Caso Letras Libres vs.

La Jornada
Acasio Arizmendi Munguía
SUMARIO. I. Introducción. II. Amparo Directo 28/2010. III. La libertad de expresión
frente al derecho al honor. IV. Bibliografía.

I. INTRODUCCIÓN
«To call any proposition certain, while there is
any one who would deny its certainty if
permitted, but who is not permitted, is to
assume that we ourselves, and those who
agree with us, are the judges of certainty, and
judges without hearing the other side.»
(John Stuart Mill, On Liberty)

El presente ensayo académico versa sobre los principales puntos torales que, en la
sesión pública del día 23 de noviembre de 2011, emitió la Primera Sala de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Para el análisis de esta labor, me
apoyaré en i) la revisión histórica de estos puntos, es decir, respetando la
temporalidad de los hechos que versaron y ii) las lecturas vistas en clase
(pertinentes en) junto con las necesarias para ello.
En primer lugar, la presentación del caso Letras Libres vs. La Jornada de
manera sumaria (sobre los hechos que ocurrieron, las diversas instancias
jurisdiccionales para la resolución del asunto planteado y, finalmente, el ejercicio de
la facultad de atracción de la SCJN). En segundo camino, me limitaré a los puntos
que considero importantes y enriquecedores que planteó la SCJN para la emisión
del fallo en este caso y que intitulo: a) la libertad de expresión frente al derecho al
honor y sobre éste: i) la distinción que hay entre personas públicas y personas
privadas en el presente caso y ii) la teoría de la real malicia (precedente
norteamericano relevante en el caso New York Times vs Sullivan).

actualmente se busque de manera más amplia su regulación (situación que con anterioridad no se tenía previsto). Es curioso ver la impugnación que ha efectuado la CNDH respecto de la Ley del Derecho de Réplica en la acción de inconstitucionalidad 125/2015 relativa a lo que se entiende por “cualquier otro emisor de información” y las implicaciones que generaría en temas de certeza jurídica.II. Fernando García Ramírez como “Letras Libres” niegan el daño moral “producido” en razón de que no se ha vulnerado garantía individual3 alguna de “La Jornada” y. es importante señalar que antes de la realización de acciones legales por parte de “La Jornada” se llevó a cabo el ejercicio del derecho de réplica (tópico relevante en un sistema democrático) y aunque no se trate en el presente trabajo de investigación. se argumentó que la presentación de la “nota !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 1 Puede ser consultada en el siguiente link: http://www.com/blogs/blog-de-la- redaccion/complices-del-terror 2 Asimismo. Entre los puntos que versó esta demanda. 3 Con la reforma constitucional de derechos humanos en 2011. el derecho al honor y a la reputación. por ejemplo. AMPARO DIRECTO 28/2010 El caso que nos ocupa. De igual forma. me gustaría precisar que este derecho constituye un mecanismo de defensa en la vida privada como pública de las personas entre el espacio público y la libertad de expresión. encontramos que “La Jornada” señala 2 que el autor como la revista pretendieron “inferir a terceros” aduciendo que este periódico habría incurrido en actos de “terrorismo”. V. tipificados y regulados de manera grave en el Código Penal Federal (artículo 139).) que la publicó. por ejemplo. Asimismo. De esta relieve. el uso de este tipo de terminología queda extinto. A. . la posible “discrecionalidad” que tendría la autoridad sancionadora en el tema concerniente a “multas”. se hayan considerado a las acciones de la parte demandada (autor y revista): ataques a la vida privada (artículo 1) y maliciosa una manifestación/expresión ofensiva o tenga la intención de ofender (artículo 4) conforme a la Ley sobre Delitos de Imprenta (LDI). De tal aspecto. En la contestación de demanda.A. (persona jurídica propietaria del periódico “La Jornada”) en contra de Fernando García Ramírez –autor de la nota periodística “Cómplices del terror” donde se acusa al diario La Jornada de complicidad con el grupo terrorista ETA1– y de la revista “Letras Libres” (Editorial Vuelta S.letraslibres. de C. se genera un paradigma en nuestro sistema jurídico y. particularmente. tiene su antecedente legal en el año de 2004 (31 de agosto) al efectuarse una demanda ordinaria civil por daño moral interpuesta por el grupo editorial Desarrollo de Medios S.

al mismo tiempo. se realizarían las siguientes actuaciones: • Resolución de recursos de apelación (actor y codemandados). Más adelante. Se ordena dictar nuevamente sentencia por el Tribunal Colegiado. prueba el daño moral al estimar la conducta ilícita del autor como de la revista. reconocidas en los artículos 6 y 7 constitucionales). . • Tercer juicio de amparo directo interpuesto por “La Jornada” respecto a la tercera sentencia de la Sala local anterior argumentando similarmente a los codemandados en el sentido de que no se habían valorado sus objeciones contras los medios probatorios de sus codemandados y. • Segunda sentencia de la Sala local en cumplimiento al amparo y protección emitido por el Duodécimo Tribunal Colegiado. sería radicada ante el Juez Vigésimo Quinto de lo Civil del Distrito Federal con el expediente 719/2004 para su resolución y en la que se tornaría en favor de los codemandados al no acreditar el daño moral la parte actora (indicar cómo se afectó en su reputación y al considerar las manifestaciones de los codemandados protegidas por las libertades de expresión e imprenta. soslayó también. • Primer juicio de amparo directo donde el Duodécimo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito protege al autor y a la revista y. La Décima Sala Civil. se dicta una segunda sentencia en la que ser revoca la primera instancia y condena a los codemandados al no considerarse la excepción del artículo 5 respecto de los artículos 1 y 4 de la LDI. ordena al Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) dictar una nueva sentencia. • Tercera sentencia de la Sala local (19 de septiembre de 2007) donde se absuelve a los codemandados y se genera el pago correspondiente de costas a “La Jornada”. La demanda. • Segundo juicio de amparo directo en contra de la segunda sentencia de la Sala local en cumplimiento al amparo y protección anterior. la inconstitucionalidad de la LDI. posteriormente.periodística” no debía cumplir con los “requisitos de objetividad y veracidad exigibles a las notas informativas” además de que se encontraba protegida por el artículo 133 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH).

• Última demanda de amparo y el ejercicio de la facultad de atracción por la Primera Sala de la SCJN (esta sentencia constituyó el acto reclamado en el juicio de amparo 381/2010). Formándose el 12 de enero de 2011 el expediente 28/2010 y turnándose al ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. en el anterior apartado. la solución se encuentra en una ponderación. LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN FRENTE AL DERECHO AL HONOR Una vez cubiertos los antecedentes legales del caso. España. 1997. Centro de Estudios Constitucionales. es familiar la clasificación de reglas y principios en el !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 4 “La estructura de las normas fundamentales” en Teoría de los derechos fundamentales. III. Frente a una colisión de normas de este tipo. 6 Normas que ordenan que algo sea realizado en la mayor medida posible. Frente a una colisión de normas de este tipo. .• Se concede amparo y protección respecto de las objeciones como de los medios probatorios solamente. 5 La SCJN se refirió a este derecho derivado del reconocimiento de la dignidad humana. • Cuarta sentencia de la Sala local del TSJDF donde absuelve de nueva cuenta a los codemandados. esté la existencia de dos formas para identificarlo: a) en sentido subjetivo (ie sentimiento) y b) en sentido objetivo (ie estimación). la estructura de las normas de derechos fundamentales.(respecto de las objeciones de “La Jornada”). me gustaría abordar otro planteamiento interesante acerca de la colisión de principios desde la óptica4 de Robert Alexy respecto del fallo emitido por la Primera Sala de la SCJN en el AD 28/2010. • Quinta sentencia de la Sala local. Ante este conflicto. la solución se encuentra en una cláusula de excepción a la primera regla o invalidando a una de ellas. La libertad de expresión e imprenta que argumenta el autor (Fernando García Ramírez) de la “nota periodística” publicada por medio de la revista “Letras Libres” frente al derecho5 al honor y a la reputación de “La Jornada”. De este modo. • Recurso de revisión respecto de este último punto ante la SCJN. 7 Normas que sólo pueden ser cumplidas o no. representan los derechos de estos medios de comunicación y su conflicto en este caso individual simboliza en la teoría de los derechos fundamentales. constituidas por principios6 mas no por reglas7.

Sullivan. Tales son las exigencias del pluralismo. en específico. 11 Relacionado al precedente New York Times vs. 9 Informe Anual del Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de 1999. Un interesante ejercicio de análisis en este caso sería: i) revestir la constitucionalidad (límites) del derecho al insulto propuesto por varios intelectuales (entre ellos. En lo referente al contenido y a la protección que tiene la libertad de expresión e información en casos de ideas favorables sino de igual manera a aquellas que “ofenden. teniendo en cuenta la conformación típica del caso y las circunstancias especiales del caso particular8”. Sobre esta cuestión teórica. la idea de un “espacio público” designa un territorio de nuestra vida social donde puede formarse algo así como una opinión pública y de aquí la posibilidad de todos los “ciudadanos” a este acceso de discusiones públicas referentes a la vida y el desempeño del Estado. Jesús Silva-Herzog Márquez a favor) y ii) recientemente. sobre hard cases for judges sería interesante abordar esta cuestión desde una comparativa Dworkin-Alexy. En el presente caso. Aunque creemos que hay más consideraciones de por medio en el debate.tiempo contemporáneo de los derechos fundamentales y las colisiones que cada clasificación circunscribe. la tolerancia y apertura mental sin las cuales no existe una sociedad democrática conforme a este Informe. resultan chocantes o perturban”. el pensamiento de Sartori se afilia con este carácter al considerar esta formación derivado de la doxa con relación a la res publica. tal es el caso de observar a la “libertad de expresión” desde el campo de la filosofía liberal respecto de los valores en que recae: a) participativo (idea de autogobierno democrático 10 ). b) educativo (descubrimiento de la verdad en el marketplace of ideas 11 ) y c) individual (en términos de la autonomía 12 de John !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 8 Desde la línea del libro Taking Rights Seriously. el empleo de “maricón” y “puñal” en el catálogo propio del “discurso homofóbico” en el caso Enrique Nuñez Quiroz. la SCJN lo realiza conforme a un análisis de circunstancias del contexto del problema (génesis derivado de la columna escrita por Fernando García y lo afín a como el estado de cosas a posteriori) y la calidad de las partes (distinción de personas públicas y privadas). 10 En términos de Habermas. En la resolución (proyecto de). asienta este criterio tomando como base lo señalado por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Organización de los Estados Americanos (OEA)9. La Primera Sala. . En esta línea. cuando dos principios entran en colisión “habría que decidir cuál interés debe ceder. se pondera el derecho de la libertad de expresión e imprenta con base en que uno de los “mecanismos idóneos” y tendientes a promover el comportamiento ético de los medios de comunicación es la crítica a los propios medios de comunicación.

en otro ejercicio. La Primera Sala lo presenta utilizando la doctrina de Sistema Dual de Protección desarrollada por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la OEA en la necesidad de un control completo y eficaz sobre el manejo de los asuntos públicos como garantía para la existencia de una sociedad democrática requiere que las personas que tengan a su cargo el manejo de los mismos cuenten con una protección diferente frente a las críticas que la que tendría cualquier particular que no esté involucrado en asuntos de interés público y. sea prioritario el carácter y calidad de los sujetos de coyuntura. sabremos qué derechos se asisten conforme a su titularidad. número de ediciones.Rawls). La Primera Sala lo realiza de manera magistral. la SCJN haya destacado esta calidad de las partes como “figuras públicas” en razón de que generan . De este modo. observamos que la “relación simétrica” entre estos medios se desarrolla de manera más amplia al puntualizar que de manera estricta no puede considerarse una simetría en cuanto una conclusión señala por la mayoría de los ministros en el caso sino más bien el punto de partida que enmarca los diferentes grados en que estos actores participan e inciden en la opinión pública: “no es lo mismo que se enfrenten un pequeño periódico o una radio comunitaria contra uno de las televisoras nacionales”. En el voto concurrente que formula el ministro Cossío Díaz. 14 En este tema. al comprender que se es autónomo en la medida en que sea libre conforme a i) tener poder moral para dar forma y perseguir la consecución de una concepción de bien. Sobre esto. mismo lugar) de igualdad conforme al razonamiento de que son medios impresos13. ii) constituirse en fuente auto-autenticadora de demandas válidas y iii) asumir la responsabilidad en la consecución de los fines. en el Liberalismo político Rawls aborde el concepto de “autonomía racional” y de “autonomía plena”. 13 Tomando como referencia el Tribunal Constitucional Alemán. periodicidad en que se publican y se efectúan suscripciones. el equilibrio sea necesario ubicarlo para generar los elementos y las condiciones propicias para la simetría14 en cuanto medios de comunicación. Dada la distinción. pública o privada. !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 12 Al observar detenidamente la perspectiva de Devlin respecto del Informe del Comité sobre Delitos Homosexuales y Prostitución (la naturaleza de la moralidad que el derecho penal puede prescribir) invito al lector observar la figura del “hombre razonable” en contraposición del concepto de “autonomía” de Rawls. De este corpus. entre otros aspectos cuantitativos de lo que representa actualmente una “empresa mediática”. la Primera Sala no haya evaluado otros parámetros de inserción en la opinión pública y sólo se haya limitado en la tesis de que son medios de comunicación que se encuentran en un plano horizontal (misma posición. en la distinción entre personas públicas y privadas para establecer los límites que hallamos en los casos de libertad de expresión frente al derecho al honor de una persona física o moral. en cuanto a su actividad y no tomando en cuenta el número de lectores. siguiente este camino.

es el relativo a la aplicación de la teoría de la “real malicia” (actual malice) para rechazar toda acusación con carácter delictivo en contra de “La Jornada”.Otro tema de suma importancia en la presente sentencia. B. Para una defensa filosófica de esta posición.16 El caso New York Times (NYT) vs. la jurisprudencia norteamericana ha sido pionera en los temas relativos a la libertad de expresión y ha servido como base y modelo para los diferentes precedentes en la materia en los diferentes tribunales de países del mundo (incluyendo los de derecho continental) La Primera Enmienda de la Constitución de los EUA (1787) es texto fundamental en materia de libertad religiosa y de expresión. opiniones e información. es decir. en derechos o en otros principios absolutos. se describen actitudes de carácter segregacionista-racial en la ciudad de Alabama contra un grupo de personas (manifestantes) de raza negra lideradas por Martin Luther King. 15 Vid. Fondo de Cultura Económica. La doctrina de la libertad de expresión tiende a englobar una clase de “actos protegidos”. remite una carta al NYT y a cuatro de las personas que aparecían en la misma solicitando una “justa y completa retractación de las manifestaciones falsas y !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! “espacios públicos y lícitos” donde tenemos la posibilidad de manifestar nuestra libertad de expresión en cuanto ideas. comienza con la publicación de una “solicitada” en el NYT por un grupo de 64 personas en marzo de 1960. es decir. . Como es de saberse. México. Sullivan referido al alcance de las protecciones constitucionales a la libertad de prensa y expresión. 16 Este pensamiento se deduce al exponer (de manera más fácil) las clásicas violaciones de la libertad de expresión que definir la clase de actos que buscan ampararse. Sullivan. no sólo basta realizarlo de manera argumentativa (consecuencialista al enmarcar los límites de esta libertad por un motivo “x”) sino más bien aclarar (siguiendo a Dworkin) en qué sentido la definición de “actos protegidos” y su justificación en tal situación especial deriva de una comparación de los fines o intereses en juego y hasta qué punto se fundan. no consecuencialistas. declarados inmunes para su disección. En el pensamiento 15 de Scanlon (siguiendo al juez Holmes) la existencia de tales “actos” representa una doctrina significativamente irracional. En ella. no busca versarse sobre la ilegitimidad de ciertas limitaciones en sí sino el carácter ilegítimo de sus justificaciones. 2ª RI. en Filosofía del derecho. L. en cambio. “Teoría de la libertad de expresión”. comisionado de la ciudad (Montgomery). 2014.

Para establecer los límites de ponderación (señalados anteriormente) la Primera Sala buscó aplicar la teoría de la real malicia al caso en concreto. es !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 17 Cfr. Juez Brennan (encargado del “proyecto” de voto de la mayoría) presenta su opinión en razón del presente caso referente a las protecciones constitucionales a la libertad de prensa y expresión que limitan a un poder del Estado para conceder una indemnización por daños en una acción de difamación promovida por un funcionario público contra críticos de su conducta oficial. 1997. y por la Supreme Court of the United States.corteidh.000 (dólares. la SCJN realiza un análisis de la nota periodística pronunciándose de que se trata de un “texto argumentativo” con la intención de “persuadir al lector de una idea” y junto con el “interés público”. USA) por concepto de condena al periódico NYT. Sullivan (señalado en el párrafo anterior). b) el carácter de la manifestación (representativo de un posible “dolo eventual” en el caso de que se tuviera conocimiento de falsedad al emitirlo) y c) la diferencia entre expresión de hechos y expresión de opiniones (libertad de expresarlos).pdf» (visitada en diciembre de 2015). obtendría fallo a su favor y con el respectivo de indemnización del $500. la SCJN determinara que “La Jornada” no podía demostrar la “real malicia” de la nota periodística.”17 Los abogados del NYT responden a este señalamiento en cuanto a la veracidad de los hechos descritos. en primer lugar. Editores del Puerto. se analiza la diferencia entre la “libertad de informar” y la “libertad de opinar” precisando que en la primera tiene como límite la veracidad de sus hechos mientras que en la segunda se circunscribe a juicios de valor (carentes de exactitud en su sentido positivo como negativo). con posterioridad. Eduardo Andrés Bertoni. 18 Para una lectura más amplia de esta opinión: http://www. Sullivan y la malicia real de la doctrina”.ed. Sullivan no responde y el 19 de abril de 1960 inicia la correspondiente acción legal y. se observó el inciso c) del fallo NYT vs.or.cr/comunidades/libertadexpresion/ docs/le_otroseeuu/csusanytimes.iidh. En el caso mexicano (AD 28/2010). De esta oportunidad. “New York Times vs. En él. El Sr.cr/tablas/a12045. en Libertad de prensa y derecho penal. 128 «http://www.htm .difamatorias publicadas por el diario. fue otra de las piezas claves de análisis y resolución del presente. finalmente. p. En el desarrollo del proyecto de resolución. Argentina. Esta situación no se quedaría así y se apelaría más adelante con su respectiva confirmación en la Corte de Alabama. 18 Delimitándose en este fallo: a) la calidad de las partes (figura pública del periódico NYT frente a un funcionario público).

el costo de la libertad de información sería prohibitivo y también lo sería si se exigiera una exhaustiva comprobación de la veracidad de todas las noticias antes de ser trasmitidas. difundir. de manera paradigmática. .19 Conforme al epígrafe de este trabajo.pdf» (visitada en diciembre de 2015).mx/libros/8/3584/7. tienen una importante presencia que se vislumbra desde el carácter de una filosofía política y una teoría del derecho. el proyecto de sentencia se aprobó protegiendo la libertad de expresión reconociendo que las expresiones de la nota periodística presentaron un tono “polémico y agresivo”. Para su revisión más amplia. si se exigiera que todas las noticias fueran verdaderas. Siguiendo la línea de Cossío (en su voto concurrente). al provocar una disminución en la libertad de expresión de “exigirla” antes de proporcionarla (transmitir. presentar). el requisito de veracidad de la información no tiene un carácter absoluto. con la intención de perjudicar. véase el siguiente portal de internet: «http://biblio. La moral como el derecho.juridicas. La posición de este trabajo. estamos de acuerdo en que para los medios de comunicación y con la finalidad de evitar un efecto mordaza. “el tono y la forma en que se expresan” y en los medios de comunicación no estableciéndose el requisito de la veracidad en la información de contenidos como un carácter absolutorio. !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 19 Sobre el AD 28/2010. En suma. protegiéndose de este aspecto la “sustancia” de la información y. la libertad de expresión conforma uno de los retos más atractivos para su estudio y análisis de una filosofía del derecho contemporánea.unam. abraza el campo de la filosofía liberal en el que se ha podido tener la convivencia de diversas posiciones.decir. el trabajo ha buscado tener un eco en las cuestión praxis del derecho mediante el análisis de este precedente y espero así lo haya cubierto. Con esta serie de argumentos.

«http://biblio. Taurus. DEVLIN.cerv antesvirtual. 2008. Editores del Puerto. Trotta. L. “Nada es sagrado todo se puede decir”. Argentina.. HART. GG. José Ramón. en Libertad de prensa y derecho penal. SARTORI. 2010. Robert. principios jurídicos y razón práctica”. 2006. ARTÍCULOS DE INVESTIGACIÓN ALEXY. “Teoría de la libertad de expresión”. 2006. A. Cuaderno 68. en Filosofía del derecho.com/search?q=cache:3o6QBLBwYE8J: www. VANEIGEM. 2011. «http://webcache. T. 2014. Sullivan y la malicia real de la doctrina”. COSSÍO DÍAZ. “Historia y crítica de la opinión pública”. 2ª RI. H.. BERTONI. “Inmoralidad y alta traición”. “Facticidad y validez. México.. Sobre el derecho y el Estado democrático de derecho en términos de teoría del discurso”.pdf» (visitada en diciembre de 2015). Giovanni. HABERMAS. Jürgen. “Teoría de los derechos fundamentales”. “Voto concurrente que formula el ministro José Ramón Cossío Díaz” en Decisiones relevantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Patrick. España. “Sistema jurídico. México. Robert. México.or. .pdf» (visitada en diciembre de 2015).VI.googleusercontent. «http://www.pdf+&cd=1&hl=es&ct=cln k&gl=mx» (visitada en diciembre de 2015). Centro de Estudios Constitucionales.corteidh. 6ª ed. “La moral y el derecho penal”.com/obra/sistema-jurdico-principios-jurdicos-y-razn- prctica-0/0052ef34-82b2-11df-acc7002185ce6064.. 2014. BIBLIOGRAFÍA ALEXY. “¿Qué es la democracia?”. Fondo de Cultura Económica.mx/libros/8/3584/7. México. __________. en Filosofía del derecho. Eduardo Andrés. en Filosofía del derecho. “New York Times vs.juridicas. Mesulina. España. 1997. Raoul.cr/tablas/a12045. 2ª RI. España. México. Fondo de Cultura Económica. 2014.unam. John. “Liberalismo político”. España. RAWLS. Fondo de Cultura Económica. 2ª RI. Fondo de Cultura Económica. SCANLON. 1997. 5ª RI.