You are on page 1of 2

GACETILLA DE PRENSA

“Falta documentación contable y patrimonio”, dijo Ranulfo Bazán
RENATEA Mendoza aumentó un 1.000 por ciento su personal en cuatro años, informó el Director
del Organismo
El personal de la Delegación Mendoza del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores
Agrarios (RENATEA), aumentó un 1.000 por ciento en sus cuatro años de existencia, registró a
trabajadores de la construcción y servicio doméstico para justificar sus indicadores de registración
en esa provincia, y utilizó la delegación provincial como bunker de campaña electoral del Frente
para la Victoria, informó el director Ranulfo Bazán.
El informe provisorio de control de gestión, realizado por Bazán, luego de tres jornadas de
trabajo, forma parte de un procedimiento de revisión interna que se ha implementado en el
Registro para todo el país, arrojando como resultado la detección de una gran cantidad de
personal en esa provincia, sin tareas asignadas formalmente ni lugar específico de trabajo,
observando en algunos empleados un desconocimiento explícito de sus funciones y las tareas que
debe realizar el Registro.
Asimismo se detectó el uso indebido de los vehículos oficiales asignados a la delegación Mendoza,
que fueron destinados para realizar acciones de carácter político y gestiones de tenor personal,
no institucionales.
Se ha comprobado y será investigado, remarcó Bazán, la falta de algunos materiales y elementos
adquiridos oportunamente para la Delegación, como así también la toma de decisiones que no
hacen a las funciones que ha debido cumplir el Registro.
Cuando el RENATEA reemplazó al RENATRE, la delegación Mendoza tenía 6 trabajadores, incluido
su Delegado provincial. Actualmente cuenta con 60 empleados, diseminados la mayoría de ellos
por el interior de la Provincia, sin actividades asignadas ni control de sus labores, señaló el Director
del RENATEA.
En lo relativo a las funciones prestacionales que el Registro debe brindar a los trabajadores
rurales, si bien una importante cantidad de información se encuentra en RENATEA central, se
pudo verificar en la revisión administrativa-contable, la falta de documentación avalando pagos
por algunos servicios y otras prestaciones, como así también la falta de justificación sólida en la
ejecución de los programas, convenios y servicios sociales, liquidados a lo largo de esos cuatro
años por la delegación Mendoza.
El actual RENATEA, indicó su actual director, “a raíz de una ley del Congreso de la Nación, confiscó
al anterior Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE), creado
originalmente por la ley 25.191, y administrado hasta el 23 de enero de 2012, durante más de una
década, por la UATRE, el gremio de los trabajadores rurales, y las principales entidades patronales

agropecuarias, como una persona jurídica no Estatal y con la supervisión del Ministerio de Trabajo
a través de una sindicatura”.
Cabe recordar que un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ante un recurso
de amparo auspiciado por la UATRE, declaró la inconstitucionalidad de dos artículos de la ley de
Trabajo Agrario (26.727), constitutivos del RENATEA, por lo que actualmente está en marcha un
proceso de traspaso del actual organismo al original RENATRE con la necesaria investigación de
todas las acciones llevadas a cabo en estos años por sus directivos, delegados y personal.