You are on page 1of 6

EL SER Y EL DEBER SER

El Sistema de Educación Media Superior se encuentra actualmente viviendo


un problema de reconceptualización: “en cuanto al ser y el deber ser”, es
decir, una situación aparentemente real no lo es del todo, ya que se parte de
supuestos de lo que debería ser, siempre pensamos que el alumno como
estudiante de este nivel debe dominar lo del nivel anterior, sin pasar por una
verificación de que se cumpla realmente esa condición.

Hablar de educación por ello se hace un tanto difícil, precisamente porque al


manejar ideales se llega a obviar necesidades; por ejemplo podríamos
encontrarnos ante un docente que pretende enseñar a un alumno el valor de la
puntualidad, para lo cual sanciona a todo aquel que llegue tarde, pero llegar
tarde se establece de acuerdo al momento en que él mismo entre en el aula, no
de acuerdo al horario de un reloj. Esta falta de congruencia envía el mensaje
de superioridad que justifica “poder” entonces para el alumno el mensaje es
claro “el docente es el único que puede llegar tarde”.

Todo sistema educativo parte de un currículo previamente establecido en torno


al cual se elaboran los proyectos educativos de cada Escuela y Colegio, cada
proyecto otorga diferente valía a su misión, su visión, sus metas, sus valores e
ideales educativos, el conjunto de estos da identidad a los miembros de la
comunidad escolar, creando en ellos un sentido de pertenencia y
diferenciándolos al mismo tiempo de otros.

Hablando del diseño de todo proyecto, es necesario aclarar que se deberá


partir de la comprensión de la filosofía educativa que lo respalda, le da guía y
dirección, justificando con ello cada una de las acciones y decisiones que se
deban tomar por los encargados de administrar gerencialmente el mismo, por
lo cual no debemos obviar la existencia de un curriculum oculto que en muchas
ocasiones legitíma lo cuestionable, garantizando con ello su supervivencia. Lo
anterior no quiere decir que se esté o no de acuerdo con ello pero es algo
innegable al ser observable.
En este ensayo se pretende realizar un análisis comparativo de estas dos
realidades, (el ser real y el deber ser) enfocado hacia el proceso de aprendizaje
que el alumno realiza al vivir entre ambas, y que sin duda son parte del
resultado académico que éste obtiene al finalizar un periodo escolar.

También será importante durante el desarrollo de este trabajo ir recordando los


factores que intervienen en el proceso de enseñanza -aprendizaje pero que no
necesariamente dependen de los planes de estudio, a los que se denominará
como condiciones del ambiente ya sea áulico o escolar. Aunque los planes de
estudio propician las dificultades de acción para concretar las bases
constructivistas en la enseñanza (prácticamente en todos los sectores de la
educación), nos enfocaremos aquí en la relación contenido-docente-alumno, es
decir, en la relación que el maestro establece directamente con el educando y
el interés que puede despertar en él por el conocimiento de los contenidos a
comunicar.

Por una lógica de orden comenzaremos contextualizando el entorno escolar en


que se realiza el trabajo, para después caracterizar al alumno y por ende al
docente, ya que el proceso aprendizaje se da unido al proceso enseñanza,
para por último establecer una serie de consideraciones que podrían ayudar a
desarrollar una estrategia de intervención, que nos permita incidir de manera
efectiva para eficientar el proceso mismo.

CONTEXTUALIZACIÓN DEL ENTORNO ESCOLAR

La escuela que servirá de objeto de estudio de este análisis, se encuentra


ubicada geográficamente en una Región bastante lejana al centro de la ciudad,
está rodeada de casas habitacionales todavía en promoción de venta, no es
fácil el acceso a la escuela, ya que el transporte público deja al alumnado a
casi kilometro y medio de distancia, de tal forma que para llegar a la puerta de
entrada deben caminar o tomar taxi, la mayoría llega caminando.
El nivel socioeconómico del alumnado oscila de medio bajo a muy bajo, son
muchas las carencias que se pueden observar en cuanto a su vestimenta y
alimentación, alrededor del Colegio se encuentran casas construidas con
material muy económico como cartón, láminas, maderas de baja calidad, que
contrastan con las unidades habitacionales antes mencionadas.

La mayoría de los alumnos viven lejos de la escuela, algunos tienen que tomar
dos transportes, para lo cual deben salir muy temprano de sus casas, lo que
provoca en ocasiones retardos numerosos y baja asistencia en las primeras
horas de clase.

La escuela atiende un total de 890 alumnos distribuidos en 28 grupos divididos


en tres grados (2º 4º y 6º) y 3 especialidades atendidos por 38 docentes, 12
administrativos y 5 de mantenimiento, , la especialidad que cuenta con más
aceptación es la de turismo, las otras 2 son asignadas a los alumnos a pesar
de que no sean totalmente de su elección, el nivel académico con el que
ingresan está establecido por debajo de la media que regula el Ceneval, lo que
coloca a la mayoría de ellos en riesgo y vulnerabilidad ante la reprobación.

El nivel de exigencia de los maestros es alto, no se corresponde con el


desempeño del que son capaces los alumnos, se puede observar una desfase
entre los contenidos y objetivos a alcanzar en un currículo basado en
competencias y lo que el alumno posee como conocimiento ya adquirido y
dominado.

LA REALIDAD ESCOLAR EN QUE SE DESARROLLA EL PROCESO DE


ENSEÑANZA APRENDIZAJE

Para poder entender cómo se desarrolla el proceso de enseñanza aprendizaje


se requiere adoptar una conceptualización sobre dos partes del mismo
proceso:
El proceso de enseñar que será definido como el acto mediante el cual el
profesor muestra o suscita contenidos educa tivos (conocimientos, hábitos,
habilidades) a un alumno, a través de medios prácticos, en función del
desarrollo de competencias definidas en objetivos adaptados a un proceso,
dentro de un contexto laboral de especialidad.

El proceso de aprender es el proceso complementario de enseñar. Aprender


es el acto por el cual un alumno intenta captar y elaborar los contenidos
expuestos por el profesor, mediante aplicaciones prácticas o por cualquier otra
fuente de instrumentación tecnológica.

Deberá ser capaz de demostrar el nivel de competencia adquirido mediante


horas de práctica y aplicando (técnicas de estudio o de trabajo intelectual). Este
proceso de aprendizaje es realizado en función objetivos clasificados según
las taxonomías de Bloom en el área cognitiva, de Krathwohl en el área afectiva
y de Simpson en el área motriz que pueden o no identificarse con los del
profesor. Este tipo de descripción pertenece al deber ser, esbozado en la
filosofía de la escuela.

Ahora debemos analizar cómo se desarrolla el proceso de enseñanza


aprendizaje es necesario dividir el papel que desempeña tanto el alumno como
el docente para lo cual comenzaremos caracterizando al alumno:

Caracterización del alumno:


Los alumnos que atiende la escuela en su mayoría provienen de escuelas
secundarias públicas un dato interesante es que al concursar por un lugar en el
sistema de Educación Media Superior quedaron sin asignación por el bajo
puntaje obtenido en la prueba de EXANI, esto aunado a que la escuela no fue
una de sus primeras elecciones, sin embargo asisten a ella pos ser la única
que tenia espacios para apoyarlos.

PAPEL DOCENTE EN LOS PROCESOS DE ENSEÑANZA - APRENDIZAJE.

Considerando todo lo anterior, podemos concluir que: en un contexto


social que provee a los ciudadanos de todo tipo de información e instrumentos
para procesarla, el papel del docente se centrará en ayudar a los estudiantes
para que puedan, sepan y quieran aprender. Tomando en cuenta la
reconceptualización: “en cuanto al ser y el deber ser”.

Y en este sentido les proporcionará especialmente: orientación, motivación y


recursos didácticos.

- Los estudiantes, que pretenden realizar determinados aprendizajes a partir


de las indicaciones del profesor mediante la interacción con los recursos
formativos que tienen a su alcance.

- Los objetivos educativos que pretenden conseguir el profesor y los


estudiantes, y los contenidos que se tratarán. Éstos pueden ser de tres tipos:

- Herramientas esenciales para el aprendizaje: lectura, escritura, expresión


oral, operaciones básicas de cálculo, solución de problemas, acceso a la
información y búsqueda "inteligente", metacognición y técnicas de aprendizaje,
técnicas de trabajo individual y en grupo...

- Contenidos básicos de aprendizaje, conocimientos teóricos y prácticos,


exponentes de la cultura contemporánea y necesarios para desarrollar
plenamente las propias capacidades, vivir y trabajar con dignidad, participar en
la sociedad y mejorar la calidad de vida.

- Valores y actitudes: actitud de escucha y diálogo, atención continuada y


esfuerzo, reflexión y toma de decisiones responsable, participación y actuación
social, colaboración y solidaridad, autocrítica y autoestima, capacidad creativa
ante la incertidumbre, adaptación al cambio y disposición al aprendizaje
continuo.

- El contexto en el que se realiza el acto didáctico. según cuál sea el contexto


se puede disponer de más o menos medios, habrá determinadas restricciones
(tiempo, espacio...), etc. El escenario tiene una gran influencia en el
aprendizaje y la transferencia.
En definitiva, recordemos que los recursos didácticos pueden contribuir a
proporcionar a los estudiantes información, técnicas y motivación que les ayude
en sus procesos de aprendizaje, sin embargo su eficacia dependerá en gran
medida de la manera en la que el profesor oriente su uso en el marco de la
estrategia didáctica que está utilizando.

- La estrategia didáctica con la que el profesor pretende facilitar los


aprendizajes de los estudiantes, integrada por una serie de actividades que
contemplan la interacción de los alumnos con determinados contenidos.
La estrategia didáctica debe proporcionar a los estudiantes: motivación,
información y orientación para realizar sus aprendizajes, y debe tener en
cuenta algunos principios:

- Considerar las características de los estudiantes: estilos cognitivos y de


aprendizaje..
- Considerar las motivaciones e intereses de los estudiantes .

- Organizar en el aula: el espacio, los materiales didácticos, el tiempo...


- Proporcionar la información necesaria cuando sea preciso: web, asesores...
- Utilizar metodologías activas en las que se aprenda haciendo.
- Considerar un adecuado tratamiento de los errores que sea punto de partida
de nuevos aprendizajes.

- Prever que los estudiantes puedan controla r sus aprendizajes.


- Considerar actividades de aprendizaje colaborativo, pero tener presente que
el aprendizaje es individual. Y en último termino realizar una evaluación de los
aprendizajes, (recordando que éste es un proceso continuo).

Ensayo elaborado por:

Rosa Irma Hinojosa Morales.