You are on page 1of 16

SANTIAGO MATAMOROS Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA IMAGEN DEL

‘ENEMIGO’. EL CASO DE UNA EJECUTORIA
Lic. Lucila Iglesias
FFyL, UBA
AVANCES 17 (2): 73-84
2009-2010

Resumen
El presente trabajo se propone abordar una obra que forma parte del patrimonio del
Museo Hispanoamericano I. Fernández Blanco de Buenos Aires. La misma lleva el
nombre de “Ejecutoria otorgada por Felipe II a Don Diego Gutiérrez Guerrero” y data
de 1589 con procedencia de Granada, España. Dos de sus hojas muestran la imagen de
la Virgen como Inmaculada Concepción en una de ellas, y la otra nos presenta a
Santiago en su forma de caballero, más conocido como Santiago “matamoros”. Se
abordará la Ejecutoria desde distintos enfoques, y se analizarán algunos aspectos
específicos e implicaciones de la iconografía del Santiago “matamoros”. En particular
nos interesa indagar en los procesos de construcción de la imagen del “enemigo”
presente en dicha iconografía y que habría forjado la Iglesia católica tanto en España
como en la América colonial. En este sentido se intentará establecer posibles vínculos
entre estas representaciones y las estrategias de construcción de poder político, social y
económico.

Palabras clave
SANTIAGO MATAMOROS – ENEMIGO – IGLESIA CATÓLICA – ARTE
COLONIAL
SAINT JAMES AS THE MOOR-KILLER AND THE ENEMY IMAGE’S
CONSTRUCTION. A CASE OF A FINAL JUDGEMENT
Abstract
This paper is a research of an art work that belongs to the I. Fernández Blanco Colonial
art Museum. It´s name is “Ejecutoria otorgada por Felipe II a Don Diego Gutiérrez
Guerrero” (Final judgement given by Phillip II to Don Diego Gutierrez Guerrero); dated
in 1589, it came from Granada, Spain. In a pair of sheets we can see on one side the
image of the Virgin as Immaculate Conception, and on the other an image of Saint
James as a military, well known as James “moor-killer”. We are especially interested in

1

eran en su mayoría expedidos por las Cancillerías de Valladolid y Granada y han tenido un gran desarrollo entre los siglos XVI y XVII en España. La misma lleva el nombre de “Ejecutoria otorgada por Felipe II a Don Diego Gutiérrez Guerrero” y data de 1589 con procedencia de Granada. más conocido como Santiago “matamoros” (Imagen 1). dos de las cuales son de vitela miniada al temple con motivos ornamentales que muestran la imagen de la Virgen como Inmaculada Concepción en una de ellas (Imagen 2). pero a partir del siglo XVI se 2 . Respecto a las imágenes que contienen las ejecutorias. nombre que se asignaba a documentos en los que se hacía constar la condición de nobleza o hidalguía. Keywords SAINT JAMES – ENEMY – CATHOLIC CHURCH . y la otra nos presenta a Santiago en su forma de caballero. España. Para comenzar resulta pertinente partir del formato en el que se inscriben las imágenes que analizaremos. Estas escenas miniadas. Desde el siglo X en adelante este tipo de pintura y ornamentación ha tenido lugar en distintos tipos de documentos. que en un principio se ajustaban al desarrollo de las letras capitales. Es un manuscrito en pergamino que consta de 62 hojas. como en el caso que estamos analizando. podemos encontrar miniaturas y dibujos ornamentales imbricados mutuamente. social and economical power’s construction strategies. En este sentido se intentará establecer posibles vínculos entre estas representaciones y las estrategias de construcción de poder político. En particular nos interesa indagar en los procesos de construcción de la imagen del “enemigo” presente en dicha iconografía y que habría forjado la Iglesia católica tanto en España como en la América colonial. Fernández Blanco de Buenos Aires. Se abordará la Ejecutoria desde distintos enfoques.COLONIAL ART Introducción El presente trabajo se propone abordar una obra que forma parte del patrimonio del Museo Hispanoamericano I. comienzan a expandirse y ocupan la totalidad de un folio o dos. In this sense we will try to link these images and the political.researching how these images took part in the enemy’s image construction processes that were developed by the Catholic Church in Spain and the American colonies. y se analizarán algunos aspectos específicos e implicaciones de la iconografía del Santiago “matamoros”. social y económico. Las ejecutorias de nobleza o hidalguía. además de limpieza de sangre de una persona o familia.

los componentes de la misma arrodillados y en actitud orante. el escudo de la casa. Juana Hidalgo Ogáyar4 refiere que en España en el siglo XVI adquiere un papel protagónico la imagen de Santiago “matamoros” junto a la de la Virgen en diversas advocaciones. 3 . que fue un cartógrafo o “cosmógrafo” español de la Casa de la Contratación. la decoración en orlas de página presenta diversos elementos como yelmos. etc.com/revistas/pag/cai0735. De todas maneras se ha comprobado la existencia de un “Diego Gutiérrez”. hecha luz sobre los distintos papeles que jugó el santo 1 PESCADOR DEL HOYO. Dada la magnitud del trabajo realizado para la Corona española.producen predominantemente en ejecutorias de nobleza o hidalguía1. y que encomendado por Felipe II realizó en 1562 junto al grabador flamenco Jerónimo Cock. Cosmographo. Estos datos revelan una falta de acuerdo respecto al nombre de dicho destinatario. p 166. Hiero Cock Excude. figurando a veces. URL: http://www. Hasta el momento no hemos podido dar con registros que hagan referencia a este hombre. Madrid. como elementos heráldicos. 2 Op. 1991. 1993. p 28. Fernández Blanco que revelan que el destinatario de la Ejecutoria sería “Don Diego Gutiérrez Guerrero”3. 2 A partir de diversos documentos sobre heráldica pudimos corroborar que el escudo con una torre de oro (como el reproducido en el folio) pertenece a la familia Gutiérrez originaria de Castilla. el mapa de América más grande producido hasta ese entonces: Americae sive quartae orbis partis nova et exactissima descriptio (Auctore Diego Gutiero Philippi Regis Hisp. y en otro apartado aparece como “Don Diego Gutiérrez y Guerra”. como la base de datos del Departamento de INTERPOL de obras de arte recuperadas se refieren al mismo como “Don Diego Gutiérrez o Guerra”. Maria del Carmen: El archivo: instrumentos de trabajo. La autora plantea la pertinencia de la iconografía de los dos patronos de España en relación a que las ejecutorias se realizaban para vindicar la condición de hidalguía y limpieza de sangre y esto da cuenta de una imbricación entre la hispanidad y el triunfo del cristianismo cuyo sustrato es la idea del hombre como instrumento de la providencia. así como con la imagen principal del folio de Santiago “matamoros”. Juana: “La imagen de Santiago “matamoros” en los manuscritos iluminados” en Revista Virtual de la Fundación Universitaria Española.html. que dialogan tanto con el escudo. 4 HIDALGO OGÁYAR. Norma. en la parte baja y a los lados. fecha de consulta 10/08/10. en ninguna de las acepciones que tiene su apellido. banderas y cabezas de moros asimilados al carácter ornamental. Esto se corresponde con los registros del Museo I. Cuadernos de Arte e Iconografía Tomo IV – 7.fuesp. Con respecto a los temas iconográficos. lo mas enriquecido posible.. Asimismo. Santiago español El examen de las distintas representaciones que ha adquirido la figura de Santiago a lo largo de la historia. Las imágenes que presentan las escenas miniadas en este tipo de documentos suelen tratarse de la imagen religiosa a que se encomienda la familia. 3 Otros registros. que podría deberse a errores de documentación y archivo. podemos imaginar que el cartógrafo era merecedor de un título de nobleza. 1562. seguido de un segundo folio en que se reproduce. Cit.

Un aspecto a subrayar de este tipo iconográfico de Santiago es su condición de “matamoros”. HERNÁNDEZ LEFRANC. [y] Pólux. inmortal. De todas maneras. se remonta al modo en como habría aparecido en la batalla de Clavijo en 844 asistiendo a las tropas de Ramiro I en la lucha por la Reconquista de España. Porrúa. “Cástor [era un] mortal. Al parecer. que de todas maneras están implicados: por un lado. como héroe. cualidades y atributos que iba a adquirir el santo. Algunos autores5 que se embarcan en una arqueología de la iconografía de Santiago refieren que las formas que adquiere el santo responden a un fenómeno de transposición. 7 Op. Cit. alejado ya temporalmente de la leyenda medieval y de las apariciones “dioscúricas”. la iconografía de Santiago como caballero montado en su corcel blanco que asiste a las batallas en los momentos más álgidos para defender al ejército español (tanto en España como en América). también se emparenta con las apariciones dioscúricas de Castor y Pólux que acuden al Lago Rigillus en caballos blancos para ayudar a concretar la victoria del dictador Aulio Postumio7. México. hijo de Zeus”6. 2006. hijo del rey Tindáreo. p 56.. p 57. Américo: La realidad histórica de España. en los inicios medievales del culto a la tumba de Compostela se confundía a Santiago (el mayor) con el hermano de Cristo. 1966. Harold: “El trayecto de Santiago Apóstol de Europa al Perú” en Investigaciones Sociales AÑO X N° 16. que tuvo grandes repercusiones en las características. Podríamos aducir al respecto dos factores. En este caso. 2006.en cada momento y lugar históricos para la Iglesia católica. Se trata de la resignificación de ciertos mitos o características de determinados personajes que en una nueva religión son retomados en función de adaptarse a la nueva situación. Resulta sugestivo que la difusión del “matamoros” se multiplique a partir del siglo XVI. UNMSM / IIHS. domador de caballos. pugilista. Harold: “El trayecto de Santiago Apóstol de Europa al Perú” en Investigaciones Sociales AÑO X N° 16. del mismo nombre. la mayoría de los autores coinciden en que el tipo de Santiago caballero y ecuestre. y se sostiene y difunde gracias al auge del género de las 5 CASTRO. Lima. profusamente difundido por la Orden de Santiago. UNMSM / IIHS. Una de las derivaciones de esta hermandad mal atribuida. es en este momento que toma un gran protagonismo la figura del caballero. hijos de distinto padre. 4 . fue la asimilación de estos hermanos (Santiago y Cristo) con el mito clásico de Cástor y Pólux: hijos de distinto padre también. 6 HERNÁNDEZ LEFRANC. Las similitudes con Santiago y Cristo son claras. Lima.

La figura del Apóstol Santiago no se circunscribe a los límites de la península ibérica: viaja al Nuevo Mundo junto con los conquistadores. numerosas apariciones de la Virgen documentadas por los cronistas sirven a estos fines. “habiendo perdido su carácter combativo. URL: http://www. como la Orden de Santiago. Los documentos de cronistas de la época dan cuenta de varias apariciones de Santiago en batallas tanto en Nueva España como en el Perú (Centla. se transformaban en corporaciones pasivas. 9 SCHENONE. conversión que en una primera lectura no parecería ser muy favorable a la empresa evangelizadora. Barcelona. por el otro lado. Juana: “La imagen de Santiago “matamoros” en los manuscritos iluminados” en Revista Virtual de la Fundación Universitaria Española. Tetlán. 2005.html. Buenos Aires. Jauja.fuesp. así como a la Virgen. formando parte de un discurso legitimador de la conquista. fecha de consulta 10/08/10. Cuzco. p 8 5 . Gabriela: “Colores para el milagro. El episodio del sitio de Cuzco a manos del Inca Manco II durante 1535 y 1536 y las imágenes que lo escenifican se nos presentan como 8 HIDALGO OGÁYAR. Héctor H. 1991. El santo se presentaba. al igual que en la Reconquista de España. Volumen II. Los Santos. p 711. para ayudar a las tropas españolas a vencer a los enemigos y efectivizar la conquista en América. Cuadernos de Arte e Iconografía Tomo IV – 7.: Iconografía del arte colonial. Fundación Tarea. Esto explicaría el cambio de la imagen de Santiago “matamoros” en “mataindios”. entre muchas otras) y se conservan muchas pinturas en ambas regiones que tienen como tema dichos acontecimientos. Dicho tema iconográfico que estaría asociado al castigo de los idólatras y la protección de cristianos españoles “se muestra acorde al sentimiento y el mensaje establecido desde comienzos de la conquista y particularmente en el siglo XVII”10. Y viajan tanto sus representaciones como sus apariciones. pero manteniendo su preeminencia social”9 y así.com/revistas/pag/cai0735. En este sentido algunas imágenes que representan apariciones del apóstol se vinculan con el castigo por parte de la Iglesia de las prácticas idolátricas.novelas de caballerías reproducidas por la imprenta8. Sangremal. Además del objetivo de efectivizar el poder político y económico en América. Una aproximación interdisciplinaria al estudio de pigmentos en un caso singular de la iconografía colonial andina” en AAVV: II Congreso del GeiiC. aunque en esta dinámica el símbolo apostólico se resemantiza y se modifican o enfatizan algunas de sus características. las órdenes militares. 10 SIRACUSANO. la conquista espiritual y religiosa de los neófitos se erigió como aquello que sustentó y justificó la empresa colonizadora desde sus inicios. Esto nos permite pensar a Santiago. GeiiC. contribuían a la difusión de dicho tipo iconográfico en el imaginario social enfatizando la condición heroica del Apóstol. Del mismo modo. 1992.

Las ultimas dos fuentes y la de Acosta que son posteriores a la de Pizarro. José de Acosta. se apagó abruptamente. enero-junio. UNMSM / IIHS. propiciador de fertilidad. Otro episodio significativo para la configuración de la imagen de Santiago en América es su aparición en la batalla de Tetlán en Jalisco y los posteriores relatos que se construyeron en torno a ésta. a Santiago se lo reviste de poderes meteorológicos. erigida sobre un antiguo sitio prehispánico y donde se refugiaron los conquistadores. anónimo de fines del siglo XVII. propiedad del Museo Enrique Udaondo. de colección privada en Lima. en el que el santo aparece como bajando del cielo por un rayo seguido de un fuerte trueno para asistir a los españoles12. 14 DOMINGUEZ GARCÍA. Harold: “El trayecto de Santiago Apóstol de Europa al Perú” en Investigaciones Sociales AÑO X N° 16. Rafael: “Los caminos del arte” en Catálogo de la exposición Perú. Javier: “Santiago mataindios: La continuación de un discurso medieval en la Nueva España” en Nueva Revista de Filología Hispánica. México. 2004. y Virgen del Sunturhuasi. número 001. p 80-82. LIV. Harold: “El trayecto de Santiago Apóstol de Europa al Perú” en Investigaciones Sociales AÑO X N° 16. 2006. El Colegio de México. HERNÁNDEZ LEFRANC. p 77-80.. mencionan la intervención divina de la Virgen quien extinguió las llamas y cegó a los indígenas con una nube de polvo11. UNMSM / IIHS. p 47. El otro milagro que relatan estas crónicas sobre el sitio de Cuzco es la aparición de Santiago y está representado en un lienzo de la Iglesia de Pujiura (Dto. Aquí la imagen es portadora de un valor taumatúrgico. pero en una nueva versión que omite las referencias a la matanza de indios. La consolidación de este suceso tendría gran trascendencia en el culto popular cristiano de la zona sur-andina. propio del culto particular adoptado por el campesinado rural andino y que se vincula con necesidades cotidianas propias de una economía agrícola13. dado que otra de las cualidades atribuidas al patrono fue la asimilación con la deidad prehispánica “Illapa”. A partir de esto. 6 . Varias crónicas como la de Pedro Pizarro. Posteriormente escribe sobre la misma batalla Matías Mota Padilla en una crónica de 1742 en la que retoma la narración de Tello. Seacex. anónimo y fechada recientemente entre fines del siglo XVII y primeros años del siglo XVIII. La crónica de fray Antonio Tello de 1652 narra la matanza de miles de indios a manos del santo apóstol y la ubica como la primera aparición de Santiago en el Nuevo Reino de Galicia14.ejemplos de esta situación. año/vol. Madrid. 2006. Cit. Lima. 2006. Dicha asimilación se sustenta en el episodio en Cuzco mencionado. Guamán Poma de Ayala y el Inca Garcilaso hacen referencia a un hecho milagroso en el que el fuego iniciado por los indígenas en la primitiva catedral de Cuzco. 13 LÓPEZ GUZMÁN. de Cuzco) de autor anónimo y denominado Aparición de Santiago en el Sunturhuasi (Imagen 3). Existen dos cuadros que representan este episodio: Aparición y milagro de la Virgen en el sitio de Cuzco. El autor 11 Op. Lima. indígena y Virreinal. 12 HERNÁNDEZ LEFRANC. dios del trueno. p 7-8. p 8.

da cuenta en su relato del espíritu de Cruzada que tuvo la conquista del Nuevo Mundo: “comenzaron las conquistas con los indios acabada la de los moros. UNMSM / IIHS.construye el relato introduciendo la visión de los indígenas que presenciaron la aparición del santo. GeiiC. p 76 16 7 . Gabriela: “Colores para el milagro. p... Siguiendo esta tendencia el cronista López de Gómara. 19 El providencialismo es aquella corriente que propone a Dios como verdadero sujeto y protagonista de la historia. en la que el hombre sólo es su instrumento. 2006. con lo cual su culto es compartido tanto por españoles como por indios: se produce una internalización del símbolo de parte de estos últimos. Los corchetes son propios.. sobre la batalla de Tetlán se constituye como una bisagra dado que el santo protege a los indios de la muerte para que puedan acceder al cristianismo y se corresponde con una situación social y política más benévola para con el indígena. Barcelona. cit. 49. p 40. Javier Domínguez García. porque siempre guerreasen españoles contra infieles”18. A partir de estas ideas se desvinculan las acciones de los conquistadores (repudiables o no) de las consecuencias de la conquista y se atribuye a la Divina Providencia el triunfo sobre la idolatría indígena en función de la empresa evangelizadora encarada por la Corona Española. que los dos patronos de España han asistido en reiteradas ocasiones a las tropas (instrumentos de la Providencia) “a partir de fines más trascendentales en el orden religioso y político: el Imperio en el Orbe y en la historia de la humanidad”20. Esta narración entonces. y las acciones de los soldados en particular. en nombre de la Corona y la Iglesia. SIRACUSANO. Cit. propia del siglo XVIII 16. quien nunca estuvo en América. Es entonces. A partir de aquí Santiago se desvincula del mote de “mataindios”. Cit. 2005. Santiago primero protege a los españoles y después a los indios que se han sometido voluntariamente a la imposición cultural de la Conquista. Lima. Harold: “El trayecto de Santiago Apóstol de Europa al Perú” en Investigaciones Sociales AÑO X N° 16. y cuenta que “dijeron haber visto a un hombre en un caballo blanco y en el aire que les hacía poner en fuga”15. p 49. 20 HERNÁNDEZ LEFRANC. p 8 17 Op. haciendo una revisión crítica de las apariciones del apóstol que relatan las crónicas refiere que hay un antes y un después del combate [de Tetlán] que representa un antes y un después de la conversión milagrosa de los indígenas. En este punto debemos referirnos a dos aspectos substanciales que subyacen a este discurso legitimador: el triunfalismo y el providencialismo19. 15 Cita en Op. 18 Cita en Op.17 Hemos mencionado más arriba la relación existente entre las apariciones de Santiago y de la Virgen María con un discurso que legitimaba la conquista en general. Una aproximación interdisciplinaria al estudio de pigmentos en un caso singular de la iconografía colonial andina” en AAVV: II Congreso del GeiiC.

Es la idea de “enemigo” que surge en estas imágenes lo que nos proponemos abordar aquí.): La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Edgardo (comp. México. Américo: La realidad histórica de España. MIGNOLO. Buenos Aires. para la civilización occidental se dio un proceso de construcción de una “imagen interior” que fue de la mano de la producción de una “exterioridad”. como un proceso de legitimación política de los reinos peninsulares. Así mismo. y que se ha dado en llamar “teobiosis integral”21. Dichas imágenes exteriores (producidas desde el interior del imaginario) no se tratan de meras 21 CASTRO.A partir de lo dicho anteriormente. o los mismos atemorizados y alborotados debajo del caballo blanco encabritado. En este sentido. 2005. El moro: enemigo público Luego de abordar algunos ejes de la trayectoria de la iconografía de Santiago “matamoros”. CLACSO. en una España cuyos hijos eran instrumento de la Divina Providencia. Perspectivas latinoamericanas. 1966. Porrúa. dicho modelo conlleva su contraparte: todos los aspectos negativos. se encarnan en la figura del enemigo. En primer lugar debemos reponer esta iconografía en el contexto de la Reconquista de España. En dicho proceso la aparición de la tumba de Santiago juega un papel simbólico propagandístico fundamental. repudiables. Walter: “La colonialidad a lo largo y a lo ancho: el hemisferio occidental en el horizonte colonial de la modernidad” en LANDER. Nos encontramos con una ideología en la que religión y Estado están implicados. cuerpos difuntos. En menor medida aparecen en América indios en situaciones similares. Numerosas imágenes del santo caballero conservadas tanto en España como en América nos muestran en su gran mayoría cabezas de moros decapitados. Siguiendo a Walter Mignolo22 se podría hablar del concepto de “imaginario” como una construcción simbólica mediante la cual una sociedad se define a sí misma. p 22 8 . Ante esta situación de coyuntura política surge la necesidad de legitimar tal proceso y una de las estrategias de propaganda institucional toma forma en la construcción una serie valores que debería portar cada individuo digno de formar parte de esa sociedad. sería interesante ahora analizar un aspecto específico de dichas representaciones que constituye la contrapartida del patrono vencedor. y la figura del santo encarna la lucha contra la herejía musulmana por la recuperación del territorio español y cristiano. podemos figurarnos la importancia que tuvieron las representaciones tanto de Santiago como de la Virgen en documentos donde se constataba la condición de nobleza y limpieza de sangre de una familia. p 138.

De acuerdo a lo consignado se indagará en la forma originaria que adquirió el carácter negativo del enemigo de Santiago: el moro. y por consiguiente de aquello que decide castigar.) es propia de la doctrina católica. Pamplona. fiel e infiel. 2007. En segundo lugar. en la que todo se rige por principios opuestos e irreductibles (el bien y el mal. Michel: Vigilar y castigar: Nacimiento de la prisión. La iconografía de Santiago “matamoros” sería la representación plástica de esta decisión y da ávidas cuentas de esta estrategia. Esto debilitó dicha economía e hizo permeable a fragmentaciones y a la penetración de los reinos peninsulares. Buenos Aires. y dicha cruzada se pone al servicio de los fines trascendentales del “Imperio en el Orbe”. etc. un tópico con muchos ejemplos en el área. Nº. 16. aunque careció de un sistema político centralizado. Esta concepción maniqueísta. infiel. Este sujeto se convierte en parámetro de los límites de aquello que legitima la institución hegemónica. cristiano y hereje. resulta interesante pensar a este enemigo como “hombremedida”. Siglo XXI Editores Argentina. Es decir. sino que poseen una materialidad concreta. Teresa Gisbert. entre otros). dado que las profecías bíblicas anunciaban que la coronación del Anticristo sería aquel día que dejara de celebrarse el Sacrificio de la Eucaristía y de esta manera se vinculaba al Islam como la potencial religión del Anticristo. 24 MUJICA PINILLA. Las imágenes y fuentes escritas citadas dan cuenta de ello. La “teobiosis integral” española se enfrenta a la herejía islámica conducida por la Divina Providencia. se representa al rey de España defendiendo a la custodia de los musulmanes. Universidad de Navarra. La Reconquista de España se montó sobre la lucha encabritada contra los musulmanes. innovaciones técnicas. en la “Defensa de la Eucaristía”. 9 . Además de los ejemplos de Santiago “matamoros”. A partir de esto podemos pensar que el carácter negativo se construye como aquello que la institución hegemónica decide denunciar. Ramón: “Apuntes sobre moros y turcos en el imaginario andino virreinal”en Anuario de historia de la Iglesia. que es la condición de moro. es hombre-medida de los valores negativos repudiables para la sociedad. sistema de riego en agricultura. Debemos tener en cuenta que la presencia islámica en la península ibérica había alcanzado un gran desarrollo económico (comercio. En su condición de alteridad. analizando a los “otros” de la Iglesia 23 FOUCAULT. legitimando su accionar y ocultando otros móviles. 2006 [1975].representaciones mentales. Ramón Mujica Pinilla24 plantea que dichas imágenes encierran un mensaje político. P 78. En América y sobre todo en el Virreinato del Perú la imagen del moro aparece en varios temas iconográficos. tomando prestada la idea de Foucault23. lo que hace repudiable a este adversario.

Volkan26 ha indagado en los procesos de configuración de la imagen del enemigo al interior de un grupo y plantea que juegan un importante papel en la formación de identidad. Lienzos como los de Carabuco (1684) y Caquiaviri (1739). dan cuenta de ello al mostrar escenas en las que el demonio interactúa con indígenas en las confesiones. p 465. dado que no responde a una presencia significativa o amenaza real en el Perú virreinal. Resulta paradójica la proliferación de imágenes del musulmán como enemigo del dogma en la zona andina. enemigo”.: “The Need to Have Enemies and Allies: A Developmental Approach” en Political Psychology. Francia. Podría pensarse como una estrategia a los fines de generar cohesión en la sociedad andina virreinal dentro del proceso de construcción de la identidad y del imaginario social. adversario. Lo que resulta interesante recordar es que. parte de 25 GISBERT. Durante la empresa evangelizadora en América y en la introducción del dogma católico resultó fundamental el discurso escatológico para afianzar dicha concepción y. satan. Juan Carlos: “El simio de Dios.católica propone que el “turco” encarna la imagen del enemigo de la religión y es representado como un “personaje que viste jubón o túnica hasta la rodilla. siglos XVI-XVII” en Bulletin de l'Institut français d'études andines. Colección Artes y Letras. 10 . así como en las mascaradas y danzas como la de Chivay. 28 RODRÍGUEZ ROMERO. Ministerio de relaciones exteriores de Francia. N° 2. y éste del hebr. V. Leontina: “El abismo de los sentidos: el Infierno de Carabuco y la prédica sobre las Postrimerías” en SIRACUSANO. UNSAM. 27 ESTENSSORO. entre otros. 1985. hemos mencionado más arriba que su carácter de enemigo está vinculado a la persistencia de los cultos prehispánicos considerados como actos idolátricos por los españoles. 265. 1999. Los indígenas y la iglesia frente a la evangelización del Perú. 6. entre los términos asociados al demonio. Resulta interesante destacar que estas prácticas idolátricas eran exhibidas en los textos e imágenes como producto de la intervención del demonio27. t. Gabriela (Ed.) Color y cultura en los cielos e infiernos de la pintura colonial andina. calza botas. Vol. La imagen del otro en la cultura andina. Plural Editores. 2001. 26 VOLKAN. 2009 (en prensa). los bailes y borracheras o brindando con keros. Buenos Aires. las estrategias visuales y de la catequesis se orientaron a persuadir a los neófitos sobre el destino de pecadores e idólatras28. Teresa: El paraíso de los pájaros parlantes. En este sentido los aportes de la psicología social nos permiten una aproximación a dichos aspectos. p 264. o un gorro puntiagudo y empuña una cimitarra” 25. el de Satán es el que permite comprender el íntimo vínculo que la Iglesia establecía con la idea de “enemigo”. S. y sus consecuencias en el universo de castigos y crueles torturas en el infierno. lleva un turbante con la medialuna. En el caso del indígena. Agustina y ETCHELECU. šāṭān. La Paz. El Diccionario de la Real Academia Española refiere “Del lat. de este modo. Esto se plasma en las artes plásticas. Asimismo. 30 n° 3.

y una de ellas en 1588 derrotó a la “Armada invencible” española. según la visión evangelizadora. el que no solo no es amigo. Bibliografía CASTRO. A modo de conclusión. por ser enemigo universal del linaje humano.la definición de Sebastián de Covarrubias Orozco de “enemigo” confirma con lo anterior: “ENEMIGO. la práctica idolátrica encarnada. 11 . que buscaba afirmar así su supremacía sobre el resto del mundo. fol. Como se mencionó más arriba. El proceso de reforma de la iglesia seguía teniendo eco y el enfrentamiento con los protestantes se sumaba en el conflicto bélico.htm. 237v 30 Cabe recordar que en este mismo contexto un acontecimiento histórico decisivo para el reinado de Felipe II fue el conflicto bélico con la Inglaterra de Isabel I que se libró entre 1585-1604. COVARRUBIAS OROZCO. 1966. podríamos preguntarnos si la profusa difusión en el siglo XVI de la imagen de Santiago junto a la de la Virgen Inmaculada se dio como una de las formas de autoafirmación de la hispanidad que buscaba sostenerse como “imperator orbis”. Sebastián de: Tesoro de la lengua castellana o española. pero es adversario. Varias batallas resultaron victoriosas para el reino inglés. absolutamente se toma por el Demonio. Y tanto Santiago como la Virgen han aparecido para servir a los fines del Imperio sobre el Orbe y la humanidad.cervantesvirtual. Porrúa. retomando los hechos históricos que sucedieron paralelamente a la producción de la Ejecutoria analizada30 (1589). lo que subyace y sostiene esta doctrina visual es la idea de providencialismo: los hombres son objeto y herramienta de la Divina Providencia. URL:http://www. Américo: La realidad histórica de España. A los conflictos económicos y políticos que motorizaron la guerra. 1674. México. 1674.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/80250529545703831 96613/index. URL:http://www. si bien el indígena puede no haber aparecido como un adversario.htm 29 COVARRUBIAS OROZCO. y más aún el santo caballero Santiago encarnan la imagen misma del Imperio cristiano asumido por España. deberíamos sumarle el aspecto religioso que las enfrentaba. por éste en su relación con el mayor enemigo de la Iglesia católica –el demonio– sí puede ser tenida en cuenta para el análisis de estas construcciones. Sebastián de: Tesoro de la lengua castellana o española. Es decir que. y nuestro adversario”29. Esto da cuenta de que la Inmaculada.com/servlet/SirveObras/80250529545703831 96613/index.

Maria del Carmen: El archivo: instrumentos de trabajo. Edgardo (comp. México. Nº. enero-junio. Pp 55-86. Perspectivas latinoamericanas. 1993 .html. Siglo XXI Editores Argentina. Los Santos. SCHENONE. 2007. 1991. Leontina: “El abismo de los sentidos: el Infierno de Carabuco y la prédica sobre las Postrimerías” en SIRACUSANO. 12 . Seacex. 2005. Norma. Cuadernos de Arte e Iconografía Tomo IV – 7. Plural Editores. 2006 [1975]. HERNÁNDEZ LEFRANC. Pp. Juan Carlos: “El simio de Dios. UNMSM / IIHS. HIDALGO OGÁYAR. GISBERT. 455-474. PESCADOR DEL HOYO. MIGNOLO. Lima. siglos XVI-XVII” en Bulletin de l'Institut français d'études andines. MUJICA PINILLA. Rafael: “Los caminos del arte” en Catálogo de la exposición Perú. número 001. Javier: “Santiago mataindios: La continuación de un discurso medieval en la Nueva España” en Nueva Revista de Filología Hispánica. indígena y Virreinal. Fundación Tarea. 2006. Walter: “La colonialidad a lo largo y a lo ancho: el hemisferio occidental en el horizonte colonial de la modernidad” en LANDER. Madrid. RODRÍGUEZ ROMERO. Colección Artes y Letras. Pamplona. 2006. 1999. Francia. t. La imagen del otro en la cultura andina. Ramón: “Apuntes sobre moros y turcos en el imaginario andino virreinal”en Anuario de historia de la Iglesia. 2004. fecha de consulta 10/08/10. Buenos Aires. Volumen II. Universidad de Navarra. Agustina y ETCHELECU. Buenos Aires.DOMINGUEZ GARCÍA. FOUCAULT. LIV. URL: http://www. 1992. La Paz. Madrid.): La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. LÓPEZ GUZMÁN. Michel: Vigilar y castigar: Nacimiento de la prisión. Los indígenas y la iglesia frente a la evangelización del Perú. año/vol. Teresa: El paraíso de los pájaros parlantes. CLACSO. Buenos Aires.com/revistas/pag/cai07 35. ESTENSSORO.) Color y cultura en los cielos e infiernos de la pintura colonial andina. Héctor: Iconografía del arte colonial.fuesp. 16. Gabriela (Ed. Ministerio de relaciones exteriores de Francia. Juana: “La imagen de Santiago “matamoros” en los manuscritos iluminados” en Revista Virtual de la Fundación Universitaria Española. El Colegio de México. 2001. Buenos Aires. 30 n° 3. UNSAM. Harold: “El trayecto de Santiago Apóstol de Europa al Perú” en Investigaciones Sociales AÑO X N° 16. 2009 (en prensa).

Pp. Una aproximación interdisciplinaria al estudio de pigmentos en un caso singular de la iconografía colonial andina” en AAVV: II Congreso del GeiiC. Vol. 6. 309-318 TUÑÓN DE LARA. S. 13 . pp.SIRACUSANO. Manuel: Por qué la Historia. Barcelona. N° 2. Barcelona.: “The Need to Have Enemies and Allies: A Developmental Approach” en Political Psychology. GeiiC. 219-247. VOLKAN. 1985. 1985. Aula Abierta Salvat. Gabriela: “Colores para el milagro. 2005. V.

Fernández Blanco (Buenos Aires). Vitela miniada al temple y manuscrita.Anexo imágenes Imagen 1 – Anónimo. 14 . Santiago matamoros. 1589. Granada. España. Ejecutoria otorgada por Felipe II a Don Diego Gutiérrez Guerrero. Museo Hispanoamericano I.

15 . España. 1589. Museo Hispanoamericano I. Fernández Blanco (Buenos Aires). Vitela miniada al temple y manuscrita.Imagen 2 – Anónimo. Granada. Virgen Inmaculada. Ejecutoria otorgada por Felipe II a Don Diego Gutiérrez Guerrero.

Imagen 3. 16 .Anónimo cuzqueño. Aparición de Santiago en el Sunturhuasi. Departamento de Cuzco. Iglesia de Pujiura.