You are on page 1of 2

DISCURSO 1 DE MAYO

Hermanos, no podríamos comenzar este mensaje con otra palabra que no sea la
de hermano, pues la conmemoración que hoy nos convoca habla y actúa en el alto
sentido del espíritu de la fraternidad.
Han pasado ya 130 años de la huelga de Chicago que inspira este día, Chile y el
mundo ya no son los mismos, no obstante las luchas que inspiraron a nuestros
compañeros mártires no han cambiado, la convicción por la reivindicación de los
derechos de los trabajadores y más aún la defensa de los profundos valores que
inspiran a la humanidad se encuentran igualmente vigentes.
Estamos aquí para recibir el legado de consecuencia moral de quienes nos
antecedieron, estamos aquí para tomar en nuestras manos la misión de crear una
sociedad justa y bien intencionada, somos capaces plenamente de entrelazar en
nuestras almas la certeza de que el respeto se tiene que imponer a los cimientos
del egoísmo y la indolencia, con que se ha construido nuestra sociedad actual.
Grandes hombres nos han marcado el camino no con discursos ni politiquería, no
con palabras ni promesas llevadas por el viento sino con la potencia de sus actos,
hoy necesitamos marchar por el arduo sendero de la vida con el ejemplo de fuerza
moral de ellos, Luis Emilio Recabarren, Clotario Blest, Tucapel Jiménez gracias
por el legado que nos entregaron y que cargamos en nuestras almas con la
intención de construir una sociedad mejor, cuántos hombres buenos quedaran
fuera de estas líneas y cuántos de ellos no alcanzan a ser nombrados en los
discursos, pero siempre y por siempre irán sellados a nuestro destino y blandidos
en el metal grueso de la espada de nuestra unidad.
Hoy es el momento de convocar a la juventud para que tome la batuta de cambio y
derribe esta podredumbre moral que todo lo consume, derribar debe los
paradigmas del amor por el dinero, de ese falso entendimiento que toda felicidad
se consigue a través del éxito material, pero más aún debemos entender que la
juventud no es una definición que la entreguen los calendarios, la juventud es
convocar aquel fuego juvenil que anida en nuestros corazones, es mantener el
amor por el eterno rito de la vida, hoy mis hermanos debe empezar la cruzada por
la defensa de la juventud y que ella nos proyecte a la era del amor y el progreso.
En el tiempo y el espacio resuena resuelta la voz de aquellos obreros asesinados
en la horca en aquellos lejanos años de mil ochocientos, “la voz que vais a sofocar
será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora”, aun
te escuchamos hermano y para eso estamos, para hacer del movimiento sindical
un actor amplio y poderoso, para hacer del movimiento sindical un espacio que

nunca sea tomado por traidores y conspiradores ¡¡a expulsar a los traidores!!
¡¡Arriba los que luchan!!
Cuantos ejemplos podemos recordar que nos inspiren, que nos hagan educarnos
en el deber de entender que cambiar el mundo no es un acto de idealismo, sino un
acto de justicia.
Recordar a los obreros peruanos y bolivianos que se negaron a abandonar la
escuela Santa María de Iquique a sabiendas que ocurriría la fatídica masacre
perpetuada por el estado chileno, ellos dijeron incólumes “con los chilenos
vivimos, con los chilenos morimos” hoy más decimos nosotros ¡ juntos vivimos y
más juntos defendemos la vida!
Hoy la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales de Atacama reafirma de forma
inapelable su compromiso certero con la comunidad y la región de Atacama, el
olvido largo y agraviante con el que se nos ha castigado por años, nos ha educado
en el sentido de la fraternidad. Salud, vivienda, conectividad, agua potable,
educación es lo que queremos para la región, deseamos de nuestra tierra un
hogar limpio y fructífero, pero sabemos que se acabó el tiempo de pedir es hoy
hora de exigir lo que por derecho nos corresponde y más aún es tiempo de
nosotros construir, es tiempo de ser responsables y emprender la tarea de
refundarlo todo, de ser nosotros los garantes del futuro grande y laborioso.
Hoy por hoy es el tiempo de sembrar y es por ello que bajo ninguna concesión
aceptamos el sucio juego de la baja politiquería, no aceptamos la traición ni la
inconsecuencia ante los caminos sembrados por las bases.
Somos orgullosos de nuestra historia moral y de las convicciones que nos harán
construir un país mejor, es este el tiempo que nace una nueva generación de
ciudadanos que confía en un horizonte para todos ¡viva el movimiento sindical,
vivan los trabajadores, Atacama unida no se vende, se defiende!

Región de Atacama, 1° de Mayo de 2016.