tantos enfermos, habría niños abandonados, si Dios existiera no
habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad, yo no puedo pensar que exista un
Dios
que
permita
todas
estas
cosas.
El cliente se quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una
discusión.
El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio. Recién abandonaba

la barbería cuando vio en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo,
al parecer hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía muy desarreglado.
Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero: ¿Sabe una cosa? los
barberos
no
existen.
¿Cómo que no existen?- preguntó el barbero- si aquí estoy yo y soy barbero.
¡No! dijo el cliente, no existen porque si existieran no había personas con el
pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle. Ah, los
barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no vienen hacia mí.

sacramento es acción de Cristo, y a la vez una acción de su Cuerpo Místico
inseparable, que es la Iglesia. El Señor está dispuesto a perdonar todo si nos
encontramos en las debidas disposiciones. En la Confesión nos da la oportunidad
de vaciar el alma de toda inmundicia, de limpiarla bien. Con un examen
diligente, el dolor y el propósito bien hechos, el Espíritu Santo va logrando
en nuestra alma la delicadeza de conciencia, una finura interior que afianza
una fuerte decisión de no cometer un pecado mortal, a la vez que hace crecer el
empeño sincero de detestar el pecado venial ¿Cómo no vamos a ser agradecidos?

¡Exacto! -dijo el cliente- ése es el punto, Dios sí existe lo que pasa es que las personas
no van hacia él y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria.

III. Sólo tiene la facultad de perdonar los pecados quien haya recibido el
Orden sacramental, su poder le llega directamente de Dios. El confesor hace las
veces de Cristo, y debe juzgar las disposiciones del pecador -el dolor y
propósito de enmienda- antes de darle la absolución. La Confesión es un
verdadero juicio, pero es un juicio que se ordena al perdón del que se declara
culpable. Este juicio de la Confesión es, en cierto modo, adelanto y
preparación del juicio definitivo, que tendrá lugar al final de nuestra vida.
Entonces comprendemos en toda su profundidad la gracia y la misericordia divina
en el momento en que se nos perdonan nuestros pecados, y acudimos al Sacramento
con alegría y agradecimiento, llenos de esperanza.

Envió: Lourdes C. Gamarra E. (Villarrica-Paraguay)

Fuente: Colección "Hablar con Dios" por Francisco Fernández Carvajal, Ediciones
Palabra.

EL PODER DE PERDONAR LOS PECADOS
I.I. Jesús tenía el poder de perdonar los pecados, y a través del Evangelio vemos
que lo ejerció numerosas veces. Y no sólo quiso que alcanzasen el perdón
aquellos que lo encontraron por los caminos de Palestina, sino también cuantos
habrían de venir al mundo a lo largo de los siglos. Instituyó el sacramento de
la Penitencia porque conoce bien nuestra flaqueza y debilidad: ha venido a
salvarnos, a perdonarnos, a traernos la paz y la alegría (J. ESCRIVÁ DE
BALAGUER, Es Cristo que pasa) Para eso dio la potestad de perdonar los pecados
a los Apóstoles y a sus sucesores a lo largo de los siglos. (SAN AGUSTÍN,
Comentario a la 1ª Epístola de San Juan) El Sacramento de la Penitencia es una
expresión portentosa del amor y la misericordia de Dios con los hombres. Hoy
demos gracias al Señor por el don tan grande que significa ser perdonado de
errores y miserias, y nos preguntamos: ¿son hondas y bien preparadas nuestras
confesiones?
II. La consideración de las razones por las que el Señor instituyó el
sacramento de la Penitencia, nos mueven a ser agradecidos. En primer lugar, es
Cristo mismo, quien por medio del sacerdote, nos absuelve, porque cada

¿QUE

ES

LO

MÁS

IMPORTANTE?

En cierta ocasión, durante una charla que di ante un grupo de abogados, me
hicieron esta pregunta: ¿"Qué es lo mas importante que ha hecho en su vida?"
La respuesta me vino a la mente en el acto, pero no fue la que di, porque las
circunstancias no eran las apropiadas. En mi calidad de abogado de la industria
del espectáculo, sabia que los asistentes deseaban escuchar anécdotas sobre mi
trabajo
con
las
celebridades.
Lo más importante que he hecho en la vida, tuvo lugar el 8 de octubre de 1990.
Comencé el día jugando golf con un amigo mío al que no había visto en mucho
tiempo. Entre jugada y jugada, conversamos acerca de lo que estaba pasando en
la vida de cada cual. Me contó que su esposa y él acababan de tener un bebé.

Mientras jugábamos, llegó el padre de mi amigo, que consternado, le dijo que
su bebe había dejado de respirar y lo habían llevado de urgencia al hospital.
En un instante, mi amigo subió al auto de su padre y se marchó. Por un momento
me quedé donde estaba, sin acertar a moverme, pero luego traté de pensar que
debía
hacer:
¿Seguir a mi amigo al hospital? Mi presencia allí, me dije, no iba a servir de
nada, pues la criatura seguramente estará al cuidado de médicos y enfermeras,
y nada de lo que yo hiciera o dijera iba a cambiar las
cosas.
¿Brindarle mi apoyo moral? Eso, quizás, pero tanto él como su esposa provenían
de familias numerosas, sin duda estarán rodeados de parientes, que les
ofrecerán consuelo y el apoyo necesario, pasara lo que pasara. Lo único que
haría yo será estorbar. Así, decidí reunirme con ellos e ir más tarde a ver a
mi
amigo.
Al poner en marcha el auto, me percate que mi amigo había dejado su camioneta,
con las llaves puestas, estacionada junto a las canchas. Decidí pues, cerrar
el
auto
e
ir
al
hospital
a
entregarle
las
llaves.
Como supuse, la sala de espera estaba llena de familiares que trataban de
consolarlos. Entré sin hacer ruido y me quede junto a la puerta, tratando de
decidir qué hacer. No tardó en presentarse un médico, que se acerca a la
pareja y, en voz baja les comunica que su bebe había
fallecido.
Durante lo que pareció una eternidad, estuvieron abrazados, llorando, mientras
todos los demás los rodeamos en medio del silencio y el dolor.
El médico les preguntó sí deseaban estar unos momentos con su hijo. Mi amigo y
su esposa se pusieron de pie, y caminaron resignadamente hacia la puerta.

Lo único que pude hacer fue acompañarlos y esperar el desenlace. Pero estar allí en
esos momentos, en que alguien
me necesitaba, era lo principal.
Segunda:
Estoy convencido, que lo más importante que he hecho en mi vida, estuvo a punto de
no ocurrir, debido a las cosas que aprendí en la universidad, al concepto inculcado de
ser
racional,
así
como
en
mi
vida
profesional.
Al
aprender
a
pensar, casi me olvide de sentir.
Hoy, no tengo duda alguna que debí haber subido al coche sin titubear, y seguir a mi
amigo al hospital.
Tercera:
Aprendí que la vida puede cambiar en un instante. Intelectualmente, todos
sabemos esto, pero creemos que las desdichas les pasan a otros. Así pues, hacemos
planes y concebimos nuestro futuro como algo tan real, que pareciera que va a ocurrir.
Pero, al ubicarnos en el mañana, dejamos de advertir todos los presentes que pasan
junto a nosotros, y olvidamos que perder el empleo, sufrir una enfermedad grave o un
accidente, toparse con un conductor ebrio y miles de cosas más, pueden alterar ese
futuro
en
un
abrir
y
cerrar
de
ojos.
En ocasiones, a uno le hace falta vivir una tragedia, para volver a poner las cosas en
perspectiva. Desde aquel día, busqué un equilibrio entre el trabajo y la vida; aprendí
que
ningún
empleo,
por
gratificante
que
sea, compensa
perderse unas vacaciones, romper con la pareja o pasar un día festivo lejos de la
familia.
Y aprendí que lo más importante en la vida, no es ganar dinero, ni ascender en
la escala social, ni recibir honores... Lo más importante en la vida, es el tiempo que
dedicamos
a
cultivar
una
amistad.
A

Al verme allí, en un rincón, la madre se acercó, me abrazó y comenzó llorar.
También mi amigo se refugió en mis brazos. "Gracias por estar aquí, me dijo".
Durante el resto de la mañana, permanecí sentado en la sala de urgencias del
hospital, viendo a mi amigo y a su esposa sostener en brazos a su bebe y
despedirse
de
él.
Eso,
Aquella

es

lo

más

experiencia

importante
me

que

he
dejo

hecho
tres

en

mi

vida.

enseñanzas:

Primera:
Lo más importante que he hecho en la vida, ocurrió cuando no había absolutamente
nada que yo pudiera hacer. Nada de lo que aprendí en la universidad, ni en los seis
años que llevaba ejerciendo mi profesión, ni todo lo racional que fui para analizar mis
alternativas, me sirvió en tales circunstancias.
A dos personas les sobrevino una desgracia, y yo era impotente para remediarla.

DIOS

LE

AGRADEZCO:

a) Por mis hijas que NO limpian sus cuartos, pero están viendo la tele, porque significa
que
están
en
casa
y
no
en
las
calles.
b) Por los descuentos en mi sueldo, porque significa que estoy trabajando.
c) Por el desorden que tengo que limpiar después de una fiesta, porque significa que
estuve
rodeada
de
seres
queridos.
d) Por las ropas que me quedan un poco ajustadas, porque significa que tengo
suficiente
para
comer.
e) Por mi sombra que me ve trabajar, porque significa que puedo salir al sol.
f) Por el césped que tengo que cortar, ventanas que necesito limpiar cañerías que
arreglar,
porque
significa
que
tengo
una
casa.
g) Por las quejas que escucho acerca del gobierno, porque significa que tenemos

libertad

de

expresión.

h) Por el lugar para estacionar que encuentro al final del estacionamiento, porque
significa
que
tengo
auto.
i) Por la señora que está detrás de mí en la iglesia y que desentona al cantar, porque
significa
que
puedo
oír.
j) Por la cantidad que tengo que lavar y planchar, porque significa que tengo ropa que
vestir.
k) Por el cansancio y los dolores musculares al final del día, porque significa que fui
capaz
de
trabajar
duro.
l) Por el despertador que suena temprano todas las mañanas, porque significa
que
estoy
vivo.!!
m) Y finalmente. Por la cantidad de e-mails que recibo, porque significa que
tengo
amigas
y
amigos
que
piensan
en
mí.
(Cuando

pienses

que

todo

Envió:

en

la
Eymi

vida

te

va

mal,

léelo

otra

vez.)

Montoya.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

El filósofo griego Diógenes, famoso por la forma chocante que usaba para exponer sus
enseñanzas, Levantó una tienda en la plaza del mercado ateniense en la que puso el
siguiente letrero como reclamo: " Aquí se vende la sabiduría".
Un transeúnte que leyó la inscripción, picado por la curiosidad ordenó a su criado: "
Pregunta a aquel fanfarrón cuánta sabiduría da por un dracma" (el dracma fue en la
antigüedad
moneda
de
cambio
entre
los
griegos
y
romanos).
Fue allá el criado entregó el dracma y cumplió el encargo de su amo. Diógenes metió la
moneda en su bolsillo y dijo: Di a tu amo la siguiente máxima: "En todas tus obras ten
la
vista
fija
en
el
fin".
Tanto gustó a aquel señor esta máxima que la hizo esculpir en letra de oro en la puerta
de su casa, para cuantos entrasen por ella el recuerdo de su propio fin.
Nadie ha recordado a los hombres tan a menudo y con tanta eficacia su último fin como
Jesucristo. Quiera Dios que todo cristiano tenga siempre su Evangelio ante sus ojos y
en
su
corazón.
QUE LA PAZ QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO ESTE CONTIGO.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"La verdadera felicidad del hombre no está en la comodidad que ofrece las cosas, sino
en el amor de Cristo. Confía a Cristo todas tus preocupaciones; Él es el Amigo que
nunca falla."

"Lo que separa de veras a las personas alegres u optimistas de las que están
sumidas en la desdicha es la forma de interpretar y procesar las circunstancias
de
la
vida".

Envió:

Ernesto

Envió: Ramón Mitre.

Responsabilidad
¿Cómo vive un católico el valor de la responsabilidad? Con la fidelidad diaria
a nuestros deberes: la familia, el trabajo profesional y el apostolado.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

LA

SABIDURÍA POR UN DRACMA.

Reyna

La
fe
es
creer
en
lo
Es
guardar
la
calma
La
fe
no
es
pasiva:
¡es
Tener
fe
es
pedir

FE

ES.

que
no
se
puede
ver.
cuando
todo
es
turbulento.
poner
las
creencias
en
práctica!
lo
que
se
necesita.

La fe es oír lo imperceptible y ver lo invisible; creer lo increíble y recibir
lo
imposible.
¡La fe va en contra de las expectativas y condiciones naturales!
Tener fe es crear un vacío en el corazón para que lo llene Dios.
Tener fe no es creer simplemente que Dios puede hacer algo, ¡sino que lo hará!
Con fe, la respuesta no sorprende. Ya se sabía que sucedería.
Tener fe es permanecer en tu puesto cuando todos los demás desertan.
Es
quemar
las
naves
para
no
poder
volver
atrás.
Es
estar
dispuesto
a
pagar
cualquier
precio.
Es hacer lo que Dios pide hoy y creer que Él hará mañana lo que ha prometido.
La
fe
es
lo
contrario
del
temor.
Tener fe es elegir a Dios a pesar de las demás posibilidades.
Es confiar en la Palabra de Dios y no en lo que te dicen tus sentidos.
Es
estar
dispuesto
a
morir
confiando.
La fe es como un músculo que se vuelve fuerte y flexible al ejercitarlo.
¡La
fe
se
edifica
con
el
profundo
amor
a
Dios!

Si yo tuviera que pedirle a Dios un don, un solo don, un regalo celeste, lepediría, creo
que sin dudarlo, que me concediera el supremo arte de la sonrisa.
Es lo que más envidio en algunas personas.
Es,
me
parece,
la
cima
de
las
expresiones
humanas.

Envió: Samuel Silva Floriano

Me parece que esa sonrisa es una de las pocas cosas que Adán y Eva lograron sacar
del paraíso cuando les expulsaron y por eso cuando vemos un rostro que sabe sonreír
tenemos la impresión de haber retornado
por unos segundos
al
paraíso. Debe de ser, por ello, muy fácil enamorarse de gentes o personas que posean
una buena sonrisa.
Y
¡qué
afortunados
quienes
tienen
un
ser
armado
en
cuyo
rostro
aparece
con
frecuencia
ese
fulgor
maravilloso!

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
" Si nadie quisiera afrontar los sacrificios, el bien permanecería sin lograrse". Margarita
Pucher.

Hay, ya lo sé, sonrisas mentirosas, irónicas, despectivas y hasta ésas que en el teatro
romántico llamaban «risas sardónicas». Son ésas de las que Shakespeare decía en
una de sus comedias que «se puede matar con una sonrisa».
Pero no es de ellas de las que estoy hablando. Es triste que hasta la sonrisa pueda
pudrirse. Pero no vale la pena detenerse a hablar de la podredumbre.
Hablo más bien de las que surgen de un alma iluminada, ésas que son como la
crestería de un relámpago en la noche, como lo que sentimos al ver correr a un corzo,
como lo que produce en los oídos el correr del agua de una fuente en un bosque
solitario, ésas que milagrosamente vemos surgir en el rostro de un niño de ocho meses
y que algunos humanos -¡poquísimos!- consiguen conservar a lo largo de toda su vida.

Pero la gran pregunta es, me parece, cómo se consigue una sonrisa.
¿Es un puro don del cielo? ¿O se construye como una casa?
Yo supongo que una mezcla de las dos cosas, pero con un predominio de la segunda.
Una persona hermosa, un rostro limpio y puro tiene ya andado un buen camino para
lograr
una
sonrisa
fulgidora.
Pero todos conocemos viejitos y viejitas con sonrisas fuera de serie. Tal vez las
sonrisas mejores que yo haya conocido jamás las encontré precisamente en rostros de
monjas ancianas: la madre Teresa de Calcuta y otras muchas menos conocidas.
Por eso yo diría que una buena sonrisa es más un arte que una herencia. Que es algo
que
hay
que
construir,
pacientemente,
laboriosamente.
¿Con qué?
Con equilibrio interior, con paz en el alma, con un amor sin fronteras. La gente que ama
mucho sonríe fácilmente. Porque la sonrisa es, ante todo, una gran fidelidad interior a sí
mismos.
Un
amargado
jamás
sabrá
sonreír.
Menos
un
orgulloso.
EL SACRAMENTO DE LA SONRISA

Un
arte
que
hay
que
practicar
terca
y
constantemente.
Aprender en la vida, dejando que la alegría interior vaya iluminando todo cuanto a diario
nos ocurre e imponiendo a cada una de nuestras palabras la obligación de no llegar a la
boca
sin
haberse
chapuzado
antes
en
la
sonrisa.
Y es que en toda sonrisa hay algo de transparencia de Dios, de la gran paz. Por eso me

he atrevido a titular este comentario ha- blando de la sonrisa como de un sacramento.
Porque es el signo visible de que nuestra alma está abierta de par en par.

que no, alegando que no veía que fuera posible llenar una tienda con artículos de
menos
de
diez
centavos.

Autor:
Envió:

Woolworth ignoró las palabras de su jefe y continuó adelante, teniendo no solo un
sonado éxito en su primera tienda sino que al final fue dueño de una
numerosa cadena de franquicias F.W.Woolworth a lo largo y ancho de los Estados
Unidos.

José
José

Luis
Luis

Martin
Gallegos

Descalzo
Barraza

~~~~~~~~~~~~~~`~~~~~~~~~~~~~~~
"Un
Envió:

rostro

bello

se

distingue

José

Luis

por

una

sonrisa

Gallegos

sincera."
Barraza

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Con posterioridad, su antiguo jefe llegó a manifestar que "por lo que a mí respecta,
cada palabra que utilicé para argumentar mi negativa a apoyar a Woolworth me ha
costado
alrededor
de
un
millón
de
dólares"
Esta puede ser la historia de muchos de nosotros si decidimos perseguir nuestros
ideales a pesar de aquellas voces que nos digan, "no es posible"

La clave de la felicidad
Envió: Gerardo Guerrero
La felicidad verdadera y profunda es mucho más que solo aprender a disfrutar las
cosas pequeñas y cotidianas, o aceptar nuestras cualidades y limitaciones.

LA

TORTUGA

Y

LA

LIEBRE

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida. Para dirimir el
conflicto
de
opiniones,
decidieron
correr
una
carrera.

Con dolor se nace...pero Dios te ama!, Con dolor se crece... pero Dios te calma!
Con
dolor
se
muere...pero
Dios
te
espera!
Envió:

Chary

Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre largó a toda velocidad y
corrió enérgicamente durante un buen rato. Luego, al ver que había sacado muchísima
ventaja, decidió sentarse debajo de un árbol para descansar unos momentos, recuperar
fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se quedó dormida. La tortuga, que
andaba con paso lento pero constante, la alcanzó, la superó y terminó en punta,
declarándose
ganadora
indiscutible
de
la
carrera.

Quinteros
Moraleja: "Los lentos pero constantes y perseverantes, también ganan la carrera."

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Pero
SI

ES

la

historia

no

terminó

aquí,

sino

que

prosigue...

POSIBLE

Cuando el joven F.W.Woolworth era un dependiente de tienda, sugirió a su jefe la idea
de tener un rincón especial de
"diez centavos"
para reducir el inventario. Su jefe accedió y la venta fue todo un éxito.
Esto inspiró a Woolworth para abrir su propio negocio, pero necesitaba un capital inicial
para poder sacarlo adelante. Trató de obtener el dinero de su jefe, pero este le contestó

La liebre, decepcionada por haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció
su grave error de subestimar a la tortuga. Se dio cuenta que por
presumida y descuidada había perdido la carrera. Si no hubiese subestimado a su
oponente, nunca la hubiera podido vencer. Entonces, desafió a la tortuga a una
nueva competencia. Esta vez, la liebre corrió sin descanso desde el principio hasta el
fin y su triunfo fue contundente.
Moraleja: "Los rápidos y tenaces vencen a los constantes y perseverantes."

Pero

la

historia

tampoco

termina

aquí...

Después de ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamente y llegó a la
conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. De la manera
como
estaba
planteada
la
carrera,
ella
siempre
perdería.
Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr por una ruta distinta a la
anterior. La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino
con un ancho río. La liebre no sabía nadar, y mientras se preguntaba "¿Qué hago
ahora...?", la tortuga nadó hasta la otra orilla, continuó a su paso lento pero constante y
terminó
la
carrera
en
primer
lugar.

Finalmente: "No se reúna con un grupo fácil; no le harán crecer. Vaya donde
sean muy altas las exigencias y las expectativas de desempeño".
Autor: Jim Rohn

Moraleja: "Quienes identifican su ventaja competitiva (saber nadar) y cambian
el
entorno
para
aprovecharla,
llegan
de
primeros."
Pero

la

historia

tampoco

termina

aquí....

Pasó el tiempo, y tanto compartieron la liebre y la tortuga que terminaron
haciéndose amigas. Ambas reconocieron que eran buenas competidoras y decidieron
repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo. En la primera parte, la liebre
cargó a la tortuga hasta llegar al río. Allí, la tortuga atravesó el río a nado con la liebre
sobre
su
caparazón,
y
ya
en
la
orilla
de
enfrente la liebre cargó de nuevo a la tortuga hasta llegar a la meta.
Como alcanzaron la línea de llegada en tiempo récord, sintieron una mayor satisfacción
que
la
que
habían
experimentado
en
sus
logros
individuales.
Moraleja: "Es bueno ser individualmente brillante y tener fuertes capacidades
personales. Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y
potenciar recíprocamente las capacidades de cada uno, no seremos completamente
efectivos."
Coda

Hace algún tiempo, mi mujer ayudó a un turista suizo en Ipanema, quien dijo haber
sido víctima de unos ladronzuelos. Con un marcado acento, y en pésimo portugués,
afirmaba haberse quedado sin pasaporte, sin dinero y sin un lugar para dormir.
Mi mujer le pagó el almuerzo, le dio la cantidad necesaria para que pudiera pasar la
noche en un hotel, hasta que se pusiera en contacto con su embajada, y se fue.
Días después, un diario carioca publicaba la noticia de que el tal “turista suizo” era en
realidad un original malandra carioca, que simulaba un falso acento y abusaba de la
buena fe de las personas que amaban Río y querían compensar la imagen negativa
que –justa o injustamente- se transformó en nuestra tarjeta de presentación.

final

Es importante advertir que ni la liebre ni la tortuga abandonaron la carrera.
La liebre evaluó su desempeño, reconoció sus errores y decidió poner más empeño
después de su fracaso. Por su parte la tortuga, al notar que la velocidad era su mayor
debilidad, decidió cambiar su estrategia y aprovechar su fortaleza como nadadora, en
un
nuevo
recorrido.
Después
de
varias
contiendas,
la
tortuga
y
la
liebre
descubrieron
que
unidas
lograban
mejores
resultados.
La

Cada uno ofrece lo que tiene

liebre

y

la

tortuga

también

aprendieron

otra

lección

vital:

Al leer la noticia, mi esposa sólo comentó: “no será esto lo que impida que ayude a la
gente”.
Su comentario me hizo recordar la historia del sabio que, cierta tarde, llegó a la ciudad
de Akbar. Las personas no dieron mucha importancia a su presencia y sus enseñanzas
no consiguieron interesar a nadie. Después de algún tiempo, él pasó a ser motivo de
risa
y
burlas
por
parte
de
los
habitantes
de
la
ciudad.
Un día, mientras paseaba por la calle principal de Akbar, un grupo de hombres y
mujeres comenzó a insultarlo. Pero en lugar de fingir que no se daba cuenta de lo que
ocurría,
el
sabio
se
acercó
a
ellos
y
los
bendijo.

Cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a competir contra una
situación, no solo complementamos capacidades, compensamos debilidades,
potenciamos nuestros recursos... sino que también obtenemos mejores
resultados!

Uno
de
los
hombres
comentó:
- ¿Será, después de todo, que el hombre es sordo? ¡Le gritamos cosas horribles y él
sólo
nos
responde
con
palabras
bellas!

Todos tenemos carreras por delante, y hay muchas maneras de ganarlas. Hay muchas
liebres,
muchas
tortugas...
y
muchas
metas
que
alcanzar!

- Cada uno de nosotros sólo puede ofrecer lo que tiene –fue la respuesta del sabio.
No conozco el Autor!

El dolor no deforma, transforma, es una gran verdad y eso lo sustentan, quienes al
sufrir, sienten que han crecido y se han fortalecido aún más. Todo esto define, esa gran
verdad:
"El
dolor
no
deforma,
transforma".
Envió: Kary Rojas, Colombia

"Lo importante no es no caer, sino saber levantarse con la ayuda de Dios"
Envió:

Juan

Manuel

González

Morales,

Guatemala

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"EL

DOLOR

NO

DEFORMA,

TRANSFORMA"

"En el camino de tu vida, no es tan importante la distancia a que has llegado, sino la
dirección
que
llevas."

(Extracto)

Envió:

Augusto

Valió la pena, sufrir dolores de parto, cuando al final se sostiene entre las
manos una nueva vida que el existir de la Madre ha transformado.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Castellanos

ESPERA
Y el dolor que se experimenta en las pequeñas caídas, cuando se dan los
primeros pasos, se convierte en triunfo, al lograr afianzar el caminar, luego poder correr,
y
quizás
hasta
en
sueños
volar.
Un fracaso, asumido con madurez, puede en un principio doler; pero al superarlo, el
alma se logra fortalecer; y más valiente se hace el ser humano, ante cualquier reto que
se le presente o ante los diferentes momentos que en su vida pueda tener.
Los padres que tienen un hijo especial, desde un primer momento, es tan grande
el dolor que pueden llegar a pensar, que se sienten frustrados y no lo podrán superar;
pero con el tiempo y asumido desde la fe, ese ser que en un principio causó dolor, se
llegará a convertir en el más grande amor, y les enseñará a descubrir lo que realmente
en
la
vida
tiene
valor.
El perder un ser querido, deja el corazón destruido, hasta que se logra ver la muerte
desde los ojos de Dios, y se transforma en esperanza el dolor; esta tristeza que deja el
vacío, nos enseña a valorar a quienes a nuestro lado han quedado, y que también son
seres
amados.
Si careces de algo, valoras más lo que tienes. Si sufres por alguien, llegas a
amarlo más, si escoges el camino difícil, te haces más fuerte, si experimentas de cerca
la muerte, aprendes a amar más la vida, si caes; adquieres destreza en levantarte. El
dolor
no
deforma,
sino
que
transforma.

Nada es para siempre, el dolor pasará... no desesperes, Dios solo pide, que no
perdamos
la
fe,
que
sepamos
esperar.
Y si ves todo oscuro, y crees que la luz no verás... no temas, Dios no olvida,
solo
hay
que
esperar.
Después de la tempestad viene la calma, el diluvio pasará... ten fe, camina
sobre
el
agua
y
no
dejes
de
esperar.
Es la esperanza la fuerza que nos ayuda a llegar, aunque la meta se vea lejos,
aunque el dolor nos quiera ganar, Dios no nos abandona, solo hay que esperar.
Los sueños no son imposibles, si luchas, si esperas, podrás hacerlos realidad;
el camino para alcanzar lo que anhelas, es la fe, y la paz que da, el saber
esperar.
Si ves todo confuso, sino entiendes porque sucedió; no te afanes, Dios no se ha
equivocado, El sabe lo que hace, actúa en su momento, solo te pide, que no
desesperes, que confíes en El, así como El en ti ha confiado.
Aún en la oscuridad, se puede ver una luz, solo tienes que esperar, aunque veas
un solo par de huellas, no hay soledad, alguien te lleva en sus brazos, murió

por

amor

ti,

es

el

Amigo,

Jesús.

Espera, a que tu momento llegue, no actúes sin pensar, no digas nada que
después
vayas
a
lamentar,
piensa
bien
antes
de
actuar.

Si no tuviera vacíos, no tendría necesidad de amar y sentirme amada, y sería una
persona indiferente, eso me aterra, no quiero pensar lo que es vivir sin amor; sin
experimentar esa necesidad de ser amada y los enormes deseos de dar amor... ese es
el motor de nuestra existencia, si por ello mismo nos Creó Dios, más aún, fue tan
grande su amor, que experimentó el más grande dolor, tan solo por Amor.

Esperar es de prudentes, es también un valor del que en Dios cree, pero no hay que
dejar de actuar, nada gratis nos viene, hay que luchar sin desfallecer, la luz venció, la
tumba está vacía. No pierde jamás, aquel que sabe esperar en Dios.

No soy perfecta y le doy gracias a Dios, porque mi imperfección le da sentido a mi vida,
me invita luchar cada día por ser mejor.

Espera,

Gracias Dios, por mi imperfección, pon en mí el toque de tu perfección:

no

te

rindas,

ten

paciencia,

espera...

Envió: Kary Rojas, Colombia

"El

Amor".

Envió: Kary Rojas - Colombia
NO SOY PERFECTA,
GRACIAS

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
SEÑOR

(Extracto)
Quise imaginar lo que sería mi vida, estando en este mundo, siendo un ser perfecto, sin
tristezas, sin vacíos, sin necesidad de amar y sentirme amada, teniendo todo a la
mano,
para
alcanzarlo
sin
el
más
mínimo
esfuerzo,
siendo
poseedora de una imagen y figura perfecta ante los ojos de los demás; sintiendo el
poder en mis manos... (después de todo eso es lo que anhelan y sueñan los seres
humanos)... Y después de imaginar lo que sería mi vida así, el pensar en
eso, no fue un sueño, sino una pesadilla de la cual, inmediatamente quise despertar...
corrí al espejo a verme, y al contemplar mi imagen y redescubrir lo que soy, dije con voz
de
alivio:
¡No
Soy
perfecta,
gracias
Señor!.

"El tiempo no transforma al hombre, el poder de la voluntad no transforma al hombre, lo
transforma el Amor".
Henry Drummond.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
VALORES

HUMANOS

El
valor
de
las
cosas
pequeñas
¿Qué significa ser fieles en lo pequeño? Cuidar los detalles que parecen insignificantes
en la vida familiar, las relaciones sociales, el cumplimiento de nuestro deber y en la
piedad con Dios.

Si no me equivocara jamás, tal vez no podría entender los errores que también
cometen los demás, viviría juzgándolos, y me quedaría sola, porque no encontraría a
nadie
que
me
pudiera
igualar.
Si mi imagen y figura, fueran perfectas para la humanidad, nadie sabría quién
realmente soy, me buscarían por mi apariencia, verían en mí solo lo material; tal vez me
convertiría
en
esclava
del
cuerpo
y
de
lo
superficial,
queriendo
encontrar la fórmula de la eterna juventud, para no envejecer jamás, dependiendo de
cremas
y
maquillajes,
viviendo
una
vida
superficial;
en
el
espejo no vería más que mi figura, no sabría quién soy en realidad... prefiero ser
pequeña, diferente, estando segura de que los que me quieren, me conocen en verdad,
y mejor aún, solo puedo contemplar en el espejo, más que mi alma, y lucho por
conservar
mi
belleza
espiritual.

CAMBIAR

AL

Un día comencé queriendo cambiar al mundo y comencé por intentarlo.

MUNDO.

Al cabo de un tiempo me di cuenta que me era imposible, por lo que pensé mejor en
cambiar
a
mi
nación.
Después de intentarlo me di cuenta que no pude, por lo que decidí cambiar a mi
comunidad. Después de un tiempo de intentarlo no pude, por lo que decidí
cambiar
a
mi
familia.
Pero al cabo de un tiempo me di cuenta que no pude y ahora en mi lecho de
muerte he llegado a la conclusión de que debí de haber cambiado
yo primero, ya que de esa manera y con mi ejemplo mi familia cambiaría, a su vez mi
familia
con su ejemplo cambiaría a mi comunidad, la cual cambiaría a mi nación, la cual
lograría
cambiar
por
fin
al
mundo.
Autor: Anónimo

Entiendo, le dije, pero debe haber miles de estrellas de mar sobre la playa.
No puedes lanzarlas a todas. Son demasiadas.
Y quizá no te des cuenta de que esto sucede probablemente en cientos de playas a lo
largo
de
la
costa
¿no
estás
haciendo
algo
que
no
tiene
sentido?
El nativo sonrió, se inclinó y tomó una estrella marina y mientras la lanzaba
de
vuelta
al
mar
me
respondió:
¡Para
ésta
si
lo
tuvo!
Cada
e-mail
de
estos
es
una
estrella
que
arrojo
al
mar...
Sé que en este mundo complicado y acelerado, un gesto de ternura y
solidaridad
no
alcanza...
Nada puedo hacer para solucionar las penas del mundo pero mucho puedo hacer
para
ayudar
en
el
pedacito
de
mundo
que
me
toca.

Libro: "Los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos",Stephen Covey.
Envió: Ricardo Saucedo Bañuelos
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"El mundo no anda mal por la maldad de los malos, sino por la apatía de los buenos."

Si alguna vez pude a través de estos mails, hacerte sonreír, llorar, emocionar,
reflexionar... entonces eres una de esas estrellas que ha vuelto al mar a
contarle a las otras que la bondad existe, que todavía existen seres que creen
en
los
demás...
Envió:

Fray

Fernando

Rodríguez,

O.F.M.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"La

felicidad

consiste

en

hacer

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
VALORES
LAS

ESTRELLAS

DEL

el

bien."

Aristóteles.
HUMANOS

MAR

Cierto día, caminando por la playa reparé en un hombre que se agachaba a cada
momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. Hacía lo mismo una y
otra
vez.

Responsabilidad
¿Cómo vive un católico el valor de la responsabilidad? Con la fidelidad diaria a nuestros
deberes: la familia, el trabajo profesional y el apostolado.

Tan pronto como me aproximé me di cuenta de que lo que el hombre agarraba eran
estrellas de mar que las olas depositaban en la arena, y una a una las arrojaba de
nuevo
al
mar.
Intrigado, lo interrogué sobre lo que estaba haciendo, a lo cual me respondió:
Estoy

lanzando

estas

estrellas

marinas

nuevamente

al

océano.
VESTIDA

Como ves, la marea es baja y estas estrellas han quedado en la orilla si no las
arrojo
al
mar
morirán
aquí
por
falta
de
oxígeno.

DE

BLANCO

Una joven discutía acaloradamente con su padre y defendía sus derechos de asistir a
una fiesta popular, un lugar donde se reunían personas de no muy buena reputación. El
padre le daba razones contundentes, pero la joven se resistía a aceptarlas.

Inesperadamente, la discusión cambió de giro y el padre la invitó a bajar juntos al
sótano donde había mucho polvo y se guardaba carbón, pero que lo hiciera con un
vestido blanco. Ante la propuesta de su padre, la joven replicó que si podía bajar, pero
no
con
el
traje
blanco,
pues
se
le
iba
a
ensuciar.
"Ves hija mía, dijo el padre con voz amorosa, nada impide que puedas bajar al sótano
con un traje blanco, pero si hay mucho que impida que puedas subir con el mismo
color.
De la misma manera, nada impide que asistas a ese sitio que deseas ir; pero ten por
cierto que no regresarás igual, algo de lo que es tuyo se perderá allí".
Envió: Ileana Domínguez
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"Las

palabras

van

al

viejo director que ya era octogenario, ella le recordó la charla que habían tenido años
antes, le mostró fotografías de sus hijos y le comentó de su trabajo en el supermercado,
luego agregó: Hay algo que nunca he terminado de entender. Cómo pudo usted saber
tan
rápido
que
yo
no
tenía
condiciones
de
bailarina?
Ahhh, apenas la miré cuando Ud. bailó delante de mi, le dije lo que siempre le
digo
a
todas,
le
contestó.
Pero eso es imperdonable! Exclamó ella, arruinó mi vida, pude haber llegado a
ser
primera
bailarina!
- No lo creo, repuso el viejo maestro.
Si
hubieras
tenido
las
dotes
necesarias, y una verdadera vocación para bailar no habrías prestado ninguna
atención
a
lo
que
yo
dije.
Conclusión:
Sin duda, si te crees perdido, estás perdido y si crees que no puedes, pues no podrás.
Si quieres hacer algo pero lo crees imposible, no creo que triunfes jamás.

corazón,

cuando

han

salido

del

corazón."
En la vida no solo el valiente o el veloz triunfa, tarde o temprano el que siempre vence
es
el
que
cree
que
es
posible.

Envió: Rosy Pérez Muñoz

Envió:

Fray

Fernando

Rodríguez,

O.F.M.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"En la vida no solo el valiente o el veloz triunfa, tarde o temprano el que siempre vence
es
el
que
cree
que
es
posible."
LA

BAILARINA.
Envió: Fray Fernando Rodríguez, O.F.M.

Una joven había tomado clases de ballet durante toda su infancia, y había
llegado el momento en que se sentía lista para entregarse a la disciplina que
la
ayudaría
a
convertir
su
afición
en
profesión.
Deseaba llegar a ser primera bailarina y quería comprobar si poseía las dotes
necesarias, de manera que cuando llego a su ciudad una gran compañía de
ballet, fue a los camarines luego de una función, y hablo con el director.
Quisiera llegar a ser una gran bailarina, le dijo, pero no se si tengo el talento que hace
falta.
Dame
una
demostración,
le
dijo
el
maestro.
Transcurrido apenas 5 minutos, la interrumpió, moviendo la cabeza en señal de
desaprobación.
No,
no
tiene
usted
condiciones.

"Candor

es

Envió:
La joven llegó a su casa con el corazón desgarrado, arrojó las zapatillas de
baile en un armario y no volvió a calzarlas nunca más, se casó, tuvo hijos y
cuando se hicieron un poco mayores, tomó un empleo de cajera en un supermercado.
Años después asistió a una función de ballet, y a la salida se topó con el

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

sinónimo
Marisela

de

mujer."
Flores.

QUE SUERTE SER MUJER
YO QUIERO... ser una mujer consciente del privilegio de la vida, yo quiero ser
alguien, para responder con ello a los talentos que Dios me ha regalado.

YO
¡Que
¡Que
¡Que

QUIERO...
suerte
suerte
suerte

he
tengo

repetirme
tenido
de
SER

a
de
estar

nacer
aquí

diario:
!
!
!

gran

bien."

MUJER

Envió: Marisela Flores

YO QUIERO... ser feliz siendo yo misma, conforme a mi vocación y a mis sueños.
YO QUIERO... tener el coraje de ser libre para elegir mis caminos, vencer mis temores
y
asumir
las
consecuencias
de
mis
actos.
"La
YO QUIERO... tener alegría para reír, para construir mi camino a la felicidad,
para
sentir
la
energía
de
vivir
intensamente.
YO QUIERO... tener éxitos, pero también fracasos que me recuerden mi condición
humana,
la
grandeza
de
Dios
y
el
peligro
de
la
soberbia.
YO QUIERO... sentir, ser completa, amarme reconocer que soy única, irrepetible e
irremplazable, que valgo porque han depositado en mí una chispa divina y soy polvo de
estrellas.
YO QUIERO... ser la luz para mi novio, o esposo, mi familia, mis hijos.
YO QUIERO... querer el presente, elegir el futuro y trabajar para conseguirlo.
YO QUIERO... recordar el pasado, pero no vivir en el ayer, quiero soñar en el futuro, sin
despreciar el presente, sabiendo que lo único seguro es el hoy, el aquí y el ahora.
YO QUIERO... perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y viajar más a la ligera
de
equipaje.
YO QUIERO... renacer a cada día, decir sí a la aventura de la vida y del amor.
YO QUIERO... trascender por mis silencios, por mis palabras, por mi hacer y mi
sentir.
YO QUIERO... sentir a Dios que vive en mí y agradecerle su infinita paciencia para
esperarme, su entrega incondicional y su presencia, aunque en mis ocasiones se me
olvide
agradecerle
el
que
me
haya
elegido
mujer.
YO QUIERO... construir mil estrellas en el infinito y tener el valor de alcanzarlas.
YO QUIERO... ser mujer completa, no sustituto, menos objeto, saber querer, saber
decir
sí,
pero
también
no.

esperanza

Envió:

del

bien

es

ya

Mario

un

Espino

López

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
UN
Un

DIA
día

en

la

vida

de

TIPICO
un

mexicano

"típico":

" Suena su despertador, se levanta, desayuna cereal, toma un baño, se viste, sube a su
coche, llega a la oficina o escuela, sale de nuevo en su coche y come en un
restaurante, después va al cine y en la noche (como es viernes) llega al antro y regresa
a
su
casa
a
las
cuatro
de
la
mañana.
Suena bastante típico, ¿no? En un día así de típico, uno puede gastar unos 400 ó 500
pesos (o más). Pero hay que hacer una aclaración: no es "típico" para más de 50
millones de mexicanos tener ni siquiera 41 pesos al día en la bolsa, ni
es "típico" para 70 por ciento de la población tener un coche, agua (diario), ir a la
escuela y mucho menos ir a un antro (eso es impensable). Y no es sólo una
problemática rural, ya que en las ciudades un porcentaje altísimo de la población, vive
en
condición
de
pobreza.
Así que, si conocen a alguien que viva un día como el del principio del artículo, pueden
decir que es un privilegiado miembro del 20 por ciento de la población mexicana que
tiene
esas
ventajas,
pero
no
es
de
ninguna
manera
típico.
Ahora sí, ahí les va lo que hace un mexicano típico en su vida: nace en su casa de
madera y suelo de tierra, tiene tres hermanos y una mamá de apenas 20 años, que
todo el día se la pasa haciendo tortillas o ayudando en el campo. Su papá toma mucho,
pero no por eso deja de trabajar como burro de sol a sol en el campo, para cultivar (lo
que sea) y que le paguen una miseria (cinco pesos por un kilo de café, por ejemplo).
Probablemente el niño irá a primaria, y tal vez a una tele-secundaria (no son tan
divertidas como suenan, son más bien funestas) y al terminar, se irá a Estados Unidos

(pagando 14 mil pesos por el viaje, obviamente a crédito) y arriesgando su vida. Irá dos
o
tres
veces
a
negrearse
(en
alguna
constructora
o
restaurante de comida rápida) y regresará a su casa a los 27 años a seguir
negreándose, ahora en el campo. Se casará con alguna jovencita de 16 ó 17 y tendrá
sus
hijos
en
su
casa
de
madera
y
suelo
de
tierra.

Voy a fundar una religión enteramente nueva y de acuerdo con el progreso". Pero no
funcionó.
Al cabo de unos meses, el «inventor» acudió desconsolado a Bonaparte, ya primer
cónsul,
y
le
dijo:
-¿Lo creeréis, señor? Mi religión es preciosa, pero no arraiga entre el pueblo.

¿Qué? ¿Y el coche no existe en su vida? Ojalá fuera el coche lo importante, con decir
que toda la familia duerme en la misma "cama" (llámesele así a unos tablones con
cobijas). Pero esta gente por lo general, es mucho más generosa que los que tienen
sábanas
de
seda.
Cada vez que he ido a estas poblaciones, ha sido con grupos de jóvenes de las Mega
Misiones. Casi todos duermen en sus casas con sábanas de seda, y absolutamente
todos se sorprenden al ver que en medio de la pobreza, la gente
les
da
lo
poco
que
tiene.

Respondió Bonaparte: -Ciudadano colega, ¿tenéis seriamente la intención de hacer la
competencia a Jesucristo? No hay más que un medio; haced lo que Él:
Haceos
crucificar
un
viernes,
y
tratad
de
resucitar
el
domingo.
Autor: A. Hillaire

Los misioneros llegamos a una casa, escuelita u oficina delegacional del pueblo
(probablemente las únicas construcciones de cemento) y ahí nos quedamos a dormir.
La comida nos la da la gente del pueblo, gustosa y generosamente.
Nosotros les llevamos a cambio dos cosas que nunca deben olvidar aquellas personas:
la fe y la esperanza. La fe es necesaria para creer, la esperanza para creer en el futuro,
aunque se vea siniestro, y para ellos, muchas veces lo sea."

"La luz de tu cuerpo son los ojos. Si tus ojos son puros, todo tu cuerpo estará lleno de
luz."
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Autor:

Diego

Planas

Envió: Juan José González Parada, Pbro.

YO

TE

SALUDO

Bienaventurados aquellos labios y aquellos lugares en los que se pronuncia :
"Ave

Maria".

Ave Maria, Es un saludo que limpia los labios y el corazón, no se pueden
pronunciar esta palabras con reflexión y sentimiento, sin sentirse mas buenos;
porque cuando los ojos de vuestro espíritu están fijos en Maria, se puede ser
mas bueno, mas puro y mas caritativo. La amistad con Maria es causa de
perfección porque infunde y transfunde las virtudes de tan buena Madre en quien
humilde
las
pide.
"Cada vez que cometo un error me parece descubrir una verdad que no conocía."
Envió:

Elvia

Valdez

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
HAZ

COMO

EL

Cuentan que, estando reciente la revolución francesa, Reveillère Lépaux, uno de los
jefes de la república, que había asistido al saqueo de iglesias y a la
matanza de sacerdotes, se dijo a sí mismo: "Ha llegado la hora de reemplazar a Cristo.

Llena eres de Gracia, Humildad, prontitud, pudor, plegaria... ¿Que no encontró
de excelso la palabra angélica para convertirse en la primera chispa del
incendio de la Encarnación?. He aquí lo que se necesita, para atraer a Jesús,
vuestra adherencia a la Gracia, vuestra acogida a la Gracia, vuestro
multiplicar la Gracia, vuestro aspirar a la Gracia, el cuerpo para vivir
necesita respirar aire y tomar aliento, el alma para vivir, debe respirar la
Gracia,
y
el
mejor
ejemplo
es
Maria.
El Señor esta contigo. Dios siempre esta con el alma en Gracia, Dios no se
aleja cuando el tentador se acerca, se aleja solamente cuando se cede al

Tentador y se corrompe el alma. Quien esta con Dios no es que no vea el mal,
mas bien lo ve con mas claridad que muchos otros, pero el verlo no corrompe. El
unido con Dios esta saturado de Dios, y cualquier otra cosa que no sea Dios
queda
en
la
superficie
y
no
perturba
el
interior.
Bendita entre todas la mujeres. Esta bendición que a veces decimos
imperfectamente, o que quizá ni la decimos a Aquella que con su sacrificio
inicio la Redención, resuena continuamente en el Cielo, pronunciada con
infinito amor por la Trinidad. Todo el Paraíso bendice a Maria, obra maestra de
la
Creación
universal
y
Misericordia
divina.
Aun cuando toda la obra del Padre para crear de la nada a la tierra no hubiese
servido sino para acoger a Maria, la obra creativa habría tenido su razón de
ser, porque la perfección de Maria es tal, que Ella es testimonio de no solo de
la sabiduría y el poder, sino del amor con el cual Dios ha creado el mundo.

El otro lo hizo durante lapsos de 50 minutos en los que descanso. Al cabo tenia
una
pila
de
leños
mucho
mayor.
¿Cómo pudiste cortar tanta leña? - le pregunto el hombre que trabajo si
descansar.
Esta

fue

la

respuesta:

Mientras

Autor:

Thomas

descansaba,

afilaba

el

hacha.
Welch

Envió: Fray Fernando Rodríguez, OFM

Bendito
el
fruto
de
tu
vientre
Jesús!
Tenemos a Jesús porque treinta tres años antes Maria acepto beber el cáliz de
la amargura, bendito el vientre purísimo que contuvo al Creador, y para dar una
norma, sabed que Yo, Dios, no considero disminuirme a Mi mismo con infinito y
venerante
amor
a
mi
Madre.
Ruega por nosotros, ahora y en la hora de nuestra muerte. Invocación simétrica
de "libranos del mal", Se nos ha dado una Madre y un Padre, Si pedimos al Padre
que nos libre del Mal, ¿No pediremos a la Madre que aleje de nosotros la muerte
en pecado?, no debemos preocuparnos de la muerte en el significado humano, sino
del
Mal
y
de
la
Muerte
en
el
significado
sobrenatural.
Tenemos una Madre que es poderosa ente Dios por tu triple condición de Hija,
Esposa y Madre de Dios, y si Cristo resucita a los muertos a la Gracia. Maria
cuando es realmente amada, impide que la muerte os separe de su Hijo en la
eternidad.
Envió: Cecilia Delgado

"Es frecuente estar atareado; muy atareado, sin ser efectivo".

Stephen Covey

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
AFILAR

EL

HACHA

Dos hombres se dedicaron un día entero a cortar leña. Uno de ellos trabajo sin
detenerse a descansar, y junto una pila de leños bastante grande.

¿FUISTE VISITADO?
Lisa fue a su buzón de correo y solo había una carta. Ella la tomo y la miro antes de
abrirla, y noto que nombre y dirección. Ella leyó: Querida Lisa: "voy a estar en tu barrio
el sábado en la tarde y quisiera verte. Te quiere siempre, Jesús"
Sus manos temblaban mientras colocaba la carta en la mesa. ¿Por que Dios querrá
visitarme si no soy nadie especial? También recordó que no tenia nada que ofrecerle,
pensando en eso, ella recordó su alacena vacía. "Oh, no tengo nada que ofrecerle.
Tengo que ir al supermercado y comprar algo para la cena".
Ella tomo su cartera que contenía $5.00 "Bueno, puedo comprar pan y embutidos por lo
menos". Se puso el abrigo y corrió a la puerta. Compro un molde de pan francés, media
libra de jamón de pavo y un cartón de leche lo que le dejo con tan solo doce centavos
hasta el lunes. Se sentía bien a medida que se acercaba a su casa con su humilde
compra bajo el brazo. "Señorita, por favor, ¿puede ayudarnos?" Lisa había estado tan
sumergida en sus planes para la cena que no había notado dos figuras acurrucadas en
la acera. Un hombre y una mujer, ambos vestidos de andrajos . "Mire señorita, no tengo
trabajo y mi esposa y yo hemos estado viviendo en las calles, nos estamos congelando
y tenemos mucha hambre y si usted nos pudiera ayudar se lo agradeceríamos mucho".
Lisa los miro. Ellos estaban sucios y mal olientes y pensó que si ellos en verdad
quisieran trabajan ya habrían conseguido algo. "Señor, me gustaría ayudarlos, pero soy
pobre también. Todo lo que tengo es un poco de pan y jamón, y tendré un invitado
especial a cenar esta noche y pensaba darle esto de comer. "Esta bien, comprendo.
Gracias de todas maneras. El hombre puso su brazo sobre los hombros de la mujer y
Ella los miraba alejarse y sintió mucho dolor en su corazón". "Señor espere". La pareja
se detuvo, mientras ellas corría hasta ellos. "Por que no toman esta comida, puedo
servirle otra cosa a mi invitado" dijo ella mientras le entregada la bolsa del
supermercado.

"Gracias. Muchas gracias señorita "Si, Gracias" le dijo la mujer y Lisa pudo ver que
estaba temblando de frió. "Sabe, tengo otro abrigo en casa, tome este",le dijo mientras
se lo ponía sobre los hombros. Ella regreso a casa sonriendo y sin su abrigo ni comida
que ofrecer a su invitado. Se estaba desanimando a medida que se acercaba a la
puerta de su casa, pensando que no tenia nada que ofrecer al Señor. Cuando metió la
llave en la cerradura noto otro sobre en su buzón. "Que raro. Usualmente, el cartero no
viene dos veces el mismo día". Ella tomo el sobre y lo abrió: Querida Lisa: Fue muy
agradable verte de nuevo. Gracias por la comida y gracias también por el hermoso
abrigo. Te quiere siempre, Jesús.
A veces es difícil encontrar a Dios en las pequeñas cosas que nos rodean, incluso en
las personas que a veces nos son desagradables, pero es precisamente ALLÍ donde EL
quiere que le encontremos: en cada pequeña y hermosa cosa que esta hecha para
nosotros!!!!
Autor: Desconocido
Ministerio:

Entonces un día sucedió algo extraño. Parecía como si el mundo hubiese empezado a
dar vueltas, un momento en una dirección y al instante siguiente en la otra dirección. A
la oruga empezó a dolerle el estómago, y se sintió muy enferma. Parecía como si todo
se hubiera vuelto desdibujado y distante. El mundo seguía girando, a veces rápido y
otras veces despacio. La oruga se quedó paralizada y cerró los ojos, pensando que se
estaba muriendo.
Después de un rato, y no sabía cuanto había sido, el mundo pareció dejar de moverse y
se sintió más ligera y libre. Le pareció que podía volver a moverse, y, al hacerlo, se dio
cuenta de que tenía debajo el árbol, y el sol calentaba.
En la distancia pudo oír un ligero murmullo y se sintió atraída por el ruido. Era una
pequeña voz que le decía: "Por favor, enséñame a volar como tú"."Paciencia, ya lo
harás, ya lo harás". Sólo entonces se dio cuenta de que se había convertido en una
mariposa.

Mary-2004
Anónimo

ENSÉÑAME A VOLAR
Había una vez una oruga que vivía en un gran árbol del parque. Cada día la oruga iba
mordisqueando las hojas que encontraba en su camino, sin prestar atención a nada
más.
Pero un día la oruga se dio cuenta de que había algo lleno de colores volando por
encima del árbol. Se quedó deslumbrada con los naranjas y azules luminosos que
captaban la luz del sol y cuando esta brillante criatura voló cerca de la oruga, ésta pudo
ver que era una hermosa mariposa.
La mariposa parecía flotar en el aire, rozando la rama en la que estaba sentada la
oruga. "¡Oh, mariposa, qué hermosa eres y con qué suavidad vuelas.....Por favor,
enséñame a volar como tú".
La mariposa se acercó y le sonrió a la oruga: "Sé paciente, pequeña criatura, algún día,
algún día". Pero la oruga era impaciente y cuando la mariposa volvió a aparecer al día
siguiente, aún más luminosa que antes y volando alrededor de las ramas del árbol, la
oruga volvió a decirle: "Por favor, mariposa, enséñame a volar como tú". La mariposa le
susurró al oído: "Sé paciente y algún día lo harás".
La oruga estaba tan frustrada que decidió sacarse la idea de la cabeza de una vez por
todas y olvidó su deseo de volar.

EL DIA DE HOY
Mi trabajo es un trabajo como el de casi todos, pero yo escojo qué clase de día
quiero
tener.
Hoy puedo amargarme porque tengo que trabajar o puedo gritar de alegría porque
tengo trabajo.
Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas, o puedo reír
porque
las
espinas
tienen
rosas.
Hoy puedo quejarme porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo
sentirme honrado porque tengo un techo en donde vivir.
Hoy
puedo
frustrarme
porque no tengo dinero, o puedo estar satisfecho de mi ingenio para ahorrar.
Hoy puedo protestar porque amaneció con lluvia, o puedo darle gracias a Dios
porque el agua existe.
Hoy
puedo
compadecerme
de
mi
salud
o
puedo
alegrarme
porque
el
dolor
es
un
don
que
no
merezco.
Hoy puedo disimular mis defectos para quedar bien con mis semejantes o
disimular mis pequeños heroísmos para quedar bien con Dios.
Hoy
veo
mis
manos..., pueden robar, destruir y maltratar, pero también pueden limpiar,
curar
y
sostener.

Hoy puedo pensar que Dios es un espejo del hombre, o considerar que el hombre
está hecho a imagen de Dios.
Hoy
puedo
ponerme
de
mal
humor
porque
escuché
una
crítica
o
puedo
aprovechar
esa
ocasión
para
desagraviar
y
reparar.
Hoy puedo llorar porque perdí a un ser querido o puedo pensar que llegó a su
Patria verdadera.
Hoy
puedo
tener
contradicciones
y
maldecir
la
vida,
o
puedo
ver
una
ocasión
de
ayudar
a
Jesús
a
llevar
su
Cruz.
Hoy puedo angustiarme porque tengo una pausa en el día, o puedo alegrarme
porque puedo hacer oración.
Hoy
puedo
arrastrar
la
cobija
el
día
completo
o
puedo
caminar
con
novedad
de
sentido
(in
novitate
sensu).
Hoy puede aburrirme la prosa diaria o puedo hacer de ella un poema a lo
divino.
Hoy se me ha dado una "vida pequeña" para que la derroche en el placer o la
aproveche
buscando
el
bien
de
los
demás
y
la
felicidad.
Hoy aprendí que lo más importante en la vida, no es ganar dinero, ni ascender
en la escala social, ni recibir honores... Lo más importante en la vida, es el
tiempo
que
dedicamos
a
las
personas
que
amamos.
Vive cada día como si fuera el único o el último que tienes.
Si
lloras
has
perdido
el
sol
-decía

Saint

Las lágrimas no te permitirán ver las estrellas.
La
diferencia
entre
"gris" y un día con sentido depende de

un
cómo

la

forma

porque
Exupery-

se

1- Siempre harás cosas grandiosas, pero solo si te dejas sostener en la mano de
alguien más
2- Experimentarás el dolor en algunas ocasiones de que te saquen punta, pero será
necesario para que seas un mejor lápiz cada vez
3- Tendrás errores, pero tendrás un borrador para corregirlos todos
4- La parte más importante de ti es la que lleva dentro Y......
5- En cualquier superficie que seas usado, tendrá que dejar tu marca. No importan las
circunstancias o las condiciones, deberás continuar escribiendo
El lápiz entra en su caja prometiendo recordar estas 5 cosas y con un propósito en su
corazón de ser útil
Ahora podríamos ponernos nosotros en el lugar del lápiz y recordar estas 5 cosas para
ser la mejor persona del mundo
1- Siempre harás cosas grandiosas, pero solo si te dejas sostener en la mano de Dios
2- Experimentarás el dolor en algunas ocasiones de las luchas y tribulaciones, pero
será necesario para que seas mas fuerte y valiente cada vez
3- Tendrás errores, pero tendrás humildad para corregirlos todos y crecer por medio de
ellos
4- La parte más importante de ti es la que llevas dentro del Corazón Y......
5- En cualquier superficie que camines, tendrás que dejar tu marca. No importan las
circunstancias o las condiciones, deberás continuar sirviendo a Dios en todo
Servir a Dios es uno de los privilegios mas hermoso que tiene el ser humano.
«Señor, hazme un instrumento de tu paz. Que donde hay odio yo traiga siempre amor;
donde hay injuria y ofensa yo siempre otorgue perdón; donde hay duda ponga fe;
donde hay desespero, esperanza; donde hay tinieblas, luz; donde hay tristeza, gozo»
El lápiz
Tomado de: www.mensajeconpoder.com

día
afronta.

Por: Rebeca Reynaud
RENACER
Jeremías nació
entendimiento, y
poco

El lápiz
Un hacedor de lápices toma un lápiz justo antes de meterlo en su caja y le dio consejos.
Le dijo:
"Hay 5 cosas que debes saber antes que seas enviado al mundo. Siempre recuérdalas
y serás el mejor lápiz del mundo."
Las 5 cosas fueron las siguientes:

con
una
su

problemas en su
enfermedad crónica
joven

físico, con
que estaba

problemas de
matando poco a
vida.

Aún así, sus padres habían intentado darle una vida lo más normal
posible y lo enviaron a la Escuela Primaria Santa Teresa. A los 12
años de edad, Jeremías estaba en el segundo año, al parecer
inhabilitado para aprender. Su maestra Doris siempre se desesperaba
con él. El se retorcía en su silla, se le salía la saliva de su boca
y
hacía
unos
gruñidos.
Algunas veces hablaba tan claramente como si un rayo de luz penetrara
a su oscuro cerebro, pero la mayoría del tiempo Jeremías hacía sentir

mal

a

la

maestra.

Un día ella llamó a sus padres y les pidió que fueran a la escuela
para hablar acerca de Jeremías. Mientras que los padres se sentaban
lentamente en el salón vacío, Doris les dijo: "Jeremías realmente
debería estar en una escuela especial para niños con problemas de su
tipo, no es justo para él estar con unos niños que no tienen problemas
de aprendizaje, además hay una gran diferencia de edad entre él y los
demás
niños".
La mamá de Jeremías comenzó a llorar, mientras que su esposo hablaba:
"no hay una escuela de ese tipo cerca de aquí, sería una gran tristeza
para Jeremías si lo sacamos de esta escuela, estamos seguros que a él
le gusta estar aquí". Doris estuvo sentada por un largo tiempo después
de que ellos se fueron, quería no ser tan dura con ellos. Después de
todo, Jeremías solamente tenía una enfermedad crónica, pero no era
justo mantenerlo en su clase. Ella tenía 18 alumnos para enseñarles y
Jeremías era una distracción para ellos, además él nunca aprendería a
leer ni a escribir. ¿Porqué perder el tiempo intentándolo? Mientras
reflexionaba la situación, hubo un sentimiento de culpa sobre ella.
"¡Oh Dios, aquí estoy yo quejándome cuando mis problemas no son nada,
comparándolos con los de esta pobre familia! Por favor ayúdame a ser
más
paciente
con
Jeremías".
Así que después de ese día se esforzó para ignorar los gruñidos de Jeremías.
Un día Jeremías cojeando fue hacia el escritorio de la maestra, arrastrando su piernita
enferma detrás de él. Acercándose a ella le dijo: "TE AMO" y lo dijo tan alto que todos
en
la
clase
lo
oyeron.
Los demás niños comenzaron a reírse disimuladamente. La cara de Doris
se puso roja de vergüenza y dijo tartamudeando: "eso es muy bonito,
Jeremías pero anda y vuelve a tu silla por favor". La primavera se
acercaba y los niños emocionados hablaban de la pascua. Doris les contó
la historia de la muerte y resurrección de Jesús y les habló del renacer
de la naturaleza en la primavera, le dio a cada uno de los niños un huevo
de plástico grande y les dijo: "quiero que se lleven este huevo a sus
casas y me lo traigan mañana con algo adentro, algo que muestre nueva
vida, ¿entendieron todos?" "¡Sí!". Los niños respondieron emocionados.
Todos menos Jeremías, él solamente escuchó atentamente y sus ojos nunca
se apartaron de la cara de la maestra. Curiosamente él no había hecho
sus extraños gruñidos. ¿Acaso había él entendido lo que ella había dicho
acerca de la muerte y resurrección de Jesucristo? ¿Acaso entendió la
tarea
que
la
maestra
les
pidió
para
mañana?
La siguiente mañana, 19 alumnos fueron a la clase, sonriendo y
hablando mientras dejaban sus huevos a un lado del escritorio de
la
maestra
en
una
canastilla
de
tela.
Después de que terminaron la clase de matemáticas, era tiempo de
abrir los huevos. En el primer huevo Doris encontró una flor, "Oh sí,
una flor es una señal de nueva vida, cuando las plantas comienzan a

salir sabemos que la primavera esta aquí". Una pequeña niña levantando
su mano decía: "hey, ese es el mío". El siguiente huevo tenía una
mariposa de plástico la cual se miraba real. Doris la levantó y dijo:
"todos nosotros sabemos que la oruga cambia y crece y se convierte
en una linda mariposa y eso es una nueva vida también". La pequeña
Judith orgullosamente gritaba: "ese es el mío". Entonces Doris abrió
el tercer huevo. Ella se sorprendió. ¡El huevo estaba vacío!. Ella
pensó: "seguramente éste ha de ser de Jeremías y pues claro, no
entendió las instrucciones". Para no avergonzar a Jeremías, despacio
puso el huevo a un lado del escritorio e iba a sacar otro huevo,
cuando de repente Jeremías habló alto: "¿no va hablar de mi huevo,
maestra?" Doris le contestó, "¡pero Jeremías, tu huevo esta vacío!"
Jeremías mirando fijamente a los ojos de la maestra dijo suavemente:
"¡sí, pero la tumba de JESUS ESTABA VACIA también!".
El
tiempo
como
que se detuvo antes de que hablara la maestra de nuevo. Doris le
preguntó: ¿Tú sabes porqué la tumba estaba vacía?". "¡Sí!", exclamó
Jeremías, "Jesús fue crucificado y puesto en una tumba y su Padre
lo
resucitó!"
La
campana
de
receso
sonó.
Mientras los niños salieron corriendo al patio, Doris comenzó a llorar.
Un escalofrío comenzó a estremecerla completamente. Tres meses después
Jeremías murió.
Todos
aquellos
que
estaban
en
el
funeral
estaban
sorprendidos de ver 19 huevos arriba de la tumba de Jeremías, todos
ellos
VACIOS.
¡Que

nuestra

vida

sea

un

constante

renacer

en

Jesús!

Envió: Familia Ayala Castellanos
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"Estamos
Envió:

vivos

y

es

lo

único

que

Guillermo

necesitamos

para

empezar."

Aguilar

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
El valor de la Humildad
La humildad nos acerca a Dios y nos hace apreciar nuestra realidad
frente a la grandeza Divina. Conoce cómo vivir a fondo esta virtud.

P.

encima de mí, tienes la manía de saltar en mis brazos. Hijo NO TENGO TIEMPO
para abrazarte, NO TENGO TIEMPO para hablar sin ton ni son con chicos, ¿ qué
entiendes

de
computadoras,
internet,
finanzas
?
Sabes, hijo mío, NO TENGO TIEMPO. Pero lo peor de todo, lo peor de todo es que
si te murieses ahora, ya en este instante me quedaría con un dolor en la
conciencia y en el corazón, porque NUNCA, NUNCA HE TENIDO TIEMPO PARA
JUGAR
CONTIGO. Y en la otra vida, seguramente Dios no tendrá tiempo de por lo menos
dejarme
verte,
dejarme
abrazarte
y
darte
un
beso.
¡NO

TENGO

TIEMPO!
Envió: José Luis Gallegos Barraza

Encontré tiempo para todo, menos para verte crecer. Nunca he jugado al dominó,
a las damas, al naipe o a la batalla naval contigo, y siento que me necesitas,
pero sabes, soy muy importante y NO TENGO TIEMPO.
Soy
tan
importante
para
los
números, invitaciones sociales y una serie de compromisos ineludibles, y dejar
todo esto para sentarme a jugar en el suelo contigo....
NO,
NO
TENGO
TIEMPO.

~~~~~~~~~~~~~~~~
"El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día."
Envió: José Luis Gallegos Barraza

Un día viniste hasta mí con el cuaderno de la escuela. Ni lo miré, seguí
leyendo el diario. Al fin de cuentas los problemas internacionales son más
serios que los de mi casa. Nunca he visto calificaciones tuyas, ni sé quién es
tu maestra. No sé ni cual fue tu primera palabra.
Pero tú entiendes.
NO TENGO TIEMPO. De qué sirve saber las mínimas cosas de ti, si tengo tantas cosas
grandes
que
hacer.
Vaya como has crecido. Ya superaste mi cintura. Estás alto. No me había dado
cuenta de eso; porque día y noche mi vida es una carrera. Y cuando tengo tiempo
prefiero usarlo afuera. Y si lo uso aquí me pierdo enmudecido frente al
televisor y la radio, porque la televisión y la radio son muy importantes y me
informan
mucho.
Sabes, hijo mío, la última vez que tuve tiempo para ti, fue una noche de amor
con tu mamá cuando te hicimos. Sé que te quejas. Sé que sientes falta de una palabra,
de una pregunta mía, de un juego, de un puntapié en tu pelota, pero
NO
TENGO
TIEMPO.
Sé que sientes falta de mi abrazo, de reír, de jugar conmigo, de ir a pie hasta
la esquina a comprar refrescos, de correr hasta el kiosco a comprar
hamburguesas. Pero sabes cuanto hace que no ando a pie por la calle. NO TENGO
TIEMPO. Pero tú entiendes : soy un hombre importante, tengo que atender a mucha
gente, dependo de ellos. Hijo, tú no entiendes de negocios, en realidad soy un
hombre sin tiempo. Yo sé que te enojas porque las pocas veces que hablamos es
monólogo,
sólo
yo
hablo
y
el
99
por
ciento
es
discusión.
¡QUIERO
SILENCIO!
¡ Quiero tranquilidad ! y tú tienes la pésima costumbre de venir corriendo

¡JAMÁS

TE

DEJES

VENCER!

El derrape sobre la pista de Lausitzring, Alemania, fue fatal. El coche de
carreras que venía detrás lo golpeó de lleno a trescientos treinta kilómetros
por hora. El fortísimo impacto partió su bólido en dos. Se temió lo peor para
el joven piloto de Fórmula Cart, Alex Zanardi. De inmediato fue trasladado al
hospital. Su vida pendía de los hilos delicados de una cirugía. Pocas horas
después, se sabría que el cielo le había sonreído: no moriría, podría seguir
viviendo; pero a cambio, debía satisfacer a la velocidad con el precio alto de
sus
dos
piernas.
Era
el
15
de
septiembre
de
2001.
Alex ha sido noticia de nuevo. Ha regresado a la pista. Vestido de piloto, se
ha enfilado en el coche de carreras y volado sobre el circuito a trescientos
kilómetros por hora. Se le veía feliz. No lo hacía por revancha al destino; por
sus venas no corría la amargura de una tragedia. Alex sonreía. Al salir del
coche, apoyándose sobre sus prótesis, comentó que tal vez podría reemprender su
profesión de corredor, pero que no lo haría porque debía volver a casa donde lo
esperaban
su
esposa
Daniela
y
su
hijo
Nicolo:
su
tesoro.

Lo que se admira de este piloto es el amor tan limpio y fuerte a su familia. Y
no te imagines que tiene una familia de película, de hecho, él suele decir: "La
mía es una familia normal; nuestra relación es estrecha. Así ha sido algo
natural
estar
juntos
después
del
accidente".
Alex supo salir adelante y nos da una lección de esposo enamorado y de padre de
familia afectuoso. Imagínate nada más ¿qué habrán sentido Daniela y Nicolo al
ver
saltar
en
mil
pedazos
el
coche
de
Alex?
El impacto feroz en la pista de carreras arrebató a Alex sus piernas, pero dejó
intacto su amor de esposo y padre. Alex es feliz porque ama y es amado.
Con un humor muy fino Alex se refirió a sí mismo al final del evento: es inútil
soñar en poder esquiar. Pero hoy tú eres testigo de cómo con la ayuda de sus
prótesis
ha
podido
volver
a
volar
sobre
las
pistas.
Nadie le dio un trofeo en su última carrera, pero en definitiva, salió como campeón de sí
mismo. Alex se ha valorado, ha amado a su familia, ha coronado su fe en Dios. En
resumen, ha sido el único piloto sin piernas que ha vuelto a desafiar la velocidad.
Autor: Álvaro Correa
~~~~~~~~~~~~~~~~~
"A menudo, quienes vacilan en hacer planes es porque dudan también en su
capacidad
de
cumplir."
Envió: Mayje de Aguilar

LA LINTERNA
Alberto adquirió el compromiso de ser el encargado en su pueblo de pararse cada
noche cerca de cruce de tren con la carretera.. y llevar con sigo una linterna de tal
manera que pudiese alertar a los conductores que pasaban por alli y asi evitar un
choque catastrófico.!
Una noche muy oscura se percató de que el tren estaba próximo a la intersección, se
levanto de su silla, agarró su linterna y corrió tan rápido como pudo.
Al llegar a la carretera, observó un auto que se acercaba a toda velocidad, levató su
mano sosteniendo fuertemante la linterna y empezó a moverla lentamente de un lado al
otro, el conductor parecía no disminuir la velocidad, a lo que alberto reaccionó
moviendo su linterna un poco más rápido, su esfuerzo parecía inútil el auto se
aproximaba al cruce donde el tren de 100 vagones cruzaba con fuerza.
Alberto empezó a brincar y a mover su linterna con tanta fuerza que le dolía su brazo
mientras su desespero parecía de nunca acabar, el auto aumentaba su velocidad, el

accidente era inevitable. El auto paso por su lado como si no lo hubiera visto, y se
estrelló contra el tren con tanta fuerza que quedo reducido a pedacitos, fue una
catástrofe atroz, todo el pueblo se levantó y corrió al lugar de tan terrile accidente.
Al llegar a lugar, Alberto decía: "hice todo lo que pude, por mas fuerte que balanceaba
mi linterna fue imposible que el conductor me viera".
A lo que un lugareño le respondió: mientras caminaba por aquí lo observé todo, si es
cierto que usted hizo un esfuerzo muy grande,
¡Pero, olvidó encender su linterna.!
....Muchas veces tenemos toda la buena intención de mostrarles a otros el amor de
Dios, pero si olvidamos encender nuestras linternas y ser luz, pasarán por nuestro lado
y se estrellarán con los trenes de la vida..
Oración:
"Jesús mío, ayúdame a esparcir tu fragancia dondequiera que yo vaya, inunda mi alma
con tu Espíritu y tu Vida; penetra en todo mi ser y toma posesión de tal manera, que mi
vida no sea en adelante sino una irradiación de la tuya.
Quédate en mi corazón con una unión tan íntima, que las almas que tengan contacto
con la mía, puedan sentir en mí tu presencia y que, al mirarme, olviden que yo existo y
no piensen sino en Ti.
Quédate conmigo. Así podré convertirme en luz para los otros.<o:p></o:p>
Esa luz, oh Jesús, vendrá de Ti; ni uno solo de sus rayos será mío: yo te serviré apenas
de instrumento para que Tú ilumines a las almas a través de mí.<o:p></o:p>
Déjame alabarte en la forma que es más agradable, llevando mi lámpara encendida
para disipar las sombras en el camino de otras almas.
Déjame predicar tu Nombre con palabras o sin ellas... Con mi ejemplo, con la fuerza de
tu atracción, con la sobrenatural influencia evidentemente del amor que mi corazón
siente por Ti."
Amen.

¿ES USTED JESUS?
Un grupo de vendedores fue a una convención de ventas. Todos le habían prometido a
sus esposas que llegarían a tiempo para cenar el viernes por la noche. Sin embargo, la
convención terminó un poco tarde, y llegaron retrasados al aeropuerto. Entraron todos
con
sus
boletos
y
portafolios,
corriendo
por
los
pasillos. De repente, y sin quererlo, uno de los vendedores tropezó con una mesa que
tenía una canasta de manzanas. Las manzanas salieron volando por todas partes.
Sin detenerse, ni voltear para atrás, los vendedores siguieron corriendo, y
apenas alcanzaron a subirse al avión. Todos menos uno. Este se detuvo, respiró
hondo, y experimentó un sentimiento de compasión por la dueña del puesto de
manzanas. Le dijo a sus amigos que siguieran sin él y le pidió a uno
de ellos que al llegar llamara a su esposa y le explicara que iba a llegar en un vuelo

más

tarde.

Luego se regresó a la terminal y se encontró con todas las manzanas tiradas por
el suelo. Su sorpresa fue enorme, al darse cuenta de que la dueña del puesto
era una niña ciega. La encontró llorando, con enormes lágrimas corriendo por sus
mejillas. Tanteaba el piso, tratando, en vano, de recoger las manzanas, mientras la
multitud
pasaba,
vertiginosa,
sin
detenerse;
sin
importarle
su
desdicha.
El hombre se arrodilló con ella, juntó las manzanas, las metió a la canasta y
le ayudó a montar el puesto nuevamente. Mientras lo hacía, se dio cuenta de
que muchas se habían golpeado y estaban magulladas. Las tomó y las puso en
otra canasta. Cuando terminó, sacó su cartera y le dijo a la niña: "Toma, por
favor,
estos
cien
pesos
por
el
daño
que
hicimos.
¿Estás
bien?"
Ella,
llorando,
asintió
con
la
cabeza.
El
continuó,
diciéndole,
"Espero
no
haber
arruinado
tu
día".
Conforme el vendedor empezó a alejarse, la niña le gritó: "Señor..." Él se
detuvo y volteó a mirar esos ojos ciegos.
Ella
continuó:
"¿Es
usted
Jesús...?
Él se paró en seco y dio varias vueltas, antes de dirigirse a abordar otro vuelo, con esa
pregunta quemándole y vibrando en su alma: "¿Es usted Jesús?"
Y
Porque

a

ti,

¿la

ese

es

gente
nuestro

te

confunde
destino,

¿no

con

COMODIDAD
Un día, un hombre sabio y piadoso clamó al cielo por una respuesta.
El hombre aquel encabezaba un grupo de misioneros que oraban por la paz del
mundo, para lograr que las fronteras no existieran y que toda la gente viviera
feliz.
La
pregunta
que
hacían
era:
¿Cuál es la clave, Señor, para que el mundo viva en armonía?
Entonces, los cielos se abrieron y después de un magnífico estruendo, la voz de
Dios les dijo:
" COMODIDAD ".
Todos los misioneros se veían entre sí, sorprendidos y extrañados de escuchar
tal
término
de
la
propia
voz
de
Dios.
El
hombre
sabio
y
piadoso
preguntó
de
nuevo:
¿Comodidad Señor?,
¿Qué quieres decir con eso?.

Jesús?
es

así?

Dios respondió: La clave para un mundo pleno es:
" Como di, dad. "

Parecernos tanto a Jesús, que la gente no pueda distinguir la diferencia.
Parecernos tanto a Jesús, conforme vivimos en un mundo que está ciego a su
Amor, su Vida y su Gracia. Si decimos que conocemos a Jesús, deberíamos vivir y
actuar
como
lo
haría
Él.

Es decir, así como yo les di, dad vosotros a vuestro prójimo.
Como di, dad vosotros fe; Como di, dad vosotros esperanza; Como di, dad
vosotros
caridad,
Como di, sin límites, sin pensar en nada más que dar, dad vosotros al mundo.

Conocerlo es mucho más que citar
realidad, vivir su palabra cada día.
hayas sido golpeado por las caídas.
el
Calvario;
y
pagó

Sigamos

los Evangelios, e ir a la Iglesia. Es, en
Tú eres la niña de sus ojos, aun cuando
Él dejó todo y nos recogió a ti y a mí en
por
nuestra
fruta
dañada.

¡Empecemos a vivir como si valiéramos el precio que Él pagó! ¡Empecemos hoy!
Envió: Gustavo Zamora
``````````````````
"Recuerda que cuando abandones esta tierra, no podrás llevar contigo nada de lo que
has recibido, solamente lo que has dado: un corazón enriquecido por el servicio
honesto, el amor, el sacrificio y el valor".
San Francisco de Asís

Envió:

la

clave:

Como
Vilma

dí,

dad.
Rivero

``````````````````
"Nuestra tarea consiste en animar a cristianos y no cristianos a realizar obras de amor.
Y cada obra de amor, hecha de todo corazón, acerca a las personas a Dios."
Madre Teresa

La maestra escucho los comentarios y llamo a la muchacha a su oficina y le
dijo. "por favor, tráeme un vaso de agua bien lleno". La estudiante se lo
trajo.
CONFUSIÓN ENTRE OFENSA Y DAÑO.
El director de orquesta karajan caminaba deprisa por una calle céntrica de una
ciudad y otro hombre hacía lo mismo por una calle que cortaba. Literalmente
chocaron en la esquina y ambos se sobresaltaron por el choque. ¡Imbécil! , le
gritó el hombre a Von Karajan.
Von Karajan se limitó a quitarse el sombrero a modo de saludo y respondió: Von
Karajan.

La maestra le dijo. "tira todo el vaso al piso". La muchacha titubeo, pero al
final
obedeció.
Después de derramado el agua en el suelo, la maestra le dijo. "ahora, recoge el
agua
del
piso
y
ponlo
en
el
vaso".
No

se

puede,

dijo

la

alumna.

Y

la

maestra

le

repitió,

"

hazlo".

Karajan hizo que la ofensa rebotara hacia el ofensor sin que llegara a
afectarle y convirtió una posible pelea en un episodio humorístico.
Por tanto ofensa y daño son dos cosas distintas. Ofensas no nos van a faltar durante
toda la vida, pero depende de nosotros aprender a negarnos a sentirnos ofendidos o a
aceptar
el
daño
y
convertirlo
en
ayuda.

La alumna con paños, servilletas, etc. Recogió todo lo que pudo y así llego a
llenar
medio
vaso
de
agua
y
estaba
sucia.

La mejor defensa consiste en negarse a sentirse ofendido; la peor consiste en buscar la
ofensa en cada esquina.

"Aun cuando
totalmente".

Envió: Pilar Lorente López
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

"Tu compañera, falto a clases, porque estaba en el entierro de su madre, que
falleció hace unos días".
~~~~~

La maestra le dijo a la alumna," así es como ha quedado la fama y el honor de
tu
compañera".
quieras

reparar

el

mal que

haz

hecho,

no podrás

hacerlo

"El tiempo camina tan aprisa que cuando alguien dice que es imposible hacer esto a
aquello, corre el riesgo de ser interrumpido por alguien que lo acaba de hacer" J.
Medina.
~~~~~

LA

"Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido."
Madre
Teresa
de

Calcuta.

EL VASO DE AGUA SUCIA.
Una alumna de un colegio falto por una semana a clases y otra compañera empezó
a decir que no asistía a clases porque estaba embarazada y se estaba haciendo
un
aborto.

MAMA

MAS

MALA

DEL

MUNDO

Siempre estuve segura de que me había tocado la mamá más mala del mundo. Desde
que era muy pequeña, me obligaba a desayunar o a tomar algo por la mañana.
Antes de ir a la escuela, por lo menos debía tomar leche, mientras que otras
madres ni se ocupaban de eso. Me hacía un sándwich o me daba una fruta, cuando
los demás niños podían comprar papitas y comer otras cosas ricas. ¡Cómo me
molestaba eso! Y también sus palabras: "Come, ¡anda!, ¡no dejes sin terminar!,
¡acaba!
,
¡hazlo
bien!,
¡vuelve
a
hacerlo!",
y
así
siempre...
Violó las reglas al poner a trabajar a menores de edad, y me obligaba a hacer
mi cama, a ayudar en la preparación de la comida y hacer algunos mandados. El

más horrible era ir por las tortillas con ese calor y las largas filas. ¡Cuánto
trabajo!
Fui creciendo y mi mamá se metía en todo: "¿quiénes son tus amigas?, ¿quiénes
son sus mamás?, ¿dónde viven?". Lo peor fue cuando empecé a tener amigos.
Mientras las otras amigas los podían ver a escondidas, yo los tenía que pasar a
la sala y presentarlos. ¡Era el colmo! Y el interrogatorio de costumbre: "¿Cómo
te
llamas?,
¿dónde
vives?,
¿qué
estudias?,
¿trabajas?".
Los quehaceres fueron en aumento... que barre, que arregla el closet, todo eso
era
enfadosísimo.
Los años también pasaron. Me casé e inicié una nueva familia. Ahora soy madre
también, y en este 10 de mayo me he acercado a comulgar y con gran satisfacción
le he dado gracias al Señor por mi mamá. Gracias al cuidado que tuvo con mis
alimentos crecí sana y fuerte, y cuando llegué a enfermarme me cuidó con mucho
cariño.
Gracias a la atención que puso en mis tareas logré terminar mi carrera. Gracias
a que me enseñó a hacer labores en la casa ahora tengo mi hogar limpio y
ordenado y sé administrar mi hogar. Gracias al cuidado que puso para que yo
escogiera a mis amigas aún conservo algunas, que son un verdadero tesoro...
Gracias a que conoció a mis amigos, pude darme cuenta quién era el mejor y
ahora
es
mi
esposo.
"Gracias, Señor", le dije desde el fondo de mi corazón, "por darme a mi mamá, a
mi mamá querida, a quien solo le vi defectos y no cualidades, a esa mamá, que
me ha amado tanto y me formó tan bien. Sólo te pido, Señor, que ahora que tengo
mis
hijos,
me
consideren
la
mamá
más
mala
del
mundo".
Envió:

Graciela

De

MENUDA LECCIÓN
Era una clase de catecismo de veinticuatro niños dividida en tres grupos, llegó
la hora de tomar la Primera Comunión y se les hizo un pequeño examen o
reflexión, en el grupo había un niño que se llamaba Gabriel, el nunca prestaba
ninguna atención y parecía que no le interesaba en absoluto tomarla, las
catequistas pensaban que no debería tomarla por lo menos de momento.
Entonces el párroco les hizo una pregunta a los niños. Mostrándoles el
Sagrario y una Cruz, preguntó: ¿Qué diferencia hay entre una cosa y otra?
Al cabo de un rato el único que contestó fue Gabriel diciendo: Pues que en la
Cruz parece que esté Jesús pero no está y en el Sagrario parece que no esté y
si
está.
Envió: Mila Richard
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"La gente buena, si se piensa un poco en ello, ha sido siempre gente alegre."
Ernest Hemingway.

Loera

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"Una
Envió:

madre

es
Guillermo

perfume
Aguilar

del

hogar."
Pasillas
¿QUIERES HABLAR CON DIOS?
Cada día resulta más fácil comunicarse con los hombres; pero, ¿y con Dios?.
Aquí tienes ocho reglas para llamarle y contar con Él, cuando desees:
1.

Marca

el

prefijo

correcto.

No

con

distracción.

2. Una conversación telefónica con Dios no es un monólogo. No hables sin parar,
escucha
al
que
habla
al
otro
lado.
3. Si la conversación se interrumpe, comprueba si has sido tú el causante del
corte.

¡nunca
4. No adoptes la costumbre de llamar sólo en casos de urgencia. Eso no es trato
de
amigos.
5. No seas tacaño. No llames sólo a las horas de "tarifa reducida", es decir,
cuando toca o en fines de semana. Una llamada breve en cualquier momento del
día
sería
ideal.
6.

Las

llamadas

son

gratuitas

y

no

pagan

he

visto

nada

tan

fino!

En las manos de la señora, la taza comenzó a contar su historia: Usted debe
saber que yo no siempre he sido la taza que usted está sosteniendo. Hace mucho
tiempo yo era solo un poco de barro. Pero un artesano me tomó entre sus manos y
me fue dando forma. Llegó el momento en que me desesperé y le grité: ¡Por
favor..ya déjeme en paz! Pero mi amo sólo me sonrió y me dijo: Aguanta un poco
más,
todavía
no
es
tiempo

impuestos.

7. No olvides decirle a Dios que te deje en el contestador todos los mensajes
que
quiera
y
cuando
quiera.
8. Toma nota de las indicaciones que Él te diga para que no las eches en
olvido.
Si a pesar del cumplimiento de estas reglas la comunicación se torna difícil,
dirígete con toda confianza a las oficinas del Espíritu Santo. Él restablecerá
la
comunicación.

Después me puso en un horno. ¡Nunca había sentido tanto calor! Toqué a la
puerta del horno y a través de la ventanilla pude leer los labios de mi amo que
me
decían:
Aguanta
un
poco
más,
todavía
no
es
tiempo.
Cuando al fin abrió la puerta, mi artesano me puso en un estante. Pero, apenas
me había refrescado, me comenzó a raspar, a lijar. No se cómo no acabó conmigo.
Me daba vueltas, me miraba de arriba a abajo. Por último me aplicó
meticulosamente varias pinturas. Sentía que me ahogaba. Por favor déjame en
paz, le gritaba a mi artesano; pero él solo me decía: aguanta un poco más,
todavía
no
es
tiempo.

Si tu teléfono no funciona, llévalo al taller de reparación que lleva por
nombre "Sacramento del Perdón".
Allí
todas
las
reparaciones
son
gratuitas
y
tienen
una
garantía
de
por
vida.

Al fin, cuando pensé que había terminado aquello, me metió en otro horno, mucho
más caliente que el primero. Ahora si pensé que terminaba con mi vida. Le rogué
y le imploré a mi artesano que me respetara, que me sacara, que si se había
vuelto loco. Grité, lloré; pero mi artesano sólo me decía: Aguanta un poco más,
todavía
no
es
tiempo.

Envió: Martín Prado
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Me pregunté entonces si había esperanza. Si lograría sobrevivir aquellos
tratos y abandonos. Pero por alguna razón aguanté todo aquello. Fue entonces
que se abrió la puerta y mi artesano me tomó cariñosamente y me llevó a un
lugar muy diferente. Era precioso. Allí todas las tazas eran maravillosas,
verdaderas obras de arte, resplandecían como solo ocurre en los sueños. No pasó
mucho tiempo cuando descubrí que estaba en una fina tienda y ante mi había un
espejo. Una de esas maravillas era yo. ¡No podía creerlo! ¡Esa no podía ser yo!

"Del

escuchar

procede

la

sabiduría."

Envió: Juan Manuel Gonzalez

Mi artesano entonces me dijo: Yo se que sufriste al ser moldeada por mis manos,
mira tu hermosa figura. Se que pasaste terribles calores, pero ahora observa tu
sólida consistencia, se que sufriste con las raspadas y pulidas, pero mira
ahora la finura de tu presencia. Y la pintura te provocaba nauseas, pero
contempla ahora tu hermosura. Y, ¿si te hubiera dejado como estabas?
¡Ahora eres una obra terminada! ¡Lo que imaginé cuando te comencé a formar!.
AGUANTA

UN

POCO

MAS.

Se cuenta que en Inglaterra había una pareja que gustaba de visitar las
pequeñas tiendas del centro de Londres. Al entrar en una de ellas se quedaron
prendados de una hermosa tacita. ¿Me permite ver esa taza? preguntó la señora,

Querido hermano que lees. Tú eres una tacita en las manos del mejor alfarero:
Dios.
Confíate en Sus amorosas manos aunque muchas veces no comprendas por qué
permite
tu
sufrimiento.

Desconocemos
el
Traducido y adaptado por el Padre Jordi Rivero
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"AGUANTA UN POCO MAS Y SERÁS EL HIJO/A
QUE
EL
SOÑÓ
PARA
TODA
Eclesiástico

autor.
Quiero pedir por los niños a quienes les gusta que los carguen y por aquellos
que tienen que ser cargados, por los que se dan por vencidos y por los que
siguen luchando, por los que no encuentran manos que tomaR.
LA

ETERNIDAD."
33:13

Por todos esos niños, quiero pedir el día de hoy, porque todos son valiosos,
dan una nueva forma de amor a nuestras vidas y una razón para vivir, porque
ellos nos hacen sentir la necesidad de comprometernos a construir un mundo más
justo.

Envió: Fray Fernando Rodríguez, O.F.M.
Y pido por nuestros hijos, los que nacieron y los que nacerán, porque son la
mejor esperanza para nuestro mundo, la compensación de nuestro trabajo, la
realización de nuestros sueños incompletos, la garantía de nuestra
inmortalidad,
y la muestra de que Dios no ha perdido la esperanza en los hombres.
Este día pido por mis hijos, por nuestros hijos, por todos los hijos del
mundo,
para
que
DIOS
los
bendiga
con
amor
y
alegría.
QUIERO PEDIR
Quiero pedir por los niños que dejan sus dedos llenos de chocolate en todo lo
que tocan, que saltan en los charcos y arruinan sus pantalones nuevos, que
comen dulces antes de la comida y que nunca encuentran sus zapatos en la
mañana.
Quiero pedir por los niños que miran a los fotógrafos desde atrás de los
alambres de púas, que nunca han caminado por la calle con un par de zapatos
nuevos, que nunca han jugado "encantados" y que han nacido en lugares a donde
nosotros jamás nos acercaríamos, que es donde probablemente morirán.

Envió:

Tina

García.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Que ni una palabra ni una mirada obscena manchen
la casa en donde haya un niño."
Juvenal, Decimus Junius

Quiero pedir por los niños que nos dan besos pegoteados de caramelo y ramos de
flores, que duermen con su perro y quieren enterrar a sus pescaditos, que nos
abrazan muy fuerte y que olvidan su dinero para la merienda, que riegan la
pasta de dientes por todo el baño, que observan con ojos asombrados a su padre
cuando se afeita y a su madre mientras se maquilla, que hacen ruido cuando
toman
la
sopa.
Y también quiero pedir por los niños que nunca han comido postre, que no tienen
cobija favorita que llevar a todos lados, que ven a sus padres sufrir, que se
acercan a nuestros coches en cada calle pidiendo con sus ojos, que no tienen
baños para asearse, y cuyas fotos aparecen en las estaciones de policía y no en
las
oficinas
de
sus
padres.
Quiero pedir por los niños cuyas pesadillas suceden a plena luz del día, que
comen lo que encuentran, que duermen bajo el cielo abrigados por periódicos,
que nunca han ido al dentista, que no reciben mimos de nadie, que van a dormir
hambrientos
y
despiertan
hambrientos,
que
no
tienen
dirección.

NUNCA DEJES DE SER NIÑO
Si quieres descubrir la inocencia, asómate a la sonrisa de un niño.
Si quieres saber el porque del sufrimiento, ve en la profundidad de los ojos de
un
niño.
Si quieres conocer el porque de las cosas, pregúntale a un niño.
Si quieres saber por que construimos nuestros caminos, fíjate en las manos de
un
niño.
Si
quieres
acabar
con
los
problemas,
juega
con
un
niño.
Si quieres la compañía de alguien en tu soledad, hazte amigo de un niño.
Si quieres crecer como un niño,
ten alma y sueños de niño.

Y
si
Nunca

quieres
dejes

que

tu

vida
de

sea
ser

feliz

.....
niño.

Envió: Tina García.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"En
cada
Benavente, Jacinto

niño

nace

la

humanidad."

disculpas. Pero sí para razonar: ¿cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones
cuando debiéramos observar mejor?
¿Cuántas
cosas
no
son
exactamente
como
pensamos
acerca
de
las
personas?
Y recordó que existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan: Una piedra,
después de haber sido lanzada;
Una
palabra,
después
de
haber
sido
proferida;
Una oportunidad, después de haberla perdido;
El
tiempo,
después
de
haber
pasado.
Envió: Pamela Luján Delás (Argentina)
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"La felicidad no está
Envió:

GALLETITAS
Una chica estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de un gran aeropuerto.
Como debía esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete
con galletitas. Se sentó en una sala del aeropuerto para poder descansar y leer
en paz. Asiento de por medio, se ubicó un hombre que abrió una revista y empezó
a
leer.
Entre
ellos
quedaron
las
galletitas.

en

las

cosas,
Ramón

sino

en

los

pensamientos".
Mitre

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
El valor de la Humildad
La humildad nos acerca a Dios y nos hace apreciar nuestra realidad
frente a la grandeza Divina. Conoce cómo vivir a fondo esta virtud.

Cuando ella tomó la primera, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada,
pero no dijo nada.
Apenas
pensó:
"¡Qué
descarado;
si
yo
estuviera
más dispuesta, hasta le daría un golpe para que nunca más se olvide!".
Cada vez que ella tomaba una galletita, el hombre también tomaba una. Aquello
le indignaba tanto que no conseguía concentrarse ni reaccionar. Cuando sólo
quedaba una galletita, pensó: "¿qué hará ahora este abusador?".
Entonces, el hombre dividió la última galletita y dejó una mitad para ella.
¡Ah! ¡No! ¡Aquello le pareció demasiado!.
¡Se puso a bufar de la rabia!.
Cerró
su libro y sus cosas y se dirigió al sector del embarque. Cuando se sentó en el interior
del avión, miró dentro del bolso y para su sorpresa, allí estaba su
paquete
de
galletitas...
intacto,
cerradito.
¡Sintió tanta vergüenza!.
Sólo
entonces
percibió
lo
equivocada
que
estaba.
¡Había olvidado que sus galletitas estaban guardadas dentro de su bolso! El
hombre había compartido las suyas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o
alterado. Y ya no había más tiempo ni posibilidades para explicar o pedir

JESÚS ESTA EN LA VENTANA
Había un niño que visitaba a sus abuelos en su granja. Le dieron una resortera
para que jugara afuera en el campo. Practicó en el campo, pero nunca pudo darle
a su objetivo. Ya un poco desanimado regresó a la casa para la cena.
Mientras caminaba de regreso vió el pato más querido por su abuela. Y como un
impulso, le dejo ir un golpe con la resortera, le pegó al pato en la cabeza y
lo mató. Estaba impresionado y consternado. En un momento de pánico, escondió
el pato muerto entre una pila de madera, en ese momento vió que su hermana lo
estaba observando. Sally lo había visto todo, pero no dijo nada.
Después del almuerzo del siguiente día, la abuela dijo, "Sally vamos a lavar
los platos". Pero Sally dijo "Abuela Johnny me dijo que él quería ayudarte en
la cocina. Luego le susurro a él "Recuerdas el Pato?" Así que Johnny lavó los
platos.

Mas tarde ese día, el Abuelo les preguntó a los niños si querían ir a pescar, y
la Abuela dijo, "Lo siento pero necesito que Sally me ayude a hacer las
compras" Sally solo sonrió y dijo "Bueno, no hay problema porque Johnny me dijo
que
quería
ayudar.
Ella

susurró

nuevamente

"Recuerdas

el

Pato?"

Así que Sally se fue a pescar y Johnny se quedó ayudando. Después de varios
días en los cuales Johnny hacia tanto sus tareas como las de Sally, el
finalmente
no
pudo
soportarlo
mas.
El

le

confeso

a

su

Abuela

que

había

matado

el

pato.

RECUERDA QUE SOY PEQUEÑO
Mis manos son pequeñas y por eso se me tira la leche aunque no quiera, mis
piernas son cortas por favor espérame y camina mas despacio así puedo andar
contigo.
Por favor mírame cuando yo te hablo así sé que estas escuchando. Mis
sentimientos todavía son tiernos, no me regañes todo el día, deja que me
equivoque sin hacerme sentir tonto, no esperes que la cama que hago o el dibujo
sean perfectos, ámame por el hecho de haber tratado de hacer lo mejor posible,
recuerda que soy un niño y no un adulto pequeño, a veces no entiendo lo que
dices.

La Abuela se arrodillo, le dio un abrazo y dijo. "Corazón, Yo lo se. Sabes, yo
estaba parada en la ventana y vi todo lo que pasó. Pero porque te Amo, yo te
perdono. Solo me preguntaba cuanto tiempo mas permitirías que Sally te hiciera
su
esclavo."

Te quiero tanto, por favor ámame por lo que soy y no por las cosas que hago,
no me rechaces cuando estas molesto conmigo y vengo a darte un beso, me siento
solo,
acongojado
y
con
miedo.

Así
que
para
este
día
y
los
que
están
por
venir:
Lo que sea haya en tu pasado, lo que sea que hayas hecho - y el Diablo continúe
restregándotelo en tu cara (mentiras, deudas, miedos, odios, ira, falta de
perdón, amargura, etc.) lo que sea, tu necesitas saber que Jesús estaba parado
en
la
ventana
y
el
vió
todo
lo
sucedido.

Cuando me gritas me asusto, por favor, explícame que es lo que he hecho, no te
enfades cuando en la noche las sombras y la oscuridad me dan miedo, cuando me
levanto y te llamo, tu abrazo es lo único que me devuelve la paz, me siento muy
triste, cuando mama y tu discuten, a veces pienso que es por mi culpa y se me
encoge
el
estomago..
no
se
que
hacer..

El ha visto tu vida completa, El quiere que sepas que te Ama y que estas
perdonado, El solo se está preguntando cuanto tiempo dejaras que el Diablo te
haga
un
esclavo.

Te molestaste porque me ensucié jugando, pero es que la sensación de barro en
mis pies es tan rica .. y la tarde tan linda.. si supiera como lavar para
limpiar
mi
ropa...

Lo maravilloso de Jesús es que cuando tú pides perdón, El no solo te perdona
sino que olvida - Porque somos salvos por medio de la Gracia y Misericordia de
Jesús.

Hoy te sentiste mal y yo me preocupe mucho, trate de entretenerme con mis
juegos y me dieron un par de nalgadas, y me apartaron de tu lado, me fui a un
rincón
a
llorar...
Que
haría
yo
si
tu
te
murieras?..

Anda y haz la diferencia en la vida de alguien este día, y recuerda siempre:

Tengo mucha suerte, entre todos los niños del mundo, ustedes me escogieron a
mi.

¡Jesús

esta

en

la

Ventana!
Envió: Rosa Bolaños

Envió: Fernando Villalpando Barragán [México]
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"

El

medio

mejor

para

hacer

buenos

a

los

niños

es

hacerlos

felices."

Envió: Gerardo Guerrero
~~~~~~~~~~~~~~~~~~
La
Alegría
Cristiana
Una persona alegre obra el bien, gusta de las cosas buenas y agrada a Dios.
En cambio, el triste siempre obra el mal.

Al amanecer, cuando las llamas dejaron de lanzar, Mu-sun apuntó hacia el río.
Entonces, y por primera vez desde la llegada del Duque, el gran maestro habló:
"¿Entiendes ahora por qué tu eres incapaz de lograr lo que tu antecesor hizo
para
mantener
la
grandeza
de
tu
distrito?"
Chuang lo miró perplejo. Ahora entendía mucho menos que antes.
Lentamente la vergüenza lo invadió.
"Gran
maestro",
dijo,
perdonad
mi
ignorancia,
pero
la
sabiduría que pretendéis impartir no la logro comprender."
Mu-sun habló entonces por segunda vez: "Reflexiona, Chuang, en la esencia del fuego
que
ardió frente a nosotros anoche. Era fuerte y poderoso. Sus llamas saltaban
hacia arriba mientras danzaban y crujían con vanagloriado orgullo. Ni el más
fuerte tronco ni las bestias más salvajes podrían superar su extraordinaria
fuerza. Con facilidad habría podido conquistar todo lo que estuviera en su
camino.

Sólo cuando los hombres aprenden a rezar empiezan a crecer".
Coolidge
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

En contraste, Chuang, considera al río.
.EL

FUEGO

Y

EL

AGUA.

En el siglo cuarto A.C., escondido dentro del estado de Lu, se hallaba el
distrito que gobernaba el Duque Chuang.
A
pesar
de
ser
pequeño,
el
distrito
había prosperado extraordinariamente bajo el régimen de su predecesor.
Pero que desde Chuang había sido nombrado al cargo, la situación se había
deteriorado
notoriamente.
Desilusionado por el triste desarrollo de los eventos, Chuang se dirigió al monte Han
para
buscar
la
sabiduría
del
gran
maestro
Mu-sun.

Cuando el Duque llegó a la montaña encontró al gran maestro sentado serenamente
en una roca que miraba al valle vecino.
Luego
de
explicar
su
situación
a
Mu-sun, el Duque espero casi sin aliento a que el gran maestro hablara. Pero
contra todas las expectativas de Chuang el maestro no murmuró ni una palabra.
En vez de eso, sonrió ligeramente y le indicó al Duque que lo siguiera.
Silenciosamente caminaron hasta llegar al río Tan Fu, tan largo y tan extenso
que no podía verse su otra orilla. Después de meditar sobre el río, Mu-sun se
dispuso a encender una fogata.
Cuando por fin estuvo encendida y las llamas danzaban libremente, el maestro hizo que
Chuang
se
sentara
a
su
lado.
Allí
permanecieron sentados durante largas horas viendo el fuego resplandecer en la
noche.

Comienza
nada
más
como
un
pequeño
chorro en las montañas lejanas. A veces fluye lentamente, otras veces
apresurado, pero siempre navega hacia abajo tomando las tierras bajas como
curso. Generosamente humedece cada hendidura de la tierra y es tan humilde su
naturaleza. Cuando tratamos de escuchar sus aguas vagamente las oímos. Y cuando
lo tocamos, escasamente lo sentimos, pues es tan gentil su esencia.
Y al final, qué quedó de aquel poderoso fuego? Sólo un puñado de cenizas.
Porque el fuego es tan fuerte, Chuang, que no sólo destruye todo lo que
encuentra en su camino, sino que eventualmente cae presa de su propio poder y
es consumido. Lo que no ocurre al calmado y sereno río. Porque así ha sido, así
es y así siempre será: siempre fluyendo, creciendo más profundo, más ancho,
nunca más poderoso de cuando termina su viaje en el insondable océano, siempre
llevando
vida
y
sustento
a
todos.
Luego de un momento de silencio, Mu-sun miró al Duque. "Así como ocurre en la
naturaleza, ocurre con los gobernantes. Porque así como no es el fuego sino al
agua la que envuelve todo y es fuente de vida, no son los gobernantes poderosos
y autoritarios sino los que con humildad y con fortaleza interior capturan los
corazones de la gente y son manantiales de prosperidad para sus estados.
Reflexiona, Chuang, "continuó el maestro, "en que tipo de gobernante eres tú.
Quizás
la
respuesta
que
buscas
se
encuentre
allí."
Como un relámpago, la realidad atrapó el corazón del Duque. Ya no orgulloso,
sino avergonzado e inseguro, miró hacia arriba.
No
sol

podía
ver
levantándose

otra
sobre

cosa
el

que
río.

el

Envió: Aurelio Escorza.

LUCHAR

Una mañana soleada, la madre lo llevó al patio para que tomara aire fresco. Ese
día en lugar de quedarse sentado, se tiró de la silla. Se impulsó sobre el
césped arrastrando las piernas. Llegó hasta el cerco de postes blancos que
rodeaba el jardín de su casa. Con gran esfuerzo, se subió al cerco. Allí, poste
por poste, empezó a avanzar por el cerco, decidido a caminar. Empezó a hacer lo
mismo todos los días hasta que hizo una pequeña huella junto al cerco. Nada
quería
más
que
darle
vida
a
esas
dos
piernas.

HASTA

VENCER

Por fin, gracias a las oraciones fervientes de su madre y sus masajes diarios,
su persistencia férrea y su resuelta determinación, desarrolló la capacidad,
primero de pararse, luego caminar tambaleándose y finalmente caminar solo y
después correr. Empezó a ir caminando al colegio, después corriendo, por el
simple placer de correr. Más adelante, en la universidad, formó parte del
equipo de carrera sobre pista. Y aun después, en el Madison Square Garden, este
joven que no tenía esperanzas de que sobreviviera, que nunca caminaría, que
nunca tendría la posibilidad de correr, este joven determinado,
Glenn Cunningham,

En la pequeña escuelita rural había una vieja estufa de carbón muy anticuada.
Un pequeño niño tenía asignada la tarea de llegar al colegio temprano todos los
días para encender el fuego y calentar el aula antes de que llegaran su maestra
y
sus
compañeros.
Una mañana, llegaron y encontraron la escuela envuelta en llamas. Sacaron al
niño inconsciente más muerto que vivo. Tenía quemaduras graves en la mitad
inferior de su cuerpo y lo llevaron urgente al hospital del condado.
En su cama, el niño horriblemente quemado y semi-inconsciente, oía al médico
que hablaba con su madre. Le decía que seguramente su hijo moriría - que era lo
mejor que podía pasar, en realidad -, pues el fuego había destruido la parte
inferior de su cuerpo. Pero el valiente niño no quería morir. Decidió que
sobreviviría. De alguna manera, para gran sorpresa del médico, sobrevivió.
Una vez superado el peligro de muerte, volvió a oír a su madre y al médico
hablando despacito. Dado que el fuego había dañado en gran manera las
extremidades inferiores de su cuerpo, le decía el médico a la madre, habría
sido mucho mejor que muriera, ya que estaba condenado a ser inválido toda la
vida,
sin
la
posibilidad
de
usar
sus
piernas.
Una vez más el valiente niño tomó una decisión.
No
sería
un
Caminaría.
Pero desgraciadamente, de la cintura para abajo, no
motriz.
Sus
delgadas
piernas
colgaban

llegó a ser el atleta estadounidense que ¡corrió el kilómetro más veloz el
mundo!
Moraleja:

Haz

lo

Envió:

Catherine

que

puedas
Tactuk

y

Dios

hará

Martínez

tenía capacidad
sin
vida.

Finalmente, le dieron de alta. Todos los días, su madre le masajeaba las
piernas, pero no había sensación, ni control, nada. No obstante, su
determinación de caminar era más fuerte que nunca. Cuando no estaba en la cama,
estaba
confinado
una
silla
de
ruedas.

que

[Republica

no

puedas.

Dominicana]

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"

Al

éxito

no

se

le

encuentra

se

le

Envió: Julio Cesar García Robles
ENVIA tus micro-reflexiones a: microreflexion@valores.org

inválido.

lo

busca

incansablemente."

En pocas horas, la epidemia invadió el resto del mundo. Los científicos
están trabajando sin parar para encontrar un antídoto, pero nada está
funcionando.
UN

VIERNES

...

Es
la
tarde
de un dia típico y estás manejando a tu casa.
Sintonizas
la
radio.
El
noticiero
cuenta
una
historia
de
poca
importancia, sobre un pueblito de la
India
donde
alguna
gente
se
ha
muerto de repente, por motivo desconocido,
de
alguna
gripe que nunca antes se ha visto. Es algo interesante y algunos
doctores
van
a
ir
para
allá
para
investigarlo.
No lo piensas mucho, pero el domingo, al regresar a tu casa de
La iglesia, oyes otra noticia en la radio. Ahora dicen que
no
son tres personas sino 30,000 personas en las colinas remotas de
esta área
de
la
India,
y
sale
en
las noticias
de la TV
esa
noche.
El lunes cuando despiertas, ya
la noticia es más importante,
en la primera plana del periódico. Porque no sólo es la India,
sino Pakistán, Afganistán e Irán, y pronto la noticia está saliendo
en todos los noticieros. Le están llamando "La influenza misteriosa".
El
presidente
ha
hecho algún
comentario
que
él
y
todos
están
orando
y
esperando
que
todo
vaya
bien
por
allá.
Pero todos se están preguntando, "¿Cómo vamos
a controlarlo?".
Algunos paises están cerrando sus fronteras. No habrá más vuelos
de Francia a India, Pakistán
o
cualquier
otro
país donde se
haya
visto
la
enfermedad.
Ha llegado a Europa. Hay pánico. La mejor información dice que cuando
lo tienes, lo tienes por una semana y ni cuenta te das. Luego tienes
cuatro
días
de
síntomas
horribles
y
luego
mueres.
Y es el martes en la mañana cuando se declara: Debido al riesgo
a la seguridad nacional, todos los vuelos han sido cancelados, si
tienen
seres
queridos en el extranjero, lo siento,
no pueden
regresar hasta que encontremos
una
cura
para
la
enfermedad".
En los siguientes días hay pánico en todo el mundo y todos tienen miedo.
La
gente
está
vendiendo
máscaras
para
tu
cara.
La gente está preguntándose que harán si llega la enfermedad al país.
El miércoles en la noche estás en la iglesia por algo especial,
cuando alguien entra
corriendo diciendo, "Prendan la radio, que
prendan la radio."
Y mientras todos escuchan, se oye la noticia:
"Dos mujeres
están
en
el
hospital
de la ciudad
muriendo de
la influencia misteriosa"... la enfermedad había ingresado a América.

Y de repente, viene la noticia que todos han esperado: se ha
descifrado el código DNA del Virus. Se puede hacer el antídoto.
Va a requerirse la sangre de alguien que no haya sido infectado
y, de hecho, en todos los paises, por los medios de emergencia que
han estado trabajando tanto, a todos se les pide una sola cosa:
"Que vayan al hospital central de la ciudad para que se les
practique
un
examen
de
sangre."
Es viernes y vas de voluntario con tu familia junto con otros vecinos,
a
practicarse
los
exámenes
de
laboratorio
y
preguntándose
lo que está pasando, y si ésto puede ser el fin del mundo...
De repente,
un
doctor
sale
del hospital gritando un nombre que
ha leído de su cuaderno. Dices: "¿Qué?"... y él vuelve a gritar el
mismo nombre. El más pequeño de tus hijos está a tu lado, te agarra
la
chaqueta
y
dice:
"¡Papá,
ese
es
mi
nombre!".
Antes de que puedas reaccionar, han agarrado a tu hijo. Gritas:
"¡Oigan,
esperen!" Y ellos contestan: "todo está bien, su sangre
está limpia, su sangre es pura. Queremos asegurarnos que no tenga
la enfermedad. Creemos que él tiene el tipo de sangre correcta".
Cinco largos minutos después, salen los doctores
y
enfermeras,
llorando, abrazándose y hasta algunos riéndose. Es la primera vez
que
has
visto
a
alguien
reír
en
una
semana.
Un doctor de mayor de edad se te acerca y te dice: "Gracias
señor, la sangre de su hijo es perfecta.
Está limpia y pura, y
podemos
hacer
un
antídoto
contra
la
influenza
misteriosa".
La noticia empieza a correr por el estacionamiento y todos están
gritando,
orando,
riéndose
de
felicidad,
llorando...
Pero
en
eso
el doctor se te acerca nuevamente a ti y a tu esposa y dice,
"¿Podemos hablar en privado un momento?, Es que no sabíamos que el
donante sería un niño y necesitamos que firmen este formulario para
darnos
el
permiso
de
usar
su
sangre".
Empiezas a leer el permiso cuando te das cuenta que no han llenado
la cantidad
de sangre que necesitan
tomar: "Pues, ¿cu.. cu..
cuánta sangre?". Fue entonces cuando la sonrisa del doctor
se
desaparece y contesta. "No pensábamos que iba a ser un niño,
No
estábamos
preparados...
¡La
necesitamos...
toda!".
No

lo

puedes

creer

y

tratas

de

contestar:

"Pe...

pe...

pero..."

El
doctor
te
sigue
insistiendo,
"Usted
no
entiende.
Estamos
hablando de todo el
mundo. Por
favor firme. La necesitamos...
toda".
Preguntas, "Pero
¿Por qué
no
le
pueden dar una transfusión de
sangre?" Viene la respuesta, "Si tuviéramos sangre limpia podríamos.
Pero es la única en todo el mundo!... ¿Firmará? Por favor, ¡firme!."

Las
lágrimas
- San Agustín

son

la

sangre

del

alma."

En silencio y sin poder sentir los mismos dedos que tienen la pluma
en la mano, lo firmas... Te preguntan... "¿Desean un momento con su
hijo antes de que empecemos?...". Puedes caminar hacia esa sala de
emergencia donde tu hijo esta sentado
en
la
cama diciendo,
"¡Papá!...
¡Mamá!...
¿Qué
está
pasando?.
Puedes tomar su mano y decirle, "Hijo, tu mamá y yo te amamos, y
nunca dejaríamos que te pasara algo que no fuera necesario,
¿Comprendes eso?". Y cuando el doctor regresa
y
te
dice:
"Lo siento. Necesitamos empezar. Gente en todo el mundo está muriendo."
¿Te puedes ir? ¿Puedes darle la espalda a tu hijo y dejarlo ahí?...
mientras él te dice: "¿Papá?... ¿Mamá?... ¿Por qué me han abandonado?..."
Y la siguiente semana cuando hacen una ceremonia para honrar a tu
hijo, alguna gente se queda dormida en la casa, otros no vienen
porque prefieren ir al parque o ver un partido de fútbol, y otros
vienen a la ceremonia con una sonrisa falsa y fingen que les importa.

Quisieras pararte y gritar
"MI HIJO MURIO POR USTEDES!!.
¿¿QUE NO LES IMPORTA??"
Tal
vez
eso
es
lo
que
EL
" MI HIJO MURIO!!!...
QUE
NO
SABEN
CUANTO
LOS
Envió:

Pbro.

Juan

Jose

Gonzalez

LA

ROCA.

Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y
apareció Dios. El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca
frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas. El
hombre
hizo
lo
que
el
Señor
le
pidió,
día
tras
día.
Por muchos años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría
piedra con todas sus fuerzas...y esta no se movía. Todas las noches el hombre
regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano.
Como el hombre empezó a sentirse frustrado Satanás decidió entrar
en el juego trayendo pensamientos a su mente: Has estado empujando esa roca por
mucho tiempo, y no se ha movido".
Le dio al hombre la impresión que la tarea que le había sido encomendada era
imposible de realizar y que él era un fracaso.
Estos pensamientos incrementaron su sentimiento de frustración y desilusión. Satanás
le dijo: Por qué esforzarte todo el día en esta tarea imposible? Solo haz un mínimo
esfuerzo
y
será
suficiente".

quiere
AMO

decir,
??

Parada

El hombre pensó en poner en práctica esto pero antes decidió elevar una oración al
Señor y confesarle sus sentimientos: "Señor, he trabajado duro por mucho tiempo a tu
servicio. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste, pero aún así,
no he podido mover la roca ni un milímetro.
Qué
pasa?
¿Por qué he fracasado? ".
El
Señor
le
respondió
con
compasión:
"Querido
amigo,
cuando te pedí que me sirvieras y tu aceptaste, te dije que tu tarea era
empujar contra la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba
que la movieras. Tu tarea era empujar. Ahora vienes a mi sin fuerzas a decirme que has
fracasado, pero ¿en realidad fracasaste?.
Mírate ahora, tus brazos están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus
manos callosas por la constante presión, tus piernas se han vuelto duras. A pesar de la

adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores que las que tuviste
alguna vez.
Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y empujar para ejercitar
tu
fe
en
mi.
Eso
lo
has
conseguido.
Ahora,
querido
amigo,
yo
moveré
la
roca".

Con nuestro agradecimiento a Martin4 que nos invitó a su página, muy linda por cierto,
esto solo es una muestra.
Gracias
Martín,
Dios
te
bendiga!!
http://autorescatolicos.org/algomasentrada040404.html

Algunas veces, usamos nuestro intelecto para descifrar su voluntad, cuando en realidad
Dios solo nos pide obediencia y fe en él. Debemos ejercitar nuestra fe, que mueve
montañas, pero conscientes que es Dios quien al final logra moverlas.
Cuando
todo
parezca
ir
mal...
solo
EMPUJA!
Cuando
estés
agotado
por
el
trabajo...
solo
EMPUJA!
Cuando la gente no se comporte de la manera que te parece que debería... solo
EMPUJA!
Cuando no tienes más dinero para pagar tus cuentas... solo EMPUJA!
Cuando
la
gente
simplemente
no
te
comprende...
solo
EMPUJA!
Cuando
te
sientas
agotado
y
sin
fuerzas...
solo
EMPUJA!
En los momentos difíciles pide ayuda al Señor y eleva una oración a Jesús para que
ilumine tu mente y guíe tus pasos. Entrega tus miedos al Señor y pídele con una
oración que Jesús te ayude a encontrar el camino que te conduzca a Él.
Envió: Daniela Díaz Barroso
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"La oración no cambia las cosas. La oración cambia a las personas y son estas las que
hacen
cambiar
las
cosas".
Envió:

Ramón

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
VALORES

Mitre
HUMANOS

El
valor
de
la
Humildad
La humildad nos acerca a Dios y nos hace apreciar nuestra realidad
frente a la grandeza Divina. Conoce cómo vivir a fondo esta virtud.

La cruz
Autor: Padre Mamerto Menapace
Una vez una persona andaba buscando al Señor. Le habían comentado de una
invitación que hacía a todos para llegarse hasta su Reino, donde dicen que tenía
reservada una morada para cada uno de sus amigos.
Y él también tenía ganas de ser amigo del Señor. ¿Por qué no? Si otros lo habían
logrado ¿qué le impedía a él llegar a ser uno de ellos?
Averiguando acerca del paradero, se enteró de que el Señor se había ido monte
adentro con un hacha, a fin de preparar para cada uno de sus amigos, lo que
necesitaría para el viaje. Y se largó a campearlo.
Los golpes del hacha lo fueron guiando hasta una isleta. Atravesó el limpión y se metió
por entre los mogotes y garabatos, tratando de acercarse al lugar de donde provenían
los golpes. Las largas hojas del caraguatá se le prendían con sus pequeñas espinas
ganchudas, pero no lograron detenerlo, porque era hombre decidido.
Al fin llegó. Y se encontró con el mismísimo Nuestro Señor, que estaba preparando las
cruces para cada uno de sus amigos, antes de partir hacia su casa, a fin de disponer un
lugar para cada uno.
- ¿Qué estás haciendo? -le preguntó el joven al Señor.
- Estoy preparando a cada uno de mis amigos la cruz con la que tendrán que cargar
para seguirme y así poder entrar en mi Reino.<O:P> </O:P>
- ¿Puedo ser yo también uno de tus amigos? -volvió a preguntar el muchacho.
- ¡Claro que s! le dijo Jesús-. Es lo que estaba esperando que me pidieras. Si queréis
serlo de verdad, tendrás que tomar vos también tu cruz y seguir mis huellas. Porque yo
tengo que adelantarme para ir a prepararles un lugar.
- ¿Cuál es mi cruz, Señor?
- Esta que acabo de hacer. Sabiendo que venías y viendo que los obstáculos no te
detenían, me puse a preparártela especialmente y con cariño para vos.
La verdad que muy, muy preparada no estaba. Se trataba prácticamente de dos
troncos cortados a hacha, sin ningún tipo de terminación ni arreglos. Las ramas de los
troncos habían sido cortados de abajo hacia arriba, por lo que sobresalían pedazos por

todas partes. Era una cruz de madera dura, bastante pesada, y sobre todo muy mal
terminada. El joven al verla pensó que el Señor no se había esmerado demasiado en
preparársela. Pero como quería realmente entrar en el Reino, se decid¡¿) a cargarla
sobre sus hombros, comenzando el largo camino, con la mirada en las huellas del
Maestro.
Ni bien cargó la incómoda cruz, hizo también su aparición Nave Pochy -el diablo-. Es
su costumbre hacerse presente en estas ocasiones. Y en aquella circunstancia no fue
diferente. Porque donde anda Dios, asimismo anda el diablo. Sobre todo en los
montes.
Desde atrás le pegó el grito al joven que ya se había puesto en camino:
-Te olvidaste de algo!
Extrañado por aquella llamada, miró para atrás y vio a Mandinga muy comedido, que se
acercaba sonriente con el hacha en la mano para entregársela.
- Pero ¿cómo? ¿También tengo que llevarme el hacha? -preguntó molesto el
muchacho.
- No sé -dijo el diablo haciéndose el inocente-. Pero se me hace que es conveniente
que te la lleves por lo que puedas necesitar en el camino. Por lo demás, sería una
lástima dejar abandonada una hachita tan linda.
La propuesta le pareció tan razonable, que sin pensar demasiado, tomó el hacha y
reanudó su camino.
Duro camino. Por varias cosas. Primero, y sobre todo, por la soledad. El creía que lo
haría con la visible compañía del Maestro. Pero resulta que se había ido, dejando sólo
sus huellas.
Siempre la cruz encierra la soledad, y a veces la ausencia que más duele en este
camino es la de no sentir a Dios a nuestro lado. Algo así como si nos hubiera
abandonado.
El camino también era duro por otros motivos. En realidad no había camino.
Simplemente eran huellas por el monte o por los pajonales y esteros. Hacía frío en
aquel invierno y la cruz era pesada. Sobre todo, era molesta por su falta de
terminación. Parecía como que las salientes se empeñaran en engancharse por todas
partes a fin de retenerlo. Y se le incrustaban en la piel para hacerle más doloroso el
camino.
Una noche particularmente fría y llena de soledad, se detuvo a descansar al
descampado. Depositó la cruz en el suelo, a la vez que tomó conciencia de la utilidad
que podría brindarle el hacha. Quizá el Maligno -que lo seguía a escondidas- ayudó un
poco arrimándole la idea mediante el brillo del fierro del instrumento.
Lo cierto es que, ahí nomás, se puso a arreglar la cruz. Con calma y despacito le fue
sacando los nudos que más le molestaban, suprimiendo aquellos muñones de ramas
mal cortadas, que tantos disgustos le estaban proporcionando en el camino. Y
consiguió dos cosas.
Primero, mejorar el madero. Y, segundo, se agenció de un montoncito de leña que le
vino como mandado a pedir para prepararse un fueguito con el que calentar sus manos
ateridas.
Esa noche durmió tranquilo. A la mañana siguiente reanudó su camino. Y noche a
noche su cruz fue siendo mejorada, pulida por el trabajo que en ella iba realizando.
Mientras su cruz mejoraba y se hacía más llevadera, conseguía también tener la
madera necesaria para el fueguito amigo de cada noche. Casi, casi, se sintió
agradecido hacia Mandinga que le había hecho traerse el hacha consigo. Después de
todo había sido una suerte contar con aquel instrumento que le permitía el trabajo sobre

su cruz. Estaba satisfecho con la tarea, y hasta sentía un pequeño orgullo por su obra
de arte. La cruz tenía ahora un tamaño razonable y un peso mucho menor. Y además
se trataba de algo prolijo. Bien pulida, brillaba a los rayos del sol, y casi no molestaba
al cargarla sobre sus hombros. Achicándola un poco más, llegaría finalmente a poder
levantarla con una sola mano a manera de estandarte, para así identificarse ante los
demás como seguidor del crucificado. Y si le daban tiempo, podría llegar a
acondicionarla hasta tal punto que llegaría al Reino con la cruz colgada de una cadenita
al cuello como un adorno sobre su pecho, para alegría de Dios y testimonio ante los
demás.
Y consiguió su meta. Es decir: sus metas. Porque para cuando llegó a las murallas del
Reino, se dio cuenta de que gracias a su trabajo, estaba descansado y además podía
presentar una cruz muy bonita, que ciertamente quedaría como recuerdo en la Casa del
Padre.
Pero no todo fue tan sencillo. Resulta que la puerta de entrada al Reino estaba
colocada en lo alto de la muralla. Se trataba de una puerta estrecha, abierta casi como
una ventana a una altura imposible de alcanzar.<O:P> </O:P>
Llamó a gritos, anunciando su llegada. Y desde lo alto se le apareció el Señor
invitándolo a entrar.<O:P> </O:P>
- Pero, ¿cómo, Señor? No puedo. La puerta está demasiado alta y no la alcanzo.
- Apoya la cruz contra la muralla y luego trepa por ella utilizándola como escalera -le
respondió Jesús-. Yo le dejé a propósito los nudos para que te sirviera. Además tiene
el tamaño justo para que puedas llegar hasta la entrada.
En ese momento el joven se dio cuenta de que realmente la cruz recibida había tenido
sentido y que de verdad el Señor la había preparado bien. Sin embargo ya era tarde.
Su pequeña cruz, pulida, y recortada, le parecía ahora un juguete inútil. Era muy bonita
pero no le servía para entrar. Mandinga había resultado mal consejero y peor amigo.
, Pero, el Señor es bondadoso y compasivo. No podía ignorar la buena voluntad del
muchacho y su generosidad en querer seguirlo. Por eso le dio un consejo y otra
oportunidad.
- Volvé sobre tus pasos. Seguramente en el camino encontrarás a alguno que ya no da
más, y ha quedado aplastado bajo su cruz. Ayúdale vos a traerla. De esta manera vos
le posibilitarás que logre hacer -su camino y llegue. Y él te ayudará a vos a que puedas
entrar.

PIEDRITAS
En cierta ocasión, un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena.
Iba pensando de esta forma:
Si tuviera un carro nuevo, sería feliz.
Si
tuviera
una casa grande, sería feliz.
Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz.
Si tuviera una pareja perfecta, sería feliz, cuando tropezó con una bolsita llena
de
piedras.

El mundo está en las manos de aquellos que tienen el valor de soñar y correr el riesgo
de
vivir
sus
sueños."
Envió:

Ramón

Mitre

~~~~~~~~~~~~~~~~
El valor de la Humildad
La humildad nos acerca a Dios y nos hace apreciar nuestra realidad
frente a la grandeza Divina. Conoce cómo vivir a fondo esta virtud.

Comenzó a arrojar las piedritas una por una al mar cada vez que decía: Sería feliz si
tuviera...
Así lo hizo hasta que solamente quedó una piedrita en la bolsita, que decidió
guardar.
Al llegar a su casa percibió que aquella piedrita era en realidad un diamante
muy
valioso.

¿Te imaginas

cuántos

diamantes

arrojó

al

mar

sin

detenerse

a

pensar?

Así son las personas - arrojan sus preciosos tesoros por estar esperando lo que
creen perfecto o soñando y deseando lo que no tienen, sin darle valor a lo que
tienen cerca de ellas.
Si
mirasen
alrededor,
deteniéndose
a
observar,
percibirían
lo
afortunadas
que
son.
Muy cerca de si está su felicidad.
Cada
piedrita
debe
un diamante valioso.
Cada
uno
de
nuestros
diamante
precioso,

ser

observada

días
puede
valioso

ser
e

-puede

ser

considerado
un
insustituible.

Depende de cada uno aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para jamás
recuperarlo.
¿Y tú como estás lanzando tus piedritas?
que
pueden
ser
trabajo,
e
inclusive

tus

novios,
mismos

amigos,
sueños...

"El mundo está en las manos de aquellos que tienen el valor de soñar y correr el riesgo
de
vivir
sus
sueños."

24

PEQUEÑAS

MANERAS

DE

AMAR

Cuando a la gente se la habla de que
"hay que amarse los unos a los otros"
son muchos los que se te quedan mirando y te preguntan:
¿y amar, qué es: un calorcillo en el corazón?
¿Cómo
se
hace
eso
de
amar, sobre todo cuando se trata de desconocidos o semiconocidos?
¿Amar son, tal vez, solamente algunos impresionantes gestos heroicos?
Un amigo mío, Amado Sáez de Ibarra, publicó hace muchos años un
folleto que se titulaba "El arte de amar" y en él ofrecía una serie
de pequeños gestos de amor, de esos que seguramente no cambian el
mundo, pero que, por un lado, lo hacen más vividero y, por otro,
estiran
el
corazón
de
quien
los
hace.
Siguiendo su ejemplo
maneras de amar:

voy

a

ofrecer

aquí

una

lista

de

24

pequeñas

Autor: Paulo Coelho

- Aprenderse los nombres de la gente que trabaja con nosotros o de
los que nos cruzamos en el ascensor y tratarles luego por su nombre.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

- Estudiar los gustos ajenos y tratar de complacerles.

- Pensar, por principio, bien de todo el mundo.

Y ya sé que son minucias. Pero con muchos millones de pequeñas minucias
como
éstas
el
mundo
se
haría
más
habitable.

- Tener la manía de hacer el bien, sobre todo a los que no se la
teóricamente.

merecerían
Autor: José Luis Martín Descalzo
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

- Sonreír. Sonreír a todas horas. Con ganas o sin ellas.
- Multiplicar el saludo, incluso a los semiconocidos.

La
lo

- Visitar a los enfermos, sobre todo sin son crónicos.

Envió:

Prestar
libros
aunque
te
pierdan
alguno.
Devolverlos
- Hacer favores. Y concederlos antes de que terminen de pedírtelos.

tú.

felicidad
que

ENVIA

es

interior, no
tenemos,

exterior;
sino

Rossy
tus

por lo
de

Perez

micro-reflexiones

tanto,
lo

no

depende de
que
somos."

de
a:

Ayala

microreflexion@valores.org

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
El
valor
de
la
Humildad
La humildad nos acerca a Dios y nos hace apreciar nuestra realidad
frente a la grandeza Divina. Conoce cómo vivir a fondo esta virtud.

- Olvidar ofensas. Y sonreír especialmente a los ofensores.
- Aguantar a los pesados. No poner cara de vinagre escuchándolos.
- Tratar con antipáticos. Conversar con los sordos sin ponerte nervioso.
- Contestar, si te es posible, a todas las cartas.
- Entretener a los niños chiquitines. No pensar que con ellos pierdes
el tiempo.
- Animar a los viejos. No engañarles como chiquillos, pero subrayar todo
lo positivo que encuentres en ellos.
- Recordar las fechas de los santos y cumpleaños de los conocidos y
amigos.
- Hacer regalos muy pequeños, que demuestren el cariño pero no crean
obligación de ser compensados con otro regalo.

LOS

TRES

ÁRBOLES.

- Acudir puntualmente a las citas, aunque tengas que esperar tú.
Había una vez tres árboles en un bosque a lo alto de una colina, que hablaban
acerca de sus sueños y esperanzas, y él Primero dijo:

- Contarle a la gente cosas buenas que alguien ha dicho de ellos.
- Dar buenas noticias.

"Algún día seré un cofre de tesoros.
Estaré lleno de oro, plata y piedras preciosas?

- No contradecir por sistema a todos los que hablan con nosotros.
Estaré decorado con labrados artísticos y tallados finos; todos verán mi belleza".
- Exponer nuestras razones en las discusiones, pero sin tratar de aplastar.
Mandar
con
tono
suave.
No
- Corregir de modo que se note que te duele el hacerlo.
La

lista

podría

ser

interminable

y

los

ejemplos

gritar
similares

nunca.
infinitos.

El segundo árbol dijo:

"Algún
día
seré
una
poderosa
embarcación.
Llevare a los más grandes reyes y reinas a través de los océanos e iré a todos los
rincones del mundo. Todos se sentirán seguros por mi fortaleza, poderoso casco ".

como sus
llegado

sueños

de ser
a

una

gran

embarcación
su

cargando
final.

reyes

habían

El tercer árbol fue cortado en largas y pesadas tablas y dejado en la oscuridad
de
una bodega. Años mas tarde, los árboles olvidaron sus sueños y esperanzas
por las que tanto habían orado.

Finalmente el tercer árbol dijo:
"Yo quiero crecer para ser él mas recto y grande de todos los árboles del bosque, la
gente
me
verá
en
la
cima
de
la
colina, miraran mis poderosas ramas y pensaran en el Dios de los cielos, y cuan cerca
estoy de alcanzarlo.
Seré
el
más
grande
árbol
de
todos
los
tiempos
y
la
gente siempre me recordará".
Después de unos años de que los árboles oraban para que sus sueños se convirtieran
en
realidad,
un
grupo
de
leñadores
llegó
donde
estaban
los
árboles.
Cuando uno de ellos vio al primer árbol dijo:
"Este parece un árbol fuerte, creo que podría vender su madera a un carpintero", y
comenzó
a
cortarlo.
El árbol estaba feliz debido a que sabia que el carpintero podría convertirlo en un cofre
para
tesoros.

Hasta que un día un hombre y una mujer llegaron al pesebre.
Ella dio a luz un niño, y lo colocó en la paja que había dentro del cajón en el que fue
transformado el primer árbol.
El
hombre
deseaba
haber
para su bebe, pero este cajón debería serlo.

podido

tener

una

cuna

Otro leñador mientras observaba al segundo árbol dijo:
"Parece un árbol fuerte, creo que lo podré vender al carpintero del puerto".
El
segundo
árbol
se
puso
muy feliz porque sabía que estaba en camino a convertirse en una poderosa
embarcación.

El
árbol
sintió
la
importancia
de
este acontecimiento y supo que había contenido el más grande tesoro de la
historia.

El último leñador se acercó al tercer árbol; Este estaba muy asustado, pues sabia que
si lo cortaban, su sueño nunca se volvería realidad.
El leñador dijo entonces:
"No
así

necesito
me
lo

nada
especial
llevaré".
Y

de
cortó

éste
al

árbol,
tercer

pero
aún
árbol.

Cuando el primer árbol llegó donde el carpintero, fue convertido en un cajón de comida
para animales y fue puesto en un pesebre y llenado con paja.
Se
muy mal pues eso no era por lo que tanto había orado.

sintió

El segundo árbol fue cortado y convertido en una pequeña balsa de pesca, ni siquiera
lo suficientemente grande para navegar en el mar

y fue puesto en un lago. Y vio

Años más tarde, un grupo de hombres se embarcó en la balsa en la cual habían
convertido al segundo árbol.
Uno de ellos estaba cansado y se durmió.
Mientras ellos estaban en el agua una gran tormenta se desató y el árbol pensó que no
seria lo suficientemente fuerte para salvar a los hombres.
Los hombres despertaron al que dormía, Éste se levanto y dijo:
"
¡Calma!
¡Quédate
Y la tormenta y las olas se detuvieron.

quieto!",

En
ese
momento
el
segundo
árbol
cuenta de que había llevado al Rey de reyes y Señor de señores.

se

dio

Vivir
la
-Santa
Finalmente, un tiempo después alguien vino y tomo al tercer árbol convertido en tablas.
Fue cargado por las calles al mismo tiempo que la gente escupía, insultaba y golpeaba
al Hombre que lo cargaba.
Se
detuvieron
en
una
pequeña
colina y el Hombre fue clavado al árbol y levantado para morir en la cima de la colina.

vida

de

tal
suerte
Teresa

que

viva

quede
de

en

la

muerte."
Jesús

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
El valor de la Humildad
La humildad nos acerca a Dios y nos hace apreciar nuestra realidad
frente a la grandeza Divina. Conoce cómo vivir a fondo esta virtud.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
VOCABULARIO

DE

JOSE

PARA

ENSEñAR

A

JESUS

Cuando llego el domingo, el tercer árbol se dio cuenta que él fue lo suficientemente
fuerte para permanecer erguido en la cima de la colina, y estar
tan cerca de Dios como nunca nadie lo había estado, porque Jesús había sido
crucificado
en
él.

En el País de la fantasía, donde la ciencia no comprende nada y
donde los niños son felices, acaban de encontrar un viejo manuscrito.
Para leerlo, dicen, hay que hacerse como niños. Los que se creen
grandes
quizá
comprenderán
poco.
El manuscrito, según parece, fue un vocabulario que preparó san José
para dar clases al Niño Jesús. Está escrito en arameo, en griego y en
castellano para los que no saben otras lenguas. Copiamos el texto
castellano tal como aparece en la edición crítica que acaban de
publicar
en
el
País
de
la
fantasía.

¡Jesús

Alegría:

es

amor!

Envió : Sandy Martínez García.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"El hombre que no se alimenta de sus sueños envejece pronto". William Shakespeare

lo

que

sentimos

María

y

yo

cuando

te

vemos.

Amigo: es aquel que hace lo que quiere su amigo. Es el que da la vida
por el que ama. Es el que no piensa en sí, sino en el otro. Entonces,
Jesús, amigos de verdad hay pocos. O, mejor, hay uno: Tú en la cruz...
Amor: eso que Tú eres y que quieres que seamos todos los hombres y
mujeres
del
planeta.
Banquete:
siempre

una

fiesta
que

por algo
un

grande. En
pecador

los cielos
se

hay banquete
convierte.

Cizaña: lo que siembra un enemigo para estropear la cosecha.
Dicen que hay mucha cizaña por ahí, pero yo sólo veo trigo cuando
miro
tus
ojos
frescos,
dulces,
serenos,
limpios.
Cruz: no quiero
crucificado
Divorcio:

una

explicártelo.
a

mala

Lloro

costumbre

cada
un

que

vez

permite

que

me entero
bandido.

destruir

el

que

han

proyecto

de

Dios

respecto

Egoísmo: un amor
entenderás
nunca

del
equivocado
lo
que

amor

que
es

humano.

no lleva a nada. Creo que no
pues

eres
lo
contrario.

Estrella:: para los científicos, algo que tan vez ya no existe.
Para Ti y para mí, un guiño de tu Padre que saluda a los hombres
y
mujeres
del
planeta.
Lluvia: lo
goteras

que

manda

tu Padre
nuestra

sobre

buenos

y malos
casa.

y

llena

de

María: el nombre más hermoso después del tuyo. Con ella vivo y trabajo,
sueño y sufro. Me ha revelado un poco de tu misterio, y me ha dicho que

eres
único.
Autor: P. Fernando Pascual

Experiencia fuerte con un compañero extranjero.
Julio de la Vega-Hazas Ramírez
La vida misma: A finales del verano, la madre de Antonio le dijo que alojarían durante el
próximo curso a un estudiante extranjero de su edad, 16 años, participante de un
programa europeo de estudios. En su habitación quedaba libre una cama desde que en
mayo se marchó su hermano a trabajar a otra ciudad. A Antonio le pareció interesante
la idea: podría practicar su inglés.
Casi un mes más tarde llegó Billy. Pronto comprobó Antonio que se ajustaba bastante a
la idea que se había figurado de antemano: era metódico, ordenado –"un poco allien",
comentaba Antonio a sus amigos–, educado, correcto, y frío. De sí mismo no decía casi
nada. Antonio pensaba que seguramente era protestante, y que de momento convenía
no hablar de religión para no molestar, aunque de vez en cuando decía a su madre: "a
éste habrá que convertirle, ¿no?". Por otra parte, no todo eran virtudes en Billy: solía
llegar tarde los viernes por la noche y, aunque iba directamente a acostarse sin decir
nada, Antonio se daba cuenta de que había bebido más de la cuenta.
Antonio tenía la costumbre desde niño de rezar algo antes de ir a la cama, pero con
Billy delante lo hacía disimuladamente, hasta que un día se decidió a ponerse de
rodillas.
—"¿Qué
haces?",
preguntó
Billy.
—"Rezar.
¿Tú
no
rezas
alguna
vez?"

—"No".
—"¿Pero..., qué pasa? ¿No crees tú en Dios?", replicó Antonino.
—"Yo no lo necesito". La respuesta seca y fría dejó sin réplica a Antonio y se
durmió pensando en el asunto.
Al día siguiente, estando estudiando, Antonio volvió a sacar el tema:
—"Oye,
¿de
verdad
piensas
que
Dios
no
existe?"
—"Puede que exista o puede que no exista. Importa igual".
—"Vamos... que en cualquier caso es como si no existiera, ¿no?"
—"Exacto".
—"Pero de algún modo explicarás todo esto. Sin Dios no tiene sentido. Se podría
demostrar
que
existe".
—"Sí, ya conozco lo llamáis pruebas. Pero no llegan a concluir, porque no se
pueden
verificar.
Quedan
como
hipótesis".
—"¿Que
Dios
es
una
hipótesis...?"
—"Sí, una hipótesis. Tienes algo que puede deberse a un motivo, o puede deberse
a otro motivo. El orden del universo, y todo eso. Puede deberse a Dios, o puede
deberse al azar, o a otra cosa. Así piensas que se puede deber a una cosa, y buscas
comprobarlo. Pero si no puedes comprobarlo, no hay prueba". Antonio lo intentó por
otro
lado:
—"Pero siempre necesitas alguien en quien esperar, en quien poder apoyarte, a
quien
pedir
y
rezar".
—"Pues
quien
lo
necesite,
que
rece".
—"¿Tú
no?"
—"No".
No hubo manera de que Billy cambiara su planteamiento distante y se abriera un poco,
por mucho que insistiera Antonio. Este se lanzaba con más ganas a la cuestión ante la
autosuficiencia de Billy, pero se sentía poco preparado. Planteó el asunto a varios
amigos suyos, que no le dieron muchas esperanzas. Al final uno le dijo:
—"Sí, ya se ve que tiene muy aprendido el rollo. Mira, ese Billy –o como se llame–
será un témpano de hielo, pero seguro que tiene corazón como todo el mundo. Piensa
en algo fuerte, que le impresione". A Antonio le gustó el consejo y empezó a madurarlo.
Poco después había un día de vacaciones. Antonio le pidió a Billy que le acompañara a
una gestión importante, y éste, que no tenía nada pensado para ese día, aceptó.
Cogieron el autobús hasta las afueras de la ciudad. Se bajaron junto a un edificio, que
resultó ser una residencia de subnormales profundos –casi todos niños y jóvenes–
atendida por unas monjas. Pasaron varias horas allí, ayudando a comer y a limpiar a
los niños, aunque Billy, más que otra cosa, se quedaba con la mirada fija y una
expresión
de
asco.
A
la
salida,
Antonio
preguntó:
—"Qué
tal".
—"No
pienses
que
vuelva
aquí",
respondió
Billy
secamente.
—"¿Por...?"
—"Porque
es...
–pensó
en
el
término
adecuado–
repelente".
—"Se dice repulsivo. Vamos, que no quieres, y ya está". No hubo respuesta.
—"Mira –atacó Antonio–, eso es lo que a ti te pasa: que no quieres. Te has
"montado" tu vida y lo demás es que no quieres verlo. Y te montas esas teorías sobre
Dios porque no quieres encontrártelo. Y te pones en plan iceman para que nadie se
entrometa,
convencerte

y
no
enfrentarte
contigo
mismo".
—"¡Cállate!",
interrumpió
Billy.
—"No, no me callo, y voy a seguir. ¿Y sabes lo que pasa cuando sólo te buscas a ti

mismo? Pues que te quedas solo, solo, solo, y llega un momento en que no te aguantas
ni a ti mismo, y por eso te vas a beber y vuelves cocido todos los viernes. ¿Sabes lo
que te digo? Que me das más pena que todos esos niños subnormales". Siguió un
silencio tenso, que no se rompió en todo el viaje de vuelta.
Al llegar a casa, Billy se fue derecho a la habitación y Antonio pensó que sería bueno
dejarle solo. Discretamente, Billy echó el pestillo. Antonio se quedó en el salón
preocupado, pensando si no habría sido todo "demasiado fuerte" y si "no se habría
pasado". Al cabo de algunos días, parecía que se había normalizado la situación. Un
día que estaban hablando su madre le dijo a Antonio que había visto cómo Billy, en
momentos en que el no estaba presente, había cogido el catecismo y la Biblia de la
sala de estar y se la había llevado a su habitación. Antonio sonrió. Semanas atrás había
llegado a preguntarse si no iba a conseguir Billy enfriar su propia fe, tan seguro como
parecía. Ahora pensaba en cuál podría ser el siguiente paso –además de seguir
rezando por el– para conseguir esa conversión.
Interrogantes:
— ¿La existencia de Dios es evidente? ¿Quiere eso decir que es indemostrable?
¿Puede ser válida una demostración en la que no haya una verificación experimental
de la conclusión? ¿Es hipotético todo lo que no es verificable? ¿Por qué? ¿De qué
depende la verdad de una demostración? ¿Cómo se podría rebatir la argumentación de
Billy? ¿Cómo se denomina su postura? ¿Qué diferencia hay entre el ateísmo teórico y
el práctico? ¿Qué es el agnosticismo?<O:P></O:P>
— ¿Puede demostrarse la existencia de Dios a partir de lo creado, por ejemplo del
orden del universo? ¿Cómo sería el razonamiento? ¿Cómo se puede rechazar que se
deba a otro motivo, por ejemplo el azar? ¿Se puede concluir que sin Dios nada tiene
sentido?<O:P></O:P>
— ¿Es concluyente lo que dice Antonio sobre la necesidad subjetiva de alguien en
quien creer, esperar o apoyarse? ¿Por qué? ¿Es concluyente algún tipo de
razonamiento semejante, como el deseo de felicidad o el que los hombres hayan
sentido la necesidad de la divinidad? ¿Por qué? ¿Son útiles en algún sentido estos
razonamientos?
— ¿Reconocer la existencia de Dios lleva consigo algún deber? ¿Por qué? ¿Qué es la
virtud de la religión?
— ¿La aceptación de que se puede alcanzar a Dios por la razón es un asunto
puramente intelectual? ¿Cómo influye la actitud de la persona? ¿Qué disposiciones son
necesarias para ello? ¿Es el ateísmo o el agnosticismo culpable? ¿En qué sentido?
¿Se puede apreciar en el caso estudiado?
— ¿La aceptación de que se puede alcanzar a Dios por la razón es un asunto
puramente intelectual? ¿Cómo influye la actitud de la persona? ¿Qué disposiciones son
necesarias para ello? ¿Es el ateísmo o el agnosticismo culpable? ¿En qué sentido?
¿Se puede apreciar en el caso estudiado?
Vid. Catecismo de la Iglesia Católica, nn. 27-43, 2096-2097, 2566.
Así
es
la
vida:
Se plantea el problema de la existencia de Dios. Aunque de hecho esta cuestión no
se puede separar de la que pregunta qué sabemos de Dios; a esta última nos
podremos referir en otro momento, y aquí nos limitamos a tratar sobre si hay un Dios?
Si nos limitáramos a la cuestión de si la fe nos dice que existe Dios, la exposición se
despacharía en tres líneas. Es obvio que es la primera verdad de fe, que sin ella todo lo
demás no tendría sentido –sería una invención humana–, y que basta con abrir
cualquier página de la Biblia para comprobar que habla de Dios. Pero lo que se trata de

ver es si también se puede afirmar con seguridad que Dios existe sin partir de la fe, o
sea, contando sólo con la razón humana. En otras palabras: ¿hay pruebas racionales
de la existencia de Dios?; y ¿es razonable el discurso sobre Dios?
La respuesta a la primera pregunta es que sí, las hay. Y aquí surge una nueva cuestión:
si se puede demostrar, ¿por qué no se convence todo el mundo, como sucede con
otras demostraciones científicas? Desde siempre se han buscado argumentos
irrefutables, que impongan su conclusión sin dejar espacio a la duda. Pero eso es no
entender bien la cuestión, pues no es sólo intelectual: es moral. Está en juego el
sentido mismo que se le da a la vida, porque reconocer que existe Dios implica el deber
de someterse a Él. Si tenemos en cuenta además que se trasciende lo visible, resulta
que no es fácil este razonamiento: "de ahí procede que en semejantes materias los
hombres se persuadan fácilmente de la falsedad o al menos de la incertidumbre de las
cosas que no quisieran que fuesen verdaderas" (Enc. Humani Generis, citada en
C.Ig.C., 37).
Esto se pone de manifiesto en el caso estudiado. Billy es agnóstico. ¿Tiene la culpa de
serlo? Puede parecer que no; al fin y al cabo, ¿qué culpa hay en pensar de otro modo,
o en no entender o alcanzar un razonamiento? La respuesta nos la da el n. 2128 del
C.Ig.C.: "El agnosticismo puede contener a veces una cierta búsqueda de Dios, pero
puede igualmente representar un indiferentismo, una huida ante la cuestión última de la
existencia, y una pereza de la conciencia moral. El agnosticismo equivale con mucha
frecuencia a un ateísmo práctico". Es exactamente lo que ocurre aquí, donde no se ve
esa búsqueda –al revés, se rechaza de plano– y sí esa huida, y donde Billy reconoce
su ateísmo práctico. Antonio, al principio, sólo ve un problema intelectual, "de ideas", y
todo intento de convencer con razonamientos se estrella contra un muro infranqueable.
El consejo de su amigo, hablando del corazón y sugiriendo que todo ese planteamiento
es una pantalla para proteger su egoísmo, es bien entendido –es un buen consejo– por
Antonio, que capta su sentido y obra en consecuencia. Lo que dice a Billy a la vuelta
del asilo es cierto, y es lo que debía decirse, aunque mejor si no es tan
acaloradamente. ¿No resulta demasiado violento? Un poco sí, aunque posiblemente en
este caso la cerrazón de Billy es tal que no habría otro modo de hacer que recapacitara.
Una vez que se aborda la cuestión con las debidas disposiciones, se pueden encontrar
los argumentos buscados, que para ser completamente firmes –subjetivamente, porque
objetivamente son pruebas ciertas– necesitan ser reforzados por la fe. Éstos pueden
exponerse de una manera más científica –filosófica– o más elemental, pero en
cualquier caso consisten en mostrar que el universo carece no sólo de sentido, sino
sobre todo de razón de su existencia, sin un Creador que haya dado el ser a los seres y
el orden al universo (tomar como causa del orden el azar es sencillamente un absurdo:
dar como razón y causa del sentido de la realidad un sinsentido). Son argumentos
objetivos, que parten de la realidad. En cambio, los argumentos de tipo subjetivo, a los
que también recurre Antonio –"necesitar de alguien" para dar sentido a tu vida, para ser
feliz, etc.–, aunque pueden servir para mover a la búsqueda de Dios, no son
concluyentes en sí mismos, precisamente por basarse en un sentir subjetivo, que
puede ser engañoso. No se puede olvidar, por otra parte, que el deseo de Dios está
inscrito en la mente y en el corazón del hombre, que ha sido creado por Dios y para
Dios (cfr. C.Ig.C., 27 y 1718). Por tanto, se puede decir que el discurso sobre Dios es
razonable porque, aunque Dios supere los condicionamientos del lenguaje humano, la
posibilidad de hablar de Dios no es un "sinsentido" (cfr. C.Ig.C, 39-43).
Queda por ver la argumentación de Billy. Aunque no esté ahí el fondo del problema, hay
que saber refutarla. Se trata de una postura muy extendida hoy en día: el positivismo;

más en concreto, el positivismo empirista. Sostiene que sólo se puede tener por cierto
lo que se puede verificar experimentalmente; si no, no se pasa de la hipótesis. Esto es
válido en el campo de la ciencia experimental (ciencias empíricas), pero extenderlo a
todo el saber es una postura ideológica (no científica): es materialismo, porque sólo se
puede verificar lo directamente observable, que es lo sensible, lo material. De partida –
no como conclusión– se está negando lo espiritual, incluido ese espíritu que es la razón
humana, que puede llegar a una conclusión cierta por sus propios medios, razonando,
sin que sea necesario además "verlo". O sea, que, veladamente, parte, de modo
injustificado, de lo que se concluye: un autoengaño que puede ser más o menos
consciente.

civil que acabó ganando, con lo que sentó las bases para la grandeza futura de
su
nación.
Del gran cantante Enrico Caruso se dijo que no tenía voz. De Albert Einstein
que era un estudiante muy malo, mentalmente lento, poco sociable y siempre
soñador. De Amelia
Earhart, la pionera aviadora, se dijo que si bien era
brillante y llena de curiosidad, tenía tanto interés por los insectos y demás
cosas que se arrastran que jamás podría
"pensar con altura".
A
Benito
Juárez
se le juzgaba "inferior" por su ascendencia totalmente indígena, al punto de
que los conservadores mexicanos buscaron en Europa a alguien de "sangre azul"
para
que
lo
remplazara
en
el
gobierno.

http://www.fluvium.org/textos/vida/vida.htm

Hay algo interesante en la biografía de todos estos personajes, lograron probar
que esas predicciones negativas eran erróneas.
Descubrieron
que
con
su
esfuerzo
podían superar las adversidades. Descubrieron algo que usted y yo deberíamos
descubrir también, que el poder con que Dios nos dotó, es mucho más fuerte que
la opinión, quizá hasta sincera, con que los "expertos" quieran marcarnos.

Si tu intención es describir la verdad, hazlo con sencillez y la elegancia
déjasela
al
sastre".
Albert
Einstein
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
¿QUIÉN

DIJO

QUE

NO

SE

PODÍA?

Aquel niño tenía tan solo siete años. Su maestra lo dio por caso perdido. En
presencia del pequeño habló con la madre y le dijo que era "vacío" y que era
inútil que siguiera asistiendo a la escuela. La pobre mujer, avergonzada, le
enseñó a leer personalmente en la casa. Aquel muchacho con el tiempo dejó su
nombre escrito en cientos de patentes sobre inventos que afectaron la vida de
toda la humanidad.
¿Su nombre? Tomás Alba Edison.
¿Sus
inventos?
Entre
cientos
de

ellos,

la

luz

eléctrica y

el

disco

fonográfico.

Es sorprendente cuán a menudo grandes hombres y mujeres fueron juzgados
erróneamente antes de que se volvieran famosos. De Abraham Lincoln se dijo que
"solo había ido cuatro meses a la escuela, que era un soñador y que se empeñaba
en hacer preguntas estúpidas". Pero el hombre llegó a la presidencia de su
país, y desde ahí tomó decisiones tan dramáticas en su tiempo como la abolición
de la esclavitud, y condujo con mano firme el gobierno a través de una guerra

LO NEGATIVO: Dejar que la opinión ajena marque lo que podemos y lo que
no
podemos
hacer.
LO POSITIVO: Tener una actitud resistente que se convierta en el método
para manejar la opinión ajena desfavorable, como nuestro desafío para
el
futuro.
Autor:
Emilio
Envió: Emilio Santamaría H.

Santamaría

S.

"La

mitad

Envió:

de
Gladys

la

alegría
Helena

reside
Vélez

en

hablar

de

ella."

Saldarriaga

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
HABLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR
CALLAR

Y

CALLAR

oportunamente,
es
acierto.
frente
al
enemigo,
es
civismo.
ante
una
injusticia,
es
valentía.
para
rectificar,
es
un
deber.
para
defender,
es
compasión.
ante
un
dolor,
es
consolar.
para
ayudar
a
otros,
es
caridad.
con
sinceridad,
es
rectitud.
de

mismo,
es
vanidad.
restituyendo
fama,
es
honradez.
aclarando
chismes,
es
estupidez.
disipando
falsos,
es
de
conciencia.
de
defectos,
es
lastimar.
debiendo
callar,
es
necedad.
por
hablar,
es
tontería.
de
Dios,
significa
mucho
amor.
cuando
acusan,
es
heroísmo.
cuando
insultan,
es
amor.
las
propias
penas,
es
sacrificio.
de

mismo,
es
humildad.
miserias
humanas,
es
caridad.
a
tiempo,
es
prudencia.
en
el
dolor,
es
penitencia.
palabras
inútiles,
es
virtud.
cuando
hieren,
es
santidad.
para
defender,
es
nobleza.
defectos
ajenos,
es
benevolencia.
debiendo
hablar,
es
cobardía.

Envió: Aurelio Escorza

Si quieres
sino

conocer

a

una
lo

persona,

no

le

preguntes
que

lo

que

piensa
ama."

Envió: Rebeca Garcia
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

MI

CRISTO

ROTO

A mi Cristo roto, lo encontré en Sevilla. Dentro del arte me subyuga
el tema de Cristo en la cruz. Se llevan mi preferencia los cristos
barrocos españoles. La última vez, fui de compras en compañía de un
buen
amigo
mío.
Al Cristo, ¡Qué elección! Se le puede encontrar entre tuercas y
clavos, chatarra oxidada, ropa vieja, zapatos, libros, muñecas rotas
o litografías románticas. La cosa, es saber buscarlo. Porque Cristo
anda y está entre todas las cosas de éste revuelto e inverosímil
rastro
(bazar)
que
es
la
Vida.
Pero aquella mañana nos aventuramos por la casa del artista, es más
fácil encontrar ahí al Cristo, ¡Pero mucho más caro!, es zona ya de
anticuarios.
Es el Cristo con impuesto de lujo, el Cristo que han encarecido los
turistas, porque desde que se intensificó el turismo, también Cristo
es más caro. Visitamos únicamente dos o tres tiendas y andábamos por

la
-

tercera
Dar

Ehhmm
una
vuelta

¿Quiere
nada
más

o
por

la

cuarta.
algo
tienda,

padre?
mirar,
ver.

¡De pronto! frente a mí, acostado sobre una mesa, vi un Cristo sin
cruz, iba a lanzarme sobre él, pero frené mis ímpetus. Miré al Cristo de reojo, me
conquistó desde el primer instante. Claro que no era precisamente lo que yo buscaba,
era un Cristo roto. Pero esta misma circunstancia, me encadenó a él, no sé por qué.
Fingí interés primero por los objetos que me rodeaban hasta que mis manos se
apoderaron del Cristo, ¡Dominé mis dedos para no acariciarlo! No me habían engañado
los ojos! ¡No!. Debió ser un Cristo muy bello, era un impresionante despojo mutilado.
Por supuesto, no tenía cruz, le faltaba media pierna, un brazo entero, y aunque
conservaba la cabeza, había perdido la cara.
Se acercó el anticuario, tomó el Cristo roto en sus manos y...
-¡Ohhh, es una magnífica pieza, se ve
fíjese que espléndida talla, qué buena factura!

que

tiene

usted

gusto

padre,

- ¡Pero! está tan rota, tan mutilada!
- No tiene importancia padre, aquí al lado hay un magnífico restaurador
amigo mío y se lo va a dejar a usted, ¡Nuevo!
Volvió a ponderarlo, a alabarlo, lo acariciaba entre sus manos; pero no
acariciaba al Cristo, acariciaba la mercancía que se le iba a convertir en dinero.
Insistí; dudó, hizo una pausa, miró por última vez al Cristo fingiendo que le costaba
separarse de él y me lo alargó en un arranque de generosidad ficticia, diciéndome
resignado y dolorido:
- Tenga padre, lléveselo, por ser para usted y conste que no gano nada 3000 pesetas
nada más, ¡Se lleva usted una joya!.
El vendedor exaltaba las cualidades para mantener el precio. Yo, sacerdote, le
mermaba méritos para rebajarlo. Me estremecí de pronto.
¡Disputábamos el precio de Cristo, como si fuera una simple mercancía!.
¡Y me acordé de Judas! ¿No era aquella también una compraventa de Cristo?
¡Pero cuántas veces vendemos y compramos a Cristo, no de madera, de carne, y en él
a nuestros prójimos! Nuestra vida es muchas veces una compraventa de cristos.
¡Bien! cedimos los dos, lo rebajó a 800 pesetas. Antes de despedirme, le pregunté si
sabía la procedencia del Cristo y la razón de aquellas terribles mutilaciones. En
información vaga e incompleta me dijo que creía procedía de la sierra de Arasena, y
que las mutilaciones se debían a una profanación en tiempo de guerra.

Apreté a mi Cristo con cariño, y salí con él a la calle. Al fin, ya de
noche, cerré la puerta de mi habitación y me encontré sólo, cara a cara
con mi Cristo. Que ensangrentado despojo mutilado, viéndolo así me
decidí a preguntarle:
- Cristo, ¿Quién fue el que se atrevió contigo?! ¿No le temblaron las manos cuando
astilló las tuyas arrancándote de la cruz?!
¿Vive todavía? ¿Dónde? ¿Qué haría hoy si te viera en mis manos?
¿Se arrepintió? - ¡CÁLLATE! Me cortó una voz tajante.
-¡CÁLLATE, preguntas demasiado! ¿Crees que tengo un corazón tan pequeño y
mezquino como el tuyo?! ¡CÁLLATE! No me preguntes ni pienses más en el que me
mutiló, déjalo, ¿Qué sabes tú? ¡Respétalo!, yo ya lo perdoné. Yo me olvidé
instantáneamente y para siempre de sus pecados. Cuando un hombre se arrepiente, Yo
perdono de una vez, no por mezquinas entregas como vosotros. ¡Cállate! ¿Por qué
ante mis miembros rotos, no se te ocurre recordar a seres que ofenden, hieren,
explotan y mutilan a sus hermanos los hombres?. ¿Qué es mayor pecado? Mutilar una
imagen de madera o mutilar una imagen mía viva, de carne, en la que palpito Yo por la
gracia del bautismo. ¡Ohh hipócritas! Os rasgáis las vestiduras ante el recuerdo del que
mutiló mi imagen de madera, mientras le estrecháis la mano o le rendís honores al que
mutila física o moralmente a los cristos vivos que son sus hermanos.
Yo contesté:
- No puedo verte así, destrozado, aunque el restaurador me cobre lo que quiera ¡Todo
te lo mereces! Me duele verte así. Mañana mismo te llevaré al taller. ¿Verdad que
apruebas mi plan? ¿Verdad que te gusta?
- ¡NO, NO ME GUSTA! Contestó el Cristo, seca y duramente.
- ¡ERES IGUAL QUE TODOS Y HABLAS DEMASIADO!
Hubo una pausa de silencio. Una orden, tajante como un rayo, vino a decapitar el
silencio angustioso.
- ¡NO ME RESTAURES, TE LO PROHÍBO! ¿LO OYES?!
- Si Señor, te lo prometo, no te restauraré.
- Gracias. Me contestó el Cristo. Su tono volvió a darme confianza.
-¿Por qué no quieres que te restaure? No te comprendo. ¿No comprendes Señor, que
va a ser para mí un continuo dolor cada vez que te mire roto y mutilado? ¿No
comprendes que me duele?
- Eso es lo que quiero, que al verme roto te acuerdes siempre de tantos hermanos
tuyos que conviven contigo; rotos, aplastados, indigentes, mutilados. Sin brazos,
porque no tienen posibilidades de trabajo. Sin pies, porque les han cerrado los caminos.
Sin cara, porque les han quitado la honra. Todos los olvidan y les vuelven la espalda.

¡No me restaures, a ver si viéndome así, te acuerdas de ellos y te duele, a ver si así,
roto y mutilado te sirvo de clave para el dolor de los demás! Muchos cristianos se
vuelven en devoción, en besos, en luces, en flores sobre un Cristo bello, y se olvidan de
sus hermanos los hombres, cristos feos, rotos y sufrientes. Hay muchos cristianos que
tranquilizan su conciencia besando un Cristo bello, obra de arte, mientras ofenden al
pequeño Cristo de carne, que es su hermano. Esos besos me repugnan, me dan asco!.
Los tolero forzado en mis pies de imagen tallada en madera, pero me hieren el corazón.
¡Tenéis demasiados cristos bellos! Demasiadas obras de arte de mi imagen crucificada.
Y estáis en peligro de quedaros en la obra de arte. Un Cristo bello, puede ser un
peligroso refugio donde esconderse en la huida del dolor ajeno, tranquilizando
al mismo tiempo la conciencia, en un falso cristianismo.
Por eso ¡Debieran tener más cristos rotos, uno a la entrada de cada templo, que gritara
siempre con sus miembros partidos y su cara sin forma, el dolor y la tragedia de mi
segunda pasión, en mis hermanos los hombres! Por eso te lo suplico, no me restaures,
déjame roto junto a ti, aunque amargue un poco tu vida.
- Si Señor, te lo prometo. Contesté.
Y un beso sobre su único pie astillado, fue la firma de mi promesa.
Desde hoy viviré con un Cristo roto.
Envió: Juan José González

UNA ESTRELLA EN EL HORIZONTE
"No veas la carita sucia del niño, mira la inocencia, la necesidad, la ilusión y la
esperanza reflejadas en sus ojos."
Existían millones de estrellas en el cielo, estrellas de todos los colores: blancas,
plateadas, verdes, doradas, rojas, azules. Un día, inquietas, ellas se acercaron a Dios y
le propusieron:
- Señor, nos gustaría vivir en la Tierra, convivir con las personas.
- Así se hará, respondió el Señor. Las conservaré a todas ustedes pequeñitas, tal como
se ven de lejos, para que puedan bajar a la Tierra.
Se cuenta que en aquella noche hubo una fantástica lluvia de estrellas. Algunas se
acurrucaron en las torres de las iglesias, otras fueron a jugar y a correr junto con las
luciérnagas por los campos, otras se mezclaron con los juguetes de los niños. La Tierra
quedó, entonces, maravillosamente iluminada. Pero con el correr del tiempo, las
estrellas decidieron abandonar a los hombres y volver al cielo, dejando a la tierra
oscura y triste.
- ¿Por qué volvieron? - preguntó Dios, a medida que ellas iban llegando al cielo.
- Señor, nos fue imposible permanecer en la Tierra, existe allí mucha miseria, mucha
violencia, hay demasiadas injusticias. El Señor les contestó: - ¡Claro! Ustedes
pertenecen aquí, al Cielo. La tierra es el lugar de lo transitorio, de aquello que cae, de
aquel que yerra, de aquel que muere. Nada es perfecto. El Cielo es el lugar de lo
inmutable, de lo eterno, de la perfección.
Después de que habían llegado gran cantidad de estrellas, Dios verificó la cantidad y
habló de nuevo: - Nos está faltando una estrella, ¿dónde estará? Un ángel que estaba
cerca replicó: - Hay una estrella que resolvió quedarse entre los hombres. Ella
descubrió que su lugar es exactamente donde existe la imperfección, donde hay límites,
donde las cosas no van bien, donde hay dolor.
- ¿Qué estrella es esa? - volvió a preguntar.
- Es la Esperanza, Señor, la estrella verde. La única estrella de ese color.
Y cuando miraron para la tierra, la estrella no estaba sola: la Tierra estaba nuevamente

iluminada porque había una estrella verde en el corazón de cada persona. Porque el
único sentimiento que el hombre tiene y Dios no necesita retener es la Esperanza. Dios
ya conoce el futuro y la Esperanza es propio de la persona humana, propia de aquel
que yerra, de aquel que no es perfecto, de aquel que no sabe como puede conocer el
porvenir.
Recibe en este momento esta Estrellita Verde en tu corazón, la Esperanza. No dejes
que ella huya y no permitas que se aparte. Ten certeza que ella iluminará tu camino, sé
siempre positivo y agradece todo a Dios. Se siempre feliz y contagia a otras personas
tu felicidad.
Autor: Desconocido

sonreír,
para

las

mentes

activas

para

pensar
servir.

y

las

voluntades

deseosas

Un buen hogar siempre estará donde los besos tengan vuelo y los
pasos, mucha seguridad. Donde los tropiezos tengan cordura y los
detalles,
significación.
Donde
la
ternura
sea
muy
tibia
y
el
trato diario muy respetuoso.
Donde el deber sea gustoso, la
armonía
contagiosa
y
la
paz
dulce.
Un buen hogar siempre estará donde el crecimiento sea por el mismo
tronco y el fruto por la misma raíz. Donde la navegación sea por
la misma orilla y hacia el mismo puerto. Donde la autoridad se
haga sentir y, sin miedos ni amenazas, llene la función de encauzar,
dirigir
y
proteger.
Donde
los
abuelos
sean
reverenciados,
los
padres
obedecidos
¡y
los
hijos
vigilados!
Un buen hogar siempre estará donde el fracaso y el éxito sean de
todos.
Donde disentir sea intercambiar y no guerrear.
Donde la
formación junte los eslabones ¡y la oración forme la cadena!
Donde las pajas se pongan con el alma y los hijos se calienten
con amor. Donde el vivir esté lleno de sol y el sufrir esté lleno
de
fe.
Un buen hogar siempre estará
huerto donde creciste, en el
taller
donde

en el ambiente donde naciste,
molde donde te configuraste
te
puliste.

en el
y el

Y muchas veces será el punto de referencia y la credencial para
conocerte, porque el hogar esculpe el carácter, imprime rasgos,
deja
señales
y
marca
huellas.
Con buenos hogares se podría salvar al mundo, porque ellos tocan
a fondo la conducta de los hombres, la felicidad de los pueblos
y
la
raíz
de
la
vida.
Aunque hay excepciones, ese hogar primero,
"hogar tronco",
nunca se pierde: ¡te lo llevas en el alma! Nunca se oscurece: queda en las
luces que te alumbran el camino.
Nunca se lo lleva el viento:
queda
prendido
en
tu
raíz.
UN BUEN HOGAR
"Mira a las estrellas, pero no te olvides de encender la lumbre en el hogar."
Un buen hogar siempre estará donde el camino esté lleno de
"paciencia", donde la almohada esté llena de secretos, donde el
perdón esté lleno de rosas.
Estará donde el puente se halle
tendido
para
pasar,
donde
las
caras
estén
dispuestas
para

De se "hogar tronco" salen las grandes alas que te permiten volar y
hacerte águila.
De ese "hogar tronco" salen los principios fuertes
que enmarcan tu figura para hacerte gigante. De ese "hogar tronco"
sale esa fuerza de la fe que resplandece para hacerte estrella.
¡De ahí salen obras maestras! Porque ahí se gestan los grandes valores
del mundo, ahí se incuban las almas de resistencia, de temple y de fe.
De ahí salen los grandes conductores de la humanidad ¡y los grandes

seguidores

de

Cristo!

cosas

que

él

había

tirado.

Lo que él había considerado inservible, a un hermano suyo le serviría ese día
como alimento. Se sintió tan inmensamente conmovido al comprobar lo que estaba
sucediendo que, sin pensarlo dos veces, retrocedió y abriendo su bolso le
entrego
al
otro
mendigo
la
mitad
de
lo
que
había
juntado.

Envió: Juan José González

Y

al

compartir

ese

poco

que

tenia

se

sintió

enormemente

rico.

Y mientras regresaba feliz a su casilla, miraba con compasión a todos los
satisfechos que pasaban mientras se repetía su descubrimiento: ¡Pobres!
¡Pobres

son

los

que

no

saben

compartir!

Envió: Martin Frasseren

El

valor

de

una

vida

Envió:

se

mide
Ramón

por

las

vidas

que

toca."
Mitre.

~~~~~~~~~~~~~~~
REVOLVIENDO

TACHOS.

Caminando las calles de la ciudad había un pobre hombre que no solo se había
quedado sin trabajo, sino que tampoco tenia nada que comer. Se sentía
profundamente humillado pero como no tenia otro recurso decidió recorrer los
tachos porque parecía que lo que a él tanto le faltaba, a otros le sobraba
hasta
para
tirar.
Comenzó muy de madrugada
además, porque había que
Destapó uno de los tacho
para conseguir un pedazo

su recorrida porque no tenia ganas de que lo vieran, y
llegar antes que los camiones de la municipalidad.
y sintió la repugnancia de tener que revolver allí
de pan o media fruta para comer ese día.

Casi con asco fue seleccionando lo poco aprovechable que lograba sacar y lo fue
guardando en su bolso: media galleta a la que rebano la parte mordida, una
manzana de la que separo lo podrido, un corazón de repollo del que tiro las
hojas
marchitas
de
afuera.
Poco a poco y tacho a tacho fue equipando el bolso, dejando detrás suyo y
frente a cada parada un reguero de desperdicios que ni siquiera quería volver a
tocar
para
devolverlos
al
tacho.
En una de esas, al mirar para atrás vio que tenía un testigo inesperado.
Alguien lo seguía: otro pobre hombre peor vestido que él mismo recorría los
mismos tachos de basura, recogiendo en una bolsita de plástico muchas de las

"Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseña a que hagas
cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes".
San Agustín
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
CUANDO

EL

ODIO

QUISO

MATAR

EL

AMOR

Cuentan que en la historia del mundo hubo un día terrible en el que el Odio,
que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes,
convocó a una reunión urgente con todos los sentimientos más oscuros del mundo
y
los
deseos
más
perversos
del
corazón
humano.
Estos llegaron a la reunión con curiosidad de saber cuál era el propósito.
Cuando estuvieron todos habló el Odio y dijo: Os he reunido aquí a todos porque
deseo con todas mis fuerzas matar a alguien. Los asistentes no se extrañaron
mucho pues era el Odio que estaba hablando y él siempre quiere matar a alguien,
sin embargo, todos se preguntaban entre sí quién sería tan difícil de matar

para que el Odio los necesitara a todos. Quiero que matéis al Amor, dijo.
Muchos sonrieron malévolamente pues más de uno quería destruirlo.
El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo: Yo iré, y les aseguro que
en un año el Amor habrá muerto; provocaré tal discordia y rabia que no lo
soportará.
Al cabo de un año se reunieron otra vez y al escuchar el informe del Mal
Carácter quedaron decepcionados. Lo siento, lo intenté todo pero cada vez que
yo sembraba una discordia, el Amor la superaba y salía adelante.
Fue entonces cuando, muy diligente, se ofreció la Ambición que haciendo alarde
de su poder dijo: En vista de que el Mal Carácter fracasó, iré yo. Desviaré la
atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y por el poder. Eso nunca lo
ignorará. Y empezó la Ambición el ataque hacia su víctima quien efectivamente
cayó herida y la adoró en sus ídolos, que son una tentación constante, y una
causa
frecuente
del
alejamiento
del
amor
verdadero.
Muchos ídolos se levantan muy bien construidos y refinados que se presentan
bajo capa de progreso o que proporcionan más material bienestar, más placer,
más comodidad,: su dios es el vientre, y su gloria la propia vergüenza, pues
ponen su corazón en las cosas terrenas, como dice San Pablo en su Carta a los
Filipenses,
y
es
aplicable
a
la
idolatría
moderna, a la que se ven tentados tantos, olvidando el tesoro auténtico, la
riqueza del amor. Pero, después de luchar por salir adelante, el Amor renunció
a
todo
deseo
desbordado
de
poder
y
triunfó
de
nuevo.
Furioso el Odio por el fracaso de la Ambición envió a los Celos, quienes
burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas y situaciones para
despistar el amor y lastimarlo con dudas y sospechas infundadas. Pero el Amor
confundido lloró y pensó que no quería morir, y con valentía y fortaleza se
impuso
sobre
ellos,
y
los
venció.

vestía todo de negro y con un sombrero gigante que caía sobre su rostro y no lo
dejaba ver, su aspecto era fúnebre como el de la muerte. Yo mataré el Amor,
dijo
con
seguridad.
Todos se preguntaron quién era ese que pretendía hacer solo, lo que ninguno
había
podido.
El
Odio
dijo:
Ve
y
hazlo.
Tan sólo había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los
malos sentimientos para comunicarles después que, de mucho esperar, por fin el
Amor había muerto. Todos estaban felices, pero sorprendidos. Entonces el
sentimiento del sombrero negro habló: Ahí os entrego el Amor totalmente muerto
y destrozado, y sin decir más ya se iba. Espera, dijo el Odio, en tan poco
tiempo lo eliminaste por completo, lo desesperaste y no hizo el menor esfuerzo para
vivir.
¿Quién

eres?

El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo: soy La
Rutina.
La rutina es ausencia de amor, monotonía, y la monotonía es falta de energía
(dice la cantante Laura Pausini), significa que está ya muerto el amor. El amor
es un fuego al que hay que echar cada día cosas nuevas: Los pequeños actos de
cortesía endulzan la vida, los grandes la ennoblecen (Karina Valenzuela). En la
batalla del amor frente al odio, hay que cuidar las cosas pequeñas que son, en
frase de la Escritura, las que si faltan dejan paso a las pequeñas raposas que
destrozan el campo de ese amor. La dejadez, el abandono de los detalles,
produce el desmoronarse de todo el amor: Será que la rutina ha sido más fuerte.
Autor:
Llucià
Pou
Envió: Fray Fernando Rodríguez, O.F.M.

i

Sabaté

Año tras año, el Odio siguió en su lucha enviando a sus más hirientes
compañeros, envió a la Frialdad, al Egoísmo, la Indiferencia, la Pobreza, la
Enfermedad y a muchos otros que fracasaron siempre, porque cuando el Amor se
sentía desfallecer tomaba de nuevo fuerza y todo lo superaba. Cuando venían las
Desgracias parecía sucumbir, pues como decía Claudio de Colombiere los golpes
imprevistos no permiten muchas veces que uno aproveche de ellos, a causa del
abatimiento y turbación que levantan en el alma; mas con un poquito de
paciencia, se ve como Dios dispone a recibir gracias muy grandes precisamente
por aquel medio. Sin tales percances tal vez no habría sido el amor del todo
malo,
pero
tampoco
del
todo
bueno.
El Odio, convencido de que el Amor era invencible, les dijo a los demás: No
podemos hacer nada más. El Amor ha soportado todo, llevamos muchos años
insistiendo
y
no
lo
logramos.

Tu
y
Envió:

De pronto, de un rincón del salón se levantó alguien poco reconocido, que

leyenda
personal,
termina
con
Jimena

comienza
la
Macias

con
la
prueba
V

suerte
del

de
De

principiante
conquistador"
Loera

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
El poder de la Fe
- La fe
Iglesia

capaz de
los

trasladar montañas. Cada
milagros
más

día tienen
grandes.

lugar

en

la

-

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
DEJALA SECAR

a su cuarto para contarle la historia del vestido
ensuciado
de
Nunca reacciones mientras sientas ira. La ira nos
veamos las cosas como ellas realmente son.
injusticias y ganarás el respeto de los demás por
y
correcta
delante
de
una
Acuérdate

siempre:

Deja

la

nuevo que se había
lodo.
ciega e impide que
Así evitarás cometer
tu posición ponderada
situación
difícil.
ira

secar!

Envió: Fernando Villalpando Barragan
Mariana se puso toda feliz por haber ganado de regalo un juego de té de color azul.
Al día siguiente, Julia, su amiguita, vino bien temprano a invitarla
a jugar. Mariana no podía pues saldría con su madre aquella mañana.
Julia entonces pidió a Mariana que le prestara su juego de té para
que ella pudiera jugar sola en el jardín del edificio en que vivían.
Ella no quería prestar su flamante regalo pero ante la insistencia
de la amiga decidió, hacer hincapié en el cuidado de aquel juguete
tan
especial.
Al volver del paseo, Mariana se quedó pasmada al ver su juego de té
tirado al suelo. Faltaban algunas tazas y la bandeja estaba rota.
Llorando y muy molesta Mariana se desahogó con su mamá ¿ves mamá
lo que hizo Julia conmigo? Le presté mi juguete y ella lo descuidó
todo
y
lo
dejó
tirado
en
el
suelo.
Totalmente descontrolada Mariana quería ir a la casa de Julia a pedir
explicaciones,
pero
su
madre
cariñosamente
le
dijo:
Hijita,
¿te
acuerdas de aquel día cuando saliste con tu vestido nuevo todo blanco
y un coche que pasaba te salpicó de lodo tu ropa? Al llegar a casa
querías lavar inmediatamente el vestido pero tu abuelita no te dejó
¿Recuerdas
lo
que
dijo
tu
abuela?
-Ella dijo que había que dejar que el barro se secara, porque después
sería
más
fácil
de
quitar.
- Así es hijita, con la ira es lo mismo, deja la ira secarse primero,
después
es
mucho
más
fácil
resolver
todo.Mariana no entendía todo muy bien, pero decidió seguir el consejo
de su madre y fue a ver el televisor. Un rato después sonó el timbre
de la puerta. Era Julia, con una caja en las manos y sin mas preámbulo
ella dijo: Mariana, ¿recuerdas al niño malcriado de la otra calle,
el que a menudo nos molesta?. Él vino para jugar conmigo y no lo dejé
porque creí que no cuidaría tu juego de té pero el se enojó y destruyó
el regalo que me habías prestado. Cuando le conté a mi madre ella
preocupada me llevó a comprar otro igualito, para ti. ¡Espero que no
estés
enojada
conmigo.
No
fue
mi
culpa.!
¡No
hay
problema!,
dijo
Mariana,
¡mi
ira
ya
secó!.
Y dando un fuerte abrazo en su amiga, la tomó de la mano y la llevó

La imaginación suele ser más importante que el conocimiento". Albert Einstein.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
VALORES
El
- La fe
Iglesia

HUMANOS

poder
de
capaz de trasladar montañas. Cada
los
milagros
más

la
día tienen
grandes.

lugar

en

Fe
la

-

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
CAMBIO

DE

ESTRATEGIA.

Dicen que una vez, había un ciego sentado en la vereda, con una gorra a sus
pies y un pedazo de madera que, escrito con tiza blanca, decía:
"POR
FAVOR
AYÚDEME,
SOY
CIEGO".
Un creativo de publicidad que pasaba frente a él, se detuvo y observó unas
pocas monedas en la gorra.
Sin
pedirle
permiso
tomó
el
cartel,
lo
dio
vuelta,
tomó una tiza y escribió otro anuncio. Volvió a poner el pedazo de madera sobre los
pies
del
ciego
y
se
fue.
Por la tarde el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna, su
gorra estaba llena de billetes y monedas.

El
ciego
reconoció
sus
pasos
y
le
preguntó si había sido él el que rescribió su cartel y sobre todo, qué había puesto.
El publicista le contestó
"Nada
que
no
sea
tan
cierto
otras palabras".
Sonrió y siguió su camino.
El
ciego
nunca
lo
nuevo cartel decía:
"HOY
ES
PRIMAVERA,
Y

como

tu

anuncio,

supo,
NO

pero

pero

con

Al cabo de un rato el único que contestó fué Gabriel diciendo:
Pues que en la Cruz parece que esté Jesús pero no está y en el Sagrario
parece
que
no
esté
y
si
está.
Envió: Mila Richart

su

PUEDO

VERLA".

Cambiemos de estrategia cuando no nos sale algo, y verán que puede que resulte
mejor
de
esa
manera.
Envió: Eduardo Javier Elizondo González.
"No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos." - Friedrich
von
Schiller
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
VALORES

HUMANOS

Crítica
Constructiva
Ayudar a los demás a mejorar su vida espiritual y personal, es una muestra del amor
cristiano,
de
verdadera
amistad
y
aprecio
por
quienes
nos
rodean.
"La

costumbre

hace

que

las

cosas

parezcan

razonables"
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Envió:

Beatriz

Bravo

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
VALORES
El
- La fe
Iglesia

poder
de
capaz de trasladar montañas. Cada
los
milagros
más

EL

FUEGO

Y

EL

AGUA

HUMANOS
la
día tienen
grandes.

lugar

en

Fe
la

-

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
MENUDA LECCION
Era una clase de catecismo de veinticuatro niños dividida en tres grupos,
llegó la hora de tomar la Primera Comunión y se les hizo un pequeño
examen o reflexión, en el grupo habia un niño que se llamaba Gabriel,
el nunca prestaba ningúna atención y parecia que no le interesaba en
absoluto tomarla, las catequistas pensaban que no deberia tomarla por
lo
menos
de
momento.
Entonces
el
párroco
les
hizo
una
pregunta
a
los
niños.
Mostrandoles
el
Sagrario
y
una
Cruz,
preguntó:
¿Qué
diferencia
hay
entre
una
cosa
y
otra?

En el siglo cuarto A.C., escondido dentro del estado de Lu, se
hallaba el distrito que gobernaba el Duque Chuang. A pesar de ser pequeño, el distrito
había
prosperado
extraordinariamente
bajo
el
régimen
de
su
predecesor.
Pero que desde Chuang había sido nombrado al cargo, la situación se
había
deteriorado
notoriamente.
Desilusionado por el triste desarrollo de los eventos, Chuang se dirigió al monte Han
para
buscar
la
sabiduría
del
gran
maestro
Mu-sun.
Cuando el Duque llegó a la montaña encontró al gran maestro sentado
serenamente en una roca que miraba al valle vecino. Luego de explicar
su situación a Mu-sun, el Duque espero casi sin aliento a que el gran maestro hablara.
Pero
contra
todas
las
expectativas
de
Chuang
el
maestro no murmuró ni una palabra. En vez de eso, sonrió ligeramente y
le
indicó
al
Duque
que
lo
siguiera.
Silenciosamente caminaron hasta llegar al río Tan Fu, tan largo y tan

extenso que no podía verse su otra orilla. Después de meditar sobre
el río, Mu-sun se dispuso a encender una fogata. Cuando por fin estuvo
encendida y las llamas danzaban libremente, el maestro hizo que Chuang
se sentara a su lado. Allí permanecieron sentados durante largas horas
viendo
el
fuego
resplandecer
en
la
noche.
Al amanecer, cuando las llamas dejaron de lanzar, Mu-sun apuntó
hacia el río. Entonces, y por primera vez desde la llegada del Duque,
el gran maestro habló: "¿Entiendes ahora por qué tu eres incapaz de
lograr lo que tu antecesor hizo para mantener la grandeza de tu
distrito?"
Chuang lo miró perplejo. Ahora entendía mucho menos que antes.
Lentamente la vergüenza lo invadió. "Gran maestro", dijo, perdonad mi
ignorancia, pero la sabiduría que pretendéis impartir no la logro
comprender." Mu-sun habló entonces por segunda vez: "Reflexiona Chuang,
en la esencia del fuego que ardió frente a nosotros anoche. Era fuerte
y poderoso. Sus llamas saltaban hacia arriba mientras danzaban
y
crujían
con
vanagloriado
orgullo.
Ni el más fuerte tronco ni las bestias más salvajes podrían superar su
extraordinaria
fuerza.
Con
facilidad
habría
podido
conquistar
todo
lo
que
estuviera
en
su
camino.

Como un relámpago, la realidad atrapó el corazón del Duque. Ya no
orgulloso, sino avergonzado e inseguro, miró hacia arriba. No podía
ver
otra
cosa
que
el
sol
levantándose
sobre
el
río.
Envió: Aurelio Escorza

"Como

no

sabían

que

era

imposible

lo

hicieron".

Anónimo

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
En contraste, Chuang, considera al río. Comienza nada más como un
pequeño chorro en las montañas lejanas. A veces fluye lentamente,
otras veces apresurado, pero siempre navega hacia abajo tomando las
tierras bajas como curso. Generosamente humedece cada hendidura de
la tierra y es tan humilde su naturaleza. Cuando tratamos de escuchar
sus aguas vagamente las oímos. Y cuando lo tocamos, escasamente lo
sentimos,
pues
es
tan
gentil
su
esencia.
Y al final, qué quedó de aquel poderoso fuego? Sólo un puñado de
cenizas.
Porque el fuego es tan fuerte, Chuang, que no sólo destruye todo lo
que encuentra en su camino, sino que eventualmente cae presa de su
propio poder y es consumido. Lo que no ocurre al calmado y sereno río.
Porque así ha sido, así es y así siempre será: siempre fluyendo,
creciendo más profundo, más ancho, nunca más poderoso de cuando
termina su viaje en el insondable océano, siempre llevando vida y
sustento
a
todos.
Luego de un momento de silencio, Mu-sun miró al Duque. "Así como
ocurre en la naturaleza, ocurre con los gobernantes. Porque así como
no es el fuego sino al agua la que envuelve todo y es fuente de
vida, no son los gobernantes poderosos y autoritarios sino los que
con humildad y con fortaleza interior capturan los corazones de la
gente
y
son
manantiales
de
prosperidad
para
sus
estados.
Reflexiona Chuang, "continuó el maestro, "en que tipo de gobernante
eres
tú.
Quizás
la
respuesta
que
buscas
se
encuentre
allí."

Responsabilidad
¿Cómo vive un católico el valor de la responsabilidad?
Con la fidelidad diaria a nuestros deberes: la familia, el trabajo profesional y el
apostolado.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
USAR

TODA

LA

FUERZA

Se cuenta la historia de un niño muy pequeño que hacía empeño por levantar un
objeto muy pesado. Su papá, al entrar en la pieza, vio la lucha que sostenía su
hijo,
y
le
preguntó:
-

"¿Estás

-

"¡Claro
"No

Envió:

-le

usando
que

respondió

sí!"
su

todas
-contestó

padre-,

no

Aurelio

tus
impaciente

me

has

pedido

fuerzas?"
el
que

niño
te

ayude".
Escorza.

como una nueva forma para testimoniar tu fe y realizar tu vida.
Has de buscar todos los modos para sacar todo lo positivo que
haya
en
la
enfermedad
y
así
rentabilizar
más
tu
vida.
"Para
es
-

que

el

sueño,

la

riqueza y
necesario

la

Jean

salud

se

Paul

disfruten

de verdad,
interrumpirlos."
Richter

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
El

valor

del

trabajo

Para
los
católicos
el
trabajo
bien
hecho
por
amor
a
Dios,
se
convierte
en
camino
de
santificación
y
medio
para
lograr
el
perfeccionamiento
personal
y
profesional.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
¿VINAGRE
O
VINO
GENEROSO?
Quiero prevenir contra un gran error muy difundido entre personas de
buena voluntad: la tendencia a ver en la enfermedad y el dolor algo
objetivamente bueno. Creo que se ha hecho, especialmente entre los
cristianos, mucha retórica sobre la bondad del dolor, con la que se
confunden tres cosas: lo que es el dolor en sí; lo que se puede sacar
del dolor; y aquello en lo que el dolor puede acabar convirtiéndose,
con la gracia de Dios. Lo primero es y seguirá siendo horrible.
Lo
segundo
y
lo
tercero
pueden
llegar
a
ser
maravillosos.
Cristo mismo lo dejó bien claro en su vida: jamás ofreció florilegios
sobre la angustia, no fue hacia el dolor como hacia un paraíso.
Al contrario: se dedicó a combatir el dolor en los demás, y en sí mismo,
lo asumió con miedo, entró en él temblando, pidió, mendigó al Padre
que le alejara de él y lo asumió porque era la voluntad de su Padre.
Y entonces acabó convirtiendo el dolor en redención. Es mejor no
echarle almíbar piadoso al dolor. Pero hay que decir sin ningún rodeo
que en la mano del hombre está conseguir que ese dolor sea ruina o
parto.
El hombre no puede impedir su dolor, pero puede conseguir que no lo
aniquile,
e
incluso
lograr
que
ese
dolor
lo
levante
en
vilo.

La verdadera enfermedad del mundo es la falta de amor, el egoísmo.
¡Tantos enfermos amargados porque no encontraron una mano comprensiva
y
amiga!
Es terrible que tenga que
que nos descubra que hay
tenemos poco tiempo, porque
que arrepentiros del amor

ser la muerte de los seres queridos la
que quererse deprisa, precisamente porque
la vida es corta ¡Ojalá no tengáis nunca
que no habéis dado y que perdisteis!

La enfermedad es una gran bendición: cuando te sacude ya no puedes
seguirte engañando a ti mismo, ves con claridad quién eras, quién eres.
La idea de que la enfermedad es «redentora» no es un tópico teológico,
sino algo radicalmente verdadero. Dios espera de nosotros, no nuestro
dolor, sino nuestro amor; pero es bien cierto que uno de los
principales modos en que podemos demostrarle nuestro amor es
uniéndonos apasionadamente a su Cruz y a su labor redentora.
Autor:
José
Luis
Envió: Fernando Macias Valadez

Martín

Descalzo

"A los líderes no se les da un jefe; a los líderes se les maneja como líderes."
Alfonso
Romo

El dolor es parte de nuestra condición humana; deuda de nuestra raza
de seres atados al tiempo y a la fugitividad. No hay hombre sin dolor.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Responsabilidad

El hombre tiene en sus manos esa opción de conseguir que su propio dolor y el de sus
prójimos
se
convierta
en
vinagre
o
en
vino
generoso.

¿Cómo vive un católico el valor de la responsabilidad?
Con
la
fidelidad
a nuestros deberes: la familia, el trabajo profesional y el apostolado.

Pase lo que pase, a lo que tú no tienes derecho es a desperdiciar tu vida, a rebajarla, a
creer
que,
porque
estás
enfermo,
tienes
ya
una disculpa para no cumplir tu deber o para amargar a los que te rodean.
Debes considerar la enfermedad como un handicap, como un «reto»,

~~~~~~~~~~~~~~~

diaria

LA

SUPREMA

En un amplio patio de
anciano cuyo rostro
misericordia y firmeza.
sabido que de sus

INDIFERENCIA

la casa más elevada del poblado, descansaba un hombre
se decía que inspiraba una extraña mezcla entre
Era conocido por el nombre de Kalil, y de todos era
palabras parecían brotar un manantial de sabiduría.

"Escúchame atentamente. Vas a volver nuevamente al cementerio, pero en esta
ocasión vas a dirigirte a los muertos profiriendo todos los elogios,
adulaciones
y
halagos
que
seas
capaz
de
sentir
e
imaginar".
La firmeza del sabio eliminó las dudas de la mente del joven artista por lo
que
despidiéndose,
se
retiró
de
inmediato.

Un día de sol, en el que el anciano se hallaba meditando bajo la sombra de
una vieja higuera, se presentó, ante el umbral de su jardín, un joven que
dijo:

Al

"Amigo

"Nada", contestó Maguín en un tono muy abatido y desesperanzado. "Durante
tres horas ininterrumpidas, he articulado los elogios y elegías más hermosos
acerca de sus vidas, y destacado cualidades generosas y benéficas que
difícilmente pudieron oír en sus días sobre al tierra, y... ¿Qué ha pasado?
Nada, no pasó nada. No se inmutaron, ni respondieron. Todo continuó igual a
pesar
de
mi
entrega
y
esfuerzo".

sabio

"La
El

puerta
joven,

¿Puedo

está

cruzando

el

pasar?"

abierta",

umbral

y

respondió

acercándose

al

Kalil.

anciano,

le

dijo:

"Me llamo Maguín y soy artista. Mi trabajo es sincero y pleno de
sentimiento, sin embargo tengo un gran problema: Me atormentan las críticas
que se hacen de mi vida, mi obra y mi persona. Vivo obsesionado por las
descalificaciones de los críticos de arte, y por más que trato de que no me
afecten, me acaban esclavizando... Se que eres un hombre sabio y que tu fama
de sanador alcanza los horizontes más remotos. Dicen también que tus
remedios son extraños, y sin embargo no me falta confianza para acudir a Ti,
a fin de conseguir la paz que tanto necesito en la defensa de mi imagen".
Kalil,

mirando

al

joven

con

cierta

displicencia

y

le

dijo:

"Si quieres realmente curarte, ve al cementerio de la ciudad y procede a
injuriar, insultar y calumniar a los muertos allí enterrados. Cuando lo
hayas realizado, vuelve y relátame lo que allí te haya sucedido".

día

siguiente

Maguín

volvió

a

presentarse

en

la

casa

"¿Y

Así

de

anciano...
bien?"

que...

¿Eso

es

todo?",

preguntó

el

joven

con

cierto

escepticismo.

"Si" Contestó el viejo Kalil. "Eso es todo... porque así debes ser tú,
Magín; INDIFERENTE COMO UN MUERTO A LOS INSULTOS y HALAGOS DEL
MUNDO,
porque
el que hoy te halaga mañana te puede insultar, y quien hoy te insulta mañana
te puede halagar. No seas como una hoja a merced del viento de los halagos e
insultos. Permanece en Ti mismo, más allá de los claros y los oscuros del
mundo.
Cuento

popular

árabe

Envió: Aurelio Escorza

Ante esta respuesta, Maguín se sintió claramente esperanzado en la medicina
del anciano. Y aunque se hallaba un tanto desconcertado por no entender el
porqué de tal remedio, se despidió y salió raudo de aquella casa.
Al
"Y

día

siguiente,

se

¿Fuiste

al

bien

"Si".

Contestó

Y

Bien

Maguín,
"¿Que

presentó

de

cementerio?",
en

un

te

nuevo
le

tono

ante

Kalil.

pregunto

éste.

algo

contestaron

decepcionado.

los

muertos?"

"Pues en realidad no me contestaron nada, estuve tres horas profiriendo toda
clase
de
críticas
e
insultos,
y
en
realidad,
ni
se
inmutaron".
El

anciano

sin

variar

el

tono

de

su

voz

le

dijo

a

continuación:

DESDE MI HOSPITAL
Don
Pablo Panadero

Gregorio

Por vocación, los cristianos entendemos la llamada que Dios nos hace para una misión
concreta. Solemos decir que la felicidad de cada uno de nosotros y de los demás
depende en gran medida de que sepamos descubrir a lo que Dios nos tiene destinado
en este mundo. Existe una llamada, una vocación universal a la santidad que nace de
nuestro Bautismo, pero después de esto cada uno concretamos el camino que nos lleva
hasta Dios.
Hace pocos días me hablaron de Don Gregorio. No le he conocido personalmente y
tampoco demasiados detalles personales. Sólo se que falleció hace unos días con más
de noventa años y que su profesión había sido la de Maestro Nacional. Hasta aquí
nada especial. Pero lo que me llamó la atención es lo que de si decía Don Gregorio: “mi
vocación es cicatrizar heridas”. Habría que decir que a este buen hombre y buen
cristiano le tocó ejercer su magisterio en la post-guerra española. Entonces las luchas
fratricidas provocaron profundas heridas que incluso después tanto tiempo en algunos
corazones siguen abiertas. Pues bien, Don Gregorio, percibió que Dios le pedía ayudar
a cerrar, a cicatrizar todo aquello que, enfrentamientos pasados, había abierto. La labor
no era fácil pues en aquellos años la sensibilidad ante todo lo que recordara los
sufrimientos
vividos.
Pero
no
cejó
en
su
empeño.
Me llamó poderosamente la atención este descubrimiento de su vocación: “cicatrizar
heridas”.
Muchas veces y muchos cristianos, vivimos en situaciones realmente de
enfrentamiento: familiar, profesional, político... situaciones que si se desbordan pueden
llegar
a
provocar
mucho
dolor.
Creo sinceramente, que todos estamos llamados a cicatrizar las heridas que en nuestro
entorno, en nuestra sociedad se puedan producir. Creo que es una exigencia de
nuestra
condición
de
discípulos
de
Cristo.
Hemos de saber sumar, no restar, uniendo nuestros esfuerzos a los de tantos hombre y
mujeres de buena voluntad que trabajan por un mundo mejor. Hemos de ser en
definitiva como decía San Josemaría Escrivá “sembradores de paz y alegría”.
¿Os imagináis un mundo en el que los cristianos viviéramos seriamente este
compromiso?, por eso cuanta violencia, del tipo que sea, se evitaría si tu y yo
supiéramos “poner amor donde no hay amor para sacar amor”.
Ojalá en nuestro mundo, en nuestro país, en nuestra ciudad, en nuestro entorno más
cercano, hubiera muchos Don Gregorio que tuvieran por vocación “cicatrizar heridas” y
ojalá, todos, con la gracia de Dios nunca las abriéramos.
Ser “otros Cristo” “el mismo Cristo” lleva consigo este serio compromiso de hacer ya
presente el Reino de Dios, reino de paz, de justicia y sobre todo de AMOR.
paterpan@teleline.es
Pablo Panadero es capellán en un hospital

Envió:
Ramón
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

LAS

PERLAS

Jenny era una linda niña de cinco años de ojos relucientes. Un día mientras
ella con su mamá visitaban una tienda, Jenny vio un collar de perlas de
plástico
que
costaba
2.50
dólares.
¡Cuánto deseó poseerlo! Preguntó a su mamá si se lo compraría, su mamá le dijo:
Hagamos un trato, yo te compraré el collar y cuando lleguemos a casa haremos
una lista de tareas que podrás realizar para pagar el collar. ¡Y no te olvides
que para tu cumpleaños es muy posible que tu abuelita te regale un dólar!,
¿está
bien?
Jenny estuvo de acuerdo y su mamá compró el collar de perlas. Jenny trabajó
con tesón todos los días para cumplir con sus tareas, y tal como su mamá le
mencionara, su abuelita le regaló un dólar para su cumpleaños.
En poco tiempo Jenny canceló su deuda. Jenny amaba sus perlas, las llevaba
puestas a todas partes. El único momento que no las usaba era cuando se bañaba,
su mamá le había dicho que las perlas con el agua le pintarían el cuello de
verde!
Jenny tenía un padre que la quería muchísimo. Cuando Jenny iba a su cama, él se
levantaba de su sillón para leerle su cuento preferido. Una noche, cuando
terminó el cuento, le dijo: "¿Jenny tú me quieres?" "¡Claro que si papá, tú
sabes
que
te
quiero!"
"Entonces, regálame tus perlas". "¡Oh, papá! ¡No mis perlas!", dijo Jenny.
"Pero te doy a Rosita, mi muñeca favorita. ¿La recuerdas? Tú me la regalaste el
año pasado para mi cumpleaños y te doy su ajuar también. ¿Está bien papá?"
"Oh no hijita, no importa". Una semana después, nuevamente su papá le preguntó
al terminar el cuento. "¿Jenny, tú me quieres?". "¡Claro que si papá, tú sabes
que
te
quiero!"
"Regálame
tus
perlas".
"¡Oh, papa! ¡No mis perlas!,
recuerdas?
Es mi favorito, su pelo es
trencitas. Tú puedes tenerlo
dándole un beso en la

"Es un gran ejercicio de amor hacer cosas por los demás. Pero es un acto
elevado
ante
Dios
que
sólo

y
Él
lo
sepan."

Mitre.

pero te doy a Lazos, mi caballo de juguete, ¿lo
tan suave y tú puedes jugar con él y hacerle
si quieres papá". "Oh no hijita", le dijo su papá
mejilla. "Dios te bendiga, felices sueños".

Algunos días después, cuando el papá de; Jenny entró a su dormitorio para
leerle un cuento, Jenny; estaba sentada en su cama y le temblaban los labios.

"Toma
collar,
y con
la

papá" dijo, y estiró su mano. La abrió y en su interior estaba su querido
el cual entregó a su padre. Con una mano él tomó las perlas de plástico
la otra extrajo de su bolsillo una cajita de terciopelo azul. Dentro de
cajita
había
unas
hermosas
perlas
genuinas.

El las había tenido todo este tiempo, esperando que Jenny renunciara a la
baratija para poder darle la pieza de valor. Y así es también con nuestro Padre
Celestial. El está esperando que renunciemos a las cosas sin valor en nuestras
vidas
para
darnos
preciosos
tesoros.

indignidad? ¿Por qué no usaste tu espada, aún sabiendo que podías perder la lucha,
en
vez
de
mostrarte
cobarde
delante
de
todos
nosotros?
El maestro les preguntó: -Si alguien llega hasta ustedes con un regalo y ustedes no lo
aceptan, ¿a quién pertenece el obsequio? -A quien intentó entregarlo- respondió uno de
los
alumnos.
- Lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos -dijo el maestro-.
Cuando no se aceptan, continúan perteneciendo a quien los llevaba consigo.

Esto me hace pensar las cosas a las cuales me aferro y me pregunto qué es lo
que
Dios
me
quiere
dar
en
su
lugar.

Envió: Faustina Garcia Jimenez
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
"El mayor de nuestros enemigos

Envió: Vìctor Guillermo Flores Rodríguez

Envió: Maria Graciela De Loera

¿A

QUIEN

PERTENECE

EL

suele

ser

nuestro

propio

carácter."

OBSEQUIO?
"Quien no hace oración no necesita demonio que le tiente; en tanto que, quien tiene tan
sólo un cuarto de hora al día, necesariamente se salva".
Santa
Teresa.

Cerca de Tokio vivía un gran samurai ya anciano, que se dedicaba a
enseñar a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que todavía era capaz
de
derrotar
a
cualquier
adversario.
Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era
famoso por utilizar la técnica de la provocación: Esperaba a que su adversario hiciera el
primer
movimiento
y,
dotado
de
una
inteligencia
privilegiada para reparar en los errores cometidos, contraatacaba con velocidad
fulminante.
El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha. Con la reputación del
samurai, se fue hasta allí para derrotarlo y aumentar su fama.
Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viejo aceptó el
desafío.
Juntos, todos se dirigieron a la plaza de la ciudad y el joven comenzaba a insultar al
anciano maestro. Arrojó algunas piedras en su dirección, le escupió en la cara, le gritó
todos
los insultos
conocidos
-ofendiendo
incluso
a sus
ancestros-.
Durante horas hizo todo por provocarlo, pero el viejo permaneció impasible. Al final de
la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiró.
Desilusionados por el hecho de que el maestro aceptara tantos insultos y
provocaciones, los alumnos le preguntaron: -¿Cómo pudiste, maestro, soportar tanta

LA ORACIÓN DE LOS CINCO DEDOS.

1. El dedo pulgar es el que está más cerca de tí. Así que comienza orando por
aquellos que están más cerca de tí. Son los más fáciles de recordar. Orar por
los
que
amamos
es
"una
dulce
tarea".
2. El próximo dedo es el índice: Ora por los que enseñan, instruyen y curan.
Ellos necesitan apoyo y sabiduría al conducir a otros por la dirección
correcta.
Manténlos
en
tus
oraciones.
3. El siguiente dedo es el más alto. Nos recuerda a nuestros líderes. Ellos
necesitan
la
dirección
divina.

4. El próximo dedo es el del anillo. Sorprendentemente, este es nuestro dedo
más débil. El nos recuerda orar por los débiles, enfermos o atormentados por
problemas.
Ellos
necesitan
tus
oraciones.

Cuando salió del trauma, un periodista le preguntó al niño si le quería enseñar las
cicatrices de sus piernas. El niño levanto la colcha y se las mostró. Pero
entonces,
con
gran
orgullo
se
remango
las
mangas
y
dijo:

5. Y finalmente tenemos nuestro pequeño dedo, el más pequeño de todos. El
meñique debería recordarte orar por tí mismo. Cuando hayas terminado de orar
por los primeros cuatro grupos, tus propias necesidades aparecerán en una
perspectiva correcta y estarás preparado para orar por tí mismo de una manera
más
efectiva.

"Pero las que usted debe de ver son estas". Eran las marcas de las uñas de su mamá
que habían presionado con fuerza. "Las tengo porque mamá no me soltó y me
salvó
la
vida".
Moraleja: Nosotros también tenemos cicatrices de un pasado doloroso. Algunas son
causadas por nuestros pecados, pero algunas son la huella de Dios que nos
ha sostenido con fuerza para que no caigamos en las garras del mal.

Envió: Sara Colossia Rentería
Dios te bendiga siempre, y recuerda que si te ha dolido alguna vez el alma, es porque
Dios,
te
ha
agarrado
demasiado
fuerte
para
que
no
caigas.
Envió: Sergio Martínez Sepúlveda

Las personas que dejan huella no son las más acreditadas; lo son las que se
preocupan
por
los
demás..."
Dave
Weinbaum.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
CICATRICES

DEL

ALMA

"Quien cambia felicidad por dinero no podrá cambiar dinero por felicidad".
José
Narosky.

En un día caluroso de verano en el sur de Florida, un niño decidió ir a nadar en la
laguna detrás de su casa. Salio corriendo por la puerta trasera, se tiró
en
el
agua
y
nadaba
feliz.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Su mamá desde la casa lo miraba por la ventana, y vio con horror lo que sucedía.
Enseguida corrió hacia su hijo gritándole lo más fuerte que podía.

Érase una vez que un reino europeo estaba regido por un rey muy cristiano, y
con fama de santidad, que no tenía hijos. El monarca envió a sus heraldos a
colocar un anuncio en todos los pueblos y aldeas de sus dominios. Este decía
que cualquier joven que reuniera los requisitos exigidos, para aspirar a ser
posible sucesor al trono, debería solicitar una entrevista con el rey.
A
todo
candidato
se
le
exigían
dos
características:

Oyéndole

el

niño

se

alarmó

y

miró

nadando

hacia

su

mamá.

Pero fue demasiado tarde. Desde el muelle la mamá agarró al niño por sus brazos.
Justo cuando el caimán le agarraba sus piernitas. La mujer jalaba determinada, con
toda la fuerza de su corazón. El cocodrilo era más fuerte, pero la mamá era
mucho
más
apasionada
y
su
amor
no
la
abandonaba.
Un señor que escuchó los gritos se apresuró hacia el lugar con una pistola y mató al
cocodrilo. El niño sobrevivió y, aunque sus piernas sufrieron bastante,
aún
pudo
llegar
a
caminar.

EL

1o.
2o.

REY

Amar
Amar

MENDIGO

a
a

su

Dios.
prójimo.

En una aldea muy lejana, un joven leyó el anuncio real y reflexionó que él
cumplía los requisitos, pues amaba a Dios y, así mismo, a sus vecinos. Una sola
cosa le impedía ir, pues era tan pobre que no contaba con vestimentas dignas
para presentarse ante el santo monarca. Carecía también de los fondos
necesarios a fin de adquirir las provisiones necesarias para tan largo viaje

hasta

el

castillo

real.

Su pobreza no sería un impedimento para conocer a tan afamado rey. Trabajó día
y noche, ahorró al máximo sus gastos y cuando tuvo una cantidad suficiente para
el viaje, vendió sus escasas pertenencias, compró ropas finas, algunas joyas y
emprendió el viaje, luego de haber enviado una misiva al rey solicitando una
entrevista
para
dentro
de
una
semana.
Siete días después, habiendo agotado casi todo su dinero y estando a las
puertas de la ciudad se acercó a un pobre mendigo a la vera del camino. Aquel
pobre hombre tiritaba de frío y estaba cubierto sólo por harapos. Sus brazos
extendidos rogaban auxilio. Imploró con una débil y ronca voz: -Estoy
hambriento
y
tengo
frío,
por
favor,
ayúdeme.
El joven quedó tan conmovido por las necesidades del mendigo, que de inmediato
se deshizo de sus ropas nuevas y abrigadas y se puso los harapos del mendigo.
Sin pensarlo dos veces le dio también parte de las provisiones que llevaba.
Cruzando los umbrales de la ciudad, una mujer con dos niños tan sucios como
ella, le suplicó: -¡Mis niños tienen hambre y yo no tengo trabajo!
Sin pensarlo dos veces, nuestro amigo se sacó el anillo del dedo y la cadena de
oro de cuello y junto con el resto de las provisiones se los entregó a la pobre
mujer. Entonces, en forma titubeante, continuó su viaje al castillo vestido con
harapos
y
carente
de
provisiones
para
regresar
a
su
aldea.
A su llegada al castillo, un asistente del rey le mostró el camino a un grande
y lujoso salón. Después de una breve pausa, por fin fue admitido a la sala del
trono.
El joven inclinó la mirada ante el monarca. Cuál no sería su sorpresa cuando
alzó los ojos y se encontró con los del rey. Atónito y con la boca abierta
dijo: -¡Usted ... usted! ¡Usted es el mendigo que estaba a la vera del camino!
En ese instante entró una criada con dos niños trayéndole agua al cansado
viajero, para que se lavara, y saciara su sed. Su sorpresa fue también
mayúscula: -¡Ustedes también! ¡Ustedes estaban en la puerta de la ciudad!
-Sí -replicó el soberano con un guiño- yo era ese mendigo, y mi esposa y mis
dos sobrinos también estuvieron allí.
-Pero ... pe ... pero ... ¡usted es el rey! ¿Por qué hizo eso? Tartamudeó
tragando saliva, después de ganar un poco de confianza.
-Porque necesitaba descubrir si tus intenciones eran auténticas. ¡Tú serás mi
heredero! -sentenció el rey- ¡Tú heredarás mi reino!
Envió: Fabiola Martínez

POR SER MIS AMIGOS (AS)
PARA UNA PERSONA BELLA
Si Dios tuviera un refrigerador, tendría tu foto pegada en el.
Si El tuviera una cartera, tu foto estaría dentro de ella.
El te manda flores cada primavera.
El te manda un amanecer cada mañana.
Cada vez que tu quieres platicar, El te escucha.
El puede vivir en cualquier parte del universo, pero El escogió tu corazón.
Enfréntalo, amigo: El esta loco por ti! Manda esto a cada "bella persona" que tu
quieras que sea
bendecida, y regrésalo a la persona que te lo mando. Dios no te prometió días
sin dolor, risa sin tristeza, sol sin lluvia, pero El si prometió fuerzas para cada
día, consuelo para las lagrimas, y luz para el camino
QUIZAS NO SABIAS ESTO...
1.- Por lo menos 5 personas en este mundo te aman tanto que darían su vida
por ti.
2.- Por lo menos 15 personas en este mundo te quieren de alguna manera.
3.- La única razón por la que alguien te pudiera odiar, es porque quiere ser
como tú.
4.- Una sonrisa tuya puede traer felicidad a cualquiera, aunque no les caigas
bien o no te conozcan.
5.- Cada noche alguien piensa en ti antes de dormirse.
6.- Para alguien significas el mundo.
7.- Si no fuera por ti, alguien no estaría vivo.
8.- Eres especial y único.

9.- Alguien, que no sabes siquiera que existe, te ama.
10.- Cuando piensas que cometiste el error más grande del mundo, algo bueno
viene de él.
11.- Cuando pienses que no tienes oportunidad de conseguir lo que quieres,
probablemente no lo tendrás, pero si crees en ti mismo, tarde o temprano lo
tendrás.
12.- Siempre recuerda los cumplidos que has recibido. Olvida los malos ratos.
13.- Siempre dí lo que sientes por él o ella. Te sentirás mucho mejor después
que lo sepa.
14.- Si tienes un gran amigo, toma tu tiempo para hacerle saber lo grande que
es.
15.- Manda esto a la gente que tanto quieres y que es buen amigo o amiga. Y
si yo lo soy para ti, mándamelo también.
LA OMISION
La defino como "el bien que podemos hacer y no hacemos"; eh ahí tal vez el más
grande pecado que cometemos.
Justificamos nuestra indiferencia diciendo "eso no tiene que ver conmigo", "yo no tengo
la culpa" y otras frases de cajón, que adormecen la conciencia ante aquello que
pudiéndolo dar, no lo dimos.
La lágrima que vimos rodar en el rostro de quien camina a nuestro lado y por no
querernos involucrar, no la enjugamos... El papel que tirado en el piso, no lo recogimos;
porque fue otro quien lo arrojó, nosotros no lo hicimos...
El pedazo de pan que no compartimos, porque nadie nos lo regaló, de nuestro propio
esfuerzo lo obtuvimos... El no querer trabajar un minuto más, porque el contrato dice el
tiempo exacto con el cual nos comprometimos...
La riña que no quisimos evitar, para no meternos en problemas que no son míos, la
herida que no quisimos curar, porque no fuimos nosotros quién la hicimos... La palabra
de aliento que nunca regalamos, a quien encontramos afligido; por temor o por
cualquier cosa que justifique ese bien que pudiéndolo hacer, omitimos...
El tiempo que negamos para escuchar, a alguien que necesitaba hablar; diciendo que
no hay tiempo que perder, aún hay mucho por hacer y trabajar... La limosna que no
ofrecimos, porque no queremos contribuir a la mendicidad y ociosidad; la mano que no
estrechamos para que otros no piensen mal y no sentirnos juzgados...
La respuesta igual de desagravio que al que nos hirió le dimos; porque si callamos y no
nos vengamos, creerán que somos idiotas y pueden siempre herirnos y pisotearnos...
La sonrisa que no regalamos a aquel que encontramos en el camino, porque no tiene
nada que ver conmigo...

La oración que no elevamos por el que nadie oró, el perdón que no ofrecimos, la carta
que alguien esperó y nunca escribimos; la visita a ese enfermo que solo quedó en el
olvido, tanto pero tanto bien, que pudiéndolo hacer, por mil excusas que inventamos
para justificarnos, no lo hicimos...
Esa es la rutina en la que a diario vivimos, ese es el camino que se nos presenta cada
día pero que no elegimos; porque nos dejamos llevar por lo que dicen y hacen los
demás; pensamos en el bien propio e ignoramos lo que siente, piensa y necesita el
resto de la humanidad...
Vivimos creyendo que con hacer lo que nos toca o evitar realizar algún mal, nos hemos
ganado el cielo, y ya somos buenos... No nos damos cuenta que estamos haciendo lo
que no nos cuesta, somos igual que los demás; es más valioso marcar la diferencia, si
nos esforzamos un poco más en regalar amor al que lo ha de necesitar; eso es lo que
nos hace semejantes a Dios; quien para salvar la humanidad, hizo realidad el amor, y
no se conformó con sanar y predicar; sino que inventó una nueva definición del amor,
algo que le da su inigualable valor, y es ser capaz de amar tan al extremo que la vida
dar por amor... y no solo lo dijo, sino que así lo vivió, porque por amor, su vida en la
cruz entregó...
Aún estamos a tiempo, hay mucho bien que sin darnos cuenta, podemos realizar...
Texto enviado por Carlota

-¿Qué le hizo a ese chico?
Antes de que pudiera terminar una sarta de disculpas, la enfermera la interrumpió
diciendo:
-No me entiende. Estábamos muy preocupados por él, pero desde que vino usted ayer
toda su actitud cambió. Está luchando, responde al tratamiento... Es como si hubiera
decidido vivir.
El propio niño le explicó luego que había abandonado completamente la esperanza y
sentía que iba a morir, hasta que vio a esa maestra especial. Todo había cambiado
cuando se dio cuenta de algo. Con lágrimas de felicidad en los ojos, el chiquito tan
gravemente quemado que había dejado de lado toda esperanza, lo expresó así:
-No le habrían enviado una maestra para trabajar con los sustantivos y los adverbios a
un chico agonizante, ¿no le parece?
LA MAESTRA DEL HOSPITAL
Hace varios años, una maestra pública fue contratada para visitar a niños internados en
un gran hospital de la ciudad. Su tarea era guiarlos en sus deberes a fin de que no
estuvieran muy atrasados cuando pudieran volver a clases.
Un día, esta maestra recibió una llamada de rutina pidiéndole que visitara a un niño en
particular. Tomó el nombre del niño, el del hospital y el número de la habitación, y la
maestra del otro lado de la línea le dijo:
-Ahora estamos estudiando sustantivos y adverbios en clase. Le agradecería si lo
ayudara con sus deberes, así no se atrasa respecto de los demás.
Hasta que la maestra no llegó a la habitación del niño no se dio cuenta de que se
hallaba ubicada en la unidad de quemados del hospital. Nadie la había preparado para
lo que estaba a punto de descubrir del otro lado de la puerta. Antes de que le
permitieran entrar, tuvo que ponerse un delantal y una gorra esterilizada por la
posibilidad de infección. Le dijeron que no tocara el niño ni la cama. Podía mantenerse
cerca pero debía hablar a través de la máscara que estaba obligada a usar.
Cuando por fin terminó de lavarse y se vistió con las ropas prescriptas, respiró hondo y
entró en la habitación. El chiquito, horriblemente quemado, sufría mucho a ojos vista.
La maestra se sintió incómoda y no sabía qué decir, pero había llegado demasiado
lejos como para darse la vuelta e irse. Por fin pudo tartamudear:
-Soy la maestra del hospital y tu maestra me mandó para que te ayudara con los
sustantivos y los adverbios.
Después, le pareció que no fue una de sus mejores sesiones.
A la mañana siguiente, cuando volvió, una de las enfermeras de la unidad de quemados
le preguntó:

La esperanza es el factor preponderante que mantiene viva la llama que desarrolla
nuestros proyectos. Si se pierde la esperanza de algo, se pierde la motivación y todo lo
referente a ello parece no tener sentido. No resulta entonces difícil imaginarse lo que
ocurriría si se pierde la esperanza de vivir. Todo parece derrumbarse, y la voluntad nada
puede hacer porque está paralizada por la sensación de “sin sentido”. Es una situación
terrible que puede acarrear consecuencias también terribles. Pero basta una pequeña
palabra de esperanza para despertar todos los sentidos, para movilizar todo aquello
que se hallaba paralizado. Porque se le comienza a encontrar a la vida un significado
fundamental, que va dando respuestas a muchas preguntas sobre la existencia, sobre
el ser. Es importante mantener viva la esperanza de un mañana. Es importante la
certeza de que mañana también está la vida... Si mañana tenemos “sustantivos y
adverbios”, eso significa que hay... un mañana. Y se renueva entonces la motivación de
seguir adelante en búsqueda del más preciado tesoro: La felicidad...
Texto enviado por Mariano Gimeno

AGUANTA UN POCO MAS
Se cuenta que en Inglaterra había una pareja
que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro
de Londres. Al entrar en una de ellas se quedaron
prendados de una hermosa tacita. "¿Me permite ver
esa taza?" preguntó la señora, "¡nunca he visto nada
tan fino!"
En las manos de la señora, la taza comenzó a
contar su historia: "Usted debe saber que yo no
siempre he sido la taza que usted está sosteniendo.
Hace mucho tiempo yo era sólo un poco de barro. Pero
un artesano me tomó entre sus manos y me fue dando forma. Llegó el momento en que
me desesperé y le grité: "¡Por favor.. déjeme en paz ya...!" Pero mi artesano sólo me
sonrió y me dijo: ..."Aguanta un poco más, todavía no es el tiempo"
Después me puso en un horno. ¡Nunca había sentido tanto calor!.... Toqué a la
puerta del horno y a través de la ventanilla pude leer los labios de mi artesano que me
decían: ..."Aguanta un poco más, todavía no es el tiempo."
Cuando al fin abrió la puerta, mi artesano me puso en un estante. Pero, apenas
me había refrescado, me comenzó a raspar y a lijar. No se cómo no acabó conmigo. Me
daba vueltas, me miraba de arriba a abajo. Por último me aplicó meticulosamente
varias pinturas...Sentía que me ahogaba... "Por favor, déjame en paz", le gritaba a mi
artesano; pero él sólo me decía:..."Aguanta un poco más, todavía no es tiempo."
Al fin, cuando pensé que había terminado aquello, me metió en otro horno,
mucho más caliente que el primero. Ahora si pensé que terminaba con mi vida. Le
rogué y le imploré a mi artesano que me respetara, que me sacara, que si se había
vuelto loco. Grité, lloré; pero mi artesano sólo me decía: "Aguanta un poco más, todavía
no es el tiempo."
Me pregunté entonces si había esperanza... si lograría sobrevivir aquellos tratos y
abandonos. Pero por alguna razón aguanté todo aquello. Fue entonces que se abrió la
puerta y mi artesano me tomó cariñosamente y me llevó a un lugar muy diferente. Era
precioso. Allí todas las tazas eran maravillosas, verdaderas obras de arte,
resplandecían como solo ocurre en los sueños. No pasó mucho tiempo cuando
descubrí que estaba en una fina tienda y ante mi había un espejo. Una de esas
maravillas era yo. ¡No podía creerlo! ¡Esa no podía ser yo!
Mi artesano entonces me dijo: "Yo se que sufriste al ser moldeada por mis
manos, mira tu hermosa figura. Se que pasaste terribles calores, pero ahora observa tu
sólida consistencia, se que sufriste con las raspadas y pulidas, pero mira ahora la finura
de tu presencia... y la pintura te provocaba nausea, pero contempla ahora tu
hermosura.. y, ¿si te hubiera dejado como estabas?
¡"Ahora eres una obra terminada! ¡lo que imaginé cuando te comencé a formar!".

Querido hermano que lees esta reflexión y este web. Eres una tacita en las
manos del mejor alfarero: Dios. Confíate en Sus amorosas manos aunque muchas
veces no comprendas por qué permite tu sufrimiento. AGUANTA UN POCO MÁS Y
SERÁS EL HIJO/A QUE EL SOÑÓ PARA TODA LA ETERNIDAD...
Eclesiástico 33:13
Como la arcilla del alfarero está en su mano, - y todos sus caminos en su voluntad -, así
los hombres en la mano de su Hacedor.
Texto enviado por Daniela

LAS MUJERES
Las mujeres somos como manzanas en los árboles...
Las mejores están en la copa del árbol.
Los hombres no quieren alcanzar las mejores, porque tienen miedo de caer y herirse.
En cambio, toman las manzanas podridas que han caído a tierra y que aunque no son
tan buenas, son fáciles de alcanzar.
Así que las manzanas que están en la copa del árbol, piensan para si, que algo esta
mal con ellas, cuando en realidad, "Ellas son grandiosas".
Simplemente tienen que ser pacientes y esperar a que el hombre correcto llegue, aquel
que sea lo suficientemente valiente para trepar hasta la cima del árbol por ellas.
No nos caigamos para ser alcanzadas, quien nos necesite y quiera hará TODO para
alcanzarnos....
La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la
cabeza para ser superior.
Sino del lado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida, y al lado del corazón
para ser amada...
autor desconocido.

no había en ello ninguna dificultad ni mucho menos limitación... Estamos en un mundo
construido por gente grande... es solo eso... pero el Amigazo, a todo nos da la solución,
solo que muchas veces somos ciegos y no lo vemos... Subirse a la silla, implica otro
gran paso: - Pensarlo - Decidirse - Atreverse
- Hacerlo - Continuar...
Pensarlo: hay que ser creativo, no decir simplemente: no puedo y esperar a que otros
nos realicen aquello... debemos ser recursivos, ver en ello una posibilidad de alcanzar
lo que queremos.
Decidirse: Vemos la silla, sabemos lo que puede servirnos, pero no nos decidimos,
porque hay quienes nos dan otras opciones, esperar, pedir el favor, renunciar... ¡Es
necesario Tomar la decisión!.
Atreverse: Porque el qué dirán se convierte en una piedra en el zapato, ¡qué pena que
me vean!... ¿que dirán de mí?, ¿se reirán, se compadecerán?... ¿qué pensarán? Ahí
los demás pueden ser obstáculos para ese gran paso que me ayudará a hacer realidad
lo que espero.
POR SIEMPRE
Una Chica le preguntó a un Chico, si pensaba que ella era bonita, el dijo que.... no.
Ella le preguntó si él querría estar con ella para siempre, y él dijo que.... no
Entonces ella le pregunto si ella se fuera, si él lloraría, y el dijo que.... no
Ella había escuchado suficiente.
Ella comenzó a caminar y las lágrimas comenzaron a brotar, y el chico la agarró de un
brazo y le contestó
Tu no eres linda, eres hermosa
No quiero estar contigo por siempre. NECESITO estar contigo por siempre
Y si te vas, no lloraría, simplemente... moriría...

¡ SÚBETE A LA SILLA !
Hoy pensaba en la superación, ¿qué es realmente? Hago memoria de algunos
momentos de mi vida, en los cuales me sentí diferente o especial: cuando no podía
alcanzar algo, como el vestido del armario, encender la luz, abrir la ducha, tocar el
timbre de la casa, marcar un teléfono público, etc... Todos podían hacerlo, excepto
algunos niños pequeños, y yo una mujer en cuerpo de niña.
En mi mente siempre ha existido un pensamiento positivo y dentro de mí, predomina un
fuerte espíritu luchador, con un corazón soñador... que no cree en la limitación. Ante
estas pequeñas dificultades, encontré una solución: LA SILLA... era fácil tomar una,
hacer una maroma y alcanzar aquello que quería o necesitaba...
¿Y los demás? Me aplaudían, como si hubiese hecho una gran hazaña... ¿por qué? Si

Hacerlo: de una vez, sin dar vuelta... tomar la silla, subirse a ella y luchar por lo que se
quiere. Continuar: porque podemos caernos, pero no detenernos... al subirnos en la
silla pueden surgir muchas cosas, que pueden estancarnos, pero la vida sigue, y una
meta alcanzada no es el final, es el inicio de otra y otra meta más...
Y surge una pregunta: ¿Cómo superar aquellas cosas que no se alcanzan subiéndose
a una silla? Haciendo referencia a la sociedad, las miradas, las risas, los comentarios,
la falta de fe de algunos, el que nos midan por nuestro tamaño y mucho más.
Pensándolo bien son cosas que no solo los pequeños y especiales tenemos que
enfrentar, es algo con lo que vive toda la humanidad.
Esas cosas de la vida diaria, se logran superar, con el amor de la familia, el sembrar
sentimientos de fe, esperanza y paz... el creer que al lado del Amigazo (Dios), todo se
puede lograr...
Y ¿Qué es la superación... ¿Acaso hacer una hazaña que el mundo cree que no puedo
hacer? Superarse es lograr llegar mucho más allá... es aprender a no dejarse vencer de
los obstáculos, es hacer realidad los sueños, es sentir que se alcanza lo que se ha
propuesto, no para que ser aplaudido, sino para sentirse realizado...
Superarse es saber caer y levantarme, es madurar, actuar por mí mismo... confiar en
Aquel que nos Creó y que me hizo Pequeña para cosas Grandes. Todos los seres
humanos tenemos limitaciones, en ello está nuestra humanidad. Todos tenemos cosas
que no podemos hacer... pero hay algo, nada es imposible para el que tiene fe.
Es el momento para que tal vez quienes nunca se han creído pequeño y habrán sentido
que son del mundo los dueños, tan solo porque tal vez nunca han necesitado subirse a
una silla para alcanzar algo material... piensen en aquellas cosas que en el interior
sienten que no han podido lograr, porque han tenido miedo, han pensado en el que
dirán o no han creído en los sueños...

Súbanse a la silla de la superación, aquella que mantiene su equilibrio en la fe, para
que no se voltee, para aprender a levantarse si tal vez han de caer. Superarse es ser
capaz de subirse a la silla... y alcanzar los sueños... continuar la vida, luchando por
llegar más lejos. Y cuando esté allá arriba y toque con mis manos el firmamento, sentiré
que desde abajo, se ve más la grandeza del cielo...
Texto enviado por Carlota.

¡Qué Hermoso es Amar!
¡Qué hermoso es amar!...
Amar sin medidas y sin reservas.
Entregarse en cuerpo y alma,
Y recibir a cambio la misma entrega.

Déjame saber que es lo que tu quieres de mi
Déjame tu paz para que la comparta con quien no la tenga.

ME IMPORTAS
Me importas
No se si te has dado cuenta
Me importan tus alegrias
Pero tambien tus penas.
Soy feliz, cuando ries
Y lo soy màs si ries conmigo
Y tambien me lastimo cuando lloras
Y todo... ¿ sabes porque ?
Porque me importas.

¡Qué hermoso es amar!...
Amar cuando se es correspondido.
Cuando se tiene a ese ser...
y todo se puede demostrar.
¡Qué hermoso es amar!...
Amar libremente sin treguas ni ataduras.
Cuando se puede gritar a toda voz: "Te amo"...
sin tenerlo a nadie que ocultar.
¡Qué hermoso es amar!...
Cuando ese amor no es prohibido.
Cuando se puede decir: "amor me perteneces",
Cuando la entrega es plena y completa.

No se si te has dado cuenta
Pero todo es mejor a tu lado
Todo es de color si estas junto a mi
Y no quiero que mi mundo se oscurezca.
No se si te has dado cuenta
Pero todo esto.. esta escrito para ti...amig@/O
Para ti que estas leyendo
Date cuenta lo mucho que te quiero.

ORACION
Dios, dame el día de hoy fe para seguir adelante,
Dame grandeza de espíritu para perdonar
Dame paciencia para comprender y esperar
Dame voluntad para no caer
Dame fuerza para levantarme si caído estoy
Dame amor para dar
Dame lo que necesito y no lo que quiero
Dame elocuencia para decir lo que debo decir
Haz que yo sea el mejor ejemplo para mis hijos
Haz que yo sea el mejor amigo de mis amigos
Haz de mi un instrumento de tu voluntad
Hazme fuerte para recibir los golpes que me da la vida

CUIDAME SIEMPRE
SEÑOR:
No me dejes caer en el orgullo, si triunfo
Ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso
es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es lo más grande
del fuerte y que la venganza es la señal
más primitiva del débil.

Si me quitas el éxito,
déjame fuerza para triunfar del fracaso.

Tu estas ahi para volverlas a subir...
Cuando siento que no tengo a nadie quien me ayude a resolver mis problemas...
Tu estas ahi para ayudarme a resolverlos...

Si yo faltara a la gente, dame valor para
disculparme y si,
la gente faltara conmigo dame valor para perdonar.
Señor si yo me olvido de tí, no te olvides
nunca de mí.
Gandhi
AMISTAD
Y buscando una definición
para la amistad sólo puedo darte un nombre:
Tú...Tú que me escuchas en el silencio de la
distancia, tú que me apoyas con tus palabras
de aliento si ves que flaqueo.
Tú que me tomas de la mano con tu consejo sabio.
Amigo(a) qué maravilloso es el que existas!!
A través de las líneas de teléfono,
te haces presente en mi computadora para decirme:
Aquí estoy, soy tu amigo(a).
No sabía de tu existencia.
Pero llegaste como un regalo a mi vida.
Y aquí estoy...diciéndote cuánto valor tienes para mí.
Quizás nunca llegue a ver tu rostro o a estrechar
tu mano o a darte un abrazo.
Pero te has hecho presente en mi
vida y aunque pasen los años ya no te irás,
porque grabaste en mi alma tu Presencia.
Cuando me siento mal...
Tu estas ahi...
Cuando siento que no tengo a nadie...
Tu estas ahi...
Cuando aveces me siento sol@ y sin nadie en quien confiar...
Tu estas ahi...
Cuando siento que nada funciona y que todo se me va abajo...

Quiero que sepas que cuando nececites a alguien...
Yo estare ahi...
No te sientas sol@ porque yo siempre estaré contigo...
Y si nunca nos volvemos a ver o hablar por alguna razon, sabes que te quiero y te
aprecio como eres...
Así que ya sabes... conmigo...
,no importan que tan seguido hablen y no importa si hablan muy poco, pero acuérdate
de no confundir amigos con conocidos...

Por favor tócame
Si soy tu bebé,
tócame,
necesito tanto que me toques...
No te limites tanto a lavarme, cambiarme los pañales y alimentarme.
Acúname cerca de tu cuerpo, besa mi carita y acaricia mi cuerpo.
Tu caricia relajante y suave expresa seguridad y amor.
Si soy tu niño,
tócame,
aunque yo me resista y te aleje,
persiste, encuentra la manera de satisfacer mis necesidades.
El abrazo que me das por las noches endulza mis sueños.
Las formas en que me tocas durante el día me dicen como sientes.
Si soy tu adolescente,
tócame,
no creas que porque sea casi adulto
no necesito saber que aún me cuidas.
Necesito tus brazos cariñosos y tu voz llena de ternura
cuando el camino se vuelve duro, el niño que hay en mi te necesita.
Si soy tu amigo,
tócame.
No hay nada que me comunique mejor tu cariño que un abrazo tierno.
Una caricia curativa cuando estoy deprimido, me asegura que me quieres
y me informa que no estoy solo.
Y tu contacto pudiera ser lo único que logre.
Si soy tu compañero sexual,

tócame,
podrías creer que basta la pasión,
pero sólo tus brazos rechazan mis temores
necesito tu toque de ternura que me da fe,
y me recuerda que soy amado porque soy como soy.
Si soy tu hijo adulto,
tócame.
Aunque tenga mi propia familia para tocar,
aún necesito que me abracen mamá y papá cuando me siento triste.
Como padre yo mismo, mi visión ha cambiado
y los valoro aún más.
Si soy tu padre anciano,
tócame,
como me acariciaban cuando era pequeño.
Coge mi mano, siéntate cerca de mi, dame tu fuerza
y calienta mi cuerpo cansado con tu proximidad.
Mi piel está arrugada, pero goza cuando es acariciada.
No tengas temor,
sólo tócame.
Phyllip R. Davis. "El Poder del Tacto"

MUJER, JAMAS PERMITAS!!!
Que algún hombre te esclavice, tu naciste para amar y no para ser esclava.
Jamás permitas que tu corazón sufra en nombre del amor, amar es un acto de felicidad,
¿por qué sufrir?
Jamás permitas que tus ojos derramen lágrimas por alguien que nunca te hará reír.
Jamás permitas que tu cuerpo sea usado, sabes que es la morada del espíritu,
entonces mantenlo apreciado.
Jamás permitas quedarte horas esperando por alguien que nunca vendrá, así te lo
tenga prometido.
Jamás permitas que tu nombre sea pronunciado en vano por un hombre que ni se sabe
si tiene nombre.
Jamás permitas que tu tiempo sea desperdiciado por alguien que nunca tendrá tiempo
para ti.
Jamás permitas escuchar gritos en tus oídos, el amor es el único que puede hablar más
alto.
Jamás permitas que pasiones desenfrenadas te saquen de un mundo real para otro
que nunca existió.
Jamás permitas que tus pies caminen en dirección de un hombre que sólo vive
huyendo de ti.
Jamás permitas que los sueños de otros se mezclen a los tuyos, haciéndolos girar en
una gran pesadilla.
Jamás confíes que alguien pueda volver, cuando nunca estuvo presente.
Jamás permitas que quedes linda y maravillosa, para esperar a un hombre que no tiene

ojos para admirarte.
Jamás permitas prestar tu útero para engendrar un hijo que nunca tendrá un padre.
Jamás permitas vivir en la dependencia de un hombre, haciendo creer que tu naciste
inválida.
¡Jamás permitas que el dolor, la tristeza, la soledad, el odio, el resentimiento, los celos,
el rencor y todo lo que pueda sacar el brillo de tus ojos, debilite la fuerza que existe
dentro de ti!!!!!
¡Jamás permitas... que tú misma pierdas la dignidad de ser mujer!!!!!
Enviado por Laura Garcia
Fuente:Adonai

Es Posible
Cuenta una antigua leyenda, que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue
injustamente acusado de haber asesinado a una mujer. En realidad, el verdadero autor
era una persona muy influyente del reino, y por eso, desde el primer momento se
procuró un "chivo expiatorio", para encubrir al culpable.
El hombre fue llevado a juicio ya conociendo que tendría escasas o nulas esperanzas
de escapar al terrible veredicto: ¡La horca! El juez, también comprado, cuidó no
obstante, de dar todo el aspecto de un juicio justo, por ello dijo al acusado: "Conociendo
tu fama de hombre justo y devoto del Señor, vamos a dejar en manos de él tu destino:
Vamos a escribir en dos papeles separados las palabras 'culpable' e 'inocente'.
Tú escogerás y será la mano de Dios la que decida tu destino". Por supuesto, el mal
funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda: 'CULPABLE'. Y la
pobre víctima, aún sin conocer los detalles, se daba cuenta que el sistema propuesto
era una trampa. No había escapatoria.
El juez ordenó al hombre tomar uno de los papeles doblados. Este respiró
profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados, y
cuando la sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y con una extraña sonrisa,
tomó uno de los papeles y llevándolo a su boca, lo tragó rápidamente.
Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon... "pero, ¿qué hizo...?, ¿y
ahora...?, ¿cómo vamos a saber el veredicto...?" "Es muy sencillo, respondió el
hombre... es cuestión de leer el papel que queda, y sabremos lo que decía el que me
tragué". Con un gran coraje disimulado, tuvieron que liberar al acusado y jamás
volvieron a molestarlo...
Por más difícil que se nos presente una situación, nunca dejemos de buscar la salida, ni
de luchar hasta el último momento. Muchas veces creemos que los problemas no
tienen solución y nos resignamos a perder y no luchar, olvidando aquellas palabras que
dicen: "Lo que es imposible para el ser humano, es posible para Dios" (Lucas 18:27).

Marcos 9:23
Jesús dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Creo en el destino,
en mi historia,
en mis pasos y en mi experiencia.
Creo en mis ganas de dar y creo
en un mundo maravilloso que espera
recibir mi gota de cariño.
Creo en la amistad, en los besos,
en la lluvia,
en las sonrisas y en los secretos.
Creo en mi esfuerzo por crecer,
en mis ganas de crecer.
Creo en la vida,
y en la magia con la que toca
todas las cosas.

CREO EN MI
Creo en mis formas, en mis caminos;
en esos que duelen pero que rinden frutos.
Creo en el sendero de la verdad,
en el sendero difícil.
Creo en mi alma,
en esa porción agazapada de mí.

Creo en el destino y en un futuro
Creo en mis palabras, en mis frases, de recompensa para quienes afrontan
en mis abrazos y en mis miradas.
el desafío de ser fieles a sí mismos.
Creo en quien soy y, por lo tanto,
Creo en mí;
en quien a pesar de las derrotas
no tengo intenciones de dejar de ser. sobre todo creo en mí cuando caigo,
cuando no tengo fuerzas,
cuando el viento sopla
Creo en mi sueño,
y mis velas ceden,
en el magnífico sueño que seguiré
construyendo hasta que no me quedensigo creyendo en aguantar
y en volver con todas mis fuerzas
más fuerzas para creer.
para seguir y seguir creyendo,
y seguir andando, y seguir viviendo.
Creo en mí porque
creo en Dios.

La Puerta
En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto. Siempre que hacía
prisioneros, no los mataba, los llevaba a una sala donde había un grupo de
arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se
veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre. En esta sala el rey
les hacía formar un círculo y les decía entonces... "Ustedes pueden elegir entre
morir atravesados por las flechas de mis arqueros o pasar por esa puerta
misteriosa".
Todos elegían ser muertos por los arqueros. Al terminar la guerra, un soldado
que por mucho tiempo sirvió al rey se dirigió al soberano y le dijo:
--"Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?"
Y le responde el rey:
--"Dime soldado".
--"¿Qué había detrás de la horrorosa puerta?".
--"Ve y mira tú mismo", respondió el rey.
El soldado entonces, abrió temerosamente la puerta y, a medida que lo hacía,
rayos de sol entraron y aclararon el ambiente... y, finalmente, descubrió
sorprendido que la puerta se abrió sobre un camino que conducía a la libertad.

El soldado admirado sólo miro a su rey que le decía:
--"Yo daba a ellos la elección, pero preferían morir que ariesgasrse a abrir esta
puerta".

ser techador, pero prefirió anhelar ser caballero. Se enroló en los combates
como si fuese un noble, logró tantas victorias, que para cuando descubren que
no tiene sangre de nobleza, ya es demasiado popular, demasiado campeón. Y
un rey le otorga el verdadero título al mérito. Un corazón de león que cambia
su futuro aunque esté «muerto».

¿Cuántas puertas dejamos de abrir por temor?.
¿Cuántas veces perdemos la libertad y morimos por dentro, solamente por
sentir miedo de abrir la puerta de nuestros sueños o nuestras metas?

Puedes cambiar tu estrella.

Juan 10:9
"Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y
hallará pastos."
Apocalipsis 3:8
"Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la
cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi
palabra, y no has negado mi nombre."

Tu escudo de nobleza
—Algún día seré un caballero del rey —dice el niño rubio, mientras observa un
desfile militar.
—¡Ja, ja, ja! ¿Un caballero? ¡El hijo de un techador quiere ser un caballero! —
se burla un vecino algo viejo y molesto por los sueños de un niño demasiado
ambicioso— sería más fácil cambiar las estrellas, antes que seas un caballero.
El niño siente la daga del sentido común que lo atraviesa. La lógica dice que él
no tiene sangre de nobleza, ya lo dijo el vecino: Es el hijo de un techador,
apenas un reparador de goteras.
Sin embargo tiene una esperanza, débil, pero esperanza al fin. Es el boxeador
que perdió en cada asalto, pero se juega un round más. Es el corredor que se
dobla el tobillo faltando cincuenta metros para la meta, pero se reincorpora otra
vez.
—¿Podré algún día cambiar las estrellas? —pregunta a su padre.
—Siempre que quieras, podrás cambiar tu estrella —responde el sabio
techador.
El film se titula «Corazón de caballero» y narra la historia de alguien que logró
cambiar su destino, trastocó la lógica, se peleó con el sentido común. Debió

—Ustedes pueden impedir que yo sea médico —les dice Patch Adams a toda
una comisión de importantes doctores— pueden botarme de la facultad de
medicina. Pueden negarme el diploma. Pero yo seré médico en mi corazón. No
pueden quebrar mi voluntad, no pueden detener a un huracán. Siempre estaré
ahí. Ustedes deben elegir si desean tener un colega... o una espina clavada en
el pie.
Los médicos escuchaban aturdidos al aspirante, que en pocos meses, con
métodos poco ortodoxos como el humor, o la contención afectiva de los
pacientes, había logrado sanar a mucha gente. Otra vez el mismo
denominador: No eres noble, eres techador. Pero no se puede quebrar al que
está decidido a cambiar su estrella, y Patch Adams, llega a ser uno de los
especialistas más reconocidos del mundo, fundando su propio centro
asistencial, que luego se extendería a todo el planeta, con una terapia que
revolucionaría al doctorado mundial.
¿Quieres oír una historia aun más fascinante? ¿Qué opinas acerca de sentarte
en una cómoda butaca de cine y deleitarte con el largometraje que se
perdieron de filmar los mejores guionistas de Hollywood? Siéntate y observa.
El hombre espera en la quietud de la celda. Una molesta gotera golpea sobre
la áspera piedra. El calor es agobiante y denso, pero a esta altura de las
circunstancias, la temperatura es lo que menos importa. Las moscas lo
invaden todo sin piedad, pero no tiene sentido espantarlas; al fin y al cabo,
pueden llegar a ser la única compañía digna de apreciar. Los demás presos
observan al hombre con recelo. Acechan. Para ser honesto, los últimos meses
fueron pésimos para el callado prisionero. Sus hermanos lo odian con todo el
alma y le tendieron una trampa; una clásica rencilla familiar que terminó en
tragedia, en viejos rencores arraigados.
El hombre es apenas la sombra de aquel muchacho que solía lucir un
impecable traje de marca italiana, con un delicado toque de perfume francés.
Ahora viste harapos, una suerte de taparrabo. Se comenta en la celda, que
está marcado por la desgracia. Pudo haber sido libre, llegó a trabajar como
mayordomo para un importante magnate. Pero los comentarios afirman que
quiso propasarse con la bellísima mujer del millonario. En su momento, negó la

acusación, pero «no pretenderá que creamos que fue ella quien lo acosó
sexualmente», opinan.

móviles de televisión para hacer una gran transmisión satelital desde el
palacio, pero el rey decide nacer en un establo.

«Si fuese como él dice, debió haberse acostado con ella», afirma un viejo
recluso apodado «el griego», «una noche de lujuria le habrían otorgado su
pasaporte a la libertad».

«Ustedes pueden negarme un diploma del seminario bíblico. Pueden impedir
que sea un predicador con credenciales, pero seré predicador en el corazón.
No pueden quebrar mi voluntad, no pueden detener a un huracán. Siempre
estaré allí. Ustedes deben elegir, si desean un predicador colega... o una
espina clavada en el pie».

El misterioso hombre sigue recostado sobre una de las paredes sucias de la
prisión. Parece que supiera algo que los demás ignoran. Como si tuviese un
hábil abogado que apelará su condena, o como si presintiese que la muerte
está cerca y le aliviará tanto dolor injusto. Sonríe en silencio, sin alboroto.
Técnicamente está muerto, sin esperanza. Pero ya no siente el calor ni le
molestan los grilletes. Es como si pudiese ver tras los enmohecidos muros de
la celda. Los demás presumen que está al borde de la locura. Pero el hombre
espera como aquel que sabe que aún puede cambiar su estrella. Toma la celda
como parte del plan, como el último escalón hacia el destino.
Las chirriantes puertas de acero se abren de golpe y dos guardias entran en
escena. Buscan al hombre. Unos de los guardias tiene una voz gutural:
«Faraón quiere verte, ha tenido un sueño y dicen que tú sabes revelarlos».
El prisionero no se sorprende. Sube los peldaños que lo alejarán para siempre
de la celda, en silencio.
Reclusos, observen la espalda de este hombre, contémplenlo mientras se
aleja. Si tienen la fortuna de estar vivos, la próxima vez que lo vean, lo
encontrarán con vestimenta de rey, lucirá como Faraón. El magnate maldecirá
haberlo despedido. La mujer confesará que lo acusó por despecho,
injustamente. Y su familia se arrojará ante él, para implorarle misericordia. Los
presos lo convertirán en leyenda.
«Yo lo conocí cuando era un don nadie, y se sabía que iba a llegar lejos,
siempre lo supe», alardeará y mentirá «el griego».
José gobernará la nación, ocupará el sillón presidencial y administrará los
graneros de Egipto. Aprenderá a ganar, experimentará el sabor de la victoria.
Puedes cambiar tu estrella.
Solo necesitas seguir entero por dentro, con espíritu inquebrantable. Con
corazón de león. Y tomar desprevenidos a los fotógrafos que solo se dedican a
observar las primeras figuras. Los comentaristas y las comisiones de ética
opinarán que no se explican de dónde pudiste haber salido, no tienes
trayectoria, estabas muerto. Ellos esperan que se incendie un ciprés, pero arde
la zarza. La lógica sostiene que mueras como un pescador de un remoto
Capernaúm, pero sanas enfermos con la sombra. Colocan las cámaras y los

Estoy seguro de que los compañeros de secundaria que me apodaron y se
burlaban de mi raquítica humanidad, no relacionan a aquel «Muerto» con el
hombre de hoy. De hecho, uno de ellos, ya con treinta años de edad, conoció a
Cristo en una de mis cruzadas multitudinarias en el estadio River Plate y jamás
sospechó que él fue el compañero de banco del predicador de esa noche.
«Conocí a un Gebel en la secundaria», le confesó a su esposa esa misma
noche, «se llamaba igual que Dante Gebel, el pastor de los jóvenes, pero
aquel era un idiota».
No lo culpes. Cuando no eres popular y te destrozaron la estima, solo se te
recuerda al repasar un viejo anuario, en una foto amarillenta. El infeliz del
penúltimo banco.
Dos semanas después de aquella cruzada, cuando se dio cuenta que aquel
idiota era el mismo que había predicado ante sesenta mil jóvenes y le presentó
a Cristo, se sintió como uno de los hermanos de José.
Ahora, detente un momento.
Tal vez no me expresé bien: no te pedí un poco de atención, quiero toda tu
atención.
Obsérvame con cuidado.
Techador.
Esclavo.
Acomplejado.
Preso en la oscura celda del complejo.
Sentenciado por el dedo huesudo de un líder sin piedad.
Quiero que entiendas lo que voy a decirte. Cierra tu puño con fuerza porque
vas a cambiar tu herencia. Aún me recuerdas a mí cuando tenía quince años;
no dije que cerraras un poco la mano, dije: Cierra tu puño con fuerza hasta que
casi sientas que puedes clavarte las uñas en la palma. Tengas quince años... o
cincuenta.
Nunca olvides estas palabras: tienes corazón de caballero, posees la llama
sagrada. La espada del Gran Rey se posa sobre tu hombro derecho y ha de
cambiar tu futuro para siempre.
Ahora, escucha las palabras del Rey.

Una por una.
Mastícalas, digiérelas.
Memorízalas para siempre.
Transfórmalas en tu lema, tu escudo de nobleza:
Puedes cambiar tu futuro.

BUSCAR LO MEJOR

Busca consolar, más que ser consolado.
Y, aunque sea sin darte cuenta, serán recompensadas las benevolencias de tu
corazón.
Nunca es tarde para hacer el bien, para ser hermano, para decir; cuenta
conmigo.
La decisión es tuya.
¡Piensa y resuélvete siempre para lo mejor!
(desconozco su autor)

Somos lo que elegimos, lo que optamos.
Dios no impone nada, solamente ofrece,
dejando al hombre la libertad de decidir.
Muchos prefieren las joyas, los autos, los caminos fáciles.
Hay sendas para los más variados deseos, pero hay cosas quela herrumbre
no corroe.
Son los ideales nobles, el bien, la fraternidad, la alegría, el Evangelio.
¿Por qué será tan difícil preferir la paz en lugar de la guerra; el amor, en lugar
del odio; la generosidad, en lugar del egoísmo; la acción, en lugar de la
comodidad; la confianza, en lugar del orgullo; el perdón, en lugar de la envidia;
el desprendimiento y la pobreza, en lugar de la satisfacción; el corazón de
niño, en lugar de la vanidad?
¿Por qué será tan difícil elegir al Creador en lugar de la criatura; el sacrificio, la
renuncia, lo correcto, lo humano, el deber, en lugar del placer?
¡Ojalá que todos sepan optar: los padres, las madres,los jóvenes, los niños!
En todo momento debemos decidir.
Podemos siempre escoger las cosas mejores: la luz, en lugar de las tinieblas;
la comunión de vida, en lugar de la soledad; la unión, en lugar de las
separaciones; la verdad, en lugar de la mentira; Dios, los hombres y la familia,
en lugar de la evasión y de la irresponsabilidad.
Para ser feliz, decídete por lo verdadero, lo justo, lo difícil.
Felicidad es sinónimo de sacrificio, de renuncia, de abnegación. En todo
tiempo lleva a tus hermanos a vivir la fraternidad.
El mundo necesita de fraternidad, la que depende de ti y de tus elecciones.
Trata con amabilidad a todos. El pasajero que viaja a tu lado no es tu enemigo
ni tu competidor. Es un hermano a quien debes tratar con amabilidad. No
rezongues con el fin de desahogarte.

Historia del Pensamiento
Cuando a su nido vuela el ave pasajera
a quien amparo disteis, abrigo y amistad
es justo que os dirija su cantiga postrera
antes que triste deje, vuestra natal ciudad
Al pajaro viajero que abandono su nido
le disteis un abrigo, calmando su inquietud;
Oh! Tantos beneficios, jamas dare al olvido
durable cual mi vida sera mi gratitud.
En prueba de ella os dejo lo que dejaros puedo
mis versos, siempre tristes, pero los dejo asi;
porque pienso, a veces que entre sus letras quedo,
porque al leerlos creo que os acordais de mi.
Voy, pues, a referiros una sencilla historia
que en mi alma desolada, honda impresion dejo;
me la contaron Donde? es fragil mi memoria
acaso el héroe de ella o bien, la sone yo.
Era una linda rosa, brillante enredadera,
tan pura, tan graciosa, esplendida y gentil

que era el mejor adorno de la feliz pradera
la joya mas valiosa del floreciente abril.
Al pie de ella crecia un pobre pensamiento,
pequeno, solitario, sin gracia ni color;
pero miro a la rosa y respiro su aliento
y concibio por ella el mas profundo amor.
Mirando a su querida pasaba noche y dia
mil veces ay! Le quiso su pena declarar;
pero tan lejos siempre, tan lejos la veia
que devoraba a solas su pena y su pesar.
A veces le mandaba sus timidos olores,
pensando que llegaba hasta su amada flor;
pero la brisa, al columpiar las flores,
llevabase muy lejos la pena de su amor.
El pobre pensamiento mil lagrimas vertia,
desoladoras lagrimas, de acibar y de hiel,
mientras la joven rosa, sin ver a otras crecia,
y mientras mas crecia, más se alejaba de el.
Llega un jazmin en tanto a la pradera bella,
tambien el a la rosa al punto que la vio;
pero el fue mas dichoso, pudo llegar hasta ella
le declaro su pena, y al fin la rosa amo.
Comprendereis ahora al pobre pensamiento,
al ver correspondido a su feliz rival.
no comprendeis su horrible, su barbaro tormento
al verse condenado a suerte tan fatal?
Despues lo transplantaron;
vivio en otras praderas
indiferiencia, olvido y hasta placer fingio:
miraba flores lindas, brillantes y hechiceras
pero su amor constante y fiel comparecio.
Por fin una manana, estando muy distante
el cefiro contole las bodas del jazmin;
el escucho sonriente, y ciego y delirante
loco placer fingiendo, creyo olvidar al fin.
Pero al siguiente dia con lagrimas le vieron
las flores, y ignorando su oculto padecer,
"Tu lloras, pensamiento, tu lloras", le dijeron:
"No es nada, contestoles, es llanto de placer".

Siempre hay Esperanza para lo Mejor
No pierdas las esperanzas;
la esperanza nos dà la fuerza
para continuar
cuando sientes rendirte.
Nunca desistas en creer en ti;
Siempre que tu crees que puedes,
tu tendràs una razòn para tratar.
No dejes tu felicidad en las manos de otros;
mantenlas en las tuyas,
para que siempre estè a tu alcance.
No midas el èxito o el fracaso
por las riquezas materiales.
Como tù te sientas;
nuestros sentir determina
la riqueza de nuestra vidas.
No dejes que los malos momentos te frustren;
se paciente y pasaràn.
No vaciles en pedir ayuda;
todos las necesitamos de vez en cuando.
No huyas del amor mas acèrcate a èl,
porque es nuestra alegrìa màs profunda.
No esperes lo que desees venga a ti.
Anda consìguelo con todo lo que tù eres,
Sabiendo que la vida no es completa.
No te sientas perdido cuando tus planes
y sueños quedan cortos a tus esperanzas.
En cualquier tiempo tu aprendes algo nuevo
acerca de ti o acerca de la vida,
Tù has progresado.
No hagas nada que te quite
tu respeto a ti mismo.

Sentirte bien de tu persona.
Es esencial sentirse bien con la vida.

Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba
calmadamente."Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo.

Nunca olvides còmo reìr
o ser muy orgulloso para llorar.

"Al principio el padre no creyó en el niño.

Es que haciendo ambas cosas
Nosotros viviremos completamente.
Autor: No importa
COMPARTIENDO CON AMOR DE SIEMPRE

Pensó que sería imposible que, a su edad haya conseguido recomponer un
mapa que jamás había visto antes.Desconfiado, el científico levantó la vista de
sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Para
su sorpresa, el mapa estaba completo.
Todos los pedazos habian sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era
posbile? ¿Cómo el niño había sido capaz?- Hijito, tu no sabías cómo era el
mundo, ¿cómo lo lograste?- Papá, yo no sabía como era el mundo, pero
cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado
estaba la figura de un hombre.
Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía
como era. Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había
arreglado al mundo.

Mapamundi
Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba
resuelto a encontrar los medios para aminorarlos.
Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.
Cierto día, su hijo de 7años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar.
El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a
otro lado.Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que
pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.
De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el
mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras recorto el mapa en varios
pedazos y unto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: "como te
gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares
sin ayuda de nadie". Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días
componer el mapa, pero no fue así.

Timoteo 4:12
Ninguno tenga en poco tu juventud; pero sé ejemplo de los fieles en palabra,
en conversación, en caridad, en espíritu, en fe, en limpieza.
Efesios 5:1
Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados
Tito 2:7
Mostrándote en todo por ejemplo de buenas obras; haciendo ver integridad,
gravedad
1 Pedro 2:21
Porque para esto sois llamados; pues que también Cristo padeció por
nosotros, dejándonos ejemplo, para que vosotros sigáis sus pisadas.

TE AMO
Te amo ahì contra el muro destruido
contra la ciudad y contra el sol y contra el viento
contra lo otro que yo amo y se ha quedado
como un guerrero entrampado en los recuerdos
Te amo contra tus ojos que se apagan

y sufren adentro esta superficie vana
y sospechan venganzas
y muertes por desolaciòn o por fastidio

Si sientes que los días simplemente pasan
y que los minutos pasados ya no cuentan...

Te amo màs allà de puertas y esquinas
de trenes que se han ido sin llevarnos
de amigos que se hundieron ascendiendo
ventanas periòdicas y estrellas

Si sientes que la alegría no existe,
y que no hay nada por hacer...

Te amo contra tu alegrìa y tu regreso
contra el dolor que astilla tus seres màs amados
contra lo que puede ser y lo que fuiste
ceremonia nocturna por lugares fantàsticos

Encuéntrate en tu interior y saca de ti lo que te hace daño...

Encuéntrate en tu soledad y sumérgete en su misterio...

Encuéntrate en tu mar de heridas y transfórmalas en perdón...
Encuéntrate en tu propia mirada, en tu sonrisa, en tu corazón...

Te amo contra la noche y el verano
contra la luz y tu semejanza silenciosa
contra el mar y septiembre y los labios que te expresan
contra el humo invencible de los muertos .

No quieras ver más allá de lo que realmente puedes alcanzar,
la vida es una escalera, se sube escalón a escalón, tal vez puedas brincar
algunos, pero no todos a la vez;
vive a tu propio ritmo y no al que los demás llevan...

Homero Aridjis
Analízate y verás que tienes mucho por ofrecer.
Si alguien no te valora por lo que eres,
más adelante encontrarás a muchos que lo harán;nunca mires atrás, sino para
ver que otros están peor que tú...

SI SIENTES
Si sientes un gran vacío en tu corazón
y la tristeza se apodera de tu ser...
Si sientes que la vida sigue a tu alrededor
y tú no te das cuenta de lo que sucede...
Si sientes que nada tiene sentido,
y que las palabras salen sobrando...

Brinda de lo que tienes y no quieras hacer más de lo que soportas.
La vida es un torbellino que te arrastra si se lo permites.
Tienes que vencer muchos miedos y salir adelante con valentía,
pero, sin querer cruzar el río antes de haber llegado a su orilla...
Ofrécete amor primero a ti mismo,
para que puedas amar a los demás,
y si ya te amas lo suficiente,
y alguien no acepta el amor que le brindas,
sigue buscando, nunca te rindas, mira a tu alrededor; respira...
quizás tu corazón está en el lugar equivocado...
¡no es el momento apropiado...!

Si sientes que la humanidad te ha fallado,
y ya no confías ni en tu sombra...
Si sientes que las estrellas han perdido su brillo y el sol ya no alumbra como
antes...

Siembra en tu corazón,
y verás cómo se esparce la semilla en los demás.
Sé amigo, aunque los demás no lo sean.
Sé tú mismo, no una imitación.
Vístete de sueños; hay quienes se dedican

a tronchar los sueños ajenos,
pero éstos te pertenecen,
y solamente tú, puedes hacer que se desvanezcan...
La desesperación, es el peor enemigo del alma; nubla los sentidos,
te hace débil cuando debes estar más fuerte; te complica en vez de aliviarte,
hace que pierdas tu paz,
tu tranquilidad, tu calma;
te sumerge en inmenso dolor;
muchas veces queremos lo que no nos conviene,

¡Todos tenemos un halo de misterio por descubrir...!
¡Descubre el tuyo!
Cada día es diferente aunque parezca igual.
Y lo irónico de todo,
es que, ese segundo de tu vida que perdiste o ganaste,
jamás se repetirá...
¡Aprovéchalo...!

lo que sabemos que nos hace mal...
Mientras más paciencia desees tener,
más complicaciones tendrás.
Tenemos muchas pruebas que sobrepasar día a día...
en horas, en minutos;
cuando deseas hacer algo porque tienes prisa, todo te sale al revés,
y es porque tus pensamientos corren
mientras tu cuerpo camina...
Todo tiene su tiempo...
Puedes hacer muchas cosas a la vez,
pero dale prioridad a una.
Siempre habrá tiempo para hacer lo que deseas, porque el mismo está
contado.
Nadie muere el día antes del que le toca
y harás sólo, lo que tengas que hacer...
porque en el libro de cada uno de nosotros, las páginas están entintadas...
¡Revisa tu libro...!
El que has ido escribiendo a través de tu vida.
No intentes borrar nada de él.
Lo sucedido ha ido fortaleciéndote, moldeándote;
lo que en su momento fue negativo,
te ayudará a crecer como ser humano
y a levantarte con más ímpetu de las caídas...
Cada cicatriz te evitará caer de nuevo...
¡Encuéntrate a ti mismo...!
Mira tus valores.
Acéptalos como dones del espíritu.
La sabiduría nace de la meditación.

PARA UNA PERSONA BELLA
Si Dios tuviera un refrigerador, tendría tu foto pegada en el.
Si El tuviera una cartera, tu foto estaría dentro de ella.
El te manda flores cada primavera.
El te manda un amanecer cada mañana.
Cada vez que tu quieres platicar, El te escucha.
El puede vivir en cualquier parte del universo, pero
El escogió tu corazón.
Enfréntalo: El esta loco por ti! Dios no te
prometió días sin dolor, risa sin tristeza, sol sin lluvia, pero El si
prometió fuerzas para cada día, consuelo para las lagrimas, y luz
para el camino
QUIZAS NO SABIAS ESTO...
1.- Por lo menos 5 personas en este mundo te aman tanto que darían su vida
por ti.

2.- Por lo menos 15 personas en este mundo te quieren de alguna manera..
3.- La única razón por la que alguien no t puede querer es porque quiere ser
como tú.
4.- Una sonrisa tuya puede traer felicidad a cualquiera, aunque no te conozca.
5.- Cada noche alguien piensa en ti antes de dormirse.
6.- Para alguien significas el mundo.
7.- Si no fuera por ti, alguien no estaría vivo/a...
8.- Eres especial y único/a.
9.- Alguien, que no sabes siquiera que existe, te ama..
10.- Cuando piensas que cometiste el error más grande del mundo, algo bueno
viene de él.
11.- Cuando pienses que no tienes oportunidad de conseguir lo que quieres,
probablemente no lo tendrás, pero si crees en ti mismo, tarde o temprano lo
tendrás.
12.- Siempre recuerda los cumplidos que has recibido. Olvida los malos ratos.
13.- Siempre dí lo que sientes por él o ella. Te sentirás mucho mejor después
que lo sepa.
14.- Si tienes un gran amigo/a, toma tu tiempo para hacerle saber lo importante
que es.

Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un
imposible.
Nadie deja el alma lustrosa sin el pulimento diario de Dios.
Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar
a sí mismo, ni se hace hombre sin sentir a Dios.
Nadie encuentra el pozo de DIOS hasta caminar por la sed del desierto.
Nadie deja de llegar, cuando se tiene la claridad de un don, el crecimiento de
su voluntad, la abundancia de la vida, el poder para realizarse y el impulso de
DIOS.
Nadie deja de llegar cuando de verdad se lo propone. Si sacas todo lo que
tiene y estas con DIOS!..Vas a llegar!
El Profe
Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos
como un hombre justo y comprensivo.
Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos
documentos encima de su escritorio,se le acercó uno de sus alumnos y en
forma desafiante le dijo:
- Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que
escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora.
El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el
maestro reaccionara ofendido y descontrolado.

La experiencia de la vida
Aprovecha lo que la vida te ofrece para llegar alto, llegar lejos para llegar a
Dios.
Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces.
Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola
rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo.
Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el
barco sin temerle a la tempestad, ni llega al puerto sin remar muchas veces.
Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar.
Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad.
Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus
espinas.
Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas
y abonar mucha tierra.
Nadie reconoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir.

El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le
preguntó:
- Cuando alguien te ofrece algo que no quieres, ¿lo recibes?
El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta.
- Por supuesto que no - contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho.
- Bueno, - prosiguió el profesor -, cuando alguien intenta ofenderme o me dice
algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de
rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar.
- No entiendo a qué se refiere. - dijo el alumno, confundido.
- Muy sencillo, - replicó el profesor -, tú me estás ofreciendo rabia y desprecio y
si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo, y yo,
mi amigo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad.

Muchacho, - concluyó el profesor en tono gentil -, tu rabia pasará, pero no
trates de dejarla conmigo, porque no me interesa.
Yo no puedo controlar lo que tú llevas en tu corazón pero de mí depende lo
que yo cargo en el mío.
Cada día, en todo momento, tú puedes escoger qué emociones o sentimientos
quieres poner en tu corazón y lo que elijas lo tendrás hasta que decidas
cambiarlo.
Si te ofrecen envidia, rabia e insultosy decides no aceptarlos, continurán
perteneciendo a quién los llevaba consigo.
Es tan grande la libertad que nos da Dios que hasta tenemos la opción de
amargarnos o ser felices.
¿Qué escogiste tú?
Proverbios 12:18
Hay quienes hablan como dando estocadas de espada: Mas la lengua de los
sabios es medicina.
Eclesiastés 10:12
Las palabras de la boca del sabio son gracia; mas los labios del necio causan
su propia ruina.
Proverbios 10:19
En las muchas palabras no falta pecado: Mas el que refrena sus labios es
prudente.
Proverbios 12:6
Las palabras de los impíos son para acechar la sangre: Mas la boca de los
rectos los librará
Proverbios 22:17
Inclina tu oído, y oye las palabras de los sabios, Y pon tu corazón á mi
sabiduría
Nunca Más
-Nunca Más confesaré que No puedo porque todo lo puedo en Cristo que me
fortalece (Filipenses 4:13)
-Nunca Más confesaré pobreza, porque mi Dios suplirá todo lo que me falta
conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús (Filipenses 4:19)
-Nunca Más confesaré temor, porque Dios no me ha dado un espíritu de
cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio (2 Timoteo 1:7)
-Nunca Más confesaré duda y falta de fe, porque Dios ha dado ha todas sus
criaturas la medida de fe (Romanos 12:3)
-Nunca Más confesaré debilidad, porque Dios es la fortaleza de mi vida
(Salmos 27:1) y el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará (Daniel
11: 32)

-Nunca Más confesaré que el enemigo gobierna mi vida, porque mayor es el
que esta en vosotros, que el que esta en el mundo (1 de Juan 4:4).
-Nunca Más confesaré derrota, Dios siempre me lleva en triunfo en Cristo
Jesús (2 Corintios 2:14)
-Nunca Más confesaré falta de entendimiento, porque Dios ha hecho también
que Cristo sea nuestra sabiduria (1 Corintios 1:30)
-Nunca Más confesaré enfermedad porque por su llaga fui curado (Isaias 53:5)
y Jesús mismo tomó mis enfermedades y llevó mis dolencias (Mateo 8:7).
-Nunca Más confesaré pesares y frustraciones, porque estoy echando toda mi
ansiedad sobre el, porque el tiene cuidado de mí (1 Pedro 5:7). Con Cristo,
estoy libre de preocupaciones.
-Nunca Más confesaré esclavitud, porque el Señor es el Espíritu y donde está
el Espíritu del Señor ahí hay libertad (2 Corintios 3:17) Mi cuerpo es el templo
del Espíritu Santo
-Nunca Más confesaré condenación, porque no existe la condenación para
aquellos que están en Cristo (Romanos 8:1) Yo estoy en Cristo, por lo tanto
estoy libre de condenación.

SI AMAS A TU HIJO
Contestale, no le informes,
Protegelo, no lo cubras,
Ayudalo, no lo reemplaces,
Abrigalo, no lo tapes,
Amalo, no lo idolatres,
Acompañalo, no lo lleves.
Muestrale el peligro, no lo atemorices,
Incorporalo, no lo aisles,
Alientalo en sus esperanzas,
no lo desencantes,
No le exijas ser el mejor, pidele
que sea bueno y dale tu ejemplo.
No le prodigues amor, rodealo de amor,
No le enseñes a ser,
se tu como quieres que el sea.
No le dediques la vida, vivan todos.
Recuerda que tu hijo no te escucha,
te mira...
Y finalmente cuando se rompa
la jaula del canario, no compres otra,
enseñale a vivir sin puertas....

debería tener el color del amor
o el mismo color de la pasión
que a veces invade el corazón.
POR QUE LAS LAGRIMAS NO TIENEN COLOR
"POR QUE LA LAGRIMA NO TIENE COLOR?"
En cuanto lloraba, me puse a pensar...
Si fuese roja como sangre,
mis vestimentas podrían mancharse.
Si la lágrima fuese amarilla,
el color de la alegría,
Expresar tristeza
jamás podría...
Si fuese azul,
el color de la serenidad,
ya no lloraría jamás.
sería mi tranquilidad.
Si fuese blanca
como pétalos de rosas,
no serían lágrimas...
más perlas preciosas.

O tal vez el color de la tristeza
que abarca el alma y quita la calma.
Si la lágrima tuviese color
podría ser roja como la sangre.
La lágrima no tiene color.
porque nos aproxima a nuestro Creador.
Si la lágrima tuviese color
yo sólo lloraría de alegría.
más, ¿la lágrima de nostalgia?
¿De qué color sería?
Y la lágrima de decepción,
¿de qué color sería entonces?
Si la lágrima tuviese color
debería tener el color de un brillante.
Más como la lágrima es preciosa
Dios le dio el color de un diamante.
Puro y diáfano como tu alma!!!
DESCONOZCO AUTOR

Ahora una vez más,
me sigo preguntando...
¿Por qué la lágrima no tiene color?
Si fuesen negras
Sólo expresarían horror
¿Por qué será que la lágrima no tiene color?
La lágrima no tiene color...
Porque no siempre expresa dolor.
Y si ella fuese rosa,
¿Podría expresar alegría?
Las lágrimas no tienen color
porque son expresiones del alma
cuando el espíritu está llorando
el corazón dice: ten calma!!!
Si la lágrima tuviese color

Mira más allá
Se cuenta una historia de una familia pobre que tenía la facultad de tomar
todas las cosas por su lado positivo. Una mujer rica se interesó por ayudarlos.
Un día la visitó un vecino de la familia pobre y le dijo a la señora que no les
ayudara porque la estaban engañando.
Los niños de aquella familia siempre comen cosas deliciosas, lujos que ni yo
puedo permitirme - dijo el vecino, La mujer rica fue a visitar esta familia al
mediodía.
Estaba parada junto a la puerta, a punto de llamar, cuando oyó que una de las
niñitas le preguntaba a otra:- ¿Te vas a servir carne con puré hoy?

- No, creo que comeré pollo asado - respondió la otra niña. Al oír eso la mujer
golpeó la puerta y entró inmediatamente.

Casi pese a mi persona, mis oraciones mudas fueron contestadas.
Tengo entre todos, ¡las más ricas bendiciones!

Vio a las dos niñas sentadas a la mesa en la que habían unas pocas
rebanadas de pan seco, dos papas frías, un jarro de agua y nada más.

Los quiere

A sus preguntas contestaron que imaginaban que su pobre comida era toda
suerte de manjares y el juego hacía que la comida les fuera un verdadero
festín.- Usted no sabe lo delicioso que es el pan cuando una lo llama torta de
frutillas.
- Pero es mucho más rico si lo llamas helado de crema - dijo la otra niña.

APRENDE A ESCUCHAR
Aprende a escuchar a quien te ama
Aprende a razonar y a ser humana
que nadie es perfecto en esta vida
tenemos mil defectos en la vida

La señora rica salió de allí con una nueva idea de lo que significa el
contentamiento.
Descubrió que la felicidad no está en las cosas, si no en los pensamientos y
nuestra actitud ante las cosas, No pidamos que cambie nuestra suerte,
pidamos ser transformados nosotros.
Entonces, veremos que hay bendiciones que nos aguardan en la situación que
nos ha correspondido.

Hubo una vez dos mejores amigos
Hubo una vez dos mejores amigos. Ellos eran inseparables, eran una sola
alma. Por alguna razón sus caminos tomaron dos rumbos distintos y se
separaron.

1 Tesalonicenses 5
16 .-Estad siempre gozosos. 18.-Dad gracias en todo, porque esta es la
voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 21.-Examinadlo todo;
retened lo bueno.
Habacuc 3
17 Aunque la higuera no florezca, Ni en las vid es haya frutos, Aunque falte el
producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean
quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; 18 Con todo, yo me
alegraré en el Señor, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.
Agradecimiento especial por su aporte para Cristian Romero .-Costa Rica.Le pedí a Dios
Le pedí a Dios fuerzas, para lograr-Se me dio debilidad, para aprender a obedecer humildemente.
Pedí salud, para hacer grandes cosas--Se me dio enfermedad, para hacer cosas mejores.
Pedí riqueza, para ser feliz-Se me dio pobreza, para aprender sabiduría.
Pedí poder, para que todos me halagaran---Se me dio impotencia, para poder sentir la necesidad de Dios.
Pedí todas las cosa, para disfrutar de la vida-Se me dio la vida, para disfrutar de todas las cosas.
Nada se me dio de lo que pedí-pero todo lo que esperé.

Yo nunca volví a saber de mi amigo hasta el día de ayer, después de 10 años,
que caminando por la calle me encontré a su madre. La saludé y le pregunté
por mi amigo. En ese momento sus ojos se llenaron de lágrimas y me miró a
los ojos diciendo: murió ayer.... No supe qué decir, ella me seguía mirando y
pregunté cómo había muerto.
Ella me invitó a su casa, al llegar allí me ofreció sentarme en la sala vieja
donde pasé gran parte de mi vida, siempre jugábamos ahí mi amigo y yo. Me
senté y ella comenzó a contarme la triste historia. Hace 2 años le
diagnosticaron una rara enfermedad, y su cura era recibir cada mes una
transfusión de sangre durante 3 meses, pero ¿recuerdas que su sangre era
muy rara?, sí, lo sé, igual que la tuya....
Estuvimos buscando donadores y al fin encontramos a un señor vagabundo.
Tu amigo, como te acordarás, era muy testarudo, no quiso recibir la sangre del
vagabundo. Él decía que de la única persona que recibiría sangre sería de ti,
pero no quiso que te buscáramos, él decía todas las noches: no lo busquen,
estoy seguro que mañana si vendrá.... Así pasaron los meses, y todas las
noches se sentaba en esa misma silla donde estás tú sentado y rezaba para
que te acordaras de él y vinieras a la mañana siguiente. Así acabó su vida y en
la última noche de su vida, estaba muy mal, y sonriendo me dijo: madre mía,
yo sé que pronto mi amigo vendrá, pregúntale por qué tardó tanto y dale esa
nota que está en mi cajón.

La señora se levantó, regresó y me entregó la nota que decía:
Amigo mío, sabía que vendrías, tardaste un poco pero no importa, lo
importante es que viniste. Ahora te estoy esperando en otro sitio espero que
tardes en llegar, pero mientras tanto quiero decirte que todas las noches rezaré
por ti y desde el cielo te estaré cuidando mi querido mejor amigo. ¡Ah, por
cierto, ¿te acuerdas por qué nos distanciamos? sí, fue porque no te quise
prestar mi pelota nueva, jaja, qué tiempos.... éramos insoportables, bueno
pues quiero decirte que te la regalo y espero que te guste mucho. Te quiere
mucho: tu amigo por siempre.
"No dejes que tu orgullo pueda más que tú corazón...
La amistad es como el mar, se ve el principio pero no el final"
Envía esto a quienes consideras tus AMIGOS,
incluyendo a quien te lo haya enviado.
Si vuelve a tí, sabrás que tienes un círculo
de amigos.

Pequeño Rol
Un alto ejecutivo de empresa que hacía olas en la industria de la informática se
hallaba en un viaje de negocios en Tokio. Siempre era muy humilde y
compartía todos sus éxitos con sus empleados. Al finalizar todas sus
reuniones, se dirigió a un centro comercial para comprarles chocolates y
regalos a sus empleados en su país.
Al entrar en el centro comercial, una diminuta dama le regaló una cálida
sonrisa y le dio la bienvenida; esto lo tocó mucho y se sintió bien, no pudiendo
olvidar la calidez en su sonrisa. Él se fijaba en ella mientras compraba; ella
daba la misma sonrisa a todos los clientes que entraban al centro comercial.
El ejecutivo comenzó a preguntarse si alguna vez se sentiría ella cansada de
hacer lo mismo una y otra vez, así que se encaminó hacia ella y le preguntó:
- Mi querida dama, ¿no está Ud. cansada de hacer este trabajo y cuánto
tiempo ha estado haciéndolo?
La dama sonrió y dijo:
No, señor, yo he estado trabajando aquí por los últimos 10 años y me gusta mi
trabajo.
El ejecutivo quedó anonadado y preguntó:
¿Cómo es que ha estado haciendo esto por 10 años y por qué le gusta su

trabajo?
La dama sonrió de nuevo y dijo: Señor, es porque así sirvo a mi país.
Esto le pareció un tanto divertido al ejecutivo. Él dijo: ¿Sirves a tu país
sonriendo?
La diminuta dama dijo: Sí, señor, yo sonrío y todos los clientes que llegan al
centro se sienten felices y relajados.
Compran más, mi jefe está feliz y me paga más. Y como me paga más, puedo
atender a mi familia. Y ya que puedo atender a mi familia, ellos están felices.
Cuando los clientes nos compran, la demanda por los productos aumenta y, al
hacerlo, hay más fábricas. Y cuando hay más fábricas, hay más empleos.
Y cuando hay más empleos, la gente en el país está feliz.
Como la mayoría de nuestros clientes son extranjeros, hay entrada de divisas.
Ya que hay entrada de divisas, nuestro país tiene mucho dinero y se vuelve
más rico cada día. Y gente como Ud., contenta con nuestro servicio, visita
nuestro país más a menudo y, a veces, también le contará a su familia y
amigos. Mi país consigue más visitantes, más dinero, más empleos y más
gente feliz. Así es como sirvo a mi país.
Te invito a que apliquemos la misma actitud, sirvamos Hoy a nuestro País y a
nuestro Dios por la compañía de las compañías, la misión de las misiones que
se nos ha encomendado. Jamás pensemos que nuestra labor es demasiado
pequeña o insignificante para marcar un efecto en quienes nos rodean..!
Lucas 19:17
Él le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás
autoridad sobre diez ciudades.
Lucas 16:10
El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy
poco es injusto, también en lo más es injusto.
Deuteronomio 28:13
Te pondrá Dios por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no
estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de tu Dios, que yo te ordeno
hoy, para que los guardes y cumplas.

Por mucho que me quieras.....

SIEMBRA BONDAD
Y COSECHARÁS ACEPTACIÓN
La bondad de tu corazón
te abre muchas puertas.
Si eres ecuánime en tus juicios
evitarás desorientarte por prejuicios
y te librarás de ser injusto
en tus apreciaciones
sobre los otros y en relación
a sus actos.
Si te niegas a descalificar a los demás
te harás aceptable a ellos.
Si no insultas ni maldices a nadie,
sino más bien, bendices a todos,
lloverán bendiciones sobre ti.
Si te deshaces de resentimientos,
actuarás con firme y segura esperanza,
y tu corazón pacifico será un delicado
artesano de la armonía comunitaria.
Los hijos de Dios iluminarán
el mundo con la verdad del amor.

*****************
Por mucho que me quieras,no llores cuando muera.
No se llora al que parte,si algún día ha de regresar,
ni a la oculta semilla,si ha de brotar mañana,
ni a la oruga que muere,por dar vida a sus alas.
Aunque en el enturbiado charco de mis retinas,
no vuelvas a mirarte nunca mas en la vida,
aunque en el huerto mudo y helado de mi boca,
ya no florezcan besos...para tu cálida boca
aunque velos salobres,cuelguen de tus pestañas
y un collar de sollozos se anude en tu garganta
aunque el hambre insaciable,de la ausencia te muerda
y el plomo del vacío se condense en tus venas.
Por mucho que te falte,por mucho que me sientas
por mucho que me quieras,no llores cuando muera.
Que es difícil comprendo...,más escucha un secreto
el nacer y el morir,sólo son los extremos
de una eterna cadena,multiforme y extraña,
donde océanos de vida,se renuevan y cambian.
!Nada muere de veras¡...
Y aunque tus ojos vieran disgregarse mis carnes
como granos de arena y volar esparcidas,
es la furia del tiempo,
sólo vana apariencia será que haya muerto.
¡No!...yo no estaré muerta.
No es posible que muera,
soy tan indestructible como la Primavera,
podré adoptar como ella,extrañas apariencias
pero,también como ella,sentirás mi presencia
en la tierra,en el agua,en el aire y en el fuego,
en la flor y la espina,en la nube y el trueno.

La tierra de mis huesos,retornará a la tierra,
el agua de mi cuerpo,volverá al agua eterna,
el calor de mis venas,andará en nuevos fuegos
y el aire de mi pecho,viajará con el viento,
devuelto al mismo tiempo a la nada y al
TODO...
Surgiré en mil maneras,de mis yertos despojos
siempre viva y cambiante,indestructible,eterna
girando por los siglos en un cielo sin término.
y en una y otra forma,
me hallaré en tu vida,
en el agua que bebas,en la tela que vistas,
en la flor que te arome,en el aire que aspires.
Y...
puede que hasta el soplo de brisa
que acaricie,
al pasar...
a tus mejillas talvéz te traiga el eco
impalpable de un beso que te dí en otro tiempo...
************
Aunque tú no lo creas,
aunque ni lo sospeches,
siempre estaré contigo,
mientras tú me recuerdes.

La Mayonesa y el Café
Cuando las cosas en la vida parecen demasiado difíciles, cuando 24 horas al
día no son suficientes, recuerda el frasco de mayonesa y el café.

El profesor volvió a preguntarle a los estudiantes si el frasco estaba lleno y
ellos volvieron a decir que sí.
Luego el profesor tomo una caja con arena y la vació dentro del frasco Por
supuesto, la arena llenó todos los espacios vacíos y el profesor preguntó
nuevamente si el frasco estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes
respondieron con un "¡sí!" unánime.
El profesor enseguida agregó 2 tazas de café al contenido del frasco y
efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena. Los estudiantes
reían en esta ocasión.
Cuando la risa se apagaba, el profesor dijo: "Quiero que se den cuenta que
este frasco representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes,
como Dios, la familia, los hijos, la salud, los amigos, las cosas que te
apasionan. Son cosas que aún si todo lo demás lo perdiéramos y sólo éstas
quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas.
Las canicas son las otras cosas que importan, como el trabajo, la casa, el auto,
etc. La arena es todo lo demás, "las pequeñas cosas."
"Si ponemos la arena en el frasco primero, no habrá espacio para las canicas
ni para la pelotas de golf.
Lo mismo ocurre con la vida.
Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca
tendremos lugar para las cosas realmente importantes.
Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad.
Juega con tus hijos, tómate tiempo para asistir al doctor, ve con tu pareja a
cenar, practica tu deporte o afición favorita.
Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua.
Ocúpate de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan.

Un profesor delante de su clase de filosofía sin decir palabra tomó un frasco
grande y vacío de mayonesa y procedió a llenarlo con pelotas de golf.
Luego le preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Los estudiantes
estuvieron de acuerdo en decir que sí.

Establece tus prioridades, "el resto es sólo arena."

Así que el profesor tomó una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco
de mayonesa. Las canicas llenaron los espacios vacíos entre las pelotas de
golf.

"¡Qué bueno que lo preguntas! Sólo es para demostrarles que no importa
cuán ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de tazas
de café con un amigo".

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba el café.
El profesor sonrió y dijo:

(desconozco su autor)

HOLA
Hoy en día son
y Quiero que sepas Que
He descubierto Que Por que al
y
Ademas no me siento solo porque
Me olvido de todo lo que pasa y
Ademas e descubierto el verdadero significado de amistad
Tu la conoces

la hora de las ternuras que no derramé nunca,
la hora de los silencios que no tienen palabras,
tu hora, alba de sangre que me nutrió de angustias,
tu hora, medianoche que me fue solitaria.
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.
Yo soy esto que gime, esto que arde, esto que sufre.
Yo soy esto que ataca, esto que aúlla, esto que canta.
No, no quiero ser esto.
Ayúdame a romper estas puertas inmensas.
Con tus hombros de seda desentierra estas anclas.
Así crucificaron mi dolor una tarde.
Quiero no tener límites y alzarme hacia aquel astro.
Mi corazón no debe callar hoy o mañana.
Debe participar de lo que toca,
debe ser de metales, de raíces, de alas.
No puedo ser la piedra que se alza y que no vuelve,
no puedo ser la sombra que se deshace y pasa.
V No, no puede ser, no puede ser, no puede ser.
Entonces gritaría, lloraría, gemiría.

Es por eso si alguna vez estas triste y ademas
No lo dudes mas
y yo estare ahi para escucharte solo porque eres mi amigo/a

LLENAME DE MI
Llénate de mí.
Ansíame, agótame, viérteme, sacrifícame.
Pídeme. Recógeme, contiéneme, ocúltame.
Quiero ser de alguien, quiero ser tuyo, es tu hora,
Soy el que pasó saltando sobre las cosas,
el fugante, el doliente.
Pero siento tu hora,
la hora de que mi vida gotee sobre tu alma,

No puede ser, no puede ser.
Quién iba a romper esta vibración de mis alas?
Quién iba a exterminarme? Qué designio, qué‚ palabra?
No puede ser, no puede ser, no puede ser.
Libértame de mí. Quiero salir de mi alma.
Porque tú eres mi ruta. Te forjé en lucha viva.
De mi pelea oscura contra mí mismo, fuiste.
Tienes de mí ese sello de avidéz no saciada.
Desde que yo los miro tus ojos son más tristes.
Vamos juntos. Rompamos este camino juntos.
Ser‚ la ruta tuya. Pasa. Déjame irme.
Ansíame, agótame, viérteme, sacrificarme.
Haz tambalear los cercos de mis últimos límites.
Y que yo pueda, al fin, correr en fuga loca,
inundando las tierras como un río terrible,
desatando estos nudos, ah Dios mío, estos nudos,
destrozando,
quemando,
arrasando
como una lava loca lo que existe,

correr fuera de mi mismo, perdidamente,
libre de mí, Curiosamente libre.
¡Irme, Dios mío, irme!
(Pablo Neruda)

ALEJA DE TI...
Aleja de ti las cosas malas que traen confusión y problemas en tu vida que
dejan sembrado el pánico y el temor dentro de tu alma y corazón.
Aleja de ti la sombra de las dudas que no te deja abrir los ojos al nuevo
día que vendrá con luz de esperanza y felicidad.
Aleja de ti los corazones que no son sinceros, y se enfrentan a tu rostro
con mascaras pintadas con fachadas de payasos para reírse de ti.
Aleja de ti las malas amistades que se esconden tras de una roca cuando la
tempestad ataca tu vida y te sonríen cuando el sol de nuevo te baña con sus
rayos.
Aleja de ti los miedos que te han encerrado en una cueva oscura donde pasas
los días esperando que un nuevo camino se abra ante ti.
Aleja de ti la ceguera que roba los días de tu vida sin empezar a sembrar las
semillas de la felicidad.
Aleja de ti las lágrimas que tienes en el rostro y sonríe de nuevo aunque no
tengas una razón, solo por que has visto de nuevo el sol.
Aleja de ti las sombras y dale un nuevo espacio a la luz.
Aleja de ti las cosas malas y deja a las nuevas entrar.
Aleja de ti los miedos y toma valor para caminar.
Aleja de ti las lágrimas hoy es el mejor día para empezar de nuevo el
caminar por el sendero de la vida, acercando siempre la felicidad.

Urgente!
Urgente... Es una palabra con la que vivimos día a día en nuestra agitada vida
y a la cual le hemos perdido ya todo significado de premura y prioridad.
Urgente...
Es la manera mas pobre de vivir sobre este mundo, porque el día que nos
vamos, dejamos pendientes las cosas que verdaderamente fueron urgentes.
Urgente...
Es que hagas un alto en tu ajetreada vida y por un instante te veas y te
preguntes: ¿qué significado tiene todo esto que hago?
Urgente...
Es que te detengas y veas... cuan grande eres!
Urgente...
Es que cuando camines por la calle, levantes la vista, voltees y mires a tu
alrededor; observa el cielo, los árboles, las aves...¡a la gente!
Urgente...
Es que seamos más humanos... más hermanos!
Urgente...
Es que sepamos valorar el tiempo que nos pide un niño.
Urgente...
Es que una mañana, te levantes temprano y veas salir el sol, siente su calor y
dale gracias a Dios por tan grande regalo.
Urgente...
Es que te sientas vivo en cuerpo y alma!... que veas tus brazos, tus piernas, tu
cuerpo, tu inteligencia, y de verdad, ¡ vibres con la vida que te ha regalado el
Padre celestial !

Urgente...
Es que te tomes un instante en tu trabajo, salgas y respires profundo; y sientas
como el aire llena tus pulmones... estas vivo!

Habían dos piedrecitas que vivían en medio de otras, en el lecho de un
torrente. Se distinguían entre todas porque eran de un intenso color azul.

Urgente...
Es que le digas a la gente que la quieres, cuanto la amas hoy, no esperes
hasta mañana.

Cuando les llegaba el sol, brillaban como dos pedacitos de cielo caídos al
agua. Ellas conversaban en lo que serían cuando alguien las descubriera:
"Acabaremos en la corona de una reina" se decían.

Urgente...
Es que no se te vaya la vida en un soplo y que cuando mires atrás, seas ya un
anciano, que no puede echar el tiempo atrás, que todo lo hizo.

Un día por fin fueron recogidas por una mano humana. Varios días estuvieron
sofocándose en diversas cajas, hasta que alguien las tomó y oprimió contra
una pared, igual que otras, introduciéndolas en un lecho de cemento pegajoso,
lloraron, suplicaron, insultaron, amenazaron, pero dos golpes de martillo las
hundieron todavía más en aquel cemento.

Eclesiastes 3
1.- Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
2.- Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de
arrancar lo plantado;
3 tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
4 tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;
5 tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y
tiempo de abstenerse de abrazar;
6 tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de
desechar;
7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;
8 tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.
9 ¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?
10 Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que
se ocupen en él. 11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto
eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la
obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

A partir de entonces solo pensaban en huir. Trabaron amistad con un hilo de
agua que de cuando en cuando corría por encima de ellas y le decían: "Fíltrate por debajo de nosotras y arráncanos de está maldita pared".
Así lo hizo el hilo de agua y al cabo de unos meses las piedrecitas ya bailaban
un poco en su lecho.
Finalmente en una noche húmeda las dos piedrecitas cayeron al suelo y
yaciendo por tierra echaron una mirada a lo que había sido su prisión. La luz
de la luna iluminaba un espléndido mosaico.
Miles de piedrecitas de oro y de colores formaban la figura de Cristo. Pero en
el rostro del Señor había algo raro, estaba ciego. Sus ojos carecían de
pupilas. Las dos piedrecitas comprendieron: eran ellas las pupilas de Cristo.
Por la mañana un sacristán distraído tropezó con algo extraño en el suelo. En
la penumbra pasó la escoba y las echó al cubo de basura. Cristo tiene un plan
maravilloso para cada uno de nosotros, y a veces no lo entendemos y por
hacer nuestra propia obra malogramos lo que Él había trazado.
Somos nosotros las pupilas de Cristo. Él nos necesita, para que a través de
nosotros, pueda llevar el amor al mundo.

LAS PIEDRECITAS AZULES
Una historia que nos enseña a seguir el Plan de Dios.

SE VENDE CASA
Un señor se encontró cierto día en la calle a su amigo el gran poeta Olavo
Bilac y le dijo:

- Sr. Bilac, necesito vender mi casa, que Ud. bien conoce. ¿Podría redactar el
aviso para el diario?
Olavo Bilac tomó lápiz y papel y escribió:
"Se vende encantadora propiedad, donde cantan los pájaros al amanecer en
las extensas arboledas, rodeado por las cristalinas aguas de un lindo
riachuelo. La casa, bañada por el sol naciente, ofrece la sombra tranquila de
las tardes en la terraza."
Algunos meses después, el poeta se encontró con el señor y le preguntó si ya
había vendido su casa.

Yo perdí muchas veces y muchas cosas en mi vida....... Pero junto a ese
"perder" hoy intento el valor de "dar" ... Porque siempre es posible luchar por lo
que amamos, y porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo.
No importa en que momento te cansaste. Lo que importa es que siempre es
importante y necesario recomenzar.................Recomenzar es saber que Dios
nos da una nueva oportunidad, es renovar las esperanzas en Él, y lo más
importante......Depositar tu confianza en que Él te está sosteniendo.
Sufriste mucho en este período??......Aprendiste.
Lloraste mucho??.........Puedes identificarte con otros que sufren.
Sentiste rencor??.... Fue para aprender a perdonar.

-No pensé más en eso, dijo el hombre. Después de leer el aviso, me dí cuenta
de la maravilla que tenía.

Estuviste solitario en algún momento??....Fue porque cerraste la puerta.

A veces, no nos damos cuenta de las cosas buenas que tenemos y vamos tras
falsos tesoros. Debemos valorar lo que tenemos y que nos fue dado
gratuitamente por Dios: la salud, los amigos, el empleo, el conocimiento que
adquirimos, la sonrisa de los niños y el cariño de esa persona especial.
Estos sí son verdaderos tesoros.

Te sientes solo??....Mira alrededor y encontraras mucha gente esperando tu
sonrisa para acercarse mas a ti.

Texto enviado por Bautista Gil.

Si pensamos pequeño, dejaremos de hacer mucho de lo que podemos. Si
pensamos firmemente en lo bueno, en lo recto, en lo agradable a Dios, vamos
a ser útiles a los que nos rodean y ello nos dará gozo.

PEDI UN JUGUETE
Perdí un juguete que me acompañó en mi infancia, pero gané el recuerdo del
amor de quien me hizo ese regalo.
Perdí mis privilegios y fantasías de niño, pero.......Pero gané la oportunidad de
crecer y vivir libremente.
Perdí a mucha gente que quise y que amo todavía.....Pero gané el cariño y el
ejemplo de sus vidas.
Perdí momentos únicos en la vida porque lloraba en vez de sonreír ...........Pero
descubrí que es sembrando amor, como se cosecha amor.

Hoy es un excelente día para comenzar un nuevo proyecto de vida. Mira alto,
sueña alto, anhela lo mejor de lo mejor, anhela todo lo bueno, que la vida nos
trae lo que anhelamos.

Desecha lo malo, permite que Dios entre a tu corazón, lo limpie y así Él te dará
una vida nueva, llena de su amor, porque Dios es Amor
Confía en la Dios

Por mucho que me quieras.....
Por mucho que me quieras, no llores cuando muera.
No se llora al que parte, si algún día ha de regresar,
ni a la oculta semilla, si ha de brotar mañana,
ni a la oruga que muere, por dar vida a sus alas.
Aunque en el enturbiado charco de mis retinas,
no vuelvas a mirarte nunca mas en la vida,
aunque en el huerto mudo y helado de mi boca,
ya no florezcan besos...para tu cálida boca
aunque velos salobres, cuelguen de tus pestañas
y un collar de sollozos se anude en tu garganta
aunque el hambre insaciable, de la ausencia te muerda
y el plomo del vacío se condense en tus venas.
Por mucho que te falte, por mucho que me sientas
por mucho que me quieras, no llores cuando muera.
Que es difícil comprendo...,más escucha un secreto
el nacer y el morir, sólo son los extremos
de una eterna cadena, multiforme y extraña,
donde océanos de vida, se renuevan y cambian.
!Nada muere de veras¡...

girando por los siglos en un cielo sin término.
y en una y otra forma,
me hallaré en tu vida,
en el agua que bebas, en la tela que vistas,
en la flor que te arome, en el aire que aspires.
Y...
puede que hasta el soplo de brisa
que acaricie,
al pasar...
a tus mejillas tal vez te traiga el eco
impalpable de un beso que te di en otro tiempo...
Aunque tú no lo creas,
aunque ni lo sospeches,
siempre estaré contigo,
mientras tú me recuerdes.

Y aunque tus ojos vieran disgregarse mis carnes
como granos de arena y volar esparcidas,
es la furia del tiempo,
sólo vana apariencia será que haya muerto.
¡No!...yo no estaré muerta.
No es posible que muera,
soy tan indestructible como la Primavera,
podré adoptar como ella, extrañas apariencias
pero, también como ella, sentirás mi presencia
en la tierra, en el agua, en el aire y en el fuego,
en la flor y la espina, en la nube y el trueno.
La tierra de mis huesos, retornará a la tierra,
el agua de mi cuerpo, volverá al agua eterna,
el calor de mis venas, andará en nuevos fuegos
y el aire de mi pecho, viajará con el viento,
devuelto al mismo tiempo a la nada y al
TODO...
Surgiré en mil maneras, de mis yertos despojos
siempre viva y cambiante, indestructible, eterna

La Muñeca de Trapo

Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo, y me
regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero,
definitiva pensaría todo lo que digo.
* Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.
* Dormiría poco y soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos
los ojos, perdemos sesenta segundos de luz.
* Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás
duermen, escucharía mientras los demás hablan, y cómo disfrutaría de un
buen helado de chocolate...

* He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño por
vez primera el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.
* He aprendido que un hombre únicamente tiene derecho de mirar a otro
hombre hacia abajo, cuando ha de ayudarlo a levantarse.
* Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero finalmente de
mucho no habrán de servir porque cuando me guarden dentro de esta maleta,
infelizmente me estaré muriendo....
(desconozco su autor)

* Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces
al sol, dejando al descubierto, no solamente mi cuerpo, sino mi alma.
* Dios mío, si yo tuviera un corazón.... Escribiría mi odio sobre el hielo, y
esperaría a que saliera el sol.
* Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de
Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna.
* Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el
encarnado beso de sus pétalos...
* Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida... No dejaría pasar un solo día sin
decirle a la gente que quiero, que la quiero y a ti mi Dios te adoraria a cada
momento de mi vida.
* Convencería a cada mujer de que ella es mi favorita y viviría enamorado del
amor.
* A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de
enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de
enamorarse.
* A un niño le daría alas, pero dejaría que él solo aprendiese a volar.
* A los viejos, a mis viejos, les enseñaría que la muerte no llega con la vejez
sino con el olvido.
Tantas cosas he aprendido de ustedes los hombres.....
* He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin
saber que la verdadera felicidad esta en la forma de subir la escarpada.

EL CAMINO
En el camino aprendí,
que llegar alto no es CRECER,
que mirar no siempre es VER,
ni escuchar es OÍR.
Ni lamentarse es SENTIR,
Ni acostumbrarse es QUERER.
En el camino aprendí
que andar solo no es SOLEDAD
que cobardía no es PAZ,
ni ser feliz SONREÍR.
Y que peor que mentir,
Es silenciar LA VERDAD.
En el camino aprendí,
que puede un sueño de AMOR,
abrirse como una FLOR,
y como esa flor MORIR
pero en su breve existir,
es todo AROMA Y COLOR.

Y....
En el camino aprendí, que la humildad no es sumisión
La humildad es ese Don que suele confundir
NO ES LO MISMO SER SERVIL
QUE SER UN BUEN SERVIDOR.
CUANDO VAYAN MAL LAS COSAS
COMO A VECES SUELEN IR...
Cuando tu camino solo ofrezca cuestas que subir,
Cuando tengas poco haber pero mucho que pagar
Y precises sonreir aún teniendo que llorar...
CUANDO EL DOLOR TE AGOBIE
Y no puedas ya sufrir,
DESCANSAR ACASO DEBES,
PERO NUNCA DESISTIR.
"CUANDO TODO ESTÉ PEOR...
MÁS DEBEMOS INSISTIR.....

hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda.
Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes
menos de una moneda de oro. Ve y regresa con esa moneda lo más rápido
que puedas. El joven tomó el anillo y partió.
Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban
con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo.
Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban
vuelta la cara y sólo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia
de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio
de un anillo.
En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de
cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda
de oro y rechazó la oferta. Después de ofrecer su joya a toda persona que se
cruzaba en el mercado, más de cien personas-, abatido por su fracaso montó
su caballo y regresó.
¡Cuánto hubiera deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro! Podría
entonces habérsela entregado él mismo al maestro para liberarlo de su
preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda. Entró en la habitación.
-Maestro- dijo- lo siento, no se puede conseguir lo que me pediste. Quizá
pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda
engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.
-Qué importante lo que dijiste, joven amigo- contestó sonriente el maestro-.

El Anillo
Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para
hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y
bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me
valoren más?

Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al
joyero. ¿Quién mejor que él para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y
pregúntale cuánto te da por él. Pero no importa lo que ofrezca, no se lo
vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

El maestro sin mirarlo, le, dijo: Cuanto lo siento muchacho, no puedo ayudarte,
debo resolver primero mi propio problema. Quizá después...

El joven volvió a cabalgar. El joyero examinó el anillo a la luz del candil con su
lupa, lo pesó y luego le dijo:

-y haciendo una pausa agregó: si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría
resolver este problema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

-Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender YA, no puedo darle más
que 58 monedas de oro por su anillo

- E...encantado,- maestro- titubeó el joven, pero sintió que otra vez era
desvalorizado, y sus necesidades postergadas.

- ¡ 58 MONEDAS ! Exclamó el joven.

Bien, asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño y
dándoselo al muchacho, agregó- toma el caballo que está allá afuera y cabalga

Sí, replicó el joyero- yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de
70 monedas, pero no sé...si la venta es urgente...

El joven corrió emocionado a la casa del maestro a contarle lo sucedido.
-Siéntate- dijo el maestro después de escucharlo- Tú eres como este anillo:
una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede revaluarte verdaderamente
un experto.

6.- VALORAR los pequeños como los grandes regalos que te dé la vida. Juntos
llenarán tu corazón de felicidad.

¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero
valor?
Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño.

8.- DESCARTAR aquello que pueda hacerte daño o sepas que no tiene
sentido.

Todos somos como esta joya, valiosos y únicos. Debemos estar seguros que
para el experto por excelencia somos de un valor incalculable, no solo porque
conoce mejor que nadie nuestra vida sino aún mejor, fué El quien nos creó a
su imagen y semejanza (Gen 1:27).

7.- GUARDAR cada enseñanza recibida, cada afecto compartido. Como tesoro
que por siempre te harán sentir vivo.

9.- RESCATAR todo lo que te permita crecer y ser feliz en familia y con
amigos.
10.- COMPARTIR con todos los que te rodean, lo mejor de ti y sentir que vale
la pena creer, soñar y vivir por un mundo mejor.

(Efesios 2 10) Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para
buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos
en ellas.
¿Puede alguien ser más importante que eso? ¡Somos la obra maestra de Dios!

Decálogo de la vida
Por Enrique de Zárraga
1.- REGALAR una sonrisa cada día. Con ella te sentirás feliz tú y quien la
reciba.
2.- SOÑAR Y VOLAR. Aunque nuestros pies toquen la Tierra.
3.- LLORAR cuando una nostalgia o tristeza, te lo pida. Una lágrima no es
debilidad, ayuda a recuperar una sonrisa.
4.- PERDONAR tus propios tropiezos y de los demás. Lo Importante es darte y
dar la posibilidad de pararse y volver a caminar.
5.- INTENTAR todo lo que sientas latir en tu corazón y en tu alma. Confiando
que te hará feliz.

EL COLLAR DE PERLAS
Teresa era una linda niña de cinco años de
ojos relucientes. Un día mientras ella con su
mamá visitaban la tienda, Teresa vio un
collar de perlas de plástico que costaba
2.50 dólares. ¡Cuánto deseaba poseerlo!
Preguntó a su mamá si se lo compraría, y
su mamá le dijo: Hagamos un trato, yo te
compraré el collar y cuando lleguemos a
casa haremos una lista de tareas que
podrás realizar para pagar el collar, ¿está
bien? Teresa estuvo de acuerdo, y su mamá le compró el collar de perlas.

Teresa trabajó con tesón todos los días para cumplir con sus tareas. En poco
tiempo Teresa canceló su deuda. ¡Teresa amaba sus perlas! Ella las llevaba
puestas a todas partes: al kinder, a la cama, y cuando salía con su mamá.
Teresa tenía un padre que la quería muchísimo. Cuando Teresa iba a su cama,
él se levantaba de su sillón favorito para leerle su cuento preferido. Una noche,
cuando terminó el cuento, le dijo: "Teresa, ¿tú me quieres?", "¡OH!, sí papá".
"Entonces, regálame tus perlas," le pidió él. "¡OH, papá! No mis perlas," dijo
Teresa. "Pero te doy a Rosita, mi muñeca favorita. ¿La recuerdas?, tú me la
regalaste el año pasado para mi cumpleaños. Y te doy su ajuar también, ¿está
bien, papá?", "¡OH!, no hijita, está bien, no importa", dándole un beso en la
mejilla. "Buenas noches, pequeña".
Una semana después, nuevamente su papá le preguntó al terminar el diario
cuento: "Teresa, ¿tú me quieres?", "¡OH, sí papá, ¡tú sabes que te quiero!", le
dijo ella. "Entonces regálame tus perlas". "¡OH, papá! No mis perlas; pero te
doy a Lazos, mi caballo de juguete. Es mi favorito, su pelo es tan suave y tú
puedes jugar con él y hacerle trencitas". "¡OH!, no hijita, está bien," le dijo su
papá en la mejilla, "Felices sueños."
Algunos días después, cuando el papá de Teresa entró a su dormitorio para
leerle un cuento, Teresa estaba sentada en su cama y le temblaban los labios.
"Toma papá" dijo, y estiró su mano. La abrió y en su interior estaba su tan
querido collar, el cual entregó a su padre. Con una mano él tomó las perlas de
plástico y con la otra extrajo de su bolsillo una cajita de terciopelo azul. Dentro
de la cajita había unas hermosas perlas genuinas. Él las había tenido todo este
tiempo, esperando que Teresa renunciara a la baratija para poder darle la
pieza de valor.
Y así es también con nuestro Padre Celestial. Él está esperando que
renunciemos a las cosas sin valor en nuestras vidas para darnos preciosos
tesoros. ¿No es bueno el Señor? Esto me hace pensar las cosas a las cuales
me aferro y me pregunto: ¿qué es lo que Dios me quiere dar en su lugar?
Y a ti... ¿QUÉ TE DICE el Señor?:
"En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando hagáis oración no
habléis mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho
hablar, serán escuchados. No los imitéis, porque el Padre sabe lo que les hace
falta, antes de que se lo pidan. . Del Evangelio Según San Mateo 6, 7-8