You are on page 1of 2

Curiosidades de las tradiciones judías

El judaísmo normativo es el ortodoxo, así que ellos son los más estrictos
al aplicar estas reglas, aunque en las fiestas judías están más
generalizados los ritos: La carne es muerte, la leche es vida De 613
preceptos judíos, 29 son leyes dietéticas. Al entender –como en otras
religiones- que Dios es el único con el derecho a dar y quitar la vida, el
judaísmo establece un proceso de "santificación" para sacrificar a los
animales. Es la shejitá. En ella resulta esencial extraer toda la sangre del
animal, pues la sangre es vida y donde está el espíritu, según el Levítico
(Antiguo Testamento). Por ello, los judíos teóricamente no deben comer
morcilla. Los crustáceos o el marisco son otros alimentos prohibidos, en
este caso por la Torá, otro de los libros sagrados del judaísmo. Pero "los
judíos reformistas comen de todo", aclara Castaño. Los alimentos están
cargados de un simbolismo que entiende la carne como muerte y la
leche como vida. Por lo tanto no se pueden comer conjuntamente e
incluso se debe respetar un mínimo de tres horas hasta comer el otro
alimento, dependiendo de la comunidad judía, explicaba Castaño. Si es
el producto lácteo lo que se consume primero, el tiempo de espera
puede ser inferior, debido a su digestión a menudo más ligera. Hay
judíos que tienen una vajilla para el uso exclusivo de productos lácteos y
otras para los cárnicos. Aunque es de obligado cumplimiento, esta
costumbre se acentúa durante el Pesaj o Pascua judía. El equivalente a
la carne kosher (apta o pura) existe en el islam con sus propias normas y
es la carne halal. El pan no se puede comer de cualquier manera. Los
judíos deben quitar una pequeña proporción de masa del pan y
quemarla en honor de los sacrificios que se hacían en Jerusalén. Es la
jalá. El pan y el vino tienen un estatus especial, por su papel en la
liturgia judía y por ello se santifica en shabat (sábado y día sagrado
judío). Antiguamente solo bebían el vino producido por judíos. Zara tuvo
que retirar vestidos del mercado israelí por olvidar una norma judía La
modestia es un principio que rige las normas de los ritos judíos,
explicaba la profesora Katja Smid en las mismas jornadas impartidas en
el Centro Sefarad Israel y Casa Árabe en Madrid. Por ello, los hombres
más tradicionales suelen vestir con pantalones negros y camisa blanca.
Las mujeres evitan colores llamativos y los sustituyen por neutros. Van
muy tapadas, con faldas muy largas para evitar que se vea alguna parte
del cuerpo. " La ley bíblica ordena no mezclar lino y lana en una prenda.
Zara tuvo que retirar unos años atrás vestidos así de Israel", indicaba
Smid. La marca textil había mezclado algodón y lino en la composición

textil de un traje para hombre. que para los ultraortodoxos resultó una ofensa. . explicaba en mayo de 2007 el diario Faro de Vigo.