You are on page 1of 123

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ...

2
San Pablo

J.C.C. 1

26. No te detengas
(Fe)
No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.
No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar. No te mires con tus ojos,
contémplate con la mirada de Dios. No pienses en lo largo que es el camino de tu transformación,
sino en cada paso que puedes dar para ser lo que Dios quiere que seas. No confíes en tus propias
fuerzas; pon tu vida en manos de Dios.
No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú. Deja
que el amor te toque y no te defiendas de él. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es
alcanzarla. Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo. No
sufras por lo que viene, recuerda que "cada día tiene su propio afán" (Mt. 6,34).
Busca alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te
apoye y te acompañe en ella. No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es porque
sabe que tú puedes con ella. Si algún día te sientes cansado, busca el descanso en Dios que
renovará tus fuerzas. Si algún día te sientes demasiado responsable de otros, recuerda que sólo
Jesús es el Mesías. Si te sientes atado a alguien, pídele a Jesús que rompa las ataduras y que su
amor vuelva a crear lazos nuevos de amor según su Espíritu. Si reaccionas ante toda provocación,
ruega a Dios para que te enseñe a responder en lugar de reaccionar. Si tu felicidad y tu vida
dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.
Si necesitas tener todo bajo control, entrega el control de tu vida a Dios y confía en su poder y
en su amor por ti. Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso; ¡eres un
hijo de Dios! Piensa que Él está más interesado que tú en que te conviertas en esa creación que Él
pensó desde toda la eternidad.
"Vivir Sirviendo, Vivir Amando. Que este sea el mejor día de tu vida"
Agradecemos esta aportación enviada por Vanessa Colombo.

27. Dios si existe
(Fe)
Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recortarse la barba. Como es costumbre
en estos casos entabló una amena conversación con la persona que le atendía. Hablaban de tantas
cosas y tocaron muchos temas, de pronto tocaron el tema de Dios, el barbero dijo: Fíjese caballero
que yo no creo que Dios exista, como usted dice...
- ¿Pero?, ¿porqué dice usted eso? - Pregunto el cliente. – Pues es muy fácil, basta con salir a
la calle para darse cuenta de que Dios no existe, o dígame, acaso si Dios existiera, habrían tantos
enfermos, habría niños abandonados, si Dios existiera no habría sufrimiento ni tanto dolor para la
humanidad, yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas. El cliente se
quedó pensando un momento, pero no quiso responder para evitar una discusión. El barbero terminó
su trabajo y el cliente salió del negocio. Recién abandonaba la barbería cuando vio en la calle a un
hombre con la barba y el cabello largo, al parecer hacía mucho tiempo que no se lo cortaba y se veía
muy desarreglado. Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:
- ¿Sabe una cosa? los barberos no existen . . .
- ¿Cómo que no existen? - pregunto el barbero - Si aquí estoy yo, y soy barbero.
- ¡No! - dijo el cliente.
- No existen porque si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de
ese hombre que va por la calle. - Ahh, los barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no
vienen hacia mí. - ¡Exacto! - dijo el cliente - ese es el punto, Dios sí existe, lo que pasa es que las
personas no van hacia El y no le buscan, por eso hay tanto dolor y miseria...

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 2

Agradecemos su aportación a: María Elena Ruiz Guerrero.
41. Fracaso
(Fe)
FRACASO NO SIGNIFICA QUE SOMOS UNOS FRACASADOS.
Significa que todavía no hemos tenido buen éxito.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE NO HEMOS LOGRADO NADA.
Significa que hemos aprendido algo.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE HEMOS ACTUADO COMO NECIOS. Significa
que hemos tenido mucha fe.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE HEMOS SUFRIDO EL DESCREDITO. Significa
que estuvimos dispuestos a probar.
FRACASO NO SIGNIFICA FALTA DE CAPACIDAD.
Significa que debemos hacer las cosas de distinta manera.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE SOMOS INFERIORES.
Significa que no somos perfectos.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE HEMOS PERDIDO NUESTRA VIDA. Significa que
tenemos buenas razones para empezar de nuevo.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE DEBEMOS ECHARNOS ATRAS.
Significa que tenemos que luchar con mayor ahínco.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE JAMAS LOGRAREMOS NUESTRAS METAS.
Significa que tardaremos un poco más en alcanzarlas.
FRACASO NO SIGNIFICA QUE DIOS NOS HA ABANDONADO.
¡Significa que Dios tiene una mejor idea y un plan de salvación mejor para nosotros!
Agradecemos esta aportación a Ana Macías.

44. La Escalera
(Fe)
Un carpintero se puso un día a construir una escalera. Pasó un vecino, vio lo que estaba
haciendo y le dijo: si me regalas un pequeño pedazo, a mí me servirá mucho y a tu obra casi no le
perjudicará, ¿pudieras regalarme un tramo de tu escalera? El carpintero se rascó la cabeza y se lo
dio.
El vecino se lo agradeció y se fue contento. Después vino otra persona y le explicó que,
permitiéndole usar unos peldaños, trabajaría y alimentaría a sus hijos. El carpintero accedió y le
regaló unos peldaños. El hombre se retiró contento y agradecido. El carpintero continuó trabajando en
su obra. Pasó por allí una pobre mujer y le pidió que le regalara un pedazo de madera, ya que era
urgente arreglar una pared de su casa por la que se colaba el viento. El carpintero accedió. La mujer
se alejó contenta y agradecida.
Vinieron muchos más y el carpintero seguía accediendo. El invierno era duro, la miseria muy
grande y el carpintero daba a todos pedazos de su escalera, aun para quemarlos como leña.
Y decía:
No comprendo, mujer.
Mi escalera es cada vez más chica y, sin embargo, ¡subo por ella al cielo!
Que este día subas un escalón más de tu escalera para llegar al cielo.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 3

62. Una historia de Milagros
(Fe)
Tres personas iban caminando por una vereda de un bosque; un sabio con fama de hacer milagros,
un poderoso terrateniente del lugar y, un poco atrás de ellos y escuchando la conversación, iba un
joven estudiante alumno del sabio.
Poderoso: "Me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa y que inclusive puedes
hacer milagros".
Sabio:

"Soy una persona vieja y cansada... ¿Como crees que yo podría hacer milagros?".

Poderoso: "Pero me han dicho que sanas a los enfermos, haces ver a los ciegos y vuelves cuerdos a
los locos..... esos milagros solo los puede hacer alguien muy poderoso".
Sabio:

“¿Te referías a eso?… Tu lo has dicho, esos milagros solo los puede hacer alguien muy
poderoso... no un viejo como yo. Esos milagros los hace Dios, yo solo pido se conceda
un favor para el enfermo, o para el ciego, y todo el que tenga la fe suficiente en Dios
puede hacer lo mismo".

Poderoso: "Yo quiero tener la misma fe para poder realizar los milagros que tu haces..... muéstrame
un milagro para poder creer en tu Dios".
Sabio:

"¿Esta mañana volvió a salir el sol?".

Poderoso: "Si, claro que si!!".
Sabio:

"Pues ahí tienes un milagro..... el milagro de la luz".

Poderoso: "No, yo quiero ver un verdadero milagro, oculta el sol, saca agua de una piedra.... mira,
hay un conejo herido junto a la vereda, tócalo y sana sus heridas".
Sabio:

"¿Quieres un verdadero milagro? No es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace
algunos días?".

Poderoso: "Si!! Fue varón y es mi primogénito".
Sabio:

"Ahí tienes el segundo milagro.... el milagro de la vida".

Poderoso: "Sabio, tu no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro..."
Sabio:

"¿Acaso no estamos en época de cosecha?, no hay trigo y sorgo donde hace unos meses
solo había tierra?".

Poderoso: "Si, igual que todos los años".
Sabio:

"Pues ahí tienes el tercer milagro...."

Poderoso: "Creo que no me he explicado. Lo que yo quiero...." (el sabio lo interrumpe)
Sabio:

"Te has explicado bien, yo ya hice todo lo que podía hacer por ti...Si lo que encontraste no
es lo que buscabas, lamento desilusionarte, yo he hecho todo lo que podía hacer".

Dicho esto, el poderoso terrateniente se retiro muy desilusionado por no haber encontrado lo que
buscaba. El sabio y su alumno se quedaron parados en la vereda. Cuando el poderoso terrateniente
iba muy lejos como para ver lo que hacían el sabio y su alumno, el sabio se dirigió a la orilla de la
vereda, tomo al conejo, soplo sobre el y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba algo
desconcertado…

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 4

Joven:

"Maestro te he visto hacer milagros como este casi todos los días, ¿Por qué te negaste a
mostrarle uno al caballero?, ¿Por que lo haces ahora que no puede verlo?".

Sabio:

"Lo que el buscaba no era un milagro, sino un espectáculo. Le mostré 3 milagros y no
pudo verlos. Para ser rey primero hay que ser príncipe, para ser maestro primero hay que
ser alumno... no puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los
pequeños milagros que se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios
en todas las pequeñas cosas que ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no
necesitas mas milagros que los que Dios te da todos los días sin que tu se los hayas
pedido".

Agradecemos esta aportación a Marisol Cruz
Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!
Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"Yo les aseguro que, quien escucha mi palabra y cree en el que me envió, tiene vida eterna y no será
condenado en el juicio, porque ya pasó de la muerte a la vida. Del Evangelio Según San Juan 5, 25

45. Testimonio
(Fe)
Bueno lo que yo les voy a contar es lo que le pasó a mi familia.
Una noche mi padre sintió un dolor muy fuerte en el estómago y lo tuvimos que internar, no
sabíamos que tenía, le hicieron muchos estudios y por fin le diagnosticaron cáncer en el páncreas mi
madre estaba inconsolable porque aparte no teníamos dinero para pagar el hospital, por
circunstancias ajenas lo tuvieron que cambiar de hospital y el médico dijo que lo mejor sería
trasladarlo a un hospital en la capital.
Estando ahí lo revisaron dos oncólogos más y dijeron que él estaba peor de lo que pensaban y
que necesitaba una operación urgente para que pudiera comer, pero cuando salieron de la operación
los médicos dijeron que mi padre estaba todo invadido de cáncer y que no tenía remedio que iba a
morir, y que no podían asegurar el tiempo pero, no le daban más de 3 meses, en mi casa hicimos
todo lo imposible, lo llevamos con mucha gente hasta recurrimos a curanderos, pero la actitud de él,
de querer vivir y su fe fueron lo que lo salvaron.
Este octubre se van a cumplir 6 años de eso. Los médicos nunca lo van a aceptar pero las
pruebas ahí están, él esta perfectamente bien y todo gracias a Dios. Mi familia y yo, creemos que fue
un milagro y una oportunidad de vida para mi padre y por supuesto para nosotros, su familia. A los
dos años después de lo de mi padre le diagnosticaron cáncer en un seno a mi madre le extirparon el
seno pero gracias a Dios ella esta bien, también. Bien dicen que la fe mueve montañas y créanme
que Dios puede hacerlo. Que este testimonio nos sirva para que nos acerquemos más a Dios y
crezca nuestra fe su amiga: Karina Rodríguez.
Le agradecemos a Karina Rodríguez por su testimonio.

69. El Deportista
(Fe)
Un joven que fue criado como ateo estaba entrenando para salto ornamental a nivel olímpico.
La única influencia religiosa que recibió en su vida le llegó a través de un amigo cristiano. El
deportista no prestó mayor atención a los sermones de su amigo, aunque los escuchaba con
frecuencia. Una noche fue a la piscina de la universidad a la que pertenecía. Las luces estaban todas
apagadas, pero como la noche era clara y la luna brillaba, el deportista se animó a practicar.
El joven se subió al trampolín más alto, en donde se colocó de espalda a la piscina al filo de la
rampa y extendió sus brazos. Al hacer esto, vio su propia sombra en la pared. La sombra de su
cuerpo tenía la forma exacta de una cruz.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 5

En lugar de saltar, se arrodilló y, finalmente, le pidió a Dios que entrara en su vida. Mientras el
joven oraba, el personal de limpieza ingresó y encendió las luces. Habían vaciado la piscina para
repararla.

58. Padre, ¿Por qué me has abandonado?
(Fe)
En el siguiente texto, el arzobispo Nguyên Van Thuân confiesa las pruebas que tuvo que
soportar en sus 13 años de cárcel en Vietnam. Aprendamos de su testimonio:
La primera vez que tuve que defenderme en un tribunal nadie estuvo a mi lado.
Todos me abandonaron. En varias ocasiones me sentí abandonado, especialmente cuando en
la noche del 1 de diciembre de 1975 me encadenaron junto a otra persona y nos llevaron con otros
prisioneros, todos de pie, de la prisión al barco en el que más tarde nos embarcarían para llevarnos al
norte de Vietnam, a 1.700 kilómetros de mi diócesis. Sentí un gran sufrimiento pastoral, pero puedo
atestiguar que el Padre no me abandonó y me dio fuerza.
Quizá todos, en ocasiones, vivimos momentos semejantes de abandono. Nos sentimos
abandonados cuando nos inunda la soledad o el sentido de fracaso; cuando sentimos el peso de
nuestros pecados. Nos sentimos abandonados cuando incomprensiones e infidelidades perturban
nuestras relaciones fraternas; cuando estamos en contacto con los sufrimientos de la Iglesia y de
pueblos enteros... Son pequeñas o grandes "noches del alma" que oscurecen en nosotros la certeza
de la presencia de Dios cercano, que da sentido a toda nuestra vida. En esos momentos, incluso la
alegría y el amor parecen apagarse. Pero es en esos momentos cuando mejor se puede comprender
el misterio de la cruz.
Los santos también han experimentado noches de desesperación, momentos en los que se han
sentido abandonados por todo y por todos. Sin embargo, como auténticos expertos del amor de Dios,
no han dudado en recorrer hasta el final la vía de la cruz, dejándose iluminar y forjar por ella, aunque
esto implicara la propia muerte. Es la ley del Evangelio: "Si el grano caído en tierra no muere, queda
solo, pero si muere, produce mucho fruto". Es también la ley propia de Jesús: su muerte fue real, pero
es todavía mucho más real la vida sobreabundante que mana de aquella muerte.
Cristo carga con los pecados del hombre hasta el punto de que en la cruz se dirige al Padre
para gritar: "¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?". Había sido traicionado por los
hombres , los suyos no estaban con él, y ahora Dios, al que llamaba "Papá" («Abbá»), calla. El Hijo
siente el vacío de su ausencia, pierde la alegría de su presencia. Pero la incalificable certeza de no
estar solo nunca, de ser escuchado siempre por el Padre, de ser instrumento de su voluntad, deja el
paso a esa súplica llena de dolor.
Fue el abandono sensible más desolador que experimentó durante su vida, como afirma san
Juan de la Cruz. De ese modo, Cristo fue aniquilado y reducido casi a la nada. Y, sin embargo,
precisamente cuando era oprimido, realizó la obra más maravillosa de todas las que cumplió en el
cielo y en la tierra durante su existencia terrena, llena de milagros y de prodigios. Con ella reconcilió y
unió a Dios con el género humano. En esta sorprendente dinámica del amor de Dios, todos nuestros
sufrimientos son acogidos y transformados, cada vacío es llenado, cada pecado redimido.
Nuestro abandono, nuestra lejanía de Dios es colmada.
Meditación dirigida por monseñor François Xavier Nguyên Van Thuân al Papa
Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!
Y a ti... que QUE TE DICE el Señor:
"En aquel tiempo, Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: "Si mi hermano me ofende, ¿cuántas
veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces? " Jesús le contestó: " No sólo siete, sino hasta
setenta veces siete". Del Evangelio Según San Mateo 18,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 6

70. El poder de una oración
(Fe)
Luisa Ríos, una mujer pobremente vestida y con una expresión de derrota en el rostro, entró en
una tienda de abarrotes. Se acercó al dueño de la tienda y de una forma muy humilde le preguntó si
podía fiarle algunas cosas. Hablando suavemente, le explicó que su esposo estaba muy enfermo y no
podía trabajar, que tenían siete hijos y que necesitaban comida. Juan Longoria, el abarrotero, se mofó
de ella y le pidió que saliera de la tienda. Recordando las necesidades de su familia, la mujer le dijo:
"Por favor señor, le traeré el dinero tan pronto como pueda" Juan le dijo que no podía darle crédito, ya
que no tenía cuenta en la tienda. Junto al mostrador había un cliente que estaba escuchando la
conversación. El cliente se acercó al mostrador y le dijo al abarrotero que él respondería por lo que
necesitara la mujer para su familia.
El abarrotero, no muy contento con lo que pasaba, le preguntó de mala gana a la señora si traía
una lista. Luisa respondió: "Sí, señor" "Está bien", le dijo el tendero, "ponga su lista en la balanza y lo
que pese la lista, eso le daré en mercancía". Luisa pensó un momento con la cabeza baja, sacó una
hoja de papel de su bolso y escribió algo en ella. Después puso la hoja de papel cuidadosamente
sobre la balanza, todo esto con la cabeza baja. Los ojos del tendero se abrieron de asombro, al igual
que los del cliente, cuando el plato de la balanza bajó hasta el mostrador y se mantuvo abajo.
El tendero, mirando fijamente la balanza, se volvió hacia el cliente y le dijo: "¡No puedo creerlo!"
El cliente sonrió mientras el abarrotero empezó a poner la mercancía en el otro plato de la balanza.
La balanza no se movía, así que siguió llenando el plato hasta que ya no cupo más. El tendero vio lo
que había puesto, completamente disgustado. Finalmente, quitó la hoja de papel del plato y la vio con
mayor asombro. No era una lista de mercancía, era una oración que decía: "Señor mío, tú sabes mis
necesidades y las pongo en tus manos". El tendero le dio las cosas que se habían juntado y se quedó
de pie, frente a la balanza, atónito y en silencio. Luisa le dio las gracias y salió de la tienda. El cliente
le dio a Juan un billete de 50 dólares y le dijo: Realmente valió cada centavo. Fue un tiempo después
que Juan descubrió que la balanza estaba rota. En consecuencia, solo Dios sabe cuánto pesa una
oración.
EL PODER DE LA ORACION ES INIMAGINABLE. ¿Qué te parece si ahora, en este momento,
haces una oración y ofreces tu día a Dios?
73. Desgracia o bendición
(Fe)
En un pequeño pueblo vivía un anciano con su hijo de 17 años. Un día, el único caballo blanco
con que trabajaba saltó la reja y se fue con varios caballos salvajes.
La gente del pueblo murmuraba: "¡qué desgracia la suya, Don Cipriano!", y él, tranquilo,
contestaba: "quizás una desgracia o quizás una bendición".
Días después, el caballo blanco volvió junto a un hermoso caballo salvaje, y la gente saludaba
al anciano diciéndole: "¡qué bendición!", a lo que Don Cipriano replicaba: "quizás una desgracia o
quizás una bendición".
A los pocos días, el hijo adolescente, mientras montaba el caballo salvaje para domarlo, fue
derribado y se fracturó una pierna, a raíz de lo cual empezó a cojear, y la gente le decía al anciano;
"¡qué desgracia la suya, buen hombre", a lo que él replicaba: "quizás una desgracia o quizás una
bendición".
Días después inició la guerra y todos los jóvenes del pueblo fueron llevados al frente de batalla,
pero a su hijo no lo llevaron por su cojera, y toda la gente del pueblo saludaba al anciano y le
comentaba: "¡qué bendición la suya, Don Cipriano!". Y él, con su fe inquebrantable, contestó una vez
más diciendo: "sólo Dios lo sabe, quizás sea una bendición o quizás una desgracia".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 7

Efectivamente, sólo Dios sabe, y Él nunca se equivoca.
Agradecemos esta aportación a Luis Vece.

81. El equilibrista
(Fe)
En Nueva York se han construido dos rascacielos impresionantemente altos, a treinta metros de
distancia uno del otro. Un famoso equilibrista tendió una cuerda en lo más alto de estos edificios
gemelos con el fin de pasar caminando sobre ella. Antes dijo a la multitud expectante:
-"Me subiré y cruzaré sobre la cuerda, pero necesito que ustedes crean en mí y tengan
confianza en que lo voy a lograr...” - Claro que sí, respondieron todos al mismo tiempo. Subió por el
elevador y ayudándose de una vara de equilibrio comenzó a atravesar de un edificio a otro sobre la
cuerda floja. Habiendo logrado la hazaña bajó y dijo a la multitud que le aplaudía emocionada:
-"Ahora voy a pasar por segunda ocasión, pero sin la ayuda de la vara. Por tanto, más que antes,
necesito su confianza y su fe en mí.”
El equilibrista subió nuevamente por el elevador y luego comenzó a cruzar lentamente de un
edificio hasta el otro. La gente estaba muda de asombro y aplaudía. Entonces el equilibrista bajó y en
medio de las ovaciones por tercera vez dijo: - "Ahora pasaré por última vez, pero empujaré una
carretilla sobre la cuerda... necesito, más que nunca, que crean en mí y confíen en mí". La multitud
guardaba un tenso silencio. Nadie se atrevía a creer que esto fuera posible... -Basta que una sola
persona confíe en mí y lo haré, afirmó el equilibrista. Entonces uno de los que estaba atrás gritó: -Sí,
sí, yo creo en ti; tú puedes. Yo confío en ti... El equilibrista para certificar su confianza, lo retó: -"Si de
veras confías en mí, vente conmigo y súbete a la carretilla..."
...Cuando en verdad le creemos a Jesús nos subimos a su cruz, muriendo a todo aquello que
no nos deja vivir. Este tipo de fe nos permite ver lo invisible y tener esperanza, ya que todo es posible
para el que cree.
Tomado del libro: ID Y EVANGELIZAD A LOS BAUTIZADOS De: José H. Prado Flores

89. El Bordado de Dios
(Fe)
Cuando yo era pequeño, mi mamá solía coser mucho. Yo me sentaba cerca de ella y le
preguntaba qué estaba haciendo. Ella me respondía que estaba bordando.
Yo observaba el trabajo de mi mamá desde una posición más baja que donde estaba sentada
ella, así que siempre me quejaba diciéndole que desde mi punto de vista lo que estaba haciendo me
parecía muy confuso.
Ella me sonreía, miraba hacia abajo y gentilmente me decía: "Hijo, ve afuera a jugar un rato y
cuando haya terminado mi bordado te pondré sobre mi regazo y te dejaré verlo desde mi posición" .
Me preguntaba porqué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y porqué me parecían tan
desordenados desde donde yo estaba. Unos minutos más tarde escuchaba la voz de mi mamá
diciéndome: "Hijo, ven y siéntate en mi regazo."
Yo lo hacía de inmediato y me sorprendía y emocionaba al ver la hermosa flor o el bello
atardecer en el bordado. No podía creerlo; desde abajo se veía tan confuso.
Entonces mi mamá me decía: "Hijo mío, desde abajo se veía confuso y desordenado, pero no
te dabas cuenta de que había un plan arriba. Había un diseño, sólo lo estaba siguiendo. Ahora míralo
desde mi posición y sabrás lo que estaba haciendo."
Muchas veces a lo largo de los años he mirado al Cielo y he dicho: "Padre, ¿qué estás
haciendo?
El responde: "Estoy bordando tu vida."

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 8

Entonces yo le replico: "Pero se ve tan confuso, es un desorden. Los hilos parecen tan oscuros,
¿porqué no son más brillantes?"
El Padre parecía decirme: "Mi niño, ocúpate de tu trabajo haciendo el mío y un día te traeré al
cielo y te pondré sobre mi regazo y verás el plan desde mi posición.
Entonces entenderás..."
Autor desconocido - Aportado por Liliana Bermúdez
91. Todo tiene razón de ser
(Fe)
Algunas veces, las personas llegan a nuestras vidas y rápidamente nos damos cuenta de que
esto pasa porque debe de ser así, para servir un propósito, para enseñar una lección, para descubrir
quienes somos en realidad, para enseñarnos lo que deseamos alcanzar.
Tú no sabes quiénes son estas personas, pero cuando fijas tus ojos en ellas, sabes y
comprendes que afectarán tu vida de una manera profunda.
Algunas veces te pasan cosas que parecen horribles, dolorosas e injustas, pero en realidad
entiendes que si no superas estas cosas nunca habrías realizado tu potencial, tu fuerza, o el poder de
tu corazón. Todo pasa por una razón en la vida. Nada sucede por casualidad o por la suerte...
Enfermedades, heridas, el amor, momentos perdidos de grandeza o de puras tonterías, todo ocurre
para probar los límites de tu alma. Sin estas pequeñas pruebas la vida sería como una carretera
recién pavimentada, suave y lisa. Una carretera directa sin rumbo a ningún lugar, plana, cómoda y
segura, mas empañada y sin razón.
La gente que conoces afecta tu vida; las caídas y los triunfos que tú experimentas crean la
persona que eres. Inclusive se puede aprender de las malas experiencias. Es más, quizás sean las
más significativas en nuestras vidas.
Si alguien te hiere, te traiciona o rompe tu corazón, le das las gracias porque te ha enseñado la
importancia de perdonar, de dar confianza y de tener más cuidado de a quien le abres tu corazón.
Si alguien te ama, ámalo tu también no porque él o ella te ame, sino porque te han enseñado a
amar y a abrir tu corazón y tus ojos a las cosas pequeñas de la vida. Haz que cada día cuente y
aprecia cada momento, además de aprender de todo lo que puedas, porque quizás más adelante no
tengas la oportunidad de aprender lo que tienes que aprender de este momento. Entabla una
conversación con gente con quien no hayas dialogado nunca, escúchalos y presta atención.
Permítete enamorarte, liberarte y poner tu vista en un lugar bien alto. Mantén tu cabeza en alto
porque tienes todo el derecho de hacerlo. Repítete a ti mismo que eres un individuo magnífico y
créelo; si no crees en ti mismo nadie más lo hará tampoco.
Crea tu propia vida, encuéntrala y luego vívela... No olvides que Dios tiene un plan maravilloso
para cada uno de nosotros, y debemos aprender a descubrirlo.
Autor desconocido - Aportado por Zaida Habib
Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el
Evangelio de Dios y decía: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse
y crean en el Evangelio". Del Evangelio Según San Marcos 1, 13-15

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C. 9

94. Una bolsa de agua caliente
(Fe)
Una noche yo había trabajado mucho ayudando a una madre en su parto; pero pesar de todo lo
que hicimos, murió dejándonos un bebé prematuro y una hija de 2 años, nos iba a resultar difícil
mantener el bebé con vida porque no teníamos incubadora (¡no había electricidad para hacerla
funcionar!), ni facilidades especiales para alimentarlo.
Aunque vivíamos en el ecuador africano, las noches frecuentemente eran frías y con vientos
traicioneros. Una estudiante de partera fue a buscar una cuna que teníamos para tales bebés, y la
manta de lana con la que lo arroparíamos. Otra fue a llenar la bolsa de agua caliente. Volvió
enseguida diciéndome irritada que al llenar la bolsa, había reventado. La goma se deteriora
fácilmente en el clima tropical. "¡Y era la última bolsa que nos quedaba!", exclamó, y no hay farmacias
en los senderos del bosque. Muy bien", dije, "pongan al bebé lo mas cerca posible del fuego y
duerman entre él y el viento para protegerlo de éste. Su trabajo es mantener al bebé abrigado".
Al mediodía siguiente, como hago muchas veces, fui a orar con los niños del orfanato que se
querían reunir conmigo. Les hice a los niños varias sugerencias de motivos para orar y les conté del
bebé prematuro. Les dije el problema que teníamos para mantenerlo abrigado y les mencioné que se
había roto la bolsa de agua caliente y el bebé se podía morir fácilmente si tomaba frío. También les
dije que su hermanita de 2 años estaba llorando porque su mamá había muerto. Durante el tiempo de
oración, Ruth, una niña de 10 años oró con la acostumbrada seguridad consiente de los niños
africanos "por favor Dios", oró, "mándanos una bolsa de agua caliente. Mañana no servirá porque el
bebé ya estará muerto. Por eso, Dios, MÁNDALA ÉSTA TARDE". Mientras yo contenía el aliento por
la audacia de su oración la niña agregó: "y mientras te encargas de ello, ¿podrías mandar una
muñeca para la pequeña, y así pueda ver que tu le amas realmente?".
Frecuentemente las oraciones de los chicos me ponen en evidencia. ¿Podría decir
honestamente "amén" a esa oración? No creía que Dios pudiese hacerlo. Sí, claro sé que Él puede
hacer cualquier cosa. Pero hay límites ¿no?, y yo tenía algunos GRANDES "peros...".
La única forma en la que Dios podía contestar ésta oración en particular, era enviándome un
paquete de mi tierra natal. Había ya estado en África casi 4 años y nunca jamás recibí un paquete de
mi casa. De todas maneras, si alguien llegara a mandar alguno, ¿quién iba a poner una bolsa de
agua caliente?
A media tarde cuando estaba enseñando en la escuela de enfermeras, me avisaron que había
llegado un auto en la puerta de mi casa. Cuando llegué el auto ya se había ido, pero en la puerta
había un enorme paquete de once kilos. Se me llenaron los ojos de lágrimas. Por supuesto no iba a
abrir el paquete yo sola, así que invité a los chicos del orfanato a que juntos lo abriéramos. La
emoción iba en aumento. Treinta o cuarenta pares de ojos estaban enfocados en la gran caja. Había
vendas para los pacientes del leprosario y los chicos parecían estar un poco aburridos.
Luego saqué una caja con pasas de uvas variadas, lo que serviría para hacer una buena tanda
de panecitos el fin de semana. Volví a meter la mano y sentí... ¿sería posible?, la agarré y la saqué...
¡Sí, era UNA BOLSA DE AGUA CALIENTE NUEVA!.
Lloré... Yo no le había pedido a Dios que mandase una bolsa de agua caliente, ni siquiera creía
que Él podía hacerlo. Ruth estaba sentada en la primera fila, y se abalanzó gritando: "Si Dios mandó
la bolsa, también tuvo que mandar la muñeca!". Escarbó el fondo de la caja y sacó una hermosa
muñequita. A Ruth le brillaban los ojos.
Ella nunca había dudado Me miró y dijo: ¿puedo ir contigo a entregarle la muñeca a la niñita
para que sepa que Dios la ama en verdad?" Ese paquete había estado en camino por 5 meses. La
había preparado mi antigua escuela dominical, cuya maestra había escuchado y obedecido la voz de
Dios que la impulsó a mandarme la bolsa de agua caliente, a pesar de estar en el ecuador africano. Y
una de las niñas había puesto una muñequita para alguna niñita africana cinco meses antes en
respuesta a la oración de fe de una niña de 10 años que la había pedido para esa misma tarde.

J.C.C.10

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

Esto nos habla de la fuerza que tiene la oración que se hace con Fe y Confianza. Y tú ¿tienes
esa confianza?... ¿tienes esa actitud orante?
Autor Desconocido Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!. Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"Han oídos ustedes que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les
digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulte a su hermano,
será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo. Por lo
tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna
queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a

presentar tu ofrenda". Del Evangelio Según San Mateo 5, 22-24
98. Lo demás lo hará Dios
(Fe)
"TU NO FUERZAS UNA FLOR A QUE ABRA,
LA FLOR LA ABRE DIOS,
TU LA PLANTAS, LA RIEGAS, LA RESGUARDAS,
LO DEMAS LO HACE DIOS.
TU NO OBLIGAS A UN AMIGO A QUE TE AME,
EL AMOR LO DA DIOS,
TU LE SIRVES, LE AYUDAS, EN TI LA AMISTAD ARDE,
LO DEMAS LO HACE DIOS.
TU NO OBLIGAS A UN ALMA A QUE CREA,
LA FE LA DA DIOS,
TU TRABAJAS, CONFIAS Y ESPERAS,
LO DEMAS LO HACE DIOS.
ASI QUE NO TRATES DE ADELANTARTE A SU PLAN DE AMOR,
TRABAJA, AYUDA, VIVE PARA AMARLE,
LO DEMAS LO HARA DIOS."
105. Porqué creo en Jesús
(Fe)
Creo en Jesús porque El no es un mito,
creo que es Dios, el verbo hecho carne,
creo en Jesús y al mundo lo grito,
creo que por mí derramó su sangre.
Creo que Jesús es el Hijo del Padre,
el mismo Dios engendrado en la tierra,
en las entrañas de María, su madre,
se hizo el milagro para que naciera.
Creo en Jesús como hombre perfecto,
aquel que sufrió, que fue azotado,
nunca el pecado fue de su afecto,
aunque mil veces pudo ser tentado.
Creo en Jesús el que hizo Milagros
yo creo El, fuente de sanación,
amigo fiel que está siempre a tu lado,
a la distancia de una oración.
A tí, ¿que te cuesta creer en Jesús?
¿tienes vergüenza, o tienes temor?
deja que tu alma se llene de luz,
de par en par abre tu corazón.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.11

El es la paz, el amor sin fronteras,
es el camino, la vida y verdad,
la única vía que al Padre nos lleva
el que murió por nuestra libertad.
Si no te atreves, sólo te diré,
que hay en Jesús una linda amistad,
dale un minuto y conversa con El,
te lo aseguro, no te arrepentirás.
Agradecemos esta aportación a JOSE G. VASQUEZ
112. Juicio injusto
(Fe)
Cuenta una antigua leyenda, que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente
acusado de haber asesinado a una mujer. En realidad, el verdadero autor era una persona muy
influyente del reino, y por eso, desde el primer momento se procuró un “chivo expiatorio”, para
encubrir al culpable.
El hombre fue llevado a juicio ya conociendo que tendría escasas o nulas esperanzas de
escapar al terrible veredicto: ¡La horca! El juez, también comprado, cuidó no obstante, de dar todo el
aspecto de un juicio justo, por ello dijo al acusado: “Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del
Señor, vamos a dejar en manos de El tu destino: Vamos a escribir en dos papeles separados las
palabras ‘culpable’ e ‘inocente’. Tú escogerás y será la mano de Dios la que decida tu destino”. Por
supuesto, el mal funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda: ‘CULPABLE’. Y la
pobre víctima, aún sin conocer los detalles, se daba cuenta que el sistema propuesto era una trampa.
No había escapatoria. El juez ordenó al hombre tomar uno de los papeles doblados. Este
respiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados, y cuando la
sala comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y con una extraña sonrisa, tomó uno de los
papeles y llevándolo a su boca, lo engulló rápidamente. Sorprendidos e indignados, los presentes le
reprocharon... “pero, ¿qué hizo...?, ¿y ahora...?, ¿cómo vamos a saber el veredicto...?” “Es muy
sencillo, respondió el hombre... es cuestión de leer el papel que queda, y sabremos lo que decía el
que me tragué”. Con un gran coraje disimulado, tuvieron que liberar al acusado y jamás volvieron a
molestarlo...
Por más difícil que se nos presente una situación, nunca dejemos de buscar la salida, ni de
luchar hasta el último momento. Muchas veces creemos que los problemas no tienen solución y nos
resignamos a perder y no luchar, olvidando aquellas palabras de: “Lo que es imposible para el ser
humano, es posible para Dios”.

144. Dios sabe lo que necesito
(Fe)
Le pedí a Dios que me quitara el dolor.
Dios dijo, NO. Yo no te lo debo quitar, sino tú lo tienes que dejar.
Le pedí a Dios que hiciera que mi niño paralítico fuera completamente sano.
Dios dijo, NO. Su espíritu esta completo, su cuerpo es solo temporal.
Le pedí a Dios que me concediera paciencia.
Dios dijo, NO. La Paciencia viene como resultado de las tribulaciones,
no se concede, se gana.
Le pedí a Dios que me diera felicidad.
Dios dijo, NO. Te doy bendiciones. Tu decides si quieres ser feliz.
Le pedí a Dios que me librara del sufrimiento.
Dios dijo, NO. Los sufrimientos te alejan de los afanes del mundo y te acercan a mí.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.12

Le pedí a Dios que hiciera crecer mi espíritu. Dios dijo, NO. Debes crecer por ti
mismo, y yo te voy a podar para hacerte dar fruto.
Le pedí a Dios por todas las cosas que podría disfrutar en la vida. Dios dijo, No.
Te doy vida para que disfrutes de todas las cosas.
Le pedí a Dios que me ayudara a amar a otros, con el amor con que él me ama a mí.
Dios me dijo... Ahhh, finalmente estas empezando a entender.
Agradecemos esta aportación a Karla Ruby Reyes
"Vivir sirviendo. Ánimo en los brazos de Cristo y María"
145. Un viaje para conocer a Dios
(Fe)
Había una vez un pequeño niño que quería conocer a Dios. El sabia que seria un largo viaje
para llegar a donde vivía Dios, entonces empaco su pequeña maleta, con panecillos y un six pack de
jugos y emprendió su partida.
Cuando ya había recorrido 3 cuadras, conoció a una viejecita. Ella estaba sentada en el parque
observando algunas palomas. El niño se sentó junto a ella y abrió su maletita, estaba a punto de
tomar su jugo, cuando noto que la viejecita se veía hambrienta, entonces el le ofreció un panecillo.
Ella agradecida lo acepto y sonrió.
Su sonrisa era tan hermosa, que el niño quería ver esa sonrisa nuevamente, entonces el le
ofreció un jugo. De nuevo ella le había sonreído. !El niño estaba encantado!, ellos se quedaron
sentados toda la tarde comiendo y sonreído, pero ellos no dijeron nunca ni una sola palabra.
Tan pronto como empezó a obscurecer, el niño estaba cansado y se levanto para irse. El se dio
la vuelta, corrió hacia la viejecita y le dio un abrazo. Ella le dio una hermosa sonrisa como nunca
antes había sonreído.
Cuando el niño abrió la puerta de su casa, su madre estaba sorprendida de la felicidad que
reflejaba, ella le pregunto "Qué hiciste el día de hoy que te ha hecho tan feliz?, El le contesto, "He
comido con Dios. Y sabes que? Ella tiene la sonrisa más bella que he visto !
Mientras tanto la viejecita, también con mucha felicidad, radiante regreso a su casa. Su hijo
estaba anonadado por la paz que mostraba en su cara y pregunto: " Madre que hiciste el día de hoy
que te hizo tan feliz? Ella contesto, "Yo comí panecillos en el parque con Dios". Y sabes que," El es
mas joven de lo que yo esperaba".
Estemos seguros que Dios esta PRESENTE EN CADA UNO DE NOSOTROS, como nos
enseña esta linda historia.
Gracias a Milagros Rodríguez Palomino (Mili) por esta aportación.

147. En Ti confio
(Fe)
Una espantosa tormenta amenaza con destrozar un avión en el que los 90 pasajeros esperan
una muerte inevitable. Solo un niño de seis meses duerme placidamente en el regazo de su madre.
No teme a la tormenta, porque junto a su madre se siente seguro.
Muchas son las tormentas que tenemos que afrontar en nuestra vida. Y mientras unos nos
ponemos a temblar como si el suelo se fuera a hundir bajo nuestros pies, otros se muestran
tranquilos, y con la sonrisa de aquel que no tema daño alguno.
¿Cuál será la causa de tanta seguridad?. Es que supieron penetrar en lo mas intimo del
corazón de Cristo, descubriendo en Él su gran amor a los hombres, por quienes vela con su maternal
providencia para defenderlos de todo mal.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.13

Aquí tenemos el secreto para vivir nuestra vida llena de paz, y sin temor alguno: creamos en el
amor de Cristo, fijémonos de El, poniéndonos incondicionalmente en sus manos, con la seguridad de
que todo lo que El permite, o quiera que nos pase, es siempre para nuestro bien.
Sagrado Corazón de Jesús, en ti confió!
Este ha de ser el grito espontáneo que debe brotar de nuestro corazón en los momentos de
apuro, como brota espontánea de nuestros labios del niño la palabra "mamá".

148. Compra venta de Cristos
(Fe)
A mi Cristo roto, lo encontré en Sevilla. Dentro del arte me subyuga el tema de Cristo en la cruz.
Se llevan mi preferencia los cristos barrocos españoles. La última vez, fui de compras en compañía
de un buen amigo mío.
Al Cristo, ¡Qué elección! Se le puede encontrar entre tuercas y clavos, chatarra oxidada, ropa
vieja, zapatos, libros, muñecas rotas o litografías románticas. La cosa, es saber buscarlo. Porque
Cristo anda y está entre todas las cosas de éste revuelto e inverosímil rastro(bazar) que es la Vida.
Pero aquella mañana nos aventuramos por la casa del artista, es más fácil encontrar ahí al
Cristo, ¡Pero mucho más caro!, es zona ya de anticuarios. Es el Cristo con impuesto de lujo, el Cristo
que han encarecido los turistas, porque desde que se intensificó el turismo, también Cristo es más
caro. Visitamos únicamente dos o tres tiendas y andábamos por la tercera o cuarta.
- Ehhmm ¿Quiere algo padre?
- Dar una vuelta nada más por la tienda, mirar, ver.
¡De pronto! frente a mí, acostado sobre una mesa, vi un Cristo sin cruz, iba a lanzarme sobre él,
pero frené mis ímpetus. Miré al Cristo de reojo, me conquistó desde el primer instante. Claro que no
era precisamente lo que yo buscaba, era un Cristo roto. Pero esta misma circunstancia, me encadenó
a él, no sé por qué.
Fingí interés primero por los objetos que me rodeaban hasta que mis manos se apoderaron del
Cristo, ¡Dominé mis dedos para no acariciarlo! No me habían engañado los ojos! ¡No!. Debió ser un
Cristo muy bello, era un impresionante despojo mutilado. Por supuesto, no tenía cruz, le faltaba media
pierna, un brazo entero, y aunque conservaba la cabeza, había perdido la cara.
Se acercó el anticuario, tomó el Cristo roto en sus manos y...
- ¡Ohhh, es una magnífica pieza, se ve que tiene usted gusto padre, fíjese que espléndida talla,
qué buena factura!
- ¡Pero! está tan rota, tan mutilada!
- No tiene importancia padre, aquí al lado hay un magnífico restaurador amigo mío y se lo va a
dejar a usted, ¡Nuevo!
Volvió a ponderarlo, a alabarlo, lo acariciaba entre sus manos; pero no acariciaba al Cristo,
acariciaba la mercancía que se le iba a convertir en dinero.
Insistí; dudó, hizo una pausa, miró por última vez al Cristo fingiendo que le costaba separarse
de él y me lo alargó en un arranque de generosidad ficticia, diciéndome resignado y dolorido:
- Tenga padre, lléveselo, por ser para usted y conste que no gano nada 3000 pesetas nada
más, ¡Se lleva usted una joya!.
El vendedor exaltaba las cualidades para mantener el precio. Yo, sacerdote, le mermaba
méritos para rebajarlo. Me estremecí de pronto. ¡Disputábamos el precio de Cristo, como si fuera una
simple mercancía!. ¡Y me acordé de Judas! ¿No era aquella también una compraventa de Cristo?
¡Pero cuántas veces vendemos y compramos a Cristo, no de madera, de carne, y en él a
nuestros prójimos! Nuestra vida es muchas veces una compraventa de cristos.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.14

¡Bien! cedimos los dos, lo rebajó a 800 pesetas. Antes de despedirme, le pregunté si sabía la
procedencia del Cristo y la razón de aquellas terribles mutilaciones. En información vaga e incompleta
me dijo que creía procedía de la sierra de Arasena, y que las mutilaciones se debían a una
profanación en tiempo de guerra.
Apreté a mi Cristo con cariño, y salí con él a la calle. Al fin, ya de noche, cerré la puerta de mi
habitación y me encontré sólo, cara a cara con mi Cristo. Que ensangrentado despojo mutilado,
viéndolo así me decidí a preguntarle:
- Cristo, ¿Quién fue el que se atrevió contigo?! ¿No le temblaron las manos cuando astilló las
tuyas arrancándote de la cruz?! ¿Vive todavía? ¿Dónde? ¿Qué haría hoy si te viera en mis manos?
¿Se arrepintió?
- ¡CÁLLATE! Me cortó una voz tajante.
-¡CÁLLATE, preguntas demasiado! ¿Crees que tengo un corazón tan pequeño y mezquino
como el tuyo?! ¡CÁLLATE! No me preguntes ni pienses más en el que me mutiló, déjalo, ¿Qué sabes
tú? ¡Respétalo!, yo ya lo perdoné. Yo me olvidé instantáneamente y para siempre de sus pecados.
Cuando un hombre se arrepiente, Yo perdono de una vez, no por mezquinas entregas como vosotros.
¡Cállate! ¿Por qué ante mis miembros rotos, no se te ocurre recordar a seres que ofenden,
hieren, explotan y mutilan a sus hermanos los hombres?. ¿Qué es mayor pecado? Mutilar una
imagen de madera o mutilar una imagen mía viva, de carne, en la que palpito Yo por la gracia del
bautismo.
¡Ohh hipócritas! Os rasgáis las vestiduras ante el recuerdo del que mutiló mi imagen de
madera, mientras le estrecháis la mano o le rendís honores al que mutila física o moralmente a los
cristos vivos que son sus hermanos.
Yo contesté:
- No puedo verte así, destrozado, aunque el restaurador me cobre lo que quiera ¡Todo te lo
mereces! Me duele verte así. Mañana mismo te llevaré al taller. ¿Verdad que apruebas mi plan?
¿Verdad que te gusta?
- ¡NO, NO ME GUSTA! Contestó el Cristo, seca y duramente.
- ¡ERES IGUAL QUE TODOS Y HABLAS DEMASIADO!
Hubo una pausa de silencio. Una orden, tajante como un rayo, vino a decapitar el silencio
angustioso.
- ¡NO ME RESTAURES, TE LO PROHIBO! ¿LO OYES?!
- Si Señor, te lo prometo, no te restauraré.
- Gracias. Me contestó el Cristo. Su tono volvió a darme confianza.
-¿Por qué no quieres que te restaure? No te comprendo. ¿No comprendes Señor, que va a ser
para mí un continuo dolor cada vez que te mire roto y mutilado? ¿No comprendes que me duele?
- Eso es lo que quiero, que al verme roto te acuerdes siempre de tantos hermanos tuyos que
conviven contigo; rotos, aplastados, indigentes, mutilados. Sin brazos, porque no tienen posibilidades
de trabajo. Sin pies, porque les han cerrado los caminos. Sin cara, porque les han quitado la honra.
Todos los olvidan y les vuelven la espalda.
¡No me restaures, a ver si viéndome así, te acuerdas de ellos y te duele, a ver si así, roto y
mutilado te sirvo de clave para el dolor de los demás! Muchos cristianos se vuelven en devoción, en
besos, en luces, en flores sobre un Cristo bello, y se olvidan de sus hermanos los hombres, cristos
feos, rotos y sufrientes. Hay muchos cristianos que tranquilizan su conciencia besando un Cristo
bello, obra de arte, mientras ofenden al pequeño Cristo de carne, que es su hermano.
Esos besos me repugnan, me dan asco!, Los tolero forzado en mis pies de imagen tallada en
madera, pero me hieren el corazón. ¡Tenéis demasiados cristos bellos! Demasiadas obras de arte de
mi imagen crucificada. Y estáis en peligro de quedaros en la obra de arte. Un Cristo bello, puede ser
un peligroso refugio donde esconderse en la huida del dolor ajeno, tranquilizando al mismo tiempo la
conciencia, en un falso cristianismo.
Por eso ¡Debieran tener más cristos rotos, uno a la entrada de cada templo, que gritara siempre
con sus miembros partidos y su cara sin forma, el dolor y la tragedia de mi segunda pasión, en mis
hermanos los hombres! Por eso te lo suplico, no me restaures, déjame roto junto a tí, aunque
amargue un poco tu vida.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.15

- Si Señor, te lo prometo. Contesté.
Y un beso sobre su único pie astillado, fue la firma de mi promesa. Desde hoy¡ viviré con un
Cristo roto.

154. Cómo vencer el miedo
(Fe)
"Te veo preocupado. ¿Tienes algún problema...?", pregunté a un compañero de trabajo hace
varios años.
La respuesta que me dio fue tan sorprendente como interesante.
-"Es cierto", me contestó. "Hay algo que me está mortificando. Resulta que ayer me gradué de
abogado..." -"Hombre, te felicito", le dije. "Lo que no comprendo es como eso te tiene
apesadumbrado". -"Mira", me respondió a modo de explicación. "Si alguien me preguntaba ayer algo
en materia de Derecho, yo podía contestarle "déjame consultar eso con un profesor mío". En cambio
hoy ya soy un profesional, no un estudiante. Hoy tengo que saber la respuesta. Y tengo miedo..."
Aquella extraña respuesta me hizo reflexionar. Pensé en las decenas de veces que habría
tenido miedo mi amigo al ir a examinarse de alguna materia. Y ahora que no tenía que examinarse
más, también tenía miedo. ¿Será que siempre tendremos algo a que temer? La muchacha que se
está casando... El hombre que va a solicitar un empleo... La joven que va a dar a luz... La persona
que entra en el consultorio de un dentista... El que aborda un jumbo jet... La madre que tiene un hijo
enfermo... El padre que no está seguro de ganar suficiente...
Miedo de vivir hoy, en estas circunstancias... y miedo de morir mañana, en cualquier
circunstancia. En ocasiones, miedo de que nos vean. En otras, de que no nos vean. Miedo a decir No.
Y miedo a decir Sí.
En el evangelio de Mt 24:37-44, el Señor habla de ese enemigo tan común y tan presente como
es el miedo. En una de sus frases (según aparece en la versión de San Lucas) nos dice que habrán
momentos en que "los hombres se quedarán sin aliento por el miedo, pensando en lo que se le viene
encima al mundo..." Sin embargo, el evangelio también dice que en medio de su miedo, el hombre "lo
verá venir a El con gran poder y majestad". Y dice lo que tenemos que hacer, con miedo y todo:
"Pónganse derechos y alcen la cabeza, que se acerca su liberación" (Lucas 21:28).
El profesor Antonio Cuello, admirable dominicano contemporáneo, tiene una frase feliz que
dice: "El mayor enemigo del hombre es el miedo. Pero hay algo a lo que el miedo teme: la confianza
en Dios".
El concepto "no tengas miedo" aparece 365 veces en la Biblia. ¡Una por cada día del año!
Cuando el Señor se hace presente... y cuando el hombre se pone derecho y alza su cabeza...
el miedo desaparece.
Amigo: ¿Cuál era su miedo hace dos minutos? Dios no quiere que usted tenga miedo, quiere
que usted tenga fe.
Agradecemos esta aportación enviada por Hulda Tavarez.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.16

200. Los verdaderos milagros
(Fe)
Tres personas iban caminando por una vereda de un bosque: un sabio con fama de hacer
milagros, un poderoso terrateniente del lugar y, un poco atrás de ellos y escuchando la conversación,
iba un joven estudiante alumno del sabio.
Poderoso: "me han dicho en el pueblo que eres una persona muy poderosa, inclusive puedes
hacer milagros".
Sabio: "soy una persona vieja y cansada... ¿cómo crees que yo podría hacer milagros?".
Poderoso: "pero me han dicho que sanas a los enfermos, haces ver a los ciegos y vuelves
cuerdos a los locos..... esos milagros sólo los puede hacer alguien muy poderoso".
Sabio: "¿te referías a eso?, tú lo has dicho, esos milagros sólo los puede hacer alguien muy
poderoso... no un viejo como yo; esos milagros los hace Dios, yo sólo pido se conceda un favor para
el enfermo, o para el ciego ,todo el que tenga la fe suficiente en Dios puede hacer lo mismo".
Poderoso: "yo quiero tener la misma fe para poder realizar los milagros que tú haces.....
muéstrame un milagro para poder creer en tu Dios".
Sabio: "Esta mañana ¿volvió a salir el sol?".
Poderoso: "sí, claro que sí!!".
Sabio: "pues ahí tienes un milagro..... el milagro de la luz".
Poderoso: "No, yo quiero ver un VERDADERO milagro, oculta el sol, saca agua de una
piedra.... mira hay un conejo herido junto a la vereda, tócalo y sana sus heridas".
Sabio: "¿quieres un verdadero milagro?, ¿no es verdad que tu esposa acaba de dar a luz hace
algunos días?".
Poderoso: "sí!!, fue varón y es mi primogénito".
Sabio: "ahí tienes el segundo milagro.... el milagro de la vida".
Poderoso: "sabio, tú no me entiendes, quiero ver un verdadero milagro..."
Sabio: "¿acaso no estamos en época de cosecha?, ¿no hay trigo y sorgo donde hace unos
meses sólo había tierra?".
Poderoso: "sí, igual que todos los años".
Sabio: "pues ahí tienes el tercer milagro...."
Poderoso: "creo que no me he explicado, lo que yo quiero...." (el sabio lo interrumpe)
Sabio: "te has explicado bien, yo ya hice todo lo que podía hacer por ti... si lo que encontraste
no es lo que buscabas, lamento desilusionarte, yo he hecho todo lo que podía hacer".
Dicho esto, el poderoso terrateniente se retiró muy desilusionado por no haber encontrado lo
que buscaba. El sabio y su alumno se quedaron parados en la vereda; cuando el poderoso
terrateniente iba muy lejos como para ver lo que hacían el sabio y su alumno, el sabio se dirigió a la
orilla de la vereda, tomó al conejo, sopló sobre él y sus heridas quedaron curadas; el joven estaba
algo desconcertado.
Joven: "maestro: te he visto hacer milagros como éste casi todos los días, ¿por qué te negaste
a mostrarle uno al caballero?, ¿por qué lo haces ahora que no puede verlo?".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.17

Sabio: "lo que él buscaba no era un milagro, era un espectáculo. Le mostré 3 milagros y no
pudo verlos.... para ser rey primero hay que ser príncipe, para ser maestro primero hay que ser
alumno... no puedes pedir grandes milagros si no has aprendido a valorar los pequeños milagros que
se te muestran día a día. El día que aprendas a reconocer a Dios en todas las pequeñas cosas que
ocurren en tu vida, ese día comprenderás que no necesitas más milagros que los que Dios te da
todos los días sin que tú se los hayas pedido".
Cuando estamos en problemas siempre pedimos ayuda a Dios y eso está bien porque no hay
nadie que pueda ayudarnos más que Él, pero pídele la cordura para pensar claramente, la paciencia
necesaria para mantenerte tranquilo y actuar bien, la fortaleza necesaria para afrontar los retos y la fe
suficiente para seguirlo amando sin importar lo que pase.... Pídele esos milagros, no le pidas
simplemente que resuelva tus problemas sólo porque te da miedo afrontarlos por ti mismo.....
Agradecemos esta aportación a Felicidad Garza G.

203. Oración
(Fe)
Creo en ti, Señor, pero ayúdame a creer con firmeza; espero en ti,
pero ayúdame a esperar sin desconfianza; te amo, Señor,
pero ayúdame a demostrarte que te quiero; estoy arrepentido,
pero ayúdame a no volver a ofenderte.
Te adoro, Señor, porque eres mi creador y te anhelo porque eres mi fin;
Te alabo, porque no te cansas de hacerme el bien y me refugio en ti,
Porque eres mi protector.
Que tu sabiduría, Señor, me dirija y tu justicia me reprima;
que tu misericordia me consuele y tu poder me defienda.
Te ofrezco, Señor, mis pensamientos, ayúdame a pensar en ti;
te ofrezco mis palabras, ayúdame a hablar de ti; te ofrezco mis obras,
ayúdame a cumplir tu voluntad; te ofrezco mis penas, ayúdame a sufrir por ti.
Todo aquello que quieres tú, Señor, lo quiero yo, precisamente porque lo
quieres tú, como tú lo quieras y durante todo el tiempo que lo quieras.
Te pido, Señor, que ilumines mi entendimiento, que fortalezcas mi voluntad,
que purifiques mi corazón y santifiques mi espíritu.
Hazme llorar, Señor, mis pecados, rechazar las tentaciones,
vencer mis inclinaciones al mal y cultivar las virtudes.
Dame tu gracia, Señor, para amarte y olvidarme de mí, para buscar el bien
de mi prójimo sin tenerle miedo al mundo.
Dame tu gracia para ser obediente con mis superiores,
comprensivo con mis inferiores, solícito con mis amigos y generoso con mis enemigos.
Ayúdame, Señor, a superar con austeridad el placer,
con generosidad la avaricia, con amabilidad la ira, con fervor la tibieza.
Que sepa yo tener prudencia, Señor, al aconsejar, valor en los peligros,
paciencia en las dificultades, sencillez en los éxitos.
Concédeme, Señor, atención al orar, sobriedad al comer,
responsabilidad en mi trabajo y firmeza en mis propósitos.
Ayúdame a conservar la pureza de alma, a ser modesto en mis actitudes,
ejemplar en mi trato con el prójimo y verdaderamente cristiano en mi conducta.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.18

Concédeme tu ayuda para dominar mis instintos,
para fomentar en mí tu vida de gracia, para cumplir tus mandamientos y obtener mi salvación.
Enséñame, Señor, a comprender la pequeñez de lo terreno,
la grandeza de lo divino, la brevedad de esta vida y la eternidad de la futura.
Concédeme, Señor, una buena preparación para la muerte y
un santo temor al juicio, para librarme del infierno y obtener tu gloria, Amén.
Oración universal atribuida al Papa Clemente XI.
Agradecemos esta aportación a María Elena Santos.

205. Oración de la mañana
(Fe)
Señor, en el silencio de este nuevo día, vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza.
Hoy quiero mirar al mundo con los ojos llenos de amor;
ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno.
Ver detrás de las apariencias de tus hijos, mis hermanos,
como los ves Tú mismo, para así, poder apreciar lo bueno década uno.
Cierra mis oídos de toda murmuración, guarda mi lengua de toda
maledicencia, que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mí.
Quiero ser tan bien intencionado y justo que todos los que se
acerquen a mí, sientan tu presencia.
Revísteme de tu bondad, Señor, y haz que durante este día, yo te refleje. Amén.
P. Ignacio Larrañaga

206. El alpinista
(Fe)
Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua, inició su travesía, después
de años de preparación, pero quería la gloria para él sólo, por lo tanto subió sin compañeros.
Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y más tarde, y no se preparó para acampar, sino
que decidió seguir subiendo decidido a llegar a la cima, le obscureció.
La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente
nada. Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas eran cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado, a solo 100 metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los
aires… caía a una velocidad vertiginosa, solo podía ver veloces manchas más oscuras que pasaban
en la misma oscuridad y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad.
Seguía cayendo…en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos sus gratos y
no tan gratos momentos de su vida, él pensaba que se iba a morir, más sin embargo, de repente
sintió un tirón muy fuerte que casi lo parte en dos…Sí, como todo alpinista experimentado, había
clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarrada de la cintura.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.19

En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedó más que gritar:
"AYÚDAME, DIOS MÍO", "AYÚDAME, DIOS MIO"…
De repente una voz grave y profunda de los cielos le contestó: ¿Qué quieres que haga?
"Sálvame, Dios Mío".
¿Realmente crees que te pueda salvar?
"Por supuesto, Dios Mío".
¡ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE!…
Hubo un momento de quietud y silencio. El hombre se aferró más a la cuerda y reflexionó.
Cuenta el equipo de rescate que al otro día encontró colgado al alpinista congelado, muerto,
agarrado con fuerza con las manos a la cuerda…A DOS METROS DEL SUELO…

207. Dios sabe lo que hace
(Fe)
Se cuenta que alguna una vez, en Inglaterra, existía una pareja que gustaba de visitar las
pequeñas tiendas del centro de Londres. Una de sus tiendas favoritas era una en donde vendían
vajillas antiguas. En una de sus visitas a la tienda vieron una hermosa tacita. "Me permite ver esa
taza?", preguntó la Señora, "nunca he visto nada tan fino como eso!"
En cuanto tuvo en sus manos la taza, escuchó que la tacita comenzó a hablar.
La tacita le comentó:
"Usted no entiende! Yo no siempre he sido esta taza que usted está sosteniendo! Hace mucho
tiempo yo sólo era un montón de barro amorfo. Mi creador me tomó entre sus manos y me golpeó y
me amoldó cariñosamente. Llegó un momento en que me desesperé y le grité: "Por favor!! Ya déjame
en Paz!". Pero sólo me sonrió y me dijo: "aguanta un poco más, todavía no es tiempo."
Después me puso en un horno. Yo nunca había sentido tanto calor! Me pregunté por qué mi
creador querría quemarme, así que toqué la puerta del horno.
A través de la ventana del horno pude leer los labios de mi creador que me decían: "aguanta un
poco más, todavía no es tiempo." Finalmente se abrió la puerta. Mi creador me tomó y me puso en
una repisa para que me enfriara. "Así está mucho mejor!" me dije a mí misma, pero apenas y me
había refrescado cuando mi creador ya me estaba cepillando y pintándome.
El olor de la pintura era horrible! Sentía que me ahogaría! "Por favor detente!" le gritaba yo a mi
creador, pero él sólo movía la cabeza haciendo un gesto negativo y decía "aguanta un poco más,
todavía no es tiempo."
Al fin dejó de pintarme; pero esta vez me tomó y me metió nuevamente a otro horno! No era un
horno como el primero, sino que era mucho más caliente! Ahora sí estaba segura que me sofocaría!
Le rogué y le imploré que me sacara! Grité, lloré, pero mi creador sólo me miraba diciendo "aguanta
un poco más, todavía no es tiempo."
En ese momento me di cuenta que no había esperanza! Nunca lograría sobrevivir a ese horno!
Justo cuando estaba a punto de darme por vencida se abrió la puerta y mi creador me tomó
cariñosamente y me puso en una repisa que era aún más alta que la primera. Allí me dejó un
momento para que me refrescara.
Después de una hora de haber salido del segundo horno, me dio un espejo y me dijo: "Mírate!
Esta eres tú!" Yo no podía creerlo! Esa no podía ser yo! Lo que veía era hermoso! Mi creador

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.20

nuevamente me dijo: "Yo sé que te dolió haber sido golpeada y amoldada por mis manos, pero si te
hubiera dejado como estabas, te hubieras secado.
Sé que te causó mucho calor y dolor estar en el primer horno, pero de no haberte puesto allí,
seguramente te hubieras estrellado. También sé que los gases de la pintura te provocaron muchas
molestias, pero de no haberte pintado tu vida no tendría color.
Y si yo no te hubiera puesto en ese segundo horno, no hubieras sobrevivido mucho tiempo,
porque tu dureza no habría sido la suficiente para que subsistieras. Ahora tú eres un producto
terminado! Eres lo que yo tenía en mente cuando te comencé a formar!".
Igual pasa con nosotros. Dios nunca nos va a tentar ni a obligar a que vivamos algo que no
podamos soportar. Dios sabe lo que está haciendo con cada uno de nosotros. Él es el artesano y
nosotros somos el barro con el cual Él trabaja. Él nos amolda y nos da forma para que lleguemos a
ser una pieza perfecta y podamos cumplir con su voluntad.

212. Pensamiento
(Fe)
NO ME MUEVE, MI DIOS
No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
Tu me mueves, Señor, muéveme al verte
clavado en una Cruz y escarnecido;
muéveme al ver tu cuerpo tan herido,
muéveme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme al fin tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera Cielo yo te amara,
y aunque no hubiera infierno te temiera.
No me tienes que dar por que te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

213. Oración
(Fe)
Señor, ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes,
y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la felicidad.
Si me das fuerza, no me quites la razón. Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver el otro lado de la medalla.
No me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar como yo.
Enséñame a querer a la gente como a mi mismo y a juzgarme como a los demás.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.21

No me dejes caer en el orgullo si triunfo. Ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es lo más grande del fuerte,
y que la venganza es la señal primitiva del débil.
Si me quitas la fortuna, déjame la esperanza.

215. Oscar Omar
(Fe)
El miércoles 18 de agosto de 1999, como a las 5:50 p.m., me encontraba en mi oficina mientras
recibí una llamada de mi esposa para decirme que nuestro hijo más pequeño, Oscar Omar, de dos
años de edad, se sentía mal. En días pasados había estado con vómito, el cual fue controlado con
una inyección que su pediatra le indicó.
Al estar charlando por teléfono con mi esposa, la noté muy intranquila. Terminé unas cosas en
la oficina y alrededor de las 6:00 partí para mi casa. Llegué y vi a Oscar Omar en la cama, muy
extraño, sólo quería que mi esposa lo cargara en sus brazos y no se consolaba con nada. Al llevarlo
con su pediatra, iba con el cuerpo muy duro y no se sostenía ni en los brazos de mi esposa.
Al llegar con su pediatra, notamos que la doctora estaba muy nerviosa, tanto como nosotros.
Mientras revisaba al niño, mi esposa intranquila le preguntaba de manera constante:
-¿Qué tiene, doctora, qué tiene mi bebé?
En cosa de 1 minuto nos dice de la manera más seria:
"Su hijo presenta un cuadro de Meningitis o Encefalitis". La meningitis es una infección de los
meninges, es decir, las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Sentí que el mundo se
me venía encima, y mi esposa estaba llorando desconsoladamente.
La doctora añadió: "Es necesario internarlo urgentemente y que lo valore un Neurólogo
Pediatra".
Al instante nos dirigimos al hospital; antes dejamos a nuestros otros dos hijos (Gerardo y
Cynthia) con mi mamá, cuya casa queda rumbo al hospital.
Desde que la Doctora nos comentó lo que tenía, sólo me dediqué a ofrecer este sufrimiento a
Dios. Se lo dedicamos y le pedía a Jesús que tuviera misericordia. Me abandoné por completo a
Nuestro Señor Jesucristo y le dije que Él sabía lo que hacía, que se apiadara de este Angelito (el
menor y más inquieto de los tres que Él me ha entregado para cuidárselos).
Durante el trayecto al Hospital, Oscar Omar se mostraba cada vez peor. Le pedí a mi esposa
que hiciera oración y que se pusiera tanto ella como Oscar Omar en manos de Dios, que es un Padre
bondadoso y amoroso. Así lo hicimos. Mi mamá se comunicó de inmediato con la familia y todos se
pusieron a hacer oración en favor del niño.
Llegamos a Urgencias y la única reacción de Oscar Omar era que no quería apartarse de su
mamá. Desde el hospital le hablaron al especialista y éste giró instrucciones de que le fueran
practicando unos exámenes mientras él llegaba.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.22

Los minutos se me hicieron eternos. No sé cuánto tardó en llegar el Doctor, pero decidí buscar
inmediatamente al MEJOR de los Doctores: el que todo lo puede, para quien no hay imposibles, a
quien le pides y te ayuda, con quien te abandonas y Él sabe cuál es tu mejor consuelo. Y me dirigí a
su consultorio, "la capilla" del hospital, que estaba muy retirada del área de Urgencias.
En el trayecto entre Urgencias y La capilla me encontré con un Cristo hermoso y me puse a
hacerle oración. Le dije con mi corazón desgarrado que mi bebé estaba enfermo, que presentaba un
cuadro de Meningitis y que solamente Él lo podía ayudar.
No sé cuánto tiempo estuve allí haciendo Oración, el caso es que llegó el doctor y nos dijo que
tenían que hacer un estudio al bebé, para lo cual era necesario sacarle un líquido de la columna
vertebral, y que se los teníamos que dejar solo. Nos pidieron que saliéramos del cubículo donde
estaba nuestro bebito y fuimos afuera. Como a los veinte minutos sale el doctor y nos informa que el
niño estaba muy inquieto, que no le quería aplicar un sedante (por las condiciones en que se
encontraba) y que no le habían podido realizar el estudio porque no se dejó. Volvimos a entrar y ahí
estaba Oscar Omar, sentadito sin reaccionar. Lo tomé de los hombros y le dije:
"Hijo, ahorita Dios te va a curar..." y las oraciones se empezaron a sentir (las de mi esposa, las
de la familia y amigos y mi abandono en Jesús y en la Virgen María).
Y le puse mi mano extendida con la palma hacia arriba (como siempre lo hago con mis tres
hijos) y le dije "Chócala compadre, chócala" ... Y pasó algo maravilloso: Oscar Omar extiende su
mano y la choca conmigo.
DIOS mío, mis ojos y los de mi esposa se llenaron de lágrimas de alegría. Empezó a reaccionar
y así fueron sucediendo cosas maravillosas... Nos dio un besito, empezó a sonreír y a manifestar
cosas normales en él, a pesar de que no le habían aplicado ningún medicamento, ni sueros ni nada
por el estilo.
Al día siguiente siguió evolucionando positivamente. Sonrió, habló, caminó... Y hoy, 20 de
agosto de 1999, a las 11:00 a.m., lo dieron de alta.
La conclusión del especialista es que:
1.- Tal vez un medicamento que le pusieron para controlar el vómito fue lo que provocó esta
reacción.
2.- Que posiblemente se deba a que como su hermanito había tenido un cuadro viral hacía 15
días de Varicela, pudo haber afectado.
3.- Que fuera una reacción de la vacuna de la Haemophilus Influenzae.
En fin, fueron varios argumentos los que científicamente trataban de explicar el padecimiento
de mi bebé.
Sinceramente yo no soy doctor, pero para mí, con toda honestidad, fue Jesús quien lo curó,
independientemente de que haya sido o no que tuviera realmente meningitis.
Abandónate en Jesús y en María y ellos obran en tu vida.
Me interesó enviar este testimonio en el año del Padre, pues si yo, un ser humano con todos los
defectos del mundo, sentí ese amor tan grande que tal vez siempre he sentido pero se manifiesta
más en momentos difíciles, con mayor razón Nuestro Padre Dios, que nos supera en toda bondad,
misericordia, amor y bendiciones.
Agradecemos a Gerardo el que nos haya enviado el siguiente testimonio; corresponde a un
hecho real que ocurrió en Monterrey, Nuevo León. Gerardo: Dios te bendiga a ti y a tu familia, así
como al resto de las familias de los miembros de nuestra lista de Valores.

234. Con Dios a tu lado
(Fe)
"Con Dios a tu lado, nunca te abrumará la soledad".
A veces la vida nos depara
cambios nunca imaginados,
dificultades que nos pesan mucho

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.23

y molestias que mejor
hubiera sido evitar.
A veces nos parece que erramos
en un desierto árido...
pero es al sentirnos extraviados
y sin meta que Dios, que Su Fiel Presencia,
abre Su corazón.
El es quien nos conforta el alma
sedienta y el corazón quemado,
y nos conduce a las altas cimas
donde conoceremos
la paz y plenitud eternas.
Mientras tu vida continúa
su largo, arduo peregrinaje,
recuerda...
Con Dios, nunca te abrumará la soledad.
Linda E. Knight

220. La taza
(Fe)
"........ Se cuenta que alguna una vez, en Inglaterra, existía una pareja que gustaba de visitar las
pequeñas tiendas del centro de Londres. Una de sus tiendas favoritas era una en donde vendían
vajillas antiguas. En una de sus visitas a la tienda vieron una hermosa tacita. "Me permite ver esa
taza?", Preguntó la Señora, "nunca he visto nada tan fino como eso!" En cuanto tuvo en sus manos la
taza, escuchó que la tacita comenzó a hablar. La tacita le comentó:"Usted no entiende! Yo no siempre
he sido esta taza que usted está sosteniendo! Hace mucho tiempo yo sólo era un montón de barro
amorfo.
Mi creador me tomó entre sus manos y me golpeó y me amoldó cariñosamente. Llegó un
momento en que me desesperé y le grité: "Por favor!! Ya déjame en Paz!". Pero sólo me sonrió y me
dijo: "aguanta un poco más, todavía no es tiempo."Después me puso en un horno. Yo nunca había
sentido tanto calor! Me pregunté por qué mi creador querría quemarme, así que toqué la puerta del
horno.
A través de la ventana del horno pude leer los labios de mi creador que me decían: "aguanta un
poco más, todavía no es tiempo." Finalmente se abrió la puerta. Mi creador me tomó y me puso en
una repisa para que me enfriara."Así está mucho mejor!" me dije a mí misma, pero apenas y me
había refrescado cuando mi creador ya me estaba cepillando y pintándome. El color de la pintura era
horrible!
Sentía que me ahogaría! "Por favor detente!" le gritaba yo a mi creador, pero él sólo movía la
cabeza haciendo un gesto negativo y decía "aguanta un poco más, todavía no es tiempo."Al fin dejó
de pintarme; pero esta vez me tomó y me metió nuevamente a otro horno! No era un horno como el
primero, sino que era mucho más caliente! Ahora sí estaba segura que me sofocaría!.
Le rogué y le imploré que me sacara! Grité, lloré, pero mi creador sólo me miraba diciendo
"aguanta un poco más, todavía no es tiempo."En ese momento me di cuenta que no había esperanza!
Nunca lograría sobrevivir a ese horno! Justo cuando estaba a punto de darme por vencida se abrió la
puerta y mi creador me tomó cariñosamente y me puso en una repisa que era aún más alta que la
primera.
Allí me dejó un momento para que me refrescara. Después de una hora de haber salido del
segundo horno, me dio un espejo y me dijo: "Mírate! Esta eres tú!" Yo no podía creerlo! Esa no podía

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.24

ser yo! Lo que veía era hermoso! Mi creador nuevamente me dijo: "Yo sé que te dolió haber sido
golpeada y amoldada por mis manos, pero si te hubiera dejado como estabas, te hubieras secado.
Sé que te causó mucho calor y dolor estar en el primer horno, pero de no haberte puesto allí,
seguramente te hubieras estrellado. También sé que los gases de la pintura te provocaron muchas
molestias, pero de no haberte pintado tu vida no tendría color. Y si yo no te hubiera puesto en ese
segundo horno, no hubieras sobrevivido mucho tiempo, porque tu dureza no habría sido la suficiente
para que subsistieras. Ahora tú res un producto terminado! Eres lo que yo tenía en mente cuando te
comencé a formar!".
Igual pasa con nosotros.
Dios nunca nos va a tentar ni a obligar a que vivamos algo que no podamos soportar.
Dios sabe lo que está haciendo con cada uno de nosotros. Él es el artesano y nosotros somos
el barro con el cual Él trabaja. Él nos amolda y nos da forma para que lleguemos a ser una pieza
perfecta y podamos cumplir con su voluntad.
Espero que al igual que a mi, esta historia nos ayude un poco a comprender lo mucho que Dios
nos ama y que Él no nos da mas de lo que no podamos soportar........"
Agradecemos esta aportación desde Perú a Mili Rodríguez

236. Oración
(Fe)
Una vez, un padre de familia acaudalada llevo a su hijo a un viaje por el campo con el firme
propósito de que su hijo viera cuan pobres eran las gentes del campo.
Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en una granja de una familia
campesina humilde.
Oh Jesús que sufres, haz que hoy y cada día yo sepa verte en la persona de tus enfermos y
que, ofreciéndoles mis cuidados, te sirva a Ti.
Haz que, aun oculto bajo el disfraz poco atrayente de la ira, del crimen o de la demencia, sepa
reconocerte y decir:
Jesús que sufres, cuan dulce es servirte.
Dame, Señor, esta visión de fe y mi trabajo no ha de ser jamás monótono.
Encontrare alegría acunando las pequeñas veleidades y los deseos de todos los pobres que
sufren.
Querido enfermo, me resultas mas querido aun porque representas a Cristo.
¡Que privilegio se me confiere al poderme ocupar de ti!
Oh Dios, pues que Tu eres Jesús que sufre, dígnate ser para mi también un Jesús paciente,
indulgente hacia mis faltas, que no mira mas que mis intenciones que son de amarte y servirte en la
persona de cada uno de tus hijos que sufren.
Señor, aumenta mi fe.
Bendice mis esfuerzos y mi trabajo, ahora y siempre.
***
Esta oración fue compuesta por la madre Teresa de Calcuta. Tal vez hoy sea un buen día para
sacar lo mejor que llevamos dentro, y contagiárselo al hermano de enseguida.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.25

252. Escogiendo mi cruz
(Fe)
Cuenta un hombre que un día le dijo a Jesús:
"-Señor: ya estoy cansado de llevar la misma cruz en su hombro, es muy pesada muy grande
para mi estatura"> Jesús amablemente le dijo:
-" Si crees que es mucho para ti, entra en ese cuarto y elige la cruz que más se adapte a ti"
El hombre entró y vio una cruz pequeña, pero muy pesada que se le encajaba en el hombro y le
lastimaba, buscó otra pero era muy grande y muy liviana y le hacía estorbo, tomó otra pero era de un
material que raspaba, buscó otra, y otra, y otra.... hasta que llegó a una que sintió que se adaptaba a
él. Salió muy contento y dijo:
-"Señor, he encontrado la que más se adapta a mi, muchas gracias por el cambio que me
permitiste"> Jesús le mira sonriendo y le dice:
- "No tienes nada que agradecer, has tomado exactamente la misma cruz que traías, tu nombre
está inscrito en ella. Mi Padre no permite más de lo que no puedas soportar porque te ama y tiene un
plan perfecto para tu vida"
Muchas veces nos quejamos por las dificultades que hay en nuestra vida y hasta cuestionamos
la voluntad de dios, pero él permite lo que nos sucede porque es para nuestro bien y algo nos enseña
a través de eso. Dios no nos da nada más grande de lo que no podamos soportar, y recordemos que
después de la tormenta viene la calma y un día esplendoroso en el que vemos la Gloria de Dios.
Agradecemos esta aportación a Luz María de Cevasco desde Guatemala

268. Testimonio
(Fe)
Hola, amadísimos hermanos.
Dios, en su infinita Misericordia, ha permitido, para nuestro crecimiento espiritual, que mi hijo
mayor, de tan sólo diez años de edad, padezca de tumores malignos en el cerebro; actualmente, se
encuentra en la etapa terminal de su enfermedad, de la que sólo la mano misericordiosa de Dios
puede librarlo.
Gracias a Dios mi hijo tiene una FE enorme, Fe que lo motivó a escribirle una carta a Sor Enma
Alburquerque, directora del colegio donde estudiara mi hijo. Quiero compartir la esencia de esa carta,
porque sé que pudiera servir a muchos jóvenes. La carta:
«Quiero aconsejarles que se entreguen al Señor, que la vida sin el Señor NO tiene sentido; que
no esperen verse enfermos o con serios problemas para buscar del Señor. Dios nos ama
incondicionalmente y así debemos amarle a Él. Yo, en medio de mi enfermedad, con sus dolores y
sufrimientos, doy gracias a Dios porque me ha permitido conocerle, sentir su inmenso e infinito amor,
y amarle por sobre todas las cosas.
A todos los estudiantes quiero decirles que los niños y jóvenes de hoy tenemos el concepto de
que Dios es aburrido y que no vale la pena seguirle, entregarle nuestras vidas y seguir sus consejos;
pero yo doy testimonio de que no importa en que circunstancia de la vida estemos, Dios es todo
alegría, seguirle es divertido, seguirle es sentirse lleno de una felicidad que nada, ni el dolor ni la
enfermedad, nos puede quitar.
Quiero que todos piensen en qué están haciendo con sus vidas, sobre todo a los más jóvenes,
que sólo piensan en divertirse en cosas que ofenden a Dios, quiero que piensen que Dios está
siempre esperando que le digamos que lo amamos y que queremos quedarnos a su lado.»
Vuestro criterio os ayudará a decidir que uso darle a la misma. Confío en que será bueno.
Que Jesús, el Señor de la Paz, os conceda la paz siempre y en todos los órdenes. El Señor sea
con todos vosotros. El saludo va de mi mano, Francisco.
Agradecemos esta aportación a Francisco J. Toral

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.26

272. Aférrate
(Fe)
Aférrate a la fe porque es la fuente de la creencia de que todo es posible. Es la fibra y la
fortaleza de un alma confiada. Aférrate a la esperanza porque destierra la duda y da lugar a actitudes
positivas y alegres. Aférrate a la confianza porque se encuentra en el corazón de las relaciones
fructíferas que son seguras y satisfechas.
Aférrate al amor porque es el don mas preciado de la vida, porque es generoso, se preocupa y
da significado a la vida. Aférrate a la familia y a los amigos porque son las personas más importantes
en tu vida y porque hacen del mundo un lugar mejor.
Ellos, son la vida que ha crecido con el tiempo para alimentarte, ayudarte a seguir tu camino y
permanecer siempre cerca de ti. Aférrate a todo lo que eres y a todo lo que has aprendido, porque
esto es lo que te convierte en un ser singular. No menosprecies lo que sientes y lo que crees que es
bueno e importante; tu corazón te habla con más fuerza que tu mente. Aférrate a tus sueños,
alcánzalos de manera diligente y honrada. No tomes nunca el camino más fácil ni te rindas ante el
engaño.
Recuerda a otros en tu camino y dedica tiempo para atender sus necesidades.
Disfruta de la belleza que te rodea. Ten valor para ver las cosas de manera diferente y más
clara. Haz del mundo un lugar mejor día a día y no te olvides de las cosas importantes que dan
significado a tu vida.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renan Raigoza Gutierrez

327. Fe
(Fe)
Un día estaba haciendo oración en el Santísimo, de pronto escuche tras de mi la voz de una
persona adulta que también hacía oración, en ese momento puse atención y justo dijo "Señor si mi fe,
tuviera por lo menos el tamaño de un grano de mostaza sería suficiente".
Dios se manifiesta en cada detalle de nuestras vidas, la diferencia es nuestra apertura para
escucharlo, demos gracias por su presencia, y tengamos fe, por lo menos que sea del tamaño de un
grano de mostaza.
Patricia Pérez

338. La vela y el sol
(Fe)
La noche del 5 de abril de 1754 moría Catalina Thomas en la ciudad de Palma, Mallorca. En el
cuarto había tal oscuridad que alguien suplicó:
- A ver quien trae una vela por favor.
La moribunda aclaró: - Traigan alguna vela para ustedes; por lo que a mí respecta, el sol como
nunca esta brillando.
"La luz del sol se volverá siete veces más brillante" (Is 30, 26; Mt 13, 24ss; Hechos 26, 1ss)
¿Qué tan grande es tu fe? ¿Vas caminando en la vida en busca de esa Luz?
Hemenegildo Zanuso

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.27

398. Para vivir mejor la Cuaresma
(Fe)
Desde el principio Dios y el demonio están en constante batalla, el demonio que desea usurpar
el puesto de Dios y Dios defendiendo su creación(nosotros), señala una guerra que parece no
terminar, por que desde el génesis le dice Dios al demonio: que la mujer(La Nueva Eva) pisará su
cabeza, mientras que él tratará de morder su tobillo(parte vulnerable del cuerpo).
Esto nos refleja de forma directa y clara que de todo el cuerpo de Cristo la parte más débil es el
hombre(nosotros) y allí es donde tratará de atacar el demonio con la intención de destruir a Dios; por
esta razón es que somos presa de tantas artimañas del demonio.
Esto no lleva a pensar que no tenemos una firme convicción del Amor de Dios, que aún no nos
hemos creído que Cristo murió por y para nosotros, que Cristo venció la muerte y que la muerte, el
pecado ya no tiene poder sobre nosotros gracias a Cristo.
Pero, ¿tendremos que lamentarnos siempre por esta debilidad y desconfianza de Dios? ; como
dice el Pregón Pascual: oh feliz culpa que mereció tan grande redentor.
En esta tónica es que debemos tomar nuestro ayuno, dejar de saborear las cosas que nos
aparten del Amor de Dios; nuestra oración, sea una acción continua en servicio al hermano por Amor
a Dios y nuestra limosna, que es el compartir con los demás el Amor de Dios, que nos a invitado a
vivir alegres este tiempo de reconciliación con nuestro Creador y con el hermano, para restaurar el
equilibrio natural del Amor de Dios, desde la dimensión de la Cruz.
Perdona y serás perdonado, por que el perdón es liberación del pecado; ama y serás amado,
por que el amor nos lleva a Dios; ora y serás escuchado, por que Dios nos prometió la vida eterna.
Practica con estas armas que nos brinda la Iglesia en este tiempo y experimentarás lo dicho en esta
reflexión.
Un aporte de Ricardo Angulo

406. El gis que cayó
(Fe)
Esta es una historia verídica de algo que pasó en la USC (Universidad del Sur de California)
hace algunos años.
Había un profesor de Filosofía que era un recalcitrante ateo, por lo que se encargaba en todo el
semestre de su clase obligatoria de probar que Dios no podía existir.
Sus estudiantes siempre tenían miedo de discutir con él por su impecable lógica.
Por 20 años enseñó su clase y nunca nadie tuvo el valor de oponerse a sus razonamientos.
Algunos discutían algunos punto de vista, claro está, pero nunca nadie se atrevió a confrontarlo,
porque tenía su marcada reputación de destrozar a sus alumnos.
Al final del semestre, en el último día de clases, siempre les decía a sus más de 300 alumnos:
"¡Si hay alguien aquí que todavía crea en Jesús, póngase de pie!".
En 20 años nadie se había puesto de pie, porque sabían lo que seguía...
El profesor continuaba diciendo: "Porque quien crea que Dios existe es un verdadero tonto".
"Si Dios existiera, podría detener este pedazo de gis para que no cayera al suelo y se rompiera
en mil pedazos... Con esta tarea tan simple demostraría su existencia divina, pero no lo puede
hacer"...
Y cada semestre soltaba el gis en el piso del salón de clases y se estrellaba, rompiéndose en
muchos pedacitos... todos los estudiantes veían sin poder hacer nada.
Así, muchos estudiantes salían convencidos de que Dios no podía existir...
Ciertamente había estudiantes de muchas religiones, cristianos bastantes, pero siempre todos
temerosos de ponerse de pie, pues no encontraban argumentos para convencer al profesor.
Hasta que llegó un "estudiante" que tenía que tomar su clase, pues era obligatoria, y aún
sabiendo de la fama de dicho profesor, sentía la obligación moral de defender su fe... por lo que se

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.28

fue preparando durante todo el semestre, rezando cada mañana para que Dios le diera la fuerza de
levantarse, sin importar lo que el profesor dijera o hiciera, ni tampoco lo que la clase pensara, pues
nadie ni nada debería impedirle dar testimonio de su fe.
Llegó el día final de clases...
El profesor dijo: "¡Si hay alguien aquí que todavía cree en Dios, póngase de pie!".
El tuvo el valor de levantarse... Tanto el profesor como todos sus compañeros se quedaron
estupefactos...
El profesor le gritó: "Eres un tonto... si Dios existiera no permitiría que este gis se rompiera al
caer al piso"...
Al ir diciendo esto, el gis se le resbaló de la mano, rebotó por la manga de su camisa, rodó por
los pliegues de su pantalón y luego lentamente por su zapato de piel suave... cayó al piso y
simplemente rodó sin romperse ni un pedacito siquiera...
La quijada del profesor se le abrió, mientras veía el gis intacto... no pudo articular palabra...
miró al joven estudiante de pie... y salió avergonzado del salón de clases...
El joven, entonces, se puso en frente de todos y les habló de su fe en Dios y en Jesús por más
de media hora, platicándoles de su experiencia de fe y de oración... de inmenso amor de Dios que
nos manifiesta en Cristo Jesús...
Todos los estudiantes se quedaron a escucharlo...
Dios es amor... nuestro guía es Jesús... María, nuestra Madre del cielo...
Pídeles que siempre te ayuden a dar buen testimonio de tu fe... y, sobre todo, reza mucho para
que tu fe siempre se convierta en buenas obras y así des mucho fruto.
Agradecemos esta aportación al Pbro. José Antonio Muguerza Garza

411. Estoy siempre contigo
(Fe)
¿Me necesitas? Estoy aquí contigo. No puedes verme, sin embargo soy la luz que te permite ver.
No puedes oírme, sin embargo hablo a través de tu voz.
No puedes sentirme, sin embargo soy el poder que trabaja en tus manos.
Estoy trabajando en ti, aunque desconozcas mis senderos.
Estoy trabajando, aunque no reconozcas Mis obras.
No soy una visión extraña. No soy un misterio. Sólo en el silencio absoluto, más allá del "yo" que
aparentas ser, puedes conocerme, y entonces sólo como un sentimiento y como fe.
Sin embargo, estoy aquí contigo. Sin embargo, te oigo. Sin embargo te contesto.
Cuando me necesitas, estoy contigo. Aunque me niegues, estoy contigo. En los momentos en que
más solo crees encontrarte, Yo estoy contigo. Aún en tus temores, estoy contigo. Aún en tu dolor,
estoy contigo. Estoy contigo cuando oras y cuando no oras. Estoy en ti, y tú estás en Mí. Sólo en tu
mente puedes sentirte separado de Mí, pues sólo en tu mente están las brumas de "lo tuyo" y "lo
Mío".
Sin embargo, tan sólo con tu mente, puedes conocerme y sentirme. Vacía tu corazón de temores
ignorantes. Cuando quites el "yo" de en medio, estoy contigo. De ti mismo no puedes hacer nada,
pero Yo todo lo puedo. Yo estoy en todo.
Aunque no puedas ver el bien, el bien está allí, pues Yo estoy allí. Estoy allí.
Sólo en Mí, tiene el mundo significado. Sólo en Mí, toma el mundo forma.
Sólo en Mí, el mundo sigue adelante. Soy la ley en la cual descansa el movimiento de las estrellas y
el crecimiento de toda célula viva. Soy el amor que es cumplimiento de la ley. Soy seguridad, Soy
paz. Soy unificación.
Soy la ley por la cual vives. Soy el amor en que puedes confiar. Soy tu seguridad.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.29

Soy tu paz. Soy uno contigo. Yo Soy. Aunque falles en encontrarme. Yo nunca dejo de encontrarte.
Aunque tu fe en Mí es insegura, Mi fe en ti nunca flaquea. Porque te conozco, porque te amo, mi bien
amado, estoy contigo.
Autor James D. Freeman

452. Mi Fe no tiene precio
(Fe)
José Melodoki, conde y millonario, fue victima de la persecución rusa en 1863. Le quitaron de
pronto todas sus posesiones.
Sin embargo, lo llamo mas tarde el gobernador de Kiev y le propuso:
"Si quieres seguir con todas tus posesiones, solo necesitas una condición"
"Que condición?"
"Que dejes de ser católico".
"Mi FE no tiene precio" - respondió valientemente Melodoki - "sigan con mis posesiones y yo
seguiré con mi fe".
Es así como Dios nos pide Fe, Esperanza y caridad porque sin la FE es imposible agradar a
Dios.
La Fe es un regalo gratuito de Dios. Debemos cuidar nuestra FE como lo mas preciado que
tenemos, poniéndola en practica en nuestras oraciones y vida en general para fortalecerla.
Tal vez, algún día, tengamos que escoger entre la FE u otra cosa, como lo hizo el conde José.
Pídele a Dios diariamente que te bendiga y que llegues a apreciar tu FE como el DON más
precioso que posees.

432. Yo soy tu Dios
(Fe)
YO SOY TU DIOS y estoy cerca de ti: ¿no te basta? Por tanto no desees sino aquello que llena mi
corazón.
YO SOY TU DIOS y te soy fiel aun cuando te envio alguna cruz, y por más que pese demasiado,
recuerda siempre que a tu lado estoy, ¿qué deseas más?.
YO SOY TU DIOS y pienso en ti, y esto desde la eternidad. Tu nombre está escrito profundamente en
mi corazón, de tal modo que jamás podré olvidarme de ti.
YO SOY TU DIOS y dirijo todas las cosas únicamente para tu bien; si ahora no lo comprendes, un día
lo podrás ver claramente.
YO SOY TU DIOS y fielmente te amo; conozco perfectamente todo lo que aflige tu corazón, veo con
toda claridad todo lo que te contraría. Acepta todo ello con tranquilidad y paz, porque Yo soy el que lo
ha dispuesto así; tu persevera, permanéceme fiel a fin de que mi Corazón te recompense.
YO SOY TU DIOS ¿Estás sola, alma mía?. Yo te haré compañía. ¿Nadie tiene una buena palabra
para decírtela?. Ven a Mí que siempre seré tu consuelo en el Santísimo Sacramento y te compensaré
todo lo que en la tierra te he negado.
YO SOY TU DIOS ¿Qué más deseas?. ¡Animo! ¡Coraje!. Nada te debe desanimar, porque quien
posee mi Corazón, tiene todo lo que puede desear. Si estás triste, corre a refugiarte en mi Corazón. Si
sientes alegría del triunfo vuela a regocijarte conmigo. Si experimentas cansancio, échate en mis
brazos. Y verás como las sombras se disipan, como las luces crecen, y como las fuerzas se
centuplican.
El mundo pasa, el tiempo huye, los hombres desaparecen, la muerte te roba todo. Una sola cosa te
quedará siempre: TU DIOS.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.30

Angie Vidal Lima-Peru
446. ¿Dónde está Dios?
(Fe)
Vale la pena no dejar pasar este consejo de Pedro: "debemos estar dispuestos a dar las razones de
nuestra esperanza". ¿cuáles serán estas razones? El Evangelio nos dará una pista cuando nos dice
Jesús que el Espíritu de verdad, el Espíritu de Dios está con nosotros y de esta manera Cristo y el
Padre están también con nosotros. Esta es nuestra esperanza, que no estamos solos, que en nuestro
caminar lleno de gozos y sufrimientos, Dios camina con nosotros. Reflexionemos (Juan 14, 15-21).
Después de tantos siglos en los que la Iglesia ha experimentado la presencia del Espíritu Santo nos
parece algo normal y lógica esta promesa, pero para los discípulos que todavía no lograban entender
la trascendencia de la obra de Cristo, debió sonarles bastante extraña esta promesa. Aunque rápido
comprendieron la trascendencia de dicha promesa, cuando movidos por este Espíritu salieron a las
calles y al Templo a anunciar la Buena Nueva de la presencia del Resucitado. Pronto se dieron cuenta
que era el Espíritu Consolador el verdadero constructor del la Iglesia, del Cuerpo Místico de Cristo.
Ellos se sentían transformados por su presencia y además veían como por Él los mismo actos que
Jesús había realizado se volvían a realizar. Así fueron comprendiendo los discípulos la gran
importancia de la promesa de Cristo. El Espíritu que él les prometió era el verdadero continuador,
actualizador de la obra de Cristo, es decir que de nuestra Iglesia.
Ahora la pregunta cabe para nosotros, ¿cómo hemos experimentado nosotros la presencia del
Espíritu en nuestras vidas? Para ello cabe aclarar algo, la presencia del Espíritu se manifestó cuando
los discípulos se propusieron continuar la obra de Cristo, es decir la construcción del Reino de Dios
entre los hombres; es decir, solo cuando se decidieron a llevar la Buena Nueva de la presencia de
Cristo Resucitado es que el Espíritu los transformó. Por lo tanto, antes de preguntarnos si hemos
experimentado su presencia en nuestras vidas, es necesario preguntarnos si nos hemos decidido a
construir el Reino de Dios en la Tierra. Sólo cuando seamos conscientes y nos decidamos a buscar
construir este Reino con nuestras actitudes cotidianas podremos ir experimentando que este Espíritu
Consolador actúa en nosotros, nos fortalece, nos ilumina, y nos guía a tomar las decisiones más
correctas en la construcción de la Iglesia de Cristo. Y sólo cuando nosotros los cristianos nos
decidamos a construir este reino es que tanto sufrimiento y tantas vidas sufriendo sin sentido podrán
tomar un sentido y cambiar de rumbo. La pregunta entonces no es ¿dónde está Dios? sino ¿dónde lo
hemos dejado nosotros?
458. Una opción difícil
(Fe)
Si Jesús hubiera bajado de la cruz,¿te imaginas la que se hubiera armado? Era su gran
oportunidad. Un milagro de ese calibre hubiera sido la demostración de quién era El. La tentación era
grande. Pero decidió ser coherente con lo que había dicho y hecho durante tres años y tomó la
decisión más difícil: seguir clavado en la cruz y pasar por la muerte.
Me costó tiempo entenderlo. Pablo escribiría años más tarde: "era necesario que Jesús
muriera". No porque el Padre quisiera su muerte, sino porque era el único camino hacia la
Resurrección. Sólo pasando por la muerte podía seguir VIVO. Tenía que matar a la muerte.
Me costó comprender, y me sigue costando, que era la única forma de que yo, perdón, nosotros
como Iglesia, empezáramos a recorrer un camino de muchos siglos, hasta el confín de la tierra,
sabiendo que El está vivo y presente a nuestro lado.
¿Qué hubiera pasado si Jesús decidía bajar de la cruz? Es una pregunta de religión-ficción. No
lo sé. Pero tengo la certeza de que nosotros, como Iglesia, no estaríamos hoy aquí.
Con frecuencia ante el dolor y el sufrimiento le preguntamos a Dios ¿por qué? Yo no tengo
respuesta, pero hace dos mil años, cuando alguien, pudiendo hacerlo no quiso bajar de la cruz,
empecé a comprender algo importante: todo sufrimiento tiene un para qué. Y el "secreto" de Jesús
era bastante claro: puso a los demás, a nosotros, por delante de sí mismo y de su vida, Así de
sencillo. Nosotros somos "sacramento" de su presencia, estamos llamados a manifestar su "secreto"
para que todos puedan gozar de la auténtica felicidad.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.31

Pero, ¡cuántas veces en lugar de ayudar a los otros a gozar, les amargamos la vida! Alguna vez
te conté que hace treinta años nuestros obispos pedían que seamos una Iglesia pobre, misionera y
pascual.
Nuestra razón de ser de ser es la misión. Pero la misión entraría en el campo de la religiónficción si no se realiza desde una pobreza que pasa por la cruz. Y no tendría sentido si no va
encaminada a generar esperanza, que eso significa se "pascual". Si no lo vamos consiguiendo,
corremos el riesgo de hacer inútil la muerte de Jesús, su decisión de mantenerse clavado en la cruz...
Para pensar y compartir:
¿Qué signos de esperanza creamos hoy como Iglesia? Si hubieras sido vos quien estaba en la
cruz hace dos mil años, y te proponen bajar...¿qué hubieras hecho? "Empieza por hacer lo necesario.
Luego lo que es posible, y de pronto te encontrarás haciendo lo imposible... Dios hará los milagros".
Así comenzó todo (memoria de la misión)
Gacetilla de la revista de información y animación misionera septiembre-octubre 1998 - editada
por el Instituto Misiones Cosolata - Edición XLVII – No. 5

470. También se ama el silencio
(Fe)
Cuenta una antigua leyenda noruega, acerca de un hombre llamado Haakon, quien cuidaba
una ermita. A ella acudía la gente a orar con mucha devoción.
En esta ermita había una cruz muy antigua. Muchos acudían ahí para pedirle a Cristo algún
milagro.
Un día el ermitaño Haakon quiso pedirle un favor. Lo impulsaba un sentimiento generoso. Se
arrodilló ante la cruz y dijo:
"Señor, quiero padecer por ti. Déjame ocupar tu puesto. Quiero remplazarte en la Cruz." Y se
quedó fijo con la mirada puesta en la cruz, como esperando la respuesta.
El Señor abrió sus labios y habló. Sus palabras cayeron de lo alto, susurrantes y
amonestadoras: "Siervo mío, accedo a tu deseo, pero ha de ser con una condición."
¿Cuál Señor? preguntó con acento suplicante Haakon. ¿Es una condición difícil? ¡Estoy
dispuesto a cumplirla con tu ayuda Señor! respondió el viejo ermitaño.
Escucha: "Suceda lo que suceda y veas lo que veas, has de guardarte en silencio siempre."
Haakon contestó: ¡Os lo prometo, Señor!
Y se efectuó el cambio. Nadie advirtió el trueque. Nadie reconoció al ermitaño, colgado con los
clavos en la Cruz. El Señor ocupaba el puesto de Haakon. Y este por largo tiempo cumplió el
compromiso. A nadie dijo nada, pero un día, llegó un rico, después de haber orado, dejó allí olvidada
su cartera. Haakon lo vio y calló. Tampoco dijo nada cuando un pobre, que vino dos horas después,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.32

se apropió de la cartera del rico. Ni tampoco dijo nada cuando un muchacho se postró ante él poco
después para pedirle su gracia antes de emprender un largo viaje. Pero en ese momento volvió a
entrar el rico en busca de la bolsa. Al no hallarla, pensó que el muchacho se la había apropiado. El
rico se volvió al joven y le dijo iracundo:
¡Dame la bolsa que me has robado! El joven sorprendido replicó: ¡No he robado ninguna bolsa!
¡No mientas, devuélvemela enseguida! Le repito que no he cogido ninguna bolsa.
El rico arremetió furioso contra él. Sonó entonces una voz fuerte:
¡Detente!
El rico miró hacia arriba y vio que la imagen le hablaba.
Haakon, que no pudo permanecer en silencio, gritó, defendió al joven, increpó al rico por la
falsa acusación. Este quedó anonadado y salió de la Ermita. El joven salió también porque tenía prisa
para emprender su viaje.
Cuándo la ermita quedó a solas, Cristo se dirigió a su siervo y le dijo: "Baja de la Cruz. No
sirves para ocupar mi puesto. No has sabido guardar silencio".
Señor, ¿cómo iba a permitir esa injusticia?
Se cambiaron los oficios, Jesús ocupó la Cruz de nuevo y el ermitaño se quedó ante la cruz.
El Señor, siguió hablando: "Tú no sabías que al rico le convenía perder la bolsa, pues llevaba
en ella el precio de la virginidad de una joven mujer. El pobre, por el contrario, tenía necesidad de ese
dinero e hizo bien en llevárselo; en cuanto al muchacho que iba a ser golpeado, sus heridas le
hubiesen impedido realizar el viaje que para él resultaría fatal. Ahora, hace unos minutos acaba de
zozobrar el barco y él ha perdido la vida. Tú no sabías nada. Yo sí sé. Por eso callo.
Y el señor nuevamente guardó silencio.
Muchas veces nos preguntamos porque razón Dios no nos contesta. ¿Por qué razón se queda
callado Dios? Muchos de nosotros quisiéramos que el nos respondiera lo que deseamos oír, pero
Dios no es así. Dios nos responde aun con el silencio. Debemos aprender a escucharlo.
Su Divino Silencio, son palabras destinadas a convencernos de que, él sabe lo que está
haciendo.
En su silencio nos dice con amor: ¡¡¡CONFIAD EN MI, QUE SÉ BIEN LO QUE DEBO HACER!!!
Autor desconocido. Agradecemos esta aportación a Johnny Díaz

474. El incendio
(Fe)
Una vez se estaba incendiando un edificio de 9 pisos en el centro de una ciudad muy
importante, las personas del edificio al enterarse de que el edificio estaba en llamas rápidamente
salieron de sus departamentos, a excepción de un niño de 8 años de edad que dormía en el octavo
piso, pues su papá había salido a comprar y su mama estaba de viaje, el fuego crecía cada vez mas
e iba subiendo piso por piso, los bomberos intentaban apagarlo sus esfuerzos eran cada vez
imposibles el edificio estaba totalmente en llamas y los bomberos pidieron refuerzos a otras unidades
de la ciudad y de ciudades vecinas.
El drama aumento cuando los bomberos se dieron cuenta que había un niño en el octavo piso,
el fuego crecía iba ya por el quinto piso, de repente aparece el padre del niño preocupado por el niño,
viendo este cuadro, los bomberos hacen un ultimo intento, pero las escaleras no podían llegar hasta
las paredes del edificio por haber fuego en todas ellas, entonces se escucha los llantos del niño,
gritando:
- Papi!!!! Tengo miedo!!!!
El padre lo escucha y llorando le dice:
- Hijo!! No tengas miedo yo estoy aquí abajo, No tengas miedo.
Pero el niño no lo miraba:
- Papi no te veo, solo veo humo y fuego.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.33

Pero el Padre sabe que esta ahí en la ventana porque el fuego lo ilumina.
- Pero yo si te veo, Hijo.
- Hijo Sabes que debes de hacer, Tírate que aquí te agarramos todos los que estamos abajo,
TÍRATE!!!!
El hijo le dice:
- Pero yo no te veo.
EL Padre contesta.
- Sabes como debes de hacer, cierra los ojos, tírate y lánzate!!!
El niño dice:
- PAPI no te veo, pero allá voy !!!
Y cuando el niño se lanzo abajo lo rescatan.
Entonces el Padre lo abraza, llora con el hijo juntos pero muy contentos.
El hijo comprende que hay veces que el Padre no se lo ve pero sus palabras son suficientes
para confiar en él.
Así es nuestra vida, muchas veces hay muchos incendios, sentimos problemas parecidos a
este niño, y nuestro padre DIOS nos dice: TÍRATE!! CONFIA EN MI, y nosotros tenemos que
lanzarnos así no miremos nada, ni sintamos nada, en FE tienes que salir adelante!! Por que sólo su
palabra nos basta!!!
Agradecemos esta aportación a Byron Sarango de Guayaquil- Ecuador

22. Comer en familia
(Familia)
Por: Alfonso Llano Escobar, S.J.
Comer, como tantas otras necesidades de nuestro cuerpo, se puede satisfacer de varias
maneras: a solas, como mera necesidad fisiológica; socialmente, ajustándose a las normas de la
urbanidad; finalmente, en familia, como cristianos, como conviene a hijos de Dios que saben y
confiesan que el Padre del cielo es quien nos da el pan nuestro de cada día.
Comer es una necesidad de nuestro organismo. La auténtica tradición judeocristiana le
encontrará a la necesidad orgánica de comer una forma que satisface los tres niveles: el orgánico, el
social y el cristiano: comer en familia. Es casi un sacramento, vale decir, una forma de hacer presente
a Jesús resucitado en medio de nosotros.
Comer en familia, al menos una vez al día, eleva esa necesidad material de comer a un acto
social y cristiano; se convierte en una sinfonía de arpegios y melodías prácticamente celestiales.
Comer en familia: no se trata ya de un acto privado y egoísta de engullir rápidamente alimentos
como quien en contados minutos llena el tanque de su automóvil, sino de poner en artística ejecución
a la orquesta más humana y divina que haya creado Dios: la familia.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.34

El comedor era y debería volver a serlo, el lugar más importante de la casa. El centro del hogar,
que recoge bajo un mismo techo y alimenta con un mismo pan a los miembros todos de una familia.
La vida moderna, con sus distancias entre oficina, colegio y hogar; sus múltiples faenas y ruidos, su
caótica escala de intereses, acaba con el comedor, con la comida en familia y, lamentablemente, va
acabando hasta con la familia. Cada hogar, si quiere volver a ser tal, deberá imponerse el deber de
sentarse todos los días a la mesa, por lo menos, una vez al día y, ciertamente, en fin de semana.
Todos sentados al tiempo, sin afanes, radio, televisión ni computadora prendidos, sin partidos
de fútbol, prensa ni revista que distraigan la atención ni el ritmo de la vida en familia. Todos sentados
a la mesa aprendiendo cultura y urbanidad, oyendo las tradiciones familiares, y oyéndose
mutuamente lo que cada uno hace, sufre y goza. Allí, sentados a la mesa, se deben hacer las
deliberaciones y tomar las grandes y pequeñas decisiones de familia.
Así, los hijos aprenden a deliberar y decidir, y a caer en la cuenta de que son importantes en la
familia. La vida en familia da seguridad a los hijos, los aparta de los vicios y las malas compañías, les
ayuda a despejar sus dudas religiosas y morales, les compensa las fatigas del día. Recuerden como
fuimos educados los que ya peinamos canas.
Comimos juntos y crecimos juntos. Al calor de los "viejos" bebimos tradiciones, cultura y amor.
Comimos y oramos juntos antes de lanzarnos a la vida, como hombres, a cumplir la misión que nos
asignó el Señor. Jamás se nos ocurrió la fuga hacia el licor, la droga, la calle o la perdición. El hogar,
el dulce hogar, nos educó y nos defendió. Padres de familia: si quieren formar hijas e hijos seguros,
libres de todo mal, educados y valiosos, vuelvan a comer en familia.
Agradecemos esta aportación a Fernando Macías Valadez.
¡Que tengas un excelente día!

43. Los hijos no esperan
(Familia)
Hay un tiempo para anticipar la llegada del bebé, un tiempo para consultar al médico. Un
tiempo para soñar lo que será este niño cuando crezca. Un tiempo para pedirle a Dios que me enseñe
a criar al hijo que llevo en mis entrañas. Un tiempo para preparar mi alma, para alimentar la suya,
pues muy pronto llegará el día en que nacerá. Porque los hijos no esperan.
Hay un tiempo para alimentarlo durante la noche, para cólicos y biberones. Hay un tiempo para
mecerlo y un tiempo para pasearlo por la habitación, con paciencia y abnegación. Un tiempo para
mostrarle que su nuevo mundo es un mundo de amor, de bondad y de dependencia. Hay un tiempo
para maravillarme de lo que él es: una persona, un ser creado a imagen de Dios. He resuelto hacer lo
máximo a mi alcance. Porque los hijos no esperan.
Hay un tiempo para tenerlo entre mis brazos y contarle la historia más hermosa que jamás haya
oído. Un tiempo para hablarle de Dios y enseñarle a maravillarse y sentir asombro. Hay un tiempo
para llevarlo al parque a columpiarse, de correr con él una carrera, hacerle un dibujo y darle
compañerismo lleno de alegría. Hay un tiempo para enseñarle el camino y enseñarle a orar con sus
labios de niño y enseñarle a amar la palabra de Dios. Porque los hijos no esperan.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.35

Hay un tiempo para cantar en vez de renegar, sonreír en vez de fruncir el ceño, un tiempo para
compartir con él mis mejores actitudes, mi amor por la vida, mi amor por Dios, mi amor por los míos.
Hay un tiempo para contestar a todas sus preguntas, porque quizá vendrá el momento en que no
querrá escuchar mis respuestas.
Hay un tiempo para enseñarle muy pacientemente a obedecer, a poner en su lugar los
juguetes, hay un tiempo para mostrarle lo hermoso del deber cumplido, de adquirir el hábito de leer la
Biblia, de gozarse en la comunión, de conocer la paz que viene por la oración, Porque los hijos no
esperan.
Hay un tiempo para verlo partir valientemente a la escuela y extrañar su manera de estar
siempre alrededor mío, de saber que estaré allí para responder a su llamado cuando vuelva de la
escuela y escuchar con interés sus descripciones de lo acontecido en ese día. Hay un tiempo para
enseñarle a ser independiente, a tener responsabilidad, de saber disciplinarlo con amor, porque
pronto llegará el momento de dejarlo partir y de soltar los lazos que lo sujetan a mi falda, Porque los
hijos no esperan.
Hay un tiempo para atesorar cada instante fugaz de su niñez, para inspirarlo y repararlo. No voy
a cambiar este derecho natural por ese "plato de lentejas" llamado posición social o reputación
profesional o por un cheque de sueldo. Una hora de dedicación hoy, podrá salvar años de dolor
mañana. La casa puede esperar, los platos pueden esperar, la pieza nueva puede esperar, Porque los
hijos no esperan.
Llegará el momento en que ya no habrá más puertas que golpean, ni juguetes, ni peleas entre
ellos, ni marcas en las paredes; entonces podré mirar atrás con gozo y saber que estos años de ser
madre no se desperdiciaron. Pido a Dios que llegue el momento en que pueda ver al retoño un ser
íntegro, amando a Dios y sirviendo a los demás.
Dios mío, dame la sabiduría para saber que hoy es el día de mis hijos, no existen los momentos
de poca importancia en sus vidas. Que sepa comprender que no hay carrera mejor, ni trabajo más
remunerador, ni tarea más urgente. Que yo no postergue ni descuide esta labor, que pueda aceptarla
con gozo, y que con la ayuda del Espíritu Santo me dé cuenta que el tiempo es breve y que mi tiempo
es hoy, Porque los hijos no esperan.
¿Qué esperas? ¡Ten un magnífico día!

230. La paternidad es...
(Familia)
Hay más niños sin padres en sus propios hogares que en los asilos y en las calles.
Si vas a pasarte la vida lamentándote por las deficiencias de tu padre, tus hijos tendrán un padre
inmaduro de quien seguir lamentándose.
Si te sientes alejado de tu hijo, háblale hoy. Mañana estarás un poco más distante.
El paternalismo es una caricatura grotesca de la paternidad.
La paternidad se ofrece. El paternalismo se impone.
La paternidad respeta. El paternalismo humilla.
La paternidad es oblativa. El paternalismo es posesivo.
La paternidad confía en la capacidad del hijo y la fomenta. El paternalismo piensa al hijo incapaz y lo
incapacita.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.36

La paternidad suscita personas libres. El paternalismo crea rebeldes o sometidos.
La paternidad prepara para la responsabilidad. El paternalismo fomenta la
irresponsabilidad.
La paternidad afianza la seguridad y la autoestima. El paternalismo deja en la inseguridad y en la
necesidad de la aprobación ajena.
La paternidad responde a las necesidades y expectativas del hijo. El paternalismo está al servicio de
sus propias carencias.
La paternidad busca la realización del hijo. El paternalismo busca su propia
satisfacción.
La paternidad cuenta para siempre con el hijo a quien dejó crecer. El paternalismo pierde al hijo a
quien impidió madurar.
La paternidad se goza cuando permite y aprueba. El paternalismo disfruta cuando ordena y prohibe.
La paternidad se alegra cuando deja de ser necesaria. El paternalismo se cree siempre
indispensable.
René Trossero, del libro “Pensar y vivir en libertad”. “Sean perfectos como es perfecto el Padre que
está en el cielo”. Mateo 5,48
Agradecemos esta aportación a Adrián Fenzi

32. Empiezo hacer las cosas hoy
(Constancia)
Thomas Carlyle había terminado el tremendo manuscrito de la Revolución Francesa. Se lo pasó
a su vecino para que lo leyera, John Stuart Mill. Unos días después, John fué a casa de Thomas
pálido y nervioso. Su sirviente había usado el manuscrito para encender la chimenea. El pensamiento
de iniciar de nuevo el manuscrito había sido paralizante.
Pero un día, en que Thomas transitaba por las calles, observó como un albañil construía un
muro, de un ladrillo a la vez.
Tomó la inspiración de esta experiencia y decidió hacer una página hoy y otra mañana.
Comenzó, despacio. La tarea fue tediosa, pero el resultado grandioso: ¡una mejor obra que la previa!
Decido hacer las cosas hoy. Me digo a mi mismo: "Tengo una tarea de gran importancia, no
debo detenerme. El solo hecho de haber empezado, me pone a mitad del camino. Puedo sentir la
energía, al iniciar ésta tarea que el Señor me ha instruido. Muy dentro de mí, tengo la conciencia de
que he tomado la decisión correcta y que voy en la dirección acertada.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.37

No voy a dejar que nadie ni nada me detenga, distraiga o desanime. Doy Gracias a Dios ya que
Su Espíritu en mí es el sustento y sostén que me da la energía y dirección para terminar lo que he
iniciado".
"El que mira al viento, no siembra, y el que mira a las nubes, no cosecha."-----Eclesiastés 11,4
Agradecemos esta aportación a Rich Flores

104. Propósitos
(Constancia)
Cada año hacemos propósitos de año nuevo, unas veces son específicos: dejar de fumar, llevar
una dieta, felicitar a familiares y amistades en aniversarios y festejos especiales, etc.; o abstractos:
ser mejor, mejorar mi salud, no criticar, acercarse más a Dios, etc.
Por lo general los propósitos los llevamos a cabo los primeros días o quizás meses del año, y
después caen en el olvido. No podemos decir que caen en la rutina, porque eso sería positivo, pues
sería la continuación del propósito hasta largo plazo.
Este año leí un comentario editorial de un periódico de la localidad que dice que sería mejor
hacer "propósitos de día nuevo", concepto muy interesante, práctico y más realizable, pues nos invita
a renovar el propósito día a día y así llevarlo a cabo hasta su consecución.
Lo he puesto en práctica, y aunque van pocos días del año, he visto con agrado que los logros
diarios te dan incentivos para continuar y además hacer nuevos propósitos. Te invito a hacer la
prueba.
Si tienes el propósito de "acercarte más a Dios", mejor di: "hoy rezaré un misterio del rosario", u
"hoy escucharé misa aunque no es domingo", u "hoy daré gracias a Dios por mis alimentos", y te
puedo asegurar que en esa forma específica sí sentirás ese acercamiento que te has propuesto y se
irá haciendo una práctica común que te mantendrá "conectado" con quien lo es todo, a quien todo le
debes y con quien siempre puedes contar.
Agradecemos esta aportación a Nelly P. de Clark, de Monterrey, México.

108. La oruga
(Constancia)
Una pequeña oruga caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba
un saltamontes. "¿Hacia donde te diriges?" - le preguntó -. Sin dejar de caminar, la oruga contestó:
"Tuve un sueño anoche: soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me
gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo".
Sorprendido, el saltamontes dijo mientras su amigo se alejaba: "¡debes estar loco!, ¿cómo
podrás llegar hasta aquel lugar?, ¿tú?, ¿una simple oruga? .... una piedra será una montaña, un
pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable"... pero el gusanito ya estaba
lejos y no lo escuchó, su diminuto cuerpo no dejó de moverse. De pronto se oyó la voz de un
escarabajo:
"¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?" Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante: "Tuve un
sueño y deseo realizarlo, subir a esa montaña y desde ahí contemplar todo nuestro mundo". El
escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo: "Ni yo, con patas tan grandes,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.38

intentaría realizar algo tan ambicioso", y se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga
continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros.
Del mismo modo la araña, el topo y la rana le aconsejaron a nuestro amigo desistir. "¡No lo
lograrás jamás!" le dijeron, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir. Ya agotado,
sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar
donde pernoctar. "Estaré mejor", fue lo último que dijo y murió.
Todos los animales del valle fueron a mirar sus restos, ahí estaba el animal más loco del
campo, había construido como su tumba un monumento a la insensatez, ahí estaba un duro refugio,
digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable. Una mañana en la que el sol brillaba
de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había
convertido en una advertencia para los atrevidos.
De pronto quedaron atónitos, aquella concha dura comenzó a quebrarse y con asombro vieron
unos ojos y unas antenas que no podían ser las de la oruga que creían muerta, poco a poco, como
para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas de mariposa de
aquel impresionante ser que tenían en frente, el que realizaría su sueño, el sueño por el que había
vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado......
Dios nos ha creado para conseguir un ideal, vivamos por él, intentemos alcanzarlo, pongamos
la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizá necesitemos hacer un alto en el camino
y experimentar un cambio radical en nuestras vidas y entonces, con nuevos bríos y con la gracia de
Dios, lo lograremos.
"El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido
que enfrentar en el camino".
Agradecemos esta aportación a Aidita Robles

155. El juego de fútbol
(Constancia)
Un muchacho vivía solo con su padre, ambos tenían una relación extraordinaria y muy especial.
El joven pertenecía al equipo de fútbol americano de su colegio, usualmente no tenía la oportunidad
de jugar, bueno, casi nunca, sin embargo su padre permanecía siempre en las gradas haciéndole
compañía.
El joven era el más bajo de la clase cuando comenzó la secundaria e insistía en participar en el
equipo de fútbol del colegio; su padre siempre le daba orientación y le explicaba claramente que "él
no tenía que jugar fútbol si no lo deseaba en realidad"... pero el joven amaba el fútbol, ¡no faltaba a
una práctica ni a un juego!, estaba decidido en dar lo mejor de sí, ¡se sentía felizmente
comprometido!.
Durante su vida en secundaria lo recordaron como el "calentador de la banca", debido a que
siempre permanecía sentado... su padre con su espíritu de luchador, siempre estaba en las gradas,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.39

dándole compañía, palabras de aliento y el mejor apoyo que hijo alguno podría esperar. Cuando
comenzó la Universidad, intentó entrar al equipo de fútbol, todos estaban seguros que no lo lograría,
pero a todos venció, entrando al equipo.
El entrenador le dio la noticia, admitiendo que lo había aceptado además por como él
demostraba entregar su corazón y su alma en cada una de las prácticas y al mismo tiempo le daba a
los demás miembros del equipo el entusiasmo perfecto. La noticia llenó por completo su corazón,
corrió al teléfono más cercano y llamó a su padre, quien compartió con él la emoción. Le enviaba en
todas las temporadas todas las entradas para que asistiera a los juegos de la Universidad. El joven
atleta era muy persistente, nunca faltó a una práctica ni a un juego durante los cuatro años de la
Universidad, y nunca tuvo la oportunidad de participar en ningún juego.
Era el final de la temporada y justo unos minutos antes que comenzara el primer juego de las
eliminatorias, el entrenador le entregó un telegrama. El joven lo tomó y luego de leerlo se quedó en
silencio...temblando le dijo al entrenador: "Mi padre murió esta mañana, ¿no hay problema de que
falte al juego hoy?". El entrenador lo abrazó y le dijo "Toma el resto de la semana libre, hijo. Y no se te
ocurra venir el sábado".
Llegó el sábado, y el juego no estaba muy bien, en el tercer cuarto, cuando el equipo tenía 10
puntos de desventaja, el joven entró a los vestidores y calladamente se colocó el uniforme y corrió
hacia donde estaba el entrenador y su equipo, quienes estaban impresionados de ver a su luchador
compañero de regreso. "Entrenador por favor, permítame jugar... yo tengo que jugar hoy", imploró el
joven. El entrenador pretendió no escucharle, de ninguna manera podía permitir que su peor jugador
entrara en el cierre de las eliminatorias. Pero el joven insistió tanto, que finalmente el entrenador
sintiendo lástima lo aceptó: "Bien hijo, puedes entrar, el campo es todo tuyo".
Minutos después el entrenador, el equipo y el público, no podían creer lo que estaban viendo. El
pequeño desconocido, que nunca había participado en ningún juego, estaba haciendo todo
perfectamente brillante, nadie podía detenerlo en el campo, corría fácilmente como toda una estrella.
Su equipo comenzó a ganar, hasta que empató el juego. En los segundos de cierre el muchacho
interceptó un pase y corrió todo el campo hasta ganar con un touchdown.
La gente que estaba en las gradas gritaba emocionada y su equipo lo llevó cargado por todo el
campo. Finalmente cuando todo terminó, el entrenador notó que el joven estaba sentado
calladamente y solo en una esquina, se acercó y le dijo: "Muchacho no puedo creerlo, ¡estuviste
fantástico!.
Dime, ¿cómo lo lograste?". El joven miró al entrenador y le dijo: "Usted sabe que mi padre
murió... pero no sabía que mi padre era ciego". El joven hizo una pausa y trató de sonreír. "Mi padre
asistió a todos mis juegos, pero hoy era la primera vez que podía verme jugar... y yo quise
demostrarle que sí podía hacerlo".
¡Demostremos que podemos hacerlo! ¡Animo!

192. ¿Tendrás tiempo?
(Constancia)
Cuando te levantabas esta mañana, te observaba y esperaba que me hablaras, aunque fuera
unas cuantas palabras, preguntando mi opinión o agradeciendo por algo bueno que te haya sucedido
ayer.
Pero noté que estabas muy ocupado buscando la ropa adecuada para ponerte e ir al trabajo.
Seguí esperando de nuevo, mientras corrías por la casa arreglándote, supe que habría unos cuantos
minutos para que te detuvieras y me dijeras "Hola !!!" pero estabas demasiado ocupado. Te observé
mientras ibas rumbo al trabajo y esperé pacientemente todo el día. Con todas tus actividades
supongo que estabas demasiado ocupado para decirme algo. Pero está bien, aún queda mucho
tiempo.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.40

Después encendiste el televisor, espere pacientemente, mientras veías el televisor, cenabas,
pero nuevamente te olvidaste de hablar conmigo y nada. A la hora de dormir, creo que ya estabas
muy cansado.
Después de decirle buenas noches a tu familia, caíste en tu cama y casi de inmediato te
dormiste, no hay problema, porque quizás no te das cuenta de que siempre estoy ahí para ti. Tengo
mas paciencia de la que te imaginas. También quisiera enseñarte como tener paciencia para con
otros.
Te amo tanto que espero todos los días por una oración, un pensamiento o un poco de gratitud
de tu corazón. Bueno, te estás levantando de nuevo, y otra vez esperaré sin nada mas que mi amor
por ti, esperando que el día de hoy me dediques un poco de tiempo. Que tengas un buen día!!!
Tu amigo... Jesús
PD.: Tendrás suficiente tiempo como para enviar este mensaje a otra persona?

421. Esfuérzate
(Constancia)
Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni
alcanza altura con un solo vuelo. Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas
veces...nadie recoge cosecha sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha
tierra. Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a
la tempestad, ni llega a puerto sin remar muchas veces.
Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas. Nadie hace
obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a sí mismo.. Ni se hace hombre
sin sentir a Dios!!! Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar. Nadie deja el
alma lustrosa sin el pulimento diario de Dios. Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia
debilidad.
Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible. nadie
conoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir. Nadie encuentra el pozo de DIOS
hasta caminar por la sed del desierto. Pero nadie deja de llegar, cuando se tiene la claridad de un
don, el crecimiento de su voluntad, la abundancia de la vida, el poder para realizarse y el impulso de
DIOS. Nadie deja de arder con fuego dentro .. nadie deja de llegar cuando de verdad se lo propone.
Si sacas todo lo que tienes y estás con DIOS...Vas a llegar!!!
Nota : Estas líneas fueron tomadas hace 12 años de una revista y las plasmé en un cuaderno ..
el cuaderno de mis recuerdos y mis pensamientos... ahora los quiero compartir con ustedes... con
cariño..Mili
Agradecemos esta aportación desde Perú a Milí Rodríguez

39. El mejor día
(Optimismo)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.41

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes de que el
reloj marque la medianoche. Tengo responsabilidades qué cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es
escoger qué clase de día voy a tener.
Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso o puedo dar gracias a Dios porque las plantas
están siendo regadas gratis. Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar
contento de que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia. Hoy puedo
quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.
Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o
puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido. Hoy puedo llorar porque las rosas
tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas. Hoy puedo quejarme porque tengo que
ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo agradecer que puedo estudiar y
abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos. Hoy el día se presenta
ante mí esperando a que yo le dé forma y aquí estoy, el escultor que tiene que darle forma. Lo que
suceda hoy depende de mí, de nadie más, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.
Ten un gran día como lo desea Dios.
Agradecemos esta aportación a Verónica Zertuche, de Monterrey, México.

394. El valor del valor
(Constancia)
Dos semillas yacen lado a lado en el fértil suelo de la primavera. La primera semilla dijo:
- ¡Quiero crecer! Quiero impulsar a mis raíces hondo dentro del suelo que esta debajo de mi, y
expulsar a mis retoños a través de la corteza de la tierra que esta sobre mi... quiero desplegar mis
tiernos brotes como banderas que anuncien la llegada de la primavera... ¡quiero sentir el calor del sol
sobre mi rostro y la bendición del roció matinal sobre mis pétalos!
Y creció.
La segunda semilla dijo:
- Tengo miedo. Si impulso mis raíces dentro del suelo que esta debajo de mi, no se lo que
encontrare en la oscuridad. Si me abro paso por el suelo duro que esta sobre mi, puedo dañar a mis
delicados retoños... ¿qué tal si al dejar que mis brotes se abran, un caracol trata de comérselos? Y si
abriera mis capullos, un niño pequeño podría arrancarme de la tierra. No, será mejor que espere
hasta que no haya peligro. Y espero.
Una gallina de corral que buscaba comida afanosamente entre la tierra de comienzos de
primavera encontró a la semilla en espera y rápidamente se la comió.
MORALEJA DE ESTE RELATO: Aquellos de nosotros que nos negamos a arriesgarnos a
crecer y no tenemos el VALOR para ello, podríamos ser tragados por la vida.
Agradecemos esta aportación a Hilda María Alanís Villarreal

42. Formas de ver la vida
(Constancia)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.42

Hay dos formas de ver la vida, de manera positiva o de manera negativa. Tú eliges.
Hay que agradecer a Dios...
*Por todo lo que tengo que limpiar después de la fiesta, porque significa que estoy rodeado de
familiares y amigos.
*Por los impuestos que pago, porque quiere decir que tengo empleo.
*Por la ropa que me aprieta un poco, porque significa que como lo suficiente.
*Por la sombra que me vigila trabajando, porque significa que tengo luz del sol.
*Por el patio que tengo que limpiar y arreglar, las ventanas que tengo que limpiar y las goteras que
tengo que reparar, porque significa que tengo un hogar.
*Por todas las quejas que escucho acerca de mi gobierno, pues significa que tenemos libertad de
palabra.
*Por el espacio más lejano que encuentro en el estacionamiento, porque significa que soy capaz de
caminar.
*Por la viejita que canta desentonada detrás mío en misa, porque significa que puedo oír.
*Por los cerros de ropa que tengo que lavar y planchar, pues significa que tengo con qué vestirme a
diario.
*Por el cansancio y dolores musculares al final del día, pues significa que estuve muy productivo.
*Por el despertador que suena a diario muy temprano en la mañana, pues significa que estoy VIVO.
*Por el mal recuerdo en mi mente de aquel accidente, pues significa que aún conservo mi vida, mi
memoria y mi razón.
*Por los celos, producto del miedo de perder a esa persona, pues significa que tengo a alguien a
quien amar y que me ama.
*Por aquellos sueños que no se han cumplido, pues significa que aún tengo ilusiones.
*Por recibir tanto correo electrónico y postales que me abruman a diario, porque así sé que tengo
muchos amigos y gente que piensan en mí.
¡Elige vivir este día de manera positiva!

336. La fuerza de intención de nuestros actos
(Constancia)
Dios Siempre sabe lo que te conviene...
Una de las causas de nuestros desalientos son esas caídas que tenemos, aunque no sea en
cosas graves. Si aplicamos la mirada, encontramos que esa amargura y desaliento no provienen
muchas veces del puro amor a Dios sino del puro amor a nosotros mismos; de esa secreta
estimación, tan sutil y tan sagaz, que nos hace orientar nuestra intención a la búsqueda de la gloria y
la santidad por nosotros y para nosotros, y no por Dios ni para Dios.
Pues bien, en estos casos no hay que desalentarse, hay que saber volver a empezar. El
enemigo de nuestras almas, el desaliento, junto con nuestro propio aprecio y estima, nos hacen ver
todo negro y nos presentan el fracaso sin remedio.
Pero no es así. Con Dios siempre existen recursos. Todo se puede reparar mientras dura la
vida. Volver a empezar; no huir corriendo al primer golpe.
Recuerda siempre podemos ser mejores, ¡Siempre podemos volver a empezar!

475. El mundo de los espejos

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.43

(Constancia)
No eres responsable de la cara que tienes, eres responsable la cara que pones.
Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto
día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha
casa. El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera.
Al terminar de subir las escaleras se topó con una puerta semi-abierta; lentamente se adentró
en el cuarto. Para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían 1000 perritos
observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos.
El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco. Los 1000 perritos
hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó
sorprendido al ver ¡que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban alegremente con él!.
Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para sí mismo: ¡Qué lugar tan agradable!
¡Voy a venir más seguido a visitarlo!"
Tiempo después, otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró entrando al mismo
cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1000 perritos del cuarto se sintió
amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva. Posteriormente empezó a gruñir;
obviamente vio como los 1000 perritos le gruñían a él. Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros
1000 perritos le ladraron también a él.
Cuando este perrito salió del cuarto pensó: "¡Qué lugar tan horrible es éste! ¡Nunca más volveré
a entrar allí!"
En el frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: "La casa de los 1000
espejos".
"Todos los rostros del mundo son espejos"... Decide cuál rostro mostrarás y lo llevarás por
dentro. Las cosas más bellas del mundo no se ven ni se tocan, sólo se sienten con el corazón.
¡¡¡Antes de ver un arco iris, tiene que llover...!!!
Agradecemos esta aportación a Julie Heim de San José - Costa Rica

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo
46. Confianza en Dios
(Pensamientos positivos)
Tú dices: "Es imposible"
Dios te dice: Todo es posible.
(Lucas 18:27)
Tú dices: "Estoy muy cansado."
Dios te dice: Yo te haré descansar.
(Mateo 11:28-30)
Tú dices: "Nadie me ama en verdad."
Dios te dice: Yo te amo.
(Juan 3:16 y Juan 13:34)
Tú dices: "No puedo seguir."
Dios te dice: Mi gracia es suficiente.
(II Corintios 12:9 y Salmo 91:15)
Tú dices: "No puedo resolver las cosas."
Dios te dice: Yo dirijo tus pasos.
(Proverbios 3:5-6)
Tú dices: "Yo no lo puedo hacer."
Dios te dice: Todo lo puedes hacer.
(Filipenses 4:13)
Tú dices: "Yo no soy capaz."
Dios te dice: Yo soy capaz.
(II Corintios 9:8)
Tú dices: "No vale la pena."
Dios te dice: Si valdrá la pena.
(Romanos 8:28)
Tú dices: "No me puedo perdonar."
Dios dice: YO TE PERDONO.
(I Juan 1:9 y Romanos 8:1)
Tú dices: "No lo puedo administrar."
Dios dice: Yo supliré todo lo que necesitas.
(Filipenses 4:19)
Tú dices: "Tengo miedo."
Dios te dice: No te he dado un espíritu de temor.
(I Timoteo 1:7)
Tú dices: "Siempre estoy preocupado y frustrado."
Dios te dice: Hecha tus cargas sobre mi.
(I Pedro 5:7)
Tú dices: "No tengo suficiente fe."
Dios te dice: Yo le he dado a todos una medida de fe.
(Romanos 12:3)
Tú dices: "No soy suficientemente inteligente."
Dios te dice: Yo te doy sabiduría.
(I Corintios 1:30)
Tú dices: "Me siento muy solo."
Dios dice: Nunca te dejaré, ni te desampararé.
(Hebreos 13:5)
Recuerda: CRISTO TE AMA

J.C.C.44

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.45

330. Hoy comienza mi vida de nuevo…
(Pensamientos positivos)
No importa cuanto lo quiera o cuanto intente que suceda, no soy el mismo de un día al otro. En
cada día tengo nuevos pensamientos, experiencias, puntos de vista y revelaciones que me afectan en
forma mínima o profunda en algunos casos.
Entonces cada día es un comienzo nuevo para mí. Así que cada pensamiento del pasado de mi
familia, trabajo, limitación o frustración lo pongo donde pertenece en el pasado! Y las noticias
maravillosas son: Dios esta dentro de mí y de otros. Dios esta encada situación, ayudándome y
ayudando a otros para tener un comienzo nuevo en nuestras vidas, metas o relaciones. En este día
comienzo de nuevo en mi vida!
Ricardo Flores
47. Las cosas importantes
(Jerarquía de Valores)
Un experto de empresas en Gestión del Tiempo quiso sorprender a los asistentes a su
conferencia. Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha; lo colocó sobre la mesa
junto a una bandeja que contenía piedras del tamaño de un puño y preguntó: ¿ Cuántas piedras
creen que caben en el frasco?
Luego que los asistentes hicieron sus conjeturas, empezó a meter piedras que llenaron el
frasco. De nuevo preguntó el experto: ¿está lleno?. Todo el mundo lo miró y asintió. Entonces, sacó
de debajo de la mesa un cubo con piedras más pequeñas, metió parte de esas piedras en el frasco, y
lo agitó; las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes.
El experto sonrió con ironía y repitió: ¿está lleno?, esta vez los oyentes dudaron: ¡tal vez no!.
¡Bien! y puso en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco. La arena se filtró en
los pequeños recovecos que dejaban las piedrecillas y la grava. ¿está lleno?, preguntó de nuevo, ¡No!
exclamaron los asistentes; bien dijo, y cogió una jarra con un litro de agua y la comenzó a verter en el
frasco.
El frasco aún no rebosaba. Bueno, preguntó: ¿qué hemos demostrado hoy?, un participante
respondió: que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que
quepan más cosas. ¡No!, concluyó el experto: lo que esta demostración nos enseña es que si no
colocas las piedras grandes primero, no podrás colocarlas después. ¿Cuáles son las grandes piedras
en tu vida, Dios, tu fe y práctica religiosa, tus valores morales, tus hijos, padres, amigos, tus sueños,
tu salud, la persona amada, tus hermanos carnales y tus semejantes más próximos?. Recuerda
ponlas primero, y el resto encontrará su lugar.
358. Primero lo primero
(Jerarquía de Valores)
Juan estaba lavando su auto en la acera, frente a su propia casa.
Pasó por ahí como de costumbre, el señor Cura; se detuvo y felicitó a Juan:
- ¡Qué bonito se ve tu automóvil! tiene sus años pero lo veo siempre limpio y brillante.
- ¡Si supiera usted, señor Cura - comentó Juan- cuánto tiempo y trabajo me cuesta! por lo
menos una hora diaria.
El señor Cura se puso serio y dijo:
- Y para tener limpia y brillante tu alma, Juan ¿cuánto tiempo gastas diariamente?
Juan no contestó, pues él casi nunca se da momentos para la intimidad con Dios y la reflexión.
Entonces el Cura concluyó:
- Juan, francamente yo no quisiera ser tu alma, sino... tu automóvil.
Pregunta Jesús: "¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo, si se pierde a sí mismo?" (Mt 16, 26)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.46

Hemenegildo Zanuso
113. Aunque no seas artista...
(Confianza en Dios)
Aunque no escribas libros, eres el escritor de tu vida. Aunque no seas Miguel Angel, puedes
hacer de tu vida una obra maestra. Aunque no entiendas de cine, ni de cámaras, tu existencia puede
transformarse en un film primoroso con Dios de productor. Aunque cantes desafinado, tu existencia
puede ser una linda canción, que cualquier afamado compositor envidiaría.
Aunque no entiendas de música, tu vida puede ser una magnífica sinfonía que los clásicos
respetarían. Aunque no hayas estudiado en una escuela de comunicaciones tu vida puede
transformarse en un reportaje modelo. Aunque no tengas gran cultura puedes cultivar la sabiduría de
la caridad. Aunque tu trabajo sea humilde, puedes convertir tu día en oración.
Aunque tengas cuarenta, cincuenta, sesenta o setenta años, puedes ser joven de espíritu.
Aunque las arrugas ya marquen tu rostro, vale más tu belleza interior. Aunque tus pies sangren en los
tropiezos y piedras del camino, tu rostro puede sonreír.
Aunque tus manos conserven las cicatrices de los problemas y de las incomprensiones, tus
labios pueden agradecer. Aunque las lágrimas amargas recorran tu rostro, tienes un corazón para
amar. Aunque no lo comprendas, en el cielo tienes reservado un lugar... Todo, Todo... depende de tu
confianza en Dios y de tu empeño en SER digno hijo suyo.
Agradecemos esta aportación a Manuel Malpica

262. El Naufrago
(Confianza en Dios)
El único sobreviviente de un naufragio llegó a la playa de una diminuta y deshabitada isla.
El oró fervientemente a Dios pidiéndole ser rescatado, y cada día escudriñaba el horizonte
buscando ayuda, pero no parecía llegar.
Cansado, finalmente optó por construirse una cabaña de madera para protegerse de los
elementos y almacenar sus pocas pertenencias.
Un día, tras de merodear por la isla en busca de alimento, regresó a casa para encontrar su
cabañita envuelta en llamas, con el humo ascendiendo hasta el cielo. Lo peor había ocurrido... lo
había perdido todo. Quedó anonadado con tristeza y rabia.
"Dios: como me pudiste hacer esto a mi!" se lamentó. Temprano al día siguiente, sin embargo,
fue despertado por el sonido de un barco que se acercaba a la isla. Había venido a rescatarlo.
"Como supieron que estaba aquí?" preguntó el cansado hombre a sus salvadores.
"Vimos su señal de humo", contestaron ellos.
Es fácil descorazonarse cuando las cosas marchan mal. Pero no debemos desanimarnos,
porque Dios trabaja en nuestras vidas, aún en medio del dolor, la incertidumbre y el sufrimiento.
¡Ten fe! ¡Dios esta contigo y te ayudará a salir adelante!

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.47

214. Si yo me olvido de ti.......
(Confianza en Dios)
Señor, ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes
Y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la felicidad.
Si me das fuerza, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver el otro lado de la medalla.
No me dejes inculpar de traición a los demás
por no pensar como yo.
Enséñame a querer a la gente como a mi mismo
Y a juzgarme como a los demás.
No me dejes caer en el orgullo si triunfo.
Ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia
que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es lo más grande del fuerte
Y que la venganza es la señal primitiva del débil.
Si me quitas la fortuna, déjame la esperanza.
Si me quitas el éxito, déjame la fuerza para triunfar
del fracaso.
Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme.
Si la gente faltara conmigo, dame valor para perdonar.
Señor, si yo me olvido de Ti, no te olvides de mí.

49. Abandono Total
(Confianza en Dios)
Adora y confía.
No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su
porvenir más o menos sombrío. Quiere tú, lo que Dios quiere.
Ofrécele en medio de inquietudes y dificultades el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a
todo, acepta los designios de Su providencia. Poco importa que te consideres un fracasado, si Dios te
considera plenamente realizado a su gusto.
Piérdete confiado ciegamente en ese Dios que te quiere para Sí Y que llegará a ti, aunque no lo
veas. Piensa que estás en sus manos, tanto más fuertemente cogido, cuánto más decaído y triste te
sientas.
Vive feliz, vive en paz que nada te altere, que nada sea capaz de quitarte tu paz, ni la fatiga, ni
tus fallos. Haz que brote y conserva siempre sobre tu rostro, una dulce sonrisa, reflejo de la que el
Señor, continuamente te dirige. Y en el fondo de tu alma coloca, antes que nada todo aquello que te
llene de la paz de Dios. Adora y Confía.
Padre Teilhard de Chardin

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.48

301. ¿Son estos los caminos de Dios?
(Confianza en Dios)
A la orilla de un bosque y apartado de la gente, vivía un ermitaño entregado a reflexiones
espirituales; pero cuanto más consideraba lo que ocurría en este mundo, menos comprendía el trato
de Dios con los hombres, lo cual lo tenía muy perplejo y lo confundía cada vez más.
Un día meditando en esto, se durmió y tuvo un sueño de lo mas extraño y aleccionador. Soñó
que debía hacer un largo viaje a través del bosque y se hallaba preocupado acerca de como llegar a
feliz destino. En esas circunstancias se le acerco un hombre, le dijo, sígueme Andrés, tu solo no
hallarías el camino a través del bosque, yo te lo indicaré.
Impresionado por la amabilidad del personaje y la autoridad con la que le hablaba; Andrés se
fue con él. Al anochecer llegaron a una casa, cuyo dueño los recibió cordialmente. Les dio una rica
cena y les preparo una cómoda cama.
Este ha sido un día especial, uno de los más felices de mi vida y debemos celebrarlo, mi
enemigo se ha reconciliado conmigo y en prenda de su amistad me ha regalado esta copa de oro,
que guardaré entre mis mas preciados tesoros, les dijo.
A la mañana siguiente, se levantaron temprano para continuar su camino, le agradecieron su
atención y le desearon bendición de Dios por su hospitalidad. Pero antes de despedirse, Andrés notó
que su compañero tomaba secretamente la copa de oro y se la guardaba entre sus ropas. Quiso
reprocharle su ingratitud, pero el extraño le dijo: silencio, estos son los caminos de Dios.
Al mediodía llegaron a otra casa, la de un avaro que les negó hasta el agua para beber y los
llenó de burlas para alejarlos de su casa. Pasemos mas adelante, le dijo su acompañante, pero
primero sacudamos el polvo de nuestros pies; y al decir esto, se sacó la copa de oro y la entrego al
avaro, quien la recibió con sorpresa y codicia. ¿Qué haces?, pregunto intrigado Andrés, pero su
compañero poniéndose el dedo sobre los labios le respondió, "Silencio, estos son los caminos de
Dios"; y siguieron andando.
A la caída de la noche, golpearon a la puerta de una choza miserable, era de un hombre pobre
que luchaba contra la adversidad, que parecía ensañarse contra él, a pesar de todo su trabajo; había
tenido que vender su propiedad, parcela por parcela y lo único que le quedaba era esa choza. "Soy
muy pobre", les dijo el hombre, "pero no puedo permitir que continúen el camino hasta mañana, la
noche es fría y oscura y la senda peligrosa a estas horas, pasen a compartir con mi familia lo poco
que tenemos".
A la mañana siguiente le agradecieron su amabilidad y se despidieron. "Dios te ayudará" le dijo
el compañero de Andrés, pero cuando el hombre se dio vuelta para llamar a su esposa, el extraño
colocó secretamente en el techo un fuego que media hora después habría de reducir a cenizas la
choza y todo cuanto en ella se hallaba.
"No seas perverso", casi le gritó al oído Andrés, al mismo tiempo que trataba de retener su
mano, pero el extraño le respondió: "Silencio, estos son los caminos de Dios".
Al anochecer del tercer día, llegaron a la casa de un hombre que les recibió cortésmente pero
que parecía preocupado y taciturno, ausente de lo que pasaba a su alrededor, no mostraba alegría
sino ante la presencia de su hijo único, un muchachito inteligente y despierto. Al otro día al despedirse
los acompañó un trecho del sendero, pero luego les dijo, los acompañaré solo hasta aquí, mi hijito les
mostrará el camino hasta el puentecillo del torrente, su corriente es rápida y profunda, les ruego que
cuiden de él, para que no le suceda algún desagravio. Dios velará por su bien le respondió el extraño
personaje, estrechando la mano del padre.
Cuando llegaron al puente, el niño quiso volverse, pero el misterioso compañero de Andrés, le
ordené, "pasa delante de nosotros", y cuando el niño estuvo en a medio del puente lo hizo caer a la
espumosa y fuerte corriente. Andrés grito desesperado: "prefiero morir perdido en el bosque antes
que dar un solo paso mas contigo; ¿son estos los caminos de Dios que quieres mostrarme?". En este
instante el misterioso compañero se transformo en un ángel de luz y le dijo: "escucha Andrés, la copa
que sustraje al hombre hospitalario estaba envenenada, al avaro en cambio de sus pecados y de su
inutilidad en el mundo, beberá en ella su propia muerte, el pobre y trabajador, removerá los
escombros para levantar de nuevo su casa y hallará bajo las cenizas un tesoro que lo salvará a él y a

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.49

su familia de la miseria, de aquí en adelante; el hombre cuyo hijito hice caer en el torrente, proyectaba
un asalto en el camino mañana, y pensaba llevar por primera vez a su
hijo para que aprendiera a ser salteador, así el muchacho habría llegado a ser un asesino, la
pérdida del hijo lo hará recapacitar y lo inducirá a buscar el buen camino. Mientras que el niño murió
en estado de inocencia y se salvará. Si no te hubiera revelado no podrías comprender los propósitos
de Dios en esta serie de hechos inexplicables a tu manera, has tenido un ejemplo de los caminos del
Señor. Ahora no te preocupes mas por ellos en el porvenir". Con esto, el ángel desapareció y el
ermitaño despertó curado de todas sus perplejidades.
Aunque esta leyenda supone que es Dios quien inflige el dolor y las desgracias, cuando en
realidad es Satanás el causante del sufrimiento, con todo sirve perfectamente para demostrar como
obra Dios, en medio del mal que acarrea el pecado, para el bien de sus criaturas amadas.
Nuestra mente finita no puede comprender todas los designios del creador, porque como nos lo
dice por medio del profeta Isaías: "Mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros
caminos mis caminos, dijo Yahveh. Como son mas altos los cielos que la tierra, así son mis caminos,
más altos que vuestros caminos; y mis pensamientos mas que vuestros pensamientos (Isaías 55, 8-9)
Anónimo

332. La demora de Dios, no es una negativa
(Confianza en Dios)
Dios responde todas las ocasiones, aunque no siempre de la manera esperada. Rara vez Dios
tiene prisa o esta apurado, lo cual se ve en su Creación: tarda en hacer un bebé, una flor, un árbol o
un atardecer, o incluso una brizna de hierba. No se puede apurar a Dios.
Hay que aguardar a que llegue el momento determinado por Dios. A veces Dios demora la
respuesta a una oración hasta que hayas aprendido algo que Él quiere enseñar. O a veces espera
hasta que se produzcan las condiciones propicias para el resultado que quiere lograr: Como el caso
de aquel hombre de la Biblia que era ciego de nacimiento. Tuvo que ser ciego toda su vida para que
todos lo supieran, y así llegar cierto día Jesús lo sanara prodigiosamente, y Dios fuese glorificado.
En ciertos casos, tal vez transcurran años hasta que sepan porque Dios no respondió del modo
que esperabas, o cuando se lo pediste, ¡ pero el día llegara, y sabrás que Dios actúo acertadamente!
¡Espera en el Señor!¡La oscuridad más densa es antes del amanecer, y la mayor desesperación
ocurre justo antes de la Salvación! ¡La más profunda desesperanza ataca justo antes de ser
rescatado! Por eso, no dudes ni por un instante de que Dios te contestara ¡Ya veras que lo hace!
¡Confía en El y dale gracias por la respuesta aunque no la veas de inmediato! después te alegraras
de haber confiado en Él.
Anónimo

343. Las huellas
(Confianza en Dios)
Una noche un hombre tuvo un sueño. Soñó que caminaba a la orilla del mar, descalzo por la
arena, con el Señor, y vio en el firmamento dibujadas escenas de su vida....
En cada escena se dió cuenta que en la arena iban quedando marcadas las huellas de los pies
de dos personas: los suyos y los del Señor. Cuando apareció en el firmamento la última escena de su
vida, volvió la cabeza para ver las huellas en la arena... y se dió cuenta que muchas veces, a lo largo
del sendero de su vida, aparecían solamente las huellas de una sola persona, y esto sucedía en los
momentos más tristes y difíciles de su vida. Esto comenzó a preocuparle y un día le preguntó
al Señor:
"..Señor, tu me dijiste una vez que si decidía seguirte caminarías conmigo siempre, hasta el
final. Sin embargo, he visto que en los años más turbulentos de mi vida, solo aparecían las pisadas
de una sola persona. No entiendo por qué me abandonas cuando más te necesito..."

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.50

Le contestó el Señor:"... Querido hijo mío, te amo y nunca te he abandonado. En los tiempos de
prueba y sufrimiento, cuando solo ves un par de pisadas, es porque te estoy llevando, en ese preciso
momento, en mis brazos..."
Anónimo

454. Lo dice Dios
(Confianza en Dios)
Usted dice: "Estoy muy cansado."
Dios dice: Yo te haré descansar. (Mateo 11:28-30)
Usted dice: "Nadie me ama en verdad."
Dios dice: Yo te amo. ( Juan 3:16 y Juan 13:34)
Usted dice: "No puedo seguir."
Dios dice: Mi gracia es suficiente. (II Corintios 12:9 y Salmos 91:15)
Usted dice: "No puedo resolver las cosas."
Dios dice: Yo dirijo tus pasos. (Proverbios 3:5-6)
Usted dice: "Yo no lo puedo hacer."
Dios dice: Todo lo puedes hacer. (Filipenses 4:13)
Usted dice: "Yo no soy capaz."
Dios dice: Yo soy capaz. (II Corintios 9:8)
Usted dice: "No vale la pena."
Dios dice: Si valdrá la pena. ( Romanos 8:28)
Usted dice: "Es imposible"
Dios dice: Todo es posible. (Lucas 18:27)
Usted dice: "No me puedo perdonar."
Dios dice: YO TE PERDONO. (I Juan 1:9 y Romanos 8:1)
Usted dice: "No lo puedo administrar."
Dios dice: Yo supliré todo lo que necesitas. (Filipenses 4:19)
Usted dice: "Tengo miedo."
Dios dice: No te he dado un espíritu de temor. (I Timoteo 1:7)
Usted dice: "Siempre estoy preocupado y frustrado." Dios dice: Hecha tus cargas
sobre mi. (I Pedro 5:7)
Usted dice: "No tengo suficiente fe."
Dios dice: Yo le he dado a todos una medida de fe. (Romanos 12:3)
Usted dice: "No soy suficientemente inteligente." Dios dice: Yo te doy sabiduría. (I
Corintios 1:30)
Usted dice: "Me siento muy solo."
Dios dice: Nunca te dejare, ni te desampararé. (Hebreos 13:5)
Si esto te bendice, DIFUNDELO.
Es un aporte de:
AUS Germán Pablo Campero

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.51

478. El hombre sin rostro
(Confianza en Dios)
Hace unos años un trabajador se le presentó una oportunidad de mejor empleo y por ello
emigró con su familia desde New York hasta Australia. En la familia de este hombre, había un joven
muy apuesto, su hijo, quien tenia aspiraciones de convertirse en un famoso trapecista de algún circo o
ser un gran actor.
Este joven, mientras esperaba que llegara su oportunidad con algún circo o incluso como
ayudante de cualquier escenario, trabajaba en los embarcaderos locales, que bordeaban los peores
sectores de la ciudad.
Caminando a casa, una tarde, este joven fue atacado por cinco delincuentes que querían
robarle. En lugar de simplemente darles el dinero que traía, el joven se resistió. Sin embargo, los
cinco maleantes lo sometieron con facilidad y procedieron a golpearlo salvajemente. Con sus botas y
manoplas de acero golpearon su rostro y todo su cuerpo, dejándolo al borde de la muerte.
Cuando la policía lo encontró tirado en el camino, asumieron que el ya estaba muerto y
llamaron a la camioneta de la morgue. En el trayecto hacia la morgue uno de los policías lo escucho
aspirar roncamente buscando aire y de inmediato lo trasladaron a la unidad de emergencia del
hospital.
Cuando fue colocado en una de las camillas, una de las enfermeras mencionó con horror que
este joven ya no tenía rostro. Sus ojos habían sido golpeados terriblemente, su cráneo, sus piernas y
sus brazos estaban fracturados, su nariz estaba, literalmente, colgando de su cara, todos sus dientes
habían desaparecido y los huesos de su mandíbula fueron separados de la estructura del cráneo.
Aunque salvo su vida, paso un año en el hospital. Cuando finalmente salió del hospital, su
cuerpo, a pesar de que había curado, tenía un rostro que producía rechazo ante los que se le
cruzaban. Ya no era aquel joven apuesto que todos habían admirado.
Cuando el joven empezó a buscar trabajo fue rechazado repetidamente en todos lados, debido
al aspecto repulsivo de su apariencia. Un posible empleador le sugirió que se uniera al circo bajo el
nombre de "El Hombre sin Rostro". El tuvo que hacer esto por un tiempo. Aun así, seguía siendo
rechazado y casi nadie quería acercarse o acompañarle. Tuvo pensamientos suicidas. La situación no
cambió por cinco años.
Un día, este joven pasó frente a una iglesia y buscando algo de paz, entró. Después de
escuchar sus lamentos un sacerdote se le acerca. Este sacerdote sintió mucha lástima por él y lo
llevó hasta la rectoría donde hablaron por largo tiempo.
El sacerdote se impresionó tanto con este joven que le dijo que haría todo lo que estuviera a su
alcance para ayudar a restaurarle el rostro, su dignidad y su vida, siempre y cuando el joven
prometiera convertirse en un católico ejemplar y que confiara que la piedad de Dios lo liberaría de ese
tormento.
El joven asistió, desde entonces, cada día a los servicios religiosos donde le agradecía a Dios
por salvarle la vida y le pedía, tan solo, que le diera paz mental y la gracia para convertirse en el
mejor hombre que él pudiera llegar a ser a los ojos de Dios.
El sacerdote, a través de sus contactos personales, consiguió los servicios del mejor cirujano
plástico en Australia. No habría costo alguno para el joven, debido a que el doctor era un gran amigo
del sacerdote. El doctor también se impresionó tanto por el joven, quién miraba ahora a la vida con
tanta alegría, esperanza y amor a pesar de la horrible experiencia que había sufrido.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.52

La cirugía fue todo un éxito. Se le hizo también el mejor trabajo de reconstrucción dental. Este
joven se convirtió en todo lo que le prometió a Dios que sería
También fue bendecido abundantemente con una hermosa y maravillosa esposa y muchos
hijos. Además alcanzó un éxito impresionante en una carrera en la que sin duda hubiese sido el
último en encontrar éxito sino hubiese sido por la Gracia de Dios y el amor de las personas que se
preocupaban por él.
Esta experiencia él la hizo pública. Este joven era MEL GIBSON, y su vida ha servido de
inspiración para la película "El hombre sin rostro", que él mismo produjo.
Es una persona de admirar por nosotros como un hombre temeroso de Dios y un ejemplo del
verdadero valor de un hombre.
Esto nos enseña que Dios siempre está dispuesto a ayudarnos en las pruebas y en las
situaciones más difíciles, El siempre se encuentra ahí para fortalecernos en cada lugar, en cada
persona que encontramos en nuestro camino, por eso cada día hay que orar, ya que al final de cada
sendero espinoso encontraremos nuestra recompensa mas grande, que será el de reconocer la obra
y el rostro de Dios ...
(Texto original en ingles de Paul Harvey)
Agradecemos esta aportación a Juan Varga de Córdoba

51. Acuerdate de lo bueno
(Esperanza)
Acuérdate de lo bueno:
Cuando el cielo esté gris. Acuérdate cuando lo viste profundamente azul. Cuando sientas frío:
Piensa en un sol radiante que ya te ha calentado. Cuando sufras una temporal derrota: Acuérdate de
tus triunfos y de tus logros. Cuando necesites amor:
Revive tus experiencias de afecto y ternura. Acuérdate de lo que has vivido y de lo que has
dado con alegría. Recuerda los regalos que te han hecho, los abrazos y besos que te han dado, los
paisajes que has disfrutado y las risas que de ti han brotado. Si esto has tenido; lo puedes volver a
tener y lo que has logrado, lo puedes volver a ganar.
Alégrate por lo bueno que tienes y por lo bueno de los demás, acéptalos tal cual son; desecha
los recuerdos tristes y dolorosos, y sobre todo no tengas ningún rencor, no te lastimes más. Piensa en
lo bueno, en lo amable, en lo bello y en la verdad. Recorre tu vida y detente en donde haya bellos
recuerdos y emociones sanas y vívelas otra vez. Visualiza aquel atardecer que te emocionó.
Revive esa caricia espontánea que se te dio. Disfruta nuevamente de la paz que ya has
conocido, piensa y vive el bien. Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes; ¡Y sólo tú
decides cuáles has de volver a mirar!
Aportación de: Oscar González González.
54. Como hijo pobre
(Disciplina)
Es absolutamente necesario que se comprenda el error de aquellos padres que se proponen
darle al hijo la felicidad, como quien da un "regalito". Lo más que se puede hacer, es encaminarlo
hacia ella, para que él la conquiste. Difícil, casi imposible, será después.
Cuanto menos trabajo se tomen los padres en los primeros años, más muchísimo más, lo
tendrán en el futuro. Habitúalo, madre, a poner cada cosa en su sitio y a realizar cada acción a su

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.53

tiempo. El orden es la primera ley del cielo. Que no esté ocioso; que lea, que dibuje, que te ayude en
alguna tarea, que se acostumbre a ser atento y servicial.
Deja algo en el suelo para que él te lo recoja; incítalo a limpiar, arreglar, cuidar o componer
alguna cosa, que te alcance ciertos objetos que necesitas. Bríndale en fin, las oportunidades para que
emplee sus energías, su actividad, su voluntad y lo hará con placer.
¡Críalo como hijo pobre y lo enriquecerás! ¡Críalo como hijo rico y lo empobrecerás para toda la
vida!
Autor Desconocido - Aportación a Romely Aldrete

95. Dimas, Gestas o Jesús
(Esperanza)
Este cuento trata de tres obreros que día a día laboran, cada uno en el puesto que ocupaban
en una hacienda.
Daniel, quien se encargaba de cuidar los caballos se pasaba todo el día lamentándose de cuan
duras eran sus tareas y que poca paga recibía. A Ramón le tocaba ordeñar y llevar a pastar las vacas.
Siempre se le escuchaba maldecir, y en ocasiones muy frecuentes estallaba en cólera dándole punta
pies a todo lo que encontraba a su alrededor. Por último, estaba Carlos quien se encargaba de cuidar
los cerdos.
Carlos, lo primero que hacia antes de comenzar sus labores era darle los buenos días a cada
uno de sus compañeros de trabajo, y de paso le obsequiaba la mejor de sus sonrisas. El trabajo de
Carlos era bastante pesado, al igual que el de Daniel y el de Ramón, pero a diferencia de estos
últimos dos, Carlos nunca maldecía, ni se quejaba. cuando la cólera amenazaba con dominarlo.
Carlos suavemente desliza su mano hasta introducirla en uno de los bolsillos de su pantalón donde
guardaba una cruz de madera, la sacaba, la contemplaba por un instante, luego la guardaba y
continuaba su labor con una gran calma. Esta acción llenó de mucha curiosidad a sus compañeros de
trabajo.
Un día, mientras estaban todos los empleados almorzando, Daniel tomó la palabra y
dirigiéndose a Carlos le dice: - ¡Oye Carlos! ¿Por qué siempre llevas una cruz de madera en el bolsillo
de tus pantalones? Ramón entra en la conversación y de forma burlona comenta lo siguiente:
- De seguro que es su amuleto de buena suerte. Carlos introduce la mano en el bolsillo de sus
pantalones, saca la cruz y sosteniéndola en sus manos dice: - Esta cruz que yo fabriqué con mis
propias manos y que esta vacía (o sea que no tiene un Cristo), tiene un gran significado para mí. Esta
cruz representa la cruz que a mi me ha tocado cargar en esta vida. Cada vez que la miro, a mi mente
llega el recuerdo del calvario y veo en ese recuerdo a tres personas llevar sus respectivas cruces. La
primera persona que veo es a Dimas llevando su cruz obligado, porque no le queda mas remedio; la
otra persona que veo es a Gestas (el mal ladrón) que la lleva maldiciendo y renegando; por ultimo veo
a Jesús que se abraza a su cruz mientras camina. Cuando la cólera amenaza con robarme la paz,
tomo esta cruz en mis manos y me hago la siguiente pregunta: ¿cómo quiere Dios que lleve esta cruz
que me ha dado? ¿Cómo Dimas? ¿Cómo Gestas? ¿O cómo Jesús?
De ti depende como quieres llevar esa cruz la llevaras como Dimas, como Gestas, o como
Jesús.
Autor Desconocido - William Pérez Cruz
Y a ti... QUE TE DICE el Señor: "El que quiera ser grande entre ustedes, que sea el que los sirva, y el
que quiera ser primero, que sea su esclavo; así como el Hijo del hombre no ha venido a ser servido,
sino a servir y a dar la vida por la redención de todos ". Del Evangelio de San Mt 20,27-28

400. No importa... vuelve a empezar
(Esperanza)
Aunque sientas cansancio,
Aunque el triunfo te abandone,
Aunque el error te lastime,
Aunque un negocio se quiebre,
Aunque una traición te hiera,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.54

Aunque el dolor queme tus ojos,
Aunque una ilusión se apague,
Aunque ignoren tus esfuerzos,
Aunque la ingratitud sea la paga,
Aunque la incomprensión corte tus risas,
Aunque todo parezca nada...
No importa, vuelve a empezar!!, pues tu eres más grande que tus desaciertos y
eres valioso ante los ojos del más Grande: Dios.
Anónimo
Agradecemos esta aportación a Xochitl Gracia
473. Una estrella verde
(Esperanza)
Existían millones de estrellas en el cielo, estrellas de todos los colores: blancas, plateadas,
verdes, doradas, rojas, azules. Un día, inquietas, ellas se acercaron a Dios y le propusieron:
- Señor, nos gustaría vivir en la Tierra, convivir con las personas.
- Así será hecho, respondió el Señor. Las conservaré a todas ustedes pequeñitas, tal como se
ven de lejos, para que puedan bajar a la Tierra.
Se cuenta que en aquella noche hubo una fantástica lluvia de estrellas. Algunas se acurrucaron
en las torres de las iglesias, otras fueron a jugar y a correr junto con las luciérnagas por los campos,
otras se mezclaron con los juguetes de los niños. La Tierra quedó, entonces, maravillosamente
iluminada. Pero con el correr del tiempo, las estrellas decidieron abandonar a los hombres y volver al
cielo, dejando a la tierra oscura y triste.
- ¿ Por qué volvieron ? - preguntó Dios, a medida que ellas iban llegando al cielo.
- Señor, nos fue imposible permanecer en la Tierra, existe allí mucha miseria, mucha violencia,
hay demasiadas injusticias.
El Señor les contestó: - ¡ Claro ! Ustedes pertenecen aquí, al Cielo. La tierra es el lugar de lo
transitorio, de aquello que cae, de aquel que yerra, de aquel que muere. Nada es perfecto. El Cielo es
el lugar de lo inmutable, de lo eterno, de la perfección.
Después de que habían llegado gran cantidad de estrellas, Dios verificó la cantidad y habló de
nuevo:
- Nos está faltando una estrella, ¿dónde estará? Un ángel que estaba cerca replicó:
- Hay una estrella que resolvió quedarse entre los hombres. Ella descubrió que su lugar es
exactamente donde existe la imperfección, donde hay límites, donde las cosas no van bien, donde
hay dolor.
- ¿ Qué estrella es esa ? - volvió a preguntar.
- Es la Esperanza, Señor, la estrella verde.
La única estrella de ese color. Y cuando miraron para la tierra, la estrella no estaba sola: la
Tierra estaba nuevamente iluminada porque había una estrella verde en el corazón de cada persona.
Porque el único sentimiento que el hombre tiene y Dios no necesita retener es la Esperanza. Dios ya
conoce el futuro y la Esperanza es propio de la persona humana, propia de aquel que yerra, de aquel
que no es perfecto, de aquel que no sabe como puede conocer el porvenir.
Recibe en este momento esta Estrellita Verde en tu corazón, la Esperanza.
No dejes que ella huya y no permitas que se aparte. Ten certeza que ella iluminará tu camino,
sé siempre positivo y agradece todo a Dios. Se siempre feliz y contagia a otras personas tu felicidad.
Autor: Desconocido

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.55

Agradecemos esta aportación a Laura M. González Salinas

60. El Inventario
(Dar)
Aquel día lo vi distinto. Tenía la mirada enfocada en lo distante. Casi ausente.
Pienso ahora que tal vez presentía que ese era el último día de su vida. Me aproximé y le dije: ¡Buen día, abuelo!
Y él extendió su silencio. Me senté junto a su sillón y luego de un misterioso instante, exclamó: ¡Hoy es día de inventario, hijo! -¿Inventario? - pregunté sorprendido. -Sí. ¡El inventario de las cosas
perdidas!- me contestó con cierta energía y no sé si con tristeza o alegría.
Y prosiguió: -Del lugar de donde yo vengo, las montañas quiebran el cielo como monstruosas
presencias constantes. Siempre tuve deseos de escalar la más alta. Nunca lo hice, no tuve el tiempo
ni la voluntad suficientes para sobreponerme a mi inercia existencial. Recuerdo también a Mara,
aquella chica que amé en silencio por cuatro años; hasta que un día se marchó del pueblo, sin yo
saberlo.
¿Sabes algo? También estuve a punto de estudiar ingeniería, pero mis padres no pudieron
pagarme los estudios. Además, el trabajo en la carpintería de mi padre no me permitía viajar. ¡Tantas
cosas no concluidas, tantos amores no declarados, tantas oportunidades perdidas!
Luego, su mirada se hundió aún más en el vacío y se humedecieron sus ojos. Y continuó: -En
los treinta años que estuve casado con Rita, creo que sólo cuatro o cinco veces le dije "te amo".
Luego de un breve silencio, regresó de su viaje mental y mirándome a los ojos me dijo: -Este es
mi inventario de cosas perdidas, la revisión de mi vida. A mí ya no me sirve. A ti sí. Te lo dejo como
regalo para que puedas hacer tu inventario a tiempo.
Y luego, con cierta alegría en el rostro, continuó con entusiasmo y casi divertido: -¿Sabes qué
he descubierto en estos días? -¿Qué, abuelo?
Aguardó unos segundos y no contestó, sólo me interrogó nuevamente: -¿Cuál es el pecado
más grave en la vida de un hombre?
La pregunta me sorprendió y sólo atiné a decir, con inseguridad: -No lo había pensado.
Supongo que matar a otros seres humanos, odiar al prójimo y desearle el mal. ¿Tener malos
pensamientos, tal vez?
Su cara reflejaba negativa. Me miró intensamente, como remarcando el momento, y en tono
grave y firme me señaló: -El pecado más grave en la vida de un ser humano es el pecado por
omisión. Y lo más doloroso es descubrir las cosas perdidas sin tener tiempo para encontrarlas y
recuperarlas.
Al día siguiente, regresé temprano a casa, luego del entierro del abuelo, para realizar en forma
urgente mi propio inventario de las cosas perdidas.
EL EXPRESARNOS NOS DEJA MUCHAS SATISFACCIONES, así que no tengan miedo, y
procuren no quedarse con las ganas de nada... Antes de que sea demasiado tarde...

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.56

Agradecemos esta aportación a Mónica Alonso Ponce
Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!
Y a ti... que QUE TE DICE el Señor:
"La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, los hombres prefirieron las
tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo aquel que hace el mal, aborrece la luz y no se
acerca a ella, para que sus obras no se descubran. En cambio, el que obra el bien conforme a la
verdad, se acerca a la luz, para que vea que sus obras están hechas según Dios". Del Evangelio
Según San Juan 3, 18-21

315. Dar
(Dar)
Una cosa yo he aprendido
de mi vida al caminar,
no puedo ganarle a Dios,
cuando se trata de dar.
Por mas que yo quiero darle,
siempre me gana el a mi,
porque me regresa más
de lo que yo le pedí.
Se puede dar sin amor,
no se puede amar sin dar,
si yo doy no es porque tengo,
mas bien tengo porque doy.
Y cuando Dios me pide,
es que me quiere dar;
y cuando Dios me da,
es que me quiere pedir.
Si tu quieres,
haz el intento y comienza a darle hoy,
y veras que en poco tiempo
tu también podrás decir:
Una cosa yo he aprendido
de mi vida al caminar,
no puedo ganarle a Dios
cuando se trata de dar.
Amigos de la Tarahumara

317. Dar vale más que recibir
(Dar)
Todo hombre que te busca va a pedirte algo...
El rico aburrido, la amenidad de tu conversación;
el pobre, tu dinero;
el triste, un consuelo;
el débil, un estímulo;
el que lucha, una ayuda moral.
Todo hombre que te busca, de seguro va a pedirte algo.
¡ Y tú te vuelves impaciente!,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.57

y tú piensas, ¡ qué fastidio!¡ Infeliz!
La ley escondida que reparte misteriosamente las excelencias, se ha dignado otorgarte el
privilegio de los privilegios, el bien de los bienes, la prerrogativa de las prerrogativas:¡DAR! ¡TU
PUEDES DAR!
¡En cuantas horas tiene el día, tú das, aunque sea una sonrisa, aunque sea un apretón de
manos, aunque sea una palabra de aliento!¡En cuántas horas que tiene el día te pareces a Jesús, que
no es sino donación perpetua y regalo perpetuo!
Debieras caer de rodillas ante el Padre y decirle: “Gracias porque puedo dar, Padre mío!
¡Nunca más pasará por mi semblante la sombra de una impaciencia!”
¡ EN VERDAD OS DIGO QUE VALE MAS DAR QUE RECIBIR!
Amado Nervo
57. Encuesta de convivencia familiar
(Convivencia)
En una encuesta que se hizo entre adolescentes del catecismo, se les preguntaba sobre sus
relaciones con sus papás:
¿De qué platica tu papá contigo?
¿Cada cuánto tiempo platicas con él?
¿Qué piensas de tu relación con él?
Las respuestas no dejan lugar a duda. Casi la totalidad tiene la misma queja: Sus papás no
hablan con ellos, no platican con ellos. No conviven con ellos.
He aquí algunas respuestas:
-Casi no veo a mi papá -dice un muchacho- Y el fin de semana, cuando estamos en casa, él se
pone a lavar el coche o se va al fútbol o se sale no sé a dónde sin decir nada.
-Papá -cuenta otro- se pasa mucho tiempo leyendo el periódico y todo el domingo acostado
viendo la televisión. Cuando yo sea grande, quiero jugar con mis hijitos y ayudarles a hacer la tarea.
-Antes de tener televisión -dice una niña- papá jugaba con nosotros, pero ahora, sólo grita para
que estemos callados, porque dice que no lo dejamos ver la tele.
-Mi papá sería el mejor de los padres -dice otro- si llegara contento a la casa y nos dedicara
más tiempo. Así podríamos vivir felices y reírnos un poco todos los días.
Todos los entrevistados manifiestan lo mismo: una terrible soledad interior que los hace sentirse
muy poca cosa.
Los hombres muchas veces nos sentimos tremendamente solos. Es cierto, que por fortuna hay
momentos agradables en la vida: el amor, el jugar con los hijos, el convivir con los amigos, las fiestas
del pueblo... vale la pena vivir y gozar esos momentos. Pero, ¿qué pasa después? volvemos a la
realidad cruda, los problemas, los sinsabores, los pleitos en casa, etc...
Aquí es donde se hace necesaria la intervención de Jesús. Él sabe y nosotros lo
experimentamos: El pan material nos da sólo satisfacción momentánea y volvemos a tener hambre. Y
es ahí en donde Jesús nos ofrece un Pan más alto y tan nutritivo que no sólo alimenta
momentáneamente, sino que da vida para siempre.
Agradecemos este mensaje a Jesús Chávez Tecomán (Colima, Mexico)
Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.58

Y a ti... que QUE TE DICE el Señor:
"Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros; pero si otro
más fuerte lo asalta y lo vence, entonces le quita las armas en que confiaba y después dispone de
sus bienes. El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama". Del
Evangelio Según San Lucas 11, 21-23
Unámonos en ORACION:
Por la unión familiar, y para que ésta sea escuela de humanismo y transmisora de los verdaderos
Valores.

59. Por eso llevo un dinosaurio
(Convivencia)
Salía de mi casa en el auto para ir a hacer una diligencia cuando vi que mi hijo se me acercaba
corriendo: "¡Te tengo un regalo, papá!". "¿De veras?", le dije molesto, porque me estaba demorando.
Abrió sus deditos para mostrarme lo que, para un niño de cinco años, era un verdadero tesoro. "Los
encontré y son para ti", me dijo.
En aquellas manitas había una canica, un viejo cochecito metálico de carreras, una liga de hule
rota y otras cosas que no recuerdo. "Tómalos, papá", insistió mi hijo, orgullosísimo.
"En este momento no puedo, hijo; tengo que irme. ¿Por qué no me los guardas en el garaje?".
Su sonrisa se desvaneció, y desde el momento en que me alejé sentí remordimientos. Más tarde,
cuando regresé, le pregunté a mi hijo: "¿Donde están esos regalos tan bonitos que me ibas a dar?".
Él respondió que se los había dado a su amigo Tony porque creyó que yo no los quería.
La decisión de mi hijo me dolió, pero la merecía; no únicamente porque puso de relieve mi
desconsiderada reacción, sino porque me hizo recordar a otro niñito. Era el cumpleaños de su
hermana mayor, y al chiquillo le habían dado dos dólares para que le comprara un regalo.
Recorrió toda la juguetería varias veces, pues el obsequio debía ser algo especial. Por fin lo vio:
una máquina de plástico despachadora de goma de mascar, llena de tesoros de vivos colores. Tuvo
ganas de mostrársela a su hermana en cuanto llegó a la casa, pero logró valientemente contenerse.
Más tarde, en la fiesta de cumpleaños y frente a sus amigos, la hermana empezó a abrir sus
regalos. Con cada uno lanzaba una exclamación de gusto, y con cada exclamación la emoción del
niño crecía. Como aquellos chicos de ocho años podían gastar más de dos dólares en un regalo, su
paquete empezó a parecerle pequeño e insignificante. Pero no perdió la esperanza de ver brillar los
ojos de su
hermana en cuanto lo abriera. Cuando ella por fin lo desenvolvió, el chiquillo advirtió su
decepción, su vergüenza incluso. Algunas de sus amiguitas trataban en vano de contener la risa. El
pequeño se mostró lastimado y confundido. Se fue al porche trasero de su casa y se puso a llorar.
La situación se repetía, pero ya no se trataba de mi hermana y de mí. En esta ocasión era mi
hijo.
Al acercarse la Navidad, les dimos dinero a los chicos para que compraran obsequios en una
feria escolar de artesanías. Hicieron un gran esfuerzo para no decirme lo que me iban a regalar;
sobre todo mi hijo. No pasaba un solo día sin que me pidiera que tratara de adivinar. En la mañana
del día de Navidad insistió en que yo abriera primero su regalo.
Lo hice y en verdad nunca había recibido nada tan hermoso. Pero ya no lo miraba con los ojos
cansados de un hombre de 33 años, sino con los ojos vivaces de un niño de cinco. Era un
tiranosaurio verde, de plástico.
Mi hijo, muy emocionado, me explicó que lo mejor del animal era que sus garras delanteras
hacían las veces de sujetadores, de manera que yo podía llevarlo prendido siempre a la ropa. Su
mirada reflejaba expectación y amor. Me di cuenta de que debió de mortificarse en la feria para
encontrar el regalo que mejor pudiera expresar lo que sentía por mí. Así que me prendí el dinosaurio
a la solapa, exclamé que era espléndido, y que sí, que él había acertado al elegirlo.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.59

La próxima vez que vea usted a un adulto con una burda corbata de papel, o un fantástico
tatuaje (desprendible) de una oruga, de esos que cuestan cualquier cosa, no lo compadezca. Si le
dice que se ve ridículo, seguramente le contestará: "Puede ser que sí, pero tengo un hijo de cinco
años que piensa que soy lo máximo, y por ningún dinero del mundo voy a quitarme esto".
Autor: Dan Schaeffer
Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!
Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "No crean que he venido a abolir la ley o los profetas;
no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la
tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley. Por lo tanto, el que
quebrante uno de estos preceptos menores y enseñe eso a los hombres, será el menor en el Reino
de los cielos; pero el que los cumpla y los enseña, será grande en el reino de los cielos". Del
Evangelio Según San Mateo 5, 17-19

175. AUXILIO BAJO LA LLUVIA
(Servicio)
Una noche, a las 11:30 p.m., una mujer afro-americana, de edad avanzada estaba parada en el
hombrillo de una autopista de Alabama, tratando de soportar una fuerte tormenta. Su carro se había
descompuesto y ella necesitaba desesperadamente que la llevaran. Toda mojada, ella decidió detener
el próximo carro. Un joven blanco se detuvo a ayudarla, a pesar de todo los conflictos que habían
ocurrido durante los 60. El joven la llevo a un lugar seguro, la ayudo a obtener asistencia y la puso en
un taxi.
Ella parecía estar bastante apurada. Ella anoto la dirección del joven, le agradeció y se fue.
Siete días pasaron, cuando tocaron la puerta de su casa. Para su sorpresa, un televisor pantalla
gigante a color le fue entregado por correo a su casa. Tenia una nota especial adjunta al paquete.
Esta decía: Muchísimas gracias por ayudarme en la autopista la otra noche. La lluvia anego no solo
mi ropa sino mi espíritu. Entonces apareció usted. Gracias a usted, pude llegar al lado de la cama de
mi marido agonizante, justo antes de que muriera. Dios lo bendiga por ayudarme y por servir a otros
desinteresadamente.
Sinceramente , La Senora de Nat King Cole.

194. Las manos de Dios
(Servicio)
Cuando observo el campo sin arar, cuando los aperos de labranza están olvidados, cuando la
tierra está quebrada y abandonada me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
Cuando observo la injusticia, la corrupción, el que explota al débil; cuando veo al prepotente
pedante enriquecerse del ignorante y del pobre, del obrero, del campesino carente de recursos para
defender sus derechos, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
Cuando contemplo a esa anciana olvidada; cuando su mirada es nostalgia y balbucea todavía
algunas palabras de amor por el hijo que la abandonó, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de
Dios?
Cuando veo al moribundo en su agonía llena de dolor; cuando observo a su pareja deseando
no verle sufrir; cuando el sufrimiento es intolerable y su lecho se convierte en un grito de súplica de
paz, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
Cuando miro a ese joven antes fuerte y decidido, ahora embrutecido por la droga y el alcohol,
cuando veo titubeante lo que antes era una inteligencia brillante y ahora harapos sin rumbo ni destino,
me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
Cuando a esa chiquilla que debería soñar en fantasías, la veo arrastrar su existencia y en su
rostro se refleja ya el hastío de vivir, y buscando sobrevivir se pinta la boca, se ciñe el vestido y sale a
vender su cuerpo, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.60

Cuando aquel pequeño a las tres de la madrugada me ofrece su periódico, su miserable cajita
de dulces sin vender, cuando lo veo dormir en la puerta del zaguán titiritando de frío, con unos
cuantos periódicos que cubren su frágil cuerpecito, cuando su mirada me reclama una caricia, cuando
lo veo sin esperanzas vagar con la única compañía de un perro callejero, me pregunto: ¿dónde
estarán las manos de Dios?
Y me enfrento a Él y le pregunto: ¿dónde están tus manos, Señor? para luchar por la justicia,
para dar una caricia, un consuelo al abandonado, rescatar a la juventud de las drogas, dar amor y
ternura a los olvidados.
Después de un largo silencio escuché su voz que me reclamó: "no te das cuenta que tú eres
mis manos, atrévete a usarlas para lo que fueron hechas, para dar amor y alcanzar estrellas".
Y comprendí que las manos de Dios somos "TU y YO", los que tenemos la voluntad, el
conocimiento y el coraje de luchar por un mundo más humano y justo, aquellos cuyos ideales sean
tan altos que no puedan dejar de acudir a la llamada del destino, aquellos que desafiando el dolor, la
crítica y la blasfemia se retienen a sí mismos para ser las manos de Dios.
Señor, ahora me doy cuenta que mis manos están sin llenar, que no han dado lo que deberían
de dar, te pido ahora perdón por el amor que me diste y no he sabido compartir, las debo usar para
amar y conquistar la grandeza de la creación.
El mundo necesita de esas, manos llenas de ideales y estrellas, cuya obra magna sea contribuir
día a día durante este año que estamos comenzando, a forjar una nueva civilización que busque
valores superiores, que compartan generosamente lo que Dios nos ha dado y puedan llegar al final
vacías, porque entregaron todo con amor, para lo que fueron creadas. Y Dios seguramente dirá:
¡ESAS SON MIS MANOS!

249. "Acuérdese de mi"
(Servicio)
Casi no la había visto. Era una señora anciana con el auto varado en el camino. El día estaba
frió, lluvioso y gris. Alberto se pudo dar cuenta que la anciana necesitaba ayuda.
Estacionó su vetusto Pontiac delante del Mercedes de la anciana, aún estaba tosiendo cuando
se le acercó. Aunque con una sonrisa nerviosa en el rostro, se dio cuenta que la anciana estaba
preocupada. Nadie se había detenido desde hacía más de una hora, cuando se detuvo en aquella
transitada carretera.
Realmente, para la anciana, ese hombre que se aproximaba no tenía muy buen aspecto, podría
tratarse de un delincuente. Más no había nada por hacer, estaba a su merced. Se veía pobre y
hambriento.
Alberto pudo percibir como se sentía. Su rostro reflejaba cierto temor. Así que se adelantó a
tomar la iniciativa en el diálogo:
- "Aquí vengo para ayudarla señora. Entre a su vehículo que estará protegida del clima. Mi
nombre es Alberto"-.
Gracias a Dios solo se trataba de un neumático bajo, pero para la anciana se trataba de una
situación difícil. Alberto se metió bajo el carro buscando un lugar donde poner el "gato" y en la
maniobra se lastimó varias veces los nudillos.
Estaba apretando las últimas tuercas, cuando la señora bajó la ventana y comenzó a platicar
con él. Le contó de donde venía; que tan sólo estaba de paso por allí, y que no sabía como
agradecerle. Alberto sonreía mientras cerraba el baúl del coche guardando las herramientas.
Le preguntó cuanto le debía, pues cualquier suma sería correcta dadas las circunstancias, pues
pensaba las cosas terribles que le hubiese pasado de no haber contado con la gentileza de Alberto. Él
no había pensado en dinero. Esto no se trataba de ningún trabajo para él.
Ayudar a alguien en necesidad era la mejor forma de pagar por las veces que a él, a su vez, lo
habían ayudado cuando se encontraba en situaciones similares.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.61

Alberto estaba acostumbrado a vivir así. Le dijo a la anciana que si quería pagarle, la mejor
forma de hacerlo sería que la próxima vez que viera a alguien en necesidad, y estuviera a su alcance
el poder asistirla, lo hiciera de manera desinteresada, y que entonces... - "tan solo piense en mi"-,
agregó despidiéndose.
Alberto esperó hasta que al auto se fuera. Había sido un día frió, gris y depresivo, pero se sintió
bien en terminarlo de esa forma, estas eran las cosas que más satisfacción le traían. Entró en su
coche y se fue.
Unos kilómetros mas adelante la señora divisó una pequeña cafetería. Pensó que sería muy
bueno quitarse el frió con una taza de café caliente antes de continuar el último tramo de su viaje.
Se trataba de un pequeño lugar un poco desvencijado. Por fuera había dos bombas viejas de
gasolina que no se habían usado por años. Al entrar se fijó en la escena del interior.
La caja registradora se parecía a aquellas de cuerda que había usado en su juventud. Una
cortés camarera se le acercó y le extendió una toalla de papel para que se secara el cabello, mojado
por la lluvia. Tenía un rostro agradable con una hermosa sonrisa. Aquel tipo de sonrisa que no se
borra aunque estuviera muchas horas de pie.
La anciana notó que la camarera estaría de ocho meses de dulce espera. Y sin embargo esto
no le hacia cambiar su simpática actitud. Pensó en cómo, gente que tiene tan poco, pueda ser tan
generosa con los extraños.
Entonces se acordó de Alberto...
Luego de terminar su café caliente y su comida, le alcanzó a la camarera el precio de la cuenta
con un billete de cien dólares. Cuando la muchacha regresó con el cambio constató que la señora se
había ido. Pretendió alcanzarla. Al correr hacia la puerta vio en la mesa algo escrito en una servilleta
de papel al lado de 4 billetes de $100.
Los ojos se le llenaron de lágrimas cuando leyó la nota:
- "No me debes nada, yo estuve una vez donde tú estás. Alguien me ayudo como hoy te estoy
ayudando a ti. Si quieres pagarme, esto es lo que puedes hacer: No dejes de asistir y ser bendición a
otros como hoy lo hago contigo. Continua dando de tu amor y no permitas que esta cadena de
bendiciones se rompa.
Aunque había mesas que limpiar y azucareras que llenar, aquél día se le fue volando.
Esa noche, ya en su casa, mientras la camarera entraba sigilosamente en su cama, para no
despertar a su agotado esposo que debía levantarse muy temprano, pensó en lo que la anciana había
hecho con ella. ¿Cómo sabría ella las necesidades que tenían con su esposo, los problemas
económicos que estaban pasando, máxime ahora con la llegada del bebé. Era consciente de cuan
preocupado estaba su esposo por todo esto.
Acercándose suavemente hacia él, para no despertarlo, mientras lo besaba tiernamente, le
susurró al oído:
- "Todo va a estar bien, te amo... Alberto"-.
(autor desconocido)
Esta bonita historia, me recuerda aquél pasaje de las Escrituras que dice:
"Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, del Padre de las Luces en quien no hay
mudanza ni sombra de variación". Santiago 1,17.
El Señor es especialista en propiciar cosas perfectamente buenas, y bien vale la pena esperar por
ellas.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Reinan Raigoza

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.62

405. El Espíritu Superior en cuerpos
(Servicio)

Dios estaba en el cielo mirando cómo actuaban los hombres en la tierra. Entre ellos, la
desolación reinaba.
¡Más de 5 mil millones de seres humanos son pocos para alcanzar la magnificencia divina del
amor! Suspiro el Señor...El padre vio a tantos hermanos en guerra, esposos y esposas que no
completaban sus carencias, ricos y pobres apartados, sanos y enfermos distantes, libres y esclavos
separados, que un buen día reunió un ejercito de ángeles y les dijo: ¿Veis a los seres humanos?
Necesitan ayuda. Tendréis que bajar vosotros a la tierra. ¿Nosotros? Dijeron los ángeles ilusionados,
asustados y emocionados, pero llenos de fe. Sí, vosotros sois los indicados. Nadie mas podría
cumplir esta tarea.
Escuchad: ¡Cuando cree al hombre, lo hice a imagen y semejanza mía, pero con talentos
especiales para cada uno. Permití diferencias entre ellos para que juntos formasen el reino. Así lo
planee. Unos alcanzarían riquezas para compartir con los pobres. Otros gozarían de buena salud
para cuidar a los enfermos. Unos serían sabios y otros, muy simples para procurar entre ellos
sentimientos de amor, admiración y respeto. Los buenos tendrían que rezar por los que actuaran
como si fueran malos. El paciente toleraría al neurótico. En fin, mis planes deben cumplirse para que
el hombre goce, desde la tierra, la felicidad eterna. Y para hacerlo, Vosotros bajareis con ellos!
¿De que se trata?, los ángeles preguntaron inquietos. Entonces, el Señor explicó su deber.
Como los hombres se han olvidado de que los hice distintos para que se complementasen unos a
otros y así formaran el cuerpo de mi hijo amado; como parece que no se dan cuenta de que los quiero
diferentes para lograr la perfección, bajaran ustedes con francas distinciones.
Y dio a cada uno su tarea:

Tu tendrás memoria y concentración de excelencia: serás ciego.

Tu serás elocuente con tu cuerpo y muy creativo para expresarte: serás sordomudo.

Tu tendrás pensamientos profundos, escribirás libros, serás poeta: tendrás parálisis
cerebral.

A ti te daré el don del amor y serás su persona, habrá muchos otros como tu en toda
la tierra y no habrá distinción de raza porque tendrás la cara, los ojos, las manos y el cuerpo
como si fueran hermanos de sangre: tendrás Síndrome de Down.

Tu serás muy bajo de estatura y tu simpatía y sentido del humor llegarán hasta el
cielo: serás gente pequeña. Tu disfrutarás la creación tal como lo planee para los hombres.
Tendrás discapacidad intelectual y mientras otros se preocupan por los avances científicos y
tecnológicos: tu disfrutarás mirando una hormiga, una flor. Serás feliz, muy feliz porque
amaras a todos y no harás juicio de ninguno. Tu vivirás en la tierra, pero tu mente se
mantendrá en el cielo; preferirás escuchar mi voz a la de los hombres: tendrás autismo.
Tu serás hábil como ninguno, te faltaran los brazos y harás todo con las piernas y la


boca.

Al ultimo ángel le dijo: Serás genio; te quitaré las alas antes de llegar a la tierra y
bajarás con la espalda ahuecada; los hombres repararan tu cuerpo, pero tendrás que
ingeniártelas para triunfar. Tendrás mielomeningocelle que significa: Miel que vino del cielo.

Los ángeles se sintieron felices con la distinción del Señor, pero les causaba enorme pena
tener que apartarse del cielo para cumplir su misión.
Cuánto tiempo viviremos sin verte? Cuánto tiempo lejos de ti? No os preocupéis, estaré con
vosotros todos los días. Además, esto durará solo entre 60 y 80 años terrenos.
Esta bien, Padre. Será como tu dices. 80 años son un instante en el reloj eterno. Aquí nos
vemos "al ratito", dijeron los ángeles al unísono y bajaron a la tierra emocionados. Cada uno llego al
vientre de una madre. Ahí se formaron durante 6, 7,8 ó 9 meses. Al nacer, fueron recibidos con
profundo dolor, causaron miedo y angustia. Algunos padres rehusaron la tarea; otros la asumieron
enojados; otros se echaron culpas hasta disolver su matrimonio y otros mas lloraron con amor y
aceptaron el deber.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.63

Sea cual fuere el caso, como los ángeles saben su misión y sus virtudes son la fé, la esperanza
y la caridad, además de otras, todas gobernadas por el Amor, ellos han sabido perdonar, y con
paciencia pasan la vida iluminando a todo aquel que los ha querido amar.
Siguen bajando ángeles a la tierra con espíritus superiores en cuerpos limitados y seguirán
llegando mientras haya humanidad en el planeta. Dios quiere que estén entre nosotros para darnos la
oportunidad de trabajar por ellos, para aprender de ellos.
Y, trabajar es servir; servir es vivir y vivir es amar, porque la vida se nos dio para eso. El que no
vive para servir, no sirve para vivir.
"Maestro, ¿Quién pecó para que éste naciera ciego? ¿El o sus padres? . Ni él ni sus padres;
nació así para que se vieran en el las obras de Dios". Juan 9, 1
Y las obras de Dios también se hacen a través de los hombres. Estas obras son las de
misericordia, especialmente con aquellos que más nos necesitan. Ven por que tantas diferencias?
En esta Cuaresma una de las mejores formas de vivirla es siendo misericordiosos con nuestro
prójimo, sobre todo con los que "menos" tienen.
Agradecemos esta aportación a Grupo Apostólico Mariano Evangelizador, GAME

66. Los dos perritos
(Actitud Positiva)
Se dice que hace tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada.
Cierto día, un perrito buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las
puertas de dicha casa. El perrito subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de
subir las escaleras se topó con una puerta semiabierta; lentamente se adentró en el cuarto. Para su
sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto habían 1000 perritos más observándolo tan
fijamente como él los observaba a ellos. El perrito comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas
poco a poco.
Los 1000 perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de
ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perritos también le sonreían y ladraban
alegremente con él! Cuando el perrito salió del cuarto se quedó pensando para si mismo: "¡ Qué lugar
tan agradable ! ¡ Voy a venir más seguido a visitarlo!"
Tiempo después, otro perrito callejero entró al mismo sitio y se encontró entrando al mismo
cuarto. Pero a diferencia del primero, este perrito al ver a los otros 1000 perritos del cuarto se sintió
amenazado ya que lo estaban viendo de una manera agresiva. Posteriormente empezó a gruñir;
obviamente vio como los 1000 perritos le gruñían a él.
Comenzó a ladrarles ferozmente y los otros 1000 perritos le ladraron también a él. Cuando Este
perrito salió del cuarto pensó: "¡ Qué lugar tan horrible es este ! ¡ Nunca volveré a entrar allí!" En el
frente de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía: "La casa de los 1000 espejos".
Varias veces he escuchado que "todos los rostros del mundo son espejos"...Cómo te gustaría
enfrentar al mundo? Decide cuál rostro mostrarás y decide llevarlo por dentro.
Agradecemos esta aportación a muchos amigos colaboradores que nos la enviaron.
Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"Jesús prosiguió: "Cuando hayan levantado al Hijo del hombre, entonces conocerán que Yo Soy y
que no hago nada por mi cuenta; lo que le Padre me enseñó, eso digo. El que me envió está conmigo
y no me ha dejado dolo, porque yo hago siempre lo que a él agrada". Después de decir estas
palabras, muchos creyeron en él. Del Evangelio Según San Juan 8, 28-30

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.64

247. ¿A ti que te toca hacer?
(Actitud Positiva)
Esta es la historia de cuatro personas que se llamaban Todo el Mundo, Alguien, Cualquiera, y
Nadie. Había un trabajo importante que hacer. Todo el Mundo estaba seguro de que Alguien lo haría.
Cualquiera pudo haberlo hecho, pero Nadie lo hizo. Alguien se enojo porque era un trabajo para
Todo el Mundo. Todo el Mundo pensó que Cualquiera podía hacerlo, pero Nadie se dio cuenta de que
no se haría. Resulto que Todo el Mundo culpo a Alguien, pero en realidad no se acuso a Nadie.
Dios necesita:
- mas personas que mejoren al mundo, y menos personas que condenen al mundo;
- mas trabajadores y menos habladores;
- mas personas que digan: tal cosa es posible; y menos personas que digan: esto es imposible;
- mas inspiradores de confianza, y menos desalentadores;
- mas gente que haga algo, y menos gente que busque faltas en los demás;
- mas gente que subraye lo bueno, y menos gente que grite lo malo;
- mas gente que encienda velas, y menos gente que las apague.

139. El hombre mas rico
(Actitud Positiva)
Soy Un hombre rico
"Me propongo demandar a la revista `Fortune´, pues me hizo víctima de una omisión
inexplicable.
Resulta que publicó la lista de los hombres más ricos del planeta y en esta lista no aparezco yo.
Aparecen, sí, el sultán de Brunei, que tiene una fortuna estimada en 37 mil millones de dólares, y
aparecen también los herederos de Sam Walton, con 24 mil y Takichiro Mori, con 14 mil.
Figuran ahí también personalidades como la Reina Isabel de Inglaterra, con 11 mil millones de
dólares; Stavros Niarkos con 4 mil, y los mexicanos Carlos Slim, con 2 mil y Emilio Azcárraga, con
2,600. Sin embargo a mí no me menciona la revista. Y yo soy un hombre rico, inmensamente rico.
Y si no, vean ustedes.
Tengo vida, que recibí no sé por qué, y salud, que conservo no sé cómo. Tengo una familia:
esposa adorable que al entregarme su vida me dio lo mejor de la mía; hijos maravillosos de quienes
no he recibido sino felicidad; nietos con los cuales ejerzo una nueva y gozosa paternidad, ahora
totalmente irresponsable. Tengo hermanos que son como mis amigos, y amigos que son como mis
hermanos. Tengo gente que me ama con sinceridad a pesar de mis defectos, y a la que yo amo con
sinceridad a pesar de mis defectos. Tengo cuatro lectores a los que cada día les doy gracias porque
leen bien lo que yo escribo mal.
Tengo una casa, y en ella muchos libros (mi esposa diría que tengo muchos libros, y entre ellos
una casa).
Poseo un pedacito del mundo en la forma de un huerto que cada año me da manzanas que
habrían acortado aún más la presencia de Adán y Eva en el Paraíso. Tengo un perro que no se va a
dormir hasta que llego, y que me recibe como si fuera yo el dueño de los cielos y la tierra.
Tengo ojos que ven y oídos que oyen; pies que caminan y manos que acarician; cerebro que
piensa cosas que a otros se les habían ocurrido ya, pero que a mí no se me habían ocurrido nunca.
Soy dueño de la común herencia de los hombres: alegrías para disfrutarlas y penas para
hermanarme a los que sufren. Y tengo fe en un Dios bueno que guarda para mí infinito amor. ¿Puede
haber mayores riquezas que las mías? ¿Por qué haber, entonces, no me puso la revista `Fortune´ en
la lista de los hombres más ricos del planeta?

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.65

329. Hay que saber elegir
(Actitud Positiva)
Jerry era el tipo de persona que siempre estaba de buen humor y siempre tenia algo positivo
que decir. Cuando alguien le preguntaba como le iba, él respondía:"Si pudiera estar mejor, tendría un
gemelo".
Él era un gerente único porque tenia varias meseras que lo habían seguido de restaurante en
restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Jerry era por su actitud. Él era un motivador
natural: Si un empleado tenia un mal día, Jerry estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado
positivo de la situación.
Ver este estilo realmente me causo curiosidad, así que un día fui a buscar a Jerry y le pregunte:
"No lo entiendo... no es posible ser una persona positiva todo el tiempo... como lo haces...
"Jerry respondió: Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo, Jerry, tienes dos opciones
hoy: Puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor. Escojo estar de
buen humor. Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de
ello. Escojo aprender de ello.Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja
o puedo señalare el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida.
" Si... claro... pero no es tan fácil" (proteste).
" Si lo es" dijo Jerry. "Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás,
cada situación es una elección. Tu eliges como reaccionas a cada situación. Tu eliges como la gente
afectara tu estado de animo. Tu eliges estar de buen humor o mal humor. En resumen:"TU ELIGES
COMO VIVIR LA VIDA".
Reflexione en lo que Jerry me dijo. Poco tiempo después, deje la industria restaurantera para
iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Jerry cuando tenia que
hacer una elección en la vida en vez de reaccionar a ella.
Varios años más tarde, me entere que Jerry hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio
de restaurante. Dejo la puerta de atrás abierta una mañana y fue asaltado por 3 ladrones armados.
Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbalo de la
combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Jerry fue encontrado
relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de 18hs. de cirugía y semanas
de terapia intensiva, Jerry fue dado de alta aun con fragmentos de bala en su cuerpo.
Me encontré con Jerry seis meses después del accidente y cuando le pregunte como estaba,
me respondió: "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".
Le pregunte que paso por su mente en el momento del asalto.
Contesto: "Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de
atrás. Cuando estaba tirado en el piso recordé que tenia 2 opciones: Podía elegir vivir o podía elegir
morir. Elegí vivir"."
No sentiste miedo ", le pregunte.
Jerry continuo: "Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero
cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de médicos y enfermeras,
realmente me asuste... podía leer en sus ojos: Es hombre muerto. Supe entonces que debía tomar
acción..."
"Que hiciste" pregunte.
"Bueno... uno de los médicos me pregunto si era alérgico a algo y respirando profundo grite Sí!,
a las balas...

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.66

Mientras reían les dije: Estoy escogiendo vivir... opérenme como si estuviera vivo, no muerto".
Jerry vivió por la maestría de los médicos pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendí de
que cada día tenemos la elección de vivir plenamente. La actitud, al final, lo es todo.
Dios nos dio la libertad de elegir. Elige la mejor parte. Él siempre estará contigo.
Anónimo

63. Los pequeños detalles
(Generosidad)
El alumno, según él, había terminado el cuadro. Llamó a su maestro para que lo evaluara. Se
acercó el maestro y observó la obra con detenimiento y concentración durante un rato. Entonces, le
pidió al alumno la paleta y los pinceles. Con gran destreza dio unos cuantos trazos aquí y allá.
Cuando el maestro le regresó las pinturas al alumno el cuadro había cambiado notablemente.
El alumno quedó asombrado; ante sus propios ojos la obra había pasado de mediocre a
sublime. Casi con reverencia le dijo al maestro: "¿Cómo es posible que con unos cuantos toques,
simples detalles, haya cambiado tanto el cuadro?". El maestro le contesto: "Es que en esos pequeños
detalles está el arte".
Si lo vemos despacio, nos daremos cuenta que todo en la vida son detalles. Los grandes
acontecimientos nos deslumbran tanto que a veces nos impiden ver esos pequeños milagros que nos
rodean cada día. Un ave que canta, una flor que se abre, el beso de un hijo en nuestra mejilla, son
ejemplos de pequeños detalles que al sumarse pueden hacer diferente nuestra existencia.
Todas las relaciones -familia, matrimonio, noviazgo o amistad- se basan en detalles. Nadie
espera que remontes el Océano Atlántico por él, aunque probablemente sí que le hables el día de su
cumpleaños. Nadie te pedirá que escales el Monte Everest para probar tu amistad, pero sí que lo
visites durante unos minutos cuando sabes que está enfermo. Hay quienes se pasan el tiempo
esperando una oportunidad para demostrar de forma heroica su amor por alguien. Lo triste es que
mientras esperan esa gran ocasión dejan pasar muchas otras, modestas pero significativas.
Se puede pasar la vida sin que la otra persona necesitara jamás que le donaras un riñón,
aunque se quedó esperando que le devolvieras la llamada. Se piensa a veces que la felicidad es
como sacarse la lotería, un suceso majestuoso que de la noche a la mañana cambiará una vida
miserable por una llena de dicha. Esto es falso, en verdad la felicidad se finca en pequeñeces, en
detalles que sazonan día a día nuestra existencia.
Nos dejamos engañar con demasiada facilidad por la aparente simpleza. NO desestimes jamás
el poder de las cosas pequeñas: una flor, una carta, una palmada en el hombro, una palabra de
aliento o unas cuantas líneas en una tarjeta. Todas estas pueden parecer poca cosa, pero no pienses
que son insignificantes. En los momentos de mayor dicha o de mayor dolor se convierten en el
cemento que une los ladrillos de esa construcción que llamamos relación.
La flor se marchitará, las palabras quizá se las llevará el viento, pero el recuerdo de ambas
permanecerá durante mucho tiempo en la mente y el corazón de quien las recibió. ¿Qué esperas
entonces? Escribe esa carta, haz esa visita, levanta el teléfono. Hazlo ahora, mientras la oportunidad
aún es tuya. NO lo dejes para después por parecerte poca cosa. En las relaciones no hay cosas
pequeñas, únicamente existen las que se hicieron y las que se quedaron en buenas intenciones...
Autor: Nestor Armstrong. Agradecemos esta aportación a Felicidad Garza G.
Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!
Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"Jesús por su parte, mientras enseñaba en el templo, exclamó: "Conque me conocen a mí y saben de
dónde vengo... Pues bien, yo no he venido por mí cuenta, sino enviado por el que es veraz; y a él

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.67

ustedes no lo conocen. Yo lo conozco, porque procedo de él, y él me ha enviado". Del Evangelio
Según San Juan 7, 25-29

166. Da sin que te pidan
(Generosidad)
Uno de los santos más entrañables en la historia de la iglesia es San Francisco de Asís. Todos
sabemos de él algo importante: su humildad y su alegría de vivir. Cuentan de él y de la comunidad en
la que vivía, que en Cuaresma realizaban tremendos ayunos. Una noche, cuando todos los frailes se
encontraban retirados en las celdas del convento, escuchó los gemidos de un hermano; se levantó y
fue donde estaba el hermano que lloraba. Se acercó
y le preguntó:
- Hermano, ¿qué te pasa?
El fraile respondió:
- Lloro porque me muero de hambre.
Francisco ni corto ni perezoso, despertó a todos los hermanos y les explicó que el ayuno está
muy bien, pero que no pueden dejar que un hermano se muera de hambre. Pero como no está bien
que dejen al hermano comer solo, para que éste no pase vergüenza, todos deben acompañarle.
Así que los hizo levantarse a todos y se dirigieron al comedor. Y la comida se convirtió en una
fiesta. Es verdad que en la mesa no había más que un pan y unos pocos rábanos, pero, eso sí,
estaban bien regados por la alegría común. Está bien dar de comer al hambriento; está mucho mejor
compartir todos juntos la humilde alegría que tenemos.
Es verdad que uno se pone a pensar que repartir un pan hoy, me reporta un sano gozo
cristiano, pero nos inunda la desesperación de cómo vamos a realizarlo mañana.
Es evidente que nadie, nunca, será capaz de curar todo el mal del mundo, pero yo me atrevo a
decirte: si importante es compartir el pan, más importante lo es si éste lo acompañamos con alegría.
"Quien tenga pan, que lo reparta; quien tenga pan y una sonrisa, que distribuya los dos. Quien
tenga sólo una sonrisa, que no se sienta pobre e impotente: que reparta sonrisa y amor". Esto lo dice
José Luis Martín Descalzo.
No pierdas en tu vida la capacidad de amar, no pierdas en tu vida la capacidad de apreciar el
amor; porque el planeta Tierra es redondo como el dinero, bueno, el de antes, y todo ello te indica que
el mundo da muchas vueltas y todo corre muy aprisa; hoy eres tú el que da el pan, mañana puede ser
que seas tú quien lo está recibiendo. Pero si hay algo que no cambia e irá donde vaya tu destino, será
la sonrisa y el amor con que tú das lo que recibes. Porque el hambre volverá mañana, pero el
recuerdo de haber sido querido por alguien permanecerá floreciendo en el alma.
El hambre del buen fraile seguro que volvió, pero de lo que nunca se olvidará será del gesto de
amor que tuvieron sus hermanos al compartir con él la mesa a esas horas de la noche.
Gracias por llegar hasta aquí. ¡Que Dios nos bendiga!.
Padre Pablo Larrán García
Sacerdote Agustino
Colegio San Agustín de Lima – Perú

164. Inventario de generosidad
(Generosidad)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.68

Un hombre renegaba diciendo que Dios no había sido generoso con él. Entonces un amigo
suyo, millonario, le propuso un negocio : "Quieres venderme tu pie izquierdo por $ 5"000,000 para
injertárselo a uno que lo perdió en un accidente"?. A ti te pondrán uno de caucho muy fácil de lidiar.
No ...jamás, respondió el que renegaba. Y no quisieras venderme tu mano izquierda que es la que
menos usas por $ 10"000,000 para colocársela a uno que la perdió en una caída?.
Nunca..jamás - respondió el otro. Y no quisieras vender un riñón por $15"000,000 para injertarlo
a uno que se está muriendo en un hospital? Te lo pagamos al contado porque el que lo necesita es
sumamente rico. Pero ..qué es eso que me propones? - contestó el amigo. Si yo no vendo mis
riñones.
Bueno, añadió el interlocutor, ahora te hago una última oferta. Conozco un millonario que ofrece
$ 5"000,000 por un ojo para que le cambien a él uno que ha perdido. Quieres venderlo?.. te queda
otro ojo y te pondrán uno de vidrio, muy hermoso. Ya te he dicho que no -digo el renegante. Por
ningún dinero del mundo vendo yo parte alguna de mi organismo.
Bueno, bueno le dijo entonces su amigo, pero de hoy en adelante no digas que Dios no ha sido
generoso contigo. Te ofrecí $ 80"000,000 al contado por la décima parte de tu organismo y no
quisiste. Y todavía te parece poco lo que Dios te ha regalado. El otro nunca había pensado en los
valores que el Señor le había concedido.
¿Por qué no hacer el inventario de los bienes que hemos recibido para asi vivir con mayor
alegría y optimismo?
¿Por qué vivir pensando en el 10 por ciento de las cosas que nos hacen sufrir y no recordar el
noventa por ciento de las cosas que nos sucede bien?

167. "Quien tenga pan..."
(Generosidad)
Cuentan de él (San Francisco) y de la comunidad en la que vivía, que en cuaresma realizaban
tremendos ayunos. Una noche, cuando todos los frailes se encontraban retirados en las celdas del
convento, escuchó los gemidos de un hermano; se levantó y fue donde estaba el hermano que
lloraba. Se acercó y le preguntó:
- Hermano, ¿qué te pasa?
El fraile respondió:
- Lloro porque me muero de hambre.
Francisco ni corto ni perezoso, despertó a todos los hermanos y les explicó que el ayuno está
muy bien, pero que no pueden dejar que un hermano se muera de hambre. Pero como no está bien
que dejen al hermano comer solo, para que éste no pase vergüenza, todos deben acompañarle.
Así que los hizo levantarse a todos y se dirigieron al comedor. Y la comida se convirtió en una
fiesta. Es verdad que en la mesa no había más que un pan y unos pocos rábanos, pero, eso sí,
estaban bien regados por la alegría común.
Está bien dar de comer al hambriento; está mucho mejor compartir todos juntos la humilde
alegría que tenemos.
"Quien tenga pan, que lo reparta; quien tenga pan y una sonrisa, que distribuya los dos. Quien
tenga sólo una sonrisa, que no se sienta pobre e impotente: que reparta sonrisa y amor". Esto lo dice
José Luis Martín Descalzo.
El hambre del buen fraile seguro que volvió, pero de lo que nunca se olvidará será del gesto de
amor que tuvieron sus hermanos al compartir con él la mesa a esas horas de la noche.
Padre Pablo Larrán García
Sacerdote Agustino
Colegio San Agustín de Lima – Perú

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.69

176. Comodidad
(Generosidad)
Un día, un hombre sabio y piadoso clamo al cielo por una respuesta. El hombre aquel
encabezaba un grupo de misioneros que oraban por la paz del mundo, para lograr que las fronteras
no existieran y que toda la gente viviera feliz. La pregunta que hacían era: ¿Cual es la clave, Señor,
para que el mundo viva en armonía?
Entonces, los cielos se abrieron y después de un magnifico estruendo, la voz de Dios les dijo:
Comodidad
Todos los misioneros se veían entre si, sorprendidos y extrañados de escuchar tal termino de la
propia voz de Dios. El hombre sabio y piadoso pregunto de nuevo: ¿Comodidad Señor? ¿que quieres
decir con eso?
Dios respondió: La clave para un mundo pleno es: Como di, dad. Es decir, así como yo les di,
dad vosotros a vuestro prójimo. Como di, dad vosotros fe; como di, dad vosotros esperanza; como di,
dad vosotros caridad; como di, sin limites, sin pensar en nada mas que dar, dad vosotros al mundo...
y el mundo, será un paraíso.
Sigamos la clave de COMO DI, DAD.

381. Nuestra cuota inicial
(Generosidad)
Un día, una señora falleció y llego al cielo. Ahí junto a las más de cien mil personas que
diariamente mueren, estaba haciendo fila para saber cual sería su destino eterno.
De pronto, apareció San Pedro y les dijo: Vénganse conmigo y les mostraré en que barrio está
la casa que les corresponde a cada uno.
Ello dependerá de la cantidad de amor que cada cual haya ofrecido en la Tierra a los demás.
Aquí, la única cuota inicial que se recibe para su habitación eterna es la caridad y el buen trato que
hayan dado en la Tierra.
Y los fue guiando por barrios de lujo, como ella jamás pensó que pudieran existir. Llegaron a un
barrio hecho todo de oro. Casas de oro, puertas doradas, paredes y techos de oro, una maravilla. Y
San Pedro exclamó...
"Aquí, están todos los que gastaron mucho dinero en ayudar a los necesitados, los que su amor
hacia los demás si les costó en vida."
Y fueron entrando todos los generosos, los que partieron su pan con el hambriento, los que
regalaron sus vestidos a los pobres, consolaron a presos y visitaron a enfermos. La señora quiso
entrar pero un ángel la detuvo al tiempo que le decía:
" Perdóneme, pero usted en la Tierra no daba sino migajas a los demás, jamás dio nada que en
verdad le costara ni en tiempo ni en dinero, ni tampoco en vestidos. Este barrio es solamente para los
de corazón generoso" Y no la dejaron entrar.
Pasaron luego a otro barrio de la eternidad. Todas las casas estaban construidas con marfil.
Toda blancura y elegancia nunca vista. La señora se apresuró a entrar en tan hermoso barrio. Pero,
un ángel guardián la tomó del brazo y le dijo:" Me da pena señora, pero este barrio es solamente para
aquellos que tuvieron siempre un trato limpio y sincero hacia los demás. Usted era una persona muy
corriente en el hablar, dura, criticona y a veces hasta grosera en su trato ".
Y mientras los demás entraban gozosos a tomar posesión de sus lujosas casas, la pobre mujer
se quedaba afuera mirando con envidia a aquellos que habían sido tan afortunados. Ella no pudo
entrar, le faltaba la cuota inicial: ¡Haber tratado bien a los demás!

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.70

Siguieron luego a un tercer barrio. Todo era del más puro cristal, todo brillante y hermoso. La
señora corrió a tomar posesión de una de aquellas maravillas, pero, el ángel portero la detuvo y le dijo
muy serio:
" En su pasaporte dice que usted no se interesó ni poco ni mucho por instruir a los demás. Y
nunca se preocupó porque las personas con las que vivía se volvieran mejores. Así que no hay casa
para usted, le falta la cuota inicial. ¡Haber colaborado para que otros se instruyeran en las cosas del
Señor!..
Entristecida, la pobre mujer veía que entraban miles de personas muy alegres a tomar posesión
de su casa, mientras que ella con un numeroso grupo de egoístas, era llevada cuesta abajo hacia un
barrio verdaderamente feo y asqueroso. Todas las habitaciones estaban construidas con desechos.
El único material que se había utilizado para la construcción de aquellas casas eran objetos de
basura. Las lechuzas sobrevolaban por ahí, ratones moraban en aquel lugar. Ella se tapó la nariz
porque el olor era insoportable y quiso salir huyendo.
No obstante, el guardián del barrio le dijo muy seriamente:
"Una de estas casas será su habitación, venga a tomar posesión de ella."
La mujer gritó angustiada que no, que eso era horrible, que jamás sería capaz de vivir en
semejante montón de basura. Y el ángel le respondió: Señora, esto es lo único que hemos podido
construir con la cuota inicial que usted enviaba desde la tierra. Las habitaciones de la Eternidad, las
hacemos con los materiales que las personas mandan desde el mundo.
Usted solamente enviaba cada día egoísmos, malos tratos a los demás, murmuraciones,
críticas, palabras hirientes, odios, tacañaderia y envidia.¿Qué más hubiéramos podido construirle?
Usted misma nos mandó el material para construirle su mansión.
La mujer empezó a llorar y a decir que ella no quería vivir ahí...... y de pronto..... al hacer un
esfuerzo para zafarse de las manos de quien quería hacerle vivir en semejante casa, dio un salto
y........ Se despertó!
Tenía la almohada empapada de lágrimas; sin embargo, aquella pesadilla le sirvió de examen
de conciencia y desde entonces, empezó a cambiar su vida y el material que enviaba como cuota
inicial para la construcción de su casa eterna. Te has preguntado: ¿Qué clase de materiales están
enviando para que te construyan la casa donde vivirás eternamente? Aún estamos a tiempo de
cambiar el tipo de material de nuestra cuota inicial, empecemos por amar a los demás como nos
amamos a nosotros mismos.
Para preguntarse:
¿Cuál es mi programa de vida: el que ofrece el mundo. que está lejos de Dios, o el que ha
venido a traer Jesús? ¿Me doy cuenta de que la clave de mi felicidad (de esa felicidad que llena de
verdad el corazón y que es permanente) se encuentra en vivir según el espíritu de las
bienaventuranzas de Cristo?
Para actuar: Practicar la bienaventuranza más débil de nuestra actual vida.
Para reflexionar: Alégrense y regocijense porque tendrán una gran recompensa.
Para Orar: Sálvame, por tu misericordia, Señor.
Oscar Alonso

242. Fleming
(Generosidad)
TODO lo que damos a los que nos rodean regresa a nosotros...
Su nombre era Fleming y el era un pobre agricultor ingles. Un día, mientras trataba de ganarse
la vida para su familia, escuchó a alguien pidiendo ayuda desde un pantano cercano. Inmediatamente
soltó sus herramientas y corrió hacia el pantano.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.71

Allí, enterrado hasta la cintura en el lodo negro, estaba un niño aterrorizado, gritando y
luchando tratando de liberarse del lodo. El agricultor Fleming salvó al niño de lo que pudo ser una
muerte lenta y terrible.
Al día siguiente, un carruaje muy pomposo llegó hasta los predios del agricultor. Un noble
inglés, elegantemente vestido, bajó del vehículo y se presentó a sí mismo como el padre del niño que
Fleming había salvado.
- "Yo quiero recompensarlo", dijo el noble inglés. "Usted salvó la vida de mi hijo". - "No, yo no
puedo aceptar una recompensa por lo que hice", respondió el agricultor inglés, rechazando la oferta.
En ese momento el propio hijo del agricultor salió a la puerta de la casa de la familia. - "¿Es ése
su hijo?", preguntó el noble inglés. - "Sí", respondió el agricultor lleno de orgullo.
"Le voy a proponer un trato, déjeme llevarme a su hijo y ofrecerle una buena educación... si él
es parecido a su padre, crecerá hasta convertirse en un hombre del cual usted estará muy orgulloso".
El agricultor aceptó.
Con el paso del tiempo, el hijo de Fleming se graduó de la Escuela de Medicina de St. Mary"s
Hospital en Londres, y se convirtió en un personaje conocido a través del mundo: el notorio Sir
Alexander Fleming, descubridor de la Penicilina.
Algunos años después, el hijo del noble inglés enfermó de pulmonía.
¿Qué lo salvo?: La Penicilina.
¿El nombre del noble inglés?: Randolph Churchill. ¿El nombre de su hijo?: Sir
Winston Churchill.

267. Una historia de Navidad
(Generosidad)
De prisa, entre en la tienda por departamentos a comprar unos regalos de Navidad a ultima
hora. Miré a mi alrededor toda la gente que allí había y me moleste un poco. “Estaré aquí una
eternidad; con tanto que tengo que hacer” pense.
La Navidad se había convertido ya casi en una molestia. Estaba deseando dormirme por todo el
tiempo que durara la Navidad. Pero me apresure lo mas que pude por entre la gente en la tienda.
Entré en el departamento de juguetes. Otra vez mas, me encontré murmurando para mi misma, sobre
los precios de aquellos juguetes. Me pregunte si mis nietos jugarían realmente con ellos. De pronto,
me encontré en la sección de muñecas. En una esquina, me encontré un niñito, como de 5 anos,
sosteniendo una preciosa muñeca.
Estaba tocándole el cabello y la sostenía muy tiernamente. No me pude aguantar; me quede
mirándolo fijamente y preguntándome para quien seria la muñeca que sostenía, cuando de pronto se
le acerco una mujer, a la cual el llamó tía. El niño le pregunto: "¿Estas segura que no tengo dinero
suficiente ?" Y la mujer le contestó, con un tono impaciente:"Tu sabes que no tienes suficiente dinero
para comprarla."
La mujer le dijo al niño que se quedara allí donde estaba mientras ella buscaba otras cosas que
le faltaban. El niño continuo sosteniendo la muñeca. Después de un ratito, me le acerque y le
pregunte al niño para quien era la muñeca. El me contesto: "Esta muñeca es la que mi hermanita
deseaba con tanto anhelo para Navidad. Ella estaba segura que Santa Claus se la Iba a traer."
Yo le dije que lo mas seguro era que Santa Claus se la traería. Pero el me contesto: No, Santa
no puede ir a donde mi hermanita esta. Yo le tengo que dar la muñeca a mi mama para que ella se la
lleve a mi hermanita." Yo le pregunte donde estaba su hermana. El niño, con una cara muy triste me
contesto: "Ella se ha ido con Jesús. Mi papa dice que mama se va a ir con ella también." Mi corazón
casi deja de latir. Volví a mirar al niño una y otra vez. El continuo: "Le dije a Papa que le dijera a

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.72

Mama que no se fuera todavía. Le dije que le dijera a ella que esperara un poco hasta que yo
regresara de la tienda."
El niño me pregunto si quería ver su foto y le dije que me encantaría. Entonces, el saco unas
fotografías que tenia en su bolsillo y que había tomado al frente de la tienda y me dijo: "Le dije a Papa
que le llevara estas fotos a mi mama para que ella nunca se olvide de mi. Quiero mucho a mi mama y
no quisiera que ella se fuera. Pero papá dice que ella se tiene que ir con mi hermanita." Me di cuenta
que el niño había bajado la cabeza y se había quedado muy callado. Mientras el no miraba, metí la
mano en mi cartera y saque unos billetes. Le dije al niño que contáramos el dinero otra vez.
El niño se entusiasmo mucho y comento: "Yo se que es suficiente." Y comenzó a contar el
dinero otra vez. El dinero ahora era suficiente para pagar la muñeca. El niño, en una voz muy suave,
comento:"Gracias Jesús por darme suficiente dinero”. El niño entonces comento: "Yo le acabo de
pedir a Jesús que me diera suficiente dinero para comprar esta muñeca, para que así mi Mama se la
pueda llevar a mi hermanita. Y El oyó mi oración. Yo le quería pedir dinero suficiente para comprarle a
mi Mama una rosa blanca también, pero no lo hice. Pero El me acaba de dar suficiente para comprar
la muñeca ! y la rosa para mi Mama. A ella le gustan mucho las rosas. Le gustan mucho las rosas
blancas".
En unos minutos la tía regreso y yo, desapercibidamente, me fui. Mientras terminaba mis
compras, con un espíritu muy diferente al que tenia al comenzar las compras, no podía dejar de
pensar en el niño. Seguí pensando en una historia que había leído en el periódico unos días antes,
acerca de un accidente causado por un conductor ebrio, el cual había causado un accidente donde
había perecido una niñita y su mama estaba en estado de gravedad. La familia estaba deliberando en
si mantener o no a la mujer con vida artificial y maquinas. Me di cuenta de inmediato que este niño
pertenecía a esa familia. Dos días mas tarde leí en el periódico que la mujer del accidente había sido
removida de la maquinaria que la mantenía viva y había muerto.
No me podía quitar de la mente al niño. Mas tarde ese día, fui y compre un ramo de rosas
blancas y las lleve a la funeraria donde estaba el cuerpo de la mujer. Y allí estaba, la mujer del
periódico, con una rosa blanca en su mano, una hermosa muñeca, y la foto del niño en la tienda. Me
fui llorando... mi vida había cambiado para siempre. El amor de aquel niño por su madre y su
hermanita era enorme. En un segundo, un conductor ebrio le había destrozado la vida en pedazos a
aquel niñito.
Ahora tu tienes la opción, tu puedes:
1) Cambiar de actitud y ser más sensible ante la necesidad de los demás, pudiendo convertirte
en instrumento de Dios para ayudar a otros o
2) Actuar como si no te hubiera tocado el corazón.
Agradecemos esta aportación a todas las personas que nos la enviaron. De prisa, entre en la
tienda por departamentos a comprar unos regalos de Navidad a ultima hora. Miré a mi alrededor toda
la gente que allí había y me moleste un poco. "Estaré aquí una eternidad; con tanto que tengo que
hacer" pensé.

344. Las manos más hermosas
(Generosidad)
Una leyenda cuenta que hace mucho tiempo vivían en un palacio real tres hermosas damas.
Una mañana, mientras paseaban por el maravilloso jardín con sus fuentes y rosales, empezaron a
preguntarse cuál de las tres tenía las manos más hermosas.
Elena, que se había teñido los dedos mientras sacaba las deliciosas fresas, pensaba que las
suyas eran las más hermosas. Antonieta había estado entre las rosas fragantes y sus manos habían
quedado impregnadas de perfume. Para ella las suyas eran las más hermosas. Juana había metido
los dedos en el claro arroyo y las gotas de agua daban resplandores como si fuera en diamantes. Ella
pensaba que sus manos eran las más hermosas.
En esos momentos, llegó una muchacha menesterosa que pidió que le dieran una limosna,
pero las damas reales apartaron de ella sus vestiduras reales y se alejaron. La mendiga, pasó a una

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.73

cabaña que se hallaba cerca de allí y una mujer tostada por el sol y con las manos manchadas por el
trabajo, le dio pan.
La mendiga, continúa diciendo la leyenda, se transformó en un ángel que apareció en la puerta
del jardín y dijo: Las manos más hermosas son aquellas que están dispuestas a bendecir y ayudar a
sus semejantes. Ojalá todos tuviéramos manos tan hermosas como éstas.
Anónimo

178. Plantar para los demás
(Generosidad)
Un señor encontró a su vecino, un anciano de ochenta y seis años, haciendo hoyos en la tierra.
¿Qué estás haciendo, Juan? preguntó. Plantando árboles de mango, replicó el anciano. ¿Esperas
comer mangos de esos árboles? dijo burlándose el vecino. No. A mi edad sé que no lo haré, habló el
anciano. Pero toda mi vida he comido mangos, y no de un árbol que yo haya plantado.
No hubiera yo tenido esos mangos si otros hombres no hubieran hecho lo que yo estoy
haciendo ahora. Sólo trato de pagar a mis semejantes que plantaron los árboles de mango para mí.
Tenemos una gran deuda con aquellos que nos precedieron y que sufrieron mucho para
proporcionarnos lo que ahora disfrutamos. Cada uno de nosotros paga la deuda en cierta medida,
haciendo ahora lo que ellos hicieron en su tiempo: dando todo lo que podamos para asegurar eso
mismo, para las futuras generaciones.
Maurus

65. Mañana se lo diré
(Sinceridad)
Había una vez una hormiguita . Esta hormiguita era como toda buena hormiga, trabajadora y
servicial.
Se la pasaba acarreando hojitas de día y de noche: casi no tenia tiempo para descansar.
Y así transcurría su vida, trabajando y trabajando. Un día fue a buscar comida a un estanque
que estaba un poco lejos de su casa, y para su sorpresa al llegar al estanque vio como un botón de
lirio se abría y de el surgía una hermosa y delicada florecilla.
Se acercó: - ¿Hola, sabes? ¿eres muy bonito....que eres ?
Y la florecita contesto : - Soy un lirio. Gracias, sabes eres muy simpático, que eres?
- Soy una hormiga, gracias también.
Y así la hormiguita y el lirio siguieron conversando todo el día, haciendo grandes amigos.
Cuando iba anochecer la hormiga regreso a su casa, no sin antes prometer al lirio que volvería al día
siguiente mientras iba caminando a su casa, la hormiga descubrió que admiraba a su amigo, que lo
quería muchísimo y se dijo:
"Mañana le diré que me encanta su forma de ser"
Y el lirio al quedarse solo se dijo: " Me gusta la amistad de la hormiga, mañana cuando venga
se lo diré"

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.74

Pero al día siguiente la hormiguita se dio cuenta de que no había trabajado nada el día anterior.
Así que decidió quedarse a trabajar y se dijo: "Mañana iré con el lirio ; hoy no puedo , estoy
demasiado ocupado , mañana y le diré además, que lo extraño "
Al día siguiente amaneció lloviendo y la hormiga no pudo salir de su casa y de dijo
- Que mala suerte hoy tampoco veré al lirio.
Bueno no importa mañana le diré todo lo especial que es para mi."
Y al tercer día la hormiguita se despertó muy temprano y se fue al estanque, pero al llegar
encontró al lirio en el suelo, ya sin vida.
La lluvia y el viento habían destrozado su tallo . Entonces la hormiga pensó, que tonta fui,
desperdicie demasiado tiempo, mi amigo se fue sin saber cuanto lo
quería, en verdad me arrepiento.
Y así fue como ambos nunca supieron lo importantes que eran. No esperes el mañana para
soñar, y por ningún motivo dejes de decirle a una persona que la amas.
Que tengas un día lleno de entusiasmo . ¡Feliz día!
Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"Entonces Jesús se enderezó y le preguntó: "Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Nadie te ha
condenado?" Ella le contestó: "Nadie, Señor". Y Jesús le dijo: "Tampoco yo te condeno. Vete y ya no
vuelvas a pecar". Del Evangelio Según San Juan 8, 10-11

76. Jeremías
(Renacer)
Jeremías nació con problemas en su físico, con problemas de entendimiento, y una enfermedad
crónica que estaba matando poco a poco su joven vida. Aún así, sus padres habían intentado darle
una vida lo más normal posible y lo enviaron a la Escuela Primaria Santa Teresa. A los 12 años de
edad, Jeremías estaba en el segundo año, al parecer inhabilitado para aprender. Su maestra Doris
siempre se desesperaba con él. El se retorcía en su silla, se le salía la saliva de su boca y hacía unos
gruñidos.
Algunas veces hablaba tan claramente como si un rayo de luz penetrara a su oscuro cerebro,
pero la mayoría del tiempo Jeremías hacía sentir mal a la maestra. Un día ella llamó a sus padres y
les pidió que fueran a la escuela para hablar acerca de Jeremías. Mientras que los padres se
sentaban lentamente en el salón vacío, Doris les dijo: “Jeremías realmente debería estar en una
escuela especial para niños con problemas de su tipo, no es justo para él estar con unos niños que no
tienen problemas de aprendizaje, además hay una gran diferencia de edad entre él y los demás
niños”. La mamá de Jeremías comenzó a llorar, mientras que su esposo hablaba: "no hay una
escuela de ese tipo cerca de aquí, sería una gran tristeza para Jeremías si lo sacamos de esta
escuela, estamos seguros que a él le gusta estar aquí". Doris estuvo sentada por un largo tiempo
después de que ellos se fueron, quería no ser tan dura con ellos. Después de todo, Jeremías
solamente tenía una enfermedad crónica, pero no era justo mantenerlo en su clase.
Ella tenía 18 alumnos para enseñarles y Jeremías era una distracción para ellos, además él
nunca aprendería a leer ni a escribir. ¿Porqué perder el tiempo intentándolo? Mientras reflexionaba la
situación, hubo un sentimiento de culpa sobre ella. "¡Oh Dios, aquí estoy yo quejándome cuando mis
problemas no son nada, comparándolos con los de esta pobre familia! Por favor ayúdame a ser más
paciente con Jeremías”. Así que después de ese día se esforzó para ignorar los gruñidos de
Jeremías. Un día Jeremías cojeando fue hacia el escritorio de la maestra, arrastrando su piernita

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.75

enferma detrás de él. Acercándose a ella le dijo: "TE AMO" y lo dijo tan alto que todos en la clase lo
oyeron.
Los demás niños comenzaron a reírse disimuladamente. La cara de Doris se puso roja de
vergüenza y dijo tartamudeando: “eso es muy bonito, Jeremías pero anda y vuelve a tu silla por
favor". La primavera se acercaba y los niños emocionados hablaban de la pascua. Doris les contó la
historia de la muerte y resurrección de Jesús y les habló del renacer de la naturaleza en la primavera,
le dio a cada uno de los niños un huevo de plástico grande y les dijo: “quiero que se lleven este huevo
a sus casas y me lo traigan mañana con algo adentro, algo que muestre nueva vida, ¿entendieron
todos?" “¡Sí!". Los niños respondieron emocionados. Todos menos Jeremías, él solamente escuchó
atentamente y sus ojos nunca se apartaron de la cara de la maestra.
Curiosamente él no había hecho sus extraños gruñidos. ¿Acaso había él entendido lo que ella
había dicho acerca de la muerte y resurrección de Jesucristo? ¿Acaso entendió la tarea que la
maestra les pidió para mañana? La siguiente mañana, 19 alumnos fueron a la clase, sonriendo y
hablando mientras dejaban sus huevos a un lado del escritorio de la maestra en una canastilla de
tela. Después de que terminaron la clase de matemáticas, era tiempo de abrir los huevos. En el
primer huevo Doris encontró una flor, "Oh sí, una flor es una señal de nueva vida, cuando las plantas
comienzan a salir sabemos que la primavera esta aquí”.
Una pequeña niña levantando su mano decía: "hey, ese es el mío". El siguiente huevo tenía una
mariposa de plástico la cual se miraba real. Doris la levantó y dijo: “todos nosotros sabemos que la
oruga cambia y crece y se convierte en una linda mariposa y eso es una nueva vida también”. La
pequeña Judith orgullosamente gritaba: “ese es el mío”. Entonces Doris abrió el tercer huevo. Ella se
sorprendió. ¡El huevo estaba vacío!. Ella pensó: "seguramente éste ha de ser de Jeremías y pues
claro, no entendió las instrucciones". Para no avergonzar a Jeremías, despacio puso el huevo a un
lado del escritorio e iba a sacar otro huevo, cuando de repente Jeremías habló alto: "¿no va hablar de
mi huevo, maestra?" Doris le contestó, "¡pero Jeremías, tu huevo esta vacío!" Jeremías mirando
fijamente a los ojos de la maestra dijo suavemente: "¡sí, pero la tumba de JESUS ESTABA VACIA
también!".
El tiempo como que se detuvo antes de que hablara la maestra de nuevo. Doris le preguntó:
¿Tú sabes porqué la tumba estaba vacía?". "¡Sí!", exclamó Jeremías, "Jesús fue crucificado y puesto
en una tumba y su Padre lo resucitó!" La campana de receso sonó. Mientras los niños salieron
corriendo al patio, Doris comenzó a llorar. Un escalofrío comenzó a estremecerla completamente.
Tres meses después Jeremías murió. Todos aquellos que estaban en el funeral estaban sorprendidos
de ver 19 huevos arriba de la tumba de Jeremías, todos ellos VACIOS.
¡Que nuestra vida sea un constante renacer en Jesús!
152. La Ultima Cena
(Renacer)
La Ultima Cena fue pintada por Leonoardo Da Vinci, el tiempo que le llevo terminar de pintar el
cuadro fue de siete años y las figuras que le sirvieron como modelo para representar a los doce y al
mismo Cristo fueron personas, escogiéndose primeramente a la figura que seria Judas Iscariote.
Recordaran que este fue el apóstol que traiciono a su Maestro, por Treinta pesos de plata,
semana tras semana Da Vinci busco un rostro marcado por las huellas de la deshonestidad, avaricia,
hipocresía, y crimen. Una cara que reflejara el carácter de alguien, quien traicionaría a su mejor
amigo.
Después de pasar de por muchas experiencias desalentadoras, en su búsqueda por el tipo de
persona requerida para presentar a Judas, información vino a Da Vinci, de un hombre cuya apariencia
satisfacía completamente todas las respuestas, se le había encontrado en Roma, sentenciado a morir
por una vida de vileza y crimen.
Da Vinci emprendió el viaje sin demora a Roma y se llevo a este hombre de la prisión a plena
luz de sol. Era un joven de piel obscura, sucio y su pelo lucia largo y descuidado, representaba
perfectamente el papel de Judas para su pintura.
Mediante un permiso especial del Rey, se traslado al prisionero a Milán, donde se pintaría el
cuadro, durante meses este hombre poso para Da Vinci y continuamente se esforzaba por plasmar en
su pintura a este modelo.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.76

Al terminar volvió la mirada a los guardias, y dijo "He terminado, se pueden llevar al prisionero",
al llevárselo los guardias, el prisionero se soltó repentinamente y corrió hacia Da Vinci y llorando
amargamente le dijo: Por Favor dame una oportunidad, verdaderamente me sentí Judas Iscariote, por
la vida que he llevado, no me pagues nada solamente déjame en libertad, a Leonardo le sorprendió la
cara de arrepentimiento de este hombre y lo dejo libre.
Aproximadamente durante seis años, Da Vinci continuo laborando en su sublime obra de arte,
uno a uno se seleccionaron los personajes cuyas características se asemejaran a las de los doce
apóstoles, dejando de lado a la figura que representaría a Jesús, el cual seria el personaje mas
importante de su pintura.
Se examinaron detalladamente a ciertos jóvenes que podían representar a Jesús, esforzándose
por encontrar un rostro cuya personalidad reflejara inocencia y pureza, que estuviera libre de las
huellas del pecado, un rostro que emanara belleza, finalmente después de semanas de intensa
búsqueda se selecciono a un joven de 33 años de edad, el representaría a Cristo, durante seis meses
Leonardo trabajo en el personaje principal de su obra.
Al terminar se acerco al joven para pagarle por sus servicios, este no aceptándole el dinero y
con una sonrisa le dijo ¿Que no me reconoces?, Da Vinci contestándole le dijo en mi vida te he visto,
acepta este dinero, ¿Cómo podría cobrarte? Si hace seis años, me diste una oportunidad y yo la
aproveche para entregársela a Cristo.
Abandonándonos en el amor de Cristo puede transformar nuestra vida por completo, esta es
una historia que si bien quisieras podría ser tu historia.
Gracias a Miguel Muñoz por esta aportación.

78. Vivir o Sobrevivir
(Reflexión)
Un dicho popular reza " La vida dura tres días y dos ya han pasado". El tiempo pasa tan deprisa
a nuestro alrededor que tan solo nos damos oportunidad de "sobrevivir", somos esclavos de la rutina
y pasamos cada uno de nuestros días sumergidos en un mar de problemas y de situaciones triviales
que pocos momentos libres nos dejan.
He dedicado algunos instantes a recordar cuando fue la ultima vez que estando en alguna
reunión o simplemente platicando con alguien haya escuchado algún comentario que dijera algo tan
simple, como, "ayer vi un hermoso atardecer", o bien, " vi a un grupo de aves volar hacia el sur ", y
aun no puedo recordarlo; piénselo bien y estoy seguro que estará de acuerdo conmigo en que este
tipo de comentarios ya no se escuchan fácilmente.
Alguno pensara en estos momentos que esos son comentarios superficiales y de gente que no
tiene nada sobre que hablar, que mucho mejor seria discutir de temas de actualidad como los son las
crisis económicas en el mundo o la falta de valores que vive la sociedad, si bien es cierto que estos
son temas de interés para todos ya que los vivimos 24 horas al dia, todos los días, también es cierto
que en el mundo existen muchas cosas mas que valen la pena apreciar pero que por decisión propia
o de la misma sociedad nos hemos abstraído de ellas.
Vivimos en un mundo en el cual es mas importante saber a cuanto cerro la bolsa hoy que como
amaneció nuestra madre, o bien, enterarnos sobre todos los detalles del caso Trevi-Andrade a
preguntar que tal estará ese amigo que tengo tiempo sin ver. Con esto quiero decir que hemos puesto

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.77

a las personas en un segundo plano que nos hemos vuelto frívolos y egoístas, que solo nos importa
lo que esta en "nuestro" mundo y cualquier situación, persona o cosa que no pertenezca a el, no nos
importa.
Nos hemos olvidado que somos las personas las que movemos al mundo y no al revés, hemos
olvidado el VIVIR para pasar tan solo a sobrevivir en un mundo regido por el caos y la complejidad.
Cuantificamos nuestro tiempo en dinero, no nos importa pasar algunas horas extras en nuestro
trabajo para ganar una mejor posición en la empresa y sentir que así podemos ganar el mundo, pero
nunca nos percatamos que al hacer eso estamos perdiendo cosas tan grandes como: la infancia de
nuestros hijos, la oportunidad de disfrutar a nuestros padres o de visitar algún amigo. Lo mas irónico
de esto es que estas cosas que alimentan y engrandecen al ser humano son gratis y tan solo nos
cuestan un poco de nuestro tiempo.
Al escribir estas palabras me he dado cuenta que es mas valioso para mi pasar 30 minutos con
mis hijos jugando fútbol, que pasar tres horas intentando terminar ese proyecto que de cualquier
forma veré mañana. Me he dado cuenta que me cuesta menos tomar el teléfono y hablarle a mi
madre para
preguntarle sobre que tal amaneció hoy, a discutir interminablemente con mis colegas sobre el
futuro de la economía. Me he dado cuenta que es mas importante para mi escuchar los sueños de
mis amigos, que ver las frivolidades que pasan por la televisión. ? Me he dado cuenta de las cosas
que hacen sentirme vivo!
Estoy convencido que nacimos para VIVIR.
Mira a tu alrededor y ante tanta grandeza, responde ?Piensas seguir sobreviviendo?
"Vivir Amando"

106. Que es la riqueza
(Reflexión)
GRUPO 1
Arquitecto: Tener proyectos que me permitan ganar mucho DINERO Ingeniero:
Desarrollar sistemas que sean útiles y muy BIEN PAGADOS Abogado: Ganar muchos casos y tener
un BMW Gerente: Tener la empresa en niveles de GANANCIA altos y crecientes Atleta: GANAR fama
y reconocimiento mundial
GRUPO 2
Preso de por vida: Caminar LIBRE por las calles Ciego: VER la luz del sol Sordo:
ESCUCHAR el sonido del viento Mudo : Poder DECIR a las personas cuanto las amo Invalido:
CORRER en una mañana soleada Persona con SIDA: Poder VIVIR un día mas
Ves la diferencia entre los grupos?
Los del grupo 2 desean cosas que el dinero no puede comprar, los del grupo 1 quieren dinero y fama,
teniendo las cosas que no se pueden comprar con dinero. Es increíble que muchos tengan riquezas
gigantescas que no aprecian, y ven su "tesoro" en las cosas que tienen un precio y el dinero puede
comprar.
¿ Cuál es tu riqueza ?
Agradecemos esta aportación a Fernando Macias Valadez

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.78

"Vivir amando, vivir sirviendo"
227. ¿No te parece extraño?
(Reflexión)
¿No te parece extraño como un billete de $100 "parece" tan grande cuando lo llevas a la iglesia, pero
tan pequeño cuando lo llevas a las tiendas?
¿No te parece extraño cuan larga parece una hora cuando servimos a Dios, pero muy corta cuando
un equipo juega baloncesto por 60 minutos?
¿No te parece extraño que largas parecen dos horas cuando estas en la iglesia, pero que cortas son
cuando estas viendo una película?
¿No te parece extraño que no puedes pensar en algo que decir cuando oras, pero no tienes ninguna
dificultad en pensar cosas de que platicar con un amigo?
¿No te parece extraño cuanto nos emocionamos cuando un juego de béisbol se extiende a extrainnings, pero nos quejamos cuando un sermón es mas largo que lo usual?
¿No te parece extraño lo difícil que es leer un capitulo de la Biblia, pero que fácil es leer 100 paginas
de una novela popular?
¿No te parece extraño como las personas desean los asientos del frente en cualquier juego o
concierto, pero hasta se esfuerzan para buscar asientos de atrás en los servicios de la iglesia?
¿No te parece extraño que necesitemos 2 o 3 semanas de aviso para incluir un evento de la iglesia
en nuestra agenda, pero podemos ajustar nuestra agenda para otros eventos en el ultimo momento?
¿No te parece extraño lo difícil que es aprender una verdad simple del evangelio para compartirla con
otros, pero que fácil es para las mismas personas entender y repetir un chisme?
¿No te parece extraño como creemos lo que dicen los periódicos, pero cuestionamos lo que dice la
Biblia?
¿No te parece extraño que todos quieran ir al cielo, siempre y cuando no tengan que creer, o pensar,
o decir, o hacer alguna cosa?
¿No te parece extraño como podemos enviar miles de chistes por correo electrónico y se esparcen
como reguero de pólvora, pero cuando empezamos a enviar mensajes acerca de Dios, la gente lo
piensa dos veces antes de compartirlos con otros?
ES EXTRAÑO, ¿NO TE PARECE?
¿Te estas riendo?
¿Estas reflexionando?
¿Esparce la Palabra y da gracias al Señor porque El es bueno?
79. El Espanta pájaros
(Decisiones)
En mi huerto tengo cuatro hileras de fresas, una verdad que evidentemente ha sido proclamada
desde los techos a todos los pajarillos del vecindario. Por eso pase bastante tiempo construyendo un
espanta pájaros con palos de escoba, un abrigo viejo, un par de pantalones
y un sombrero blanco.
Lo que me esperaba era una sorpresa, porque una mañana, poco tiempo después, un sabio
petirrojo
se hallaba situado encima del sombrero y parecía estar cantando a voz en cuello: Aquí hay
fresas gratis!
Vi dos clases de pajarillos: los sabios y los necios. Los necios se sentaron en los árboles,
temerosos del espanta pájaros. Los sabios sabían que el espanta pájaros era simplemente un aviso
disfrazado.
La Biblia nos dice que hay personas sabias y personas necias. Moisés envió a 12 espías a
reconocer la tierra prometida, una tierra de frutos y bendiciones fabulosas. Diez de ellos tuvieron
temor de los "espanta pájaros": los gigantes y las ciudades amuralladas.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.79

Dos "pajarillos" sabios, Caleb y Josué, creyeron que Dios les había dado la tierra. No se
confundieron. Caleb calmo al pueblo que murmuraba contra Moisés. "Subamos, les dijo, y
conquistemos ese país, que somos capaces de mas" (Números 13,30)
Dios bendice ricamente a los que viven por fe y no se detienen ante los espanta pájaros de la
duda y el temor.
Fuente desconocida.

90. Sueño
(Decisiones)
Una vez en el lugar más hermoso del universo vivía un niño llamado Sueño, el cual anhelaba
crecer y conocer otros mundos.
Sueño se la pasaba por allá en lo alto, por las nubes jugando y jugando todo el día. Una vez
Sueño se dio cuenta que él no crecía como crecían sus amigos, además empezó a sentirse muy débil
y poco a poco perdió sus ganas de jugar.
Un gran día, Dios desde el cielo al ver a su amado hijo Sueño tan débil, envió un mensajero
celestial a su ayuda, el mensajero llevaba consigo un maletín muy especial que contenía alimentos
Divinos para así fortalecer y hacer crecer a Sueño.
Desde el mismo instante en que aquel mensajero llegó, Sueño empezó a sentirse mejor y
mejor, ya que cada día aquel mensajero lo alimentaba con aquellos celestiales manjares.
Muchos caldos de constancia con fuerza, platos muy nutritivos de voluntad y trabajo, postres
hechos a base de paciencia, fantásticos jugos hechos con decisión y lo más importante tratándolo con
mucha confianza y sobre todo mucho amor a DIOS.
Sueño creció y creció, y llegó a dejar de ser Sueño para convertirse en Meta y, claro que siguió
jugando pero ya no por las nubes, sino aquí en la tierra, cada vez más conoció otros mundos, mundos
como la felicidad y la satisfacción, y un día no muy lejano, Meta dejó de ser Meta y se transformo en
REALIDAD.
Autor desconocido - Aportado por M. Velásquez

82. Tirando del lado contrario
(Voluntad)
Un hombre fue a confesarse con un sacerdote y le pidió que intercediera a Dios por él, para ver
si así dejaba sus pecados y su mala vida. El sacerdote así se lo prometió y así lo hizo; mas como al
cabo de algún tiempo no paraba de quejarse de que seguía pecando y no le eran de provecho
algunos aquellas oraciones, el sacerdote le dijo:
-Ven y ayúdame a levantar aquel costal de trigo que se le ha caído a esa mula.
Cogió el hombre por un lado y el sacerdote por otro, y cuanto más tiraba el pecador para arriba,
más tiraba el sacerdote para abajo:
- ¿Cómo lo vamos a levantar de ésta manera? preguntó el hombre.
- Pues igual haces tú - respondió el sacerdote: cuando pido a Dios te levante de tus pecados, tú
sigues tirando hacia abajo.
Nuestra voluntad de querer cambiar es determinante en el proceso de santificación. Tu voluntad
se ve robustecida con la oración y los sacramentos. Estas armaduras te protegen mas eficientemente
en este medio en que vivimos. Vívelos para poder tener VIDA verdadera!
Tomado de "Para leer en el Tren" de Monseñor TIHAMER TOTH y escogidas por el Padre José
Julio Martínez (1953)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.80

170. Mientras haya vida
(Voluntad)
Aunque Henri Matisse tenía casi veintiocho años menos que Auguste Renoir, los dos grandes
artistas eran íntimos amigos y compañeros frecuentes.
Estando Renoir confinado en su casa, en su última década de vida, Matisse lo visitaba a diario.
Su amigo, casi paralizado por la artritis, continuaba pintando a pesar de la enfermedad.
Un día, al ver que el anciano pintor trabajaba en su estudio, combatiendo el torturante dolor con
cada pincelada, Matisse dijo:
- ¿Por qué sigues pintando si sufres tanto, Auguste?
Renoir respondió con estas simples palabras:
- La belleza perdura, el dolor pasa.
Y así, casi hasta el día de su muerte, Renoir siguió aplicando pintura a sus telas. Las bañistas,
una de sus pinturas más famosas, quedó terminada apenas dos años antes de su fallecimiento y
cuando llevaba catorce afectado por esa enfermedad incapacitante.
82. Tirando del lado contrario
(Voluntad)
Un hombre fue a confesarse con un sacerdote y le pidió que intercediera a Dios por él, para ver
si así dejaba sus pecados y su mala vida. El sacerdote así se lo prometió y así lo hizo; mas como al
cabo de algún tiempo no paraba de quejarse de que seguía pecando y no le eran de provecho
algunos aquellas oraciones, el sacerdote le dijo:
-Ven y ayúdame a levantar aquel costal de trigo que se le ha caído a esa mula.
Cogió el hombre por un lado y el sacerdote por otro, y cuanto más tiraba el pecador para arriba,
más tiraba el sacerdote para abajo:
-¿Cómo lo vamos a levantar de ésta manera? preguntó el hombre.
-Pues igual haces tú - respondió el sacerdote: cuando pido a Dios te levante de tus pecados, tú
sigues tirando hacia abajo.
Nuestra voluntad de querer cambiar es determinante en el proceso de santificación. Tu voluntad
se ve robustecida con la oración y los sacramentos. Estas armaduras te protegen mas eficientemente
en este medio en que vivimos. Vívelos para poder tener VIDA verdadera!
Tomado de "Para leer en el Tren" de Monseñor TIHAMER TOTH y escogidas por el Padre José
Julio Martínez (1953)
93. La Perla
(Desprendimiento)
Jenny era una linda niña de cinco años de ojos relucientes. Un día mientras ella con su mamá
visitaban la tienda, Jenny vio un collar de perlas de plástico que costaba 2.50 dólares. ¡Cuánto
deseaba poseerlo! Preguntó a su mamá si se lo compraría, y su mamá le dijo: Hagamos un trato, yo
te compraré el collar y cuando lleguemos a casa haremos una lista de tareas que podrás realizar para
pagar el collar, ¿está bien? Jenny estuvo de acuerdo, y su mamá le compró el collar de perlas.
Jenny trabajó con tesón todos los días para cumplir con sus tareas. En poco tiempo Jenny
canceló su deuda. ¡Jenny amaba sus perlas! Ella las llevaba puestas a todas partes: al kinder, a la
cama, y cuando salía con su mamá.
Jenny tenía un padre que la quería muchísimo. Cuando Jenny iba a su cama, él se levantaba
de su sillón favorito para leerle su cuento preferido. Una noche, cuando terminó el cuento, le dijo:
"Jenny, ¿tú me quieres?", "Oh, sí papá". "Entonces, regálame tus perlas," le pidió él.
"¡Oh, papá! No mis perlas," dijo Jenny. "Pero te doy a Rosita, mi muñeca favorita. ¿La
recuerdas?, tú me la regalaste el año pasado para mi cumpleaños. Y te doy su ajuar también, ¿está
bien, papá?", "Oh, no hijita, está bien, no importa", dándole un beso en la mejilla. "Buenas noches,
pequeña".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.81

Una semana después, nuevamente su papá le preguntó al terminar el diario cuento: "Jenny, ¿tú
me quieres?", "Oh, sí papá, ¡tú sabes que te quiero!", le dijo ella. "Entonces regálame tus perlas".
"¡Oh, papá! No mis perlas; pero te doy a Lazos, mi caballo de juguete. Es mi favorito, su pelo es tan
suave y tú puedes jugar con él y hacerle trencitas". "Oh, no hijita, está bien," le dijo su papá en la
mejilla, "Felices sueños."
Algunos días después, cuando el papá de Jenny entró a su dormitorio para leerle un cuento,
Jenny estaba sentada en su cama y le temblaban los labios, "toma papá" dijo, y estiró su mano. La
abrió y en su interior estaba su tan querido collar, el cual entregó a su padre.
Con una mano él tomó las perlas de plástico y con la otra extrajo de su bolsillo una cajita de
terciopelo azul. Dentro de la cajita había unas hermosas perlas genuinas. Él las había tenido todo
este tiempo, esperando que Jenny renunciara a la baratija para poder darle la pieza de valor.
Y así es también con nuestro Padre Celestial. Él está esperando que renunciemos a las cosas
sin valor en nuestras vidas para darnos preciosos tesoros. ¿No es bueno el Señor? Esto me hace
pensar las cosas a las cuales me aferro y me pregunto: ¿qué es lo que Dios me quiere dar en su
lugar?
Autor Desconocido - Aportado por Felicidad Garza Y a ti... que QUE TE DICE el Señor:
"En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando ustedes hagan oración no hablen
mucho, como los paganos, que se imaginan que a fuerza de mucho hablar, serán escuchados. No los
imiten, porque el Padre sabe lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. ". Del Evangelio Según
San Mateo 6, 7-8

321. El ramo de flores
(Desprendimiento)
Un camión iba traqueando por un camino de tierra en un pueblo del sur de Estados Unidos. En
un asiento iba un anciano delgado que sostenía un ramo de flores recién cortadas. Al otro lado del
pasillo estaba una jovencita cuyos ojos volteaban una y otra vez hacia las flores del hombre. Al
anciano le llegó el momento de bajar. Impulsivamente puso las flores en el regazo de la joven.
- "Me di cuenta de que le encantaron las flores", explicó, y creo que a mi esposa le gustaría que
tú las tuvieras. Le voy a decir que te las di".
La joven acepto las flores, y luego observó al anciano mientras bajaba del camión y atravesaba
la puerta de un pequeño cementerio.
El amor que damos a nuestros semejantes no se compara con el valor material de las cosas.
Benner Cerf

96. A los 85 años
(Respeto)
Una anciana de 85 años estaba siendo entrevistada con motivo de su cumpleaños. La
periodista le preguntó qué consejo daría a las personas de su edad.
"Bueno", dijo la anciana, "a nuestra edad es muy importante no dejar de usar todo nuestro
potencial; de lo contrario, éste se marchita. Es muy importante estar con la gente y, siempre que sea
posible, ganarse la vida prestando un servicio. Eso es lo que nos mantiene con vida y salud".
"¿Puedo preguntarle qué es lo que hace para ganarse la vida a su edad?", le dice la periodista.
La señora respondió: "Cuido de una anciana que vive en mi barrio", fue su inesperada y
deliciosa respuesta.
En ocasiones tendemos a olvidar el valor de las personas mayores porque no estamos
conscientes de lo mucho que tienen por darnos. Ellos poseen algo que nosotros sólo adquiriremos
con el paso del tiempo: experiencia.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.82

Si tus padres o abuelos son personas de 85 años y tienes la bendición de contar con su
compañía, no pierdas la oportunidad de mostrarles tu amor, de escucharlos y de llenarte de su
sabiduría.
Autor Desconocido – Y a ti... QUE TE DICE el Señor:
"Cuando se acercaba la Pascua de los judíos, Jesús llegó a Jerusalén y encontró en el templo a los
vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas con sus mesas. Entonces hizo un látigo
de cordeles y los echó del templo, con todo y sus ovejas y bueyes; a los cambistas les volcó las
mesas y les tiró al suelo las monedas; y a los que vendían palomas les dijo: “Quiten todo de aquí y no
conviertan en un mercado la casa de mi Padre". Del Evangelio Según San Juan 2, 13-17

378. El escultor
(Aceptación)
"Estoy tratando de esculpir una Virgen; no soy escultor, lo hago por afición y por descanso; la
madera es dura, las herramientas inadecuadas; me canso, pierdo las esperanzas, me dan ganas de
tirar la madera al fuego.
Pienso Señor, que también la vida es así.
¡Cuántas obras emprendemos sin saber cómo van a concluir!
Sí, toda la historia humana es así, como una escultura que lentamente va tomando forma; golpe
tras golpe la van labrando.
¡Cuántos golpes nos va propinando la vida! con frecuencia dolorosos y crueles,
incomprensibles a veces, pero necesarios para hacernos madurar y crecer.
Que reconozca, Señor, tu mano cariñosa y paternal de artista que va labrando mi vida. Algunos
golpes no los entiendo, me parecen sin sentido; otros me llegan de donde menos lo espero y me
hieren profundamente.
Haz que sea un madero dócil en tus manos, que no esquive los golpes; sé que quieres hacer
algo útil de mí. Quizás es tu propia figura, la que quieres esculpir en mí."
Agradecemos esta aportación a Ma. Eugenia Chávez Tapia

88. Asamblea en la Carpintería
(Aceptación)
Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de
herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le
notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo
golpeando.
El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había
que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver
que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la
pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.

J.C.C.83

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el
metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo mueble.
Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue
entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: "Señores, ha quedado demostrado que tenemos
defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que
no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos
buenos".
La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija
era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto. Se
sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus
fortalezas y de trabajar juntos.
Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán. Cuando en una empresa
el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En
cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los
mejores logros humanos.
Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo, pero encontrar cualidades, eso es
para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.
Y a ti... que QUE TE DICE el Señor:
"Jesús le dijo al tullido: ‘Levántate y ponte ahí en medio’. Después les preguntó: ‘¿Qué es lo que está
permitido hacer el sábado, el bien o el mal?¿Se le puede salvar la vida a un hombre el sábado o hay
que dejarlo morir?’. Ellos se quedaron callados. Entonces mirándolos con ira y con tristeza, por que
no querían entender, le dijo al hombre: ‘Extiende tu mano’. La extendió, y su mano quedó sana”. Del
Evangelio Según San Marcos 2, 23-36
373. Vivo en una estrella
(Aceptación)
Vivo en una estrella
radiante de luz
no lloren mi ausencia
estoy con Jesús.

El Dios de los cielos
sano toda herida,
me tendió su mano
y encontré la vida.

Cuando llegué al cielo
cuando vi su faz,
mi alma dichosa
se colmo de paz.

Un coro de Ángeles
y la Virgen María
me vino a encontrar,
¿Que mas quieren hijos?
¡Dejen de llorar!

Piensen que los amo,
búsquenme en la flor,
en la nueva brisa,
¡En lo que es el Amor!
Que estoy presente
como lo esta el sol,
yo sigo latiendo en su corazón....
Anónimo

Yo desde mi estrella
los puede mirar,
denme una sonrisa
para descansar.

443. ¿Qué le has pedido a Dios?
(Aceptación)
Pedí valor
y Dios me dio dificultades para fortalecerme.
Pedí sabiduría
y Dios me dio problemas para aprender a solucionarlos.
Pedí prosperidad
y Dios me dio cerebro y manos para trabajar.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.84

Pedí coraje
y Dios me dio peligros para superar.
Pedí amor
y Dios me dio personas para superar.
Pedí amor
y Dios me dio personas para ayudar.
Pedí favores
y Dios me dio oportunidades.
No recibí nada de lo que quería
recibí todo lo que necesitaba.

188. Se cauto por el brillo que ofrece el mundo
(Humildad)
Los hombres valiosos llegan a la fama por sus obras. Los necios se hacen famosos por la
propaganda.
Nuestra sociedad de consumo también "fabrica" ídolos famosos, porque necesita venderlos.
A Dios le sobran propagandistas y le faltan testigos.
Si el sabio te censura, piénsalo. Si el estúpido te alaba, ¡laméntalo!
El que se sabe merecedor de la aprobación y del aplauso, no hace nada para conseguirlos.
El árbol que sobresale muy pronto con sus ramas, suele ser el que primero cae por falta de raíces.
El hombre seguro de sí mismo goza cuando es apreciado y se duele ante el menosprecio, pero no
malgasta su tiempo para cambiar la opinión ajena.
La propaganda es muchas veces como el agua: deja en el fondo el oro y saca a flote el leño seco.
Si eres sensato valoras más el juicio de los pocos que te conocen de verdad, que las alabanzas o los
juicios negativos de los que te desconocen.
El necio se irrita con la corrección del amigo y se hincha con la alabanza del adulador.
El orgullo hincha la pobreza del necio y la humildad agranda la riqueza del sabio.
El orgullo es la fachada de la estupidez y la humildad es el cimiento de la sabiduría.
René Trossero, del libro "Pensar y vivir en libertad".
"Porque todo el que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado". Lucas 8,14
Agradecemos esta aportación a Adrrán Fenzi

218. Mantén la boca cerrada
(Humildad)
Una rana se preguntaba como podía alejarse del clima del frió del invierno. Unos gansos le
sugirieron que emigrara con ellos. Pero el problema era que la rana no sabia volar.
Déjenmelo a mi - dijo la rana -. Tengo un cerebro espléndido. Lo pensó y luego pidió a dos
gansos que la ayudaran a recoger una caña fuerte, cada uno sosteniéndola por un extremo. La rana
pensaba agarrarse a la caña por la boca.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.85

A su debido tiempo, los gansos y la rana comenzaron su travesía. Al poco rato pasaron por una
pequeña ciudad, y los habitantes de allí salieron para ver el inusitado espectáculo. Alguien pregunto:
A quien se le ocurrió tan brillante idea?
Esto hizo que la rana se sintiera tan orgullosa y con tal sentido de importancia que exclamo: A
MI! Su orgullo fue su ruina, porque al momento en que abrió la boca, se soltó, cayo al vació, y murió.
Hay ocasiones en que la falta de humildad o el exceso de orgullo, pueden echar abajo planes
excelentes.

284. Saber orar
(Humildad)
Cuentan que un humilde zapatero tenía la costumbre de hacer siempre sus oraciones en la
mañana, al mediodía y en la tarde. Se servía de un libro de plegarias porque no se sentía capaz de
dirigirse al Creador con sus pobres palabras. Un día, se sintió muy mal porque, estando de viaje,
olvidó su libro. Nuestro buen zapatero le dijo entonces a Dios: "Perdóname, Dios mío, porque.
necesito orar y no sé cómo. Ahora bien, ya que Tú eres un Padre de amor voy a recitar varias veces
el alfabeto desde la a hasta la z, y Tú que eres sabio y bueno podrás juntar las letras y sabrás qué es
lo que yo te quiero decir".
Cuenta la historia que ese día Dios reunió a sus ángeles en el cielo y les dijo conmovido que
esa era la más sincera y la más bella de las oraciones que le habían hecho en mucho tiempo. Una
oración con las cualidades de la plegaria que hace milagros, cierra heridas, ilumina, fortalece y acerca
los corazones, es decir, una plegaria humilde, confiada, sincera y amorosa.
¡Cuánta necesidad tenemos de estas oraciones! Todos debemos aprender a orar con el
corazón, a alabar, a bendecir, a perdonar, a agradecer. Y, claro, a tener bien presente que la oración
se ve en la acción, en los buenos frutos y en un compromiso por la justicia y por la paz. En efecto,
actuar sin orar es desgastarse y orar sin actuar es engañarse. Por eso comparto con ustedes este
comentario al Padre Nuestro, esperando deje valiosas inquietudes en su espíritu:
-

Di Padre, si cada día te portas como hijo y tratas a los demás como hermanos.

-

Di Nuestro, si no te aíslas con tu egoísmo.

-

Di que estás en los cielos, cuando seas espiritual y no pienses sólo en lo material.

-

Di santificado sea tu Nombre, si amas a Dios con todo el corazón, con toda el alma y
con todas tus fuerzas.

-

Di venga a nosotros tu Reino, si de verdad Dios es tu rey y trabajas para que Él reine
en todas partes.

-

Di hágase Tu voluntad, si la aceptas y no quieres que sólo se haga la tuya.

-

Di danos hoy nuestro pan, si sabes compartir con los pobres y con los que sufren.

-

Di perdona nuestras ofensas, si quieres cambiar y perdonar de corazón.

-

Di no nos dejes caer en tentación, si de verdad estás decidido a alejarte del mal.

-

Di líbranos del mal, si tu compromiso es por el bien.

-

Y di Amén si tomas en serio las palabras de esta oración.

Agradecemos esta aportación a Nelson Hernández Zaher

240. Empieza por ti
(Humildad)
De joven yo era un revolucionario y mi oración consistía en decir a Dios:
"Señor, dame fuerzas para cambiar el mundo".
A medida que fui haciéndome adulto y caí en la cuenta de que me había pasado media vida sin
haber logrado cambiar a una sola alma, transforme mi oración y comencé a decir: "Señor, dame la

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.86

gracia de transformar a cuantos entran en contacto conmigo. Aunque sólo sea a mi familia y a mis
amigos.
Con eso me doy por satisfecho".
Ahora, que soy un viejo y tengo los días contados, he empezado a comprender lo estúpido que
yo he sido. Mi única oración es la siguiente: "Señor, dame la gracia de cambiarme a mi mismo". Si yo
hubiera orado de este modo desde el principio, no habría malgastado mi vida.
Agradecemos esta aportación a Mili Rodríguez

425. La fuerza del cristiano
(Humildad)
Un hombre ha entrado en una Orden religiosa y pide que se le confíe el trabajo más humilde, el
de transportar estiércol. Es un símbolo de la fuerza cristiana: aún en medio de la suciedad puede el
hombre conservarse limpio.
Vivir aquí, en medio del mundo, pero no dejarnos contagiar por lo que lo devasta. Vivir en la
tierra y ser materia, pero amasarla y refinarla con el espíritu.
Pueden venir todos los ataques del mundo exterior, pueden agitarse en torno mío toda la
sociedad, aún la corrupta...pueden reírse y mofarse de mí los compañeros ... yo sé mantenerme puro
aún en medio de este mundo, y en la fatiga estoy siempre con Jesucristo.
Gracias a Mili Rodríguez desde Perú.

463. El mejor doctor
(Humildad)
Un famoso autor fue invitado una vez por un renombrado cirujano a contemplar una difícil
operación que iba a realizar.
Mientras el cirujano llevaba a cabo los preparativos necesarios para la operación, parecía
confiado, pero un poco nervioso.
Luego, emprendiendo el camino hacia el quirófano, se detuvo un momento e inclinó la cabeza
(mientras rezaba en su interior). Más tarde durante la operación, sus manos se veían sin nervios ... se
veían tranquilas ...
Mucho tiempo después, el autor expresó su sorpresa de que un cirujano rezase. Dijo: Yo creía
que un cirujano confiaba en su propia capacidad.
¿Un cirujano es solamente un hombre?, fue la contestación del médico. ¿No puede hacer
milagros por sí mismo. Estoy seguro que la ciencia no podía haber avanzado tanto, si no fuera por
algo más fuerte que el solo hombre.?
Y después terminó el cirujano diciendo: ¿Me siento tan cerca de Dios cuando estoy operando,
que no sé dónde cesa mi habilidad y comienza la suya.?
¿Un espíritu de verdadera humildad es indispensable para evitar las trampas del orgullo y de la
soberbia...?

497. En la feria del libro
(Empatía)
La feria del libro había comenzado y sólo duraría una semana, todos esperaban ansiosos que
empezara ya que habría libros, cassettes, videos, CD Rom para computadoras, juegos, cantos pero
sobre todo y lo más importante era que iban a llegar los papas acompañando a los niños en tan
esperado evento en el colegio.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.87

Había niños felices de todos los grupos y de todos los grados acompañados de su papá y de su
mamá.
Al finalizar el viernes, el último día del evento llegó un niño acompañado de su mamá. La feria
había terminado, los expositores se habían retirado, los locales estaban cerrados, los niños se habían
ido, todo estaba solo y silencioso. Pero aun quedaban los libros y los materiales de los locales ya que
aun no se habían desmontado.
El niño deseaba toda la semana que su mamá fuera con el a comprar un poster grande,
amarillo con azul intenso, el lo quería para ponerlo en su recamara y compartirlo con sus amiguitos
cuando fueran a visitarlo.
No se podía alterar el orden y no se podía tomar el material de los locales porque no se debía,
pero aquel niño con su confianza y su gran deseo de obtener su artículo enterneció a la mamá, a la
encargada y a los que quedaban allí para hacer un lado lo "no debido" y hacer feliz al niño.
No era capricho, era tan sólo alegrar el día de ese niño.
Y así el niño no dijo una sola palabra, solo se limitó a mirar con sus grandes ojos a punto del
llanto su poster y el estaba feliz con su mama aunque todo el cuarto estaba solo, sin niños ni música.
Y así comprendimos que lo mas importante es ENTENDER lo que necesita un ser humano con
solo mirar sus ojos y ver mas allá de las apariencias y de lo establecido.
Si tenemos la capacidad de ver lo esencial del ser humano, de ver la pureza de su alma en una
mirada, seremos cada vez mas humanos, mas íntegros y no nos dejaríamos llevar por los
comentarios necios de las personas vacías.
Ayudemos a la santificación de las personas llenándonos primero del amor de Dios para poder
amar y ser cada vez mejores. El niño es un ejemplo de lograr lo que queremos aunque todo se torne
imposible.
Claudia V. Guzmán Hernández

140. La Roca
(Confianza)
Se le pidió a un célebre artista pintar un cuadro que representara la verdadera paz. El artista
tomó su pincel y plasmó en el lienzo un mar agitado por una estruendosa tormenta. Las olas se
levantaban en forma gigantesca y arrolladora. Entre las furiosas olas se alzaba una roca inmensa e
inconmovible, en una de cuyas grutas había un pequeño nido. En el nido se veía echada, con
serenidad y calma, una inocente avecilla que le brindaba calor y protección a sus polluelos.
La tranquilidad de aquel nido, en medio de un embravecido mar es la manera más elocuente de
describir la paz que disfrutan los que confían en el Señor. No es que no haya peligros, sino que en
medio de la adversidad se levanta la roca invencible de nuestra salvación.
Cualquiera que sea la situación por la que estás atravesando, ten la plena confianza de que el
Señor se levantará en medio de ese problema y será tu refugio, así que no pierdas la paz, sino que
CONFIA EN DIOS.
Inclina a mí tu oído, líbrame pronto; sé tú mi roca fuerte y fortaleza para salvarme, porque tú
eres mi roca y mi castillo. Por tu nombre me guiarás y me encaminarás. Salmo 31.2-3
Agradecemos esta aportación a Mónica Aranda.

191. El río helado
(Confianza)
Un viajero muy cansado llegó a la orilla de un río. No había un puente por el cual se pudiera
cruzar.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.88

Era invierno y la superficie del río se hallaba congelada. Obscurecía y deseaba llegar pronto al
pueblo que se encontraba a poca distancia del río, mientras hubiera suficiente luz para distinguir el
camino.
Llegó a preguntarse si el hielo sería lo suficientemente fuerte para soportar su peso. Como
viajaba solo y no había nadie más en los alrededores, una fractura y caída en el río helado significaría
la muerte; pero pasar la noche en ese hostil paraje representaba también el peligro de morir por
hipotermia.
Por fin, después de muchos titubeos y miedos, se arrodilló y comenzó, muy cauteloso, a
arrastrase por encima del hielo. Pensaba que, al distribuir el peso de su cuerpo sobre una mayor
superficie, sería menos probable que el hielo se quebrara bajo su peso. Después de haber recorrido
la mitad del trayecto en esta forma lenta y dolorosa, de pronto escuchó el sonido de una canción
detrás de sí.
De la noche salió un carruaje tirado por cuatro caballos, lleno de carbón y conducido por un
hombre que cantaba con alegría mientras iba en su despreocupado camino.
Allí se encontraba nuestro cauteloso viajero. arrastrándose con manos y pies, mientras, a su
lado, como un viento invernal, pasó el conductor con su carruaje, caballos y pesada carga ¡¡¡por el
mismo río!!!
(Herb Smith)
Esta historia nos ilustra cómo muchas personas pasan por las dificultades que les presenta la vida:
* Muchos se quedan en la orilla de la indecisión, incapaces de decidir qué camino tomar.
* Otros prefieren permanecer allí, tratando de reunir suficiente valor para llegar al otro lado del
problema en que se encuentran.
* Algunas personas se arrastran en la vida por temor a que las dificultades se les vuelvan adversas
(se les rompa el hielo). Su fe no es lo bastante fuerte para sostenerlos de pie en medio de la
adversidad.
* Existen los que van silbando por el camino. Saben en quién tienen puesta su confianza y su fe es
inquebrantable.
Mi querido amigo, cuando se te presenten por la vida, ríos de adversidades, no debes temer, ni
arrastrarte por la vida. Dios nos ha prometido ayuda y con ésta, podemos enfrentar la dificultad y
llegar con alegría al otro lado. Ya San Pablo nos lo decía:
"Fiel es Dios que nunca nos va a dejar ser tentados más allá que nuestras propias fuerzas. Sino que
junto con la prueba, nos dará la fortaleza para poder resistir"
Agradecemos esta aportación a Hilda Martínez.

311. Comparte
(Compartir)
El avaro muere de hambre hoy, por miedo a morir de hambre mañana (S. Bernardo de Clairvaux).
Conozco a un anciano con mucho dinero, pero avaro; tan avaro que coloca sus billetes delante del
espejo, para mirar duplicado su capital. Entonces dice:
- Los billetes que veo en el espejo quiero darlos de limosna; los otros billetes debo guardarlos pues
hay que ser precavido. Y a estos últimos los encierra en la caja fuerte (Trilussa)."¡Necio! Esta noche
morirás; ¿y de quién será lo que amontonaste?" (Lc 12, 13ss; 12, 22ss; Sant 5, 1ss).
Hemenegildo Zanuso

260. Mi día en la corte
(Confianza)
Después de haber vivido "decentemente" en la tierra, mi vida llegó a su fin. Lo primero que
recuerdo es que estaba sentado sobre una banca, en la sala de espera de lo que imaginaba era una

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.89

Sala de Jurados. La puerta se abrió y se me ordenó entrar y sentarme en la banca de los acusados.
Cuando miré a mi alrededor vi al "Fiscal", quien tenía una apariencia de villano y me miraba fijamente,
era la persona más demoníaca que había visto jamás.
Me senté, miré hacia la izquierda y allí estaba mi abogado, un caballero con una mirada
bondadosa cuya apariencia me era familiar. La puerta de la esquina se abrió y apareció el Juez,
vestido con una túnica impresionante. Su presencia demandaba admiración y respeto. Yo no podía
quitar mis ojos de El, se sentó y dijo "Comencemos". El Fiscal se levantó y dijo " Mi nombre es
satanás y estoy aquí para demostrar por qué este individuo debe ir al Infierno".
Comenzó a hablar de las mentiras que yo había dicho, de cosas que había robado en el pasado
cuando engañaba a otras personas. Satanás habló de otras horribles cosas y perversiones cometidas
por mi persona, y entre más hablaba, más me hundía en mi silla de acusado.
Me sentía tan avergonzado que no podía mirar a nadie, ni siquiera a mi Abogado, a medida que
satanás mencionaba pecados que hasta había totalmente olvidado. Estaba tan molesto con satanás
por todas las cosas que estaba diciendo de mí, e igualmente molesto con mi Abogado, quien estaba
sentado en silencio sin ofrecer ningún argumento de defensa a mi favor. Yo sabía que era culpable de
las cosas que me acusaban, pero también había hecho algunas cosas buenas en mi vida, ¿no
podrían esas cosas buenas por lo menos equilibrar lo malo que había hecho?
Satanás terminó con furia su acusación y dijo "Este individuo debe ir al Infierno, es culpable de
todos los pecados y actos que he acusado, y no hay ninguna persona que pueda probar lo contrario.
Por fin se hará justicia este día".
Cuando llegó su turno, mi Abogado se levantó y solicitó acercarse al Juez, quien se lo permitió,
haciéndole señas para que se acercara, pese a las fuertes protestas de satanás. Cuando se levantó y
empezó a caminar lo pude ver en todo su esplendor y majestad.
Hasta entonces me di cuenta por qué me había parecido tan familiar, era Jesús quien me
representaba, Mi Señor y Salvador. Se paró frente al Juez y se volvió para dirigirse al Jurado:
"Satanás está en lo correcto al decir que este hombre ha pecado, no voy a negar esas acusaciones.
Reconozco que el castigo para el pecado es muerte y este hombre merece ser castigado. Respiró
Jesús fuertemente, se volteó hacia su "Padre" y con los brazos extendidos proclamó: "Sin embargo,
Yo di mi vida en la cruz para que esta persona pudiera tener vida eterna, y él me ha aceptado como
su Salvador, por lo tanto es mío".
Mi Salvador continuó diciendo "Su nombre está escrito en el libro de la vida y nadie me lo
puede quitar. Satanás todavía no comprende que este hombre no merece justicia, sino misericordia."
Cuando Jesús se iba a sentar, hizo una pausa, miró a su Padre y suavemente dijo "No se necesita
hacer nada más, lo he hecho todo".
El Juez levantó su poderosa mano y golpeando la mesa fuertemente las siguientes palabras
salieron de sus labios: "Este hombre es libre, el castigo para él ha sido pagado en su totalidad... caso
concluido".
Cuando mi Salvador me conducía fuera de la Corte, pude oír a satanás protestando enfurecido:
"No me rendiré jamás, ganaré el próximo juicio". Cuando Jesús me daba instrucciones hacia donde
me debía dirigir, le pregunté "¿Ha perdido algún caso?" Cristo sonrió amorosamente y dijo: "Todo
aquel que ha recurrido a mí para que lo represente, ha obtenido el mismo veredicto tuyo..... Pagado
en su totalidad".
Agradecemos esta aportación a Carlos Kalifa.

413. Muy aprisa
(Confianza)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.90

Cierta vez, un conductor se desplazaba por una de las carreteras de Estados Unidos a una
velocidad excesivamente alta, cuando de repente justo después de una curva aparece un hombre
parado en medio de la vía haciendo señal de parada con los brazos y de una forma desesperante. El
conductor sorprendido y a la vez asustado, toca insistentemente la bocina para ver si el individuo se
quitaba del camino, pero fue inútil, el hombre seguía haciendo señales de detenerse con sus brazos.
- "Debe estar loco" - dijo el conductor mientras pisaba el freno provocando un fuerte chirrido y
dejando dos largas marcas negras en el pavimento, logrando así detener el auto antes de atropellar a
aquel hombre.
Muy enojado, se baja del carro y dando un portazo se dirige hacia el hombre y le dice:
- "¿Acaso no tienes ojos, no ves lo peligrosa que es esta carretera y te atraviesas en ella como
si nada, o acaso eres loco para no ver el peligro que corres?"...
- "No señor, no estoy loco- le contestó el individuo- Lo que pasa es que el puente que está en la
próxima curva acaba de desplomarse y sabía que si no hacía algo usted en este momento ya
estuviera muerto; tuve que arriesgar mi vida para ver si podía salvar la suya"
Quizás en la carretera de tu vida algún "loco" como le llaman, te ha obstaculizado el paso para
darte un tratado o decirte: Cristo te ama, Cristo viene, y te has enojado sobremanera porque vas MUY
APRISA.
Quizás hoy yo esté obstaculizando tu camino quitándote unos minutos, pero, qué habría
pasado si el conductor hace caso omiso al individuo del camino?... ... ¿Qué crees que pasará a los
que oyen la advertencia de la palabra de Dios y no hacen caso?
Agradecemos su aportación a Mateo Eustaquio

471. ¿En manos de quién?
(Confianza)
Una pelota de basketball en mis manos vale unos $19.00
Una pelota de basketball en las manos de Michael Jordan vale alrededor de $33,000.000
Todo depende de en manos de quién está el asunto.
Una raqueta de tenis en mis manos, no sirve para nada.
Una raqueta de tenis en manos de Pete Sampras, significa el Campeonato en Wimbledon.
Todo depende de en manos de quién está el asunto.
Una honda en mis manos es un juego de niños.
Una honda en manos de David es el arma de la victoria del Pueblo de Dios.
Todo depende de en manos de quién está el asunto.
Dos panes y cinco peces en mis manos son un par de sandwiches de pescado.
Dos panes y cinco peces en manos de Jesús son el alimento para miles.
Todo depende de en manos de quién está el asunto.
Unos clavos en mis manos pueden servir para construir una pajarera.
Unos clavos en las manos de Jesucristo producen la Salvación de toda la humanidad.
Todo depende de en manos de quién está el asunto.
Como has visto, todo depende de en manos de quién está el asunto.
Pon tus proyectos, tus preocupaciones, tus miedos, tus deseos, tus sueños, tu familia y tus relaciones
en manos de Dios. Tu decides... En tus manos con tus propias fuerzas o en las manos de Dios con
las fuerzas de ambos.
No olvides "Todo depende de en manos de Quién está el asunto". ¿Y tus asuntos en manos de quien
están?
Agradecemos esta aportación a Esperanza de la Garza
100. Lo prefiero ahora
(Compartir)

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.91

1. Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos ahora que estoy vivo y no una noche entera
cuando yo muera.
2. Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora que estoy vivo, y no apoyes tu cuerpo sobre mí
cuando ya muera.
3. Prefiero que hagas una sola llamada ahora que estoy vivo y no emprendas un inesperado viaje
cuando yo muera.
4. Prefiero que me regales una sola flor ahora que estoy vivo y no me envíes un hermoso ramo
cuando yo muera.
5. Prefiero que elevemos al cielo una oración ahora que estoy vivo y no una misa cantada y
concelebrada cuando yo muera.
6. Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que estoy vivo y no un desgarrador poema
cuando yo muera.
7. Prefiero escuchar un solo acorde de guitarra ahora que estoy vivo, y no una conmovedora serenata
cuando yo muera.
8. Prefiero me dediques una leve plegaria ahora que estoy vivo y no un polémico epitafio sobre mi
tumba cuando yo muera.
9. Prefiero disfrutar de los más mínimos detalles ahora que estoy vivo y no de grandes
manifestaciones cuando yo muera...
Aprovechemos a nuestros seres queridos, ahora que están entre nosotros...

319. El cielo y el infierno
(Compartir)
Un hombre habló con el Señor acerca del cielo y el infierno. El Señor le dijo a ese hombre:
"Ven, te mostraré el infierno". Entraron en una habitación en donde un grupo de personas se
encontraba sentado alrededor de una enorme olla de guisado. Todos estaban desesperados y
muertos de hambre.
Cada persona sostenía una cuchara que tocaba la olla, pero cada cuchara tenía un mango
mucho más largo que su propio brazo, de tal manera que no podía utilizarse para llevar el guisado a
sus bocas. El sufrimiento era terrible.
"Ven, ahora te mostraré el cielo", dijo el Señor, después de un tiempo. Entraron en otra
habitación, idéntica a la primera (la olla de guisado, el grupo de personas, las mismas cucharas con
mango largo). Sin embargo, allí todos estaban felices y bien alimentados.
"No comprendo", dijo el hombre. "¿Porque están felices aquí, si en la otra habitación se sienten
miserables y todo es igual?"
El Señor sonrió. "Ah, es sencillo", respondió. "Aquí aprendieron a alimentarse mutuamente".
[Es decir, mientras que en el infierno cada uno quiere comer con su cuchara y no es capaz de
compartir con los demás, en el cielo cada uno piensa primero en el hermano y con su propia cuchara
lo alimenta].
¿Alimentas tú a tus semejantes? No desde el punto de vista del alimento físico, sino en el
sentido amplio de compartir con los demás (tu tiempo, tus posesiones, etc.). Referencia Bíblica: Mt
25,34-46;
Ann Landers
101. El mejor día de mi vida

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.92

(Valorar)
Hoy , cuando me levanté, repentinamente me di cuenta que este es el mejor día de mi vida! Ha
habido ocasiones en que me he preguntado si podré "hacerla" el día de hoy...y lo he hecho. Creo que
esto es más que suficiente para celebrar. Hoy voy a celebrar la increíble vida que he tenido llena de
bendiciones y aún con las adversidades que me han servido para hacerme más fuerte.
Yo voy a vivir este día con la frente bien en alto y un corazón feliz. Me sorprenderé de los
"simples" regalos que Dios me ha dado: una mañana tranquila, el sol, las nubes, los árboles, las
flores, los pájaros.
Hoy ninguna de estas minúsculas creaciones van a escapar de mi vista.
Hoy compartiré mi emoción por la vida con otra gente. Voy a hacer sonreír a alguien.
Voy a realizar un inesperado acto de bondad con alguien aunque no lo conozca.
Hoy daré apoyo a alguien que se sienta deprimido. Le diré a los niños cuan especiales son y le
diré a ese alguien que estoy al tanto de Él y le haré saber lo mucho que significa para mí.
Hoy es el día que dejaré de preocuparme por lo que no tengo y empezaré a ser agradecido con
Dios por todas las cosas maravillosas que me ha dado. Tendré presente que la preocupación es solo
una pérdida de tiempo porque mi fe en Dios y su Plan de divinidad me asegura que en un futuro todo
estará bien.
Y hoy antes de ir a dormir observaré la noche y elevaré mis ojos al cielo para admirar la belleza
de las estrellas, la luna y elevaré una oración a Dios por esos magníficos tesoros. Cuando el día
finalice y ponga mi cabeza en la almohada, agradeceré al Todopoderoso por el mejor día de mi vida y
dormiré el sueño de un niño feliz, emocionado por la esperanza de saber que mañana será el mejor
día de mi vida!.
"Vivir Amando. Que Jesús y la Virgen Maria guíen tus pasos"

266. ¿De que me preocupo?
(Valorar)
-

Si te es difícil conseguir dormir esta noche, recuerda a la familia sin hogar que no tiene
ninguna cama para dormir.

-

Si te encuentras atorado en el trafico no te desesperes, hay gente en este mundo para
la cual conducir seria un privilegio.

-

Si tienes un mal día en el trabajo piensa en el hombre que lleva meses buscando
trabajo.

-

Si te afliges pasar de otro fin de semana en casa, piensa en la mujer que trabaja doce
horas al día, siete días a la semana, para que $50 pesos alimenten a su familia.

-

Si tu coche te deja millas lejos de pedir ayuda, piensa en el paralítico quien amaría la
oportunidad de tomar esa caminata.

-

Si notas un cabello gris nuevo en el espejo; piensa en el paciente con cáncer que
desea tener pelo.

-

Si te desesperas por lo mal que te ha ido con tu pareja, piensa en la persona que nunca
ha conocido el amor.

-

Si te encuentras perdido en tu vida y preguntándote cual es tu propósito, se agradecido,
hay gente que no vivió lo suficiente para conseguir esa oportunidad.

-

Si te encuentras victima de la amargura de la gente, ignorancia, pequeñez o
inseguridades; Recuerda que las cosas podrían ser peores. Tu podrías ser una de ellas!!!!

Agradecemos esta aportación a Ricardo Renan.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.93

158. Eres valioso
(Valorar - Autoestima)
Era una ostra marina. No un caracol. Marina era un bicho de
profundidad y, como todas las de su raza, había buscado la roca del
fondo para agarrarse firmemente a ella. Una vez la consiguió creyó
haber dado con el destino claro que le permitiría vivir sin
contratiempos su ser de ostra.
Pero el Señor había puesto su mirada en Marina. Y todo lo que
en su vida sucedería, tendría como gran responsable al mismo Señor
Dios. Porque el Señor Dios en su misterioso plan para ella, había
decidido que Marina fuese valiosa. Ella simplemente había deseado
ser feliz.
Y un día el Señor Dios colocó en Marina su granito de arena. Literalmente: un granito de arena.
Fue durante una tormenta de profundidad. De esas que casi no provocan oleaje en la superficie, pero
que renueven el fondo de los océanos.
Cuando el granito de arena entró en su existencia, Marina se cerró violentamente. Así lo hacía
siempre que algo entraba en su vida. Porque es la manera de alimentarse que tienen las ostras. Todo
lo que entra en su vida es atrapado, desintegrado y asimilado. Si esto no es posible, se expulsa hacia
el exterior el objeto extraño.
Pero con el granito de arena, la Ostra Marina n pudo hacer lo de siempre. Bien pronto constató
que ello era sumamente doloroso. La hería por dentro. Lejos de desintegrarse, más bien la estimaba
a ella. Quiso entonces expulsar ese cuerpo extraño, pero no pudo.
Ahí comenzó el drama de Marina. Lo que Dios le había mandado pertenecía a aquellas
realizadas que no se dejan integrar, y que tampoco se pueden suprimir. El granito de arena era
indigeridle a inexpulsable. Y cuando trató de olvidarlo, tampoco lo pudo. Porque las realidades
dolorosas que Dios envía son imposibles de olvidar o de ignorar. Están siempre presentes.
Frente a esta situación, se hubiera pensado que a Marina no le quedaba más que un camino:
luchar contra el dolo, rodeándolo con el pus de la amargura, generando un tumor que terminaría por
explotarle envenenando su vida y la de todos los que la rodeaban.
Pero en su vida habría una hermosa cualidad. Era capaz de producir sustancias sólida.
Normalmente las ostras dedican esta cualidad a su tarea de fabricarse un caparazón defensivo,
rugoso por fuera y terso por dentro.
Pero también pueden dedicarlo a la construcción de la perla.
Y eso fue lo que realizó Marina. Poco a poco y con lo mejor de sí misma, fue rodeando el
granito de arena del dolor que Dios le había mandado, y a su alrededor comenzó a nuclear una
hermosa perla.
Me han comentado que normalmente las otras no tiene perlas. Que estas son producidas sólo
por aquellas que se deciden a rodear, con lo mejor de sí mismas, el dolor de el cuerpo extraño que
las ha herido.
Muchos años después de la muerte de Marina,
unos buzos bajaron hasta el fondo del mar. Cuando la
sacaron a la superficie, se encontró en ella la hermosa
perla de su vida. Al verse brillar con todos lo colores del
cielo y del mar, nadie se preguntó si Marina había sido
feliz. Simplemente supieron que había sido valiosa.
Que has hecho con ese granito de arena que Dios ha puesto en tu vida y que hoy tienes la
oportunidad de convertirlo en una perla?
Agradecemos esta aportación a: Angélica Terrazas Lara.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.94

223. Las cosas no siempre son lo que parecen
(Valorar)
Dos ángeles que viajaban pararon a pasar la noche en el hogar de una familia rica. La familia
era grosera y rechazo la estancia de los ángeles en el cuarto de huéspedes de la mansión. En su
lugar, los ángeles fueron hospedados en un espacio frío del sótano. Hicieron su cama en el suelo
duro, entonces, el ángel mas viejo vio un agujero en la pared y lo reparó.
Cuando el ángel más joven le preguntó por qué lo hizo, el ángel viejo le contestó que "las cosas
no son siempre lo que parecen".
La noche siguiente, los ángeles se hospedaron en un hogar muy pobre, pero el granjero y su
esposa eran muy hospitalarios. Después de compartir el poco alimento que tenían, los esposos
dejaron dormir a los ángeles en la cama de ellos para que estuvieran cómodos el resto de la noche.
Cuando el sol salió a la mañana siguiente los ángeles encontraron al granjero y a su esposa hechos
pedazos: su única vaca, de la cual obtenían dinero por su leche, posaba muerta en el campo.
El ángel joven se molestó y le preguntó al ángel viejo por qué dejó que esto sucediera. El
primer hombre tenía todo y le ayudaste, la segunda familia tenía muy poco y estaban dispuestos a
compartir todo y dejaste morir a su única vaca. "Las cosas no siempre son lo que aparentan" le
contestó el viejo ángel.
Cuando permanecíamos en el sótano de la mansión, noté que había oro en ese agujero de la
pared. Puesto que el propietario era tan obsesionado, avaro y poco dispuesto a compartir su buena
fortuna, selle la pared para que el jamás lo encuentre.
Entonces, ayer en la noche cuando nos dormimos en la cama de los granjeros, el ángel de la
muerte vino por su esposa. Le dí la vaca en lugar de ella.
"Las cosas no son siempre lo que parecen".
Esto es a veces exactamente lo que sucede cuando las cosas no resultan de la manera que
esperamos.
Si tienes fé, necesitas confiar en ese resultado y esta será tu única ventaja.
Puede ser que no lo sepas hasta tiempo más adelante.
Piensa de esto:
- Si te es difícil conseguir dormir esta noche, apenas recuerda a la familia sin hogar que no
tiene ninguna ni una cama para dormir.
- Si te encuentras atorado en el tráfico no te desesperes, hay gente en este mundo para la cual
conducir seria un privilegio.
- Si tienes un mal día en el trabajo piensa en el hombre que lleva tres meses buscando trabajo.
- Si te desesperas por lo mal que te ha ido con tu pareja, piensa en la persona que nunca ha
conocido el amor.
- Si te afliges pasar de otro fin de semana, piensa en la mujer en los estrechos calamitosos,
trabajando doce horas al día, siete días a la semana, para que $50 pesos alimenten a su
familia.
- Si tu coche te deja millas lejos de pedir ayuda. Piensa en el paralítico quien pedía la
oportunidad de tomar esa caminata.
- Si notas un pelo gris nuevo en el espejo; Piensa en el paciente con cáncer que desea tener
pelo.
- Si te encuentras víctima de la amargura de la gente, ignorancia, pequeñez o inseguridades;
Recuerda que las cosas podrían ser peores. Tu podrías ser una de ellas!!!!

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.95

250. ¿Qué es la riqueza?
(Valorar)
¿Qué es la riqueza?
Para muchos es el dinero en grandes cantidades. Se habla del "hombre más rico del mundo",
midiendo el tamaño de su fortuna en millones de dólares. Y se identifica al pobre por que no tiene
dinero. Dentro de esa línea de pensamiento, se considera rico al arquitecto que tiene proyectos que le
producen mucho dinero, al ingeniero que desarrolla sistemas muy bien pagados, al abogado que
gana muchos casos importantes y al empresario que mantiene su empresa en niveles de ganancia
altos y crecientes.
Para otros, sin embargo, la riqueza no se mide por el dinero que se tiene, sino por aquellas
cosas que uno no cambiaría por dinero.
Para un ciego, por ejemplo, no habría mayor riqueza que la de poder ver la luz del sol; para un
sordo, escuchar el sonido del viento; para un preso a perpetuidad, caminar libre por las calles; para
un mudo, poder decir a las personas cuánto las ama; para un inválido, caminar en una mañana
soleada; para una persona con sida, poder vivir un día más; para una persona sola, amar y ser
amada, para alguien que ha perdido todo, sentirse que a alguien le importa.
Reflexión: Muchos tenemos riquezas gigantescas que no apreciamos, y nos engañamos
buscando "tesoros" en las cosas que tienen un precio y que el dinero puede comprar. ¿Cuál es tu
verdadera riqueza?
Agradecemos esta aportación a Marcos A. Concepción

298. ¿Para que los bienes materiales?
(Valorar)
En esta vida, para algunos, llena de cosas materiales, y para otros sin que comer, ¿que es lo
que se tiene en abundancia y para que?
Ojalá las personas se preocuparan por tener muchos valores, tener si, pero no solo bienes
materiales sino sobre todo valores espirituales. Es cuestionante ver cómo los niños de la calle pueden
divertirse con lo menos pensado, a diferencia de los niños que poseen el juguete más sofisticado, que
los papás como adultos materialistas piensan que es el mejor, por ser el más caro. Esta idea la
asimilará el niño al ir creciendo.
Un niño de 3 años le preguntó a su papá: ¿dónde está tu papá? El respondió: "con Dios, en el
cielo". Unos meses más tarde: ¿dónde está el perro? (El perro había muerto), la abuelita le dijo: "el
perrito ha muerto". Y el niño preguntó: ¿y se fue al cielo? La abuelita le contestó que sí se fue al cielo.
El niño tenía muy claro, para este momento, que quién muere va al cielo.
Pero eso no es lo que un adulto cree; un adulto que se aferra a las cosas de este mundo y
pierde la noción de que el hombre tiene que enriquecerse por dentro no por fuera y que la paz interior
es lo que finalmente lo va a hacer rico interiormente. Ese mismo niño a los cinco años sabe rezar el
Padre Nuestro y el ángel de la guarda, y los reza todas las noches porque está seguro que ellos lo
protegen. Más, es triste que ese niño, con el paso del tiempo, también ha cambiado y empieza a tener
el deseo de acumular cosas materiales, porque aprende de lo que tiene a su alrededor.
Seguramente cuando sea grande se habrá olvidado que lo más importante es lo que uno sea
por dentro, lo que uno hace por los demás, no lo que uno acumula. También habrá perdido la visión
de que la paz interior la da Dios y tratará de llenar ese vacío con cosas. Es bueno que como los niños
oigamos a nuestro interior y no sólo al mundo exterior.
Piensa si lo que atesoras es para enriquecer tu interior o acumular cosas...
Piensa en cómo estás educando a tus hijos

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.96

Citas Bíblicas: Pbr 3,9; Eclo 31,8-11; Mt 6,33; Mt 5,3
Comisión Episcopal Pastoral

309. Círculo 99
(Valorar)
Había una vez un rey muy triste que tenia un sirviente, que como todo sirviente de rey triste, era
muy feliz. Todas las mañanas llegaba a traer el desayuno y despertar al rey cantando y tarareando
alegres canciones de juglares. Una gran sonrisa se dibujaba en su distendida cara y su actitud para
con la vida era siempre serena y alegre. Un día el rey lo mando llamar.
-

Paje – Le dijo – ¿Cuál es el secreto?

-

¿Qué secreto, majestad?

-

¿Cuál es el secreto de tu alegría?

-

No hay ningún secreto, Alteza.

-

No me mientas, paje. He mandado cortar cabezas por ofensas menores que una
mentira.

-

No miento, Alteza. No guardó ningún secreto.

-

¿Por qué estas siempre alegre y feliz? ¿Eh? ¿Por qué?

-

Majestad, no tengo razones para estar triste. Su Alteza me honra permitiéndome
atenderlo. Tengo una esposa y mis hijos viviendo en la casa que la corte nos ha asignado,
somos vestidos y alimentados y además su alteza me premia de vez en cuando con algunas
monedas para darnos algunos gustos, ¿Cómo no estar feliz?

-

Si no me dices ya mismo el secreto, te haré decapitar

-

Dijo el rey.

-

Nadie puede ser tan feliz por esas razones que me has dado.

-

Pero Majestad, no hay secreto. Nada me gustaría mas que complacerlo, pero no hay
nada que yo este ocultando.
¡ Vete ¡ ¡Vete antes que llame al verdugo¡

El sirviente sonrió, hizo una reverencia y salió de la habitación. El rey estaba como loco. No
consiguió explicarse como el paje estaba feliz viviendo de prestado, usando ropa usada y
alimentándose de las sobras de los cortesanos.
Cuando se calmó, llamo al más sabio de sus asesores y le contó su conversación de la
mañana.
-

¿Por qué él es feliz?

-

Ah Majestad, lo que sucede es que el esta fuera del círculo.

-

¿Fuera del círculo?

-

Así es.

-

¿Y eso lo hace tan feliz?

-

No, Majestad, eso no lo hace tan infeliz.

-

A ver no entiendo, estar en él círculo te hace infeliz

-

Así es.

-

Y él ¿ no esta?

-

¡Nunca entró!

-

¿ Que círculo es ese?

-

El círculo 99

-

Verdaderamente no entiendo nada.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo
-

J.C.C.97

La única manera para que me entendiera seria mostrándoselo en los hechos. Haciendo
entrar el paje al círculo.

-

Eso, obliguémoslo a entrar.

-

No, alteza, nadie puede obligar a nadie a entrar al círculo.

-

Entonces habrá que engañarlo.

-

No hace falta, Su Majestad. Si le damos la oportunidad entrara solito, solito.

-

¿Pero, no se dará cuenta de que eso es su infelicidad?

-

Si se dará cuenta.

-

Entonces no entrara.

-

No lo podrá evitar.

-

¿Dices que se dará cuenta de la infelicidad que le causará entrar a ese ridículo círculo,
y de todos modos entrara en él y no podrá salir?

-

Tal cual Majestad, ¿Esta dispuesto a perder un excelente sirviente para poder entender
la estructura del círculo?

-

Sí.
Bien esta noche le pasaré a buscar. Debe tener preparada una bolsa de cuero con 99
monedas de oro, ni una mas ni una menos. ¡99!

-

¿Qué más? ¿Llevo guardias por sí acaso?

-

Nada mas la bolsa de cuero, Majestad, hasta la noche.

-

Hasta la noche.

Así fue. Esa noche el sabio paso a buscar al rey, juntos se escurrieron hasta los patios de
palacio y se ocultaron junto a la casa del paje. Allí esperaron al alba. Cuando adentro de la casa se
encendió la primera vela el sabio agarró la bolsa y le pinchó un papel que decía: ESTE TESORO ES
TUYO. ES EL PREMIO POR SER UN BUEN HOMBRE, DISFRÚTALO Y NO SE LO CUENTE A
NADIE COMO LO ENCONTRASTE.
Luego ató la bolsa con el papel, en la puerta del sirviente, golpeó y volvió a esconderse.
Cuando el paje salió, el sabio y el rey espiaban desde atrás de unas matas. El sirviente vio la bolsa,
leyó el papel, agitó la bolsa y al escuchar el sonido metálico se estremeció, apretó la bolsa contra el
pecho, miró a todos lados y entró a la casa. Desde afuera escucharon la tranca de la puerta, y se
arrimaron a la ventana para ver la escena.
El sirviente había tirado todo lo que había sobre la mesa dejando solo la vela. Se había sentado
y había vaciado el contenido en la mesa. Sus ojos no podían creer lo que veían ¡ Era una montaña de
monedas de oro! El nunca había tocado una de esas monedas, tenía hoy una montaña de ellas para
él. El paje las tocaba y las amontonaba, las acariciaba y hacia brillar la luz de la vela sobre ellas. Las
juntaba y desparramaba, hacia pilas de monedas. Así jugando y jugando empezó hacer pilas de 10
monedas: Una pila de 10, dos pilas de 10, tres, cuatro, cinco, seis y mientras sumaba
10,20,30,40,50,60... hasta que formó la última pila: 9 monedas!!!!! Su mirada recorrió la mesa primero,
buscando una moneda mas, luego el piso y finalmente la bolsa.
No puede ser, pensó. Puso la última pila al lado de las otras y confirmó que era mas baja
– Me robaron – Gritó
– Me robaron malditos!!!
Una vez mas buscó en la mesa, en el piso, en la bolsa, en sus ropas, vacío sus bolsillos, corrió
los muebles, pero no encontró lo que buscaba. Sobre la mesa, como burlándose de él una monedita
resplandeciente le recordaba que había 99 monedas de oro. Solo 99, 99 monedas de oro. Es mucho
dinero, pensó. Pero me falta una moneda, 99 no es un número completo—pesaba. 100 es un número
completo pero 99 no.
El rey y el asesor miraban por la ventana. La cara del paje ya no era la misma, estaba con el
ceño fruncido y los rasgos tiesos, los ojos se habían vuelto pequeños y arrugados y la boca mostraba
un horrible rictus, por el que se asomaban los dientes. El sirviente guardó las monedas en la bolsa y
mirando para todos lados para ver si alguien de la casa lo veía, escondió la bolsa entre la leña. Luego
tomó papel y pluma y se sentó a hacer cálculos. ¿ Cuánto tiempo tendría que ahorrar el sirviente para
comprar su moneda numero 100? Todo el tiempo hablaba solo, en voz alta.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.98

Estaba dispuesto a trabajar duro hasta conseguirla. Después quizás no necesitaría trabajar
más. Con 100 monedas de oro, un hombre puede dejar de trabajar. Con 100 monedas de oro un
hombre es rico. Con 100 monedas de oro se puede vivir tranquilo. Sacó el cálculo. Si trabajaba y
ahorraba su salario, y algún dinero extra que recibía, en once o doce años juntaría lo necesario ¨
Doce años es mucho tiempo, pensó. Quizás pudiera pedirle a mi esposa que trabaje en el pueblo por
un tiempo. Y el mismo, después de todo, el terminaba sus tareas en palacio a la cinco de la tarde,
podría trabajar hasta la noche y recibir alguna paga extra por ello. Sacó las cuentas: sumando su
trabajo en el pueblo, y el de su esposa, en siete años reuniría el dinero. Era demasiado tiempo!!!!.
Quizás pudiera llevar al pueblo lo que le quedaba de comida todas las noches y venderlo por unas
monedas. De hecho cuanto menos comieran, más comida habría para vender... vender... vender...
Estaba haciendo calor, ¿Para qué tanta ropa de invierno? Era un sacrificio pero en cuatro años de
sacrificios llegaría su moneda numero 100. El rey y el sabio volvieron al palacio. El paje había entrado
al circulo del 99...
Durante los siguientes meses, el sirviente siguió sus planes tal y como los había pensado
aquella noche. Una mañana, el paje entra a la alcoba del real golpeando puertas, refunfuñando y de
pocas pulgas.
- ¿ Que té pasa? – Preguntó el rey de buen modo
-

Nada me pasa, nada me pasa.

-

Antes, no hace mucho, reías y cantabas todo el tiempo.

-

¿Hago mi trabajo, no? Que quería su Alteza, ¿Que fuera su bufón y su juglar también?

No pasó mucho tiempo antes que el rey despidiera al sirviente. No era agradable tener un paje
que estuviera siempre de mal humor.
FIN
De los tres tesoros de B. Rajneesh
Que pasaría si la iluminación llegar a nuestras vidas y nos diéramos cuenta, así, de golpe, que
nuestras 99 monedas son el cien por ciento del tesoro. Que no nos falta nada, que nadie se queda
con lo nuestro que nada tiene de más redondo cien que noventa y nueve, que ésta es solo una
trampa, una zanahoria puesta frente a nosotros para que seamos estúpidos, para que jalemos del
carro, cansados, malhumorados, infelices o resignados. Una trampa para que nunca dejemos de
empujar y que todo siga igual..... Cuántas cosas cambiarían si pudiéramos disfrutar de nuestros
tesoros tal como están aquí y ahora.

324. El zapatero pobre
(Valorar)
Un día bajó el Señor a la tierra en forma de mendígo y se acerco a casa del zapatero y le dijo:
"Hermano, hace tiempo que no como y me siento muy cansado, aunque no tengo ni una sola moneda
quisiera pedirte que me arreglaras mis sandalias para poder seguir caminando".
El zapatero le respondió: "Yo soy muy pobre y ya estoy cansado que todo el mundo viene a
pedir y nadie viene a dar!".
El Señor le contestó: "Yo puedo darte lo que tuquieras".
El zapatero le pregunto: "Dinero inclusive?".
El Señor le respondió: "Yo puedo darte 10 millones de dólares, pero a cambio de tus piernas".
"Para que quiero yo 10 millones de dólares si no voy a poder caminar, bailar, moverme libremente?",
dijo el zapatero.
Entonces el Señor replico: " Esta bien, te podría dar 100 millones de dólares, a cambio de tus
brazos".
El zapatero le contesto: "Para que quiero yo 100 millones de dólares si no voy a poder comer
solo, trabajar, jugar con mis hijos, etc.?.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

J.C.C.99

Entonces el Señor le dijo: "En ese caso, yo te puedo dar 1000 millones de dólares a cambio de
tus ojos".
El zapatero respondió asustado: "Para que me sirven 1000 millones de dólares si no voy a
poder ver el amanecer, ni a mi familia y mis amigos, ni todas las cosas que me rodean?".
Entonces el Señor le dijo: "Ah hermano mío, ya ves que fortuna tienes y note das cuenta".

103. Solo Dios puede dar la Fe
(Fe y Testimonio)
Solo Dios puede dar la fe,
pero tu puedes dar tu testimonio.
Solo Dios puede dar la esperanza,
pero tu puedes dar confianza a tus hermanos.
Solo Dios puede dar amor,
pero tu puedes enseñar a amar a los demás.
Solo Dios puede dar la paz,
pero tu puedes suscitar la concordia.
Solo Dios puede dar la fuerza,
pero tu puedes sostener al desfallecido.
Solo Dios es el camino,
pero tu puedes mostrarlo a los demás.
Solo Dios es la luz,
pero tu puedes hacerla brillar a los ojos de todos.
Solo Dios es la vida,
pero tu puedes devolver a otros el deseo de vivir.
Solo Dios puede hacer lo que parece imposible,
pero tu puedes hacer lo que es posible.
Solo Dios se basta a si mismo,
pero prefiere contar contigo.
Aportacion de Zaida Habib
141. La vida duele...
(Entusiasmo)
La vida duele. Si, sin duda, la vida duele muchas veces. Para la sociedad y en lo individual, la
vida esta cargada de momentos difíciles donde lo único que queda es seguir adelante; no
simplemente en darle la vuelta a la gran piedra que nos estorba en el camino, sino en cargar la
piedra, empujarla a un lado, llevarla adonde no estorbe a los viajeros que vienen detrás.
"La vida", escuche decir hace muchos años a mi anciano profesor de historia, "son dos pelotas
rebotando en las paredes de un cuarto cerrado; es el movimiento de verlas, y sentirlas, en su viaje
constante y ante el siempre inminente peligro de chocar entre ellas y salir disparadas en dirección
contraria adonde iban, para continuar el movimiento, para volver a nueva cuenta a ese juego de
desplazamiento y a la siguiente interrogante del momento del futuro choque; eso es la vida, el drama
de las consecuencias, y cuando estas pelotas finalmente pierden el impulso, cuando terminan por
quedarse quietas, una de ellas en el rincón izquierdo y la otra, quizás, en el centro de la habitación,
entonces ha concluido el drama, todo es quietud y silencio, y la vida ya no existe entonces ahí".

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

100
J.C.C.

Si, sin duda, la inmovilidad y el silencio es lo contrario de la vida, y por consecuencia lo es
también el no afrontar los riesgos o alzar la voz para negarse a aquellas circunstancias que a su vez
detienen el desarrollo de la vida humana y su entorno, sean estos animales, vegetación, limpieza de
la atmósfera o conocimiento, pues durante todos los días transcurridos desde la aparición del ser
humano sobre la tierra de nuestro planeta, una y mil causas continuamente han surgido también para
rechazar la continuidad de la especie. Y quizás sean precisamente esos momentos difíciles, tanto en
lo individual como en lo social, los que, al ser superados, le han proporcionado valor al hecho de
poder seguir contemplando el día de mañana, con dignidad.
La labor del ser humano sobre la tierra en la cual habita, entonces, no puede ser otra que la de
aportar día a día su esfuerzo y entusiasmo personales de la mejor manera posible; cumplir con las
obligaciones de cada quien según sus capacidades, el grano de conocimiento y el grano de talento y
el grano de alegría que permitan llegar al final de la jornada con la satisfacción de haber cumplido el
cometido. Mañana otra vez aparecerán los momentos difíciles, no podemos esperar lo contrario, sin
embargo esos serán los del día de mañana, y entonces, si se ha cumplido a satisfacción con cada
hora transcurrida, sabremos que también a esos, cuando lleguen, los podremos superar.
Agradecemos esta aportación a Joaquín Armando Chacón

146. El día más hermoso...¡Es hoy!
(Entusiasmo)
No existe un día más hermoso que el día de hoy. La suma de muchísimos ayeres, forma mi
pasado. Mi pasado se compone de recuerdos alegres... tristes... Algunos están fotografiados y ahora
son cartulinas donde me veo pequeño, donde mis padres siguen siendo recién casados, donde mi
ciudad parece otra.
El día de ayer pudo haber sido un hermoso día... pero no puedo avanzar mirando
constantemente hacia atrás, corro el riesgo de no ver los rostros de los que marchan a mi lado. Puede
ser que el día de mañana amanezca aún más hermoso... pero no puedo avanzar mirando sólo el
horizonte, corro el riesgo de no ver el paisaje que se abre a mi alrededor.
Por eso, yo prefiero el día de hoy. Me gusta pisarlo con fuerza, gozar su sol o estremecerme
con su frío, sentir como cada instante, dice: ¡¡presente!!. Sé que es muy breve, que pronto pasará,
que no voy a poder modificarlo luego, ni pasarlo en limpio.
Como tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana: es un lugar que todavía no
existe. Ayer fui. Mañana, seré. Hoy, soy.
Por eso:
Hoy, te digo que te quiero. Hoy, te escucho. Hoy, te pido disculpas por mis errores. Hoy, te
ayudo. Hoy, comparto lo que tengo. Hoy, me separo de ti sin guardarme ninguna palabra para
mañana.
Porque hoy respiro, veo, pienso, oigo, sufro, huelo, lloro, trabajo, toco, río, amo... Hoy... Hoy
estoy vivo. Como tú.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renán Raigoza
187. Un nuevo día
(Entusiasmo)
Un nuevo día , junto al sol..las esperanzas de un nuevo día brillan al amanecer.
Un nuevo día , una nueva oportunidad para hacer historia. Escribe la historia de tu vida, con
palabras de amor como un día Jesús vino a enseñarnos.
Un nuevo día, hoy tienes la oportunidad de ser mejor. Lo que hoy hagas que sea mejor de lo
que ayer hiciste, pero no tan bueno como lo que realices mañana.
Un nuevo día, para olvidarse del conformismo y no pensar que ya lo hemos dado todo en la
vida. Si piensas que ya lo has dado todo, solamente te estás negando la oportunidad de ser mejor.
Piensa a cada momento que todo lo que hagas puede ser aún mejor, y tu espíritu de lucha te
impulsará en este nuevo día por el sendero del éxito y la felicidad.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

101
J.C.C.

Un nuevo día, donde el éxito toca a tu puerta. No olvides que el éxito no es una casualidad sino
la recompensa para quien lo buscó y luchó por él, para quien al caer supo levantarse, para quien
necesitó ayuda y supo pedirla, para quien cuando se sintió solo buscó compañía, para quien cuando
tuvo duda buscó a un consejero, para quien antes de buscar ser entendido pudo entender, para quien
estuvo dispuesto a empezar en cualquier momento, para quien comprendió que el amor es la fiel
recompensa de amar.
Agradecemos esta aportación a Julio Zambrano desde Guatemala.

202. El carpintero
(Entusiasmo)
Un carpintero ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su Jefe de sus planes de
dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y disfrutar de
su familia. El iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ellos superarían esta etapa
de alguna manera.
El Jefe sentía ver que su buen empleado dejaba la compañía y le pidió que construyera una
sola casa más como un favor personal. El carpintero accedió, pero se veía fácilmente que no estaba
poniendo el corazón en su trabajo: utilizaba materiales de inferior calidad y el resultado era deficiente;
era una desafortunada manera de terminar su carrera.
Cuando el carpintero terminó su trabajo y su Jefe fue a inspeccionar la casa, el Jefe le extendió
al carpintero las llaves de la puerta principal.
"Esta es tu casa", dijo, "es mi regalo para ti".
Qué tragedia!! Qué pena!!, si solamente el carpintero hubiera sabido que estaba construyendo
su propia casa, la hubiera hecho de manera totalmente diferente. Ahora tendría que vivir en la casa
que construyó "no muy bien" que digamos....
Así que está en nosotros. Construimos nuestras vidas de manera distraída, reaccionando
cuando deberíamos actuar, dispuestos a poner en ello menos que lo mejor. En puntos importantes, no
ponemos lo mejor de nosotros en nuestro trabajo. Entonces, con pena vemos la situación que hemos
creado y encontramos que estamos viviendo en la casa que hemos construido.
Como si fueran el carpintero, piensen en su casa. Cada día clavamos un clavo, levantamos una
pared o edificamos un techo. Construyan con sabiduría. Es la única vida que podrán construir.
Inclusive si solo la viven por un día más, ese día merece ser vivido con gracia y dignidad.
Su vida, ahora, es el resultado de sus actitudes y elecciones del pasado. Su vida, mañana, será
el resultado de sus actitudes y elecciones hechas HOY!!
Agradecemos esta aportación a Felicidad Garza.
221. Mi mejor día
(Entusiasmo)
Este es un día maravilloso!
Tu actitud positiva
acalla las evasivas del pesimismo.
La fe te abre
amplios y prometedores horizontes.
Haz, hoy, con tu actitud positiva
y con tus conductas cristianas,
un día espléndido
para ti y para tus semejantes.
Mantén a la vista un cartel
en que leas cada mañana:

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

102
J.C.C.

"¿Quieres un día magnifico?"
¡ Cree que lo tendrás hoy !
¡ Lleva a Dios contigo!
Pídele a El un día excelente
y proporciónalo, con tu solidaridad,
a los que se relacionan contigo.
IMAGINA, SERENA Y TENAZMENTE
QUE TIENES EL CIENTO POR CIENTO DE EXITO
EN LO QUE TE PROPONES.
"Ánimo en los brazos de Cristo y María"
Agradecemos esta aportación a Mili Rodriguez Palomino
137. Palabras de estimulo
(Apoyo)
Algunos de los mayores éxitos de la historia se produjeron después de una palabra de estímulo
o de un acto de confianza por parte de una persona querida o un amigo fiel. Si no hubiera sido por
una esposa confiada, Sophia, tal vez no habríamos tenido entre los grandes nombres de la literatura
el de Nathaniel Hawqthorne. Cuando Nathaniel, un hombre acongojado, fue a su casa a decirle a su
esposa que era un fracaso y que lo habían echado de su trabajo en la aduana, ella lo sorprendió con
una exclamación de alegría.
- ¡Ahora puedes escribir tu libro! - dijo triunfante.
- Sí - repuso el hombre con vacilante aplomo - y de qué vamos a vivir mientras lo escribo?
Para su gran sorpresa, ella abrió un cajón y sacó una cantidad considerable de dinero.
- De dónde sacaste eso? - exclamó él.
- Siempre supe que eras un hombre de talento - le dijo -. Sabía que algún día escribirías una
obra maestra. De modo que cada semana, del dinero que me dabas para la casa, ahorraba un poco.
Tenemos suficiente para un año entero.
De su confianza y su fe salió una de las novelas más importantes de la literatura
norteamericana: La carta escarlata.
Nido Qubein
Chocolate caliente para el alma.

136. Gracias, Señor
(Gratitud)
Gracias, Señor, porque naciste, viviste y moriste por nosotros, pero gracias especialmente,
Señor, por las enseñanzas inolvidables que nos dejó tu paso por la tierra, por la humildad que nos
mostraste al elegir el lugar de tu nacimiento, por el amor ilimitado en que está basada tu doctrina, por
la ternura que representa tu madre, la virgen María, por la generosidad con que compartiste con
nosotros el reino de tu Padre, por la entrega total que nos hiciste a través de la eucaristía, por el
sacrificio de una muerte cruel, que aceptaste por nosotros, por la promesa feliz contenida en tu
resurrección.
Pero gracias, especialmente, Señor, porque te conozco y te amo. Gracias por haber nacido una
helada noche de diciembre, en la más humilde de las condiciones, sólo para traernos una luz de
verdad, que no habrá de apagarse nunca, en tanto haya una sola alma que evoque el mensaje de los
ángeles a los pastores la noche de tu nacimiento.
Gracias Señor, por mis brazos perfectos, cuando hay tantos mutilados, por mis ojos sanos,
cuando hay tantos sin luz, por mi voz que canta, cuando hay otras que enmudecen, por mis manos

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

103
J.C.C.

que trabajan, cuando tantas mendigan, por tener un hogar donde regresar, cuando hay tantos que no
tienen a donde ir, por sonreír, cuando hay tantos que lloran, por amar, cuando hay tantos que odian,
por soñar, cuando hay tantos que se revuelven en pesadillas, por vivir, cuando hay tantos que
perecen antes de nacer, y sobre todo, Señor, por tener poco que pedirte y tanto que agradecerte,
porque me has dado HOY lo necesario para vivir.
Agradecemos esta aportación a Pilar Aguirre, de Irapuato, México.

157. Cuando sea viejo
(Gratitud)
El día que este viejo y ya no sea el mismo, ten paciencia y compréndeme.
Cuando derrame comida sobre mi camisa y olvide como atarme mis zapatos, recuerda las
horas que pase enseñándote a hacer las mismas cosas.
Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas palabras que sabes de sobra como
termina, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño(a) para que te durmieras tuve que
contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerrabas los ojitos.
Cuando estemos reunidos y sin querer haga mis necesidades, no te avergüences y
compréndeme que no tengo la culpa de ello, pues ya no puedo controlarlas. Piensa cuantas veces
cuando niño(a)te ayude y estuve paciente a tu lado esperando a que terminaras lo que estabas
haciendo.
No me reproches porque no quiera bañarme; no me regañes por ello. Recuerda los momentos
que te perseguí y los mil pretextos que te inventaba para hacerte mas agradable tu aseo. Acéptame y
perdóname. Ya que soy el niño ahora.
Cuando me veas inútil e ignorante frente a todas las cosas tecnológicas que ya no podré
entender, te suplico que me des todo el tiempo que sea necesario para no lastimarme con tu sonrisa
burlona. Acuérdate que yo fui quien te enseño tantas cosas. Comer, vestirte y tu educación para
enfrentar la vida tan bien como lo haces, son producto de mi esfuerzo y perseverancia por ti.
Cuando en algún tiempo mientras conversamos me llegue a olvidar de que estamos hablando,
dame todo el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde, y si no puedo hacerlo no te burles de
mi; tal vez no era importante lo que hablaba y me conforme con que me escuches en ese momento.
Si alguna vez ya no quiero comer, no me insistas. Se cuanto puedo y cuanto no debo. También
comprende que con el tiempo ya no tengo dientes para morder ni gusto para sentir.
Cuando me fallen mis piernas por estar cansadas para andar, dame tu mano tierna para
apoyarme como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernas.
Por ultimo, cuando algún día me oigas decir que ya no quiero vivir y solo quiero morir, no te
enfades. Algún día entenderás que esto no tiene que ver con tu cariño o cuanto te ame. Trata de
comprender que ya no vivo sino que sobrevivo, y eso no es vivir.
Siempre quise lo mejor para ti y he preparado los caminos que has debido recorrer. Piensa
entonces que con el paso que me adelanto a dar estaré construyendo para ti otra ruta en otro tiempo,
pero siempre contigo.
No te sientas triste o impotente por verme como me ves. Dame tu corazón, compréndeme y
apóyame como lo hice cuando empezaste a vivir. De la misma manera como te he acompañado en tu
sendero te ruego me acompañes a terminar el mío. Dame amor y paciencia, que te devolveré gratitud
y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti.
Agradecemos esta aportación a Walter Ballesteros

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

104
J.C.C.

490. La paloma y la hormiga
(Gratitud)
Obligada por la sed, una hormiga bajó a un manantial, y arrastrada por la corriente, estaba a
punto de ahogarse.
Viéndola en esta emergencia una paloma, desprendió de un árbol una ramita y la arrojó a la
corriente, montó encima a la hormiga salvándola.
Mientras tanto un cazador de pájaros se adelantó con su arma preparada para cazar a la
paloma. Le vio la hormiga y le picó en el talón, haciendo soltar al cazador su arma. Aprovechó el
momento la paloma para alzar el vuelo.
Siempre corresponde en la mejor forma a los favores que recibas. Debemos ser agradecidos.
Tomado de las Fábulas de Esopo
216. Valorando lo que tenemos
(Gratitud)
"Aunque me tapo los oídos con la almohada y gruño de rabia
cuando suena el despertador... gracias a Dios que puedo oír.
Hay muchos que son sordos.
"Aunque cierro los ojos cuando, al despertar, el sol se mete en
mi habitación... gracias a Dios que puedo ver.
Hay muchos ciegos.
"Aunque me pesa levantarme y pararme de la cama... gracias a
Dios que tengo fuerzas para hacerlo.
Hay muchos postrados que no pueden.
"Aunque regaño cuando no encuentro mis cosas en su lugar porque
niños hicieron un desorden... gracias a Dios que tengo familia.
Hay muchos solitarios.
"Aunque la comida no estuvo buena y el desayuno fue peor...
gracias a Dios que tengo alimentos.
Hay muchos con hambre.
"Aunque mi trabajo es monótono y rutinario... gracias a Dios
que tengo ocupación.
Hay muchos desempleados.
"Aunque no estoy conforme con la vida, peleo conmigo mismo y
tengo muchos motivos para quejarme... gracias a Dios por la vida".
Si hacemos llegar este mensaje a la gente que conocemos,
contribuiremos a hacer de este mundo un mejor lugar para vivir.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renan Raigoza

261. Recuerda dar gracias
(Gratitud)
Una alma recién llegada al cielo se encontró con San Pedro. El santo llevó al alma a un
recorrido por el cielo. Ambos caminaron paso a paso por unos grandes talleres llenos con ángeles.
San Pedro se detuvo frente a la primera sección y dijo: "Esta es la sección de recibo. Aquí, todas las

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

105
J.C.C.

peticiones hechas a Dios mediante la oración son recibidas." El ángel miró a la sección y estaba
terriblemente ocupada con muchos ángeles clasificando peticiones escritas en voluminosas hojas de
papel de personas de todo el mundo.
Ellos siguieron caminando hasta que llegaron a la siguiente sección y San Pedro le dijo: "Esta
es la sección de empaque y entrega. Aquí, las gracias y bendiciones que la gente pide, son
empacadas y enviadas a las personas que las solicitaron." El ángel vio cuan ocupada estaba. Habían
tantos ángeles trabajando en ella como tantas bendiciones estaban siendo empacadas y enviadas a
la tierra.
Finalmente, en la esquina más lejana del cuarto, el ángel se detuvo en la última sección. Para
su sorpresa, sólo un ángel permanecía en ella ocioso haciendo muy poca cosa. "Esta es la sección
del agradecimiento" dijo San Pedro al alma. "¿Cómo es que hay tan poco trabajo aquí?" - preguntó el
alma. "Esto es lo peor"- contestó San Pedro. "Después que las personas reciben las bendiciones que
pidieron, muy pocas envían su agradecimiento."
"¿Cómo uno agradece a las bendiciones de Dios ?" "Simple" - contestó San Pedro, "Solo tienes
que decir, gracias Señor"

436. ¿Te has preguntado alguna vez...?
(Gratitud)
Te has preguntado alguna vez como seria el mundo, el tuyo, Sin Ellos. Tu seguramente en mas
de una ocasión has pensado abandonarlos para ser libre, para ser "tu", para ser feliz, ¿te has
imaginado sola(o)? Te despiertas, es sábado, es ya media mañana. La casa alborotada, zapatos aquí
y allá, ropa, libros, preparar el desayuno. La madre que te esclavizaba con sus gritos, con sus
ordenes, con sus reproches, no esta. "No la necesito", te decías. Nunca te comprendió. Te reñía por
cualquier cosa. Siempre queriendo vivir, te regañaba por la manera cariñosa en que tratas a tus
amigos. ...Ya no esta. Pero, ¿Te sientes mejor ahora? Puedes ir a donde !!!Tu quieras!!!, !!!!Que
raro!!!!. Ya no quieres ir a ninguna parte. Ahora que nadie te prohíbe salir no quieres salir. Podrías
escuchar la radio todo el día. Encerrarte en tu habitación para oír tus CDs, esos que tanto le
molestaban a ella por el ruido que se le metía en la cabeza. Ni siquiera tienes que encerrarte. Ni
tienes que encerrarte para leer esas cartas o revistas por las que tantas veces te regañó. Pero te
hacen falta sus regaños. Eran una especie de lenguaje de amor. No te asustes. He dicho lenguaje de
amor porque por ellos sabias que alguien se preocupaba por ti. Y si alguien se preocupaba por ti, por
lo que haces, por lo que oyes, por lo que ves, por lo que lees, es que te ama. Pueden estar
equivocados, pero te ama.
¿Nunca lo pensaste? Es posible que no. Los demás no te dejaron tiempo para pensar en ello.
Siempre estabas ocupado en otros problemas, en otra gente. No te diste cuenta de que la casa
limpia, la mesa ordenada, la cena preparada, la armonía de todo, tenían un nombre: Mama. Y Mama
no esta, y comprendes ahora que Mama estuvo y que seria bello que estuviera otra vez allí. ¿Y tu
padre? Con El apenas hablaste. En El confiaste menos. !Que injusto fuste con El!! Solo le hablabas
para pedirle algo. Pero ni siquiera le pedías tu, mandabas a ella, a tu Mama, o quizás al hermano
menor. El lo que mas deseaba, era que lo vieras como un amigo, que pudieras contarle con confianza
tus cosas; saberlas de tus labios y no por otras personas.
!Tu viejo! Preocupado por ti, por tu salud, por tus estudios, por tus cambios de temperamento.
Sacrificado en el trabajo por ti, por darte las cosas que el no tuvo. "Pero nunca me dio su tiempo",
podrías decir. ¿Pero? ;¿Le cediste tu un poco del tuyo? Ahora, ahora el tiempo te sobra... ¿Para que
lo quieres? ¿Qué vas a hacer con tus quince, diecisiete, veinte, cincuenta años que tengas, sin
ninguno de los dos?
Tienes muchos amigos. ¿Amigos?... Das ese nombre muy fácilmente. ¿Serás feliz con ellos? ¿!
No te hace falta ir a la escuela!? Dormías tan profundamente que no oíste el timbre del reloj. !Ah!...!
Qué alivio! Están contigo. Fue tan solo un sueño. !Qué terrible pesadilla!
Quisiera recordarte que el tiempo se va deprisa, que un día no estarán contigo. Se irán o te
iras. ¿No tienes hoy nada que decirles? ¿Quizás "gracias", "perdón", "los quiero"? Lo que tengas que
hacer o decir: Hazlo pronto y que salga de tu corazón.
Agradecemos esta aportación a: Felicidad Garza G.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

106
J.C.C.

469. La escultura
(Perseverancia)
"Estoy tratando de esculpir una Virgen; no soy escultor, lo hago por afición y por descanso; la
madera es dura, las herramientas inadecuadas; me canso, pierdo las esperanzas, me dan ganas de
tirar la madera al fuego.
Pienso Señor, que también la vida es así. ¡Cuántas obras emprendemos sin saber cómo van a
concluir! Sí, toda la historia humana es así, como una escultura que lentamente va tomando forma;
golpe tras golpe la van labrando.
¡Cuántos golpes nos va propinando la vida! con frecuencia dolorosos y crueles,
incomprensibles a veces, pero necesarios para hacernos madurar y crecer.
Que reconozca, Señor, tu mano cariñosa y paternal de artista que va labrando mi vida.
Algunos golpes no los entiendo, me parecen sin sentido; otros me llegan de donde menos lo
espero y me hieren profundamente.
Haz que sea un madero dócil en tus manos, que no esquive los golpes; sé que quieres hacer
algo útil de mí.
Quizás es tu propia figura, la que quieres esculpir en mí."
396. Belleza y fealdad
(Valorar)
Un día soleado, dos hermanas llamadas Belleza y Fealdad decidieron salir juntas a pasear. Al
pasar junto al río, sintieron deseos de tomar un baño, bajo el fuerte sol de verano; así que se
despojaron de sus ropas y entraron lentamente a las aguas.
Juguetearon, salpicaron con sus saltos dentro del agua y rieron hasta ya avanzada la tarde. Al
salir, se vistieron cometiendo una equivocación: Belleza se puso las ropas de Fealdad, y Fealdad se
vistió con las ropas de Belleza ...
Hoy en día la gente sigue confundiéndolas ...
"La verdadera Belleza o Fealdad de una persona, se observa en su corazón."
472. El árbol de las manzanas
(Gratitud)
Hace mucho tiempo existía un enorme árbol de manzanas. Un pequeño niño lo amaba mucho y
todos los días jugaba alrededor de él. Trepaba al árbol hasta el tope y el le daba sombra. El amaba al
árbol y el árbol amaba al niño.
Pasó el tiempo y el pequeño niño creció y el nunca más volvió a jugar alrededor del enorme
árbol.
Un día el muchacho regresó al árbol y escuchó que el árbol le dijo triste: "¿Vienes a jugar
conmigo?" pero el muchacho contestó "Ya no soy el niño de antes que jugaba alrededor de enormes
árboles. Lo que ahora quiero son juguetes y necesito dinero para comprarlos".
"Lo siento, dijo el árbol, pero no tengo dinero... Te sugiero que tomes todas mis manzanas y las
vendas. De esta manera tú obtendrás el dinero para tus juguetes".
El muchacho se sintió muy feliz. Tomó todas las manzanas y obtuvo el dinero y el árbol volvió a
ser feliz. Pero el muchacho nunca volvió después de obtener el dinero y el árbol volvió a estar triste.
Tiempo después, el muchacho regresó y el árbol se puso feliz y le preguntó:
"¿Vienes a jugar conmigo?" "No tengo tiempo para jugar. Debo de trabajar para mi familia.
Necesito una casa para compartir con mi esposa e hijos. ¿Puedes ayudarme?"... " Lo siento, pero no
tengo una casa, pero...tú puedes cortar mis ramas y construir tu casa".
El joven cortó todas las ramas del árbol y esto hizo feliz nuevamente al árbol, pero el joven
nunca más volvió desde esa vez y el árbol volvió a estar triste y solitario.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

107
J.C.C.

Cierto día de un cálido verano, el hombre regresó y el árbol estaba encantado. "Vienes a jugar
conmigo? le preguntó el árbol. El hombre contestó "Estoy triste y volviéndome viejo. Quiero un bote
para navegar y descansar. ¿Puedes darme uno?". El árbol contestó: "Usa mi tronco para que puedas
construir uno y así puedas navegar y ser feliz". El hombre cortó el tronco y construyó su bote. Luego
se fue a navegar por un largo tiempo.
Finalmente regresó después de muchos años y el árbol le dijo: "Lo siento mucho, pero ya no
tenga nada que darte ni siquiera manzanas". El hombre replicó "No tengo dientes para morder, ni
fuerza para escalar...Por ahora ya estoy viejo".
Entonces el árbol con lágrimas en sus ojos le dijo, "Realmente no puedo darte nada.... la única
cosa que me queda son mis raíces muertas". Y el hombre contestó: "Yo no necesito mucho ahora,
solo un lugar para descansar. Estoy tan cansado después de tantos años". "Bueno, las viejas raíces
de un árbol, son el mejor lugar para recostarse y descansar. Ven siéntate conmigo y descansa".
El hombre se sentó junto al árbol y este feliz y contento sonrió con lágrimas.
Esta puede ser la historia de cada uno de nosotros. El árbol son nuestros padres. Cuando
somos niños, los amamos y jugamos con papá y mamá... Cuando crecemos los dejamos .....sólo
regresamos a ellos cuando los necesitamos o estamos en problemas... No importa lo que sea, ellos
siempre están allí para darnos todo lo que puedan y hacernos felices. Tú puedes pensar que el
muchacho es cruel contra el árbol, pero es así como nosotros tratamos a nuestros padres...
Valoremos a nuestros padres mientras los tengamos a nuestro lado y si ya no están, que la
llama de su amor viva por siempre en tu corazón y su recuerdo te dé fuerza cuando estás cansado...
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renan Raigoza Gutiérrez.
427. Cuando creíste que no veía
(Gratitud)
Cuando creíste que no veía, te vi poner mi primer dibujo en el refrigerador, y quise pintar uno más.
Cuando creíste que no veía, te vi alimentar a un pájaro herido, y pensé que era bueno ser gentil con
los animales.
Cuando creíste que no veía, te vi prepararme mi pastel favorito, y supe que las pequeñas cosas son
cosas especiales.
Cuando creíste que no veía, te escuche decir una oración, y creí que existe un Dios al que siempre le
podré hablar.
Cuando creíste que no veía, sentí que me diste un beso en la noche, y me sentí amado.
Cuando creíste que no veía, vi lagrimas caer de tus ojos, y aprendí que algunas veces hay cosas que
duelen, y que llorar esta bien.
Cuando creíste que no veía, te vi preocuparte por mi y quise ser todo lo posible que yo pudiera ser.
Cuando creíste que no veía, vi... y quise decir Gracias (*) por todas las cosas que vi mientras tu
creías que yo no estaba viendo.
(*) Gracias: Mama, Papa, Hermana, Hermano, Amigo, Amiga, Esposa, Esposo, Abuelita, Prima,
Compañera, etc......... A quien le das las gracias.... quien te dará las gracias......
Agradecemos esta aportación a la Lic. Ma. Guadalupe Quezada
316. Dar gracias a Dios
(Gratitud)

Ya casi nos pasamos la vida pidiéndole cosas a Dios, ¿Porqué no aprovechamos este día
para darle gracias por todo aquello por lo que casi nunca solemos dárselas?

El que bien o mal pagado tengamos un trabajo.

El que a pesar de todo lo que hacemos para no merecerlo, Dios nos siga queriendo.


El que hayamos podido salir, o estemos en vías de salir, de aquel problema de salud, de
aquél apuro económico o aquel conflicto familiar...
El que nuestra familia siga unida.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

108
J.C.C.

El tener tantas personas (Padres, hijos, cónyuge, tíos o novia) que nos hacen feliz nuestra
vida...

El Haber amanecido este día cuando sabemos de antemano que millones de nuestros
hermanos alrededor del mundo no tuvieron esa dicha...

El tener muchas más cosas que agradecer a Dios, que cosas que pedirle...Que cuando te
pregunte el Señor, ¿Donde están los otros nueve? no nos encontremos entre ellos...
Abelardo Garza

504. Nuestros viejitos
(Gratitud)
Lo que eres ahora, es el producto de mi esfuerzo y perseverancia por ti.
Cuando en algún tiempo mientras conversamos y me llegue a olvidar del tema del que estamos
hablando, dame todo el tiempo que sea necesario, hasta que yo recuerde; y si no puedo hacerlo no te
burles de mí. Tal vez no era importante lo que hablaba pero a mí me bastaba con que solo me
escucharas ese momento.
Si alguna vez ya no quiero comer, no me insistas. Sé cuánto puedo hacer y cuanto no debo
hacer. También comprende que con el tiempo ya no tengo dientes para morder ni gusto para sentir.
Cuando me fallen mis piernas por estar cansadas para andar, dame una mano tierna para
apoyarme, como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernitas.
Por último, cuando algún día me oigas decir que ya no quiero vivir y solo desearía morir, no te
enfades. Algún día entenderás que esto no tiene nada que ver con tu cariño ni con cuánto TE AMO.
Quizá si me expresaras que todavía te soy útil cambiaría de opinión.
Siempre quise lo mejor para ti y he preparado los caminos que has debido recorrer.
Piensa entonces, que con el paso que me adelanto a dar, estaré construyendo para ti otra ruta
en otro tiempo, ¡PERO SIEMPRE CONTIGO!
No te sientas triste o impotente por verme como me ves. Dame tu corazón, compréndeme y
apóyame como yo lo hice cuando empezaste a vivir.
De la misma manera como te he acompañado en tu sendero, te ruego me acompañes a
terminar el mío. Dame amor y paciencia que yo te devolveré gratitud y sonrisas con el inmenso amor
que tengo por ti.
NO DEBEMOS OLVIDAR A NUESTROS VIEJITOS (Abuelitos, Padres, Tíos, o simplemente
amigos y conocidos de la tercera edad)
QUE NOS HAN FORTALECIDO EL DÉBIL CAMINO DE LA VIDA. AHORA, ES TIEMPO DE
GRATITUD, DÁNDOLES LO MEJOR DE NOSOTROS, SONRISAS, ABRAZOS, APOYO Y SOBRE
TODO DE ALGUNA MANERA CORRESPONDER A ESE AMOR QUE HA HECHO DE NOSOTROS
LO QUE HOY SOMOS...

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

109
J.C.C.

Agradecemos esta aportación a Ricardo Renan Raigoza Gutiérrez

129.- ORACION DE FIN DE AÑO
(Compromiso)
Señor, al terminar este año quiero:
DARTE GRACIAS por todo aquello que recibí de ti, Gracias por la vida y el amor, por las flores,
el aire y el sol, por la alegría y el dolo por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.
TE OFREZCO cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar, las cosas que pasaron por
mis manos y lo que con ellas pude construir.
TE PRESENTO a las personas que a lo largo de estos meses ame, las amistades nuevas y los
antiguos amores, los más cercanos a mi y los que están lejos, los que me dieron la mano, y aquellos
a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.
Pero también Señor, hoy quiero pedir PERDON por el tiempo perdido, por el dinero malgastado,
por la palabra inútil y el amor desperdiciado. Perdón por las palabras vacías y el trabajo mal hecho,
por vivir sin entusiasmo, Y por la oración que fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte.
Por todos mis olvidos, descuidos y silencios, mi egoísmo, vanidad, egolatría, y soberbia mal
entendida nuevamente te pido PERDON.........
Agradecemos esta aportación a EVA LILIANA BUSH PONCE

131. Conseguir objetivos
(Perseverancia)
Ciertas fechas marcan de forma clara ciclos en nuestra vida: cumpleaños, fines de año,
nacimientos, comienzos de años escolares, etc., esos ciclos pueden ser comienzos o finales. Hemos
terminado las fiestas navideñas y de fin de año, y muchas personas se llenan de sus mejores deseos
para llevar a cabo cambios positivos en sus vidas, comenzar un nuevo año, con renovada fe y
energía para lograr nuevas metas y propósitos.
La realidad es que al transcurrir del tiempo se va diluyendo ese "impulso" inicial que nos animó
a emprender ese esfuerzo y al final del año son muy pocos los que pueden decir que cumplieron sus
deseos y alcanzaron las metas propuestas. ¿Cómo poder perseverar y vencer el lastre de volver a
una vida cómoda y dejar de hacer el esfuerzo?. ¿Cómo conservar el "impulso" inicial de nuestros
propósitos y sostenerlo a lo largo de los meses?.
"El valor de la perseverancia radica en tener la disciplina para realizar sistemáticamente
pequeñas acciones por un determinado período de tiempo para alcanzar un objetivo claro".
El secreto anterior tiene tres elementos clave:
1) Pequeñas acciones
2) Sistemáticamente
3) Objetivo claro
Analicemos una por una:
PEQUEÑAS ACCIONES:
Este es quizás el cincuenta por ciento del valor de la perseverancia. No son los actos
espectaculares los que logran alcanzar las metas, sino pequeñas dosis de un trabajo más sistemático
lo que nos permite alcanzar nuestro objetivo. Recordemos el refrán "más vale paso que dure, que
trote que canse". Es precisamente eso, el esfuerzo diario, dosificado, que puedo realizar y que está a
mi alcance.
Ejemplos de lo anterior podrían ser los siguientes: En las relaciones inter-personales ya sean de
amistad, conyugales, con los hijos, es la frecuente comunicación para conocer qué pasa en sus vidas,
lo que fortalece los lazos de unión, y esto a su vez genera una mutua confianza haciendo el proceso

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

110
J.C.C.

comunicativo más sencillo y fluido. En el deporte por ejemplo comenzar realizando una actividad que
no me fatigue mucho, esto sirve para disciplinarme y encontrarle el gusto, además de generar la
condición física necesaria, para de allí incrementar la intensidad y alcanzar el nivel de desempeño
deseado.
SISTEMATICAMENTE:
Es el veinticinco por ciento del valor de la perseverancia. Sistemáticamente significa hacer lo que
se tiene que hacer en el momento en el que se necesita y consiste en no fallar en la ejecución de las
acciones necesarias. Las acciones realizadas de vez en cuando, o aquellas que no llevan como fin un
objetivo claro, no logran los resultados esperados. Es muy importante destacar que un elemento
indispensable para tener éxito es el que encontremos en nuestra vida el momento adecuado para
dedicarle a la ejecución de la actividad, si no designamos un espacio de tiempo determinado será
muy difícil mantener una constancia. Como la mayoría de las metas no se alcanzan de la noche a la
mañana, sino que requieren de un tiempo para realizarse, es importante distinguir el tiempo en dos
aspectos:
a) Tiempo Espacial: Esta es la medida de tiempo a lo largo de días, meses o años que voy a
tardar en alcanzar mi meta. Por ejemplo, para correr tres kilómetros necesito dos meses de
entrenamiento.
b) Tiempo Temporal: Es el tiempo que debo dedicarle a la actividad regularmente, puede ser
una hora al día, o todos los sábados, o tres veces por semana o una vez al mes,
dependiendo de la actividad y del objetivo de que se trate. Si le dedico más tiempo a una
actividad determinada, más rápido voy a alcanzar mi meta. Por ejemplo voy a dedicar a mi
entrenamiento una hora tres veces por semana.

OBJETIVOS CLAROS:
Si no sabes a dónde vas, nunca vas a llegar. Este es el tercer elemento y el restante veinticinco
por ciento del valor de la perseverancia. El objetivo es la meta y responde a la pregunta ¿a donde
quiero llegar? ¿Qué es lo que quiero lograr?. El objetivo es claro, concreto y preciso. El objetivo no
admite ambigüedades o dudas. Es recomendable escribir los objetivos en papel. Un objetivo que se
escribe y se coloca en algún lugar visible en donde lo pueda ver todos los días, tiene un poder 10
veces mayor que aquellos que sólo los pienso (¿como protector de pantalla en tu computadora?). Es
importante tener cuidado de que el objetivo se encuentre, a través de un esfuerzo, a mi alcance y el
de mis posibilidades. No soñar demasiado, el objetivo claro y bien definido evita que algo o alguien
nos desvíe del camino para alcanzarlo. Ejemplos de objetivos claros, concretos y precisos: correr 5
Kilómetros diarios, adelgazar 10 kilos, tomar un curso de desarrollo personal, mantener mi cuarto
ordenado todos los días, tener un promedio mínimo de 8.5 en la escuela, hacer media hora de
ejercicio 3 veces por semana, rezar todas las noches antes de dormirme, dar gracias a Dios por los
alimentos antes de comer, rezar todas las mañanas al salir de casa o abordar el auto, etc.
Si se siguen estas sencillas reglas, se podrán lograr los objetivos propuestos.
En espera de que esta reflexión contribuya a lograr cristalizar muchos de nuestros deseos,
viviendo y desarrollando el valor de la perseverancia, Valores Cristianos desea un año lleno de
perseverancia en la búsqueda de la santidad.
Agradecemos esta aportación a Enrique Castro Lozano, de México, D.F.
"El que persevera, alcanza".

480. ¿Cómo crecemos?
(Perseverancia)
Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.
Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla.
Cuando acepta su destino, pero tiene la voluntad de trabajar para cambiarlo.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

111
J.C.C.

Uno crece asimilando lo que deja por detrás, construyendo lo que tiene por delante y
proyectando lo que puede ser el porvenir.
Crece cuando supera, se valora, y sabe dar frutos.
Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila, experiencias... ¡Y siembra raíces!.
Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios, ni prejuicios, cuando da
ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes, cuando cumple con su labor, sin importarle los
otros pareceres.
Uno crece cuando se es Fuerte por carácter, Sostenido por formación, y Sensible por
temperamento....! Y humano por nacimiento!.
Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas. Recoge flores aunque tengan
espinas y marca camino aunque se levante el polvo.
Uno crece cuando es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse, con
residuos de flores....! Y de encenderse con residuos de amor...!
Uno crece ayudando a sus semejantes, conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo
que recibe.
Uno crece cuando se planta para no retroceder... Cuando se defiende como águila para no
dejar de volar....! Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.
Entonces... UNO CRECE!!!
Agradecemos esta aportación a Ivette Mahfoud de República Dominicana

502. Las ranitas
(Perseverancia)
Había una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de crema. Inmediatamente sintieron que
se hundían; era imposible nadar o flotar mucho tiempo, en esa masa espesa como arenas movedizas.
Al principio, las dos patalearon en la crema para llegar al borde del recipiente pero era inútil,
solo conseguían chapotear en el mismo lugar y hundirse. Sintieron que cada vez era mas difícil salir a
la superficie a respirar.
Una de ellas dijo en voz alta:
"No puedo mas. Es imposible salir de aquí, esta materia no es para nadar. Ya que voy a morir,
no veo para que prolongar este dolor. No entiendo que sentido tiene morir agotada por un esfuerzo
estéril"
Y dicho esto, dejó de patalear y se hundió con rapidez siendo literalmente tragada por el
espeso liquido blanco.
La otra rana, mas persistente o quizás mas tozuda, se dijo:
"¡No hay caso! Nada se puede hacer para avanzar en esta cosa. Sin embargo, ya que la muerte
me llega, prefiero luchar hasta mi último aliento. No quisiera morir un segundo antes de que llegue mi
hora".
Y siguió pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar, sin avanzar un centímetro.
¡Horas y horas!
Y, de pronto....de tanto patalear y agitar y agitar y patalear...
...la crema, se transformo en manteca..
La rana sorprendida dio un salto y patinando llego hasta el borde del bote.
Desde allí, solo le quedaba ir croando alegremente de regreso a casa.
Extraído de un libro de Jorge Bucay

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

112
J.C.C.

Agradecemos esta aportación a Betty

129. Oración para Fin de Año
(Compromiso)
Oración para Fin de Año
Gracias, Señor, por todo lo que en este año me diste! Gracias, por los días de sol y los
nublados tristes! Gracias, por las noches tranquilas y las horas obscuras! Gracias, por la salud y la
enfermedad!
Gracias, por las penas y las alegrías! Gracias, por lo que me prestaste y después te devolví!
Gracias, Señor, por la sonrisa amable y la mano amiga! Gracias, por el amor y todo lo hermoso y
dulce de la vida!
Gracias, por las flores y las estrellas y la existencia de los niños! Gracias, por la soledad, por el
trabajo! Gracias, por las lagrimas y dificultades de la vida diaria! Gracias, por todo lo que me acerco a
Ti y me reconforto!
Gracias, por Tu presencia en el Sagrario y todos los Sacramentos! Gracias, por seguir
prestándome la vida...! Amén.
Agradecemos esta aportación a Luis Carlos Olivares

129. Reflexión para Fin de Año
(Compromiso)
En estos últimos momentos del año que hoy termina,
heme aquí, Señor, en el silencio y en recogimiento
para decirte GRACIAS,
para solicitarte: AYUDA,
para implorarte: PERDÓN.
GRACIAS,
Señor por la paz, por la alegría,
por la unión que los hombres, mis hermanos, me han brindado,
por esos ojos que con ternura y comprensión me miraron.
Por esa mano oportuna que me levanté,
por esos labios cuyas palabras y sonrisa me alentaron,
por esos oídos que me escucharon,
por ese corazón que amistad, cariño y amor me dieron.
Gracias, Señor por el éxito que me estimuló,
por la salud que me sostuvo,
por la comodidad y diversión que me descansaron.
Gracias, señor... me cuesta decírtelo...
por la enfermedad, por el fracaso, por la desilusión,
por el insulto, por el engaño, por la injusticia,
por la soledad, por el fallecimiento del ser querido.
Tu lo sabes, Señor, cuán difícil fue aceptarlo;
quizá estuve al punto de la desesperación,
pero ahora me doy cuenta
que todo esto me acercó más a Ti.
¡Tú sabes lo que hiciste!
Gracias, Señor, sobre todo por la fe
que me has dado en Ti y en los hombres.
Por esa fe que se tambaleó

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

113
J.C.C.

pero que Tú nunca dejaste de fortalecer
cuando tantas veces encorvado bajo el peso del desánimo
me hizo caminar en el sendero de la verdad
a pesar de la oscuridad.
AYUDA,
Te he venido también a implorar
para el año que muy pronto va a comenzar.
Lo que el futuro me deparará, lo desconozco Señor.
Vivir en la incertidumbre, en la duda,
no me gusta, me molesta, me hace sufrir.
Pero sé que Tú siempre me ayudarás.
Yo te puedo dar la espalda. Soy libre.
Tú nunca me la darás. Eres fiel.
Yo sé que me tenderás la mano.
Tu sabes que yo no siempre la tomaré.
Por eso, hoy te pido que me ayudes a ayudarte,
que llenes mi vida de esperanza y generosidad.
No abandones la obra de tus manos. Señor.
PERDON,
No podría retirarme sin pronunciar
esa palabra que tantas veces,
te debí de haber dicho,
pero que por negligencia y orgullo he callado,
perdón, Señor, por mis negligencias,
descuidos y olvidos, por mi orgullo y vanidad,
por mi necedad y capricho,
por mi silencio y mi excesiva locuacidad.
Perdón, Señor, por prejuzgar a mis hermanos,
por mi falta de alegría y entusiasmo,
por mi falta de fe y confianza en Ti,
por mi cobardía y mi temor en mi compromiso.
Perdón, porque me han perdonado
y no he sabido perdonar.
Perdón por mi hipocresía y mi doblez,
por esa apariencia que con tanto esmero cuido
pero que en el fondo no es más que engaño a mi mismo.
Perdón por esos labios que no sonrieron,
por esa palabra que callé,
por esa mano que no tendí,
por esa mirada que desvié,
por esos oídos que no presté,
por esa verdad que omití,
por ese corazón que no amó
... por ese Yo que se prefirió.
Señor, no te he dicho todo.
Llena con tu amor mi silencio y cobardía.
GRACIAS por todos los que no te dan gracias.
AYUDA a todos los que imploran tu ayuda.
PERDÓN por todos los que no imploran perdón.
Me has escuchado...ahora, Señor, te escucho...
Agradecemos esta aportación a Daniel Príncipe
129. RECETA PARA UN FELIZ AÑO NUEVO
(Compromiso)
Tómense doce buenos meses: téngase cuidado de que estén plenamente libres de todos los
antiguos recuerdos de amargura, rencores, odios y celos. Límpieselos completamente de todo

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

114
J.C.C.

resentimiento que esté adherido a ellos; extráiganseles todas las manchas de mezquindad y
pequeñez; en resumen, téngase cuidado de que estos meses estén totalmente libres del pasado.
Divídase cada uno de estos meses en 30 o en 31 partes iguales, con excepción del segundo
que habrá que dividirlo en 28 ó 29. No trate de preparar la receta del año de una sola vez (muchos
echan a perder el caldo al proceder de este modo), sino prepáreselo cada día a la vez de la siguiente
manera:
Póngase en cada día doce partes de fe, once de paciencia, diez de valor, nueve de esperanza,
ocho de trabajo (algunos omiten este ingrediente y echan a perder el sabor de todo el resto), siete de
lealtad, seis de generosidad, cinco de amabilidad, cuatro de descanso (si se deja de lado este
ingrediente es como si no le pusiera aderezo a la ensalada; no lo haga), tres de oración, dos de
meditación y una de una resolución bien seleccionada.
Añádasele a todo esto una pizca de alegría, otra de juego, y una cucharada rebozante de buen
humor.
Agréguesele a toda la mezcla amor al gusto, y mézclese todo con brío. Cocínese con corazón
ardiente, adórneselo con sonrisas y una pizca de regocijo, y sírvaselo con tranquilidad, abnegación y
alegría, y ciertamente se tendrá un feliz año nuevo.
Desde un punto de vista humano, esta es una receta muy apropiada. Podemos aprender
mucho de ella. Hay sin embargo una cosa: le falta una Persona. No se puede tener un feliz año nuevo
sin él: Jesús.
No se puede hablar de verdadera fe, valor, esperanza, lealtad, generosidad, amabilidad sin El.
¡El es la misma esencia de todo eso! Si deseamos que nuestro "gozo sea cumplido" durante el año
que tenemos por delante, debemos abrir la puerta de nuestro corazón e invitarlo a entrar.
Agradecemos esta aportación a Ruth Cueto
BENDICION DE LA MESA:
TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR,
POR ESTOS ALIMENTOS QUE POR TU GENEROSIDAD VAMOS A TOMAR.
BENDÍCELOS PARA SALUD DE NUESTRO CUERPO Y PARA SERVIRTE MEJOR.
SEÑOR, TE PEDIMOS TAMBIEN QUE DES ALIMENTO Y AMOR
A QUIENES NO LO TENGAN Y A TODOS LA GUIA DEL ESPIRITU SANTO.
GLORIA AL PADRE, Y AL HIJO Y AL ESPIRITU SANTO.
129. ORACION DE FIN DE AÑO
(Compromiso)
Señor, al terminar este año quiero :
DARTE GRACIAS por todo aquello que recibí de ti,
Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol,
por la alegría y el dolo por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.
TE OFREZCO cuanto hice en este año,
el trabajo que pude realizar,
las cosas que pasaron por mis manos
y lo que con ellas pude construir
TE PRESENTO a las personas que a lo largo de estos meses ame,
las amistades nuevas y los antiguos amores,
los más cercanos a mi y los que están lejos,
los que me dieron la mano,
y aquellos a los que pude ayudar,
con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría
Pero también señor, hoy quiero pedir PERDON por el tiempo perdido,
por el dinero malgastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado
Perdón por las palabras vacías y el trabajo mal hecho,
por vivir sin entusiasmo,

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

115
J.C.C.

Y por la oración que fui aplazando y que hasta ahora vengo a presentarte.
Por todos mis olvidos, descuidos y silencios,
me egoísmo, vanidad, egolatría, y soberbia mal entendida nuevamente te
pido PERDON.........
Agradecemos esta aportación a EVA LILIANA BUSH PONCE

129. Oración Para Fin de Año
(Compromiso)
¡Gracias, Señor, por todo lo que en este año me diste!
¡Gracias, por los días de sol y los nublados tristes!
¡Gracias, por las noches tranquilas y las horas obscuras!
¡Gracias, por la salud y la enfermedad!
¡Gracias, por las penas y las alegrías!
¡Gracias, por lo que me prestaste y después te devolví!
¡Gracias, Señor, por la sonrisa amable y la mano amiga!
¡Gracias, por el amor y todo lo hermoso y dulce de la vida!
¡Gracias, por las flores y las estrellas y la existencia de los niños!
¡Gracias, por la soledad, por el trabajo!
¡Gracias, por las lágrimas y dificultades de la vida diaria!
¡Gracias, por todo lo que me acerco a Ti y me reconforto!
¡Gracias, por Tu presencia en el Sagrario y todos los Sacramentos!
¡Gracias, por seguir prestándome la vida...!
Amén.
Agradecemos esta aportación a Luis Carlos Olivares

129. FIN DE AÑO:
(Compromiso)
Al finalizar un año mas en nuestra existencia y siendo Dios el dador de todos los bienes,
empezando con nuestra propia vida, debemos darle gracias por ella y todo lo que poseemos, por
nosotros y los nuestros. Con este fin, incluimos una formula de Acción de Gracias, la que puede ser
dicha por varios miembros de la familia.

ORACION PARA DAR GRACIAS EN EL FIN DE AÑO
PAPA.- Señor, venimos en familia a pasar contigo los últimos momentos de este año que hora
termina. Tenemos tanto que agradecerte. Sabemos que “para los que te aman, todas las
cosas son provechosas”. Por eso queremos darte las gracias por todo lo que has querido
para nosotros en este año, por todo lo que has permitido para nuestro bien…
ABUELO(A).- Gracias por lo que nos ha hecho sonreír y por lo que nos ha hecho llorar. Gracias por la
salud que nos ha puesto alegres y por la enfermedad que nos ha enseñado la paciencia. La
abnegación, el valor. Gracias por el pan de cada día y también por nuestros apuros para
completar el gasto diario y cubrir nuestras deudas. Gracias porque nos diste una casa donde
vivir y por nuestras zozobras para cubrir sus pagos, y porque hemos aprendido a confiar en tu
Providencia.
MAMA.- Gracias Señor, por los momentos felices que vivimos en familia y por habernos permitido
sufrir juntos contigo, sin dejarnos de querer , sin desconfiar de tu bondad y gracias también
por habernos perdonado nuestros momentos de desesperación, de rebeldía y de desilusión.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

116
J.C.C.

HIJO.- Gracias por tu presencia entre nosotros como víctima, como alimento y como amigo y gracias
también porque siempre perdonaste nuestras distracciones en la Misa, nuestra falta de
hambre de Ti, y al dejarte tantas veces sin compañía en el Sagrario.
ABUELO(A) O MAMA.- Gracias porque cada vez que te ofendimos nos perdonaste después de
nuestra Confesión: por nuestra Comuniones familiares, por las gracias Sacramentales de
nuestros Matrimonios, por las riquezas inagotables del Sacerdocio de Cristo, y por el Oleo
Santo que recibieron nuestros enfermos en su gravedad.
HIJA.- Gracias por el sol de cada día, por la lluvia, por el aire que respiramos. Gracias por tu Iglesia.
Gracias, Padre, por tu Hijo, y por el Espíritu Santo, gracias por la Madre del Cielo. Y gracias
por que pudimos en familia pasar contigo los últimos momentos de un año que hoy termina.
TODOS.- Padre Nuestro…
233. No se venden frutos
(Compromiso)
Anoche tuve un sueño raro. En la plaza mayor de la ciudad habían abierto una tienda nueva. El
rótulo decía: "Regalos de Dios". Entré: Un ángel atendía a los clientes. Yo, asombrado, le pregunté:
- ¿Qué es lo que vendes, ángel del Señor?
- Vendo cualquier don de Dios.
- ¿Cobras muy caro?
- No, los dones de Dios son gratis.
Miré los grandes estantes; estaban llenos de ánforas de amor, frascos de fe, bultos de
esperanza, cajas de salvación y muchas cosas más.
Yo tenía gran necesidad de todas aquellas cosas. Cobré valor y le dije al ángel:
- Dame, por favor, bastante amor a Dios; dame perdón de Dios; un bulto de esperanza, un
frasco de fe y una caja de salvación.
Mucho me sorprendí cuando vi que el ángel, de todo lo que yo le había pedido, me había hecho
un solo paquete; y el paquete allí estaba en el mostrador, un paquete tan pequeño como el tamaño de
mi corazón.
- ¿Será posible? - pregunté - ¿Esto es todo?
El ángel me explicó:
- Es todo, Dios nunca da frutos maduros; El sólo da pequeñas semillas, que cada quien debe
cultivar.
Agradecemos esta aportación a Ricardo Renan Raigoza.
128. El libro de tu vida
(Meditación)
Hoy cierras un volumen mas del libro de tu vida.
Cuando comenzaste este libro todo era tuyo, te lo puso Dios en las manos, podías hacer con el
lo que quisieras: un poema, una pesadilla, una blasfemia, un sistema, una oración.
Podías... Hoy ya no puedes; no es tuyo, ya lo has escrito, ahora es de Dios. Te lo va a leer todo
Dios el mismo día en que te mueras, con todos sus detalles. Ya no puedes corregirlo. Ha pasado al
dominio de la eternidad.
Piensa unos momentos en esta ultima noche del año. Toma tu libro y hojéalo despacio, deja
pasar sus paginas por tus manos y por tu conciencia. Ten el gusto de verte a ti mismo. Lee todo.
Repite aquellas paginas de tu vida en las que pusiste tu mejor estilo.
No olvides que uno de tus mejores maestros eres tu mismo. Lee también aquellas paginas que
nunca quisieras haberlas escrito. No.... no intentes arrancarlas, es inútil. Ten valor para leerlas, son
tuyas.
No puedes arrancarlas, pero puedes anularlas cuando escribas tu siguiente libro. Si lo haces,
Dios pasara estas de corrida cuando te lea tu libro en el ultimo día.
Lee tu libro viejo en la ultima noche del Año. Hay en el trozos de ti mismo; es un drama
apasionado en el que el primer personaje eres tu. Tu en escena con Dios, con tu familia, con tu
trabajo, con la sociedad. Tu lo has escrito con el instrumento asombroso de tu libre albedrío sobre la

117
J.C.C.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

superficie inmensa y movediza del mundo. Es un libro misterioso, que en su mayor parte, la mas
interesante, no puede leerlo nadie mas que Dios y tu. Si tienes ganas de besarlo, bésalo, si tienes
ganas de llorar, llora fuerte sobre tu viejo libro en esta ultima noche del año.
Pero, sobre todo, reza sobre tu libro viejo. Cogelo en tus manos, levántalo hacia el cielo y dile a
Dios solo dos palabras: Gracias! Perdón!. Después daselo a Cristo. No importa como este, aunque
tenga paginas negras, Cristo sabe perdonar. Esta noche te ha de dar Dios otro libro completamente
blanco y nuevo. Es todo tuyo. Vas a poder escribir en el lo que quieras.
Pon el nombre de Dios en la primera pagina. Después dile que no te deje escribirlo solo. Dile
que te tenga siempre de la mano... y del corazón.
Autor anónimo .... Agradecemos esta aportación a Lic. Cristina Pereda
420. Lo pobre que somos
Una vez, un padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme
propósito de que su hijo viera cuán pobres eran las gentes del campo.
Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en una granja de una familia
campesina muy humilde. Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pegunta a su hijo:
-Qué te pareció el viaje?
-¡Muy bonito Papá!
-Viste qué tan pobre puede ser la gente?
-Si
-Y qué aprendiste?
-Ví que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una alberca
que llega de una barda a la mitad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos
unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. El patio llega hasta la barda de la
casa, ellos tienen todo un horizonte de patio.
Al terminar el relato, el padre se quedó mudo ... y su hijo agregó:
¡Gracias Papá por enseñarme lo pobre que somos!
Agradecemos esta aportación a Ma. del Pilar Aguerre

INDICE
Pag.
1 No te detengas

Título

Tema

Fe

26

1

Dios si existe

Fe

27

2

Fracaso

Fe

41

2

La Escalera

Fe

44

3

Una historia de Milagros

Fe

62

4

Testimonio

Fe

45

4

El Deportista

Fe

69

5

Padre, ¿Por qué me has abandonado?

Fe

58

6

El poder de una oración

Fe

70

6

Desgracia o bendición

Fe

73

7

El equilibrista

Fe

81

7

El Bordado de Dios

Fe

89

8

Todo tiene razón de ser

Fe

91

118
J.C.C.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo
9

Una bolsa de agua caliente

Fe

94

10

Lo demás lo hará Dios

Fe

98

10

Porqué creo en Jesús

Fe

105

11

Juicio injusto

Fe

112

11

Dios sabe lo que necesito

Fe

144

12

Un viaje para conocer a Dios

Fe

145

12

En Ti confío

Fe

147

13

Compra venta de Cristos

Fe

148

15

Cómo vencer el miedo

Fe

154

15

Los verdaderos milagros

Fe

200

17

Oración

Fe

203

18

Oración de la mañana

Fe

205

18

El alpinista

Fe

206

19

Dios sabe lo que hace

Fe

207

20

Pensamiento

Fe

212

20

Oración

Fe

213

21

Oscar Omar

Fe

215

22

Con Dios a tu lado

Fe

234

23

La taza

Fe

220

24

Oración

Fe

236

24

Escogiendo mi cruz

Fe

252

25

Testimonio

Fe

268

25

Aférrate

Fe

272

26

Fe

Fe

327

26

La vela y el sol

Fe

338

26

Para vivir mejor la Cuaresma

Fe

398

27

El gis que cayó

Fe

406

28

Estoy siempre contigo

Fe

411

28

Mi Fe no tiene precio

Fe

452

29

Yo soy tu Dios

Fe

432

29

¿Dónde está Dios?

Fe

446

30

Una opción difícil

Fe

458

31

También se ama el silencio

Fe

470

32

El incendio

Fe

474

33

Comer en familia

Familia

22

34

Los hijos no esperan

Familia

43

35

La paternidad es...

Familia

230

36

Empiezo hacer las cosas hoy

Constancia

32

36

Propósitos

Constancia

104

37

La oruga

Constancia

108

38

El juego de fútbol

Constancia

155

39

¿Tendrás tiempo?

Constancia

192

39

Esfuérzate

Constancia

421

40

El mejor día

Optimismo

39

40

El valor del valor

Constancia

394

41

Formas de ver la vida

Constancia

42

119
J.C.C.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo
41

La fuerza de intención de nuestros actos

Pensamientos Positivos

336

42

El mundo de los espejos

Constancia

475

43

Confianza en Dios

Pensamientos Positivos

46

44

Hoy comienza mi vida de nuevo…

Pensamientos Positivos

330

44

Las cosas importantes

Jerarquía de Valores

47

44

Primero lo primero

Jerarquía de Valores

358

45

Aunque no seas artista...

Confianza en Dios

113

45

El Naufrago

Confianza en Dios

262

46

Si yo me olvido de ti...

Confianza en Dios

214

46

Abandono Total

Confianza en Dios

49

47

¿Son estos los caminos de Dios?

Confianza en Dios

301

48

La demora de Dios, no es una negativa

Confianza en Dios

332

48

Las huellas

Confianza en Dios

343

49

Lo dice Dios

Confianza en Dios

454

50

El hombre sin rostro

Confianza en Dios

478

51

Acuérdate de lo bueno

Esperanza

51

52

Dimas, Gestas o Jesús

Esperanza

95

52

No importa ... vuelve a empezar

Esperanza

400

53

Una estrella verde

Esperanza

473

54

El Inventario

Dar

60

55

Dar

Dar

315

55

Dar vale más que recibir

Dar

317

51

Como hijo pobre

Disciplina

54

56

Encuesta de convivencia familiar

Convivencia

57

57

Por eso llevo un dinosaurio

Convivencia

59

58

Las manos de Dios

Servicio

194

59

"Acuérdese de mi"

Servicio

249

58

Auxilio bajo la lluvia

Servicio

175

60

El Espíritu Superior en cuerpos

Servicio

405

62

Los dos perritos

Actitud Positiva

66

63

El hombre mas rico

Actitud Positiva

139

62

¿A ti que te toca hacer?

Actitud Positiva

247

63

Hay que saber elegir

Actitud Positiva

329

64

Los pequeños detalles

Generosidad

63

65

Da sin que te pidan

Generosidad

166

66

Inventario de generosidad

Generosidad

164

67

"Quien tenga pan"

Generosidad

167

67

Comodidad

Generosidad

176

69

Fleming

Generosidad

242

68

Nuestra cuota inicial

Generosidad

381

71

Las manos más hermosas

Generosidad

344

71

Plantar para los demás

Generosidad

178

70

Una historia de Navidad

Generosidad

267

72

Mañana se lo diré

Sinceridad

65

73

Jeremías

Renacer

76

74

La Ultima Cena

Renacer

152

120
J.C.C.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo
75

Vivir o Sobrevivir

Reflexión

78

76

Que es la riqueza

Reflexión

106

76

Reflexión

227

77

¿No te parece extraño?
El Espanta pájaros

Decisiones

79

77

Sueño

Decisiones

90

78

Tirando del lado contrario

Voluntad

82

78

Mientras haya vida

Voluntad

170

78

Tirando del lado contrario

Voluntad

82

79

La Perla

Desprendimiento

93

79

El ramo de flores

Desprendimiento

321

80

A los 85 años

Respeto

80

El escultor

Aceptación

378

81

Asamblea en la Carpintería

Aceptación

88

81

Vivo en una estrella

Aceptación

373

82

¿Qué le has pedido a Dios?

Aceptación

443

82

Se cauto por el brillo que ofrece el mundo

Humildad

188

83

Mantén la boca cerrada

Humildad

218

83

Saber orar

Humildad

284

84

Empieza por ti

Humildad

240

84

La fuerza del cristiano

Humildad

425

84

El mejor doctor

Humildad

463

85

En la feria del libro

Empatía

497

85

La Roca

Confianza

140

86

El río helado

Confianza

191

87

Mi día en la corte

Confianza

260

88

Muy aprisa

Confianza

413

88

¿En manos de quién?

Confianza

471

89

Lo prefiero ahora

Compartir

100

86

Comparte

Compartir

311

89

El cielo y el infierno

Compartir

319

90

El mejor día de mi vida

Valorar

101

91

Eres valioso

Valorar-Autoestima

158

92

Las cosas no siempre son lo que parecen

Valorar

223

90

¿De que me preocupo?

Valorar

266

93

¿Qué es la riqueza?

Valorar

250

93

¿Para que los bienes materiales?

Valorar

298

114 Lo pobre que somos

Valorar

420

94

Círculo 99

Valorar

309

96

El zapatero pobre

Valorar

324

104 Belleza y fealdad

Valorar

396

97

Solo Dios puede dar la Fe

Fe y Testimonio

103

97

La vida duele...

Entusiasmo

141

98

El día más hermoso ¡Es hoy!

Entusiasmo

146

98

Un nuevo día

Entusiasmo

187

99

El carpintero

Entusiasmo

202

99

Mi mejor día

Entusiasmo

221

96

121
J.C.C.

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo
100 Palabras de estimulo

Apoyo

137

100 Gracias, Señor

Gratitud

136

102 Valorando lo que tenemos

Gratitud

216

101 Cuando sea viejo

Gratitud

157

101 La paloma y la hormiga

Gratitud

490

102 Recuerda dar gracias

Gratitud

261

105 Cuando creíste que no veía

Gratitud

427

103 ¿Te has preguntado alguna vez?

Gratitud

436

105 Dar gracias a Dios

Gratitud

316

104 El árbol de las manzanas

Gratitud

472

106 Nuestros viejitos

Gratitud

504

107 Conseguir objetivos

Perseverancia

131

103 La escultura

Perseverancia

469

108 ¿Cómo crecemos?

Perseverancia

480

109 Las ranitas

Perseverancia

502

106 Oración de Fin de Año

Compromiso

129

109 Oración para Fin de Año

Compromiso

129

111 Receta para un Año Nuevo

Compromiso

129

110 Reflexión para Fin de Año

Compromiso

129

112 Oración de Fin de Año

Compromiso

129

112 Oración Para Fin de Año

Compromiso

129

113 Fin de Año: Dar gracias en el fin de año

Compromiso

129

113 No se venden frutos

Compromiso

233

114 El libro de tu vida

Meditación

128

“Hay que evangelizar con los medios de hoy”

Estos textos han sido compilados con especial dedicación por los agentes juveniles.
Ha sido preparado gracias a la aportación de muchos hermanos y hermanas de
nuestra Iglesia, las cuales formamos parte de la RIAL (Red de Iglesia de América
Latina).

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo

122
J.C.C.

Dedicado con especial estima a los amigos que realizan una Pastoral Juvenil, al
amigo de siempre.... JESÚS.

“Cada segundo, cada minuto que pasa es una hoja escrita de la vida que debo aprender a
leer para entenderla mejor y descubrir algo agradable...
“Cada segundo, cada minuto que pasa es una hoja en blanco de la vida que debo aprender
a escribir... para luego leer y recordar momentos gratos”.

A todos nos gusta los cuentos, las historias y son precisamente lo que hallaremos en
este libro.
Estos poseen una peculiar característica: si se leen de una determinada manera,
ocasionan un verdadero crecimiento espiritual.

COMO LEERLOS

Perlas Escogidas y Tesoros Escondidos ... 2
San Pablo
Hay tres maneras de hacerlo:

123
J.C.C.

1.- Leer una sola vez y pasar a la siguiente. Este modo sirve únicamente de entretenimiento.
2.- Leer dos veces, reflexionar sobre él y aplicarlo a la propia vida. Da bastante provecho en
pequeño grupos en la que cada miembro comparte con los demás las reflexiones que la
historia le ha suscitado.
3.- Volver a leer, luego de haber reflexionado sobre él, crear un silencio interior y dejar que la
historia le revele a uno mismo su profundo significado. Esto lleva progresivamente a
adquirir una experiencia para lo MISTICO.

También se puede tener presente la historia durante todo el día y dejar que su
fragancia o melodía le ronde o nos rodee a uno. Para ello es preciso dejar hablar al corazón
en su debido momento, y luego al cerebro.

MISTICISMO.- El arte de gustar en el corazón el significado interno de dichos cuentos,
hasta el punto de ser transformados por ellos.