Siete
Años
Enterrado
Vivo

Título
Siete Años Enterrado Vivo
Autor
Biófilo Panclasta
Prólogo
Rodolfo Montes de Oca
Ilustración de portada
“Panclasta”, Insurrección Grafica

Este folleto es co-editado por:
Indubio Pro Reo
indubioproreovzla@gmail.com
www.indubioproreovzla.blogspot.com
Apartado Postal 67273
Zona Postal 1061
Plaza las Americas
Caracas, Venezuela
*****
Publicaciones CorazónDeFuego
corazondefuegorecs@gmail.com
www.corazondefuegorecs.wordpress.com
A.A. 201928 El Cafetero
Medellín - Colombia

4

Siete Años Enterrado Vivo

Prólogo
7 años enterrado vivo en las mazmorras de Gomezuela, es una de las pocas obras escritas de la borrosa leyenda
popular del anarquismo, Máximo Lizcano (Biófilo Panclasta) sobre sus años de detención sin juicio en las cárceles de Venezuela en 1914.
Aventurero, bohemio, de verbo incendiario y trotamundo. Biófilo siempre tuvo una especial relación con
el pueblo venezolano. Desde joven entabló amistad y afinidad con Eleazar López Contreras y Cipriano Castro,
participó en la montonera que llevó al poder a Castro, secretario del mismo, visceral crítico de su compadre, Juan
Vicente Gómez y reo del Estado venezolano. Estas tierras
le dieron a Biófilo lo que ningún otro Estado del mundo le
había dado: una larga y penosa retención en prisión.
Esta obra representa en sí, no sólo una revelación para
la oculta historia del anarquismo grancolombiano, sino
también una pieza literaria sobre el sistema penitenciaro,
única e incluso anterior a las obras sobre las cárceles escritas en la larga noche de la dictadura Gomezcista.
Son pocos los libros o textos que, sobre las cárceles, es-

Como en un videojuego. además de que se trata de un rescate histórico porque ésta sería su segunda edición después de la realizada por una editorial colombiana. el gendarme liberal. Clemente Pérez. quien . quizás Biófilo era un anarquista avanzado para su época. Sus expresiones “la revolución soy yo” y “proletariados de todas las tendencias. El cúmulo de favores entre carceleros y preso. lo hicieron desde una visión eurocentrista (los textos de Kropotkin. el controlador. Aunque defendía a ultranza su hedonismo buscaba. Y casi todos los que escribieron. equilibrando así el individualismo y lo social. el eterno prisionero. el amante de la libertad individual. formar parte de los movimientos anarquistas y sociales de la época. el irreductible. En retrospectiva. está la figura de Biófilo. el anarquista. a la vez. Mella y Gori) pero este texto es la excepción de la regla. el deseo carnal por la mujer y la supresión del deseo sexual son algunas de las temáticas planteadas de forma folclórica por Biófilo en esta obra. tenemos a Juan Vicente Gómez. el patriarca. la ridícula dicotomía que divide a los stinernianos de los populares. el poder plenipotenciario de los alcaldes y la miseria extrema de la reclusión. uníos” es un ejemplo de ello. de alguna manera.Biófilo Panclasta 5 cribieron anarquistas para esa época. aunque sufrían con mayor frecuencia las galeras en sus espaldas que nuestra generación. En esta obra Biófilo esboza un croquis de lo que es el repudio libertario al sistema de prisiones con humor burlesco y cínico propio de su carácter. Ésta segunda edición fue producto de la complicidad de un buen amigo de juventud. en esta obra se enfrentan dos seres antagónicos de forma abstracta. en el otro. el tirano. Por un lado. De allí que revista una importancia casi sacrílega del mismo. adelantándose y solucionando.

Esperamos que esta obra dé luces para la articulación y la construcción de una extensa red de solidaridad con las personas privadas de libertad pero también.6 Siete Años Enterrado Vivo logró rescatar el ejemplar del Instituto Internacional de Historia Social ubicado en Ámsterdam (Holanda). Rodolfo Montes de Oca . para un rescate de la memoria histórica del anarquismo colombiano y gran colombino también. Que el recuerdo de Biófilo no sólo viva en tus manos con tu lectura sino también en cada acción contra la sociedad carcelaria colombiana. entendiendo que entre pueblos hermanos no hay más división que la explotación y represión de unos pocos contra nosotros.

de aventurero. caballo ni dinero. Zamacois. que ora rueda por un despeñadero. Biófilo presenta a Panclasta. se siente. mis destierros y mis vidas” Yo no quiero que nadie me presente. Por eso Zola es el padre del realismo. Emociones. A través de sus páginas corre mi existencia. poniendo aquí quejas y sollozos. Por eso Gorki. que no es una escuela literaria. ni siquiera literaria. D’Annuzio. no se analiza. Yo “amante de la vida” (Bió-filo) no puedo ser desleal a mi amada. Vida compleja y rara. sino una escuela de vida. páginas tristes. una obra realistamente vivida.Biófilo Panclasta 7 Palabras preliminares “Mis prisiones. lampos de alegría y de esperanza. Es la expresión escrita de una vida extraña. son los autores del día. Un libro como éste. . de artista. sin tizona. poniendo allí cánticos y arpegios. Vivir de caballero. ya corre por un valle florido. Vivir de soldado. Ésta no es una obra didáctica. palabras… La vida es el alma de la literatura moderna. Ésta es pues.

bohemio y Coronel. señor. amistades. limosnero. He dormido bajo el dosel dorado de hetairas soñadores y titiritando en noches de miseria a las márgenes mustias del Plata y del Sena. sus nombres esculpidos con ansias de pasión. que los hace en común vivir en el recuerdo “los idilios de la edad pasada”. mi primer ideal fue ser pichón de clérigo. Amo la música con amor apolíneo. a la vez. Mi ética es la estética. He pulsado la lira y he cantado a mi amada: hay veces que vivo como alondra entre bosques de mirtos y azahares y otros como búho desplumado en medio de sombras. Vestí el rojo sayal de monaguillo. “He yantado a la mesa de los grandes señores” y extasiado la copa de astrosos bebedores. Odio el odio. De las mujeres que han compartido conmigo su pan y su amor. de todas guardo en el cofre diamantino del recuerdo. desprecio el vicioso pero bebo vino. quiero condensar emociones.8 Siete Años Enterrado Vivo La vida: mí querida. A todas he amado como Jesús a Maria de Magdalena o como Teresa de Jesús a Cristo. al amor de la lumbre. mujer al fin. La justicia es para mí un culto. es caprichosa y tornadiza. Bendigo el agua. Recé con necio fervor de beaturro. Amo el amor. sus hazañas de antaño. siempre he despreciado el vil rebaño humano. Fui fanático y místico. Como anarquista rayé en la locura de Calígula pero. profeso el vicio. así yo. Como cuenta un viejo veterano. Mi admiración por todo lo bello es flor de mi alma. pero como todo dios el mío está sólo en mi imaginación: su realidad depende sólo de mi voluntad. Ella me ha hecho “príncipe y mendigo”. a viejos camaradas. chicha y todo. angustias vividas que . en estas páginas escritas especialmente para todos mis cómplices en siquiera un instante de mi vida.

Biófilo Panclasta . a todos los que –Cirineos. una flor. consagro estas “hojas amarillas del camino… escritas con el resto de llanto que me queda”. es hermoso… A vosotros. Magdalas. Mecenas. que como todo pasado. Almas-oasis o Iscariotes– habéis puesto en la senda de mi vida. martes 13 de agosto de 1931. Bogotá.Biófilo Panclasta 9 lleven a las almas compañeras en el encanto del recuerdo lejano. a todos vosotros. la fruición vivificante del pasado. un cardo o una espina.

.

Siete Años Enterrado Vivo en las Mazmorras de Gomezuela .

muchas de ellas. mucho menos lo podrían ser los sentimientos. La leyenda de San Lorenzo. Y si las ideas no pueden ser fielmente traducidas al lenguaje humano. intensamente emotivas. quienes entonaban cánticos de gratitud y ventura. Es que el alma en ciertos momentos no puede sino callar. Nadie. literario. Las elegías. en medio de la tortura que le desgarra las en- . pertenecen a la mitología bíblica. tales como las de Pérez Bonal de ANTE EL CADAVER DE SU HIJA FLOR. tanto como la de los MÁRTIRES de Babilonia. Si la poesía es la música de las palabras y la música es la poesía de los sonidos. de un dolor imaginativo. son obras más que de intenso dolor real. no podrán jamás ser expresados bien. en medio de las llamas que los consumían. que los grandes dolores. O LAS RUINAS DE ITÁLICA. necesario es confesar. porque ni la poesía ni la música pueden traducirlos en ningún lenguaje.12 Siete Años Enterrado Vivo Desflorando el recuerdo Las palabras –ha dicho un esteta– no son otra cosa que el reflejo de las ideas.

la más espantosa. expresar sus colores. puedan interesar a nadie y mucho menos hacer prodigio de emociones como las novelas sentimentales. Empeoró. el dantesco e inenarrable cuadro de desesperación. ¡No! Es necesario que yo haga de mis tormentos. llevar a las almas el mismo sentimiento de angustia que la genera. porque ni siquiera soy capaz. la más amarga. De agonía prometeica que padecí durante SIETE AÑOS ENTERRADO VIVO en una de las MAZMORRAS DE GOMEZUELA. El ático y emocionante Gorka. Y esto prueba que. Lo mismo resulta con todos los relatos de prisiones. que le despedaza de dolor. es necesario que yo escriba y publique este libro. al cabo de los años. de reflejar en el lenguaje humano. juzga a Silvio Pellico. de espanto. no pudiendo Silvio. no se muestra en él como el maestro del dolor escrito. tratará de musitar su doliente penar. no como un reto ni como una vengan- . en el libro que lleva este título. no porque mis penas. Por ello. puede siquiera musitar quejas plañideras: muchas veces hasta el llanto se seca en el tormento. MIS PRISIONES de Silvio Pellico. no podrá ni con mucho. cuando ya puede relatarlos. esta parte. tiene la entristeciente frialdad de un resucitado. tan mal expresadas. la más desesperante de esta obra de dolor vivido.Biófilo Panclasta 13 trañas. como no puede en el tormento ningún escritor. que turba el entendimiento. que lo distingue. no halla vocablos en el léxico humano que puedan expresar todo cuánto sufre el alma y siente el corazón en la tortura. que trás largas noches de sepultura. Montalvo. un PUÑA’O de estiércol y lo lance a la cara de Juan Vicente Gómez y cómplices. como un hombre que careció de odio y por lo tanto no fue hombre completo.

con los aullidos de agonía que en mi alaza repercuten de compañeros en tormento. con el macabro tin-tin de mis cadenas. intonso y cobarde de los déspotas de este árbol fecal. como el último escupitajo fecal que un mártir lanza a la cara de todos los tiranos y de todos los cobardes sicofantes de la libertad que lo condecoran. que un rebelde rememorando sus tormentos. . prueba hasta la desesperación que en esta América altanera no existen. Yo. que aún no tengo ni una lira BOHÉMICA. quiero con los hediondos harapos. ya que carezco del puñal DE BRUTO O DE LA BOMBA DE MORRAL. apoyan y toleran. quiero con el montón de excrementos que en mi fosa me asfixian. ultraje de la civilización. vergüenza de la humanidad. para despedazarlo. quiero. ni partidos liberales ni gobiernos que tengan el coraje de protestar siquiera contra los crímenes de ese aborto fecal. para hacer de mis oídos un ramaje que azote ante la historia las curtidas espaldas del jayán. puede forjar contra el más y canalla de los semi-cuasi-exsub-hombres y el más sanguinario. que muestran mis carnes flageladas. yo que no tengo ni jirones de papel para escribir con mi escasa sangre “la agonía de un gran pueblo”. sino como el postrer gesto desesperado de la rebeldía. La presencia de ese mostro amorfo. mis huesos empielados. al frente de los destinos de la cuna de los libertadores. a quien por irrisión pusieron el nombre desde ahora abominable Juan Vicente Gómez. ni pensadores rebeldes.14 Siete Años Enterrado Vivo za. hacer de este panfleto la mas asquerosa protesta. con las lágrimas de mi corazón.

Como atrás lo dije. con diversos grupos revolucionarios que merodeaban en los Estados de Trujillo.Biófilo Panclasta 15 Valencia Jamás –me decía un viejo bohemio glauco– mis ojos admiraron un cielo más azul ni un véspero más entristeciente que el de Valencia. en mayo de 1899. seguí camino de Caracas. mi anhelo está cumplido. ciudad que desde niño. novia y aldea y me enrolé en las huestes de Cipriano Castro. leal a mi propósito y tan breve descanso. Y yo. como aquel cantor que le dijera. como tan inepto. tan leal. jefe afortunado que en cinco meses logró realizar –por segunda vez– la épica conquista de Bolívar del año de 1813. tan genuinamente liberal. caudillo nacional. Cojedes y Carabobo. te amo mi fantasía”… yo desfloré con mi planta andariega y rebelde a la bella Valencia el 1º de enero de 1900. violín. en marcha triunfal de Cúcuta a Caracas. el hada gentil de Tacarigua. “mis ojos ya te vieron. Portuguesa. iluso y . Rezagado del ejército castrista en la aldea de Chengendé. fieles a la reacción contrarrevolucionaria que contra Castro había iniciado el infortunado General José Manuel Hernández. dejé escuela. tan honrado.

en Tocuyito. alelado. casi miedoso. este caballero sin tacha y sin miedo. en busca de conocidos. quien al reconocerme. cuando de repente tropecé con Timoteo Morales Rocha. sitio a tres leguas de Valencia. había organizado un grueso ejército que casi victorioso. Desorientado. sintió en su grata sorpresa toda la emoción de quien de repente. . para él. gracias a la dignificante hospitalidad de Morales Rocha. muerto. Hernández. fue derrotado el 15 de diciembre de 1899. después de su altiva salida de Caracas. ve resucitar a un ser querido. Permanecí en Valencia algunos días.16 Siete Años Enterrado Vivo carente de todo sentido práctico revolucionario. nada tienen que ver con el relato que motiva ese exordio. seguí a Caracas y estas andanzas ya dichas atrás. cruzaba yo las calles de Valencia. hace tiempos.

des- . Y digo. Es que. Así. MANOJO DE EMOCIONES como es este libro. SI DESPUES DE RECIBIR NADA HAY MÁS GRATO QUE DAR. que en este caso como en muchos otros. y con él principio y termino esta parte. yo no guardo en sus relatos un orden cronológico ni descriptivo. voy escribiendo. Al llegar a Valencia. yo no he tocado a las puertas de un “camarada”. mi obligado mendigar me impuso el para mí muy indelicado deber de buscar a Morales Rocha. brota a mi pluma. inmarcesible de Timoteo Morales Rocha. a veces mustio. sensitivamente. la más negra de mi vida. se halla pues –como dos polos espirituales– al principio y al fin de esta espantosa época. lo que al lucir del recuerdo. el cansancio. el horror del vivir me ha obligado a ello. pues. para mí.Biófilo Panclasta 17 ¡Dejad atrás toda esperanza! PUÑA’O DE SENSITIVAS. trás esa voluble peregrinación hacia el ocaso. a veces candente. terminó el anterior capitulo. “cómplice” o “amigo”. sino cuando. la persecución. concernientemente a 1900 con el nombre. 1914.

Tanto. anduve las plazas y calles de la ciudad en busca de un amigo. los burgueses cínicos y panzudos. lo habitan monos”. Y si pedir prestado es deprimente. como soy. Yo. o porque al ser que se ama. que por lo mismo que vive muchas vidas. pero como todo pensador. padece muchas agonías. exhibicio- . porque el esteta busca ESTADOS DE ALMA CONTEMPLATIVOS o por la angustia que me produce pedir. que pedir forzadamente. el resto del mundo. yo me harté ese día de ron y aguardiente a mi llegada a Valencia. siento que “todo hombre tiene dos patrias: aquella en que nace y Francia. no pueden apreciar ni la emoción inefable que sienten las almas selectas. atrofiados en sus gustos. diré que “Europa esta poblada de franceses. entristeciente. viviendo espirituosamente. charlatán. ni el horror de las miserias que sufre un alma-esteta. indiscreto. “Pedid prestado un peso –dice Franklin– y sabréis lo que vale”. que no comprenden ni del amor. para PERDER LA VERGÜENZA tiene uno que emborracharse para no sentir esa indigente afrenta de la dadiva. refugio generoso y obligado de bohemia. como Juan Vicente González. Y con Schopenhauer. Y en ese estado temulento. latino de corazón. del placer y del dolor.18 Siete Años Enterrado Vivo pués de dar POR FUERZA. la tierra del pensamiento”. el filósofo pesimista. no se obliga. Los mercaderes de conciencias. Sincero. Acababa de estallar la guerra europea. por sus vicios asquerosos. porque el licor produce la inconsciencia y ahuyenta el alma de la presencia de su propia victimización por el pensar constante. cuando sufre una privación. ahítos de “estiércol del dominio” –como Papini llama al dinero–. nada hay más ignominioso. aturdidos de necedad y de lujuria. cuánto. alocado. alemán de nacimiento.

rufianes. su primer rufián. nada objeta. los hombres como Emilio Fernández. ni como me RODARON para la Jefatura de Policía. por qué Castro hizo de esa BURRA DE BALÁN. de ese PETARDISTA DE GARITO. intonsos y cobardes. Juan Bisonte. pero altivamente. El imbécil Gobernador. me trasladan a la cárcel de Valencia. deshonrando así. de inmundicias. por qué Emilio Fernández hizo de ese alcahuete de prostíbulo. mas canallezcos. Fernández. cuando por cometer esta vileza.Biófilo Panclasta 19 nista como en ese día me expuse. caverna de matarifes humanos. mandarines. tribuna francófila y sin saber a qué horas. desertó de Castro. hice en algunas de las cantinas de la ciudad. cómplice de Emilio Fernández en el rapto que este monstruo hizo de una prima de aquél. traicionó a su esposa. asesinos y cobardes. era un tal Rojas Fortuol. como apodan en Venezuela al primer mandón del distrito. provincia en Colombia. robó la Aduana de la Guaira y huyó con la “niña” a Colombia. Parece extraño que los hombres de acción. primo y en fin. valientes hasta el delirio. . El Jefe de Distrito. de las causas de mis simpatías por Francia… Yo le respondo. da una orden. me encierran en un calabazo de la Jefatura y trás muchos días de hambre. así como no se explica. el primer mandatario de la noble ciudad Valenciana. Este histrión galoneado. acerca de mis ideas políticas. me hace pasar a su presencia y con tono de verdugo sodomita. el refugio que en este inhóspito país se ha dado muchas veces a dignos ASILADOS. no se explica. me interroga. bajo. pongan siempre su confianza en los adeptos. de los motivos de mi viaje. de sed.

no hallando yo. pensó que lo más digno era no calificarlo. en el vocabulario tétrico –horrendo terrorista–. al construirlo. vagos. ni siquiera sacan . locos. no lo meten mano a uno. con el nombre que. pues aunque este edificio fue construído para cárcel promiscua.20 Siete Años Enterrado Vivo Cárcel de Valencia Epicuro. como decía gratamente un humorista. mendigos. allí recluyen. “tiene la gracia de que en ella. este ANTRO. le pusieron: cárcel. Y como no hay mal que su bien no encierre. pues no existe cárcel para mujeres ni menores. tengo que señalarlo. esta FOSA DE VIVIENTES. SAPÁN o entierran a cuántos delincuentes. palabra que pueda designar esta pocilga humana. dementes. ESTA FOSA DE ENTERRADOS VIVOS. caen en GRACIA a las señoras autoridades. sino una sola vez en su vida”. hombres o niños. mujeres. no imaginado por la más pervertida mente dantesca y jamás descrito ni describible. pena alguna que pudiera castigar tan monstruoso crimen. Cárcel a secas o mejor dicho: cárcel-cementerio-asilomanicomio. Así. no hallo para el matricidio. Como en los conventos de los Cartujos.

más espantosa que la misma de la muerte. Sin “desenchalecarme”. no sentirían el espanto. los vi sacar para el cementerio. En Venezuela. El cabo de llaves. . conducen o mejor. acicalado. qué harán de las víctimas allí. ARRASTRAN a los presos a las mazmorras. cortésmente me interrogó. colocó un vigilante de guardia a su entrada… y yo caí… como en un sopor de inconciencia. jayanes astrosos. Régulo Bustamante Berti. como chuzos de picar yuntas y llevando enrollada en la manga cada uno de ellos. apuntó mi nombre y recomendándome prudencia y resignación. fatuo. engreído. por depravado que sea. quiere presenciar tan macabro e ignominioso arrastre. cuatro o cincos esbirros. como en un estado de ataxia. carcelero de ese “infierno” de vivos. para enterrarlos en el osario común. a la terrorífica fosa. de la Jefatura a la cárcel. Si los muertos al caer al fondo de su sepultura pudieran apreciar. me “arrastraron” a través de la Plaza Bolívar y otras calles de la ciudad. más fiera. me ARRASTRARON. insolentes. ceremonioso como sepulturero del convento. como los “mortecinos” de las aldeas españolas. con cara de “gente”. pero es el caso. el pavor que se apodera del “enterrado vivo” que cae en aquella fosa. A mi. el horror de la primera palada de tierra que les cae encima. de idiotez. repugnantes. pues nadie. Con los machetes “pelaos”. Este verdugo. como cadáveres hediondos y cuyo asco ahuyenta a todo transeúnte. cerró las puertas. ordenó mi “enterramiento”. el lazo o CABESTRO.Biófilo Panclasta 21 muertos. me entraron a través de la beduina “guardia de cárcel” a la oficina del “ilustre ciudadano coronel” alcalde. de las seis o más puntas con que me pusieron “chaleco de fique” –como allá se designa este tormento–. que ninguno de los cautivos que murieron. durante mis SIETE AÑOS DE SEPULTURA EN VIDA. yo no sé. me empujó a una celda.

dijo un tercero. Los presos que me habían visto penetrar a la celda. me volvió al pleno uso de mi razón atribulada. palpó con su mano. por muy agudo que sea. el edificio solido y ferozmente guardado. tropezar de cosas. para que pasaran la noche. encerrar a esos moribundos. Siquiera no estrenó los grillos. El dolor físico. como los andrajos que el mendigo guarda bajo llave. Pobrecito… quién será. la pena corporal de quien sufre un tormento físico.22 Siete Años Enterrado Vivo que me impidió apreciar todo el horror del momento. ni las “pelas” de Malpica. el cuerpo queda decaído. Un silencio aterrador rodeo de lúgubre misterio la estancia amortecida por las silentes sombras. tuvieron cuidado al entrar de no tropezar con mi cuerpo desfallecido y frio. No tenía objeto sino la del cruel refinamiento. porque las fuentes de mi amargo llanto estaban exhaustas y hasta mi alma estaba árida por el dolor. ruidos de hierro. Un tropel como de esqueletos. en un calabozo. ni hablaba. por muy intenso. pero como las hojas de la planta que . con las lágrimas secas. no mata en el hombre la “voluntad de vida”. exclamó entristecida y quedamente: “a éste lo colgaron en la Policía y lo trajeron a morir aquí”. Uno de ellos. no enerva. repuso otro. mis carnes que no estremecieron porque ya todo lo había sufrido del dolor y al observar que ni me movía. Lloraba… si. por cierto. desgarrado. débil. Yo lloraba…. para que no le sean robados. Tras una grave dolencia. siendo como era. Pero mi pena no era. no idiotiza. Era un grupo de presos que trás la hambreada jornada eran arrojados a esa celda como montón de cadáveres de cosas.

aún en la tortura porque ella me librará de tantas muertes. Nada hay comparable a una noche de insomnio con una gran pena por obligada compañera. Todo. Scevola sonríe al quemar la mano que castigaba por haber errado el golpe a Porcena. mi primera noche de enterramiento… en vida… . hasta la vida. nadie es héroe.Biófilo Panclasta 23 retoña. pero. de tantas agonías espantosas. en el potro del tormento carcelario. las flores de esperanza de un convaleciente. y atado a su víctima. ante la muerte de un ser amado. la conciencia del dolor. podemos arrojar lejos de nosotros. semioscura. Un tormento moral. nadie tiene serenidad. haga sufrir al victimario mas horrendamente que lo que yo sufrí ésa. Mas la muerte es mujer: ella desprecia a quienes la llaman y busca a quienes le temen. los grandes dolores del alma. aniquilará al ser más fuerte. de dormir en una celda. Yo no creo. en la hoguera inquisitorial. son alegres y lozanas. que el tormento a que se condena en ciertos países a los asesinos feroces. No así. atrás lo dije. Yo ansiaba la muerte. menos el pensamiento mortificador.

en aquel antro y en esa hora. diseñaron a mi vista enturbiada. La aurora es una esperanza acariciada en medio de las tinieblas de la noche por el enfermo acongojado. una obsesión de suicidio. que tanto amo. esa infancia-rosa de día. por el viajero presuroso. cuyo aspecto espantoso. por la alondra en su nido. por el marino en la tormenta. por la novia ataviada. Más para mí. ¡Morir! Si… ¡Que felicidad! La muerte es siempre compasiva porque en todo caso es el “cese de un dolor”. Morir es concluir. la luz de la aurora. Y así fue ese triste amanecer de Otoño. un montón de cosas humanas. pues parece que en ciertos momentos de la vida. que entraban furtiva en busca de cadáveres. para el alma entristecida todo rayo de luz es traidor. cual hordas hambrientas. todo ruido musical es importuno. el silencio y las sombras son nuestro único querer. Es la liberación supre- . Los tímidos rayos. puso en mi alma.24 Siete Años Enterrado Vivo Alba negra Para el ser acongojado. Es la pérdida de la conciencia del alma. era como la mortecina lumbre de una hoguera donde se estuvieron calcinando los despojos de mi madre.

ninguno es más fácil de realizar que el de morir. tiene que sufrir muchas muertes. que podemos dejar en cualquier hora y en cualquier senda del camino.Biófilo Panclasta 25 ma. es una herida que un verdugo cualquiera nos desgarra. La vida en sí es tan inútil. como de una granja. el hombre resuelto puede realizar este anhelo. enseres. que siempre. es bella. deseable. para herirme o ahorcarme y además estaba vigilado. el único deber del hombre: “hacerse feliz” Más aún cuando Alfonso Kais. que los pensadores que “viven muriendo”. no se suicidan. La vida. “Yo no sé –me dice el ático Pina Chevelier. ropa. única verdad positiva. que de los deseos de la vida. podemos hacer un jardín. por ejemplo. Los verdugos siempre disputan sus víctimas a la muerte. En mi caso. el suicidio era imposible: me faltaba todo útil. aún en momentos de mayor serenidad. . después. Entonces no realicé mi suicidio. Muchas veces. tampoco vale la pena apagarla. entonces la muerte es un partir final de ése. ha registrado mi suicidio. en una de sus bellas misivas– que empeño tienen los periódicos de matar a los hombres que piensan alto y sufren hondo”… ¿Qué? Pues que vivir es padecer y el pensador. que si no vale la pena vivirla. La vida. cuando de ella. tan sucia. yo no tenía ni siquiera ese desesperado consuelo. cuando “la vida ya no es vida”. no es cierto. se acepta como una carga. buena. la prensa mundial. Todo dolor lo acaba la muerte. Es por esto y no por cobardía. me ha atormentado. mas la obsesión de esa idea en el tormento sufrido. tan corta. Pero cuando la vida es un tormento. ni por prejuicios religiosos. que tiene muchas vidas. que exista un tormento igual a éste: desear morir y no poder. Y no creo. afirma.

embaucadores y explotadores del hombre: la lengua. fue requisando. para cerciorarse de que los presos. frío. arroja en el veneno de la palabra. era causa criminosa que el desgraciado a quien se le hallara. lápiz o papel alguno. mordaz como víbora.26 Siete Años Enterrado Vivo Esos huesos. pagaba con la tortura o con la vida. uno a uno. como era costumbre. que el pusilánime y “celoso” alcalde ejercitaba tres veces al día. formados. era una maniobra infamante y cobarde. La lengua aguda como puñal. Y la lengua tiene dos formas que la sustituyen en sus obras vengadoras. montón de cosas humanas. La “requisa”. agujas. a todos estos infelices. único metal inflexible. tres armas. se levantó. como un sólo cuerpo. al estruendo que hacían los cerrojos de las celdas. que. ¿Por qué será que los tiranos. no guardaban armas. ora la hiel que amarga. . que ni siquiera fecalidades tenían en sus entrañas. como una monstruosa serpiente que despertará en un lecho de espinas. eran trasladados a otras. El encuentro en el bolsillo y pliegue del cuerpo de la más pequeña partícula de “crayón” o “alma de lápiz”. salieron macilentos y amodorrados. de los presos. viscosa como sierpe. fino y la pluma como el puñal de acero. en fila. implacable. los esbirros. flexible como flecha. roja como sangre. todos los explotadores de bolsillo y conciencias. como ella agudo. El semialcalde los contó y ayudado por el cabo de llaves. en la tarde anterior. Mis compañeros de celda. ora el vitriolo que calcina. que son siempre terribles y muchas veces mortales para todos los déspotas. el puñal y la pluma. para ser torturados. el puñal. agudo. alevoso. temen tanto a la pluma o sus similares? Por qué existen en la vida de los pueblos y de los hombres.

rascar los sarnosos miembros. Su pluma era una cuchilla decapitadora. “Mi pluma. Por eso los esbirros rufianes y canallas al servicio de los déspotas. sagaces muchos. la más sospechable palabra para delatarlos al cabo o al alcalde.Biófilo Panclasta 27 Más quisiera sufrir una tempestad en el mar. oradores. como teme el vampiro a la luz. Los oradores son escasos. Estas viles delaciones eran recibidas con deliciosa satis- . el ladrón a su juez. delatando. que un ejército enemigo. rebeldes de cualquier ideal. “mayor es el número de las zapadores de pluma”. Este es el poder avasallador de la oratoria. que una descarga oratoria de Danton. oprimiendo a los periodistas. el jesuita ecuatoricida. Y solapados. Los tiranos temen a la pena. la ramera a la visita sanitaria. como gusanos hambreados sobre una llaga purulenta. bando o nación. la mato” gritaba orgulloso Montalvo al referirse a la muerte de García Moreno. el parricida espurio. arteros. exclamaba un noble del siglo XVIII. lo aprestigiaban a los ojos de sus dos amos marranudos: Juan Bicho y Emilio Fernández. Despiojarse. era la ocupación de la mayor parte de los astrosos cautivos. sabía que estas “suciedades” fecalidades inquisitoriales. cabecear sobre las rodillas temblosas. charlaban con indolente decrepitud de resignados. Pocos meditaban. Terminada la requisa de la mañana los presos pululaban sobre el patio-estiercolero de la “gomezmorra”. saben que el modo mas halagüeño de adular a sus amos es persiguiendo. Temo mas –exclamaba Filipo– a Demóstenes. Algunos. espiaban el menor gesto. El quijotesco “Régulo”.

Hombre síntesis de todo. lengua mordaz. el cual hacía de carcelero. poca instrucción. La “comida” –porque de alguna manera he de llamar este “rancio asqueroso”. En fin. pues habían leído relatos de mi vida en la prensa extranjera o habían oído de los presos que de noche me acompañaban. Ramón Acosta y Mendoza. unos veintinueve meses.28 Siete Años Enterrado Vivo facción por el Régulo. con un preso de “imaginaria” o guardián para pasarme la “comida” y sobre todo para espiar mis “suspiros”. maestro de todo. hombre ingenioso y múltiple. cierta admiración no mezclada de curiosidad. dinámico y voluble. era el nombre de este miserable. referencias emotivas. oficioso y charlatán. canallesco. En el patio hice junta y fraternal amistad con los presos más afines con mis rebeldías. mediocremente. muchos de ellos letrados. el cepo. sentían por mí. corazón pródigo. por conducto directo del Alcalde. incrédulo. con la más viva reverencia. inteligencia frondosa. Buen nombre: Régulo. muchas ambiciones. Régulo Bustamante Berti. incomunicado. De día estaba solo. el tipo del . sectario rebelde. peón como artista. insolente. sentimientos y anhelos… Entre los compañeros de martirio cuyo recuerdo guarda mi afama. descubro a mis lectores los nombres de Manuel Canuto Rodríguez. desconfiado. tímido y crédulo. algunos heroicamente generosos y todos compasivos e inocentes como presos. quien jamás oía a los acusados. Yo permanecí en el calabozo donde se me encerró el día que entré. Los grillos. Los presos. suspicaz. adaptado en la practica. Prácticamente de rábula. rebelde en ideas. este pele ruin como los presos lo llamaran– la suministraba Gómez. cobarde. el calabozo era el resultado. Por allá por el mes de diciembre de 1916 me sacaron de la celda y me permitieron pasar el día en el patio. audacia mental. Temperamento fogoso.

jugador de profesión. en 1921 agonizando de miseria. astuto y veraz. reservado como compañero. Una especie de Maceo a servicio de pasiones y vicios. Murió de hambre en 1921. rechoncho. guerrillero arrojado. De ánimo resuelto. Logró salvarse… en 1917. “lancero” de corazón. General Simón Colmenares. leal y sincero. revoltoso sin cultura ni ideales. leal. Medico a lo Moliére. hombre discreto. desconfiado. acompasado y frió. gracioso e irónico. temerario. Poco dadivoso. abnegado como soldado. comerciante de ocasión. ideas maleables. Carácter franco. inerrable por secuestrado. generoso. rico. hacendado de oficio. vivo. César Ibarra. El General Pedro Teófilo Vargas. parco. resuelto. mano generosa. un poco huraño. Revolucionario de ocasión. comunicativo. Damaso Montero.Biófilo Panclasta 29 abogado tropical. valeroso y tenaz. franco. de voluntad audaz. revolucionario por sport. General de “armas tomar”. analfabeta inteligente. militar de ocasión. El doctor Sánchez. cerebro inculto. con mano pródiga y rebeldía de Lucifer. taciturno. especie de mico humano. su nombre era mutable. Fue rematado a palo y verga en 1921. cerebro sin abono. revoltoso por seducción. Tipo de hombre bien. carácter campechano. viejo soldado. soldado atrevido. ánimo modesto. Inculto pero inteligente. Murió de hambre en 1918. Ago- . Pedro Piña. Luís Osorio. nada culto. Alegre y decididor. Tomas Mercado. Murió en medio de tormentos espantosos en 1919. tipo salteador. General del montón. inteligente. carácter honrado. valiente. Mudo por mordaza. Hombre de luchas. sin mayor cultura. mochista por convicción. Lo dejé.

30 Siete Años Enterrado Vivo nizaba de indigencia en la cárcel de Valencia. murmurador. caballeroso. De mediana instrucción. Atento y acomodaticio. Hombre de trastienda. De base conservadora. trabajador y apocado. De escaso saber en nada. . gordillo. revoltoso a palos. Octavio Rodríguez. de ideas liberales. Fue muy martirizado. garbullo vanidoso y vivaz. Revolucionario de actualidad. murió de hambre en el castillo de Puerto Cabello en 1921. Soldado cívico de convicciones. de escasa dadivosidad. sufrió mucho por su independencia y neurastenia. En la prisión. comerciante de profesión. Murió de miseria fisiológica en 1917. beaturro. cubano de origen. extraño a la guerra. piadoso y molondro. Alberto Mata. Maximiliano Dorta. político a la fuerza.

la “musa trágica de la prisión”. vate exquisito. Pacheco. etc. que casi todos los presos judiciales. petit. Nuncio Orzatoni. Lo más extraño es. eran jóvenes de familias burguesas.Biófilo Panclasta 31 La fosa común Los presos políticos no pasaban de setenta. Pedro Zargazazu. Manuel Silva. en Gomezuela la justicia es una tela de araña que sólo atrapa desafectos gomistas o míseros diablos. vagos. Eduviges Tacoa.. Recuerdo en este instante. Ricardo Ortega Lima. cultos y más o menos adinerados. Y entre las mujeres procesadas Trina Jiménez. Yacían también. recuerdo los nombres del General José Antonio Barreto. Rómulo Maduro… Pedro. Coronado. “Delincuentes” existía una veintena entre hombres y hembras. locos. Juan Tavera. al ligero correr de la pluma. cuyos versos adelante público. etc. Acisclo Baquero. Julio Sánchez. Morón. y lo mas extraño para quienes sepan que si en “Colombia la ley es un perro que solo muerde a los hombres de ruana”. idiotas… todo un . el Marquesita de Mijares. además de los arriba citados. a Raúl del Castillo. Chucho Borges. Verito. Luís Eudoro Medina. Entre otros. locas. allí hacinados en hedionda promiscuidad. mendigos.

32 Siete Años Enterrado Vivo surtido asqueante de miserias humanas… Dos “apaches”. tras breves meses. . la abnegada altivez de los soldados de la libertad con los más viles asesinos. a quienes se querían castigar con el más humillante de los ultrajes –como dijera uno de estos viles–. confundiendo así. pues para Gómez. el de encerrarlos en reunión de enemigos de Gómez. fueron puestos en un puerto. cogidos in fraganti en el robo de la Tesorería del Estado. como dioses. el crimen mas horrendo es el de no creer en Gómez y secuaces. Fernández y demás esbirros galoneados. En Gomezuela. No se les dio indagatoria siquiera. yacían como rehenes en santo que enseñaban al monstruoso Presidente Fernández. También yacían arrestados. no existe el sentido de selección que hace distinguir lo monstruoso de lo bello. proxenetas del Bisonte o esbirros. sus exóticas artes. Y “criminales” como éstos convivían con los presos por nobles causas.

Morir en un combate. dice un viejo refrán. Las penas.Biófilo Panclasta 33 ¡Hambre! Hambre. sentir el desgarramiento de las entrañas como una mano que nos las arrancara por dentro. contemplar el lento consumir de nuestra vida. he aquí –exclama Dumas– la más espantosa de las palabras humanas. en una palabra. inconscientemente. con cascadas de vino. todos los miembros. padecer el estertor del hambre es el más espantoso de los fines del hombre. morir aún en el patíbulo es entristeciente. Pero morir de hambre. Y es que de todos los tormentos de la vida. morir de enfermedad. pan que se ofrece. hecatombes y monstruosidades que registre la Historia. delirar en la desesperante agonía con ríos de leche. ver manjares que vuelan. El hambre ha sido y será la causa generadora de todos los crímenes. se muere como se nace. morir de pie es glorioso y aún deseable. como si nos fueran triturando uno a uno. ninguno hay mas horrendo que el del hambre. . accidentes. con pan son dulces. pero en fin.

Jesús Maria Acuña. rematando de hambre a sus víctimas para vivir. el cual para premiarle sus crímenes. huevo de paloma. Cesar Ibarra. remitió casi a todos al Castillo de Puerto Cabello. Régulo. que el nido de víboras trasformó en serpiente. Más como no quisiera dejar la asquerosa y pingüe ganga carcelaria. que a pesar de ser tan mezquina. y simulando el pretexto de indignación de Gómez por la fuga de los presos de la cárcel. lo hizo nombrar Jefe Civil del Distrito Capital de Carabobo. encarcelar y torturar a cuantos “ciudadanos” fueran sospechados. . fue quien cumpliera más fielmente el nefasto mandato. Timoteo Morales Rocha que había caído en la red hacia algunos años y duro tres más. lo hizo. de sus propios vómitos. apercibía de Fernández. Regulo. entre todos sus agentes de Estados. Este proceder monstruoso era harto grato al gesto mefítico del Bisonte. Mas. ante y para quitarle sus asquerosas entradas robadas a la miseria de los presos. Apenas. apenas se posesionó de su Jefatura se dio a la canina tarea de perseguir. siquiera de enfriamiento en la fe jurada al Bisonte. Apenas si quedaron en la sucia mazmorra algunos veinte. dejó en su reemplazo. a su intoso Ayudante. entretenía la agónica hambre de centenares de presos con el diario con que sostenía a una de sus vilidosas concubinas. entre los cuales quedamos Luís Eudoro Medina. Pero a Fernández no le agradó esta actitud oficiosa que demeritaba su celo de “perro de presa”. regreso a ésta como alcalde. como los perros de la Biblia. joven bueno. Emilio Fernández. como Alcalde interino.34 Siete Años Enterrado Vivo Y éste es el género de muerte que Gómez especializa en sus mazmorras. quedaban en su totalidad de los bolsillos del infame verdugo. la mísera ración diaria de quince centavos. Y Régulo Bustamante Berti fue el llamado a ejercer esa tortura.

Dice que mi pedazo de vida. es el más elevado presente que los dioses pueden hacer a un mortal. prostíbulos de caracteres. hombre decente. Caín mata a Abel. en reemplazo de Antonio. revolucionario idealista. sino en las dichas “santas”. y sufrimos y amamos nosotros. así inicia la vida del hombre sobre la tierra. los hermanos uterinos no han sido en la historia modelos de nobleza o de lealtad. el ejemplo de Antonio condenado a muerte. tu tardaste y yo debo morir”. Morales Rocha no podía ahitarse de inmundicias en ese festín de corridos que se llamó “Rehabilitación ve- . Jacob engaña a Esaú. consiguió un perentorio permiso para despedirse de su madre ausente. como pensamos. Liberal práctico. aman y sufren. tardó a causa de una creciente y en el instante mismo en que Rogelio. No en esta época. oscilaba entre dos extremos: Morales Rocha a quien buscaba al ser cautivo y Morales Rocha. se presenta éste y ante la estupefacción del público se entabla entre ellos el mas abnegado dialogo. lo que significa que los lazos del espíritu son los únicos fraternales. en el cual sólo se disputaba cada uno el derecho de morir: “yo fui el condenado” –exclamaba Antonio llorando. piensa que el amigo es otro yo. José es vendido por sus hermanos. en la noble acepción que este vocablo entraña. el amigo es un hermano espiritual. quien fiado por Rogelio. es tu amigo. En cambio.Biófilo Panclasta 35 Dice Corncills que un amigo. si ha sido el amigo ejemplo. tu amigo es tu hermano”. mi libertador en 1921”. La Biblia es un dechado de canalleria fraternas. De Morales Rocha bien pudiera yo decir que si no ha sido el único amigo de mi vida. iba a ser ejecutado. mercado de conciencias. dice Séneca. “siete años enterrado vivo. “Tu hermano. “¡No!” –gritaba acongojado Rogelio– “yo fui el fiador –agregaba–. Sócrates. Jesús decía: tus hermanos son los que piensan.

simular formas. pues aquel lo había ayudado a defender. me aseguró que la mano era la de Morales Rocha. Morales. Era el 20 de febrero de 1918. apoyada por gobiernos venales. la noción del tiempo se pierde. tenía que ser misteriosamente secuestrado. Y tras largo ensayar letras. entre amigos y entre novios. que acertar dejando libre” Morales Rocha fue apresado.36 Siete Años Enterrado Vivo nezolana” marejada de fango. Además. pues repito. mover uno como manojo de huesos. yo y demás presos del calabozo entendíamos fue esta macabra: “nos jodimos”. sostenida por la vileza de un enjambre de eunucos voraces. El tal Blanco. para Presidente del Estado. día en que un rebaño de canallas repite el nombre dado por Gómez. nacido de una traición. este preso codiciado. Éste es el federalismo de Venezuela. en medio del terror de las sombras en que yo agonizaba. a través del espacio entenebrecido. monacales. el hijo espurio. Yo veía. En Gomezuela no se necesita ser “sospechoso” para ser encarcelado. creo que en el año de 1917. Recuerdo con estupor que la primera frase que Blanco. imperialistas. el flagelador del pa- . allá a la oscura distancia. días atrás. Los esbirros de Bisonte proceden con el criterio de Torquemada: “más vale equivocarse apresando. como guiones de una banderola de naufragio. que agitaba en el vacío. ex-Comandante de la Policía caído en desgracia y “puesto a la sombra”. Esta federación es una de tantas mentiras con que se ha engañado y envilecido al pueblo. aunque educado en Colegios de Bogotá recordaba vagamente el “lenguaje de mano” que los estudiantes usan para comunicarse de colegio a colegio. logramos comprender algunas palabras. Emilio Fernández.

“!Nos Podrimos!” Estas diez gestas. el prisionero de un país legalista. el novio sereno. base moral del federalismo venezolano. nos prueba que los lemas. la sentencia espantosa de nuestra “descuartización. desmenuzación” corporal. saben. doscientas ochenta horas (26. en efecto. sin más luz que la de la razón atribulada. este puña’o de señas angustiosas y macabras. vil. Fernández. pero en el fondo de una fosa. Tessell phares”. quien haya sentido la angustia de una cita esperada. toda esperanza es irrisoria. por tercera vez era electo por el Bisonte. allí. ¡Bella alternabilidad! ¡Hermosa Federación! Si. el entristeciente: “!Oh libertad. “Dios y Patria”. ideas. Mil noventa y seis días. traidor. es esa tenebrosa puerta está escrito: “¡Dejad aquí toda esperanza!”. Un millón. ¡cuán desesperado es esperar! Y hay esperas esperanzadas. cuán desesperante es la sucesión torturante de los minutos de espera. fundamentales de los partidos. ochocientos minutos. ladrón. asesino. ¡Horror!. estos signos de terror. banderas. hace dudar hasta de los más nobles ideales. colores. . tremulantes en el fondo de una distanciada reja enmohecida eran. su corruptor genitor. y peor que ninguno el cínico y canallesco “Dios y Federación”. especie de “Manet. principios. raptor. saben. de los INRI gloriosos. ¡Horror!. no son sino viles espantajos de politiquería rufianesca. cuantos crímenes se han cometido en tu nombre!”.Biófilo Panclasta 37 dre Briceño. como los de “Libertad y Orden”. redentores. para regir los destinos del más altivo y culto de los Estados de Venezuela. porque conocen el infierno de Dante. sin más agua que la del llanto de los ojos. ¡Horror! Quien quiera que haya esperado un día ansiado.280). quinientos setenta y seis. desolación. “Paz y Trabajo”. más… Veintiséis mil.

Al inusitado escándalo. Rebelde y dinámico. cobardes y falaces. Cesar Ibarra. lograron abrir un boquete en un calabozo que daba a un solar de una casa cuasi-sola.38 Siete Años Enterrado Vivo ¡Evasión! Con motivo de la remesa de presos. aunque incomunicado. dejando en manos de los verdugos enfurecidos a sus abnegados y sufridos compañeros. una vez abierto el estrecho hueco huyeron solos. inteligente como es. Pero Medina e Ibarra. Eudoro Medina. con el cabo Mijares y siguiendo instrucciones de Morales Rocha. Los prófugos. fraguó una fuga. pero la retribución casi nunca se cumple. el nuevo Alcalde bajó a Morales Rocha. logramos hablarle furtivamente. acudió presuroso el celosos . que bien pudiera compararse con la temeraria del Conde de Monte Cristo. de la celda del misterio y lo sepultó en un calabozo donde. pero éstos no se atrevieron a detenerlos. La delación es en Gomezuela un deber como es el acusarse los pecados. fueron denunciados por los vecinos.

no cesaba de irradiar ultrajes por ojos y boca. se cansaron su brazo y el machete. Y entonces. mis grillos y cadenas. jugaba con los que sabían hacerlo. ex-Alcalde Bustamante Berti. cesa la homofobia. no” Pasados algunos meses el alcalde fue trasladado a otro puesto y vino ocupar la alcaldía un tal Cornelio Vegas y su hermano. el iracundo “jeje” penetró al patio de la cárcel y repartiendo planazos como sacudiendo cueros. urgido de nombrar un capitán de “buque de vela”. nos daba noticias de la guerra. gestos de piedad y aún altas manifestaciones de simpatía y de generosidad para mi desgracia.Biófilo Panclasta 39 Gobernador. ha nombrado al primero que se le presenta. Al fin. En fin. armado de una “cola de gallo”. En este caso y sin desconocer ni olvidar personalmente sus dádivas. cena y licores. proporcionaba “comida comible”. pero su alma ahíta de furia y de servilismo. En Gomezuela existe la maniática vanidad de hacer capacidades por la sola voluntad de los jefes. le designa el puesto y le recomienda que no olvide llevar velas para el barco. celebró con nosotros la nochebuena con música. a las dos decenas de infelices cautivos y salió. tal vez salvadoras. Depusieron al cabo Mijares y Fernández depuso al Gobernador. un muchacho redondo. que jamás se ha . a quien no miraba bien. estaba trasformado. Acuña y Galvis. Casos hay en que Gómez. tuvo en muchas ocasiones. libidinoso e imbécil. Es el caso de confesar que este verdugo. bajo el pretexto de que la cárcel lo necesitaba como Alcalde modelo. pero las de mis hermano. lo mismo que Fernández. repetiré el ramajazo de Mármol a Rosas y diré: “Os perdono. “pelao” que centellaba como cauda de cohetón. encerró en una estrecha celda. el intoso capitán.

quien seducido por una sierpe y no del Paraíso. bajo el látigo y hartazas de una odalisca zamba y un mulato asqueroso. por Trina Jiménez. convirtió la cárcel en prostíbulo de eunucos hambreados. compra una caja de velas de esperma y parte a ocupar su curul. Cornelio era un “carnicero” pero jamás había pisado una prisión: encargó de la “carga” a su imbécil hermano. .40 Siete Años Enterrado Vivo embarcado. por una hetera negra. Así.

místico y puro. amor. haciendo miles de leguas a pie por los desiertos de Liberia para pedir el perdón de su anciano padre cautivo. cuando no la guisa el diablo”. con los marimachos y yanquis. inmenso. como el de Teresa de Jesús. Como favoritas. Como Soberanas las Simiramis. todo en ella es infamante. La mujer –dice Lluvia– es útero por todas partes. El mundo sufre la actual situación gracias a Eugenia de Montijo. querida y madre de muchos papas. el dominio de la razón pura es nulo. pero. “Es tan amoroso el nombre de mamá. ni ginéfogo. Cleopatras. Marozia. Isabel Klopoth. Yo no soy feminista. que besa los labios dos veces”. lo cual quiere decir que en ella. La mujer como hermana. es adorable. cuando a la mujer se le secuestra de su sexo. su pensamiento es carnal. toda madre es amor encarnado. . como hija. en Nietche (sic) es sublime. y Colombia gime bajo las garras del clericalismo a causa de una vengativa mujer. Catalinas han sido funestas. canallesco.Biófilo Panclasta 41 Trina Jiménez Yo no creo en Skasperare (Sic) que “la mujer es un manjar de dioses. fue el escándalo de la lúbrica Roma papal. Me repugna tanto Vargas Villa.

El nuevo sub-alcaldete. reservaba sus caricias para los “cabos” de verga.42 Siete Años Enterrado Vivo Pero. pero yo. me place toda embriaguez. reía y bebía. como empleada. dormía. egoísta como soy. por no haber otra cosa. yo no estaba mal: me tenían y creía acallar mis protestas. exhibía sus desnudeces. pero aquella yunta zamba-mulata. Y toda la comida que unos días fue comible. el mulato andino. Trina Jiménez. comía opíparamente. Amo el amor. la quiso algunos días. siempre he vivido mi satisfacción personal. busco en la satisfacción de mi yo. a causa de un homicidio cometido en uno de sus amantes. la mujer es tarda y taimada. ni bicho moral. sólo conocía cárceles estercolarías. en aquella hetera. en tanto. como de su tierra. Ella. intrigante. procurar mi bien. Ranchescamente. fea y deseable… Por ella. hartado mis hambres. . Presa. curar mi mal. halagaba a todos. era el tipo nato de la mujer-verdugo. pero. indigno de sacrificios y de redención. Lista e insinuante como era y la única hembra “tomable” en aquella soledades de amor todos los presos ponían sus miradas de macho en celo. ponía en miasma de esteta como asco al amor. satisfacer la necesidad ajena. a todos oía. se le encerró en ese antro-pocilga promiscua de todos los desperdicios sub-humanos. como guardiana. cruel y servil. la convirtió en una bazofia que ni los cerdos del Apocalipsis la hubieran tragado. como señora despótica y despiadada. Bustamante. explotaba. se prendó de la zamba zalamera y la hizo favorita de serrallo carcelero. los alcaldes y guardianes. intrigaba. la realización de mi ideal egotista o uno de mis goces a luchar. Yo no soy moralista. aunque siempre he despreciado el vil rebaño humano.

así. como es estilo en Gomezuela. es porque mi naturaleza combativa y sentimental me obliga a luchar en pro de todo lo “bueno” que para mi es lo “bello”. me encerraron en el mismo calabozo donde fue victimado de hambre. Patria. se vengaron de mi protesta y junto con el ex-cabo marquesita de Mijares. de mi. soy rebelde. la envidia hace otra reparación. Coronel Arturo Galavis no miraba con simpatías el monopolio que de favores amorosos y del saqueo del rancho. los grillos. como nadie debe a nadie. ¡Teorías de las cosas libertadoras! El 7 de agosto de 1919. revolucionario. Así pues. yo me hallaba. la grande. lo sedujo y lo corrompió asta el extremo de . sufriendo todas las torturas del hambre. Fue “señala’o” el Capitán Hidalgo. Libertad. y porque este color era cobarde.Biófilo Panclasta 43 Yo no me sacrifico por nadie. mártires y sacrificados que por la humanidad se han inmolado. Nadie me debe nada. contra todo lo “malo” que para mi no es lo “feo”. lo avisó a Fernández. el infeliz Luís Osorio. el sub-alcaldete hacía. no me atendió… y el subjefe mulato y su zamba favorita. Fraternidad. a ninguno de los redentores. el frió. he buscado mi satisfacción. centenario de la batalla de Boyacá. en un calabozo en la tierra del Libertador. Yo sufría. afable y cumplido. si. El jefe de la guardia. debía arrojarlo. protesté ante el alcalde titular por esa ignominia de vida y de comida que sufrían mis compañeros. cuando no es la justicia o la bondad. anarquista… si todo lo he sacrificado por levantar mi protesta roja contra toda tiranía. Pero Trina. éste depuso a los alcaldes y autorizó a Galavis para designar verdugo-mayor. hombre bondadoso. génesis de la libertad de Colombia. Pero. ¡Oh! ¡Qué estériles fueron esos sacrificios! ¡Oh! Cuando falaces son tus manes. pero don Cornelio. Igualdad. dice Martínez Silva.

pollos guisados. no hallaba mas líquido que el agua de mis ojos. producido por la fiebre de hambre. de vino. ni pedí compasión… sino que mi fuerza de resistencia. Uno como rayo de esperanza brotó de mi alma oscilante. remacho mi tormento. no palpaba otras carnes que las piltrafas de las mías. engrillado. si el anuncio de hambre. servidas de manjares suculentos. de chicha. pero la voluntad de no. yo recobré ánimo. y como la mujer es una eterna enamorada de todo gesto de macho. celoso como un turco. acaricié la esperanza de la vida en . venció la sevicia sádica de la hetera. que mi naturaleza de cera para el placer es de acero en el dolor. siempre es vencida por el instinto de conservación. En fin. desarrapado. Yo que había sufrido esta agonía durante cinco años. El caso del Alcalde Cork. en momentos en que yo. yo veía votar por los aires. mesas interminables. En el delirio. Y cuando despertaba. martirizándome con el falaz ofrecimiento de sus viandas. hambriento y sometido al tormento que ella me impusiera. cambió de actitud y trocó sus ultrajes por favores. agonizaba de hambre. Y la muerte tardaba… Y mi agonía era ya muy exasperante. Yo veía brotar de rocas graníticas chorros de miel. el cual vi reflejado en el techo de la celda y sea que la fe es una fuerza votiva o que el instinto es creador. condeno la puerta de mi fosa. Yo miraba y mirando sentía como ímpetus de locuras. Y sea. llegué a alegrarme de acabar de una vez. prohibió mirar hacia esta y me condeno a la muerte absoluta de hambre. El capitán-alcaide. cerdos rellenos. peces humeados. yo sólo no manifesté pena.44 Siete Años Enterrado Vivo hacerme encerrar en una celda junto a la suya. no es una excepción. antes en él murió la necesidad.

No imploro compasión. Que de pies bajo el golpe en la porfía: “Yo he sabido esperar y siempre espero” La tenue luz de mi esperanza. Me arrastré cuanto el peso de mis grillos me permitían. entre cadenas Yo desprecio la negra tiranía Y la necia congoja de mis penas. forjé este soneto: En mi Ferrero y horrible calabozo Donde nada fulgura una esperanza. Estaba salvado. sin dios. de horrores y de anhelos. Informada una dama –cuyo nombre quiero ignorar– del tormento en que agonizaba y estimulado con promesas de ventura celeste. era una tripa llena de agua. Si yo veo lucir en lontananza El sol de la ventura esplendorosa? Sin amigos. ni desespero. envuelto en un papel un pedazo de papelón (dulce negro). velaba el ya aterido resto de mi vida. ¡oh fortuna! hallé.Biófilo Panclasta 45 medio de las sombras de mi espíritu. No era imposible eso que los creyentes llaman milagro. ¿Qué importa. otro golpe. Hoy sufra de la muerte la asechanza. que hambreado y haraposo. de quien estaba enamorado uno de los guardianes de la cárcel. como un manojo de dolores. Yo busqué… en el astroso suelo… y al fin. un objeto salvador. y con el ansia perezosa de quien busca en la sombra. Un ruido sordo puso eco de atención en mi ánimo anestesiado. puso a prueba el coraje . la generosa muchacha. Yo mantengo muy alta la confianza De un porvenir muy libre y muy hermoso. Después… mucho después sentí. a una sirvienta. asas viva y con romántica.

que simboliza un consuelo. Varias veces. Morales Rocha hacia bastones de vaqueta para alimentar ese “dulce y casto nido” frió y desierto por la ausencia de su padre. sentí. Unos presos picaban piedra. con su presencia la alegría de quien ve algo. Acuña para mi benévolo. y me confió el nombre de mi delator Hernández. como el causante de mi prisión. me trajo o envió ropas. quien no obstante lo arriesgado de su acción. alguien le informó de mi . heroicas. Poco juego y poco aguardiente. Una vez hasta entró un sacerdote. accedió a la petición de arrojarme a la celda. El 12 de enero de 1920. Allí cambian los puestos. fue arrestado. como un complot o fuga… cuando se hallaba más divertido. Juzgó que a Fernández. me sacó del calabozo. que se yo. Hidalgo seducido por la “musa negra” proyectó algo así. románticas. Rojas Fortoul. algún poco de agua y con esa acción combinada de almas. Otros se ocupaban de algo remunerador. A pocos días. baños. quien por no pasar por un cobarde. Y yo. a la de su víctima… de hacía unos días… En su reemplazo fue nombrado el Coronel Acuña. antiguo sirviente en Cúcuta. el exalcalde se encontró te a te. Permitió ciertos trabajos.46 Siete Años Enterrado Vivo del guardia. sea ese tábano que Sócrates ponía imaginativamente. pero no los hombres. Jefe civil de una parroquia en Maracaibo. proxeneta de Gómez… en esa ocasión. situada frente a la mía. me salvé… aunque solo. después. para que esta vida mía. es desesperante esta falta de hombres en el régimen de podredumbre de Juan Bisonte. que no asisto a ceremonia religiosa alguna. cautivo en la celda. enamoradas. algún alimento. nuevo gobernador de Valencia me visitó. en la espalda de los tiranos. útiles.

ni la decantada solidaridad de madre. el más débil gesto.Biófilo Panclasta 47 nombre. Víctor M. Él supo de mi enterramiento. “¿Acaso los Ministros de Colombia –decía Max. Ministro en Rió de Janeiro– somos mendigantes del libertinaje de ladrones. ni los partidos revolucionarios. de la solidaridad de mis “camaradas”. como hay tantas. bolcheviques y aventureros que de allá salgan?” ¡Oh! Es que los colombianos en el exterior son los parias del derecho. ni mi “patria”. ¿Solidaridad?. Grillo. hizo por mi libertad. . pero no pudo o no quiso hacer nada. de la iniquidad de mi prisión... otra mentira. no tienen patria sino madrastra. Londoño era entonces el Ministro.

Sin ideas. se dedicaba a todas las porquerías profesionales que las circunstancias le permitieran. principios. Bandolero en la guerra azul de 1898 con Rangel Garbiras en los Andes. con estos monstruos. azotó y no sé qué otras torturas infamantes infligió al anciano sacerdote. ni profesión. haciendo de maestro de escuela. Fernández. en Caracas. las diversas etapas del horror de la vida. troncado el látigo de carcelero por el puñal del asesino. como aquel dejara todos sus bienes a los hijos de ésta. Así. como para señalar en la historia de los hombres. vestía divisa que sus rapiñas le obligaran. en venganza colgó. amarillo mamey. en Colombia. en Maracaibo. En 1899. de polizonte y en ocasiones hasta de cura. Merodeador de caminos. engendrado también de otros alacranes en una mujer Omaña. era conservador.48 Siete Años Enterrado Vivo Cayó el monstruo Emilio Fernández es uno de esos abortos que la naturaleza defeca. se ofreció a Castro. en el Táchira azul. Hijo espurio y adulterino del padre Briceño. en su . nacionalista.

Biófilo Panclasta 49 gloriosa revolución del 23 de mayo. Eustaquio Mano negra. En sus primeros meses salieron los últimos presos políticos. posibilidad de defensa judicial. De aquí se fugo. Presidente de Carabobo. Después del Bisonte. Le abrió la puerta a los abogados. Éste lo admiraba pero lo odiaba. lo hizo Presidente del Estado Monagas y en 1913. las tristezas de una cruel prisión. fue ¡rechazado!? En fin… siguió en la impedimenta. lo hizo grato. Nombró un Alcalde que se hizo sentir. Lo reeligió tres veces. que hasta en una horda donde pululaban. el diablo. Juan Bisonte. Éste era un Presidente joven. hizo varias tentativas de invasión apoyado por el Gobierno conservador de Colombia. quiso traicionar y amarrar a Castro. permitió visitas. estableció servicios médicos. ¿Cuál sería su fama. innegable. Traicionado Castro por el vil Juan Bisonte. centenario de la muerte de Napoleón. su temerario valor. pero el 20 de febrero de 1921. lo trasladó a la Guiara como Administrador de la Aduana. no lo reeligió en su lugar. . dice José Joaquín Ortiz. la luz hiere con fuerza mayor que cuando hiende las pupilas de unos ojos que hayan llorando por largo tiempo. éste lo llamó. enemigo de Castro. fue nombrado 1899 Gobernador del Distrito Federal. Castro lo rechazó. llevándose el dinero que había en caja y una chica de Caracas… Asilado en Cúcuta. En Tocuyito lo hirieron. sostén de la revolución liberal de Colombia. siendo jefe de Caracas. dejó a los presos encausados. Timoteo Morales Rocha salió en esos días. nombró a José Antonio Baldo. Quiso quitarle a la cárcel ese velo de misterio que la encubría. En Octubre de 1900. Jamás. Yo fui remitido al Castillo Libertador el día 5 de mayo de 1921. atento y nada cruel.

en introducir en sus conductas sexuales púas que despedazan las entrañas. la salida de allí. Hoy al cabo de diez años de resucitado. para vergüenza de la civilización. y yo creo llegado el momento de probar al mundo que en América existe un monstruo con figura humana que. tumba de vivos más horripilante que las fosas del monstruoso Juan Bisonte. no iguala en ferocidad ninguna monstruosidad. si es cierto que me he librado de las garras de ese chacal sub-humano. es una milagrosa resurrección que alela el ánimo y turba la conciencia. . ante la indescriptible victimización del desgraciado caudillo octogenario Juan Pablo Peñalosa.50 Siete Años Enterrado Vivo Y como en el mundo no existe hoy día. Pero el mundo se ha conmovido ante la relación inverosímil. mazmorra más espantosa. cuyo desgarramiento corporal. se solaza en machacar los huesos de prisioneros en tormento. me pregunto todavía. en desgarrar con tenazas candentes las carnes gangrenadas de sus víctimas.

......................... Cárcel de Valencia .... La fosa común .Índice Prólogo ................................................................ ¡Evasión! ............ Alba negra ...................................................................................................................................................................................... Palabras preliminares “Mis prisiones................. Valencia ................................................................... Trina Jiménez ..... 4 7 12 15 17 20 24 31 33 38 41 48 ....................................................................................... ¡Hambre! ..... Siete Años Enterrado Vivo en las Mazmorras de Gomezuela Desflorando el recuerdo ...................................... mis destierros y mis vidas” ...................................................................... Cayó el monstruo .................................................................................................................................................................................... ¡Dejad atrás toda esperanza! ....................

despreciando la torpe tiranía y la recia congoja de sus penas” .Vivió más en prisiones que en libertad. sin Dios. Vivió “sin amigos. entre cadenas.