You are on page 1of 2

Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible

RIO+20
Antecedentes

En el 2008 la crisis financiera en Estados Unidos de América (USA) se añade a las crisis
de los precios de los alimentos , la crisis energética y la crisis climática, configurándose un
escenario global de crisis múltiple, originada en este caso desde los países desarrollados,
primero en USA y luego en Europa, con un extraordinario impacto en todo el planeta.
En esta situación el Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas (20082009), Padre Miguel de Escoto, propuso realizar la Conferencia de Naciones Unidas
sobre la Crisis Financiera y su impacto en el Desarrollo.
Esta propuesta fue presentada en Naciones Unidas y contó de inmediato con el respaldo
del G-77 pero con una gran resistencia de los países desarrollados, los temas financieros,
económicos y comerciales para llevarlos a otros escenarios donde los criterios de
votación son de otro tipo y ellos pueden manejar las decisiones. Pese a esa resistencia, la
Asamblea aprobó la realización de la Conferencia, aunque con múltiples limitaciones
impuestas por los países desarrollados.
Es en este contexto que, en el último trimestre del 2009, el Gobierno de Brasil,
encabezado por Lula da Silva, toma la iniciativa de proponer una Conferencia por los 20
años de la Cumbre de Rio’92, de modo que se valoraran los avances y sobre todo, cómo
reactivar y acelerar el cumplimiento de sus principios y acuerdos así como la
implementación de los planes acordados en esta situación de crisis múltiple, de cambios
en las tendencias de desarrollo y de surgimiento de otros actores en el escenario
internacional. Esta propuesta, así como la agenda presentada por Brasil, fue aceptada
por el G-77 y presentada por éste a la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU).
Sin embargo, en la AGNU la propuesta tuvo que enfrentar la resistencia de los países
desarrollados que, como ya se mencionó, quieren manejar los temas de la crisis
financiera y otras, fuera del marco de Naciones Unidas..
Las discusiones sobre la agenda fueron intensas y de rudas negociaciones quedando
finalmente la decisión focalizada en (ref. 1):
“organizar en 2012 la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible
al nivel más alto posible, incluidos Jefes de Estado y de Gobierno u otros representantes
y, a ese respecto, acepta con gratitud el generoso ofrecimiento del Gobierno del Brasil de
ser el anfitrión de la Conferencia, y decide
Que:
a) El objetivo de la Conferencia será obtener un compromiso político renovado en favor
del desarrollo sostenible, evaluando los avances logrados hasta el momento y las lagunas
que aún persisten en la aplicación de los resultados de las principales cumbres en
materia de desarrollo sostenible y haciendo frente a las nuevas dificultades que están
surgiendo. La Conferencia se centrará, entre otros, en los siguientes temas, que serán
examinados y perfeccionados en el proceso preparatorio: la economía verde en el
contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, y el marco institucional
para el desarrollo sostenible;
b) El resultado de la Conferencia será un documento político específico;”

Aún bajo las condiciones impuestas por los países desarrollados. La misma Resolución 64/236 estableció las bases para el proceso preparatorio de la Conferencia y decidió que sería dirigida por un comité preparatorio de composición abierta presidido por una mesa de diez miembros propuestos por los Grupos Regionales de Naciones Unidas y definió que habrían tres reuniones de ese Comité Preparatorio. asociadas a las sesiones de la Comisión de Desarrollo Sostenible . la aprobación de la Conferencia Rio+20 fue una importante victoria del G-77. que adelantó cinco años la revisión de los temas del Desarrollo Sostenible en el contexto internacional de crisis compleja y logró que la agenda se focalizara en producir un documento político que constituituyera un compromiso renovado con el Desarrollo Sostenible.