Universidad Autónoma del Carmen

Lic. en Lengua Inglesa

“Entre Cerros y Arroyos”

Por Diego Armando Espinosa Lastra
Mayo de 2008

Solo falta un pequeño eslabón roto para que todo se valla abajo, tantos años de lucha para nada, para que solo, en muy pocos años todo cambiara; Hoy nos encontramos en la era de los grandes capos, en quien tiene más dinero, y quien dispara más balas, en quienes son de la sierra y quienes de la ciudad, pero eso no importa ya, por que estemos donde estemos, y hagamos lo que hagamos, solo importa un lugar y ese se encuentra allá, donde los cerros esconden lo que todos buscamos para controlar más sitios y otros buscan para detener el mal ya realizado, allá, donde los arroyos alimentan sin intención esta misma corrupción que hace que esta sociedad sea más difícil cada día, allá entre cerros y arroyos, donde en cualquier día podemos perder la vida.

“Por eso es jefe en la tribu Lo tiene bien merecido, Números para las cuentas, La mano para el amigo, Caricias para las damas, Balas pa´ los enemigos…” Los Canelos de Durango

El fragmento anterior fue tomado del corrido dedicado a Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, conocido narcotraficante y mano derecha del líder del cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

Lo pongo con la intención de que se advierta que en ese pequeño fragmento de canción se muestra como es realmente la vida de un narcotraficante, no todo es dinero, ni muertes, balaceras, también son personas como nosotros, tienen amigos, seres queridos, esposas, hijos, pero no por ese mismo hecho vamos a justificar sus acciones. De acuerdo a la labor periodística realizado por innumerables reporteros, aquella corrupción empezó en el año de 1940, en Sinaloa, como todos le dicen “tierra de Puros Valientes.” Para que se desarrollara el narcotráfico influyeron la ignorancia y la pobreza extrema (entre otros factores) que en esos tiempos envolvía a México, pero sin duda, lo que orilló a todo esto fue la crisis minera que enfrentó nuestro país en esa década, detonando la siembra de amapola y marihuana. Así fue como nació “El Triangulo Dorado” formado por Durango, Chihuahua y Sinaloa, encabezado por este último; ya que por sus condiciones geográficas y climáticas, el municipio de Badiraguato, en Sinaloa, ofreció refugio a los cultivadores de plantas toxicas, lo cual ocasionó una ola de violencia; ya que al obtener mejores ingresos, los campesinos empezaron a querer tener los mejores terrenos para sembrar y mantener satisfecho al patrón. Esto provocó envidias y así mismo la ola de violencia continuó entre las ciudades que controlaban el negocio, cosa que hasta hoy en día no se ha detenido. Esto fue completado gracias, de cierta manera, a los chinos que fueron desterrados entre los años 1880 y 1920, estos se asentaron en el municipio de Badiraguato, Sin., según con la intención de ampliar el conocimiento de construcción de vías férreas, pero poco a poco indujeron a los lugareños a la cultivación de plantas toxicas. Sin darse cuenta, se convirtió en un gran negocio.

Según el catedrático, político izquierdista e investigador del tema; Gregorio Urías Germán, observa que después de los 60, el negocio se concentra en pequeñas familias del barrio de Tierra Blanca de los cuales surgieron las figuras de Eduardo Fernández, “Don lalo2, y Jorge Favela, se convierten en las cabezas visibles del narcotráfico, con recolectores en la sierra y los apellidos Fonseca, Caro, Payán, Quintero, Guzmán, Beltrán, comienzan a sobresalir por encima de los demás. Datos escritos dicen que en los años de 1941, en forma oficial, por primera vez, autoridades de Sinaloa comisionan al jefe de la policía judicial del estado, Alfonso Leyzaola, a emprender acciones en contra de los cultivadores y el primero de Abril de ese mismo año se ubicó y destruyó por primera vez un predio sembrado de amapola y marihuana en una zona cercana al poblado Los Alisos, en Badiraguato, Sin., A los dos días de este golpe al narcotráfico, unos hombres emboscaron al jefe policiaco y a sus ayudantes, a los cuales torturaron, mataron y luego fueron colgados en arboles a la afueras del poblado, como advertencia al gobierno y a la población. Este es conocido como el prime atentado contra el Gobierno Federal de parte del Narcotráfico. El investigador Ojeda Gastélum, con doctorado en historia, destaca que en al aumento de plantíos de enervantes, surgen nuevas figuras, tales como Pedro Avilés, “El León de la Sierra”, y Ernesto Fonseca Carrillo, “Don Neto”; junto con ellos destacan Rafael Caro Quintero, Juan José Esparragoza Moreno, alias “El Azul”, entre otros.

Los carteles que hoy en día conocemos surgen a raíz del cruce de los embarques de cocaína, procedentes del sur de la República Mexicana, cuyo negocio es más factible que el tráfico de marihuana, y de todo esto, surgió una nueva generación de traficantes; Los Hermanos Arellano Félix, Manuel Salcido Uzeta, Amado Carrillo Fuentes, Joaquín Guzmán Loera, el cual está prófugo; estos nombres tomaron forma en el país y han causado gran revuelo en toda América. Es tan increíble lo que este tipo de gente puede hacer, el poder de los narcotraficantes en México traspasan los muros de las prisiones donde están recluidos algunos de los capos más poderosos, desde el interior de los penales se imparten ordenes para eliminar a rivales, en una guerra sin bandera, para burlarse, quizá, del funcionamiento del gobierno en general. Un ejemplo muy claro lo tenemos el 31 de Diciembre del 2004, cuando el narcotráfico hizo alarde de su poderío y de las complicidades con que cuenta, me refiero al asesinato de Arturo Guzmán Loera, alias “El Pollo”, el cual fue muerto a balazos dentro del mismo penal a manos de otro interno, aparentemente asociado con el Cartel del Golfo, cabe mencionar que le Cartel del Golfo y el Cartel del Pacífico son enemigos a consecuencia del mismo trafico de drogas, el cual se consideró un claro mensaje para su hermano Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, jefe del cartel de Sinaloa y considerado uno de los narcotraficantes mas importante y buscado en todo el Continente Americano, ya que en el 2001 protagonizó una fuga espectacular del Penal de Máxima Seguridad Puente Grande. Localizada en el estado de Jalisco, quien a su vez estelarizó una hazaña que quizá ningún otro capo se a atrevido hacer, ya que el 2 de Julio del año pasado el famoso narcotraficante se casó en Angostura, Durango, se dice que a la boda llegaron autoridades locales y ex funcionarios del Gobierno de Sinaloa tierra natal de Guzmán Loera.

Todo esto nada mas para que nos demos cuenta hasta donde llega el poderío de los narcotraficantes y cuan faltos estamos de seguridad, quizá el narcotráfico sea algo que nunca acabe, por que mientras todos estén juntos, gobierno y traficantes, será algo difícil de detener y realmente el fin de este ensayo no era o es exponer alguna solución a este conflicto, mas bien donde surgió este problema, quienes lo provocaron, y el por que. No se si decir desafortunadamente, pero vivimos en un país de poca justicia, donde el que más tiene es al que más se le escucha, aunque una cosa si es segura, aún existen mexicanos con la idea de erradicar este problema y tarde o temprano esto se pondrá en una balanza y poco a poco México se podrá sobreponer a este gran problema que hoy en día nos agobia a todos en general.

BIBLIOGRAFÍA

Cabrera Martínez Javier, Agencia el Universal Recopilado por Diego el 8 de Junio del 2007 Articulo: “Historia del Narcotráfico en México” http://www.blog.com.mx/sociedad/historia-del-narcotrafico-en-mexico

Los Canelos de Durango “El Barba Cerrada” Álbum: “El señor de la Montaña” Año: 2007

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful