Concepto general de ley

La doctrina digamos común son artículos escritos por abogados de renombre, sobre
un tema determinado, y de interpretación de determinadas leyes. Este tipo de
doctrina no es obligatorio para nadie, solo se la cita en las demandas, en los
alegatos, en los recursos como fundamento o sostén de lo que se pide.La doctrina judicial es lo que s llama jurisprudencia, que son los fallos de los Jueces,
Camaristas o integrantes de la Corte suprema de Justiia, sobre determinados temas,
que puede interpretarse de diverso modo. cuando la interpretación se hace en el
marco de un juicio, esa interpretación es válida para ese juicio.- si esa interpretación
la cita un abogado en otro juicio, podría ser que sea aceptada por el Juez y falle de
acuerdo a esa jurisprudencia o haga su propia interpretacfión.si la interpretación la hace una Cámara de apelaciones es obligatoria para los Jueces
inferiores y si la hace la suprema Corte es obligatoria moralmente para las Cámaras
y Juzgados inferiores.El ejemplo que tené está bien.Otro: En un divorcio donde exista entre las causales injurias graves, sin determinar a
qué se refiere. el juez puede interpretar que las injurias pueden ser agresiones físicas
o morales y espirituales y pondera las morales y espirituales por ser sumamente
graves.Concepto doctrinario
Para abordar la interpretación jurídica doctrinal es necesario referirse a la
Hermenéutica jurídica, la cual es la disciplina que estudia y selecciona los métodos
de interpretación de las leyes.
La Constitución se elaboró y promulgo en un momento determinado por sus
circunstancias históricas, y sus finalidades son enunciar y reconocer derechos
fundamentales, establecer mecanismos que garanticen el goce de esos derechos,
organizar al estado mexicano.
No es posible, ni conveniente, que el legislador constantemente esté ampliando y
modificando la legislación (las frecuentes reformas legislativas y el exceso de
legislación) son lames gravísimos que deben evitarse), y las leyes más perfectas y
previsoras ene l momento de su promulgación, poco tiempo después, a
consecuencia de lo vertiginoso de la vida actual, son deficientes y dejan fuera de su
campo de acción a importantes sectores de la actividad humana.

El transcurso del tiempo acompañado de la dinámica de las sociedades y la
tecnología tiene como consecuencia que la norma creada en 1917, no sea acorde a
los requerimientos de la sociedad que habita en el mismo territorio casi cien años
después.
El mecanismo de reforma de la constitución se encuentra establecido por la misma
carta magna:
“Articulo 135. La presente constitución puede ser adicionada o reformada. Para que
las adiciones o reformas lleguen a ser parte de la misma, se requiere que el
Congreso de la Unión, por el voto de las dos terceras partes de los individuos
presentes, acuerde las reformas o adiciones, y que estas sean aprobadas por la
mayoría de las legislaturas de los Estados.
El Congreso de la Unión o la Comisión Permanente en su caso, harán el cómputo de
los votos de las legislaturas y la declaración de haber sido aprobadas las adiciones o
reformas.”
Si bien es cierto que la Constitución ha sido modificada más de una centena de
veces, también lo es que existen en ésta disposiciones que no han sido actualizadas,
o son ambiguas o permiten la libre interpretación.
Ley legal
Desde la perspectiva del resultado a que conduce, la interpretación legal se clasifica
en estricta, extensiva y restrictiva.
Interpretación estricta es aquella que conduce a la conclusión de que el texto legal
debe ser interpretado únicamente a los casos que él expresamente menciona, sin
extenderse a más casos de los que este contempla ni restringirse a menos de los
señalados por el legislador.
Interpretación extensiva, en cambio, es la que como resultado de la misma se
concluye que la ley debe aplicarse a más casos o situaciones de los que esta
expresamente menciona.
Interpretación restrictiva, por último, es aquella en cuya virtud se desprende que la
ley objeto de interpretación debe aplicarse a menos situaciones de las que ella
menciona expresamente.