You are on page 1of 5

Sabe usted ¿por qué celebran reuniones los siervos de Dios?

Para adorar a Dios
léase Sal. 95:6, Hebreos 13:15, Sal 22:22. Por tanto, siempre debemos tener sumo
aprecio por nuestras reuniones. ¿Y cómo se demuestra esto? Mediante nuestra
asistencia y preparación para las reuniones.
La necesidad de la congregación es mejorar en la preparación de nuestras
reuniones. Esto incluye los comentarios y las asignaciones estudiantiles.
¿Cuál es la mejor forma de prepararse para las reuniones? Elaborando un
programa y ciñéndose a él, para esto es necesario que determine cuándo y
dónde estudiar y después el cómo.
Sobre el cuándo. ¿En qué momento del día puede concentrarse mejor? ¿Temprano
en la mañana antes de empezar a trabajar, o tarde en la noche cuando los niños ya
están acostados? Incluso si no dispone de mucho tiempo, determine cuánto va a
dedicar al estudio y no deje que nada lo desvíe de su objetivo.

Tony, un joven soltero de unos 25 años, dedica la noche del martes al
estudio personal y utiliza otros momentos de la semana para prepararse
para las reuniones.
Kumiko ha sido precursora por dos décadas. Aunque tiene tres hijos y un
esposo incrédulo, ha aprendido por experiencia que la mejor hora para leer
y estudiar la Biblia en su caso es por la noche antes de acostarse.
Otros precursores de éxito se levantan antes que el resto de la familia para
fortalecerse espiritualmente en las horas tranquilas de la mañana.

El tener un horario o programa que se apegue a la realidad es otra
manera de emplear mejor su tiempo. En tal horario se debe tomar en
cuenta la necesidad de distracción o recreación. Pero los intereses
espirituales deben tener prioridad. Usted debe apartar tiempo para
asistir con regularidad a todas las reuniones de la congregación.
También pudiera determinar de antemano qué días o noches puede
dedicar a la obra de evangelizar.
Puede que el hallar tiempo para estudiar requiera algunos sacrificios.
Por ejemplo, las familias de Betel. Por supuesto, para levantarse
temprano tendría que acostarse a una hora razonable, de modo que
pueda empezar el día siguiente descansado y con vigor.

pues . la televisión y el teléfono. la información se le grabará mejor y luego podrá recordarla con la ayuda del espíritu. Busque un lugar tranquilo y elimine las distracciones apagando la radio. 17:11. Además. observe cómo cada subtítulo se relaciona con el tema. eso no siempre es sencillo. Si lee los pasajes directamente de la Biblia. Cuando encuentre la respuesta. Pero recuerde que también debe prepararse para las reuniones. así como al servicio del Reino (Efesios 5:16). Orar antes de comenzar le ayudará a olvidar las inquietudes del día y concentrarse en la Palabra de Dios (Filipenses 4:6. me molesta la conciencia. Al prepararse para las reuniones. subraye o resalte unas pocas palabras o frases clave que le ayuden a recordarla. y exige autodisciplina. Chris reconoce: “Si estudio a toda prisa. Así. Hágalo con calma. Fíjese en el título del artículo o capítulo. No estudie de manera apresurada. acostúmbrese a buscar los textos bíblicos y trate de entender su relación con el tema que está analizando. Si ese es el caso.Sobre el dónde. Así se aprovecha mejor el estudio. durante la reunión podrá levantar la mano si lo desea y hacer un breve comentario con sus propias palabras. Busque en la Biblia los textos que no están copiados y trate de ver cómo sustentan el tema (Hechos 17:11). Cierto. 12). tenemos que examinarnos y ‘dejar de hacernos irrazonables’ en el empleo del tiempo (Efesios 5:17). Sobre el cómo. 7). Así crecerá su comprensión espiritual (Hech. La presión muchas veces impide la concentración. Por eso mejor es tener sesiones cortas. lea cada párrafo y busque la respuesta a la pregunta correspondiente. Nuestro objetivo ha de ser ‘comprarlo’ de asuntos menos importantes de modo que dediquemos más tiempo al estudio personal de la Biblia y la preparación para las reuniones. podrá visualizar en qué parte de la página se encuentran los versículos y después tardará menos en localizarlos. examine las láminas y lea las preguntas de repaso que resaltan las ideas centrales. Empiece por hacerse una idea general del tema. Luego.

. ¿Cuál es la solución? Tomarse el tiempo necesario.no retengo lo que leo y no me llega al corazón”.

jw. Primero le pido que me lo explique con ejemplos de la vida diaria. Mientras lo hago. Por ejemplo. siempre relacionada con la adoración a Jehová. Ahora es Perla quien ayuda a su hijo de cinco años a participar en las reuniones. Nuestro hogar debe ser un nido de actividad. todos podemos disfrutar del sitio de Internet www. No tengo el material suficiente para prepararme.jw. siervos ministeriales. Benefíciese. cuando era niña. Razonamiento. Pida ayuda en el caso de sus asignaciones estudiantiles. su madre la ayudaba a prepararse para ofrecer comentarios breves durante el Estudio de La Atalaya. Trate de comentar por lo menos una vez en todas las reuniones. Me siento . No llevo a cabo mi Adoración en Familia o Estudio Personal. tratados. Perspicacia.org. me preparo yo. si no se puede leer (dibujos). las publicaciones cristianas como revistas. Pase al departamento de Literatura o de Revistas. por ejemplo la ayuda de precursores.org. Organizados. Pídale ayuda al Superintendente de la Reunión Vida y Ministerio Cristianos.wol. 2) que procuren hacerlo en sus propias palabras. si no se retienen las ideas (comentario escrito). Entonces nos concentramos en lo que él llama ‘su párrafo’. Luego lo practicamos varias veces. ¿Cómo lo hace? “Antes que nada. la Biblioteca en Línea WATCHTOWER LYBRARY www. usamos algún objeto parecido a un micrófono para que después sepa cómo sostenerlo.Inconvenientes: Me cuesta trabajo comentar por la timidez u otra limitación (lea Salmo 32:8). Por lo que es importante surtir de alimento espiritual nuestro hogar de manera frecuente. Por ejemplo. folletos o la Guía de Estudio para los Testigos de Jehová. la aplicación JW LIBRARY. 3) que citen textos bíblicos en los comentarios. los libros Toda Escritura. En casa convendría hacer lo siguiente antes de la reunión: UNA cristiana mexicana llamada Perla recuerda que. Anuarios. En este caso puede hacer lo siguiente: Prepararse para las reuniones de congregación 1) Que todos los miembros de la familia estén preparados para comentar en las reuniones. y 4) que al estudiar la información piensen en cómo aplicarla personalmente Tengo hijos pequeños. Durante el ensayo. etc. ancianos. busco algún párrafo que mi hijo pueda entender y explicar en sus propias palabras.

El esposo cristiano debe tener presente que durante los primeros años de la vida del niño. 4). sus contestaciones de veras alaban a Jehová y son una expresión de su propia fe. A menudo. Cuando la familia se prepara para las reuniones. su esposa probablemente se distraerá durante las reuniones y tendrá menos oportunidades de estudiar la Biblia y meditar en ella. es padre de dos hijos. Implica invertir mucho tiempo y energías. uno de dos años y otro de cuatro. Además. anciano que sirve en un grupo de lengua hindi. después de las reuniones procura comentar con ella algunos puntos tratados en el programa para compensar lo que se haya perdido. vemos qué porciones de la información pueden entender los niños —relata—. . La mayoría de las veces aborda antes al hermano que dirige el estudio para decirle cuál es su párrafo.muy contenta al ver que no pasa ni una reunión sin que ofrezca un comentario o al menos levante la mano. De este modo. Después les damos una explicación general del tema o les indicamos los puntos principales del artículo. el padre responsable hace todo lo que está en su mano para ayudarla a cuidar del niño. Los niños explican las cosas tal como las entienden. “En primer lugar. él y su esposa utilizan un método que Jens aprendió de sus padres. Y en ocasiones se encarga del niño para que su esposa pueda disfrutar de la predicación (léase Filipenses 2:3. Por eso.” Jens. Luego les hacemos las preguntas que creemos que serán capaces de contestar en la reunión.” Durante la reunión: Criar a un hijo implica años de sacrificios. sus respuestas son tan naturales que nos dejan sorprendidos. lo que pudiera debilitar su espiritualidad.