You are on page 1of 16

• Año 8 • Nº 74 • Diciembre de 2005 • $ 4.

-
Acoso entre
adolescentes
Liliana Amaya

Grupo,
grupalistas y
lacanianos Todo es una celebración. Haroldo Conti
Daniel Seghezzo

El enfoque ¿POR QUÉ OCCIDENTE ANUDÓ


centrado en AMOR Y SUFRIMIENTO?
la persona Roxana Kreimer
Andrés Sánchez Bodas

74
Director:
Román Mazzilli

Pez banana La odisea del psicoanálisis


Escritura a
cuatro manos en la Argentina del ‘69 al ‘83
Gruss / Miceli Ricardo Klein
Torres / Skliar
Gozar la presencia

¿Por qué Occidente anudó


Director
Román Mazzilli
Secretario de redacción
Walter Vargas
amor y sufrimiento?
Redacción:
Luis Gruss, Daniel Seghezzo, Roxana Kreimer reja parecen buenos motivos para dejar de amar. As’ lo han suge-
Denise Najmanovich, Patricia filpractica@yahoo.com.ar rido autores como Spinoza, Ovidio o Arist—teles, que prefirieron
Mercado asociar el amor con la alegr’a y no con el sufrimiento.
Publicidad

E
n la historia de la cultura de Occidente encontramos dos ti- Una de las razones por las cuales Occidente anud— amor y sufri-
María Eugenia Conde pos de concepciones sobre el amor: aquellas que de una u miento se vincula con el hecho de que los griegos, fundadores de
Colaboran en esta edición otra forma lo asocian con la carencia y el sufrimiento, y nuestra cultura racionalista, entendieron al amor como un fen—me-
Roxana Kreimer, Viana Rey, Andrés aquellas que lo relacionan con la alegr’a y con la afirmaci—n de la no enteramente irracional, espont‡neo y que viene de afuera, por
Sánchez Bodas, Ricardo Klein, Lil- vida. Las concepciones que vinculan el amor con el sufrimiento la acci—n de las flechas del dios Eros. A diferencia de culturas
iana Amaya, Diego Skliar, Guillermo son las que mayor influencia han ejercido en nuestra cultura, b‡- orientales como la japonesa o la china, Occidente no se consagr—
Torres, Marcelo Miceli, María sicamente a partir de la cultura griega, que entiende al amor como hegem—nicamente a crear un arte de amar, es decir, una pr‡ctica
Guidobono, Enrique Guinsberg, una enfermedad, como una forma de locura y de sufrimiento que, que se ense–a, se aprende y se perfecciona. Un mecanismo irracio-
Rosana Carballo, Patricia Garrote. aunque muy dulce, puede destruir todo aquello que el amante va- nal presupone la completa pasividad del amante, que juzga que no
Ilustraciones: Escenas de la lora, y tambiŽn a partir de la cultura cristiana, que con frecuencia podr‡ hacer nada en favor de la aparici—n de un nuevo amor, as’
película coreana Old boy exalta el sufrimiento como prueba de virtud.. La concepci—n grie- como entiende al amor como una forma de pasi—n que proviene
ga parece referir a un tipo particular de amor, el eros, enamora- exclusivamente del mundo exterior y deja al individuo inerme, a
miento, flechazo, pasi—n o amor-pasi—n (aqu’ los considero sin—- entera merced de los caprichos del sentimiento. Sin embargo, aun-
nimos, a pesar de que podr’an establecerse diferencias entre ellos), que las pasiones con frecuencia inclinen la balanza hacia lo que
que articula buena parte de nuestras representaciones culturales entendemos como ÒirracionalÓ, lo racional y lo irracional est‡n in-
desde la perspectiva del sufrimiento. Pensemos en las canciones, disolublemente unidos en el ser humano, incluso cuando los
en los boleros o en los tangos, todos ellos herederos de los cantos amantes se justifiquen declarando lo contrario.
de los trovadores medievales, en las pel’culas, en las novelas y en Siempre que amamos la posibilidad de sufrir est‡ presente. Sin
los teleteatros. El bolero ÒL‡grimas negrasÓ dice ÒTu me quieres embargo, nuestra cultura dio una vuelta de tuerca m‡s, llegando a
dejar/yo me quiero morir/contigo me voy mi santa/ aunque me postular, principalmente a partir del romanticismo del siglo XIX,
cueste morirÓ. Y las coplas: ÒEl amor que te tengo/sombra parece- que el sufrimiento por amor es virtuoso, y que sufrir por alguien
/cuanto m‡s alejado/tanto m‡s creceÓ; ÒNi contigo ni sin ti/tienen es prueba suficiente de que se lo ama.
mis males remedio/contigo porque me matas/ y sin ti, porque me Encuentro que otra de las razones por las que se anud— amor y
mueroÓ. Sin embargo, dejar de ser amado o ser infeliz en una pa- sufrimiento tiene que ver con la identificaci—n, tambiŽn a partir de
la influencia griega, del amor con el enamoramiento, y del impe-
rativo que surge en el Renacimiento de que las parejas estŽn fun-
dadas en este tipo de amor. En la l’nea de pensamiento de Denis
de Rougemont y AndrŽ Comte-Sponville, diferencio el amor de la
pasi—n o enamoramiento, o en tal caso al amor-pasi—n de otras for-
Redacción y mas posibles de amor Ðel amor-acci—n, el amor-compa–ero-, y

Publicidad • Maestría en Psicoanálisis considero la posibilidad de que el amor continœe cuando la pasi—n
-finita por definici—n- ha concluido, lo que no equivale a declarar
(Res. M.E. 211/2) el fin del deseo sexual por la pareja ni el fin de la posibilidad de
Conesa 473 P.B. ÒBÓ gozar intensamente de su compa–’a. El amor-pasi—n o enamora-
(1426) Capital - Argentina • Especialización en Psicoanálisis con miento es un dulce y exquisito estado de efervescencia de corta
Tel/fax: (54-11) 4553-1226 duraci—n Ðla tradici—n literaria coincide en que no dura m‡s de tres
E-mail: roman@campogrupal.com orientación clínica en Adultos (Res. M.E. o cuatro a–os-, basado en la idealizaci—n del otro y en su ausencia,
Website: www.campogrupal.com 169/02) Adolescentes (Res. M.E. 168/02) mientras que el amor-acci—n o amor-compa–ero es un amor de
Impresi—n: GŽnesis S.A. m‡s largo alcance que implica querer al otro porque se lo conoce
Campo Grupal es una publicaci—n Niños (Res. M.E. 131/02) y se goza de su presencia y no de su ausencia, una relaci—n para la
de Ediciones Presencia. que el paso del tiempo puede convertirse en un dato a favor y no
Distribuci—n: Motorpsico (Capital) • Para residentes del interior y exterior: en contra, y para la que es posible sobrellevar los problemas que
cursado intensivo necesariamente alcanzan a toda relaci—n humana duradera.
El amor y el sufrimiento aparecen estrechamente unidos a par-
Suscripciones Carreras en trámite de acreditación ante la C.O.N.E.A.U.
tir de la concepci—n plat—nica que populariza el cristianismo y,
Por 11 ediciones anuales: Informes e inscripción en Secretaría de 11 a 17 hs. contempor‡neamente, el psicoan‡lisis, principalmente a travŽs de
Argentina: $ 55.- los desarrollos te—ricos de Lacan. De acuerdo a esta concepci—n,
AmŽrica Latina: u$s 50.- Av. de Mayo 776 - 3º piso Julián Alvarez 1933 conocida como la del deseo como ausencia, si deseo algo es por-
Otros pa’ses: u$s 60.- (1084) Buenos Aires (1425) Buenos Aires que est‡ ausente, y si lo deseo y est‡ presente es exclusivamente
Tel.: 4331-9816 / 17 Tel.: 4865-2050 / 4862-7767 por miedo a perderlo. Esto nos lleva a considerarnos animales in-
posgradocentro@unlm.edu.ar info@aeapg.org.ar satisfechos no s—lo en el terreno del amor sino en el de cualquier

EXPERIENCIAGRUPAL
Inscripci—n 2006
“SEMINARIO DE
ESPECIALIZACIÓN PARA LA
COORDINACIÓN DE GRUPOS”
Aprendizaje vivencial de
herramientas te—rico-tŽcnicas.
Duraci—n: cuatrimestral.
Modalidades: presencial
y a distancia.

CURSOS:
·TECNICAS ACTIVAS GRUPALES
·COMO DISE„AR Y DIRIGIR
MI PROPIO TALLER
Modalidades: presencial y a distancia.
TALLERES: con enfoque y reflexi—n
sobre la tem‡tica femenina.

*Grupos de psicoterapia
y autoconocimiento*
4522-2545 / 15-4528-8182
experienciagrupal@yahoo.com.ar
www.experienciagrupal.com.ar

Campo Grupal / 2 Después de mí, el Diluvio. Madame de Pompadour


Puesta en el Alma
Espacio de Investigaci—n EscŽnico-Corporal

Grupo de Investigaci—n Dram‡tica


ÒLos Instantes en la EscenaÓ
Grupo de Experimentaci—n Corporal
ÒLos Instantes en el CuerpoÓ
Coordinan: Claudio Mestre, Coordinador de
Trabajo Corporal y Psicodramatista
Perico Lascano, Licenciado en Artes y
Ciencias del Teatro
puestaenelalma@yahoo.com.ar
mensajes: 4776-4474

a-compa–ar
Director: Lic. Guillermo J. Altomano
Coord: Lic. Silvia M. Azpillaga

EN SU 24° ANIVERSARIO
Curso Teórico-Práctico N° 70
ACOMPAÑAMIENTO
TERAPEUTICO
otro placer. Puedo desear los ravioles con tuco porque los probŽ y culo amoroso no consagra nuestra identidad. Tampoco deber’a •Pasantías Clínicas y
est‡n ricos, y no porque me faltan. ÀDe quŽ podr’an carecer dos destruirla sino realzarla. Hospitalarias
personas que est‡n juntas, se desean, se aman y se llevan bien? Es- Pensar el amor es un verdadero reto en tiempos en que los cam- EN CAPITAL Y ZONA NORTE
ta concepci—n del deseo como ausencia y no como presencia, en la bios de h‡bitos se tornan vertiginosos. La aceptaci—n de las mœlti-
pr‡ctica se traduce en la consideraci—n de que la fiesta siempre ples orientaciones sexuales, la escisi—n entre sexualidad y repro- Tel: 4374-6966 - R. Peña 286
transcurre en la vereda de enfrente, de que las personas m‡s desea- ducci—n, el cambio de roles de gŽnero junto al quiebre de los mo- 4° Piso - Cap. Fed.
bles son las que no tenemos al lado, de que una relaci—n tortuosa delos tradicionales plantean cambios que apenas alcanzamos a vis- acompaniar@acompaniar.com
corresponde a la esfera del amor, de que no finalizar el duelo por lumbrar. Como se–alaba la consigna de los sesenta: ÒHay que rein-
un amor del pasado prueba el poder de nuestra capacidad de amar. ventar el amorÓ, quiz‡ con menos expectativas, sin exigir, aceptan-
Otra de las razones por las que encuentro que Occidente anud— do con gratitud los mœltiples amores que nos ofrece la vida, gozan-
amor y sufrimiento se remonta al antiguo mito del andr—gino, que do de la presencia y no de la ausencia, se trate del amor de un ami-
contempor‡neamente conocemos como el de la Òmedia naranjaÓ o go, de la pareja, de una actividad, del arte o de las mœltiples expre-
de las Òalmas gemelasÓ. La imagen m’tica de las dos mitades que siones de belleza que el mundo ofrece con generosidad. Abierta la inscripción 2006
desean volverse a unir viene de antiguo y postula la incompletitud
de los seres humanos, que buscar’an afanosamente a su Òmedia na- (Framentos de Falacias del amor. ÀPor quŽ anudamos amor y COORDINADOR
ranjaÓ con el fin de completar esa carencia primitiva. Proviene de sufrimiento?, Editorial Paid—s. ) DE GRUPOS
este antiguo mito la idea de no considerarse completo si no se es- Web de la autora: www.filosofiaparalavida.com.ar
t‡ en pareja, la presunci—n de que una y s—lo una persona est‡ des- Curso anual para la formación
de líderes de procesos para el
tinada a Òhacernos felicesÓ en el amor, y de que al reconocer esta desarrollo personal, a través de
uni—n previa -por lo general mediante la instantaneidad del flecha-
zo- se producir‡ una fusi—n eterna. Aunque el abrazo amoroso ÒLa Persona terapŽuticaÓ técnicas integradas orientadas al
fortalecimiento de la autoestima,
evoque la imagen de dos mitades que se unen, no somos naranjas el potencial creativo y las
La escuela promueve la formaci—n de personas que capacidades de relación.
rebanadas por la mitad, no erramos en busca de una unidad origi- deseen desplegar sus capacidades terapŽuticas
naria ni, mal que nos pese, existe nuestra Òalma gemelaÓ. Lo que Modalidad presencial y a distancia.
existen m‡s bien son personas distintas a nosotros a las que even-
tualmente podremos amar, y la autŽntica prueba de amor se vincu- 50% de descuento en la
la con nuestra capacidad de conciliar las diferencias. El sue–o de
Clase abierta 13 de marzo de 2006 a las 19 hs matrícula por pago anticipado
encontrar a un amante ideal, la sensaci—n de que la vida ya no tie- hasta Diciembre inclusive
informes@casabierta.com
ne sentido sin la compa–’a de la persona amada y los suicidios pa- www.casabierta.com
sionales hunden sus ra’ces en este mito que lleva a confundir la Centro para el
PALPA 2493
pŽrdida de un amor y la pŽrdida de la capacidad de amar. El v’n- 4783-3037 4783-0598 Desarrollo Humano
4522-8059
cendes@cendes.com.ar
www.cendes.com.ar

CIPC
CENTRO INTEGRAL
DE PSICOTERAPIA
COGNITIVA

Estrategias
para el Cambio

Trastornos de
Ansiedad - Depresión
Orientación Vocacional

Adolescentes - Adultos
Parejas - Familias

Informes: 155-756-9173
155-095-1446

Wagneriaba la brisa en tu ventana. Herrera y Reissig Campo Grupal / 3


POR H O(humoresPORgrupales)G Efectos de la agresión

Walter Vargas
mwvargas@yahoo.com
Acoso entre
Román escribe, cliquea, manda y
nos recuerda, a todos los colum-
nistas todos, que el viernes 25 de
adolescentes
noviembre es la fecha señalada
para la entrega de los materiales
porque es tiempo de cerrar el últi- Liliana Amaya Mat’as. A Žl no le importa nadaÓ.
mo número del año y se vienen amayalilim@homail.com ÒSiento que como persona no sirvo para nada. Los chicos me quie-
2006, las vacaciones y, en el me- ren solo para eso. Yo soy demasiado buena con ellos. Ahora los odio.

C
jor de los casos (ay, sí, ojaladió), eleste, 18 a–os, tres a–os de retraso emocional por abandono en Pero me equivoquŽ.
el dolce far niente. Pero hete aquí su primera infancia. Sus amigas tienen 13 y 14 a–os y alguna ÒLe escrib’ una carta a un abogado imaginario: Se–or abogado, le
que cuando me dispongo a cum- que otra 18. cuento que tengo un problema. No sŽ como contarlo. Es con unos pi-
plir con el gozoso rito de cada Sus amigas la protegen. La cuidan de sus arrebatos, de sus impul- bes; son J y Mat’as. J es una persona buena, pero cuando est‡ con los
mes, zas, descubro que no tengo otros empieza a hablar mal de m’ y maltratarme. Con Žl me confundo.
sos, de sus errores de percepci—n. Ellas la quieren y adem‡s, Celeste
una gota de deseo, o un gramo
de deseo, o un kilovatio de de- tiene un poder. Cree saberlo todo o casi todo acerca del sexo, las chi- Es bueno y es malo.
seo, o una pizca de deseo, o co- cas sacan su provecho tomando informaci—n de esta maestra que aun Ahora lo odio.
mo diablos se mida el deseo, pe- no se licenci—. ÒÀPor atr‡s uno puede quedar tambiŽn embarazada, A los pibes ni los miro. No voy a la esquina. Pero no puedo estar to-
ro eso sí: de “eso”, justamente, no?Ó pregunta. ÒÀEl orgasmo, quŽ ??Ó, no sŽ quŽ es, afirma. do el d’a encerrada en mi casa. Las chicas me acompa–an a todos la-
nada. Cero sobre cero. Vacío de Celeste es una nena grande que desea ser mujer. Una joven en cier- dos. SŽ que en algœn momento algo me van a volver a atacar. Solo es-
toda vacuidad. nes que no puede dejar de ser nena. Pegada a sus padres y con un ca- t‡n esperando que pase el enojo de mis padres y los vecinos de la cua-
Cómo explicarlo. No hablo del cé- lor corporal que no pude manejar camina por las calles invadiendo al dra se calmen. Para m’ que preparan una nueva celada como vengan-
lebre pánico a la hoja en blanco, ambiente con su despliegue hormonal. ÒSoy la m‡s lindaÓ, dice. A ve- za porque se lo contŽ a mis viejos.Ó
que a fuerza de haberlo padecido ces se lo cree, otras, se consuela con la frase.
copiosamente me ha dotado de Distintas acepciones para el acoso moral
Insegura y temerosa, siente que su biolog’a explota dentro suyo.
un cierto entrenamiento. Tampoco
hablo de suelos yermos de temá- Quiere sexo. Se enloquece con los varones. Quiere ser amada y desea- Mobbing y Bullyng
ticas, por cuanto Román, Campo da por todos.
Grupal, me honran dispensándo- Sale a la calle en busca de amor. Encuentra otras cosas. Este es el relato de una joven envuelta en una situaci—n de acoso
me la posibilidad de escribir de Celeste quiere ganar espacios. Entusiasmada, enloquecida va a la psicol—gico de car‡cter sexual.
esto o aquello. No, definitivamen- esquina, al kiosco, donde est‡ la barra. Los chicos le dicen ÒCeleste: De acuerdo al estudio de Marie-France Hirigoyen, el acoso moral
te no. No es que me falten hori- Áte amamos!ÁSos la mejor!Ó tiene diferentes definiciones. En la dŽcada del ochenta, Heinz Ley-
zontes: lo que me falta es, por de- Celeste arremete frente al canto de sirenos. Cae embobada en las mann introdujo el concepto de mobbing para describir las formas se-
cirlo así, coloración en la mirada. palabras sensuales y pornogr‡ficas de los pibes. Se confunde, en esos veras de acoso en las organizaciones. Para el profesor Leymann, el
Me falta todo, bah, porque en tren momentos no distingue los mensajes. Se enreda entre los gestos, las mobbing consiste en actitudes hostiles frecuentes y repetidas en el lu-
de faltarme hasta me falta esa re- gar de trabajo que tienen siempre a la misma persona en el punto de
palabras y la actitud corporal de los chicos.
serva de combustible que da en
llamarse oficio y que también po- El timbre de su casa es su punto de arranque. El telŽfono, la segun- mira.
demos llamar piloto automático o da posibilidad y la computadora con el MSN su vida. El caso de Celeste no se presenta en el trabajo. Pero s’ se trata de
resto providencial. Pero no, tam- Los cables la conectan con los chicos. La puerta de calle con las chi- una ofensiva sobre su persona realizada por otros adolescentes a la
poco, por ahí no es. Si el oficio cas. que se denominar’a bullying, aunque Žsta acepci—n se la utiliza para
está, está; el oficio es orgánico, Son el aire que respira. Prohibirle salir es cortarle el aire, el peor los casos de acoso escolar.
estructural, funcional y primordial, castigo. Esta definici—n fue dada por Dan Olwes.
que para eso es oficio. Deseo: de Celeste pudo un a–o atr‡s ser la chica que entreg— sexo para desvir- El bullying es un acto de tiranizaci—n, amenaza, insultos sobre una
lo que carezco, y hasta los tuéta- gar a los m‡s chicos. Lo tom— como un juego. Se crey— la mejor. Los v’ctima o v’ctimas se–aladas.
nos, es de deseo. No tengo de- hermanitos de trece a–os hallaron en su cuerpo alguien de confianza El psic—logo Olwes, primer estudioso del tema se remonta a 1973
seo de escribir mis dichosos Hu- para analizar la violencia escolar en su pa’s, Noruega y se especializa
para desahogar su pasi—n. DespuŽs fue el primo, el amigo y Celeste
mores y esa percepción me morti-
fica. ¿Cómo puede ser que no adquiri— el r‡pido t’tulo de la chica m‡s accesible del barrio. en el tema a partir del suicidio de tres j—venes en el a–o 1982.
desee ejecutar una acción tan Los chicos pasaron el dato, y la legi—n fue en aumento. Amigos de Podemos seguir precisando el nombre correcto para definir el aco-
placentera, que ni siquiera com- los hermanos, visitas ocasionales, y una cola de interesados se sum— so sexual entre adolescentes, pero queremos poner el acento en los
porta más acosos que los de in- para sacarse el jugo con la m‡s f‡cil de la cuadra. Celeste no pudo pa- efectos que produce el ataque entre sus v’ctimas. Estas acciones nega-
currir en alguna pavada de más? rar la oleada. tivas que cometen unos chicos contra otros provocan depresi—n, baja
Sí, puede ser, se ve que puede Sus padres tampoco. Aquello que empez— con una transa en el ba- autoestima, confusi—n, y un estado de alerta constante que no los de-
ser, es lo que hay, o lo que no –o del cyber, y continu— a la vuelta de la esquina, hoy se ha compli- ja concentrarse en otras ‡reas.
hay, y me rindo ante la evidencia cado. La conducta Žtica referida al problema de acoso psicol—gico pasa
de que mi deseo sea víctima de Celeste es la invitada de honor a sosegar los apetitos sexuales de los por distinguir con claridad quiŽn es la v’ctima y quiŽn el agresor. No
una grieta, como decir, una grieta diferenciar el atacado del atacante agrega sobre la v’ctima otro golpe
pibes del barrio.
abismal y sustancial. El deseo es,
por definición, consistencia, per- Aquello que empez— como un juego ahora le est‡ afectando. Prime- m‡s.
sistencia, plenitud que funda, ab- ro la humillaci—n, despuŽs el dolor, la tristeza, la desaz—n. Para tratar el problema del acoso con la seriedad que la gravedad de
soluto que fecunda, gestación Los chicos imponen su sentido. Encontraron en Celeste una ovejita los casos presentan debemos focalizar el centro del problema, la agre-
que persevera, y por eso un de- caliente, tierna, insegura, como algunos de ellos. Pero es un lobo el si—n como fen—meno psicosocial y no como situaci—n individual. El
seo agrietado es un no deseo, y que dirige la legi—n. diagn—stico y el tratamiento deber‡ tener en cuenta el contexto, la socio-
un no deseo es lo más parecido El mat—n del barrio aliado al lindo de la cuadra tramaron varias pat’a desarrollada, la vulnerabilidad de gran parte de las v’ctimas y la
al malestar, al tremebundo males- trampas para cazar a la ni–a encantada. naturalizaci—n con que la comunidad tiende a concebir a esos ataques.
tar, al infinito malestar, al colmo Cuando sus padres salen, alguno que otro s‡bado, los chicos que es-
del malestar: el umbral de la mis- t‡n en la calle la llaman por telŽfono, le preguntan si sale a la esquina
mísima muerte.
y cuando ella est‡ afuera, abren la puerta de la casa del vecinito y la
Pero si el deseo es pasible de
grietas, ¿por qué no habrían de empujan entre todos, para que penetre en la casa. Los chicos se apro-
ser pasibles de grietas el malestar vechan. Una vez, dos veces, tres veces, Celeste no puede escapar. De
e incluso las propias grietas? ella se apodera el temor, la complacencia, la sumisi—n.
Respiro hondo, pues, conduzco ÒCuando me rodean siento una mezcla rara de miedo y sometimien- www.epbcn.com
mi exhalación al núcleo de mi ma- toÓ, dice.
lestar, repito la operación unas Vuelve del colegio, sale para el colegio, los chicos, que estudian po-
cuantas veces y, por fin, se hace co, hacen carrera en la calle. El objetivo: cazar al rat—n. Ponen sus El Espacio Psicoanalítico de Barcelona
el milagro: la grieta se agrieta, el piernas para trabarla, sacan sus brazos, la cercan, le hacen un puente. es una institución independiente y abierta a
malestar vacila como un espanta- La encierran, uno se pone delante, otro se pone detr‡s, dos al costado
pájaros en la tormenta, el deseo todos los aportes que requiere un psicoanálisis
y tres abren las puertas. Una vez dentro de la casa, cuando los padres
clama por ser. Es.
del vecino est‡n ausentes, no hay queja que valga. inserto, eficazmente, en los devenires
Felices Fiestas.
Celeste se asusta, pide irse, les dice que no quiere hacerlo, pero las científicos y culturales.
emociones del grupo se complican. Se niegan a abrirle la puerta para
salir. Unos se enojan. Otro le pide perd—n. De hecho, todos continœan.
El mat—n de diecinueve lidera la acci—n: ÒÁNo dejes de hacerlo!Ó or-
Formación. Clínica individual y grupal.
dena al que titubea. ÒÁAhora vos Mart’n!Ó Supervisión.
Celeste, arrojada a la cama es atrapada por todos. Ella dice: ÒEste- Intervenciones institucionales.
ban estaba loco. Me baj— los pantalones. Me miraban todos. Se me ti-
raron todos encimaÓ.
ÒEsta vezÓ dice, Òcasi me pongo a llorar, me hab’an agarrado los Directores: José Mª Blasco, Juan Carlos De Brasi
brazos, otro me penetraba, otro me tocaba la cola, los dem‡s espera- y Emilio González
ban sus turno. Todos estaban al palo. No quise gritar. PensŽ que ser’a
peor.
C/ Balmes 32, 2º 1ª - 08007 Barcelona (España)
Al fin, pude salir. DespuŽs que pasaron todos.
SŽ que lo van a volver a hacer. No puedo zafar. Le tengo miedo a Tel. 93 454 89 78

Campo Grupal / 4 Basta que desatiendas la vida, para que la vida abunde. Tao Te King
Ecos de ‘El banquete’

Entendimiento de grupo, Grupo Ananké,


grupalistas y lacanianos Artes y Psicoterapias
Escuela de
Terapia Escénica

Abierta la inscripción 2006


Daniel Seghezzo en Capital y Zona Oeste.
danielseghezzo@hotmail.com
Seminarios breves de verano.

E
n su momento me propuse titular ÒLacan grupalistaÓ las siguien-
tes notas. Pero, adem‡s de comenzar a revisar el tŽrmino, Ògru- Informes: 4659-4007
/4443-8965
palistaÓ, se trataba de otra cosa. Jam‡s de atribuirle un interŽs grupoananke@ciudad.com.ar
inexistente. M. De Andrea (ex Artes) 137 Haedo Norte.
Lacan no es grupalista desde el punto de vista de la intervenci—n gru-
pal. Coloc— unos insectos, los grillos peregrinos ya experimentados por
Uvarov y Chauvin, para mostrar c—mo por efecto de gregarizaci—n, ENEAGRAMA
mudaban de color. En otro lugar, dice algo m‡s sobre el humano efec- Taller teórico-vivencial
to de grupo, relacionado Žsto a prop—sito de su propia experiencia asi-
lar y hospitalaria. YACACHURY
El escaso interŽs de Lacan en estudiar el efecto de grupo, y mucho Enseñanzas
Enseñanzas de
de Claudio
Claudio Naranjo
Naranjo
menos a los grupos propiamente dichos, merece atenci—n. Dice: ÒMido
el efecto de grupo por la obscenidad que agrega al efecto imaginario
Grupos de Eneagrama
del discursoÓ, y Ka‘s a–ade que es como la mayor’a de las frases pro- - Gestalt - Meditación
nunciadas por Lacan, una frase rara. Pero este Lacan que habla de los Coordinación: Luis Yacachury
efectos, Àno es acaso el fil—sofo del psicoan‡lisis, abarcador de multi- Psicoterapeuta Gestáltico
plicidades y agrupaciones ps’quicas, pero que sencillamente no inter- 4772-7525 yacachury@arnet.com.ar
viene en los grupos? visite: www.fritzgestalt.com
Es inaceptable la pretensi—n de no Òser grupalistaÓ - si por ahora
aceptamos el tŽrmino-, y tambiŽn lo es no experimentarse como tal en
el campo del psicoan‡lisis. Dichos psicoanalistas no trabajar‡n con
grupos terapŽuticos (Žstos ser‡n un ÒsignificanteÓ), ni har‡n interven-
Intercambio
Instituto Superior
ciones comunitarias en cat‡strofres que suelen tener el cuerpo de m‡s de Enseñanza
de un psic—logo social procurando descifrar el significante del humo y
de la muerte.1 CARRERAS OFICIALES
Como te—rico no interviniente en los grupos, Lacan, al tomar ÒEl
ÀSe puede hablar de un entendimiento anal’tico de la experiencia psi-
col—gica de grupo? 2
banqueteÓ de Plat—n, otra escena colectiva que ilustrar‡ el item de la
transferencia en el Seminario 8, es un ejemplo del ejercicio de este en- Psicología
El entendimiento anal’tico, como hegeliana funci—n que separa y lue-
go recombina los elementos, transita inevitablemente la dialŽctica
tendimiento anal’tico. Este se derrama en el texto de Plat—n y abre nu-
meros’simas l’neas por momentos inacabables en cada digresi—n, pro-
Social
mundo interno-mundo externo bajo el imperio de la multiplicidad. El
entendimiento psicoanal’tico de uno no puede no ser el de varios, no
vocando una permanente arborescencia nacida del discurso de los per-
sonajes que rodean a S—crates, en torno al tema del amor. Consultoría
puede no ser el de las constelaciones-asambleas que pueblan los mun-
dos internos y externos.
El psicoanalista unipersonal que reniega del tratamiento psicoanal’-
tico del grupo terapŽutico es necesariamente un miope social que inten-
Psicológica
Melanie Klein, tanto o m‡s lejos del interŽs por los grupos como La-
can, habla de asamblea de objetos internos. Esa asamblea (Àhay mejor
ta basar sus tesis socr‡ticas en las ense–anzas del maestro. Sencilla-
mente no est‡ preparado para operar (intervenir) en y desde el grupo, Grafología
fotograf’a que esta palabra, asamblea, para dar cuenta de tal multiplici- por falta de deseo o por lo que fuere, como la af‡nisis del Lacan ÒNo
dad de elementos?) reducida a dos en sesi—n que siempre son muchos IntervinienteÓ, cuando en el mismo seminario desprecia el germen de Posgrados en todas las carreras
m‡s. la ÒTwo bodies psychologyÓ de Rickman, el de la psicolog’a multiper-
SEMINARIOS DE FEBRERO
- Técnicas lúdicas para trabajar con
¥JUEGO Y CREATIVIDAD grupos y diseño de actividad de taller.
¥CONSULTOR PSICOLîGICO - Introducción a la grafología científica.
Teatro Espont‡neo en las Sierras de C—rdoba - Enfoque centrado en la persona
¥PSICOLOGêA SOCIAL como recurso para compañamiento
¥RECREACIîN Seminario Intensivo para Viajeros en grupos.
Carreras terciarias - T’tulos oficial - Articulaci—n universitaria 7, 8 y 9 de Abril 2006 - Capacitación para coordinadores
Comienzan en Marzo tres d’as contando historias en escena grupales.
Textos, Movimientos y Mœsica
Charla informativa: lunes 5 de diciembre 19 hs.
Entrenamiento Actoral Ejercicios de Direcci—n
Triunvirato 4654 1º Cap.
Virrey del Pino 2714 Capital Coordinaci—n General: Mar’a Elena Garavell Tel: 4521-0578
estudio Telefax: 4785-3273 Informes e inscripciones: Pasaje Reartes 66 -Tel: 4227164 Cordoba (5000) Argentina intercambio@interlink.com.ar
inés moreno estudio@inesmoreno.com.ar Consultar programaci—n en: www.teatroespontaneo.com.ar el-pasaje@arnet.com.ar

ASOCIACION
ASOCIACION PSICOANALITICA
PSICOANALITICA de
de BUENOS
BUENOS AIRES
AIRES
2 años en 1
SECRETARÍA DE EXTENSIÓN
CENTRO DE ESTUDIOS PSICOANALÍTICOS (CEPS) - Curso intensivo
de Recusos
dirigido a todos aquellos interesados en el psicoanálisis Expresivos
Inicia en verano
- Ciclo de módulos programáticos (2 años de duración)
- Módulos libres
- Talleres clínicos y de reflexión - Talleres
- Conferencias y supervisiones Informes e inscripción:

ABIERTA LA INSCRIPCION 2006 COMIENZO ABRIL 2006

Maure 1850. Bs. As. Tel: 4775-7867 / 7985 secretaria@apdeba.org www.apdeba.org

El burro es como un caballo traducido al holandés. Lichtenberg Campo Grupal / 5


La persona
terapéutica
Viviana Rey
reyvivi@fibertel.com.ar

Trabajando como terapeutas


desde el Acercamiento Centra-
do en la Persona (Carl Rogers
y continuadores) hemos explo- sonal, sospechando al pasar sobre la presunta legitimidad con que ha- Una investigaci—n exhaustiva de Lacan sobre ÒEl BanqueteÓ de-
rado y reflexionado profunda-
bla Rickman por sus avatares durante la revoluci—n rusa. muestra algo que los presentados como grupalistas se niegan a desarro-
mente acerca de qué se trata lo
que nombramos como terapéu-
A prop—sito, digamos tambiŽn al pasar, Àpor quŽ esta referencia de- llar v’ctimas del prejuicio ante la inquisici—n de los seguidores, y ter-
tico. nigratoria - es decir, una de las tantas - de Lacan? ÀQuiz‡ porque Rick- minan m‡s fundamentalistas atrapados en la tiran’a de la unidad corpo-
Desde las bases de nuestra man pas— del discurso a la acci—n? 3 rativa.
práctica sabemos que lo tera- La condensaci—n de unidades de an‡lisis entre la acci—n, la vida afec- Canetti sostiene que Òla multiplicidad que no se funde en una unidad
péutico comienza con la actitud tiva y el pensamiento, abordadas en el desarrollo del acto dram‡tico, es confusi—nÓ y que Òla unidad que no depende de la multiplicidad es
con la que vamos al encuentro, Àno se encuentra en la m‡s estupenda invenci—n, esa que nunca termi- tiran’aÓ. Quiz‡ la obra de Deleuze-Guattari sea la excepci—n. Este par
considerando en principio tres na de completarse, en permanente apertura de caminos a investigar? es un ejemplo de antropofagia cultural que no admite techos epistemo-
actitudes básicas, (aceptación, ÀNo se encuentra en el Psicodrama, quiz‡ la m‡s compleja y fascinan- l—gicos. Y si aqu’ se los menciona, es porque lo que menos nos impor-
empatia y congruencia) que te de las invenciones e intervenciones grupales? ta es discutir sobre la certeza del concepto de transferencia que Lacan
configuran un territorio de expe- Los psicoanalistas, que dicen quiŽnes s’ lo son y quiŽnes no lo son, postula en su seminario; lo que nos afecta es la multiplicidad de su en-
riencia libre de amenazas. Es- sin detenerse a examinar, pastores hipnoides, especie de promotores tendimiento anal’tico que se dispara en progresi—n ge—metrica desde el
tas actitudes nos facilitan estar ÒcoverÓ de Lacan, si es verdad que Freud en ÒInhibici—n, s’ntoma y an- discurso de los disc’pulos de S—crates.
en el presente, más allá de las gustiaÓ lo Òque menos hace es hablar de la angustiaÓ, segœn arriesga en Que, por sugerencia del caldeamiento, toquemos el toc-toc invitando
interpretaciones, de las inter- el Seminario 10 el Lacan ÒNo IntervinienteÓ. a caminar mirando fugazmente a los ojos en el grupo terapŽutico, a su
venciones, de las estrategias y
El fundamentalismo te—rico,4 y sus consecuencias en muchos de los vez hipertrofiados por el elogio de la acci—n, no nos coloca m‡s cerca
las técnicas. Entonces, tera-
péutico es un estar ahí presen- que se presentan en sociedad, a su vez, como grupalistas, impide un de la idea cada vez m‡s oscura sobre quŽ cosa es ser grupalista.
te con el otro, en acto, lo que acercamiento a la obra; directamente se lo saltea, y todo porque a Žl, El mis‡ntropo poblado de abundantes asambleas internas, los Pes-
para nosotros implica involu- Lacan, no le interesaron los grupos. Es decir, se comprende que desde soa, los Lawrence o el eterno mudo del grupo, nos afectar‡ m‡s que el
crarnos plenamente. luego le afectaron en tŽrminos de producci—n te—rica (no puede ser de que acciona huŽrfano de mundo interno, salvo que sus actos se comple-
El diccionario etimológico nos otra manera) y no como interviniente en los grupos. ten dialŽcticos con el discurso de los Fedros, los Pausanias, Aristode-
brinda el posible origen de la El an‡lisis de ÒEl BanqueteÓ lo asemeja a un ÒPessoa de los gruposÓ, mos, Di—timas, Erix’macos, Alcib’ades, Agatones y Arist—fanes en ese
palabra terapéutico: alguien que piensa en los hechos, en cada detalle, pero que elude in- interminable psicodrama iniciado en ÒEl BanqueteÓ
Terapeútica: del latin tardío the- tervenir sobre esos hechos. Este an‡lisis de ÒEl BanqueteÓ es una mues-
rapeutica,-orum “tratados de tra de lo que se impone como entendimiento anal’tico, aun cuando el
medicina” y este del adj. gr. autor guste susurrar como Lawrence: ÒneighboursÓ, y busque nueva ca- Notas
therapeutikós, propiamente sa, mis‡ntropo feliz. Bienvenida paradoja. El mis‡tropo, en este senti- 1 Bs.As., aludo al incendio local de espect‡culos Cromagnon.
“servicial, que cuida de algo do, especie de contrariado grupalistaÐsi aceptamos el tŽrmino que ca- (30/12/04)
o alguien”, Deriv: terapéutico, da vez circunscribe y encorseta m‡s Ð, uno que adolece de alguna falla 2 Le escuchŽ esta expesi—n, Òentendimiento anal’ticoÓ, a Armando
terapeuta. Gr. therapeutes: por hipertrofia del pensamiento reflexivo al rechazar algo del mundo Bauleo.
Servidor. 3 Se ilustrar’a jugosamente este t—pico si poseyŽramos informaci—n
Tomando este aporte, junto con
externo substituyŽndolo por un mundo subjetivo.
nuestra experiencia del mundo biogr‡fica sobre Rickman.
4 Bs. As., 1979, Colegio de Escribanos, silencio insolente del cover
y en particular de nuestra prác-
nativo ante las propuestas de los Lemoine, que tra’an el psicodrama ba-
tica como terapeutas, conside-
ramos que persona terapéuti-
Asociación Gestáltica jo la mirada psicoanal’tica lacaniana.
ca es aquella que con su acti- de Buenos Aires
tud facilita y promueve el cui- SEMINARIOS 1er. CUATRIMESTRE 2006
dado de la potencia vital de Sabía Ud. que su original de 60 carillas en A4
• Gestalt, Recursos para el cambio
todo lo que existe y se mani- Lic. Mirta Domato y Lic. Rosi Zupnik hacen un libro de 96 páginas?
fiesta. Este seminario propone abordar la teoría y práctica que aplica estas ideas de F. Perls
Creemos que esa capacidad o
cualidad de cuidar, en principio
“La habilidad de desistir de respuestas obsoletas, de relaciones exhaustas y de actividades que
exceden el propio potencial es una parte esencial de la sabiduría de vivir”
EDITAMOS Y DISTRIBUIMOS SU LIBRO
pertenece al mundo del que so- • Ideas fundantes de la Psicoterapia Gestalt cosidos a hilo, tapas plastificadas con solapas desde 500 ej.
mos parte, al mundo y sus rela- Lic. María Silvia Dameno y Lic. Ernesto Vitale. - DISTRIBUCION EN LIBRERIAS
ciones. El cuidado, lo terapéu- Colaboradora: Lic. Mónica Di Giorgio
tico solo ocurre en relación, - ACTO DE PRESENTACION
• Experiencia práctica de - FIRMA DE EJEMPLARES EN LA FERIA DEL LIBRO 2006
no le pertenece a nadie, no es
la propiedad privada de un sec-
coordinación de grupos terapéuticos.
Lic. Nora Spinetto y Lic. Fernando Bianchi. Informes: Ricardo Vergara, Ediciones
tor y cualquier persona que lo Tel: 4776-4234 y 155-763-4072 E-mail: ediciones@vergara.net.ar
desee, puede explorar, cultivar, Para Psicólogos y Médicos con formación en Gestalt, con o sin experiencia en coordinación grupal.
y recorrer este territorio. • Comuna Clínica
Tal vez resulte extraña esta Lic. Jorge Genzone
afirmación, observando el mun- Actividad de enlace entre teoría, psicopatología y clínica. Tratará, con la participación
de los asistentes sobre el lugar del terapeuta ante la problemática y ante el consultante.
Para empezar el año concretando sueños,
do en este momento, donde las
relaciones privilegiadas son • Acompañamiento psicoterapéutico a personas te invitamos a compartir:
aquellas que descomponen que padecen enfermedad oncológica
nuestros modos comunitarios y
de solidaridad, (las imágenes
Lic. María Allende.
Abordaje psicoterapéutico, rol del psicooncólogo, distintas etapas del proceso de acompañamiento,
"Sueños psicodramáticos
que nos ofrecen los medios
ilustran crudamente lo que es-
diferentes ámbitos de abordaje. La enfermedad como posibilidad de crecimiento, su mensaje existencial
Informes e Inscripción: Gurruchaga 1168 - Capital Federal. de una noche de verano"
tamos hablando). Pero al mis- Tel (011) 4772-9865 www.agba.org.ar agba@fibertel.com.ar
mo tiempo resurgen grupos y Un taller para desplegar sueños
asociaciones que cuidan los es-
pacios de singularidad y liber-
tad (tenemos muy vibrante to- ESCUELA y ampliar realidades
davía la experiencia de la Cum-
bre de los Pueblos, como ejem-
PSICOANALITICA El primer viernes del 2006:
plo de otras posibilidades). Por
eso la propuesta que ofrece-
DE PSICOLOGÍA SOCIAL 6 de enero 18.30 hs
mos acerca de lo terapéutico, En Pasaje Amberes 771
es para nosotros también un INSCRIPCION 2006 (y Neuquén) Capital
compromiso ético y político, ya
que nos permite comprender
¥ POSGRADO ANUAL EN COORDINACION
que, lo terapéutico no es el arte Coordina Lic. Adriana Piterbarg
de instrumentar ciertas estrate- PSICOANALITICA DE GRUPOS OPERATIVOS
gias o dispositivos, para cam- ¥ Verano: PSICOANALISIS - ANALISIS Informes e inscripción: 4431-8773
biar, modificar o curar algo en adrianapiterbarg@arnet.com.ar
el otro, sino que es potenciar INSTITUCIONAL - TALLER DE TECNICAS
nuestra capacidad de cuidar lo Y JUEGOS GRUPALES
que existe. La atención esta ¥ POSGRADO DE FORMACION EN PSICOANALISIS
puesta en el cuidado de lo que
existe y se manifiesta, y en dos a–os
nuestro ser personas, relacio-
nándonos y ofreciéndonos a las BELGRANO: 4706-2397 - CABALLITO: 4433-4988
relaciones desde este lugar. info@psicosocial.com.ar www.psicosocial.com.ar

Campo Grupal / 6 Viejo, no es tan difícil morir. Byron


Psicología Social ALQUILERES
Ser en
un grupo
María de las Mercedes Guidobono CONSULTORIOS
mariaguidobono@hotmail.com BALVANERA
Av. Pueyrredón y Corrientes

S
er en un grupo implica una construcci—n interna y externa Consultorios y salas en alquiler.
que tiene que ver, antes que nada con los procesos de apren- Amplios, luminosos, a estrenar.
dizaje y sus matrices (particulares en cada caso) con los que Sala de espera. Office. Secretaría,
todos nos formamos. mensajería.
Esas matrices de aprendizajes o modelos, una vez en el grupo se
encuentran con las de los otros: esos otros seres que como yo, tie- Tel: 4962-4881
nen sus propias construcciones y destrucciones, que se ponen en consultoriosbalvanera@yahoo.com.ar
juego en el terreno grupal.
Uno no es como es para siempre: porque sino estar’a muerto.
Uno es siendo, es un ser de continuo: que muta, que se transforma
a cada instante, a cada paso. Y por eso nos cuesta abrirnos a esos
CABALLITO
otros seres, que permanentemente nos movilizan, nos suenan co- Alquiler de consultorios
mo ellos y nos resuenan como ecos de otros seres con los que ya confortables, silenciosos
estuvimos.
Uno es lo que es en un grupo, pero tambiŽn es lo que no es. Y Individual y/o grupal
somos en potencia incluyendo a ese estado intermedio entre el ser desde $ 4 por hora
y no ser. do. Y hay que poder mirar...el grupo que siendo se mira, que se mi- 2 cuadras est. Acoyte Subte A
El coordinador, los observadores, mis compa–eros de grupo y ra siendo. Guayaquil e/J.M. Moreno y Beauchef
yo: y adem‡s toda la fant‡sm‡tica grupal de seres y no seres, de En el medio del caos, el ser en el grupo encuentra por momen-
potencias mezcladas: por momentos todo parece un caos. Todo es- tos un cierto orden: tal vez generado por un se–alamiento del coor- 4902-5896 15-5805-7904
t‡ desordenado, confundido, fundido, escindido, me pierdo en los dinador o suscitado por un compa–ero que nunca dec’a nada, pero leonor5@ciudad.com.ar
otros y en m’: no los hallo, ni me hallo... que al hablar dijo y se dijo: y entonces lo comprendimos y nos
ÀQuŽ es esto de ser en un grupo? El grupo me duele, me duelo comprendimos en Žl: fue el momento en que al caos procedi— el
en el grupo. Quiero, pero no puedo. Y a veces puedo, pero no quie- cosmos: la armon’a.
ro.
Es un proceso ÒserÓ en un grupo: proceso que nunca termina,
Ser en un grupo en el caos y en el cosmos: en el desorden y en
el orden. Y ser siendo con los otros que me hacen ser como soy; y
BELGRANO
que nunca est‡ acabado, que se transita camin‡ndose y camin‡n-
dolo...pero tambiŽn dej‡ndome caminar por otros, que tal vez des-
que me deshacen: me despedazan y me fragmentan. Consultorios con
Ser siendo en un grupo es construirse y destruirse a cada instan-
cubran caminos en m’, por m’ desconocidos. A veces en un grupo
hay que esperar, hay que tomarse un tiempo para asimilar ser/sien-
te. Es una tarea continua en la que la transitoriedad de los hechos sala de espera
me da la serenidad necesaria para poder revertir lo que quiero.
Hora - Día - Módulo
$ 5 - Descuentos

4788-0723 4821-0465

Corrientes
Curso de Formación Profesional en
y Pueyrredón
COACHING ONTOLÓGICO sobre Corrientes

Alquiler de
consultorios y salas
Entrenamientos en: Con o sin diván
Servicio de secretaría
Comunicación, Negociación, Creatividad, Liderazgo,
Tel.: 4961-5714 15-5311-3387
Efectividad, Trabajo en Equipo, Desarrollo Personal y Profesional.

WWW.COCREAR.COM Casa reciclada


Informes: INFO@COCREAR.COM en Palermo Soho
•Consultorios
8vo. Seminario Anual 2006 Ambito Institucional
•Sala
Operaci—n Psicosocial en las Organizaciones 4831-6272 4832-5625
Estrategias, t‡cticas y tŽcnicas www.casasoler.cjb.net
Modalidades: semanal Abril a Diciembre, Ciudad de Buenos Aires
Intensiva: un s‡bado por mes Mayo a Diciembre
Destinado a: Integrantes de organizaciones de Salud, Educación, Producción, Servicios, Justicia, Gobierno,
de representación profesional, sindical, psicólogos, psicólogos sociales, y toda persona interesada en comprender
los procesos psicosociales y de cambio. CABALLITO
Diseñado para Operadores Externos que estén en condiciones de dar cuenta de demandas de cambio, realizar y Alquiler de consultorios
trasmitir diagnósticos y diseñar dispositivos de cambio, y Agentes de Cambio Internos que les permita efectuar Individual - Grupal - Seminarios •
cambios con bajo nivel de exposición. Por hora, módulo o día
Amplios - luminosos - climatizados
Director del Seminario: Carlos R. Mart’nez Se entregan Certificados • Servicio de secretaria
www.confluenciaps.com - confluenciapsicosocial@fibertel.com.ar - (011) 4633-8144 Informes: Yerbal 185 1º A
4903-4440 / 154097-5191
En Marzo, Entrevistas y Reuniones informativas yerbalpsi@yahoo.com.ar

La vida no es para una sola vez. Macedonio Fernández Campo Grupal / 7


18 años del Counseling en la Argentina

Bases del enfoque


centrado en la persona
Andrés Sánchez Bodas cuando valora y opina lo hace desde su particular recorte de ex- Este debe comunicar al consultante su percepci—n del mundo
sanchezbodas@yahoo.com.ar periencia, y que Žsta debe ser aceptada en su propia expresi—n. vivido por este, y a modo de chequeo mutuo de convalidaci—n
Esta postura o posici—n, cuando se la pone en pr‡ctica, de- de lo percibido y expresado, gestual o verbalmente, desde el en-

E
n 1987 creamos la Primer Escuela de Counseling en Ca- muestra en los hechos que la no direcci—n ¬desde afuera¬, ofrece cuentro, poder facilitar un acercamiento comprensivo a si mis-
pital Federal, hoy funcionando en Holos San Isidro. a los dem‡s la posibilidad de poner en acci—n la propia direc- mo.
Lo hicimos pensando que era bueno que esta disciplina ci—n, y cuando esto sucede, siempre es positiva para el creci-
o profesi—n de la ayuda, que existe en m‡s de 40 pa’ses del mun- miento de lo humano. 4-Aceptaci—n o valoraci—n Positiva Incondicional (API)
do, se fundara en el nuestro. Es un concepto realmente revolucionario en su mirada teleo- Implica aceptar al otro tal cual es en el momento en que se es-
Su finalidad puede ser sintetizada en cuatro puntos: l—gica, desde la cual se cuestiona el modelo ÒmŽdicoÓ de la cu- ta ofreciendo la ayuda, en un encuentro que sigue una mirada
-Promoci—n de una mejor calidad de vida interpersonal. ra, se posiciona en un espacio de escucha filos—fico ÒStineria- ÒbuberianaÓ yo-tu-nosotros (de Mart’n Buber).
-Resoluci—n de Conflictos o problemas que la dificultan. noÓ, y se sustenta metodol—gicamente en la Fenomenolog’a Hu- La aceptaci—n, estima o valoraci—n positiva incondicional sig-
-Facilitaci—n del Desarrollo Personal. man’stica Existencial. All’ sus bases en Husserl, Sartre, Merlau nifica que cuando el profesional experimenta una actitud no ca-
-Creaci—n de relaciones que promuevan el despliegue de los Ponty, Foucault, Luypen y Derrida entre otros pensadores. lificativa, de aceptaci—n hacia cualquier cosa que el consultante
potenciales humanos. es en ese momento, el movimiento hacia el cambio positivo es
Es por ello que la tarea de un Counselor se dirige a personas 2-Tendencia Actualizante (Pulsi—n Vital o Tendencia Forma- m‡s probable.
o grupos que, al margen de sus dificultades, estŽn dispuestos a tiva) Desde una escucha aceptante brindamos un modelo de auto
revisar su plan vital, hacerse cargo de su propia historia y pre- Es definida, en un principio por Rogers como: Òla capacidad aceptaci—n, el principio de un camino hacia la transformaci—n
sente, y busquar una sinergia positiva hacia adelante. que tiene el ser humano, latente o manifiesta, de comprenderse personal.
No se dedica a la asistencia en patolog’as mentales (campo de a si mismo y de resolver sus problemas de modo suficiente para Sin embargo para que esta aceptaci—n sea v‡lida, debe darse
Psic—logos y Psiquiatras), sino abarca el amplio espectro de la lograr la satisfacci—n y la eficacia necesarias a un funcionamien- en primera instancia en la propia experiencia del profesional de
higiolog’a, pudiendo obviamente formar parte de equipos Inter to adecuadoÓ. la ayuda.
y transdisciplinarios, en ‡reas en que su disciplina pueda favore- Esta hip—tesis es reforzada tiempo despuŽs por descubrimien- Se ha demostrado en investigaciones muy rigurosas, que
cer mejores climas vinculares. tos provenientes de la biolog’a, la f’sica y la antropolog’a, en los cuando esta actitud es principalmente experimentada por el que
Se integra entonces, sumando su impronta, con todas las pro- cuales se habla de una tendencia formativa c—smica (negentro- ayuda, mayor es la probabilidad de un proceso de ayuda exito-
fesiones que est‡n establecidas en ‡mbitos educativos, organiza- p’a o sintrop’a), como tendencia a un orden creciente desde el so.
cionales, de salud y desarrollo humano. caos inicial. Otra manera de decirlo es que cuando podemos estar presen-
En funci—n de esta idea es que tomamos al Enfoque Centrado Se trata de un orden de evoluci—n hacia un mayor orden u or- tes, desde la aceptaci—n positiva incondicional, mayor es la po-
en la Persona (ECP), que cre— el Dr. Carl Rogers (1902-1987), ganizaci—n, mayor complejidad y mayor capacidad de interrela- sibilidad de acercarse a la experiencia de que nos pasa con lo
como su eje epistemol—gico. ci—n. que nos pasa.
Este modelo, si bien surge de la labor de psic—logo de su au- Trasladado a lo humano podemos decir que estos conceptos Vale aclarar que aceptar no es lo mismo que aprobar, en tanto
tor, se transforma y ampl’a hacia un enfoque de las relaciones implican comprender, no solo la tendencia al mantenimiento lo que se acepta es la experiencia vivida tal cual es, aunque la
humanas. adaptativo del organismo, sino tambiŽn al crecimiento, desarro- conducta sea reprobable desde nuestro marco valorativo.
llo y enriquecimiento progresivo. En s’ntesis es aceptar lo que el otro siente o experimenta, no
Las siete nociones centrales del ECP Esto no implica ignorar que tambiŽn existe una tendencia en- lo que hace.
tr—pica, al deterioro, y muerte de lo vivo, pero como nos dice
1-No directividad Rogers ¬el universo construye y crea permanentemente, adem‡s 5-Congruencia o autenticidad
Estamos ante una posici—n filos—fica, la que implica una deci- de deteriorarÓ. Define la importancia de ser el que uno es en la relaci—n, sin
si—n de ayudar a un otro a que desarrolle su persona tal como lo Es una hip—tesis de que nuestro trabajo no es azaroso, sino que construirse m‡scaras o fachadas que oculten los verdaderos sen-
desee, en la direcci—n que elija tomar, y desde el propio modo en tiene un objetivo y una direcci—n, el facilitar que la tendencia ac- timientos que circulan en la misma.
que se haga responsable de su problem‡tica. tualizante fluya en su sentido creativo. El facilitador ECP debe estar abierto a su experiencia, en ple-
Como concepto es paradojal, en tanto su implementaci—n en na conexi—n consigo mismo, sin abortar nada de ella, para des-
una relaci—n de ayuda, apuntala el proceso en la direcci—n de la 3-Escucha Emp‡tica puŽs ponerla con sumo cuidado a disposici—n del v’nculo de
tendencia actualizante (pulsi—n vital), facilitando sinergia hacia Es la capacidad de entender, comprender y responder a la ex- ayuda.
la sintropia, es decir hacia el camino de la expansi—n creativa. periencia œnica del pr—jimo. TambiŽn en este caso, las investigaciones han demostrado que
Es por lo tanto la no direcci—n desde que el se supone debe di- Es una modalidad de estar que resulta de sentirse en la expe- los profesionales que alcanzan positivos grados de congruencia
rigir, para habilitar la auto direcci—n del que pide ayuda en el ca- riencia v’vida del otro, ubica una intenci—n, la de pretender ver en si mismos, son m‡s eficientes y eficaces en la ayuda que se
mino de la liberaci—n de su potencial humano. y vivenciar el mundo del otro con los ojos y las vivencias del brinda.
Es una postura que tiende a proveer al otro la posibilidad de otro, creando una mirada y vivencia en comœn. Mientras la pretensi—n ÒterapŽuticaÓ (en el sentido de la ayu-
ser mirado como un semejante disponible para no solo resolver Por lo dicho implica tanto los aspectos emocionales como los da) de este Enfoque es facilitar cambios y desarrollo personal,
sus problemas, sino para transformar su vida, si as’ lo desea. cognitivos del mundo vivido, es decir aquello que circula las los encuentros persona a persona son m‡s adecuados para esa fi-
Es una posici—n existencial desde la cual nos instalamos en la emociones y los sentimientos o significaciones personales de las nalidad, que aquellos en que el profesional se escuda en un per-
vida creyendo que nadie posee la verdad, que cada persona mismas. sonaje.
Por ser resultado de una actitud, no es simplemente una dispo- Ser autŽntico o congruente en la vinculaci—n profesional, ape-
sici—n unidireccional desde el terapeuta o counselor hacia el la obviamente a la responsabilidad para encontrar el momento
KINESIA PSICOSOMATICA consultante, sino una manera de relacionarse en donde se propo-
ne la empat’a vincular, el compartir lo experienciado en el mo-
oportuno, para comunicar o no la experiencia que sucede en la
relaci—n de ayuda.
mento de la ayuda. Lo importante es no negarla, sino aceptarla en forma transpa-
Curso de Capacitación para Profesionales La escucha emp‡tica, para ser ÒayudadoraÓ, debe resultar en rente, y aunque no la tramitemos en lo inmediato, se ¬filtrar‡¬ en
de la Salud y Estudiantes Avanzados respuestas de ese nivel, siendo esa la tarea de un facilitador ECP. una relaci—n de libertad experiencial.
Klga. Susana Berman
6-Chequeos de percepciones
“Kinesia Psicosomática” es un método terapéutico
CENTRO DE Es el modo en que definimos las intervenciones profesionales
basado en la integración de disciplinas corporales BIOCREATIVIDAD desde el ECP, sean estas de car‡cter verbal, gestual, o desde re-
cursos imaginarios, corporales o de acci—n.
ortodoxas y complementarias. Desarrollo personal y profesional En los comienzos se denomin— Reflejos (de reflejar como es-
El objetivo de esta metodología consiste en colaborar en la pejo centrado en el consultante) a los modos verbales que Ro-
restitución del ser humano a su bienestar psicororporal, Director: Dr. Gerardo Smolar gers cre— para facilitar la auto escucha de sus consultantes.
para lo cual dispone de un sistema de diagnóstico que Psicoterapeuta Bioenergetista Se los dividi— en Reflejos cognitivos y de sentimientos, los
atiende a su integración total. primeros subdivididos en simples y elucidatorios.
Los reflejos simples refer’an a una devoluci—n verbal del eje
El curso de Kinesia se desarrollará en 3 años: Formación en BIOCREATIVIDAD de lo dicho por el consultante, como s’ntesis aclaratoria para fa-
vorecer el discurso y la autoconexi—n.
Iº Año: Trabajo conmigo y me conozco Proceso energético de creación y cambio Los reflejos elucidatorios pose’an el sentido de esclarecer y
2º Año: Trabajo contigo y te conozco resumir cognitivamente lo dicho y trabajado en el decurso de un
3º Año: Trabajamos juntos y nos conocemos • Curso anual teórico - práctico tiempo relativo de un proceso.
AREAS DE APLICACION
Salud - Educación - Expre- (semanal y/o mensual) Los reflejos de sentimientos apuntaban a resumir la captaci—n
sión artística - Deportes - • Cursos breves por parte del profesional de las emociones impl’citas en el inter-
Informes: cambio dado en consulta, con el objetivo de favorecer una toma
“Unidad Kinésica Integral” de conciencia de lo emocional en juego.
Directora: Klga. Susana Berman A posteriori se prefiri— hablar de respuestas de seguimiento
Av. Rivadavia 2530 4° “H” Capital Luis Viale 89 (1414) Capital Tel: 4855-2772
emp‡tico, afinando el sentido de este tipo de intervenciones, en
Argentina Tel: (011) 4952-9640 E-mail: gerardo@biocreatividad.com.ar el camino de comprenderlas como intervenciones que faciliten
www.uki.com.ar uki@uki.com.ar Website: www.biocreatividad.com.ar positivos acercamientos al si mismo del consultante.

Campo Grupal / 8 El cielo, su costumbre celeste. Fernández Unsain


desarrolla y expresa su potencial actualizante.
Cuando el organismo humano en si mismo experienciante per-
cibe inconsistencia en alguno de los tres niveles mencionados, se
siente amenazado y por lo tanto se defiende, se desorganiza, tra-
bando y distorsionando su actualizaci—n.
Cuando en el proceso de desarrollo infantil, el ni–o recibe va-
loraciones positivas, por parte de sus padres y el entorno, tiende
a aceptar su propio mundo experiencial como v‡lido para si mis-
mo, y se instala de esa manera en un sistema vital fluyente de au-
to reconocimiento y congruencia.
En cambio, cuando ello no se le brinda, o no lo puede perci-
bir, tiende a descreer de sus propias valoraciones preceptœales,
acepta la de los otros como m‡s v‡lidas, se aleja de si mismo, se
aliena, y el organismo percibe inconsistencia, se vive amenaza-
Denominarlas finalmente chequeo de percepciones, es a nues- donde proviene para mi lo que me pasa, y que puedo hacer con do, se defiende, y elabora constructos r’gidos de si mismo y de
tro entender, mucho m‡s congruente con la postura no directiva ello. la vida.
esencial de este modelo. Su auto concepto incorpora elementos extra–os, es decir que
Chequear (en el sentido de ofrecer apreciaciones sobre el dis- 7- Noci—n de Si mismo ( SELF) no son el resultado de su propia experiencia.
curso) lo que se percibe en el di‡logo posee la idea de apuntalar Es el concepto central desde el cual se construye toda la teo- Esta sintŽtica explicaci—n de los posibles modos de funciona-
un acercamiento paulatino a la experiencia vivida. r’a de la persona que sustenta el ECP, y se trata de: miento de la persona, ante si mismo y los dem‡s, nos acerca al
Es por otra parte una pretensi—n de apertura perceptual, que al Una vivencia percibida que incluye las caracter’sticas, atribu- pensar la prevenci—n y la ayuda.
fin y al cabo, de lograrla, permitir‡ al consultante disponer de tos, cualidades y defectos, capacidades y l’mites, valores y rela- El ECP desarrolla, desde aqu’, una propuesta de educaci—n in-
m‡s autoconocimiento y por lo tanto de m‡s recursos para ope- ciones, que una persona reconoce como descriptivos de si mis- fantil, del modo de favorecer las relaciones interpersonales en
rar favorablemente consigo mismo y los dem‡s. ma, y que simboliza como datos de su identidad. todos los ‡mbitos en que las personas nos desenvolvemos, y de
Si podemos apuntar a un paulatino encuentro, estando atentos Engloba, integra y remite a todas las experiencias del sujeto en un sistema de reorganizaci—n de la persona aplicable en la Psi-
a lo que nos pasa con lo que pasa, actitudinalmente predispues- cada momento de su existencia, de las cuales no es necesariamen- coterapia, el Counseling, o cualquier otra relaci—n de ayuda.
tos a no juzgar, a centrarnos desde nuestra propia experiencia en te conciente, pero que sin embargo, lo hacen Ser lo que va siendo. Complementar las nociones de Tendencia Actualizante y Si
la experiencia del otro, se lograr‡ la empat’a buscada. Las personas no poseen un si mismo, son si mismo en proce- mismo, nos brinda esta posibilidad.
Si adem‡s, y por ello, somos autŽnticos y estamos convenci- so experiencial permanente, lo que implica que mientras viven Si la primera es la motivaci—n b‡sica de la vida de un indivi-
dos de que el deseo del otro es m‡s importante que el nuestro, en perciben su propia experiencia (la hacen suya), discrimin‡ndola duo, en tanto tiene por efecto dirigir al organismo hacia un desa-
esa oportunidad, habremos sido congruentes. de la de los otros. rrollo unificado y eficaz.
Las intervenciones o devoluciones que realicemos ante lo dis- Su funcionamiento es comparable a una gestalt o totalidad or- Si como hemos visto, un sector de la experiencia vivida se
cursivo de nuestro consultante, ser‡n siempre un intento de acer- ganizada de percepciones consistentes, desde las cuales diferen- percibe propia, siendo Si mismo (Mi y Yo), constituyŽndose a su
camiento a lo que este, y nosotros en relaci—n con Žl, estemos cia aquello que vive para si como caracter’sticas m’smicas, de vez en un factor regulador de lo que se experimenta.
percibiendo como expresado en el intento de bœsqueda que esta- aquello que emerge de las relaciones con los dem‡s como con- Si integrando ambos conceptos, podemos referir a una tenden-
mos facilitando. diciones yoicas. cia auto actualizante del Si mismo.
Lo que hagamos, o digamos, si posee esta base, ser‡ siempre Es por ello que en esta vivencia de si mismo podemos diferen- Es entonces que, cuando entre la experiencia del organismo y
una intenci—n relativa, desde el lugar del no saber m‡s que lo que ciar lo m’smico (el MI), de lo yoico (elYo). la del si mismo hay congruencia, la tendencia actualizante o pul-
nos dice lo que se va diciendo juntos. El primero, el Mi, se instala como permanente referencia ante si—n vital opera unificada y ÒsanamenteÓ.
Todo chequeo de percepciones es muchas veces expresado co- lo propio, siendo una constante perdurable, que nos hace dar En cambio, cuando se perciben desacuerdos, esto conduce a la
mo una afirmaci—n de lo percibido en forma de pregunta abier- cuenta de que somos el mismo y lo mismo, aœn en el cambio per- incongruencia, devel‡ndose comportamientos y conductas que
ta, otras cobra la forma de un reflejo en sus tres tipos, otras es manente que nos inspira la vida que vivimos. responden en algunos casos al mensaje del organismo, y en otros
una intervenci—n desde un recurso imaginario o corporal, otras Somos quienes somos, el mismo ante nosotros mismos, aœn al del si mismo que tiende a preservarse.
es una respuesta de seguimiento emp‡tico. cuando nos transformemos yoicamente, a esto se lo ha denomi- En esta condici—n se instalan defensas, rigidez perceptual, que
Sea como sea, siempre tiene que estar a disposici—n del otro la nado la consistencia de si mismo, desde la cual el organismo a veces se perciben como malestares o s’ntomas y no pudiendo
posibilidad de no verlo de la misma manera, de revisarlo o de tiende a regular sus comportamientos y conductas. funcionar —ptimamente, el organismo ps’quico se enferma.
proponer otra forma de mirarlo, de esto se trata la no direcci—n. Las vivencias de consistencia (congruencia) o inconsistencia Como todo pasa por la Percepci—n, nuestros comportamientos,
Chequear percepciones es acompa–ar el decurso exploratorio, (incongruencia), definen el funcionamiento ps’quico. Estas dos nuestras conductas, ya sean emociones o pensamientos, son el
abriendo el camino para la libre expresi—n de la potencialidad posibilidades se dan: resultado del como percibimos.
deseante del otro. - entre el si mismo, tal y como lo percibe el individuo, y la El organismo personal se vincula con el mundo desde su es-
ÀEsto que dice esÉ.? ÀEsto que siente esÉ.? ÀEstamos ha- experiencia organ’smica. tructura perceptual, y de acuerdo a como esta se despliegue ser‡
blando deÉ.? Usted deseaÉ - entre el si mismo y un si mismo deseado o ideal. su funcionamiento.
Piensa queÉ - entre el si mismo y la realidad. Desde estas siete nociones centrales, el ECP se plantea como
Son peque–os ejemplos de chequear y abrir el juego a una re- un modelo de v’nculo que propone la aceptaci—n de la experien-
flexi—n o un sentir lo que se siente aqu’, y desde all’ revisar sig- Cuando el organismo humano se percibe consistente en los cia, de si mismo y del otro como un si mismo semejante, facili-
nificativamente que me pasa, quien soy, que quiero o deseo, de tres niveles fluye y funciona —ptimamente, por lo tanto crece, se tando el encuentro de persona a persona.

Instituto de Investigaciones Grupales PSICODRAMA,


Dir.: Graciela Jasiner CREATIVIDAD
• Seminario-Taller: “Nociones del Psicoanálisis para Coordinar Grupos” Y GRUPOS
a cargo de Graciela Jasiner y David Szyniak - Martes 13 de diciembre de 20hs
Coordinaci—n:

• Reuniones Informativas: “Programa de Capacitación en Coordinación Lic. Silvia Schverdfinger y Lic. Carolina Pavlovsky
Supervisi—n: Dr. Eduardo Pavlovsky
de Grupos con MultiRecursos Técnicos”. Ciclo 2006
Miércoles 14 de diciembre 15hs - Martes 20 de diciembre 20.30hs ACTIVIDADES 2006
• Taller: “Recursos Corporales para Coordinar Grupos” ¥ CURSOS DE FORMACIîN EN
a cargo de Flora Bagú - Viernes 16 de diciembre 20hs
PSICODRAMA Y COORDINACIîN GRUPAL.
Entrevistas explicativas sin cargo
• Talleres de Enero: -“IMPRO: una Técnica para Coordinar Grupos”
a partir del 16 de febrero
a cargo de Elizabeth Gothelf -Sábado 7 10.30hs
¥ TERAPIA GRUPAL PSICODRAMçTICA.
- “Recursos Lúdicos para Coordinar Grupos”
a cargo de Lucio Margulis -Martes 17 20hs
4962-4583
Informes:
tel: (011)4833-7808 Guatemala 4334. Cap Fed. Arg. info@psicodramagrupal.com.ar
iig@ingrupos.com.ar Pág web: www.ingrupos.com.ar www.psicodramagrupal.com.ar

Que todo perezca y se abrase y yo viva. Nerón Campo Grupal / 9


SEMINARIO DE VERANO 2006
UNA JORNADA INTENSIVA POLIFONIA
Subjetividad
y lazo social en la
Modernidad Líquida.
Una filosofía de los
Carmín
encuentros.
Compañeros de viaje: Spinoza; Denise Najmanovich
Deleuze, Bauman, Latour, Morin, najmanov@retina.mail.ar
Maturana,Varela

E
sta polifon’a ser‡ una continuaci—n, o m‡s bien otra l’nea mel—-
Coordina dica de la anterior, lo que me lleva a volver sobre mis pasos. Co-
Denise Najmanovich mo siempre sucede, aœn cuando tengamos el mayor cuidado lle-
gamos a un lugar diferente. ComencŽ mi polifon’a anterior citando a
Borges, el est‡ aœn aqu’ esper‡ndome, sonriente. Sabe que nadie puede
Grupos reducidos aspirar a su maestr’a en el arte poco inocente y siempre estimulante de
Informes e Inscripción en diciembre 2005 poner en movimiento las paradojas. El ciego que tanto ve’a, me susu-
rra al o’do: ÒNingœn problema tan consustancial con las letras y con su
4-771-2676 4-778-7115 modesto misterio como el que propone una traducci—nÓ. Sin pretender u–as de Judit para mostrarme que en ese momento en ese carm’n se
najmanov@mail.retina.ar jam‡s abolir del enigma, extrajo de Žl unas lœcidas reflexiones: ÒÀQuŽ un’an la estŽtica y la Žtica. De ese encuentro brota la dignidad y ligada
son las muchas (traducciones) de la Il’ada de Chapman a Magnien si- a un sentido profundamente vital. Un sentido que no est‡ en el diccio-
no diversas perspectivas de un hecho m—vil, sino un largo sorteo expe- nario, que no podemos saber a-priori pues no se encuentra en ningœn
CENTRO PARA rimental de omisiones y de Žnfasis?Ó manual. De all’ el misterio siempre presente en toda traducci—n, en to-
LA PERSONA Bajo su influjo quiero revisitar ha historia que dio pie a mi texto an- da interpretaci—n. De all’ que Derrid‡ declare que la traducci—n es tan
Consultoría Psicológica imposible como imprescindible. La traducci—n nos permite reconocer y
terior, para traducirla en una clave diferente. Se trata de buscar otro Žn-
Terapias Psicocorporales habitar el sentido sin desalojar el misterio. De all’ que aunque no hay
fasis en la traducci—n de un breve episodio de la novela de Marai: ÒLa
mujer justaÓ: Una mujer en medio de un bombardeo, escondida en un ninguna traducci—n verdadera, ni perfecta, hay algunas que son infini-
Niños - Adolescentes - Adultos
refugio mientras destruyen su ciudad, concentra su atenci—n y su preo- tamente m‡s potentes, o m‡s bellas. Cada una nos lleva hacia distintos
Consultorios en Pilar cupaci—n en la necesidad de conseguir quitaesmaltes pues el rojo car- paisajes y nos permite habitar diferentes territorios de existencia.
y Barrio Norte m’n de sus u–as se ha ensuciado. Alguna de mis almas fue capaz en un momento de quedarse con Ju-
Directora: Clor. María Angélica Familume Al leerlo quedŽ profundamente conmovida. El sentido emergi— como dit, conectar con el rojo carm’n de sus u–as, con su desesperada nece-
una revelaci—n: la dignidad no tiene un sitio predestinado. Puede alo- sidad de quitaesmalte, entender que era una necesidad vital y que en
15-5249-9363 4812-9106 jarse en cualquier gesto, palabra, o acto. Nadie tiene derecho a decirnos eso radica lo propiamente humano. Otra se fue hacia las tierras de la
mafamilume@fibertel.com.ar d—nde debe encontrar su morada nuestra dignidad, aunque todos los complejidad en ese momento resultaban menos perturbadoras y perdi—
credos lo intentan denodadamente. Ni siquiera uno mismo puede deci- la oportunidad de explorar los paisajes de la dignidad.
dir cu‡l ser‡ ese lugar, ni saber porquŽ habita all’, precisamente all’. Hoy sigo pensando que la afirmaci—n de la infinitud de lecturas po-
“Vínculos” Sin embargo, al escribir la polifon’a no hice hincapiŽ en esta lectura,
s—lo la mencionŽ al pasar, dando cuenta de su valor y de la inquietud
sibles es una mirada valiosa, muchas veces necesaria, algunas incluso
imprescindible, pues como dijo Borges Òel concepto de texto definiti-
Un proyecto para compartir que nos produc’a saber que lo m‡s valioso puede residir en cualquier vo no corresponde sino a la religi—n o al cansancioÓ. Al mismo tiem-
lugar. Fue gracias al se–alamiento de mi amiga Silvia que me di cuen- po, se que no era el paisaje de la epistemolog’a el que ansiaba visitar
Por AM 750 ta hasta quŽ punto no hab’a sido capaz de sostenerme en esa inquietud o compartir, sino aquel en que anida el misterio, que aunque pueda ha-
Radio del Pueblo y me escapŽ por las ramas de la epistemolog’a, la complejidad, la di- bitar un lugar cualquiera, como el rojo carm’n, cuando se aloja all’ ese
Jueves de 19 a 20 hs. versidad inagotable de lecturas posibles y valiosas. lugar ya no es cualquier lugar, sino nuestro sitio m‡s valioso y precia-
No era nada extra–— que ella me hiciera ese cuestionamiento. Ella fue do. Tal vez siempre sea preciso un amigo para poder habitar ese terri-
Una mirada a la problemática individual
y social del ser humano la que me ense–o a calibrar esos peque–os gestos que resumen lo m‡s torio vital.
genuinamente humano y por eso le hab’a dedicado la polifon’a. Su
Conducción Raquel Len nueva observaci—n me gui— nuevamente a la escena, al carm’n de las
elsemejante@hotmail.com Seminario de Introducción
al Masaje Recreativo
“El cuerpo del Valeria del Mar Concebir el masaje como una relación entre dos personas
es la puerta a un desarrollo correcto de la sensopercepción,
Hombre es lo que
el Hombre ha
un lugar de descanso buscado a través de la práctica.
El seminario incluye la instrucción en nociones
hecho de él” de anatomía y técnicas manuales básicas.
Inmobiliaria H. Biasetti
Martillero y Corredor Público.
ÀEl tuyo est‡ necesitando atenci—n? Colegiado Folio 80 Tomo 3 -Dolores A cargo de Rogelio Ferreyra
ÀY los gimnasios te abruman? 4942-1582 15-5837-0242 tallerm@hotmail.com
Entonces podŽs contar conmigo. Av. Espora 469 - Valeria del Mar
Organiz‡ tu propio grupo en tu biasettiprop@telpin.com.ar www.biasetti.com.ar
domicilio o consultorio, hasta all’ (02254) 48-6707 / (011) 15-5890-1789 Nora Piatigorsky
voy para que trabajemos con Unico en el país
armon’a, integraci—n y placer Profesorado de Psicología Social
• Técnica Gurquel de elongación muscular Centro 3 veces por semana
y alineación postural • Barra à Terre Título intermedio: Técnico Superior en Coordinación Grupal
• Caída y Recuperación: Técnica Martha Graham Cultural
• Movimiento Creativo y Danza Espontánea
• Ejercicios de Respiración Rítmica para el
Técnico en Recursos Humanos
reposo mental y muscular • Psicología Social: 3 años Abie
cursos y talleres Títulos Oficiales insc rta la
Trabajo Corporal y Expresivo ripc
ajustado a cada necesidad • Talleres de Arte y Recreación ión
Individual y/o Grupal
Instituto San Ambrosio
Aranceles accesibles Darregueyra 2445 -entre Güemes y Av. Santa Fé- Capital
4567-3235 Secretaría de lunes a viernes de 17 a 20 hs. Tel: 4899-0577
Nancy Bullorini Giribone 911 Capital - Tel: 4553-8052
Prof. Danzas - Psic—loga Social tiana_cultural@yahoo.com.ar

1a ESCUELA ARGENTINA DE TERAPIA CORPORAL


Carrera 2005
1er año: EL CUERPO
2do año: LAS TECNICAS TERAPEUTICAS CORPORALES
3er año: EL ROL TERAPEUTICO

Director: Dr. Luis Mazzarella


Informes: 4862-3093 / 4931-7738 e mail: lom@reme.com.ar

Campo Grupal / 10 Los buscadores de oro cavan mucho y hallan poco. Heráclito
Las huellas de la memoria II

La odisea del psicoanálisis


en la Argentina del ‘69 al ‘83
Ricardo Klein
ricklein@sinectis.com.ar

Ò
Dime, Musa, de este [saber] ingenioso que vag— tanto tiempoÉÓ
desliza Homero al iniciar La Odisea, recordando el retorno de Uli-
ses a su patria. Otro libro tengo en mis manos, ÒLas huellas de la
memoria IIÓ de Enrique Carpintero y Alejandro Vainer, que tambiŽn
apela al recordar, y que en algunos pasajes asocio al homŽrico libro. El
griego continœa ÒÉy les arrebat— la hora del regreso. Dime algunas de
estas cosas, Diosa, hija de ZeusÓ. Y esta es una manera de presentar
ÒLas huellas de la memoria IIÓ.
ÒLas huellasÉÓ es el trabajo de un equipo; y decir equipo a dos es-
critores que se unieron para escribir y lo constituyeron, no es poca co-
sa. Trabajo que hilvana la segunda parte del camino (1969/1983), co-
menzada en la primera (1957/1969). Dicen que segundas partes nunca
fueron buenas. No es el caso; adem‡s de agregar que nunca hubo se-
gundas partes, sino s—lo un breve intervalo. Los autores continœan su
tejido de dar cuenta del devenir del campo psicoanal’tico y de la salud
mental, articulado a lo pol’tico y lo social, en un trabajo perelaborati-
vo Ðen el cual est‡n implicados y desde all’ escriben- realizado apr•s- EQUIPO ARGENTINO DE TRABAJO
coup. Si historizar Ðcomo dice Gilou Garc’a Reinoso- es bœsqueda, y E INVESTIGACIÓN PSICOSOCIAL
todo buscador lo hace por reconocer algo perdido, es clara la intenci—n
de estos caminantes en rescatar aquello que Ðpasado- dej— marca, hue- Rivadavia 2206 5º A - Capital Federal
lla, impidiendo que sea borrado por la marea con el mero paso del 011- 4952-2087
tiempo. Y esto habla de la intenci—n, del para quŽ han escrito. En me- eatip@fibertel.com.ar
moria y para poder hacer historia. In memoriam que incluye la lista de
los desaparecidos, los denunciados, pues podemos intuir en el texto
que lo perdido alude a algo m‡s. Y Žsta es una segunda forma de pre-
sentarlo. SEMINARIO
lio pod’a ser fuera del pa’s o dentro del mismo. Hab’a que sobrevivirÉ Trabajando las
ÒLas huellas ÉÓ tejen la historia. Un punto aqu’, un nudo all’; el li- la ocupaci—n de las islas fue una aventura del poder militar para perpe-
bro muestra una trama. Su forma expositiva es bella. Es ‡gil, se lee con tuarseÉ Solamente algunos grupos plantearon su oposici—n a la gue- lógicas que rigen
facilidad en su lenguaje, sin ser por ello banal, pues lo sencillo no es lo rraÉ No se puede olvidar que la sociedad fue la principal destinataria la coordinación
necio. A la vez, por su contenido y los recuerdos que me evocan, es im- de este mensajeÉ anular toda manifestaci—n de rebeld’a contra el or-
Frecuencia: 1,30 hs. por
posible leer sin involucrar el cuerpo, sin que mi cuerpo vibre, tiemble, den social establecido a travŽs del miedo instalado en nuestros cuer-
se agite, suspire, me emocione, me aterrorice, me conmueve en distin- posÉÓ. Tal la trama sobre la cual el libro describe el acontecer de la semana - Duración: anual
tos pasajes: ÒEn esta Žpoca la violencia se ha incorporado al discurso salud mental en el pa’s en esos a–os.
Lic. Ricardo Klein
pol’tico argentinoÉ aparecieron posiciones pol’ticas irreconciliables Y tomando el texto cual prenda tejida, d‡ndola vuelta y dejando el
en cuanto a quiŽn era el hŽroe prometeico que pod’a derrotar el poder dibujo del revŽs, podemos ir viendo c—mo los hechos se entrelazan, ad- Tel: 4775-7960 15-4022-8792
ya que todos se cre’an portadores de una verdad hist—ricaÉ comenz— virtiendo otros entramados que los autores recorren con maestra plu- ricklein@sinectis.com.ar
la detenci—n-desaparici—n de personasÉ Fue la masacre de Trelew... ma. All’ donde se tensionan entre s’ los diversos polos; y desde ese lu-
Per—n tuvo que aterrizar en Mor—nÉ Esta jornada cambi— la historiaÉ gar que el texto me sugiere, observo la trama. Desde los conflictos, las
los ÒimberbesÓÉplegaron sus banderas y se retiraron de la Plaza de contradicciones y dicotom’as que tensionan el campo de la salud men- Talleres de verano
Mayo dejando un gran sector vac’oÉ La tragedia se estaba anuncian- tal. Algunas atraviesan el texto en su totalidad, otras solo lo hacen par-
doÉ la condici—n de ÒsubversivoÓ no se refer’a solamente a aquel que cialmente. En su trasfondo, de diversa manera, se juegan como varia-
realizaba atentados sino a todo el que pensara de manera diferenteÉ se
prohibiera la matem‡tica moderna ya que se asociaba la teor’a de los
bles: la pol’tica, el psicoan‡lisis, las instituciones, la salud mental,
el/los sujeto/s, los procesos ps’quicos, el poder. No pretendo desarro-
Juego
conjuntos a la subversi—nÉ Lo œnico que hicieron fue robarse la plata llarlos Ðpara eso est‡ el libro, que vale su lectura- sino meramente Creatividad
de la caja, dejar una revista politizada de nuestra biblioteca sobre la enunciarlos:
mesa como un mensaje y romper un cuadro de Freud que qued— colga- Cuidar a las instituciones psicoanal’ticas o cuidar al psicoan‡lisis y a partir del
do roto durante muchos a–os como un s’mboloÉ situaci—n torturante a los psicoanalistas. An‡lisis did‡ctico, pase (Poder del padre) o liber- 15 de febrero
para los familiares y amigos ya que sin la muerte, sin una tumba, se tad de un analista de legitimarse por s’ mismo (Democratizaci—n en las
construye un trauma imposible de ser elaboradoÉ No se puede olvidar instituciones). Pertenecer o producir. Pol’tica y psicoan‡lisis o pol’tica Virrey del Pino 2714 Capital
estudio Telefax: 4785-3273
que la sociedad fue la principal destinataria de este mensajeÉ Este exi- en y del psicoan‡lisis, a la vez que psicoan‡lisis sin pol’tica. Escisi—n inés moreno estudio@inesmoreno.com.ar

Asociaci—n Argentina de Psicolog’a y Psicoterapia de Grupo


Psicoan‡lisis de las Configuraciones Vinculares

CURSOS BREVES DE VERANO 2006


- Introducci—n al psicoan‡lisis de pareja
• Clases y talleres - Introducci—n al psicoan‡lisis de familia
• Formación en trabajo corporal - Curso de orientaci—n vocacional
- Curso sobre tratamientos en red
4902-4397 4240-4892
dem@corporaldem.com.ar www.corporaldem.com.ar Informes: secretar’a: ArŽvalo 1840 4774-6465 secretaria@aappg.org.ar

El coraje es una hermosa cualidad, no una virtud. Voltaire Campo Grupal / 11


DESDE MEXICO
Enrique Guinsberg
gbje1567@correo.xoc.uam.mx

En una nota periodística del mar-


tes 22 puede leerse: “En su prólo-
go a la edición mexicana se dice:
machismo, rechazo al extranjero,
desprecio a los incapacitados y
aborígenes, marginación de los o integraci—n. Repetir o recordar. Memoria o mecanismos de olvido, el texto Ðtal como dec’a respecto del primero- es un libro pol’tico. En-
ancianos, homofobia, antisemitis-
mo y odio social son males de to-
censura, represi—n, renegaci—n y/o forclusi—n. Psicoan‡lisis o manico- tre sus fines pol’ticos, epilogan los autores: ÒRecordar no es una acti-
dos los tiempos y latitudes, pero mializaci—n. Manicomio o comunidad terapŽutica. MŽdicos psiquia- vidad que nos lleve meramente al recuerdo f‡ctico, sino al recuerdo de
hoy están en plena expansión. tras o psic—logos. Klein o Lacan. APA o grupos de estudio. Ortodoxia las razones por las cuales esos valores no forman parte de nuestra cul-
Para el lector mexicano estos te- y dependencia o independencia (excomuni—n). An‡lisis grupal o an‡- tura.Ó El texto no es ingenuo; los autores saben Ðy dicho saber, del cual
mas no le serán ajenos, sino por lisis individual. Psicoterapia y salud mental o psicoan‡lisis. Terapias se hacen cargo adem‡s, es digno del m‡s profundo respeto- donde es-
el contrario, muy comunes; la- corporales o terapias verbales. Trabajadores de la Salud Mental o Pro- t‡n ubicados en el lugar desde el cual escriben. A la vez, su escribir es
mentablemente, padecemos los fesionales de la salud mental. Agentes de cambio o psicoanalistas. absolutamente respetuoso, adem‡s de profuso en su recopilaci—n de
mismos estereotipos. Los pará- Y esta es una tercera forma de presentar ÒHuellas de la memoriaÓ. datos, citas bibliogr‡ficas, conversaciones con protagonistas de esta
metros de lo ‘lindo’ y lo ‘feo’, de lo historia reciente. Su propuesta los implica, y a la vez implica al lector.
blanco y lo negro. Todos somos Volvamos a OdiseoÉ Los autores proponen una Žpica al inicio del ÀQuŽ lector eres? ÀUno de las nuevas generaciones, que de la historia
víctimas primero y crueles victi-
marios después. Este libro sólo
libro, la prometeica, y se preguntan por el hŽroe redentor, aquel que ro- del psicoan‡lisis argentino casi nada te han contado Ðy menos estudia-
será útil para el lector mexicano si be el fuego de la producci—n a los dioses (sean Žstos los capitalistas en do en las diversas facultades y carreras ligadas a lo psi? Y su fin pol’-
encuentra los paralelismos entre lo social, sean los didactas en la APA o la IPA de esa Žpoca). Y los hŽ- tico es Ðcomo dice Gilou- devolverte tu patrimonio censurado. O eres
nuestras sociedades. Les aseguro roes redentores actuales no se inmolan, sino que intentan ocupar el lu- un contempor‡neo de estos hechos que has transitado por los mismos
que no será difícil”. gar del Otro. Por un tiempo logran liderar el ataque conjunto a la Tro- y que hoy, con eso vivido Àhas censurado (con conciencia de ello), o
Y no, no lo es, aunque no limitado ya de turno, sufriendo luego las diversas peripecias de los err‡ticos y reprimido (y por ende no tienes acceso a recordar sin por ello impedir
a nuestros dos países sino como dispersos retornos. Por eso el texto me resuena ligado a Ulises. que retorne sintom‡ticamente desde lo reprimido), o renegado (pues
algo que define muy claramente a La APA, potente y hegem—nica en el 69, queda entre la pureza orto- sabes sin saber e ignoras sin olvidar), o repudiado (y entonces Ðmal
la realidad del pedantemente defi- doxa y la inclusi—n de la pol’tica, como Ulises entre Escila y Caribdis, que te pese- te retornar‡ desde lo real)? Por que los rastros no se bo-
nido como homo sapiens, hoy tan perdiendo como Žl valiosos tripulantes (aqu’, los psicoanalistas de los rran, quedan en lo inconsciente Ðindividual y colectivo- y sus huellas
lleno de tecnología como de múl-
tiples prejuicios.
grupos Plataforma y Documento). La psicolog’a en su lucha por la le- dejan marca que Ðaœn en las sombras de lo borrado que permanece en
¿Pero cuáles son los centrales en galidad Ðbien merecida por cierto- quiz‡ deja que la ley lograda Ðcual el papel, aœn en la privaci—n de Òla posibilidad del recuerdoÓ en el in-
estas tierras donde el mestizaje canto de sirenas- le reste el poder de lo creativo y transformador en lo tento de asesinar la memoria, aœn en la Òpropuesta de olvido de hoyÓ
es visto como la síntesis de una social y lo comunitario en aras de la hegemon’a cl’nica (ya que Òel eje que Òes la continuidad del silencio de ayerÓ- influyen en el sendero a
realidad histórica? Hace muy po- fue polemizar con los due–os de la escena: los psiquiatras y los psicoa- pisar, en los destinos a construir.
co tiempo un concienzudo estudio nalistas de la APAÓ). Detenidas las naves en la lacaniana Circe, puede Destino pol’tico cuyos fines se centran Ðdesde mi lectura del texto-
aquí realizado mostró con absolu- que el retorno a Itaca quede interrumpido. Puede que la isla fuera en varios objetivos opuestos a los efectos del proceso iniciado en el 76.
ta claridad como son numerosos m‡sÉ . Eso s’, es otra. Los diversos TelŽmacos Ðhijos de Ulises- Entonces se Òsembr— el terror en el conjunto de los TSMÓ (Trabaja-
y están presentes en todos los aguardan esperando el regreso triunfal del padre a fin de ser liberados dores de la Salud Mental) pues Òel objetivo era someterlos y obligar-
sectores, algo que es bastante de los diversos pretendientes que Ðcon distintos proyectos- intentan los a recluirse en el ‡mbito privadoÓ. Y dado que Òera necesario con-
conocido tanto porque los medios
de difusión lo señalan como por
seducir a la psicoanal’tica PenŽlope. Y PenŽlope que, ante el retorno tinuar con la vida (profesional) de algœn modoÓ ya que Òmuchos TSM
algunas campañas que los mues- del hŽroe Ðdevenido lacaniano- canta ante su S(err‡tico) arribo, con la hab’an sido expulsados de los Hospitales y Centros de SaludÓ, ence-
tran con el intento, por supuesto voz del Nano: No eres tœ a quiŽn yo espero. rrando as’ a los analistas en sus consultorios y en las instituciones y
no logrado, de eliminarlos o redu- grupos de estudio (donde Òten’an que ense–ar solamente una psicolo-
cirlos. Tornemos ahora al sentido del libroÉ y a sus pŽrdidas. De las que g’a y un psicoan‡lisis ajeno a la pol’tica y la ideolog’aÓ).La propuesta
Pero, sobre todo desde 1994 con habla Gilou cuando dice que toda historia narrada Ðsalvo la oficial- Òse implica la salida Ðno tanto de los consultorios e instituciones en s’ mis-
la irrupción del zapatismo chiapa- construye contra el olvidoÉ para abrir un futuroÓ. Los griegos ya sa- mos- sino del encierro en ellos, y en la modalidad de la escucha que
neco en la escena nacional, las b’an que s—lo si cada uno conoce su sino Ðaquello que le viene dado- dicho encierro produce.
condiciones y la discriminación al puede construir su destino. Si esto no ocurre, el sino es el destino. Si adem‡s de la desaparici—n de personas, el proceso apunt— a la de-
indígena es una denuncia cons- ÀDestino perdido? ÀExiste otra pŽrdida a la que alude el texto? Pues saparici—n de ideas (Òpues hab’a que asesinar la memoriaÓ), los auto-
tante, que no por ser reconocida
e incluso aceptada ha dejado de
existir en amplias capas de la po- Inscripción 2006
blación: aunque puede verse co-
mo un caso límite que es un ver-
www.varones.com.ar Escuela de Psicología Social de Liniers
Asociación Civil sin fines de lucro nº 583
dadeto analizador ¿cómo olvidar
que en la bellísima San Cristóbal “Grupos de reflexión acerca Carrera “Psicología Social Comunitaria”
-considerada por la UNESCO co- 3 años. Sin requisitos.
mo Patrimonio Histórico de la Hu- de las masculinidades” Posgrado “Especialización en Psicología Social Comunitaria”
manidad- su población originaria
tenía que caminar por las calles, Charla informativa: viernes 16 de diciembre, 19.30 hs. Docente: Lic. y Master en Psicología Comunitaria Julia Franco.
sin poder hacerlo por las veredas, 1 año de duración en dos módulos.
algo que reivindican los “verdade- Coordina el Lic. Guillermo Augusto Vilaseca y equipo
Directora: Ps. Social Norma Españón
ros coletos”, racistas de esa ciu- Con inscripci—n previa al 4804-5811
dad que se consideran “superio- Informes: 4653-5046
res” y siguen actuando en conse-
cuencia?
www.clinicagrupal.com.ar epsliniers@hotmail.com normaespanon@yahoo.com.ar

Reseñarlos todos excede por le-


jos el espacio de esta columna.
Podrían darse infinitos datos vin-
culados al machismo, a la perse-
Pasaje Zen
cución y desprecio a las formas
Psicoterapia Individual,
de elección de preferencias se- Grupal, Familia, Pareja
xuales (homofobia), a las diferen-
cias de clase y muchos otros pre-
juicios más. Como se ve, nada di-
Lic. Raúl Cela
ferente a lo que ocurre en otros
Psicólogo Clínico, Psicodramatista. Analista Institucional
lados cambiando tal vez sólo for-
mas y magnitudes.
Pje. San Sebasti‡n 428 - (1405) Capital
Pero en este panorama tampoco Tel: 4982-4655 www.pasajezen.com.ar
puede dejar de recordarse que info@pasajezen.com.ar
son cada vez más importantes las
luchas actuales buscando modifi-
car la situación. Aunque no sea
tan rápido y definitivo como se
EL BANCADERO Desde 1982
al servicio de la
salud mental
MUTUAL DE ASISTENCIA PSICOLOGICA
quisiera, hoy la situación es muy
diferente a la de un pasado muy CUMPLIMOS 23 AÑOS!
reciente. Lo que no es poco, e in-
dica que, como en tantos otros • Asistencia Terapéutica Grupal
aspectos, las luchas deben conti- • Pareja y Familia
nuar e incrementarse, algo que se • Sexoterapia
está produciendo también aquí. • Stress y la manifestación psicosomática
• Orientación Psicojurídica
Universidad Autónoma Metropolitana- Peatonal Carlos Gardel 3185 - 2º "E" - Fte. al Shopping Abasto
Xochimilco. México. Informes e inscripción: Lunes a Viernes de 16 a 20 hs.
Tel/Fax: 4862-0944 - Directo: 4865-0923 elbancadero@hotmail.com

Campo Grupal / 12 Tu lengua, pez rojo en el acuario de tu voz. Apollinaire


dificultad en leer las huellas discriminadamente, apareciendo difusas y
entremezcladas, lo cual habla de las sombras que sobre ellas pende, ba- La voz en movimiento
jo la luz hegem—nica del psicoan‡lisis (Òque continuaba siendo el refe- Trabajando mis sonidos, la
rente te—rico indispensableÓ). SatnŽ Ðdirector de la Revista Argentina escucha y la plasticidad corporal
de Psicolog’a en esa Žpoca- consideraba Òque en ese momento hab’a en la emisión, como medio de
dos booms: el de esas tŽcnicas y el del lacanismoÓ. acceso a contenidos profundos, y
M‡s all‡ de las causas de la implosi—n del primero y la explosi—n del la propia identidad. Hacia una
segundo, valgan algunas aclaraciones que considero pertinentes: música del reencuentro
- El psicodrama no es una tŽcnica corporal, ni trabaja Ðdesde su pro-
puesta te—rica- con el cuerpo. Trabaja con escenas Ðcomo el psicoan‡- Leo Vidoni
lisis, que lo hace con fantasmas- que son representadas y para eso se Consultor psicológico, músico y luthier.
utiliza el cuerpo. No aborda el cuerpo en s’, ni trabaja el cuerpo como 4732-1379
tal. leovidonik@yahoo.com.ar
- Si bien la bioenergŽtica y la Gestalt incluyen activamente lo corpo-
ral, lo hacen desde una comprensi—n te—rica cuyas fuentes en ambos
casos abrevan en el psicoan‡lisis. Lowen Ðcreador de la bioenergŽtica ALICIA INÉS PEACOCK
y disc’pulo de Reich que fue vicedirector, en la dŽcada del 20, del Po- Médica Psicoanalista
res proponen su retorno con claras exposiciones te—ricas donde des- licl’nico Psicoanal’tico de Viena fundado por Freud-; y Perls fund— y
pliegan conceptos de Lacan, Rozitchner, Cooper, Deleuze y Guattari, presidi— Ðantes de crear la terapia gest‡ltica- la escuela sudafricana de
Pavlovsky, Kesselman y Ulloa entre otros, dando cuenta de que hubo psicoan‡lisis. En ambos se trabaja en psicoterapia, en ambos hay una Adolescentes
otros Ðsi, con minœscula- que tambiŽn han producido. ÀO s—lo la O comprensi—n de la subjetividad que incluye en Žsta la constituci—n del
Ðprometeica- es v‡lida para ser escuchada? cuerpo. A partir de all’, el abordaje terapŽutico es de la persona, sea a y Adultos
TambiŽn hablan de lo grupal como un desaparecido, sea por la anu- travŽs de la palabra, sea a travŽs de lo corporal.
En consultorio y a domicilio
laci—n de sus pr‡cticas, sea por la denigraci—n te—rica de sus conteni- - Las tŽcnicas corporales Ðm‡s all‡ de sus teorizaciones diversas- tra-
dos, sea por su silencio en las instituciones formativas (salvando hon- bajan en y con el cuerpo, siendo citadas profusamente por los autores Honorarios personalizados
rosas excepciones que los autores rescatan). Silencio en el cual valga (Aberastury, Stokoe, Pau, Rey, Fux, Corsunsky, Herrendorf, Milder-
diferenciar el Òsilencio producido por el terror, cuya sensaci—n es la im- man, Palcos de Plante, Roth, Taburelli). Tel: 4854-0951 / 154-405-1022
posibilidad de enfrentar al poder, con el silencio de la complicidadÓ. - La inclusi—n de tŽcnicas Ðsean Žstas corporales, lœdicas, pl‡sticas,
Anzieu sostiene que el concepto de grupo emerge en el siglo XVII musicales, etc.- en la psicoterapia Ðsea Žsta individual o grupal- son
en paralelo al concepto de sujeto. Ambos tienden a ser desaparecidos;
lo grupal, como ya vimos; los sujetos, que Òterminamos por no hablar
modalidades de abordaje que no reemplazan sino que debieran ser ar-
ticuladas Ðy ver c—mo son utilizadas- con el modelo te—rico del psico-
Escuela
sino por ser habladosÓ. Y all’ operan nuevamente los autores pol’tica- terapeuta. de Psicosofía
mente, desde la pluma de Rozitchner, al rescatar al sujeto de su elimi- Podr’amos conjeturar que la explosi—n del primero Ðy su hegem—ni- Directora: Ada Fanelli
naci—n ante Òel poder an—nimo de la estructuraÓ evitando disolvernos co efecto- tiene relaci—n con la implosi—n del segundo Ðdevenido sin
en lo impersonal, en un lugar an—nimo, sin responsabilidad. Como de- discriminar sus diferencias en terapias alternativas. No otras, diferen-
c’a Freud, se empieza cediendo en las palabras y luego se pierden los
conceptos, sobreviniendo las consecuencias; as’, durante el proceso se
tes, sino alternativasÉ a lo hegem—nico.
Y si esta segunda forma de presentar ÒHuellas de la memoria IIÓ alu-
Inscripción 2006
ha llegado a defender el psicoan‡lisis y sus instituciones aœn a costa de de al sentido, al para quŽ, valga dedicarles a sus autores el prefacio de
la vida de algunos psicoanalistas. TambiŽn citan a Castel y el concep- Angustia y Fantasma de Bleichmar, pues est‡n entre aquellos Òque se Castro Barros 179 - Capital
to de ÒpsicoanalismoÓ o Òproceso activo de negaci—n de la implicaci—n Tel: 4958-7394
sociopol’tica de los psicoanalistasÓ en una pretendida Òextraterritoria- escueladepsicosofia@yahoo.com.ar
lidad social del psicoan‡lisisÓ. Un Posgrado diferente
Los autores rescatan Ðrescate realizado al pisar sobre las huellas de-
jadas en las arenas de estas playas- otras terapias posibles. Dicen que en Psicología Social
Òen pocos a–os de la dŽcada del 70 se expandieron y consolidaron una • Articulación del pensamiento de Pichon Rivière con:
multiplicidad de abordajes y teorizaciones en el campo de la salud Freud, Bion, Anzieu, Reich, Foucault, Derrida y otros.
mentalÓ. Teor’as y tŽcnicas cuyas marcas se diluyen, agrupando diver- • Deconstrucción de conceptos: trabajando los clisés y
sos rastros en un todo alternativo. Me consta su buena voluntad en el estereotipos de la formación.
dar cuenta de la salud mental en la Argentina de la Žpoca. A la vez, su • Técnicas de acción. • Diseño y Coordinación de Talleres.
• Las lógicas del coordinador
Presidente: Un sábado por mes - 9,30 hs. a 20 hs.
Lic. Jorge Cantis
Vice-presidente: Lic. Ricardo Klein
Lic. Mabel N. Belçaguy
Asociaci—n Argentina de Psiquiatr’a y Psicolog’a de la Infancia y la Adolescencia
Fundada en 1969
Aguirre 929 Capital Tel: 4775-7960 Cel: 15-4022-8792
PSICOANALISIS E INTERDISCIPLINA e-mail: ricklein@sinectis.com.ar
ESCUELAS DE POSGRADO EN CLINICA PSICOANALITICA
DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA Grupo de Supervisión y Estudio
(Capital e Interior del pais) Centro Bert Hellinger de Argentina Clínica
para Médicos - Psicélogos - Psicopedagogos Directora Lic. Tiiu Bolzmann
2 años de duración (intensiva o bimensual) Constelaciones Familiares y Soluciones Sistémicas
Psicoanalítica
Avda. Rivadavia 2431 (Pje Colombo) Entrada 2 - 4to. piso dep "9" - Capital • De los síntomas
Te/fax: 4953-5789 asappia@intramed.net www.asappia.com.ar EVENTO INTERNACIONAL a la dirección de la cura
“Lograr el amor en la pareja” • Posición del analísta
en la entrada en análisis
Dirigido por Joan Garriga
FORMARSE EN 17 y 18 de diciembre Lunes de 9 a 10,30 hs. - $ 10 por reunión

Lic. Carlos Vilaseca 4783-9218


JUEGO-CREATIVIDAD? • Formación Profesional en los Órdenes del Amor
y las Constelaciones Familiares 2006
carlosvilaseca@fibertel.com.ar
TŽcnico en Juego y Creatividad Inscripción abierta a partir de la segunda quincena de febrero
Carrera terciaria con t’tulo oficial DRA. MARIA ROSA QUARTINO
Escuela de Juego • Talleres de Constelaciones Familiares PSICONEUROINMUNOLOGIA
Escuela de Creatividad durante todo el año
El Juego y los Juegos
Creatividad y Desarrollo Personal Bert Hellinger vuelve a Buenos Aires, PSICOTERAPIA COGNITIVA
Charla informativa: lunes 5 de diciembre, 19 hs.
julio 2006 CURSOS Y SEMINARIOS
Virrey del Pino 2714 Capital Informes e inscripci—n: Quito 4231 (C.P. 1212) Capital
estudio Telefax: 4785-3273 Tel. 4981-5630 E-mail: centro@hellingerargentina.com.ar
inés moreno estudio@inesmoreno.com.ar P‡gina en Internet www.hellingerargentina.com.ar 4522-1371 4523-2450

No hay cosa más amable que la vida ni más fácil de perturbar. Montaigne Campo Grupal / 13
¿Qué caminos
hay en la Casona?
Algo del orden de la salud y lo cul-
tural. Lo comercial y lo comunita-
rio. Del sostenerse, para poder co-
mer la “pata de pollo” y a la vez le-
vantar la bandera del arco iris, la
bandera de la convivencia de la di-
versidad.
empecinan en dudar, a pesar de la euforia narcisista que brinda la cer- nal’ticas no fueron concordantes con las l’neas oficiales-. Posiblemen-
• Espacio de Salud ”Permiso de
gozar la vida” desde el programa
teza compartida, o de la oferta de poder con que seducen los grupos te su peque–a incidencia en el medio psi es una de ellas, o bien puede
de salud mental del Hospital Piro- dogm‡ticos, o del terrorismo ideol—gico con que amenazanÓ. que sea su efecto. Su carencia o escasez de publicaciones puede ser una
vano. causa coadyuvante, a la vez que su encierro en sus instituciones. Otra
• Otro espacio de salud y creativi- Contradicciones, polaridades, y como dice Gilou, Òde efectos aœn no posible es pensar en la procedencia del pa’s de origen de las teor’as.
dad como el de teatro espontáneo terminados de analizarÓ, que no por ello nos impiden algunas pincela- Dado que nuestro Òpensamiento dependienteÓ (que incorpora pasiva-
que lleva diez años de trabajo das m‡s. mente teor’as y pr‡cticas a la manera de Malinche con CortŽs) tolera
abierto y comunitario. Si el hŽroe no es prometeico Ðpues no promueve el bienestar social las producciones extranjeras sin advertir sus errores, siendo feroces cr’-
• Una fiesta cultural artístico so- ni comunitario- ni tampoco es un Ulises maduro que retorna, quiz‡ ha- ticos con la propia producci—n, denigr‡ndola (recordemos que el tango
lidario, hacia un espacio joven, ya que crecer y abandonar la m’tica espera. Quiz‡ haya que retomar la triunf— en Buenos Aires luego de hacerlo en Paris). Y dado que nues-
desde un espacio joven. En la bús- idea de un sujeto que tenga un pensar propio, capaz de generar sin de- tra dependencia cultural mira a Europa (lŽase psicoan‡lisis kleiniano
queda de expresar, de comunicar-
se por intermedio del arte y la res-
pendencia, a la vez que abierto al intercambio. Intercambio a ser reali- inglŽs primero, y psicoan‡lisis lacaniano francŽs despuŽs) y rechaza lo
ponsabilidad social. zado desde un lugar tanto cr’tico como productivo. estadounidense, no hay una permeabilidad para las diversas escuelas
• Ventana aborigen, un espacio Retomando la pregunta acerca de lo perdido, habr‡ que buscar en las psicoterapŽuticas norteamericanas, por lo menos prima facie. No los
donde la música, el arte y el pen- sombras. Sombras que se visualizan al mirar la luz. Luz que produce amo, aclaro. Y tener que aclararlo Ðpues puede sembrar dudas- ya es
samiento de los pueblos origina- sombras. Luz triunfante del lacanismo. Y valga aclarar que no me re- parte de que el s’ntoma tambiŽn est‡ en m’. Solamente considero que
rios se unen, con la intención de fiero a la teor’a en s’ sino al movimiento en nuestro pa’s con sus pecu- el modelo de exclusi—n (de lo no tomado o a tomar como propio) Ð in-
construir un ámbito solidario de liares caracter’sticas, a las cualidades del movimiento, y al tipo de v’n- clusi—n (de aquello con que me identifico, acr’ticamente), basado en el
difusión de los valores y cultura culos entre los sujetos y con la teor’a que produce. Adem‡s de cuales funcionamiento del yo de placer purificado, no permite el trabajo de
aborigen. fueron las condiciones de producci—n de su estado de luz. Y a la vez aceptaci—n de las diferencias, castraci—n mediante. Ser’a interesante
• Una mesa de ping pong comuni- que se perdi— en cada escisi—n. ÒEn toda escisi—nÓ Ðdicen los autores- comprender por un lado la diferencia entre sus gobiernos y algunas
taria. Propiedad del grupo de veci-
nos
Òhay diferentes verdades que surgenÓ. Y, compartiŽndolo, considero producciones culturales; por otro Ðinsisto en que podamos compren-
• Un grupo de juego, dispuesto en que podr’a relatarse una historia a partir de las escisiones, y de aquello der- que la polaridad no es Europa o Estados Unidos, sino Ðcomo res-
cualquier momento a pasar el que se ha perdido en cada una, quedando por fuera de las historias ofi- catando a Kesselman (1973) dicen los autores- Òlo que para los euro-
marco y salir a jugar, a realizar ca- ciales. O sea, intentar explicar por quŽ se produjo el ascenso lacaniano peos es contracultura, para los argentinos y latinoamericanos en gene-
ravanas de desafíos y aventuras como hegem—nico en el pa’s, y no otras l’neas psicoterapŽuticas. Esto ral, debiera ser contracolonizaci—nÓ. Y agrego, aœn hoy, en un mundo
jugadas. implica dar cuenta desde lo social por quŽ ha sido aceptado por el sis- globalizado.
tema Ðlo cual considero que est‡ muy claramente analizado en ÒHue- Y cuando ya cerraba estas l’neas, la pluma de Howard Fast Ðese ma-
Presentaciones de libros, llas de la memoria IIÓ, a la vez que el por quŽ otros no lo han sido. ravilloso intelectual norteamericano que se neg— a entregar al ComitŽ
caravanas jugadas por el barrio Y si los autores recuerdan a los ÒolvidadosÓ del psicoan‡lisis, resca- de Actividades Antiamericanas una lista de los miembros del ComitŽ
y milongas callejeras. tando a aquellos que lo fueron Òpor tomar una posici—n cr’tica a cier- de Ayuda a los Refugiados Antifascistas, por lo cual lo pusieron en pri-
Y un grupo de talleres-seminarios
tos criterios instituidos de la ŽpocaÓ, caben ser pensadas las causas del si—n- se me desliza de la biblioteca sobre ÒLas huellas de la memoriaÓ,
profesionales y arancelados de: olvido de otras escuelas que Ðal no ser psicoanal’ticas, o siendo psicoa- como si supiera que hacen yunta. Parte de su dedicatoria dice: Òes una
• Teatro – teatro del devenir, teatro historia sobre hombres y mujeres que vivieron hace mucho tiempo, pe-
del tiempo presente. ro cuyos nombres nunca han sido olvidados. Los hŽroes de esta histo-
•Dramaturgia, y de cómo podes
Viajar no es cambiar de paisaje ria albergaron el ideal humano de la libertad y la dignidad del hombre
llevar a la práctica ese andamiaje
de ideas que te andan dando vuel-
sino cambiar de mirada. y vivieron noble y honradamente. Lo he escrito para que aquellos que
lo lean Ðmis hijos y los hijos de otros- adquieran gracias a Žl fortaleza
tas. Proust para afrontar nuestro turbulento futuro y puedan luchar contra la opre-
• Dibujo y pintura, en un atelier si—n y la injusticia, de modo que el sue–o de Espartaco llegue a ser po-
profesional, con el espíritu del ar-
te.
• Danza butho, danza japonesa
VINCULOS CREATIVOS sible en nuestro tiempo.Ó

danza con el viento. Y el espíritu.


• Fotografía, retratar el momento,
Niños, adolescentes y adultos F i l o s o f í a P r á c t i c a
poseerlo, atraparlo. Estar allí con
la lente. Y Click. Dr. Gerardo Smolar Pensar la vida
• Hay un grupo que hace narra-
Member of the International Institute for Bioenergetic Analysis La filosofía al servicio de lo cotidiano
ción. Que explora el arte de la na-
rración y de la transmisión oral. El Vivimos atrapados por creencias, convenciones y valores que
recurso natural más ancestral de oprimen nuestra experiencia. El pensar filosófico, usado como
los humanos. PSICOTERAPIA BIOENERGETICA herramienta en lo concreto, nos permite alivianar esas supuestas
verdades y afirmar nuestra libertad.
•También ensayan dos coros, a los
cuales está la puerta abierta. Y EXPRESION CREATIVA Conversaciones individuales y grupales
• Se impregna en las paredes de la
casona el arte del querido silvio Individual, pareja, familiar y grupal Coordina: Leopoldo Kohon
rodriguez y la trova americana con
4774-5657 / 4777-2969 www.pensarlavida.com.ar
amor y humor. Sin melancolía,
apuntando al presente.
• También se festejan cumplea- Luis Viale 89 Capital Tel: 4855-2772
ños, egresos y casamientos. Has-
ta divorcios festejaron alguna una
gerardo@biocreatividad.com.ar
www.biocreatividad.com.ar
PSICOLOGêA
vez.
SOCIAL
Y más, casi al punto de no E.I.P. Equipo Interdisciplinario Paso Inscripciones 2006
poderlo contar…
También lo que vos puedas Dra. Alicia Siguelboin (Abog.) y Lic. Silvia Schverdfinger (Psic.)
crear…
AREA LEGALES Escuela Virtual. Telef. 011 - 48657124
Dra. Alicia Siguelboin y equipo. Escuela de La Plata.
Previsional - Familia Apyme. Martes y jueves de 15 a 21 hs.
Mediaciones oficiales y privadas Calle 3 - 616 entre 44 y 45.
AREA PSICOLOGÍA CLÍNICA Telef. 0221- 483 - 6176
Lic. Silvia Schverdfinger y equipo. Escuela de Trelew
Psicoterapia individual - pareja - familia Urquiza 458. Telef. 02965 - 15 - 685937
Psicodiagnóstico - Psicoprofilaxis Escuela de Puerto Madryn
Casona Cultural Orientación Vocacional - Temas de Adopción Telef. 02965 - 15 - 503239
Humahuaca 3508
G.ET. Grupos de Encuentros Terapéuticos
Abasto / Capital ¿Cómo queremos vivir hoy, qué deseamos para el mañana?
4862/5369 Entrevista individual sin cargo Fundaci—n Tehuelche
casonahumahuaca@yahoo.com.ar www.fundaciontehuelche.com.ar
Tel: 4962-4583 info@interdisciplinario.com.ar info@fundaciontehuelche.com.ar
www.casonahumahuaca.com.ar www.interdisciplinario.com.ar

Campo Grupal / 14 Quisiera ser un intruso en puntas de pie. Henri Cartier Bresson
AGENDA CINE/FILIA
Patricia Garrote
paggarrote@yahoo.com.ar
Co-visión para equipos estudio@inesmoreno.com.ar www.inesmoreno.com Dirigido a:todo aquel profesional o trabajador de las áreas en gene-
- Estrategia de trabajo para el abordaje de la diversidad Descontractura en movimiento ral cuya tarea tenga que ver con el manejo de grupos.
- Propuesta para transformar los malestares institucionales
- Con equipos de trabajos constituidos o entre personas de diferen-
Charlas informativas 11 y 18 de marzo del 2006
4902-4397 4240-4892
dem@corporaldem.com.ar
Duración: cuatrimestral.
Modalidades: presencial y a distancia.
Informes: 4522-2545 / 15-4528-8182
El Muelle
tes instituciones
- espacio de encuentro, reflexión y acción www.corporaldem.com.ar experienciagrupal@yahoo.com.ar A Marchal no le habrá sido difícil
- con recursos como la improvisación teatral, la escritura y la Psico- www.experienciagrupal.com.ar realizar ésta película, admirador
logía Expresión, creatividad y trabajo corporal en inglés de Mann, intentó obtener un pro-
Te invitamos a conocer nuestra propuesta y compartir conocimientos Taller "Making Sense". Siempre existe cierto grado de extranjería en Carreras terciarias ducto similar a Fuego contra Fue-
y experiencias el lenguaje. El Estudio Inés Moreno tiene abierta la inscripción para el ciclo 2006 go en versión francesa.
Lic. Ana V. Corradini, Lic. Verónica Bracamonte. Coordina: Victoria Arregui, Coord. Trab. Corporal - Docente de inglés. en Técnico en Juego y Creatividad - Consultor Psicológico - Psicología Como resultado, presenta un in-
Lic. Ana María Informes e inscripción: 4774 6221 victoria_arregui@ciudad.com.ar Social - Técnico en Recreación teresante policial negro “especia-
Fanelli Informes: Virrey del Pino 2714 Tel-fax: 4785-3273 lidad de la casa” ya que, el mis-
Para más información comunicate a: 4209-8839 4553-8479 Buscamos autores para nuevo libro de psicoterapias estudio@inesmoreno.com.ar www.inesmoreno.com mo Marchal, perteneció otrora a
4867-1138 grucovision@yahoo.com.ar Temáticas: Grupales, Breves, Corporales, Familiares, Cognitivas , las huestes de la Suretè.
Educacionales, Ericksonianas, Sistémicas, Gestálticas, Psicoanalíticas Cursos 2006 en Experienciagrupal Se trata de la lucha por el poder,
Cursos breves de verano 2006 no lacanianas , etc. -”Técnicas lúdicas para el trabajo con grupos” de traiciones y lealtades intesti-
- Introducción al psicoanálisis de pareja La participación en este libro tendrá un costo de $ 400 .- -”¿Cómo diseñar y dirigir mi propio taller?” nas que harán que policías sin
- introducción al psicoanálisis de familia Cada autor recibirá 30 ejemplares del libro en concepto de derecho Modalidades: regulare- intensiva- a distancia. escrúpulos accedan a jerarquías
- curso de orientación vocacional de autor. -Grupos de psicoterapia y autoconocimiento:
ganadas en no muy buena ley.
- curso sobre tratamientos en red Fecha tope para presentación de originales: 15 de marzo de 2006 Autoestima, miedos, ansiedad, conflictos y crisis de vida. Grupos
En realidad pareciera que la insti-
Informes: secretaría: Salida: 10 de abril de 2006 mixtos.
tución policial, se lleva con cre-
Asociación Argentina de Psicología y Psicoterapia de Grupo Lanzamiento: Feria del Libro 2006 Informes: 4522-2545 / 15-4528-8182
Informes: Ricardo Vergara, Ediciones experienciagrupal@yahoo.com.ar
ces los laureles de la corrupción
Psicoanálisis de las Configuraciones Vinculares
Arévalo 1840, Capital - 4774-6465 4776-4234 y 155-763-4072 - ediciones@vergara.net.ar www.experienciagrupal.com.ar y esto es bastante sencillo de
secretaria@aappg.org.ar pensar, aunque no nos demos
Nietzsche y experiencias de Trabajo Corporal Curso de psiconeuroinmunologia cuenta que todas las instituciones
Cursos de entrenamiento - 2006 Encuentros de exploración y disección de textos de Nietzsche, atra- Neurofisiologia del estres-Neurotrasmisores padecen del mismo mal, desde la
- Grupo de Investigación Dramática “Los Instantes en la Escena” vesando por experiencias de Trabajo Corporal. Abordaje de concep- Lo “psicosomático”-Argumento de vida familia hasta el ejército, pasando
- Grupo de Experimentación Corporal “Los Instantes en el Cuerpo” tos teóricos desde la lectura y lo vivencial, involucrando al cuerpo co- Caracter y personalidad según E.Berne por la iglesia.
Trabajar el cuerpo desde el movimiento y la expresión en la escena, mo pensamiento creador. A cargo de la Dra María R. Quartino La “empresa” policial, pierde con-
recorriendo aquellos instantes de los que no siempre tenemos regis- Encuentros mensuales. Trataremos un eje temático por mes. Comienzo: enero Inscripcion: diciembre trol día a día, su tarea de res-
tro. Coordinan: Lic. Silvina Cuello y Victoria Arregui, Coord. T. Corporal 4522-1371 4523-2450 guardar a la población, se le es-
El trabajo grupal posibilita la fluidez en la relación vincular y la po- Informes e inscripción: tel.: 4774-6221 / 4686-2627 capa de las manos, cada muerte
tencia que genera el Encuentro, habilitando los múltiples sentidos de nietzscheycuerpo@yahoo.com, nietzscheycuerpo@gmail.com El psicoanálisis y los escenarios contemporáneos de un ciudadano provoca una
una estética corporal conjunta. Visitános en http://nietzscheycuerpo.blogspot.com La impronta de la cultura actual sobre el sujeto y sus relaciones muerte lenta de la institución.
Coordinan: Claudio Mestre, Coordinador de Trabajo Corporal y Psico- Ciclo que tuvo lugar en la Alianza Francesa de Buenos Aires, organi- Como todo organismo que se
dramatista - Perico Lascano, Licenciado en Artes y Ciencias del Tea- Locas por Gardel zado por la Lic. Marta Toppelberg precie de ser, muestra un aisla-
tro Una obra de Vicente Zito Lema llevada a escena por el grupo de tea- TEMAS : La época y los lazos familiares: la familia reformulada, El miento que lo mantiene alejado
Informes e inscripción: Puesta en el alma tro Fray Mocho. niño y los objetos de consumo, Globalización y actualidad de la an- de su función. Así que, más allá
Espacio de Investigación Escénico-Corporal Es una puesta en escena de la miserable vida del Hospicio, un inten- gustia, Psicoanálisis, comunicación y cultura digital. de brindar seguridad, cuecen ha-
puestaenelalma@yahoo.com.ar mensajes: 4776-4474 to porque “estas voces no se apaguen y sigan provocando el helado Si desea consultar sobre la temática o solicitar bibliografía hágalo a: bas en un círculo cerrado para
estupor que denuncia la vida”. marta_toppelberg@yahoo.com llegar al poder, aunque sea por
Taller de Técnicas Corporales para trabajar con grupos Sábados 21.30 hs. - Centro Cultural - Galería de Arte un ratito.
En el Instituto de Investigaciones Grupales que dirige Graciela Jasi- Tte. Gral. Perón 3644 Tel: 4865-9835 Entusiasmo y pasión en el desempeño En éste punto estamos casi en
ner se realizará un taller de “Recursos Corporales para Coordinar del rol profesional
una ecuación matemática: a ma-
Grupos” a cargo de Flora Bagú el Viernes 16 de Diciembre a las 20hs Taller de Psicodrama grupal 28 de enero de 2006 de 14 a 18 hs.
yor distanciamiento institucional ,
en Guatemala 4334 Dirigido a Psicodramatistas y estudiantes avanzados Guillermo Augusto Vilaseca
1 sábado al mes 4804-5811 www.varones.com.ar
mayor organización del delito.
Informes: (011) 4833-7808; mail: iig@ingrupos.com.ar
pag web : www.ingrupos.com. Informes: 4962-4583. Secret. Liliana El cuerpo policial se maneja con
info@psicodramagrupal.com.ar www.psicodramagrupal.com.ar Instituto de la Máscara un esquema piramidal , en la
Recursos Expresivos para la coordinación de grupos Charlas informativas gratuitas. punta está el poder , en la base
en educación, arte, y salud Escuela Psicoanalítica de Psicología Social Curso de verano y Ciclo 2006. los soldados que, “en cumpli-
Curso intensivo: Enero-febrero-marzo Inscripción para la carrera de Psicología Social Psicoanalítica de tres Diciembre: Martes 6 - 19hs. Lunes 19 - 19hs. (Inscripción previa) miento del deber” se mimetizan
Certificados oficiales años, mañana o noche, Belgrano (Echeverria 2806 1º piso ’s’) o Ca- Coord. Lic. Elina Matoso con aquellos que combaten , in-
Charlas Informativas Gratuitas: ballito, con reconocimiento de años cursados en otras instituciones, Uriarte 2322 Cap. Fed Telefax: 4775-3135/5424 corporando todas sus mañas.
Diciembre: Lunes 19 - 19hs. el Curso de Posgrado de Formación en Psicoanálisis y el Curso de buma@webar.com www.mascarainstituto.com.ar Aquí se vislumbra un terreno
(Inscripción previa) Coordinación Psicoanalítica de Grupos Operativos. donde no existe la división bue-
Uriarte 2322 Cap. Fed. - 4775-3135/5424 Informes: 4706-2397 / 4433-4988 Talleres del verano nos y malos .Se los releva de los
buma@webar.com - www.mascarainstituto.com.ar info@psicosocial.com.ar www.psicosocial.com.ar A partir del 15 de febrero se realizarán talleres unitarios y semana- planeamientos de seguridad y
les de juego y creatividad en el Estudio Inés Moreno cobran una independencia que
Seminarios para el mes de febrero Eneagrama - Taller teórico-vivencial Informes: Virrey del Pino 2714 Tel-fax: 4785-3273 los hace indiferenciarse con los
- Técnicas lúdicas para trabajar con grupos y diseño de actividad de Enseñanzas de Claudio Naranjo estudio@inesmoreno.com.ar www.inesmoreno.com propios “agentes del delito”.
taller El eneagrama aplicado a la personalidad es un sistema estructurado La inseguridad se palpa diaria-
Duración : seis encuentros. de rasgos que describe a través de una forma dinámica, precisa y Coordinación de Grupos mente , recientemente fui víctima
- Grafología científica: introducción a los ejes temáticos centrales. original nueve Tipologías de Carácter -eneatipos- que no son otra Taller de Técnicas Grupales para una indagación de la vida cotidia- de lo que se llama un “secuestro
Antecedentes y desarrollo de la profesión. cosa que variaciones del malestar humano dado por el "oscureci- na: “La trama oculta de la vida urbana” Coord: Arq. Horacio Rodrí- express” que hizo tambalear mi
- Enfoque centrado en la persona como recurso para acompaña- miento óntico" que se traduce como una "pérdida del Ser". guez Bozzano; Sábado 3 de Diciembre 14.30 a 17 hs en el Instituto economía mensual. Los “mucha-
miento en grupos. Coordina: Luis Yacachury - discípulo autorizado por Claudio Naranjo de Investigaciones Grupales que dirige Graciela Jasiner chos” jugaron permanentemente
- Capacitación para coordinadores grupales. Informes e inscripción: 4772-7525 yacachury@arnet.com.ar Guatemala 4334 Capital.
con mi miedo y así, lograron des-
Informes e inscripción: Av. Triunvirato 4654 1º, Capital. info@fritzgestalt.com www.fritzgestalt.com Informes: (011) 4833-7808; mail: iig@ingrupos.com.ar
valijarme. ¿La policía? Bien, gra-
4521-0578 intercambio@interlink.com.ar pag web : www.ingrupos.com.ar
cias. Cumplieron con una exce-
Talleres de julio en Tia Ana
- Literatura (p/ grandes, chicos y para grandes que quieran escribir El grupo como espacio de subjetivación lente función administrativa de to-
Sistema Japonés de Armonización sin contacto
Seminario dirigido sólo a terapéutas para lograr el equilibrio mental p/ chicos) - Teatro (p/ grandes y chicos) - Malabares y circo - Yoga Sábado 10/12/05 10.30 hs. marme la denuncia.
y emocional de sus pacientes durante la consulta. No se necesita to- - Taller de Radio (pasantias) - Taller de Juegos de Ingenio (p/ chi- “De las escenas de la mitología personal a la solidaridad grupal" Hay que hacer justicia con mano
car al paciente. Este es un método Budista japonés (sinérgico) don- cos) - Taller de Dibujo - Escultura (p/ grandes y chicos) - Taller de Coordinación: Dr. Carlos Menegazzo. propia o perecer en el intento?
de se aprende el manejo de la energía natural del universo. Es una Música - Taller de Pintura - Taller de Filosofía - Taller de fotografía - Metodología: Exposición teórica: 10.30 a 12.00 hs Ante este panorama caótico , re-
sabia convinación entre intesión, mente y corazón. Taller de Proceso de búsqueda y selección de personal - Taller de es- Producción grupal :12.00 a 13.30 hs. forzado y acentuado por los me-
Seminario de 3 horas dictado por Cristian Jorge, maestro de Reiki. timulación de la memoria para la tercera edad. Informes e inscripciòn Thames 620.Capital. Tel-fax: 4854-8742 dios de comunicación , el aisla-
Diciembre, enero y febrero en Amenabar 1652. Informes e Inscripciones: Giribone 911 Capital Te: 4552-3484 - www.psicodramasap.com.ar miento y la intolerancia se impo-
Reservas de cupos al 4783-2535 o al 15-4491-4850 tiana_cultural@yahoo.com.ar Secretaría: de 17 a 20 hs. nen en lo cotidiano, generando
CASA - Asistencia y Psicodrama más violencia. Se realimenta ,de
Reuniones informativas: programa de Capacitación Grupos de Psicodrama, orientación en esquizoanálisis - Taller de entrenamiento para coordinadores de grupo (Encuentro éste modo, el círculo vicioso.
Reuniones informativas del Programa de Capacitación en Coordina- Deleuze-Guattari mensual) ¿Cómo salimos de ésta? “Con
ción de Grupos con MultiRecursos Técnicos, Ciclo 2006. Miércoles 14 Abierta la inscripción a los: - Grupos terapéuticos represión”, dicen unos. “Justicia
de diciembre 15hs y martes 20 de diciembre 20.30hs - grupos intensivos de verano - Taller de especialización en Psicodrama. por mano propia”, dicen otros .
Informes: (011) 4833-7808; mail: iig@ingrupos.com.ar - grupos anuales (inicio en abril) Av. Rivadavia 16217 1º dto º -Haedo- Lo cierto es que el ataque de pá-
pag web : www.ingrupos.com.ar Informes e inscripción: 4982-4655 rcela@ciudad.com.ar 4659-7954 psicocasa@infovia.com.ar nico se puso de moda .El mensa-
je es el siguiente: no pasee por la
Nociones del psicoanálisis para coordinar grupos II Jornada de reflexión y debate de la zona Oeste Actividades del Centro de Biocreatividad plaza, no abra la puerta, blínde-
Seminario: “Nociones del Psicoanálisis para Coordinar Grupos” mar- 1 de abril de 2006 - Organiza la Escuela de Psicología Social de Li- Escuela de Formación: Se encuentra abierta la Inscripción para el Ci- la!, no salude ni al vecino, cuide
tes 13 de diciembre a las 20 hs (reservar vacante) en el Instituto de niers - Asociación civil sin fines de lucro. clo 2006. su propiedad privada y si es posi-
Investigaciones Grupales, Guatemala 4334. Invitamos a los psicólogos sociales que quiera participar a comuni- Coordinador: 2 años . Operador: 3 años. Postgrado. ble, desconfíe de su sombra.
Informes: (011) 4833-7808; mail: iig@ingrupos.com.ar carse al 4653-5046 -15-5478-1902 - Talleres Teórico Práctico Semanales
Todo esto que se tome como me-
pag web : www.ingrupos.com.ar epsliniers@hotmail.com.ar Opción Mensual para alumnos del interior.
ra reflexión, yo tampoco tengo la
normaespanon@yahoo.com.ar - Talleres Vivenciales Reflexivos
solución. Que quede como inte-
Charla informativa - Clases Personalizas Introductorias a la Biocreatividad
Seminario de especialización en coordinación grupal - Sesiones Terapéuticas de Análisis Bioenergético
rrogante o como disparador .
El lunes 5 de diciembre a las 19 horas se realizará una charla infor-
mativa sobre las actividades académicas del ciclo 2006 en el Estudio Insripción 2006 Informes e inscripción: Luis Viale 89 Capital 4855-2772 Por lo pronto, vaya al cine a ver
Inés Moreno Aprendizaje vivencial de herramientas teórico- técnicas. gerardo@biocreatividad.com.ar un duelo actoral memorable de
Informes: Virrey del Pino 2714 Tel-fax: 4785-3273 Bagaje conceptual, creatividad y recursos activos. www.biocreatividad.com.ar parte de Depardieu y Auteuil.

Ella teme saltar. Ella ama el lugar del que huye. María Negroni Campo Grupal / 15
Pez banana
que dej— de sonar. Ped’s agua con la voz cortada. Busco un
Hary HUELLAS vaso deseando que te vuelvas a dormir. Solo puedo tenerte
as’.
Luis Gruss
lgruss@ciudad.com.ar Esta vez los protagonistas de Pez Banana

Esa tarde bajaba yo a los tumbos por una pendiente casi


quisieron hablar, cada uno a su modo, de las
huellas, las pisadas, las marcas que dejamos
Caminata
vertical. Me hab’an dicho que derivando con paciencia en- o nos dejan. Los cuatro autores escribieron y Diego Skliar
tre la ruta y el desierto encontrar’a autŽnticas huellas de di- diegosk@ciudad.com.ar
nosaurios. Supe que a diferencia de las marcas ef’meras del dejaron señales diversas: visibles algunas,
pie humano, las de esos animales pudieron asentarse con invisibles casi todas las demás. A veces los autos van muy r‡pido y las mujeres cruzan
firmeza. Mientras derrapaba hacia la base del cerro confir- distra’das. El mŽdico dice que debo tener fe. Yo no creo que
mŽ que hace a–os no llov’a en la regi—n: nunca hab’a visto sea necesario estudiar tantos a–os para diagnosticar as’.
a bordear el lago por la derecha. Iba con su ca–a sin anzue-
un escenario tan seco y despiadado. Apenas la sombra de Llega una amiga y me propone que vaya a ba–arme y des-
lo. Yo, con las manos vac’as. Caminamos un trecho por el
Hary nubl— el sol unos segundos. cansar. No dudo: mi ropa huele a inyecciones. Salgo del
agua.
Las huellas descalzas persist’an sobre esa mezcla, ni ama- hospital.
Me deslicŽ torpemente en el descenso. LleguŽ a pensar en La ca’da del sol acelera el regreso de los conductores. Yo
rilla ni marr—n, de arcilla y arena. Me sent’a el primer hom-
volver. Pero no lo hice. Me animaba saber que las huellas camino en sentido contrario al viento. Voy seguro, apoyan-
bre en la tierra. Ad‡n, s’. A las Evas le hab’amos encargado
de los dinosaurios dicen mucho sobre su comportamiento. do primero el tal—n y luego el resto del pie. De frente vie-
la opci—n del costillar en caso de mala pesca.
Parece que hasta es posible imaginar las maneras diversas nen una docena de chicos con traje que parecen entusiasma-
Cre’ que su andar ligero obedec’a al conocimiento del te-
de andar que adoptaron antes de ser fulminados: a paso nor- dos. Supongo que recibir‡n un diploma. Algunos se r’en del
rreno. O al entrenamiento por bosques y colinas que hac’an
mal, a la carrera, a saltos o en vuelo rasante. Debo admitir que lleva muletas. Pasan a mi lado y dejan r‡fagas de per-
a sus piernas fuertes como troncos, livianas como juncos, y
que esa tarde yo no estaba en buen estado: al mediod’a ha- fume que intento retener. Quiero quitarme el olor que llevo.
todas esas im‡genes de manual de geograf’a.
b’a bebido m‡s de lo conveniente. As’, dej‡ndome ir hacia A veces los autos van muy r‡pido y las nubes toman el
Entend’ que quer’a deshacerse de m’ tras media hora de
adelante y hacia abajo, enfilŽ en direcci—n al yacimiento. El cielo de golpe. Una gota gruesa pega contra el asfalto y se
caminata, al verlo enfrente, habiendo superado una curva
viento me volteaba en el furor de la ca’da. Pero yo segu’a expande. Luego otra. En unos instantes el agua cae como
que posibilitaba el cruce hacia el otro lado sin mojarse. Su
alerta como ave de monta–a. cortinas pesadas. Algunas se–oras arrastran a sus hijos has-
reloj reflej— uno de los rayos antes del, s’, anochecer. Esta-
ba lejos en distancia y en sombras. EmpecŽ a tener fr’o, por ta debajo de los balcones. Otros se cubren con diarios. En
Para variar volv’ a pensar en Hary, en su doble chal de la- alguna parte, otra vez vuelan los techos. Una hoja seca que
lo que regresŽ con rapidez, sabiendo que aœn me quedaba
na, en la asombrosa velocidad con que esa mujer armaba y flotaba como si aœn tuviese vida recae hasta deshacerse en
por atravesar una depresi—n de m‡s de cien metros, con el
desarmaba mi destino. TambiŽn evoquŽ la penumbra que se la vereda. Yo no me cubro. Pienso en c—mo ser‡ el ruido de
agua hasta la cintura, para llegar a la carpa.
ahonda entre sus pechos. Eran otros tiempos. Yo estaba ena- la lluvia en el hospital. Quisiera saber si el chico de mule-
Mi cu–ado apareci— a la hora siguiente, ya la noche cerra-
morado y no pensaba en dinosaurios. Mientras resbalaba tas est‡ a salvo.
da, como si nada. Y sin pescados.
entre las rocas volvieron a mi mente cosas vagas e inœtiles. Cruzo la plaza en diagonal. Me embarro los zapatos
Retroced’ a cierta escena de los comienzos: Hary me hab’a mientras un rayo enciende la noche. El pul—ver multiplica
Unos a–os despuŽs, debido a tr‡mites que solo son posi-
besado sin avisar; lo hab’a hecho en un ascensor y, luego, su peso. A cada pisada creo hundirme en la superficie de
bles en las grandes ciudades, hospedamos a mis cu–ados en
muy cerca de la escalera de incendios. As’ continuŽ desa- tierra y vidrios del sector de juegos. Paso entre dos hama-
casa. No pod’amos ofrecerles grandes paisajes, pero s’ nos
tando nudos mientras sorb’a las œltimas gotas de mi cantim- cas y las golpeo. Supongo que quer’an moverse solas en la
esmeramos por brindar un derrotero de shoppings, teatros y
plora. tormenta y no pod’an hacerlo sin ayuda. Saco un cigarrillo
rest—s. Algo abrumados, y sin apartarse de nosotros, com-
partimos reflejos distintos a los que ofrece la naturaleza en y lo prendo despuŽs de cuatro intentos. Lo protejo de la llu-
Sab’a que mirando atentamente podr’a dar con esos hue- via con una postura de la mano que aprend’ hace a–os.
el sur del pa’s.
cos triangulares que se ramifican desde el tal—n hasta los Llego a casa. Estoy tan mojado como se puede. Atravie-
InvitŽ a mi cu–ado a almorzar cerca del trabajo, en plena
extremos. Ya hab’a visto im‡genes as’. Igual me resultaba so el pasillo a oscuras escuchando la mœsica de mis pies
Corrientes y Florida. Lleg— junto a su mujer y la m’a: her-
dif’cil imaginar c—mo hac’an los mastodontes para soste- en los zapatos. Enciendo la luz del cuarto esperando ver
manas, si la aclaraci—n es necesaria. Ellas aprovecharon la
nerse con garras de pajarito. Pero fue justamente eso lo que manchas de barro en el suelo. No las encuentro. Ma–ana
peatonal para las œltimas compras.
vi poco antes del anochecer. ImaginŽ una invasi—n de ma- tengo que volver tem-
Las hamburguesas de la esquina estaban bien, que no me
nadas ancestrales. Vi por fin las famosas huellas repartidas prano al hospital.
preocupara: pero yo quer’a dedicarle una decorosa comida
en el campo. Pero me concentrŽ en el ejemplar m‡s a–ora- Me acuesto sin
final. Aunque lo descartŽ enseguida, pensŽ en algo con pes-
do: diez toneladas de peso, quince metros de largo, podero- descalzarme.
cado.
sas vŽrtebras dorsales, dientes en punta. Me sentŽ, cansado, Me pregun-
De pronto recordŽ un bolich—n escondido en una galer’a,
sobre la tierra negra. ObservŽ en silencio los movimientos to cu‡ndo
yendo hacia Viamonte, a tres o cuatro cuadras de donde es-
lentos, pesados, asombrosamente enŽrgicos. La bestia avan- dejŽ de
t‡bamos.
zaba hacia m’ con intenciones ambiguas. RecordŽ a Hary marcar
-Segu’me Ðle ped’.
cuando entraba al cuarto y, con sus pies apoyados en los huellas al
ComencŽ a apresurarme debido a que mi almuerzo labo-
m’os, me empujaba hacia el abismo. No quedaron huellas caminar.
ral deb’a resolverse en una hora reloj. No sŽ si a mi cu–ado
de esos dedos inocentes. Todo oscureci—. Y al rato me que-
le habr‡n servido sus pies ligeros para alcanzarme entre to-
dŽ dormido.
do ese mar de gente.
Cuando despertŽ Ðcomo en el cuento de Monterroso- el
dinosaurio todav’a estaba ah’.
Mujer dormida
Los baqueanos Guillermo Torres
gtorres@correo.inta.gov.ar
Marcelo Miceli
Te beso por besarte y me recuesto en la silla. Mi es-
mamiceli@unfovia.com.ar
palda pesa m‡s que de costumbre. Tal vez sea el aire
fr’o que recorre la sala o esa canci—n mezclada con hu-
En Brazo Rinc—n, a un kil—metro de la frontera con Chi-
mo. No recuerdo haberte visto tan dormida, tan suave.
le, en uno de los brazos del Nahuel Huapi aleda–os a la cor-
Tu nariz de p‡jaro est‡ quieta y tambiŽn tus manos. Me
dillera, los atardeceres platinados son indescriptibles. Y to-
acerco otra vez y soplo tus pesta–as. Afuera se escuchan
da esa folleter’a Greenpeace.
ruidos que parecen provocar a tu cuello. So–‡s con esa
Mi mujer, mi cu–ada, mi cu–ado y yo pasamos dos d’as
l‡mpara de la que nos re’mos a menudo o con el ta-
durmiendo en carpa y metiendo el aire puro hasta en las
blero de ajedrez. Envidio tus deseos cuan-
u–as. Mi cu–ado, sin cerveza, es un tipo silencioso que los
do no est‡s despierta. Tomo tus dedos, uno
fines de semana vive entre lagunas y monta–as. Toda esa
por uno, pero las cosquillas no te alteran.
aura del macho monta–Žs atrae a las mujeres. Puede tratar-
Acaricio tus pies como en el agua, aunque
se de una forma inconsciente de acercarse a Benetton. Tam-
el roce es leve. Me gusta pensar que vas a
biŽn est‡n la pava sobre las brasas, la recolecci—n de flores
estar as’ por siempre: desconocida, ligera.
silvestres y los pies en la orilla. El agua congelada del Na-
Vuelvo a besarte y te entrego mis sue–os:
huel.
un buey con anclas, un vuelo rasante por la ca-
Atardec’a o anochec’a: dif’cil saberlo si son las nueve
lle. Aguanto la respiraci—n hasta que tus ojos se
porque lo indica el reloj, œnicamente. Rosana Carballo
abren. Bostez‡s con ganas y pregunt‡s por el disco
En misi—n masculina segu’ a mi cu–ado cuando empez—

Campo Grupal / 16 La sombra también come. Leopoldo Castilla