TEMA 1: PERIODIFICACIÓN DE LA HISTORIA CONTEMPORÁNEA DE IBEROAMÉRICA PLANTEAMIENTOS Y CRITERIOS DE PERSONIFICACIÓN Se intenta hacer una síntesis histórica de todo lo que

es el mundo Iberoamericano durante los siglos XIX y XX. Cuando se analiza la historia contemporánea de Iberoamérica, hay que tener en cuenta una serie de factores previos:  A pesar de lo que parecía la relación de Iberoamérica con la historia europea y española en particular de estos siglos es bastante estrecha, es decir, una relación clara en los fenómenos de ambos lugares; no es una historia aislada.  En el viraje que esa relación con Europa y con España se rompe en el I tercio del siglo XX, se rompe en el sentido de la colaboración económica fundamentalmente. Hay una sustitución de potencias. Europa se va quedando atrás y el lugar lo va a ocupar EE. UU.; fenómeno que se ha mantenido hasta la última década del siglo XX, donde Europa vuelto ha poner sus ojos en América Latina y hace un gran esfuerzo económica para volver a ocupar el lugar que ocupó en el siglo XIX, a esa presencia de capital europeo (español) que compiten con el casi monopolio que ha tenido EE. UU. (Telefónica, Repsol). Estos dos factores influyen en la evolución social, política y económica del mundo Latino contemporáneo. Para poder entrar a analizar esa realidad, lógicamente hay que periodificar, crear una infraestructura mínima de períodos. Nos basamos en acontecimientos de tipo económico y social, porque analizando ambos, conseguimos entender o cuasi entender la evolución política; de ahí que periodificando distingamos 4 grandes fases:  Entre 1825-1850: Caudillismo y Militarismo.  Entre 1850-1875/80: Intento de cambio ideológico. Las condiciones de la vida cotidiana varían muy poco, pero sí existe un deseo de cambiar ideológicamente aquel mundo, porque el período anterior ha sido de duras dictaduras militares. Son conscientes que sí se quiere evolucionar hay que cambiar la ideológica (aunque sólo sea teóricamente). Las Dictaduras Militares desaparecen y son sustituidas por Dictaduras Civiles.  Entre 1875/80-1929: Es un período más largo, porque ya se ha creado un “Orden económico”, se ha solidificado un “Orden económico”; es lo que se conoce en Latinoamérica como “Orden y Progreso” y slogan que se extiende prácticamente a todo el mundo Latinoamericano y se hace popular. Este período que solidifica un sistema económico conduce a una situación social muy definida, clara como es la consolidación de la Oligarquía como clase dominante, la aparición de una clase media muy débil aún, pero que poco a poco va tomando conciencia de grupo y la aparición ya mínima de lo que podemos denominar un proletariado que tiene innumerables dificultades para poder hacerse presente, fuerte en esa sociedad.  Desde 1929 hasta nuestros días: Es un período muy dilatado en el tiempo, porque los condicionamientos económicos siguen siendo los mismo, porque cuando EE. UU. salen de la crisis vuelven a entrar con fuerza económica y política en Iberoamérica. Esa introducción económica que surge otra vez en los años treinta y tantos, genera en Iberoamérica Dictaduras, la aparición de un fenómeno llamado Populismo, dirigido por EE. UU., como Chile con PINOCHET. LOS GRANDES PERÍODOS DE LA HISTORIA CONTEMPORÁNEA DE IBEROAMÉRICA I PERÍODO (1825-1850): Se podría definir como el nacimiento de las Nacionalidades, aparejado ese nacimiento con el del Caudillismo y Militarismo, Nos encontramos con unos años (1825-50) de tremenda convulsión en el mundo Iberoamericano, porque se acaba de independizar (el proceso independentista se inicia en 1808 y dura hasta 1824).

1

El precio a pagar por su independencia es altísimo: primero se fragmenta su unidad; no podemos olvidar que hasta ese momento aquello era un bloque controlado por los españoles en un mundo colonial, con una estructura administrativa muy bien pensada y muy bien organizada, piramidal, que se concretaba en 4 tipos de organismo: Virreinatos, Audiencias,. Gobernaciones y Capitanías Generales. Sobre ellos se mantiene toda la estructura no sólo administrativa, sino también política y económica de España en Iberoamérica. La unidad la rompen por intereses personales de los eufemísticamente libertadores, que intervienen en la independencia, pero que después pedirán su parte de recompensa, es decir, un Estado para ellos. Junto a la fragmentación nos encontramos un segundo factor: la devastación casi total de la economía que se había mantenido durante tres siglos, por el proceso bélico (política de tierra quemada); la economía se hundió. En tercer lugar existen grandes pérdidas demográficas. Si el mundo colonial era un mundo poco poblado, con la Guerra de Independencia se convierte en un desierto; los muertos se contaban por miles, si no hay manos para trabajar, la economía se hunde. En cuarto lugar estaría la quiebra del orden virreinal, la quiebra de la armonía de las razas porque a parte de tanta leyenda negra (en gran medida es cierta), la acción española en Iberoamérica también tuvo partes positivas como la armonía de razas, porque con el mestizaje que existía, la corona legisló para todos los grupos étnicos, pero cuando se independizan, no se continúa ese línea de legislar para todos; se produce algo realmente impensable como es la marginación absoluta del indio (población que aún hoy continúa) y se produce el abandono total del mestizo argumentando que, primero, el indio era un impedimento para el desarrollo porque no se integraba en las Nacionalidades y segundo, que el mestizo era prácticamente imposible de distinguir del blanco. Una parte importante de la población se queda al margen político de la sociedad del crecimiento económico, etc. Estos 4 factores que son esenciales se complementan con un quinto factor, la forma de crear los nuevos estado. Hay que tener en cuenta que Iberoamérica es una masa continental impresionante donde las diferencias de lengua, cultura, gastronomía, etc., son mínimas y lo que distingue realmente a las naciones son precisamente estas premisas. Se crean así, 20 países diferentes sin prácticamente diferencias. La división se realizó pensando en la antigua división administrativa que había creado España en el siglo XVI. Por ejemplo: Guatemala. Lógicamente cualquier intento de unión que se produzca fracasa, por ejemplo: SIMÓN BOLÍVAR, el padre de la independencia iberoamericana. Sueña con la Gran Colombia y se da cuenta que los Estados surgidos no sirven, no pueden sobrevivir y desea la unión para poder sobrevivir. Esta Gran Colombia dura 4 años (1826-30) por las ambiciones personales de sus generales que aparecen representados en tres personajes: JOSE ANTONIO PÁEZ, FRANCISCO DE PAULA SANTANDER y JUAN JOSÉ FLORES. PÁEZ era dueño de Venezuela; DE PAULA de Colombia y FLORES de Ecuador. Frente a estos tres personajes es imposible que S. BOLÍVAR consiga su sueño porque estamos en los Regímenes de Hombres Fuertes (caudillo, dictadura). Estos hombres se mantienen porque se apoyan en una idea sintetizada en una trilogía de palabras: Libertas, Anarquía y Dictadura. Su teoría es que con la Independencia han conseguido la libertas, el pueblo iberoamericano ha sido, es y será incapaz de entender lo que significa la palabra libertad y la han confundido con Libertinaje y ésta, lleva a la anarquía, porque estos pueblos libertinos son incontrolables y la única forma de control es un gobierno duro, fuerte, un gobierno que permita lo que ellos llaman el Imperio de la Ley: la Dictadura. Apoyados en esa idea se crean los Regímenes de Hombres Fuertes. La cuestión es complejo desde el punto de vista sociológico, estos hombres fuertes son los blancos, una minoría numérica y demográficamente hablando dentro de la

2

sociedad multiétnica de Iberoamérica; una minoría que controla a una mayoría. Se produce así, una distorsión del equilibrio político y social tremenda. Curiosamente y a parte de ser blancos, aparecen los partidos políticos, el Liberal y el Conservador, pero la política la hace esa mayoría que procede del mismo grupo social, por lo que las diferencias entre conservadores y liberales son mínimas, de ligeros matices, ya que ese mismo grupos social tiene los mismo intereses. Empiezan a aparecer las constituciones y como el modelo más cercano es la de EE. UU. (1867), copian a los estadounidenses, aunque después aplican el modelo como quieren, por ejemplo, en Iberoamérica el presidente acapara los tres poderes y además tiene el derecho al veto. A todo esto se añaden los intentos de intervensionismo europeo en el mundo iberoamericano. II PERÍODO (1850-75/80): La situación anterior evoluciona revelativamente en el II período. Es un período al que los libros al uso lo denominan Reformismo y Liberalismo o también como Transición al Civilismo. Ambas denominaciones son en cierta manera equívocas, porque sí, efectivamente asistimos a la gran desaparición de las Dictaduras Militares, pero la única diferencia es que van a ser sustituidas por Dictaduras Civiles; pero en la forma y en el fondo los cambios son mínimos. Sería un período continuistas que se caracterizaría por un grupo inestable; es la época de discordia, de luchas civiles tremendas dentro y entre los países, es época de fuertes regímenes personalistas. De todas formas se observan ciertos deseos de cambios, como la fragmentación ideológica, que está protagonizada por grupos de intelectuales hispanoamericanos, grupos que son minoritarios, que están muy motivados por los cambios que se están produciendo en Europa (Revolución del 48, que después daría paso a la del 68), e influenciados por ello, propician, defienden la absoluta necesidad de cambiar en la política, pues, aunque con un retraso lógico, se observan esos deseos y ciertos comportamientos. Junto a la fragmentación ideológica, estaría también una intervención europea militar bastante fuerte que nace de unas causas muy claras:  La amenaza que la inestabilidad política provoca en las inversiones europeas, es decir, el dinero es lo más conservador del mundo y ese conservadurismo hace que, cuando en un país determinado se produce una situación de inestabilidad política, el dinero desaparece, huye, porque no se sabe si las inversiones serán buenas.  La propia dinámica en la que Europa se está moviendo; la época del nuevo colonialismo europea, un colonialismo que en América va a fracasar totalmente y eso es lo que hace que el colonialismo se traslade a otras áreas, sobre todo, África y Asia.  La “política de prestigio” de determinados países hacen que determinados países se sientan en la “obligación moral” de imponer el orden en las zonas donde se supone que ese orden no existe. Ejemplos claros en Francia con NAPOLEÓN III o España que se siente herida en ese sentido. En lo que se refiere a la fermentación ideológica hay que tener en cuenta, que es un proceso lento que en el caso hispanoamericano aparece protagonizado pro una generación de hombres que han nacido cuando ya se ha producido la Independencia (con una edad de entre 30-40 años). Son unos hombres que se han educado en Europa y el resultado de la Revolución del 48 los impregna y se convierten en seguidores de los dos grandes ideólogos de la época: SPENCER y COMTE, ambos creadores y desarrollistas de la Teoría del Positivismo. Ese sentido se materializa en una oposición absoluta a las Dictaduras, que suponen la negación absoluta de las ideas democráticas. Siguiendo a SPENCER y a

3

COMTE, estos grupos minoritarios se manifiestan muy insatisfechos ante la realidad política que existe en el mundo hispanoamericano. Ello proyectan unos Estados a los que se les conoce como Estados de Derecho, liberales, democráticos y por lo tanto, en ellos, las dos grandes lacras que ellos consideran que hay que eliminar son el Militarismo y el Clericalismo; quieren Estados democráticos y laicos. Si se consiguen estos Estados de Derecho, pues se debe tender a conseguir estabilidad política, la cual favorecerá el desarrollo económico. ¿Cómo? Fundamentalmente abriendo las puertas de estos países a la inmigración y favorecer la entrada de dinero extranjero para que inviertan allí. Quizás la parte menos brillante de la aplicación del Positivismo en América en estos años, sea una visceral posición frente a España y como resultado de la Teoría positivista, se le acusa de todos los males que padece el mundo latino (anarquías, sectarismo religioso, incultura, mentalidad feudal, desprecio al trabajo, etc., fenómeno que aún y en cierta medida existe. Ese Positivismo que niega todo lo español y se vuelca hacia lo europeo es exactamente lo que propicia el segundo fenómeno, el del intervencionismo militar europeo, creyendo posible una II colonización y existen casos espectaculares, como el Reino de Mosquitia (1847-1894) en Nicaragua, la Guerra de México (1861-1867) o el bombardeo de la armada española a Perú y Chile (1866-1867). III PERÍODO (1875/80-1929): Se le conoce como el de Crecimiento de América. Es un período en el que la fragilidad de la convivencia política, sigue siendo enorme. Es un período en el que socialmente y como resultado del aumento económico vemos aparecer una clase media que no existía, el fenómeno del obrerismo, una cierta radicalización de las ideas como consecuencia de la inmigración. Es importante desde el punto de vista humano, porque asistimos a ese fenómeno que ahora es tan habitual, la emigración propiciada, auspiciada por los propios países latinos. El caso es que en un continente en el que la población blanca era muy escasa, esa presencia migratoria fue importantísima para evolucionar; Europa a fines del siglo XIX a tenido todas sus revoluciones industriales y ha hecho posible un excedente de población que se vuelca sobre Hispanoamérica. Se calcula que entre 1850-1914, emigraron a América latina más de 12 millones de personas procedentes fundamentalmente de Italia, España y Portugal, aunque hay de todo, por ejemplo, a Argentina llegan 2.5 millones de italianos, 2 millones de españoles, 0.5 millones de franceses, 200 mil alemanes y aproximadamente 150 mil sirios (árabes mediterráneos). Esto se interrumpe cuando se produce la I Guerra Mundial y afortunadamente, porque si hubiera continuado esa afiliación, la jerga argentina se hubiera perdido. También ocurre con Uruguay y Brasil. Estos tres países reciben un mayor número de emigrantes, porque son los países costeros atlánticos, es más fácil llegar y además se dedican fundamentalmente a la agricultura y a la ganadería y la profesión de la mayor parte de los emigrantes era agropecuaria; buscaban el sueño americano, pero se equivocaron totalmente, porque la propiedad de la tierra estaba en manos de la oligarquía. Finalmente terminaron por emigrar a las ciudades (la elefantiasis) que ha generado ese fenómeno tan claro, esa gran diferenciación entre el mundo rural y el mundo urbano. El I gran inversor en Inglaterra. En 1913 se calcula que las inversiones inglesas en América latina superaban los 800 millones de libras de la época. De esos 800 millones, el mayor beneficio era para Argentina que superaba los 320 millones de libras de inversión y terminó convirtiéndose en una colonia británica en América. El II gran inversor sería Francia que para 1913 se calcula que había invertido 6.000 millones de francos oro. En tercer lugar estaría Alemania, en plena Revolución Industrial que aproximadamente invierte unos 2.300 millones de

4

marcos. Junto a ellos, hay capitales de otros países de muy variado signo como suiza, Bélgica, España, etc. Curiosamente, EE. UU. hasta principios del siglo XX a penas invierte en América latina. Habrá que esperar a la década de 1890 para ver capitales norteamericanos en América latina. ¿Cuánto? 1.500 millones de $ oro. Pero eso frente a lo europeo no es nada, porque lo europeo alcanzaba una cifra de 10.000 millones de $. Además esos 1.500 millones de $ estaban muy centralizados, invertidos en una zona concreta, el Caribe, siendo el mayor receptos México, que recibía más de 800 millones (por el petróleo de la zona) y después estaría Cuba, con más de 300 millones; hay que tener en cuenta que EE. UU., controla ya la producción de azúcar cubano y además es una zona estratégica-política, ya que quien controle Cuba, controlará el Caribe. El resultado de esta entrada de dinero reconvirtió el panorama económico latinoamericano, pero de una forma artificial, porque se crea un tipo de economía no autónoma, sino dependiente hasta unos extremos increíbles, debido a que esa entrada de dinero lo único que pretendía era apropiarse de las materias primas latinoamericanas, para luego reconvertirlas en sus países respectivos, es decir, exportación de materias primas, pero sin estar permitido crear una economía propia. Estamos asistiendo a un tipo de economía complementaria de la economía europea. Exportan materias primas en bruto y devuelven productos de primera necesidad para el desarrollo. Evidentemente hay una gran diferencia entre ambos, lo que provoca que estos países sean interdependientes de los productos manufacturados, además de ser más caros. Para completar esa economía, es necesario acudir a la vía del préstamo, que se utiliza fundamentalmente para crear una infraestructura mínima básica, moderna en estos países. Esta dependencia se va intensificando y asistimos a países en los que la única actividad económica que desarrollan es la de exportación, no la de producir, pro ejemplo: la economía de Bolivia, donde en estos años, la exportación supone el 98,8% de toda la actividad económica, es decir, un 1,2% es de actividad propia. Es un ejemplo espectacular porque es un país que posee un gran producto, el estaño. En Brasil ocurre lo mismo pero con el caucho (98%). Esta es la pura y dura realidad que aparece enmascarada por el dinero. Debajo de esa piel, cuando se analiza la microeconomía nos encontramos que existen unos desfases absolutos. El dinero fluye y se materializa en el incremento de las ciudades (que nos dan la sensación de desarrollo y crecimiento); eso sólo beneficiará a una minoría, la propietaria de las materias primas; es la que se embolsa el dinero de las exportaciones. El resto de la población vive subordinada de lo que quiera hacer esa minoría. Es lo que da lugar a la licotomía: o eres muy rico o eres muy pobre. Esta situación se mantiene hasta nuestros días. Sin embargo, no es todo negativo, porque socialmente entre el fenómeno de la inmigración y la explotación intensiva de las materias primas, algo está cambiando en la sociedad, en la cual nos encontramos la oligarquía, la clase media y el pueblo. Es una estructura piramidal que se acentúa por el sistema económico, aunque aparezcan diversos cambios:  Junto a la oligarquía aparece una burguesía, pero una burguesía oligárquica con la que se une la oligarquía tradicional.  Debajo estaría la clase media: Se desarrolla con muchas limitaciones y que se convertirá en una clase subordinada a la oligarquía, porque es la oligarquía la que le proporciona trabajo. Es al clase más preparada intelectualmente (funcionarios, abogados, médicos, etc.). Ocupan puestos en la administración, una administración que se va ampliando con el comercio. Es una clase consciente de estar subordinada a la oligarquía, por lo que empieza a aparecer una cierta rebeldía por parte de esa clase

5

media frente a la oligarquía, lo que explica que fenómenos como el radicalismo, germinen en determinados países (Argentina, Uruguay y Chile), sobre todo en los más desarrollados.  Junto a la clase media como consecuencia de la explotación de materias primas crece también la clase de trabajadores, pero en unas condiciones pésimas (jornadas de trabajo de 16 horas, subordinación absoluta al oligarca, etc.). La mayoría son emigrantes europeos en busca del sueño americano y se han encontrado con una situación pero; están politizados y eso se traslada a América y así, aparecen las primeras células sociales, marxistas, los sindicatos, etc. En cuanto al Marxismo en América Latina es curioso, porque los más subordinados, los más apartados son los indios, a los que no quiere nadie, de ahí que Marxismo e Indigenismo en América latina sean términos que se confundan, pro ejemplo, el término de la guerrilla, que estaba impregnada en la defensa del Indio, de las tierras, etc. Políticamente este período y con estas características es un período de conservadurismo liberal. Teóricamente se autoproclaman todos liberales, pero en la práctica realizan una política absolutamente conservadora. Si miramos al mundo europeo en estos días, estamos ante el mantenimiento de un conservadurismo liberal, lo que prima es el dinero, los intereses, etc. Siempre hay zonas, momentos o coyunturas históricas en determinados países en los que se intenta frenas este conservadurismo liberal; el radicalismo desea arrebatar el poder a la oligarquía; radicalismo que se produce en las zonas más desarrolladas como en Argentina, con LIPÓLITO IRIGOYEN, en Uruguay con JOSÉ BATLLE; en Chile con ALESSANDI, pero son pinceladas y cuando se produzca una coyuntura política favorable, subirán al poder (I Guerra Mundial). Plantean un nuevo modelo de estado, la participación del pueblo en la política, pero esto dura muy poco porque asistimos paralelamente ala Depresión de 1929 y en ese momento, se pone en crisis el sistema económico de dependencia creado por los hipotéticos liberales y esta gente, que pretendía un tipo de estado diferente, no tiene cabida con los ideales de esos hipotéticos liberales. Así a partir de los años 30 nos encontraremos con las tremendas Dictaduras en Latinoamérica, porque después de superar el Crack, EE. UU., vuelve a presionar a Latinoamérica, para volver a marcar sus comportamientos. Frente a estos ataques radicales, el resto de países siguen con el conservadurismo liberal, como en México con PORFIRIO DÍAZ (1876-1911). Es elegido 7 veces presidente de México (la constitución mexicana prohibía la reelección) y este país se convierte en un protectorado de EE. UU. Junto a este comportamiento político hay que añadir otra faceta, el desarrollo de un feroz Nacionalismo, pero un Nacionalismo mal entendido por ellos, porque consistía en pelearse entre los países, por motivos económicos. El establecimiento de fronteras era tremendamente alegatorio, ya que se hicieron las divisiones por las antiguas administraciones españolas. Eso dio lugar a una gran cantidad de conflictos. Además hay que sumar que la sombra de los intereses del Capitalismo externo presionan de una forma increíble sobre estas zonas fronterizas de los países. Por ejemplo, la Guerra del Chaco, por motivos económicos entre Bolivia y Paraguay; la Guerra del Guano, por motivos también económicos, entre Chile, Perú y Bolivia. A eso se le añaden las dictaduras, las ambiciones personales de los dictadores, por ejemplo: la Guerra del Paraguay (1865-70). El dictador es FRANCISCO SOLANO. Sueña con convertir a Paraguay en un inmenso país; el título que él quería darle era “Paraguay Provincia Gigante de las Indias”. Quiere quitarles territorios a Argentina, Uruguay y a Brasil, ampliando las fronteras a su gusto. Esto provoca una coalición frente a Paraguay. Esto es el resultado de las ambiciones de un dictador loco: antes de la guerra la población de Paraguay era de 1.337.489 habitantes (Censo de 1863) y

6

después de la guerra (Censo de 1871) quedaban 28.946 hombres (la mitad eran viejos y los demás lisiados); 106.254 mujeres y 86.489 niños. Asistimos a una población de 221.079 personas. ¿Cómo se regenera demográficamente Paraguay? Autorizándose la poligamia. Esto que introduce a la hilaridad es un drama terrible y es fruto de un solo personaje. Todo esto se mantiene “sine die” hasta prácticamente nuestros días. Eso explica que fracasara cualquier intento en el mundo latinoamericano por conseguir un mercado común, un intento de supranacionalidad. A eso le añadimos la fuerza, la potencia, la extorsión del capital extranjero y la presencia omnipotente de las EE. UU. IV PERÍODO (1929): Esa presencia de EE. UU. se hace practicando tres modelos de penetración:  La política de “Big Stich” (buen garrote).  La diplomacia del dólar.  Para encubrir las dos anteriores, la política del Panamericanismo. Con esto EE. UU. controlan prácticamente Latinoamérica. En cuanto a la política de “Big Stich”, es la materialización del intervensionismo militar norteamericano en el mundo latino. Una intervención que utilizando la política del Panamericanismo se coaliga para someter a aquel mundo. Esta situación se permite por parte de la Comunidad Internacional porque el mensaje que el Panamericanismo emite aparece acompañado de una teoría espiritual muy fuerte y muy bien argumentada: La Teoría del Destino Manifiesto (BUSH). En esta teoría EE. UU. es un pueblo elegido por Dios para implantar en el mundo los valores democráticos, las libertades más esenciales, etc., porque aquel país es la Nueva Israel. De ahí esa definición del Eje del Bien contra el Eje del Mal. El Eje del Bien es la libertad, la igualdad, etc., y el eje del Mal, es la intolerancia, la fatalidad, la incultura, etc. Así dentro de esa teoría todo lo más perfecto es EE. UU. y todo lo contrario, el resto del mundo. Con esta mentalidad actúan y continúan hasta nuestros días. Eso se complementa con la Diplomacia del dólar: “si eres bueno te dará dinero; si eres malo no”. La manifestación de este período, la realidad está protagonizada por estos tres modelos:  Cuba, que se adelanta en el tiempo: Cuba y su Guerra de Independencia (1895-98), es el primer intervensionismo de EE. UU. en el Caribe. Se acaba con el Tratado de París en el que España pierde cuba, Puerto Rico, etc., frente a EE. UU. SE supone que esa guerra es para liberar a Cuba de la dependencia de España, pero después del tratado, asistimos a la creación de un Gobierno Militar dirigido por los norteamericanos (igual que en Afganistán e Irak). Para asegurar la libertad de Cuba con el tratado se permite a EE. UU. tener bases militares en la isla.  Panamá: EE. UU. se apropian del Canal. Primero intentan comprar territorios a Colombia, porque Panamá pertenece a Colombia; no lo consiguieron porque las cámaras colombianas se negaron y EE. UU., envió un ejército y, en colaboración con los terratenientes colombianos, se creó el estado artificial de Panamá en 1903, artificial hasta el punto que no se creó moneda. Esto ocurrió igual en honduras, Haití, Santo Domingo, Nicaragua, etc., que se terminaron convirtiendo en estos años en protectorados norteamericanos. ¿Cuáles son los representantes políticos de estos países? SOMOZA en Nicaragua, TRUJILLO en la República Dominicana. Eran aliados incondicionados de los EE. UU. Frente a esta situación de dependencia los intentos civilistas son muy escasos; es lógico que imperen las Dictaduras, Dictaduras en gran medida enmascaradas a partir de los años 40 con la idea del Populismo: enmascaramiento de la Dictadura. El Populismo más conocido es el de J. D. PERÓN, es el clásico

7

dictador militar-civilista que según él, únicamente trabajaba para el pueblo, pero la infraestructura política y social de Argentina no cambió. Frente a todo esto quedaba la vía revolucionario que muy difícilmente podía prosperar en el ambiente, pero se produjo. La más importante es la Revolución de FIDEL CASTRO (1959) unida a dos casos, la Revolución Sandinista (1960) y el Gobierno Socialista de SALVADOR ALLENDE (1980), que fueron cayendo poco a poco y el único que resistió fue FIDEL, pero resistió por haber regenerado la imagen de famosos personajes. TEMA 2: LA EMANCIPACIÓN DE HISPANOAMÉRICA INTERPRETACIONES ACERCA DEL FENÓMENO Este tema trata de analizar las circunstancias por las que se mueve el proceso independentista en Hispanoamérica. Para entenderlo tenemos que empezar analizando las interpretaciones a cerca del fenómeno. Para entender ese fenómeno y cómo se desarrolla, desarrollaremos 4 ideas básicas:  El proceso histórico de la emancipación de las colonias es un movimiento esencialmente criollo: Es decir, es un movimiento impulsado, creado por la minoría blanca con un objetivo muy claro, desligar el territorio de las Indias del mundo peninsular de España. Al ser un movimiento dirigido por blancos y hecho por ellos, no tiene una característica de guerra racial, no es una guerra entre razas, con algunas excepciones como es el caso mexicano, donde sí hay un protagonismo mestizo e indio. Precisamente los nombres que se otorgan nos lo demuestran: los blancos españoles se denominan peninsulares y serían los realistas.; los blancos americanos se llaman en sentido estricto americanos y recibirían el nombre de patriotas. Es una lucha entre peninsulares realistas y americanos patriotas. Son conscientes que numéricamente hay una inferioridad manifiesta con el resto de la población y movilizan al resto de la población, imbuyéndoles una serie de ideales. Esta forma de entender la independencia es típica y tópica de los comportamientos del Antiguo Régimen en Europa durante los siglo XVII y XVIII y estamos en el siglo XIX. En cualquier caso asistimos al enfrentamiento de dos minorías blancas que se atribuyen el estar en posesión de la verdad. Frente a esta situación el resto de la población, ¿qué opina? Pueden hacer una reflexión, una simpleza, muy pobre. Ambas facciones instrumentalizarán a la población para que participen en el conflicto, pero son un grupo externo. Les prometieron libertas, igualdad, fraternidad, etc., una utopía absoluta porque en un mundo socialmente estructurado en forma de pirámide, inamovible, era impensable; ni por mentalidad, ni por economía, ni por estatus, etc. Pero con esas promesas demagógicas se moviliza a la población para que participen en el proceso independentista. Ellos serán el ejército, la carne de cañón en el conflicto.  Si es una emancipación, una independencia hecha por blancos, propietarios, ricos, dueños de la tierra, de las minas, absolutamente de toda esa industria, esa “revolución es indiscutiblemente conservadora: No puede ser de otra forma, porque ellos lo que pretenden es quitar a los demás para colocarse en sus puestos. Cuando termina el proceso independentista y vemos aquel mundo, que se ha liberado, siguen mandando de la misma manera, pero diferentes individuos. Eso lo demuestra el comportamiento de los líderes revolucionarios, de los denominados libertadores (mito colectivo en el mundo hispanoamericano), por ejemplo: SIMÓN BOLÍVAR. Estos líderes cuando alcanzan el poder se olvidan prácticamente de todas sus promesas y asistimos a la creación de nuevos estados que empiezan a funcionar como los viejos estados, es decir, como estados del Antiguo Régimen europeo. Eso nos explica el Militarismo y el Caudillismo posterior de 1825. ¿Por qué esa creación de un estado nuevo-viejo? Porque no quieren cambiar nada, le tienen

8

miedo a una auténtica revolución social, ya que si se produjera los sometidos les quitarían sus posiciones privilegiadas. Ese conservadurismo se manifiesta en muchas cosas, cosas reales, por ejemplo, aparecen emperadores como en el caso mexicano; la mayoría de los dirigentes de los nuevos países se unen con las fuerzas eclesiásticas, con la Iglesia Católica; no adoptan ni una sola medida de contenido social, al contrario, legislan casi contra las mayorías. Hasta que punto es así que una vez que se ha producido el proceso independentista los indios piden a SIMÓN BOLÍVAR volver al estatus que tenían cuando eran colonos españoles; la creación de poderes vitalicios, casi monárquicos, porque a SIMÓN BOLÍVAR le faltó coronarse como a NAPOLEÓN (su ídolo). El propio SIMÓN BOLÍVAR intentó crear un senado (teóricamente todo parecía democrático), pero hereditario.  Cuando se mira o se habla de la Independencia hispanoamericana normalmente por la falta de información, siempre nos dicen que ocurrió entre 1808-18025, etc., pero no se profundiza en si aquél fue un movimiento colectivo, homogéneo, unánime o por el contrario hubo zonas y zonas, comportamientos diferentes, etc. El movimiento de Independencia se caracteriza por su falta de homogeneidad, es variable, diferente, distinto según las zonas en las que se produzca. Así, podemos distinguir y establecer diferencias en el proceso de emancipación en tres zonas o tres comportamientos: o El antiguo virreinato de Nueva España: Hoy constituye la mitad de EE. UU., México y América Central. En esta zona y sobre todo en los primeros años (1810-1815), hay un proceso revolucionario que sí tiene un contenido social y racial y nos lo demuestra la étnia y el origen de los propios líderes independentistas: HIDALGO y MORELOS, que eran mestizos, lo que demuestra que el proceso independentista de América en Nueva España, tiene una composición étnica y racial, diferente. Esto se produce porque esa zona en un 95% era india y mestiza y su presencia era tan poderosa y tan fuerte que además estaba asegurada. Aquí hay un movimiento racial revolucionario y una participación heterogénea, pero sólo durante los primeros años, porque la revolución llega como una ola que impregna a la sociedad y todo el mundo quiere participar; con el tiempo los ideales mestizos e indios van siendo desplazados por los ideales blancos; aún así, nos indica que existió una zona que presentaba un comportamiento diferente, lógico contra España. o El subcontinente sur, es decir, desde la actual Colombia hasta la actual Argentina: En esta zona es donde encontramos la plasmación más clara, más evidente, de un movimiento blanco conservador y contrarrevolucionario. Aquí no hay presencia mestiza e india en los cargos dirigentes, etc., son sólo instrumentalizados. No hay contenido racial, son los blancos los que mandan, los demás son instrumentalizados. o El Caribe: Cuba, Puerto Rico, Santo Domingo y Haití: Aquí no hay ni revolución, ni contrarrevolución, ni nada. Aparece apartado, desligado de la revolución. El Caribe no se independiza porque Haití es el primer lugar del mundo sudamericano que se independiza. Haití lo hace en 1798, con la Revolución Francesa. Era una propiedad de “4” franceses blancos, una ínfima minoría blanca; el resto de la población eran esclavos negros y explotados en unas condiciones de vida y de trabajo deplorables por la caña de azúcar. Esta minoría blanca tiene siempre miedo frente a esa mayoría esclava y así, los reprimían para impedir la revolución, pero la población esclava se sublevó contra los franceses. Era tal el odio del negro frente al blanco, que le cortaron el cuello a todos los que pudieron.

9

 El fenómeno independentista de las colonias españolas de América llevó aparejado un doble proceso: o La emancipación de territorios indianos de la metrópoli que era España: Este primer proceso es absolutamente lógico y esos lazos de unión, el atlántico, se convierten en el motivo de la desunión. Es la época en la que no existían relaciones diplomáticas con España, no desean saber nada de los españoles, incluso los obispos, cardenales, etc., son expulsados y deben dejar sus puestos vacantes. o La ruptura de la unidad atlántica del imperio: Este proceso es gravísimo, porque supone la fragmentación de la antigua unidad del territorio indiano, es decir, que efectivamente se independizan pero no se les pasó por la imaginación, el hecho que una vez independizados siguieran las diferentes partes del mundo americano unidas, sino que fragmentan el territorio creando un montón de estados creados artificialmente y que solo obedecen a los intereses particulares de los libertadores. Son estados que tienen la misma lengua, cultura, legislación, religión, sistema económico, etc., pero nada de eso importó y al fragmentación provocó la debilidad; y cuando hay intentos como el de SIMÓN BOLÍVAR de unión que son conscientes de la barbaridad que se ha producido intentan volver a unir a determinados estados en un solo Estado; el fracaso fue total. Su sueño era la unión de Ecuador, Colombia y Venezuela en un solo país con la denominación de la Gran Colombia; duró poco por las ambiciones personalistas. Todo esto ha terminado convirtiéndose en el problema actual del mundo latinoamericano. Son incapaces de unirse; posiblemente por la propia dinámica histórica que han vivido de separación. CAUSAS ENDÓGENAS Y EXÓGENAS ¿Por qué esta denominación? Porque desde que se empezó a analizar con rigor el proceso independentista hispanoamericano, se ve que en su génesis y desarrollo influyeron causas muy variadas. Podemos sintetizar esas causas internas y externas en 5 aspectos fundamentales:  Precedentes a la Independencia: Es quizás la causa más controvertida y posiblemente la más utilizada subjetivamente por los historiadores. La ideología del que hurga en la historia influye de una forma muy importante. Aquí hay quien hurga arrimando su ideología a esos precedentes; hay determinados historiadores, sobre todo, mexicanos, que opinan que el primero que intenta la Independencia de México es MARTÍN CORTÉS (hijo de HERNAN CORTÉS). ¿Por qué se acude a ese precedente absurdo? Porque MARTÍN CORTÉS se subleva contra su padre. El hijo aspiraba a heredar lo de su padre y como éste se negó, MARTÍN se subleva, pero para arrebatarle el puesto. Lo mismo ocurre por ejemplo como el conocido como “el loco AGUIRRE”. AGUIRRE va buscando el oro, se enseñorea con América y llega un momento en que España ya no lo respalda tanto por sus ambiciones, como por su comportamiento con los indios y, lo único que se le ocurre es proclamarse en América, Príncipe de la Libertad de los reinos de Tierra Firme. Muere en 1561 y tampoco es un precedente claro. Así otro ejemplo curioso es TUPAC-AMARU (J. GABRIAL CONDORCONQUI). De origen inca nació en 1740 y es ahorcado en 1771. pretendía independizarse, aislar toda la zona del Cuzco en Perú y volver a las raíces indígenas en esas zonas. Es un caso más excepcional porque el precedente está protagonizado por un mestizo, pero no posee ejército, apoyo, etc., y aún el dominio español sobre América latina es muy fuerte. El precedente más claro, más evidente, más real es FRANCISCO DE MIRANDA. Es una de las grandes figuras de la Independencia. Es un hombre criollo nacido en Caracas (1750), de buena familia que lo mismo que ocurría con la mayor

10

parte de los varones de las familias criollas, fue a estudiar a España, estuvo en el ejército, etc., y estuvo en nuestro país hasta 1771. Su primera experiencia militar seria se produce en 1780 y esa experiencia la tiene luchando por la Independencia Norteamericana, porque los españoles, el gobierno español apoyó la Independencia de EE. UU. (por la rivalidad con Inglaterra), lo que demuestra la desastrosa política de aquella época; España se une con los franceses frente a Inglaterra y apoya la Independencia. Es un hombre curtido en el proceso independentista; de hecho, él se asienta en EE. UU. en 1783 y por tanto, es uno de los primeros pensadores, ideólogos que orienta todos sus escritos hacia la posibilidad real de la independencia hispanoamericana, lo que ocurre es que no tiene apoyos y como no los consiguió en EE. UU., se marchó a Londres (1785) y allí, pidió el apoyo inglés para que le financiasen un ejército. Los ingleses con su característica política y como aún aspiraban a la recuperación del mundo norteamericano, no le dieron dinero y él se dedica a recorrer Europa. En ese recorrido es donde a MIRANDA le penetra el espíritu liberal. En 1806 intenta invadir Venezuela; de hecho, intenta el desembarco en un puerto clave para el comercio, Puerto Cabello; fracaso totalmente y se refugia en la Isla de Granada. Volverá a intentar la invasión ese mismo año ocupando una de las ciudades más emblemáticas del Norte de Venezuela, la Ciudad de Coro (1806), pero la población se niega a ayudar y vuelve otra vez a fracasar. A partir de este momento consciente que sin apoyo económico y sin apoyo europeo no conseguirá nada, vuelve a Europa y se dedica a pregonar la ideología independentista fundamentalmente a través del periodismo (1808-1809). De ahí que el momento fuera idóneo y la prueba es que en 1810 cuando se inicia la Revolución de Caracas contra España, vuelve a América, participando en la I Declaración de Independencia de Venezuela, e incluso, ayuda a redactar la I Constitución venezolana, una constitución que, paradojas de la historia y de la vida, tiene corte federal y no centralista. Con la revolución instaurada en Venezuela con sus precedentes, MIRANDA, alcanza el máxime de su carrera militar y es nombrado Generalísimo de Venezuela con todos los poderes. Ocurre que estamos en 1812 y el comportamiento de MIRANDA en un período de caos hace que vaya derivando no solo al centralismo, sino hacia la dictadura y unido a su desviación de lo liberal, aparece la figura de SIMÓN BOLÍVAR que en vez de apoyarlo, se le enfrenta. S. BOLÍVAR lo acusa de traidor y lo entrega a las tropas españolas, a las tropas realistas. FRANCISCO DE MIRANDA es traído a España, encadenado y encerrado en el penal de la Carraca donde muere de tuberculosis en 1816.  Un deseo unido a un descontento generalizado por parte de los criollos: Es posiblemente una de las más poderosas razones a la hora de influir en el proceso de independencia, porque en ese deseo y en ese descontento están materializadas fundamentalmente los intereses económico de la clase dominante, criolla americana. No hay que olvidar que cuando hablamos de una guerra criolla, hay que tener en cuenta que son hijos de un mismo grupo y que tienen posiciones patrióticas realistas o americanas, pero lo que se quería era el control político y económico del mundo americano. Cuando se cree el reglamento de Libre Comercio en 1772 se rompe el monopolio de ese comercio tan peculiar y tan ilógico que existía entre las colonias americanas y España porque hasta el reglamente de ese comercio, toda la América latina sólo podía comerciar con España y a través de un solo puerto (primero fue Sevilla y después lo será Cádiz). Los productos se hacen competitivos en Europa y se modifican los precios en cuanto a la oferta y la demanda, es entonces cuando los criollos se dan cuenta de las posibilidades que tienen con toda Europa. Pero eso está unido al negocio del contrabando dirigido también hacia Inglaterra, donde ésta pagaba más por esos productos por su interés en las islas y, aunque los americanos se enriquecen, eran conscientes que se podrían enriquecer

11

aún más. Esta gente ansía romper como sea las relaciones con la metrópoli para comerciar con cualquier país. Junto a este deseo se apuntan otros factores. También empiezan a influir las ideologías, lo sentimental. Se puede definir como el nacimiento espiritual de la propia identificación americana. El geógrafo HUMBOLDT va describiendo detalladamente todo lo que ve y entre ello dice que “los criollos prefieren que se les llame americanos y desde 1789 se les oye decir mucho y con orgullo, yo no soy español, yo soy americano”. Este sentimiento de espiritualidad, de identificación del lugar donde viven, del lugar que aman, está profundamente arraigado en el mundo humano y sobre todo, en el mundo latinoamericano. Son personas que han nacido allí y no se han movido de allí; la cultura que les llega (la española) es de referencia, porque ellos no la han vivido. Ese nacimiento espiritual de identificación desarrolla también otro descontento más, la mala gestión que los funcionarios españoles coloniales desarrollan en América. ¿Por qué? Por una razón muy simple y humana, el deseo de enriquecerse, porque las Indias eran el empuje definitivo para poder aspirar a lo más alto. Si a eso le añadimos que no poseen dinero y pueden volver de las Indias bien colocado y rico, el fraude es realmente increíble y eso, redunda en una mala gestión donde los criollos se rebelan. Así el descontento va en aumento. A eso le sumamos las reformas fiscales (CARLOS III) en el mundo de las Indias con la aparición de las Intendencias. Los intendentes eran inspectores generales que en el mundo americano pretendían obtener mucho más de lo que la corona obtienen hasta ese momento (son inspectores de Hacienda). Se calcula que en el momento en que entre en vigor la recaudación de impuestos aumentan en 15 millones de ducados. Por último como factor de descontento estaría ese sentimiento de usurpación de funciones. Se materializa en la siguiente reflexión: “¿Por qué tienen que venir de fuera a controlarme a mí?. Si nosotros somos los americanos, nos tendremos que controlar nosotros no otro que llegue de fuera”. Fueron factores decisivos a la fermentación y a la posterior consecución de la Independencia.  Unas ideas políticas: Como causa exterior, las ideas políticas son muy diferentes en cuanto a intensidad y en cuanto a las zonas, presenta una amplia difusión. Todo Iberoamérica recibe en la II mitad del siglo XVIII, una impregnación de la doctrina del Liberalismo que se puede sintetizar en la utopía del concepto de gobierno democrático. Es un gobierno esencialmente representativo de la sociedad, porque estamos hablando de una sociedad de hombres iguales, libres; es el gran mensaje del Liberalismo del siglo XVIII. Se transmite a través del contacto intelectual de los criollos con los centros universitarios europeos. Los criollos vienen a estudiar a Europa y lógicamente la universidad como foco de fomento y de inteligencia, está impregnada de los todos los movimientos . Esto ayuda a que cuando vuelvan a América lleven una ideología totalmente diferente a la que se pretendía imponer desde España. Si a eso le añadimos el triunfo de la Revolución como la francesa con esa ideología tan penetrante, tan libertante, lógicamente, esas ideas se propagan a una enorme velocidad en un mundo tan sometido como Iberoamérica. Esa penetración se realiza por los contractos entre criollos y los mestizos, ese Liberalismo se materializa en una difusión de material escrito (libros, periódicos mercantes, etc.), pero prohibidos por la monarquía española en América. Eso provoca un efecto contraproducente con la normativa española. A ese le sumamos los cambios en la península, las Cortes de Cádiz que dan lugar a la constitución Liberal más importante de los españoles, la de 1812. Todo

12

esto también hace que se vaya cr3eando un clima intelectual y doctrinal muy propicio que favorece mucho la idea de independencia.  Un ejemplo exterior como EE. UU.: Junto a la anterior causa exógena, le añadimos otra endógena. Hay que tener en cuenta que existen más causas exógenas que endógenas. El ejemplo es EE. UU. Es un ejemplo porque 13 colonial pequeñas consiguen independizarse de la nación más poderosa del mundo, Inglaterra. Lo que ocurre es que imitar el modelo norteamericano es sumamente difícil porque hay una causalidad muy diferente. Por ejemplo: los norteamericanos, los colonos ingleses se enfrentan a la monarquía más poderosa, los criollos a una monarquía debilitada. En este sentido el ejemplo de EE. UU., puede ayudar a la Independencia. Pero la forma de conseguir la independencia es completamente diferente. Por ejemplo, en EE. UU., primero se hacen independientes y después conquistan el territorio; en Sudamérica, se ha hecho el proceso de colonización y dominio completamente al revés. La diferencia consiste en que los colonos ingleses se asentaron exclusivamente en la costa atlántica y de ahí, durante muchos años, no se movieron, entre otras cosas por la cadena montañosa de los Apalaches y porque detrás estaban los indios, tribus muy belicosas. Dominan el territorio y lo hacen prosperar extraordinariamente, porque colonizan familias enteras y consiguen que la propiedad de la tierra sea un sistema comunal, es decir, es el sistema Mancomunal de la tierra que son muy prósperas, lo cual les permite enriquecerse mucho. La conquista española es totalmente contraria; es sólo por hombres y está encaminada a conseguir exclusivamente los metales preciosos; es una colonización de islas desde el punto de vista humano, no geográfico. Ya no solo es diferente por estas características, sino que también por la propia forma de independizarse. Los norteamericanos eran prácticamente autónomos; tenían su propio sistema de autogestión y esto les permitió pasar de pequeñas colonias a Estado, sin traumas de ningún tipo, lo que no provocó problemas raciales, sociales, de étnia, de esclavitud, etc. Frente a eso existía todo lo contrario en el mundo hispano, siendo activamente muy dependiente de la metrópolis y organizada a imagen y semejanza de España, por lo que romper los lazos es difícil. De ahí que en un primer momento podamos pensar que la influencia de la Independencia norteamericana sobre la de Hispanoamérica sea muy escasa. Sin embargo, con forme van pasando los años, esa Independencia norteamericana sí comienza a tener impulso en Hispanoamérica, como por ejemplo, porque ellos se fijaron en un hecho que para los hispanos era fundamental, que la independencia de Norteamérica se había desarrollado sin cambios sociales, sin mutaciones sociales, sin revoluciones de indios, esclavos, etc. Socialmente la Independencia de EE. UU., fue pacífica y eso era precisamente lo que querían los hispanos, porque la ausencia de ayuda social, era evidente, ya que no les interesaba cambiar en absoluto el estatus colonial; querían tener unido con el poder económico, el poder político que España presentaba sobre ellos. Esa posibilidad de acción a la Independencia con las mimas características que había tenido la norteamericana, fue equívoca, porque lógicamente la composición social, económica, “la justicia distributiva”, era tremendamente diferente a la norteamericana. No obstante, los políticos son proclives a hacer manifestaciones, declaraciones en las que se eliminan el fondo de problemas y todo parece perfecto. Eso explica que personas como S. BOLÍVAR cuando describan la Independencia hispanoamericana, digan que “en la génesis de la independencia influyó la filosofía del siglo (la Teoría Liberal), la política inglesa y la estupidez de España” y como resumen de las ideas, “los EE. UU., hijos de Inglaterra, que fueron los primeros que nos enseñaron el sendero de la independencia”.

13

Es una declaración pomposa e irreal, porque la realidad es que l mundo hispanoamericano se convulsionó de una forma extraordinaria con el proceso de emancipación. Por tanto el ejemplo norteamericano hay que considerarlo, pero indiscutiblemente es más un sueño por parte de los hispanos que una realidad, porque no se pudo transplantar de ningunas de las maneras, el sistema, el método norteamericana hacia Hispanoamérica, fundamentalmente por los norteamericanos se apoyaron para la Independencia; tienen poder económico pero estaban sometidos a una gran presión fiscal por los ingleses, quienes vieron a las colonias como un rival económico en vez de una unión comercial; además de eso, también estaban los impuestos y para los norteamericanos, no había impuestos sin representación política. Eso no puede aplicarse al mundo hispano, porque era un mundo mestizo, desigual en su desarrollo, etc. De hecho la influencia fue mucho más ideológica que práctica, en el sentido en que a la hora de redactar las constituciones, tomaron como modelo la constitución americana.  Una oportunidad histórica que es la crisis política española de principios del siglo XIX: La oportunidad histórica, es una causa también de tipo exógeno, una oportunidad única porque de aquel Imperio que se creó en el siglo XVI y que terminó convirtiendo a España en la potencial mundial y que se desestabiliza a fines del siglo XVIII, se pasó en el siglo XIX a ser una nación de tercera categoría, porque a partir de CARLOS III, los monarcas son un auténtico desastre, de auténtica pena. En estos inicios del siglo XIX, España tiene un rey, absolutamente inepto, CARLOS IV. A esa ineptitud le añadimos una reina, Mª LUISA, extranjera que odiaba a su esposo y de la que hay que destacar su vida amorosa. Junto a ellos estaba un ministro de 25 años, sin experiencia política, tremendamente ambicioso que es GODOY (amante de la reina). GODOY en su afán de alcanzar las más altas metas, ata a España al carro de NAPOLEÓN, un NAPOLEÓN que a principios de siglo está en su momento más fuerte y esa grandeza francesa de NAPOLEÓN hace que España, se convierta en la presa más fácil de todas las conquistas y ambiciones napoleónicas; una Francia que considera en un primer momento fiel aliad a España y lo que hace es aprovecharse de ella. Esa atadura al carro napoleónico es nefasto, tanto para España como para las colonias, ya que el contacto entre la metrópoli y las colonias era naval y España sin barcos estaba absolutamente perdida; perdemos nuestra flota por un ataque a Gibraltar (1805), perdemos las ¾ partes de las flotas. Así fue imposible mantener el contacto con las colonias; perdemos Trinidad, Loussiana (que se dio a Francia y luego ésta la vendió a EE. UU. por 15 millones de $), Santo Domingo, etc., es decir, los efectos de la ausencia de flota fueron decisivos para entender el proceso de Independencia. Inmediatamente a estos acontecimientos nos encontramos en 1808, la invasión francesa con la ocupación de la península, lo que provocó que la monarquía española se hundiera: CARLOS IV y FERNANDO VII fueron sustituidos por JOSÉ I (Pepe Botella). Es una oportunidad única para poder independizarse, porque España vive en la mayor anarquía de toda la Edad Moderna y al mismo tiempo, los lazos con las colonias prácticamente ya no existían y América, supo aprovechar esa ocasión para poner en marcha el proceso emancipador. TEMA 3: FASES DEL PROCESO EMANCIPADOR Para entender la evolución hay que analizar primeramente lo que está ocurriendo en España y en América. Las fases son: 1808-1814: MOVIMIENTO JUNTISTA:

14

Este primer momento lo podemos denominar también como Movimientos de Incomodidad Sometida y con forme van pasando los años, se transforma hacia otra idea denominada, Movimientos de Salvación Nacional. En 1808 en España la Corte se traslada de Madrid a Aranjuez, el 13 de Marzo se produce el Motín de Aranjuez y se arresta a GODOY. Al mismo tiempo que se produce esto, se presiona a CARLOS IV para que abdique; CARLOS IV accede y es nombrado rey de España su hijo FERNANDO VII. Ambos son llamados por NAPOLEÓN a Bayona. Estamos en los primeros días de Mayo. Se supone que CARLOS IV y FENANDO VII iban a entrevistarse con NAPOLEÓN para analizar la situación española y confiar en que NAPOLEÓN les prestase la ayuda necesaria y estable al país. NAPOLEÓN lo que hace es retener en Bayona a los dos y nombrar a su hermano JOSÉ, rey de España. Ante esto el 2 de Mayo de 1808 se levanta el pueblo de Madrid contra los franceses y se produce esa revolución épica. En América esas noticias de los acontecimientos españoles llegan allí y lo primero que se empieza a hacer es desconfiar de las autoridades que había nombrado GODOY. Todos los cargos nombrados por GODOY para controlar el mundo hispanoamericano, empiezan a ser destruidos a una celeridad impresionante; el primero será ITURRIGARAI. Al desaparecer la autoridad peninsular, convocan en conjunto una Junta de Gobierno en la que están presentes tanto funcionarios peninsulares, como criollos. Esta junta se pronunció públicamente a través de un documento en el que declaran solemnemente su lealtad a FERNANDO VII y a la junta que a su vez se había constituido en España para enfrentarse a NAPOLEÓN, la Junta de Sevilla. En 1809 los franceses van invadiendo la península cada vez con más fuerza y más poder y empiezan a perderse territorios peninsulares y a quedar solamente reductos españoles en zonas muy concretas. Por parte de América esas noticias que llegan que hablan del avance francés, les hacen reflexionar y empiezan a brotar aspiraciones que en este momento podemos denominar regionales. ¿Cuál es el pensamiento? Es realmente lógico; se piensa que las provincias indias en ausencia de un monarca legítimo, tenían el derecho de gobernarse por sí mismas, es o sí, en nombre del rey. La forma de gobierno que podían emplear eran estas juntas, juntas regionales, pero juntas que ya no dependían de la Junta de Sevilla en España. Es importante tenerlo en cuenta porque vemos un deseo independiente; incluso hay zonas en que ese movimiento juntista regional cristaliza en movimiento revolucionario, concretamente en Quito (Ecuador) y en Charcas (Bolivia). Estos dos movimientos fueron rapidísimamente sofocados por las tropas realistas que había en América. Pero ya vemos que las cosas cambias y a partir de 1810 cambian realmente y se mantienen hasta 1814. Cambian porque en la península en 1810 como los franceses siguen avanzando, llegan hasta Sevilla y se disuelve la Junta Suprema de Sevilla. Al desaparecer la junta se traslada a Cádiz y se constituye en Cádiz una Comisión de Regencia en nombre de FERNANDO VII. Es esa comisión en estos años 1810-1814, la que convoca en nombre del rey, unas Cortes constituyentes y para poder desarrollarlas se deben de hacer convocatorias a los diputados. Por primera vez (curioso) en tres siglos se convocan a Cortes a diputados americanos. Hasta ese momento ni un solo criollo había sido convocado por España a participación en las Cortes españolas. Esas Cortes en 1812 dan lugar a la Constitución de 1812 (19 de Marzo: la Pepa). Pero ya es muy difícil controlar el mundo hispano y en estos años en América empiezan a desarrollarse un doctrialismo político muy claro, porque ya se es consciente que es prácticamente imposible liberarse de NAPOLEÓN. Lo que quedaba era una Regencia encerrada en una pequeña región del Sur, en Cádiz, pero en la que muy pocos confían. Lógicamente las Juntas Provinciales que se desarrollan en América a partir de 1809, ya argumentan toda la Teoría del Derecho de Gentes, el Ius Gentium, que emana de la Teoría del PADRE SUÁREZ en

15

su libro De Legibus, que viene a decir que “el poder reside en el pueblo” y el pueblo delega ese poder en la figura del Rey; al no existir rey, el poder vuelve al pueblo; es la legitimación. Esta aplicación de la Teoría se desarrolla de una forma importante en toda América a partir de 1810 y las pocas autoridades peninsulares que quedaban desaparecieron. Estamos en 1810 en el inicio del proceso independentista con las figuras de HIDALGO y MORELOS en México. Las tropas españolas se enfrentan a todo tipo de sublevaciones que son tremendamente difíciles de eliminar. Esa tarea de sofocar las sublevaciones que se extienden desde Lima hasta México duran desde fines de 1814 hasta inicios de 1815. Todos son eliminados excepto la zona del Río de la Plata donde queda vigente el proceso independentista (las tropas españolas eran pocas y no pudieron desplazarse hasta allí). Pero las máscaras, los disfraces fidelistas a la corona española caen por completo; se proclama una independencia formal respecto a la metrópoli y tenuamente se mantiene alguna fidelidad a la figura de FERNANDO VII. 1814-1820: LA CONTRARREVOLUCIÓN: En los acontecimientos americanos no podemos dejar de observar los movimientos españoles y europeos. En Europa en 1814 NAPOLEÓN es derrotado (WATERLOO) y vuelve FERNANDO VII produciéndose la Restauración. FERNANDO VII sin pensar en absoluto en el trauma que ha vivido el pueblo español y sin tener en cuenta la Constitución de 1812, restaura el Absolutismo y se propone reconquistar las colonias americanas. Para ello organiza dos ejércitos, bastante bien armados y manda uno hacia la zona de Venezuela y otro hacia Nueva Granada (Colombia, Ecuador, etc.). Esos ejércitos creados por FERNANDO VII llegan a América y sofocan las sublevaciones que han surgido en los años anteriores e incluso, se acaba con el movimiento de HIDALGO y MORELOS. ¿Qué queda? El Río de la Plata, el Sur. Prácticamente el triunfo es total e increíble y lógicamente entramos en un período contrarrevolucionario, pero después de haber esgrimido una Teoría Liberal, un Ius Gentium, etc., volver a someterse al Absolutismo es difícil de digerir para los hispanos y lo que se crea es una oposición frontal, abierta totalmente a España, a FERNANDO VII y al Absolutismo. Esa oposición frontal se consigue materializar en la zona donde no habían llegado las tropas realistas, al Ríos de la Plata; es la primera zona del mundo hispano que se declara independiente de España en 1816 y, no sólo porque no habían llegado las tropas antes, sino porque además tuvieron tiempo de organizar un ejército, de crear y desarrollar una ideología liberal y además, contando con uno de los libertadores más conocidos, el General SAN MARTÍN, la figura básica del Sur en el proceso independiente. Ese General con el ejército, denominado Ejército del Sur, una vez que ha obtenido la independencia del Río de la Plata se dirige hacia Chile; lo independizan después de cruzar los Andes y ese salto, es inmortalizado en muchos poemas y libros patrióticos identificándolo con A. MAGNO. Mientras tanto en el Norte del Cono Sur, BOLÍVAR organiza el ejército del Norte y empieza a descender hacia el Cono Sur; de hecho, la primera zona que libra es Nueva Granada (1819). El resultado es que a fines de 1819 nos encontramos con que desde el Sur avanza SAN MARTÍN y desde el Norte, BOLÍVAR. Lo que queda es el reducto realista de Perú en el centro. A fines de 1819 Lima, zona realista y conservadora, donde se encuentra Potosí (Minas de Plata), estaba amenazada tanto por el Norte como por el Sur; estaba ahogado. Es la zona Contrarrevolucionario por excelencia, pero tiene muy pocas posibilidades de sobrevivir (la vía marítima), pero como no tenían barcos, la posibilidad d enviar tropas para el control de la zona, era totalmente imposible. 1820-1825: EL TRIUNFO DE LA INDEPENDENCIA:

16

En 1820 ante el fracaso total de FERNANDO VII, tiene que restablecer el Constitucionalismo y se inaugura el Trienio Constitucional. Al mismo tiempo, se prepara un ejército para enviarlo a América y reforzar, reconquistar las zonas perdidas. Ese ejército iba a ir en línea recta al Río de la Plata. Pero ¿quién lo iba a dirigir? El General RIEGO, que se sublevó y lógicamente ese ejército no embarcó. Este ejército si hubiera marchado hubiera permitido cambiar muchas cosas en el panorama americano; así, las tropas realistas en Perú quedaron solas y se enfrió el ánimo de los pocos realistas en América. Quedó claro que prácticamente a nadie le interesaba mantenerse unido a España. A partir de este momento, sabiendo que las tropas de refuerzo no iban a llegar, los hispanos se envalentonaron y por ejemplo en México, es un antiguo militar realista (A. DE ITÚRBIDE), el que expulsa al último virrey mexicano y proclama el famoso Plan de Iguala. Ese Plan contemplaba la Independencia de México. Se firmó en Marzo de 1821 y tiene tres garantías: o Reconocer la Independencia de México, pero bajo forma monárquica. o La conservación de la religión católica. o La supresión de toda diferenciación entre razas u orígenes entre los mexicanos y se constituye un ejército. Es curioso, porque ¿qué tipo de proceso revolucionario crea una forma monárquica conservando la religión católica y suprimiendo la diferenciación de razas? Se está jugando a dos bandos: estamos en un mundo de mestizos e indios, al que se quiere eliminar, no proteger militarmente, pero el que se mantenga la forma monárquica tiene su origen en la ambición personal de A. DE ITÚRBIDE, porque se proclama Emperador de México (1822), incorporando Centroamérica a su Imperio y terminó exaltando a los mexicanos. Y de ese sector revolucionario de México surge un hombre (mito en la historia de México), que se enfrentó a A. DE ITÚRBIDE y lo destronó, el General SANTA ANNA. Paralelo al fenómeno de México en 1821, se produjo la Independencia de Perú, donde BOLÍVAR va jalonando de victorias militares su descenso, con victorias tan carismáticas como Carabobo en Venezuela en 1821, Pinchicha en Ecuador en 1822 y, las dos últimas victorias importantes que terminan las Independencia son Junin y Ayacucho en la zona peruana en 1824. A partir de este momento Hispanoamérica había dejado de ser española. TEMA 4: CAUDILLISMO Y MILITARISMO EL FRACASO DEL PROCESO REVOLUCIONARIO Cronológicamente abarca los años 1825-1850. Bajo el epígrafe lo que se pretende es hacer un análisis sobre un período que posiblemente fuera el más caótico, el más convulso de toda la historia contemporánea de Latinoamérica. Este es el período de la consolidación, de la fragmentación de la unidad, que es el del surgimiento de las nuevas regiones, la época de los regímenes de los nuevos hombres, el período político y militar de los libertadores, es la época de las Dictaduras militares durísimas que apoyándose en la trilogía de Libertad, anarquía, Dictadura, se implantan a todo lo largo y ancho de Hispanoamérica. Se han producido (1825) los últimos triunfos militares con S. BOLÍVAR y SAN MARTÍN y prácticamente se encuentra todo independizado y dividido y ... ¿qué hacen ahora? Quizá la primera conclusión es que la Independencia olvidó a partir de este momento todo tipo de ideología y se enfrenta a una realidad durísima, es decir, no todos los frutos de la independencia fueron dulces. Es cierto que es independencia conseguida con esfuerzo, llevaba implícita lo que desde el prisma en el siglo XXI podemos llamar, la Fuerza Libertadora, pero cuando se liberan de la metrópoli, es libertad podía ser utilizada tanto para bien como para mal y fue utilizada para mal. El propio S. BOLÍVAR escribió lo siguiente: “Me ruborizo al decirlo, la Independencia es el único bien que hemos adquirido a costa de todo lo demás”. En esta frase se sintetiza la realidad. Es cierto que la pronuncia cuando se siente

17

frustrado, utilizado y manipulado por las circunstancias; él tiene una idea y no consigue ponerla en práctica en ningún momento, porque la realidad de aquel mundo se lo impide. ¿Por qué se lo impide? Porque son naciones que acaban de nacer y una nación puede en absoluto edificarse en una sola generación; necesita tiempo. Y no solamente necesita tiempo, es que las circunstancias propiciadas por los intereses personalistas de los libertadores, esas ansias, destruyen antes que nada y no se preocupan en crear; no se plantean una política de edificar poco a poco el país. De lo que se trata es de mantenerse en el poder, aunque ese mantenimiento signifique el hundimiento de esas naciones. Esta evolución rápida tiene matices que podemos considerar positivos, por ejemplo, empieza a aparecer un concepto que hasta este momento era ajeno a los hispanos y que ahora empieza a considerarse, la Nación, un concepto un tanto estereotipado, atrasado porque van a concebir la nación basándose en hechos históricos. La guerra de independencia es teóricamente una guerra revolucionaria y la revolución, tal y como la entendemos los historiadores, consiste en una ruptura que intenta dar paso a un régimen nuevo y “más justo”. Por sí misma la guerra es una causa noble y ellos se aferran a lo único que tienen, al hecho de haber conseguido derrotar a la metrópoli, que los ejércitos han combatido en gloriosas batallas y las han ganado, que el pueblo se ha sacrificado por conseguir la independencia, que ahora ya tienen sus propio pasado histórico, etc. Antes de la independencia eran dependientes; ahora son independientes. Fenómenos tan propios de esto son: la exaltación del honor militar, de los mitos revolucionarios, etc., son el que por ejemplo, pasan de ser una región apátrida ser patrióticas. Al convertirse n países independientes se dan cuenta que tienen que entablar relaciones diplomáticas con el resto del mundo y en especial con Europa y lógicamente, esa obligación es un proceso que les hace ser más conscientes de su propia identidad y les hace también ser más conscientes que sí quieren sobrevivir, tienen que marcar diferencias con los países que los rodean. Es un comportamiento muy propio de cualquier grupo que aspira a la independencia. Eso está pasado, aunque sigue vigente actualmente (P. Vasco y Cataluña). La rivalidad nacional se pone en efervescencia y provoca enfrentamientos, enfrentamientos que algunos aprovecha, por ejemplo, en Argentina por crear un gobierno de tipo unitario o de tipo federal, se mataban: los que tienen el poder económico, que son los costeros, deseaban una país unitario; frente a ese concepto estaban las ciudades del interior que querían una república federal. Esto provoca una guerra de 50 años; así Uruguay se independiza de lo que iba a ser Argentina. ¿Cuál es el lenguaje de este Nacionalismo Histórico? Es el típico y tópico de cualquier otra parte del mundo; es la aparición de los símbolos. Un país no es nada sino tiene bandera, himno, etc., y en lo que se obsesionan por ser diferentes es precisamente en eso. Por ejemplo, en Argentina en 1807 antes de conseguir la independencia, aparece un poema que se hace tremendamente popular, un poema de VICENTE LÓPEZ que se llama el Triunfo argentino. Ese poema es en el que se utiliza por primera vez el término argentino y anticipa el nombre de Argentina; se empieza a hablar de la capital, Buenos Aires; se empieza a hablar de los políticos argentinos; se diseña la bandera blanca y azul; se empieza a crear marchas argentinas, etc. Como contraposición estaría México. México y su nacionalidad a pesar de ser los primeros en iniciar el proceso independentista (1810), en este sentido son más mesurados y están bastante más descolocados. Hay un gran escritor de la época, L. ALAMAN, político, historiador y economista mexicano que está presente en todo el proceso de la revolución de México por la independencia, que cuando llega el Trienio Liberal en España es convocado a Cortes, etc. Después de la independencia participa activamente en la política y en el desarrollo económico de México, sobre todo intenta impulsar la minería; es la figura

18

dirigente del conservadurismo revolucionario y escribió: “Independencia es una inclinación natural y noble en las Naciones como en los individuos, mucho más cuando se presenta un porvenir lisonjero y se ofrecen a la vista, grandes e incalculables ventajas”. Es una especie de entelequia que utilizan mucho los políticos y que luego no tiene plasmación en la realidad. En este México de porvenir lisonjero no saben que se tienen que llamar mexicanos, porque no tienen conciencia de ser mexicanos y el mismo L. ALAMAN, utiliza el término americano para describir a sus país y se refiere a los mexicanos como los americanos; habla de la región americana en vez de la región mexicana, justifica el término diciendo que “es muy común de los americanos hablar de todo la América cuando se trata de México sea por jactancia o sea porque siendo México una parte tan importante de América, se cree ésta que ha de seguir su ejemplo en todo”. En este sentido México no es una excepción porque es el mimo tipo de nacionalismo que practica EE. UU., donde no se concibe que un país esté en contra de ellos. Esta idea de México, exageradísima nos demuestra que el nacionalismo mexicano no se ha creado aún; no son conscientes de qué es México, hasta dónde llega México, qué carencias presenta, etc. Pero para que un país funcione y sea independiente realmente, para que un país se desarrolle, junto a ese nacionalismo histórico que es lógico que exista, tiene que haber una nacionalismo económico y social que son los tres pilares del concepto de Nación. Los hispanoamericanos consiguen la independencia y crean un nacionalismo histórico, pero no se molestan en crear y desarrollar un nacionalismo económico y social. ¿Qué es un Nacionalismo Económico? Es ser autárquicos, autónomos económicamente y esa autarquía, autonomía se manifiesta en aptitudes y en comportamientos ante el exterior. Por ejemplo, un país cuando tiene nacionalismo económico en primer lugar es tremendamente hostil a la penetración extranjera; les molesta ser controlados. Una nacionalismo económico es tener resentimientos ante los controles externos. Pues bien, ni esa hostilidad ni ese resentimiento se observa en ningún país latinoamericano; están ausentes. Ellos se han independizado porque están cansados de la dependencia política y económica de España; rechazan el monopolio que España ejerce sobre ellos y cuando se han independizado, dan la bienvenida en el mayor de los errores a otros monopolios, a los extranjeros, a los europeos (ingleses), unos ingleses que practican la política del libre cambio (Capitalismo) y por tanto, partidarios de la libre competencias. En segundo lugar, estos estados no tienen dinero, carecen de dinero, no tienen efectivos y lógicamente esos extranjeros son los que aportan ese capital y junto al capital van los productos manufacturados. Ese exterior se aprovecha (es lo que conocemos como II Colonización). El caso es que se dejan llevar; no crean ese nacionalismo económico. Observamos una actitud reverencial de los dictadores hacia el mundo exterior (economía) que hace escribir (1826) a personajes como S. BOLÍVAR lo siguiente: “La alianza con la Gran Bretaña es una victoria en política más grande que la de Ayacucho y si la realizamos nuestra dicha será eterna. Es incalculable la cadena de bienes que va a caer sobre nosotros si nos ligamos con la señora del Universo”. Los latinoamericanos tienen una especie de complejo en estos momentos que se materializa en que sobrestiman la necesidad de protección. Como son débiles inconscientemente o conscientemente están deseando ser protegidos, ¿por quién? Por Inglaterra, la primera potencia mundial, una Inglaterra que no tiene pensamiento de sobreprotegerlos ni intenciones de mandar tropas para salvaguardar la independencia. Junto a este instinto de sobreprotección nos encontramos la Doctrina MONROE de 1823, que se sintetiza en América para los americanos. Esa concepción global de América es lo que lanzan los norteamericanos. A los hispanos la Doctrina

19

MONROE no les interesa, porque están interesados en que los proteja Inglaterra y dicen que es una declaración unilateral. Lógicamente Inglaterra abre los brazos a esos deseos de sobreprotección hispana y empieza la penetración económica británica (no hay penetración militar ni política en estos primeros momentos), una penetración que posteriormente no será tolerada por las nuevas generaciones. Esa sobredependencia la vuelve a manifestar el propio S. BOLÍVAR que le escribe a FRANCISCO DE PAULA SANTANDER (colombiano): “Yo he vendido aquí las minas por 2.500.000 de pesos y aún creo sacar mucho más de otros arbitrios y e indicado al gobierno de Perú que venda en Inglaterra todas las minas, todas las tierras, todas las propiedades y todos los arbitrios del gobierno por una deudo que no bajo de 20.000.000”. Es el lenguaje de una dependencia económica tremenda. Después de esta visión negativa, hay que hacerse la siguiente pregunta, ¿Tienen los nuevos estados una elección realista entre autonomía y dependencia o entre desarrollo y subdesarrollo? En estos momentos era muy difícil poder elegir, porque acaban de salir de una guerra y las guerras son destructivas en todos los sentidos. Las guerras destruyen las vidas, las propiedades; hacen huir el dinero, etc. La política es ir destruyendo todo lo que se encuentra al paso para que no pueda ser utilizado por el enemigo. ¿Cómo recuperarse?, ¿son capaces? Muy difícilmente: los capitales han huido, la pérdida de vidas ha sido enorme, la pérdida de bienes, etc. ¿Quiénes aún tienen dinero? Dos grupos, la Iglesia y los comerciantes. ¿Van a poner en peligro su economía en un país que no les asegura su permanencia, su estabilidad? En absoluto. Esa iglesia no invierte, conserva su patrimonio y los comerciantes menos, porque no hay mercado consumidor, debido a que no hay dinero. El problema de la falta de inversión provoca que se dejen llevar de una forma muy importante por las pautas económicas que les marcan desde fuera; es más fácil permitir, acceder a que las manufacturas lleguen al mercado hispanoamericano que y no acelerar o intentar acelerar la producción nacional. Pero la economía tan sumamente complicada, tiene unos efectos colaterales fuertes sobre los pueblos y en el caso hispanoamericano, unido a esa llegado de productos manufacturados extranjeros, caros, llega todo lo que podemos denominar la infraestructura económica de sostenimiento del sistema económico, es decir, la banca, los banqueros europeos, sobre todo ingleses; los comerciantes europeos, fundamentalmente británicos; las cuentas, los armadores, sobre todo británicos, que ocupan el vacío empresarial de América latina; un vacío que se produce porque se ha marchado España y lo cubren ellos. Luego económicamente y desde el primer momento se vuelven independientes, lo que es muy difícil solucionar, pero les queda un resquicio a esta hipoteca, es decir, los intereses extranjeros aún no pueden controlar las respectivas economías nacionales, porque lo que controlan es el comercio al por-mayor concentrado fundamentalmente en las zonas portuarias y en las capitales de los estados. En lo que se denomina el Comercio al Detalle, no pueden controlarlo, se les escapa y lo mismo ocurre con el comercio del interior de los países. Además, no sólo está este resquicio, sino que al mismo tiempo, los extranjeros ni están en condiciones, ni pretenden controlar políticamente a estas nuevas naciones, es decir, no intentan crear o sostener, gobiernos de una ideología determinada. No pueden dictar la política nacional, fenómeno que es privativo del siglo XIX. La política la hacen los nuevos líderes, los libertadores y de alguna manera unido a esos líderes, están las “grandes economía nacionales”. Pero el problema reside en que estas “grandes economías nacionales” no tienen una visión nacional de la economía, tienen una visión muy particular, muy personal de los que podemos denominar la economía; por encima de los intereses nacionales priman los intereses particulares.

20

Esos intereses particulares hacen que la escasísima economía nacional que se va iniciando, sea tremendamente desigual en unas zonas o en otras de un mismo país; hay zonas que van buscando el desarrollo frente a otras que están totalmente abandonadas. El objetivo será controlar todo lo que se pueda y las regiones cercanos que no tienen grupos de poder, de personas y se puedan convertir en feudos para ellos. Esta forma de entender la política y la economía hace que esa economía nacional no salga adelante y no pueda ser competitiva a la importación de productos manufacturados. Por ejemplo, en Buenos Aires, sus líderes económicos y políticos lo que intentan es monopolizar todos los frutos de la independencia interponiéndose como una fuerza controladora tanto en el comercio nacional como en el de ultramar. Las otras regiones del país insisten constantemente en que hay que conservar una economía autonómica no dependiente. ¿Qué consecuencias tiene este enfrentamiento entre los líderes ubicados en los puertos y en las capitales y, los que van a apareciendo en las regiones internas? Una guerra, lo que explica que el gobierno central en Buenos Aires y los dirigentes de la economía también en Buenos Aires, defiendan un tipo de gobierno unitario, centralizado. Frente a esa postura están las regiones que pretenden un gobierno de tipo federalista que les supone una cierta autonomía económica. La pugna entre centralistas y federalistas más que tener unas raíces ideológicas, las tienen económicas que deriva de situaciones política, lo que explica que Argentina entre en una guerra entre ambos grupos, provocando que se produzca la independencia de Uruguay. En otros casos ese intento de monopolio a lo que conduce es a la destrucción de la poca “industria nacional” que había. Por ejemplo, en México donde existía una industria pero subordinada a la metrópoli, cuando se independizan de ella, por la lucha de los líderes e intereses particulares, la industria en vez de desarrollarse, mengua, se arruinó por completo, porque los políticos no hicieron nada por favorecer la producción nacional, al contrario, favorecieron la entrada de las manufacturas extranjeras. Lo mismo ocurre en Colombia, donde su industria sufrió un gran revés después de la independencia. Es un tipo de economía que está bombardeada por una serie de factores que impiden su desarrollo:  Las rivalidades internas.  Los conflictos entre el centro y las regiones.  Se debaten entre el libre comercio y el proteccionismo.  Están divididos entre ya en el sector agrario que es importantísimo, propietarios de tierras que buscan mercados de exportación y, entre los pequeños industriales y los mineros que pretenden sacar adelante sus productos en el mercado nacional.  Están divididos entre los que prefieren las importaciones baratas y los que defienden los productos nacionales. Ante este caos, sale beneficiado el producto extranjero. Esa posibilidad que tienen de poder controlar el Comercio al Detalle, se hunde por los intereses particulares de cada uno de los “economistas”. A este fenómeno económico se le suma otro fenómeno de tipo social importante, que nos permite entender el estancamiento político, económico y social de los pueblos hispanos en todo el siglo XIX. La bipolarización de la sociedad se produce en dos sectores:  La minoría privilegiada que es dueña de las tierras y que al mismo tiempo ocupa los cargos públicos; es rica y controla la política.  Una inmensa masa de campesinos, obreros que únicamente lo que consiguen es sobrevivir a la independencia y que ni económica, social o políticamente pesa absolutamente nada en los estados. Esa masa enorme por lo único que lucha es por la supervivencia pero como no está asistida, como no tiene ni siquiera la posibilidad de recibir una mínima

21

educación, cultura, etc., se hunde en el subdesarrollo más absoluto y ese subdesarrollo, los inmoviliza de una manera tremenda y, al inmovilismo como sociedad, los mete en un estancamiento que se va prolongando y tristemente existe aún en nuestros días. Posiblemente si hubiera habido un crecimiento económico se habría elevado el nivel de vida de toda la sociedad y hubiera aparecido una clase social que es básica, esencial, en las sociedades contemporáneas, es decir, la clase media. Estamos en una América donde no existe clase media: ose es muy rico o, se es muy pobre. La clase media que es el motor de las sociedades no existe porque está estancada. Existe por tanto una rigidez social absolutamente increíble, lo que mantiene el retraso económico y el aislamiento del pueblo a través de unos falsos valores sociales típicos y tópicos de los antiguos regímenes. Entonces se mitifica la clase dirigente, el terrateniente que se convierte en “el padrecito” y que degenera en el cacique. Un terrateniente que ve sus propiedades más como una inversión social que como una inversión económica; se trata de tener muchas tierras, de controlar a mucha gente, de mantener subordinado al pueblo, etc., y esa prepotencia se materializa en un consumo ostentoso increíble y al mismo tiempo, en una dependencia de los campesinos hacia los caciques. Esos campesinos la única posibilidad que tienen de salir de esa dependencia, de esa servidumbre, era que su hubiera producido, si eran tan revolucionarios y liberadores esos políticos, reformas agrarias. Pero aquí no se producen reformas agrarias, no hay por tanto posibilidad de elevar el nivel de vida de las clases populares y tampoco hay posibilidad de aumentar el consumo de esas clases que están sumidos en la miseria, en la pobreza, etc. Esta situación tan terrible se prolonga hasta nuestros días, mantenimiento que sigue por este sistema rígido. En el mundo del obrero en las ciudades, con el miserable sueldo que reciben tampoco pueden consumir. Todo ello hace que Latinoamérica permanezca absolutamente subdesarrollado y estancada; la única vía son las economías de exportación, producir materias primas para el mercado mundial y la explotación de los recursos primitivos, la tierra y la mano de obra. La tierra porque es de ellos y la mano de obra porque también de alguna manera es de ellos. Así gana dinero cualquiera; es una agricultura de tipo extensivo y no intensivo. Para mantener este sistema hacía falta crear un tipo de dominio de la tierra muy especial, la Hacienda, la gran propiedad. Es una organización que produce para el mercado nacional y para exportar el mercado mundial; tiene una doble función. La clave reside para que sea productiva, es tener mucha tierra. Las tierras ya las tienen heredadas desde la época colonial y la mano de obra también, los campesinos, una mano de obra barata, temporera y servil, no porque no tengan dignidad, sino porque no les queda otra salida. Junto a esa función económica, la Hacienda es también una organización social y política, es una medida de control sobre la que se apoya la oligarquía dominante y curiosamente, la independencia en vez de hacer desaparecer la Hacienda, la fortalece, la incrementa, porque la obsesión por la propiedad de la tierra pro parte de los terratenientes, es tan grande que, la independencia, tan ideológica, se plasma favoreciendo el fortalecimiento de la Hacienda; ellos utilizan la ideología liberal de la independencia en su provecho. Paralelamente nos encontramos con que precisamente por la importancia que le dan a la tierra, los terratenientes se convierte en la elite de la sociedad hispanoamericana; un fenómeno que es nuevo, porque durante la época colonial en la cúspide esta el minero, después el comerciante y después el propietario de la tierra. Con la independencia el terrateniente escala posiciones en la sociedad hasta lo más alto. Además empieza ocupando los más altos cargos de la administración, también es un control político y social, porque sus influencias son tales, que dentro

22

de la gran propiedad hay incluso pueblos. Son estado dentro de los estado, donde el alcalde es nombrado por el terrateniente, el cura es pagado por el terrateniente y así, se le denomina “el padrecito”. Nos encontramos con que el nuevo nacionalismo hispanoamericano está como conclusión desprovisto de contenido social, lo que hace que la integración en el estado de las masas populares sea muy escasa y es lógico, porque las masas populares ante la situación que viven, tienen una escasa devoción por las naciones en las que están; les da igual, han sido masas siempre sometidas: durante la Guerra de Independencia estaban sometidos al alistamiento forzoso y posteriormente, están sometidos a un control muy estrecho, duro, férreo por parte de los hacendados. Esa situación de una masa informe hace que la cohesión social que es un elemento básico en cualquier país, prácticamente no exista y al no existir, la posibilidad de crear naciones viables, es tremendamente difícil. Esa falta de cohesión social tiene su lógica porque por ejemplo, los esclavos negros teóricamente, con la independencia obtuvieron la libertad, pero lo que pasó fue que pasaron a ser peones vinculados a la tierra, de la cual no se podían mover. Lógicamente no reciben ningún beneficio de la independencia. Como su status social no cambia, no se sienten identificados con el país en el que viven. Si esto ocurre con los esclavos negros, la otra gran mayoría, los indios tampoco obtienen nada de la independencia. La población india permanece indiferente a la nacionalidad; no se integran porque de la mima manera que habían estado durante la época colonial, se encontraron que continuaron en la época de la independencia; son gente aislada que mantiene relaciones con la Hacienda o con la Comunidad India, pero no mantienen relaciones con el estado; siguen manteniendo sus costumbres, sus lenguas, el truque, etc y, lógicamente el sentido de nacionalismo no lo tienen. A eso se le añade que la sociedad colonial estaba estructurada en el llamado sistema de Castas en función del grupo al que pertenecieran, en función de la mezcla de sangre y, ocupan así, en la sociedad un lugar determinado. Lógicamente si hacer una “revolución de tipo liberal”, no puedes seguir manteniendo una estructura de Castas, porque iría contra el concepto de igualdad. Así teóricamente suprimen la estructura colonial de Castas, no por seguir la teoría liberal, de la igualdad, sino porque la estructura de Casta generaba, creaba unas tensiones sociales enormes en la sociedad colonial y lo que intentan es evitar una violencia socio-racial en los nuevos países. Los criollos blancos como minoría que son, están obsesionados por ese miedo a la guerra de Castas, hasta tal punto que el calendario “a las conversiones a la independencia”, va en función de la agitación popular que pueda haber en sus zonas, en las capacidades de los gobernantes por controlar esas agitaciones. Por ejemplo, en México y en Perú donde las autoridades virreinales tienen la fuerza y los medios suficientes para gobernar de un modo efectivo, los criollos no desertaron, no se fueron del amparo del gobierno imperial, español; eso explica que fueran los dos focos más fuertes de Iberoamérica. Pero en otras zonas cuando se dan cuenta que el gobierno colonial es débil y la explosión social puede ser inminente como por ejemplo en Venezuela, la obsesión de esos criollos venezolanos por mantener el orden y su ansiedad por mantener intacta la estructura social, les persuade, empuja a luchar por el poder desde muy temprana época. Venezuela es una de las pocas zonas del mundo colonial que a fines del siglo XVIII, en 1795 emite un Real Decreto en el que permite que los mestizos puedan participar en política. Esto era absolutamente impensable en México o en Perú. Esa estructura social se podría ver muy alterada y por eso, emitieron ese Real decreto, para darles una cuota limitada de poder. En esta situación lo que entendemos pos nacionalismo social está ausente. Las masas se radicalizan en función de la mayor o menor fuerza de las autoridades y la realidad es que no se movilizan prácticamente, lo que explica el

23

Conservadurismo de la época. Si durante las guerras han estado sometidos por el alistamiento, etc., después de la independencia piensan que suprimiendo la estructura de Castas no van a cambiar nada y hablan de la creación de una sociedad de clases, sin tocar lógicamente el predominio social y económico de la clase dominante. Cuando la intentan crear es el enfrentamiento a la realidad, se dan cuanta que si no hacen algo es imposible mantener un sistema tan artificial. ¿Cuál era el grupo más emblemático? Los indios, que permanecen aislados. Esos indios son curiosamente ignorados por los conservadores y hostilizados por los liberales, porque pretenden integrarlos a su teoría, para hacer ver de cara al exterior que se ha producido un proceso revolucionario. Los intentan integrar hostilizándolos. Los liberales piensan que los indios son el mayor impedimento para el desarrollo nacional argumentando que son autónomos, que lo que prevalece en ellos es su identidad como pueblo y si se rompe eso, se les obliga por la fuerza a entrar en la nacionalidad. ¿Cómo incorporarlos? Haciéndolos dependientes políticamente de las autoridad y obligándolos a participar en “la economía nacional”; no quieren que hay diferencias económicas. Esto es un liberalismo doctrinario, irreal porque desconoce, ignora, la identidad social, étnica, etc. Ese liberalismo doctrinario es el responsable directo de los daños irreparables que sufre la sociedad india en el siglo XIX y que se mantienen hasta nuestros días. Por ejemplo en el Congreso Constituyente de Lima de 1822, los reunidos se dirigen a los indios diciéndoles: “Nobles hijos del sol, vosotros indios sois el primer objeto de nuestros cuidados, nos acordamos de lo que habéis padecido y trabajaremos para que seáis felices. A partir de ahora vais a ser nobles, instruidos, propietarios”. Nobles ya lo eran (aztecas, mayas, etc.); son los auténticos propietarios de aquellas tierras; han desarrollado una ciencia absoluta (calendario azteca); iban a ser instruidos por ellos, pero ya estaban instruidos, tenían una idiosincrasia, su propia lengua, porque los criollos entienden el concepto de propiedad de una forma absolutamente opuesta a la que tienen las comunidades indígenas, es decir, para ellos la tierra es de todos y para todos. BAUDIN en El Estado Socialista de los Incas, analiza cómo funciona la sociedad inca, y es algo ejemplar, porque todos trabajan la tierra, y los beneficios se reparten. Es un estado de tipo igualitario, social y económico, en lo político existía una jerarquía. La legislación que surge en Perú, Nueva Granada Y México, intenta hacer desaparecer esas entidades comunales para lo que ellos llaman movilizar la tierra, para hacerles abandonar a los indios ese status e introducirlos en la sociedad del libre comercio. Esta aplicación de destrucción supone la división de las tierras indias en pequeñas parcelas en las que cada familia india, teóricamente, sería propietaria de esa parcela, la trabajarían y tendrían sus beneficios. Se puede llegar a la conclusión que es una forma de integración teóricamente, porque la legislación divide las tierras en parcelas individuales, pero las saca en subasta pública, suponiendo que una familia indígena tenga dinero en efectivo para poder comprar su parcela. Así se quedan con las tierras los que poseen el dinero, es decir, el Hacendado; luego las tierras indias pasan paulatinamente al Hacendado. Pero existía un sistema alternativo, es decir, el préstamo y el pago de la cosecha. Pero un indio que no está acostumbrado a un sistema de explotación intensivo de la tierra, no puede asegurar una cosecha para poder pagar al propietario. Su cultura económica es estacional, generacional, etc. Así el indio cuando pasan dos o tres años y no puede pagar, las tierras se expropian y se van al Hacendado. Por una causa o por otra a los indios se les quitan las tierras y van cayendo en una pobreza desesperada, cuya salida es la rebelión, pero una rebelión, ciega, inútil, porque no saben luchar contra el estado y habrá que esperar hasta mediados del siglo XX para ver aparecer el fenómeno de

24

las Guerrillas. Nos encontramos con que el intento e incorporación de los indios a la sociedad es utópico, vano y retorcido. Sobre esta estructura social se implanta un sistema política, es controlar a los indios y a los negros y contrarrestar a las Castas, sobre todo a las clases bajas. En este sentido, la situación que se le presenta al indígenas, al negro o al mestizo, es dramática. Desde el punto de vista político las divisiones entre conservadores y liberales juegan al doctrinalismo político. Los liberales se consideran los nuevos, lo modernos y a los conservadores serían los antiguos. Así comienza una lucha social entre conservadores y liberales que dura hasta nuestros días. Un conservador colombiano, POSADA GUTIÉRREZ, que intenta sacar adelante el partido conservador, refiriéndose a los liberales dice: “Ellos solo dicen la verdad, ellos solo son hombres honrados, ellos solo son patriotas” (es lo mismo que vivimos hoy en día). “Los que no se pertenecen son falsarios, traidores, absolutistas” (que es realmente el concepto que tenemos hoy en día); pero reconocía algo: “Los liberales tenían una teoría coherente teórica, mientras que los conservadores son solo grupos de personas”. Es cierto que los liberales en su teoría argumentaban una serie de conceptos en aquellos momentos que captaban y respondía en teoría al liberalismo; hablaban de gobiernos constitucionales, de libertades humanas básicas, oponerse a los privilegios eclesiásticos y militares, etc. Frente a esto, los conservadores también argumentaban porqué mantenían esa posición conservadora. LUCAS ALAMÁN, conservador también argumentaba porqué el conservadurismo tenía esos matices a los que se oponían lo liberales: “La aplicación de la teoría política depende de las circunstancias de cada país”. Es mexicano y ha vivido el auténtico terror y la auténtica anarquía de la Revolución de 1810, por eso manifiesta tener un profundo escepticismo respecto a la perfectibilidad humana. Piensa que una sociedad sin ley y sin orden no va a ningún sitio; piensa que hay que reformar pero con pausa y respetando las instituciones sociales tradicionales. Son dos puntos de vista muy diferentes porque el liberalismo doctrinal no piensa en las consecuencias del totus revolutum y los conservadores si lo tienen en cuenta. Ideológicamente hay ciertas diferencias entre ambos, que se materializan en que rozan los límites entre una cosa y otra. Por ejemplo el liberalismo es un fenómeno esencialmente urbano frente al conservadurismo que es un fenómeno básicamente rural; fenómeno que observamos también hoy en día. Otra diferencia es que los liberales defienden los valores empresariales, y los conservadores los valores aristocráticos, siendo otra realidad que sigue existiendo en nuestros días de una forma total. Otra diferencias es que los liberales son partidarios de la provincias y los conservadores de la capital, es decir, los liberales tienden al federalismo y los conservadores al sistema unitario. A parte de estas diferencias que son teóricas se analizamos el comportamiento de los liberales, ese federalismo no es una fuerza progresista en absoluto, es una forma de control del poder como otra cualquiera, no sólo a nivel regional, sino también a nivel central; se supone que cada provincia, cada estado dentro de la nación tendría su propio gobierno, instituciones, mecanismos, etc. Así es una forma de control, creando instituciones, mecanismos forzadas en cada una de las provincias. Eso genera control político y al mismo tiempo gastos, muchos gastos. Según S. BOLÍVAR, refiriéndose al liberalismo y al federalismo dice: “No hay pueblo por pequeño que sea que no tenga un juez de derecho u otros empleados absolutamente inútiles”; el ansia de control de poder, lleva aparejado un descontrol económico absoluto. San países que acaban de nacer y no poseen infraestructuras algunas. Esos nuevos estados tienen que afrontar unos gastos de creación de infraestructuras básicas que les generará problemas tremendos con un doble origen:

25

 Al ser una zona colonial, nunca se habían preocupado de una infraestructura porque la pagaba la metrópoli; ahora está destruida por la guerra y hay que reponerla.  Junto a esa infraestructura que hay que reponer, se añade la nueva infraestructura del sistema federalista, es decir, los servicios sociales. A esta situación en la que se mezclan las teorías con una realidad durísima se le añade que estamos ante unos regímenes militaristas y uno de los principales gastos de estos regímenes es el presupuesto militar. El tamaño y el costo de los ejércitos hispanoamericanos en estos años (1825-1850) sobrepasan de toda proporción con sus funciones, porque fue un ejército creado para liberar Hispanoamérica del yugo español, pero ya que están liberados, ¿qué función tienen esos ejércitos de liberación? Se convierten en ejércitos de ocupación. Su único objetivo es su propio bienestar, beneficios; licenciarlos es difícil porque habría que indemnizarlos y mantenerlos, es una locura. En estos años en Colombia por ejemplo, pagar al ejército suponía las ¾ del total del presupuesto económico del gobierno colombiano. Claro, esos ejércitos de ocupación pues además, son socialmente muy confusos, porque los altos cargos son hijos de criollos pero por debajo, los mandos medios y la tropa son parte de la sociedad normal latinoamericana que viven de su sueldo de soldados. Si no se les paga, se sublevan contra la autoridad, por eso los estados están en una encrucijada increíble. Así el militarismo se instaura de una forma absoluta. Al ejército se le considera el terror del pueblo; sino cobra se dedica al pillaje, lo arrasa todo. Pero no existe una alternativa al militarismo. Los liberales son positivamente hostiles a esos ejércitos fijos y les gustaría sustituirlos por milicias estatales, pero es difícil mantenerlos, aguantarlos y dictan una serie de medidas para controlar a ese ejército: leyes que prohibían la unión del poder militar y civil, etc., es decir, intentan subordinar al ejército al poder civil; otros intentan suprimir el fuero militar y ellos se oponen. El militarismo es el que genera el Caudillismo, por que un Caudillo en teoría y en práctica, es un jefe militar que nace de ese perenne y universal instinto humano en tiempos duros, de conceder poderes absolutos a una persona; nace de ese instinto de protección. El movimiento de independencia es una guerra; en muchas zonas una guerra muy larga y las guerras crean a los guerreros, luego el papel preponderante de los soldados es absoluto y una vez acabada la guerra, donde ya se ha creado el mito del guerrero, a quién se le va a conceder el ordenamiento ahora es al que ha sido capaz de acabar con el guerra. Eso es lo que podemos entender por un caudillo. Esta situación del caudillo como la fuerza se materializa en una sola cosa, el hombre fuerte, es la materialización del poder ejecutivo, un ejecutivo que puede requisar recursos, reclutar tropas, que hace que en el panorama latinoamericano del siglo XIX encontremos un sentimiento general, el papel preponderante de los soldados en la política agravado porque es un mito histórico en el que las instituciones civiles o se están desintegrando o, son tan débiles que no pueden oponer resistencia a esta fuerza militar. De ahí, que la revolución iberoamericana de independencia sea la que emprenda y cree este sistema porque la revolución iberoamericana emprende el militarismo y al mismo tiempo, produce la personificación del militarismo en el caudillo. Pero este fenómeno de militarismo en el caudillo, lleva a aparejado un problema grande que es la identificación del pueblo con ese caudillo. Esa identificación es lo que denominamos personalismo, régimen personalista porque la lealtad o este caudillo está, por encima de la libertad individual y por encima de la pura lógica.

26

Este fenómeno que es una constante de los pueblos no sólo se mantiene durante el poder del caudillo, sino que arrastra durante el tiempo. Esta lealtad es la que vemos en el mundo de Iberoamérica. Se produce el fenómeno porque los ejércitos revolucionarios no eran profesionales, tampoco los caudillos tienen porqué ser militarmente profesionales. Estos ejércitos surgen como un sistema informal de obediencia de varios intereses que los caudillos pueden representar y cuando han obtenido el poder, pueden reunir. Por ejemplo, en Argentina, se perpetua por los conflictos de posguerra en una lucha entre el caudillo por el poder; pero no sólo en Argentina, entre Colombia y Perú después de la Guerra hay enfrentamientos por causas de fronteras, por lo que el militarismo está presente. También en México ya que cuando obtiene su independencia empiezan a enfrentarse a las ansias Imperialistas de EE. UU. la realidad demuestra que este fenómeno está vigente después de la guerra de independencia porque la situación interna lo provoca. Con forme pasa el tiempo el concepto del Estado, el régimen de caudillos se va a terminar convirtiéndose en algo diferente, porque a este caudillo militar, y al ejército no profesional vinculado al caudillo, se le unen intereses civiles, grupos de presión civiles, porque en cualquier país latinoamericano, no sólo hay un caudillo, sino que pueden coexistir varios (El del Estados y otros que son regionales). Son caudillos que tienen el poder provincial o regional dentro de un país. Defienden no a una nación, sino a los intereses regionales de la zona donde están y como es una mundo destrozado, a veces son más los que están fuera, que los que están dentro; hay más caudillos regionales que el titular del régimen que es Jefe del Estado del país. Como representan intereses regionales va paralelo a la política, el fenómeno económico, y se mantienen en el poder presionados por el poder civil, para defender los intereses comerciales frente el ejecutivo central. Esta situación se complica mucho en algunos países y asistimos no sólo a un enfrentamiento de caudillos regionales y central, sino también de un determinado caudillo frente a otros por obtener el liderazgo y, detrás de esta lucha que es personalista, hay caudillos que van “ascendiendo” en su poder según van controlando a otros caudillo por débiles, es decir, a otras regiones cercanas. Así el caudillo regional pasa a ser el del Estado eliminando a los demás, y mientras los elimina, su ideología va cambiando, en el sentido que si cada uno detenta el poder en una zona del país, primero defienden el federalismo y, conforme eliminan a los demás caudillos, tienden al unitarismo. Este caudillo está sostenido por el miedo de la población y al mismo tiempo, por los intereses económicos; también tiene un apoyo económico el caudillo para que no le falten infraestructuras con el objeto que si obtiene el poder central, los grupos que lo han sustentado económicamente, también tengan el poder económico del país. Esta situación lleva aparejada concesiones por parte de ese caudillo, cuando llega al poder, ejerce el poder absoluto, es un personaje reconvertido por presiones de diferentes tipos que cuando llega al poder, se convierte en benefactor de determinados grupos sociales. Es redistribuidor de poder a su clientela. Normalmente, los caudillos son también hacendados, como por ejemplo, S. BOLÍVAR que es el Libertador por excelencia, por lo que no se puede discernir entre política y economía en el caudillo. El caudillo que llega al poder lo que intenta es ser magnánimo y equitativo con todos los grupos de poder para poder seguir manteniéndose en el poder. Hay un escritor, SARMIENTO (presidente del gobierno argentino), que era historiador y analizó el período caudillista de ROSAS que es el caudillo por excelencia. ROSAS es un política que nace en 1793 en Buenos Aires que se hace caudillo interviniendo en las guerras entre unitarismo y federalismo en Argentina y, que defendiendo el unitarismo, termina convirtiéndose en gobernador plenipotenciario

27

de Buenos Aires. Consigue el poder en 1823 apoyado por Buenos Aires y la zona del Río de la Plata. Está en el poder hasta 1832, fecha en la que se le acaba el mandato como gobernador de Buenos Aires y no puede acceder a otro mandato, pero como es un caudillo hábil, solicita a las carreras de Buenos Aires, ser reelegido y éstas se lo deniegan porque estaba por ley. ROSAS se marcha a su hacienda “Los Cerrillos” y ahí, organiza su propio ejército. Para darle mayor posibilidad a sus aspiraciones, crea un partido político (ni conservador ni liberal) que le dio el nombre de “el restaurador apostólico” ya que su ejército lo llamó, “la panocha”. Con todo esto empuja a las autoridades para volver a ser gobernador plenipotenciario y ante el miedo que dio, se saltaron la ley y lo vuelven a nombrar; el I fue dictatorial, el II más todavía, tanto que haSta 1852, otro caudillo que es gobernador, JUAN JOSÉ DE URGUIZAR se subleva y lo derrota en la batalla de Montecasero, donde se enfrentan dos ejércitos de caudillos y, cuando pierde, huye a Inglaterra donde muere en 1887. SARMIENTO en pocas palabras dice lo que un caudillo hace para mantenerse en el poder, ¿cuál es el mayor bien que se puede obtener en América Latina? La tierra. Así SARMIENTO DICE: “¿Quién era ROSAS? Un propietario de tierras, ¿qué acumuló? Tierras, ¿qué dio a sus sostenedores? Tierras, ¿qué quitó, confiscó a sus adversarios? Tierras”. Así se mantiene el caudillo. Esta política de mantenimiento artificial, por un lado mantenida por el miedo y por otro, por los grupos económicos de presión, nos lleva al gran drama económico, político y social de la Latinoamérica contemporánea, porque es la materialización y el mantenimiento en el tiempo de la gran propiedad, de su engrandecimiento, de la presencia omnipresente del gran latifundio, del mantenimiento de la dicotomía entre super pobres y super ricos y, todo ello por intereses personales. Luego el caudillismo perpetúa el latifundio, un latifundio militarizado en estos años, porque cada hacendado tiene sus militares para defender sus propiedades, por lo tanto, el caudillismo lleva al subdesarrollo. ¿Dónde se dan más los caudillos? En zonas de Haciendas y controladas por hacendados. Es caudillo es el lujo de la Hacienda donde el propietario se pelea con otro propietario para ser el único. Como por la guerra el latifundio se perpetúa y consolida el caudillismo, el Estado no se desarrolla y lo único que tenemos es una relación entre clientes, una relación de intereses; la Hacienda como controla el Estado, es que es el Estado. Este es el gran problema y, por ello, en esta época la mayor parte de las repúblicas latinoamericanas, parecen más que repúblicas, aglomeraciones de haciendas, a lo que hay que añadir, el clima de intranquilidad que se genera, un clima provocado por la debilidad de las instituciones políticas y frente a esto el pueblo, que en este período lo único que intenta es sobrevivir y no tienen capacidad para poder enfrentarse al sistema de ninguna manera, este sistema funciona como una especie de espejismo que como no tiene nada que ver con la problemática del pueblo latinoamericano, se inhibe de este sistema, les da igual es como decir un refrán popular “el gobierno es el mismo perro pero diferente collar”. Esta situación de inhibición, porque no pueden enfrentarse a ellos, hace que la sociedad siendo de las más perjudicadas y sufridas de la historia, permanezca sometida y esto provoca, el mayor número de revoluciones del mundo, la revolución mexicana, de VILLA y ZAPATA, ALLENDE con el partido socialista en Chile, la revolución sandinista nicaragüenses y la castrista. Se va perpetuando a lo largo del tiempo de dictaduras militares y se pasará a civiles que se mantendrán hasta 1920 aproximadamente enmascaradas por regímenes democráticos y desde 1929, más dictaduras enmascaradas bajo regímenes populistas, populismo que sigue funcionando como el de CHAVEZ. No cambia nada, no hay reformas agrarias, se hacen pero no se producen. La única vez que se han intentado reformas fue en los años 60 después de la revolución de F. CASTRO en Cuba en 1959 y el dinero para que se hiciera la

28

reforma lo puso EE. UU. (KENNEDY). Ese dinero que regalaron no sirvió para casi nada; se siguieron adelante las reformas agrarias donde participaron 11 países pero el dinero fue a para al bolsillo de los políticos, porque la corrupción es la hija del sistema. Pero tenían que justificar ante la opinión pública como se había invertido ese dinero; las tierras que no valían, las compraba el estado para dárselas a los compañeros, pero las tierras buenas, se las quedaba el estado. Y no hubo ni reformas ni nada. A Cuba no se le dio más dinero, expulsó a la NASA y las grandes propiedades las repartió entre los pobres. Hicieron reforma agraria, educativa y sanitaria que fueron ejemplares, el problema es que con un pequeño monocultivo, se producía sólo azúcar y tabaco y necesitaban manufacturas que hasta la revolución, venían de EE. UU. y después, se las administraban los soviéticos; salieron de una depresión hacia otra, pero esto se mantiene hasta que dura la URSS y después, como no tienen salida, caen en picado y así, se llega a la Cuba actual, insolvente y sin capacidad de renovación. TEMA 5: BRASIL. DEL IMPERIO A LA REPÚBLICA Es un tema que incluimos porque Brasil rompe el modelo del resto del mundo hispanoamericano en el siglo XIX. La independencia brasileña representa una serie de contrastes con la independencia de Hispanoamérica bastante importantes:  Mientras que para mediados del siglo XIX Hispanoamérica está dividida en un montón de países, sin embargo, Brasil, conserva su unidad cono nación única, lo cual es sorprendente dado las dimensiones geográficas que presenta.  Mientras que los gobiernos hispanoamericanos tienden hacia el caudillismo, desarrollan el caudillismo militar y posteriormente civil, que lleva aparejado un autoritarismo presidencial muy importante, Brasil se las arregla para conservar una monarquía constitucional. Tendremos que esperar hasta fines del siglo para ver aparecer una república. ¿Cómo es posible esta diferencia? Fundamentalmente la diferencia se consigue porque en Brasil existe desde antes de la independencia una elite muy homogénea, es decir, no sólo a su capacidad económica, lo cual contrasta con las elites hispanoamericanas, sino también ideológicamente, ya que prácticamente todos se han educado fuera de Brasil. Son por tanto una elite muy preparada intelectualmente. Se han especializado esencialmente en derecho, en legislación civil y la universidad de Coimbra en Portugal, es la clave para entender esa homogeneidad ideológica y, una vez preparados constituyen, se convierten en la burocracia y en la judicatura de Brasil. Esa solidaridad ideológica permite crear en Brasil una conciencia colectiva prácticamente única sobre las necesidades de la construcción de un estado diferente, nuevo, moderno, hecho que en el mundo hispanoamericano no se produce. Lo sorprendente es que con esta formación y homogeneidad, se opte por un sistema monárquico, pero si nos adentramos mínimamente en el momento histórico que analizamos, lo entenderemos. La monarquía se establece por una coyuntura histórica: JUAN VI, Rey de Portugal, emigra a Brasil en 1807 por la invasión de NAPOLEÓN y no sólo emigra el monarca, sino que también lo hace toda la corte portuguesa integrada por más de 1500 personas; son trasladados por una flota inglesa. Nos encontramos con un trono portugués vacío y un traslado a Brasil. Eso explica que la institución monárquica arraigue en Brasil. Lógicamente, cuando NAPOLEÓN desaparece del panorama, JUAN VI vuelve a Portugal a ocupar su trono y deja como regente del trono de Portugal en Brasil a su hijo PEDRO, que reinará con el nombre de PEDRO I. Será emperador de Brasil desde 1822 hasta 1831. Como era el primogénito de JUAN VI era el mismo tiempo, heredero de la corona portuguesa. Pero en una maniobra muy política y con mucho sentido común, renunció en 1826 a la corona

29

de Portugal a favor de su hija MARÍA y se quedó como emperador en Brasil. Esto unido a la solidaridad ideológica, al equilibrio económico de los grupos de presión, permitió que Brasil permaneciera aislada del mundo revolucionario. No obstante, ¿la monarquía creada en Brasil era un agente de la unidad nacional? ¿Era una monarquía carente de ideas absolutistas? La realidad es que de esa herencia absoluta vienen los problemas internos que genera la monarquía en Brasil. Es cierto que PEDRO a partir de 1822 (independencia), facilita la transición de colonia a Imperio y la facilita sin agitación, no hay revueltas populares, políticas, pero tampoco sociales y eso, es importante porque estamos hablando de un país de esclavos. De lo que sí hay duda es que PEDRO I sea fiel a un primer constitucionalismo que surge en ese Brasil en 1822 y que es una constitución liberal; si es tan independiente de los portugueses como debiera serlo... Estas son las dos piedras de toque del Imperio de PEDRO I, ni va a ser fiel al constitucionalismo, ni imparcial a los intereses de Brasil. Se supone que los liberales van a gobernar en Brasil con el emperador a la cabeza; sin embargo, cuando estos liberales tratan de doblegar el sentimiento absolutista que por raíces tiene PEDRO I se encuentran con un monarca intransigente que se niega a renunciar al derecho de veto y además, disuelve la Asamblea Constitucional (1823) y establece un consejo de Estado que crea un nuevo constitucionalismo, constitucionalismo que se publica en 1824. Hemos pasado de un constitucionalismo recreado por el pueblo, según la teoría liberal, a un constitucionalismo hecho por unas cortes constituyentes controladas pro el monarca. Luego, la constitución por mucha teoría liberal que lleve, contiene un trasfondo absolutista; es una constitución además impuesta al pueblo brasileño. Dentro de esa constitución que reconocía la monarquía, aparecen una serie de elementos liberales que contradicen la realidad social y económica de Brasil, porque por ejemplo, la constitución de 1824 garantizaba la libertad individual, garantizaba la igualdad ante la ley. ¿Cómo se puede garantizar eso en un país de esclavos? Es un contraste tremendo. Junto a esas ideas liberales aparecen en la constitución otras ideas absolutamente conservadoras, por ejemplo, el emperador controla al gobierno a través de las Cámaras (Congreso y Senado) y junto a ese control, sigue presente ese consejo de Estado de 1823 para la elaboración de la constitución. Las tres instituciones aparecen absolutamente controladas por el monarca. Además los cargos de senador y de consejero de estado, eran vitalicios y designados por el emperador. No hay una mayor contradicción en la teoría liberal que los cargos sean vitalicios y la elección a dedo. Pero en tercer lugar, y como prueba del conservadurismo del monarca y de la constitución, el derecho al sufragio quedaba restringido a los propietarios de tierras y además, había que reunir ciertas condiciones (una determinada cantidad de tierras, etc.). Junto a estas tres ideas nos encontramos con otra serie de prerrogativas que el emperador ostenta. El emperador tiene poderes para vetar la legislación, es el que nombra a los ministros, es el que designa a los jueces y tiene el derecho a disolver la cámara. Teóricamente nos encontramos con una constitución que garantiza las libertades, etc. ¿Por qué este juego dentro del mundo constitucional brasileño de 1824? Porque aquí se trata teóricamente de establecer un Imperio liberal, pero si se aplica esta teoría liberal, se está atacando directamente a la estructura social brasileña, porque en el concepto brasileño, libertad e igualdad se conjugaba con el derecho a la propiedad y la propiedad, son los esclavos. Esta forma de intentar compaginar un estado nuevo con una sociedad vieja, traía una serie de consecuencias indirectas importantísimas y destacan:  El mantenimiento de la esclavitud, esclavitud que ya no existía en el resto del mundo.

30

 En un país demográficamente poblado si no se es propietario se está excluyendo del derecho del sufragio al campesinado, y a los pobres de las ciudades, una parte importante de la sociedad brasileña, incluso hasta hoy en día. Es un pueblo marginado porque por la propia constitución de 1824 y por ese intento de conciliar liberalismo y conservadurismo en Brasil, se crea un concepto de clase social fortísimo, peligrosísimo e injustísimo; concepto de clase que de alguna manera representa la conciencia política brasileña. Ese concepto de clases habrá que esperar hasta el 2003 para que se intente romper. Es una sociedad maniatada, oprimida, provocada por un sistema primero colonial, y después, imperial, pero que posteriormente no cambiará incluso cuando llegue la república. Nos falta añadir el que Brasil al no haber tenido revolución, al haber tenido una transición pacífica, no ha roto con la Iglesia católica y entonces el emperador es el emperador y tiene también un poder absoluto sobre la iglesia en Brasil. El emperador conserva los plenos poderes de patronato y además tiene el derecho de intervenir entre la Iglesia brasileña y Roma, es decir, nombra a los arzobispos y obispos, cobra los diezmos y paga al clero, con lo cual la Iglesia hace piña absoluta con el sistema, fenómeno que no parece en el resto de Hispanoamérica. La conclusión es que PEDRO I es un monarca absoluto. ¿Quienes se asombran de este comportamiento? Los liberales y en 1824 protagonizan una violente rebelión que proclamó en una zona de Brasil, una república independiente, esa República Independiente se llamó la Confederación de Ecuador. Esa rebelión dirigida contra un monarca absoluto es reprimida con una violencia absoluta, sin piedad y eso, molestó e indignó de forma increíble a los liberales y si a eso le añadimos el trato preferente que el monarca daba a Portugal, enfrentamos a los liberales con el sistema. No sólo se enfrentan a él por la constitución y por la deferencia a los portugueses, sino que PEDRO I además era pro-británico, porque PEDRO I simplemente busca dinero y lógicamente la ayuda británica es obtenida por PEDRO I con facilidad. El inconveniente era el comercio de esclavos. Estamos en una época en la que el comercio de esclavos ha sido declarado ilegal teóricamente en todo el mundo e Inglaterra es la abanderada de la causa esclavista, es la que más empuja para que desaparezca la esclavitud (cosa curiosa porque los ingleses han sido tratantes y comerciantes durante generaciones y generaciones). Si quisieran la ayuda británica tendrían que suprimir la esclavitud y eso, era imposible por el tipo de economía (café y tabaco), economía que necesitaba gran mano de obra y además barata, es decir, esclavos. Ante esto PEDRO optó por el camino de en medio, es decir, promulgar una ley en 1826 en la que suprimía, abolía el comercio de esclavos, pero esa ley entraría en vigor tres años más tarde, en 1829. No está suprimiendo la esclavitud, sino el comercio de esclavos que es algo muy distinto; está contentando a los británicos y manteniendo la esclavitud. A partir de este momento, entre en juego, el contrabando de esclavos. Además esta ley llevaba aparejada una serie de problemas: ¿de dónde sacamos ahora los esclavos si está prohibido comerciar con ellos? Será más caro. Pero de alguna manera se mantiene sin tocar la estructura económica de Brasil durante unos pocos años, porque la causa de la abolición, era la causa más importante de todo Brasil, porque se identificaba al mantenimiento de los esclavos con la defensa de los intereses nacionales, luego, la causa de esclavos adopta un estatus especial y particular en Brasil. Es indiscutible que PEDRO I no servía y si a eso le añadimos que coincide que en estos años Brasil se enfrasca en una guerra en la banda oriental del país desde 1825 por una zona (la Provincia Cisplatina, Uruguay) que se la disputaba con Argentina y que perjudicó de una forma importante por la independencia, el circulo estaba cerrado.

31

Los ingleses siguieron aportando dinero pero lógicamente, los británicos sabedores de la necesidad de Brasil, de mantener un comercio importante con ellos, firmaron un tratado comercial en 1827 que de alguna manera era una continuación de otro tratado firmado en 1810 y que dejaba clarísima la posición de favor otorgado a Inglaterra. En este tratado de 1827 se establece por parte de Inglaterra unos impuestos, especiales a los productos brasileños, pero esos impuestos eran del 180% para el azúcar y del 300% para el café. Hay que tener en cuenta que Inglaterra es la I potencia del mundo, tiene muchas colonias y Brasil tiene productos muy competitivos con el resto de las colonias. La elite brasileña que es propietaria y productora de café y azúcar esa tarifa les frena la independencia brasileña, porque el producto no es competitivo, frena los aduaneros y se inicia una recesión económica, el nivel de vida desciende, especialmente para los pobres, porque para los hacendados, los Facendeiros, su nivel de vida no desciende y, se preguntan para qué les ha servido la independencia; para nada y eso provoca que en 1832 varios grupos de descontentos se reúnan (sectores populares, liberales brasileños, cierto número de diputados) para presionara al emperador con el fin que cambiara su política. Pero los grupos descontentos tienen poco peso APRA desplazar a PEDRO I y la circunstancia cambia cuando se unen a ellos, el ejército, un ejército que exige entre otras reivindicaciones, el cese de todos los oficiales portugueses que dirigen el ejército brasileño. En este momento en el que la presión militar se une a la sociedad, PEDRO I abandona el trono, abdica a favor de su hijo y se marcha a Europa, pero el problema va a residir en que su hijo tiene 5 años. Así, se establece una regencia. La abdicación de PEDRO I en su hijo pacifica de alguna manera a Brasil por una razón sentimental, Pedro, el hijo ha nacido en Brasil, está siendo educado en Brasil y eso, significa hacer el trono brasileño verdaderamente y no portugués, significa dar un paso más hacia la Independencia de Brasil. Los beneficiarios de la regencia son los liberales, liberales procedentes de Río de Janeiro, de Sao Paulo y de Minas Gerais. Esos liberales que acceden al poder con el niño son los brasileños acaudalados porque en estas tres zonas es donde se concentra la mayor riqueza de Brasil y no hay que olvidar que es un régimen de hacendados. Liberales al poder, perfecto, pero hacer un régimen auténticamente liberal lleva aparejado implicaciones sociales muy importantes. Son regentes, pertenecen a la clase dominante, terratenientes y propietarios de esclavos. Políticamente apoyan a la monarquía, pero en conjunto, a pesar de declararse federalistas, antimilitaristas, son conservadores y cambiar al estructura social de Brasil les puede acarrear la ruina y en un tema tan candente como la esclavitud, van a ir dando bandazos durante muchos años. A parte de todo esto, la moderación impera. Las medidas que toma la Regencia Liberal son que, haciendo gala de su antimilitarismo, crean una Guardia Nacional, cuyo objetivo era que sustituyera al ejército en sus misiones de política interior. Esto lo hicieron fundamentalmente por un motivo, porque eran conscientes que el conjunto americano era peligroso; estaban rodeados de Dictaduras Militares y por otra parte, porque el ejército regular era en gran medida insubordinado y los oficiales no gozaban de la confianza necesaria. La Guardia Nacional (Guardia Civil) está sujeta al Ministerio de Justicia y es, más que una milicia, una fuerza policial con una base municipal muy importante, porque esa Guardia Nacional en sus diferentes ubicaciones, va a estar controlada por los jueces de paz y las elites nacionales. Ahí, está quizá el problema de la Guardia Nacional. Así, el objetivo con el que se crea, se descodifica porque son esas elites nacionales las que suministran esos mandos locales, los que en Brasil se denomina “Coroneis”. La segunda reforma liberal es importante también porque es la creación de un nuevo Código Penal. Ambas reformas son del año 1831. El Código Penal es

32

importante porque aquí sí se ve la tendencia liberal; es quizá la ley más pre-clara; es la más liberal porque fortalece los poderes de los jueces de paz que son electos, introduce la institución del jurado y el “Habeas Hábeas”, que es esencial en cualquier región judicial democrática. Esto en 1831 en Brasil comparado con el resto de Hispanoamérica es algo bastante importante. En definitiva hay una tendencia muy grande a defender la libertad individual. En la tercera gran ley se trata de reducir el poder ejecutivo (lo cual es perfecto, desde el punto de vista teórico) y fortalecer el legislativo, pero esta ley es más ligera, porque los intereses creados impidieron realmente el vuelco que pretendía la ley, el que el legislativo controlara al ejecutivo. Por el contrario sí se consigue la supresión del Consejo de Estado que había creado PEDRO I. El Senado y el poder moderador se conservan con las mismas características que tenían. En resumen, este programa liberal que se desarrolla entre 1831 y 1835, modera el absolutismo y el centralismo de las instituciones imperiales, pero tampoco cede ante exigencias más radicales como por ejemplo, hablar de República o de Federación. Es un programa que no satisface (igual que otros programas del siglo XIX) ni a conservadores ni a radicales liberales. Estos últimos que han perdido el control del movimiento liberal ante los Facendeiros, siguen teniendo ciertas oportunidades políticas en las provincias, ya que las reformas no se cumplen en su totalidad en la mayor parte de las provincias del estado brasileño; ocurre de alguna manera lo que ocurría en el resto de Hispanoamérica en época colonial: legislar y no cumplir. Por eso los radicales en las provincias tienen ciertas oportunidades. En esas provincias el gobierno es sustituido por el poder de la elite local y así, muchas de las instituciones provinciales se terminaran por convertir en instrumentos de opresión. Los jueces de paz se convierten en una herramienta de las familias locales y en muchas ocasiones son partes interesadas en las disputas locales en lugar de servir como árbitros. Lo mismo ocurre con la institución del jurado que no fortalece la administración de Justicia, porque los jurados o eran tímidos o, estaban presionados, amenazados y, el resultado de la Ley del Código Penal no se observa en las provincias. La Guardia Nacional lejos de ser una milicia de los ciudadanos, terminó cayendo en manos de las elites locales y de sus agentes que la sobornaban. Además, en 1834 se promulga dentro de la legislación judicial, el Acta Adicional, que dotaba a las provincias de Asambleas Legislativas Autónomas. Esto hizo debilitar aún más el control, porque las elites locales aumentaron su poder político, porque se adentraron en ellas. Además ese programa liberal no alteró en ningún momento la estructura social. No la alteró porque por encima de cualquier deseo liberal, se imponía la realidad, es decir, la esclavitud como realidad básica de la vida brasileña. No obstante y como resultado a pesar de todo, las reformas tuvieron un efecto desestabilizador en la sociedad, porque ante el miedo a que apareciera alguna legislación de tipo social, llevó a las elites sociales a practicar una política sectaria, de defensa de sus intereses por encima de cualquier interés nacional o de cualquier proyecto que supusiera atacar sus privilegiadas posiciones. La prueba evidente que esa política sectaria, contraria a la liberal, se desarrolla en estos años, es que entre 1831 y 1848 estallaron en el país 7 revueltas importantísimas. Esas 7 revueltas tenían todas, claramente una tendencia separatista; tres de ellas proclamaron gobiernos republicanos independientes. En definitiva estamos en una sociedad donde priman los intereses privados a los generales. Esa lucha entre la política provincial y central hace que se fortalezcan las divisiones ideológicas en Brasil en el seno de la elite. A partir de este momento (1830-1834) es cuando claramente se advierte la diferencia entre el partido conservador y el liberal. Esos dos partidos consolidados ya como ideologías, van a ser los protagonistas de toda la historia del II Imperio Brasileño, es decir, la historia de PEDRO II.

33

Hay una tendencia dentro de la tendencia conservadora a preservar, a retornar a los conceptos de orden, autoridad y gobierno centralizado. La prueba evidente que esa tendencia que surge provocada por el dislocamiento de la política provincial, hace que los conservadores en las elecciones de 1838, obtengan el poder con un personaje a la cabeza, el I Ministro, PEDRO DE ARAUJO LIMA. El gobierno de ARAUJO LIMA es en definitiva una alianza de magistrados y plantadores de azúcar y café. La idea central de este gobierno conservador es que piensa que el liberalismo radical no era el adecuado para el desarrollo que tenía Brasil entonces, ya que Brasil tenía una necesidad básica en esos momentos que era por una parte el orden social (mantener la esclavitud) y por otra, la unidad nacional. La garantía del orden social y la unidad nacional es de un gobierno fuerte; volvemos al centralismo. Así las reformas liberales que hemos desarrollado no entran dentro del sistema conservador. Así el objetivo es restaurar el centro frente a la periferia. Ese II Imperio inaugurado tras la mayoría de edad de PEDRO II (15 años), comienza con los conservadores y, lógicamente reducen el poder de las Asambleas provinciales (Mayo 1840) y en Noviembre de 1841 se restablece el Consejo de Estado. Así, con esta forma de actuar había que eliminar al legislación anterior, mediante un referéndum en las urnas; convocan elección en Mayo de 1842, disuelven las Cámaras y lógicamente los liberales, sobre todo los radicales, sintieron que se volvía al pasado más negro de la historia de la independencia brasileña y se alzaron en rebelión. En 1842 vemos zonas como Sao paulo o Minas Gerais que son invadidas por rebeldes. Lógicamente el ejército vuelve a ocupar un puesto importante y se encarga de aplastar esas rebeliones. Pero como el tiempo pasa, los liberales intentan de alguna manera participar en el proceso político activo y eso hace que Brasil, entre en una etapa política muy curiosa, la llegada de un Consenso entre liberales moderados y conservadores, alternándose en el poder. En definitiva, entre el poder del partido conservador y la unión que a veces hacen los liberales moderados con los conservadores, entramos en un período en Brasil denominado Renacimiento Conservador Brasileño. Ese conservadurismo obedece a la elite, a los propietario, a los que practican la política y por otra parte, a la economía, ya que estamos en un momento en que dentro de la economía brasileña está apareciendo un nuevo sector que está tomando un impulso y un auge increíble, el sector del café. Brasil había vivido fundamentalmente del azúcar y de la extracción de minerales. El sector cafetero tal es u fuerza que los beneficios derivados de la producción y la exportación del café fortalecen al partido conservador; eso explica el conservadurismo, porque los Facendeiros, eran poderosos terratenientes y además estaban poniendo en auge y explotación, una producción con una importante mano de obra, pero mano de obra barata, es decir, la esclavitud. El café era una importante contribución a las arcas del estado. El componente burocrático del conservadurismo se ve reforzado por los nuevos cafeteros, pero por muchos que ellos quisieran mantener al esclavo, estamos en la mitad del siglo XIX y la trata, había sido suprimida en todo el mundo; la trata políticamente aislaba a Brasil internacionalmente y los gobiernos brasileños empezaban a perder credibilidad porque estaban manteniendo una convivencia con lo ilegal increíble. Además Gran Bretaña amenazó con intervenir, bloqueando las aguas brasileñas si fuera necesario para acabar con la esclavitud. Como perdían credibilidad en 1850se aprobó un proyecto de ley mediante el cual, se establecía un Tribunal Marítimo Especial para tratar los casos de comercio de esclavos que se interceptaran en aguas brasileñas. A partir de él se juzgaría a los contrabandistas de esclavos pero, como piratas, es decir, con la legislación de la piratería. Entre las acciones británicas, la respuesta brasileña con los Tribunales Marítimos Especiales y la postura internacional, el tráfico de esclavos desapareció y

34

la agricultura brasileña a partir de 1850 tuvo que empezar a adaptarse a la pérdida de esa mano de obra y a intentar buscar una alternativa, es decir, la emigración. Pero es cierto que a partir de este momento es difícil introducir un esclavo en Brasil; pero se sigue manteniendo al esclavo. En Brasil eran 7,5 millones de habitantes y un 45% de ellos seguían siendo esclavos. Ese porcentaje lógicamente estaban excluidos de la vida política, privados de cualquier sentimiento de nacionalidad y si a eso le añadimos, que los no propietario o los analfabetos tampoco participaban en al vida política, en Brasil votaba una elite muy reducida y una minoría de la “clase media”. Era una situación que no se podía mantener porque Brasil era un país dinámico, quizá el más dinámico de Latinoamérica en cuanto a economía y evolución. Esa situación se termina rompiendo cuando aparece el último gran ministro conservador del siglo XIX, el MARQUÉS DE PARANÁ. A su muerte (1856) se abre en Brasil un período electoral que aumenta la representación liberal en el parlamento y se canceló por ello, esa política conciliadora entre los conservadores y los liberales moderados. Así, los liberales radicales empiezan a presionar. Ese aumento de la presencia liberal provocó que ya empiece a surgir la tendencia hacia el republicanismo en Brasil. Si a eso le añadimos que PEDRO II sube al trono apoyado por los liberales, es un monarca relativamente conflictivo, el mantenimiento de la monarquía se tambalea. PEDRO II es conflictivo porque había sido educado por los liberales (Regencia Liberal) y fruto de ello, era su postura masona; era un emperador masón y a la vez es jefe de la Iglesia Católica en Brasil. Eso es pésimamente visto por el Vaticano y además en la década de los 60, apareció la Bula de PÍO IX contra la masonería; el choque entre la autoridad monárquica y la autoridad eclesiástica estaba totalmente servido. Además se produce otro fenómeno muy importante, la crisis de la caña de azúcar porque aparece un producto alternativo más barato, la remolacha azucarera. Así, el café en Brasil se convierte en el producto nacional por excelencia. Todo ello altera la estructura social de la elite brasileña, porque hasta entonces estaban los azucareros y los mineros en la cúspide de la sociedad elitista de Brasil. Apreciamos un giro importante social en Brasil hasta tal punto que ese café termina pro decidir el crecimiento o el descenso de determinados sectores oligárquicos en el Brasil de la II mitad del siglo XIX. En segundo lugar, termina por producir que la riqueza económica se desplace geográficamente de unas zonas a otras dentro del país; se desplaza hacia las zonas productoras de café, lo que explica que regiones como la de Campinas, que tienen hasta este momento poco peso, se conviertan en la primera zona económica de Brasil. El lugar del café llega a ser tan importante que a partir de los años 60, el café supone el 70% del total de las exportaciones brasileñas a pesar que se cultivan tabaco, azúcar, extracción de minerales, etc., lo que supone un florecimiento urbano de la zona de Río de Janeiro que controla el producto y que hace que Río incapaz de absorber la exportación, ponga un segundo puerto de exportación en Santos. Esta expansión del café se ve acompañada de la necesidad de creación de vías de comunicación y ahí, entran los ingleses para crear la infraestructura de ferrocarriles brasileños y, ese auge de las comunicaciones, aceleró de forma importante la economía del país e hizo que junto a la oligarquía y a los terratenientes clásicos, apareciera una burguesía comercial que se dedicaba fundamentalmente a exportar, a comerciar. Esa burguesía comercial es de corte liberal, moderna y apoya la desaparición de la esclavitud. Hasta tal punto es así que en estos años aparece el partido Abolicionista. La situación llegó a tanto que en 1871 PEDRO II dictó una de las leyes más transcendentales para hacer desaparecer la esclavitud, la Ley de Libertad de Vientres, lo que quería decir que todo negro nacido de madre esclava, se consideraría libre a partir de 1871.

35

A partir de este momento la situación se va empeorando; en 1870 asistimos a un manifiesto republicano; en 1888 se suprime, se deroga la esclavitud por ISABEL, hija de PEDRO II y lo más catastrófico es que la ley se firmó sin ningún tipo de indemnización económica para los propietarios de esclavos. Así, entre la aparición de una burguesía claramente republicana, la pérdida de la esclavitud, un monarca excomulgado y un cambio económico como fue la explosión del café, llevaba a la idea que la monarquía era una forma obsoleta de gobierno. A esa monarquía que ya nadie la quería, solo le faltaba un golpe de estado. Ese golpe (Cuartelada) lo protagonizó el General DEODORO DE FONSECA en 1889 y se proclamó la República, donde el I presidente sería sin duda el propio general. TEMA 6 : REFORMISMO Y LIBERALISMO EN IBEROAMÉRICA Este período cubre los años 1850-1875/80 aproximadamente. Es un tema crucial porque nos abre los ojos ante una nueva realidad, la consolidación del pacto colonial. Es una época en la que un nuevo orden económico comienza a aparecer en América Latina. En este período ocurren fundamentalmente tres fenómenos:  De tipo ideológico que lleva aparejada una actuación económica que es la afirmación de la ideología Positivista que impera en Europa y que se traslada al mundo Iberoamericano.  De intervención europea militar importante producida por una parte por la “política de prestigio” de Europa hacia el mundo colonial y por otra, por intereses económicos. Es una época del Reino de Mosquitia, de la Guerra de México de BENITO JUÁREZ que se enfrenta a la coalición anglo-hispana-francesa y que tiene como objetivo principal imponer un Imperio francés; la Guerra del Pacífico.  El fenómeno económico. Es la época del surgimiento del gran proyecto de la oligarquía. Ese surgimiento para el futuro de Latino América se materializa en el comienzo de las exportaciones masivas de productos hacia Europa por parte de Latino América. Es cierto que la conquista de la estabilidad política es muy deficiente aún en los años 50. México está convulso, Argentina está más tranquilizada, pero en otras zonas como Perú o Bolivia que soportan regímenes dictatoriales, civiles, no dan pie para pensar en que es posible ese cambio económico. No obstante, la coyuntura económica mundial va a provocar ciertos cambios en el mundo hispano. Comienza a producirse en la economía solamente, un posicionamiento diferente al que hasta este momento hemos visto. Ese posicionamiento es fundamentalmente de apertura hacia el exterior que se materializa en una mejor relación con Europa. Lógicamente esa mejor relación no es sólo empujada por los países latinos, sino sobre todo, por Europa, por una razón muy simple: estamos a mediados del siglo XIX; se han producido las revoluciones industriales y Europa a experimentado en lo económico, un cambio importante; ha aumentado su producción y empieza a producir stocks, empieza a sobreproducir y lógicamente se encuentra ante un doble problema:  Colocar esos excedentes de producción en el exterior.  Necesita materias primas. Luego aquí, vemos el hecho trascendental de América Latina; la producción de materias primas y la recepción de productos manufacturados. A partir de este momento Hispanoamérica razona y cambia sus relaciones con Europa, porque se da cuenta que puede ser la gran proveedora del mercado europeo en lo que se refiere a materias primas y como se hace consciente de ello, aumenta, va a aumentar poco a poco su producción de materias primas enfocada a la exportación hacia Europa. Junto a esta coyuntura internacional coincide otro fenómeno que es coyuntural también, no es privativo del mundo Latino, pero que ayuda de una

36

forma importante a la consolidación de este pacto económico entre Europa y América, que termina convirtiéndose en un pacto neocolonial. Esa otra coyuntura es la revolución de los transportes: estamos ya a mediados del siglo XIX y la renovación de los transportes es en esta época crucial porque aparece el barco a vapor. Hasta ese momento las comunicaciones, no sólo entre zonas de América, sino entre América y Europa, eran comunicaciones muy lentas, con muchos problemas e inconvenientes, es decir, la navegación a vela. Hasta ese momento salir de un puerto inglés por ejemplo, y llegar a un puerto americano suponía tres meses de viaje. Los naufragios estaban a la orden del día, el avance del barco dependía de los vientos, había que realizar paradas para el avituallamiento etc. Con el barco a vapor esa distancia en el tiempo se reduce a un mes; además se ganaba mucho en seguridad, siendo importante para el fenómeno de la exportación e importación, porque determinadas materias primas eran difíciles de exportar, ya que se podía estropear; ahora se transportan y llegan en condiciones dignas a Europa. Así, la producción en América Latina con vista a los mercados europeos, aumenta. Además también se desarrolla lo que podemos denominar transporte nacional en América, es decir, la navegación de cabotaje; una navegación costera que no se aleja demasiado de la costa. Esa navegación permite mantener un contacto mucho más rápido y fluido entre la fachada pacífica y la atlántica del mundo Hispano. Lo mismo ocurre con la navegación fluvial, que era muy escasa en Hispanoamérica y a partir de este momento alcanzó un crecimiento también muy grande, lo cual propició conectar la zonas costeras con el interior e incentivar el comercio. Y a esta red de transportes se le une otra coyuntura económica totalmente ajena al mundo Hispanoamericano, pero que indirectamente le influyó en muchos aspectos positivos, el descubrir el oro de California. Es una teoría muy discutida; hay quien dice que ese descubrimiento no tendría que suponer nada para Hispanoamérica, porque sólo favorece a Norteamérica; otros dicen lo contrario que favoreció la fachada pacífica e incluso la atlántica. Ese descubrimiento se produce cuando prácticamente está conquistado el oeste por los EE. UU.; los caminos de penetración norteamericanos del Este al Oeste eran fundamentalmente dos caminos de caravanas: el camino de Oregón al Norte y el de Santa Fe al Sur. Aventurarse a cruzar EE. UU., con todo lo que significaba era muy arriesgado y complicado y cuando se descubre el oro en California, hay un fenómeno migratorio importante del Este hacia el Oeste de EE. UU., y en concreto a la zona de California. Entonces se busca una alternativa marítima a esa emigración; era un viaje bestial pero seguro, bordear el cono sur de América. A partir de 1855 los norteamericanos construyen un ferrocarril en la parte más estrecha de Panamá. Por eso precisamente es por lo que los ingleses quisieron situar en Panamá el Reino de Mosquitia; eran conscientes que se convertiría en un gran negocio. Pero mientras eso se desarrolla, la vía de circulación básica es dar la vuelta a todo el cono Sur. Eso suponía para los puertos hispanoamericanos mucho, porque los puertos aumentan económicamente hablando, de una forma extraordinaria, porque se incentiva la acumulación de todo tipo de productos para abastecer a estos barcos. Pero también supone mucho para los países del Pacífico, económicamente hablando, porque en California a parte del oro, no había absolutamente nada, no había pueblos, producción agrícola, etc. De ahí, la importancia del descubrimiento del oro en California, porque son los países de la fachada pacífica los que avituallaran a esa California, pero sobre todo, beneficiará a Chile y a Perú, en cuanto a cereales. La venta de trigo destinada a California es totalmente increíble; además también se produce una gran

37

emigración hispanoamericana a California; en el momento en que aparece San Francisco, se funda el Barrio chileno, que aún se sigue manteniendo. El resultado de todo ello es un afianzamiento de un nuevo sistema económico; la exportación de materias primas que ya no son minerales, que hasta ese momento era desconocido para los hispanos. Este auge comercial tiene otra consecuencia indirecta urbana en las zonas costeras, el cambio del aspecto de las ciudades. El tono de la vida urbana costera hispanoamericana se hace mucho más europea (con muchos matices); empiezan a funcionar las bolsas en las capitales, como por ejemplo, la Bolsa de Buenos Aires; la ciudades empiezan a trasformarse arquitectónicamente, urbanísticamente y socialmente de una forma importante. Las clases altas empiezan a desplegar una intensiva vida social; aparece una pequeña clase media urbana, fruto del auge económico y al mismo tiempo, asistimos a un cambio urbanístico tremendo, por ejemplo, hasta los años 50 la única iluminación que tienen las ciudades era la de antorchas situadas en las esquinas de las calles que se alimentaban con grasa de vaca (parecido a una ciudad medieval). A mediados de los años 50 no había alcantarillas en la mayor parte de las ciudades y se practicaba el famoso sistema medieval. A partir de este momento entra la luz de gas; es Buenos Aires, Valparaíso, Río de Janeiro, Montevideo, Santiago de Chile, las primeras ciudades que aplican este sistema a la iluminación. También son las primeras que ponen en marcha el alcantarillado. El empedrado de las calles también entra en el mundo hispanoamericano. Todo empieza a ponerse en marcha lo que se manifiesta por ejemplo, en los teatros, en el cambio del sistema de construcción de las casas en los centros importantes que ahora se construyen en cuanto al sistema europeo, etc. Junto a ese modelo de ciudad que siguen manteniendo, se importó el modelo de casa, una especie de cortijo con un patio central con una fuente y plantas verdes, un portón de entrada para los carruajes, y alrededor una galería de habitaciones. Ese sistema se sustituye pro al casa de tipo europeo; un hall de entrada que desemboca en un gran salón con escaleras de mármol para subir a los pisos superiores, aparecen los techos pintados, etc. Se produce todo un modelo de importación de producción europea hacia América Latina, a veces irrisorio; se pone de moda el estilo chinesco, las damas imitan las modas europeas, pero manteniendo siempre su arraigo criollo, etc. Son unos cambios que pueden parecer simpáticos y anecdóticos, pero dicen mucho de cómo está cambiando aquel mundo, por esa conexión. Este tipo de “desarrollo”, tiene una parte negativa muy importante, y además impactante. Si estamos aumentando la producción cerealística, ganadera, de cítricos o de productos tropicales, por ejemplo, ¿habrá que aumentar la explotación de la tierra? ¿Quiénes tienen esas tierras? Los indios, y paralelamente l aumento de la producción y la exportación se comienza a producir lo que podemos denominar el asalto a las tierras indias, unido al asalto de cualquier institución que tuviera tierras como pueda ser la Iglesia. Todo esto con una obsesión, cultivar para el mercado mundial, pero al mismo tiempo, se cultivaba para el consumo local, porque al aumento de la exportación, aumenta la circulación de dinero. Luego, ese aumento de la producción por una parte va dirigido a la exportación y otra, a los habitantes, pero lógicamente a consta de las tierras indias. América Latina se transforma entre los años 50-75 y hay dos fenómenos además importantes que contribuyen a provocar también se aceleración económica:  Una mayor disponibilidad de capital. ¿Como se materializa el primer fenómeno? Fundamentalmente en inversiones y préstamos a gobiernos por parte de capitalistas europeos. Esta forma de entrar dinero tiene su parte positiva y negativa. La parte positiva radica en que

38

un estado que todavía no ha salido económicamente hablando, del marasmo que había provocado la independencia y, que al no haber salido, no dispone de dinero en efectivo, ¿quién creaba una red fiscal allí? Nadie y, esto permite crear y desarrollar una infraestructura administrativa básica. Los gobiernos al contar con dinero fueron ampliando sus ministerios, creando dependencias, incentivando la creación e escuelas, institutos, manteniendo universidades, etc., que hasta este momento estaban prácticamente muertas o inexistentes. Al mismo tiempo hay un efecto secundario importante, se va consolidando el Estado. La parte negativa es que son préstamos a gobiernos que además adoptan una fórmula muy peculiar que es la devolución de ese dinero a largo plazo, lo que supone mayores intereses, muy altos, ¿por qué con la visión mercante, capitalista, que tiene Europa otorga estos créditos con estas condiciones? Fundamentalmente por dos razones: o Porque son conscientes de la riqueza potencial que en materias primas tiene América Latina. o Porque se apoyan dentro de la Teoría del Positivismo en una visión de futuro positiva del mundo Hispanoamericano que se materializa en que cada vez pedir más dinero y para cada vez producir más. Pero llegará un momento en que pedirán dinero no para pagar los créditos, sino para pagar los intereses de los créditos anteriores. Así, fue como funcionó el sistema y esta fórmula de préstamo es la que se implanta, no de una forma circunstancial, sino de una manera estructural, por sistema. Aquí es donde se consolida el problema de la deuda exterior de estos países. Además hay otro problema añadido, es que están creando un sistema económico artificial, desarrollista, porque esos sistemas económicos, están hechos con la aportación de dinero no propio, de dinero prestado que empieza a fluir como un río de lava constantemente sobre el mundo hispano. ¿Y si Europa deja de prestar dinero? ¿Y si se produce una crisis económica en Europa? Es un sistema no autóctono, dependiente totalmente de los otros. Así, por ejemplo, en 1857 cuando se produce una crisis económica en Europa, lo primero que hizo Europa fue interrumpir el flujo de dinero a Iberoamérica; afortunadamente fue una crisis corta y se reanudó ese flujo. Pero la crisis de 1873, fue mucho más profunda y los resultados fueron nefastos, manteniéndose hasta la década de los 90, produciéndose un retraso increíble en el desarrollo de las infraestructuras estatales, disminuyó la exportación, etc. Pero a pesar de todo no se busca otra alternativa al sistema. Lógicamente para recibir dinero había que ofrecer ciertas condiciones que les gustaran a esos prestamistas europeos. Así, cuando se produzca una crisis económica en Europa, no sólo no fluye el dinero hacia Iberoamérica, sino que además de no poder colocar los productos latinoamericanos en Europa, esos productos se almacenan y reducen su precio; es la Ley de la oferta y la demanda; cuando se produce una acumulación de esos stocks, hay que colocar los productos en el mercado a cualquier precio. Esto es un problema añadido, porque al mismo tiempo, tienen que estar pagando en efectivo los intereses de los préstamos o la amortización de parte de esos préstamos y ahí, no hay diferenciación de precios, luego al situación de América Latina, es de doble problemática; es una especie de red que se teje en el futuro de la economía latinoamericana y de la que no saben salir; como no se conoce otra alternativa, no se buscan otras soluciones y se sigue utilizando el mismo sistema. Es un sistema de alto riesgo tanto para los países latinoamericanos, como para los prestamistas. Así que, unido al condicionamiento de la devolución del dinero, los prestamistas exigen además otra garantía, es decir, el “Pacto Neocolonial”: que produzcan los países latinoamericanos todo lo que puedan, pero los prestamistas son los que comercializan y los que transportan.

39

Esto que puede parecer algo normal en cuanto a la Ley de oferta y demanda, es un lazo económica tremendo y supone una cláusula que en tono a la cual gira toda la entrada de capital extranjero en Latinoamérica, porque la comercialización y el transporte, son las partes que se benefician de esas tarifas. Cada vez se pide más dinero y cada vez, se exigen más materias primas de Latinoamérica y, ¿cuál es el remedio? Producir, producir, para poder mantener el equilibrio con los préstamos que tienen que devolver. Esto supone un dominio económico del mundo hispanoamericano realmente increíble que es el sistema que todavía está en vigor. En estos momentos en el siglo XIX, es Europa y en el siglo XX, será EE. UU. Como es un pacto muy beneficioso para el capital extranjero, con el paso el tiempo, va a querer un dominio de las fuentes de riqueza también y vemos, que sutilmente y con gran firmeza, el Neocolonialismo económico que experimenta Iberoamérica se va a aumentar, porque van a ir cubriendo, esos capitales extranjeros, otras facetas de la economía que no se limitan sólo a la producción. Por ejemplo, hasta este momento no había entrada en la minería y empezaron a controlar sectores mineros; controlaron la producción del guano y, en sectores inmobiliarios, entraron empresas de especulación inmobiliarias a las que además, se les concedía beneplácidamente la entrada. En este sentido no sólo estamos asistiendo al control indirecto de los productos, comercialización y transportes, sino también asistimos a una distribución de funciones que es ilógica para el equilibrio social, económico y político de los países, pero que es absolutamente lógico para un capital avasallador. En todo este proceso aunque sea de una forma artificial, se genera mucho dinero (en ambos casos), y aquí, reside el gran problema económico de América Latina contemporánea, ya que la distribución de riqueza no es homogénea, es partidista, porque el gran beneficiario es la clase dominante, los propietarios, los dueños de las grandes Haciendas, de las minas, del Guano, etc. Son los más beneficiados y no sólo porque venden las materias primas, sino porque además, la tierra con ese efecto de superproducción, se revaloriza. El gran hacendero tiene una gran propiedad dedicada a la producción que puede dar hasta tres cosechas al año; con esto, ven su capital multiplicado, de forma mobiliaria e inmobiliaria, de una manera increíble.  Una cada vez mayor capacidad por parte de Europa para las exportaciones Latinoamericanas. Esta mayor capacidad se materializa en un pacto que transforma a América Latina en productora de materas primas para los centros industriales europeos, pero a su vez, convierte a América Latina en recibidora, captadora de productos industriales, productos manufacturados europeos. Esta es la segunda parte del pacto. Esta forma de aprovisionar a América Latina, no es nueva; existe desde el siglo XVI, durante época colonial, donde España les aprovisionaba de “productos industriales perecederos” (ya que allí estaba prohibida la instauración de industrias) y ahora, ya no son productos de primera necesidad los que empiezan a llegar a América Latina. Las inversiones son de tipo fundamentalmente, metalúrgico, porque paralelo al aumento económico, hay que desarrollar l as infraestructuras de comunicación, por ejemplo, aparece el ferrocarril y esos productos de la metalurgia europeos son tremendamente caros. Existe otro ejemplo, en cuanto a la introducción del vapor, ¿qué producto necesita el vapor? El carbón, y América Latina no posee carbón, es una de sus carencias. Así, tiene que importar el carbón europeo para poner en marcha las máquinas de vapor y el traslado de ese carbón desde Europa es impresionante y carísimo. Esto supone que hay que pagar facturas de productos “modernos”, carísimos, intercambios con materias primas a bajo precio, por lo que la

40

dependencia se hace mayor; el gasto es más grande de productos manufacturados que los beneficios que se obtienen de la venta de materias primas. Como no conocen otra alternativa “todos” lo aceptan. Para aceptar todo este proceso hace falta una política librecambista; el Libre Cambio se convierte en la fe de todos los dirigentes latinoamericanos; no colocan ningún tipo de barrera a esta política, aunque sea peligrosa, ya que dependen del desarrollo de la infraestructuras. En este caso, cuando los países se dan cuenta que su balanza de pagas junto con su PIB baja, se suelen poner barreras, pero barreras proteccionistas, evitando así las competencias. El Libre Cambio tiene su pro- y su contra- en función de quién lo realice. América Latina se hipoteca. La clase terrateniente es la que más se beneficia, claro está. La clase media se beneficia en parte: se beneficia porque con el dinero que está entrando del exterior, se está manteniendo y desarrollando la infraestructura del estado (mayor capacidad de creación de hospitales, escuelas, vías de comunicación, etc.). Esos puestos de trabajo que se amplían, están ocupados por los hijos de la clase media que son los más preparados; si aumenta la infraestructura del estado, aumentan los puestos de trabajo. Pero existe también una parte negativa para la clase media, se está creando una infraestructura con dinero no propio, con capital del exterior, ¿y si deja de fluir capital?, ¿seguirá pagando el estado? No, deja de pagar, porque no tiene dinero para ello, estarían en crisis. Todo esto porque el Estado no tiene dinero propio y así, ¿qué hace la clase media? Nada, es un grupo creado para la oligarquía y no conocen otra alternativa al sistema; mientras que funcione, perfecto. Los factores secundarios estarían también son negativos; cuando una clase media posee dinero de sus puestos de trabajo, al amparo de ella va desarrollándose el pequeño y mediano comerciante, que dependen del gato del dinero de esa clase media urbana. Eso genera riqueza y todo parece funcionar bien. ¿Cuál es la verdadera víctima? El campesinado, porque les expropian sus tierras. Uno de los grandes fenómenos de este período es la expropiación de las tierras de los indios, porque hay que aumentar la producción y como el cultivo es extensivo y no intensivo, el indio se convierte en un “ex-comunero” y pasa de ser propietario a ser campesino subordinado a un terrateniente con una doble problemática: o Se les quiere introducir en una economía de mercado, cuando ellos no están acostumbrados a trabajar en ella, sino que trabajaban para una economía de subsistencia, par ala comunidad. Hay algunos que incluso practican aún el trueque. Además no reciben sueldo, ya que si se les paga, se encarece el producto que producen. A cambio les arriendan de su propia propiedad una parcela para que tengan su propia producción y “gratuitamente”; es el sistema más usual en el siglo XIX. A eso se le añade que no les pagan porque un campesino con dinero es peligroso, ya que puede considerarse independiente y abandonar la Hacienda. Si desaparece el campesino, la mano de obra, ¿quién produce? Debe ser así, una mano de obra atada. Nos encontramos con que el campesino asalariado es escasísimo en el siglo XIX en América Latina. o Se les explota laboralmente, porque con este sistema productivo lo único que se desarrolla es el sistema de la Hacienda y no sólo es un sistema de tipo económico, sino también social, porque el hacendado controla políticamente al campesino. A través del sistema de deudas también se aseguran al campesino, porque en la gran Hacienda, el campesino se provee de los productos de un almacén, donde se le fían esos productos. Esta fórmula la justifican diciendo que han recibido de sus antepasados una suerte de repartimiento entre los indígenas; luego si el campesino no tiene sueldo, está en la práctica esclavizado a la Hacienda. A eso le añadimos el ritmo de trabajo

41

que se les impone, porque dentro de un sistema capitalista hay que producir mucho y rápido; no existen jornadas de trabajo normales, sino de 12 horas o más. Es el sistema capitalista por excelencia, producir, producir.... Ho y en día los mayores capitales serían EE. UU. y Japón, pero además a esto se añade la manipulación del trabajador, por ejemplo, alegando que no se trabaja para la empresa, sino que ellos forman parte de la misma empresa. Esto ocurre en el mundo Latinoamericano, pero en el sentido de beneficiar a la empresa y no al trabajador. Se les exige ser unos trabajadores modernos, capitalistas y se les mantiene en una situación antigua (antiguos salarios, sin reivindicaciones). Es una forma tan injusta de tratar al campesinado que con el tiempo, esa presión terminará desapareciendo, es la Revolución mexicana de 1910, es la reivindicación de la tierra para el que la trabaja, etc. El sometimiento de la mano de obra es tan alta que a veces no es suficiente para mantener la producción; hace falta más mano de obra y piensan en la emigración. En esta época se produce un fenómeno curioso e importante, no sólo privativo de América Latina, sino también de EE. UU., el fenómeno de los “Coolies”. Proceden de China y son ciudadanos a los que se les paga el billete desde China hasta Latinoamérica a cambio de trabajar gratuitamente al Hacendado durante 4 ó 5 años, que es lo que ellos estipulan que es el coste del billete. Es una forma de esclavitud nueva e impactante. También pueden trabajar toda la vida, porque con el tiempo se introducen en el sistema y no pueden escapar de él; pasan de propietarios en propietarios e incluso, son vendidos. Este sistema es ejemplar en El Caribe. Es una forma de asegurar mano de obra y además, también existe el fenómeno migratorio típico del siglo XIX. Europa empieza a volcar sobre América Latina el excedente de su población, haciendo campañas de exportación muy interesantes: el emigrar a América Latina supone ser propietario de la tierra; es el gran sueño americano, ya que en Europa es imposible. Así, empieza a producirse la emigración masiva de Europa, una emigración que no es homogénea para el conjunto latinoamericano, sino que se vuelca sobre todo en la fachada atlántica:  Porque es la zona más cercana a Europa, con más tierras (Argentina, Brasil, etc.). En el resto de Latinoamérica el crecimiento poblacional es importante, pero no por el fenómeno de la emigración de forma masiva, sino por factores como el mayor índice en el nivel de natalidad de los latinoamericanos, unido a ciertas medidas médicas preventivas que se empiezan a desarrollar, y que desde nuestro prisma no le damos importancia, pero que desde el punto de vista latinoamericano son absolutamente vitales, es decir, las vacunas, suficiente para que descienda el índice de mortalidad. Así, si a eso le añadimos el importante nivel de natalidad, el crecimiento demográfico es absoluto. Entre que los latinoamericanos son muy fogosos y entre que el niño allí se concibe como una mano de obra, podemos entender perfectamente ese aumento; se valora mucho más a un varón que a una hembra; no es machismo, es necesidad. El caso es que hacia 1875 aquel mundo demográficamente hablando está cambiando de una forma espectacular, pro ejemplo: Argentina entre 1840-1875, triplica su población (se une emigración y aumento demográfico natural); en Brasil en estos años ocurre el mismo fenómeno; en Chile, se multiplica su población al igual que en Perú; en Bolivia, su población aumenta un 70% y, en México, que no es una zona migratoria importante, aumenta su población en un 50%. Estos dos últimos países son un ejemplo claro donde no llega el fenómeno migratoria pero sí aumenta considerablemente la población debido al mayor índice de natalidad y al menor índice de mortandad. Junto a ese crecimiento demográfico lo que más impacta del período son las cifras económicas, el crecimiento económico, (un crecimiento especial), como consecuencia del aumento de la producción, es espectacular y nos da la clave para

42

entender lo que es el Pacto Colonial, entender esa idea que América Latina se termina convirtiendo en la proveedora oficial de materias primas para Europa. Si el crecimiento demográfico fue rápido, el económico es más rápido aún; en 1880 la República argentina por ejemplo, ha multiplicado por 10 sus exportaciones. Es un caso espectacular porque esa cifra es de la mitad del país; en la zona costera de Argentina, las exportaciones se multiplican por 50, es decir, un crecimiento tremendo. En Brasil las exportaciones también se multiplican por 10 y en Chile por 50. A continuación de estos tres países que son los que más aumentan, también observamos que el resto de los países tienen un crecimiento moderado, pero grandísimo: Nueva Granada, que multiplica sus exportaciones por 7; Perú México que lo hacen por 2. Estos países, los de mayor crecimiento, son los que durante mucho tiempo fueron las zonas marginales del antiguo Imperio español y ahora son los que más crecen; por el contrario la zona del Caribe y los dos núcleos más importantes durante el Imperio, Perú y México, crecen ostensiblemente menos. Esto nos indica y nos conduce a la idea que los productos exportados son diferentes a los productos exportados tradicionales. Durante el siglo XVI, XVII y la primera mitad del siglo XVII, lo que principalmente se exportaba de América Latina, eran minerales y los dos grandes centros de minería, sobre todo de plata, eran Perú y México. Sin embargo, ahora vemos que zonas como Nueva Granda, Chile, etc., que no son especialmente ricas en minerales, experimentan un gran crecimiento, crecimiento que nos conduce a un fenómeno que será esencial para entender el desarrollo y el retraso de una economía autónoma americana, las hiperespecialidades productivas que se ponen en marcha en América Latina con el Pacto Neocolonial con Europa. Si Argentina multiplica por 10 su exportación, fundamentalmente las exportaciones son de cereal y ganado, en Chile, lo que se produce fundamentalmente es a parte del cobre, productos agrícolas y así, sucesivamente esto nos conduce a que el pacto Neocolonial lo que realmente pretende es conseguir el producto que realmente necesita y para ello, condiciona a los diferentes gobiernos a producir lo que específicamente ellos quieren. Es lo que se denomina booms productivos en economía y pueden ser estrictamente locales, afectar a un solo país o cubrir a más de un país, fundamentalmente por razones de tipo climatológico. Si observamos lo que produce Argentina vemos que aquí lo que fundamentalmente se exporta es trigo (Granero de Europa) y los cueros; poco a poco se introduce también la exportación de carne seca y salada conocida tradicionalmente como Tasajo. Chile fundamentalmente lo que envía a Europa es trigo unido con el cobre que es un metal que para las industrias europeas es esencial. Perú su primer producto exportado es el guano. Sin embargo, el café como boom productivo regional, se exporta desde Brasil, Venezuela, Nueva Granada y Centro América y lo mismo ocurre con el azúcar que se extiende por todo el área del Caribe y que llega con su producción hasta México. Estos booms productivos dejan a un lado la producción minera como fuente principal de exportación. Un país como México que es esencialmente minero, llega en estos momentos a exportar mineral con un 5% del total de sus exportaciones. La zona de Colombia cuando experimenta el boom productivo del café, hasta ese momento la exportación minera era del 80% del total, pero después quedará reducida a un 16% del total. Esta situación provoca un mayor o un menor crecimiento en los países según el tipo de materia que se solicite; pero en líneas generales el crecimiento económico es bastante bueno en conjunto para el mundo Latinoamericano y ese crecimiento, lleva aparejado un problema que había que resolver rápidamente, las comunicaciones, que son esenciales y además carecía de comunicaciones serias.

43

¿Cuál es lógicamente el medio de comunicación más importante en el último tercio del siglo XIX? El ferrocarril, que intenta correr paralelo al crecimiento económico; si no hay redes ferroviarias no hay posibilidad de exportar todo lo que se produce y, los gobiernos se empeñan en esta tarea, crearlas para el desarrollo del comercio, pero era un proceso caro y lento y desde este momento, va a existir un desfase enorme entre producción y posibilidad de exportación. Por ejemplo, en 1878 Argentina que es indiscutiblemente la república más desarrollada, tan sólo tenía 2.800 Km. de ferrocarril; eso no es nada comparado con la inmensidad geográfica del país. Chile en la misma fecha tenía tan sólo 1.500 Km. y lo que es más sorprendente, el gran México, tenía 600 Km. Esto provoca una cantidad de problemas, es decir, la inexistencia de una red de ferrocarril importante, a nivel de exportación e importación es absolutamente increíble y además hablamos de ferrocarriles muy primarios y en el caso mexicana aún más (no tenían vagones de pasajeros, etc.) El avance por tanto es muy desigual según los países. Además a eso se le añade que al mayoría de los países no piensan en haber creado una red de ferrocarril nacional, a unas redes con sentido de comunicación para todo el país, sino que el ferrocarril se construye atendiendo a las necesidades de exportación, es decir, un ferrocarril que unía la plantación o donde se produjera el producto, hasta el puerto y nada más; hay una desvertebración tremenda en la construcción; no se crea una red consolidada, serie, como en EE. UU., sino que es un problema que sigue existiendo porque la gran República argentina, está conectada perfectamente hoy en día con la costa, pero no existe esa comunicación en el interior, al igual que ocurría en Cuba con las zonas productoras de azúcar. Estos ferrocarriles y además como otro dato significativo, son construidos en su inmensa mayoría con capital británico, de una forma muy especial, porque los gobiernos solicitan préstamos específicos a los capitales británicos para construir los ferrocarriles. Hasta este momento los préstamos que se han dado lo han gastado para lo que han querido. Esto tiene un efecto tremendo, es decir, que esos ferrocarriles no son nacionales, sino de propiedad británica. Pero claro, al mismo tiempo como están concebidos por el sistema de préstamos generan unos intereses carísimos; este problema lo han tenido los Latinoamericanos hasta prácticamente los años 60-70 del siglo XX. Por ejemplo, en Argentina aún circulan trenes británicos y las estaciones de ferrocarril no son las típicas ni tópicas hispanas, sino que son inglesas. Esta fórmula les era doblemente gratificante a los británicos, primero porque se construía una red ferrocarril de la que eran propietarios y que era fundamentalmente para exportar productos, pro lo tanto el monopolio británico estaba asegurado; y por otra parte, al mismo tiempo, el estar creados pro préstamos, estaban los británicos recibiendo dinero por los intereses. Además estos intereses eran más altos por el grave riesgo que implicaba la inversión, porque se sabía que es inversión no iba a producir beneficios al capital invertido durante mucho tiempo. No obstante, el ferrocarril provocó con el tiempo, sobre todo en la época de la Edad de Oro (1880-1914), muchos beneficios económicos; pero en este período que comentamos, no. Y no solamente el capital británico obtenía altísimos beneficios ene l ferrocarril, sino que al mismo tiempo, hizo un gran negocio porque América Latina no tenía ni industria siderúrgica ni metalúrgica y hubo que exportar de Inglaterra todo el material para construir el ferrocarril; de ahí que en su forma, el ferrocarril sea totalmente británico. Es tal el monopolio británico que cuando la exportación con el paso de los años sigue aumentando porque aumenta la producción, llega un momento en que Inglaterra no puede absorber toda la producción e materias primas de América latina, porque le desborda y entonces, de alguna manera selecciona países a los que compra, es el caso por ejemplo de Chile, de Perú, Brasil o Uruguay que exportan casi en el 100% para Inglaterra.

44

Pero en cambio, hay otros países como Argentina, Venezuela o México que tienen que diversificarse el mercado porque Inglaterra no quiere ni puede absorber toda su producción, porque uno de los grandes productos es el cereal argentino, la lana y el vino, pero esa lana le hacía la competencia a la inglesa, una de los productos más punteros e Inglaterra. Esa lana argentina la compra Francia, Bélgica, España en proporciones muy considerables. A pesar que Inglaterra no controle las exportaciones de determinados países como Argentina, sin embargo, las importaciones hacia América Latina se desarrollan todas a través de Inglaterra, es decir, la red de intercambios está absolutamente en manos inglesas lo que genera un gran potencial económica a Inglaterra (es la época del Imperio Británico, la Época Victoriana). Este control británico de torpedear las posibilidades de importación e otras partes de Europa a América Latina y esta forma de selección de los productos, hace que, no solamente se mueva una gran cantidad de dinero, sino que el mundo financiero de América Latina esté prácticamente en manos inglesas, es decir, del sector bancario; son los bancos ingleses los que se ubican en América Latina, se asientan y son los intermediarios casi exclusivos en el intercambio de dinero metálico con Europa. Es más, la mayor parte de los dirigentes latinoamericanos usan a los banqueros de Londres como sus principales asesores financieros. Si los ferrocarriles son británicos, si Inglaterra monopoliza las importaciones, si redistribuye la producción, prácticamente no tiene rival y es muy difícil poner un pie en América Latina para poder llevase parte del mercado financiero que genera el Pacto Colonial. Sin embargo, y a pesar de la dificultad, existe un caso que intenta poner un pie por todos los medios en América Latina, Francia que empieza aumentando las exportaciones, fomentándolas hacia ella, aprovechando esa imposibilidad inglesa de absorber toda la producción latinoamericana. Las exportaciones francesas de Latino América, entre 1848-1860 pasan de 30 millones de pesos-plata a 120 millones de pesos-plata, que traducido a francosoro serían unos 600 millones, es una cantidad desorbitada. Esta línea de penetración que estamos citando se mantiene con muchos problemas hasta 1914, hasta la I Guerra Mundial, y en ese año se calcula que las exportaciones llegaban a los 6.000 millones de francos-oro, Luego mantienen una línea ascendente importante pero muy torpedeada fundamentalmente por Inglaterra y posteriormente por EE. UU. ¿En qué sitio consigue poner pie Francia? En aquellas zonas donde hubo menor presencia de capital británico. ¿Cuándo y por qué? Aprovechando una coyuntura histórica; estamos hablando de los años entre 1845-75/80 aproximadamente cuya coyuntura histórica es que EE. UU, por circunstancias de política nacional no está presenta en el mundo latinoamericano: la Guerra Civil. ¿Dónde? Colombia, Venezuela, Brasil, donde se producía cacao, algo que los ingleses no son especialmente favorables a incluir en su dieta. Sin embargo, muy al contrario que Inglaterra, Francia práctica una política americana incoherente e impropia para la época, ya que estamos en la época del II Imperio francés, con NAPOLEÓN III y esas ansias de extender, de crear otros imperios parecidos al Imperio francés en estos lugares del mundo es muy difícil de implantar. Para conseguir implantarse en América Latina, Francia contiene el capital británico e impide que entre el de EE. UU, tiene que esgrimir algo dentro de esa política imperialista francesa y argumenta que para cuidarse de la colonización de Norteamérica y frenar la colonización inglesa, había que establecer una especie de barrera, lo que ellos llaman una Barrera Latina y Católica frente a lo que podemos denominar, la América anglosajona y protestante. Es justo en esta época cuando se crea el término América Latina que es el que utilizan comúnmente todos para hablar de aquella zona. Es un contrasentido increíble, porque Francia utiliza esa palabra para justificar su presencia allí, porque Francia era una intrusa porque no había participado en la colonización del

45

continente, a excepción de Haití y poco más. El término de América Latina se impone al de Iberoamérica y al de Hispanoamérica. Lo de establecer una barrera ante la hipotética invasión anglosajona y protestante tiene también su lógica, ya que estamos hablando de los años 1850/55-75 y en estos años, aunque EE. UU, concentraba su mirada en el Caribe, ya había desarrollado sus mayores teoría imperialistas:  El Panamericanismo con MONROE (1823): “América para los americanos”. No querían a nadie del mundo europeo dentro de América.  El Destino Manifiesto con SERVARD, aunque el término lo propuso un periodista, O´SULLIVAN, en la segunda mitad del siglo XIX (1856), donde América es un pueblo elegido por Dios, tocado por el dedo de Dios para difundir y extender al resto de la humanidad la libertad, los derechos civiles, humanos, etc. Esta forma de entender la política neocolonial, le dio resultado a Francia mientras EE. UU, estuvo ausente del mundo Latino. En el momento en que finaliza la guerra Civil, a los EE. UU., no había quien los parara y la estrella de Francia empieza a palidecer. Además los latinos estaban tan entregados a Inglaterra en estos años que no les interesaba otra cosa. Inglaterra no tiene que hacer absolutamente nada, ni en materia política, ni diplomática para mantener esa entrega americana hacia ellos, ya que todos los países estaban endeudados con Inglaterra, es decir, esa deuda creaba unos lazos indisolubles. Además seguían pidiendo dinero a Inglaterra y ésta se lo seguí dando, luego, había una deferencia especial hacia todo lo inglés; de hecho, algunos país por muy poco, no pierden su afiliación hispana por coyunturas internaciones, como por ejemplo Argentina, ya que empieza a descender el poder inglés antes de la I Guerra Mundial, en sustitución de EE. UU. A partir de este momento comenzó la fobia inglesa. A un comerciante argentino lo único que quería era que lo citara la prensa económica y financiera inglesa, lo que resultaba un respaldo inglés absoluto. Estamos hablando de una entrega económica que se empieza a desarrollar en esta época y alcanza su cenit en 1900 que hace gravitar la sociedad latinoamericana y nos hace hablar de desarrollo, de crecimiento, de cambio de la sociedad, etc., pero estamos ante un nuevo colonialismo feroz. LA IGLESIA En todo esto hay que introducir la actuación de la Iglesia. Como reacción ante esta política de entrega a Europa y muy en especial a Inglaterra, país protestante, como reacción al liberalismo económico que se adopta la gravitación de la Iglesia es tremenda. La Iglesia durante toda la época colonial estuvo acostumbrada al regalismo de la corona española, las relaciones de la iglesia y el Estado están absolutamente unidas, concentradas y la corona le hacía constantemente concesiones a la iglesia. Cuando se produce el proceso independiente y se esgrime la teoría liberal para justificar la independencia, la iglesia queda situada de una manera muy molesta frente al poder temporal, porque si se aplica esa teoría, lo primero que hay que establecer en América latina es la separación entre iglesia y estado y hacer desaparecer las regalías. La iglesia tradicional, propia de la época colonial, es ideológicamente muy conservadora y esa iglesia tan conservadora había salido muy tocada de la etapa de la independencia, ya que representaba para el liberalismo, que significa la revolución, todo lo negativo: gran propietaria de tierras, la mayor prestamista de dinero, la mayor propietaria de esclavos, utilizaba las capellanías, las obras pías en su propio beneficio para prestar dinero, etc.; era una actitud muy mal vista. Cuando entra el liberalismo adopta la actitud de Guerra Santa contra ese liberalismo. Es una iglesia que va perdiendo la adhesión popular, frecuentan menos

46

la iglesia y se termina convirtiendo en el foco de resistencia conservadora dentro de los diferentes estados. Esta situación se agrava, porque cuando se produce la independencia, la corona española tenía el derecho de patronato, es decir, el derecho de “aconsejar” (imponer), los cargos eclesiásticos en América Latina. Cuando se produce la independencia y España se retira las sedes de la alta jerarquía desaparecen porque todas eran españolas y son sustituidas fundamentalmente por gente procedente de países europeos; son prusianos, franceses, italianos, los que son nombrados por la Santa Sede y estamos en una etapa en que el Vaticano es tremendamente conservador y los cargos se convierten así en cargos tremendamente conservadores. Es lo que se llama el triunfo del Ultramontanismo en Iberoamérica. Hay un arzobispo en Ecuador en esta época, SCHUMACHER que llega a Ecuador y se dedica a excomulgar a los políticos ecuatorianos porque no le dan a la iglesia el lugar que él piensa que se merece. A partir de este momento y por el enfrentamiento iglesia-estado, esos gobiernos, que pretenden quitarle privilegios a la iglesia, dentro de sus privilegios están sus posesiones; la iglesia se siente atacada por el sistema y reniega del liberalismo; son reacciones que obedecen a una política y a una economía determinadas. Pero la iglesia estaba en unas condiciones duras y difíciles porque es indiscutible que las fuerzas políticas a parte de promulgar su laicismo y defender la separación Iglesia-Estado, por detrás de esa ideología tenían otros objetivos, fundamentalmente la riqueza de la Iglesia. Hay lugares en Iberoamérica en los que el peso eclesiástico (peso económico) es absolutamente abrumados, como en México, Nueva Granda, Guatemala. Lógicamente había que enfrentarse a esta situación e intentar “colocar” a la Iglesia en su sitio pero, ¿de qué forma? Fomentando el anticlericalismo. Así, se argumenta que la iglesia tiene que dejar de ser una organización dependiente del estado, dependiente de las finanzas del estado en gran medida y, tiene que ser autónoma. ¿Por qué se apodera el anticlericalismo de la sociedad? Porque la iglesia ha perdido una gran parte de su prestigio en la sociedad, una sociedad que se declara creyente pero que no está de acuerdo con la jerarquía eclesiástica. Y esa iglesia que se considera perseguida y que cada vez más cuanta con menos fuerzas populares, se intenta convertir en una organización militante del sector no descatolizado de la sociedad, el sector que sigue siendo creyente, apoya a la iglesia, va a misa, etc. Esa actitud es muy combativa por parte de la iglesia y se materializa en una actitud de autocrítica hasta entonces inexistente en la iglesia católica iberoamericana. Son conscientes que la religiosidad popular sigue existiendo, pero que también la actitud de dominio que había ejercido la iglesia sobre la sociedad (político, económico), ya es muy difícil de mantener. Como resultado de la autocrítica y de la descatolización de la sociedad, la iglesia se autoproclama perseguida y cuanto más lo hace, pierde más prestigio en líneas generales frente a esas masas, ya que esas masas tienen una religiosidad popular, no ilustrada. Este fenómeno de la autocrítica y de darse cuenta que tienen que combatir porque se siente perseguida, hace que la iglesia busque determinados sectores sociales en los que apoyarse para mantenerse y, esos sectores están situados en el mundo urbano. ¿Qué sector no descatolizado se mantiene en el mundo urbano y puede servir de soporte a la iglesia? Un sector de la clase media, pero que es ilustrado y está preparado intelectualmente y no encuentra ubicación en este “Pacto Neocolonial”. Entre esos descontentos la iglesia se desarrolla e intenta así mantener su posición dentro de la sociedad. El resultado final es que oficialmente, la iglesia sigue manteniendo su nivel dentro de una sociedad liberal, pero cada vez más descristianizada e indiscutiblemente, intentar mantener ese nivel le hace mirar a la

47

sociedad y darse cuenta de la cantidad de problemas que tiene esa sociedad y es la iglesia, apoyada pro esa clase media, la que intenta convertirse por primera vez en su historia en una iglesia social. Debemos esperar mucho tiempo más para ver en el mundo iberoamericano una iglesia social. Esto se refiere al fenómeno de la teología de la liberación; fenómeno de los años 60-70-80 rechazado por el Vaticano porque la considera marxista. Por el contrario en el mundo iberoamericano se considera subversiva. Todos estos problemas vistos desde el lado político iberoamericano ahonda las diferencias entre conservadores y liberales en el segundo tercio del siglo XIX. La iglesia es uno de los grandes problemas de los partidos políticos y de sus dirigentes, porque desde el punto de vista político no es sólo un tema económico, sino que forma parte del liberalismo, la idea absolutamente básica de instruir a la sociedad, a los ciudadanos republicanos, en nuevas ideas, en nuevos valores y dentro de ese deseo de instrucción, el estamento eclesiástico y la unidad eclesiástica no encajan de ninguna de las maneras. A eso le añadimos que unido con un cambio de ideología hay que hacer reformas económicas dirigidas a apropiarse de la riqueza eclesiástica que domina la tierra iberoamericana. La interpretación liberal del Estado Moderno exige la regulación del papel del clero en la nación, y al mismo tiempo exige desarticular el sistema feudal que otorgaba a esa iglesia un poder económico, un poder social materializado en las tierras. En definitiva estamos en un intento de la laización de la sociedad y eso provoca unas polémicas durísimas entre conservadores y liberales en América Latina, porque para los liberales modernizarse equivale a educar a las nuevas generaciones a las ideas y a las necesidades del siglo. Claro, el primer paso es la escuela, es el defender y promulgar la enseñanza laica frente a la religiosidad y con eso posteriormente se producirá el enfrentamiento liberales-conservadores. Si a eso le sumamos que unido al intento de laización de la sociedad, se le añade la desamortización de los bienes de la iglesia, esto termina convirtiéndose en un enfrentamiento armado. El ejemplo más claro está en la Guerra de Reforma de BENITO JUÁREZ en México que se produce en estos años. Es el enfrentamiento de un presidente liberal con una sociedad conservadora y con una iglesia poderosísima como es la de México. La Guerra de Reforma no es el único ejemplo porque desde los años 185080, Colombia se convierte en un campo de batalla por el fenómeno de la educación entre liberales y conservadores. De lo que no hay duda es que el intento liberal para la sociedad latinoamericana es bueno, ya que estamos en una sociedad aún feudalizada. Pero no hay que olvidar que estamos en Latinoamérica y, ¿ese liberalismo es real o corresponde a determinados intereses? De lo que tampoco hay duda es que desde el proceso independiente los líderes independentistas se autoproclaman liberales: S. BOLÍVAR, FERNANDO DE MIRANDA. Ese liberalismo llega de Europa, es decir, no es un liberalismo autóctono, es copiado de Europa. Así, ese liberalismo europeo está hecho para cubrir las necesidad sociales, económicas y políticas de Europa y no corresponde a las necesidades sociales, económicas y políticas de Iberoamérica. Es un liberalismo francés, italiano, inglés o alemán. ¿Qué tiene en común la realidad política, económica y social alemana con cualquier país iberoamericano? Nada, pero es el único ejemplo que tienen y es en el que se han formado; es el seguimiento de SPENCER y COMTE (Liberalismo y Positivismo Europeo). Así, lógicamente intentar transplantar ese tipo de liberalismo al mundo latinoamericano resulta bastante difícil. Quizá el precedente más lejano en el tiempo de intentar copiar el liberalismo europeo sea Argentina. En 1837 se funda en Buenos Aires el “Salón Literario”, que era una especie de institución fundada por jóvenes argentinos que se proponían la regeneración social y política del país, inspirados en las ideas liberales europeas.

48

Quizá dentro de esta salón la cabeza más literaria fue E. ECHEVARRÍA. Éste impulsó la creación de una institución que se conoce como “Joven Argentina” (1937), copiada de una institución idéntica que existía en Italia, fundada por MAZZINI, un liberal en 1832 y que llevaba hasta el mismo nombre “Joven Italia”. ¿Cuál es la ideología de la “Joven Argentina”? ECHEVARRÍA se propone en primer lugar, liquidar pro completo lo que él llama “la herencia colonial”, porque todo lo que signifique la palabra colonia era igual a incultura, incivilización y obstáculo para el progreso. ¿Por qué? Porque la colonización se había mantenido sobre una base feudal. De esta ideología beberán posteriormente otros pensadores liberales iberoamericanos, pero indiscutiblemente argentinos. Hay dos grandes pensadores: SARMIENTO y ALBERDI. Ambos en sus escritos manifiestan que el final de las Guerras de independencia, sigue la victoria sobre el ejército español, pero no sobre el espíritu de atraso que España representaba. Para cambiar ese sistema feudal español, había que cambiar el sistema económico iberoamericano y ese sistema económico debía basarse en el desarrollo del sistema productivo con dos grandes ramas:  La modernización del campo, que aún era feudal.  La creación de industrias, inexistentes en América Latina durante los tres siglos de colonia y casi inexistentes hasta la mitad del siglo XX. Esta ideología tan heredada es magnífica, pero es una teoría, ya que como estamos en un país de grandes propiedades y los políticos bien liberales, bien conservadores, forman parte de la elite, si aplican en su totalidad la teoría liberal, están yendo contra sus propios intereses. De ahí, es de donde surge el “liberalismo hispanoamericano” que no es realmente un liberalismo, porque intenta modernizar el país industrialmente, pero no agrícolamente, por mucho que digan que la modernización del campo es básica. Ellos consideran un ejemplo de barbarie todo lo que esté fuera de su grupo intelectual, como por ejemplo los indios que vivían en comunidad (para ellos eso era un resquicio feudal). Asistimos ya a la primera gran contradicción entre ese liberalismo teórico esgrimido y ese liberalismo práctico aplicado. Esta forma tan peculiar de entender el liberalismo “para no tocarse sus bolsillos”, impide considerar como liberal lo que se aplica en Iberoamérica y nos hace comprender la realidad política, económica y social del mundo Iberoamericano actual. ¿Qué era realmente un liberal y un conservador en América Latina a mediados del siglo XIX? Hay que tener en cuenta que dentro de un partido político existen muchas mentalidad y así, tendremos al partido conservador dividido en dos ramas generales:  Ultramontanos, tradicionales, que rechazan cualquier transformación, cualquier cambio y todo les parece negativo, porque están aferrados a una tradición, a un sistema tradicional que les ha beneficiado.  “Moderados”, porque aceptan ciertas concesiones a la modernización que conviene a todos; son conscientes que no pueden estar aislados de la realidad occidental (Europa y EE. UU., de línea liberal), y tienen que aceptar esos ajustes para adaptarse a los nuevos tiempos. Dentro de los liberales en general se dividen en dos:  “Moderados”: Se presentan como renovadores, innovadores prudentes, procuran avanzar ideológicamente sobre bases ideológicas que ellos llaman realistas.  Radicales: Rehúsan a hacer concesiones a los antiguos grupos de poder y reclaman la soberanía popular, rase peligrosa en el mundo hispanoamericano. Por eso cuando se inicia el liberalismo en América Latina se habla de Libertad, Igualdad y Fraternidad, porque se está copiando la ideología de la Revolución Francesa. Conforme va pasando el tiempo, esa Libertad, Igualdad y Fraternidad es sustituida por Libertad, Orden y Progreso: la igualdad muere, porque ahí está el peligro.

49

¿Qué se entiende por orden en un mundo como el Iberoamericano? Dictaduras civiles, pero dictaduras. Es esa la aplicación práctica. Las ideas liberales son susceptibles de ser interpretadas de diversas formas y en América Latina el liberalismo es un arma política. Ese liberalismo que ha pasado a defender la libertad, el Orden y el Progreso, se denomina en América Latina, Positivismo que no tiene nada que ver con el Positivismo Europeo, porque lo que se está practicando es el darwinismo social, es decir, una selección natural, lo que se practica en América Latina y no Positivismo o Racionalismo. Pero bajo eso se produce lo que ellos llaman desarrollo, desarrollo económico, político y social. La Libertad es considerada un bien indiscutible y la Igualdad es arrinconada, porque no responde al sistema económico creado por el Pacto Neocolonial y mantenido por la clase dominante, una clase dominante que sigue funcionando en nuestros días. CONSTITUCIONES LIBERALES Es cierto que en las primeras constituciones que se crean a partir de la independencia, se recogen esas ideas liberales de Libertad, Igualdad y Fraternidad, pero estamos en un período posbélico y es tan duro y está tan condicionado por la guerra, que los tres conceptos anteriores se van diluyendo en la práctica política porque la Libertad, Igualdad y la Fraternidad son de difícil aplicación y, más en una época de Dictaduras Militares, donde se olvida prácticamente el sistema de partidos políticos y se va tendiendo a un centralismo cada vez más, hacia un ejecutivo fuerte, como por ejemplo, S. BOLÍVAR, que lo único que le faltó fue coronarse emperador. Es por eso que cuando avanza en el siglo XIX esas constituciones no eran aplicables entre otras cosas, porque el derecho al voto era censitario; tenías que reunir una serie de condiciones para poder votar, condiciones que no cumplía al mayoría de la población: tener propiedades, estar alfabetizado, etc. Así, participaba una minoría de la sociedad; era imposible practicar una Ideología Liberal, por lo que había que renovar las constituciones. Había que renovarlas porque en un período de 150 años se habían desarrollado y publicado más de 180 constituciones diferentes en América Latina, lo cual nos dice que la constitución pesa poco, y que las constituciones se cambian a tenor de las apetencias personales de determinados líderes políticos. Evidentemente había que crear un nuevo constitucionalismo. Ese nuevo constitucionalismo a pesar de todos sus defectos, sin embargo, va a tener en el texto, en la letra impresa que por lo menos en teoría nos da la sensación que efectivamente son constituciones liberales, una serie de características, por ejemplo, en todos los textos prácticamente se establece el Sufragio Universal, es decir, desaparece una de las grandes lacras (Sufragio Censituario). Además los derechos sociales se van haciendo presentes progresivamente en los textos constitucionales, las Asambleas o congresos, las Cámaras adquieren mayor estabilidad, porque por una parte el voto es relativamente más sincero, está menos condicionado y por otra, porque los partidos políticos se van volviendo más consistentes, van tomando por lo menos, forma de partido, porque hasta ese momento eran agrupaciones. En el texto hay un mayor respecto para los derechos y la independencia del poder judicial que hasta este momento prácticamente no existía. Estas características que son esenciales se cumplen según los países; no todos los países funcionan de la misma manera. No es lo mismo el sentido en el que se concibe una democracia en América Latina como en Argentina o Uruguay que, en México (creación de un partido único que se mantiene todo el siglo XIX y el siglo XX. Existen dos partidos pero como todos se proclaman liberales se llega a la Revolución Mexicana de 1910).

50

Lo que sí existe como norma común en todas las constituciones es el fenómeno del presidencialismo, es la quinta gran característica; lo que hay en América Latina hoy en día es un modelo de presidencialismo. Es cargar todo el peso, toda la fuerza en el presidente. Existen una serie de razones históricas que conducen a la presencia de este fenómeno en América Latina. No olvidemos que durante tres siglos han sido colonia, dominada por el virrey. Cuando desaparece el virrey y se produce el fenómeno de la independencia es sustituido ese virrey pro un Caudillo militar, por los líderes de la independencia. Las diferencias son mínimas. Cuando inician y desarrollan el modelo constitucional el ejemplo más cercano que tienen es EE. UU., la Constitución Americana y en esa constitución, el presidente tiene un papel esencial, preponderante dentro de lo que podemos denominar “la democracia política”. Siempre se habla de la perfección de la constitución norteamericana, pero a pesar de eso, se presupone que los tres poderes son absolutamente independientes; el legislativo está muy condicionado al ejecutivo y el judicial, al ser un cargo vitalicio, es fácil que el juez sintonice con el presidente. Así, lógicamente copian ese modelo, pero lo copina a lo latino, exacerbando los errores y alzando al presidente. Un régimen presidencial es la concentración en el presidente de los poderes directivos, representativos, ejecutivos y de gobierno de una comunidad política. Lo curioso es que se establece el principio de división de poderes, pero un presidente que en principio debe estar sometido a las decisiones de las Cámaras (legislativo), en el caso concreto de América Latina, ese presidente en muy pocas ocasiones queda sujeto a esas cámaras. Esto quiere decir que si un presidente propone una ley y es negativa para el Bienestar del país y las Cámaras niegan su aprobación, el presidente impone su criterio por encima de las cámaras. Esta situación se produce porque el presidente en Latino América junto a su carácter de poder ejecutivo subliminal, ejerce otra prerrogativa que aparece en las constituciones, el derecho al veto, es decir, el cáncer que corroe la democracia Latinoamericana, porque un presidente pude hacer lo que el venga en gana. En pleno siglo XX, el presidente de Perú, FUJIMORI se autogolpea, da un Golpe de Estado él mismo y elimina la constitución, creando otra nueva para poder seguir en el poder. ¿Esto es democracia?, ¿podemos hablar de liberalismo, de progresismo? No, pero existe además otro fallo, un presidente para ser legítimo tiene que estar avalado por el pueblo en unas elecciones, pero lo que ocurre en realidad es que la corrupción en las elecciones está a la orden del día y, cuando un personaje de este calibre se pone en el poder, o no convoca las elecciones cuando debe o, cuando las convoca, las altera. Todo esto produce el desequilibrio político total, absoluto y en ese desequilibrio se aprovecha el ejecutivo, el presidente y su equipo. Por otra parte, ese presidencialismo llega a tener tal poder que basta mirara las funciones que desarrolla para darnos cuanta; el ejecutivo controla absolutamente la administración en la mayor parte de los países Latino americanos, porque ese presidente es el que nombra y depone a los ministros; es el que ejerce el mando del ejército, muchas veces directamente; es el que dirige la economía, pero no en una posición lógica, sino que ese presidente controla todos los resortes financieros del país, es decir, los créditos, los impuestos, la distribución de gastos, subvenciones, etc. Ese presidente que controla todo esto se termina convirtiendo en un dictador económico que puede reordenar la economía, impulsar la economía o que puede hundir la economía, porque es omnímodo y poder y no tiene prácticamente control de nadie, ni de las cámaras. Esta concentración de poder que conduce a una dictadura civil ha intentado ser frenado con determinados resortes pro parte de las fuerzas políticas de los diferentes países. Esos resortes son:  Establecer las limitaciones temporales del poder.  La no reelección.

51

 Prohibición que el presidente pertenezca a las fuerzas militares, armadas; es un resorte utópico en la mayor parte de los países.  Exigencia de elecciones periódicas en el país porque las urnas serán las que decidirán quién ocupará el puesto. De estos cuatro resortes, el primero se omite como con FUJIMORI; para el segundo habrá que esperar al siglo XX como con PORFIRIO DÍAZ; el tercero se omite como con PINOCHET, VIDELA...; y el cuarto como las elecciones se alteran y a veces la culpa la tiene el pueblo Latinoamericano ya que se deja llevar pro mensajes subliminales, por personajes determinados y, tampoco se pone en marcha. Por ejemplo, en México con MADERO que se opone a PORFIRIO DÍAZ; se presenta como opositor con el lema “Sufragio efectivo y no reelección”. PORFILIO lo encarcela y por la presión internacional, lo pone en libertad; se exilia a EE. UU., y hace allí su campaña electoral. PORFILIO deja de ser presidente y entra MADERO con el que aparecen personajes como VILLA y ZAPATA que institucionalizan la revolución bajo el lema “la tierra para quien la trabaje”. Así, la constitución del 1917 es la mejor de toda Latinoamérica. Este modelo de gobierno presidencialista hace que por pura lógica, se tienda hacia el caudillismo, caudillismo que no ha desaparecido, sigue existiendo, con otro nombre, con otra tesitura, pero es un fenómeno que sigue presente (F. CASTRO, amparado en una revolución marxista se convierte en un dictador, en un caudillo). Los presidentes en muchas ocasiones son elegidos de una manera absolutamente personalista. Si el candidato no tiene carisma, muy difícilmente podrá alcanzar la presidencia en un país latinoamericano; hay que ser carismático pro encima de cualquier otra cosa. Tener carisma es saber llegar al pueblo, tener una imagen más o menos atractiva para los electores y sobre todo, prometer cambios, muchos cambios. Hay personajes en la política contemporánea latinoamericana que amparados en ese carisma han subido al poder y se han mantenido en él: J. A. PERÓN, A. TOLEDO, CHÁVEZ, etc, pero el resultado fue un fraude. PERÓ manifestaba pro ejemplo, que el pueblo era él, se identificaba con el pueblo; A. TOLEDO, reivindicaba el papel del indio en la sociedad, etc. De estas características llegamos a la conclusión que la mayor parte de los países latinoamericanos a pesar de tener textos constitucionales liberales aceptables, viven al margen del texto constitucional y lo que tenemos son netas dictaduras en las que las Asambleas son disueltas a instancias de los presidentes. La segunda característica es el escaso peso en la vida política de los representantes de las Cámaras. En occidente un congreso es un congreso y un senado es un senado, pero en América Latina tienen muy poco peso. La tercera característica es la debilitada conexión entre las Asambleas y el pueblo al que representan. No se ocupan absolutamente d nada; han sido elegidos y después se olvidan del pueblo. En EE. UU., eso no existe. Esto se traduce en el poco peso de los partidos políticos en América Latina, porque ¿quién confía en un partido político? Muy pocos. ¿Quién sabe algo de un programa político si lo hay? Muy pocos. Así, se vota por impulso o por obligación (porque en algunos países el voto es obligatorio). ¿Por qué se mueve el pueblo americano entonces? Premiando o castigando de una manera directa y personal, según si el candidato llega o no al pueblo. El fallo se sitúa en los partidos políticos; no se conciben igual que en occidente y hay que esperar hasta los años 30 para verlos en América Latina, ya que se producen como resultado de una coyuntura económica terrible como es la Depresión de 1929. Es tal la crisis económica que padece Latinoamérica después del Crack que esos partidos políticos se ven obligados a organizarse como partidos políticos porque unido a los partidos tradicionales (liberales y conservadores), aparecen otros partidos fruto de la realidad económica y social del mundo latinoamericano, con pocas posibilidades de acceder al poder, pero que están ahí y, en algunos

52

casos, sí han llegado el pode, por ejemplo, S. ALLENDE, con los socialistas; LULLA en Brasil. Pero estamos en la segunda mitad del siglo XX y no tienen nada que ver con la gestación del liberalismo que se forja un siglo antes. Hay que tener en cuenta por otra parte un hecho, la industrialización en América Latina se produce después del Crack del 29, sus inicios tímidos son anteriores, pero el resultado es después. Eso crea unos condicionantes económicos y sociales tan fuertes e impactantes que hay que cambiar la sintonía política y es en ese momento, en el que empiezan a funcionar los nuevos partidos políticos. Empiezan a funcionar porque por primera vez, las masas se politizan y así, ya no es esa típica alternancia en el poder de Liberales y Conservadores. TEMA 7: POSITIVISMO, OLIGARQUÍA Y DICTADURA Cronológicamente abarca el período comprendido entre 1875/80-1914. Este período de Positivismo, Oligarquía y Dictadura ha sido denominado también de otras muchas formas; se le llama por muchos autores la etapa de crecimiento de Iberoamérica, la etapa del conservadurismo liberal, el Nacionalismo, pero sobre todo, junto a estas acepciones de crecimiento, conservadurismo liberal y nacionalismo, se le define fundamentalmente como la Edad de Oro del proyecto oligárquico. Haciendo un prólogo el lema que aparece en la bandera de Brasil Republicano que es orden y progreso sintetiza profundamente la imagen de este período, porque es el sentimiento, el convencimiento que experimenta en estos años la oligarquía. Tiene clarisimamente esquematizada la idea que el orden les va a conducir al progreso y esa idea desarrollada es la que mantiene el sistema económico y el sistema político del período, otra cosa es el tema social que va por otros derroteros, porque a la oligarquía nunca le ha interesado la sociedad; les ha interesado tener el control del poder político y controlar el poder económico. ¿Por qué esa obsesión por el orden? Porque es la imagen que ellos quieren transmitir al mundo; una imagen de países ordenados, países civilizados, países orientados hacia un progreso económico que les va a conducir a ocupar un lugar importante en el mundo. Cuando están hablando de este tipo de países indiscutiblemente no están transmitiendo al realidad, no están transmitiendo la imagen real de sus países, pero están tan convencidos que han reconvertido unos países “salvajes” en países modernos que, y como consecuencia de esa obsesión, estos países sin negar su matriz y su origen latino, se intentan desarrollar a la inglesa. Esta imagen la proporcionan también mucha bibliografía, bibliografía fundamentalmente antigua, ya que la bibliografía contemporánea reconoce que era imposible desarrollarse como los ingleses. Pero como el apoyo que tienen es inglés, esa obsesión pro lo inglés se materializa en su proyecto de estado. Esta imagen, imagen falsa, se propaga, se difunde; es una imagen superficial pero oculta los problemas reales, los fenómenos no modernos de la sociedad Latinoamericana, pero como el objeto esencial es el económico y la economía americana se está insertando en la mundial (fundamentalmente en la europea e inglesa), la idea se refuerza y se refuerza por intereses particulares, los beneficiarios de ese crecimiento económico: la oligarquía. Así, gracias al crecimiento económico la oligarquía se consolida, se afianza, se refuerza y las posibles luchas que podrían existir entre los grupos oligárquicos, desaparecen. Todos los oligarcas van a una; si a eso le añadimos el apoyo inglés, entendemos la idea del desarrollo inglés. Esa es la idea superficial porque si observamos la estructura de ese “desarrollo económico”, vemos que está basado en un esquema sumamente frágil, en un esquema muy difícil de mantener, porque las tres bases sobre las que se asienta ese crecimiento son:

53

 El incremento constante de las exportaciones y la llegada de nuevos capitales, fundamentalmente ingleses.  El dominio absoluto del comercio exterior y de todo lo que signifique el comercio exterior por parte del capital inglés.  Como resultado de lo anterior, la subordinación al capital inglés de toda la producción, de todo el sistema productivo. Esto es lógico y natural. Tenían que producir mucho pero, lo que exigiera el inglés y al mismo tiempo, estaban recibiendo su beneficio. Luego, no están creando una economía propia, sino dependiente de los deseos de las apetencias de una sociedad extranjera. Lo que ocurre es que este sistema genera mucha riqueza y, la subordinación ni se ve, ni se calcula, ni se analiza. Con la entrada de capital los gobiernos se estabilizan y como los problemas se producen sólo con las crisis económicas... Esa tranquilidad que da un desarrollo económico produce una estabilidad política dirigida pro la oligarquía que gobierna sin encontrar oposición de ningún tipo y aparece, teóricamente democratizada porque hay unas elecciones, hay un sistema bicameral (Congreso y Senado), hay un mecanismo electoral que supuestamente funciona, hay una representación parlamentaria (gran “fallo” del pueblo, porque los que se sientan en el parlamento son sólo los oligarcas), etc. Evidentemente ni el tipo de economía y de crecimiento económico, ni el tipo de estado y de desarrollo político, reconocen a la gran mayoría de la población, otro papel que el de clase subalterna. Los quieren para simplemente trabajar; son brazos desde el punto de vista económico para trabajar y masas sin participación activa desde el punto de vista político. Es un sistema por tanto utópico, falso, irreal y el resultado de ello es que esta fórmula no puede durar siempre y muy pronto empezará a experimentar contradicciones, contradicciones que son de dos tipos:  Contradicciones de índole externa: Hay que destacar la dependencia inglesa y cuando a partir de 1890 Inglaterra empiece a descender, a mermar como potencia, y existan otra serie de potencias que empiecen a ser competitivas con Inglaterra, el problema está servido debido a las tres bases sobre las que se ha montado el sistema iberoamericano. Esa merma de Inglaterra a partir de 1890 provoca que otros países pongan sus ojos en América Latina. El primero será EE. UU., pero también Alemania que quiere convertirse en una posibilidad alternativa.  Contradicciones de índole interna: El principal es el problema provocado por el modelo de desarrollo escogido por la oligarquía. Un crecimiento económico que únicamente les beneficia a ellos, no se pude mantener durante mucho tiempo, porque conforme aumente la riqueza, por fuerza tiene que ir aumentando la infraestructura social; se amplía la burocracia, el aparato militar, los servicios comerciales y financieros y, las consecuencias de esta ampliación provocada pro el dinero, son el nacimiento de las capas medias y la aparición de núcleos proletarios, de obreros que observan estupefactos lo poco que redunda sobre ellos el tan beneficioso sistema económico. Así, la sociedad empieza a rebelarse contra el sistema. Esto último es esencial para entender porqué el modelo se tambalea con el paso del tiempo. ¿CÓMO SE DESARROLLA EL SISTEMA? Factores productivos y de producción: Con el Reformismo y el Liberalismo se produce el fenómeno de la hiperespeculación del sistema y estaban apareciendo los llamados “boom” productivos. Ahora está ya claramente definido que hay dentro del sistema productivo latinoamericano, tres tipos de países diferentes desde el punto de vista económico: o Países productores de clima templado que son fundamentalmente Argentina, Uruguay y el Sur de Brasil. o Países productores mineros. Es el caso de Chile, Bolivia, Perú o México. 

54

o Países productores de clima tropical como Venezuela, El Caribe y América Central. De esta división en tres tipos de países es indiscutible que en este momento estamos analizando los que ocupan en importancia el primer lugar, que son los países productores de clima templado, porque producen productos muy demandados por Europa. Son países productores de trigo, maíz, lana y carne (ovina y bovina). Esta es la etapa en que Argentina se convierte en el “Granero de Europa”. Tras estos países los que más crecen son los de producción minera, pero y ano es el oro ni la plata de la época de la conquista, ahora son otros productos mineros los que se solicitan, el cobre, el nitrato, el estaño. De ahí que los países propietarios de estos productos vayan detrás de los países productores de clima templado. En tercer lugar y con un crecimiento más lento están los países productores de clima tropical, con cacao, azúcar, etc. Son los que menos se desarrollan porque son productos que se pueden encontrar en otras zonas del mundo; son productos menos competitivos, lo que provoca un menor desarrollo. Entre 1880 y 1914 las exportaciones latinoamericanas en su conjunto se triplicaron; en Argentina se multiplicaron por 10; en Venezuela sólo por 2. Estas disparidades de crecimiento nos dan un mapa económico latinoamericano a fines del siglo XIX muy desconfigurado porque más que existir una América Latina, nos da la sensación que existen varias. No hay una economía Latinoamericana, hay varias y además, ya no solamente las diferencias son evidentes entre unos países a otros en cuanto a desarrollo, sino que las diferencias se hacen a veces hasta dentro de un mismo país, por diferencias climáticas, orográficas, etc., es decir, zonas que se desarrollan mucho frente a otras que no se desarrollan nada o casi nada. El crecimiento de las desigualdades interregionales ante el sistema de orden y progreso demuestra un fallo estructural increíble y cuando existen otros fallos fuertes dentro de un sistema, lógicamente hay que justificar por parte de los poderes públicos, esas desigualdades y el sistema de orden y progreso acude a una tesis simplista al máximo y falsa al máxima, una tesis que aplican fundamentalmente al sector agrario, el sector más importante. Esa tesis dice que la diferenciación de desarrollo entre unas zonas y otras se debe a que por un lado, hay Haciendas, Estancias y Plantaciones “modernas” y por otro, hay haciendas, Estancias y Plantaciones “tradicionales” y que, las modernas son las que se suben al carro del progreso y las tradicionales por no innovarse, provocan retrasos de desarrollo en las zonas en las que están. Es una tesis absurda y totalmente falsa porque si observamos el funcionamiento de haciendas modernas y el funcionamiento de Haciendas tradicionales, vemos que tanto en unas como en otras existe una característica común, producir a muy bajo costo. Además en ambas los cultivos y la ganadería son de tipo extensivo, lo que significa que necesitan mucho territorio, necesitan escaso capital a invertir y sobre todo, necesitan una mono de obra abundante y barata. Gracias a estas tres características los precios de los productos son bajos y al ser bajos, son competitivos en el mercado internacional, sino no venderían el producto. A estas tres características que son un objeto común tanto para la Hacienda moderna como para la tradicional, se le añade otra característica más, normalmente producen un solo tipo de producto, producto que le demandan del exterior. Pero lógicamente este sistema antiguo condena al sistema agrario Latinoamericano al feudal y, aquí no hay diferencia ninguna entre ambas Haciendas porque tanto una como otra con lo que están obsesionados es con tener más y más tierras, porque cuanto más tierra, más producción. Y a esa obsesión se le suma que esa tierra que ellos van acaparando no está vacía, está ocupada por indios, mulatos, mestizos y hay que echarlos (obligarlos a

55

que dejen de ser propietarios de esas tierras que son suyas). Ahora ya dependen de la situación humana de cada país. Por ejemplo: Argentina, Uruguay y Chile donde su población india lleva un tipo de vida nómada, es más fácil para ir empujándolos poco a poco. En otros países en los que esta población no es nómada, sino sedentaria, como en Perú, Bolivia y sobre todo México, recurren a las expropiaciones, se les quitan las tierras. Como consecuencias de este proceso de expansión de tierras la superficie ocupada por las actividades agrarias y ganaderas en este “boom” productivo son espectaculares. Por ejemplo en argentina en 1875 había ocupado en grandes propiedades 9,7 millones de Ha.; en 1908 se superan los 52 millones de Ha.; en México el 1% de la población tiene en 1910, antes de la revolución, el 85% del total de las tierras cultivables mexicanas; en Chile 600 familias concentraban el 52% del total de la tierra chilena. En México aún existe Haciendas que en esta época se desarrollan como la Hacienda HULLEN que en 1910, antes de la revolución, tenia 5.395.000 Ha., y le seguía la Hacienda De La Garza que tenía 4.500.000 Ha. ¿A qué se aferran ellos para decir que en una Hacienda moderna hay un mayor desarrollo y crecimiento que en una Hacienda tradicional? Fundamentalmente por los medios de trabajo, mayor selección de simientes, algo de maquinaria (frente a la tradicional que no la utiliza), etc. Esa es la modernidad, pero el sistema de trabajo en absoluto es moderno, el sistema de producción, de explotación en absoluto es moderno. La consecuencia inevitable de este sistema que es lo que ellos no valoran es el empobrecimiento paulatino, permanente y constante de la población. Al dejar de ser propietarios los campesinos, ya no tienen cosecha propia, el estar sometidos a salarios mínimos se reduce al autoconsumo y con ello lógicamente, el malestar va aumentando aunque sea muy lentamente en estas capas de la sociedad en un sistema que ellos llaman de orden y progreso. Así, va desapareciendo poco a poco esa fórmula del trueque (trabajo a cambio de comida o tierra). Se le exige una producción de tipo moderno en cuanto a condiciones de trabajo. El abuso del indígena hace que se produzca un efecto que se prolonga en el tiempo y que se materializa en una reducción del autoconsumo, reducción de autoconsumo y especialización en un solo producto. Esta situación que se mantiene no sólo es privativo en el mundo agrícola, sino que también se produce en los países mineros, donde existe una característica, de entrada, que parece diferenciar el sector agrícola del minero, ya que en el minero hay inversiones capitales oligárquicas y extranjeras (fundamentalmente en esta época inglesas). Esta mezcla nos puede hacer pensar que el sector es un sector más dinámico económicamente hablando, y más moderno. Y hay otra tesis similar que sostiene que el sector minero representó un polo de modernidad, de desarrollo, de un nuevo orden económico. ¿En qué se apoyan para afirmar esto? Aunque sus efectos directos de desarrollo se limitan a una zona geográfica muy restringida, que es la zona donde está la mina, sin embargo, sus efectos indirectos son muy amplios, es decir, el transporte de mineral, las industrias de tipo químico, etc., pueden crear un efecto beneficioso sobre el conjunto de los países. Esta tesis no se confirma con un trabajo sólido y consistente para afirmar esos efectos indirectos. La tesis no se sostiene porque al igual que con la agricultura, en el sector minero observamos o mismo. Por ejemplo, en el sector minero del nitrato chileno se concentra una muy importante parte de capital inglés. Los pocos datos disponibles nos dice que la mano de obra que trabaja en este sector no está especializada y solamente hay un trabajo de la época en el que se especifica el tipo de tecnología que se utiliza en la extracción de nitrato en Chile, siendo el mismo que se utiliza en las Minas de Plata de Potosí en Perú en el siglo XVI, el pico y la pala.

56

No existen cintas transportadoras, etc. Además este sector del que vive Chile, a parte de la agricultura, ocupaba sólo un 5% del total de la mano de obra que existía en Chile, lo cual quiere decir que el obrero está explotado, que dobla turnos, etc. ¿Dónde está la modernidad? No existe. Esto también se reproduce en la extracción de oro de Colombia y en la extracción de plata de México, donde también existe capital inglés, luego no es sólo en el caso del nitrato chileno. A esto le añadimos que no hay ningún mercado de trabajo en la explotación minera que pueda tener el nombre de mercado de trabajo. Cuando se produce un foco de desarrollo moderno, atrae mano de obra, la gente marcha hacia esas zonas modernas intentando obtener un buen empleo. En el caso concreto de la producción minero en Latinoamérica, a fines del siglo XIX, no tiene ni un mercado propio, porque lo que hacen es usar y explotar a la población indígena que vive en los alrededores de la mina. Existe un ejemplo curioso que es el de Perú que es el de Cerro de Pasco, complejo minero del cobre. No ya a fines del siglo XIX, sino a principios del siglo XX, la compañías de Cerro de Pasco, era norteamericana, no inglesa, lo cual quería decir que debería hacer entrado también al tecnología. La compañía acudía a los poblados indígenas que vivían en la montaña para que trabajaran en la mina y eran tales las condiciones laborales que ofrecía la compañía, que los indígenas se negaban a ir a trabajar al Cerro de Pasco. Esa compañía cuando vio que no conseguía la mano de obra suficiente para tener en explotaciones la mina, obtuvo permiso del gobierno de Perú para recurrir a lo que ellos llamaban el sistema tradicional de “enganche”, es decir, obligar por la fuerza a los indígenas a trabajar en la mina; es la mita de la época colonial. ¿Dónde está la revolución, la Edad de Oro, el crecimiento económico, el Orden y el Progreso? Para disimular esa captación forzosa al “enganche” se le consideró una “institución nacional”. Esto no se suprime en Perú hasta 1914. Es una esclavitud encubierta en el siglo XX con un nacionalismo liberal, democrático, etc. En un mundo donde los esquemas que podemos tener a inicios del siglo XX son de libertad, justicia, ideología, etc., en el caso de Latinoamérica quedan perdidos, difuminados, disueltos. Como conclusión la idea final es que el sistema productivo digan lo que digan los gobiernos permanece esencialmente sin cambios durante todo el período de 1880-1914 y lo que es peor, es que observamos como se va solidificando y sobredimensionando los sistemas de tipo feudal en vez de ir desapareciendo según vayamos avanzando; esto es lo que ello entienden por crecimiento.  Estructura de comercialización: El sistema funciona porque la inserción de las economías latinoamericanas en la economía mundial es a través de Inglaterra, no dependen solamente de la mayor o menor capacidad de las oligarquía para producir lo que les demandan, sino que para conseguir lo que les demandan había que intentar desarrollar las estructuras comerciales para darle salida a esa producción, es decir, había que crear vías de comunicación. Básicamente el objetivo se dirige a la creación de ferrocarriles y puertos. Frente a esas estructuras además había que desarrollar el sector bancario, el sector de seguros ya que no podían tampoco dar salida sin ellos, a tal cantidad de producción. ¿Estos países tienen dinero propio para desarrollar la estructura comercial? No, porque allí lo que había era mucho capital privado, pero no dinero estatal y lógicamente, para poder desarrollar esa estructura de comercio había que pedir dinero y ahí, estaba Europa dispuesta a poner dinero y por encima de Europa, Inglaterra. Inglaterra controla más del 60% del total del comercio exterior latinoamericano. ¿Cómo? Absorbiendo y redistribuyendo. Inglaterra reexporta. De ahí que la bolsa de Londres sea o cumpla la función de reguladora del comercio y las finanzas latinoamericanas; todo se mueve a través de la Bolsa de Londres, todo.

57

¿Por qué no se crea una política fiscal cuando ahora ya fluye el capital? Porque los que producen son los que gobiernan y lógicamente no van a desarrollar una política fiscal que vaya en contra de sus intereses privados, ya que la única que podría pagar impuestos era la oligarquía, ni los indios ni la tímida y recién aparecida clase media. Así, el método más fácil era el préstamo y con él, se emplea para realizar una política de inversión pública, puertos, carreteras, ferrocarriles, etc. A parte del poco sentido común y del egoísmo de la clase dirigente, como este es el método más fácil y más rápido de tener dinero, no se plantean la hipoteca para el futuro de sus países que producirá esta política, es decir, el aumento imparable del número de miles de millones prestados de Inglaterra a Latinoamérica. Por ejemplo, en 1865 los prestamos superaban los 61 millones de libras esterlinas; en 1875 los 129 millones; en 1895 los 262 millones y en 1914 los 445 millones. ¿Qué hacen con el dinero? Financian las estructuras básicas y cubren lo que se denomina el gasto ordinario, se paga a los ministros, profesores, médicos, etc. ¿Qué le ocurre a la creación de esas infraestructuras? Es un proceso muy lento y largo que se va dilatando con el paso de los años. Eso supone que el beneficio del préstamo es mínimo porque no se ven resultados rápidamente. El dinero se va consumiendo y la infraestructura nos e consuma y como el dinero se va acabando..., piden más. Cuando llegamos al siglo XX nos encontramos que piden préstamos para pagar los intereses de los préstamos anteriores y, cuando no se amortiza capital y piden más dinero, como a los capitales les interesa seguir controlado el comercio, lo dan, pero con condiciones más duras, con un interés más alto y, como no tienen otra salida, lo aceptan. Eso explica el enriquecimiento desbordado de grupos financieros y sobre todo familias de Inglaterra. Por ejemplo, la familia ROTHSCHILD o la familia BARING, gente que hace su fortuna impresionante prestando dinero a los gobiernos de América Latina, porque no solamente les pagan altos intereses, sino que la condición para que les presten es que esas familias controlan el comercio. Ante la ausencia de alternativas en América Latina, están siempre puntuales en el pago de intereses. Para intentar salir a flote, piensan que es necesario vender más, es decir, producir más pero con un sistema feudal de trabajo. Así, existen unas tensiones y presiones no sólo económicas, sino también sociales tremendas. Ese sistema de préstamos no es un sistema igualitario, paritario para toda Latinoamérica; este sistema es aceptado por el capital inglés en determinados países, no en todos. ¿Por qué? Porque son los países productores de los productos que les interesan a ellos a los que deciden prestar ese capital. Esto hace que también veamos diferencias graduales de endeudamiento. Por ejemplo, en 1885 los préstamos en líneas generales eran de 161 millones de libras esterlinas. De esos millones, el 75% lo reciben sólo 5 países (Argentina, Brasil, Chile, México y Uruguay), países productores de clima templado. A Chile por el nitrato que es imprescindible; a Brasil no sólo por el café, sino por el caucho que se está convirtiendo en un producto imprescindible en el siglo XIX, etc. Esta desigualdad distribuidora de los préstamos es lo que permite al capital norteamericano, alemán e incluso al francés, a convertirse en prestamistas en América (cuando Inglaterra no lo hace ya). Por lo que también introducen en el mercado se hipotecado de América. El más importante fue EE. UU. Eso explica porqué a partir de 1914 quién tenía la pretensión ya de invadir con su capital en América zonas, era EE. UU., porque tenía un precedente bastante importante (controlaba el Caribe, Panamá, Centro América, etc.). Hay que decir que hasta este momento los latinos aún son dueños de sus propios recursos, porque todavía son inversiones indirectas. El gran cambio llegará a fines del siglo XIX, cuando las inversiones sean ya directas, comprar la fuente de materia prima en un país extranjero; es la desnacionalización de la materia prima y resulta que una nación que tiene petróleo ya no es dueña de él, por ejemplo. Es el

58

boom a partir de 1914, el control de los holding, etc., y es cuando ya empiezan a introducirse también en el sector político en función de sus propios intereses, por ejemplo, Chile con PINOCHET. Es algo indiscutiblemente inmoral desde el punto de vista del respeto a los pueblos. Como resultado finas son tantos los beneficios que se generan con este sistema que empieza a aparecer el fenómeno de la inversión directa unido a la inversión indirecta y, esa confluencia de inversiones provocan un problema añadido, la sustracción de lo que podemos denominar el Ahorro Nacional. Mientras ha habido sólo inversiones indirectas siempre ha podido quedar una pequeña cantidad de dinero procedente de las exportaciones para el país, pero con la inversión directa, los benéficos derivados de la exportación de ese producto, ya no quedan en el país, se van fuera, al país de donde procede el capital. ¿Frente a esta situación por qué no protesta la oligarquía? No protesta porque ese dinero le guste o no es su aliado, porque es el que le compra la producción y lógicamente, no existen protestas de ningún tipo. ¿Pierden dinero? Efectivamente, pero lo suplen aumentando más la producción, es decir, machacando más al trabajador ya que las condiciones de vida del trabajador no mejoran, empeoran. Así cuando en América Latina aparece un utópico salvador, los latinos se vuelcan sobre él. ASPECTOS SOCIALES LA OLIGARQUÍA COMO CLASE DOMINANTE: Tiene un gran poder económico y político; indiscutiblemente le viene del inmenso control que esa oligarquía tiene sobre la sociedad desde el momento de la independencia. Este poder procede también porque controla la estructura productiva y, en el momento en que la estructura productiva se une al capital inglés, el poder se refuerza de forma importante. El resultado de el poder reforzado provocó una dicotomía visual en la sociedad de fines del siglo XIX y principios del siglo XX. La imagen que nos llega de esta oligarquía y que se materializa sobre todo en la literatura, es la de una clase social derrochadora que está acostumbrada a un tipo de vida absolutamente señorial, que reside en impresionantes fincas urbanas con todos sus lujos, como la aristocracia inglesa y francesa y que en ciertos períodos del año, se traslada a las quintas (casas de verano) construidas igual que sus fincas urbanas como reproducción de la ideología europea. Esta visión tan voluminosa sin embargo, choca con la imagen que nos proporciona la oligarquía del interior de los países, porque la oligarquía que hemos mencionado antes, es de la costa y, la del interior tiene una vida más austera (no pobre), un estilo de vida más simple. Es evidente que si económicamente la oligarquía se desarrolla de una manera similar y crece de una manera similar, tanto en la costa como en el interior, sean lo mismo, pero socialmente si hay diferencias. Desde el punto de vista social la oligarquía no era en este momento un grupo homogéneo; es cierto que está articulada a escala nacional, pero conserva una cierta autonomía, fundamentalmente porque se dedican a actividades productivas diferentes. Esta no homogeneidad social desarticulaba al grupo y, un grupo como la oligarquía que intenta mantener ese tipo de Estado de Orden y Progreso, no se podía permitir el lujo de estar así, tienen que estar unidos en todas las facetas. De ahí que pongan en marcha una serie de mecanismos especiales y retrógrados (para la época), para cohesionarse socialmente:  El primero y uno de los más importantes es el sistema de las alianzas matrimoniales, cuyo objetivo era doble: Por un lado atraía a la órbita de la oligarquía nacional (la que está en los centros urbanos mas activos en política), a los miembros más importantes de las oligarquía regionales (también tienen su peso pero está más aislada). Por otro lado, atraer a las personas que nacidas fuera de la oligarquía sin embargo, han conseguido enriquecerse rápidamente. De este último grupo el

59

dominante son los comerciantes extranjeros (esto explica la nomenclatura tan especial de grupos actuales latinoamericanos en los apellidos). La conclusión es que curiosamente y por motivos económicos, la oligarquía socialmente en estos momentos no es un grupo cerrado, es un grupo abierto (porque les interesa), cosa que después del Crack del 29 va a ocurrir y se cierra. Es un mecanismo indiscutiblemente antiguo.  Si el primero era antiguo, el segundo mecanismo lo es más todavía, la reivindicación de una institución europea que se trasladó a América con la conquista y que a fines del siglo XIX y principios del siglo XX se vuelve a institucionalizarse: el Mayorazgo: El mayorazgo tiene un objetivo, con vista a evitar la disgregación de las fortunas familiares, el hijo varón mayor, hereda toda la fortuna; el resto de hermanos varones son encarrilados a cubrir puestos en la administración del Estado, es decir, la magistratura, el poder judicial, carrera militar o eclesiástica; eso sí, con una renta vitalicia añadida y, junto a esto se añade la dote para las hijas (porque si no tienen dote no se casan). Este mecanismo del mayorazgo permitió a la oligarquía no sólo cohesionarse socialmente junto con el matrimonio, sino que la consolidó; si aún cabe, económicamente, porque grandes fortunas oligárquicas entraron a formar parte de un mismo clan, por lo que el espectro económico de una familia determinada se ampliaba de una parte importante, porque a parte de ser familia, se convertían en socias; es un movimiento centrípeto y centrífugo que le da una fuerza social importante, y además evita problemas políticos.  Esta cohesión explica por qué el capital inglés no se opuso nunca a aliarse con la oligarquía. Si están unidos ya en el sector financiero, había que atraerse el capital inglés, no sólo por el matrimonio, sino por un lugar de convergencia donde se unieran capital inglés y oligarquía, que es otra institución más que se consolida ahora, el club privado: Es una copia total y absoluta del club británico. Este tipo de club se traspasa integralmente al mundo latinoamericano; es el exponente por excelencia de la vida señorial oligárquica del mundo latinoamericano, porque no se limita a la función de ser un punto de encuentro, sino que ese club en I lugar es el sitio donde se discuten los negocios; es el lugar donde los ejecutivos del capital extranjero tiene ocasión de escoger abogados autóctonos para sus negocios comerciantes. La segunda misión importante es concertar las alianzas matrimoniales; en tercer lugar, y muy importante es que se configuran los acuerdos para formar tratados comunes en los debates parlamentarios o proyectos de ley: en cuarto lugar se buscan soluciones a las discrepancia políticas, luego tiene una función muy completa. Estos tres tipos de instituciones como fenómenos de cohesión social, están manifestados en líneas generales porque no todos los oligarcas son idénticos, las características anteriores experimentan variaciones, por ejemplo: Se puede decir que la uniformidad de la oligarquía está en relación directa con el Estado de las exportaciones del país. Cuando estas exportaciones son poco importantes, como por ejemplo en Ecuador, o benefician o un área geográfica poco extensa como en Bolivia, en estos países se establece una diferentes competencias entre los diversos grupos oligárquicos, porque cada grupo intenta añadir a su poder económico, el poder político con el objeto de obtener los beneficios complementarios que aporta la gestión del Estado; entonces el círculo se cierra. Así en estos países el enfrentamiento en continuo entre unos y otros. Pero en países grandes donde las exportaciones son mucho mayores, como Argentina, Chile, México los diferentes grupos oligárquicos al estar tan igualados económicamente, no tienen más remedio que estar igualados políticamente, y se practica la política de consenso entre los grupos. En esto si se pude hablar de oligarquía nacional, la cual en los países en los que se da es realmente la intocable e indiscutible (porque en los más pequeños la

60

oligarquía se tambalea más), porque al estar cohesionada política, económica y socialmente, mantiene a raja tabla el sistema político de Orden y Progreso. No obstante, estamos en una época en la que el crecimiento económico es imparable y las diferencias económicas y sociales con el resto de grupos de esa sociedad se hacen más evidentes, son mucho más fuertes, tienen un mayor contraste, pero al mismo tiempo, se produce otro fenómeno, va creciendo la administración del Estado, etc., y paralelamente, la clase media y proletaria que cuantitativamente es mayor que la oligarquía; el riesgo de ser derrotados o que se pongan en tela de juicio su comportamiento por el resto de los grupos, es cada vez mayor. El riesgo a una revolución social se pude hacer mayor. Entonces esa oligarquía a pesar de su fuerza, nunca pierde su perspectiva de su escasa representación histórica y así, aplica desde el I momento una política de tipo represivo sobre el resto de grupos para que éstos, nunca puedan romper el sistema establecido. ¿Y qué método utilizan para poner enmarca su política represiva? El ejército, porque coincidiendo con este “boom” económico en América Latina, surge por I vez desde la época de la independencia, los “ejércitos modernos”. Se denominan así porque no se parecen en nada al concepto de ejército que había en Latinoamérica desde el momento de la independencia (antes todo el ejército era creado por el caudillo), ahora es el concepto de ejército europeo, profesional. Curiosamente la dependencia latinoamericana es prácticamente total, porque lo que hacen es organizar sus ejércitos profesionales imitando a los europeos, invitando a misiones militares inglesas, alemanas, francesas a trasladarse a Latinoamérica y que les organice el ejército; son réplicas de los ejércitos más profesionales y más duros del mundo europeo. Es por tanto un ejército profesional en el que la institución militar se convierte en algo esencial. Este ejército planificado y estructurado según los europeos, va a ser claramente jerarquizado y estratificado donde los hijos de oligarcas van a ocupar los puesto más altos; la clase incipiente media los puestos subalternos (de capitán hacia abajo) y por último una indiscutible novedad (uno de los cánceres del mundo latino), la tropa, el soldado, que va a ser el pueblo. Es el cáncer porque el ser profesional va a ser por I vez remunerado, un sueldo fijo que convierte al ejército en su medio de vida, y el ejército creado para defender al oligarca tiene como objetivo básico reprimir las sublevaciones de la clase media o popular contra el sistema. En I lugar empiezan a reprimir las revoluciones urbanas utilizando unos métodos brutales para disolverlas; en segundo lugar, reprimir las insurrecciones campesinas; en tercer lugar, algo que constituye un atraso, reprimir el bandolerismo y en cuarto lugar, se encargan de expulsar a los indios de sus tierras. Es el cáncer, porque es el pueblo contra el pueblo (porque la tropa es el pueblo); es creado por la oligarquía contra el pueblo. Y es el único instrumento en el que piensa la clase dirigente para someter al mundo obrero y campesino; es un mecanismo político el que les permite ser intocables. ¿Pero y la clase media? El comportamiento que sigue la oligarquía con la clase media es curioso para reprimirla y varía según la fuerza que la oligarquía tengan en las diferentes regiones. Cuando es poco poderosa reprime a la clase media haciéndola ciertas concesiones a sus reivindicaciones (una postura absolutamente paternalista pero que le da buen resultado). En los países como México donde la oligarquía es onmipoderosa las concesiones a la clase media son escasas y predomina la línea dura, es decir, lo mismo que con las clases populares. En definitiva y como resumen, la relación social que se establece entre la oligarquía y el resto de grupos, es una relación de dependencia total, sea el método el utilizado el que sea, y profundizando esta relación de dependencia, se parece mucho a las relaciones internas de un Latifundio entre un Cacique y sus subordinados. Esto indica que el Latifundio ha dejado de ser sólo una institución

61

económica, ahora es también social y política y la forma de aplicar la ley y el orden en las relaciones del Latifundios son la misma que se aplica al conjunto de la sociedad. La oligarquía recurre constitucionalmente a la represión y al chantaje (tanto por paternalismo como por pocas concesiones) en sus contactos con la clases medias y dejan intacto el fondo del problema porque sigue siendo una sociedad fragmentada, distorsionada porque hay una minoría que política, social y económicamente, lo controlan todo y una mayoría subordinada política, social y económicamente y esto da la sensación a veces equivocada que en América Latina pase lo que pase nunca ocurre nada. La imagen pesimista que el pueblo latinoamericano es un pueblo que pasa de todo, no es cierta, no es así, sino que el sistema es tan represivo que es muy difícil romper los moldes establecidos por las Dictaduras de Orden y Progreso que en casi todos los países son intocables porque los problemas políticos, económicos y sociales se siguen dando en la actualidad; pero la sociedad poco a poco va cambiando. Empieza a haber determinados cambios en la estructura de la sociedad, cambios derivados por el mismo aumento económico que se está generando en estos años (fines del siglo XIX y principios del siglo XX), donde nos encontramos que la relación de tipo clientelar que a existido desde siempre, tiende a ser sustituida por lo que en las sociedades modernas denominamos relación de clases. Esa relación de clase empieza a manifestarse principalmente en las capas populares urbanas y también en la minoría. ¿Qué nuevos elementos sociales forman parte de esa relación de clase? Se basan fundamentalmente en las relaciones impersonales, que son las que existen actualmente en el mundo moderno del trabajo; y en la regulación económica por medio del mercado de trabajo. Pero esto no es determinante aún, es muy incipiente, pero a pesar de ello, la sociedad empieza lentamente a cambiar, porque el aumento económico, la hiperproducción, provoca la necesidad de mano de obra. Latinoamérica no puede cubrir con sus propios ciudadanos esa demanda de mano de obra y empieza a aparecer el fenómeno de la emigración que es el que realmente empuja al cambio de las relaciones sociales en América Latina. Esta emigración tiene dos aspectos:  Lo que entendemos por emigración propiamente dicha, la llegada de gente procedente del exterior: Se caracteriza por un fortísimo empuje de la emigración europea. Esta es una emigración no obstante, que no se dirige de una forma general a todo el conjunto de países latinoamericanos, sino que aparece dirigida a una zona muy concreta, a los países del Atlántico Sur y más concretamente a Argentina, Uruguay y Brasil, los países que reciben el mayor aporte de emigración exterior.  Lo que se conoce como migración interna, el traslado de una zona del país a otra zona del mismo país, porque hay demanda de trabajo: Se da con especial intensidad en los países de producción minera (Chile, México) y en los países agrícolas del Pacífico (Perú, Colombia). Esa migración interna aparece favorecida por la creación de ferrocarriles que permiten el traslado masivo de personas de una zona a otra del país. Junto a estos dos aspectos y como consecuencia de la expansión urbana empiezan a desarrollarse de una forma importante en el mundo urbano, un sector de trabajo hasta ahora poco brillante, poco importante y que, a fines del siglo XIX empieza a adquirir un valor importante; el sector servicios que solicita una mano de obra, y a la ciudad acude mucha gente buscando la posibilidad de encontrar trabajo.

62

EMIGRACIÓN EXTERIOR En lo que se refiera a la emigración exterior estamos en un hecho sin precedentes porque la llegada de emigrantes europeos. A América Latina supera con mucho las expectativas que los diferentes países solicitantes de mano de obra tenían. Por ejemplo en 1870 la población total de América Latina era sólo de unos 25 millones de habitantes, es decir, prácticamente nada, es un subcontinente vacío. De esos 25 millones, 22 millones vivían en lo que conocemos como América Hispana y aproximadamente unos 3 millones en Brasil (América portuguesa). A principios del siglo XX en la zona Hispana había ya más de 44 millones de habitantes y en Brasil, 18 millones. No es solamente que este aumento importantísimo de la población se deba exclusivamente a la llegada de la población y es que, también se produce otro fenómeno trascendental, el descenso del índice de mortalidad; a fines del siglo XIX e inicios del XX, la media de vida en el varón estaba en los 40 años. A eso le añadimos el mantenimiento del índice de natalidad (índice que siempre ha sido muy elevado; la mujer comienza a procrear muy joven, la media es de 7 u 8 hijos por pareja). El caso de Brasil es espectacular. El resultado es que la población de Argentina, Uruguay y Brasil multiplica por 10 su expectativa en 25 años; en el resto de países por 5 ó 6. Pero atendiendo al fenómeno del emigrante, el fenómeno de la emigración lleva aparejado un problema importante que de alguna forma mitiga ese flujo; la mayor parte de los emigrantes europeos son campesinos, expulsados de Europa. Ese campesinado va buscando ser propietario de tierras y cuando llega allí, se encuentra algo muy diferente a lo que pensaba; sólo un reducido porcentaje de ellos consiguen ser propietarios, porque la tierra estaba ocupada por la Gran Propiedad. Lo único que encuentran es trabajar como aparceros o colonos y como las condiciones de trabajo en el campo son durísimas, los salarios son mínimos, esa gente acaba abandonando el campo y se traslado a las ciudades, donde piensan que podrán encontrar un empleo, un salario y una mejor condición de vida. A eso hay que añadirle que cuando un europeo campesino llega al campo y se encuentra solo con un trabajo de aparcero, su contrato es de tipo oral, no escrito, no formal, ¿por qué? Porque con un contrato de tipo oral es muy fácil desembarazarse el trabajador cuando por las circunstancias que sea, a los propietarios no les interese mantener el trabajo. Ese poder vejatorio del Hacendado sobre el europeo hace que el europeo no quiera estar en el campo y se marcha a la ciudad, e incluso hay algunos que se vuelven a Europa. En este sentido es interesante el caso de los campesinos italianos que entre 1902-1914, el gobierno italiano tuvo que repatriar a sus expensas (porque no tenían absolutamente nada) al 3% de los emigrantes de Argentina y al 11% de los de Brasil. No obstante, y a pesar de esta repatriación la gran mayoría se instala en la ciudad y eso provoca un boom ciudadano sin precedentes en América Latina, el fenómeno de la elefantiasis, porque las ciudades eran relativamente pequeñas y con la nueva instalación, cambian tremendamente. Por ejemplo, Buenos Aires en 1870 178.000 habitantes; en 1914 se acercaba a los 2 millones de habitantes. En Sao Paulo en 1870 había 40.000 habitantes; en 1914 superaba el millón. Este aumento importantísimo de las ciudades acarreó otros problemas, como la falta de infraestructuras en las ciudades, infraestructuras de todo tipo, para absorber esa población que se aumenta tan rápidamente, lo que provocó que las tensiones en los centros urbanos se exacerbaran. Esa tensión se materializa hacia una hostilidad de la oligarquía, porque es lógico y natural (por sus fincas, por su lujo, por su derroche). Frente a esa oligarquía estaría el fenómeno de las chabolas y las barracas de las ciudades, fenómenos que aún sigue existiendo en la periferia de los centros urbanos. Por ejemplo, México.

63

EMIGRACIÓN INTERNA En lo que se refiere a la emigración interna, aquí observamos fundamentalmente que la dirección es hacia los centros mineros y las zonas de plantaciones tropicales, porque los centros mineros están habitualmente situados en zonas aisladas y carecen de mano de obra y en cuanto a las plantaciones tropicales, como se demandan productos que eran de consumo local y ahora se convierten en productos muy apetecibles a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX por la Comunidad Internacional, comienzan con el capital norteamericano, porque el mercado se orienta fundamentalmente hacia EE. UU. Son zonas poco pobladas y eso provoca la emigración interna de ciertas zonas. Es el caso de Perú, Colombia, México y Guatemala, todos ellos con un problema de mano de obra hasta tal punto que por ejemplo, en la plena expansión del azúcar de Cuba, como la esclavitud ya no existía, se importa población de Yucatán para trabajar en la caña de azúcar. Toda esta población tiene por otra parte una característica muy peculiar y es que el trabajador que llega a esta zona, un trabajador autóctono, lo único que hace es convertirse en mano de obra servil, prácticamente casi esclava. La única diferencia que hay en cuanto a las etapas anteriores es que empieza a desaparecer poco a poco el pago del salario en especies y empieza a ser sustituido por un pago monetario, mínimo, pero monetario, lo cual ya supone un avance. Ese cambio tiene un efecto secundario con el paso del tiempo muy importante, el concepto de proletarización del trabajador, el que por I vez podamos hablar en América Latina del concepto de proletarización muy débil aún, pero que poco a poco se va desarrollando. EL SURGIMIENTO DE LA CALSE MEDIA Hay una teoría que siguen numerosos especialistas que afirman que hay una correlación entre el aumento económico y el grado de alfabetización de la población. Para que una sociedad esté en condiciones de asimilar unas nuevas tecnologías, debe estar preparada, porque sino, no puede asumir esas nuevas tecnologías. Es decir, para que funciones una economía tiene que haber una infraestructura educativa y profesional. De ahí que desde la etapa de Reformismo y Liberalismo y en ésta absolutamente positivista, los ideólogos latinos, hagan especial hincapié en la necesidad de educar al pueblo latinoamericano. La educación se convierte en un tema prioritario, pero esa prioridad no procede en absoluto de un sincero deseo de transformación, sino de la necesidad que tienen que el país disponga de las personas adecuadas para introducirse en la mecanismo de producción, porque es también introducirse en el mecanismo de desarrollo. Es un fenómeno lógico y provocado por lo que se estaba denominando modernidad. Esta necesidad es la que hace que se inicie una serie de campañas educativas en los países más desarrollados sobre todo, que son las que van a propiciar el desarrollo de la clase media históricamente hablando; el tipo de educación es copiado de Europa; es una educación de tipo humano y jurídica, porque era el tipo de educación que se consideraba más idónea para cubrir las plazas de la administración pública y del sector servicios. Ese desarrollo educativo no sólo permite aumentar cuantitativamente la clase media y es que, le dio una forma de pensamiento que al final terminaría pro desarrollar una idea política propia, por darle conciencia de grupo social. Pero en estos momentos, sí bien es cierto que permite el desarrollo de la clase media, en lo que se refiere a la cotidianeidad, observamos muy pocas inquietudes políticas. ¿Por qué no tienen inquietudes políticas propias? Porque son fruto, producto del sistema. Ha sido la oligarquía la que ha creado a la clase media y la ha creado porque la necesita y como es una clase nueva, no tiene otro espejo donde mirarse y se intenta convertir en un reflejo de la oligarquía. De ahí esa obsesión por imitar el aspecto social, superior; no miran detrás, no se dan cuenta que existe un nuevo proletariado. Lo que ven es lo que aspiran a

64

ser, un fenómeno que es muy humano y muy lógico. Pero eso retrasa de una forma extraordinaria la formación de un grupo social tan importante como es la clase media y es que hasta después de la Depresión del 29, no encontramos una clase social con conocimiento de grupo, con nitidez. Si a eso le añadimos que a parte de buscar su afirmación como grupo están mirando a otro y que numéricamente aún no son una clase social fuerte, las reivindicaciones de tipo político por parte de esta clase media se dejan esperar durante mucho tiempo. PROLETARIADO Si la clase media era un grupo amorfo política e ideológicamente hablando, las clases populares lo eran aún más. A fines del siglo XIX e inicios del siglo XX, todavía en América Latina no distinguimos entre un bracero del campo y un peón de la ciudad, no hay diferencias. Es una cosa amorfa. Indiscutiblemente y en el caso del campo tenemos que tener en cuenta las condiciones en las que viven. Si por algo se caracteriza la masa campesina es por el miedo al cacique y por la invertebración; es un grupo absolutamente invertebrado, pero es lógico que sea así, porque si entramos dentro de un latifundio y analizamos el estatus de su mano de obra, nos encontramos que está dividida en numerosos grupos diferentes. Dentro de una unidad productiva como el latifundio hay dos tipos de mano de obra:  Colono: Es el campesino que está situado en las zonas externas del latifundio, en los márgenes y que normalmente tiene el usufructo de un trozo de tierra del propietario, usufructo por el que tiene o bien que suministrar al propietario una parte importante de su cosecha gratis o bien, no le tiene que dar nada al propietario o tiene que trabajarle una serie de horas gratis en sus tierras.  Bracero: Vive en el centro del latifundio, luego prácticamente no tienen contacto con el colono. Forma de pago, un salario en metálico, escaso, pero un salario. Normalmente junto al salario se les nutre (sacos de trigo, maíz, verduras). El bracero es de dos clases: o Permanentes: Al estar permanentemente en el puesto de trabajo y al cobrar un salario, tiene la posibilidad de comparar algunos artículos en el almacén de la Hacienda que es el que los provee e incluso, mediante la fórmula del préstamo, del anticipo. o Temporeros: No tiene ni eso, porque al ser temporero no se le presta y se tiene que limitar exclusivamente a comparar cuando dispongan de dinero. Estamos asistiendo a la creación de grupos laborales que tienen condiciones de trabajo y de vida completamente diferentes, pero si esto, ya provoca distancia entre los grupos, porque las problemáticas son diferentes, la organización del trabajo los divide aún más, porque los trabajadores están divididos en Cuadrillas y dentro del latifundio no se conocen. Esas Cuadrillas están mandadas por Capataces que a su vez están dirigidos pro Mayordomos, Mayordomos que a su vez están dirigidos pro el Cacique. Estamos observando una estructura piramidal que lo que está provocando son divisiones permanentes entre un grupo de trabajo y otros. Por eso son una clase amorfa, porque cada uno tiene un trabajo diferente, unos intereses diferentes. Al final el Cacique, esa persona inalcanzable resulta ser para el trabajador una persona muy lejana a la que poder aspirar para presentar un problema; de ahí esa imagen del padrecito, pero entre que las reivindicaciones del trabajo se hacen difíciles y entre que las divisiones del trabajo están acentuadas, la clase es bastante amorfa. A todas estas características se añade el carácter político que tiene la Gran Propiedad porque no hay que olvidar que el Cacique es el alcalde de la zona, o el que ubica al alcalde en la zona y éste es el que ubica al juez, por lo que las

65

reivindicaciones del obrero en el trabajo no van a ninguna parte; el cura también es pagado pro el Cacique, luego el obrero cuando acude al cura en busca de consuelo, el cura no tiene más remedio que decirle, “sufre en este mundo para disfrutar en el otro”. Esta situación en cuanto al modo es diferente en los países de producción minero, por el propio sistema productivo que se genera en ese mundo minero. El sistema aquí de contratación del trabajador que predomina es el del “enganche”. Dentro de ese sistema productivo los mineros se encuentran en un ambiente muy hostil; no faltan ningunos de los elementos represivos de las zonas agrícolas, pero sí brilla por su ausencia, un elemento que es esencial en las zonas agrícolas, es decir, la paternalismo (en las zonas agrícolas está el “padrecito”). Al no existir ese paternalismo empiezan a proliferar y a desarrollarse los vínculos de solidaridad que caracterizan a todas las sociedades obreras cuando están empezando a desarrollarse. En el caso del mundo minero latinoamericano, esos vínculos se materializan en lo que los mineros llaman, Asociaciones de Socorro Mutuo. El objetivo de estas asociaciones es enfrentarse a una doble represión que les afecta de forma muy directa:  El capital extranjero, porque actúa única y exclusivamente en función de los beneficios; intenta rentabilizar al máximo los beneficios obtenidos; es lo que se llama “Razón de Mercado”, en función de cómo va ese mercado, se aumenta o se disminuye la plantilla de trabajadores. Ejercen una represión enorme sobre el trabajador que les hace ver que no tienen ningún derecho.  El estado oligárquico, porque en el momento en que hay un simple conato reivindicativo, el estado manda un ejército para reprimir esa rebelión. Sin embargo, y a pesar de ser más optimistas en el mundo minero no observamos en estos años, un avance importante en la creación de una conciencia de clase dentro del mundo minero. ¿Por qué? Porque estamos hablando de un mundo geográficamente inmenso, donde los diferentes centros mineros están separados geográficamente a veces por miles de Km., y no sólo eso sino que además el centro minero está también muy lejos del centro urbano; luego están aislados y la posibilidad de conexión que podría haber entre un proletariado minero y un proletariado urbano es inexistente. Al no existir esa conexión las Asociaciones de Socorro Mutuo se quedan limitadas a un entorno pequeño que es en el que nacen y se desarrollan. Si observamos que el proletariado rural está dividido y que el minero está más unido pero las dificultades de conexión son imposibles, en el mundo urbano, tampoco ese incipiente proletariado urbano alcanza un nivel de cohesión importante, debido a que en el empleo obrero urbano (que concentra poca industria), asistimos a la cohesión de actividades productivas muy similares. Frente a una industria poco importante, porque es muy limitada aún, que ni cuantitativa ni cualitativamente destaca, existe un artesanado que prácticamente desarrolla la misma actividad que el obrero industrial, es decir, la industria urbana latinoamericana es la industria textil; la mayor parte de las fábricas de Latinoamérica están dedicadas a esta industria y a la agropecuaria (conservas) y a lo que se dedica el artesanado es a lo mismo. El producto industrial y el artesanado prácticamente no se diferencian en calidad. Esto nos conduce a que el obrero industrial ve en el obrero artesanal su enemigo, su competidos y viceversa, porque ambos tienen el mismo producto e intentan vender el mismo producto. Esa competitividad provoca rivalidades y esa rivalidad les impide unirse, cohesionarse. De ahí que tampoco veamos un proletariado con conciencia de grupo en la ciudad; tendremos que esperar bastante para su llegada. Si a eso le añadimos que no es un grupo muy numeroso cuantitativamente, lógicamente tampoco hay posibilidad de grupos proletarios. Asistimos como conclusión a la existencia de una disgregación enorme de los tres grupos sociales que están a su vez inmersos en un sistema económico

66

irregular, disgregatorio, injusto, porque es un sistema económico hecho y controlado por la oligarquía que mira al resto de grupos como clases sociales subalternas. ESTRUCTURA Y FUNDIONAMIENTO DEL ESTADO OLIGÁRQUICO. LAS DICTADURAS DE ORDEN Y PROGRESO Esta estructura en esta época (1850-1914) adquiere una fuerza y una estabilidad increíbles hasta el punto que a cualquier historiador “novato” que se acerque por I vez a la historia de Hispanoamérica, le puede dar la sensación que esa estabilidad justifica el sistema, es decir, hay tal grado de tranquilidad política que parece que el sistema sea bueno. Es algo que forma parte del devenir de los años y del comportamiento de la sociedad. Es un sistema que se ha creado en los años 50 y se ha desarrollado hasta los años 80 y esa entrada de dinero y el crecimiento económico increíbles, parece ver que esto está compensado en la sociedad, aunque en realidad esto no es así. Las bases de este sistema proceden del período de Reformismo y Liberalismo, ya que anteriormente quedaron muy claros como elementos básicos del sistema, lo que ellos llaman el poder moderador. El poder moderador se limita a la representación equitativa de los grupos oligárquicos en la política. El resto de grupos de la sociedad o estaban subordinados como la clase media o marginados como la clase obrera y campesina, luego poder moderador es fácil de decir y difícil de explicar. Curiosamente dentro de un período de Dictaduras, controladas por una minoría se habla constantemente de Liberalismo, ya que la Dictadura de Orden y Progreso se ha sustentado sobre los fundamentos teóricos, principios liberales teóricos europeos. Pero en la práctica lo único que existe es el liberalismo económico porque es el que favorece a la clase dominante y al mismo tiempo, no perjudica el capital extranjero. Pero el liberalismo político y social no existe, no se aplica. A su vez las formas políticas sí parecen liberales, porque, hay un sistema parlamentario bicameral y se supone que donde hay un Congreso y un Senado el pueblo está representado. Todas las constituciones tienen establecida la división de poderes y por último estamos hablando de lo que se conoce como Sistema Presidencialista, interpretándolo como el mejor de los sistemas, ya que se mira hacia EE. UU:, y a su constitución; el presidencialismo de EE. UU:, es el ejemplo a seguir. Cuando dejas a un lado esa teoría del sistema bicameral, de la división de poderes, de la existencias de un presidencialismo constitucional que es “relevado” de su cargo cuando acaba su mandato y penetramos por ejemplo en el derecho al voto, ahí, si vemos claramente las contradicciones del sistema. Porque es un I momento ese voto fue de S. Censitario y más tarde se cambió a S. Universal; pero esto e suna teoría política simplemente. El tipo de S. Universal que aplican es limitar el voto a la población masculina, adulta y alfabetizada, en unos países en los que el analfabetismo supero el 80 e incluso el 90 % del total de la población. Esta forma de aplicar el S. Universal en definitiva está consagrando como única clase política activa a la oligarquía. Esa oligarquía a lo que aspira siempre es a mantenerse ene l poder y a controlar a ser posible, todos los resortes del mismo, para lo que tiene que contar con el apoyo de algunos grupos sociales a parte del suyo. El grupo social es esa incipiente clase media porque es una clase de burócratas que reúnen los requisitos impuestos por ese S. Universal, pero, ¿qué tipo de clase media es? Una clase creada y sostenida económicamente por la oligarquía. Luego es muy difícil que esa clase media adquiera conciencia de grupo. Este utópico estado liberal de Orden y Progreso funciona a todo lo largo y ancho de Iberoamérica, sólo con matices de diferenciación. Quizá el matiz que más los puede diferenciar sea el de que un país ostente el título de República Federal o de República Unitaria. Es decir, por ejemplo:

67

México e suna República Federal pero el que controla desde 1877 hasta 1911 el país es un solo personaje, PORFIRIO DÍAZ, dictador total y absoluto, pero que se proclama liberal y ha llevado a México a un régimen político autocrático, personalista. Este personaje se mantiene en el poder porque México es uno de los países más oligarcas de toda Latinoamérica y los diferentes grupos oligárquicos mexicanos son muy similares en poder económico y por lo tanto, en poder político. Lo cual quiere decir que el presidente del país ejercer de Ç”moderador” entre los diferentes grupos oligárquicos, reparte la representación del país de una forma muy igualitaria entre esos diferentes grupos oligárquicos. Así, México vive una época de desarrollo económico y de “paz” increíble. Época de desarrollo económico y de “paz” basada en el sudor, sangre, sacrificio, explotación de la clase campesina; es la época en la que se le expropian el mayor número de tierras al campesino; es la época en la que la represión contra el pueblo es muy violenta; las tropas militares son las garantes de la paz, hay que tenerlo en cuanta. En el ejemplo de República Unitaria la situación es en cierta medida diferente, como en Colombia o en Perú. Aquí existe una desigualdad manifiesta importante entre los diferentes grupos oligárquicos y esa desigualdad es económica y política, porque cuanto más peso económico tienes, más peso político tienes. Por consiguiente en este tipo de países lo que prevalece al final es la voluntad del más fuerte, lo que significa que un partido sea del signo que sea, se instala en el poder y se mantiene en él “sine die”. En estos países en los que un grupo económico controla económicamente el país, el S. Universal se convierte en la mayor de las trampas políticas que puedan existir, porque hablar en Perú o en Colombia de clase media en estos años es una entelequia. Para mantenerse en el poder el grupo oligárquico dominante inscribe en el censo electoral como alfabetizados a sus campesinos, por los que tienen derecho a voto. Así ese grupo le dice al campesinado lo que tiene que votar. El resultado final es que el voto del campo es conservador, que es el mayor contrasentido. Así el voto rural se impone sobre el voto urbano, algo que no es privativo de este momento. Existe un mecanismo de dominio increíble, lo que provoca que las Dictaduras de Orden y Progreso duren tantos años sin que se produzcan cambios en la política hispanoamericana. Hay que esperar hasta después de 1914 para ver intentar un cambio. ¿Qué es ser liberal y conservador en estos años? Las diferencias son de matices. Por ejemplo los conservadores apoyan la unión Iglesia y Estado y los liberales su separación. Prueba que no hay diferencias es que en determinados momentos de crisis lo normal es la unión de las fuerzas liberales y conservadoras en lo que ellos llaman Gobiernos de Coalición. Estamos a fines del siglo XIX e inicios del siglo XX y es muy difícil mantener estática la sociedad e impedir que esa sociedad intente participar en política, luego es indiscutible que a pesar de esa estaticidad, empezamos a observar simplemente, intentos de creación de partidos políticos diferentes a los tradicionales conservador y liberal oligarcas en determinados países donde el desarrollo económico y de la sociedad en mayor. Por ejemplo la clase media como en Argentina, Chile y Uruguay. Así empezamos a ver como intentan crear partidos diferentes a los tradicionales. El I síntoma es la parición de lo que se conoce como Partidos Radicales (Fines del siglo XIX), cuyo origen es la escisión del partido liberal oligarca. Lo Latinos se pelean por ver o por defender cuál fue el I país en crear un partido radical. En este sentido destaca Chile en 1862, pero lógicamente no fue así, hubo una especie de intento pero ese partido no fue efectivo hasta 1920.

68

El I partido verdaderamente político radical de la clase media urbana se produjo en Argentina, la Unión Cívico-Radical en 1892. El resto de países son bastante más lentos. En lo que se refiere a partidos obreros su retraso en aún mayor y se produce también en los países con mayor emigración y mayor desarrollo económico. En este sentido la emigración es decisiva (Argentina) ya que ese emigrante europeo no sólo piensa en el sueño americano, sino que cuando emigra, lleva consigo su lengua, cultura e ideas políticas y cuando se enfrenta a la durísima realidad de ese mundo, esas ideas (Socialistas y anarquistas), salen a flote, se manifiestan. En Argentina en la década de 1870 y había fundadas secciones de la I Internacional. Ocurre lo mismo con el fenómeno de los anarquistas ene l caso argentina, como MALATESTA, italiano, que fue expulsado también de Francia, crea las I cédulas anarquistas en Buenos Aires a partir de 1885, pero son simplemente cédulas, intentos y habrá que esperar hasta después de la I G. M., y sobre todo al Crack del 29 para realmente ver florecer partidos de proletariados, de clases populares y ver también, consolidada a la clase media de alguna manera como copartícipe en la política dictatorial, oligarca de Orden y Progreso que se inicia en los años 50 y que curiosamente hoy en día sobrevive en determinados países.

69

TEMA 8: IMPERIALISMO E INTERVENSIONISMO DE EE. UU. EN EL CARIBE LOS FACTORES DE LA INTERVENCIÓN Desde principios del siglo XIX no han faltado nunca en los EE. UU. voces que predicasen la conveniencia de convertir a Iberoamérica, y muy especialmente a Centroamérica y El Caribe, en un futuro dominio norteamericano a mediados del siglo XIX. El I país que experimentó la invasión norteamericana fue México en 1836 con ocasión de la Independencia de Texas. La Independencia de Texas se produce de una forma aleatoria e indigna, en que, como efecto de la conquista del Oeste, muchos norteamericanos se habían asentado en ese territorio perteneciente a México; eso facilitó el que se declarase República Independiente, por lo que México intentó reconquistar el territorio, no pudiendo con el empuje americano. Finalmente, en 1845, por el Tratado de GUADALUPE-HIDALGO los americanos se quedaron con gran parte del territorio mexicano. Sin embargo, a pesar de este precedente, aún en esta época los norteamericanos se encontraban ocupados en su propia construcción; es la época de la conquista del Oeste, con todo lo que significa. Como resultado, casi todos los esfuerzos van encaminados a controlar al zona occidental del país, lo que hace que la Guerra de Texas sea una excepción. Esto no significa que oculten su interés por El Caribe porque están absolutamente convencidos que todo lo que significa El Caribe terminaría cayendo de una forma “natural” dentro de la influencia norteamericana. De hecho, en una fecha tan lejana como 1823 (el mismo año en que se formula la Doctrina MONROE), el presidente ADMAS decía públicamente en el Congreso que la isla acabaría cayendo como una fruta madura en manos de los EE. UU. Este convencimiento lo tienen porque según ellos, Iberoamérica pertenece a una zona del mundo que por su evolución política, se encuentra, al igual que los EE. UU., desvinculada del Viejo Mundo. De acuerdo don esta idea, Iberoamérica forma parte de lo que ellos llaman el hemisferio occidental (como si Europa no fuera hemisferio occidental), un hemisferio occidental creado por ellos. Esta idea, ni qué decir tiene, es una teoría unilateral de los EE. UU., en ningún momento se consulta al resto de estados iberoamericanos si están o no están de acuerdo con ella. Lógicamente, como no son consultados, argumentan que EE. UU. puede declarar lo que le convenga, que ellos actuarán según sus pareceres, ¡y no sabían lo que se les venía encima! Esa América distinta conforme van pasando los años del siglo XIX, se va volviendo más agresiva y más fura, porque a los EE. UU. su expansión territorial les ha ido dando fuerza y llenando de orgullo, les ha dado sensación de poder. Esa expansión continental de la conquista del Oeste hace que empiecen a concienciarse que Dios les ha empujado y ayudado a desarrollar una misión histórica: es la famosa Teoría de la Predestinación, que arranca de la época de la llegada de los I colonos ingleses. Los I colonos ven en al tierra a la que llegan el nuevo Israel, la nueva tierra prometida y, con esa mentalidad de la tierra bendecida, ponen en marcha su ideología expansionista. Ese “bienestar”, esa “felicidad”, tienen que ser divulgadas y extendidas al resto del mundo. Esa ideología tiene como I objetivo el Oeste americano, que ellos llamaron “El Jardín del Edén”. La idea termina completándose con otra teoría, elaborada en 1856 por SEWARD y que el periodista O´SULLIVAN difundió con el nombre de Teoría del Destino manifiesto, según la cual los EE. UU. son el pueblo elegido por Dios para difundir y extender al resto de la humanidad la libertad y los derechos humanos. La Teoría se materializa en la idea que la colonización y la posesión del continente eran el destino patente de los EE. UU., porque la propia historia del mundo lo provocaba, era fruto del devenir de la historia. Ellos decían que desde el principio de la historia del mundo se observa un hecho evidente: que la hegemonía

70

del mundo se traslada, no se sabe por qué, del Este al oeste; con el paso del tiempo la hegemonía de China se trasladó a Persia, de Persia a Grecia, de Grecia a Roma, de Roma al Sacro Imperio Romano Germánico, la de éste la hereda NAPOLEÓN y de NAPOLEÓN pasa al Imperio Británico; lógicamente, después del Imperio Británico, la hegemonía la heredan los EE. UU. Si la hegemonía del mundo se había desplazado de Este a Oeste, conforme había ido desplazándose los conceptos de libertad e igualdad, habrían ido perfeccionándose y al llegar a los EE. UU., éstos eran la cumbre de la civilización, cumbre que se tenía que distinguir por su carácter civilizador y democrático. Todo esto está relacionado con la idea de la “frontera”, que tanto se desarrolla en la Teoría norteamericana, una frontera entre el Bien Supremo y el Mal Supremo. Esa idea de frontera la aplican por I vez ene l territorio del Oeste, que estaba poblado de tribus indias. Si el indio no acepta voluntariamente esa democratización, hay que ir contra el indio; eso explica el arrasamiento de los indios. Cuando se acaba esa frontera se inventan una nueva frontera, la new frontiere, que es Iberoamérica. Esto es la teoría. Por debajo de ese carácter universalista de la “nueva frontera” lo que subyace son indiscutiblemente, intereses económicos. Ellos, dentro de esa ideología de la salvación, están tan imbuidos de su superioridad, que STRONG (otro ideólogo de la teoría del Destino Manifiesto), llega a decir: Dios tiene dos manos; con una de ellas prepara en Estados Unidos el sello con el que las naciones adquirirán el carácter de ésta (la civilización y la democracia); y con la otra prepara a la humanidad para este acontecimiento. Después de esto, con esta misión civilizadora y altruista, lógicamente la política expansionista norteamericana pro Iberoamérica y por El Caribe, se pone en marcha, pues para civilizar y democratizar hay que conquistar, y emp8ieza a conquistar de muy diversas maneras. Así, SEWARD, siendo Secretario de Estado con el presidente JONSON, en 1867 compra Alaska a Rusia, con lo cual elimina la posibilidad que ésta pudiera intervenir en ese hemisferio occidental, y lo aclara y dice que los EE. UU. tenían que estar a salvo de posibles agresiones y, una vez a salvo, debía extender su potencialidad económica por todo el continente evitando complicaciones de política exterior. Aquí nace los que conocemos como Imperio Económico Norteamericano, que es el auténtico, el real y no la ideología. SEWARD parte de una idea: EE. UU. tiene un aparato productivo tan impresionante y de tan rápido crecimiento que el mercado interno se les queda pequeño. Ante esa realidad, piensa que el crecimiento va a ser continuo, permanente e ilimitado y, lógicamente hay que buscar un nuevo mercado externo, que él no se cohíbe en decir que debe ser protegido mediante métodos imperialistas. Esta declaración la enmarca diciendo que los EE. UU. no intentan controlar el mundo, sino que lo que quieren es crear un “imperio informal”. Cuando habla de “imperio informal” (que no explica lo que es), se está refiriendo a una nueva forma de colonialismo. Por otro lado, él piensa en este imperio informal por una razón de tipo económico, pues una política colonizadora es tremendamente cara y, eso no les interesa a los EE. UU., por lo que ese imperialismo debe conseguirse a través de acuerdos y tratados, añadiendo, muy sutilmente, barcos y cañones. Lógicamente, para aplicar esta teoría, había que crear esos barcos y esos cañones y entonces, paralelamente a la expansión de sus postulados, los EE. UU. crean entre 1880-1890 su flota militar, hasta entonces inexistente. A partir de este momento el I objetivo va a ser El Caribe y a continuación Iberoamérica. Lo I que tenían que hacer era dar salida a sus productos y, esto es evidente, porque la realidad era que los EE. UU estaban padeciendo una serie de crisis económicas provocadas precisamente por el aumento de producción (los EE. UU. padecen en el último cuarto del siglo XIX, tres crisis económicas importantes: la I entre 1873-1879; la II entre 1882-1885 y la III, la más importante coincidiendo con todo el proceso imperialista en El Caribe, entre 1893-1897).

71

Esto tiene su origen en parte, en I lugar, en la superproducción de productos agrícolas, y como resultado, los precios de los productos bajan de una forma escandalosa y en ocasiones, hay que tirar parte de la producción. Junto a eso, en II lugar, hay una expansión industrial que se ha desarrollado demasiado rápido en un mercado con una capacidad limitada. En III lugar y por último, los EE. UU., desde el comienzo de su revolución industrial, se caracterizan fundamentalmente por una producción siderúrgica y metalúrgica impresionante, como consecuencia de la creación e las comunicaciones con el Oeste, y la principal comunicación es el ferrocarril; pero en el momento en que se llega al Oeste y se termina la infraestructura ferroviaria, la producción siderúrgica y metalúrgica sobraba y, había que colocarla en otro sitio, pues cerrar fábricas no era solución. Así pues, los stock de producción se van almacenando, las fábricas no cierran pero ralentizan la producción y la mano de obra sobrante hace que comiencen a materializarse las tensiones sociales. La salida a esta situación va a ser Iberoamérica, que era lo más cercano. Ya en 1879 el presidente HAYES lo dice claramente en el Congreso, donde hace alusión a la necesidad de un incremento del comercio con Iberoamérica y expresaba al esperanza de encontrar allí mercados para las exportaciones. En 1882 tenemos el I resultado de ese mirar hacia Iberoamérica. El país que tenían más cercano era México; la explotación del potencial económico de México, definido como “conquista de México”, empezó a utilizarse por una serie de empresas norteamericanas, justificando la conquista diciendo que México tenía una enorme necesidad de desarrollar su red de ferrocarriles y lo que ellos hacían era “ayudar” a desarrollarse. Para lograr esos objetivos lógicamente había que materializar la buena disposición de EE. UU hacia el mundo iberoamericano. Se materializa en la creación de un Nuevo Panamericanismo, que había que cubrir de doctrina. Para convencer a los países iberoamericanos que sus objetivos eran altruistas, convocaron la I Conferencia Panamericana (1889). Para preparar el terreno a lo largo de toda esa década de los años ochenta, los políticos norteamericanos empezaron a cursas invitaciones a todos los países iberoamericanos y a hacer visitas, utilizando siempre el mismo discurso: había que discutir los problemas de la guerra y de la paz, solucionar los conflictos latentes del continente y crear una infraestructura básica para satisfacer las necesidades de la población; en definitiva, paz en Iberoamérica. Esto llevaba aparejado como I prioridad impulsar las relaciones comerciales y crear un mercado. Cuando en 1889 se reúne la Conferencia a ningún país iberoamericano le quedaba duda que lo que se iba a dilucidar eran intereses económicos. Unos meses antes se había creado en EE. UU. una institución a la que se dio el nombre de Unión Comercial Latinoamericana, que en teoría, tenía como objetivo el fomento de las exportaciones a Iberoamérica y estaba formada por unas 500 personas; esas personas eran todas ellas, simple y llanamente, norteamericanas: banqueros, navieros, multinacionales, etc. En este momento es Secretario de Estado norteamericano, BLAINES, quien en su discurso de bienvenida a los participantes expresó la esperanza que en el futuro, hubiese una elaboración “equitativa” entre los diferentes países, insistiendo una y otra vez en que no debían pensar que la postura norteamericana era una postura de “conquista”; por el contrario, decía que había que llevar a cabo la colaboración mutua. Los iberoamericanos preguntaron que cómo se iba a materializar ese provecho mutuo y los norteamericanos contestaron:  En el aumento del intercomercio.  Con la creación de una serie de instrumentos legales de ámbito continental (tribunales de arbitraje, tratados de extradición).  Con una unión aduanera.  Con la fundación de un banco (Banco Interamericano) al servicio de la exportación y de la importación. Ninguna de estas medidas fue aceptada por los países iberoamericanos, tan sólo se concretaron algunos tratados comerciales, por lo que, en vista de eso, en

72

1890 una serie de empresarios, banqueros y políticos norteamericanos crearon otro organismo al que denominaron Cámara de Comercio de las Repúblicas Americanas. Ya el título parecía querer dar un tratamiento más igualitario, pero, como todo lo relacionado con los norteamericanos, tenía su trampa: la institución dependía de la Secretaría de Estado norteamericana, por lo que ésta se convirtió en una especie de oficina donde se centralizaba toda la información relativa a los asuntos económicos iberoamericanos. Esta situación de control iba acompañada de una postura política respecto a Europa. Los norteamericanos, que habían descubierto la forma de penetrar en el mercado iberoamericano, no estaban dispuestos a que ningún país europeo les hiciera la competencia, advirtiendo que no se iba a tolerar ningún tipo de intervensionismo europeo en América. Esta política se materializó por I vez en 1895-1896 en el conflicto venezolano con la Guayana inglesa, Entre Venezuela y Brasil, están las tres Guayanas; en 1895 la Guayana inglesa intentó ampliar su territorio a costa de Venezuela; en el momento en que los EE. UU. tuvieron constancia de la acción, su reacción no se hizo esperar y el Secretario de Estado norteamericano, OLNEY escribió una carta al Primer Ministro británico, LORD SALISBURY donde, invocando la doctrina MONROE, le dice que Inglaterra estaba interviniendo contra un país amigo y aliado de los EE. UU., cosa que ellos no iban a permitir, y escribe: Hoy en día los EE. UU son en la práctica el soberano de este continente y su palabra es ley en todos aquellos asuntos que les conciernen; y añade: la causa no es simplemente la amistad o la comprensión que los demás Estados muestran hacia nuestro país; tampoco se debe sin más a la alta posición ocupada por EE. UU como Estado civilizado, sino a la prudencia , la justicia y la razón; la causa reside, además, en su ilimitado potencial económico y humano, lo que, unido a su aislamiento geográfico, lo convierte en dueño de la situación y lo hace invulnerable a cualquier intervención de una potencia determinada o de todas ellas juntas. LA GUERRA DE CUBA CARACTERÍSTICAS ECONÓMICAS ANTES DEL CONFLICTO Cuba era una colonia que desde bastante tiempo atrás mantenía unos lazos económicos muy singulares con España porque paradójicamente los lazos eran más profundos con EE. UU. Que con la propia metrópoli, por ejemplo: en 1865 un 65% del azúcar que Cuba exportaba se dirigía a los EE. UU.; en 1877 ya era del 82%. España recibía de azúcar un 57% porque el resto lo vendía Inglaterra. Sin embargo, la administración seguía siendo española y Cuba, era un mercado privilegiado para recibir productos de España, particularmente de la industria catalana. En 1894, antes de la guerra, el 60% de las exportaciones de Cataluña iban a Cuba, lo que se traduce en una sola palabra, dependencia, una dependencia industrial que impidió en Cuba cualquier intento para establecer fábricas de cualquier tipo. En otros aspectos Cuba también estaba muy atrasada. La revolución azucarera había empezado a partir de 1790 y, durante el siglo XIX la expansión del azúcar fue tal, que prácticamente Cuba se convirtió en una tierra de monocultivo, sólo se cultivaba azúcar y por ello, la demanda de esclavos aumentaba constantemente en una época en que el tráfico de negros era muy criticado por Europa y, en especial por Inglaterra. Ante esto Cuba tiene un estatus especial:  Un único producto.  Un sistema esclavista.  Una venta excepcional a EE. UU.  Una dependencia de productos manufacturados por parte de España grande. Pero la cosa no iba a mejor, sino empeorando conforme avanza el tiempo, porque se están produciendo avances, como la introducción del ferrocarril y, lo que hizo fue incentivar más el monocultivo en Cuba, es decir, la gran propiedad. La gran propiedad tiene características diferentes a las del resto del mundo latinoamericano, porque con la dependencia norteamericana se incentivaba la

73

tecnología. En los años 60, el 71% de los ingenios (fábricas de azúcar), empleaba energía a vapor; en 1866 se prohibió el comercio de negros, pero había que sustituirlos porque en la tarea de la caña de azúcar no había tecnología moderna y, se sustituyó por el asiático y el trasbordo de muchos a Cuba, sobre todo de Yucatán. Hacia 1870, la mitad de los esclavos habían sido liberados, pero en esta fecha el censo de esclavos superaba los 363.000 personas; pero hablamos de una isla pequeña y de un gran número de esclavos, cuando al mitad habían sido liberados. Se concentraban en determinadas zonas de la isla, en las provincias azucareras que son cuatro:  Colón.  Matanzas.  Sagua La Grande.  Santiago. Si la producción se incentiva, si el mercado se dirige hacia los EE. UU., en Cuba se está generando mucha riqueza, lo que explica que en los años 80 más del 67% de la población fuera blanca y, todo ello por la emigración española; es el II Dorado, es un mito, porque todo el que llegaba hacía negocios y se enriquecía de manera increíble. INTENTOS INDEPENDENTISTAS Con este panorama general de Cuba a mediados del siglo XIX, entramos en los intentos independentistas. El I intento criollo es a partir de 1868, que comienza como una sublevación conocida como el Grito de Yara (en la provincia de Oriente) y se prolongó durante 10 años. La guerra de 10 años, devastó el país, la producción de azúcar cayó de una forma increíble, pero además, las fábricas en su inmensa mayoría desaparecieron, por ejemplo: en Santiago había 100 fábricas de azúcar en 1868 y en 1878, sólo quedaban 39. Los dirigentes del movimiento independentista son los patricios cubanos, los grandes propietarios, que tienen esclavos. Al estar dirigido por ellos, tuvo poco apoyo popular, aunque se les sumó alguna gente de color, sobre todo mulatos libres, pero la revuelta no consiguió desarrollar un ejército popular porque estaba dirigida por terratenientes y no se fiaban de ellos. Tuvo de contingentes entre 10.000-20.000 soldados, frente a una media de más de 40.000 soldados españoles. Hizo que la guerra no consiguiese triunfar y por el Tratado de ZANJÓN en 1878, reinando ALFONSO XII, se acabó con la guerra. Se consigue acabar con la guerra, a parte de por el ejército, porque el gobierno español accedió a la demanda cubana de reformas constitucionales, entre las que se contaba darle a la isla un estatuto de autonomía y representación en Cortes. Así, a partir del Tratado , Cuba tiene el derecho de enviar 40 congresistas a la Corte de Madrid. Junto a las reformas constitucionales, surgen partidos políticos en el mismo año de 1878. Los dos grandes partidos de la época son:  El Partido Liberal que es esencialmente cubano y lo que pretende es afianzar todas las medidas prometidas por el gobierno y además, lograr la separación de los poderes civil y militar en Cuba.  Unión Constitucional, que es el partido de los peninsulares, de los españoles en cuba, todos los comerciantes, los miembros de la administración, los profesionales de Cuba; se integraron aquí porque su objetivo era que Cuba siguiera siendo española. A partir de 1878 empiezan a funcionar ambos, y existen cambios constitucionales importantes, lo que permitió el mantenimiento de los españoles en Cuba, pero la recuperación nunca fue completa, entre otras cosas porque en 1884 los precios del azúcar se hundieron por la competencia de la remolacha azucarera, que se implantó en Europa de manera importante (más de la mitad mundial). Al hundirse los precios las principales instituciones económicas de la isla, como la Caja de Ahorros de La Habana, el Banco Industrial o el Banco de Comercio, se hundieron

74

y desaparecieron y, esta depresión presagió el fin de la oligarquía azucarera cubana. La oligarquía terrateniente que no podían dar salida a la producción, empezaron a vender sus tierras que se fueron concentrando en pocas manos y a partir de aquí, muchas de estas pocas manos, ya no van a ser cubanas, sino estadounidenses. Esto es un paso decisivo para entender la presencia norteamericana en Cuba, porque el capital estadounidense, cuando se hace con gran parte de la propiedad de las tierras, incentiva la capacidad productiva del azúcar y hace que, hacia 1886, el 94% de la producción de azúcar se dirija a EE. UU., con lo que la dependencia de Cuba hacia EE. UU. es absoluta. La industria azucarera con este incentivo de capital norteamericano se va recuperando de la depresión y la producción aumenta cada vez más. Pero hubo un problema, y es que cuando en 1894 se cae el sistema y en 1886 entra EE. UU., entre las medidas para incentivar la producción, estaba la de creación de aranceles especiales para permitir la entrada a bajo precio de los productos de Cuba en EE. UU. (es decir que costaba muy poco el azúcar cubano en EE. UU.). Les interesaba porque ellos prácticamente no tenían azúcar. Pero no hay que olvidar el fenómeno de la remolacha azucarera, que sí se podía cultivar en EE. UU., y esto provocó que la política arancelaria tuviera un límite que roza el año de 1895, justo cuando comienza la Guerra de Cuba. El resultado es que a partir de ese momento los plantadores se arruinaron o empobrecieron, lo que produjo que se dieran cuanta que la situación tenía que cambiar e intenten separarse; es el II período bélico (1885-1898). II PERÍODO BÉLICO EE. UU. desde el Grito de Yara, cuando se inicia, fueron los defensores de la independencia, porque querían quedarse con Cuba, pero fieles a su política de la Teoría del Destino Manifiesto y la de BIG STICK, queriendo un colonialismo a la vieja usanza, defienden la independencia, pero la defienden por lo bajo; ellos protegen a JOSÉ MARTÍ (el héroe de la independencia cubana, exiliado desde el 1878 en EE. UU.), financian la Junta revolucionaria de Nueva York y ponen a disposición de los cubanos el periódico New Herald que se convirtió en la voz de los independentistas cubanos en EE. UU., pero sin dar la cara directamente. Hay dos presidentes norteamericanos partidarios de la política del BIG STICK, del panamericanismo, que son MCKINLEY y TEODORO ROOSEVELT. En estos momentos con forme avanza la guerra, el I adopta sutilmente una posición favorable a las tesis independentistas cubanas, hasta que el Congreso norteamericano, reconoce el Estado de Guerra en Cuba por el que el intervensionismo norteamericano en evidente. La Guerra que desde el 1895 se materializa en un enfrentamiento dura entre españoles e independentistas, llamados “mambises”, fue endureciéndose cada vez más, porque cada vez más es una guerra popular y el sistema que utilizan los “mambises” es más peligroso y radical contra los españoles que el sistema de la I guerra:  En la I existía un frente donde los españoles estaban situados a un lado y los cubanos a otro y, de vez en cuando, saltaban el límite y después se replegaban.  En la II existió un ataque constante a través de “comandos” de “mambises” a las tropas españolas mientras éstas atravesaban zonas selváticas. Es una guerra de guerrillas que produce más bajas. Con esta guerra las muertes españolas aumentaron de una forma increíble, convirtiéndose en el gran drama de la Guerra de 1898, porque fue la sangría de vidas humanas españolas increíble. Convulsionó a la sociedad española de forma increíble, por ejemplo, Granada, una ciudad tranquila que poco se implica en las guerras internacionales, hubo grandes manifestaciones por la guerra, hasta el punto que la universidad tuvo que cerrar (en España sólo se cerraron tres, en Madrid, Barcelona y Granada),

75

no recetaban productos norteamericanos, se formó un batallón en Granada de la universidad, etc. INTERVENSIONISMO POLÍTICO-MILITAR DE EE. UU. Llegó un momento en que los intereses norteamericanos en la isla se vieron efectivos por el fenómeno bélico. Aduciendo la necesidad de salvaguardar los intereses norteamericanos, los EE. UU. enviaron un buque de reconocimiento a Cuba que fue además aceptado por los españoles, el Maine. Ocurre que el Maine llegó a Cuba, a La Habana, fue recibido por las autoridades españolas y se le ofreció por la noche una recepción al cuerpo de oficiales norteamericanos y esa misma noche, voló por los aires y EE. UU. dijo que fueron los españoles (no tuvo lógica, porque lo último que querían los españoles era entrar en guerra con EE. UU.). A partir de este momento la situación entre España y EE. UU. es de tensión extrema, que se va aumentando con las declaraciones en el Congreso de EE. UU. Explotó el 15 de Febrero de 1898 y en Abril el Congreso norteamericano aprobaba por unanimidad que había que intervenir directamente en Cuba y que el objetivo de la intervención tenía que ser la independencia de la isla. Pero de forma simultánea aparece una enmienda en el Congreso de EE. UU., conocida como la Enmienda TELLER en la que las cosas se van viendo más claramente. Se afirmaba que EE. UU. no tenía la intención de anexionarse la isla y que dejarían en manos del pueblo cubano el gobierno y el control de su país, pero no descartaban la posibilidad de establecer un protectorado desde el punto de vista formal hasta que las cosas se regularizaran. La Guerra entre EE. UU y España duró 113 días; se envió la Armada Española dirigida por CERVERA y la encerraron en la Bahía de Santiago de Cuba (es como un golfo y además peligroso), y se enfrentaron a una armada norteamericana acorazada que no permitió ni la entrada de un buque; los hundieron todos. Tras el hundimiento de la Armada Española era evidente que habían perdido la guerra (Mayo de 1898) y el paso siguiente va a dilucidar un tratado de paz y va a establecer una serie de tratados y pactos. Las sesiones se desarrollarían en París. El 1 de Octubre de 1898 se reunieron dos delegaciones, una norteamericana y otra española, y no había ni un sólo representante cubano, cuando se estaba hablando del futuro de Cuba. A partir de aquí, se estipularon artículos hasta que se llegó al 10 de Diciembre de 1898 con el Tratado de París, donde en su Artículo I, España renunciaba a cualquier tipo de soberanía sobre Cuba y a cambio EE. UU., obtenían el derecho a garantizar el orden en Cuba y la defensa de la isla. Aquí se veía más claramente el papel de EE. UU., pero conforme avanzamos en el artículo, se ve aún más claro. Por ejemplo, en el Artículo XVI los norteamericanos se permiten “regular” la actuación del futuro gobierno cubano hasta que ese gobierno, estuviera en condiciones de gobernarse a si mismo; esta aberración conduce a la creación de un gobierno miliar norteamericano en Cuba y el presidente MACKINLEY en 1898 para el Congreso, habla de velar por el orden y la paz del país (Cuba) y de crear las condiciones necesarios para un gobierno autóctono (lo mismo que ha hecho en Irak, ¡que casualidad!). Esto lo justifican por la relación tan estrecha que existía entre ambos países, porque ambos estaban muy vinculados entre sí y lo que se buscaba era una Cuba políticamente estable, sin rivalidades internas, que podría beneficiarse de sus riquezas naturales, y del tesoro de su suelo, sin temor a ingerencias extranjeras. Esto da la sensación sobre el papel que está bien, pero la trampa está en que para la regulación de relaciones entre los dos países, se buscó una fórmula mediante la cual, Cuba conservaba su independencia desde un punto de vista formal, pero eran los EE. UU., los que asumían realmente el poder en cuba. Esa fórmula es la famosa Enmienda PLATT que se añade al Tratado de París en 1901 y en la que queda definida lo que pretendían los norteamericanos.

76

En esta Enmienda en los dos primeros artículos, se limitaba la soberanía de Cuba para establecer acuerdos con otros países y contraer deuda con el extranjero. El Artículo III, de la Enmienda otorgaba a los EE. UU., de forma oficial, el derecho a intervenir en Cuba con el fin de preservar su independencia. Esto lo justificaban diciendo que había que salvaguardar la vida, la libertad y las propiedades de los ciudadanos. En el Artículo VII, para corroborar el artículo anterior, Cuba cedía a los EE. UU., parte de su territorio para que se pudieran establecer bases navales y campamentos militares. A partir de este momento empieza Guantánamo, una base militar que es alquilada a EE. UU. por los cubanos por el precio de 200 $ al año. En 1859 cuando se produce la Revolución de F. CASTRO que no aceptaron más los 200 $, aunque no se fueron. A partir de este momento lógicamente, la serie de intervenciones militares se suceden en Cuba constantemente. Para darle “legalidad” a la ocupación cubana se celebraron elecciones y lógicamente, el I presidente cubano que es TOMÁS ESTRADA PALMA, se convierte en un títere absoluto de la política norteamericana (porque fue un hombre puesto por EE. UU.) INTERVENSIONISMO ECONÓMICO DESAFORTUNADO Argumentando el fomento del Bienestar de los cubanos, se llegó a subscribir un acuerdo comercial entre Cuba y EE. UU. Ese acuerdo, siempre utilizando el clásico lenguaje americano, estipulaba que se hacían una serie de concesiones a los EE. UU., por parte de Cuba a modo de “compensación” por la dependencia política que tenía la isla de los EE. UU. La economía norteamericana, impulsó de forma importante este acuerdo, porque había ya muchas empresas norteamericanas en la isla y ésta, ofrecía la posibilidad de enriquecerse de forma muy rápida. Se firmó en Diciembre de 1902 y fue ratificado por el Congreso norteamericano un año más tarde. La cláusula más clarividente es la relativa a los aranceles aduaneros, porque EE. UU., se comprometía disminuir en un 20% los aranceles a determinados productos cubanos (azúcar y tabaco). Esto parece bueno para Cuba, pero resultó una claudicación económica de la isla, porque al mismo tiempo, obligaban a Cuba a reducir sus aranceles en un 40$ para 530 productos norteamericanos diferentes. Es decir, los cubanos obtenían un pequeño margen de beneficio en lo poco que producían y el resultado fue la norteamericanización total y absoluta de la isla; hundían la prosperidad económica de Cuba. Esa dependencia se fue viendo a partir de 1904. En 1898 las exportaciones americanas a Cuba eran sólo de 10 millones de $; en 1920 superaban los 515 millones de $. A esto hay que añadirle las inversiones directas que se hacen a la sombra de la Enmienda PLATT. Si en 1903 esas inversiones directas eran de 590 millones de $, en 1920 superaban los 919 millones de $. Esa cifra representa un 26.5% del total de todas las inversiones norteamericanas en Sudamérica. Si tenemos en cuenta la dimensión de la isla comparada con el mundo latino, el resultado es una colonia americana absoluta. En estos años y por otra parte se llega a un grado de corrupción en al vida cotidiana cubana increíble, porque todas las mafias norteamericanas tienen Cuba como centro de operaciones, para luego extenderse al resto de Sudamérica. Como no podían hacer acuerdos con otros países porque lo prohibía el Acuerdo Comercial, lo que se hizo fue incentivar la industria azucarera para poder vender más en el mercado y esto, fue a largo plazo decisivo para entender con más claridad, la dependencia cubana, porque al mismo tiempo que se incentivaba la industria azucarera, se iban ocupando tierras para esta producción y la disminución de producción de hortalizas, de verduras y de otros productos agrarios de I necesidad, se hizo cada vez más evidente dentro y hundió a los campesinos independientes, fenómeno que sigue vigente en al actualidad. Además a largo plazo también dificultó la posibilidad industrial de Cuba, pues lo convirtieron en un país sólo abastecedor de cana, mientras que por ese Acuerdo Comercial que tenía, se veía en la necesidad de importar del exterior los

77

bienes de capital, los productos manufacturados y cada vez de forma más elevada, los productos alimenticios. Lo mismo ocurre con otros tipos de productos; es un país tropical pero sin industria, para los zumos, etc., que se elaboran de forma casera. Por tanto, el fenómeno de la importación va aumentando. Los EE. UU. apoyados en una institución político-militar por un lado de intervención directa y, por otro, en una institución económica, convierten a Cuba en un campo d experimentación par alo que luego iban a hacer en el resto de Sudamérica. Aquí vemos muy claro lo que significa la política del BIG STICK unida a la Diplomacia del Dólar. LA PROTECCIÓN DEL CANAL DE PANAMÁ Panamá es otro claro ejemplo de la política del BIG STICK. Panamá formaba parte de la República de Colombia. El atractivo de panamá para EE. UU., era su situación geográfica, porque es la zona más estrecha de todo Centroamérica. Así, era el lugar ideal para establecer contacto entre el Atlántico y el Pacífico. Hay que tener en cuenta que uno de los mayores problemas que presenta el comercio era el contracto entre ambos océanos. Ya a mediados del siglo XIX, en 1850 con capital norteamericano se hizo un ferrocarril en Panamá que de alguna forma alivió el contacto comercial entre ambos océanos. Desde 1850 los EE. UU., habían intentado procurar construir un canal en ese istmo, pero les era prácticamente imposible ocupar esa zona porque ahí, estaba Inglaterra, el gran socio del Pacto Neocolonial de las Dictaduras de Orden y Progreso. En 1846 su subscribe un tratado en Colombia en el que los EE. UU., consiguen a cambio de garantizar la integridad del estado colombiano, el derecho a transitar libremente por el istmo de Panamá (eso explica que puedan construir el ferrocarril), pero justo en el momento en que se va a construir ese ferrocarril, los británicos forzaron un acuerdo con EE. UU., uno de los tratados más famosos entre ambos países, el Tratado CLAYTON. En 1850 ese tratado regula las actividades de los EE. UU. en la zona quedando muy claro que los intereses norteamericanos quedarían siempre por detrás de los británicos. Cuando vieron que no podían actuar en Panamá libremente, pensaron en Nicaragua (la II zona más estrecha del istmo centroamericano) y como ellos funcionan así, en 1855 apoyan a W. WALKER (pirata) para que se apoderara de Nicaragua, porque era la puerta de entrada, el principio de lo que podría ser el futuro dominio norteamericano en Nicaragua. Poco después intentaron construir el ferrocarril. El régimen de WALKER en Nicaragua es de una Dictadura feroz; las potencias internas rechazaron el compromiso de este personaje y fueron pasando los años. Poco después se inicia (1879) la construcción del Canal de Panamá con el ingeniero FERNANDO DE LESSEPS (francés). Mantenía una idea muy clara; se construía el canal controlado por los británicos sin poner en entredicho en ningún momento la soberanía de Colombia sobre Panamá. Comienza la construcción, una obra faraónica (por los desniveles y presas) y además arrastra el problema con que era muy lento el tráfico. Eso provocó que la obra se dilatara mucho en el tiempo y además que fuera costosísima económicamente hablando. Eso explica lo que tarda en terminarse. En estos años los EE. UU., han solucionado ya sus problemas internos y se lanzan sobre El Caribe (1898) y como ellos tienen una política muy clara en cuento a sus objetivos, en 1898 los norteamericanos se anexionan Hawai en al Pacífico. Esta coyuntura obedece a un plan muy específico; los EE. UU., no tienen ningún punto de referencia en el Pacífico. Tienen Cuba, Puerto Rico y demás en el Atlántico, y ahora también en el pacífico. Al mismo tiempo, los EE. UU., en el Congreso proclaman y defienden una política que ellos llaman “de puertas abiertas”. Esa política era una especia de reglamento de libre comercio. En ella los EE. UU. no pedían, exigían que las potencias europeas y Japón aceptaran un trato

78

igualitario con ellos a la hora de comerciar con China, porque hasta ese momento no tienen ningún contacto comercial con Extremo Oriente. China está en explosión comercial, en un momento de despegue. A fines de 1898 se quedaron con Filipinas tras la derrota de España, con la que tienen también otra base importante para el comercio con Oriente. Lógicamente con el paso del tiempo, la estrella inglesa empieza a decaer, deja de ser la I potencia del mundo. Eso explica que en 1901 se reúnan EE. UU. e Inglaterra y la I pida librarse de las restricciones británicas que les imponía el Tratado CLAYTON. A partir de la firma de ese tratado los EE. UU., tienen ya mano libre para construir un canal entre el Atlántico y el pacífico en la zona que desearan y circunstancias de la vida, coinciden que la Compañía de FERNANDO DE LESSEPS que estaba construyendo el Canal de Panamá, quebró, se arruinó por al elevadísimo costo que tenía. Inmediatamente después los EE. UU. adquieren por 40 millones de $ la Compañía de FERNANDO DE LESSEPS; ya tienen las manos libres y las medidas para hacerse con el Canal de Panamá. El problema reside en ponerse de acuerdo con Colombia; una vez que se ponen en contacto con Colombia se firma un tratado en 1903 mediante el cual, EE. UU., obtienen una franja de tierra en Panamá de 6 millas de ancho durante 99 años a cambio de 10 millones de $ y una cantidad anual en concepto de arriendo de 250.000 $. En ese mismo tratado se otorgaba el derecho a prorrogar ese arriendo. En este momento EE. UU. no puso en tela de juicio la soberanía de Colombia sobre Panamá, pero también lo había dicho en Cuba. Lo que sí era evidente es que le vendían un trozo de tierra para 99 años. Como era prácticamente una venta de territorios se tuvo que discutir en el Congreso colombiano y hubo, una parte importante de los congresistas que se negaron a ratificar el tratado, porque estaban vendiendo la casi mitad del país a una potencia extranjera. La tardanza en la ratificación del tratado empieza a perjudicar seriamente a los capitales norteamericanos que habían entrado en el negocio de Panamá y a los terratenientes colombianos que eran dueños de las tierras por donde el canal tenía que pasar, porque esos 10 millones de $ eran para los terratenientes. Esto provocó que ese mismo año en Noviembre se iniciara una revuelta en panamá con apoyo norteamericano que condujo a la separación de la provincia de Panamá de Colombia. Para este golpe militar el dinero lo pusieron las compañías norteamericanas, entre ellas la que había construido el ferrocarril y, la fuerza de ataque fue la marina norteamericana. El 6 de noviembre, el presidente T. ROOSEVELT declaró que el golpe se estaba produciendo porque el gobierno colombiano se había negado a ratificar un tratado que beneficiaba el futuro de América en su conjunto. Ene se mismo acto, reconocía al nuevo gobierno de panamá (“gobierno títere”) y justificaba el intervensionismo, diciendo que lo hacía como representante plenipotenciario de la civilización. En ese mismo mes se hizo un nuevo tratado entre Washington y la República de panamá por el que los EE. UU. ahora recibirían 10 millas de anchura en la zona y además, esas millas tenían un estatus especial, porque tenían derecho de soberanía norteamericana y como era territorio norteamericano, tenían también derecho de fortificación. Esto es esencial para entender el desarrollo de Panamá durantes estos 99 años (Panamá no tiene moneda, se utiliza el $, sin embargo, si se creó una bandera e himno). Con ese derecho de fortificación se establecen bases norteamericanas en Panamá argumentando que se construían para la defensa del canal. A partir de ese momento el territorio será de EE. UU., Todos los presidentes que ocuparan la presidencia de Panamá, son impuestos y protegidos por EE. UU., presidentes que hacen una política pro-norteamericana clarísima y a los que los EE. UU. dejan que hagan lo que quieran con los panameños; de ahí que sea el país más corrupto de Sudamérica.

79

Prácticamente el 100% de los presidentes se han enriquecido con la droga y a sabiendas de EE. UU., siempre y cuando no intervinieran en la política norteamericana. Así hasta que llegó NORIEGA que, tanto se enriqueció con el contrabando y como se acababa el contrato, que dijo que el canal era panameño y que lo que debían hacer los EE. UU. eran irse de allí; lo arrestaron, o juzgaron por contrabandista y hoy día está en una cárcel estadounidense. Este comportamiento va a ser la tónica que se mantenga a partir de este momento, cuando Norteamérica quiera ampliar su intervensionismo. TEMA 9: LA REVOLUCIÓN MEXICANA LOS PLANTEAMIENTOS IDEOLÓGICOS Presenta unas características muy especiales. La característica básica es que es capaz de romper con esas Dictaduras de Orden y Progreso frente al resto del mundo iberoamericano, donde se mantienen hasta el Crack del 29. El problema es mucho más agudo y como resultado las dictaduras se rompen con una revolución durísima que es la de 1910. SITUACIÓN DE MÉXICO ANTES DE 1910 Desde 1876 está en el poder P. DÍAZ, el clásico representante de una Dictadura de Orden y progreso. PORFIRIO es caudillo militar, héroe en el guerra contre el Emperador MAXIMILIANO y desde 1876 logra perpetuarse en la presidencia de México hasta 1911. Lo curioso es que cuando suba al poder en 1876 aceptará todas las reformas constitucionales que se habían empezado a desarrollar en México desde bastante tiempo atrás. México en este sentido de reformas constitucionales y liberales no es la excepción. En plena etapa de Reformismo y Liberalismo (1850/75-1880) en Iberoamérica se intenta salir de se pozo profundo de dictaduras militares, se entra en las dictaduras civiles y se ponen en marcha todo el sistema del fenómeno del constitucionalismo. México fue pionero porque empezó aquí a desarrollarse a partir de 1854, cuando se aprueba el Plan de AYUTLA, el intento de acabar con las dictaduras militares; se critican las tendencias conservadoras del gobierno, se desconoce la autoridad del General SANTA ANNA y se propone la creación de un Congreso Constituyente que tiene como objetivo principal redefinir la vida nacional. El Plan de AYUTLA es de una orientación liberal, antimilitarista y es apoyado un año más tarde, en 1855 por un pronunciamiento que llevó al poder en México a un Gobierno provisional donde existen dos personajes espléndidos, B. JUÁREZ y LERDO DE TEJADA (ambos serían presidentes). El resultado de ese Gobierno provisional es la promulgación de la Constitución de 1857 y la incorporación a ella de lo que se conoce como Leyes de Reforma. Son una serie legislativa que tienen por objetivo cambiar el pensamiento y actuación políticos mexicanos. Son muchas y entre ellas destacan dos muy especiales:  La supresión de los fueron militares (intento claro de desmilitarización de la sociedad).  La desaparición de los fueron eclesiásticos. Si la desaparición de los fueron militares es dura, la de los eclesiásticos la es aún más, porque los privilegios que suponían conducen a la nacionalización de los bienes de la iglesia, como una venda clara, siempre que esos bienes no estuvieran relacionados con su ministerio (evangelizar). El gran problema era que la iglesia era una de las grandes propietarias de tierras y dinero que existen en México, fenómeno que no es exclusivo de México, pero sí era un caso sangrante. Cuando esto se empieza a aplicar, la reacción de la clase conservadora fue tremenda y ello provocó una guerra interna que se conoció como Guerra de Reforma. Esa guerra es la que termina con la tranquilidad de los mexicanos durante bastante tiempo, ya que lo I que ocurrió fue que intervino Europa, porque en las medidas de nacionalización del país, B. JUÁREZ decretó suspensión de pagos, lo

80

que produjo la intervención francesa y condujo a MAXIMILIANO al trono. JUÁREZ se impuso y fue reelegido presidente por 4 veces en México, la última fue en 1871. Desgraciadamente JUÁREZ en 1872 muere y su sucesor fue su vicepresidente, LERDO DE TEJADA que se mantuvo hasta 1876. A partir de ese momento entre P. DÍAZ. Todo esto es esencial para entender el comportamiento de PORFIRIO. En 1876 aceptó todas las reformas constitucionales, es decir, las Leyes de Reforma, todo lo que procedía de la Constitución de 1857 e incluso, aceptó en su programa la idea de la no reelección, que era un objetivo en la que LERDO había insistido mucho, pero reconocía que a pesar todo, no se podía permitir, porque propiciaba un desvío de la política tremendo, ya que el presidente sube al poder con una ideología y poco a poco se va desviando hasta al dictadura. A partir de 1876 México de una forma rapidísima entra en un período de dictadura increíble, enorme, un período de dictadura que ofrece dos caras:  La teórica: La de una política que hace suyas todas las propuestas liberales de la reforma.  La real: La de una política que con el respaldo de un grupo intelectual (curioso y escaso), alistado por el presidente (porque él elige a los intelectuales), se van a denominar a sí mismo, el partido Científico, que tiene como objetivo básico dos cuestiones: o Mantener a toda costa el orden público. o Propiciar el desarrollo económico. El eslogan Orden y Progreso está claramente definido. Lo curioso es que ellos quieren dotar a este Orden y Progreso de una justificación de forma intelectual, porque la realidad es que México entre en un período en el que la opresión y miseria más increíbles caen sobre el pueblo mexicano. Existe un contrasentido enorme entre la teoría y el plano real. La opresión es el I objetivo, es un orden sangriento que las clases dominantes consideran necesario para propiciar las inversiones extranjeras y con ellas, dar impulso a la economía mexicana. En esta actitud están al lado del gobierno, los grandes terratenientes, los comerciantes, los financieros y los industriales. Estamos ante una dictadura que introduce un modelo que basado en la represión, consigue el desarrollo capital y a esa gran obsesión del desarrollo capital, está subordinada toda la vida del país. El costo social de ese sistema para las clases rurales y las masa indígenas es increíble, porque los coloca al nivel de la subsistencia, de la muerte por hambre, porque dentro de este sistema, lo I que se hace es concentrar al propiedad, que beneficia lógicamente y sobre todo, a los grandes latifundios que reciben tierras por dos vías:  Tierras expropiadas a la Iglesia.  Tierras de las Comunidades Indígenas. Este II aspecto es terrible en México, porque es de las zonas más pobladas por indígenas. Hasta este momento las Comunas indígenas habían sobrevivido en México y recibían el nombre de Ejidos. Vieron como desaparecían sus tierras de una forma absolutamente violenta, porque los indios se resistieron (una de las grandes diferencias del mundo latino) y, en concreto, hay una tribu que son los indios Yaquis, en el estado de Sonoro, que fueron prácticamente exterminados. Es por tanto una situación más violenta y dura. Ese arrebato de tierras unido por esa obsesión por el Orden, favoreció que el capital en México se diera muy acentuado porque no podemos olvidar que, haciendo frontera con México están los EE. UU. y el régimen que se implanta convierte a México en el centro natural para que los capitales norteamericanos se asienten allí; tuvieron una etapa de expansión absolutamente increíble y el porfiriato se apresuró además a ofrecer todas las facilidades posibles para que pudieran ser colocados en México. El resultado fue que de una manera muy rápida se hizo visible la presencia y el control de la empresa extranjera en las comunicaciones, controladas totalmente pro el capital exterior, el capital de la tierra, con una proliferación de esta

81

propiedad en manos norteamericanas, la extracción de materia prima, entre ellas el petróleo y el “desarrollo industrial”. Esta entrada masiva de dinero que beneficia al régimen, pero a muy pocos ciudadanos, produjo un cambio en la estructura social increíble; hundió las áreas campesinas, afectó a una parte importante de la burguesía mexicana que estaba empezando a desarrollarse (topó con un enemigo que lo controlaba todo como era EE. UU.) y terminó creando un sentimiento de antiimperialismo en amplios sectores de la sociedad mexicana, desconocido. DEMOGRAFÍA Hacia 1876 tiene una población de unos 9.5 millones de habitantes. En 1910 superaba los 15 millones, aumento que se mantiene gracias al mantenimiento del índice de natalidad, porque pese a los esfuerzos del gobierno por atraer emigrantes, éstos no se sintieron atraídos en absoluto por México, porque la tierra estaba controlada, porque México era un país excesivamente rural (fuera del campo, había muy pocas expectativas), porque los salarios eran ridículos y porque había muy pocas grandes ciudades; sólo el 20% de la población mexicana en 1910 vivía en la ciudad. En cambio el mundo campesino superaba los 12 millones de personas. La población activa se encuentra en el campo. Dentro de esta población activa el 80% eran peones, es decir, habían perdido sus tierras y estaban de braceros en el campo. Unos contrastes de riqueza y miseria increíbles se visualizan en la sociedad mexicana, contrastes que siguen vigentes. Esta dicotomía hace que las diferentes zonas de México, no aumenten económicamente hablando en igualdad. Lo que más aumenta es el Norte de México; es el caso de Chihuahua, Nueva León y Sonora. Las ciudades que se desarrollan en el Norte son Tihuana, Guadalajara y Monterrey. Este mismo fenómeno tiene su homólogo en el Sur en Veracruz, México capital, que no está excesivamente poblado (800.000 habitantes) en estos años. Dicotomía en crecimiento del estado, pero independientemente del número de población en el censo que se realiza, se anota el ciudadano y el estatus económico y así en 1910, había sólo en México, 840 hacendados censados; millones de jornaleros. Esto nos lleva al dato de la increíble concentración de la propiedad en pocas manos; basta decir que el 1% de la población tiene el 98% del total de las tierras cultivables de México. Frente a eso, las tierras comunitarias, que habían sido la base de la economía mexicana, había quedado reducidas al 1% del total de la tierra. Sólo 15 haciendas reunían más de 1.5 millones de hectáreas. ECONOMÍA Estamos pues ante un país y un gobierno en el que se ignora absolutamente las características demográficas y agrarias de ese país. Junto a todo esto no se estimula tampoco la tecnificación. Hay por tanto una carencia de política agraria absoluta e hizo que existieran varios Méxicos:  En la Meseta Central de México, como estaban las tierras mejor irrigadas se dedicó fundamentalmente a cereales y a cultivos de subsistencia. La forma de trabajo era extensivo y con braceros; colonos en arrendamiento pocos.  En las tierras del Norte, que son bastantes más pobres, la gran propiedad norteamericana se dedica fundamentalmente al ganado.  En el Sur, más tropical, se diversifica más la propiedad, el azúcar, el algodón, el café, con vistas a la exportación. Existen algunos casos de productos que son típicamente indígenas que con esa obsesión de exportar ponen en marcha industrias y explotaciones de cultivos tan extraños como el cultivo del henequén (pita). A eso le añadimos que del líquido de la pita se obtiene un licor (agua de fuego). Esto provocó una fuerte producción en la zona de Yucatán sobre todo en 1910 que superaba las 130.000 toneladas al año. Estamos Ante un país muy heterogéneo que ofrece muchos recursos y materias primas que van a ir desapareciendo de sus manos y van a para a

82

Norteamérica y por haber definido el país como rural por la climatología muy dispar y con una concentración de la tierra, era una bomba de relojería. Pero a pesar de eso no incluía el crédito agrícola en México. Ello provocó también que la agricultura del pequeño propietario fuera mínima. Estamos ante un país muy especial: poblado por indios, con un inversor extranjero muy poderoso, con un gobierno opresivo, con una ausencia absoluta de política social y además, no tenía moneda, porque hasta 1905 no se adoptó el patrón oro y a partir de ese año, se creó la moneda mexicana, el peso. Todo esto aparece enmarcado en un mundo de privilegios de unos pocos, en una mentalidad absolutamente feudal, por parte de la elite, que afecta al conjunto de la ciudadanía, afecta al rechazo femenino, las hace esclavas prácticamente del sistema, no reconocidas, etc., un mundo difícil y complicado en 1910. Frente a todo esto nos encontramos la economía destinada a la exportación. Un sector muy dinámico, con una inversión extranjera tremenda y la prueba evidente son estos datos:  La producción de cobre, plata y plomo en estos años provocó que antes de la revolución existieran más de 150 centros metalúrgicos en México (como contraste con el resto de Latinoamérica) y controlado por la Compañía Fundidora de Hierro y Acero de capital norteamericano (Monterrey).  Toda una gama de compañías mineras agrupadas que integran un complejo fortísimo, el Gugegheim, que controla el 63% del total de la minería mexicana.  El petróleo que está controlado lógicamente por la Standard y, así, sucesivamente. Claro la presión que ejercen estas compañías (sobre todo la petrolera), es tremenda y como el índice de explotación es enorme, hay que crear medios de comunicación. El 80% del total de los ferrocarriles mexicanos fueron construidos con capital norteamericano y británico. En esta época México llegó a tener más de 24.000 Km. de ferrocarril. Esta inversión extranjera se vio completada con las inversiones directas que desde 1876 hasta 1911 fueron aumentándose constantemente y el resultado final es que existía un México que no era México, sino de la producción dedicada a la exportación y unido a él, un México feudal, tradicional, que es el México real, el México campesinos. Las bases para una Revolución Social estaban absolutamente colocadas. DE MADERO A PLUTARCO ELÍAS CALLES Conforme pasan los años, la situación va empeorando; la acumulación de haciendas llevó a un régimen tiránico hasta el punto que la miseria de los trabajadores de la hacienda, llevó a la época de PORFIRIO a su máxime, y no sólo esto, sino que conviviendo con la hacienda, aún existían en México una cantidad apetecible de pequeños territorios ocupados por pequeños propietarios, lo que se conocía como “Haciendas Libres”; la obsesión por acumular tierras llega a tal extremo que la hacienda se propone asfixiar a estas aldeas libres y se entabla una guerra diferente entre las aldeas libres y las haciendas, que termina por producir el fenómeno de la revolución. Empiezan retirándole los derechos de pasto, con lo que los ganaderos de las Haciendas Libres no podían pastar en las haciendas; le negaron el uso del agua, e interfirió en el comercio que éstas mantenían independiente de la hacienda. El objetivo de las haciendas era obligar a los campesinos de las libres a trabajar en las suyas. El resultado es que para 1910, el 80-85% del hacendero libre de la población rural estaban alojado en las haciendas, eran peones. Ente esto, el campo empezó a movilizarse, y a esto se le añade, como consecuencia de la dependencia económico del exterior, otros problemas: la administración mexicana era subvencionada, y la clase media integrada en esta estructura administrativa empezó a padecer desde 1907, una situación fatal; se dio porque México se vio sumergido en una crisis de falta de liquidez económica, provocada por el retraso de la subvenciones norteamericanas y, también parte de

83

las europeas, de manera que vieron como se les restringía las oportunidades para poder acceder a un empleo y los que estaban empleados, peor parados. El resultado fue el desastre total del régimen, que además nunca se renovaba en sus cuadros, es decir, dentro de los 40 años que PORFIRIO estuvo en el poder no hubo cambios en los ministerios. El régimen de PORFIRIO está absolutamente desgastado, porque no lo fue renovando y por ello, cuando se plantean las elecciones de 1910, el problema de la sucesión, si se plantea, es decir, PORFIRIO aspiro a otro mandato más. Pero por muy dictador que sea no puede ser tan inconsciente para darse cuenta del malestar de la sociedad. Para suavizar la situación se muestra proclive a la creación de un partido de oposición; el resultado de esta idea fue soliviantar aún más los ánimos de los mexicanos, porque para estas elecciones aparecen:  El Partido Porfirista, que basaba su campaña en la reelección de PORFIRIO.  Un pseudopartido, el Liberal-Moderado, que basa su programa en el anticlericalismo y su gran baza es apoyar al funcionariado de la administración (que se encontraba en una situación deplorable). Es crítico con PORFIRIO y por ello, PORFIRIO favorece sin prisa pero sin pausa, su eliminación política, hasta tal punto los asfixia que hace que la cúpula de este nuevo partido se exilie.  Partido Democrático, siendo el partido que de una forma oscura propicia que se cree el propio PORFIRIO, lo apoya, es el partido soñado por él, porque es su oposición, pero las redes de ese partido las controla él, hasta tal punto que cuando es dirigido por el General REYES (que era porfirista), es tan sumamente manipulado que REYES no se postula nunca como candidato a la presidencia de México, sino que aspira a la vicepresidencia. Su propuesta era la reforma social, pero en ningún momento REYES formula pretensiones de hacer reformas profundas y este partido, cala fundamentalmente en las clases medias, pero como éstas estaban en una situación tan desoladora en México que cuando PORFIRIO vio que REYES en vez de aspirar a vicepresidente, podía ser presidente, lo mandó a Europa con una misión diplomática y lo apartó del panorama.  Partido Antireeleccionista, dirigido por FRANCISCO MADERO. MADERO es miembro de una rica familia criolla de plantadores e industriales del Norte (es decir, un hacendado), que reclama para su país (en términos moderados), el ejercicio de las libres políticas en un libro que llamó La sucesión presidencial de 1910, donde formula su teoría política. En esta obra denuncia el absolutismo y el militarismo del régimen. Sus seguidores son: o Reyistas (los del poder democrático que habían desaparecido del panorama). o Norteños (porque él era del Norte). o Gente acomodada y de buena educación. o Curiosamente, también obtuvo el apoyo de la clase artesana y trabajadores obreros en este momento (no campesinos), que vio la posibilidad que MADERA pudiera convertirse en una oposición real y auténtica al régimen de PORFIRIO. o Su campaña estuvo extendida con su fortuna familiar y como tenía muchos contactos en la administración, la clase urbana que demandaba constantemente tener un lugar político en el Estado, se volcó con él. El partido Liberal-Moderado no pudo hacer nada; el Democrático había desaparecido y quedaban los otros dos. Como MADERO hizo una campaña muy buena, fue ganando adeptos hasta el punto que los candidatos porfiristas eran abucheados en la ciudades cuando intentaban hacer algún meeting. Ante esto MADERO empezó a ser aclamado por las masas de una forma muy peligrosa y, como PORFIRIO era un dictador, el resultado fue que un mes antes de la selecciones, PORFIRIO lo encerró en la cárcel de San Luis de Potosí, acusándolo de insultar al país y fomentar la rebelión y, no lo dejó libre hasta que se hicieron la selecciones; así en 1910 volvió a ser reelegido PORFIRIO.

84

Cuando MADERO sale, se enfrenta a un escenario sombrío; su partido se había desorganizado, sus partidistas a los ¿?? extranjeros eran ignorados por el gobierno de PORFIRIO y, después de las elecciones la apatía política se adueña de los mexicanos. Así, MADERO se exilia a EE. UU., y allí, elabora un manifiesto al pueblo de México que se llamó “El Plan de San Luis Potosí”. Este plan denunciaba la dictadura de PORFIRIO y declaraba a MADERO presidente provisional en el exilio y, su argumentación para ello, era que las elecciones habían sido nulas por el comportamiento (“pucherazo”) que PORFIRIO había cometido en las elecciones. Este plan se distribuyó de forma clandestina en México y se fijó una fecha para iniciar la rebelión contra PORFIRIO, fue a las 18.00 horas del 20 de Noviembre de 1910. LA REVOLUCIÓN A partir de este momento México entra en la Revolución. El plan cala de una forma importante en la población mexicana, porque por I vez, se habla de los problemas campesinos, se plantea la necesidad de devolver las tierras a los que habían sido desalojados de ellas; lo plantea de una forma sutil (no hay que olvidar que es un hacendado), pero por I vez alguien hace mención a este problema del campesino mexicano. Los campesinos experimentaron ciertas esperanzas con MADERO, pero éste no se definía en un tema con el que era vital definirse, la Reforma Agraria, de ahí, que a partir del 20 de Noviembre de 1910, cuando comienza la Revolución y, muy rápidamente, aparezcan dos líneas ideológicas en el conflicto muy diferentes que, confluyen en un mismo objetivo, pero difieren en los medios: la moderación del discurso político de MADERO y la línea revolucionaria dura de PANCHO VILLA y EMILIANO ZAPATA. Ambas líneas tienen su correspondencia en la sociedad. El planteamiento de MADERO, su objetivo básico es instaurar un régimen democrático y federalista que era lo que defendía la Constitución de 1857; acabar con la dictadura centralista y por último, plantearse la necesidad de cambiar el mundo del campo. Esta línea es apoyada por sectores burgueses e incluso parte de sectores terratenientes del Norte fundamentalmente (cansados de PORFIRIO), porque era la zona más afectada por las posesiones norteamericanas, lo que molestaba y perjudicaba a los terratenientes del Norte. La otra línea, VILLA y ZAPATA, la apoyan las capas medias bajas y los campesinos y, su objetivo básico era mucho más certero, lógico, la reforma agraria y el reparto equitativo de la tierra. A pesar que son diferentes, en cierta medida, se complementan. El Plan San Luis Potosí, es la chispa que enciende la revolución. Ésta se inicia en el Norte de México, porque de allí era MADERO y como allí empieza, desde el I momento y a pesar de su programa más académico, contó con el apoyo de los sectores rurales (porque no había otra cosa), lo que ocurre es que junto a este alzamiento propuesto para el 20 de Noviembre de 1910, al mismo tiempo, se levanta en el Estado de Chihuahua, VILLA (el mismo día) y unos meses más tarde, en Marzo de 1911, lo hace en el Estado de Morelos, ZAPATA. A partir de este momento la revolución prende en México de manera increíble, porque la revolución se inicia al mismo tiempo en más de 1.000 lugares diferentes; es la revoluciones de las revoluciones de Latinoamérica. Al ser tan masiva y dispersa en sus focos, el ejército de PORFIRIO no puede hacer nada. La situación es muy confusa, y en este momento en que la confusión se apodera de México, interviene la política norteamericana una vez más. Es el presidente TAFT el que ante la situación que se ha generado en México en tampoco tiempo, y el tipo de revolución tan dura que se ha levantado en tantos sitios, lo I que hace es movilizar un ejército de más de 20.000 hombres en la frontera. El objetivo del ejército era intervenir en México si fuera necesario para defender los intereses del capital norteamericano.

85

Esta presión del ejército norteamericano alarmó y asustó prácticamente a los dos bandos revolucionarios y ante el miedo, al intervensionismo norteamericano, intentaron llegar ambos grupos a un acuerdo pacífico para alejar el peligro de una posible intervención de EE. UU. Ahora cobra fuerza una frase Pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de EE. UU. Los acuerdos entre ambos bandos fracasaron en las negociaciones y las fuerzas de MADERO conquistaron una ciudad clave para detener a los norteamericanos, Ciudad Juárez (muy al Norte en el Estado de Chihuahua, lugar de intercambio económico entre el comercio norteamericano y México), y cuando MADERO la conquista (Mayo de 1911), PORFIRIO se dio cuanta que no tenía nada más que hacer y renunció a la presidencia de México, creándose un gobierno provisional en el que MADERO intentó cohesionar las dos tendencias ideológicas (la suya y la de ZAPATA y VILLA). Con este gobierno provisional de consenso, se pretendía avanzar en el sistema político, darle cierta estabilidad política a México, pero no se atendían los temas económicos y sociales. Esto hacía dejar en pie la causa revolucionaria campesina, que en el caso de Morelos fue absolutamente intransigente con de ¿?? a la política con respecto a la economía y social, y Morelos se separa del gobierno y vuelve a la lucha. En Noviembre de 1911, MADERO es elegido presidente y su política conciliadora, se creencia en una democracia política, se vio perturbada porque en el gobierno que se formó, van a permanecer infiltrados numerosos elementos porfiristas, frente a la proliferación de medidas de tipo económico y social y el carisma que toma el gobierno, el gabinete de MADERO disgustó a todo el mundo y empezaron los enfrentamientos. Ahora ZAPATA proclama su Plan de AYALA en el cual se enfrenta directamente y absolutamente con MADERO y le exige la realización de una auténtica reforma agria; el mismo tiempo los sectores más conservadores empiezan a conspirar contra MADERO y el resultado es que en Febrero de 1913 se produce en México Capital la sublevación de dos generales porfiristas, FELIX DÍAZ y BERNARDO REYES. Ambos se hicieron fuertes en La Ciudadela (una fortaleza) y MADERO sin saber qué hacer, encarga al general, que creía de su máxima confianza, el General HUERTA la misión de sofocar la rebelión, pero traiciona a MADERO y se une a los dos generales y, a partir de este momento, MADERO está absolutamente perdido; es obligado a dimitir y posteriormente acaba asesinado. HUERTA es elegido presidente. Esta evolución de la revolución tan traumática puso más en alerta aún a los EE. UU. y si TAFT ya había desplegado antes el ejército, ahora, el presidente de este momento, WILSON, decide ocupar la ciudad de Veracruz, puerto de salida de los productos mexicanos a Europa, con el objetivo de cortar por completo el comercio mexicano que sobrevive con Europa. Además dice una de esas frases grandilocuentes de EE. UU. siguiendo la teoría del Destino manifiesto, porque la justificación del intervensionismo fue una frase en el Congreso: Voy a enseñar a las repúblicas del sur a elegir a los hombres de bien. Lógicamente, la suerte del presidente HUERTA estaba cantada y todos se unieron contra él, siendo derrotado en una batalla épica, la Batalla de TORREÓN y entraron las fuerzas revolucionarias en la capital mexicana. HUERTA abandona la presidencia y huye de México, pero en esta ocasión, ni hay gobierno provisional, ni un relevo presidencial definido, empezando una época terrible conocido como “Época de los Disturbios” que se prolonga hasta 1920 y que, se la conoce así, porque existían muchas facciones diferentes y todas pretendían el poder. ÉPOCA DE LOS DISTURBIOS En estos años, la revolución está dividida en tres facciones principales:

86

 El grupo de CARRANZA, un político y militar mexicano fiel a MADERO que es de los que se levanta contra el General HUERTA y está apoyado además por VILLA y por A. OBREGÓN. CARRANZA es un moderado y su objetivo primordial era restaurar la normalidad constitucional en México. Simplemente con este anuncio nos damos cuenta de su poco espíritu revolucionario dentro de esta revolución. Por eso sus enemigos lo consideran la personificación de la mediocridad burguesa. Las frases a veces nos revelan la situación social de los países, pero ya sabemos lo que ocurre con los estereotipos.  El grupo de E. ZAPATA, centrado en el Estado de Morelos, su feudo.  El grupo de P. VILLA, que domina la zona Norte y que a parte de apoyar a CARRANZA no se fía demasiado de él, porque teme que pueda terminar implantando una dictadura en México. Son tres bandos muy diferentes; quizá el que produzca más perplejidad sea VILLA (revolucionario y apoya a CARRANZA). Son tres grupos prácticamente individuales. De esta manera, una situación así, era difícil sacarla adelante y en 1914 deciden reunirse los tres dirigentes 8en un momento de lucidez) en una reunión que recibió el nombre de Convención de Aguas Calientes. En ella intentaron llegar a un acuerdo, pero fue imposible; los resultados fueron negativos y por ello, siguió la guerra. Más tarde o más temprano quién tuviera más fuerza política, no militar, que en este caso sería CARRANZA, se levaría por encima de los otros dos. Así, en 1915 se produce la supremacía de CARRANZA y es nombrado presidente de México. Lo que pretende además de restaurar la normalidad constitucional en México, es lo que él llama curiosamente institucionalizar la revolución, es decir, no mantener un estado permanente de guerra, sino indicar a los mexicanos que ya no había marcha atrás, que no se volvería a la Dictadura de Orden y Progreso. La prueba más evidente de ello, fue convocar un Congreso Constituyente que en 1817 dio a México la mejor constitución que ha existido en la historia contemporánea de América Latina. Es la mejor de todas porque no sólo comprende la doctrina revolucionario, sino que por I vez, se contempla una doctrina social sin precedentes. El problema reside en que una vez que es aprobada la constitución, no entra inmediatamente a desarrollarse; quedó de alguna forma paralizada y aquí, sí aparece de alguna manera el conservadurismo de CARRANZA. Ello obligó a que otros sectores como el de ZAPATA, se molestasen por la falta de aplicación de la constitución y decidieron por su propio riesgo, llevar a cabo en el Estado de Morelos la Reforma Agraria. Era una reforma agraria derivada de la que aparecía en el texto constitucional, pero aplicada de una forma muy especial, porque dentro de esos tres sectores, ZAPATA era el más socialista de todos, el más imaginativo y el más impaciente. Así pone en marcha la reforma de una forma muy especial; crea una estructura que está integrada por gobiernos municipales autóctonos elegidos democráticamente, aunque también están respaldados por el ejército popular. Esta avanzadilla de Morelos puso entre la espada y la pared al presidente y empezó a desarrollarse esa reforma agraria. CARRANZA temiendo perder la presidencia ordenó asesinar a ZAPATA y al mismo tiempo, incorporó a determinados zapatistas a su gobierno. Era evidente que CARRANZA tenía los días contados y en 1920 intentó nombrar un sucesor que siguiera la misma línea que él y os dos grandes personajes finales de todo este proceso de los a de disturbios, ÁLVARO OBREGÓN y PLUTARCO ELÍAS CALLES, se le opusieron. CARRANZA intentó huir de México y murió en esa huída. Estamos ya en 1920 y comienza una nueva etapa de la Revolución, la Etapa de los Sonorianos. ETAPA DE LOS SONORIANOS Se denomina así, porque A. OBREGÓN y CALLES eran del Estado de Sonora. El I presidente será OBREGÓN, que estará en el poder 4 años y le sucederá CALLES, que va a tener su I mandato presidencial desde 1824-1828. Ambos son

87

decididamente constitucionales, con lo cual, todos esos preámbulos que CARRANZA había tenido para aplicar la Constitución de 1917, desaparecieron por completo y ponen en marcha la Revolución Constitucional en todo su amplio espectro. Paralelamente tanto OBREGÓN como CALLES fueron conscientes que había que buscar la reconciliación con EE. UU., no renunciando a su espíritu revolucionario, sino por cuestión de supervivencia. No hay que olvidar que en el Norte había desplegado un ejército norteamericano, al igual que en Veracruz y eso dinamitaba las perspectivas de futuro de México. La forma de atraer de nuevo la amistad de éstos fue hacerles concesiones, muy matizadas, pero concesiones. Es quizá lo único que enturbia la labor de estos dos personajes, pero estamos hablando de los años 20-28, donde el poder de EE. UU., sobre Latinoamérica es absoluto, que ha ganado la I G. M., que la dependencia económico latinoamericana y mexicana en particular, es muy fuerte; que los capitales norteamericanos están muy instalados a partir de la revolución y eso, hizo que intentaran mantener una entende cordial con ellos. En política interior la aplicación de la constitución de 1917 fue magnífico y hasta incluso se extralimitó en determinados momentos, porque la constitución establecía la separación de Iglesia y Estado y además, el ataque a las posesiones eclesiásticas (cosa que había que tocar porque el poder de la iglesia era desorbitado). Quizá por ello, por la aplicación estricta y rigurosa que caían sobre los intereses eclesiásticos, es por lo que entre 1926-1929, se produzca una de las sublevaciones más violentas y sangrientas de la Revolución Mexicana, que es la de los Creyentes contra el Estado. Es una sublevación que recibe el nombre de Los Cristeros (seguidores de Cristo). Se produce porque la voluntad política de reducir la influencia del clero en la vida mexicana y sobre todo en un apartado que era absolutamente imprescindible para que México evolucionara como la educación, chocaba contra los intereses de la iglesia. CALLES aplicó toda la normativa constitucional más dura sobre la iglesia; comienza a controlar la actividad del clero sin demasiada prudencia y la ruptura con la iglesia fue total hasta tal punto que la Iglesia Católica suspendió el culto público en Julio de 1926, en una fecha y en un momento muy preciso, porque es cuando comienza por parte del gobierno, el inventario de sus bienes y lógicamente al mismo tiempo, los sacerdotes comienzan a atacar desde los púlpitos de una forma visceral el comportamiento del gobierno. Y ahí, es donde surge el problema de los Cristeros. Es un país con una población rural mayoritaria y en ella, la figura del sacerdote es parte esencial de la convivencia; es en los pequeños pueblos, el eje en torno al cual se mueven los comportamientos de los ciudadanos. Ello provoca la insurrección de los Cristeros que se levantan contra el gobierno agitando una consigna, Viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe. Estamos ante un movimiento campesino que es capaz de poner en jaque al ejército federal mexicano. La represión de ese ejército fue brutal. CALLES en este sentido pecó, no sólo de duro, sino que en cierta manera de dictador, pro los métodos que utiliza. Esa revuelta sólo puede ser apaciguada en 1929, después de largas negociaciones con la Iglesia que para variar, no salió derrotada del conflicto, porque muchas de las disposiciones que inició OBREGÓN y continuó CALLES, que iban en contra de los intereses eclesiásticos, se derogaron, no se aplicaron o se postergaron en el tiempo. Eso sí, la iglesia aceptó la existencia de un estado que no les reconocía el fuero eclesiástico ya y, les limitaba de forma importante sus actuaciones. Hoy en día la separación es absoluta, aunque los mexicanos sean un pueblo católico; además es un pueblo bastante inculto a nivel popular y uno de los objetivos de la revolución era extender la educación al pueblo y para ello, se buscó a un personaje extraordinario, JOSÉ DE VASCONCELOS, con su obra La raza cósmica, donde nos habla de lo que es la 5ª raza, que lo aplica al caso mexicano: sería una mezcla de blanco, negro, indio, amarillo e indígena y de todo ello, habría

88

resultado la raza cósmica, la raza universal que es el mexicano. Él crea bibliotecas públicas y fomenta las artes. En cuanto a la Reforma Agraria, ya tanto uno como otro sí avanzan de forma importante en sus objetivos. Intentan satisfacer las exigencias de zapatistas, de villistas e incluso de militares que les fueron fieles. Es en cierta medida la situación más política que socio-económica, pero lo cierto es que desde 1921 empiezan a poner en práctica las restituciones de tierras, aunque en la I etapa fuera mínima, pero con CALLES sí se desarrolla el proceso de una forma bastante importante. En su II período presidencial, 1929-1934, funda el I gran partido revolucionario, el PNR (Partido Nacionalista Revolucionario). Ese PNR es un partido que aspira a conseguir un estado intervensionista e intenta al mismo tiempo, conocer, dar más poder a la presidencia del gobierno. En 1934 es elegido presidente LÁZARO CÁRDENAS, personaje clave en el historia mexicana. Es un liberal progresista que se orienta hacia la izquierda de manera bastante importante. Éste es el que realmente desarrolla la Reforma Agraria mexicana. CÁRDENAS entrega armas a los campesinos, expropia los bienes de la iglesia, nacionaliza el petróleo, crea la PEMEX (Petróleo mexicano), por I vez y frena de forma importante los intereses norteamericanos y británicos en México. Es también el que reforma el PNR que termina convirtiéndose en el PRI (partido Revolucionario Institucional) que, con el paso del tiempo ha ido perdiendo por completo su sentido de izquierda y se convierte en un monopolio de los mexicanos, absoluto. Se ha mantenido en el poder hasta la llegada del presidente FOX. Creó la I central sindical obrera, importante en México, la CTM (Central de Trabajadores de México), que fue un sindicato de izquierda total y que con la corrupción del PRI se terminó convirtiendo en un sindicato vertical. Todo esto provocó un boicot internacional hacia México impresionante en los años 40 y como resultado, y pro la asfixia económica, la revolución se fue deteriorando; de hecho hoy en día en México se sigue hablando de matices revolucionarios; esa revolución de izquierdas fue tendiendo poco a poco hacia el conservadurismo. Quizá eso explique que la Constitución de 1917 que tantas cosas prometía y en base a la cual se intentó volver a la normalidad de devolver las tierras, se paralizara. Esa constitución de 1917 textualmente es la mejor de toda Latinoamérica. CONSTITUCIÓN DE 1917 Tiene tanto su parte negativa como su parte positiva, como cualquier texto constitucional. PARTE NEGATIVA Dentro de ella destacamos dos factores:  Crear un ejecutivo demasiado fuerte. Hay que pensar que estábamos en pleno proceso revolucionario y se crea un ejecutivo fuerte, pero era como una dictadura. Era fuerte porque se le permitía la iniciativa legislativa (invadía un campo que no era el suyo), y además no era responsable de sus actos ante las Asambleas Legislativas.  Deja demasiada iniciativa a los gobernadores de los diferentes estados y con ello, se fue con el paso del tiempo, reforzando el autoritarismo (fenómeno que no es privativo de México). ASPECTOS POSITIVOS Dentro de ellos destacamos:  La separación total entre iglesia y estado que hacen del país un estado laico y aconfesional. Esa separación tiene determinados puntos imprescindibles en una constitución tan liberal como la del 17. Quizá aplicando la constitución, las

89

congregaciones religiosas no podían adquirir o administrar bienes raíces, con lo cual limitaba bastante el poder de la iglesia.  El punto más positivo, la formalidad de la Reforma Agraria. La constitución rompía toda la dinámica liberal teórica que han tenido las constituciones desde el siglo XIX y en cambio, pone en práctica esa idea liberal. En particular hace una gran incidencia sobre lo que llama la Economía de Tipo Comunitario, es decir, estamos volviendo a la restauración de los Ejidos. Era imprescindible para organizar México y la Reforma Agraria hasta tal punto, que la aplicación de los Ejidos, han sido denominados por los estudiosos, como el Socialismo Agrario mexicano, lo que se demuestra en las siguientes pruebas: o La propiedad de las tierras y de las aguas comprendidas dentro del territorio nacional corresponden originariamente a la Nación, es decir, existe una lucha ya abierta contra el dominio absoluto de la Gran Propiedad en México. Sin embargo, reconocía la propiedad privada, ya que la constitución respeta los derechos individuales. Establece un nuevo concepto de propiedad privada, ya que por encima estaban los intereses de la Nación; esto era esencial y además las compensaciones económicas fueron al mismo tiempo que la expropiación de tierras. o La limitación del latifundio e incluso, en muchos casos, determinar por la propia ley, el fraccionamiento del latifundio si no se trabajaba, si no se cuidaba, aunque una cosa es la ley y otra la aplicación. o Restringir la capacidad de adquisición de la propiedad a extranjeros, es decir, evitar la colonización dentro de México por parte de Extranjeros. Todo esto de carácter nacionalista, hoy en día ya no existe. TEMA 10: LOS RADICALISMOS EN IBEROAMÉRICA Es un tema bastante interesante, porque el escaso protagonismo de la clase media se deja sentir. Hay que tener en cuenta que os radicalismos son fenómenos exclusivos de la clase media. Era un grupo sin conciencia de clase, con poco peso específico, etc., pero a pesar de esas generalidades es evidente que estamos ya en el siglo XX y se producen fenómenos en Iberoamérica que van cambiando el panorama, que van debilitando los Regímenes de Orden y Progreso y quizá por ello, el fenómeno del Radicalismo haga su aparición. CARACTERÍSTICAS E IDEOLOGÍAS Es un fenómeno no obstante, minoritario en el conjunto del mundo latino y por ello incidiremos un poco en cuál es esa clase media y su problemática. A partir del siglo XX tiene un papel, sino decisivo, sí importante en la sociedad latina, importante porque empieza a proponerse unos planteamientos ideológicos, teóricos a cerca del desarrollo de la sociedad que son muy interesantes. Sin embargo, esos planteamientos son muy discordes según las zonas; tienen una gran pluralidad de enfoque y por ello es por lo que es muy difícil definir a este grupo social, con unas características muy claras. La prueba evidente es que prácticamente no hay estudios profundos que analicen su comportamiento. En la mayor parte de las ocasiones, las posiciones teóricas están enfrentadas, porque Iberoamérica es un mundo diferente socialmente hablando. Vemos que existe una clase dominante minoritariamente y una más subalterna dominada, el pueblo y en medio, observamos a un grupo que va creciendo numéricamente, pero al que es muy difícil aplicar para su estudio, un modelo de análisis, ya que tiene un origen completamente diferente al de las clases medias de Norteamérica o Europa. Ambas surgen fundamentalmente de la expansión industrial. En cambio en el mundo Latino el surgimiento de la clase media no procede de ahí, porque no hay industria (base para entender su debilidad), sino de una necesidad de un modelo económico único en el mundo contemporáneo (Modelo de Orden y Progreso Oligárquico). Aquí reside el gran problema.

90

Los integrantes proceden de la burocracia, de la enseñanza, del pequeño comercio, de las profesiones liberales, etc. Ya de entrada el no contar con una revolución industrial, su número es limitado si los comparamos con EE. UU. o Europa. Junto a este origen se producen una serie de fenómenos que de alguna manera, se integran dentro de lo que podemos denominar Grupo Medio:  La emigración.  La modernización del sector agro-exportador.  La instalación de empresas extranjeras que aportan su grado de modernidad.  Un pequeño, pero presente, desarrollo industrial.  Una urbanización acelerada (fenómeno que más influye) de la sociedad, es decir, una gran parte de esa población se instala en la ciudad y la ciudad es foco de modernidad por las propias características que tiene el mundo urbano. Junto a esto aparece el desarrollo del sector servicios que es el que acrecienta las filas de la clase media y lo diversifica y lo hace más rico, más heterogéneo. De ahí, que podamos hablar de una clase media teniendo un origen complejo, que se va acrecentando poco a poco en los grandes núcleos: Buenos Aires, Santiago de Chile, Sao Paulo, Montevideo, México Capital, Caracas, etc., pero a pesar del crecimiento, sus contornos siguen siendo muy imprecisos. Con esto sus ideales políticos, sus planteamientos políticos, son muy ambiguos, porque no hay una cohesión clara como grupo, fenómeno que por ejemplo en al oligarquía no se producía. Al ser un grupo ambiguo sus comportamientos son también ambiguos, porque sus filas son muy heterogéneas, porque tienen niveles sociales muy diferentes, porque tienen situaciones económicas muy diversas y porque tienen formaciones intelectuales muy diferentes. Esta heterogeneidad les impide ser coherentes y por consiguiente la formación de una conciencia social es muy lenta y por ello, las posibilidades de ser un grupo que desarrolle una política clara, precisa, coherente es muy difícil. Lo que sí son es conscientes que están viviendo un período de cambio, de mutación muy importante, pero al mismo tiempo, se dan cuenta de su debilidad, de su fragmentación como grupo. Esa fragmentación les impide cambiar la sociedad contra las formaciones estructurales importantes. La batalla para intentar quitar el poder a la oligarquía con todos los planteamientos anteriores es dificilísima, durísima y por eso precisamente, esa batalla sólo se da en determinados lugares que tienen unas circunstancias muy especiales: mayor población, mayor número de ciudades importantes (que reciben emigración), más riqueza en materias primas, etc. Eso explica que el fenómeno radical sólo se dé en el cono Sur. Hay dos casos clarísimos y uno semiclaro: Argentina y Uruguay y por último, Chile. Luego observamos en algunos países un cierto despegue de la clase media que interviene en política en determinados momentos (México). Además el I partido radical serio se produce en Argentina, porque es el país más poderoso económicamente hablando y es el más volcado a Europa, la Unión Cívico-Radical. Existen además otros signos que os hablan de esa presencia de la clase media con un cierto peso en Argentina, como es el caso de la Universidad que publica en 1918 un manifiesto que es conocido con el nombre de Manifiesto de Córdoba, lanzado por los estudiantes universitarios argentinos y el manifiesto va a encontrar un eco continental. No es el manifiesto típico universitario dirigido a reivindicar una mayor presencia estudiantil en los organismos de gobierno de la universidad, o una reivindicación de una calidad docente, sino que se sale del ámbito universitario:  Habla de desarrollo nacional.  De la necesidad de romper la unión entre la oligarquía y el imperialismo.  De reconquistar los sectores productivos.  De impulsar la industrialización en Argentina. Es decir, una universidad viva, que no es ajena a los problemas del país. Esa universidad reivindicativa es el símbolo más claro de la inquietud de la clase media

91

que puebla la universidad y es digno de admiración. Estas características se dan sólo en el Cono Sur y por eso, los modelos políticos dignos de destacar son dos: El modelo uruguayo y el argentino. Esta escasez de presencia política de la clase media hace que esos modelos terminen fracasando, pesar de todo lo que se pude hablar de revolución urbano y demás. Terminan fracasando porque la presencia de la clase dominante es muy fuerte y los desacuerdos en la clase media están, también muy presentes. El concepto de unidad nacional no se desarrolla, ni siquiera en Argentina o en Uruguay, es decir, un proyecto político que englobe a todos los grupos sociales, ya que uno de los grandes problemas de la clase media es que quiere participar en política, pero no prestan un programa global. LOS MODELOS POLÍTICOS URUGUAY (JOSÉ BATLLE Y ORDÓÑEZ) La presidencia de JOSÉ BATLLE Y ORDÓÑEZ es el ejemplo más claro del radicalismo. Accede el poder en 1903-1907 y se enfrenta a un país que está experimentando en estos años un desarrollo económico importante, de ahí, del desarrollo de la clase media. El Uruguay que contempla el proyecto de BATLLE es el de un país con una economía muy beneficiada desde fines del siglo XIX por un alza en los precios de los productos que se exportan y taimen por la demanda de esos productos. Hay que tener en cuenta que Uruguay es un país agrícola y ganadero. Su producto estrella ha sido durante mucho tiempo el “Tasajo”, la carne seca y salada (por la falta de industria frigorífica). Junto al “Tasajo”, Uruguay produce lana (gran riqueza ovina) y cueros. Ya en los I años del siglo XX, a partir de 1902 empieza a entrar la industria frigorífica, que ya existía en Argentina y el tema de las cámaras frigoríficas permitió aumentar más aún, la exportación de carne. En 1900 tenía 7 millones de cabezas de ganado vacuno y 18 millones de cabezas de ganado ovino. Eso en una superficie de 14.5 Ha., pero en manos de aproximadamente 14.000 propietarios. En definitiva esas 14.5 Ha. Suponían, el 63% del total del territorio nacional y el “saladero” era la industria por excelencia. La agricultura era prácticamente de subsistencia; nunca llegó a superar el 2.5% del total del PIB. Desde el punto de vista de la oferta de empleo, la ganadería y la agricultura daban trabajo a unas 270.000 personas, muy poco, porque es una ganadería de tipo extensivo. Eso significa que una parte importante del proletariado rural vive en la más absoluta miseria y como consecuencia, emigran a la ciudad. Junto a la emigración, la otra salida era alistarse en el ejército; hay que tener en cuenta que el modelo rural estaba plagado de caudillos con sus ejércitos para mantener sus posiciones privilegiadas. Esta forma de sociedad hacía que la gente se marchara a la ciudad y allí, nos encontramos fundamentalmente como oferta de trabajo, el sector servicios. Según el censo de Uruguay, el I del siglo XX, en 1908, se arrojó una población de 1.042.000 hab. De esos, más de 300.000 vivían en Montevideo, es decir, predomina el modelo urbano, lo que explica el peso de la clase media. Junto al sector servicios, existen algunas fábricas textiles, destilerías de licores, algunas fábricas de calzado, de productos alimenticios y poco más. Todo ese mundo de fabril daba empleo a unos 73.000 para todo el país, lo que quiere decir que la demanda de empleo era mayor que la oferta y al existir este fenómeno, las condiciones laborales eran durísimas: jornadas no inferiores a 12 horas en las fábricas, sueldos mínimos, etc., es decir, una coyuntura de explotación por parte de los empresarios realmente importante y fuerte. Como la demanda era muy superior a la oferta, cualquier conato sindical era conducido al fracaso más absoluto, siendo un “caldo de cultivo” para promover cambios. Desde el punto de vista político el país funciona como una “democracia limitada”, porque el sufragio es censitario, excluía del sistema a la mayor parte de la población. No votaban ni los sirvientes a sueldo, ni los peones, ni los analfabetos,

92

etc. Las cifras de votantes se limitaban en gran medida a la oligarquía y en Uruguay existían dos partidos políticos:  El Partido Blanco (Ultraconservador).  El Partido Colorado (Conservador). Ambos partidos derivaban de la oligarquía. El sistema que predominaba era el de la mayoría absoluta, lo que hacía que hubiera una alternancia entre ambos partidos, que no representa casi ningún cambio política para el país; sus diferencias eran de matices. El I objetivo para cambiar el sistema era sustituir el Sufragio Censitario por el Universal, porque así, se ampliaba el espectro del voto (I objetivo de BATLLE). Pero además había otros problemas:  Dentro de los dos partidos políticos funcionaba una institución que los uruguayos llamaban la “Influencia Directriz”, que era un comité del partido que decidía las actuaciones de ese partido político.  El sistema de distribución del dominio político entre los dos partidos se denominaba el Sistema de “Coparticipación”, es decir, como se alternaban en el poder y no había prácticamente cambios importantes en la dinámica política, ya estuviera el Partido Blanco o el partido Colorado, el sistema repartía el poder independientemente del partido que gobernara. Lo curioso es que los partidos se autoclasificaban pluriclasistas, pero ambos estaban en manos de los doctores. Además ambos partidos tenían su propio ejército particular, que actuaba en las provincias, integrados por gauchos (cuidadores de ganado de origen indio). El hombre que intenta cambiar esto es J. BATLLE Y ORDÓÑEZ. Nació en 1856 en Montevideo, fue un hombre urbano, de buena familia, cursó los estudios de abogacía; su padre era del Partido Colorado en el siglo XIX, viajó mucho por Europa y pro tanto, estuvo imbuido de los movimientos europeos del siglo XIX y cuando completa su formación vuelve a Montevideo. El I problema con el que se enfrenta es que el uruguayo es una persona absolutamente desinformada. El índice de analfabetismo era alto, pero no excesivo si lo comparamos con otros países. Era consciente que hacía falta un medio de comunicación; fundó un periódico, El Día, que se caracterizaba por convertirse en la voz de la oposición (en estos momentos dominaba el Partido Blanco). La idea central del periódico era el retorno al gobierno civil, a la ciudadanía, al poder popular. Implantar una idea tan novedosa en un mundo tan selectivo no era tarea fácil. De ahí que durante una serie de años, BATLLE esté siempre en la oposición y asista a la presidencia de una serie de personajes, en los que el colectivismo oligárquico y el sistema de la Influencia Directriz y del Sistema de Coparticipación era tremendo. Se presenta a las elecciones en 1903 y las gana. Su I mandato presidencial dura hasta 1907. Su objetivo (el de su programa electoral), se centra en una obsesión, había que modernizar Uruguay y para desarrollar esa idea, en vez de buscar el apoyo de la oligarquía ganadera (la más poderosa en Uruguay), lo busca en el cada vez más poderoso proletariado y en las nuevas clases medias. Por I vez en la Historia Contemporánea de Iberoamérica, asistimos a la creación de un gobierno que no está representado por la oligarquía, sino por otros grupos sociales. Contando con ambos sectores, por I vez, las clases medias ocupan puestos importantes en la administración del Estado. Es una tarea política lenta y sigue estando presente la oligarquía, aunque no con la misma pujanza. El periódico El Día, le ayuda a concienciar a la población en al necesidad de su participación en la construcción del Estado. Es imprescindible el periódico porque estamos en el siglo XX y tiene acceso cualquier persona. Hay que tener en cuenta, que la prensa escrita latinoamericana se vendía por suscripciones en el siglo XIX y además, era ultraconservadora, hecha por la oligarquía y dirigida a ella. La función social que desempeña la prensa no existe en el siglo XIX en el mundo latinoamericano. Este periódico se vende libremente y a un precio muy bajo (para que todo el mundo lo comprase). Va a llegar a todas las capas sociales.

93

Junto a esta labor, BATLLE pone en marcha un sistema de información complementaria al periódico importante, los Club de Barrio. En ellos se empieza a realizar un paciente trabajo de información y de conexión con las nuevas formas sociales que están emergiendo en la sociedad uruguaya. Con estas dos vías el panorama de Uruguay, de conocimiento de los problemas del país se extiende prácticamente a todas las capas de la sociedad (en los Clubs de Barrio se leía diariamente el periódico El Día). Junto a este sistema y paralelo a él, BATLLE en 1905 consigue algo tan inusual como, a través de decretos, reconocerle a los trabajadores el derecho a organizar sindicatos y el derecho de huelga en defensa de sus reivindicaciones. Él quizá lo exprese muy bien en un artículo del periódico El Día. Habla de la etapa preindustrial de Uruguay, se anticipa y sienta las bases de los derechos de los trabajadores antes de la llegada de la industrialización. A través de su artículo se ven muy claros sus objetivos:  Estimular a los trabajadores a luchar por sus derechos.  Educar a la sociedad en la confrontación de intereses. Lo que pretende es que cada grupo sepa, defender sus intereses, pero sin entrar en esa durísima lucha de clases que BATLLE mismo había contemplado en Europa en sus viajes y, de la que era consciente que significaba un retraso evidente de la sociedad, ya que el enfrentamiento lo único que producía era el caos. Todo este tiene que estar apoyado en una legislación y BATLLE comienza a desarrollarla. Tiende a beneficiar a las capas más débiles de la sociedad en detrimento de las más fuertes. Interpretaba las necesidades sociales y políticas del país, colocando al estado al frente de los cambios. Desarrollar toda esta teoría consume el I mandato de BATLLE, pero ponerla en práctica.... Es la sustitución de un sistema tutelar por un sistema social. En 1907 lógicamente BATLLE, que había decretado ya el sistema universal, aunque sin aplicación, desaparece del panorama político y no volverá hasta 1911. En estos años BATLLE no abandona a Uruguay, continúa haciendo una labor sumamente eficaz a través de la oposición con todo conocimiento de causa. El nuevo presidente WILLIMAN se caracteriza por una lucha constante y permanente contra el movimiento obrero. En 1911 vuelve a ganar BATLLE y lo I que hace es manifestar ante el pueblo que su obra es aplicar toda la teoría política y social que había esbozado durante su I mandato; pasar de la teoría a la práctica. Una vez aprobadas esas medidas empieza a legislar y su I objetivo es luchar contra lo que él llama el Empresismo Inglés. BATLLE lo que intenta es procurar el retorno a la comunidad nacional de importantes sectores de la economía uruguaya que estaban monopolizados por el capital exterior. Para ello comienza unas etapas de Nacionalización que eran imprescindibles para lo que él llamaba el desarrollo del país, de una economía nacional. La prensa británica calificaba a BATLLE de socialista. En 1911 nacionalizó el Banco de la República que estaba totalmente en manos inglesas, el Banco hipotecario y creó un nuevo banco, el Banco de Seguros del Estado, cuyo objetivo era garantizar la protección al trabajador. Además su mirada se dirigía a la Compañía de Tranvías y Ferrocarriles del Estado, que la creó, entró en competencia inmediatamente con el dominio británico de las líneas férreas que existían en Uruguay, ya que fue un sistema antinacional destinado a la exportación. Había que crear un sistema de transportes nacional. Crea hasta el instituto de pesca, un sector tan marginal en estos años en Latinoamérica como este. Son medidas económicas dirigidas a frenar la presión del exterior sobre Uruguay. También había un apolítica interna, donde el “enemigo” a batir era la oligarquía terrateniente, porque la tuvo que aceptar de alguna manera en su I mandato, pero en este II, dejó claro que no contaba con ella para el gobierno. De ahí, que en esta II presidencia ya no aparezca ni un solo miembro de la oligarquía ocupando un puesto relevante en el sistema administrativo y político del país; en su defecto son integrantes de la clase media.

94

Ahora es cuando se desarrolla la Ley de Sufragio Universal, le concede el voto a la mujer, al emigrante residente e instaura también el plebiscito. El culmen de su labor política fue lo que él llamó la creación del Ejecutivo Colegiado, una forma de gobierno absolutamente desconocida en América Latina hasta este momento, porque tenía una composición novedosa. El objetivo esencial era erradicar el fuerte presidencialismo que aparece instaurado en la Constitución de 1830 de Uruguay y para evitar que se convirtiera finalmente en dictatorial. Para llegar a conseguir esto él crea un poder ejecutivo mixto, integrado por:  Una rama unipersonal, es decir, el presidente de la República que sería elegido directamente por el pueblo.  Tres ministerios: o Interior, porque hay que organizar el país. o Guerra, porque hay que defenderse ya que sus fronteras podían ser amenazadas. o Había que crear una política exterior muy activa debido a las novedades que estaba creando.  Un Consejo de Administración, lo que él llamó Consejo Nacional de Administración, elegido también directamente por el pueblo. Con ello se evitaba, o se le ponía trabas a la corrupción política. Paralelo a la creación del Ejecutivo Colegiado, inicia la democratización del partido. A través de la creación de lo que él llamó los Clubs Seccionales, comités pequeños dentro del partido en determinadas zonas del país, donde se controlaba la actividad de los políticas de esa zona. Independientemente de los Clubs Seccionales, una Convención Anual que le garantizaba una base política en las elecciones realmente impresionante. Limpia de posible corrupción el Partido Colorado y rompe con un sistema político imperante en América Latina que no era una vía a la participación, sino un refugio de los privilegiados. Le quedaba la lucha contra el sistema de propiedad de la tierra. En ella ocurría lo mismo que en otro país latinoamericano: grandes propiedades dentro de las cuales una parte eran improductivas, no estaban siendo trabajadas. Para incitar a la producción, creó una ley, Contribución Inmobiliaria, que no existía en ningún otro país latinoamericano, ya que la ley colocaba por I vez, impuestos sobre la propiedad de las grandes Haciendas, impuestos que serían duplicados para aquel propietario que residiera fuera del país. Su enfrentamiento con la oligarquía, fue lo que terminó con BATLLE, porque aunque había depurado al partido Colorado, indiscutiblemente quedaban reductos oligarcas, lo que produjo que se dividiera el partido en dos ramas:  Colegialistas, seguidos de BATLLE, los integrantes de la clase media.  Rivieristas, dirigidos por un terrateniente, FELICIANO VIERA. Esto fue el problema al que se enfrentó BATLLE por llevar al culmen su programa. En 1917 no volvió a ser elegido, ya que se creó una fuerza en contra de él tremenda y las propuestas de BATLLE se intentaron paralizar a través de larguísimas deliberaciones en el congreso entre partido Blanco y Colorado, deliberaciones que se alargaron tanto que acabó el mandato de BATLLE y las medidas nos e habían puesto en práctica. El pueblo se revela contra el congreso y se moviliza. BATLLE se va y no puede impedir que con la entrada del nuevo presidente no intervenga el ejército para controlar el movimiento de la población. El Partido Colorado aduce que si se aplicaban las medidas, pasaría lo mismo que en Rusia en 1917. BATLLE desaparece, se mantiene el Ejecutivo Colegiado, pero va perdiendo fuerza cada vez más y desgraciadamente, llegamos al Crack del ´29 y termina dando el “golpe de gracia” al sistema batllista, porque el hundimiento económico hizo que en 1933 se produzca un golpe de Estado que puso fin al experimento. A partir de entonces Uruguay entra en un sistema político monocorde (Blanco-Colorado) hasta que entra en los años 60 la Dictadura durísima y, ahora por I vez aparece la izquierda en Uruguay en el 2005.

95

ARGENTINA (HIPÓLITO IRIGOYEN) La I idea que añadimos es que ambos países son reflejo de la actitud de clase media, pero no hay igualdad entre el radicalismo en Uruguay y en Argentina, por las características de ambos países. A pesar de tener una economía agropecuaria similar, su comportamiento político ha sido diferente siempre, porque aunque en Uruguay y en Argentina ha dominado la oligarquía, la de Uruguay nunca tuvo el peso de la argentina, lo que explica que el radicalismo argentino sea más suave. Argentina nunca ha conocido la izquierda, ha sido siempre un país de derechas desde la independencia; posiblemente el derechismo venga d la dependencia desde el I momento de Europa y sobre todo de Inglaterra. Esto explica que el radicalismo argentino sea muy sui génesis, pero no se da en otros países. Es un país que desde sus orígenes ha sido rico y por ello, las reivindicaciones sociales no han sido excesivamente prolíferas. Desde fin del siglo XIX y principios del XX, era un país ganadero que estaba obsesionado por perfeccionar su sistema económico y esta obsesión, le llevó rápidamente a lo que llamaron la “diferenciación de Haciendas”. Así, las haciendas a partir de fines del siglo XIX se dividen en dos:  Haciendas criadoras.  Haciendas invernadoras. Esta diferenciación obedece al deseo de perfeccionamiento de su sistema; una cosa es criar ganado y otra, el deseo de mejora de razas, de carne, de ganado, etc., es decir, seleccionar ganado. Esta división la realizan por otro lado, por la presión de la demanda exterior que es muy fuerte, porque Europa es gran consumidora de carne argentina, exige calidad y esto les hace obsesionarse, hasta llevarles a otro estado, el incremento de la producción que lleva aparejado el avance de las fronteras, es decir, cada vez más tierras dedicadas a la producción de ganado. Pero con una producción tan ingente, ampliar la tierra, significa desplazar de forma definitiva a los indígenas y aislarlos en las últimas estribaciones andinas del Sur o, se les eliminaba en campañas dirigidas por el ejército que recibían el nombre de Campañas del Desierto, al mando del general JULIO ROCA. Esas nuevas praderas abiertas a la explotación de los criollos y los emigrantes, incrementaron la reserva ganadera de una forma increíble, hasta el punto de convertir a Argentina en el I exportador de carne del mundo, exportación facilitada por el desarrollo de la industria frigorífica que, con capital inglés, adoptaba dos formas:  Enfriado, destinado a la exportación de países cercanos.  Congelado, destinado fundamentalmente a Europa. Por ejemplo, en 1875 había en Argentina, 12 millones de cabezas de ganado; en 1890 se superaban los 25 millones de cabezas de ganado vacuno. Esto también se aplica al ganado ovino (lanar). En 1890 superaba los 20 millones de cabezas. Pero si es importante el crecimiento numérico, más impresionante es el crecimiento monetario. En 1894 se exportaba por valor de 3.6 millones de pesos oro; en 1914, la exportación superaba los 62.000 millones de pesos oro. En el terreno de la agricultura la producción aumentó de una forma casi similar a la ganadera. En 1890, Argentina producía 815.000 toneladas de trigo; en 1914, 6.6 millones de toneladas. Este impulso agrario proviene sobre todo de la zona de Santa Fe (zona fundamentalmente italiana) y la zona de Rosario. Estos datos son extrapolados a otros cultivos como el maíz. Este crecimiento va acompañado de una expansión territorial. En 1895-1914 se añadieron a la agricultura más de 22 millones de hectáreas. La consecuencia del crecimiento agrario no es que se convierta en el I exportador, sino que se convierte

96

en el granero del mundo y, fue la principal competidora de las exportaciones de Norteamérica. Esto se acompaña de una red de comunicaciones importante (ferrocarril realizado pro capital británico), que permitió el desarrollo del puerto de Buenos Aires, de Rosario y más al Sur, de Bahía Blanca. Sin embargo, con este aumento de la producción, no significaba que el emigrante no encontrara dificultades para implantarse definitivamente en el sistema, sobre todo en el agrario, porque la gran propiedad dominaba totalmente el sistema y, porque la gran calidad de la producción, hacía que el suelo se revalorizara, con lo que el problema era doble. Esta gran producción necesitaba una increíble mano de obra, pero era discontinua en sus puestos de trabajo, porque lo que más se encontraba eran jornaleros con unas condiciones durísimas. Por ser el sistema tan duro y tener tanta inmigración, el fenómeno urbano en Argentina es increíble, porque al no encontrar trabajo en el sistema agropecuario, el emigrante marchaba a la ciudad. En 1914 Argentina tenía solamente 8 millones de habitantes, de las cuales, el 57% vivían en las ciudades; el caso de Buenos Aires es el ejemplo más claro de la elefantiasis. Además los emigrantes se agrupaban en barrios. En definitiva, la preferencia pro las ciudades motivó una masificación de las mismas y que la sociedad ciudadana fuera muy heterogénea. La ciudad suponía un mayor abanico de oportunidades y en el fenómeno de la construcción, por ejemplo, es la I, pero no sólo esto, sino que la actividad industrial, se va desarrollando más rápidamente que en otros partes de Latinoamérica y pro ejemplo, en Buenos Aires entre 1904-1910, se crearon más de 70.000 puestos de trabajo. Es un país que crece, pero tiene un crecimiento hacia fuera y, para crear un sistema económico propio, tendría que haber sido hacia adentro; nadie se preocupó por cambiar el sistema. Así, aparecen los problemas cuando empieza la I G. M., porque la exportación, sino se paralizó, si se relentizó y, ellos vivían de la exportación. Así, el I problema es el aumento del paro y encontrar trabajo que, si en 1913 el nivel de parados era del 5%, en 1917 es más del 23%. Cuando finaliza la I G. M., se restablece, pero este tiempo, pone sobre la mesa, los problemas de su sistema económico y, esto está conectado con la política que se materializaba en el radicalismo. El radicalismo lo inicia LEANDO ATEM, que es el creador de la Unión Cívico Radical, que es el partido radical argentino. Esta unión surge en 1889. La propuesta del partido de ATEM desde sus estatutos, se materializaba en:  La reforma moral de Argentina.  La defensa del federalismo.  La libertad personal. Junto a ALEM, se incorpora su sobrino H. IRIGOYEN, que es el que realmente pone en marcha lo radical. IRIGOYEN es más radical y contra lo que lucha fundamentalmente es contra un modelo político y económico implantado por personajes como JULIO ROCA, CARLOS PELLEGRINI o JUÁREZ CELMAN (presidente). Son lo que se llaman la “Generación de los 80”; son los que solidifican el sistema de Orden y progreso, el que Argentina se convierta en la mayor exportadora, una economía dependiente, hacia afuera. Todos estos son oligarcas y, sus esfuerzos se concretan en aumentar el sistema de Orden y progreso. La modificación sería la bandera de la Unión Cívico Radical y, para intentar modificarlo, hacía falta una soberanía propia, pero Argentina es diferente y las palabras de la unión caen en saco roto dentro de la opinión pública argentina y, para hacerse presentes acuden a la acción revolucionaria y empiezan a provocar sublevaciones contra el sistema en determinadas provincias como es Corrientes, Santa Fe y Buenos Aires. Estos conatos de revolución son aplastados por el ejército, aplastamiento que provocó tal depresión en la figura de ALLEM que se terminó suicidando en 1896 y, la Unión cae en manos de H. IRIGOYEN. Pero el problema de base de la Unión se basaba en el origen social de sus miembros.

97

Es un grupo en el que se integran la naciente burguesía urbana, los pequeños y medianos hacendados de la provincia de Buenos Aires, las clases medias urbanas, los comerciantes de las ciudades costeras, los profesionales universitarios y, un escasísimo núcleo obrero, es decir, son en general, gente acomodada, bien situada y, por lo tanto aquí, no cabe el sentido revolucionario que se le intenta imprimir en el época de ALLEM. Prueba de ello es que en cuanto empiezan a actuar, parte del partido se marchó y creó otro partido denominado Partido Demócrata Progresista. IRIGOYEN inicia su lucha personal en 1905 y su objetivo, a lo que sintetiza su programa político es la que llama “la destrucción del sistema oficial” y la única forma de destruirlo es la libertad de sufragio; aquí sí vemos una manifestación de radicalismo. A esto se reduce el programa de IRIGOYEN, la lucha política contra el régimen. Esta I etapa lo que intenta es debilitar el poder de la oligarquía y sobre todo, mantener de una forma latente la atención de unos sectores sociales argentinos que estaban fuera de los beneficios del sistema de Orden y Progreso. Los representantes radicales de la Unión no eran de clase media; eran personajes de una posición económica elevada y lo único que querían era participar, pero no encontrar un intento de reconversión absoluta del Estado (como BATLLE), pero eso sí, eran oligarcas, aunque no de lo que en Argentina se llamaba la nueva oligarquía. Por ella entendemos hombres que habían ascendido en la escala social y se habían metido en el sistema social por esfuerzo y no por herencia. Es un partido que se supone que es de clase media, pero que son de oligarcas, aunque no tradicionales. Con este programa tan ligero, las posibilidades de conseguir el poder eran mínimas y no lo consiguieron hasta que no se desató la I G. M. Y al producirse el aumento del paro, provocó que en las elecciones de 1916 fuera nombrado presidente de la República IRIGOYEN. Esta I presidencia se desarrolla entre 1916-1922 y si algo se puede destacar es:  Modificación de las leyes electorales, se implanta el sufragio universal.  Y poco más, porque coincidiendo con esto, las huelgas constituyen la tónica del período. En 1918 estalla la huelga de los frigoríficos que comprometió los embarques de carne hacia Inglaterra; en 1919 la huelga de los trabajadores del maíz y la famosa semana trágica y, en 1921, la huelga de los peones en las haciendas ganaderas. IRIGOYEN lo único que puede hacer es acabar con estas huelgas y, dentro de un sistema radical, lo único que se le ocurre, es utilizar el ejército, luego el comportamiento de IRIGOYEN nos lleva a pensar que se materializa en el ceder ante las presiones de las clases altas, aterrorizados pro las tensiones de tipo social que se están generando en Argentina y que están transformando el panorama, porque hasta ese momento, no había habido problemas con los trabajadores. Esto explica la poca actividad e IRIGOYEN en el I mandato. La ausencia de actividad en las siguientes elecciones en 1922, con MARCELO ALVEAS (1923-1928) y, se vuelve al poder en un II mandato que sólo dura dos años (1928-1930). En su II mandato IRIGOYEN se mueve más y, hace más cosas que se asimilan a un partido radical. Se proyectan muchas leyes sociales con el objetivo de atenuar los problemas de los grupos desprotegidos, pero prácticamente la mayor parte de su acción, es proyectar leyes que no son aprobadas, porque la Cámara Alta argentina (senado), estaba absolutamente controlada por la oligarquía tradicional, teniendo un predomino total, por lo que cualquier tipo de leyes de defensa de los trabajadores, recuperación parcial de tierras fomento de las iniciativas colonizadoras, que fue lo que IRIGOYEN planteó durante estos años, fueron rechazadas pro el Senado. Quizá lo que más destaque de estos dos años sea la política de IRIGOYEN frente al monopolio británico el ferrocarril. Era difícil luchar contra esto, porque

98

había mucho capital invertido; el sistema estaba consolidado y era difícil la competencia; la única vía era ir denegando la renovación de concesiones ferroviarias y, al mismo tiempo, ir creando lentamente una red de ferrocarriles del Estado, pero se produce la gran depresión y, la crisis del 29, unida al monopolio de los resortes del poder ejercido por la oligarquía y, unido al envejecimiento de IRIGOYEN, acabó con el poder. En Septiembre de 1930, un general, URIBURU dará un Golpe de Estado que acabará con la renuncia de IRIGOYEN y se entrarán de nuevo en el control absoluto de la oligarquía en Argentina; eso sí, una oligarquía reconvertido porque como consecuencia del Crack, se dio cuenta que el sistema de Orden y Progreso ya no funcionaba y que necesitaban una alternativa, el Populismo que, en realidad es la continuación de las dictaduras de Orden y progreso, porque es la vuelta al poder de la clase dirigente. TEMA 11: LA CRISIS DE 1929 Y SUS EFECTOS EN IBEROAMÉRICA El tema aparece dividido en dos bloques: Evolución económica de América Latina entre 1914 y 1929. Análisis de la crisis.

 

EVOLUCIÓN ECONÓMICA DE AMÉRICA LATINA ENTRE 1914 Y 1929 El período comprendido entre 1914 y 1929 es el principio de una crisis muy profunda que afecta a todas las estructuras latinoamericanas, las económicas, la sociales y las políticas. El principio de esta crisis es ya tan profundo que podríamos afirmar que en cierto modo, aún hoy día, América Latino sigue estando en 1914, sigue teniendo la misma situación que tenía en 1914. Han cambiado cosas, pero en profundidad no han existido cambios, porque las estructuras económicas siguen siendo las mimas, por lo que la sociedad y la política nos recuerda el mundo actual latinoamericano. Las tendencias, los fermentos de ese momento histórico de 1914, siguen vivos, ya que a partir de esa fecha , asistimos aun acontecimiento decisivo para el mundo latino, la presencia de EE. UU., presencia que para desgracia de los latinos, sigue dominando el continente. Es un período importante para entender la situación actual, porque es cuando comienzan a desarticularse toda la estructura del sistema de Orden y progreso y, con ello observamos los I desconciertos de la clase dominante, desconciertos pro temas como el radicalismo, que ponen en tela de juicio sus sistema, por la presencia de fenómenos como la Revolución Mexicana y que ponen también en tela de juicio su organigrama agrario. Los I desconciertos aún así, no implican que la vieja oligarquía pierda el poder; se reconvierte utilizando fórmulas políticas que en el fondo son iguales de dictatoriales que las que han mantenido hasta este momento, pero recubiertas de una capa especial que les hace aparentar otra cosa, es decir, el fenómeno del Populismo (el contacto con el pueblo, la identificación con ellos). A pesar de todo, indiscutiblemente se trata de un período en el que observamos el principio del fin de esa “ilusión” acariciada por la clase dominante, que es personalista al máximo. La “ilusión” que ellos habían asegurado a sus países respectivos y bajo su liderazgo, un progreso (que sólo beneficiaba a ellos y no al conjunto de la población). Ese principio del fin en los países hace que vean como sus instituciones básicas, tanto económicas, sociales como políticas estén tambaleándose. En el aspecto económico, el latifundio que ha sido el eje, empieza a entrar en crisis, es decir, la forma establecida del latifundio. Entra en crisis por la propia evolución de la sociedad. En el aspecto social hasta este momento hemos asistido a una “relación” entre oligarquía y resto de grupos sociales de subordinación total, porque lo que existía era una “relación” absolutamente paternalista, una “relación” clientelar,

99

patrono-cliente y estamos ya en el siglo XX, donde se ha sustituido por la relación de clases. En el aspecto político, por el concepto de Estado que ellos tienen, el estado oligárquico, controlado por una minoría, que domino el poder político, económico y social. Para entender ese intento basta recurrir a un eslogan de la Revolución Mexicana, Tierra y Libertad (E. ZAPATA). Estas dos palabras sintetizan de una forma interesante el sentimiento de las clases populares latinoamericanas de este período, porque están intentando volver a un sistema mucho más natural que es la tierra para el que la trabaje. Aquí se está pidiendo la reducción de la omnipotencia del latifundio, la reactivación de la economía campesina; se está pidiendo la apertura del derecho a la libertad. Hay que tener en cuenta que ese eslogan es también limitado, porque no está revelando la ausencia de un proyecto global para la sociedad, es decir, que la vida no es sólo tierra y libertad. Esa falta de proyecto global (que no aparece hasta después de 1930), no existe, porque la economía se ha destruido y con ello, todo el sistema oligárquico y hay que reemplazarlo todo. El problema es que las fuerzas políticas en contra de la oligarquía son minoritarias y por eso sigue dominando la oligarquía. A partir de 1930 la ventana abierta a la esperanza funciona mal por dos motivos:  Porque las capas medias cuando consiguen irrumpir en el poder (argentina) lo que hacen es insertarse en el mismo sistema político que había.  Porque las capas bajas no tienen educación política y son despreciados tanto por la oligarquía como por las clases medias. Esa falta de inserción es por lo que la oligarquía es capaz de recuperarse. Por esto estaríamos sólo en el principio de una crisis. No hay alternativa al sistema y si existiera, hay está la postura represiva oligarca. Con esto no es extraño que cuando llegue el Crack del 29, América Latina entre en una profunda crisis económica, política y social, porque desde 1914, además existía la presencia de una fuerza externa imparable, EE. UU. Para entender lo que significa la entra da de EE. UU, debemos analizar dos motivos:  Lo que se denomina la desarticulación de las economías.  Lo que se denomina la desarticulación de la alianza imperialista. LA DESARTICULACIÓN DE LAS ECONOMÍAS En este período que se extiendo entre 1914-1929 se distinguen dos notables cambios:  La nueva orientación de la economía internacional.  Las contradicciones derivadas del modelo de crecimiento económico heredado. LA NUEVA ORIENTACIÓN DE LA ECONOMÍA INTERNACIONAL Cuando Se declara la I G. M., esa fe mantenida en el sistema de Orden y progreso se derrumba, porque hay una nueva orientación e la industria europea respecto a etapas anteriores. La industria europea se empieza a preparar par ala I G. M., a partir de 1910 aproximadamente; esa preparación consiste en una reconducción de su industria, de una industria de transformación, se pasó a una industria bélica, se primó la metalurgia y siderurgia. El resultado fue que el intercambio de productos entre Europa y América Latina cambió; ya no les interesaba comprar trigo o carne, sino obtener materias primas minerales, metales para el industria armamentística. Cuando comienza al guerra se redujo aún más la exportación americana de productos agrícolas y ganaderos a Europa. Paralelamente el capital inglés, que había sido el sustento de la infraestructura estatal, se estaba retirando a partir de 1910. Esto provocó un paro

100

económico en América Latina, porque vendían menos, exportaban menos. Entre 1914 y 1916 los intercambios entre Europa y América Latina fueron bajísimos. Esto era el principio del fin del modelo de crecimiento. Sin embargo, a partir de 1916 el comercio exterior latinoamericano experimenta un impulso, debido fundamentalmente a que Europa vive entre 19141916 de lo almacenado antes de 1914. Cuando pasaron dos años de guerra, las reservas de productos de todo tipo se habían terminado. En 1916 tuvieron que volver a recurrir al producto latino, a comprar productos. Con ello se encontraron con que los precios habían subido y además había ya una nueva orientación de los intercambios, es decir, EE. UU. Ese cambio en la relación cliente-proveedor entre Europa y EE. UU se ha ido produciendo entre 1914-1916. la oligarquía latinoamericana pensó que esta relación nueva de intercambio sería coyuntural, pero se equivocaron, porque la subordinación a EE. UU., continuó después de 1916. Si paralelamente asistimos a una reactivación del mercado y se mantiene al mismo tiempo el mercado estadounidense, era lógico que los precios de los productos aumentaran, porque había mucha demanda y, aquellos países que habían perdido más dinero entre 1914-1916, como por ejemplo Argentina, vio como se reactivaba su economía de nuevo a partir de 1916. Junto a Argentina también se reactivaron otros países como Chile, que tienen algún producto imprescindible y básico para la industria bélica. Cuando acaba la guerra se intentan mantener los dos frentes de venta y hay unos años en que parece que toso funciona, por ejemplo, en 1920 el valor del conjunto de las exportaciones de América Latina doblaba al valor de las exportaciones de 1914 en América Latina. Pero la reestructuración europea que surge de la I G. M., es lenta frente a unos EE. UU., encauzados ya en una línea de desarrollo económico imparable. Por ello la relación económica entre ambos no sólo se mantuvo, sino que se intensificó de una forma importante y lo que los latinos pensaron que era un hecho coyuntural, se convirtió en un hecho estructural, es decir, no se podía salir ya de él. Esto se produjo porque no sólo se trataba de comprar productos latinos, sino que paralelamente empezó también a entrar el capital norteamericano y, exportaciones controladas por EE. UU., e inversiones dirigidas por ellos, en América Latina constituyeron un tandem peligrosísimo. Antes de 1914 sólo un 10% de las exportaciones totales de América Latina iban a EE. UU.; en 1928, EE. UU., absorbía el 48% del total de las exportaciones latinoamericanas y enviaba el 44% de todas las importaciones que recibían los latinos. Esto indica que en 14 años EE. UU., se ha convertido en el socio mayoritario de la economía latinoamericana, porque es el que más importa y exporta. Aunque después de la I G. M., Europa se incorpore, no lo hará de la misma manera y la consecuencia es que Gran Bretaña, pierde el control sobre América Latina. En el mismo año de 1928 las exportaciones de América Latina destinadas a Inglaterra no alcanzaban ni 1/3 del total exportado. Así lo mismo ocurre con las importaciones de Inglaterra. Luego la reorientación del mercado mundial, es básica para entender lo que después va a ocurrir en América Latina. LAS CONTRACCIONES DERIVADAS DEL MODELO DE CRECIMIENTO ECONÓMICO HEREDADO Entre 1875-1914 la estructura productiva estaba controlada por Inglaterra en líneas generales, que dominaba la comercialización. Las inversiones de capital inglés fueron siempre de tipo indirecto, es decir, se volcaban en préstamos a gobiernos y el gobierno lo invertía en su 4estructura. Ahora, cuando entra EE. UU., esas inversiones indirectas se van a convertir rápida y paulatinamente en inversiones directas:  El I paso es conquistar el mercado, es decir, cuando desaparezca el mercado europeo.

101

 El II paso es invertir en el sector de los servicios públicos.  El III paso es prestar dinero, dinero que cotiza en bolsa, en Wall Street, es decir, se publicita a través de la bolsa. Así ese préstamo llega en forma de acción, de valores y prestan oscilaciones en función del estado del país en que se invierta y, del valor del producto en que se invierte. Si el país está tranquilo, la inversión está asegurada; forma que esté tranquilo, gobierno conservador, dictatorial, represivo para los movimientos sociales, para que el dinero no huya. Si esto no ocurre, las acciones bajan de valor y el resultado es pagar una cantidad de intereses más que cuando el producto está en alza. Aquí el efecto el múltiple.  El IV paso sería que como consecuencia de la inversión económica directa a través de la bolsa, el sector bancario norteamericano, el sector financiero, se mete de lleno en el mundo latino. Pasamos de una dependencia indirecta a una dependencia directa que lo controla todo; se anulan así, los bancos nacionales. Esta situación no se había dado con estas características en el sistema de Orden y Progreso porque EE. UU., ha cambiado su forma de penetración. Si a esto le añadimos que existen determinados sectores económicos donde los norteamericanos tienen un especial interés, la presión directa del capital norteamericano sobre ellos, es apabullante, por ejemplo, es el caso del sector minero (México, Perú, Chile y Venezuela). Sobre estas zonas de vuelca más la presión norteamericana que del resto de países. Además controlan El Caribe, país productor de clima tropical y, estos países producen productos complementarios de la dieta norteamericana. Si invierten de forma directa, la dependencia de estos países es mayor de los que lo habían sido hasta 1914, porque aquello se convierte en una sucursal poco a poco de EE. UU. Cuando llega la Depresión de 1929, que hunde el sistema económico norteamericano, le afecta más a la sucursal, es decir, América Latina. Por eso de alguna manera, los latinos siguen estando en la crisis de 1929, una crisis que les llegó en 1930 y a partir de ahí, el desastre es total y absoluto. Indiscutiblemente hay que acudir a algunos datos específicos para ver lo que supone la retirada de dinero y la situación de América Latina. En 1929 las exportaciones de los países latinos a EE. UU., superaban los 1.726 millones de $ y las destinadas a Europa eran de 1.131 millones de $; es evidente que EE. UU., era el I socio. En 1934 el valor de los productos exportados de América Latina a EE. UU., era sólo de 370 millones de $ y, a Europa era de 397 millones de $. Incluso hacia Europa hay más flujo de exportaciones que hacia los propios EE. UU. Esto significa un retroceso económico para América Latina de tal magnitud que hemos vuelto a la situación económica de fines del siglo XIX. Así, los países latinos, habiéndose hundido el patrón económico, sin haber creado una alternativa al sistema con los años de bonanza económica, con los efectos de la drástica contracción de las exportaciones, agravados por la masiva retirada de inversiones (inglesas y norteamericanas), y contando con la no existencia de posibilidad de obtener préstamos en el exterior para mantener la infraestructura, tuvieron unos efectos con el Crack del 29 gravísimos. La única opción que tenían los latinos era sustituir, cambiar, el modelo económico que había tenido hasta este momento, por otro modelo diferente, es decir, un modelo “moderno”, basado en la industrialización y el desarrollo del mercado interior latino. Pero este nuevo modelo, requería el adoptar una serie de medidas:  Convertir el sistema económico librecambista en un sistema proteccionista: Adoptar esta política obliga a tomar iniciativas industriales, a cambiar prácticamente todo el sistema y claro, la oligarquía era la única que tenía todo el dinero en América Latina. Por eso el intento de cambio está protagonizado pro la oligarquía y con ello, seguir conservando el poder político. Aquí está el gran problema, ya que hasta en las situaciones críticas, se necesita de la oligarquía para poder salir a flote. Así, todas las legislaciones librecambistas de todos los países latinoamericanos

102

desaparecerán y se adoptará el proteccionismo, pero ahora había que conseguir un equilibrio económico.  El comportamiento de la oligarquía: Si bien es cierto que muestra una relativa capacidad para crear una estructura industrial, también es cierto que esa relativa capacidad sólo se orienta ha cubrir mínimamente las necesidades del mercado interior (también es lógico). Pero como sólo miran sus intereses económicos, cuando invierten en industria, están intentando recuperar ese dinero en otro lugar, es decir, en el campo. Pero el mundo agrario no tiene que permanecer al margen de este cambio, sino no daría rentas. Es una contradicción.  En qué lugar son vistos los países latinos económicamente hablando por el resto de la Comunidad Internacional: Resulta evidente que había que sustituir los productos importados por productos nacionales. Al no comprar productos manufacturados en el exterior, el mercado latino ya no interesa a EE. UU., ni a Europa. Así, el peso de las economía latinas en el comercio internacional, disminuyen de una forma increíble. Intentan crear una infraestructura de autoabastecimiento, pero para que esa incipiente industria pueda mantener el país, la población tiene que comprar obligatoriamente los productos manufacturados que se fabrican en el país y, si estamos en una época de crisis, la renta per cápita de los latinos es tan baja que no tienen poder adquisitivo y, en esos momentos menos. Por lo tanto, no tienen capacidad para absorber los bienes que se producen en el país. La única solución es subvencionar los productos estatales de las escasas reservas de los países. Con esto, los estados se van debilitando progresivamente. El intento de modernización se enfrenta a una realidad durísima, pero esta realidad se transforma también al mundo del campo. Un mundo que ahora mismo no exporta y está intentando mantenerse en el mercado interno. Tiene un problema, al no vender al exterior, ¿para qué quieren producir? Luego la agricultura se estanca y queda limitada al sector del autoabastecimiento. Pero como el mundo agrario no puede permanecer aislado de una realidad económica, nos encontramos que el Crack del 29 entre otros muchos fenómenos, genera el problema de la inflación. La forma de mantener el mundo del campo semi o productivo, es grabar los productos de consumo interno, para mantener el equilibrio. Con esto además de soportar una situación de vida pésima, se encuentran con una subida de precios; pero es la entelequia de las economías (pensando ene l bienestar del estado). Lo que queda fuera de este caos, es la parcela que sigue dedicada mínimamente a la exportación. Pero a esto se le añade un problema, político, social y económico. Esta disgregación del fenómeno exportador hace que la oligarquía pierda la homogeneidad económica y social que tenían en la Etapa de la Edad de Oro, porque el oligarca que sigue exportando, sigue ganando dinero frente al que ha perdido la posibilidad de exportar. Así queda reducida cuantitativamente hablando y se disgrega. Esto es aún más terrible, porque la que siga ganando dinero será la que se encierre en el poder político y tenga un peso increíble. Existe un sector que se libra de la crisis prácticamente, el petrolífero y en cierta medida el minero, resiste el impacto, porque era un producto tan esencial y básico para el mantenimiento de las economías contemporáneas, que los esfuerzos se concentraron en este sector. Pero el que controló este sector fue EE. UU. Es a partir de ahora cuando la presencia de las multinacionales se hace omnipresentes en América Latina, ya que es un producto imprescindible y porque la mano de obra es baratísima. Así, el sector petrolífero sólo genera beneficios. La desarticulación de la economía es total; pero el problema se agrava más cuando se une a ella la desarticulación de la alianza imperialista.

103

LA DESARTICULACIÓN DE LA ALIANZA IMPERIALISTA Todo el Pacto Neocolonial se hunde y se pasa a una situación de dependencia absoluta, de la que prácticamente no se puede salir. Para entender este punto hay que tener en cuenta:  La penetración del capital norteamericano y la forma en que se produce: Entre de una forma rapidísima, ya que no hay que olvidar que se estaba produciendo prácticamente desde la Independencia. Pero en 1910 prácticamente no había capital norteamericano (El Caribe); en 1929, el capital norteamericano penetra a una velocidad y en unas cantidades importantes. Por ejemplo, en 1899 se hace el I cómputo del capital norteamericano invertido en América Latina; 306 millones de $ repartidos en México (185), por el petróleo, en Cuba (50) y, el resto a todo lo largo y ancho de América Latina en muy pequeñas cantidades. En 1909 ese capital era ya de 1.365 millones de $. La concentración sigue aún en México, Cuba y el resto de países latinos. Se sigue controlando El Caribe por excelencia. En 1914 el capital es ya de 1.641 millones de $ y, los países siguen siendo México y Cuba a la cabeza, pero en III lugar, aparece un país que hasta este momento no tenía capital norteamericano, Chile, por el cobre (a multinacional ITT). Además se sigue manteniendo un fortísimo inversionismo en Cuba (265). A partir de 1914 con el fenómeno de la I G. M., y la retirada del inversionismo europeo, las cifras se dispararon. En 1919 son ya de 2.395 millones de $; en 1924, 3.633 millones de $ y en 1929, antes del Crack, 5.369 millones de $; es una escala brutal. En esta última etapa la distribución es comprensible en cuanto a al política norteamericana: I México, a pesar de la revolución (1.066); Argentina, feudo tradicional del capital inglés (807); Chile (700); Brasil (557); Venezuela y Perú. Encontramos países exportadores de clima tropical (azúcar, cacao), Cuba y Perú (United Fruit); países de clima templado (ganadería y cereales), Argentina; países de producción minera (cobre, plata), México, Chile y Perú; países petrolíferos, Venezuela y México. Han cubierto con su capital los productos básicos y esenciales que produce América Latina en pleno siglo XX. Además estos países a excepción de Venezuela son los países que controlaba el capital británico, es decir, existe una sustitución del capital inglés por el norteamericano importante. Esto se realiza tan rápido y tan fácil, utilizando los mismos canales de penetración británicos que estaban hechos. Esa presencia del capital norteamericano de la manera en que entra, sin embargo, no significa en ningún momento que entre las dos potencias inversionistas haya enfrentamientos, ya que Inglaterra está inmersa en la I G. M. Si el capital norteamericano sustituye al británico tampoco significa que entre más dinero extranjero del que ya había en América Latina. El problema residirá en que las inversiones serán directas, no indirectas como las habían sido las de los ingleses. Con esto nos referimos fundamentalmente al hecho que el capital europeo (británico) lo hacía en forma de inversión indirecta y con esto, el esquema del Pacto Neocolonial no se rompía. Sin embargo, el capital norteamericano no respeta el Pacto y empieza paulatinamente a invertir en la estructura productiva, en el campo, zonas exclusivas de la oligarquía. En 1914 el capital norteamericano invertido en América Latina ascendía a 1.641 millones de $. De ellos, aproximadamente los 2/3 (956 millones de $) estaban ya presentes en la estructura productiva y, concretamente en sociedades agrícolas, mineras, petroleras e industriales, es decir, en todos los sectores importantes. Esa presencia era 9 veces superior a la que había hecho Europa antes de la entrada del capital norteamericano. El problema que generan estas inversiones es la alta desnacionalización de los recursos naturales latinos, es decir, los latinos dejan de ser dueños de la materia prima que pasa a los norteamericanos. Esta nueva penetración agresiva

104

empieza a asustar a la oligarquía, porque veía que iba perdiendo el control de las materias primas. Ese temor terminó por destruir el acuerdo que había existido entre la oligarquía y el capital extranjero hasta este momento, es decir, el Pacto Neocolonial. Estas inversiones al mismo tiempo, va aumentando progresivamente con los años y, a fines de 1928 y principios de 1929, antes del Crack, estaban presentes ya en la estructura productiva, 2.624 millones de $, de los 5.369 millones de inversión. La situación empezó a tornarse absolutamente crítica para la oligarquía. La reacción de la oligarquía ya en estos últimos años es revelarse económicamente contra el sistema que los norteamericano habían implantado en América Latina. Se negaron el dinero, porque la oligarquía que había ganado cantidades altas de dinero, generó un porcentaje de ahorro importante, el Ahorro Nacional (exclusivo de la clase dominante), e hizo que se abrieran nuevos campos para colocar ese ahorro. El I sector fue el financiero. La Banca Nacional empieza a desarrollarse de forma importante, compitiendo con las Banca Internacional y una vez que coparon el sector financiero, comenzaron también a derivar parte de sus ahorros hacia el sector productivo, a una incipiente industria y en el sector servicios. Pero cuando ven que el capital norteamericano se interesaba también por este minisector, intentan impedir el ascenso de ese capital extranjero y hay una coyuntura que lo favorece. El Estallido de la I G. M., ofrece nuevas posibilidades de colocación del ahorro, porque las relaciones con el exterior se reducen y deben buscar otros campos, el sector industrial comercial, servicios, etc. La prueba evidente es que entre 1914-20 aumentan de forma espectacular en América Latina las Asociaciones Anónimas (que pertenecen a la oligarquía). Simultáneamente, aumentan también las Sociedades Financieras y los Bancos controlados pro la oligarquía, entrando en una etapa de expansión, que no se interrumpe cuando acaba la I G. M., sino que prosigue vigorosamente, porque cuando acaba la guerra, la penetración del capital norteamericano se acentúa aún más y el freno de los ahorros latinos se hace mayor. La negativa de colaboración económica, hace que el capital se vea obligado a importar capital de los EE. UU., hacia Latinoamérica, para suplir el hueco dejado por el capital nacional. Entre 1919-1924 el capital norteamericano importado a América para invertir como socio de la oligarquía en determinados sistemas era de 42 millones de $ al año; entre 1924-1929 tuvieron que importar 178 millones de $ al año. Esta hostilidad que enfrenta temporalmente a capital norteamericano y oligarquía, permitió el mismo tiempo que esa oligarquía diversificase aún más sus inversiones; en vez de acumular el dinero, abrió más el abanico e invirtió más, hasta el punto que si hubieran seguido esta línea, su hubiera llegado a convertir en una burguesía nacional y no se hubieran producido los efectos devastadores del Crack después. Es cierto que el mercado exterior con la I G. M., se contrajo, pero había un sector que seguía produciendo barato, porque no se invertía en él, el agrario, que seguía dando beneficios por el sistema feudal en el que estaba instalado. Así, aprovecharon los beneficios del campo para invertirlos en ese abanico diversificado de tipo industrial y prácticamente, dejaron intactos una parte de sus ahorros. Como el sistema empezó a dar resultado, se estancaron en él (dentro de las Sociedades Anónimas) y, aprendieron de los norteamericanos la importancia de la cotización en Bolsa. A falta de índices directos, tenemos que recurrir a los indirectos, como la Bolsa, el único disponible. Nos lo encontramos con que en 1932 en Buenos Aires se negociaban acciones de Sociedades Anónimas nacionales por valor de 9 millones de pesos; en 1940 se negociaban acciones por valor de 152 millones de pesos, es decir, 17 veces más en 8 años. Este fenómeno no es sólo privativo de Buenos Aires, sino que se extiende al resto de países latinos. En Chile se pasaron de los 2.037

105

millones de pesos oro en 1930 a 2.430 millones de pesos oro en 1935; y estaban en crisis. Con esto nos da la sensación que los efectos de la Crisis del 29 son mínimos, pero esas acciones aumentaron a consta de la inmovilización, de la no modernización del sector agrario, a consta de dos fenómenos que son también prueba indirectas:  El aumento de la emigración del campo a la ciudad, es decir, han echado a la gente del campo para ahorrar salarios.  El desplome agrícola para el autoconsumo, es decir, al exportar menos por estar en plena crisis, se incita a consumir más en el interior. Como no hay reestructuración del sector agrario se pueden obtener beneficios de él, pero lógicamente las características retrógradas aplicadas, crean unas tensiones sociales increíbles. Es una reestructuración fuera del modelo capitalista, de tipo feudal, de explotación de la mano de obra. Además lleva un problema más aparejado, los desempleados intentan buscar trabajo, con lo que la tensión social sigue aumentando. El sector industrial latinoamericano, su nacimiento, tiene lugar antes de 1914. Si se examinan las estadísticas existentes, vemos que son los países económicamente más potentes, los que logran en I lugar, abastecerse de una muy modesta estructura industrial a fines del siglo XIX. Hasta 1914 las dos ramas esenciales que sustentan esa incipiente industria son:  La rama conservera y alimenticia, que representan más de la mitad de la producción industrial en su conjunto (75% del total de la industria).  La rama textil que suponía antes de 1914, entre un 20-25% del total de la industria. Es una estructura industrial de poco vuelo y a pesar de ello, va oscilando siempre fundamentalmente por tres factores que inciden en ella de forma importante:  El progresivo deterioro de las balanzas de pagos, que provoca la necesidad de sustituir determinados productos de importación por otros semejantes de producción propia.  El empeoramiento gradual, continuo de las finanzas estatales; como cada vez hay menos dinero, hay que “proteger” la producción industrial, aumentando los aranceles aduaneros. Con esto también aumenta de una forma importante el precio del producto importado y por tanto, se vuelve menos accesible para el comprador latino que se ve obligado a recurrir al producto nacional.  La paulatina depreciación de las materias latinas con relación a la moneda patrón, la libra esterlina. Es un fenómeno que no es sólo privativo del mundo latino, sino que ocurre en otros países en determinados períodos históricos, como por ejemplo, en EE. UU., durante la Guerra de Secesión. A partir del Crack de 1929 la depreciación de la moneda se convierte en endémico en América Latina. No obstante, hasta 1914 como la crisis económica del sistema de Orden y progreso no había llegado aún, esta industria nace de una forma casi espontánea, es decir, sin presión. A partir de 1914 con el fenómeno de la I G. M., y el factor de la crisis de la exportación, existen otros factores que incitan al aumento industrial. El sector conservero y alimenticio ya no es el I; por delante se coloca la rama de la construcción, después el sector conservero y alimenticio y por último, la industria textil. A estos factores se le añade un cuarto factor:  La adopción de una política económica abiertamente proteccionista. Se utiliza por necesidad, ya que se encuentran en franca dependencia del comercio internacional. Esa política se recubre de nacionalismo. El Nacionalismo a partir d estos años es fundamentalmente de tipo económico. Esta política se desarrolla fundamentalmente aumentando cada vez más los aranceles aduaneros y así, obstaculizar las importaciones e incluso, mediante la aplicación de decretos ley que cierran completamente las puertas de los mercados

106

nacionales a determinados productos extranjeros si eran competitivos con la producción “similar” que se fabricaba en el país. Por encima de todos estos problemas que existen alrededor de la creación de la industria debe ser una industria además protegida, porque únicamente es creada con capital oligarca. Así, al no existir agencias gubernamentales que puedan fomentar la industria con créditos, la oligarquía es la que controla esa industria. Esa modesta estructura industrial es la que la oligarquía invierte y utiliza la política proteccionista, recupera lo que invierte. Pero llega un momento en que esa industria empieza a producir unos beneficios considerables (gracias a la política proteccionista, los aranceles...). De seguir avanzando por esta vía se podría haber llegado a una industria mucho más importante, pero lo mismo que estaba ocurriendo en la producción, donde los EE. UU., se estaban adueñando de la producción, también intentaron invertir directamente en esa industria. Las inversiones norteamericanas que van a parar a este sector constituyen no obstante, un porcentaje no muy elevado de las inversiones totales norteamericanas. Aun así, se ve que es un porcentaje que conforme va pasando el tiempo, va aumentando, por ejemplo: en 1914 el capital directo norteamericano en la industria latina era únicamente de un 2.9% del total de inversiones. Cuantitativamente suponía aproximadamente 38 millones de $. Pero antes del Crack ese 2.9 pasó a ser un 6%, es decir, 218 millones de $. En los sectores industriales que más invierten es en la rama conservera y alimenticia, ya que estos productos son un complemento importante a la rica dieta calórica que consume el norteamericano (piña, enlatada, mango, guayaba, etc.). A partir del Crack se produce una reactivación importante de la industria. Es quizá la única rama de los países latinos que no se hunde totalmente y, fundamentalmente por una razón, era todavía muy pequeña y además estaba controlada por capital oligarca y por tanto, fuera del capital internacional. Por último, este aumento cuantitativo del sector industrial está muy poco diversificado. Por ejemplo, en 1940 difiere muy poco del tipo e industria que se creó a fines del siglo XIX. Es un abanico pequeño; sólo bienes de consumo. Esto es así, porque no requiere un alto nivel tecnológico y tiene una mano de obra muy barata y muy importante. EL ANÁLISIS DE LA CRISIS Cuando llega la crisis una parte de la estructura productiva, la que proporcionaba mayores ganancias, había pasado a manos del capital norteamericano. De este modo, en 1929 la estructura productiva de América Latina estaba dividida en dos partes importantes sin prácticamente comunicación ninguna entre ellas:  El sector que controlaba el capital norteamericano: Era menor cuantitativamente, pero de una importante absoluta cualitativamente (calidad), porque dentro de este sector están los productos más codiciados pro el mercado internacional (oro, plata, petróleo, productos tropicales, etc.).  El otro sector es cualitativamente menor y cuantitativamente inmenso; es el sector controlado pro la oligarquía. Estamos ante unos países con un sistema productivo primario y la oligarquía sigue controlando la tierra en su inmensa mayoría; sigue controlando producciones como el trigo, el café, etc. Cuando se produce el Crack la recesión de las exportaciones está cantada y la salida de capital extranjero también. Los 5.369 millones de $ de inversión antes del Crack se redujeron a 3.500 millones de $ en 1940. Esto significa una reducción de más de un 30% (entre 30-40%). Si esto ocurre en el dinero, en la estructura productiva ocurre exactamente igual; desaparece aproximadamente la misma proporción. Así, el sector más afectado es el sector agrícola, porque era en el que menos se concentraba el capital norteamericano y porque era el que ofrecía el producto de menor valor. En cambio las inversiones norteamericanas en minería y petróleo, disminuyeron, pero en mucha menos cantidad; es evidente.

107

La reducción de las inversiones fue lo que dio el golpe de gracia al sistema de Orden y progreso creado a mediados del siglo XIX. En América Latina se produce una crisis que en vez de ser coyuntural pasó a ser estructural. También es cierto que no todos los países experimentaron el mismo grado de crisis, por unas razones muy simples, porque los países donde había menos capital extranjero invertido en su estructura productiva, presentan mejores perspectivas, ya que la retirada de dinero fue menor; en cambio en los países donde había más inversiones extranjeras, la crisis fue mayor. Asistimos a una Latinoamérica envuelta en la crisis, pero con muchas crisis diferentes dentro de su conjunto dependientes del grado de inversión extranjera. De ahí que determinados países como Argentina y Uruguay, sobrevivan relativamente mejor que otros. Como sus productos eran fundamentalmente agrícolas, resisten porque pueden seguir vendiendo. Los problemas que surgen en los países de mayor inversión son: El capital inglés había penetrado en América Latina a partir de la independencia y a partir de 1850, bajo una sola fórmula, Sociedades Autónomas, sociedades creadas ex profeso, expresamente para comerciar en un determinado país, con una producción determinada (ya fuera la explotación de una mina, el ferrocarril, etc.). Al ser una Sociedad autónoma, no tenían vinculación con ninguna otra sociedad, ya sea esa sociedad, financiera, productora, banquera, etc. Esto es importante, porque son independientes. Sin embargo, cuando entra el capital norteamericano, entra a través de Sociedades Filiales de grandes multinacionales. La Sociedad Autónoma dirigía su negocio, estipulaba los métodos de penetración, estipulaba las relaciones, etc. La Sociedad Filial no tiene autonomía, depende de las decisiones de la Agencia Central que está situada en EE. UU. y, esa Agencia Central es la que dictamina la línea que debe seguirse en ese país. Las multinacionales son sociedades cuyo poder se escapa, como la Standard Oil Company (petróleo), la Anaconda (cobre) o la Unitet Fruit (productos tropicales). Ser filial de una gran multinacional significa no tener capacidad de decisión propia, sino estar siempre pendiente de las órdenes que emanan de la oficina central y, existen dentro del mundo capitalista, tres objetivos que son imprescindibles para el desarrollo de una gran multinacional:  Aumento constante de los beneficios.  Aumento constante de la producción.  Aumento constante de la productividad laboral. Si alguno de estos tres objetivos fallara, la multinacional puede decirle a la filial que cierre la fábrica. Por estas tres leyes de mercado, son por las que se rige el capitalismo más feroz de nuestros días. En un momento de crisis donde estos factores no funcionan, levantan el complejo industrial y lo marcan en otro lugar, porque ellos tienen copado el mercado internacional. En países como Latinoamérica, el efecto del Crack es catastrófico y más con esta retirada; convertir un foco de desarrollo en un foco de hambre, se desarticula de forma terrible la economía de un país. Esa desarticulación ha sido analizada pro una institución, la CEPAL, Centro de Estudios Económicos para América Latina. Según sus estadísticas entendemos lo que el Crack supuso para los latinos:  La producción baja prácticamente muy poco, pero los precios se hunden u es lo que nos da la clave para entender el desastre de América Latina unido con la entrada de capital norteamericano en al inversión. Por ejemplo: El trigo: las cantidades exportadas bajaron a partir de 1929 en 2/3 y los precios bajaron un 50%; el resultado es que los ingresos que obtenía Argentina pro sus exportaciones se quedaron reducidos a la mitad. El azúcar: la exportación cae un 40% y los precios quedan reducidos a 1/3 parte; El café: la exportación baja sólo un 20% y el precio baja un 70%; el cobre: las exportaciones entre 1929-1932 pasaron de 519.000 toneladas anuales a

108

183.000 toneladas anuales y, el precio bajó un 70%; el petróleo: sufre una reducción exportativa entre 1929-1932 de un 20%, pero no baja el precio y en 1938 ya había superado totalmente la crisis. La diferencia entre unos productos y otros y la consecuencia entre unos países y otros es tremenda. Esta situación de disminución, menos los países petroleros, les lleva a una situación de falta de efectivos tremenda. La única solución posible era el préstamo, pero, ¿quién iba a prestar dinero en tal situación? Nadie. Hasta 1940 ningún país de América Latina obtiene un solo crédito, con una excepción, Cuba. En definitiva se puede llegar a la conclusión que para el conjunto de América Latina, el volumen de comercio exterior que era aproximadamente de unos 2.800 millones de $ antes del Crack, se quedó en 1.200 millones de $ en 1938, con lo que si hacemos una perspectiva con la suma de la renta global, los beneficios han bajado casi 2/3 partes. Esta situación se ve potenciada porque el Crack lleva aparejado la ausencia de posibilidad de pedir dinero en el mercado exterior. Desde 1914 la Bolsa de New York sustituye como principal plaza financiera a la Bolsa de Londres y la entrada de dinero, es mucho más rápida y más descontrolada. En 1914 se calcula que los gobiernos latinos obtuvieron préstamos en la nueva Bolsa por valor de 365 millones de $; en 1924, 853 millones de $ y en 1929, antes de la crisis, 1.723 millones de $; es una duplicación en 5 años. Cuando se produce el Crack este dinero es el que se retira y entonces su ausencia unida al recorte sustancial de las entradas de dinero que tenían los diferentes estados por aranceles aduaneros, provocó que dejaran prácticamente a América Latina sin dinero en efectivo para mantener la infraestructura, ya que la crisis económica se extiende al sector financiero y de ahí, no hay posibilidad alguna de salir. Desde 1929-1950 los países latinos no tienen posibilidad de acceder a la concesión de préstamos, con la excepción de Cuba (estrategia geopolítica). Así el estado latino en su conjunto intenta desarrollar el sector industrial. La presión proviene de las capas medias. Lógicamente para colocar dinero en el sector industrial, lo obtenían del encarecimiento de las tarifas aduaneras y del fomento de la iniciativa privada mediante la creación de lo que ellos llamaron Agencias Estatales, cuya misión era conceder créditos a bajo interés a las industrias. Con esto la oligarquía crea las agencias para prestarse dinero estatal para incentivar la industria. Con ello se crea lo que SEMIR AMIN llama una política de crecimiento anticíclica, es decir, en un momento de crisis total, con una ausencia de dinero real, efectivo, se está potenciando un crecimiento económico en un sector determinado. Va contra el ciclo natural, que sería un hundimiento de todo. Esta política económica anticíclica dinamizó la industria, pero desarticuló el resto de sectores económicos. Esto se complementa con emisiones constantes de moneda, moneda que no están respaldadas por una reserva, es decir, con una reseña en oro que dé garantía a la moneda. Así, lo que se pretende es dar la sensación de poseer dinero, pero lo que provoca es inflación y subida de precios. La última solución es situar el impuesto sobre la renta de las personas físicas. El 10% de la población es el que tiene capacidad para pagar, pero la oligarquía como está “desarrollando” un crecimiento económico industrial por medio de las Agencias Estatales, encuentran un procedimiento para desgravarse, lo que explica que el capital oligarca permanezca intacto y con ello, el poder político también permanece intacto. TEMA 12: LA ESTRUCTURA DE LA SOCIEDAD CONTEMPORÁNEA CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO Y URBANO Durante la II mitad del siglo XIX la población de América Latina se duplicó pasando de 30 millones de habitantes a 61 millones de habitantes. Esa duplicación supone un crecimiento anual de un 1.3%, uno de los índices más elevados del mundo. Entre 1900-30 se sitúa en un crecimiento de 1.7% anual, lo que significa

109

que América pasa de 61 millones de habitantes a 104 millones de habitantes. En 1940 la población supera los 126 millones y el índice de crecimiento se sitúa en un 1.9 % anual. Esta aceleración constante se sitúa en función de zonas que tienen más expectativa de desarrollo, por ejemplo: hasta 1910 las zonas que más crecen son los países de clima templado, Brasil, Argentina, Uruguay, porque era donde se recibía más capital. A partir de 1914 el índice de crecimiento varía y se sitúa su máximo en los países de clima tropical y productores de petróleo. Este crecimiento no es imputable sólo a una sola causa. La emigración contribuye al crecimiento demográfico, pero este índice comienza a dispararse antes del proceso de la gran emigración. Así, los factores potenciadores en estos años del crecimiento demográfico son:  La reducción del índice de mortalidad: En el período de 1920-24 el índice de mortalidad oscilaba entre un mínimo del 12.6%o en Uruguay y un máximo del 33.7% o en Guatemala. Entre 1940-44, 20 años después, Uruguay tendría un mínimo de un 10.3%o y Guatemala un máximo de 31.7%o. Puede parecer que ha bajado poco, pero numéricamente supone muchísimo. En la mortalidad infantil (gran drama de América Latina) se observa mejor: entre 1920-24 de cada 1.000 niños nacidos con vida, 100 mueren antes de cumplir los 5 años en Argentina, uno de los países más desarrollados. En México no llegaban a los 5 años 178 niños y en Chile, 250 niños. En 1940-44 esas cifras habían quedado reducidas a 74 niños en Argentina, 15 en México y 170 en Chile. Esta evolución positiva de la mortalidad infantil en unos años de crisis económica, choca y se debe a que se están introduciendo en América Latina los I programas médicos y tecnológicos, es decir, se están introduciendo las vacunas y se está por I vez, en los años 40, aplicando una política de vacunación contra enfermedades que están totalmente erradicadas en el resto del mundo, la tuberculosis, el tifus, la fiebre amarilla o el cólera. La diarrea es la enfermedad por la que más niños mueren en América Latina. Esto nos indica que era tan malo el estado de la sanidad pública que bastaba con que se introdujera una simple vacuna para que los índices de mortalidad bajaran rápidamente.  El mantenimiento del índice de natalidad: Es altísimo porque la media, abarcando todo el territorio latinoamericano, está situada en 5 hijos por matrimonio. Es una población que no conoce métodos anticonceptivos (no tienen acceso a ellos, no tienen información sobre ellos) y, porque tienen una actividad sexual muy fuerte, si la comparamos con la que existe en Europa o en EE. UU., porque allí, la edad con la que se comienzan las relaciones sexuales serias es a los 14 años. Las consecuencias negativas de ese crecimiento demográfico incontrolado son muchas:  El fenómeno de las migraciones internas que constituye un elemento característico de la forma de evolucionar demográficamente: Es resultado de la desarticulación de las economías: la gente va buscando trabajo y ubicación. Esa migración va dirigida a los centros mineros y petroleros y a las plantaciones controladas por capital norteamericano, ya que hay posibilidad de encontrar trabajo, porque se están convirtiendo en focos de desarrollo. En II lugar estarían los centros urbanos, donde se ha iniciado y acelerado el ritmo de crecimiento industrial. Pero también existía una III vía migratoria, que es lo que SEMIR AMIR llama colonización espontánea, es decir, un desplazamiento casi o permanente de campesinos hacia otras áreas rurales que hasta este momento no están ocupadas. Esta vía económicamente es la peor, porque se desplazan hacia tierras peores, por eso no están ocupadas. Al ser peores tierras la producción es menor y la pobreza del campesino va en aumento. Todos estos movimientos migratorios tienen una consecuencia muy especial, porque lo que nos están reflejando es la ruptura del Sistema de Orden y Progreso

110

basado en producir y exportar. Es, dicho en otras palabras, el coste social del proceso económico, que se viene abajo. La caída del Sistema de Orden y Progreso provoca una catarsis importante en el aspecto laboral de la población. No tenemos los datos exactos sobre el fenómeno de las migraciones internas, de ahí que sea difícil de cuantificar este coste. Sí disponemos de datos, procedentes de la CEPAL, referentes a las actividades comerciales, y a través de estas estimaciones podemos ver cual fue ese coste social. En 1925, cuando en América Latina había una población de 104 millones de personas, la población laboral alcanzaba los 32 millones de individuos; de esos 32 millones, 25 estaban en la agricultura; en 1935, después de la crisis, la población laboral había pasado a 38 millones de individuos; pues bien, la fracción agrícola, apenas había subido 3 millones, es decir, 28 millones de personas. Esto quiere decir que el número de empleos en el campo está descendiendo. Esto, que es un dato indirecto, lo que nos indica es que la gente está dejando el campo para emigrar a otros lugares, fundamentalmente hacia esos sectores económicos que están emergiendo, el sector industrial y el sector servicios. Para corroborarlo, otro dato que nos aclara este fenómeno es que en 1925 se crearon 4 millones de empleos en el sector industrial, para todo el total de América Latina; en 1945 se crean 6 millones de empleos. Por el contrario, en el sector servicios, en 1925 hay 8 millones de empleos, en 1945, 14 millones. Así pues, el crecimiento industrial es muy lento, mientras que el crecimiento del sector servicios es mucho mayor. Aquí está la clave para entender el dilema de la economía latinoamericana: el campo decrece, la industria crece muy lentamente y el sector servicios aumenta de una forma enorme. El sector servicios crece tanto porque bajo esta palabra se esconde un concepto de trabajo que no tiene nada que ver con lo que en el mundo desarrollado entendemos por servicios. En Latinoamérica, el sector servicios normalmente incluye todos aquellos puestos que no tienen ninguna cualificación laboral, entrando dentro de este sector desde el limpiabotas, el escribir de cartas, la chica del servicio o cualquier persona que pueda tener un pequeño puesto de frutas en la calle; en otras palabras, el sector servicios en Latinoamérica es sinónimo de marginación. Eso explica ese tremendo aumento que experimenta. Resumiendo: vemos un trasvase de población de unas zonas a otras, pero también vemos que una gran parte de esta población no consigue sus objetivos y termina engrosando el sector servicios, que se ubica en el mundo urbano. Esta mano de obra expulsada de la estructura agraria no tiene ninguna preparación, ni para integrarse en la vida urbana ni tampoco en la industria. Esto provoca un fenómeno largo de nomadismo hasta que finalmente terminan pro establecerse en los grandes centros urbanos. Durante el tiempo que media desde que salen del campo hasta que se establecen en la ciudad, la mentalidad de esta población va progresivamente cambiando, en parte por el contacto constante con la economía monetario y en parte por el contacto con unas nuevas realidades sociales, culturales y políticas hasta entonces desconocidas por ellos. Ese cambio de mentalidad es lo que hará que la ciudad se convierta en un foco de tensiones a partir de los años 30 y 40. Las autoridades encuentran muy difícil solución en las ciudades para reciclar a esta población. En 1900 solamente ocho ciudades iberoamericanas superaban los 100.000 habitantes, de las cuales sólo dos, Buenos Aires y Río de Janeiro, superaban los 500.000; en 1940, cinco países tenían capitales que superaban el millón de habitantes, México, Cuba, Brasil, Argentina y Chile, y uno de ellos, Brasil, tenía una segunda ciudad, Sao Paulo, que también superaba el millón. Esto por lo que respecta a capitales de países, pero este crecimiento se extiende también hacia otras ciudades medias. El resultado general de esta expansión urbana se puede sintetizar en el siguiente dato: en 1925 la población urbana de Latinoamérica suponía sólo el 25% del total de habitantes; en 1940 la población urbana era ya del 47%.

111

Este crecimiento urbano lleva aparejados una serie de problemas enormes, no sólo sanitarios y laborales, también los de la propia ubicación de la población que llega. Esta población fundamentalmente se establece en los alrededores de las grandes ciudades formando lo que se llama barrios miseria; esta es una de las lacras de las ciudades latinoamericanas, pues este crecimiento no se ha detenido y además, nunca ha ido paralelo con el crecimiento del empleo. La desigualdad entre la oferta y la demanda de puestos de trabajo es lo que provoca las penosas condiciones laborales que se dan en el mundo iberoamericano. La demanda de empleo siempre es infinitamente mayor a la oferta, lo que hace que las condiciones laborales sean absolutamente indignas: ausencia de seguridad, ausencia de habitabilidad, ausencia de limitación de la jornada laboral y además sueldos míseros. Esto provoca consecuencias indirectas importantes en el concepto de ciudad. La ciudad se ha entendido siempre como un foco de modernidad, concepto que en América Latina cambia a partir de los años 30. Con el asentamiento de esta mano de obra que viene del campo en busca de su primer empleo la ciudad se ruraliza; al ruralizarse los movimientos sociales de capas medias, que siempre han sido minoritarios, no pueden hacer nada hacia la transformación de la ciudad en un concepto moderno. La ciudad por tanto se va arcaizando y las tensiones de índole social y política que acompañan a este fenómeno de arcaizamiento cada vez son más grandes. A partir de 1940ya se habían agotado todos los intentos de combatir estas estructuras arcaicas; al contrario, se observa un fenómeno curioso y es la tendencia al control de las ciudades por parte de la oligarquía, la cual hasta entonces había tenido su base de poder fundamentalmente en el campo. En apariencia, por tanto, el desequilibrio existente entre campo y ciudad tiende a equilibrarse, convirtiendo la ciudad en algo distinto a lo que era. Las capas medias, curiosamente, también se verán favorecidas por este fenómeno, primero porque ella son una clase esencialmente urbana y segundo, porque la oligarquía necesita un punto de apoyo para ejercer el control de las ciudades, punto de apoyo que van a encontrar en las clases medias y, que se materializa en ayudas, por ejemplo, en ayudas para la adquisición de vivienda. A partir de este momento vemos como los créditos para la adquisición de vivienda se multiplican, apareciendo nuevos barrios de clase media que se contraponen a los barrios marginales; como resulta que el suelo donde se levantan esos barrios nuevos es propiedad de la oligarquía, el negocio es redondo. Quizá todo esto explique que tras el Crack de 1929, a pesar de todos los aspectos negativos, la oligarquía no agote su poder en América Latina. ELITE, CLASES MEDIAS Y SECTORES POPULARES LA OLIGARQUÍA Después del Crack de 1929 la oligarquía experimenta un resurgimiento que es muy difícil de entender. La base de su sostenimiento es su inmenso poder económico. La oligarquía, que es una minoría, a partir de 1914 perdió homogeneidad económica y se produjeron fisuras; perdió homogeneidad porque un sector de ella diversificó sus inversiones económicas, frente a otro sector que no las diversificó y permaneció atado a su sistema de economía exportadora. El sector que diversificó sus intereses, además de continuar produciendo para la exportación, entró a saco en el sector financiero, en el sector bancario y comenzó a desarrollar el sector industrial. La crisis del 29 reactivó este grupo que había diversificado sus intereses porque al cerrarse todas las fuentes de entrada de dinero, el poder monetario quedó en sus manos. Por este motivo, este sector de la oligarquía alcanzó un mayor poder tras la crisis; en el campo, expulsó a parte de la mano de obra y a la otra parte la explotó. Esta operación de racionalización del campo, que se produce en todos los países, incluso en México, permitió aumentar sus ingresos, a costa de los que no obtenían en los nuevos sectores de inversión industrial y de servicios. Para mantener su

112

poder económico practican una política antisocial que se materializa en esa racionalización del campo, que en definitiva conducirá a rebeliones campesinas. El resurgimiento de la oligarquía tiene un coste social grande que se materializó en un odio hacia todo lo que ella significaba. Este odio se materializa en una actitud de desprecio hacia ellos por parte de los otros sectores sociales que les hace encerrarse en sí mismos por miedo. A partir de este momento los clubes se convierten en centros exclusivamente oligárquicos; por eso es a partir de este momento, al cerrarse las puertas de los clubes oligárquicos, cuando empiezan a surgir otro tipo de clubes; de ahí, la proliferación de clubes económicos, italianos, españoles, etc. Las universidades se convierten en el refugio de las capas medias y ellas que tienen una visión diferente de la vida, más laica y progresista, se abre a ideologías, que hasta este momento eran impensables (fenómeno del laicismo, marxismo). El mundo oligárquico adopta una actitud que sin ser aún fascista, es reaccionaria, que de alguna manera intenta ser tapado por parte de la mima oligarquía con una capa copiada de la capa media, el Nacionalismo, un nacionalismo que en muchas ocasiones se convierte en desaforado, un nacionalismo que si la oligarquía se volviera a sentir segura en el poder (fines del los años 40 e inicios de los 50), adoptaría actitudes fascistas, corporativistas y antiobreras. Lo que ocurre es que estas actitudes aparecen también enmascaradas con las posiciones populistas, que se mantienen hoy en día. Ese populismo les permite seguir manteniendo un control político importante, más que sobre las capas medias, sobre el subproletariado, porque las capas medias siempre han sido nacionalistas, pero no se han sentido críticas con el Populismo. Ese subproletariado a disposición de la oligarquía ocasiona un daño irreversible al futuro de la democracia en América Latina. El éxito del Populismo viene dado por ser un reflejo más de esa relación patrono-cliente que constituye el núcleo básico de las relaciones sociales en el mundo latino; es una especia de traslado de la mentalidad campesina al modo de vida urbano, que necesita ser controlado por la oligarquía de alguna manera y el Populismo le dio todas las bases para que el subproletariado quedara sometido al Populismo. Se presenta por tanto para la clase dirigente de nuevo un período de estabilidad, inconcebible desde el punto de vista de la lógica si analizamos el Crack el 29, la política de Orden y Progreso. Pero el éxito se base en ese paternalismo y además la única fuerza que se le podía oponer era la capa media y si se le garantizaban las pocas conquistas sociales que había obtenido y un mejor nivel de vida en un futuro, se convertían en apoyo oligárquico; es la que ocupa la cobertura política suficiente como para mantener en el poder a la clase dominante. CLASE MEDIA Es una capa que no dispone de un poder económico autónomo, por lo que para diferenciarse de los estratos populares, necesita adquirir un cierto nivel de instrucción, ya que le podrá permitir un ascenso social. Esta idea se materializa en el interés por la enseñanza pública. Las capas medias son las que modifican el tipo de enseñanza intelectual que e da en América Latina. A partir de los años 40 la educación de tipo humanístico cambia y se pasa a solicitar una educación de tipo tecnológico, porque son conscientes que están surgiendo y desarrollando nuevas actividades productivas y comerciales que necesitan de ese tipo de instrucción. En este sentido el modelo es EE. UU. Es una obsesión, porque son conscientes que están cambiando las formas del sistema. Es el mejor reflejo de lo que aspira la capa media. Crece cuantitativamente conforme se va desarrollando la estructura económica de los países y como además es fruto ese desarrollo de una crisis económica mundial provocada por la dominación económica de un país extranjero (EE. UU.), lógicamente tiene también una vocación de tipo nacionalista y proteccionista fuerte.

113

Ideológicamente son nacionalistas, proteccionistas, pero no reniegan de la capa dominante y sienten desconfianza hacia las capas subalternas. Lo curioso es que de estas capas medias surgen los intelectuales latinos, por lo que debe haber un sentimiento de frustración muy cualitativa de grupo. Posiblemente nos de una imagen alienada porque como está obsesionada con el mantenimiento material, su proyecto de vida política, sea muy sectorial. Cuando vemos esta capa, observamos que sus reivindicaciones obedecen fundamentalmente a dos ideas:  El desarrollo de los que ellos llaman industria nacional.  La obsesión porque el estado intervenga en todos los niveles del campo económico, es decir, el intervensionismo estatal lo consideran condición indispensable para sobre vivir. Son conscientes que la oligarquía invierte no para el desarrollo del estado, sino para su propio beneficio y con ello, consideran imprescindible el intervensionismo estatal. Ellos quieren convertir al estado en empresario, porque son conscientes que la iniciativa privada no funciona en los países latinos, pero como estos países no tienen poder económico, se recurre a los préstamos. Está bien que reivindiquen la creación de industrias de base, pero el estado no tiene dinero para ello; lo importante es crear Agencias Estatales que darán un desarrollo industrial pero que sean fomentadas y sostenidas por los partidos políticos. Esta ideología es poco consistente y tiene pocos visos de convertirse en una realidad, porque el único resultado al que asistimos es a un incremento increíble del aparato burocrático, sin contar con una infraestructura económica adecuada. Con este posicionamiento ideológico, el interés por los sectores más desfavorecidos de la sociedad no existe. Las relaciones de las capas medias con estos estratos son ambiguas, pero esa ambigüedad no es consecuencia de la mala fe por parte da las capas medias, sino consecuencia de su escasa cohesión interna, ya que prácticamente como grupo la clase media, no existe en América Latina. Eso se ve claramente en las coaliciones políticas de la clase media. Si se analiza, cuando se produce el Crack, existe un I conato de unión política con las clases populares urbanas, nunca con las agrarias. En los años 35-40, esa unión política desaparece y de nuevo volvemos al modelo clásico de unión política con la oligarquía. Presenta una razón muy simple, se padecen los efectos del Crack en estos años y, lógicamente no hay causa que más una, que la desgracia. Pero a partir de los años 40 la oligarquía demuestra que tiene capacidad para volver a su nivel y la capa media vuelve a ponerse en el nivel servicial de la oligarquía, porque la oligarquía es la única capaz de crear un estado sólido; luego no tiene un ideario, sino que es ambigua, se une en función de la circunstancias. Esta ideología contribuye a hacer a la clase media más consistente, porque tanto la expansión de la enseñanza pública como la extensión de las competencias estatales, ampliaron la capa media y la hicieron más consistente, aunque no supuso la mejora de eficiencia del Estado. Está tan encerrado en ese pequeño mundo que su proyecto de Estado es un proyecto muy débil, muy poco sostenible, porque es de tipo sectorial; sólo afecta a lo que a ellos les interesa. Una prueba de ellos es la ausencia en su programa de una reforma agraria. Quizá esto explique también las relaciones que mantienen con el resto de grupos sociales y políticos que conforman la sociedad hispana. Hay un período que parece romper la línea continua de asociación sumisa con la clase dominante (fines del siglo XIX y principios del XX). Las capas medias se plantean por I vez la necesidad de poner en tela de juicio el modelo oligárquico, coincidiendo con los Radicalismo. Pero cuando se produce el Crack del 29, el cambio de posicionamiento de la clase media respecto a su política de alianzas se vuelve a realizar; vuelve a coaligarse con la oligarquía,

114

por su claro poder económico, convirtiéndose en la única a la que puede acercarse para intentar mantener su posición. En ambas fases de alianza los movimientos de las capas medias son siempre y exclusivamente urbanos, nunca afectan al mundo agrícola. Precisamente por la falta de interés en este campo, la mayoría de las políticas que se siguen a partir de los años 40, son políticas de aislamiento del mundo urbano frente al agrario; es considerado un mundo a parte y la ciudad deja de ser foco de modernidad y el agrario termina invadiendo al urbano. Esta clase hoy en día no ha evolucionado; sigue manteniendo el mismo estereotipo; no saben luchar contra la oligarquía o no quieren y los únicos que lo intentan son el proletariado y el subproletariado. PROLETARIADO Como grupo es anterior a 1914. Es una clase social con escasos efectivos y está confinada en unos cuantos centros urbanos y mineros; está desprovista aún de una vinculación sólida a escala nacional, fundamentalmente por las dificultades geográficas y de comunicación. Sin embargo, se constituye en clase adquiriendo conciencia de grupo y lo que es más sorprendente, intentado proyectarse hacia el exterior. Es un grupo tan martirizado por el tipo de política que se hace una tarea ingente. Normalmente es un proletariado muy de izquierdas. Es una evolución cualitativa la que experimenta que después de la I G. M., se va a ir acompañando de una evolución cuantitativa, muy lentamente por:  El desarrollo industrial impulsado por la oligarquía.  La transformación de una parte de la agricultura destinada a la exportación; es una agricultura que se hiperespecializa y por lo tanto necesita una mano de obra cualificada.  La penetración del capital norteamericano en el sector productor, porque predomina también la alta tecnología que requiere mano de obra especializada. El resultado es que en 1940 el proletariado pasa de ser una fuerza social marginada a convertirse en una fuerza social que se ha sabido crear un espacio político propio. No obstante, aunque aumenta, las capacidades de crecimiento son muy escasas si las comparamos con el total de la población activa de América Latina en su conjunto:  En 1925 hay en América Latina 104 millones de habitantes. El sector industrial y artesano daba trabajo a 4.4 millones de habitantes, lo que supone sólo el 23% del total de la población. En la artesanía estaban 3.3 millones y en la industria 1.1 millón.  En 1945 hay en América Latina 126 millones de habitantes. El sector industrial y artesano daba empelo a 6.7 millones de habitantes, lo que supone el 14% de la población activa. En la artesanía estaban 3.6 millones y en la industria 3.1 millón (igual nivel en artesanía). El 90% de la industria que emplea a este sector no tiene más de 10 empleados. Hablamos pro tanto de una muy pequeña y mediana industria que se va desarrollando en América Latina y con ello, la posibilidad de ampliar la ideología proletaria es muy limitada, por una razón: son industrias aisladas que fabrican su producto, pero que no forman parte de un grupo cooperativo. Ese aislamiento cercena la posibilidad que ese proletariado alcance un peso cuantitativo importante. Además, al ser una industria pequeña suele ser poco especializada, es decir, que sus empelados no tienen porqué ser hiperespecializados en una técnica industrial determinada. Esa falta de especialización va a perjudicar de forma notable la posibilidad que cuantitativa y cualitativamente ese proletariado se alo que tenía que ser, porque detrás de él, está el subproletariado, que tiene el mismo nivel de especialización que el proletariado, ninguno, lo que quiere decir que p9or un puesto de trabajo que se oferte en la industria, hay cientos que aspiran al puesto, porque no existe la especialización. De suele hablar de:

115

Grupo proletario. Grupo en fase de proletarizarse. Grupo subproleariado. Las diferencias entre los tres es su experiencia laboral: trabajo fijo, trabajos temporales y no haber trabajado nunca. Esto es así, porque constituyen l amasa más grande de la sociedad latina y con esta situación es difícil que el grupo proletariado pueda salir adelante. Las relaciones entre estos tres grupos es dura, de malestar, incordiante, de enfrentamiento permanente, etc., ya que no se ven integrantes del mismo grupo, sino rivales. El resultado de esta situación es lo que vemos en América Latina. Repercute en la vida cotidiana, no tienen derecho a huelgas, a parao, etc. De esa situación se aprovecha la clase dominante, como en el estancamiento de salarios, que no aumenta nunca; en un corporativismo obrero retrógrado, lo que vuelve a ch9ocar con la idea que tenemos de corporativismo, porque lo que intentan es mantenerse los que están dentro del grupo y ponen trabas a los que intentan entrar en el grupo, por el miedo a perder esa ““privilegiada”” situación, un salario mensual mínimo y una mínima seguridad de saber que vas a poder trabajar. Esto desde el punto de vista política supone marginación. Frente a esa marginación de lo que es auténticamente real en el mundo del trabajo, el proletariado, está el subproletariado.    SUBPROLETARIADO Es simplemente un mundo de marginación y miseria. Con esto es el grupo al que con más dificultad le llegan las posibilidades de conquista social que puedan tener otros grupos: el derecho a la educación, el acceso a la política mediante el voto, etc. Todo esto lo hace ser un grupo marginado pero potencialmente muy peligroso, porque la marginación genera desesperación y la desesperación conduce a la rebeldía. Aquí está la clave para entender por qué la clase oligarca se apoya en el subproletariado, ya que a un grupo desesperado es fácil controlar con promesas; en eso consiste lo que denominamos Populismo y es por lo que es prácticamente imposible crear en América Latina hoy por hoy un estado auténticamente democrático, ya que el tipo de pacto entre las clases es ilógico, por eso hablamos de Fallida Construcción de un Estado Democrático. FALLIDA CONSTRUCCIÓN DE UN ESTADO DEMOCRÁTICO Para entender esto hay que tener muy clara una idea, la idea de estado oligárquico que domina y control América Latina. Un estado oligárquico consiste en la afirmación de un sistema político que tiene como elemento de base a la oligarquía, una oligarquía que por una parte consigue subordinar a las capas medias y pro otra, consigue marginar a la incipiente clase obrera. La condición básica para el mantenimiento de este tipo de estado es el crecimiento constante de la renta nacional, ya que si aumenta constantemente, la capacidad de la oligarquía para atraerse a su órbita a la clase media, está asegurada y, unido a la oligarquía y a la clase media es importante luchar contra un estado oligárquico. Cuando desaparece el capital inglés, se desata la I G. M., se estanca el sistema de entrada de capital entre 1914-1916 y se vuelve a reiniciar en 1918, se provoca una crisis que privó temporalmente a este tipo de estado de su fuente de ingresos, que era la condición imprescindible para mantener el tipo de estado oligárquico, con lo que la oligarquía se encontró con una dificultad, mantener subordinada a la capa media. Eso hizo a la clase media en estos años, sentirse relativamente más libre, no dependiente de la oligarquía. A partir de 1918 las cosas volvieron otra vez a lo mismo y es por eso, por lo que fallan los Radicalismos. La I reacción de la oligarquía cuando ve que puede perder poder, es la solución autoritaria, que es la que domina América Latina hasta

116

los años 40 y que se materializa en Dictaduras Militares y en Gobiernos Conservadores apoyados por las fuerzas armadas. Esos Gobiernos Conservadores apoyados por las fuerzas armadas nos demuestran también y al mismo tiempo, que si el ejército es protagonista en las Dictaduras Militares, lo va a ser también en estos Gobiernos Conservadores. De definitiva, el ejército se está convirtiendo como resultado del hundimiento del Sistema de Orden y Progreso, en el alma mater del sistema político y eso es lo que explica a partir de los años 40 la presencia permanente del ejército latinoamericano en la vida política latina. El problema va a agudizarse por la postura que adopta ese ejército que será imprescindible para mantener esos regímenes. En el período de la Edad de Oro, el ejército se convirtió en el brazo armado de la oligarquía; tenía una estructura piramidal donde los puestos más saltos eran ocupados por la oligarquía, los puestos subalternos, por la clase media y la tropa era el pueblo. Era una especie de microcosmos de la sociedad latina en conjunto y por ello, las mismas tensiones sociales que se están generando en la vida cotidiana, se reproducían dentro del ejército. Si en la Edad de Oro nadie discutía el predominio de la oligarquía entro de ese ejército, en los años 40, sí se empieza a discutir y, los oficiales de extracción de origen no oligárquico, se dan cuenta que el ejército deja de ser un medio de ascenso social como lo había sido hasta 1914 o bien dejaría de considerarse ese medio y se fueron modificando. El ejército de los años 40 no se conforma ya con ayudar a la oligarquía a mantenerse; quiere ser parte activa de la política del país; quiere entrar en política. Esta obsesión es la que va a conducir años más tarde (años 80), a esas Dictaduras durísimas militares. Y es que la realidad social del mundo latino, a pesar del clásico inmovilismo, la sociedad va experimentando cambios y cuando pasa el Crack del 29 y entra de nuevo la dinámica del capital exterior, cuando se asiste a un proceso masivo de desnacionalización, hace que la ciudadanía y el ejército se planteen dos tipos de proyectos políticos que están enfrentados:  La que implica un estilo de gestión del poder de tipo impersonal y democrático, es decir, el sistema de partidos.  El gobierno de tipo personalista, carismático, es decir, el populismo. La diferencia reside en que en el II no predomina la voluntad del pueblo, sino de un individuo que rompe el esquema democrático y se erige como salvador de la patria; encubre ese Populismo expresando, atacando o manifestando aspiraciones que van a conducir a la mejora de un pueblo. A partir de los años 30-40 se empieza a vislumbrar en América Latina esas dos posibilidades alternativas al viejo sistema de Orden y Progreso. En 1934 se inicia en Brasil un gobierno de tipo marcadamente Populista que se engloba bajo el nombre de Estado Novo. Junto a esta expresión de tipo populista en 1938 nos encontramos un Chile en el que gana las elecciones el llamado Frente Popular, formado por dos partidos de clase media, Partido Radical y Demócrata y dos partidos de la clase obrera, el Socialista y el Comunista; duró muy poco pero vemos que por I vez en toda la historia contemporánea de Latinoamérica las capas populares pudieron expresarse políticamente, e incluso, llegar al poder, pero la respuesta de la oligarquía a este desafío fue tan fuerte y tan poderosa, que terminó por asfixiar las propuestas populares. La respuesta es no la de un grupo en crisis, sino la de un grupo que se está reconvirtiendo y elaborando una nueva estrategia, a corto plazo y con ello crear un nuevo sistema político, el Populismo. Crisis no, lo que ocurre es que estamos ante un nuevo ciclo histórico, político, provocado por la caída de un sistema económico iniciado a mediados del siglo XIX y mantenido hasta el I tercio del siglo XX y, la nueva respuesta es tanto política como económica. La prueba evidente que el Populismo es la línea política que sigue la mayor parte del continente sudamericano, es que esa oligarquía intenta por todos los

117

medios no hacer del partido político el eje vital a través del cual se mueve el sistema; es el enemigo de los partidos políticos porque es consciente que los partidos políticas nuevos, no los tradicionales, tienen capacidad intelectual para desarrollar un programa político alternativo al programa político que ha mantenido la oligarquía durante siglo y medio. Por ejemplo: Uno de esos partidos de clase media que ofrecía un proyecto diferente era el APRA, Alianza Popular Revolucionaria Americana, fundada en París en 1924. En el título se dice Americana, es decir, un elemento novedoso dentro de los partidos político, un partido interestatal. Tienen como objetivo extenderse y manifestar no sólo dentro de un país, sino por todo el continente. Esta alianza la crea un peruano, RAÚL HAYA DE LA TORRE. El APRA influyó de una forma muy notable en la ideología de otros partidos de capa media latinos y, curiosamente sólo existió en Perú y no se consiguió extender al resto de países latinos. Su novedad era que se declaraba antimarxista y anticapitalista. Se consideraba indoamericanista, es decir, se basa en un concepto del espacio temporal-histórico diferente y lo argumentaba de una forma que puede parecer ilógico, pero que está enriquecido don una lógica aplastante. Decían que América Latino era una zona del mundo cuyo origen estribaba en la fusión no homogénea de elementos indios y europeos. Esos dos elementos que no eran homogéneos, por la fuerza terminan por unirse formando un todo, pero un todo diferente al del resto del mundo, porque decían que el Marxismo era una ideología vana y peligrosa porque introducía el concepto de desarrollo histórico rectilíneo, es decir, seguía una línea única para todo y para todos, lo cual rompía con la idea de libertad; crea el Estado dirigido. Dicen que el Capitalismo tampoco es aplicable a América Latina, porque es una fuerza descomunal que impide la toma de conciencia auténtica de loa latinos 8y del resto del mundo), porque tienen unas líneas tan estructuradas y creadas que es prácticamente imposible salirse de esas líneas y si se consigue salir, se convierte uno en marginado de la sociedad. Ellos dicen que son iberoamericanos, que son fruto de una vida impuesta que les impide desarrollarse como personas, como humanos, como miembros activos de un país, etc. Es un mensaje subliminal, sincero, pero inaplicable. La teoría la ponen en práctica en 1968 unos militares, un golpe militar. Esto dura hasta 1975. El APRA dentro de esa mentalidad anti- lo I que hace es mirar el mundo peruano para poder reconstruir el país antes de la llegada del blanco; su plan se denomina INCA. La única solución era romper con todo, con el Marxismo, Capitalismo, etc., y crear otro nuevo; esto era una utopía absoluta, porque Perú tiene implantado el Sistema de Orden y progreso desde hace muchísimo tiempo. El APRA se vino abajo, dadas las presiones exteriores. TEMA 13: LOS PROBLEMAS DE LA ECONOMÍA CONTEMPORÁNEA Este tema analiza la situación de los sectores económicos en el siglo XX. LATIFUNDIO Y REFORMA AGRARIA Su definición sería la de retraso. El sector agrícola es el menor dinámico de toda la economía latina, porque sobre él, repercuten con mayor fuerza los efectos de la progresiva desinversión que se inicia en el tema del campo en los años 20. Esa desinversión del campo es la que sirve precisamente para financiar el sector industrial (puesto en marcha antes de 1914) y diversificado. Se llevó a cabo un proceso de reestructuración no capitalista que dejó la producción agrícola estancada. El sector que se mantuvo dentro del campo, fue el sector cuya producción se orientaba a la exportación. A esta desinversión de capital que se hace evidente en los años 20, hay que añadirle el otro eterno gran problema del mundo latino, la presencia de la Gran Propiedad. Controla la mayor parte de la tierra disponible mientras que, como un

118

contrasentido increíble, la mayor parte de la población rural, sobrevive en el interior del latifundio haciendo un trabajo fundamentalmente de tipo estacionario. Según informes de la CEPAL: GRAN PROPIEDAD ARGENTINA BRASIL CHILE COLOMBIA PERÚ ECUADOR 37% 60% 82% 50% 80% CONTROLADA 700 PERSONAS MENOS DE 20.000 15.000 PERSONAS CAMPESINOS SIN TIERRA 60% 65% 52% 70% 82%

Este desequilibrio provoca una situación tensiones permanentes entre grandes propietarios, los campesinos sin tierra terribles. Esas tensiones se materializan en los años 60 en las Guerrillas y es indiscutible que surgen por la forma de gestión de la agricultura y en especial del latifundio, porque a la fuerza tenían que surgir. Esa tensión tiene como motivo básico no sólo el que la mayor parte de la tierra esté controlada por una minoría, sino que también se une el problema de la forma de utilizar esa tierra. Loa economistas agrarios de la CEPAL ponen en evidencia en Problemas y perspectivas de la agricultura latinoamericana, que la tierra realmente utilizada, trabajada en los latifundios en los años 60 oscilaba entre un 1.2% del total de la tierra en Argentina y un 15% del total de la tierra en Guatemala. Frente a esa situación tenemos un 60% del total de la población rural que no tienen trabajo. Estos desequilibrios que son terribles no son tampoco en absoluto fruto de una hipotética modernización del sistema agrícola, es decir, de forma intensiva y con métodos modernos, sino que la modernización en la campo latino es prácticamente inexistente, porque se sigue utilizando el método extensivo para cultivar, por lo que se infravalora la tierra. El resultado es lógicamente que las tensiones sean enormes y que el sector agrícola sea el menos dinámico. Una prueba de ello se obtiene con sólo acercarnos a cualquier dato relacionado con la agricultura de cualquier país latino. Por ejemplo, el consumo de fertilizantes en la década de los 60-70 es en Chile, el principal productor mundial de nitrato, sólo un 7% del total que se consume en Japón, es decir, ni aún teniendo el producto para optimizar la producción, lo utilizan. Los préstamos agrarios concedidos pro las Agencias Gubernamentales es otro ejemplo. En Brasil que existen grandes propiedades dedicadas fundamentalmente al cacao, los préstamos antes de la llegada de LULLA, en el I informe que se hace, se demuestra que en el año 2000 les fueron concedidos a los productores de caco, más de 1.000 millones de cruceiros. Esos millones no fueron invertidos en un 98% en la mejora del cultivo del cacao, sino que fueron invertidos en la mejora de las instalaciones de las grandes propiedades. Con estas condiciones la agricultura en América Latina es de supervivencia. Sobrevive un tipo de agricultura que logra dar al latifundio un ingreso de dinero relativamente importante sin prácticamente invertir en ese campo, es decir, la estructura del latifundio no evoluciona, por eso la hemos definido Agricultura de Supervivencia. Si se invertía algo de dinero, sería en aquel producto en el que la demanda internacional tenían puestos sus ojos. El resultado final es que el campo sigue viviendo igual de mal o peor que en las décadas 80-90 del siglo XIX; 10-20-30-40 del siglo XX y el propietario sigue rentabilizándose sin invertir prácticamente ese trabajo del suelo. Por ejemplo: La agricultura chilena es considerada una de las más ineficientes de América Latina. I, el 82% de la tierra está en manos de 15.00 personas y II el estudio estadístico de la CEPAL de los gastos e ingresos de 20 propietarios chilenos afirma que, entre ellos se calcula que anualmente obtenían unos beneficios netos cada propietario de unos 45.000 $ en los años 60. De ese

119

capital, 43.000 los guardan y 2.000 los gastan. Solamente viendo los beneficios podemos entender la situación del campo latino. A este problema se le añade la mala política de distribución de tierras que existe en América Latina. Cuando las tensiones sociales se desatan a partir de los años 60, se piensa que hay que buscar una solución al problema y las dos soluciones que se barajan son:  Subida de sueldos a los campesinos para contentarlos: La mayor parte de los países redactaron leyes mediante las cuales los salarios a los campesinos se veían incrementados en un porcentaje bastante importante; hubo algunos casos como por ejemplo en Brasil, donde el aumento del salario campesino rondó el 51%. Ese mismo país terminó reduciendo el aumento salarial de ese 51% al 3.6%.  Hacer reformas agrarias: Obedecen fundamentalmente más que a un empuje latino, a un apolítica impulsada por EE. UU., concretamente por J.F.K., que en su famosa Alianza para el Progreso, libraba una serie de millones de $ para ayudar a los países latinos a liberar suelo para entregárselo a los campesinos. Esta alianza es de 1962. El que KENNEDY generosamente donara $ a fondo perdido para las reformas agrarias, obedecía a una estrategia muy clara, que el ejemplo cubano y por tanto la doctrina comunista, no se extendiera a otros países. El caso es que entre el 62-64, nada menos que 11 países latinos aprueban con urgencia leyes de reforma agraria: Brasil, Chile, Costa Rica, Santo Domingo, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, panamá, Perú y Venezuela. La aplicación de estas reformas estaban recogidas en unas disposiciones que pretendían evitar una concentración de tierras en pocas manos, así como la excesiva fragmentación. Así, se expropiaron y compraron tierras. Se crearon determinadas áreas rurales donde se debían aplicar los procesos. El resultado fue absolutamente negativo, porque lo que hicieron los políticos latinos de estos 11 países fue, o bien con el $ vender tierras, propiedades del Estado, o bien comprarles a los terratenientes la tierra que ya no querían. Es decir, vender tierras del estado que no quería nadie (es una venta legal, pero la tierra no es fructífera) y, comprar las peores tierras de los propietarios. El asunto fue redondo para los países: vieron como entró dinero en sus arcas y ante el mundo, estaban realizando reformas agrarias. De esta reforma en los 11 países, sólo “se beneficiaron” 19.000 familias. Se calcula que de la Alianza para el Progreso de J.F.K., aproximadamente cada país de los que hizo reformas agrarias se llevó limpio entre 100 y 150 millones de $. No hay en ningún programa electoral excepto en el de LULLA que se contemple una transformación de capital del sector industrial y urbano hacia el agrícola.

120

121

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful